Archivo de la etiqueta: A Lange & Söhne



En la muñeca: A. Lange & Söhne Lange 31 con un mes de reserva de marcha

 

Una de las bases de la relojería moderna es conservar los usos antiguos pero con tecnología punta para adaptarlos a los niveles de exigencia actuales. Sin embargo el Lange 31 de A. Lange & Söhne toma un uso relojero completamente desfasado e innecesario y lo convierte en una obra excelsa. Como de costumbre.

 

Los relojes de bolsillo no tenían bien resuelto el mecanismo de cuerda. Para hacerlo tenían que insertar una llave en la parte trasera y hacer la girar, como ocurre con los relojes de pie. A menudo también era necesario para cambiar la hora, como en la foto de aquí arriba. En ese caso el pivote de giro podía estar en la parte trasera o delantera. En los relojes de pie no hay problema porque son relojes grandes con llaves grandes y agujeros grandes donde insertar la llave, y a menudo protegidos por una puerta.

En un reloj de bolsillo la cosa no es tan sencilla. El menor tamaño del agujero y de la llave podían provocar un mal encaje de esta que a su vez podría a su vez forzar el mecanismo y dañarlo. Al principio para insertar la llave había que exponer el mecanismo entero, lo que lo hacía peligrar tanto a efectos de golpes como de polvo. Después se cubrieron (de nuevo como en el reloj de aquí arriba), pero el agujero seguía siendo una puerta de acceso a polvo y partículas que dañaban el mecanismo. Y además las llaves se perdían.

El asunto se arregló con el diseño de la corona de remonte, un paso de gigante que llevó a las llaves al olvido. Pero como en relojería uno de los motores de creación es el de “porque puedo”, Lange decidió dar un último homenaje a las llaves y creó el Lange 31, un reloj que necesitaba la inserción de una llave para conseguir la impresionante marca de 31 días de reserva de marcha. El reloj se lanzó por primera vez en 2007 en platino y en el SIHH 2017 Lange nos presentó la nueva versión, esta vez en oro blanco.

Esta nueva versión del Lange 31 tiene un diámetro de 45,9 mm, y una altura de 15,9. Muy lejos de las medidas contenidas a la que nos acostumbra ALS, desde luego. Y sin embargo el reloj no parece tan grande. Quiere decirse que tiene una presencia notable, pero no tanto como para que no se pueda llevar durante esos 31 días que garantiza la reserva de marcha.

La altura se debe, claro, a que hay que hacer hueco para los dos barriletes. Ambos tienen 25 mm de diámetro y alojan sendos muelles reales de 1.850 mm de longitud. Esta medida es aproximadamente 10 veces mayor que los muelles habituales. Uno pensaría que dar cuerda a estos gigantes sería una labor tediosa, y sin duda lo sería si se hiciera a través de la corona.

Pero el Lange 31 integra una llave de acero que genera un par de torsión extra y desmultiplica el giro, lo que reduce el trabajo necesario y por tanto el número de giros, que se limita a ¡31 vueltas! Un Rolex, por poner un ejemplo arquetípico, necesita unos 50 giros de corona. También tiene un trinquete que limita el giro para que no se pueda romper el mecanismo. Si se da la vuelta al reloj se puede apreciar el agujero de inserción de la llave, reforzado como se vería en cualquier instrumento de ingeniería que va a sufrir uso mecánico. De esta manera se minimizan los posibles golpes y raspones que pueden darse si no se acierta a insertar limpiamente la llave.

Los barriletes cargado a tope tienen un par de fuerza de 20 N-mm. Para hacernos una idea de la carga, el Lange 1 tiene sólo 5 N-mm. Esto presenta un doble problema: si la entrega de fuerza no se regula el mecanismo se dañaría seguro, porque la fuerza sería brutal. Pero aún siendo capaz de regularla, el segundo efecto sería que dicha entrega caería dramáticamente al irse destensando los muelles, lo que resultaría en una cronometría fallida.

Lange solucionó el problema desarrollando un sistema único de fuerza constante. En el Lange 31, este mecanismo entre el doble barrilete y el escape ejerce de cuerda intermedia que proporciona cada diez segundos siempre la misma cantidad de energía al escape y órgano regulador y hace que el volante oscile en consecuencia siempre con la misma amplitud ideal. El resultado no es otro que la más alta precisión desde el primero hasta el 31° día, que es cuando un dispositivo de parada detiene el mecanismo del reloj.

La esfera antracita contribuye sin duda a hacer del reloj una pieza que puedes llevar todos los días. El color es particularmente discreto, y sus tonos oscuros reducen la sensación de tamaño. La disposición de los elementos de la esfera es sobria y armoniosa. Destaca por supuesto el gran indicador de reserva de marcha, dividido en días. También la clásica gran fecha, debajo de la cual se ha escrito Monats-Werk, literalmente “trabajo de un mes”. En la esquina superior de la ventana, el corrector de fecha.

Por último, la correa de aligator integra una hebilla desplegable especial que en un extremo se separa fácilmente de la correa. De esta manera se permite un acceso perfecto al mecanismo de cuerda. El Lange 31 pertenece a la colección Saxonia, que es la más asequible de Lange. No es el caso, ya que el reloj cuesta en Alemania 142.300 euros. Quien pueda permitírselo entrará en el club de los 100 afortunados poseedores de esta colección limitada. Más información en A.Lange&Söhne.com.

 

 

 



Nuevo A. Lange & Söhne 1815 Chronograph con esfera negra

 

Jaque mate. Si estabas pensando en qué cronógrafo deberías comprar que te sirviera también para cualquier otra situación, ve reconsiderando tus opciones. El nuevo A. Lange & Söhne 1815 Chronograph viene a competir en todas las categorías y apunta a ganador.

 

La colección 1815 rinde homenaje al año de fundación de A. Lange & Söhne. Por tanto, como nos recordaba Tino Bobe en nuestra charla con él (aquí), son los más clásicos de la manufactura. Recuerda a los relojes de bolsillo de la época, tanto en la forma de la caja como en los elementos de la esfera: la minutería de ferrocarril, los numerales romanos, los tres puntos sobre los cuatro puntos cardinales.

El 1815 Chronograph apareció por primera vez en 2004. Era básicamente un Datograph (como éste) sin la fecha ni la reserva de marcha. Pero la existencia del Datograph (nació en 1999) no le quita ningún mérito al cronógrafo puro. Más aún, tiene una ventaja importante: al tener menos complicaciones la caja es más delgada, y no poco: pasa de 13 a 11 milímetros. Dos milímetros que son muy bienvenidos por los puños de la camisa.

En ambos se puede ver el mismo calibre, ya que el mecanismo de la fecha del Datograph va por debajo de la esfera. El L951.5 es una de esas maravillas a las que Lange nos tiene acostumbrados. Trescientas seis piezas que caben en 30,65 mm y que componen una sinfonía relojera fascinante, remarcada por los acabados excepcionales de Lange. Se mueve a 18.000 alternancias a la hora y tiene 60 horas de reserva de marcha (el modelo original sólo tenía 36). Sigue siendo un de los cronógrafos (flyback, además) más bonitos del mercado, si no el más.

Algo que sí tenía el original era un pulsómetro, un guiño a tiempos pasados en los que la complicación era realmente útil. Después se abandonó y en 2015 se recuperó para la preciosa versión exclusiva de boutique. La nueva versión del 1815 Chronograph vuelve a incorporar el pulsómetro y por tanto el aire decididamente retro.

Aunque ya había existido una versión con la esfera negra y subesferas blancas, no se conocía una versión completamente en negro y con oro blanco. El resultado combina perfectamente para crear un cronógrafo tan elegante que se puede pasear por la más seria de las situaciones sin ningún complejo. Sobre todo porque aunque el diámetro de la caja es de 39,5 mm su forma redonda y por supuesto el negro lo hacen parecer más pequeño.

El 1815 Chronograph no estará disponible hasta finales de año. Y eso las primeras unidades, porque estoy seguro que se van a empezar a acumular pedidos y los afortunados que lo puedan adquirir van a tener que esperar unos cuantos meses. Su precio es de 49.000 euros. Siempre digo lo mismo: los Lange no son caros, para todo lo que te dan. Más información en A.Lange&Söhne.com.



Una charla con Tino Bobe, Director de Fabricación de A. Lange & Söhne

Yo, la verdad, tengo suerte. De hecho tengo MUCHA suerte: cada año voy a Ginebra y tengo la posibilidad de disfrutar, si quiera brevemente, de las maravillas que propone A. Lange & Söhne. Pero no sólo eso: es que encima puedo hablar con alguna personal relevante de la empresa, en charlas que son siempre no sólo interesantes, sino distendidas y empáticas. Así fue sin duda la que tuve con Tino Bobe.

 

El gran Tourbograph que presidía el stand de A. Lange & Söhne en el SIHH 2017

Esto no sería posible sin la ayuda, coordinación y apoyo de la agencia de medios de Lange en España, The White Office Comunicación. Y en particular de su directora Ángeles Moya que me acompaña e incluso me aguanta estoicamente mientras tomo fotografías a los relojes, una labor que sólo es entretenida para quien las hace pero aburridísima para quien simplemente está allí acompañando. Bendita sea.

Wilhelm Schmid, CEO de A. Lange & Söhne

De hecho lo primero que hice en el primer día del SIHH 2017 fue entrevistar a Tino Bobe y después sesión fotográfica con los relojes. Dime tú si se puede empezar mejor una semana relojera. Y, aunque la casa sea muy germana, su gente es excepcionalmente cercana y amable. De hecho llegué a la entrevista un cuarto de hora antes, a las 8:15 y, ¿quién salió a recibirme? Nada menos que el Director General, Wilhelm Schmid, a quien sólo había conocido el año pasado cuando le entrevisté. Y venía muy ufano (en segunda acepción) a enseñarme su nuevo reloj, el Zeitwerk Decimal Strike en oro miel. Estaba encantado, como cuando eras pequeño y enseñabas el reloj de la primera comunión (claro que con un reloj así yo también lo estaría, la verdad). Y allí se puso a posar para aquellos pocos que estábamos por allí a esas horas, tan contento.

Zeitwerk Decimal Strike en oro miel

La verdad es que cuando va a arrancar una feria todo el mundo está deseando que comience y hay un ambiente entre excitado y feliz. Y con ese aire casi festivo comenzó mi SIHH. Al poquito nos recibió Tino Bobe y pasamos a una sala (salita más bien). Allí saqué yo mi lista numerada de diez preguntas… cuyo secuencia se desbarató antes de que las enunciara, simplemente con la pequeña charla previa. Pero como da igual el orden, la reproduzco tal cual tuvo lugar.

Santiago Tejedor: El año pasado, cuando entrevisté a Mr. Smchid, me dijo “no hacemos relojes de mujer”. Pero este año sí que los presentan. ¿Qué porcentaje de clientes es femenino y cuál masculino?

Tino Bobe: No sabría decirte con seguridad porque el hecho es que, hoy en día, muchas mujeres compran nuestro Lange 1. De hecho más y más mujeres compran relojes más grandes, y el Lange 1 es perfecto para ellas. Por eso no te puedo dar una cifra exacta, pero yo diría que entre el 15 y el 20% de nuestros clientes son mujeres.

S. T.: ¡Pues es bastante!

Tino Bobe: Pues sí. Desde el principio hemos sido fundamentalmente una marca masculina, pero a lo largo de los años desarrollamos el Little Lange 1 (en 2014, para el vigésimo aniversario de la marca). Y hemos tenido los Saxonia y Saxonia Automatic con esferas de madreperla. Nosotros no queríamos ser arrogantes y crear relojes sólo para hombres (¿quizá una subliminal referencia al antiguo lema de IWC “Mientras haya hombres” en el año en que hacen mucho hincapié en los DaVinci de mujer? Hmm…).  Intentamos tener relojes de mujer, pero es verdad que no era nuestra especialidad.

Saxonia Madreperla

S. T.: Un 15 o un 20% de clientes es un número sustancial. ¿Cree usted que Lange llegará a crear un reloj específicamente de mujer partiendo de cero?

Tino Bobe: Bueno, comprenderás que no puedo hablar de proyectos futuros, pero por el momento no existe esa idea. Es que estamos muy contentos con estos relojes. Si te fijas, el Saxonia tiene 35 mm de diámetro y 7,3 mm de altura que es un tamaño perfecto para mujer. Y luego está el nuevo Little Lange 1 Moonphase. Es la primera vez que lo hacemos sin piedras preciosas en el bisel. La decoración es sólo el guilloché, y es precioso. En mi opinión es un reloj potente para mujer, una oferta perfecta. Aunque parta de un reloj ya existente.

Little Lange 1 Moonphase

S. T.: ¡Es que partir del Lange 1 no puede ser mejor comienzo! Otro de los productos que se presentan es el 1815 calendario anual. En la colección de Lange ya existe un Saxonia Annual Calendar. ¿Quién va a comprar uno y quién va a comprar el otro?

Tino Bobe: El Saxonia tiene un calibre automático. El 1815 (año de fundación de la casa) se caracteriza por dos cosas: los numerales arábigos con minutería de ferrocarril, muy influido por la estética de los relojes de bolsillo de la época. Y, como clásico que es, tiene un calibre manual. Así que yo creo que el 1815 va más dirigido al connoisseur, al aficionado, al amante de lo clásico. A alguien que disfruta del placer de dar cuerda a su reloj todos los días. Y eso que tiene 72 horas de reserva de marcha.

1815 Annual Calendar

S. T.: 1815 es el año de fundación, y no puede haber mejor homenaje que nombrar una colección completa con ese guarismo. Siendo tan significativo y siendo la gran fecha de Gutkaes tan trascendente para el diseño de Lange (porque no se entiende la marca sin ella), ¿por qué no hay un 1815 con gran fecha?

Tino Bobe: Buena pregunta. En primer lugar no quieres crear confusión en los relojes. La gran fecha tiene numerales arábigos, al igual que la esfera del 1815. Imagínate una gran fecha con el 25 en medio de los numerales de la hora. Sería confuso. Además, como decía antes, el 1815 tiene una inspiración clásica, y queremos mantenerla. Al fin y al cabo sí, la gran fecha está inspirada en el reloj de Gutkaes, pero se incorporó en los relojes de pulsera modernos. No existía en los antiguos. Mezcla bien con los numerales romanos, no con más arábigos.

Toubograph Perpetual

S. T.: Viendo el Tourbograph, otra hazaña -¡una más!- de Lange, uno se pregunta ¿de dónde viene la inspiración? ¿Cuáles son sus referencias? ¿Arte, música, personas…?

Tino Bobe:  Viene de muchos puntos. Uno muy sustancial son las interesantísimas discusiones con nuestros clientes. Oyéndoles hablar nos surgen muchas ideas. No es que nos digan “¿por qué no hacéis un calendario perpetuo así o asá?”. Más bien son comentarios como “pues he visto un reloj de bolsillo precioso con tal o cual función…”. Hablando con esta gente, tan infectada como nosotros de este virus de la relojería, se nos ocurren cosas.

Y por otro lado está nuestro equipo. Los diseñadores de los calibres están siempre bullendo, y nos vienen con esta o aquella idea. O el Sr. Schmid viene con sus ideas… Así que hay muchas fuentes que luego discutimos entre nosotros y decidimos como empezar con los conceptos. No todos progresan, pero son puntos de inicio. A veces hemos rechazado un reloj porque, aunque era viable, resultaba más grande de lo que consideramos proporcionado. Ocurre cuando siempre estás yendo más allá con las ideas.

Ángeles Moya: Ayer nos contaba que por ejemplo diseñar el puente del Tourbograph fue una pequeña pesadilla, por su forma.

Tino Bobe: Claro, es que hay muchas posibilidades. Podría haber sido de formas rectas. Pero alguien sugirió “¿y por qué no seguir la forma de la esfera?”. Y a todos nos pareció que en efecto debía ser así. Así que se lo dijimos a producción, y el director nos puso esta cara de… “Estáis completamente locos. ¿Cómo pensáis que voy a hacer esto? ¿Doblándolo?”

Á. M.: Es más como una forma de ola…

Tino Bobe: ¡Claro! Así que hubo que pensar cómo programar la máquina numérica para conseguirlo, y después vino el compañero de acabados y dijo “estáis completamente locos. ¿Cómo voy a hacer este pulido?”. Fue una batalla. No quiero decir una batalla negativa sino una preciosa, creativa. ¡Pero una batalla al fin y al cabo! (se ríe).

Aunque el puesto que aparece en su tarjeta es el de Director de Fabricación, Tino Bobe es mucho más. Estamos acostumbrados a verle en los vídeos altamente técnicos de la casa con el título de Director de Investigación y Desarrollo, un título más acorde con lo que representa su labor en la empresa. De hecho buena parte de las patentes que solicita la manufactura van firmadas por él. Viéndole en los vídeos uno podría crearse la idea de que es un ingeniero sesudo y serio, pero nada más lejos de la realidad: es un hombre afable, de risa fácil y buen humor.

S. T.: Hablando de un reloj tan complicado, o incluso no tan complicado: ¿cómo se busca el equilibrio entre el reto relojero y el lado comercial? ¿Existe ese problema en Lange?

Tino Bobe: Claro que sí. Puedes tirarte días haciendo una pequeña pieza del movimiento y sí, el cliente va a quedar fascinado. Pero también tiene unas expectativas, y el producto no puede ser más caro de lo que debe. Si tienes un reloj como el Tourbograph, que sólo pueden hacer cuatro o cinco relojeros, claramente el precio no es el problema. Donde sí puede haber este problema es en un 1815 Calendario Anual, porque los quieres a un precio razonable.

A la vez hay que respetar nuestro ADN, y eso lleva tiempo porque todos los Lange tienen la misma calidad de acabados. Así que sí, es una tarea complicada conseguir el equilibrio deseado. También nos ayuda el servicio técnico. Cuando un modelo tiene unos cinco años y pasa por el servicio técnico, lo que se le hace y cómo se le hace nos da pistas de cómo mejorar los procesos para ser más eficientes en la construcción.

S. T.: ¿Ve usted a Lange usando alguna otra forma que la circular en sus cajas?

Tino Bobe: Bueno, al principio tuvimos el Arkade y el Cabaret.

Arkade y Cabaret

S. T.: Ya, pero esas líneas desaparecieron.

Tino Bobe: Es que si tienes una producción pequeña tienes que reducir el catálago porque si no no llegas. Pero eso no quiere decir que un día… Ten en cuenta que ahora mismo un distribuidor de Lange maneja unas 65 referencias, así que la gama de productos no se puede expandir constantemente. Además si ensanchas demasiado el cliente llegará a su tienda y no encontrará su reloj; estará perdido. Y por otro lado está el vendedor. Cada vez que presentamos las nuevas incorporaciones hablamos también de qué relojes vamos a retirar. Muchas veces nos dicen “¡no no, ese no que se vende muy bien”. Vale, pero tenemos que hacer hueco para los nuevos modelos. Sería muy sencillo si no se vendieran, pero afortunadamente no es el caso.

S. T.: ¡Pues vaya un problema! ¡Ya quisieran muchas compañías!

Tino Bobe: Ya pero es que es un problema: ¿qué reloj le quitas al relojero para hacer espacio? ¿El Lange 1? Obviamente no. ¿El Datograph? Ni tocarlo, te dicen. ¿Terraluna? Ni hablar. ¿Cuál quitas? ¡Te digo, es un problema!

S. T.: Aún así, es un problema muy poco visto hoy en día… Por acabar: si no tuviera restricciones económicas, ¿qué reloj tendría?

Tino Bobe: (Inspiración profunda, expiración lenta, pensativa)… Es siempre muy difícil decidir. Para nosotros nuestro relojes son nuestros bebés, y los quieres a todos. Pero yo creo que sería el que llevo ahora, el-

S. T.: Esa era mi última pregunta, cuál lleva ahora (casualmente el reloj suena, con su timbre audible pero delicado, porque ya son las 9:30).

Tino Bobe: Pues este Zeitwerk Decimal Strike. Me he acostumbrado a organizar mi tiempo con él. Por ejemplo si estoy en una reunión y suena me doy cuenta del tiempo que ha pasado y que nos estamos extendiendo, así que me sirve para cortar. Tenemos muchas, muchas cosas que hacer en Lange.

¡Para fortuna de los que nos gusta la relojería!

 

 

 

 



En la muñeca: A. Lange & Söhne Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”

Una vez transcurridas las ferias de SIHH y Baselworld 2017 creo que, salvo sorpresa, se puede declarar el Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” de A. Lange & Söhne como uno de los relojes más significativos del año (y no se me ocurren muchos más, la verdad). Vamos a verlo con fotos en vivo y precios.

 

El pasado noviembre de 2016 estuve charlando con Thibaut Pellegrin, Brand Manager de A. Lange & Söhne Iberia (una entrevista que se puede leer aquí) y me decía que el reloj que querría ver otra vez en la colección era el Tourbograph “Pour Le Mérite”, y obviamente le di la razón. Pero claro, ¡seguro que el muy pillastre ya sabía que iba a llegar este año, y con un calendario perpetuo nada menos! La próxima vez que hable con él estaré más atento, a ver si atrapo pistas sobre lo que vendrá en el futuro. Mientras tanto, vamos a ver el origen de ese reloj.

UN POCO DE HISTORIA

Tourbograph de 2005

Walter Lange (que desafortunadamente falleció durante el SIHH, el martes 17 de enero) era el heredero del linaje original de Ferdinand Adolph Lange y en 1990, tras la caída del muro de Berlín, reconstruyó la casa relojera familiar (¡y de qué manera!). No voy a contar aquí todo el proceso porque lo recogí en una extensa entrevista con Walter Lange (aquí), pero sí merece la pena mencionar algunas cosas relativas al reloj.

En primer lugar el nombre “Pour Le Mérite”, que a todo el mundo extraña porque está en francés. Pues bien, la “Pour Le Mérite” era la máxima condecoración del Reino de Prusia (primero) y de Alemania (después),  y originalmente premiaba a militares y civiles por igual. Ocurre que cuando se creó, en 1740, el lenguaje de la corte prusiana era el francés, y de ahí el idioma elegido. Tras convertirla exclusivamente en un reconocimiento para militares, la medalla desapareció tras la Primera Guerra Mundial.

