En la muñeca: Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum

Este año en el SIHH, al igual que en 2014, Montblanc nos ha sorprendido con una excelente colección de relojes. Uno de ellos es este Heritage Spirit Orbis Terrarum, lo que en inglés se denomina world timer y que en español no nos acabamos de poner de acuerdo en el nombre: reloj mundial, horas del mundo, hora universal…

Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum frontal

La esfera evidentemente recuerda al Vacheron Constantin, pero la de Montblanc no está tan ocupada y resulta más fácil de leer, creo yo. El Globo terraqueo, que se ve desde el polo norte, es en realidad un cristal de zafiro azul en el que se creado los continentes en bajorrelieve, recortándolos, y quedan en blanco.

Como se puede ver una parte de los continentes está en azul oscuro, que corresponde a la zona en la que es de noche.

Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum detalle del pulsador

Rodeando el mapamundi hay un disco con 24 ciudades y el disco exterior es el de 24 horas, también con dos colores para identificar día y noche. Todo ello en una caja de 41 mm de diámetro y 12 de altura en acero u oro rosa que se puede llevar perfectamente como reloj de vestir.

El reloj está animado por un calibre Sellita sobre el que Montblanc ha integrado su propia complicación para el horario mundial.

¿Y cómo funciona el reloj? Pues una vez que se ha fijado la hora en origen colocando la ciudad a las 6 y ajustando las manecillas horarias con la corona, simplemente hay que presionar el pulsador a las 8 hasta que ubiquemos nuestra ciudad de destino también a las 6. Así, de un vistazo, sabemos la hora donde estamos, la hora que es en casa y la hora que es en el resto del mundo. Y de manera muy visual también sabemos dónde es de día y dónde de noche.

Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum vista lateral

Como ya he dicho Montblanc, de manera muy inteligente, ha lanzado el producto en oro rosa pero también en acero. Y los precios son imbatibles, porque el Heritage Spirit Orbis Terrarum en acero y correa de cocodrilo, con un calibre casi de manufactura, cuesta sólo 4.990 euros, con brazalete 250 euros más y en oro rosa 13.900. Y en la muñeca el reloj queda impecable. Es muy bonito y a la vez elegante, porque los azules están bien elegidos y las agujas delfín le dan la digamos seriedad necesaria de un reloj de vestir.

Otro exitazo de Montblanc, que seguro que está haciendo pensar a más de uno.

Montblanc Heritage Spirit Orbis  Terrarum