Aventicum, el reloj romano de Christophe Claret. Fotos en vivo y precios

Christophe Claret Aventicum - anverso y reversoChristophe Claret ha lanzado en Ginebra su nueva creación, llamada Aveticum. Como se puede uno imaginar por el nombre, la inspiración es romana. Aventicum es el nombre de la ciudad Suiza que hoy conocemos como Avenches. El propio Christophe Claret ha colaborado con la recuperación de los restos encontrados, y su idea al lanzar este reloj es conseguir fondos para seguir con esta labor arqueológica.

El mayor tesoro de la antigua ciudad romana es un busto de oro de Marco Aurelio, encontrado nada menos que en una tubería atascada. Ese busto es el motivo principal del reloj, por otro lado un simple indicador de horas y minutos. En el centro de la caja aparece el busto del emperador con una altura de tan sólo 3 milímetros. El trabajo de Christophe consistió en idear una contenedor que hiciera suficientemente visible dicho busto.

Christophe Claret Aventicum

Esto lo consiguió mediante un juego de espejos convexos colocados uno encima de otro para crear una parábola – concretamente lo que se llama un Mirascope-. Dicha parábola hace que, cuando miramos a la cúpula, el busto parece flotar en el aire por encima del domo de la caja, siempre visible para el observador desde cualquier punto. Por supuesto el busto también está realizado en oro.

Es como tener un holograma en la muñeca, aunque hay que tener buena vista para apreciarlo porque, aunque los espejos amplifiquen la imagen 3 veces, su tamaño real es de 3 milímetros escasos.

Christophe Claret Aventicum 1

El domo está decorado con un dibujo geométrico clásico en la decoración romana, que además rebaja la sensación de altura de la caja.

Las manecillas siguen la forma del espejo interior para ver la luz en el borde exterior de la esfera en forma de hito como los que había en las calzadas romanas. Para compensar el relativamente largo  tamaño y que el movimiento fuera estable y preciso se optó por hacerlas en microfibra de carbono.  No es precisamente el más legible de los relojes, pero supongo que esa tampoco era la principal preocupación de su creador.

Christophe Claret Aventicum 3

El reloj es automático, y en el reverso podemos ver el rotor en zafiro, sobre el que se han dibujado unas cuadrigas en tono metalizado. Una excusa para, como es habitual en Christophe Claret, tener un juego: el rotor va girando y, cuando para, la cuadriga que quede encima de la A de Aurelio (a las 6 horas), gana la carrera.

Christophe Claret Aventicum - reverso

El cristal de zafiro posterior está enmarcado por una sentencia del propio Marco Aurelio: “Lleva a cabo todos los actos de tu vida como si fueran los últimos”.

El reloj se presenta con caja de oro blanco y oro rosa en edición limitada a 68 piezas para el oro rosa  -con un precio de 49.000 francos suizos + IVA- y de 38 unidades y  53.000 francos suizos más IVA para el oro blanco.

Christophe Claret Aventicum en la muñeca

 

La verdad es que acostumbrados a las proezas técnicas de Christophe Claret este Aventicum en cierto modo es una pequeña decepción, porque no tiene las maravillas intrincadas de sus anteriores creaciones. Quizá esta sea un forma para la casa de rebajar el listón y permitirse crear relojes no tan complicados, aunque con ese toque particular de Christophe que hace de sus piezas elementos singulares. Y por cierto más baratos también. No sé, veremos. Habrá que esperar a la próxima feria de Baselworld para ver qué presenta allí.

Christophe Claret Aventicum en la muñeca - perfil

 

Reproducción del busto de Marco Aurelio

Reproducción del busto de Marco Aurelio