En la muñeca: Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze

Desde luego no son muchos los relojes de bronce en el mercado, pero tampoco podemos considerarlos una rareza. El uso de la aleación da sin duda un aire distinto a las piezas, y eso es lo que busca Zenith con su Pilot Type 20 Extra Special Bronze.

 

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze

De hecho si te paras a pensarlo es sorprendente que no haya más relojes de bronce, porque son siempre muy celebrados y buscados. Hace poco revisé el BR 01 Skull Bronze de Bell & Ross (se puede leer aquí), aunque seguramente el más conocido -aparte del IWC Aquatimer que reseñamos aquí– es el Luminor Submersible 1950 3 Days Bronzo que apareció en 2011 (éste) y que evolucionó a tener un indicador de reserva de marcha (este otro). El bronce da un inmediato toque vintage a la pieza y, aunque no fuera un metal muy utilizado en los principios de la aviación (y menos ahora), le va estupendamente al Pilot Type 20 Extra Special Bronze.

Yo creo que la razón es muy simple: ofrecer algo distinto y novedoso sin traicionar el aire retro de la colección. Sea cual sea el motivo, es un acierto. El bronce da un aire cálido a la vez que potente, conectando el estilo antiguo con la moda “steam punk” reciente para crear un guardatiempos muy atractivo. Como en los demás modelos de la colección Zenith incluye una placa en la carrura con el número de unidad que está muy bien conseguida en su recuerdo de las placas remachadas sobre las superficies de maquinarias construidas en el primer tercio del siglo XX.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze lateral

Por supuesto el Pilot Type 20 Extra Special es una máquina grande, como eran los relojes de piloto, pero tampoco desmesurada: 45 mm de diámetro que se ven agrandados por la gran corona con forma de cebolla. Además la altura es relativamente contenida (14,25 mm) por lo que el efecto final sobre la muñeca no es desproporcionado. Las asas también tienen ese aire de instrumento de trabajo antiguo tan conseguido en esta colección.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze en la muñeca perfil

La esfera de un suave negro mate está muy conseguida. Los numerales tienen esa grafía de primeros del siglo pasado y son muy grandes. Las manecillas de catedral están satinadas para ofrecer un contraste muy acertado con el metal de la caja, y además tienen un tamaño perfecto para que la lectura sea exacta.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze manecillas

Los grandes numerales están hechos de SuperLuminova, no recubiertos de material luminiscente. Eso hace que en la oscuridad se vean desde el domingo anterior, incluidas las manecillas de horas y minutos y el segundero. Es una luminiscencia de una intensidad increíble. La siguiente foto está tomada simplemente poniendo la cámara encima del reloj, momento en que ya empieza a brillar.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze SuperLuminova

El conjunto de bronce y esfera resulta francamente seductor, y si lo que se está buscando un reloj de aviador sencillo, eficiente y fiel a los orígenes este Pilot Type 20 Extra Special Bronze no defrauda.

Cuando el año pasado revisamos el primer Extra Special (aquí está el vídeo) decíamos que el reloj incluía el primer calibre no de manufactura, basado en un Sellita. Afortunadamente para este modelo Zenith vuelve a lo que no debería haber abandonado: los calibres propios. En este caso es un Elite 679 automático que se mueve a 28.800 alternancias cada hora con una reserva de marcha de 50 horas.  El calibre es claramente insuficiente en tamaño, porque tiene un diámetro de sólo 25,60 mm. Sin embargo no es un problema porque el fondo está cerrado -como en los demás modelos- con una placa de titanio grabada con el logo de Zenith Flying Instruments y el avión del piloto Louis Bleriot, fuente de inspiración para la casa. Elegir titanio para el fondo no es una cuestión baladí: el bronce puede provocar alergias dermatológicas, mientras que el titanio es perfectamente seguro en ese aspecto.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze reverso

El bronce, como ya sabemos, es un metal particular porque evoluciona con el tiempo, desarrollando una pátina debido a la corrosión que sufre. La capa de óxido que se crea es en realidad un mecanismo de defensa porque al recubrir el exterior del metal, crea una capa de protección contra la corrosión interna que acabaría deteriorando irremediablemente el conjunto. Dicha pátina es la que hace que cada pieza de bronce sea única porque ninguna evoluciona de igual manera, y por tanto que cada Type 20 Extra Special Bronze sea único.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze en la muñeca

Como ya he dicho la presencia del reloj es cautivadora y en absoluto desmesurada. Es por supuesto un reloj que por tamaño va a tener disputas con cualquier puño de camisa que se ponga en su camino, pero no más que muchos relojes de los que ya hay en el mercado gracias, como también he dicho, a una altura sin descontrolar. Y como el conjunto es tan ármonico se hace realmente fácil de llevar.

El reloj ya está disponible y el precio en tienda es de 6.900 Euros. Para todos los detalles técnicos del reloj, visita su página.