Medalla “Pour Le Mérite” militar

Medalla Pour Le Mérite Civil

Cuando Walter Lange emprendió su labor de recuperación de la casa paterna la relojería sajona era inexistente. Estaba completamente destruida y pocos pensaban que podría volver a alcanzar la gloria de un lejano antaño. De ahí la universal sorpresa cuando Lange presentó su colección en 1994, porque los cuatro relojes presentados no sólo eran mucho más de lo que se esperaba, es que eran obras maestras destinadas a perdurar en el tiempo (salvo el Arkade, pero yo no le doy por muerto aún). Así lo cuenta el propio Walter Lange:

Uno de esos relojes era el Tourbillon “Pour Le Mérite”, que incluía la extraordinaria complicación de huso (también llamado caracol) y cadena, una forma de proveer al mecanismo con fuerza constante (como expliqué someramente al hablar aquí del Richard Lange “Pour Le Mérite”). Ahora no nos resulta extraño ver esa exquisitez relojera (por ejemplo aquí o aquí), pero que en los años 90 una casa digamos “nueva” se pusiera un reto de ese nivel… No es de extrañar por tanto que la manufactura quisiera usar la antigua medalla para nombrar el que querían que fuera su mayor logro. Y vaya si lo consiguieron.

Tourbillon “Pour Le Mérite” de 1994

Desde entonces todos los relojes con la complicación llevaron el sobrenombre “Pour Le Mérite”. La complicación original se desarrolló junto con Renaud & Papi (APR&P), la subsidiaria de Audemars Piguet especializada en la creación de movimientos complicados. APR&P hizo el movimiento en bruto (y lo sigue haciendo, si no estoy equivocado) y después se completó, decoró y ensambló en Glashütte. Se cuenta a menudo una historia de cómo APR&P resolvió el problema de hacer los diminutos eslabones de la cadena: se insertaron hilos de seda entre los eslabones para mantener los huecos y, una vez completada, se quemaron. No sé si es verdad, pero… si non è vero, è ben trovatto. Actualmente la cadena tiene 636 piezas de las 684 que completan el movimiento L131.1.

 

Pero en Lange no son de los de ir presumiendo por ahí de sus relojes y sus soluciones técnicas (¡y mira si podrían!). Resulta que el huso y cadena, que da nombre a una de las más altas categorías de la marca… ¡no se ve en Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”! El regulador de fuerza está del lado de la esfera, pero es que ni descubriendo esta se ve, tal es la cantidad de elementos que configura el calibre. Eso no quiere decir que lo que sí se ve carezca de interés: dar la vuelta a un reloj de Lange hay que hacerlo con tiempo porque seguro que te vas a quedar hipnotizado durante mucho rato, admirando la complejidad y el nivel de acabados que siempre presenta. El calibre L 133.1 es de cuerda manual, con 36 horas de reserva de marcha y una frecuencia de 3 hercios y nada menos que 52 rubíes. Por supuesto las platinas y puentes están hechos de alpaca y decoradas con el nivel al que nos tiene acostumbrados Lange.

Espectacular, ¿a que sí? Tener un cronógrafo rattrapante, tourbillon, calendario perpetuo y añadir el huso y cadena (que necesitan altura y anchura para alojarse) es una receta para crear un reloj ingobernable en la muñeca, ¿verdad? Pues no es éste el caso: el Tourbograph Perpetual “Pour le Mérite” tiene un diámetro de 43 mm y una altura de 16,6 mm. Sin ser precisamente un reloj delgado, es desde luego perfectamente ponible.

En la esfera ocurren muchas cosas, como era fácil prever, pero todo es perfectamente legible. empezando por las manecillas horarias en acero azulado, que se mueven perfectamente sobre el finísimo graneado de la esfera de plata. Tienen además una longitud exacta: la de minutos toca el riel externo de la minutería de ferrocarril y la de las hora roza con la punta el borde de los numerales arábigos. Estos a menudo se ven interrumpidos por las subesferas de las complicaciones, pero están tan bien hechos que parece que si “despegaras” esas esferas te encontrarías el resto de los números debajo.

Por cierto que los tres puntos que aparecen sobre los minutos en los 4 puntos cardinales son un recuerdo de los relojes de bolsillo de Lange. Las tres esferas se ocupan del calendario perpetuo (hasta el año 2100, momento en el que será necesario ajustar el final de febrero para tenerlo listo un siglo más). La de las nueve acoge además un contador de 30 minutos para el cronógrafo. Aunque Lange es orgullosamente germana y a menudo utiliza el alemán en sus relojes, sus calendarios perpetuos están siempre en inglés.

A las 12 horas el disco de los días rodea la preciosa fase lunar (exacta durante 122,6 años), hecha sobre un disco azul de oro macizo y con 1.164 estrellas cortadas a láser. Pocas hay tan bonitas en el mercado. A las 6 aparece la apertura del tourbillon, sujeto por un largo puente que en esta versión asume una suave curva que no quiero ni pensar la cantidad de horas que habrá llevado equilibrar y después pulir. Espectacular.

El Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” es una edición limitada a 50 unidades en platino, aunque imagino que en el futuro se lanzará también en oro. Supongo que estás deseando saber el precio para poder sacar dinero del cajero e ir a comprarlo: 480.000 euros. Pero si ves que no te alcanza, o que ahora mismo no te puedes acercar no te preocupes, ninguno quedará huérfano: seguro que encuentran un hogar rápido. Más información en A.Lange&Söhne.com.

 



Los maravillosos A. Lange & Söhne Lange 1 Moon Phase, en la muñeca

Aunque fueron anunciados por A. Lange & Söhne como lanzamiento pre-SIHH 2017, no fue hasta que abrió el salón que pudimos verlos en vivo y confirmar lo que ya sabíamos: son una fantástica versión del modelo icónico de la casa. Vamos ver los tres modelos y sus precios.

 

Lange 1 Moon Phase en platino

El Lange 1 Moon Phase pertenece a la familia de lo que yo considero uno de los (muy pocos) relojes perfectos: el Lange 1. Prácticamente no ha cambiado desde que apareció en 1994, salvo un retoque en el bisel y las letras. Aparte, por supuesto, de otra minucia: nada menos que un calibre completamente nuevo que Lange decidió crear porque sí, porque por algo es la número uno y hace estas cosas como el anuncio: porque yo lo valgo. Lo expliqué todo en este artículo. ¿Quiere esto decir que es único Lange que hay que tener en la colección? En absoluto. Lo que quiero decir es que por lo menos hay que tener un Lange 1, y luego todos los demás Lange que se puedan (porque soñar es gratis).

Versión en oro rosa

Y como Lange va completamente a su aire hace difícil lo fácil: elegir un Lange 1 es sencillo porque la perfección no deja margen para dudar, pero como va añadiendo versiones que nunca desmerecen el original cada vez cuesta más elegir con qué perfección quedarte.

Versión en oro blanco

No es la primera vez que vemos una fase lunar en el Lange 1, pero hasta ahora había aparecido siempre en la configuración más grande, la de caja de 41,5 mm de diámetro. Esta medida se utiliza en el Grand Lange 1 (el ejemplo más llamativo es éste) o, sin el Grand, en las versiones con calendario perpetuo. Porque el diámetro tradicional del Lange 1 es 38,5 mm y, en este caso, con una altura de 10,2 mm. El Lange 1 Moon Phase además se ha lanzado en dos oros y en platino para, como digo, complicar aún más la elección.

El Lange 1 Moon Phase mantiene en la esfera la misma proporción áurea de sus hermanos de colección, y por tanto hay que tener mucho cuidado cuando se introducen elementos para no romper el equilibrio. En el caso de las fases lunares era sencillo porque ya existía la subesfera del pequeño segundero, con un tamaño ideal para ubicar allí la complicación. Pero, como es la primera vez que aparece en el icono de la casa, tenía que ofrecer algo más que simplemente la fase lunar.

Ya lleva unos años Lange usando un disco de fases lunares en el que ha incluido 1164 estrellas cortadas a láser, logrando uno de los cielos nocturnos más bonitos del mercado. Pero ahora el disco lunar sirve también para indicar el día y la noche de una manera sencilla, intuitiva y -una vez más- preciosa: la luna no forma parte del disco, sino que se mueve sobre su propio eje. En realidad son dos lunas de oro macizo, aunque sólo se ve una cada vez. La luna va siguiendo su curso normal (con una exactitud tal que sólo se desvía un día cada 122,6 años).

Por detrás se mueve un disco celeste -también de oro macizo- que efectúa una revolución completa exactamente cada 24 horas, para indicar el día y la noche. Así, durante el día se mueve una mitad delicadamente decorada con una gradación de azules, mientras que la noche se indica con el firmamento estrellado que ya he mencionado, en el que además las estrellas brillan menos que la Luna para no quitarle protagonismo. Aquí se entiende mejor:

Este mecanismo tan sencillo en realidad no lo es, ya que necesita de ¡70 piezas! para hacerlo realidad. Están integradas en el nuevo calibre manual de manufactura L121.3 que en total tiene 438 piezas, entre las que destacan el volante excéntrico antichoques con espiral de fabricación propia (Lange es de las pocas casas que fabrican su propio espiral). Oscila a 21.600 alternancias a la hora, con regulación del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne. Además, por supuesto, de la maravillosa decoración a mano de que disfrutan todos los relojes de la casa.

Si mecánicamente el reloj es excitante, cuando te lo pones la muñeca es para caerse de espaldas de lo maravillosamente bien que queda. Un reloj de 39 mm de diámetro me suele dar la impresión de bordear lo ligeramente pequeño, pero este Lange 1 Moon Phase es perfecto también es este aspecto. Parece que te ha crecido en el brazo, porque tiene una caída impecable y siempre está bien puesto. Es como un traje a medida.

Sin duda la versión más llamativa es la de oro blanco con esfera negra, pero yo me quedo con la de oro rosa o con la de platino. ¿Más tradicionales? Es posible pero, aun gustándome mucho las esferas negras, en este caso prefiero las versiones de tez clara. Pero por favor: ¡que eso no impida a nadie regalarme la versión oscura!

Los Lange 1 Moon Phase tienen unos precios en línea con los que suele ofrecer la manufactura: parecen caros -y sin duda cuestan mucho dinero-, pero cuando valoras lo que ofrecen son siempre de lo mejor en su relación calidad-precio. Tanto la versión de oro rosa como de oro blanco tienen un precio de 39.500 eurosmientras que la versión con caja de platino tiene un precio de  52.000 euros. Los precios pueden variar porque se presentaron con el IVA alemán que es del 19%, pero no creo que cambien demasiado. Más información en A.Lange&Söhne.com.



Una charla con Thibaut Pellegrin, Brand Manager de A. Lange & Söhne Iberia

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-3-horasyminutos

Thibaut Pellegrin aterriza en España como Brand Manager de A. Lange & Söhne después de una larga experiencia en Cartier (8 años). Aunque lleva desde marzo en España el anuncio oficial de su nuevo puesto se hizo público en junio. Charlamos con el sobre sobre la situación actual del mercado y de sus planes de futuro para la marca, en unos momentos particularmente difíciles.

 

 

Horas y Minutos: Los últimos informes de Richemont (aquí) muestran un panorama bastante sombrío en la evolución de sus ventas. ¿Es así también para Lange?

Thibaut Pellegrin: Es verdad que lo es, pero para mí hay dos elementos a tener en cuenta con A. Lange & Söhne: En primer lugar, siempre hemos mantenido voluntariamente un nivel de producción muy bajo. Podríamos sin duda producir más, pero no al mismo nivel de calidad. ¿Por qué entonces la nueva manufactura, que tenemos desde hace un año? (una gran obra arquitectónica que mostré aquí) Sólo por una razón: conseguir mejores condiciones de trabajo. No para producir más. El nuevo edificio se decidió hace 3 años, pero con un único objetivo: producir los mejores relojes del mundo, pero en pequeña cantidad.

En segundo lugar, la distribución. Estamos presentes en 60 países, casi en todo el mundo (menos en África, por ahora); pero con sólo 237 puntos de venta. Esto lo que demuestra es que existe una coherencia en Lange desde hace muchos años. Esa coherencia nos permite afrontar con más serenidad los tiempos difíciles. Y sí, estos son tiempos difíciles, y hemos tenido que ser prudentes este año, y seguramente el año que viene también.

Richard Lange "Pour le Mérite"

Richard Lange “Pour le Mérite”

HyM: Hace un par de meses se lanzó el nuevo Richard Lange “Pour le Mérite” en oro blanco (aquí). Su precio era sensiblemente inferior al modelo anterior en oro rosa, y eso que el blanco siempre es más caro. Si yo fuera un afortunado poseedor de la versión en oro rosa (ojalá), estaría cuando menos sorprendido.

Thibaut Pellegrin: En Lange los dos oros tienen el mismo precio. Pero es verdad, es un precio más bajo. Cabe la sorpresa, pero hay una gran diferencia: la esfera no es esmalte sino laca, y eso es más barato. Y además se van a producir 218 unidades, que es un poco más (la versión en oro rosa fue una serie limitada a 200 unidades). Eso permite abaratar precios.

HyM: Veo que Lange también contempla bajar precios. ¿Vamos a ver un Saxonia en acero, quizá?

Thibaut Pellegrin: En los próximos años seguramente no. No es nuestra estrategia a día de hoy.

HyM: Podemos descartar el acero entonces.

Thibaut Pellegrin: Sí. Sólo oro y platino.

Richard Lange Jumping Seconds en platino

Richard Lange Jumping Seconds en platino

HyM: Lleva desde junio como director la Península, Francia Bélgica y Luxemburgo. ¿Aprecia diferencias entre sus clientes actuales y los norteamericanos?

Thibaut Pellegrin: Si comparo de manera general sí que las hay, pero si lo reducimos a los clientes de Lange para mí todos tienen las mismas exigencias. Todos comparten la misma pasión por la relojería y sólo exigen lo mejor. Y lo mejor hay muy pocas marcas que lo pueden ofrecer. Pero hay algo que me parce muy particular de nuestros clientes: no se dejan influir. Tienen sus propios gustos y opiniones, y nosotros tenemos que escuchar a nuestros clientes. Hay marcas que “empujan” sus relojes al mercado y sin embargo nosotros colaboramos con nuestros clientes. También con los coleccionistas, los conocemos a casi todos, porque ser una marca tan pequeña te lo permite. Todos nuestros clientes tienen una percepción de la calidad de nuestros relojes muy desarrollada.

HyM: ¿Y entre los países que dirige? ¿Hay directivas para cada país, o se dirige todo de manera global?

Thibaut Pellegrin: En nuestra marca no. Tenemos un mensaje homogéneo en todo el mundo. Eso sí, yo tengo que adaptarme a mi red de ventas, no hablo igual con un cliente de Luxemburgo que con uno de Islas Canarias. Tenemos que adaptarnos también a los clientes finales. Pero los relojes son los mismos y la estrategia de comunicación es la misma.

HyM: Cuando entrevisté a Wilhelm Schmid (esta es la entrevista) me decía que la máxima tensión comercial viene dada en realidad porque el cliente Lange viaja mucho y puede querer una pieza tuya en Hong Kong, por ejemplo, en vez de en su país de origen.

Thibaut Pellegrin: Es cierto, y por eso necesitamos coherencia. Coherencia en modelos, coherencia en precios y, muy importante, coherencia en la experiencia de Lange. El cliente, allí donde esté, debe notar que entra en el universo Lange.

Hay que reseñar que toda la entrevista se desarrolló en español, porque Thibaut habla un español mucho más que correcto, con un vocabulario amplio y culto subrayado por su permanente sonrisa, ojos vivaces y ademanes sobrios pero enérgicos.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-2-horasyminutos

HyM: ¿Dónde aprendió tan bien el español?

Thibaut Pellegrin: En su mayor parte en España y un tanto en Nueva York con clientes hispanohablantes. Hice un Erasmus en Zaragoza. Pero de eso hace… ¡once años ya!

Levanta las cejas, sorprendido de cómo pasa el tiempo. Yo también las levanto, admirado de cómo alguien con sólo 30 años ha hecho ya tantas cosas.

HyM: ¿Por qué existe una boutique en Lisboa pero no en Madrid?

Thibaut Pellegrin: La de Lisboa no es una bouique propia, es una colaboración con uno de nuestros distribuidores. En su tienda normal no era posible ofrecer la experiencia Lange, y por eso creamos la boutique.

HyM: ¿Y eso se podría repetir en España?

Thibaut Pellegrin: Podría, pero la verdad es que nuestros concesionarios ahora mismo ya ofrecen la experiencia Lange tal como queremos que sea. Nosotros siempre planteamos relaciones a largo plazo, y la mayor parte de nuestro puntos de venta trabajan con nosotros desde hace casi 20 años.

HyM: O sea casi desde el principio.

Thibaut Pellegrin: En efecto. Como sabes la manufactura se refunda en 1994 y entramos en España en 1997, y tenemos socios desde entonces. Es una verdadera historia de amor. Yo ahora trabajo con los hijos de aquellos que comenzaron trabajando con Günter Blümlein. Es conmovedor oírles hablar de esto. Gabriel Suárez me cuenta que cuando tenía 10 años estaba en la sala de reuniones con su padre y los relojes de Lange… no es de extrañar que nuestros distribuidores sean expertos en la marca.

HyM: Y encima el primer reloj que lanza la manufactura es directamente un icono, el Lange 1. Es como para estar permanentemente enamorado.

Thibaut Pellegrin: Y prácticamente no ha cambiado. Bueno el calibre se ha rediseñado entero, pero visualmente es prácticamente igual que el aparecido en 1994. Es una maravilla.

(Günter Blümlein fue, junto con WalterLange, el responsable del resurgimiento de la marca, aunque también fue quien guió a Jaeger-LeCoultre y a IWC tras los años del cuarzo. Agrupó a las tres marcas bajo la empresa Les Manufactures Horlogères, que después vendió a Richemont por unos 3.000 millones de francos suizos. Fue sin duda uno de los grandes transformadores de la relojería actual. Desafortunadamente falleció en 2001).

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto)

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto) en 1994

HyM: ¿Cuál es su objetivo a 5 cinco años?

Thibaut Pellegrin: A decir verdad la marca es, a día de hoy, casi un secreto. Sólo la conocen aficionados y coleccionistas. Y esto es importante, porque son ellos los que han hecho de la marca lo que es, pero tenemos que ampliar nuestros círculos y tenemos que dirigirnos a las nuevas generaciones, porque tenemos objetivos a largo plazo. Sabemos que este año y el que viene vamos a vender los relojes que tenemos, pero ¿qué vamos a hacer de aquí a 20 años? Ahora existen muchos canales nuevos de comunicación y mi objetivo es usar esos canales para conocer los gustos, las expectativas y de las tendencias de consumo de la nueva clientela, que quizá no tiene un buen conocimiento de la marca. Al menos de momento.

HyM: ¿Pero eso significa actuar localmente? Quiero decir, acaba de decir que las políticas de Lange son globales. ¿Quiere usted decir que Lange en España va a tener una actuación específica en el país para abarcar otros públicos?

Thibaut Pellegrin: Claro. Ese es mi trabajo. Hay también una estrategia más global en la sede, pero para mí el objetivo es conocer a más clientes potenciales, y hay varias formas de hacerlo; la fundamental es desde luego trabajar con nuestros concesionarios, porque ellos son los expertos y los que conocen no sólo a nuestros clientes, sino a los que todavía no lo son.

HyM: O sea que ¿podríamos ver a Lange en, no sé, escuelas de negocio, o cosas así?

Thibaut Pellegrin: Puede ser. No sé si se verá mucho porque todo lo hacemos de forma discreta. Pero sí, ese sería un buen ejemplo. Lo que tengo que explicar es la autenticidad, la coherencia, la durabilidad… eso es lo que es Lange. Sí, es caro, pero son los mejores relojes del mundo.

Saxonia Moonphase

Saxonia Moonphase

HyM: Bueno, también habría que ver, porque a menudo te encuentras con precios de relojes que hacen que te preguntes, por ejemplo “¿pero esto que cuesta tanto como un Saxonia (15.000 euros), me da lo que me da un Saxonia?”

Thibaut Pellegrin: Claro, pero es que ese es exactamente es mi trabajo. Tú eso lo sabes porque estás siempre con relojes, pero yo tengo que hacérselo ver también a quien no conoce la marca para que sepa cuánto le ofrece. En Lange el marketing tiene que estar al servicio del producto, y no al revés.

Tourbograph pour le Mèrite

Tourbograph pour le Mèrite

HyM: ¿Hay algún tipo de reloj que le gustaría que existiera en la colección de Lange y que ahora no existe?

Thibaut Pellegrin: La verdad es que Lange ha hecho muy buen trabajo en crear todo lo que llena mis sueños relojeros. Pero hay un modelo que ya no existe, el Tourbograph Pour le Mérite, el primer reloj que combinaba un tourbillon con transmisión de huso y cadena y un cronógrafo rattrapante, y por supuesto limitado a 51 unidades. Ese es el reloj que me gustaría ver en la colección.

 Zeitwerk Minute Repeater

Zeitwerk Minute Repeater

HyM: ¿Y ese sería el reloj que tendría si no tuviera limitaciones económicas?

Thibaut Pellegrin: No, sería algo diferente porque el Tourbograph no lo puedes llevar todos los días. Es difícil elegir uno solo; es como decir qué hijo prefieres, así que me quedo con dos: el Zeitwerk, con un diseño increíble, súper vanguardista e incluso revolucionario. Hay muy pocos relojes como el Zeitwerk. Y el otro, el Datograph. Para mí es el mejor cronógrafo del mundo. Bueno, para mí y para casi todos los aficionados a la relojería.

Datograph Up Down frontal

HyM: Philippe Dufour dijo que era el mejor.

Sí, muy sencillo de diseño pero el movimiento… solemos decir que es una ciudad en miniatura. Me puedo pasar horas mirándolo.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-lange-1-time-zone-horasyminutos

HyM:¿Y qué reloj lleva ahora?

Thibaut Pellegrin: Un Lange 1. Ya hemos hablado de él. Lo puedes reconocer a 20 metros. Pero éste es además el Lange 1 Time Zone, con los 24 husos horarios que cambian con apretar un solo botón. Eso es Lange, apariencia y uso sencillo pero movimientos de la máxima complicación. Para mí hay muy pocos relojes como el Lange 1,  porque en realidad no hay relojes como los de Lange.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-4-horasyminutos



Nuevo A. Lange & Söhne RICHARD LANGE “Pour le Mérite”

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-3-horasyminutos

El nacimiento del nuevo A. Lange & Söhne RICHARD LANGE “Pour le Mérite” White Gold no puede ser más humilde: ayer, en la convención internacional de la marca en Dresde. Y sin embargo es un relojazo llamado ha disputar el trono de los relojes elegantes de tres agujas. Vamos a ver con qué argumentos, incluido el precio.

