MB&F HM7 Aquapod: fotos en vivo y precios

Leer la hora en el HM7 Aquapod necesita cierta adaptación por parte del usuario, pero no es desde luego uno de los relojes más difíciles de leer de la casa. Ese honor recae, seguramente, sobre el HM3 Megawind (que vimos aquí). En este caso la lectura se basa en dos círculos concéntricos que giran en el sentido de las agujas del reloj y pasan por delante de un indicador pintado en azul, no muy refinado a decir verdad.

Además del perfecto tratamiento los índices y numerales con SuperLuminova, la caja del tourbillon volante tiene 3 paneles luminiscentes AGT (Ambient Glow Technology) que iluminan el torbellino, creando un efecto nocturno mágico. Se echa de menos que el indicador horario también fuera luminiscente de manera que la lectura en la oscuridad fuera exacta. Tal cual es ahora hay que recordar que el indicador está en la parte frontal de la correa e intuir la hora que es.

No hay nada más simétrico que un círculo o una esfera, y para guardar la simetría el reloj también tiene dos coronas. La de la izquiera sirve para dar cuerda al Aquapod -si fuera necesario- mientras que la de la derecha pone en hora el reloj. Y lo hace de una manera extremadamente suave, gracias a un gran rodamiento creado a tal efecto que hace girar los discos horarios como una brisa.

La colección MB&F HM7 Aquapod está -por ahora- limitada a dos modelos, de los cuales se van a fabricar 33 unidades en titanio y 66 en oro rojo. Los precios están en la línea de exclusividad de la casa: la versión de titanio cuesta  98.000 francos suizos (91.700 euros), mientras que la versión en oro rojo cuesta  110.000 euros. Los relojes ya están disponibles para su entrega. Más información en MB&F.com.