Pre-SIHH: Jaeger-LeCoultre celebra los 85 años del Reverso

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface amb

El año que viene el Reverso, sin duda el más importante icono de Jaeger-LeCoultre, cumple 85 años. Es todo un acontecimiento porque es un reloj que esencialmente se ha mantenido igual durante todo este tiempo sin perder su capacidad para enamorar. El próximo SIHH será la presentación oficial de la colección con la que la manufactura va a rendir su merecido homenaje, y que adelantamos ahora.

 

Jaeger-LeCoultre Reverso de 1931 con esfera negra

Reverso de 1931 con esfera negra

Es de todos conocido que el Reverso, fiel al origen de la relojería, nació para ser simplemente un instrumento; eso sí, de élite: los jugadores de polo de las colonias inglesas de la India se quejaban de que se les rompía el reloj jugando y Jaeger-LeCoultre les diseñó en 1931 un reloj que pasaría a ser un clásico.

Ahora la marca quiere rendir homenaje a uno de los relojes más longevos de la relojería suiza con una colección  dividida en subcolecciones:

REVERSO CLASSIC

 

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic

La forma más pura del Reverso, la que más refleja el modelo original de Jaeger-LeCoultre: diseño de la caja rectangular de inspiración Art Déco, molduras superiores e inferiores, números arábigos rectos y minutería de ferrocarril central que enmarca un precioso guilloché en contraste con el satinado  vertical sobre el que se han pintado las horas. Las manecillas con forma de espada son también clásicas, y su color azulado también.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Medium, Large y Small

Reverso Classic Medium, Large y Small

Se presenta en tres tamaños: Small (34 x 21 mm), Medium (40 x 24,4 mm) y Large (45,6 x 27,4 mm). Se agradece la sencillez y claridad de los nombres. El modelo pequeño aloja un movimiento de cuarzo, mientras que para el Medium y Large JLC ha creado el 965, un nuevo calibre automático. No es la primera vez que vemos un calibre automático en el Reverso (por ejemplo en el Grande Reverso 1931 Seconde Centrale que vimos en este artículo), pero la configuración más habitual es la de calibre manual. La trasera está limpia, por lo que se puede usar para grabados de todo tipo, algo que además promociona Jaeger para personalizar el reloj. Por ejemplo este grabado conmemorativo de los 85 años.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic grabado 85 aniversario

 REVERSO CLASSIC DUETTO

 

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Smal Duetto oro

También en dos medidas, Small y Medium (que coinciden con las que hemos visto arriba), el calibre manual muestra la misma hora en las dos esferas. Ambas son muy distintas entre sí, pudiendo servir para lucirlo de día -la esfera más clásica- o de noche, con un aspecto más de fiesta que se acentúa por la decoración con diamantes. Los brazaletes pueden ser de cuero, de acero o de oro rosa.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Small Dueto acero

 REVERSO CLASSIC LARGE DUOFACE

En este modelo ya el nombre indica que estamos ante la medida más grande y también con dos esferas. Pero, al contrario que en el Duetto, este Large Duoface sí tiene un doble huso horario, gobernado por un movimiento automático.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Duoface

En la faz clásica hay un indicador de 24 horas, mientras que en la cara interior -o cuando menos la que uno piensa instintivamente que es la interior- aparece las palabras “Home Time” que será la que se use en los viajes. Pero tiene un atractivo independiente del uso viajero: en el centro de la esfera se puede ver el movimiento de la masa oscilante. La decoración con los índices como rayos de sol es también habitual del Art Déco.

REVERSO TRIBUTE DUOFACE

La segunda colección propuesta por Jaeger-LeCoultre es la llamada Reverso Tribute, relojes con complicaciones pero también con esferas coloridas, basadas en los modelos originales de la década de los años 30, que también se llenaron de color.

 Reverso de 1931 con esfera roja

Reverso de 1931 con esfera roja

Además las esferas presentan agujas dauphine en vez de espada, texturas con un fino granallado e índices aplicados a mano. Y movimiento manual, con un gatillo integrado en la caja a las 6h para poder realizar el cambio del segundo huso horario sin que se rompa la estética de la caja.

Así por ejemplo tenemos el nuevo Reverso Tribute Duoface, con unas medidas de 42,8 x 25,5 mm, un tamaño intermedio entre el Medium y el Large.  Es un reloj precioso, con su gama de azules en ambas esferas y la correa de cocodrilo. Mientras que el anverso tiene el blanco granallado el reverso mantiene esa decoración sólo en el centro y en la subesfera de 24 horas, ya que el resto de la esfera se puebla con Clous de Paris que ofrecen un contraste muy elegante.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface

REVERSO TRIBUTE CALENDAR

Manteniendo el mismo contraste entre las dos esferas del Tribute Duoface, el Tribute Calendar juega con los tonos dorados para ofrecernos en la esfera “clara” un calendario completo con fases lunares y en la “oscura” con un segundo huso horario e indicador de día y noche.

Jaeger-leCoultre Reverso Ttribute Calendar

Las dimensiones son las más grandes,  49,4 mm x 29,9 mm, y la altura de 12,06 mm, algo comprensible por todas las complicaciones que incluye y a la vez sorprendente por su escasa altura, que le permite relacionarse con camisas de vestir sin mayor problema. La caja por otro lado no es de acero sino de oro rosa. Y cuando ves una foto de cerca te das cuenta del nivel de acabados del modelo.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface esfera

Es espectacular, ¿verdad? No está nada mal el homenaje de JLC, francamente. Pero al parecer en Ginebra veremos dos piezas más, aún más llamativas: un Hybris Mechanica Reverso Gyrotourbillon 4 que medirá sólo 12 mm de grosor y un Reverso Tourbillon que tendrá la altura de los demás Reversos: 9 mm. Francamente estoy deseando verlos.