 

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-2-horasyminutos

Se diría que el marco del lanzamiento del A. Lange & Söhne RICHARD LANGE “Pour le Mérite” es un reflejo de dónde ubica la marca al reloj. Una convención de ventas es un algo puramente laboral, serio, y sin embargo mientras que comprar es muy sencillo vender es muy complicado, que es exactamente como es este reloj: mientras que el rostro es deliberadamente  sobrio todos los calibres “Pour le Mérite” integran un mecanismo de huso y cadena. Este sistema viene directamente de los cronómetros marinos, donde la exactitud era el único e irrenunciable requisito. Con el huso y cadena se consigue una entrega constante de la fuerza transmitida por el muelle real, porque el momento de inercia del volante se ajusta, mediante cuatro tornillos de oro, al par de fuerzas proviniente del cubo . De esta manera se consigue que el volante tenga un funcionamiento regular a lo largo de lo que dure la reserva de marcha (38 horas) y por tanto mejor cronometría.

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-4-horasyminutos

Todo ello en el sublime envoltorio al que A. Lange & Söhne nos tiene acostumbrados. El calibre manual L044.1 está decorado y ensamblado a mano con una platina de tres cuartos de alpaca, ajuste mediante cuello de cisne, puente del volante y de la cuarta rueda grabados a mano, lo mismo que la rueda de escape, además de tornillos azulados y nervaduras Glashütte. La frecuencia del volante es de 21.600 semioscilaciones a la hora. El conjunto del movimiento engloba 636 piezas, de las cuales 279 son los eslabones de la cadena.

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-1-horasyminutos

La caja de oro blanco del A. Lange & Söhne RICHARD LANGE “Pour le Mérite” tiene unas medidas perfectas: 40,5 mm de diámetro por 10,5 de altura. Dentro se aloja una esfera de plata maciza en negro con los numerales romanos pintados en blanco, señalados por manecillas de oro blanco rodiado. A las 6 se ubica la subesfera del pequeño segundero, con una manecilla cuyo contrapeso es de los más bonitos del mercado. Todo transmite un aire sobrio y elegantísimo, pero además Lange ha añadido las indicaciones del 15, 30, 45 y 60 minutos en rojo. Esto le da un ligerísimo aire deportivo que le sienta estupendamente y que permite al reloj enfrentarse a situaciones más informales sin titubeo alguno.

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-5-horasyminutos

El A. Lange & Söhne RICHARD LANGE “Pour le Mérite” es una edición limitada a 218 unidades. El numero no es aleatorio: corresponde al número de puntos de venta de la marca alrededor del mundo (si quieres saber más sobre la política de ventas de la marca, te recomiendo que leas mi entrevista con el CEO de la casa, Wilhelm Schmid, aquí). Viene a revivir un modelo que se había lanzado en 2009 en oro rosa y platino en una edición de 200 y 50 unidades por cada metal y que ya está agotada. Es por tanto una buena noticia porque, aunque ya existen los Saxonia como reloj de vestir de tres agujas (aquí los puedes ver en la versión con ventana de fase lunar), da gusto que haya un reloj sencillo en su anverso y extraordinariamente complejo en la ejecución del movimiento. El precio del reloj es de 81.300 euros, que es aproximadamente un 30% más barato de lo que costó la versión de oro rosa. Un signo de los tiempos, supongo. Más información en A.Lange&Söhne.com.

a-lange-sohne-richard-lange-pour-le-merite-5-horasyminutos



A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase: fotos en vivo y precios

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-10-Horasyminutos

Con paciencia todo llega. Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase han comenzado a aterrizar a los distribuidores en versión de oro rosa u oro blanco. Veamos los dos modelos, con características técnicas y precios.

 

El Saxonia Moonphase fotografiado junto al Puente Rakotz en la sajona Kromlau, durante el plenilunio del pasado 20 de junio

El Saxonia Moonphase fotografiado junto al Puente Rakotz en la sajona Kromlau, durante el plenilunio del pasado 20 de junio

Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase pertenece a la colección más asequible de la gran manufactura sajona. Sin embargo, tal como se encargó de remarcar su Director General Wilhelm Schmid en la charla que tuve con él (y que puedes leer en esta entrada), el nivel de calidad de acabados es el mismo en cualquier reloj de la casa. Por tanto quizá no te llevas alguna de sus supercomplicaciones, pero sí te estás llevando un relojazo con mayúsculas.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-2-Horasyminutos

Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase fueron presentados en el SIHH 2016, y para mí son un perfecto reloj de vestir. Se arman con una caja de 40 mm de diámetro y 9,8 milímetros de altura y en dos versiones de oro, blanco y rojo. El reloj te enamora cuando lo ves y aún más cuando lo llevas puesto con ropa formal.  La redondez clásica de la caja tan sólo se ve perturbada a las tres por la corona y a las 10 por un generoso pulsador rectangular para el cambio rápido de fecha. Está situado sobre una franja satinada, para mejor contraste visual del conjunto.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-1-Horasyminutos

La esfera tiene todo lo que te esperas de de un Lange. En ambos casos está realizada en  plata maciza -pero plateada mediante galvanizado-, sobre la que se asientan los 12 índices horarios  aplicados, dobles en los puntos cardinales. Tanto los índices como las manecillas están hechos en el mismo oro que la caja, aunque en el caso del oro blanco están rodinizados. También es del mismo material la gran ventana de fecha, uno de los iconos de A. Lange & Söhne. A las 6 horas aparece la subesfera del pequeño segundero -con parada- que también aloja el disco de las fases lunares.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase 8 Horasyminutos

Mediante un procedimiento especial patentado el revestimiento del disco lunar de oro absorbe todo el rango de color de la luz excepto el azul, por lo que la intensidad del que vemos es aún más potente. Las 852 estrellas se recortan con láser en la superficie. El resultado es uno de los firmamentos relojeros más bonitos del mercado, que por cierto alcanza su máximo dramatismo en el Grand Lange 1 MoonPhase Lumen que pudimos ver, en toda su riqueza, en esta entrada.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-9-Horasyminutos

El A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase monta el calibre automático Lange L086.5, el decimosexto de la manufactura con la complicación de las fases lunares. La indicación va asociada al movimiento continuo de la rueda de las horas y por lo tanto está siempre en movimiento. El engranaje de siete niveles está calculado con tal precisión que reproduce el lapso de tiempo comprendido entre luna nueva y luna nueva con una precisión del 99,998 por ciento. Una vez ajustada la indicación solo necesita una corrección de un día al cabo de 122,6 años, así que un problema menos. Una romántica luna que vaga por el cielo pero a un paso milimétricamente calculado. Qué bien hace todo Lange, la verdad. El volante está ajustado en cinco posiciones y el precioso rotor esqueletado cumple con su misión de tensar el muelle real del único barrilete para proporcionar 72 horas de reserva de marcha.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-5-Horasyminutos

A la vista está que el reloj en la muñeca es precioso y queda como un guante. Tiene una presencia masculina, seria, que hace callar a quienes no están a su altura. Pero como los protagonistas de las grandes novelas su carácter enamora a todos por igual, y es un objeto de deseo inmediato. Ya he dicho que es perfecto como reloj de vestir, pero como tiene la gran fecha y las fases lunares carece de ese aire a veces demasiado solemne de los tres agujas.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-3-Horasyminutos

En contra de lo que suele ser habitual no hay diferencia de precio al elegir una u otra variante de oro. El precio del A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase en oro rojo u oro blanco es de 28.500 euros, y están llegando ya a los comercios del ramo. Lange no hace ediciones limitadas, pero su producción es tan corta que hay que reservar la pieza cuanto antes. Estáis advertidos. Más información en Lange.com.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-4-Horasyminutos

 



Los relojes de A. Lange & Söhne desde 1994 hasta hoy, por primera vez en España

Primera colección de A. Lange & Söhne expuesta en la boutique de Dresde

Del 1 al de 30 de junio A. Lange & Söhne expondrá en la joyería Rabat de Barcelona (Passeig de Gràcia, 94) una muestra que nos guiará en el espacio: desde su renacimiento hasta hoy, resaltando los grandes momentos que han construido la historia de la marca. Una casa con una tradición de 200 años, que resurgió con la reunificación alemana y que volvió a lanzar su colección en 1994.

Presentación de la primera colección de la renacida A. Lange & Söhne en 1994

Presentación de la primera colección de la renacida A. Lange & Söhne en 1994

Hace dos años celebrábamos las dos décadas del resurgimiento de A. Lange & Söhne con un extenso artículo y una entrevista a Jack Lange (os recomiendo leerlo aquí). En 1994 la gran reina sajona lanzó una colección de cuatro relojes que se convirtieron en un mito y en la base de las siguientes creaciones, salvo uno: el Arkade, con forma de cojín, no parece estar en los planes de la empresa a la hora de inspirarse para futuros modelos, según me dijo su Director General, Wilhelm Schmid, en la entrevista que publiqué aquí.

Ahora A. Lange & Söhne presenta en la joyería Rabat del 1 al 30 de junio la colección completa, además de una selección de sus relojes más significativos, como el Richard Lange Perpetual Calendar Terraluna, el Datograph Up/Down (paradigma de la categoría de los cronográfos mecánicos) o el Zeitwerk Minute Repeater (que presentamos en este artículo).

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 3

Y, para mayor placer aún, se expondrán las novedades de 2016: exposición también será posible ver todas las novedades que se presentaron en el SIHH 2016, a excepción del Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar y el Datograph Perpetual Tourbillon que estarán expuestos exclusivamente el día 9 de junio, día de la presentación a prensa.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar

Es por tanto una oportunidad que no hay que dejar pasar porque es difícil ver los relojes de A. Lange & Söhne en España, y mucho ver la colección histórica. Así que ¡ánimo! Es de verdad de esas cosas que merecen la pena.

Datograph Perpetual Tourbillon

Datograph Perpetual Tourbillon



Lange 1 Time Zone “Como Edition” en el Concorso d’Eleganza 2016

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-14-Horasyminutos

Lange 1 Time Zone “Como Edition” sobre un Masserati 450S

A. Lange & Söhne ha patrocinado, por quinto año consecutivo, el Concorso d’Eleganza. En su edición de 2016 y como ocurre cada año la gran manufactura germana obsequia al ganador de la categoría “El Mejor del Show” una edición única del Lange 1 Time Zone “Como Edition”.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-15-Horasyminutos

El Lago Como es uno de los sitios más bonitos e icónico de Italia, donde se han filmado multitud de películas gracias a su insuperable plasticidad. A la orilla se sitúa la Villa d’Este, un palazzo del siglo XVI reconvertido en hotel de superlujo. Y en recinto del Villa d’Este se celebra el Concorso d’Eleganza, en el que participan unos 50 vehículos de entre los años 20 y 80 del siglo pasado. ¿Puede haber algo más lujoso y glamuroso? Pues quizá al mismo nivel, pero más, lo dudo.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-3-Horasyminutos

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-2-Horasyminutos

El concurso tiene numerosas categorías en las que los dueños han de desfilar ante jurado y público para convencerlos de las bondades no sólo de su vehículo, sino del esmero que han puesto en mantenerlos en perfectas condiciones. Así por ejemplo se puede ver un Alfa Romeo RL Normale de 1925 junto a un Alfa Romeo Disco Volante by Touring de 2016, por ejemplo.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-5-Horasyminutos

A pesar de lo exclusivo del evento el Concorso d’Eleganza está abierto al público, y además a precios bastante más asequibles de lo que uno pensaría: el sábado 8 euros y el domingo 15. Sólo por comparar, ir al cine cuesta entre 10 y 14 euros, y sólo dura hora y media.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-9-Horasyminutos

Las actividades fueron:

El Sábado de 10 a 16 horas se pudo admirar las motocicletas históricas, que debían hacer un paseíllo ante el público y los jueces. Además los dueños de las motos hablan con todo aquel que les quiera preguntar algo. De 2 a 3 tiene lugar la carrera entre Villa Erba (otra villa junto al lago que además tiene un palacio de congresos) y Villa d’Este, a través del pueblo de Cernobbio. Además se podía pasear por los jardines y ver una colección de BMW, MINI y Rolls-Royce históricos.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-1-Horasyminutos

Lange 1 Time Zone “Como Edition” sobre el salpicadero de un BMW 507 Roadster

El domingo 22, desde las 9:30 hasta las 17:30, se juntaron tanto coches como motos históricos para nuevamente desfilar ante el jurado. Además en el Padiglione Centrale de Villa Erba se pudo disfrutar de la exhibición “BMW Hommage Cars and their historic counterparts”. Coches homenaje, coches concepto y motocicletas junto a sus homólogos históricos. Son vehículos que en su momento fueron hitos de la ingeniería automovilística a los que se les homenajea con nuevos diseños.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-12-Horasyminutos

De 11 a 12 tiene lugar el concurso de motocicletas y de 14:30 a 17:30 tiene lugar la ceremonia de entregas de los ganadores de las distintas categorías. Por último hay un desfile coreografiado de todos los vehículos participantes ante público y jurado.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-8-Horasyminutos

Lange 1 Time Zone “Como Edition” sobre un Rolls Royce 2025

El principal patrocinador del Concorso d’Elegancia es el BMW Group Classic, y por eso el primer premio lleva su nombre. Y es al ganador de dicho título a quien Lange hace entrega de una edición única del Lange 1 Time Zone “Como Edtion”.  El reloj es un GMT con una subesfera de dos manecillas sobre las 5, además de la hora descentrada, la gran fecha y el indicador de reserva de marcha.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016--6-Horasyminutos

El segundo huso horario se selecciona a través de un anillo giratorio con los nombres de las ciudades que engloban a las 24 zonas horarias y puede ser ajustado confortablemente con un botón pulsador. Elaborado con acabados a mano y ensamblado dos veces, este calibre tiene una reserva de marcha de tres días. A diferencia de la versión clásica, la “Edición Como” tiene dos características especiales: la Hora Central Europea sobre el anillo giratorio de las ciudades no es representada por Berlín como es lo usual, sino por Como en homenaje al sitio del evento. Además, el LANGE 1 TIME ZONE tiene un grabado a mano alzada que rinde homenaje a la competición: la inscripción “CONCORSO D’ELEGANZA VILLA D’ESTE” enmarca al escudo de armas del evento y dos fechas que muestran el lapso desde el primer Concorso d’Eleganza Villa d’Este en 1929 al actual, representado este año por 2016.

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-7-Horasyminutos

El Lange 1 Time Zone “Como Edition” sobre un Rolls Royce Silver Ghost

El ganador este año fue un Maserati A6 GCS de 1954, a cuyo dueño Wilhelm Schmid, director general de ALS (y con quien tuve una interesante entrevista en el SIHH de este año), hizo entrega de la pieza única. Y lo hizo con estas palabras: “Estoy convencido que cada segundo que pasaste restaurando un automóvil clásico es un tiempo bien invertido. No sólo eso, sino que en ese proceso has impedido el deterioro de una obra de belleza imperecedera, salvaguardándola para la posteridad. Por este motivo honramos la más exquisita escultura sobre ruedas con la escultura equivalente para la muñeca”. 

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-4-Horasyminutos

El Lange 1 Time Zone “Como Edition” sobre el Maserati A6 GCS vencedor

Qué afortunado, el vencedor: no sólo tiene un automóvil maravilloso sino que ahora también tiene la mejor obra sobre el pulso. Qué orgulloso se debe sentir. Veremos el año que viene quién es el vencedor. Más información en ALangeSohne.com

A-Lange-Sohne-Lange-1-Time-Zone-Como-Edition-2016-13-Horasyminutos

El Lange 1 Time Zone sobre un Pegaso, que se construyó en la época en que mi padre trabajaba en allí



En la muñeca: A. Lange & Söhne Grand Lange 1 Moon Phase Lumen

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-4-Lumen--Horasyminutos

La manufactura de A. Lange & Söhne hace sin aparente esfuerzo lo que para otros supone una carrera agotadora y siempre inacabada: enamorar con cada modelo que presenta. Su mezcla de clasicismo relojero con altísimos acabados desarma cualquier intento de crítica, de manera que cada lanzamiento es un éxito sin paliativos. Y eso incluye también a su reloj estéticamente más arriesgado: el Grand Lange 1 Moon Phase Lumen.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-2-Horasyminutos

En realidad, como recordarán los seguidores de la casa, este Grand Lange 1 Moon Phase Lumen no es el primero modelo “Lumen”. Aunque anunciado a finales de  2012 en 2013  se presentó el Gran Lange 1 Lumen, que causó un gran impacto. Es lo que el Director General de la casa, Wilhelm Schmid, llama un “producto héroe”, con mucha repercusión mediática (se puede leer la entrevista aquí). La presente edición es exactamente igual que la de 2013, salvo lógicamente el añadido de la fase lunar y por tanto el cambio de calibre. Pero como en 2013 Horas y Minutos no existía aún, vamos a ver ahora en qué consiste este Lange de traje oscuro.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-6-Horasyminutos

El Grand Lange 1 Moon Phase Lumen es exactemente igual que la versión no translúcida excepto en la esfera. La caja en esta edición limitada es de platino, una elección perfecta porque el oro rosa y el oro rojo darían un contraste de gusto dudoso. El diámetro es de 41 mm, necesarios para poder ofrecer una información amplia y sin agobios. La altura es, sin embargo, de tan solo 9,5 mm, lo que garantiza su acomodo con los atuendos más formales. El bisel redondeado y las asas están pulidos, mientras que el lateral de la caja presenta una franja satinada, solo alterada por un pulsador a las 10 para la correción rápida de la fecha y otro encastrado para corregir la fase lunar. Y por supuesto la corona a las tres, para dar cuerda y ajustar la hora.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-perfil-Horasyminutos

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-perfil-2-Horasyminutos

La esfera es, para quien no conociera el anterior modelo, realmente impactante. De hecho lo es también para los que lo conocíamos, porque fue una edición limitada a 200 unidades que se vio en el SIHH y nunca más. Así que recuerdas que era muy distinto a todos los Lange, peros se te olvida lo muy distinto que era. Y sobre todo se te olvida lo mucho que te gustó. Así que cuando te enteras que hay una nueva versión “Lumen” (Luz en latín) ya vas predispuesto a que el reloj te seduzca. Y lo hace en cuanto que asoma.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-7-Horasyminutos

La esfera se compone de dos elementos: en primer lugar el anillo exterior, la subesfera de las horas y minutos y la del pequeño segundero, todos hechos de plata maciza negra. El resto es un cristal de zafiro semitransparente que, mediante un tintado especial, bloquea la entrada de luz pero no los rayos ultravioletas. De esta forma los pigmentos luminiscentes del mecanismo de la gran fecha se “cargan” y permiten ver la fecha en la oscuridad. La gran fecha, característica de A. Lange & Söhne,  no está hecha de dos discos superpuestos. En realidad las decenas (0, 1, 2 y 3) están pintadas en negro sobre una cruz impregnada de material luminiscente, mientras que las unidades están también pintadas en negro pero sobre un disco transparente que se desliza por debajo de la cruz de las horas y sobre un fondo que sí es luminoso.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-3-Horasyminutos

Entre la gran fecha y el pequeño segundero se sitúa el indicador de reserva de marcha, que es de 72 horas y cuya manecilla también tiene material luminiscente. La gran novedad es la inclusión de la ventana de fases lunares, una de las más bonitas del mercado y que se equipa en todos los modelos de Lange (excepto en el 1815 Grand Complication, si no estoy equivocado).

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-detalle-Horasyminutos

Esta complicación se hace habitualmente sobre una disco de oro, pero en este caso es nuevamente un cristal al que se le aplica un revestimiento patentado por la marca. A continuación se cortan con láser las 1164 estrellas y la luna.  El disco se desliza por encima de una masa luminosa que se hace presente a través del corte realizado. Si el firmamento es precioso a la luz del día, cuando entra en juego la luminiscencia el resultado va más allá de lo espectacular.

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

Pero claro, lo bueno de Lange está tanto por delante como en el reverso. El calibre manual L095.4 que anima el Grand Lange 1 Moon Phase Lumen sigue los cánones de perfección de la manufactura en cuanto a los acabados, y la tradición de Glashütte en las formas: platina de tres cuartos de alpaca natural, puentes en el mismo metal, puente del volante grabado a mano, ajuste mediante cuello de cisne y decoración con nervaduras de Glashütte. El volante está regulado en 5 posiciones y oscila 21.600 veces a la hora. Por supuesto tiene parada de segundero y, una vez ajustada la fase de luna, no vuelve a necesitar otro ajuste hasta pasados 122,6 años.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-calibre-L095.4-1-Horasyminutos

Es casi una obviedad decir que el reloj queda muy bien en la muñeca. En realidad lo que sería una noticia es que alguno de los modelos no lo hiciera. Pero repitámoslo: es una gozada tener este reloj en la muñeca. Queda como un guante y, a pesar de su atrevida propuesta, en realidad la presencia es muy atractiva y elegante. Y además exclusivo, porque el Gran Lange 1 Moon Phase Lumen es una edición limitada para 200 afortunados que tendrán que pagar un precio de  70.800 euros, cosa que yo haría encantando si pudiera. Más información en A. Lange &Sohne.com.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-5-Horasyminutos

 

 

 



Una charla con Wilhelm Schmid, CEO de A. Lange & Söhne

A-Lange-Sohne-Wilhelm-Schmid-SIHH-2016-Horasyminutos

Wilhelm Schmid es el Director General  de A. Lange & Söhne desde enero de 2011, tras su paso por la filial de BMW en Sudáfrica, donde por cierto adquirió el acento inglés tan particular de ese país. En esta charla, que tuvo lugar durante el SIHH 2016, no hablamos de los relojes que ha presentado la manufactura sino de otros temas, digamos, laterales.

Pero antes de empezar a leer lo mucho y muy interesante que tiene que decir Wilhelm Schmid sí es conveniente repasar las novedades que presentó la Reina de Sajonia en el SIHH 2016 y que cubrimos en este artículoporque a lo largo de la conversación se hace mención a los distintos modelos que pudimos ver hace ahora dos meses.

HorasyMinutos: Los informes de Richemont dicen que el 2015 no ha sido muy allá. Pero tengo la impresión de que para Lange sí ha sido bueno.

