Archivo de la etiqueta: baselworld 2015



En la muñeca: TAG Heuer Carrera Heuer 01

El Tag Heuer Carrera Heuer 01 simboliza el renacer de Tag Heuer de la mano Jean-Claude Biver, director general de la división de relojería de LVMH. Bajo la idea de ofrecer nuevos diseños a precios más bajos nace un reloj que quiere conservar la esencia a la vez que ofrece algo nuevo. Vamos a analizarlo con fotos en vivo y precios.

 

El Tag Heuer Heuer 01 es la culminación de un proceso turbulento. Fue a finales de 2014 cuando Stéphane Linder salió de Tag Heuer abruptamente (como reportamos aquí). Jean-Claude Biver, seguramente la cabeza pensante más dinámica de toda la industria relojera, tomo el mando con la idea de rebajar un 7% los precios para reubicar a la marca en el segmento de mercado que le corresponde, deshacerse de la sección de alta relojería y lanzar un smartwatch en 2016 -como así fue y así vimos en vivo en este artículo-. Además Jean-Claude Biver afirmaba que los relojes de Tag debían de dar una sensación de calidad mayor de lo que su precio indicaba.

El hecho es que le ha debido gustar el olor de la habitación, porque de ser el Director General provisional ha pasado a quedarse en el puesto sin que haya visos de que quiera salir. Y no me extraña, porque ha vuelto a poner a Tag en el centro del escenario relojero con sus infinitas acciones comerciales y, sobre todo, con el Tag Heuer Connected, y la empresa va ahora estupendamente. Veremos si eso mismo ocurre con Zenith.

En realidad el TAG Heuer Carrera Heuer 01 se presentó en Baselworld 2015, pero la casa lleva tanto retraso en la producción -porque ha tenido mucho éxito y no lo habían previsto- que el reloj tardó un año en llegar a España, y aún así llegaban con cuentagotas. Hay dos cosas que llaman la atención en el momento en que miras al reloj: su tamaño de 45 mm -mucho más grande de lo habitual- y la esfera esqueletada, que te gusta o no te gusta. Y ahí es donde empieza el debate: ya que este reloj fue el primero que se creó bajo el mando de Biver, ¿está Hublotizado?

Hublot Classic Fusion 45 Aerofusion Black Magic

Pues hombre, no hay que mirar mucho para darse cuenta de que sí que hay un claro aire de familia, y Biver no lo ha escondido nunca. Ya dijo que para la creación de este reloj -y de los nuevos relojes de Tag en general- había tomado el modelo constructivo de Hublot. Y por lo que se ve eso no sólo afecta a la caja y su construcción modular; también al diseño.

Qué quiere decir “construcción modular”. Como se ve en la foto el reloj tiene una carrura, un bisel separado, el fondo y cuatro asas acopladas a la caja. Ello significa que se puede utilizar para fabricar otros relojes -aunque no necesariamente tienen que parecerse a éste- de manera mucho más rápida y eficiente. En cualquier caso esta caja, fabricada en carburo de titanio, es imponente, especialmente por el aspecto sólido que aportan las asas. El conjunto se nota grande y poderoso sobre la muñeca.

La esfera del Tag Heuer Carrera Heuer 01, aun esqueletada, sí recuerda al Carrera clásico, pero es verdad que para ver el parecido tienes que guiñar los ojos un poco. Recurriendo a las palabras de Biver sobre el reloj: “Puede que no lo reconozcas desde lejos, pero no importa. Aún así parece un Carrera”. El hecho es que a pesar del esqueletado la información de horas y minutos se lee muy bien, gracias a la correcta dimensión de las manecillas y el buen tamaño de los índices. La fecha, a las 3:30 horas, también se lee bien. No salen tan bien parados los registros del cronógrafo y el pequeño segundero, cuya información cuesta más descifrar dependiendo de cómo incida la luz, pero en conjunto el reloj cumple su función.

