En la muñeca: TAG Heuer Connected

TAG-Heuer-Connected-5-Horasyminutos

TAG Heuer ha presentado por fin el TAG Heuer Connected, la incursión de la marca en el mundo del smart watch con el que quiere ser no sólo único, sino indicar a las demás casas relojeras por dónde transitar en este nuevo y complicado mundo. Tuve la ocasión de estar jugueteando con él y os cuento mis impresiones.

 

TAG-Heuer-Connected-3-Horasyminutos

En primer lugar quiero decir que en este artículo NO voy a hablar de las aplicaciones que trae el TAG Heuer Connected, salvo aquellas que son exclusivas del reloj. El aparato corre Android Wear, por lo que las aplicaciones van a ser aquellas que se encuentren disponibles para el sistema. Lo que sí es importante destacar es que todas van muy bien, o por lo menos todas las que estuve mirando. No hay tiempos de espera en la carga de las aplicaciones (una de las quejas de los usuarios del Apple Watch) y la transición entre pantallas es fluida y sencilla. La respuesta de la pantalla al deslizamiento del dedo es inmediata, sin esa sensación que a veces se tiene en otros relojes de que el gesto no ha funcionado y que hace que instintivamente vuelvas a deslizarlo y acabes pasando dos ventanas en vez de una. En esto se nota que tanto TAG como Google como sin duda Intel se han pensado  muy bien qué motor meterle al reloj para una experiencia fluida, ahora y en el futuro.

TAG-Heuer-Connected-8-Horasyminutos

TAG-Heuer-Connected-alarm-Horasyminutos

Las dimensiones del reloj son: diámetro de 46 mm, altura de 12,8 mm. Es un reloj grande, y lo parece aún más por su gran pantalla. Sin embargo al estar fabricado en titanio el reloj es extraordinariamente ligero: sólo 52 gramos.

TAG-Heuer-Connected-perfil-Horasyminutos

Y desde luego no hay peligro de que el reloj no se pueda identificar porque es absolutamente TAG: mientras que la esfera del cronógrafo está claramente inspirada la del Carrera Calibre 1887 (que se puede ver aquí), la caja y el bisel son hijos directos del Carrera Heuer 01 que se presentó el año pasado:

TAG Heuer Carrera Heuer 01 frontal

El bisel hereda el escudo de la marca sobre las 12, mientras que donde aparece la palabra Tachymetre se incluye la leyenda plateada TAG HEUER CONNECTED (con la última palabra en cursiva). Tanto el nombre como los numerales y los índices están en relieve y satinados, ofreciendo un buen contraste y aún mejor lectura sobre un bisel tratado con carbono negro arenado y con un recubrimiento anti-huellas. Por último, la corona a las tres no es tal, sino un pulsador que se utiliza para salir de algunas funciones o para “despertar” el reloj cuando está en reposo.

TAG-Heuer-Connected-bisel-Horasyminutos

TAG-Heuer-Connected-corona-Horasyminutos

La trasera, claro, no tiene mucho que decir. O no en el sentido tradicional de la relojería. Es sólo una tapa con con los sensores para la carga y el logo de TAG Heuer. A su lado aparece también el de Intel, y con mismo tamaño que el de la manufactura. En esto no se diferencia de lo que te sueles encontrar en los teclados de los portátiles que funcionan con Windows, donde es habitual la pegatina a todo color -con holograma incluido- del fabricante de procesadores de Santa Clara. No es un detalle pequeño porque los móviles y tabletas se mueven gracias a procesadores Qualcomm, nombre que sólo los iniciados en esas tecnologías conocen porque no aparece en ninguna parte (al menos visible) del teléfono. Intel es un recién llegado a los aparatos móviles, pero su nombre es un clásico en el mercado. Por tanto que aparezca en el fondo del reloj no es baladí: de manera inconsciente nos asocia el reloj con las computadoras, dándonos una idea de potencia y fiabilidad que distingue al TAG Heuer Connected de los demás smart watch del mercado.

TAG-Heuer-Connected-fondo-Horasyminutos

El cristal, como en todo aparato que tiene que ver con la tecnología móvil, es fundamental. Lo que tocamos es un cristal de zafiro resistente a las rayaduras, que protege un panel LCD LTPS. TAG Heuer ha elegido un LCD Low Temperature Poly-Silicon (LTPS) porque ahora mismo son sin duda los mejores del mercado, pero sin embargo se ve penalizado por la resolución de la pantalla: 360×360 con 240 ppi. Hay que tener en cuenta que los Apple Watch -cuyas versiones de entrada valen 1.000 euros menos que el TAG Heuer Connected- tienen una pantalla Retina y la versión de 42 mm, que es la que compara con el TAG, tiene una resolución de 312 x 390 y 302 ppi. No es que la pantalla del THC se vea mal, pero se beneficiaría de una mejor resolución, especialmente si se quiere ser fiel a la experiencia TAG en la muñeca.

TAG-Heuer-Connected-2-Horasyminutos

Para ser completamente objetivos hay que añadir que el reloj siempre se ve mejor en vivo que lo que pueda captar una cámara digital. Me refiero a que en las fotos que aparecen en este artículo el reloj no se ve tan bien como es en realidad. Pero también es verdad que no se ve igual que un reloj mecánico. Esto en sí no es un problema en cualquier smart watch porque las esferas son todas “inventadas”, por así decir. Pero el THC reproduce esferas auténticas de TAG y es ahí donde las comparaciones empiezan, porque en este caso sí hay un referente que se puede cotejar. Por eso no me cabe duda de que en la siguientes versiones del TAG Heuer Connected la pantalla tendrá mejor resolución.

Vamos a verla tras el salto