SIHH 2016: Las novedades de Cartier

Cartier es como una central eléctrica de la relojería. Su producción es desbordante, continua, poderosa y deslumbrante. El SIHH es el primer escaparate de sus novedades, pero es que no paran en todo el año. Y por más que su joyería está en lo más alto, la relojería no le va a la zaga; siempre ofrece algo innovador y llamativo.

SIHH-2016-Cartier-Novedades

DRIVE

El nuevo reloj de hombre de Cartier. El año pasado conocimos Clé de Cartier (lo pudimos ver en esta entrada), un reloj pensado en un principio para el hombre pero que sin dejar de serlo (luego veremos una propuesta más radical) ha tenido más repercusión en el mercado femenino, según me admitió alguien en la propia Cartier. No es extraño tampoco; desde su nacimiento la marca propuso numerosas opciones para la mujer, con notable presencia de los diamantes.  Drive, sin embargo, tiene una marcada presencia masculina.

Todos los modelos Drive de Cartier

Todos los modelos Drive de Cartier

Además nace con vocación de llegar a un público más amplio porque desde el principio se lanzan modelos en acero y en oro rosa (el Clé todavía sigue sólo disponible en oro blanco y oro rosa). La caja tiene también un diámetro de 40 mm, pero su forma de riguroso cojín despeja cualquier duda sobre a quién va dirigido el reloj. Es muy masculino, elegante y con un aire suavemente deportivo que engancha la vista desde el primer momento.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-la-inspiracion

Toma su inspiración en las líneas de los automóviles clásicos, de manera que el guilloché de la esfera recuerda la calandra del automóvil, el pequeño segundero al velocímetro, la corona toma la forma de un antiguo tornillo de sujeción del motor… complementado por los poderosos numerales romanos de la marca y las manecillas de espada, viajando el conjunto en una caja pulida cuyas líneas le hacen parecer más grande de lo que en realidad es. Y sin embargo su escasa altura permite su perfecta compatibilidad con camisas de vestir, con un resultado francamente atractivo.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-acero-esfera-blanca-y-esfera-gris-Horas-y-Minutos

El reloj nace con unas cuantas versiones. La primera y más sencilla es un automático con pequeño segundero y fecha, muy elegante. Como decía antes se ofrece en acero y oro rosa. La versión de acero tiene dos esferas: plateada con manecillas en acero azulado o en gris, que aumenta su aire vintage.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-oro-rosa-esfera-gris-y-esfera-blanca-Horas-y-Minutos

Igual propuesta vemos en la versión en oro rosa, salvo que en este caso la esfera gris va acompañada de numerales y manecillas también en oro rosa. Además el reloj está animado por un calibre de manufactura, el 1904 PS-MC automático  (PS significa Petit Secondes) que, gracias a sus 4 mm de altura permite que el conjunto sea tan delgado y quede tan bien en la muñeca. Estoy convencido de que este modelo va a ser un enorme éxito para Cartier. Otro más.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-acero-en-la-muneca

La segunda opción para este Drive es una de las más útiles en estos tiempos globalizados: el segundo huso horario. En este caso viene acompañado de una gran fecha, un verdadero acierto porque las grandes ventanas tienen autoridad propia en la esfera, alejando el ya cansado debate de si fecha sí, fecha no. Siempre he pensado que si tiene que haber fecha, que sea grande para que tome sus propias riendas y no parezca que se ha colado de rondón.

SIHH-2016-CARTIER-Drive-de-Cartier-Second-Time-Zone-pink-gold

Este Drive presenta la complicación de GMT de una manera ingeniosa y elegante, si bien no tan intuitiva de leer: a las 10 se abre una ventana en forma de abanico en el que la hora en destino se muestra en un marcador de 12 horas retrógrado; es decir, al llegar a las 12 salta al inicio para para seguir la segunda mitad del día. Está conectado con la otra apertura entre las tres y las cuatro, que muestra una indicación día y noche muy bonita, muy distinta a lo habitual. Los seguidores de la marca habrán reconocido inmediatamente que es la esfera presentada con el Rotonde de Cartier Second Time-Zone Day/Night en el Watches and Wonders del 2014, pero para mi gusto queda mucho mejor en el Drive.

La información la aporta el calibre automático 1904-FU MC, desarrollado en la Maison por ese genio de la relojería que es Carole Forestier-Kasapi, la directora de desarrollo de movimientos de la marca.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-segundo-huso-horario-acero-Horas-y-Minutos

Por último, Cartier no ha querido que el estreno del Drive haya sido el de cualquier reloj y ha añadido un tope de gama con la complicación más querida: el tourbillon; y además volante. Es el que presenta el calibre de cuerda manual 9452 MC que sólo ofrece horas y minutos y el tourbillon que, al realizar un giro completo cada minuto, sirve también de pequeño segundero, marcado por la clásica C de Cartier. El torbellino se aloja a las 6 y está enmarcado por un bisel que replica la forma de la caja. La esfera en su conjunto es más compleja que las otras versiones de Drive, ya que los numerales se muestran en relieve sobre una superficie satinada rayos de sol que contrasta con el guilloché blanco. El reloj sólo se ofrece con caja de oro rosa y ostenta el sello del Punzón de Ginebra.

SIHH-2016-CARTIER-Drive-de-Cartier-Flying-Tourbillon

La colección llegará en abril, momento en el que intentaré hacer un reportaje en vivo de los distintos modelos.

CLÉ DE CARTIER AUTOMATIC SKELETON

 

SIHH-2106-CARTIER-Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton

Había dicho que que el Clé nació con cierta ambivalencia masculina-femenina que al final ha inclinado la balanza del lado de la mujer. El Clé de Cartier Automatic Skeleton tiene sin embargo una presencia incisiva, poderosa, afilada. Pasa incluso por encima de las formas de la caja para imponer su ley de ángulos contundentes. Por supuesto es un diseño que ya conocíamos del Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton o del Crash Skeleton (que también vimos en este artículo ya citado anteriormente) y que como vemos queda bien a cualquier reloj, porque la idea de utilizar los romanos como puentes que estructuran la esfera y el calibre es muy acertada estéticamente y de perfecta factura técnica.

SIHH-2016-Novedades-CARTIER-Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton-calibre-9621-MC

Calibre 9621 MC

El resultado es espectacular y resalta especialmente en la nueva caja de paladio, un metal de la familia del platino pero mucho más escaso. El diámetro es de 41 mm y, a pesar de su presencia viril Cartier lanza también una versión con diamantes en el bisel.

Y en septiembre llegará (¡por fin!) la versión en acero, que se ve así:

SIHH-2016-Cartier-Cle-de-Cartier-acero

Más golosinas relojeras de Cartier tras el salto.