Nuevo Frederique Constant Slimline Moonphase Manufacture

frederique-constant-slimline-moonphase-manufacture-3-horasyminutos

Frederique Constant lanza una nueva versión de su Slimline Moonphase Manufacture, uno de sus relojes más exitosos. Y con razón, porque da mucho a un precio muy atractivo. Vamos a ver lo que nos ofrece el reloj, sus datos técnicos y su precio.

 

frederique-constant-slimline-moonphase-manufacture-2-horasyminutos

Este nuevo Slimline Moonphase Manufacture es uno de los relojes surgidos tras los acontecimientos empresariales acaecidos en el grupo Frederique Constant, que incluye Alpina y Ateliers DeMonaco: el pasado mayo supimos que Citizen adquiría el grupo. La noticia hizo correr mucha tinta porque son dos marcas muy alejadas una de otra y muchos se preguntaban que pasaría con la manufactura: si Citizen la iba a devaluar, si la convertirían en una fábrica de relojes de cuarzo… En mi opinión no hay nada de eso. Citizen ya es dueña de Bulova y la fábrica de movimientos La Joux-Perret SA que a su vez es dueña de las casas de alta relojería Angelus y Arnold & Sons, y ahí siguen. La idea de la adquisición es aumentar la presencia de Citizen en el mercado occidental y en segmentos en los que no está. Una maniobra habitual en el mundo empresarial y que seguramente seguiremos viendo en el campo de la relojería, porque cada vez es más importante tener fuerza suficiente como para encarar un mercado globalizado. A cambio Frederique Constant obtiene un respaldo financiero que le va a asegurar sus operaciones en unos tiempos tan difíciles como los actuales. Es verdad que la mano de los nuevos propietarios en cualquier mercado (no sólo el de la relojería) tarda tiempo en notarse, pero yo no creo que vayamos a ver nada particularmente llamativo en FC. Salvo, eso sí,  que MMT, que hacía los módulos para su Horological SmartWatch -que se puede leer aquí– ya no forma parte de la compañía.

frederique-constant-slimline-moonphase-manufacture-5-horasyminutos

 

El Slimline Moonphase Manufacture mantiene las constantes de sus otros 13 hermanos de colección. La caja de acero tiene 42 mm de diámetro por 11,3 mm de altura. Por tanto, aunque el nombre lleva incorporado el adjetivo “delgado”, no se puede decir que lo sea. Pero no es una altura descabellada en absoluto y cumple perfectamente su labor como reloj de vestir. Toda la caja está pulida a espejo, efecto que contrasta muy bien con las estrías de la corona. La relativa delgadez del bisel hace que la esfera dé sensacion de mayor tamaño del que tiene, lo que le sienta muy bien al color champán que ostenta y que por su parte aporta un aire muy retro. Por supuesto la mirada se centra en la subesfera con la fecha y una ventana de fase lunar sencilla pero bien resuelta, decorada con un guilloché circular para contrastar con la decoración rayos de sol de la esfera. Como ya he dicho en otras ocasiones, me gusta también la grafía de los números de la fecha porque es distinta a la Helvética tradicional y le dan un ligero toque informal.

frederique-constant-slimline-moonphase-manufacture-4-horasyminutos

Todas las funciones del Slimline Moonphase Manufacture, incluida la fase lunar, se ajustan con la corona, sin pulsadores adicionales. Una comodidad añadida del calibre automático de manufactura FC-705 visible a través del cristal de zafiro posterior y que se mueve a 4 hercios y tiene 42 horas de reserva de marcha. Es importante recordar que Frederique Constant tiene ya 20 calibres propios. Dado sus precios asequibles a menudo se ha pensado que esta era una casa “menor” dentro de la relojería, pero en mi opinión simplemente ofrece mucho a muy buen precio; de hecho mucho más que otras casas que con un solo calibre en sus almacenes -o incluso ninguno- se postulan como grandes maison d’horlogerie. Hay que quitarse el sombrero ante lo que está haciendo Frederique Constant y, en tiempos agitados como estos en los que la gente ya no compra nombres sino valor, los relojes que salen de sus talleres adquieren su verdadera dimensión. Como ocurre por ejemplo con su excelente Calendario perpetuo que ya vimos con fotos en vivo en este artículo. Este nuevo Slimline Moonphase Manufacture tiene un precio de 3.300 euros. Por poner otro ejemplo de reloj con fase lunar con calibre de manufactura (aunque con segundero central), el Master Ultra Thin Moon de Jaeger-LeCoultre tiene un precio de 8.800 euros. Más información en FrederiqueConstant.es.

frederique-constant-slimline-moonphase-manufacture-1-horasyminutos