Nuevo Longines 24 Hours Single Push Piece Chronograph

Longines 24 hours single push piece chronographEstamos en verano, que es tiempo de vacaciones para todo el mundo. Menos para Longines, que sigue imperturbable su ritmo frenético de producción. Este año la colección Heritage está siendo la agraciada por la inventiva de los diseñadores de la casa de St. Imier: primero fue el Conquest Heritage 1954-2014, del que hace poco publicamos un vídeo. Después el Heritage 1935, para seguir con el Heritage Diver y su versión para medir tiempos, el Heritage Diver Chronograph. Después continuó con el Heritage Avigation y ahora un Cronógrafo Monopulsador de 24 Horas. Con una diferencia, sin embargo: aunque está dentro de la línea Heritage este nuevo modelo NO es un renacer de un modelo específico sacado de los archivos de la casa. En realidad es una mezcla entre la estética de los cronógrafos monpulsadores de los 20 y 30 (como éste) y el reloj de 24 horas que Longines produjo para el ejército en los años 50. Era por tanto, siguiendo la normativa militar, negro.  Ahora Longines ha preferido que este nuevo reloj tenga una esfera plateada, y yo personalmente le alabo el gusto: ¡demos un poco de variedad a la colección! Digamos de paso que también habrá una versión en gris.

Pero los rasgos aviadores no están ni mucho menos desaparecidos. Para empezar, el tamaño: 47,50 milímetros no es precisamente un tamaño discreto, y corresponde con el tamaño de los relojes de combate aéreo, que tenían que verse bien al primer vistazo. La corona de cebolla también nos devuelve a los tiempos en que se tenía que poder manejar el guardatiempos con los gruesos guantes de aviación.

Longines 24 hours single push piece chronograph - pequeño segunderoAdemás Longines ha tenido el buen gusto de añadir un pequeño segundero a las 9, en el que ha añadido las horas que se perdían por la superposición de la subesfera. Quizá confunda al principio, pero creo que es importante que estén los números, por lo que explicaré después. También tenemos una ventana de fecha bien resuelta (enmarcada con una línea negra, con tipo de letra igual que el dial en Longines 24 hours single push piece chronograph - fechael que se inserta). Nada más verla donde está se podría pensar “ya está, otra vez la fecha remetida hacia el centro porque el ETA es demasiado pequeño”. Probablemente sea así, porque el calibre, hecho a medida por ETA para Longines (como viene siendo habitual), tiene un diámetro de sólo 30 mm; muy pequeño para el tamaño descomunal de la caja. Sin embargo en este caso queda bien, ya que se integra armónicamente con la información que ofrece el guardatiempos. En realidad el calibre es una adaptación del que ya hemos visto en el Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph, solo que en este caso la caja tiene 3 milímetros más. De ahí que la posición de la fecha hacia el centro se note mucho más. Pero, como digo, en este caso han pensado muy bien cómo resolver el problema.

Pero ¿qué hora es?

Seguro que cuando has visto la foto del reloj no le has dado mayor importancia, porque las agujas (acero azulado, que le queda muy bien) marcan la hora de siempre en las fotos promocionales: las 10:09. Vuelve a mirar.

En efecto, al ser un reloj de 24 horas la disposición de las mismas son distintas: la fecha no está a las 6 sino a las 12, y el pequeño segundero sí está a las 6, pero en la posición de las 9. Por eso decía que era importante la inclusión de las horas en la esfera del pequeño segundero.

Sin duda cuesta acostumbrarse a leer la hora. Estamos habituados a una distribución de la esfera del reloj muy determinada, y hay que entrenar la vista para acostumbrarse a esta. A cambio tendremos un reloj que sin duda destacará por encima de los demás.

Estará disponible en España a finales de año con un precio de 3.280 €. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica.