Porsche Design Chronograph 911 Turbo S: de accesorio, un coche

 

Poco hay que añadir a lo que significa el Porsche 911. La casa germana sigue mejorándolo mecánica y estéticamente y haciéndolo cada vez más personal, creando cada vez más accesorios exclusivos. Y eso es el Porsche Design Chronograph 911 911 Turbo S, que además integra un calibre nuevo.

 

Cuando repasamos los 1919 Datetime Eternity vimos la relación histórica entre la casa relojera y la automovilística, como sus historias se separaron y se volvieron a juntar. Desde entonces van de la mano para desarrollar creaciones exclusivas. Tenía por tanto lógica que el Porsche Design Chronograph 911 Turbo S apareciera para acompañar esta nueva edición tan exclusiva del deportivo.

Esta colaboración tan estrecha entre Porsche Design y Porsche ya ha dado como resultado el Monobloc Actuator, un reloj que fue uno de los más comentados de Baselworld y pronto veremos en nuestra web.

Sólo se van a hacer 500 unidades del Porsche 911 Turbo S Exclusive Series (del vehículo, me refiero). Los precios rondarán el cuarto de millón de euros, y de ahí para arriba. Lo mismo va a ocurrir con los relojes, ya que sólo se van a fabricar 500 unidades. El reloj se podrá personalizar con las mismos acentos que lleve el vehículo, que se ofrece con seis terminaciones. Incluso para las correas se utilizará el mismo cuero que para el interior del coche.

Además para este Porsche Design Chronograph 911 Turbo S se ha desarrollado un calibre cronógrafo nuevo. El movimiento Werk 01.200 ha tardado tres años en desarrollarse y se ha equipado con un movimiento flyback. Es decir, que la trotadora vuelve a cero instantáneamente, sin tener que parar y resetear.

Se ha construido con tungsteno y equipa un volante que se mueve a 4 hercios, muelle Incablock, antigolpes Glucydur y puentes de Nivaflex. El color del rotor es, una vez más, personalible a juego con el color del coche y está diseñado a imagen de las llantas del vehículo, que son espectaculares.

Todo ello se aloja en una caja de 42 mm de diámetro fabricada en titanio. A su vez éste se ha recubierto con un revestimiento de carbono negro. El dial también es de fibra de carbono. La corona tiene el mismo diseño de todas las de la casa:  elegante, deportiva y fácil de usar gracias a su tamaño.

El Porsche Design Chronograph 911 Turbo S sólo se puede adquirir en los concesionarios de Porsche, donde se encarga toda la personalización. Tiene seis variantes: amarillo metálico, blanco Carrera, gris metálico, negro, rojo y azul grafito. Se entrega con un brazalete de titanio y dos correas. Su precio en Alemania es de 9.950 euros IVA incluido -que no está nada mal-, pero conviene consultar en el concesionario local. Más información en PorscheDesign.com.