La FIFA obliga a sus ejecutivos a devolver los Parmgiani

PARMIGIANI Pershing CBF correa azul

Parmigiani Fleurier es la marca de relojes oficial de la Confederaçao Brasileira De Futebol (por motivos que personalmente se me escapan). Fruto de esa colaboración la marca creó el modelo Pershing CBF, un cronógrafo que integra los colores de la Federación y, por extensión, los del país. La verdad es que, salvo la versión Pershing Tourbillon Samba Madera (en qué o en quién estarían pensando), y en contra de lo que suele suceder con los relojes conmemorativos, el Pershing CBF es un cronógrafo que puede llevar cualquiera, porque es realmente bonito.

PARMIGIANI Pershing CBF

PARMIGIANI Pershing CBF

Es verdad es que no entiendo muy bien qué hace Parmigiani con la Federación Brasileña. Y lo entiendo menos a la vista de la visibilidad que le ha dado el mundial: nula. Hublot se la ha comido toda, con su presencia en marcadores y estadios. Es cierto que el acuerdo de Hublot es global, pero siendo Brasil la organizadora… Y ahora encima esta noticia negativa: resulta que la confederación dejó en las habitaciones de Blatter y otros 26 miembros del comité ejecutivo de la FIFA una bolsa con regalitos, uno de los cuales era el reloj, que tiene un valor en el mercado de 21.400 euros aproximadamente.

Según el Comité de Ética de la FIFA sus miembros no puede aceptar regalos que vayan más allá de lo “trivial o simbólico”. Y claro, el reloj cae un poquito más allá de lo simbólico, así que lo tienen que devolver.

No es el primer caso: Hublot, como patrocinador del Mundial y cronometrador oficial, envió relojes a la sede de la FIFA en Zurich.  Tras deliberar sobre el asunto, se rechazó el regalo, que nunca llegó a los ejecutivos.

Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot, con marcador del Mundial

Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot, con marcador del Mundial

Ahora, meses después del mundial y con las polémicas que hubo sobre tratos de favor a la selección brasileña en los partidos, sale esta noticia. Luego dicen que si la gente habla. Bien es cierto que bastante castigo llevó la canarinha en semifinales, o sea que de poco le sirvió.

Veremos si Parmigiani sigue manteniendo lazos con la selección brasileira. No le hace ningún bien esto.