Pre-Baselworld 2016: Omega Speedmaster Moonphase Master Chronometer

No estamos saliendo del SIHH y ya vamos entrando en la próxima feria relojera, Baselworld 2016. Y comenzamos la aproximación a Basilea con un peso pesado: el nuevo Omega Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer, que promete ser uno de los modelos más exitosos porque lo tiene todo.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-frontal-horas-y-minutos

Unir en la misma frase el Speedmaster y la Luna es una redundancia porque como ya sabemos el Speedmaster es el reloj que pisó la luna, así que ningún otro tiene más derecho que él para relacionarse con nuestro satélite, y eso que el origen del reloj está en los pilotos de automóviles y no en la Luna. Por supuesto ya ha habido varias declinaciones del Speedmaster con una ventana de fases lunares, pero en este caso se ha optado por una Luna “real” para la que se ha utilizado un disco de cristal mineral metalizado. Omega afirma que el detalle de la superficie del satélite es tan real que ¡se puede ver la huella de un astronauta! Supongo que hará falta un súper microscopio para verla, si el dibujo está proporcionado. El firmamento que lo rodea parece sacado de las imágenes en blanco y negro que se podían ver por televisión en las transmisiones de la época. Totalmente sesentero, y me encanta.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-detalle-fases-lunares-horas-y-minutos

Flanqueando la ventana de la Luna, que además incluye su edad en días -quizá hubiera estado mejor sin ese detalle-, aparecen dos subesferas. A la izquierda tenemos el pequeño segundero y la fecha, indicada con una flecha terminada en un semicírculo rojo que favorece una lectura fácil del dato y que habíamos visto antes en el Speedmaster Moonwatch Professional Moonphase Chronograph, aunque en éste último tenía forma de tenedor mientras que ahora adopta una forma más lunar. La subesfera de la derecha recoge, como viene siendo habitual en los cronómetros coaxiales de la casa, el contador de 30 minutos y el de 12 horas. Ambas subesferas están remarcadas por un bisel rodiado que acentúa su legibilidad, que en todo el Speedmaster es intachable tanto de día como de noche. Por último toda la esfera está decorada un azul marino profundo y con rayos de sol, lo que no hace sino aumentar la belleza del modelo. A ello también contribuye la inclusión del rojo en el nombre, la punta de flecha de la trotadora y la fecha, en la que el número 1 está remarcado porque, recordemos, fue el primer reloj en pisar la Luna.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-esfera-horas-y-minutos

El bisel conserva el azul temático del reloj, está construido en cerámica pulida y la escala taquimétrica en  Liquidmetal®, la aleación de Omega lanzada hace unos años que asegura durabilidad y brillo inalterable. Para mejora la legibilidad el metal líquido está cepillado. La caja en su conjunto, construida en acero, tiene un diámetro de 44,25 mm y una notable altura de 16,85. El cristal es de zafiro tanto en el frontal como en el reverso.

El nombre del reloj es Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer porque lo mueve elnuevo calibre Co-Axial 9904, con los apellidos Master Chronometer que le concede la certificación METAS. Ya hablamos de la nueva certificación en esta entrada cuyo primer fruto fueron los nuevos Globemaster -que presentamos en este artículo-. En resumen estamos hablando de un cronómetro automático de 368 piezas completamente antimagnético, con doble barrilete en paralelo que le otorga una reserva de marcha de 60 horas; está bien, pero no es nada del otro jueves porque idealmente debería tener al menos 72 horas. La hermeticidad sí es notable, ya que llega a los 100 metros.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-calibre-co-axial-9904-horas-y-minutos

Complementado con una correa de cuero también azul, este Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer prometer ser un digno sucesor de los éxitos del Dark Side of The Moon, la sensación Speedmaster de los últimos años. Un completísimo reloj que gracias al azul temático da un nuevo impulso a una leyenda cuya capacidad de seducción sigue incólume. El precio en euros no se sabe aún, y seguramente no se sabrá hasta después de que lo veamos en Baselworld pero su precio oficial es de 9.400 francos suizos (8.500 euros al cambio). Más información en omega.com

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-tumbado-horas-y-minutos