Wilhelm Schmid: Nosotros hemos seguido la estrategia que establecimos hace dos años que nos permite ser más resistentes que otros. Nosotros no nos enfocamos en los mercados; no nos enfocamos en Europa, o en Alemania, o en Estados Unidos. Ni tampoco nos centramos en “nacionalidades”,  cultura o gusto local. Nosotros nos centramos en nuestro público objetivo, que son los coleccionistas de relojes. La mayoría de nuestros clientes son clientes que repiten. Admito que hoy es un poco más difícil conectar con estos clientes porque ¡se mueven! Viajan alrededor del globo y de ahí viene la volatilidad actual, porque crea mucho estrés sobre la logística: se da el caso de que necesitas un reloj en Estados Unidos y resulta que está en Inglaterra. Y todos sabemos qué difícil es transportar un pequeño artículo de lujo de un lado al otro del mundo. Eso es de verdad lo que ha cambiado las reglas del juego, porque antes simplemente creábamos el reloj y el cliente venía; ahora tenemos que averiguar dónde está el cliente. Pero en conjunto hay 7.000 millones de personas en el planeta, de los que un cierto porcentaje -que además está creciendo- es bastante rico. De ellos, unos cuantos coleccionan relojes; esa es la base de nuestro mercado.

Lange 1 Oro Blanco, presentado en el SIHH de 2016

Lange 1 Oro Blanco, presentado en el SIHH de 2016

HyM: Dice que no se dirige a mercados, pero cuando llegó a Lange sí dijo que quería enfocarse más hacia el mercado del Este. Uno diría que lo ha conseguido.

W.S.: Tenemos 235 puntos de venta, que es un poco menos de los que había cuando llegué. Pero es que cambiamos muchos de ellos. Así que es un número menor, pero no sólo porque cortamos con unos cuantos sino que además cambiamos muchos. Y de hecho eso es lo adecuado para el mundo actual, porque si lo piensas es como una red de pesca y creo que estamos bien representados en el mundo con una sola excepción: no estamos presentes en África en absoluto. Pero en el resto, puede haber cambios aquí y allá, pero tenemos una buena red. Así que si alguien quiere comprar, digamos, en Singapur, nos encontrará; en Nueva York, nos encontrará; en Pekín nos encontrará. Y eso es lo que quisimos hacer desde el principio. Siempre estamos afinando el sistema porque el mundo cambia muy rápidamente y lo que es lo más hoy puede no serlo mañana. Salvo algunas excepciones: Bond Street en Londres, Madison Avenue en Nueva York, Place Vendôme en París… esos sitios siempre estarán en boga.

HyM: Luego volvemos a los mercados pero permítame que pregunte algo completamente distinto: Estamos acostumbrados a oír que el desarrollo de un calibre lleva entre 3 y 5 años. Pero ¿quién toma la decisión? Es decir, llega alguien y dice “quiero hacer el Zeitwerk”. ¿Quién dice “sí, vamos a hacerlo”?

W.S.:  En primer lugar no existen los genios que se despiertan por la mañana y dicen “I had a dream” (“He tenido un sueño”, la frase inicial del famoso discurso de Martin Luther King). Olvídate de eso. El diseño es un trabajo muy duro. En nuestro caso tenemos una estrategia de desarrollo con una perspectiva de 5 años que se renueva  continuamente, de manera que sabemos exactamente qué vamos a hacer este año, y el siguiente y el siguiente. Y según vas avanzando si las ideas progresan se acaban convirtiendo en producto. Quiero decir que yo ya sé exactamente qué productos vamos a presentar el próximo año; si no lo supiera sería ya demasiado tarde. Lo que ocurre es que Tino (Tino Bobe, Director de Investigación y Desarrollo), Tony (Anthony de Hass, Director de Desarrollo de Producto) y  yo mismo somos el núcleo decisorio y  acordamos qué hacemos, cómo lo hacemos y cuándo lo hacemos. Y también aprobamos los diseños finales. Es como lavar la tierra para extraer el oro: al principio tienes una idea, pero rodeada de un montón de basura. Es como mirar la batea llena de barro y ver que algo brilla; si lo lavas bien con suerte puedes sacar suficiente oro como para pagar el trabajo. Eso es el trabajo de diseño. Y son detalles. No es que de repente se produzca un fogonazo y digas “¡eso es!”. Qué va, juegas con índices, con diámetros,  con colores… es un proceso largo y continuo.

A-Lange-Sohne-Wilhelm-Schmid-1-SIHH-2016-Horasyminutos

Wilhem Schmid tiene esta mañana la voz algo tomada porque lleva toda la semana hablando con periodistas y clientes, está algo acatarrado y además son las 8 y media de la mañana. Sin embargo su tono es afable, cercano y salpicado de sonrisas. Cuando habla a menudo extiende las manos abiertas hacia su interlocutor, rasgo de honestidad de quien no sólo no tiene qué callar sino que se muestra orgulloso de lo que expone. Le ayuda a mantener el tono una taza de té de rooibos a la que es muy aficionado desde sus tiempos sudafricanos (de donde es originaria la planta).

HyM: De vuelta a los mercados, ha dicho que no crean relojes pensando en mercados. ¿Es así también cuando hacen retoques estéticos? Todo el mundo pensó que el rediseño del Saxonia -más pequeño ahora- se hizo pensando en el mercado asiático, por ejemplo.

Saxonia antes y después de 2015

Saxonia antes y después de 2015

W. S.: No, no, no. No seguimos modas. Y no lo digo con arrogancia, pero tampoco seguimos las exigencias de los clientes, porque sabemos lo que quieren hoy, pero nos lleva al menos tres años desarrollar una pieza, y no hay garantía de que en tres años ese mismo cliente siga queriendo lo mismo. Así que no lo hacemos. Lo que sí hacemos, como ya he dicho, es ser muy consciente de cómo evolucionar, y lo hacemos jugando con las familias. Por ejemplo el año pasado trabajamos muy duro con el 1850; este año no ves ninguna pieza. Así es como lo equilibramos, porque tenemos 5 familias. Y si miras la colección de este año (o la del año pasado, o el anterior) verás que siempre hay una respuesta para los coleccionistas, un producto que definitivamente los va a atraer, hay un “producto héroe”, que va a crear mucha conciencia de marca, pero va a haber también un producto sencillo. Y sabes que no diferenciamos nuestro nivel de acabado sea cual sea el modelo, aunque obviamente un dos manecillas es más sencillo de producir que una gran complicación. Así que tenemos siempre una respuesta para todos los segmentos de precio y sin duda siempre un producto para coleccionistas y otro que atraerá al público y a la prensa.

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

HyM: Una consideración sobre precios y crisis. Usted viene del mundo del automóvil y recuerdo que una vez dijo “el único paralelismo entre el mundo del automóvil y la relojería son los clientes; lo demás es distinto”. El mundo del automóvil es muy consciente de que ese cliente a menudo no puede pagar el vehículo que quiere y por tanto ponen todos los medios para que en el momento que el cliente entra por la puerta salga con el producto. Por eso tienen sus propias empresas de financiación con las que además ganan dinero. ¿Cree que algo así funcionaría con los grandes grupos relojeros? ¿Sería una buena idea que Richemont pudiera crear su propia financiera para facilitar el acceso a relojes de hasta por ejemplo 20.000 euros?

W. S.: Hubo en el pasado un par de intentos de crear financiación o de utilizar el leasing, pero personalmente no lo veo.

HyM: Pero un reloj que cuesta 12 ó 15.000 euros no es un reloj que el cliente medio puede pagar en dinero contante y sonante.

W. S.: Pues la verdad es que sí que lo hacen. Y personalmente creo que está bien así. No creo que el modelo funcionara en relojes.

Richard Lange Jumping Seconds

Richard Lange Jumping Seconds

HyM: Siguiendo con el paralelismo, también ha dicho que el automóvil se basa en la ingeniería mientras que la relojería se basa en el trabajo manual.

W. S.: Son completamente opuestos.

HyM: Sin duda. Y por eso mismo, ¿alguna vez tiene poner, financieramente hablando, los pies contra la pared y decir “alto, esto no lo podemos hacer, son demasiadas horas, va a disparar el precio mucho más allá de lo debido…”? ¿Ocurre alguna vez?

W. S.: Digamos que es diferente. Funcionamos de manera distinta a una fábrica de coches. No hay un punto de control en el que el reloj va del operario A al operario B y por tanto pudiéramos decir “como A tardó demasiado B no pudo trabajar”. Pero por supuesto que mantenemos los costes bajo control. Pero de manera distina; no medimos cada pequeño paso, pero en conjunto sí sabemos cuántas horas se van en acabados, en mecanizado, en ensamblaje, etc. Y lo medimos regularmente. De hecho lo hacemos diariamente, pero no reaccionamos diariamente porque si alguien tiene un mal día, o si hay un problema, rectificamos ese problema y nos aseguramos de que volvemos al carril.

Datograph Perpetual Tourbillon

Datograph Perpetual Tourbillon

HyM: ¿Alguna vez volverá el Arkade de 1994?

W. S.: No lo creo.

HyM: ¿Y alguna vez crearán un reloj para mujer? No un reloj normal decorado con diamantes o nácar, sino concebido como reloj para mujer desde el principio.

W. S.: Nunca digo que no, pero ahora mismo no está en el esquema. Quiero decir que sería muy arrogante decir “jamás”, pero ahora mismo… Por ejemplo este año no ha habido un sólo modelo de mujer. Eso se lo dejo a otros (sonríe picaronamente).

HyM: Cada vez más marcas, de alto nivel o de no tan alto, crean su propio sello de calidad. ¿Hará lo mismo Lange alguna vez?

W. S.: No.

HyM: ¿Habrá alguna vez un equivalente al Punzón de Ginebra pero que atestigüe la calidad de producción de la relojería alemana, y más concretamente la sajona?

W. S.: Ese sello ya existe. Se llama A. Lange & Söhne.

Amén.

 

 



SIHH 2016: Las novedades de A. Lange & Söhne

El Salón de Alta Relojería de Ginebra ha cerrado sus puertas, dejando atrás una edición que ha sido poco pródiga en novedades de las casas que tradicionalmente acuden pero con la excitación de ver a 9 marcas relojeras independientes. Vamos a ir viendo los modelos presentados por cada una de ellas, empezando por la gran dama sajona: A. Lange & Söhne.

Lange siempre organiza sus colecciones de manera tal que, según me dijo su Director General Wilhem Schmid en una entrevista que publicaré más adelante, presentan un reloj para coleccionistas, un reloj “héroe” que llama mucho la atención de los aficionados y periodistas y un reloj más sencillo. De esta manera cubren todos los segmentos de mercado, tanto técnica como económicamente. Este año yo diría que A. Lange & Söhne ha presentado dos de cada:

DATOGRAPH PERPETUAL TOURBILLON

 

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-perfil-horas-y-minutos

Ya existía un Datograph con calendario perpetuo en la colección de A. Lange & Söhne (se puede ver aquí), pero en esta nueva edición se incorpora un tourbillon que, al estar en su lado natural, sólo se ve cuando se da la vuelta a la caja. Ello ha hecho pasar el número de componentes del calibre L952.2 de 556 a nada menos que 729 piezas. Por supuesto se mantiene la parada del volante cuando se tira de la corona para poder poner el reloj en hora con total precisión. Llama la atención que se mueve a 18.000 alternancias a la hora, lejos de 4 hercios habituales de los cronógrafos. Éste, por cierto, es también flyback.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-reverso-horas-y-minutos

En el frontal, además de la sustitución del oro blanco por el platino, también hay cambios. El más llamativo, por supuesto, es el uso del negro en la esfera. El negro era el color original de Datograph, pero esta vez incluso las subesferas se tornan zaínas, ofreciendo una presencia más compacta e impactante sólo rota por el cielo estrellado de las fases lunares, la indicación día/noche y la de año bisiesto. Se ha añadido además una indicación de reserva de marcha – de 50 horas- entre las 9 y las 10. Y por supuesto, la gran fecha de Lange. El diámetro de la caja es de 41,5 mm y 14,6 mm de alto. No siendo un reloj pequeño sin embargo queda muy bien puesto, gracias sobre todo a sus formas redondas tradicionales.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Es una edición limitada a 100 unidades con un precio de 295.000 euros

GRAND LANGE 1 MOONPHASE „LUMEN“

A. Lange & Söhne ya había presentado estos casi podríamos llamar radicales relojes. En 2013 introdujo el Gran Lange 1 “Lumen”, y en 2014 el Gran Lange 1 Moonphase, que reproducía la órbita de la luna con una precisión del 99,998 por ciento. Ahora el Grand Lange 1 Moonphase “Lumen” aúna los dos para conseguir un impacto aún mayor.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-perfil-horas-y-minutos

El fundamento del reloj consiste en introducir un cristal de zafiro ahumado que permite la visión de los diales que dan vida a la gran ventana de fecha. El cristal bloquea la mayor parte de la luz pero no los rayos ultravioletas, lo que “carga” las abundantes dosis de SuperLuminova para un brillo nocturno realmente espectacular, particularmente cuando se pueden apreciar las 1164 estrellas -o al menos parte de ellas-. La fase de la luna, por cierto, sólo tendrá que ser ajustada una vez cada 122,6 años.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-SuperLuminova-horas-y-minutos

Es una edición limitada a 200 unidades con un precio de 70.800 €

LANGE 1 TOURBILLON PERPETUAL CALENDAR

Otro modelo que ya existía y al que se le ha dotado de nuevo material de caja -oro blanco- y color de esfera -antracita- que cambia completamente la apariencia del reloj; lo hace menos romántico se podría decir.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-perfil-horas-y-minutos

En lo demás no varía: el tourbillon sigue ocupando la trasera, mientras que el anverso es una lección de cómo leer fácilmente muchos datos. El mecanismo está construido de tal manera que tan solo se le tendrá que avanzar un día en el año 2100, mientras que las fases lunares tienen la misma exactitud que hemos visto arriba. El resultado en la muñeca es exquisito, y lucirlo cuesta 315.900 €

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-en-la-muñeca-horas-y-minutos

 

LANGE 1 WHITE GOLD

Y seguimos con las ampliaciones de gama. Tras el levísimo rediseño presentado el año pasado ahora A. Lange & Söhne nos presenta una versión en oro blanco de su reloj más característico: el Lange 1, ahora con caja de oro blanco. Para acompañarlo se ha optado por una esfera plateada con cierto tono cálido, lo que hace del reloj un paradigma del guardatiempos de vestir. Por su perfecta redondez y por sus medidas: 38,5 milímetros de diámetro y una altura de 9,8 milímetros. El precio, 31.700 euros.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-White-Gold-en-la-muñeca-horas-y-minutos

RICHARD LANGE JUMPING SECONDS

Esta sí es una novedad, y muy interesante. En una entrada sobre los Observer de Glashütte Original que se puede leer aquí contaba qué es un reloj de observador, al que se le exige la mayor exactitud además de una perfecta lectura. En este caso esa perfección queda plasmada en la gran subesfera que marca los segundos muertos.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Richard-Lange-Jumping-Seconds-horas-y-minutos

Para marcar perfectamente el salto de cada segundo el calibre Lange L094.1 incorpora un sistema de fuerza constante que mueve la rueda del escape una vez por segundo. Por medio del segundo tren de rodaje, el barrilete acciona el mecanismo saltante. Su misión consiste en transformar la frecuencia del volante de seis semioscilaciones por segundo en un único paso de la aguja del segundero. Este proceso está dirigido por una estrella de cinco puntas sujeta en el eje de la rueda del áncora. La estrella gira junto con la rueda del áncora una vez cada cinco segundos sobre su propio eje. Cada segundo, una punta de la estrella libera una palanca. Este largo brazo de la palanca ejecuta ahora, accionado por el barrilete, un giro instantáneo de 360 grados antes de que lo detenga la siguiente punta de la estrella. Este giro hace que avance la aguja del segundero hasta el siguiente índice de los segundos por medio del árbol del segundero conectado al engranaje. Al mismo tiempo, el impulso de avance del segundero saltante se utiliza para aprovisionar con nueva energía al muelle de accionamiento del mecanismo de reajuste de la tensión.. Se puede ver en este vídeo:

Pero además integra un mecanismo de puesta a cero del segundero cuando se saca la corona, lo que permite total exactitud a la hora de poner en hora el reloj. Por último, cuando quedan sólo 10 horas de reserva de marcha un pequeño triángulo en la intersección de las horas y minutos se vuelve rojo, de manera que se sepa que hay que darle cuerda. El Richard Lange Jumping Seconds de A. Lange & Söhne está construido en platino con unas dimensiones de 39,9 por 10,6 mm, y es una edición limitada a 100 unidades con un precio unitario de 78.000 €.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Richard-Lange-Jumping-Seconds-en-la-muñeca-horas-y-minutos

SAXONIA MOONPHASE Y SAXONIA THIN

Las dos incorporaciones a la colección más económica no deja de tener su atractivo. El Saxonia Moonphase añade la complicación desarrollada por la casa y que, recordemos, sólo hay que corregir una vez cada 122,6 años, lo que significa que no te tienes que preocupar por ella. Es un perfecto reloj de vestir porque mide 40 x 9,8 mm, y se fabrica en oro rojo y oro blanco, ambos con un precio de 28.500 €

SIHH-2016-A-Lange-Saxonia-Moonphase-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Y por último el Saxonia Thin, al que se le ha despojado de elementos superfluos para aumentar el atractivo del reloj más delgado de A. Lange & Söhne; tiene un grosor de tan solo 5,6 mm para poder deslizarse debajo del puño de camisa más exigente. El diámetro es perfecto también: 40 mm. El precio para las dos versiones -oro rojo y oro blanco- es el mismo: 20.800 €

SIHH-2016-A-Lange-Saxonia-Thin-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Según vayan saliendo los distintos modelos los presentaré con fotos en vivo. Más datos en la web de lange.com.



Grand Lange 1 Moon Phase Lumen

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-horas-y-minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro 41 mm, altura 9,5 mm
  • Cristales de reverso y anverso de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, un pulsador para la corrección rápida de la gran fecha, pulsador encastrado para la corrección de la indicación de las fases de la luna

Esfera:

  • Esfera de base (anillo exterior, horas, minutos, pequeño segundero) de plata maciza, negra; cristal de zafiro semitransparente; gran fecha, cifras romanas e índices para la indicación de la hora y de la reserva de marcha así como detalles de la indicación de las fases de la luna fosforescentes
  • Agujas de oro rodinizado, fosforescentes

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero; indicación de la reserva de marcha; gran fecha; indicación de las fases de la luna

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L095.4, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 34,1 milímetros; altura: 4,7 milímetros
  • 446 piezas
  • 45 piedras de cojinete
  • 7 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Sistema de oscilación: Volante con tornillos antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de Lange en platino

Edición limitada a 200 unidades

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-calibre-L095.4-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-frontal-horas-y-minutos

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-perfil-horas-y-minutos

 

 

 



Datograph Perpetual Tourbillon

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-horas-y-minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro: 41 milímetros; altura: 14,6 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, dos pulsadores para la manipulación del cronógrafo, pulsador principal para la corrección rápida de todas las funciones del calendario, un pulsador encastrado en cada caso para la corrección del día de la semana, del mes y de la fase de la luna

Esfera:

  • Plata maciza, negra
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rodinizado, fosforescentes; agujas del segundero, día de la semana, mes y de los cuatro años así como totalizador de los minutos de oro rodinizado; aguja del cronógrafo de acero rodinizado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Cronógrafo flyback con totalizador exacto de los minutos saltantes; escala taquimétrica; calendario perpetuo con fecha, día de la semana, mes, fase de la luna y año bisiesto; indicación día/noche; indicación de las fases de la luna; indicación de la reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L952.2, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • 729 piezas
  • 59 rubíes, de los cuales un contrapivote de diamante
  • 5 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 50 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra
  • Hebilla desplegable de Lange de platino

Edición limitada a 100 unidades

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-anverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-perfil-horas-y-minutos

 



En la muñeca: Zeitwerk Minute Repeater de A. Lange & Söhne

Los repetidores de minutos pasaron de ser un instrumento útil (saber la hora en la oscuridad) a convertirse una de las mayores delicadezas que puede ofrecer un reloj. El Zeitwerk Minute Repeater de A. Lange & Söhne aúna tradición relojera y audacia contemporánea en uno de los relojes más impactantes de la casa sajona.

 

A Lange Sohne Semper Opera Dresde

Semper Opera de Dresde

A. Lange & Söhne acaba de terminar las celebraciones del 200 aniversario del nacimiento de Ferdinand Adolph LangeHa sido un año entero de celebraciones, culminadas con el lanzamiento del 1815 Tourbillon Handwerkskunst que vimos en este artículo y con actos en Dresde, como un concierto celebrado en la Semper Ópera.

La elección está cargada de significado: la Semper Ópera tiene encima del escenario el famoso reloj de Gutkaes que tiene dos ventanas: la izquierda para la hora (en numerales romanos) y la derecha para los minutos, que avanzan de 5 en 5 minutos porque no había espacio suficiente para ubicar un disco horario entero (por cierto que hoy el mecanismo se controla electrónicamente, aunque el movimiento sigue siendo mecánico). Ese reloj es la base para la gran fecha que distingue a los relojes sajones, y en la foto aparece marcando las 11:45. O por mejor decir, las XI:45.

Semper Opera Dresde Reloj Gutkaes

También es la inspiración para la indicación de la hora en los relojes Zeitwerk. Curiosamente, y aunque ahora todo el mundo piense que el Zeitwerk es uno de los mejores hallazgos de Lange, allá por 2009 cuando se lanzó el primer modelo fue muy discutido. Pero yo creo que todo el que lo haya visto un Zeitwerk estará de acuerdo con que es uno de los relojes más atractivos de la casa. Y así se lo ha reconocido el mercado.

LA CAJA

 

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 1

Lo primero que llama la atención, aparte de su esfera, es la caja: tiene un diámetro de 44,2 mm, algo absolutamente inusual en la manufactura. Pero además la caja está hecha en platino, tradicionalmente desaconsejado para los repetidores por su alta densidad que en principio hace más difícil la transmisión del sonido. La altura de la caja también es llamativa: nada menos que 14,1 mm. con un bisel pulido a espejo y la carrura con una banda satinada que no sólo es elegante sino que reduce la sensación de altura.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater carrura

Sobre la banda satinada se asientan unas asas sólidas pero cortas para no añadir tamaño, e inclinadas hacia abajo para mejorar la intachable comodidad del reloj sobre la muñeca.

EL MECANISMO DE REPETICIÓN

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle 1

Crear un repetidor de minutos bajo la configuración Zeitwerk era una osadía por parte de Lange, así que era obvio que el reloj no podía ser cualquier repetidor de minutos. Y así ha sido; la manufactura ha creado un mecanismo “decimal”: normalmente los repetidores de minutos golpean una vez para marcar cada una de las horas, después dos veces seguidas en dos tonos distintos para los cuartos de hora y por último un golpeo -normalmente más agudo- para los minutos.

