El TAG Heuer S3, tarjeta de embarque en vuelos sin gravedad

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-Horasyminutos

En un mundo en el que casi todo está al alcance de la mano, sea de manera directa o pagándolo a plazos, hay pocas experiencias que son realmente únicas. Una de ellas es, sin duda, subir al espacio. Después del verano comenzarán los vuelos a gravedad cero y el acceso al avión se realizará con una tarjeta de embarque muy especial: el TAG Heuer S3.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-1-Horasyminutos

Este TAG Heuer S3 es un nuevo hito para la marca. No es que TAG se prodigue mucho en el espacio, pero desde luego cuando lo hace no pasa desapercibida. Como ya explicamos en nuestro artículo sobre la historia de TAG Heuer y su pasión por el deporte (que se puede leer aquí), el primer vuelo espacial tripulado de Estados Unidos tuvo lugar el 20 de febrero de 1962, fecha en la que John Glenn sintió por primera vez la ingravidez a bordo de la nave “Friendship” y a la que se subió llevando atado a su muñeca un Heuer 2915A. Una sorprendente unión entre un cronógrafo de bolsillo -cuya primera versión apareció en 1882- y la más avanzada tecnología del momento.

JohnGlenn_4

1962-Stopwatch_John-Glenn

La empresa Swiss Space Systems se creó en 2012 con la idea de explotar comercialmente los vuelos de gravedad cero, que es como se conoce el estado en el que la Tierra deja de ejercer su atracción gravitacional sobre los cuerpos y por tanto estos flotan libremente en el espacio. En abril de este año anunció la adquisición de un Airbus 340-300 para por fin poner en marcha la comercialización de esta experiencia tan única. El Airbus 340-300 es un avión que mide 59,39 metros de largo y que voló por primera vez en 1993. Es la versión más habitual del Airbus 340, que se dejó de fabricar en 2011 habiendo alcanzado las 246 unidades entregadas y de las que actualmente ya sólo están operativas 146. Éste es el avión que se ha preparado para los vuelos al espacio.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-4-Horasyminutos

El objetivo de S3 es de ofrecer al público en general la oportunidad de vivir esta experiencia única proponiendo precios más asequibles de lo que uno imaginaría que cuesta subir al espacio. El avión estará dividido en tres zonas distintas: VIP, Premium o Party. Las dos primeras tendrán como tarjeta de embarque el TAG Heuer S3.

 

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-asientos-Horasyminutos

El A340-300 llevará cerca de 70 pasajeros y efectuará un vuelo de 90 minutos, durante el cual se realizarán quince parábolas con tiempo de microgravedad de 25 segundos por parábola.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-2-Horasyminutos

¿Y cómo es el TAG Heuer S3? Pues en realidad es un TAG Heuer Chrono Formula 1 negro de cuarzo con una precisión de una décima de segundo. La caja es de acero con un revestimiento de carburo de titanio. Los minutos de las 12 a los 25 están pintados en rojo porque 25 segundos dura el tiempo en el que se siente la ingravidez. Así, con el TAG Heuer S3, se puede cronometrar la duración exacta de la experiencia.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-5-Horasyminutos

El reloj lleva la marca del logotipo S3 en el contador de las 6 h, y se completará con una pulsera de caucho negro que también incluirá el estampado del logotipo S3. El fondo del reloj llevará grabada la curva del avión que sube a 45°.  El reloj va por supuesto incluido en el precio y por tanto pasará a ser propiedad del dueño del billete, por lo que TAG Heuer S3 no se podrá comprar en las tiendas. Eso sí que es una edición exclusiva. El precio del pasaje VIP no se ha hecho público, pero adquirir un billete para la zona Party -que no incluye reloj- cuesta 2.950 francos suizos (2.720 euros), mientras que el paquete Premium cuesta 7.500 francos suizos (6.920 euros). Ya no hay plazas disponibles para 2016, o sea que hay que empezar a buscar estos vuelos tan especiales para el 2017 ya. Más información en TagHeuer.es.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-3-Horasyminutos