Primeras declaraciones de Chabi Nouri, CEO de Piaget

Chabi Nouri fue nombrada CEO de Piaget a principios de 2017, entrando así en el -desafortunadamente- reducido grupo de mujeres al mando de grandes empresas relojeras. En una entrevista con Thomas Schambler en Arabian Business ha hablado sobre sus planes para impulsar a Piaget y si una perspectiva femenina cambia las cosas.

 

No hay muchas empresas del mundo de la relojería y joyería que tenga una mujer como Directora General. De hecho, usted es la segunda en toda la historia del grupo Richemont. En su opinión, ¿por qué no hay más?

En primer lugar, estoy extremadamente orgullosa de tener esa oportunidad con Piaget. No creo que haya un desequilibrio en la industria; de hecho creo que está muy bien equilibrada. Hay muchas mujeres trabajando en relojería y joyería; menos en la alta dirección, es cierto. Pero yo diría que es más una cuestión de personalidad, liderazgo y talento. He trabajado para un buen número de marcas y nunca he sentido que hubiera un techo de cristal, ni que mis oportunidades fueran diferentes de las de mis colegas masculinos.

¿Cree que usted traerá un nueva perspectiva a la marca? ¿Vamos a ver cambios en Piaget en lo que respecta a la diversidad?

Creo que las cosas ya han cambiado bastante. La diversidad no es prácticamente un asunto en algunas empresas; no porque no importe sino porque así es como se hacen las cosas. Es automático. La diversidad de género es una cosa, pero el aspecto más importante para mí es la nacionalidad o la diversidad cultural. Aporta a la gente un filtro distinto, y forma distinta de abordar los retos. También creo que hemos aprendido que la diversidad también trae consigo estrategias más robustas y la habilidad de ser más flexible y ágil. Así que seguiremos haciendo exactamente eso, tener una mezcla de gentes distintas con formaciones diversas. Es bueno para el negocio.

¿Qué significa para usted Piaget, y qué le gustaría que significara para los amantes de la relojería?

Piaget es elegancia atemporal. La marca, la maison y la familia comenzó hace ciento cuarenta años. En aquel entonces el objetivo de Piaget era trabajar en los calibres, y nos hemos asegurado de hacer que ese sea el elemento más importante en todo lo que hacemos. Nuestros relojes son técnicamente impresionantes, a pesar de su aspecto exterior. Lo que quiero decir es que, aunque sea una pieza con un aspecto particularmente impresionante, su belleza no está sólo en la superficie.

La mayoría de la gente sabrá de Piaget por nuestros récords en piezas ultradelgadas. El primer calibre fue el 9P, producido hace sesenta años. Fue el que revolucionó la industria relojera, porque sólo tenía dos milímetros de altura. Tres años más tarde lanzamos un movimiento automático de sólo 3,2 mm de altura, que aún hoy es un récord. Haciendo el calibre más pequeño ayudamos a la empresa a experimentar con sus relojes: las esferas comenzaron a ser más grandes y, con menos espacio ocupado por el calibre las casas empezaron a experimentar con los elementos decorativos. Así que en muchos sentidos nuestros movimientos influyeron en diseño de nuestros relojes. Y así ha seguido durante los 140 años de Piaget.

Calibre 9P y 12P

Es un momento tumultuoso para la industria. El 2016 no fue un buen año para muchas casas relojeras, y las perspectivas para 2017 no parecen las más positivas posibles. La mayoría de las empresas parecen haber echado el freno y están esperando que el año no se las lleve por delante. ¿Se sienten así en Piaget?

Creo que esa es una manera muy negativa de ver la situación. En Piaget nos concentramos primero en las oportunidades, que ha sido siempre un mantra en la empresa. Siempre miramos dónde podemos crecer, siempre mirando hacia delante. En ese aspecto somos muy afortunados, ya que hemos desarrollado las dos líneas de relojería y joyería.

Piaget Limelight Stella y Brazalete Piaget Rosa

Tenemos muchos tipos de clientes en numerosos segmentos. Somos realmente mundiales, así que aunque algunos mercados se ralenticen siempre tenemos oportunidades en otros sitios. Esto nos permite estar siempre pisando el acelerador, sea en relojería o quizá en el desarrollo de joyería.

Por supuesto al mismo tiempo nos estamos expandiendo. Un buen ejemplo es el Piaget POLO S (lo vimos con fotos en vivo y precios aquí). Nos ha abierto una nueva audiencia, la de los relojes deportivos en acero. Sigue siendo un Piaget -y me refiero a que es elegante y no simplemente un reloj para todos los días- y muy delgado.

Ya hemos empezado a ver cómo nos trae nuevos clientes que no existían para la marca hace unos años. Se va a ver más de esa forma de pensar en el futuro por parte de Piaget.

¿Cuánta interacción tiene con otros CEO de Richemont? Hay discusiones sobre en qué segmentos debería participar cada marca? ¿Hay mucha competencia?

Cada casa está dirigida de manera completamente separada. Sí, por supuesto, hablamos entre nosotros. Nos juntamos en las distintas reuniones, pero así como todos estamos integrados en Richemont, cada uno se maneja por separado de los demás.

¿Qué podemos esperar de la marca en este año?

Tenemos varias colaboraciones por todo el mundo -como Art Dubai-, pero este año es en realidad el sexagésimo aniversario del Altiplano. Sesenta años de elegancia atemporal, y sesenta años de un reloj que se ha convertido en un icono para el hombre que busca un reloj refinado.

Así que estamos celebrándolo con una edición limitada que presentamos en el SIHH en enero (se puede ver aquí). Se inspira mucho en el diseño original, incluida la esfera y el logotipo. En realidad tenemos dieciocho ediciones limitadas de esa pieza. Y hemos lanzado la primera gran complicación para el Altiplano, el tourbillon. Es increíblemente delgado y ligero -como cabía esperar- y tiene una caja del tourbillon descentrada, lo que ha sido todo un reto de diseño.

Es un ejemplo de cómo estamos tratando de ir más allá con el movimiento. Tenemos el lema de “Siempre haz más de lo necesario”, y creo que este reloj es un ejemplo perfecto de dicho lema.

¿Vamos a ver nuevas gamas de relojes, como ha ocurrido con el Polo S?

No puedo decir mucho, pero sí puedo decir que tenemos una sorpresa para más adelante dentro de 2017. Se anunciará en septiembre u octubre. Es un reloj concepto. Lo único que puedo decirle es que va a ser absolutamente maravilloso y sustancia todo nuestro trabajo en la ultradelgadez.

Ha habido nuevas normas sobre el “Swiss Made” en los relojes. Se ha echado para atrás, lo que significa que algunas marcas podrán escribirlo en esferas incluso si gran parte de las piezas del reloj vienen de fuera. ¿Cree que la nueva regulación son susceptibles de ser usadas torticeramente? ¿Cuál es la postura de Piaget?

En primer lugar, nosotros cumplimos absolutamente con todas las normas. Así que para nosotros la nueva normativa no cambia nada. Todos nuestros componentes, nuestros calibres, nuestras cajas… todo se produce en Suiza.

Puedes seguir a Thomas Shambler aquí y tener más información en Piaget.es.