El Zeitwerk Minute Repeater también golpea cada hora y cada minuto, pero sin embargo los intervalos intermedios son de 10 minutos, no de quince. De esta forma el sonido es exactamente la interpretación de la hora que ve el usuario. En la foto de arriba el mecanismo golpearía 7 veces para marcar la hora, 5 para marcar los 50 minutos y 2 para los minutos. Es una forma mucho más intuitiva de armonizar la hora vista con la oída. Porque, francamente, el repetidor de minutos se va a activar siempre por el día para disfrutar del sonido mientras se admira el reloj, no por la noche.

El funcionamiento está muy bien explicado en este vídeo:

Los discos de las indicaciones horarias están directamente conectados con su caracol, que a través de los rastrillos transmiten el movimiento a los martillos que en consecuencia golpean los gongs. Pero además Lange ha prestado especial atención a la seguridad del mecanismo, uno de los que más habitualmente visita el servicio técnico junto con los calendarios perpetuos. Así, mientras está el mecanismo sonoro en marcha la corona queda bloqueada, el salto de la hora se retrasa hasta que acabe el sonido y se desembraga el rochete del mecanismo de cuerda para que pueda alimentar el repetidor libremente . Y cuando la corona está sacada se bloquea el funcionamiento del repetidor.

Además se ha elegido un pulsador en vez de el tradicional gatillo, de manera que se eviten los daños que ocasiona un gatillo mal enganchado. Por último, si la reserva de marcha es inferior a 12 horas también se bloquea la complicación, para evitar que una falta de potencia pare el mecanismo en pleno uso, con los daños que ello podría ocasionar. El “punto de no retorno” está marcado con una pequeña gota roja en el indicador de reserva de marcha.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle

 

EL CALIBRE L043.5

Toda esta maravilla relojera se mueve gracias a un calibre creado pensando expresamente en la indicación horaria “Gutkaes” y la interacción con el mecanismo de repetición, dando lugar al calibre L043.5.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater calibre

Según queda anotado en su Ficha Técnica Completa el movimiento tiene 771 piezas y 93 rubíes, mientras que su hermano de colección Zeitwerk Striking Time (un repetidor de minutos clásico) tiene “sólo” 528 piezas  con 72 rubíes. Se aprecia así lo distintos que son uno y otro.

Por supuesto la construcción sigue la costumbre sajona de la platina de tres cuartos en alpaca sin pulir (la llamada “plata alemana”), nervaduras Glashütte, tornillos azulados y ajuste de cuello de cisne con el puente grabado. Y ese intangible llamado “acabados a mano en la manufactura”. Una preciosidad.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle del calibre

LA ESFERA

Otra maravilla de diseño racional y pureza estética. Parece mentira que tan pocos elementos puedan imantar así la mirada. No hay novedades con respecto al Zeitwerk Striking Time salvo una, pero muy significativa: el gong sigue la borde interior del puente horario, lo que mejora exponencialmente el atractivo estético de la esfera.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle 2

La lectura de los numerales saltantes es inmaculada. Si la función primordial de un reloj es ofrecer información de las horas y minutos y hacerlo de la manera más sencilla para que la lectura sea rápida, pocos relojes como un Zeitwerk. Además la forma en que quedan resaltados en sus grandes ventanas por un marco de alpaca oscura es difícilmente superable en cuanto a facilidad de acceso a la información.

Y el equilibrio estético y la serenidad que transmite el conjunto reserva de marcha/pequeño segundero es insuperable.

EN LA MUÑECA

 

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca

Ya he dicho al principio que este reloj es grande. ¿Importa mucho? Nada en absoluto. Es un reloj tan maravilloso que obvias el problema de no poder conjugarlo con un puño de camisa de vestir. Tiene una presencia tan imperial, tan pero tan bonita, que francamente una vez que te lo pones para hacerle unas fotos quitártelo te llega a poner de mal humor. Es un relojazo se mire por donde se mire.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca perfil

Desafortunadamente el precio va en consonancia con la excelencia del reloj: 440.000 €, una cantidad que casi no se puede calcular ni en años de sueldo bruto. Pero si éste es un mundo hecho de sueños, el Zeitwerk Minute Repeater es desde luego uno de los sueños más dulces que se puede tener.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 3

Os dejo por último este interesante vídeo del Director de Desarrollo de producto de Lange, Anthony de Haas, sentado a su batería y explicando la génesis del reloj. Muy interesante. Y como yo también toco la batería me ha gustado especialmente.



1815 Tourbillon Handwerkskunst de A. Lange & Söhne: 200 años de relojería sajona

2015 ha sido un año de celebración para A. Lange & Söhne porque conmemora el nacimiento el 18 de febrero de 1815 de su creador, Ferdinand Adolph Lange, y lo culmina con otra obra maestra: el 1815 Tourbillon Handwerkskunst, un canto a la artesanía relojera sajona.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst ambient

En realidad este reloj ya existía en la colección con el nombre de 1815 Tourbillon (esta es su ficha técnica), pero tiene sentido que Lange lo utilice de nuevo como zénit del año de celebraciones por todo lo que ofrece el calibre L102.1 que lo anima.

En primer lugar el movimiento del 1815 Tourbillon Handwerkskunst permite detener la caja del tourbillon cuando se tira de la corona, una función con la  que Lange asombró al mundo en 2008 (y que también reproduce el Benu Tourbillon de la vecina de Lange, Moritz Grossmann, y que se puede ver aquí). La parada del tourbillon se une a otra de las grandes funciones de Lange, la puesta a cero del segundero, creada en 1997.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst detalle del tourbillon

Cuando se tira de la corona una pieza curvada frena el volante, mientras que un brazo con una cabeza en forma rectangular resetea el segundero de la misma forma que ocurre en un cronógrafo. Esto permite un ajuste horario exacto, algo que falta en los relojes con tourbillon porque no se pueden parar la caja de manera efectiva y, como a menudo integran la manecilla del segundero, se da la irónica circunstancia de que una complicación creada para supuestamente mejorar la cronometría en realidad resulta en mayor imprecisión al no poder detener ambos elementos. La forma en que los dos mecanismos funcionan se puede ver bien en el vídeo promocional del 1815 Tourbillon:

Como digo esta función ya estaba en el 1815 Tourbillon. Así que, ¿en qué se diferencia el 1815 Tourbillon Handwerkskunst? Handwerkskunst significa artesanía en alemán y, una vez establecido el nivel artesano que tiene el calibre (que se ha redecorado entero), el trabajo manual pasa a la esfera, que resulta impactante y bellísima.

A Lange Sohne decoración tremblage

El dial está decorado, como algunos otros modelos de la casa, con un grabado “tremblage” en el que el artesano utiliza un buril para crear un graneado uniforme y con una textura más consistente que el escarchado (lo podéis comparar con el utilizado en el Legacy 101 de MB&F que vimos en esta entrada). El resultado es un impactante contraste con el oro rojo de las manecillas, índices y minutería de ferrocarril.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst esfera

El resultado recuerda a relojes de edificio, con una belleza trascendente que se distingue desde lejos. No cabe duda de que las 30 unidades que se van a fabricar se van a convertir en objetos deseados por los coleccionistas. Y, como decía antes, el calibre también se ha redecorado para resaltar la alpaca alemana, sustituyendo las nervaduras Glashütte también por un graneado. Por supuesto el resto de los rasgos distintivos de la relojería sajona -platina de tres cuartos, chatones de oro, decoración del puente brazo del tourbillon- también están presentes.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst reverso

Este 1815 Tourbillon Handwerkskunst será presentado en el mercado en 2016, con un precio aproximado de 167.000 euros. Esperemos poder verlo en el SIHH. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica Completa.

 

 

 



1815 Tourbillon Handwerkskunst

A Lange Sohne1815 Tourbillon HandwerkskunstCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro 39,5 mm, altura 11,1 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj, ajustar la hora y poner en marcha el mecanismo ZERO-RESET
  •  Fondo de la caja con inscripciones grabadas a mano

Esfera:

  • Oro rojo, rodinizada en negro; con grabado tremblage
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rojo; aguja del segundero de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero; tourbillon de un minuto con parada del segundero patentada y dispositivo de ajuste de las agujas ZERO-RESET patentado

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L102.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural;  platina tres cuartos con superficie granulada e inscripciones grabadas a mano; puente del segundero grabado a mano
  • 262 piezas
  • 20 rubíes, de los cuales 1 contrapivote de diamante
  • 5 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de Lange desplegable de oro rojo

Edición limitada a 30 unidades

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst reverso

A-Lange-Sohne-1815-Tourbillon-Handwerkskunst

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst detalle del tourbillon A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst calibre Lange L102.1 - reverso A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst calibre Lange L102.1 frontal



A. Lange & Söhne 1815 Chronograph Boutique Edition

Cada vez que una de las grandes manufacturas -por importancia- lanza un modelo nuevo hay un momento de contener la respiración para ver con qué nos maravillan. Cada vez que el lanzamiento es de A. Lange & Söhne, que no es muy pródiga, la expectación se incrementa exponencialmente. En la próxima feria de Watches and Wonders la reina sajona presenta el precioso 1815 Chronograph edición boutique, y como siempre nos ha encantado.

A Lange Sohne 1815 chronograph

 

El 1815 Chrongraph  es una referencia ya existente en la colección de Lange y es uno de los cronógrafos más exquisitos y deseados del mercado. Sin embargo esta versión tiene las suficientes variaciones como para poder considerarlo como una parte específica del portafolio de la marca. De hecho, así aparece en su web. Lo que no varía es su maravilloso calibre L951.5, un cronógrafo flyback con rueda de pilares -de ocho pilares por cierto- que es una referencia por suavidad y construcción. Además integra un salto exacto del contador de minutos del cronógrafo.

A Lange Sohne 1815 chronograph calibre L951_5

La esfera supone un cambio notable sobre la del 1815. Para empezar se ha añadido una escala pulsométrica, muy útil para los médicos del siglo pasado (como ya explicamos en este artículo). Esa adición ha trastocado los esquemas estéticos de la marca, obligando por ejemplo al nombre de la manufactura a pasar de su posición habitual bajo las 12 a rodearla por encima. También ha hecho que los numerales laterales queden escondidos bajo las subesferas del pequeño segundero y del contador de 30 minutos.

A Lange Sohne 1815 chronograph perfil

Pero lo que más llama la atención es el color azul empleado en todas las indicaciones, lo que le da un aspecto frío pero elegante, gracias al tono usado que recuerda al azul Wedgwood. Al contrario que en el 1815 las manecillas pasan de azul a gris, una buena idea para crear un contraste suficiente para que la lectura de la hora sea fácil, sin verse perjudicada por un excesivo monocromatismo. Y además hace juego con la exquisita caja de oro blanco de 39,5 mm de diámetro (tal como se menciona en su Ficha Técnica).

A Lange Sohne 1815 chronograph detalle

El resultado final recuerda mucho al Historiques Cornes de Vache 1955 de Vacheron Constantin que repasamos en este artículo, pero el 1815 Chronograph tiene una personalidad propia capaz de resaltar por encima de cualquier oponente.

El reloj sólo está disponible en las boutiques de A. Lange & Söhne. Su precio es de 49.000 €, así que quien pueda comprarlo no le importará darse un paseo hasta Dresde (por ejemplo) para hacer la adquisición de una joya así una experiencia aún más exclusiva.



Nueva manufactura de A. Lange & Söhne

A Lange Sohne Inauguración nuevo edificio - Angela Merkel con Walter Lange y Wilhelm Schmid

El pasado 26 de agosto la Canciller Alemana Angela Merkel acudió a Glashütte para la inauguración del nuevo y precioso edificio de la manufactura A. Lange & Söhne, tras poner la primera piedra el 5 de septiembre de 2012.

 

A Lange Sohne Inauguración nuevo edificio - Angela Merkel con un empleado

Se cierra así un ciclo que empezó en 1990 con el resurgir de la marca de la mano de su heredero, Walter Lange. Si queréis leer sobre cómo llegó la casa hasta donde está os recomiendo que leáis el artículo sobre el aniversario de la primera colección de A. Lange & Söhne. Es muy interesante leer lo que Walter tiene que decir.

A él se dirigió Angela, a quien le dijo: “El nuevo comienzo no fue fácil, pero usted y sus compañeros han logrado el éxito y una posición de primer nivel colocando a la manufactura entre las marcas de alta relojería más prestigiosas del mundo. La buena reputación de la Alemania del Este como innovadora, flexible y con su moderna edificación se basan en historias de éxito como la de ustedes”.

A Lange Sohne nuevo edificio

El nuevo edificio -de 5.400 m²-  presenta una estructura que encaja perfectamente con los antiguos edificios de la manufactura y con el entorno urbano en el que se encuentra. En la foto se aprecia cómo las ventanas -253- son mucho mayores que las anteriores para favorecer la entrada de luz. Por supuesto el aislamiento es perfecto, no sólo para el control de la temperatura sino para evitar el polvo. En la parte frontal, pero en el interior, se encuentras las máquinas y equipamientos empleados para manufacturar las piezas de los relojes, así como también acoge el departamento de grabación y decoración y la logística.

A Lange Sohne Inauguración nuevo edificio - escalera interior

Pero además el edificio busca la eficiencia energética, para lo que se ha dotado de una planta de energía geotérmica (la más grande de Sajonia), con 55 pozos para intercambio de calor. Los datos principales se pueden ver en este gráfico.

Nuevo edificio A Lange Sohne

Por supuesto, como todo en Lange, no se sabe nada de cuánto ha costado la nueva manufactura, pero sí que fue una cantidad de doble dígito en millones de euros. Ojalá un día pueda visitarla. Y de paso a ver si Angela Merkel cambia de reloj, porque suele llevar un Boccia que en su momento costaba unos 90 euros (ahora está descatalogado). Y además lo llevó con el cristal roto durante casi un año. Genio y figura, como se suele decir.

A Lange Sohne nuevo edificio - interior

 



SIHH 2016 acoge a 9 marcas relojeras independientes

SIHH entrada

Comienza el curso lectivo y empezamos a prepararnos para el SIHH 2016, que tendrá lugar del 18 al 22 de enero. Pero esta vez el anuncio es toda una sorpresa: habrá 9 marcas relojeras independientes dentro del salón, mientras que una de las habituales, Ralph Lauren, causa baja.

 

SIHH

Ralph Lauren, presente en el Salón desde 2009, recoge velas y se concentra en las operaciones en su país de origen, Estados Unidos. Eso libera unos 1.500 metros cuadrados de espacio -el Salón en conjunto ocupa unos 33.000 m²- en los que se van a alojar 9 casas relojeras independientes. Eso si no tenemos en cuenta a Audemars Piguet, Richard Mille y Greubel Forsey que son casas independientes.

Los nuevos inquilinos del Salón son: Christophe ClaretDe Bethune, H. Moser & Cie, Hautlence, HYT, Kari Voutilainen, Laurent Ferrier, MB&F, UrwerkComo decía todos compartirán un mismo espacio al que se ha llamado Carré des Horlogers o “Plaza de los relojeros”.

Y además de las tres nombradas arriba estarán A.Lange & Söhne, Baume & Mercier, Cartier, IWC, Jaeger-LeCoultre, Montblanc, Panerai, Parmigiani, Piaget, Roger Dubuis, Van Cleef & Arpels y Vacheron ConstantinEs decir, SIHH 2016 va a ser un festín relojero en toda regla.

SIHH marcas

El único problema es que aunque hay 9 marcas muy muy técnicas y que por tanto lleva mucho tiempo visitarlas todas como se debe, el Salón sigue abriendo los mismos días y las mismas horas, lo que significa que va a ser todo más difícil y apresurado. Antes estas marcas estaban en un hotel desde el sábado anterior, por lo que se podía aprovechar el tiempo mejor. En fin, ya veremos.

Además hay otra noticia que, aún siendo menor, no deja de ser llamativa: va a cambiar la decoración del salón, que había permanecido igual desde hace 10 años. Se anuncia que va a ser más elegante y que va a dar más libertad a las marcas para diseñar sus espacios.

SIHH Ambiente

Vamos a ver qué sale de eso porque la verdad es que la decoración exterior quizá pecaba de demasiado seria o neutral, pero a mí me gustaba porque daba una sensación de serenidad que viene muy bien cuando te tienes que estar moviendo de un sitio a otro cargado con la cámara, el cuaderno, los kit de prensa, o simplemente cuando te puedes parar un momento a tomar un café o atarte los cordones…

En cualquier caso, vamos calentado y motores y ya se empieza a sentir el cosquilleo de querer ver y tocar las nuevas piezas. SIHH 2016: cuatro meses y medio y contando…

 



Ya disponibles los nuevos Lange 1 de A. Lange & Söhne

El Lange 1 es el icono de A. Lange & Söhne. Es el más perfecto resumen de la relojería sajona y los rasgos que le son más característicos: la hora descentrada, la gran fecha, el pequeño segundero también descentrado… todo en busca de la proporción áurea, símbolo de la belleza y el equilibrio. Y a fe que lo consigue.

 

A Lange and Sohne Lange 1 oro rosa sobre cuaderno de viaje de Ferdinand Lange

A Lange and Sohne Lange 1 oro rosa sobre cuaderno de viaje de Ferdinand Lange

Es difícil diferenciar este Lange 1 2015 de las versiones de años anteriores. Las diferencias estéticas son tan sutiles que realmente necesitas tener uno anterior y el moderno juntos para verlas. Y aún así, porque de acuerdo con su Ficha Técnica Completa el diámetro de la caja no ha variado -unos clásicos 38,5 mm- y eso hace aún más costoso verlo. Pero en fin, haciendo caso a lo que dice la manufactura el bisel es levemente más fino. Yo personalmente no lo noté, ni tampoco importa porque ayer como hoy el bisel es perfecto.

A Lange and Sohne Lange 1 platino sobre plano de diseño

A Lange and Sohne Lange 1 platino sobre plano de diseño

Lo que sí se nota es que la fuente usada para nombrar a la marca a las 12 es más ligera. No está en negrita, podríamos decir. Pero donde de verdad cambia el reloj y se convierte en un guardatiempos nuevo es por dentro: Lange decidió que como el calibre que movía al reloj llevaba ya desde 1994 haciendo tic tac, lo mejor era darle una merecida jubilación y crear un calibre manual enteramente nuevo, desde el papel de diseño hasta la última de sus 368 piezas.

A Lange and Sohne - Lange 1 Calibre L121.1

Como ya señalé en el artículo sobre el SIHH 2015, el calibre integra un volante excéntrico mayor que acoge una espiral desarrollada en la manufactura y que oscila libremente. La gran fecha ahora es saltante exactamente a media noche, para lo que acumula energía desde el mediodía. Se sigue manteniendo el doble barrilete con 72 horas de autonomía, pero ahora cuando la reserva de marcha llega a su fin el segundero se para exactamente a las 12 en punto, para que el ajuste posterior sea exacto. Son ese tipo de detalles los que hacen que une ame con devoción a Lange. Y por supuesto la platina es de tres cuartos, la decoración es con nervaduras de Glashütte y el ajuste es de cuello de cisne. Esto es Sajonia, hermanos.

Los tres Lange 1 de A Lange and Sohne

Por lo demás, y salvo que los precios hayan cambiado en estos meses, tener sobre el pulso una de estas maravillas cuesta 29.800 € si se elige cualquiera de las dos versiones de oro, o 42.300 si, metidos en feria, nos decantamos por la versión de platino.

ACTUALIZACIÓN: Los precios de los modelos fuera de Alemania son: oro amarillo y rosa, 28.800 €. Platino, 40.800 €. ¡Qué gusto ver que bajan los precios!

Como a mí me gusta siempre dar los precios de los modelos que muestro cualquiera que siga la web puede hacer una comparativa con otros relojes y confirmar que esta es una buena, buenísima inversión.

Me gustaría recordar por último que va a ser mi cumpleaños y yo con cualquier cosita de estas me conformo, gracias.

A Lange and Sohne Lange 1 oro rosa y platino

Los Lange 1 sobre el cuaderno de viaje de Ferdinand Lange



El Lange 1 Time Zone y los 40 años de BMW Art Cars

 

Lange 1 Time Zone oro blanco y el BMW Frank Stella

Lange 1 Time Zone oro blanco y el BMW Frank Stella

Ha sido el cuarto año que A. Lange & Söhne patrocina el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, seguramente el concurso más importante de todos los eventos con coches históricos, y siempre entrega un Lange como premio. Esta vez además ha tomado el volante en la exposición “40 años de BMW Art Cars”, usándolo como fondo para el Lange 1 Time Zone.

La BMW Art Collection es un conjunto de extraordinarias piezas de arte con ruedas. Entre 1975 y 2010, artistas reconocidos internacionalmente han customizado 17 coches tanto de carreras como de producción, desarrollando nuevas maneras de expresar la fusión entre arte, diseño y tecnología.

Lange 1 Time Zone oro blanco sobre el alerón del BMW Frank Stella

Lange 1 Time Zone oro blanco sobre el alerón del BMW Frank Stella

El premio para el ganador del evento es una obra maestra de la relojería: de nuevo este año, el LANGE 1 TIME ZONE “Edición Como” creado en exclusiva para el Concorso d’Eleganza, es el premio al vehículo más sorprendente de la competición. El fondo del reloj, grabado a mano en oro blanco, muestra el escudo de armas del Concorso d’Eleganza Villa d’Este.

Lange 1 Time Zone oro blanco Edición ComoSobre el anillo de las ciudades con los husos horarios del reloj y representando la hora de Europa Central, se sitúa el huso de Como, por ser el sitio donde tiene lugar el evento, en vez del habitual Berlín de la edición estándar, que por cierto se puede ver en su Ficha Técnica Completa.

Frank Stella

Frank Stella sobre su vehículo

En una sesión fotográfica en el Museo BMW en Munich a inicios de mayo, se quiso establecer un diálogo artístico entre la carátula asimétrica del reloj y las dramáticas líneas del BMW Frank Stella, un pintor y grabador estadounidense, reconocido por su trabajo en las áreas del minimalismo y de la abstracción pospictórica.

Lange 1 Time Zone oro blanco sobre BMW Frank Stella

Lange 1 Time Zone oro blanco sobre el BMW Frank Stella

En 1976, Stella fue encomendado por BMW para pintar un BMW 3.0 CSL, para la segunda convocatoria del BMW Art Cars Proyect. Sobre este proyecto, Stella comentó que: “El punto inicial del arte automosvilístico fue el gremio de las carreras. En los viejos tiempos solía existir una tradición de identificar un bólido con su país por su color. Ahora tienen un número y publicidad. Es pintura, de una forma u otra. La idea para mi diseño es un dibujo sobre una hoja de papel milimetrado. La hoja es lo que es, un gráfico, pero cuando toma la forma de un vehículo se convierte en algo interesante, y adaptar el dibujo a las formas de un automóvil es interesante. Teóricamente, es como pintar sobre un lienzo con formas”.

