Dos Richard Mille, frente a frente en el Abierto de Australia 2017

Ya ha comenzado el año tenístico, casi al tiempo que el año físico, y el primer plato fuerte es el Abierto de Australia 2017, que está demostrando ser tan excitante como se esperaba. Los sorteos han hecho que en dieciseisavos se hallan enfrentado los dos tenistas embajadores de Richard Mille: Rafael Nadal y Alexander Zverev.

 

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal

“Épico”, “Histórico”, “Espectacular”, “Apasionante” son algunos de los adjetivos que la prensa internacional dedica al partido jugado en el Abierto de Australia 2017. Las competiciones tenísticas siempre son un estupendo lugar para ver marcas de relojes, porque casi todos los grandes tenistas son aficionados a los relojes, y algunos son embajadores de marcas. Así por ejemplo está compitiendo -y a muy buen nivel por cierto- Roger Federer, embajador de Rolex durante toda su carrera.

Roger Federer con Rolex Daytona Chocolate

También hemos visto a Novak Djokovic, que comenzó siendo embajador de Audemars Piguet pero que desde hace años lo es para Seiko.  Y digo “hemos visto” porque el serbio, que en otros tiempos fue el intratable número uno del mundo, parece un poco desnortado últimamente y fue eliminado a las primeras de cambio. El tenis es un deporte extraordinariamente técnico, pero por encima de todo lo es mental. La tensión de mantener siempre la presión, y más cuando eres el número uno, debe llegar a unos niveles incomprensible para el resto de nosotros mortales. No es raro por tanto que Nole no ande tan fino últimamente.

Djokovic y su Seiko Astron

Pero, volviendo a lo que nos ocupa, había ganas de ver el partido Nadal-Zverev en este Abierto de Australia 2017, porque el número 9 parece que por fin está en la senda ascendente y Alexander iba a ser una buena piedra de toque para saber el estado del balear. Zverev es el número 24 del mundo, pero, como dice el propio Nadal, “tiene madera de número 1”. Y en efecto: aunque es un cañonero -por la potencia sobre todo de su saque-, es un jugador con mucha técnica, recursos y movilidad. No es de extrañar que Richard Mille lo eligiera como embajador, seguramente pensando en la sucesión del tenista español.

Zverev con su Richard Mille 27-01 y una camiseta más que cuestionable

Cuando han saltado a la pista resulta que teníamos delante no uno, sino 3 Rafael Nadal: el jugador, su RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal (que presentamos aquí con el vídeo más visto de nuestro canal) y Zverev con su 27-01 Tourbillon Rafael Nadal. Este fue el reloj creado por Richard Mille para Nadal en 2013, que se distingue porque el movimiento -que sólo pesa 3,5 gramos- está suspendido por unos cables de un diámetro de 0,35 mm. Como todos los relojes fabricados para Rafael Nadal, el reloj aguanta aceleraciones de 500 G. Para la ocasión Zverev le ha puesto una correa verde.

El partido del Abierto de Australia 2017 ha respondido a lo que se esperaba: ha durado 4 horas y 5 minutos con una extenuante puntuación de 4-6, 6-3, 6-7, 6-3 y 6-2. Nadal ha sido el de siempre, sabiendo aguantar, contrarrestar y al final agotar a su rival, que ha terminado completamente acalambrado. Veremos a ver cómo progresa el tenista español y si recupera al menos parte de su gloria pasada. Mientras tanto, la exposición de la manufactura ha sido máxima. ¡Qué ojo tiene su dueño para elegir embajadores! Más información en RichardMille.com.