Breitling presenta el Exospace B55 Connected

 

Breitling Exospace B55 amb

Breitling entra en el mercado de los relojes conectados. Pero en vez de desarrollar un modelo completamente nuevo ha preferido evolucionar uno de sus modelos y poner el teléfono móvil al servicio del reloj y no al contrario. El resultado es el Exospace B55 Connected.

El nuevo Exospace B55 es básicamente el Cockpit B50 que ya conocíamos (y que se puede ver aquí) al que se le ha integrado un módulo de conexión al móvil. Por la imagen promocional resulta evidente que se puede conectar al iPhone, pero Breitling no dice si también estará disponible para Android y Windows Phone.

B55 Connected

B55 Connected

En realidad Breitling había mostrado en Baselworld el Exospace B55 en su fase inicial y al que llamó B55 Connected, que básicamente era el Cockpit B50 al que se le había sustituido el 9 por un gran símbolo de conexión Wifi. El resultado no fue muy bien recibido porque a nadie le gustó el símbolo, que en realidad no aportaba nada y sobrecargaba una faz ya de por sí muy ocupada. Sin embargo la versión final, el Exospace B55, tiene una presencia mucho más racional. Ha vuelto el nueve y la rosa naútica del bisel se ha sustituido por el tradicional de Breitling, rotatorio con cuatro resaltes y trinquete.

Breitling Exospace B55 1

Como decía la idea es hacer un reloj que sirva por sí mismo, no una extensión del móvil. Por ello, y fiel al espíritu de la casa, el cronógrafo tiene el mismo papel preponderante de siempre en Breitling. Lo que ocurre es que, gracias a la comunicación bidireccional los dos elementos se complementan. La ventaja incuestionable de los móviles sobre los relojes es el tamaño de pantalla (que cada vez es más grande), así que desde él -si se quiere- se pueden realizar los ajustes de puesta en hora, los ajustes de cómo se presenta la información, el modo nocturno, los husos horarios y las alarmas… Es decir mejorar el acceso y por tanto la interacción con el guardatiempos.

Breitling Exospace B55 frontal

 

Y de la misma forma la información almacenada en el reloj de sus distintas mediciones se pueden enviar al móvil para verlas mejor, almacenarlas y posteriormente reenviarlas; es decir, como un documento adjunto. ¿Y cuáles son esas funciones? Pues unas cuantas: CCronógrafo a 1/100ª de segundo, hora universal UTC, Countdown/Countup (o MET Mission Elapsed Time), cronometraje de los tiempos de vuelo, cronometraje de las vueltas, taquímetro electrónico, cuenta atrás, 2º huso horario, 7 alarmas-despertador diarias, calendario perpetuo con indicación de la semana e indicador de consumo de batería. No está mal, ¿verdad? Además elegir las funciones es muy sencillo: simplemente se gira la corona para seleccionar lo que queremos hacer para a continuación poner en marcha y parar con los pulsadores del cronógrafo.

Se ha añadido una función muy interesante, llamada Tilt: las pantallas digitales están dotadas de un sistema de retroiluminación que se activa mediante una simple presión en la corona o cuando el usuario inclina su muñeca más de 35º, lo que resulta muy útil si se tiene las manos sobre los mandos de un avión. O de cualquier otro vehículo, claro.

Breitling Exospace B55 lateral

Todo los datos se transmite vía bluetooth y están alimentados por el calibre B55, un supercuarzo con certificación COSC que además se puede recargar conectándolo con un cable USB. Genial.

Todavía no se sabe el precio, pero con su imponente caja de 46 mm de titanio recubierto de carbono negro, el Exospace B55 puede ser un favorito no sólo de pilotos, sino de gente aficionada al deporte que quiere disfrutar de un buen reloj inteligente de una gran marca. Os dejo el vídeo promocional, que no puede ser más épico. También podéis leer todos los detalles de su Ficha Técnica Completa.