Nueva colección Rado HyperChrome Captain Cook

 

Rado ha presentado una colección muy interesante en Baselworld 2017. La iremos desvelando poco a poco, pero en primer vamos a ver el modelo que ha robado todo el protagonismo: el HyperChrome Captain Cook.

 

Éste es el Captain Cook original de 1962. Si leemos la historia que la casa expone en su web veremos que su nombre no aparece, seguramente ensombrecido por el lanzamiento ese año de una de las colecciones más conocidas de la casa: Diastar. Sin embargo su reaparición -bajo el más extenso nombre de HyperChrome Captain Cook- no puede ser más oportuna porque estamos viviendo un reforzamiento del gusto por todo lo vintage, y muy especialmente de los relojes de buceo (como éste, éste o éste otro).

Rado ha querido ser muy escrupulosa con la reedición y, rompiendo la tradicional forma de fabricar sus relojes, la caja es de acero pulido y  no de cerámica. Aún así la casa no ha querido prescindir de ella y la situado donde más se necesita: en el recubrimiento del bisel. De esta forma se evita que la parte más expuesta del reloj sufra con el ajetreo diario. Para seguir siendo coherente con la época del modelo original las inserciones del bisel carecen de material luminiscente. Más aún, la caja mantiene el diámetro primigenio de 37 mm.

Toda la colección se mueve gracias al calibre automático C07.111 que no es otro que el Powermatic 80: frecuencia de 21.600 alternancias a la hora para una reserva de marcha de 80 horas.

Aunque el tamaño de por sí puede atraer a las mujeres, Rado ha lanzado una versión del HyperChrome Captain Cook específicamente destinada a ellas, también en 37 mm y de los mismos materiales. En este caso todo de color plateado y con diamantes como índices.

En el caso del modelo más masculino la esfera es color negro satinado y los índices son transferidos, no aplicados. En ambos casos sí están tratados con SuperLuminova. Otra de las mejoras es la sustitución del cristal mineral por uno de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambas caras. Eso sí, mantiene perfectamente la apariencia vintage que requiere el reloj. La caja se complementa con un grabado en la trasera con la leyenda LIMITED EDITION ONE OUT OF 1962. El reloj, por cierto, es hermético hasta los 100 metros.

Pero  en caso de que los HyperChrome Captain Cook de 37 mm sean demasiado pequeños -y es en realidad una medida muy discreta- Rado ha lanzado también una versión en 45 mm de diámetro, con unas cuantas variaciones: la caja es de titanio endurecido lo que, una vez más, es de agradecer, porque triplica su dureza natural. La esfera es de azul satinado con índices y manecillas en blanco. Además ha aumentado su hermeticidad hasta los 200 metros.

La colección HyperChrome Captain Cook es francamente atractiva y pone a Rado en la misma línea de salida que la otras marcas que se han lanzado a reeditar sus relojes de buceo antiguos. El precio comienza en 1.850 euros, y se puede encontrar más información en Rado.com.