BMW art car - 1976 Frank Stella

BMW art car – 1976 Frank Stella

El Lange 1 Time Zone es una (otra) exquisitez de la manufactura de Glashütte. Doble esfera horaria para la hora en casa y en destino, gran fecha, indicador de reserva de marcha, indicador de 24 horas para cada una de las esferas, gran fecha y un anillo con 24 ciudades.

Lange 1 Time Zone esfera

Todo eso en una caja de casi 42 mm que permite que todo se vea a la perfección de un vistazo. Para ayudar a la visibilidad la esfera más pequeña, la de la hora en origen, tiene numerales arábigos en vez de romanos. No sólo mejora la visibilidad sino que descarga la esfera, porque si todo hubiera sido romanos habría sido demasiado abigarrado.

Lange 1 Time Zone segundo huso horario

 

Dice mucho de la maestría de Lange en la concepción de las fuentes el que, teniendo tantas funciones en la esfera, con tanto texto, y que sin embargo no se sature. Y en este modelo están las 24 ciudades, y aún así es de una estética incluso sobria. Como todo el reloj en realidad, con una presencia que no va a pasar nunca de moda.

Lange 1 Time Zone - anillo de ciudades

Por algo Lange es la emperatriz de la relojería alemana. Por eso nos tiene subyugados.



Lange 1 Time Zone

Lange 1 Time Zone oro blancoCaja:

  • Oro blanco, amarillo o rosa. Platino
  • Diámetro: 41,9 milímetros; altura: 11 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, pulsador para la corrección rápida de la gran fecha

Esfera:

  • Plata maciza, champaña, plateada o rodiada
  • Agujas en oro amarillo, rojo u oro rodinizado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Indicación de la reserva de marcha; gran fecha saltante. Horario universal. Indicación de 24 horas para cada zona horaria

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L031.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro 34,1 x 6,65 mm
  • 417 piezas
  • 54 rubíes
  • 8 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de Nivarox, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 72 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón, rojiza o negra
  • Hebilla desplegable de Lange de oro amarillo, rojo o platino

Lange 1 Time Zone reverso

Lange 1 Time Zone oro amarillo

Lange 1 Time Zone oro rosa

Lange 1 Time Zone Platino



Los cronógrafos de A. Lange & Söhne

A Lange Sohne Datograph Perpetual en oro blanco y Datograph Up Down en oro rosa - 2015

En enero de 2015 A. Lange & Söhne presentó el Datograph Up/Down en oro rosa y el Datograph Perpetual en oro blanco como las últimas versiones de sus cronógrafos de alta gama. Desde el notorio y aclamado lanzamiento del DATOGRAPH hace ya 16 años, la marca sajona ha desarrollado nada menos que ocho modelos originales con función de cronógrafo.

Los cronógrafos han sido toda una tradición para Lange. Nacido hace 200 años, Ferdinand Adolph Lange elaboró su primer cronógrafo en 1868. Contaba con un monopulsador que permitía a la manecilla del cronógrafo partir, detenerse y regresar a cero. Por lo que el objetivo siguiente era bastante ambicioso. El nuevo calibre debía aspirar a ser un concepto innovador de una marca tradicional y que estableciera nuevos parámetros en relojería de precisión contemporánea.
Debido a su característica única que combina una sofisticada tecnología con un eficiente diseño, el DATOGRAPH se convirtió en el símbolo de la búsqueda de la innovación de la manufactura. Actualmente, su movimiento es considerado por los expertos como uno de los más hermosos calibres de cronógrafo. Después de su exitoso debut en 1999, Lange estableció una serie de referentes en diseño de cronógrafos como se describe brevemente a continuación.

DATOGRAPH: Un Nuevo criterio en cronógrafos (1999)

A Lange Sohne Datograph 1999

Con una configuración de una columna de engranes clásica, un minutero saltante exacto, función de flyback y su icónico gran fechador de Lange, el lanzamiento del DATOGRAPH en 1999, superó todas las expectativas. La columna de engranes aseguraba que todas las funciones del cronógrafo se controlaran con exactitud. El minutero saltante siempre registraba el tiempo en forma precisa y la característica de flyback permite una medición constante instantánea de la duración de cada evento.

DOUBLE SPLIT: Capacidades aumentadas (2004)

A. Lange & Söhne - Double Split 2004

Por vez primera en la medición del tiempo en forma mecánica, el DOUBLE SPLIT unía medición de eventos que duraban más de 30 minutos. Con una manecilla para el ratrapante por separado arriba de la manecilla del minutero, A. Lange & Söhne agregó una dimensión fascinante al principio del cronómetro. Además, el calibre de manufactura L001.1 es el primer movimiento de Lange en ser dotado con un espiral del volante de desarrollo propio.

1815 CHRONOGRAPH: Homenaje a F. A. Lange (2004)

A Lange & Sohne 1815 CHRONOGRAPH Homenaje a F. A. Lange -  2004

Su diseño refleja el estilo de los relojes de bolsillo históricos creados por Ferdinand Adolph Lange, cuyo año de nacimiento es parte del nombre de este reloj. Con ello, se rinde homenaje al fundador de toda una herencia en cronógrafos de A. Lange & Söhne. El calibre del DATOGRAPH sin la carátula para el gran fechador, late dentro del 1815 CHRONOGRAPH. Desde 2012, el movimiento ha sido dotado con una amplia reserva de marcha de 60 horas y un espiral del volante propio.

TOURBOGRAPH “Pour le Mérite”: En el reino de las complicaciones (2005)

A Lange Sohne Tourbograph“Pour le Mérite” 2005

La mayor complicación de Lange, el calibre L903.0 es el primero en combinar un cronógrafo con fracciones de segundo y un tourbillon de un minuto así como una transmisión por cadena y caracol. Por ello, dos de los probablemente más complicados mecanismos para mejorar sus rangos de estabilidad y exactitud se integran en un solo reloj. Es el segundo reloj de Lange designado “Pour le Mérite”, un sello reservado por Lange para complicaciones extraordinarias como la transmisión por cadena y caracol.

DATOGRAPH PERPETUAL: Plaza maestra para el ahora y para la posteridad (2006)

A. Lange & Söhne Datograph Perpetuo perfil

El interior del DATOGRAPH PERPETUAL es altamente complejo. Desde 2006, su nombre se ha mantenido en este formidable dueto que combina un cronógrafo flyback y un calendario perpetuo. Además del día de la semana, mes, ciclo de año bisiesto y fases lunares, el reloj también indica la transición del día y la noche. El modelo está disponible en platino con carátula con rodio y desde 2015 en oro blanco con carátula gris.

DATOGRAPH UP/DOWN: Más allá de la excelencia (2012)

A. Lange & Söhne - Datograph Up-Down

Con una reserva de marcha extendida a 60 horas, un indicador de la reserva de marcha y un oscilador de manufactura propia, A. Lange & Söhne comprueba que siempre un reloj extraordinario puede ser mejorado. El DATOGRAPH UP/DOWN viene en una caja de platino de 41mm y desde 2015 también en una caja de oro rosa. La carátula en plata ennegrecida le da al fondo el contraste ideal para los contadores plateados y el gran fechador.

1815 RATTRAPANTE PERPETUAL CALENDAR: El legado de una gran tradición (2013)

A.Lange & Sohne 1815 Rattrapante Perpetual Calendar 2013

Con un cronógrafo para fracciones de segundo, un calendario perpetuo, carátula para fase lunar y un indicador de reserva de marcha, este reloj reúne más complicaciones relojeras de lo que su tan organizada carátula sugiere a primera vista. Estilizado, como todos los modelos de la familia de relojes 1815, evoca toda la gran tradición de A. Lange & Söhne en relojes de bolsillo.

GRAND COMPLICATION: El inicio de una nueva era (2013)

A. Lange & Söhne - Grand Complication 2

Con siete complicaciones, el GRAND COMPLICATION es el reloj más complicado nunca antes creado en Alemania. Se caracteriza por un cronógrafo para fracciones de segundo con minutero y segundos volantes, mecanismo de grande y pequeña sonerías, repetidor de minutos y un calendario perpetuo con carátula para fases lunares. Simbólicamente, representa la necesidad de la marca por reinventarse constantemente, yendo más allá de sus propios límites de todo lo que sea técnicamente factible.



Herencia germana: la platina de tres cuartos de Lange

Ferdinand. Adolph Lange

El relojero de Dresde, Ferdinand Adolph Lange -cuyo bicentenario tuvo lugar el 18 de febrero de 2015– introdujo la platina de tres cuartos en la alta relojería. Surgió de su compromiso por elaborar piezas de relojería con una precisión y fiabilidad supremas y pronto se convirtió en un elemento que definió todo un estilo en sus relojes de bolsillo. Y por ende, de la relojería que viene de Glashütte.

Tras establecer su manufactura el 7 de diciembre de 1845 Ferdinand Adolph Lange se embarcó en la búsqueda sistemática por mejorar el diseño de los calibres. Un aspecto técnico de esta época en los movimientos de los relojes de bolsillo era lo que más le molestaba: generalmente, todos sus rodamientos y engranes estaban ubicados por debajo de los puentes y ejes, separados entre sí. Durante el proceso de ensamblado, el relojero debía maniobrar laboriosamente estas piezas con sus respectivos engranes hasta lograr la posición adecuada de uno con respecto al otro. Una tarea tediosa basada en el principio de  prueba y error. Esto ocurría porque si se modificaba el alineamiento  de un eje todos los demás tenían que volver a ser revisados y posiblemente también reorientados. Además, era sabido los ejes que se desplazaban ligeramente con el paso del  tiempo así que los relojes frecuentemente debían ser reajustados.

A Lange Söhne - Evolución de la Platina

Evolución de la Platina

 

Para Ferdinand esto no era aceptable. Su objetivo era crear relojes de manera fiable y de calidad duradera. Por ello desarrolló una platina superior que acomodara todos los pivotes de los engranajes más importantes. La posición de los rodamientos quedaba ahora fija. Su nuevo enfoque aceleró de manera significativa el proceso de ensamblado, aunque se necesitaba una habilidad especial para conducir simultáneamente todos los ejes a sus respectivas bases en la parte inferior de la platina. Durante casi 20 años Lange siguió redefiniendo el diseño de esta platina en diversos pasos, hasta que en 1864 cubrió tres cuartas partes del movimiento. Sólo el volante con su eje quedaban al descubierto. El puente del volante, sin embargo, quedaba integrado sobre la platina superior. Así quedó plasmada la forma definitiva: había nacido la platina de tres cuartos.

En marzo de 1875 Lange obtuvo la patente en Estados Unidos. Describía una solución para relojes con platina de tres cuartos que tenía que ser desmantelada completamente incluso si sólo hacía falta sacar el barrilete. Ferdinand diseñó un barrilete que podía ser quitado de manera independiente soltando dos tornillos bajo el rochete.

Platina de tres cuartos en el Richard Lange Tourbillon Pour le Mérite, Richard Lange y 1815 UP DOWN

Platina de tres cuartos en el Richard Lange Tourbillon Pour le Mérite, Richard Lange y 1815 UP DOWN

Después de 1990 se reintrodujo la platina de tres cuartos como marca de la casa de A. Lange & Söhne. Gracias a las máquinas fresadoras y a las de electroerosión de hilo (también conocidas como máquinas de mecanizado por descarga eléctrica  por hilo metálico o wire EDM en inglés) se puede crear con una precisión suprema, y tolerancias que se expresan en milésimas de milímetros.

A Lange and Sohne - Lange 1 Calibre L121.1

Se realiza en plata alemana sin tratar, una aleación que contiene cobre, níquel y zinc, usada tradicionalmente por Lange para todas sus piezas. El material se caracteriza por su alta estabilidad y resistencia a la corrosión. A lo largo del tiempo va adquiriendo una patina dorada que la protege, y no necesita ningún recubrimiento electrolítico anticorrosión. Se decora con nervaduras Glashütte, convirtiéndose así en un escenario perfecto para los tornillos azulados a fuego que aseguran los chatones de oro sobre los que se asientan los rubíes.

Así cada platina de tres cuartos honra al fundador de la industria de la relojería sajona, nacido hace 200 años.

A. Lange  Söhne 1815 200 Aniversario F. A. Lange - reverso

 

(traducción de la nota oficial en inglés con elementos añadidos).



200 años de Ferdinand Adolph Lange y un 1815 para celebrarlo

Ferdinand. Adolph Lange

Ferdinand Adolph Lange es una figura capital en la historia de la relojería, y particularmente la germana. Como educando del maestro Gutkaes, que en seguida se dio cuenta de su particular disposición y habilidad para la disciplina, trabajó en el famoso reloj de la ópera de Dresde, origen de la famosa “Gran Fecha” típica de la relojería de Glashütte.

Ferdinand estuvo en Suiza, Inglaterra y París perfeccionando sus conocimientos. Sus 4 años de viajes quedaron plasmados en un cuaderno de viaje y un libro de trabajo, un tesoro sobre el que se construyó la renacida A. Lange & Sohne tras la reunificación de Alemania, de la que ya hablamos con motivo del 20 aniversario de la primera colección, en 1994.

El objetivo único del relojero debería ser la perfección de todos y cada uno de los relojes

El objetivo único del relojero debería ser la perfección de todos y cada uno de los relojes

Pues bien, F. A. Lange nació el 18 de febrero de 1815, hace ahora 200 años. Con ese motivo se ha puesto en marcha, en el precioso Salón Real de los Instrumentos Matemáticos y de la Física de Dresde, una exposición llamada “Simplemente Perfecto – Cómo Sajonia se convirtió en un centro de la industria relojera” con la que la ciudad rinde homenaje al ilustre vecino de Glashütte. Si el Salón es bello de por sí, aprovechar la visita para ver la exposición de Lange lo hace aún más atractivo.

A. Lange Söhne 1815 200 Aniversario F. A. Lange perfil

Y, como no podía ser de otro modo, Lange lanza una sere limitada del 1815 para tener también una celebración relojera. El reloj conserva la esencia del conocido modelo. Sobre una esfera negra resaltan los arábigos de Lange, el pequeño segundero a las 6 y la minutería de ferrocarril. Todo encapsulado en una caja de titanio de 40 mm de diámetro, que lo hace en un reloj perfecto para lucir en la muñeca durante por lo menos otros 200 años (todos los detalles están aquí).

Es una edición limitada a 200 unidades, que se venderán exclusivamente en las boutiques de la marca por 31.500 euros. Sabiendo la revalorización que tienen los Lange y que es una edición limitada, me parece una (relativa) ganga.

Os dejo el vídeo conmemorativo y, si queréis leer más sobre el personaje y su herencia, tenéis esta página (en inglés).



1815 “200 Aniversario F. A. Lange”

A. Lange  Söhne 1815 200 Aniversario F. A. LangeCaja:

  • Platino
  • Diámetro 40 mm, altura 8,8 mm
  • Cristal y fondo transparente de zafiro dureza 9

Esfera:

  • Plata maciza, negra
  • Manecillas en oro rodiado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L051.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; espiral Nivarox®, regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 30,6 milímetros; altura: 4,6 milímetros
  • 188 piezas
  • 27 rubíes
  • 5 engastes de oro atornillado
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • Reserva de marcha de 55 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de platino

Edición limitada a 200 unidades

A. Lange  Söhne 1815 200 Aniversario F. A. Lange - reverso A. Lange  Söhne 1815 200 Aniversario F. A. Lange perfil



SIHH 2015: A. Lange & Söhne. Fotos en vivo y precios

Lange 1 2015

Decir “SIHH 2015 A. Lange & Söhne” es prepararse para  ver el máximo exponente de la altísima relojería de hoy día. La gran casa sajona ha presentado muy pocas novedades, pero claro, parafraseando aquel famoso anuncio de coñac un poco de Lange es mucho. Así que vamos a pasar a verlas.

 

Lange 1

Los tres Lange 1

El Lange 1 es la marca de la casa; el icono, el que nadie confunde con otro reloj u otra marca. Tras 20 años ejerciendo de padre fundacional en Lange han decidido que el modelo merecía un nuevo calibre que recogiera todo el saber hacer acumulado: el  L121.1, que integra avances muy interesantes. En primer lugar, el volante excéntrico es mayor y acoge una espiral desarrollada en la manufactura y que oscila libremente.

La gran fecha ahora es saltante exactamente a media noche, para lo que acumula energía desde el mediodía. Se sigue manteniendo el doble barrilete con 72 horas de autonomía, pero ahora cuando la reserva de marcha llega a su fin el segundero se para exactamente a las 12 en punto, para que el ajuste posterior sea exacto. ¿Es fantástico o es fantástico? Desde luego que lo es.

Lange 1

Crear un calibre porque sí e introducir esos detalles son lo que hace a Lange la casa que es. Por lo demás los cambios estéticos son mínimos. Dice la casa que el bisel es más fino y eso hace que los 38,5 parezcan mayores.

Lo que sí sabemos son los precios: 29.800 € para las dos versiones de oro y 42.300 € para la versión en platino. Si bien nos dijeron que eso eran precios para Alemania y Suiza, y que podrían variar por culpa de las fluctuaciones del franco suizo.

Lange 1 detalle

Todo el mundo debería tener un Lange 1, ¿verdad?

 

Datograph Up/Down

 

Datograph Up Down

Es obvio que si Lange quería hacer un cronógrafo que sobresaliese tanto como sus demás colecciones no podía hacer uno al uso,  y cuando apareció el Datograph levantó una admiración -y un deseo- que no acaba. Este año se presentó la versión en oro rojo y esfera negra.

Tiene una presencia inequívocamente Lange, lo que le hace competir en una liga distinta al común de los medidores de tiempos cortos. Es casi más importante la gran fecha que el propio cronógrafo, pero no deja de ser un crono con todas las de la ley, con función flyback y una particularidad: minutos saltantes para una medida exacta. Lo mejor es hacer funcionar el cronógrafo mirando el reverso para poder disfrutar el calibre que es, como siempre, una delicia.

Datograph Up Down frontal

En su Ficha Técnica Completa se pueden leer todos los detalles excepto el precio, que reseño aquí: 66.000 euros.

 

Datograph Perpetual

 

Datograph Perpetual 1

El hermano mayor del Up/Down la verdad es que lo tiene todo. Al cronógrafo  flyback del que acabamos de hablar se une un calendario perpetuo con fases lunares, además de la indicación de reserva de marcha.

Datograph Perpetual

El calendario perpetuo está construido de tal manera que sólo necesita ajustar un día en el año 2100. El avance (en el caso de que se parara el reloj por fata de uso) se pueden realizar con un único pulsador a las 10 horas, o individualmente con los pulsadores encastrados.

Datograph Perpetual frntal

Este año la caja, de 41 mm, se presenta en oro blanco y esfera en gris, para mi gusto más elegante aún que el ya existente en oro rosa y esfera plateada. Esta es su Ficha Técnica Completa, y su precio es de 119.000 euros.

Datograph Perpetual - detalle

Datograph Perpetual - detalle 2

Datograph Perpetual perfil

Datograph Perpetual - reverso

Datograph Perpetual - calibre

 

Zeitwerk Minute Repeater

Zeitwerk Repetición de Minutos en la muñeca

Sin duda el plato fuerte de la presentación fue esta nueva versión del Zeitwerk Repetición de minutos. La novedad consiste en que la repetición se hace con los intervalos de 10 minutos, no de cuarto de hora. Eso hace la función más armoniosa, porque suena más veces el doble tono de los diez minutos y menos el de los minutos, que es un solo tono.

Además el calibre integra una serie de avances muy interesantes: para que no se puedan producir daños en el mecanismo cuando está la sonería en funcionamiento, la corona se desembraga y no se puede sacar y por tanto no se pueden hacer modificaciones horarias, que dañarían el reloj irremediablemente. Además el giro de los discos de la hora se detiene hasta que no termina de sonar la repetición (20 segundos en el tramo más largo). Así el sonido corresponde exactamente con la hora mostrada.

Zeitwerk Repetición de Minutos - calibre

 

Para que el uso de la sonería no llegue a agotar la reserva de marcha y pare el reloj, esta no funciona cuando quedan menos de 12 horas de reserva de marcha. Esto se señala con un punto rojo en el indicador de reserva de marcha.  Por último, la sonería no se activa por un gatillo de corredera, sino un pulsador.

Todos los detalles técnicos están aquí. El precio del reloj es de 440.00 euros.

Zeitwerk Repetición de Minutos

Saxonia

De los nuevos Saxonia ya hablamos en un artículo anterior que podéis leer aquí. Pero en esta entrada sí vamos a dejar constancia de sus precios:

Saxonia Manual: 13.900 la versión en oro rojo y 14.900 en oro blanco.

