En la muñeca: Oris Divers Sixty-Five

Oris Divers Sixty-Five frontal

El mundo de los relojes de buceo es uno de los que más ha evolucionado porque están sometido a unas condiciones que no son precisamente favorables para los calibres mecánicos, con la presión de la profundidad y la sal marina. Por eso los divers son muy técnicos, a menudo con una imagen que refleja la complejidad de su entorno de trabajo. El  Oris Divers Sixty-Five reedita un modelo antiguo muy sencillo y resulta que es uno de los mejores diver de año.

El reloj original de los años 60 estaba hecho en latón y tenía cristal de Plexiglas, y medía 36 mm de diámetro. Como cualquier tiempo pasado no fue mejor, la nueva edición, llamada Divers Sixty-Five  mejora todos los aspectos: la caja es de acero, crece hasta los 40 mm y el cristal pasa a ser de zafiro con tratamiento antirreflejos en el interior. Pero la perfección de la nueva propuesta es tal que hasta que lo tocas no sabes que el cristal es de zafiro.

Oris Divers Sixty-Five cristal

El bisel ahora es unidireccional -parece increíble que antes fuera bidireccional, ¿verdad?- y está recubierto de aluminio negro con escala de 60 minutos. La esfera es también negra con una ventana de fecha muy bien resuelta a las 6, nada indiscreta porque tiene fondo negro como el resto de la esfera. (en la versión original estaba a las 3 y con fondo blanco).

El modelo original tenía unos numerales muy funky que la marca, muy acertadamente, ha consevado. Pero en vez de bañados en tritio lo están en SuperLuminova “Light Old Radium”. No pude hacer la foto en las condiciones idóneas para poder apreciar su lectura en la oscuridad porque era una presentación rápida, pero con la que vemos aquí ya se puede apreciar la luminosidad. Y eso que tan solo estaba haciendo sombra con la mano.

Oris Divers Sixty-Five SuperLuminova

Tras el fondo ciego se esconde el calibre Oris 733, que no es otro que un Sellita SW 200, el calibre básico de Sellita pero no por eso menos confiable. Se echa de menos quizá un poco más de reserva de marcha porque a estas alturas 38 horas se hacen poca cosa, especialmente cuando ya hay calibres ETA básicos con 80 horas.

Oris Divers Sixty-Five en la muñeca 1

“Relojes reales para gente real”, solía ser el lema de Oris. Y ése parece ser el criterio también para este Divers Sixty-Five, porque sólo es sumergible hasta 100 metros. Y es que la gente real no va a llegar nunca ni a la mitad de esa distancia, así que no hace falta más. Eso concuerda con la hermeticidad del original y mantiene los precios moderados.

Oris Divers Sixty-Five en la muñeca

Además el reloj cumple como reloj de buceo y como reloj deportivo porque, como decía, es uno de los mejores diseños del año. En la muñeca queda estupendamente, y tiene un precio que es como para no pensárselo: 1.600 €. Poco más hay que decir de este reloj que va a ser un éxito seguro y que confirma aquello de “a veces, menos es más”.