Nuevo Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Ultra Thin 1948

Jaeger-LeCoultre Patrimony Reverso 1948 - publicidad de la época

Jaeger-LeCoultre Patrimony Reverso 1948 – publicidad de la época

La vida del Reverso no parece tener fin, tal como ocurre con todos los productos que consiguen esa difícil mezcla de diseño atemporal, perfecta funcionalidad y capacidad de seducción nada más verlo.  Cualquiera que haya tenido una de estas piezas en sus manos (y en su muñeca) sabe sin duda alguna de lo que estoy hablando.

El que seguramente es el modelo más reconocible de Jaeger-LeCoultre nació en 1931 como solución a los problemas de los jugadores de polo, cuyos relojes se rompían mientras jugaban. La solución más sencilla era quitárselo antes de subirse al caballo. La siguiente en sencillez, esconder el cristal para que no se rompiera. Eso  es lo que hizo JLC. Pero envolvió el guardatiempo en unas líneas acordes con su época y creó de manera instantánea un clásico.

En el 2011 JLC conmemoró su 30 aniversario con el Reverso Ultra Thin Tribute to 1931, y ha ido mostrando nuevas creaciones que orbitan alrededor de esa fecha. El último fue este mismo año en el SIHH, el más que celebrado Grande Reverso Ultra Thin 1931 ″Chocolate”

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Utra Thin 1948

Ahora la gran dama de Le Sentier da un salto en su historia y se fija en el modelo de 1948, que destaca por su esfera graneada blanca, sobre la que resaltan las manecillas e índices en azul que garantizan una perfecta lectura. Al igual que el Tributo a 1931 tiene las doce como doble bastón, pero le añade el pequeño segundero que ya habíamos visto en el “Chocolate”.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Utra Thin 1948 detalle

Debido a la aparición de numerosas marcas de relojes más o menos baratos (que aumentó por la guerra mundial y la necesidad de dotar a los soldados de relojes para el campo de batalla), el que en los guardatiempos de entonces constara la leyenda “Fabriqué en Suisse” era imperativa si se quería distinguir el reloj como pieza realmente fiable y fabricada en la cuna de la alta relojería. Por eso aparece bajo el nombre de la marca, y por eso se ha repetido en el modelo de 2014. Y por si no queda claro, a los pies de las 6 horasaparece la palabra “Swiss”.

Bajo la caja de acero se aloja el Calibre 822/2, un movimiento manual de manufactura con 45 horas de reserva de marcha.

Jaeger-LeCoultre Calibre 822-2

Este modelo sólo está disponible en las boutiques de Jaeger-LeCoultre y su precio, según consta en la versión norteamericana de la web, es de 9.450 dólares. Esta es su Ficha Técnica.

reverso 1948 entonces y ahora