TAG Heuer Monza 40 Aniversario: Fotos en Vivo y Precio

tag-heuer-monza-9-horasyminutos

La historia de TAG Heuer está marcada por numerosos hitos relojeros, modelos que han contado siempre con la devoción de sus seguidores y con el aprecio general de los amantes de la relojería. Uno de esos modelos es el Heuer Monza, que ha tenido varios renaceres y que ahora, para su 40 aniversario, llega con un nuevo aspecto y la misma capacidad de seducción.

 

tag-heuer-monza-3-horasyminutos

La historia del Heuer Monza es un tanto liosa, como suele ocurrir con modelos que surgieron en los tiempos en los que no era tan importante la coherencia, la continuidad y el registro de actividad como lo es ahora. El modelo lo diseñó y lanzó en 1976 Jack Heuer para celebrar el primer título de campeón del mundo de Niki Lauda con FERRARI. Cuando pensamos en un Monza pensamos en ese modelo, pero en realidad la idea se tomó de unos cronógrafos que la casa lanzó en en los años 30 y que tenían una caja con forma de cojín. Por eso cuando se relanzó en el año 2000, con el calibre 17, se recuperó esa caja, que se mantuvo en la edición limitada de 2011 y también en la que presentamos ahora.

 

heuer-monza-historia-horasyminutos

La caja actual pasa de los 39 mm del original a 42, mucho más actual pero que puesta parece más pequeña por su intenso negro. En vez de acero el material utilizado es el titanio, ganando así en ligereza. El titanio ha sido tratado con carburo de titanio, lo que le proporciona ese color negro intenso y sobre todo una gran dureza, sólo inferior a la del diamante. De esta forma su durabilidad está garantizada. Y también su belleza, porque tiene un brillo muy particular que cubre toda la estructura externa y que contrasta con el cepillado de la parte superior del bisel.

tag-heuer-monza-1-horasyminutos5

tag-heuer-monza-7-horasyminutos

Los pulsadores sin embargo no se han tratado para dejarlos como los originales. Eso sí, ahorala corona está en el mismo lado, no a las 9. Como se puede ver en la foto de abajo los pistones del cronógrafo y la corona no están alineados porque el calibre 17 es en realidad un ETA 2894-2 modificado y ajustado por TAG Heuer. El calibre no se ve porque, como el modelo original, el fondo es ciego y lleva grabado el nombre del reloj. El Heuer Monza original fue de los pocos relojes de su época que llevaba el nombre grabado. Ni siquiera en la trasera aparece el nombre de TAG, lo que muestra lo respetuosa que ha sido la casa con la reedición, y que por cierto contrasta con lo que me dijo Jean-Claude Biver durante la presentación del TAG Heuer Autavia 2017 del que informé aquí. Digamos por último que la hermeticidad es más que adecuada: 100 metros.

tag-heuer-monza-2-horasyminutos

tag-heuer-monza-4-horasyminutos

La esfera mantiene los elementos originales, pero modificándolos. En la versión de 1976 el pequeño segundero estaba a las 10 y el contador de 30 segundos a las tres. En el nuevo Heuer Monza las subesferas se sitúan en la posición tradicional de las 3 y las 9, pero en orden inverso: el pequeño segundero a las 3 y el contador de 30 minutos a las 9. Éste tiene marcadas las secciones del 0 al 5, del 10 al 15 y del 20 al 25 con una pintura roja idéntica a la de la trotadora que una vez aplicada toma forma de diamante, y queda muy bien.

tag-heuer-monza-8-horasyminutos

Las manecillas son blancas y negras, también como el original, con inserciones de SuperLuminova doradas que acentúan su espíritu retro. Y por una vez no habrá discusiones por la inclusión de una ventanilla de fecha: ya estaba en el original. Y tan sencilla como era entonces lo es ahora, aunque en esta ocasión se apoya sobre una pequeña sección del índice de las 6, suficiente como para mejorar la lectura en la oscuridad.

tag-heuer-monza-10-horasyminutos

El reloj se ata con una correa de piel tipo racing de muy buena presencia y que se cierra sobre el pulso con un cierre pleglable -quizá algo abultado- también realizado en titanio y con el logo de Heuer grabado. El resultado en la muñeca es fantástico porque estamos ante un claro homenaje pero que a la vez con un porte perfectamente actual y muy atractivo. El TAG Heuer Monza es una edición numerada pero no limitada (por más que en el reverso diga “Limited Edition”). Tiene un precio de 4.700 euros y se puede encontrar más información en TAGHeuer.es.

tag-heuer-monza-6-horasyminutos