Saxonia Automático: 21.800 en oro rojo y 22.800 en oro blanco

Saxonia Dual Time: 27.100 en oro rojo y 28100 en oro blanco

 



Zeitwerk Repetición de Minutos

A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro: 44,2 milímetros; altura: 14,1 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, pulsador para activar la sonería

Esfera:

  • Plata maciza, rodiada
  • Agujas en oro rodinizado

Funciones:

  • Indicación de la hora con horas y minutos por medio de discos de las cifras exactas saltantes, pequeño segundero con parada del segundero, indicación de la reserva de marcha, repetición de minutos decimal

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L043.5, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 37,7 Milímetros; altura: 10,9 Milímetros
  • 771 piezas
  • 93 rubíes
  • 3 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 36 horas de reserva de marcha (si no se activa la sonería)

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra
  • Hebilla desplegable de Lange de platino

A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minutos - perfil A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minuto - calibre L043.5



Lange 1

A Lange and Sohne - Lange 1 oro amarilloCaja:

  • Oro amarillo, rojo o platino
  • Diámetro: 38,5 milímetros; altura: 9,8 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, pulsador para la corrección rápida de la gran fecha

Esfera:

  • Plata maciza, champaña, plateada o rodiada
  • Agujas en oro amarillo, rojo u oro rodinizado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Indicación de la reserva de marcha; gran fecha saltante

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L121.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • 368 piezas
  • 43 rubíes
  • 8 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 72 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón, rojiza o negra
  • Hebilla desplegable de Lange de oro amarillo, rojo o platino

A Lange and Sohne - Lange 1 oro rojo A Lange and Sohne - Lange 1 platino A Lange and Sohne - Lange 1 Calibre L121.1



Datograph Up/Down

A. Lange & Sohne Datograph Up DownCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro: 41 milímetros; altura: 13,1 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, dos pulsadores para la manipulación del cronógrafo, un pulsador para la corrección rápida de la gran fecha

Esfera:

  • Plata maciza, negra; esferas auxiliares color plateado
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rojo, fosforescentes; aguja central del cronógrafo de acero dorado; aguja del segundero y totalizador de los minutos de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Cronógrafo flyback con totalizador exacto de los minutos saltantes; indicación de la reserva de marcha; gran fecha

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L951.6, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • 451 piezas
  • 46 rubíes
  • 4 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 60 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza
  • Hebilla desplegable de Lange de oro rojo

A. Lange & Sohne Datograph Up Down - reverso A. Lange & Sohne Datograph Up Down - Calibre 651.6 A. Lange & Sohne Datograph Up Down perfil



Datograph Perpetuo

A. Lange & Söhne Datograph PerpetuoCaja:

  • Oro blanco
  • Diámetro: 41 milímetros; altura: 13,5 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, dos pulsadores para la manipulación del cronógrafo, pulsador principal para la corrección rápida de todas las funciones del calendario, un pulsador encastrado en cada caso para la corrección del día de la semana, del mes y de la fase de la luna

Esfera:

  • Plata maciza, gris; esferas auxiliares rodiado
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rodinizado, fosforescentes; agujas del día de la semana, del mes y del ciclo de cuatro años de oro rodinizado; aguja del cronómetro, aguja del segundero y totalizador de los minutos de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Cronógrafo flyback con totalizador exacto de los minutos saltantes; escala taquimétrica; calendario perpetuo con fecha, día de la semana, mes, fase de la luna y año bisiesto; indicación día/noche

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L952.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • 556 piezas
  • 45 rubíes, de los cuales un contrapivote de diamante
  • 4 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 36 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra
  • Hebilla desplegable de Lange de oro blanco

A. Lange & Söhne Datograph Perpetuo reverso A. Lange & Söhne Datograph Perpetuo perfil Datograph Perpetuo - Calibre L952.1



Nuevos Saxonia de A. Lange & Söhne

Seguimos con las novedades pre SIHH y ahora es A. Lange & Sohne la que propone no exactamente una novedad, sino un retoque estético en una de sus líneas perennes, los Saxonia, la más digamos conservadora de todas sus colecciones: la mayor complicación de la gama, un calendario perpetuo, ni siquiera se llama Saxonia, sino Langematik Perpetual.

Los nuevos Saxonia presentan cambios estéticos y de medida, no en los calibres. Vamos a empezar por los cambios en la esfera.

Saxonia-entonces-y-ahora

A la izquierda tenemos el modelo anterior y a la derecha el nuevo Automático. Como podemoes ver los índices se han movido hacia la esfera, se han acentuado los marcadores  de los minutos, las horas 3, 6 y 9 tienen doble bastón (las 12 ya lo tenían) y el pequeño segundero ha incorporado arábigos en cada segmento de 10 segundos -en la versión automática y la GMT, no en la manual- así como un contrapeso de la manecilla más largo. Todo ello se ha hecho, según Lange, para mejorar la lectura; y es verdad que todo se ve mucho mejor. A mí, sin embargo, me gusta más la versión anterior, debo confesar. Me parece más elegante, más serena. El diámetro de la caja, de 38,5 mm, no varía.

Todos sus detalles técnicos están aquí.

A. Lange & Söhne Saxonia Dual Time entonces y ahora

El que sí ha cambiado de tamaño ha sido el Dual Time, que pasa de 40 a 38, 5 mm. Yo siempre digo que 40 es una medida perfecta, y cuantas más complicaciones tenga el reloj más perfecta aún. En este caso que además la esfera tiene todos los cambios que ya habíamos visto en el automático creo que habría sido mejor dejar esa medida, porque ahora la esfera parece mucho más  ruidosa. Sin tanto aire. En lo que sí mejora mucho es al centrar el nombre en la parte central del reloj. En la versión anterior parecía metida un poco con calzador por encima de la subesfera de 24 horas. Ahora está más equilibrado.

Esta es ficha completa.

A. Lange & Söhne Saxonia Manual entonces y ahora

Por último el Saxonia manual (aquí sus datos técnicos). Si el reloj ya estaba antes en la frontera que separa lo correcto con lo pequeño (37 mm), ahora directamente se ha ido a medidas de mujer: 35 mm. Es cierto que este año hemos visto algunos relojes que ha vuelto a medidas “de antes de la guerra” (literalmente), como el Longines Conquest Heritage –que repasamos en vídeo aquí-. Pero el Saxonia no es un modelo de edición limitada, sino que permanece en el mostrador de la marca todo el año. Con una medida así casi lo condena a ser reloj de mujer, sin querer serlo.

Pero es cierto que estamos hablando de los modelos sin verlos físicamente, así que no nos queda más remedio que esperar a enero para confirmar o refutar estas opiniones. ¡Ya queda menos!



Saxonia Dual Time

A. Lange & Söhne Saxonia Dual TimeCaja:

  • Oro rojo o blanco
  • Diámetro: 38,5 milímetros; altura: 9,1 milímetros
  • Cristal y fondo transparente en cristal de zafiro (dureza 9)

Esfera:

  • Plata maciza plateada
  • Agujas en oro rodinizado u oro rojo. Aguja de las horas del segundo huso horario e indicación de 24 horas acero, pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero. Indicación de un segundo huso horario con una segunda aguja de las horas, indicación de las 24 horas e indicación día/noche

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L086.2, cuerda automática, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 30,4 milímetros; altura: 4,6 milímetros
  • 268 piezas
  • 31 rubíes
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • Reserva de marcha de 72 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra o rojiza. Hebilla maciza de Lange de oro blanco o rojo

A. Lange & Söhne Saxonia Dual Time Oro rojo A. Lange & Söhne Saxonia Dual Time Oro rojo reverso



Saxonia Automático

A. Lange & Söhne Saxonia AutomáticoCaja:

  • Oro rojo o blanco
  • Diámetro: 38,9 milímetros; altura: 7,8 milímetros
  • Cristal y fondo transparente en cristal de zafiro (dureza 9)

Esfera:

  • Plata maciza plateada
  • Agujas en oro rodinizado u oro rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L086.1, cuerda automática, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 30,4 milímetros; altura: 3,7 milímetros
  • 209 piezas
  • 31 rubíes
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, espiral Nivarox®*, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión en forma de cuello de cisne con regulación en declive patentada
  • Reserva de marcha de 72 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra o rojiza. Hebilla maciza de Lange de oro blanco o rojo

A. Lange & Söhne Saxonia Automático Oro blanco



Saxonia Manual

A. Lange & Söhne Saxonia ManualCaja:

  • Oro blanco o rojo
  • Diámetro: 35,0 milímetros; altura: 7,3 milímetros
  • Cristal y fondo transparente en cristal de zafiro (dureza 9)

Esfera:

  • Plata maciza plateada
  • Agujas en oro rodinizado u oro rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L941.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 25,6 milímetros; altura: 3,2 milímetros
  • 164 piezas
  • 21 rubíes
  • 4 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, espiral Nivarox®*, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión en forma de cuello de cisne con regulación en declive patentada
  • Reserva de marcha de 45 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra o rojiza. Hebilla maciza de Lange de oro blanco o rojo

A. Lange & Söhne Saxonia Manual - Reverso A. Lange & Söhne Saxonia Manual Oro Rojo



Los torbellinos de A. Lange & Söhne

Primicia mundial: en 2008 Lange presenta el primer tourbillon con parada de segundos. El 1815 Tourbillon, lanzado en 2014, combina ese mecanismo patentado con el de puesta a cero

A primeros de año, en el SIHH, A. Lange & Söhne presentó el 1815 Tourbillon. En esa ocasión todo se vio eclipsado (nunca mejor dicho) por el majestuoso y desbordante Terraluna, y con toda lógica. El Terraluna es un magnum opus extraordinario, una demostración de poderío al que ya estamos acostumbrados con Lange pero que no deja de sorprendernos.

Sin embargo el 1815 reune varios aspectos más que destacables. En el aspecto visual la esfera tiene un  atractivo innegable que recuerda a los relojes de bolsillo, además, por su puesto, de la gran apertura inferior para dejar ver el tourbillon.

A Lange & Sohne 1815 Tourbillon

Y es en el torbellino donde se aprecia otro gran avance: no sólo tiene parada sin que afecte al movimiento. Es que además integra puesta a cero. De esta forma no sólo tenemos el placer visual de la complicación con más galones, sino también un nivel de precisión en el conteo del tiempo excepcional, al poder alinear la hora al segundo. En el vídeo se aprecia mejor el funcionamiento.

Pero si la puesta a cero es una novedad en Lange, el tourbillon en sí no lo es. Y como sea que ya por fin se pone a la venta el reloj (unos 133.000 € la versión en oro rosa y alrededor de 163.500 en platino), nos sirve de excusa para traer a la palestra la pirámide de los tourbillon que han ilustrado el catálogo de la maison desde su reaparición en 1994.  Por cierto que todos los datos técnicos del 1815 están en su Ficha Técnica Completa.

Pirámide A Lange & Sohne Tourbillon

Arriba: Tourbillon “Pour le Mérite”. En medio: (desde la izquierda) Lange 1 Tourbillon, Tourbograph “Pour le Mérite”, Cabaret Tourbillon. Abajo (desde la izquierda): Lange 1 Tourbillon “165 Años – Homenaje a F. A. Lange”, Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite”, Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo y 1815 Tourbillon

Su primera presentación fue el TOURBILLON “Pour le Mérite”, uno de los modelos de la colección inaugural lanzada en 1994. Con una inteligente aplicación del principio de palancas, la transmisión por cadena y caracol – implementada por vez primera en un reloj de pulso- compensaban la disminución gradual de la energía liberada desde el barrilete. Esto también mejoraba el rango de estabilidad y precisión del reloj. Fue una edición limitada a 200 ejemplares, que siempre alcanzan precios estratosféricos en las subastas, de 4 ó 5 su precio inicial. Posteriormente, la transmisión por cadena y caracol fue empleada en otros dos modelos de tourbillon. En el TOURBOGRAPH “Pour le Mérite”, se logró adaptar en un cronógrafo ratrapante. El RICHARD LANGE TOURBILLON “Pour le Mérite” presentado en 2011 muestra una fascinante carátula con regulador con un ingenioso segmento pivotante en la carátula.

En 2008 Lange celebró un debut doble con el Cabinet Tourbillon. No era sólo el primer y por ahora único reloj rectangular con tourbillon, sino también el primero con mecanismo de parada de segundero. Más de 200 años después del invento del tourbillon Lange proporcionaba la largamente esperada solución al problema de inmovilizar el volante dentro de la caja rotativa. Desde entonces todos los torbellinos de Lange lo integran.

A Lange & Sohne Tourbillon

El Lange 1 Tourbillon, conocido como el “Tourbillon Centenario”, se presentó en el 2000. Diez años más tarde el Lange 1 Tourbillon “165 Años – Homenaje a F. A. Lange”, ya con el mecanismo de parada del segundero, hizo su aparición vestido de oro de color miel, una aleación de oro mucho más resistente. Por su parte el Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar esconde su torbellino tras el zafiro del reverso.

 

 



¿Quién va a ganar el Gran Premio de Relojería de Ginebra?

Aiguille dOr Grand Prix

La estatuilla de “La Manecilla de Oro”

Esta noche se votan los premios de relojería de Ginebra, los Oscars de la relojería, el gran escaparate mundial que infla orgullos y baja humos, que dirige vuelve a poner sobre el tapete arte del que mucha gente -incluso devotos de la relojería- piensa que le queda muy poco tiempo de vida por culpa de ciertos cacharrillos.

A lo largo de este tiempo he ido publicando diferentes categorías y diciendo los que para mí eran los ganadores, pero sólo puede haber uno que se lleve el máximo galardón, la “Aiguille d’Or”, la manecilla de oro. ¿Cuál va a ser este año?

En mi opinión debería ser el Richard Lange Perpetual Calendar “Terraluna”. ¿Y por qué, se preguntará nadie? Pues porque es el equilibrio perfecto entre reloj con complicaciones (muchas, muy buenas) pero sin caer en el barroquismo o la exageración del, por ejemplo Grandmaster Chime de Patek Philippe que explicamos en su momento. Así como nadie llevaría nunca puesto el reloj aniversario de Patek, este maravilloso calendario perpetuo de la Reina de Glashütte se puede llevar sin ningún problema en la muñeca en todo momento. De hecho no solo sin problema, sino con orgullo y placer.

A Lange Sohne - Richard Lange Calendario Perpetuo Terraluna oro rojo

 

Os dejo aquí la Ficha Técnica Completa  para que podáis leer todo lo que tiene y un vídeo del reloj. Mañana veremos si he acertado o no.

Y lo mejor de todo, la semana que viene en el SalonQP podremos ver todos los ganadores. Ya os informaré.



A. Lange & Söhne presenta dos nuevos relojes en dos nuevas boutiques

Langematik Perpetual horizontal

Su majestad serenísima la reina de Sajonia ha expandido sus conquistas a dos nuevos territorios opuestos, Nueva York y Moscú, donde ha abierto sendas embajadas que no son sino avanzadillas de su firme deseo de conquistar los nuevos territorios, que seguro caen rendidos ante su presencia soberana. Particularmente a la vista de los embajadores plenipotenciarios enviados.

Por orden cronológico, la primera invasión se produjo en Moscú. Allí A. Lange & Sohne presentarlon el Langematik Perpetual, en una versión única. El Langematik Perpetual fue el primer reloj del mundo con calendario perpetuo y gran fecha, además de fases lunares. El calendario sólo necesita ser corregido una vez cada 100 años, mientras que la Luna se desvía de su posición real un día cada 122,6 años (si el reloj no deja de funcionar nunca, claro). Para facilitar las cosas el calendario se puede ajustar de manera conjunta o individual.

El Langematik Perpetual es el paradigma del reloj que ofrece mucha información que sin embargo se puede ver de un vistazo. Y eso que la caja  de oro blanco tiene tan solo 38,5 mm de grosor y una altura de sólo 10,2. Dentro, el calibre SAX-O-MATIC con el mecanismo Zero-Reset patentado. Cuando la corona es oprimida, la manecilla del segundero vuela a las 12, simplificando la sincronización del reloj.

Langematik Perpetual detalle

El negro no es desde luego un color extraño en la gama de productos de la casa, y en algunos casos produce algunos ejemplares impactantes. Recordemos que incluso el año pasado apareció el Lumen, con esfera negra transparente (y que intuyo no ha tenido mucho éxito). El precio estará en algún punto entre los 65 y los 70.000 €

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” doble esfera

Así como el Langematik Perpetual parece que estará disponible dentro de la colección estándar de Lange, la nueva versión del Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” sólo podrá encontrarse en las boutiques de la marca.  Y lo que nos trae este regulador de tres agujas en triángulo es un tourbillon de un minuto con parada de la caja al presionar la corona (como el Langematik), una gran subesfera para los minutos y otra para las horas, pero que se compone de dos discos. Como se puede ver en la foto superior, un segundo disco aparece cuando la aguja se encuentra entre las 6 y las 12, de manera que se pueda hacer una lectura correcta del tiempo.

Cuando se esconde el disco inferior se puede apreciar el calibre manual Lange L072.1 en toda su gloria, que no es otra que la distribución de una fuerza constante gracias a su mecanismo de transmisión por cadena y caracol. Además del torbellino, claro.

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” calibre

La verdad es que estamos, seguramente, ante uno de los relojes más bellos de este año; un 2014 en el que Lange se ha superado a sí misma (todos los años decimos lo mismo, pero este más). El precio de esta criatura es de sólo 170.000 euros, mil arriba o abajo. La boutique de Nueva York, por cierto, preciosa.

A. Lange and Sohne boutique de Nueva York

A. Lange and Sohne boutique de Nueva York

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” perfil

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” perfil

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” reverso

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” reverso

Langematik Perpetual reverso

Langematik Perpetual reverso

A. Lange & Söhne Richard Lange "Pour Le Mérite y Langematik Perpetual

A. Lange & Söhne Richard Lange “Pour Le Mérite y Langematik Perpetual



20 años del renacimiento de A. Lange & Söhne

Primera colección de A. Lange & Söhne expuesta en la boutique de Dresde

Primera colección de A. Lange & Söhne, expuesta en la boutique de Dresde

El 24 de octubre de 1994 tuvo lugar un acontecimiento que cambió el mundo de la alta (altísima) relojería: se presentó la primera colección de la renacida A. Lange & Söhne. La heredera del gran Gutkaes, la guardián de las esencias relojeras sajonas volvía a la vida.  Pero ¿con que cartas se presentaba una marca desaparecida?

La historia de A. Lange & Söhne merece ser sabida, porque es muy distinta a la tradicional historia suiza de maisons que se fundan en el XIX y permanecen abiertas  hasta hoy. Tras la caída del muro de Berlín, la empresa de los hijos de Adolph Lange volvió a sus orígenes de la mano del heredero Walter Lange, que consiguió recuperar la fábrica, la marca y saber hacer relojero de la familia, perdido durante los años del telón de acero.

Cuando en 1994 desveló su primera colección  el mundo relojero se quedó sin respiración: de un plumazo se habían disipado las dudas de si sabría recuperar la genética de la marca y además creo una nueva vara por la que se mediría a partir de entonces la alta relojería. El Lange 1 se convirtió en el icono de la marca, con su esfera descentrada y la gran fecha tomada del reloj de cinco minutos que Gutkaes creó para el Semper Opera House de Dresde pasaron a ser los rasgos identitarios de la marca, y por extensión de la relojería sajona.

Éste es el recuerdo gráfico de aquel día histórico:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Año tras año las novedades presentadas por los alemanes asombraban al mundo por su audacia, personalidad, dificultad y amor por los acabados exquisitos. A día de hoy Lange ya tiene más de 70 referencias y 49 calibres distintos. He aquí algunos de esos hitos:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Supongo que cuando se acerque la fecha del aniversario en octubre la marca organizará algún evento especial, pero mientras tanto nos ha hecho llegar una entrevista con Walter Lange (que cumple 90 fructíferos años este próximo 29 de julio) que merece la pena leer y que os dejo aquí íntegra.

Walter Lange von der Uhrenmanufaktur Lange und Söhne vor der B

VIDA

1926: Walter Lange con su padre Rudolf Lange y sus hermanos

1926: Walter Lange con su padre Rudolf Lange y sus hermanos

El 29 de julio de 2014, celebrará su 90 aniversario. Un buen motivo para hacer una reflexión. ¿Cuál, sin que lo piense mucho, ha sido el mejor momento en su vida?

Seré honesto: mi infancia, aunque suene a lugar común. Era completamente libre, no tenía las preocupaciones de los adultos. Todos los días había pequeñas  aventuras que vivir y crecí en una familia amorosa y protectora. Cuando veo en retrospectiva mi vida, esos son los mejores recuerdos.

Usted nació en una familia de relojeros. ¿Cuándo fue su primer contacto con los relojes?

Hoy en día, los niños juegan con coches teledirigidos u ordenadores. Cuando yo era joven tenía un kit de relojería. No recuerdo cuántos años tenía, pero me armé un reloj con las piezas. De niño pasaba mucho tiempo en la manufactura; eso tuvo un gran impacto en mí desde muy temprana edad.

¿Y recibió formación como relojero?

Cuando tenía 16 años continué la tradición familiar. En ese momento, sólo los cursos de maestría estaban disponibles en Glashütte, así que me fui a Karlstein (Austria). Después de un año y medio tuve que interrumpir el aprendizaje porque fui reclutado por el ejército. Después de la guerra continué mi aprendizaje con Alfred Helwig en la Escuela de Relojería en Glashütte.

¿Cuál fue el peor momento de su vida?

Fueron unas cuantas horas durante la segunda guerra mundial, tras ser herido de bala en la pierna; las pasé tirado en el campo de batalla completamente inmóvil. No me atrevía a arrastrarme fuera de la zona de peligro hasta que cayó la noche. La guerra y todos los recuerdos asociados me persiguen aún hoy día.

 

La manufactura tras el bombardeo

El último día de la guerra fue testigo del bombardeo de la fábrica

Sí, fue algo terrible. Había vuelto a casa atravesando el Mar Báltico y acabé en un hospital de guerra cerca de Glasütte, donde me trataron la pierna herida. Fue una circunstancia afortunada; un golpe de suerte, por así decir. Mi padre me había conseguido un permiso para ausentarme válido del 7 al 15 de mayo de 1945. Estaba increíblemente feliz de volver a encontrarme con mi familia. Pero el 8 de mayo por la mañana sonó la alarma de ataque aéreo y nuestra edificio principal de fabricación quedó destruido por el bombardeo.

Las empresas relojeras en Glashütte fueron expropiadas después de la guerra. ¿Cómo vivió ese período?

Por entonces mi padre Rudolf y sus dos hermanos Otto y Gerhard dirigían la fábrica. Por supuesto, tratamos de seguir trabajando y reconstruir la planta de producción después de que fuera bombardeada durante la guerra. Tuve amplias conversaciones con mi padre y mi tío Otto sobre el futuro de la empresa. Empezamos a desarrollar el calibre 28 de un reloj de muñeca, pero antes de que entrara en producción en serie, la empresa fue expropiada en abril de 1948. Ya no permitieron a mi padre y mis hermanos volver a pisar la fábrica. Me pidieron que me uniera al sindicato, pero lo rechacé. Después evité los trabajos forzados en una mina de uranio huyendo una noche de noviembre de 1948.

Después de su expropiación en 1948, la compañía se convirtió en una empresa de propiedad pública y en 1951 fue fusionada con otros empresas relojeras de Glashütte. La marca A. Lange & Söhne no volvió a usarse. Usted se fue a Pforzheim. ¿Cómo experimentó esta situación desde la distancia?

Con gran preocupación. Me preocupaba sobre todo mi padre, que estaba destrozado por la expropiación. Se vino a vivir con nosotros a Pforzheim, pero no soportó la pérdida de la fábrica y de su hogar. Murió menos de un año después. Todos asumimos que el negocio familiar se había perdido para siempre, y estábamos desolados.

Usted tuvo la valentía de reiniciar el negocio en Glashütte el 7 de diciembre de 1990. ¿Fue difícil?

Era arriesgado, pero era lo único que podía hacer. Cuando cayó el Muro de Berlín ya me había retirado. Pero sencillamente no podía dejar pasar la oportunidad de revivir la herencia de mis antepasados. El 7 de diciembre de 1990 fue uno de los días más felices de mi vida. Registré la marca usando la dirección de un antiguo compañero de clase de primaria en Glashütte. Tuvimos que empezar desde cero.

