Nuevo Rolex Deepsea con esfera D-blue

rolex deepsea d-blue

Al final, quien más se ha sumergido no ha sido el Titanic, sino el director de la película James Cameron, que nos hizo rememorar la tragedia de la nave y de paso odiar eternamente a Céline Dion. El que en la ceremonia de los Oscars dijo ser  “rey del mundo” -una frase de la película que era una referencia cinéfila a la frase de James Cagney en el clásico “White Heat” (“Made it Ma! Top of the world!”)- le ha gustado desde entonces bajarse del trono y sumergirse en lo más profundo del mar.

De hecho una de las veces que se bajó de su sede fue a la fuerza, cuando se presentó a los Oscars con su película Avatar (una carísima reinterpretación de Pocahontas), en los que optaba, entre otros al óscar a la mejor película y al mejor director. Pues bien, los dos óscares -junto con otros 4- se los llevó su ex mujer Kathryn Bigelow y la excelente The Hurt Locker (que en España, con sus delirantes traducciones, se llamó En Tierra Hostil).

La Fosa de Las Marianas

James Cameron tras terminar la inmersión en Las Marianas

James Cameron tras terminar la inmersión en Las Marianas

Pero, aparte de estas maldades que tanto gusta recordar en el mundillo del cine, es cierto que James Cameron lleva tiempo realizando inmersiones, a cual más exigente. Comenzando por la que hizo en 2005 para buscar investigar los restos del Titanic, al que tanto debía y a las que siguieron muchas otras.

Una de sus obsesiones fue siempre llegar al fondo de La Fosa de Las Marianas, nombre dado a las islas que acogen la sima y que a su vez deben el nombre a doña Mariana de Austria, reina consorte en el siglo XVII. La fosa -conocida como “Abismo de Challenger”- es el punto más profundo de los océanos del mundo, y  allí se encaminó James Cameron, de la mano de National Geographic y Rolex, en un submarino construido en secreto y llamado, claro, Deepsea Challenger.

El batiscafo Deepsea Challenger

El 26 de marzo de 2012, a las 7:52 a.m. hora local, se informó que había tocado fondo. La profundidad registrada fue de 10.898,4 metros (el Everest mide 8.848 metros), y allí se estuvo James echando el rato: 6 horas recogiendo muestras y filmando con 8 cámaras de alta definición.  Es esa filmación la que produce esta noticia porque el hoy 8 de agosto llega a los cines la película en 3D y aprovechando la fecha se presenta la versión D-blue del Sea Dweller Deepsea.

Degradado en azul

rolex deepsea d-blue

El Rolex  Sea-Dweller Deepsea se lanzó en 2008 como una paso más allá en la capacidad submarina del Sea-Dweller, que desde ese momento llegaba  a los 3.900 metros. Para la gran aventura de James Cameron en Las Marianas Rolex creó una versión especial en la que la esfera satinada presentaba un degradado en azul, para significar el tránsito de las aguas superficiales a las impenetrables del fondo marino.

Es una novedad, ya que Rolex siempre ha usado el negro (o el blanco, a veces) en sus relojes deportivos. Y la verdad, a falta de verlo en vivo, la esfera tiene una pinta preciosa. Desafortunadamente el mayor tamaño de la misma (la caja mide 44 mm), ha dejado sitio a Rolex para poner todo este texto:

  • DEEPSEA (en verde, como el batiscafo de la expedición)
  • SEA-DWELLER
  • 12800 ft=3900 m
  • SUPERLATIVE CHRONOMETER
  • OFFICIALLY CERTIFIED

Rolex Deepsea D-blue perfil

Eso encima de las 6, porque debajo de las 12 además aparece el nombre de la marca y debajo OYSTER PERPETUAL. ¡Ni que quisiera ahorrarse el papel de las instrucciones de uso! Es cierto que salvo el nombre DEEPSEA todo lo demás ya aparecía en el Sea-Dweller, pero precisamente por ser una edición oficial yo sólo habría dejado lo de Deepsea. Y se habría podido disfrutar más del color de la esfera.

Lo que sí es precioso es el azul del Chromalight, que al parecer se lee mucho mejor en las profundidades.

rolex_deepsea_d-blue Chromalight

El resto de las características son las mismas que el modelo ya existente, y que se pueden leer aquí. Su precio, al parecer, será tan sólo unos 200 y pico euros más que la versión en negro, cuyo precio oficial es de 9.900 €.

Una cosa más: el hermano mayor

Rolex-Deepsea-D-blue-y-Edición-especial-12000-metros

En el exterior del batiscafo Deepsea Challenger, en el brazo articulado y en el casco, iban atados unos Deepsea aún más especiales, ya que ellos sí tenían que soportar la presión de los 11.000 metros, cosa que hicieron sin problema.

the_expedition_deepsea_challenge_0004_1680x107014204133630773DVm

Al parecer la versión especial se diseñó y construyó en 5 semanas. No entiendo muy bien por qué, la verdad. ¿Fue una ocurrencia de última hora? ¿Ya lo sabían pero se les había olvidado? Sea como fuere, en esas 5 semanas agrandaron la caja de 44 a 51,4 mm y mejoraron la técnica del ringlock para que estos súper musculados hermanos mayores pudieran aguantar las 12 toneladas de presión y salieran airosos.

Por si acaso alguien aún dudaba de la maestría ingeniera de Rolex.

 

Sistema Ringlock

Sistema Ringlock

A la espera de que llegue la película, aquí os dejo el trailer y el vídeo de Rolex: