En la muñeca: Hermès L’Heure Masquée. La elegancia hecha GMT

Este es uno de los relojes que de verdad me gustaría tener. Completamente distinto a los relojes con segundo huso horario a los que estamos acostumbrados. Con una complicación maravillosa y una elegancia que no pasa desapercibida. Y además te permite “jugar” con la complicación, lo que da aún más placer. Y una caja que también sobresale de la media. 

La ficha técnica completa está aquí.