Pre SIHH 2016 IWC: Big Pilot Watch

IWC vuelve a retomar los relojes de piloto. Tras desplegar su flota  Top Gun, emparejada con las naves más modernas, ahora parece que en el SIHH 2016 va volver a poner bajo los focos a su reloj más tradicional: el Big Pilot Watch.

 

IWC Big Pilot Watch Heritage 48

Por supuesto el Big Pilot Watch no es algo nuevo; los relojes de piloto de inspiración retro han formado parte de la gama de producto de IWC desde siempre. De hecho incluso en estos años en los que el reloj tenía una vida más bien en la sombra, o por lo menos sin ser el protagonista, la manufactura ha seguido usando el reloj para una de sus ediciones más preciadas: las dedicadas al Petit Prince.

Este año volverá a haber otra edición dedicada al Principito, pero mientras tanto puedes repasar el vídeo que dedicamos al Big Pilot Petit Prince (éste es el enlace). O el último aparecido hasta ahora, el  Pilot’s Watch Double Chronograph Edition “Le Petit Prince” que puedes ver aquí. Ahora presenta dos Big Pilot Heritage con medidas distintas -55 y 48- y otras diferencias más sutiles.

BIG PILOT HERITAGE 55

 

IWC Big Pilot Watch Heritage 55

55 mm de diámetro no es para cualquiera; de hecho el original de 1940 tampoco lo era porque fue creado exclusivamente para pilotos, que lo llevaban sobre las gruesas cazadoras, dando una lectura instantánea de la hora -y los segundos- gracias a su tamaño. Ahora el segundero pasa a una subesfera a las 6, lo que no es una mala idea porque el calibre 98300 (de manufactura) se mueve a 18.000 alternancias por hora y por tanto el barrido de una aguja a esa frecuencia en una superficie tan grande haría que se notara más los saltos de la manecilla. No hay una foto del calibre 98300, pero en realidad es el 98295 con menos altura en el piñón de las manecillas.

IWC calibre 98295

Uno de sus rasgos distintivos es la raqueta de ajuste extralarga, que contrasta con el pequeño barrilete que sólo da 46 horas de reserva de marcha. Por cierto que la corona tiene un acoplamiento con embragues de alta fricción para evitar el exceso de cuerda que dañaría el mecanismo. Esto es porque los pilotos, al dar cuerda con los gruesos guantes de vuelo, perdían la sensibilidad para notar el tope del muelle real. El calibre está encerrado en una caja de hierro dulce para protegerlo de los campos magnéticos, y todo el conjunto alojado en una carrurra de titanio, lo que reduce el peso de la pieza. La correa de piel está dividida en dos partes y cosida en el extremo, de modo que el reloj no puede caer por descuido al colocarlo en la muñeca.

Es una edición limitada a 100 unidades, y esta es su Ficha Técnica Completa.

BIG PILOT HERITAGE 48

IWC Big Pilot Watch Heritage 48 perfil

Comparativamente el Big Pilot 48 parece -y es- mucho más pequeño, pero sigue siendo un reloj grande como corresponde a un reloj de piloto. No sólo eso: mientras que el 55 tiene 13,5 mm de altura este 48 pasa a 14,5, lo que significa que su presencia en la muñeca va a ser notable.

El Big Pilot Heritage 48 integra otro calibre distinto: el 59215 manual que se mueve a 4 hercios (28.800 alt/h) y tiene una reserva de marcha de 8 días. El calibre es una variación con fecha del 59060 que vimos en el Portofino Hand Wound Pure Classic. En este caso sin embargo no se ve porque también va dentro de una jaula de Faraday; tan sólo queda una apertura para poder ver el indicador de reserva de marcha.

IWC Big Pilot Watch Heritage 48 reverso

Al igual que el 55 este Big Pilot Watch recupera el triángulo y los dos puntos bajo las 12 horas, que permite una rápida visualización de la hora en la oscuridad y que rinde homenaje a los relojes Flieger tan conocidos por todos. El Big Pilot Heritage 48 (esta es su Ficha Técnica) es también una edición limitada, pero en este caso a 1.000 unidades.

El precio estimado de las dos piezas estará entre los 14.000 francos suizos para el 48 y 16.000 para el 55, aunque seguramente se confirmará en el SIHH.