OMEGA presenta el Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Goldfinger-Omega-Seamaster

OMEGA ha creado el Seamaster Aqua Terra Goldfinger, una versión especial en oro amarillo de su modelo Omega  para conmemorar el 50 aniversario de la película. El reloj se sorteará, junto con otros artículos relacionados con la película, en una subasta online de Christie’s a favor de la NPSCC, la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños.

Ya sé que cualquiera al que le gusten los relojes, y particularmente si es un acérrimo defensor de Rolex -o simplemente amante de la exactitud histórica- va a llevarse las manos a la cabeza diciendo “pero… pero… no es así!”. En efecto, no es así. En Goldfinger Sean Connery llevaba un Rolex Submariner que además, como se puede apreciar en las fotos, no sólo no era de oro sino que encima ni siquiera llevaba un brazalete metálico (de hecho la correa de nylon -que no NATO- se volvió tan icónica que aún hoy se vende).

Bond Original - Goldfinger 1964 - 2

Pero como también todos sabemos desde que apareció Pierce Brosnan en los 90 James Bond utiliza un OMEGA Seamaster,  así que en esta celebración ni rastro de Rolex. Por lo demás quien se lo lleva no sólo se hace con reloj de oro único, sino también el calibre Master Coaxial, el nuevo gran calibre antimagnético de OMEGA. Podéis leer la Ficha Técnica del nuevo Seamaster aquí.

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger reverso

El reloj viene en una caja que inspirada en el edificio Fort Knox de Kentucky, sede de la reserva federal de oro y objetivo del maligno Goldfiner en la película (de la que, vista ahora, sólo se salva Míster Siempre-Cool Sean Connery).

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger caja

Y encima es para una buena causa. Así que, si tenéis dinerito disponible, ya podéis pujar en la página de Christie’s.

Enhorabuena a quien se lo lleve.

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger

 

 

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger reloj y caja

ACTUALIZACIÓN: El reloj, que tenía un precio de salida de entre 10 y 12.000 euros alcanzó en la subasta de ayer un precio de 106.000 francos suizos; o sea, unos 87.875 Euros. Un salto espectacular en su valor. Enhorabuena al afortunado.