En la muñeca: Bell & Ross Vintage BR 126 GT

Bell & Ross Vintage BR 126 GT frontal 1

Vamos a ver, en exclusiva mundial, el nuevo Vintage BR 126 GT de Bell & Ross, un nuevo cronógrafo muy setentero y muy bien construido.

Los años 70 fue la década de la velocidad. La competencia técnica de los vehículos permitió sacar los coches del circuito y ponerlos en la carretera para disfrute de los amantes de la velocidad, que además se encontraron con unos modelos muy llamativos y con una capacidad de seducción inmediata, sin ataduras por las emisiones, los consumos, la seguridad etc., factores que hoy en día son los que rigen la industria del automóvil.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT frontal

Es el espíritu de esa época en el que se mueve el nuevo Vintage BR 126 GT que, siendo un perfecto Bell & Ross sin embargo tiene unas características propias que le hacen distinto y muy atractivo.

En primer lugar la caja. Tiene 42 mm de diámetro y está realizada en acero cepillado salvo la base del bisel, que está pulida espejo para crear un contraste sutil pero elegante. El cristal es de zafiro pero con la forma abombada de los cristales de hesalite de de los relojes de entonces, como siempre en Bell & Ross.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT bisel y cristal

El bisel también es de acero cepillado y tiene grabado la escala taquimétrica, algo que originalmente apareció en el Omega Speedmaster en 1957 y desde ese momento se convirtió casi en costumbre en los cronógrafos. Es curioso porque el taquímetro sobre el bisel le da al reloj un aire retro innegable pero a la vez lo hace mucho más atractivo.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca 2

Si pasamos a la esfera negra lo primero que llama la atención son las subesferas del pequeño segundero a las 3 y de 30 minutos del cronógrafo, muy bien resueltas y francamente atractivas, con ese bisel en gris que abunda en el aire deportivo del reloj y a la vez lo hace más elegante, gracias a su decoración circular que contrasta con el gris antracita interior.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT subesferas
Los índices y numerales son también metálicos y también cepillados para ofrecer mejor contraste con la esfera brillante y por tanto favorecer la lectura, que en Bell & Ross es siempre impecable. Las manecillas están facetadas y tienen la longitud perfecta. En elste BR 126 GT el SuperLuminova sólo aparece en las manecillas, pero la lectura nocturna está asegurada. Ahí es donde se nota cuando unas manecillas tienen la longitud adecuada.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT detalle fecha y manecilla

Bell & Ross prácticamente siempre ofrece una ventanilla de fecha. Yo creo que en este caso no le hacía falta y estaría mejor sin ella, pero en su defensa digamos que no resulta demasiado intrusiva.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca 1

Dentro se mueve un ETA 2894 que garantiza un perfecto funcionamiento.Es importante añadir que la corona, aunque no es roscada, ofrece una hermeticidad de hasta 100 metros, lo cual es meritorio. Por supuesto los pulsadores son de pistón, acorde con el estilo vintage.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT corona y pulsadores

Por último la correa: está realizado en Alcántara, una piel especialmente atractiva al tacto que se usaba en los vehículos de aquel entonces (y a veces en coches actuales). Yo tuve un Lancia con la piel de alcántara y la verdad es que el tacto es inigualable.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT correa y hebilla

El resultado es uno de los cronógrafos de Bell & Ross más atractivos que como se puede ver queda muy bien en la muñeca. Su precio recomendado es de 3.800 €, por lo que entra de cabeza en un segmento del mercado en el que la lucha es feroz pero al que se enfrenta con muy buenos argumentos.

Esta es su Ficha Técnica.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca perfil

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca