Una charla con Julien Tornare, CEO de Zenith

El recién nombrado CEO de Zenith, Julien Tornare, pasó por Madrid y nos dejó información más que interesante sobre lo que se ha encontrado a su llegada y sobre la estrategia de futuro de la manufactura.

 

Zenith Chronomaster El Primero Legend of Cohiba 42 mm

La ocasión la propició la colaboración de Zenith y Altadis España, que es la distribuidora de los puros habanos Cohiba. Zenith lleva ya un tiempo promocionando la maison con distintas empresas en su búsqueda de algo que mejore el conocimiento de marca y la asociación con valores de tradición, respeto por el trabajo artesano y un público más joven.

Como ya conté en su momento, dirigir Zenith no es una tarea fácil porque la casa lleva mucho tiempo tratando de encontrar su lugar. De ahí que interese mucho qué tiene que decir y aportar un hombre con la experiencia de Julien Tornare.

Un momento de mi entrevista con Julien Tornare. Foto de Leonor Carnicer (@leonorcarnicer en Instagram)

Horas y Minutos: Ha estado en Zenith desde el 2 de mayo. Después de este tiempo, ¿qué está bien en Zenith y qué debe cambiar?

Julien Tornare: No estoy seguro de tener una visión completa aún, pero desde luego en lo que debemos trabajar es en la percepción de marca, en cómo nos entienden. Zenith es una manufactura maravillosa en la que todo se hace a mano pero la gente no lo sabe, ni lo valoran adecuadamente. Tenemos que trabajar mucho en cómo comunicar esos activos.

En segundo lugar yo diría que Zenith, como le pasa a muchas marcas, ha estado muy centrada en sí misma, en vez de centrarse en los clientes. En el mundo de hoy en día los clientes quieren que hablemos con ellos. A través de la web, de las redes sociales y como sea, pero tenemos que hablar con ellos.

Muchas manufacturas están ahí, en su isla, pensando “esto es muy bueno para los clientes”, pero en realidad no saben si es así o no. No ponen al cliente en el centro. Así que cuando llegué le dije a todo el mundo “vamos a poner la silla roja”. Ya sabes, poner una silla roja en la sala de reuniones en la que nadie se sienta, porque es la silla del cliente. Así, todo lo que decidamos tiene que ser para el cliente. Nos habíamos olvidado de él.

Y en tercer lugar, la innovación. Quiero que sea el otro pivote sobre el que nos movamos.

H y M: Pues eso conecta con mi siguiente pregunta. ¿Van a seguir haciendo cosas del tipo Academy?

Julien Tornare: Sin duda. Integraremos algunas de las altas complicaciones dentro de nuestras cuatro líneas. Para el aniversario de El Primero en 2019 habrá unas cuantas cosas muy sorprendentes. Habrá una gran complicación con la caja Defy. Tenemos que capitalizar. La complicación del giróscopo fue una gran innovación y creo que debemos continuar por ahí también.

Módulo Giróscopo

H y M: Zenith tiene un enorme potencial industrial. ¿Han pensado en vender sus movimientos? Ya lo hicieron en su momento (por poner un ejemplo paradigmático, El Primero se vendía a Rolex para los Daytona). Y al fin y al cabo la relojería es un negocio y tiene que ser rentable.

Julien Tornare: En efecto así era. Pero para mí sería o uno u otro modelo de negocio. Podríamos decidir cerrar Zenith y sólo vender movimientos, pero esa no es la decisión que hemos tomado. Queremos seguir siendo una marca, y desarrollarla. Capitalizar lo que se ha hecho en el pasado. Desde luego tenemos capacidad de fabricación, pero no creo que hoy en día tengamos la suficiente como para seguir con la marca y vender movimientos. Nos los piden, es verdad. La semana pasada tuvimos una petición de una buena marca que era parte de un grupo y ahora es independiente, y nos pidieron que les vendiéramos movimientos. Pero dijimos que no. Quiero que nos concentremos en nuestras propias necesidades. En el futuro ya veremos, pero por ahora no.

H y M: Lo preguntaba porque, entre otras cosas, la manufactura tiene 18 edificios que mantener…

Julien Tornare: Pues sí. No todos están ocupados, pero además tenemos planes. Por ejemplo el edificio original, el histórico, es espléndido. Pues bien, queremos crear un hotel. Bueno más bien una casa de invitados, con 5 ó 6 habitaciones de muy alto nivel, para periodistas como tú (risas), pero sobre todo para determinados clientes, que podrán dormir en el edificio en el que el fundador, Jean-Fabre Jacquot, comenzó el negocio.

Y cuando empezamos a trabajar sobre este proyecto y llegamos a los cimientos, ¡nos encontramos agua! Investigamos de dónde venía y resulta que es un manantial natural de agua limpia procedente de las montañas que brota justo ahí. Según estamos hablando hay muestras que se están analizando, y vamos a ver qué hacemos con ella. ¿Qué tal suena agua mineral Zenith? Lo dejo a tu imaginación. Todo forma parte de nuestro objetivo, que es ser innovadores. Igual que cuando llegó la electricidad a Le Locle gracias a Zenith.

Georges Favre-Jacot, fundador de Zenith

H y M: Bueno, al fin y al cabo Girard-Perregaux tiene su propia miel, así que…

Julien Tornare: Y el señor Biver tiene su propio queso, por lo tanto por qué no nuestra propia agua.

H y M: ¿Zenith va a vender relojes en internet?

Julien Tornare: Yo creo que el comercio en línea es definitivamente el futuro. Le ha dado mucho miedo a muchas marcas, porque la relojería es un negocio muy tradicional. Pero hoy en día más y más cosas se venden por internet. Nosotros no tenemos ningún plan para el corto plazo, pero estoy convencido que todas las marcas de lujo acabarán vendiendo en internet. Es sólo cuestión de tiempo. Ahora mismo muchos de nuestros distribuidores ya venden en internet.

RELACIONADO: A DOS TERCIOS DE LOS CLIENTES DE ARTÍCULOS DE LUJO LES GUSTA COMPRAR ONLINE.

 

H y M: Jean-Claude Biver dijo en una entrevista que, en las marcas que él controla, la más débil debería estar bajo el mando de la más fuerte. Que en algunos países Zenith debería estar con TAG Heuer. ¿Va a ocurrir, o está ocurriendo ya?

Julien Tornare: No exactamente. Si por ejemplo tenemos un director que es muy fuerte, con mucha experiencia, puede a lo mejor ayudar a otro del grupo. Pero en algunos países es el de Zenith el que es el fuerte, el que está más introducido. Yo creo que es más cooperación que sometimiento. Hay grupos en los que el director de la marca más fuerte puede empezar a dictar qué hacen otros, pero no creo que eso sea saludable. Porque si el fuerte va a un distribuidor y le dice “tienes mi marca pero ahora tienes que tener esta también”, eso va a funcionar seis meses o un año como mucho. El distribuidor va a ver que no lo vende y se acaba poniendo en contra. Sería una actitud cortoplacista que no beneficia en nada. Debemos trabajar bien como Zenith, y converger con marcas del grupo cuando sea adecuado. Debemos ser independientes.

Zenith Chronomaster Lady

H y M: ¿Hay algún reloj, o algún tipo de reloj, que le gustaría tener en su cartera de productos?

Julien Tornare: Yo creo -y lo vamos a hacer pronto- que necesitamos una nueva dirección para los relojes de mujer. Los relojes de mujer son muy importantes. La gente siempre se pregunta si debemos declinar los relojes de hombre o tener uno específicamente de mujer. Son distintas formas de enfocarlo, pero en cualquier caso creo que tenemos que repensar los relojes de mujer porque es un segmento en crecimiento.

H y M: Así que no va a haber un reloj de buceo.

Julien Tornare: No. Sería una buena oportunidad, pero tiene difícil encaje. Cualquier cosa que hagamos en cronometría es perfecto porque esa es la esencia de Zenith. Pero para un diver no tenemos legitimidad histórica.

Heritage Pilot Ton Up

H y M: Pero con los Pilots de repente se bajaron del avión y se subieron en una moto

Julien Tornare: Pero es que eso también es ser piloto. De avión o de moto, sigues siendo un piloto.

H y M: ¡Qué casualidad, esa misma explicación me dio Biver! ¡Con esas mismas palabras! (risas)

Julien Tornare: Lo importante de los Pilots es que son unos relojes muy chulos. Yo quiero tener uno porque da una imagen de ti mismo segura, relajada. Molan.

Y tiene razón.

El Defy 21 de Julien Tornare

 

 

  • Juan Francisco Pagés Navarrete

    Muy interesante la entrevista….pero sigo sin saber qué van hacer. Que hay que escuchar al cliente pero a corto plazo no van a vender por internet (que lo piden los clientes), que queremos innovar, pero eso de tener un Diver no por qué no hay bagaje historio. Que los edificios están vacíos, pero no vamos a producir manufactura a otras marcas. El único consuelo es que espero que el agua sea buena 😉

    • Jajá eso espero yo también. Y el hotel. En un mercado tan complicado, con una recesión en ventas y -sobre todo- de percepción de producto, es muy difícil remontar una situación como la de Zenith. A mí me gusta mucho la marca, así que de verdad espero que se haga el hueco que merece.

  • Pingback: Zenith Defy Lab: el reloj mecánico más exacto del mundo | Horas y Minutos()