Baume & Mercier Clifton GMT Power Reserve: fotos en vivo y precio

Baume & Mercier sigue dando pasos firmes para convertirse en una de las marcas de lujo asequible. Su mejor colección, Clifton, se vuelve a enriquecer con este nuevo Clifton GMT Power Reserve que ofrece dos complicaciones útiles en una pieza realizada con gusto y buen precio.

 

He declarado a menudo lo mucho que me gustan los Clifton, desde el momento en que se lanzó la colección. Su inspiración en los años 50 pero con un porte actual, con una pizca de deportividad pero sin perder la compostura elegante, me ha parecido siempre un acierto. Es el reloj perfecto para todos aquellos que quieren “un buen reloj”. “Bueno” como lo opuesto el concepto de “un reloj de 100 euros”, de los de usar y tirar. Todavía perdura el concepto de reloj para toda la vida, el que se va a llevar en todas las ocasiones porque es el reloj que se tiene. Al contrario de lo que se piensa esto no es un concepto anticuado, sino justo el que en el fondo defiende la industria relojera: el reloj como instrumento fiable y de tal calidad que nos va a acompañar toda la vida; es, por tanto, una compra importante. Y no hay que olvidar que que la inmensa mayoría de los relojes que se compran caen bajo esta premisa, y Baume & Mercier apunta a este segmento ofreciendo grandes relojes a precios atractivos. Como este Clifton GMT Power Reserve.

La caja del Clifton GMT Power Reserve sigue teniendo 43 mm de diámetro. No es desde luego la medida canónica de los relojes de vestir, pero el reloj se lleva bien en la muñeca. Y, sobre todo, es que Clifton no quiere ser ese tipo de reloj. Aspira más a la persona joven (digamos hasta los 40) que quiere un reloj para la oficina pero con más presencia, y que se lo pueda poner con vaqueros. Para la oficina ya tiene la combinación de pulidos y satinados, además de la correa de aligátor.

La esfera sigue la senda elegante, pero el tono azul de la el extra de personalidad necesaria para que no sea otro reloj más para llevar de 9 a 5. El dial irradia tonalidades azules desde el tornillo central, y la disposición de los elementos es equilibrada y atractiva. Personalmente hubiera quitado la leyenda “GMT” y sobre todo la de “Automatic” (como siempre digo, no hace falta que le recuerdes al dueño lo que lleva puesto) y habría subido el nombre de la casa a la parte superior. Pero esto es una batalla perdida y, al menos, resulta proporcionado.

Los numerales e índices de este Clifton GMT Power Reserve son los tradicionales de la colección: aplicados y pulidos a espejo. Las manecillas -de perfecta longitud, por cierto- son también las mismas dauphine que ya conocemos. Ya existía la complicación GMT/Reserva de marcha en otros relojes de la casa, pero ahora la ejecución es más moderna y atractiva (aunque más difícil de interpretar): a las 12 aparecen dos semicírculos concéntricos; el superior abarca desde las 6:00 PM hasta las 6:00 AM y está marcado por la punta roja de la manecilla. El superior, por tanto, marca desde las 6:00 AM hasta las 6:00 PM gracias a la punta blanca. Al sur un semicírculo -ubicado en espejo con respecto a los del segundo huso horario- indica la reserva de marcha de 42 horas.

Las funciones las alimenta el calibre Soprod 9035, que es en realidad un módulo de SOPROD que se monta sobre el ETA 2892-A2. Una pena que no sea sobre un calibre Valgranges, porque así la ventanilla de fecha quedaría más pegada al borde de la esfera. Lo bueno es que Baume & Mercier ha adoptado la política de decir qué movimientos usa, al contrario que muchas otras marcas que intentan esconderlo, y además lo enseña gracias al zafiro posterior. El movimiento tiene una decoración más que correcta, con Côtes de Genève en el rotor y graneado circular en la platina y los puentes, además de tornillos azulados.

El Clifton GMT Power Reserve resulta, como ya he dicho, muy atractivo en la muñeca. Las asas curvas hacen que la correa se adapte muy bien, en primer lugar al reloj y en segundo al brazo. Da sensación de calidad y buenos acabados, y el azul combinado con el rojo y el blanco le dan esa planta deportiva necesaria para afrontar el fin de semana sin complejos.

El precio del Clifton GMT Power Reserve está en 3.400  francos suizos, que con el cambio actual sería el mismo en euros. Es uno de los mejores precios que ha visto en la colección, la guinda que corona a este pastel. Estará disponible a partir de abril. Más información en Baume&Mercier.es.