Omega celebra los 60 años del Speedmaster con el evento “Lost In Space”

 

OMEGA ha celebrado el 60 aniversario de su icónico reloj Speedmaster en un evento lleno de estrellas en Londres. George Clooney y Buzz Aldrin fueron los invitados de honor del evento “Lost in Space”, en el que se homenajeó el incomparable legado del Speedmaster en la exploración espacial.

 

El acontecimiento vino precedido por un paseo de unos cuantos astronautas por Londres. Todos, por supuesto, equipados con su Omega Speedmaster Moonwatch. El evento principal, presentado por el físico Brian Cox, tuvo lugar en la Tate Modern, que se transformó para ofrecer a los invitados una experiencia sensorial. En el interior, el espacio estaba decorado de forma elegante y futurista y había 60 modelos de Speedmaster de 1957 a 2017 expuestos.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, fue el primero en subir al escenario para dar la bienvenida a los invitados y compartir sus reflexiones sobre el modelo más conocido de la marca.  “El Speedmaster es uno de los cronógrafos más icónicos del mundo. No solo para OMEGA, también para los numerosos hombres y mujeres que lo han llevado en su muñeca y confiado en él. Incluso 60 años después, su poder y carisma no han disminuido. Estamos muy orgullosos de organizar un evento de esta magnitud y de compartirlo con los mayores fans del Speedmaster”.

Raynald Aeschlimann, CEO de Omega, Buzz Aldrin, el profesor Brian Cox y George Clooney

Tras 48 años, Buzz apareció con un traje espacial en el escenario. Y tras una gran ovación, relató sus recuerdos sobre su tiempo en el espacio. “No teníamos miedo. Es más, estábamos orgullosos de ser capaces de representar a todo el mundo y de tener las habilidades y el conocimiento necesarios para llevar a cabo algo tan significativo para nosotros como astronautas y también para otras muchas personas”.

Buzz Aldrin lleva tres MoonWatch: uno en la muñeca derecha y dos en la izquierda, enganchados a un único brazalete

Situado al lado de Aldrin estaba el actor George Clooney quien, además de ser un fiel seguidor del Speedmaster, también ha sido durante toda su vida un apasionado de la exploración espacial. Desde su infancia, las misiones Apolo y el OMEGA Speedmaster han estado presentes en sus recuerdos más queridos. “Los Speedmaster han sido gran parte de mi infancia. Mi tío y mi padre los tenían porque eran una parte importante de la llegada a la Luna. Mi padre me dio como regalo en mi graduación un Speedmaster. Hay muchas razones para amarlos porque son relojes elegantes, pero a mí me gustan también por su historia”.
Cuando se le preguntó sobre sus recuerdos de la llegada a la Luna, George homenajeó a Buzz: “Lo que hicisteis nos importaba a todos y no puedo agradecerte lo suficiente tu coraje, tu liderazgo y todo lo que has hecho”. Tras la presentación se sirvió una cena con la temática, claro, de la conquista de la Luna y el papel del Speedmaster. Más información en Omega.es.