El edificio original de la manufactura, restaurado en 2001

El edificio original de la manufactura, restaurado en 2001

¿Qué ocurrió después?

Durante las primeras semanas y meses tuvimos que superar numerosos obstáculos. Hay un hecho que aún recuerdo vívidamente. En 1990/1991 negociamos con la agencia fiduiciaria Treuhand la devolución de las propiedades confiscadas a la familia Lange. El miércoles anterior a Semana Santa me reuní con el Director de Treuhand, Detlev Karsten Rohwedder, y tras la conversación tuve el sentimiento genuino de que por fin había hablado con la persona adecuada. Cinco días después, el lunes de Semana Santa por la noche, le pegaron un tiro en su casa. Me quedé anonadado. Las negociaciones ulteriores con Treuhand fueron un fracaso. No fue sino hasta el 2000 que pudimos recomprar el edificio a la ciudad de Glashütte.

¿Quién fue su confidente más importante?

Mi socio Günter Blümlein. Sin el el renacimiento habría sido ciertamente imposible. Blümlein era un hombre de acción y un visionario. Su pensamiento era a largo plazo. Era un excelente estratega y tenía una habilidad especial para el diseño de relojes y el marketing.

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto)

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto)

¿Estaban muy unidos?

Günter Blümlein y yo pasamos mucho tiempo juntos tras la reunificación de Alemania. Muchas veces nos sentábamos con un vaso de vino tinto en el Ladenmühle, un pequeño hotel cerca de Glashütte. Siempre quería que le hablara de los tiempos pasados, de la fábrica de relojes de bolsillo de mis antepasados. Fueron tardes maravillosas que recuerdo con mucho cariño. Más tarde lamentamos no haber grabado nuestras conversaciones. Los días anteriores a la presentación de nuestra primera colección, en octubre de 1994, fueron particularmente emocionantes. Por entonces Blümlein y yo compartíamos oficina. Nos sentábamos enfrente de nuestras máquinas de escribir y juntos discutíamos el contenido de nuestros discursos para la primera conferencia de prensa. Es una tragedia que Blümlein muriera tan joven.

¿Podría resumiros qué visión tenía para el renacimiento?

Desde el principio queríamos crear relojes que fueran elegantes y clásicos de apariencia pero a la vez muy modernos.

Cuando comenzó con una plantilla de 15 personas, ¿alguna vez pensó que A. Lange & Söhne podría converstirse nuevamente en una empresa de altura mundial?

Eso era, por supuesto, lo que deseábamos. Al fin y al cabo mis ancestros tuvieron éxito internacional con sus relojes de bolsillo. Aún se ponen en contacto con nosotros propietarios de relojes históricos de Lange de todo el mundo. Inicialmente queríamos vender nuestros nuevos relojes en Alemania y Europa. Pero pronto llegaron peticiones del otro lado del océano. Estoy encantado de haber logrado situar a A. Lange & Söhne en el panorama internacional.

¿Cuál ha sido el mejor momento de su carrera?

Eso es difícil de decir. La exitosa conferencia de prensa del 24 de octubre de 1994, cuando presentamos nuestra primera colección, es uno de ellos. Hubo otro momento como ése en 2013, cuando mostramos por primera vez nuestro GRAND COMPLICATION -un edición limitada de 6 piezas- en Ginebra. En ese momento volví a sentir que Lange lo estaba haciendo todo bien. Me sentí orgulloso de la tradición, la empresa y sus empleados.

¿Y qué es lo que más disfruta?

Los resultados conseguidos desde unos comienzos tan modestos. Lange no ha sido la única compañía de Glashütte. En este tiempo Glashütte se ha convertido de nuevo en el centro de la industria relojera alemana. Unas 1.300 personas han encontrado trabajo aquí y han transformado la región en un “floreciente paisaje”. Por supuesto estoy encantado con papel que A. Lange & Söhne ha representado en este proceso. Al igual que en el tiempo de mi abuelo, Lange es la fuerza motriz de la región. Creo que la mayoría de la gente lo ve así.

1946 – Confiscación de la manufactura por el ejército ruso

El dicho dice que “no hay éxito sin fracaso”. ¿Cuál fue el más amargo?

Para mí la expropiación de 1948 fue una de las experiencias más amargas. Pero fue aún peor tener que presenciar el gradual decline de la manufactura original.

El primer aprendiz aún trabaja en Lange. ¿Se tratan de tú?

En 1997 comenzamos a formar a dos relojeros. Uno de ellos está aún en la empresa. Hoy pertenece al equipo de desarrollo de producto y contribuye al diseño de nuevos calibres. Es un joven bastante reservado. Creo que para él yo soy simplemente “Herr Lange”, como para todos los demás.

¿Qué le gusta de la gente de Glashütte?

Me gusta su calma y compostura, que probablemente molesta a la gente de ciudad. Pero claro, la perfección no casa bien con la velocidad.

LOGROS

¿Cuáles son las características de un reloj Lange tipo?

Günter Blümlein dijo una vez que un reloj Lange es una fusión de varias artes que consiste en un legado orgulloso, la pasión de nuestros empleados por la alta relojería, el estilo de la compañía, la responsabilidad por sus tradiciones y por último la tecnología y artesanía con la que estamos comprometidos. Y yo estoy de acuerdo.

¿Cuántas veces le preguntan por su nombre? ¿Le incomoda?

Afortunadamente Lange es un nombre común. Fuera del mundo de la relojería rara vez me hacen preguntas sobre él. Para mí es en primer lugar  una responsabilidad. Y eso está menos relacionado con el nombre en sí mismo que con las tradiciones, la empresa, la ciudad de Glashütte y las gentes que viven y trabajan aquí. Cuando era niño vi el masivo desempleo de los años 20 y 30, y me daba cuenta de cuánta aprensión les producía tener que despedir trabajadores. Eso influyó en mi forma de pensar. Fue un motivo importante para volver a levantar nuestra manufactura. Cuando calló el Muro de Berlín mi primera preocupación no fue revivir el nombre de A. Lange & Söhne, sino contribuir a dar a la gente de Glashütte una nueva perspectiva. Quería volver a traer puestos de trabajo a Glashütte.

20 de julio de 1998: Walter Lange recibe la Orden del Mérito de Sajonia

20 de julio de 1998: Walter Lange recibe la Orden del Mérito de Sajonia

Señor Lange, ¿todavía puede contar todos los premios que ha obtenido?

En realidad no tengo tantos. En julio de 1998 recibí la Medalla del Mérito del Estado Libre de Sajonia. También he sido un orgulloso ciudadano honorario de Glashütte desde 1995. Me gustó particularmente el “Homenaje a la Pasión” como premio a mi carrera que me concedió el año pasado el FHH (Fondation de la Haute Horlogerie) en Lausana. ¡En Suiza, nada menos!

¿Por qué logro se daría usted un premio?

Ah, eso tendrían que hacerlo otros. Estoy agradecido por toda la suerte que he tenido a lo largo de mi vida. A veces pienso: “El destino me había elegido para Glashütte”. Sin el renacimiento de Lange Glashütte sería muy diferente hoy. Soy feliz de haber contribuido a revivir la industria relojera en nuestra comunidad de los Montes Metalíferos. Es maravilloso ver tanta gente fabricando relojes en Glashütte. Me hace feliz.

¿Cuál es su visión para el futuro de la compañía?

Ya no estoy involucrado en el día a día. Pero todavía acudo a los eventos importantes. Mientras nuestros relojeros se esfuerzen en crear los mejores relojes del mundo la marca seguirá en la dirección adecuada. No podemos rebajar nuestros estándares: la calidad es lo que hace a Lange. Deber permanecer así.

PASIÓN

Ha viajado de manera extensa. ¿Qué lugar le ha impresionado más?

He visitado muchos países y me he sentido a gusto e muchos lugares. Las pirámides de Giza en Egipto fueron particularmente impresionantes. Estar allí en frente de esas estructuras gigantescas, sabiendo que Cleopatra estuvo allí hace 2.000 años y veía lo mismo que nosotros vemos ahora… las dimensiones son inimaginables. Las antiguas ciudades mayas en México también me impresionaron profundamente. O contemplar la Bóveda Verde de Dresde con sus obras de arte en marfil, ámbar y plata. Cuando piensas en lo que la gente consiguió entonces, sin los beneficios de la tecnología moderna y usando herramientas sencillas… eso me fascina inmensamente.

¿Y Glashütte? ¿Le gusta la ciudad hoy día?

Glashütte está preciosa ahora. Da igual dónde mires: las taras de la ciudad han desaparecido, lo que me hace feliz. Justo el pasado abril estaba en la montaña cerca del observatorio. Hay un banco que te da una maravillosa vista de la ciudad. Una fotografía que data de mi niñez muestra a mi padre conmigo y mis hermanos sentados en ese banco. En aquel entonces subíamos allí a menudo para pasar el día y disfrutar del sol. Al fin y al cabo hay más sol allí arriba que abajo en el valle.

¿Qué personalidades le han marcado más?

Mi padre siempre fue un modelo y un mentor para mí. Mi tío Otto fue otra persona importante en mi vida, en lo que se refiere a la relojería. Cuando era niño a menudo me llevaba a los talleres y me enseñaba muchas cosas.

¿Y su mayor fortaleza?

Quizá mi cabezonería. Si hubiera perdido la esperanza de revivir las viejas tradiciones habría sido un jubilado cualquiera en 1990. Pero para mí, a los 66 años, comenzó un nuevo capítulo de mi vida. Y así es aún: si algo es importante para mí, lo apoyo con todas mis fuerzas. Le digo a la gente lo que me gusta… y lo que no me gusta también, lo que a veces no cae bien a los que les afecta. Pero es aceptable a mi edad y con mi experiencia, creo.

¿Recuerda su primer reloj?

Lange OLIW

Sí, era un reloj de pulsera Cyma. No fue hasta la confirmación que recibí un reloj Lange. era un OLIW. Son las siglas de “Original Lange Internationales Werk”. Se lanzó en los años veinte, y eran la línea más asequible de A. Lange & Söhne.

¿Cuántos relojes tiene, y cuál es su favorito?

Es una cantidad manejable. Como relojero tengo una debilidad por las complicaciones técnicas. Por eso me gusta llevar el Tourbillon “Pour La Mérite” de la primera colección; también porque el reloj es un recuerdo del renacer de la marca A. Lange & Söhne.

¿Qué otras marcas relojeras admira?

Me encantan los relojes de péndulo que hace Erwin Sattler en Munich. Una vez me hice con un juego de piezas y lo monté yo mismo. Fue una verdadera delicia. El reloj todavía cuelga en la pared de mi casa.

¿Qué otras cosas, además de los relojes, despiertan su entusiamo?

Horex 350 rEgina

Horex 350 Regina

Siento debilidad por los coches antiguos. Recuerdo vivamente mi Fiat 600 de motor trasero. Mi mujer y yo cruzamos el Paso del Brennero con él. Fui tocando el cláxon toda la cuesta porque tenía que mantener el acelerador pisado. La gente saltaba a la cuneta para abrirnos paso. O mi moto Horex 350, con su maravilloso sonido.  Mi mujer se sentaba en el sidecar, y hacíamos maravillosos viajes de un día. Hace dos años llevé mi Mercedes descapotable al Concorso d’Eleganza en el Lago Como. Su motor de tres litros ronroneaba, era una maravilla. ¡El corazón se me aceleró cuando llegué a Como y vi tantos increibles coches clásicos juntos en un solo sitio!

¿Qué consejo le daría a la gente joven de hoy?

Cada generación debe descubrir su propio camino. Sólo una cosa, quizá: en mi opinión hay demasiadas quejas hoy en día. Todo el mundo está estresado, nada está bien. Las condiciones eran totalmente diferentes cuando yo era joven. Para un viaje a Dresde mi madre me daba como provisiones unas cuantas patatas hervidas, nada más. O los años de la posguerra: al principio una comida consistía de sopa de agua con patatas ralladas; la llamada “Zudelsuppe”. Un año después tenía zanahorias sazonadas del jardín. Nos contentábamos con lo que teníamos. Ojalá los jóvenes de ahora se sintieran así más a menudo.

CUMPLEAÑOS

Va a cumplir 90 años. ¿Puede darnos su receta para una vida larga?

A menudo los fines de semana me iba al campo. Lejos de la ciudad estiraba las piernas, disfrutaba del paisaje y respiraba aire fresco. Se sentía bien recargar las baterías así. Hoy intento caminar al menos una vez al día. Hay un aspecto aún más importante: el pensamiento positivo como hábito. Las noticias están invadidas por titulares negativos. Es deprimente. Deberíamos enfocarnos hacia las cosas placenteras de la vida. La gente como yo que ha vivido la crisis económica mundial del 29 y la II Guerra Mundial sabemos cuán maravillosa puede ser la vida hoy. Pensamiento positivo. Significa hacer lo que realmente quieres hacer y encarar el futuro con coraje y entusiasmo. Para mí esas son las claves para una vida larga.

¿Cómo se encuentra estos días?

Tan bien como puede estar un hombre de mi edad. Desde luego a veces noto dolores aquí y allá, pero en general todavía estoy en buena forma. Estoy muy agradecido por esto.

¿Qué ocurre en un día normal de su vida?

Depende. Cuando estoy en casa los días no son muy emocionantes, claro. Leo, hablo por teléfono, paso tiempo en el jardín. Cuando estoy viajando el horario viene determinado por los eventos a los que acudo: entrevistas o una cena. En Glashütte me gusta visitar los talleres de nuestros relojeros. Y da igual dónde esté: siempre intento echar una siesta después de comer. Me relaja y me da fuerzas para la segunda mitad del día.

¿Qué hará en su cumpleaños?

No tengo planes definitivos. Aún no estamos seguros. En cualquier caso estaré con mi familia y amigos cercanos ese día. Más tarde, en agosto, tendremos una pequeña fiesta con los miembros del equipo de Lange.

¿Cuál es el mejor regalo de cumpleaños que ha recibido?

Difícil de decir. He recibido unos cuanto que han significado mucho para mí. Clientes y coleccionistas me han hecho regalos maravillosos. Viéndolos de cerca se aprecia el afecto con el que se hicieron y el pensamiento que inspiró la elección del que lo hizo. Realmente aprecio estos regalos. Están expuestos en un aparador de mi oficina de Glashütte y los disfruto cada vez que estoy allí.

¿Cuál es su deseo personal para su 90 cumpleaños? ¿Qué sueños le gustaría ver realizados?

Buena salud, es mi único deseo. Aparte de eso, soy feliz en todos los aspectos.

1941- El relojero Walter Lange

1941- El relojero Walter Lange

 



Blue Moon, por Lange & Söhne

Richard Lange Calendario Perpetuo Terraluna reverso

Ya dije en la anterior entrada que me gustan las sesiones fotográficas que hace Langeasí que vamos a repetir la experiencia. Esta vez toca fases lunares fotografiadas sobre la Harmonia Macrocosmica de Andreas Cellarius. Y para completar el placer visual he añadido todas las láminas del maravilloso atlas celestial del matemático y cartógrafo alemán. Sigue leyendo



Un pequeño placer visual con A. Lange & Söhne

La gran casa sajona  A. Lange & Söhne(para mi gusto una de las 3 mejores del mundo) tiene la buena costumbre de hacer sesiones fotográficas con sus relojes en distintas localizaciones, para que los que queremos tener una de sus piezas -pero ahora mismo nos viene mal acercarnos a por una- podamos disfrutarlas aunque sea de lejos. Sigue leyendo



Saxonia

A-Lange-Sohne-saxonia-blancoCaja:

  • Oro blanco, engastada con 60 diamantes en talla brillante, Top-Wesselton VVS, aproximadamente 0,95 quilates
  • Diámetro: 35,0 milímetros; altura: 7,9 milímetros
  • Cristal y fondo transparente en cristal de zafiro (dureza 9)

Esfera:

  • Plata maciza, fondo blanco, revestida de nácar
  • Agujas y apliques en  oro rodinizado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L941.2, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 25,6 milímetros; altura: 3,2 milímetros
  • 164 piezas
  • 21 rubíes
  • 4 engastes de oro atornillados
  • Saxonia-calibre
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, espiral Nivarox®*, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión en forma de cuello de cisne con regulación en declive patentada
  • Reserva de marcha de 45 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, blanca. Hebilla maciza de Lange de oro blanco

Versiones:

A-Lange-Sohne-saxonia-marron

Esfera de plata maciza, fondo marrón, revestida de nácar. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón. Hebilla maciza de Lange de oro blanco



Richard Lange Perpetual Calendar “Terraluna”

Richard-Lange-Calendario-Perpetuo-Terraluna-oro-rojo Caja:

  • Oro rojo
  • Diámetro: 45,5 milímetros; altura: 16,5 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro (dureza 9)
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora; pulsador para avanzar todas las funciones del calendario; pulsador encastrado para corrección por separado del mes, día de la semana y fase de la Luna

Esfera:

  • Plata maciza, plateado. Agujas de oro rojo

Funciones:

  • Indicación de la hora con horas, minutos y segundos; calendario perpetuo con gran fecha, día de la semana, mes y año bisiesto; indicación de la reserva de marcha; indicación orbital de las fases de la Luna con indicación día/noche por el lado del mecanismo

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L096.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; doble barrilete; mecanismo de reajuste de la tensión con resorte de cuerda intermedio de fabricación propia; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 37,3 milímetros; altura: 11,1 milímetros
  • 787 piezas
  • 80 rubíes
  • 1 engaste de oro atornillado
  • Escape de áncora
  • 14 de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza
  • Hebilla maciza desplegable de Lange en oro rojo

VERSIONES

Richard-Lange-Calendario-Perpetuo-Terraluna-oro-blanco

 

Caja de oro blanco. Agujas de acero pavonado. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla maciza desplegable de Lange en oro blanco

 



Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo

Lange-I-Tourbillon-calendario-perpetuoCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro: 41,9 milímetros; altura: 12,2 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora; pulsador encastrado para avanzar todas las indicaciones del calendario o corrección por separado del mes, día de la semana y fase de la luna

Esfera:

  • Plata maciza, plateada
  • Agujas de oro rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon con parada del segundero patentada; calendario perpetuo con gran fecha, día de la semana, mes y año bisiesto; indicación día/noche; indicación de las fases de la luna

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L082.1, cuerda automática, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; elemento central del rotor de cuerda unidireccional de oro de 21 quilates con masa oscilante de platino; puente de la rueda intermedia y del tourbillon grabado a mano
  • 624 piezas
  • 76 rubíes, de los cuales un contrapivote de diamante
  • 6 engastes de oro atornillados, de los cuales un contrapivote de diamante
  • Escape de áncora
  • Volante antichoque excéntrico; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora
  • 50 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza
  • Hebilla desplegable de Lange de oro rojo

 



Lange Zeitwerk Striking Time

LANGE-ZEITWERK-STRIKING-TIMECaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro: 44,2 milímetros; altura: 13,1 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro (dureza 9)
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora; pulsador para activar y desactivar la señal acústica

Esfera:

  • Plata maciza, plateada
  • Puente del tiempo de alpaca natural
  • Agujas de oro rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Ambas en forma de indicación de las cifras saltantes, pequeño segundero con parada del segundero; indicación de la reserva de marcha, señal acústica para los cuartos y las horas completas

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L043.2, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platina tres cuartos de alpaca natural; puente del volante grabado a mano; salto de los minutos; accionamiento constante por medio de un mecanismo de reajuste de la tensión
  • Diámetro: 36,0 milímetros; altura: 10,0 milímetros
  • 528 piezas
  • 78 rubíes
  • 2 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante antichoque de glucydur con regulador excéntrico; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia con sujeción patentada (pinza de espiral), frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • Reserva de marcha de 36 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de Lange maciza en oro rojo

 



1815 Tourbillon

A-Lange-Sohne-1815-oro-rojoCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro 39,5 mm, altura 11,1 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj, ajustar la hora y poner en marcha el mecanismo ZERO-RESET

Esfera:

  • Plata maciza, plateada
  • Agujas de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero; tourbillon de un minuto con parada del segundero patentada y dispositivo de ajuste de las agujas ZERO-RESET patentado

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L102.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del segundero grabado a mano
  • 262 piezas
  • A-Lange-Sohne-1815-Calibre
  • 20 rubíes, de las cuales 1 contrapivote de diamante
  • 3 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de Lange de oro rojo

VERSIONES

A-Lange-Sohne-1815-oro-blanco

Caja de platino. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de Lange de platino. Edición limitada a 100 unidades



1815

A-Lange-Sohne-1815-oro-amarilloCaja:

  • Oro amarillo
  • Diámetro 38,5 mm, altura 8,8 mm
  • Cristal y fondo transparente de zafiro dureza 9

Esfera:

  • Plata maciza, plateada. Agujas de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L051.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 30,6 milímetros; altura: 4,6 milímetros
  • 188 piezas
  • 27 rubíes
  • A-Lange-Sohne-1815-oro-amarillo-reverso5 engastes de oro atornillado
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • Reserva de marcha de 55 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón medio. Hebilla de oro amarillo o rojo

VERSIONES

A-Lange-Sohne-1815-oro-rojo

Caja de oro rojo. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de oro rojo

A-Lange-Sohne-1815-oro-blanco

Caja de oro blanco con correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de oro blanco



Grand Lange 1 Moon Phase

A-Lange-Sohne-Grand-Lange-1-Moonphase-oro-rojoCaja:

  • Oro amarillo
  • Diámetro 41 mm, altura 9,5
  • Cristales de reverso y anverso de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, un pulsador para la corrección rápida de la gran fecha, pulsador encastrado para la corrección de la indicación de las fases de la luna

Esfera:

  • Plata maciza color champán
  • Agujas de oro amarillo

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero; indicación de la reserva de marcha; gran fecha; indicación de las fases de la luna

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L095.3, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 34,1 milímetros; altura: 4,7 milímetros
  • 446 piezas
  • 45 piedras de cojinete
  • 7 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Sistema de oscilación: Volante con tornillos antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón medio. Hebilla de Lange en oro amarillo

VERSIONES

A-Lange-Sohne-Grand-Lange-1-Moonphase-oro-rojo

Caja de oro rojo. Esfera de plata maciza color plateado. Agujas de oro rojo. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de Lange en oro rojo

A-Lange-Sohne-Grand-Lange-1-Moonphase-platino

Caja de platino. Esfera de plata maciza, rodiada. Agujas de oro rodinizado. Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de Lange en platino