Dos nuevos L.U.C de Chopard

Dos nuevos Chopard L.U.C

L. U. C son las iniciales de Louis-Ulysse Chopard, quien en 1860 fundó la empresa que todavía hoy lleva su nombre. Como homenaje a su fundador la colección L.U.C es la de mayor nivel de Chopard, en la que más mimo y saber hacer vuelca la manufactura. Vamos a ver dos nuevos modelos de la colección.

L.U.C PERPETUAL T

Chopard L.U.C Perpetual T - perfil

Este modelo se engloba dentro de las grandes complicaciones de la manufactura y es en realidad una reedición del un modelo que ya existía desde 2013 si no estoy equivocado. Si entonces el reloj vio la luz en una caja de oro rosa ahora lo hace en el mucho más lujoso platino, en una edición limitada a 25 piezas.

Con un diámetro de 43 mm Chopard puede incluir una esfera en la que todo es grande: los numerales romanos, las subesferas y la ventana del tourbillon a las 6 con el gran puente que lo sobrevuela. El torbellino es la única licencia estética, porque por lo demás el reloj es un calendario perpetuo y por tanto un instrumento muy útil.

Chopard L.U.C Perpetual T frontal

Gobernado por una gran fecha a las 12, por debajo tiene a la izquierda la indicación de los días de la semana y el indicador de el horario de 24 horas, indicado de manera muy sutil mediante una punta de fecha que parece el contrapeso de la manecilla del día.

Enfrente tenemos el indicador del mes y de los años bisiestos. Y, como decía, a las 6 se abre la ventana del tourbillon. Por encima de la gran fecha aparece el nombre de la colección desde la que irradia la decoración guilloché. Y por supuesto también están los numerales romanos de gran tamaño -tradicionales en Chopard- y la minutería de ferrocarril. Éste es un diseño de esfera que le gusta mucho a Chopard, de tal forma que todos los relojes con grandes complicaciones lo comparten; por ejemplo el L.U.C 150 All-In-One que pudimos ver en el SIAR 2015.

SIAR 2015 - Chopard L.U.C 150 All in One en la muñeca

Es una esfera impecablemente legible y con una presencia potente pero elegante. Para no sobrecargar el dial la reserva de marcha aparece en el reverso. Es de nada menos que de 9 días, gracias  a la tecnología propietaria Quattro que integra 4 barriletes emparejados de dos en dos.  El cristal de zafiro del reverso permite ver el calibre de manufactura.

Chopard L.U.C Perpetual T reverso b

Como se puede ver el L.U.C 02.15-L es un calibre manual que, siguiendo las tendencias actuales, no permite ver nada del movimiento porque lo esconden los puentes y platinas decoradas con Côtes de Genève. Como siempre en los calibres L.U.C el movimeinto ostenta la certificación del COSC. Pero además este modelo también ha sido distinguido con el Punzón de Ginebra que no sólo controla la cronometría sino todo el conjunto del reloj.

Chopard L.U.C Perpetual T - Calibre L.U.C 02.15-L duo

Es una edición limitada a 25 unidades. Cuando sepa el precio lo pondré aquí, pero imagino que estará bien por encima de los 200.000 euros de vellón. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica.

L.U.C XP SKELETEC

Chopard L.U.C XP Skeletec perfil

Yo creo que cuando pensamos en L.U.C  de vestir con índices pensamos en esta maravilla o en alguna de sus variantes, y sin embargo el L.U.C XP Skeletec lleva en la colección de Chopard desde 2012. El reloj cumple todos los parámetros de un reloj de vestir: tiene un diámetro de 39,50 mm y tan sólo 7,13 de altura; es un dos agujas -que son delfín- que apuntan a índices de bastón.

Estos se encuentran sobre una superficie en color pizarra y decoración rayos de sol. Esta misma superficie ya existía, pero la caja era de oro blanco y diamantes engastados; en este versión queda mejor por el contraste que ofrece con el oro rosa. Pero por supuesto lo que más llama la atención es la parte central esqueletada.

Chopard L.U.C XP Skeletec detalle de la esfera

Tiene un diseño muy atractivo, con ese vaciado circular que se ve remarcado por la decoración Côtes de Genève. Por debajo resaltan los dos barriletes y su dorado cepillado que crea un buen contraste.

Chopard L.U.C XP Skeletec reverso

Si le damos la vuelta vemos que el motivo circular de los puentes sigue en el reverso, pero además descubrimos el tradicional microrrotor de Chopard, cuya decoración clásica no encaja bien del todo con el aspecto más contemporáneo del reloj. Si tenemos en cuenta que la altura total del calibre es de sólo 3,30 mm (tal como aparece en su Ficha Técnica) nos daremos cuenta de que es un trabajo técnico más que meritorio para un reloj automático que además incluye dos barriletes para aportar 65 horas de reserva de marcha.

Chopard L.U.C Skeletec - Calibre 96.17-S duo

Y por supuesto tiene el certificado de cronómetro, como todos sus hermanos de colección. Es también una edición limitada, en este caso a 288 piezas. En la web de Chopard de Estados Unidos el reloj tiene un precio de 22.070 dólares, que al cambio son casi 20.000 euros. Supongo que ese será más o menos el precio que tenga por aquí.