En la muñeca: Piaget Altiplano Chronograph

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca

Si en la feria del SIHH de Ginebra del año pasado nos asombramos con la delgadez del Altiplano 900P, con tan sólo 3,65 mm de altura, en la feria de este año Piaget ha presentado el Altiplano Cronograph, el crono manual más delgado del mercado. La caja tiene una altura de 8,24 mm.

Es decir, algo más del doble que el 900P, pero el reloj, además de la hora y los minutos, integra un pequeño segundero, un cronógrafo flyback con contador de 30 minutos y encima un segundo uso horario. Eso añade un total de 95 piezas más y aún así es el más delgado del mundo. Es francamente admirable.

Piaget Altiplano Chronograph

La esfera del Altiplano Chronograph destaca por la pureza de las líneas, en la que los contadores no están en relieve, sino que forman parte de la superficie. Esto resta la deportividad intrínseca de los cronógrafos para convertirlo en un reloj de vestir muy elegante. Por cierto que el cronógrafo incorpora embrague vertical y rueda de pilares, por lo que el funcionamiento es perfectamente suave.

¿Cómo queda en la muñeca este Altiplano Chronograph? Pues francamente bien, porque 41 mm de diámetro es un tamaño contenido y al ser tan delgado parece aún más pequeño, por lo que como decía es un perfecto reloj de vestir. Además la elección del oro rosa lo encastra directamente en ese tipo de reloj, muy en la línea de Piaget. No me imagino yo a nadie montándose en un coche de rally y midiendo tiempos con este reloj, la verdad. Mas bien es el cronógrafo con el que quizás midas cuánto tiempo falta para que esté frío el caviar Beluga y el champán con el que lo vas a acompañar mientras azuzas las llamas de la chimenea. Yo lo haría, desde luego.

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca

El precio del reloj rondará los 25.000 y pico euros, y estará disponible seguramente en la segunda mitad de 2015.

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca - reverso