En la muñeca: IWC Pilot’s Watch Timezoner Chronograph

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-9-HorasyMinutos

IWC presentó en el pasado SIHH 2016 de enero toda una colección de relojes de piloto entre los que destacaba este Pilot’s Watch Timezoner Chronograph, con una complicación de zona horaria muy poco vista a la que además añadió un cronógrafo flyback. Es decir, una pieza muy atractiva que vamos a diseccionar con fotos, vídeo y precios.

 

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-2-HorasyMinutos

Si te dejan el Pilot’s Watch Timezoner Chronograph y no te dicen nada sobre cómo funciona puedes estar un rato dándole vueltas, jugando con la corona y terminar frustrado. Cuando uno ve ciudades en el bisel inmediatamente piensa en un reloj que te da la hora de al menos 24 zonas horarias y que las manejas con la corona. Sin embargo cuando la giras ves que el bisel no se mueve, que sólo se mueve la manecilla horaria y la de la punta de flecha roja que NO marca una segunda zona horaria. Entonces, ¿cómo funciona el Timzoner?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-12-HorasyMinutos

Las pistas hay que encontrarlas en el nombre del reloj: Timezoner Chronograph; es decir, un cronógrafo que localiza horas. Y es que el bisel no te da todos los husos horarios, sino que, girándolo, sólo te dice la hora de la ciudad que quieras. En realidad es una tecnología que IWC compró a Mike Vogard, creador de los relojes Vogard, pero que ha mejorado enormemente. En los relojes de Vogard el funcionamiento era esencialmente el mismo, pero mucho menos refinado: el bisel tenía un protector que había que abrir para poder activar el bisel (como el gatillo de las coronas de Panerai, pero mucho más basto). Aunque la tecnología era muy prometedora Vogard no tenía dinero suficiente para seguir adelante con ella por sus propios medios, así que vendió la licencia a IWC. Huelga decir que la casa fundada por Florentine Ariosto Jones en 1868 refinó la tecnología hasta llevarla mucho más allá de lo que era originalmente. Casi 150 años creando piezas mecánicas se tienen notar por algún lado, ¿verdad?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-1-HorasyMinutos

El funcionamiento del Timezoner Chronograph es muy sencillo y a la vez muy fiable: una vez que se ha sincronizado tu hora de origen con la ciudad que figura en el bisel, presionando con el índice y el pulgar vas girando el bisel en un sentido o en otro para llevar la ciudad donde te encuentres hasta las doce. Al hacerlo la manecilla horaria y la de 24 horas, que tiene la punta roja, se van moviendo junto al bisel. Está manecilla está muy bien resuelta porque es visible de un vistazo gracias a su llamativo lacado en rojo, pero sin embargo no molesta la lectura de la hora. Sí que podría interrumpir la lectura de los tiempos del cronógrafo si coincidieran las tres manecillas, pero con simplemente girar el bisel, leer y volver a girarlo se acaba el problema. Porque el giro es rapidísimo.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-6-HorasyMinutos

El engranaje que hace posible el movimiento está muy bien realizado: se mueve de manera sencilla y sin esfuerzo pero a la vez cada vez que llega a un nuevo punto horario queda anclado firmemente, sin holguras. Y es que este Timezoner Chronograph ha tomado también el bisel giratorio interno del Aquatimer, llamado SafeDrive,  de manera que el bisel interior controla el movimiento del externo. El resultado es, como digo, un verdadero placer de usar. Es decir, el Timezoner Chronograph no te da la hora en todo el mundo de manera automática, pero qué te puede gustar más que interactuar con el reloj todo el rato.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-7-HorasyMinutos

Además el bisel señala también las zonas que tienen horario de verano con una S (de Summer, en inglés, o Sommer en alemán). Basta con deslizar el bisel hasta hacer coincidir la S con el triángulo de las 12 (obligado en un reloj de piloto) para tener la ciudad en horario de ahorro de energía. ¿Sencillo, verdad? Pues es una nueva patente de IWC. Pero además el Timezoner es un cronógrafo flyback, es decir, que la manecilla central vuelve a cero presionando el botón a las cuatro sin tener que parar primero la marcha. El cronógrafo puede medir tiempos de 60 minutos y hasta 12 horas, que se leen en la subesfera a las 12. Todo ello gracias al calibre automático de manufactura 89760 que se mueve a 4 hercios y tiene 68 horas de reserva de marcha. Está tapado por una imagen del avión Junkers JU 52, que en los años 30 volaba por los cinco continentes. Es por tanto una imagen perfecta para el reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-4-HorasyMinutos

El Timezoner Chronograph tiene una caja de acero 45 mm de diámetro y 16 y medio de altura, lo que directamente le coloca dentro de la gama de relojes grandes. Pero el color negro ayuda a reducir la sensación de tamaño, mientras que los pulsadores de cronógrafo no son de pistón, lo que también reduce visualmente la superficie. Lo mismo se puede decir de la corona que, sin ser pequeña, tiene un tamaño que no aumenta visualmente las dimenosiones del reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-3-HorasyMinutos

Pero sobre todo está bien equilibrado, asentándose bien sobre la muñeca en no poca medida gracias a la correa negra de Santoni, que se cierra sobre la muñeca mediante su hebilla desplegable. El Timezoner Chronograph se lleva por tanto muy bien sobre el pulso, y además tiene una apariencia marcada pero incluso sobria para sus hechuras. Tiene un precio de 13.500 euros, por el que te llevas un reloj con calibre de manufactura, con cronógrafo y con una complicación tan poco vista como atractiva. El reloj ya está disponible en la boutique de la marca. Más información en IWC.es.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-11-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-10-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-13-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-8-HorasyMinutos