Rolex Oyster Perpetual Datejust 41: El Rolex de Wimbledon

 

Ahora que ya ha comenzado Wimbledon 2017 Rolex presenta una nuevo Oyster Perpetual Datejust 41, el Rolex de Wimbledon. Veamos cuáles son sus novedades y su precio.

 

La colaboración entre Rolex y el tenis se remonta a 1978, cuando Rolex se convirtió en el «Cronómetro Oficial» de The Championships, Wimbledon. Esta fecha marca el comienzo de una asociación privilegiada entre dos socios impulsados por la búsqueda de la excelencia. El Rolex Datejust es el arquetipo moderno del reloj clásico, tanto por su estética como por sus funcionalidades, que van más allá de los cambios en la moda.

El “Rolex de Wimbledon” original

Para remarcar la pasión mutua de Wimbledon y Rolex, la manufactura tomó los Datejust II aparecidos en 2009 y creó uno con una esfera en la que los numerales romanos eran verdes. Es un color que ya estaba en la paleta de la casa, pero al aplicarlo a los numerales estaba haciendo un guiño al torneo inglés y convirtiéndose de facto en el Rolex de Wimbledon. Este Datejust II tenía el característico bisel aflutado de la casa y el calibre 3136.

La nueva versión, que seguro veremos en la muñeca de Roger Federer, presenta sin embargo un bisel de oro liso y pulido a espejo, que le da un aire menos formal pero igualmente elegante. La caja sigue teniendo un diámetro de 41 mm, perfecto para las muñecas actuales. Pero el cambio más importante está dentro, ya que el Rolex de Wimbledon integra el nuevo calibre 3235.

Este nuevo movimiento es parejo al 3255 que descubrimos con los nuevos Day-Date, con fotos en vivo y vídeo (aquí). Baste decir que está, por supuesto, certificado por el laboratorio COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros). Pero  una vez que ha salido de laboratorio con su diploma correspondiente, Rolex lo pone de nuevo a prueba tras su ensamblado para garantizar que alcanza los requisitos de precisión en uso dos veces más exigentes que los de un Cronómetro oficial. Es decir, -2/+2 segundos al día, aunque ya he leído informes por ahí de relojes que sólo adelantan 1 segundo al día. La reserva de marcha es de 70 horas.

Como Roger Federer es uno de los favoritos para ganar el torneo este año (en realidad siempre lo es), es muy probable que veamos el Rolex de Wimbledon unas cuantas veces, y quién sabe si levantando el trofeo en la final (aunque personalmente prefiero que lo haga Nadal). El Datejust 41 tiene un precio de 11.050 euros. Más información en Rolex.es.