Toda la maquinaria se mueve gracias al calibre Heuer 01. El calibre es otro de los puntos de discusión del reloj: cuando se presentó el reloj se dijo que traía un nuevo calibre de manufactura llamado Heuer 01. Sin embargo a la vez se afirmó que estaba basado en el ya conocido Calibre 1887 de la casa, que a su vez es una intensa modificación de un calibre de Seiko.

El 1887 era un calibre que daba gusto mirar, y este Heuer 01 aún más. Destaca especialmente el rotor negro, que además es una circunferencia entera en cuya parte superior sólo queda el borde. El volante se mueve a 28.800 alternancias a la hora (4 hercios) y aporta una reserva de marcha de 50 horas. Es un cronógrafo con rueda de pilares, que Tag ha sabido resaltar muy bien decorándola en rojo. En conjunto el calibre Heuer 01 es supersexi, esa es la verdad.

La oferta original del reloj era una buena correa de caucho hecha a medida del reloj, o un brazalete que hace del reloj una pieza aún más contudente que, sin embargo, se lleva bien en la muñeca, pero ahora ya hay otras opciones. El reloj no es para todo el mundo porque además las asas, tirando a rectas, aumentan la sensación de tamaño. Pero por ejemplo en mi muñeca, de 18 cm de diámetro, queda muy bien.

Y para terminar de comprender el éxito del Tag Heuer Carrera Heuer 01, el precio: cuesta 4.750 euros. El reloj está tan demandado porque ofrece a los fieles de la marca un diseño nuevo que aún conserva sus raíces, mientras que al cliente de calle le propone un reloj moderno, atrevido y con buen precio. Veremos cómo evoluciona el reloj. Más información en TagHeuer.es.

 



The Longines Equestrian Collection: Modelos y Precios

Longines-Equestrian-Collection-1-Horasyminutos

El pasado fin de semana pudimos disfrutar en Madrid del Global Champions Tour que patrocina Longines. No sólo fue un día maravilloso (los que siguen a Horas y Minutos en Instagram, Facebook o Twitter lo saben bien), sino que es una excusa perfecta para hablar de la Longines Equestrian Collection.

Longines-Equestrian-Collection-8-Horasyminutos

El Longines Global Champions Tour es un circuito de competiciones de saltos que, al estilo de la competición de tenis ATP World Tour, celebra torneos alrededor del mundo desde abril a noviembre. En 2016 hay 15 pruebas que comenzaron en Miami el 7 de abril y terminarán en Doha el 5 de noviembre. Por el camino habrá visitado ciudades como México, Antwerp, París, Cascais o Viena, entre otras. Y también Madrid, entre el 19 y el 22. Y también, como el año pasado, en el Club de Campo de Madrid.

Longines-Equestrian-Collection-9-Horasyminutos

En un día brillante, soleado pero con una reconfortante brisa que mantuvo a raya los primeros sofocos de la temporada (al menos durante buena parte de la jornada), estar en el lounge de Longines es un verdadero placer. No solo estás a pie de pista, es que el ambiente es de lo más acogedor, amable y divertido, gracias a MRA, la agencia de medios de Swatch en España.

El VIP Lounge de Longines. Si se mira a fondo se ve a Bruce Springsteen

El VIP Lounge de Longines. Si se mira con cuidado se ve a Bruce Springsteen, que vino a ver la competición de su hija

Este año además pudimos bajar a la hierba para recibir una explicación sobre los distintos obstáculos, como se configuran, su altura (mínimo de 1,10 y máximo de 1,60 metros)… Sólo por poner un ejemplo: el obstáculo de agua se ubica de tal manera que además de ser bien visible para el caballo le dé el mayor reflejo posible. Incluso se tinta de azul para que se vea aún más. El caballo es un animal sumamente asustadizo al que además no le gusta el agua, así que ese obstáculo está pensado para maximizar la posibilidad de rehúse (negarse a saltar) o incluso escapada (irse en otra dirección). Ambas desobediencias cuestan puntos de penalización, y dos significa la eliminación directa. ¡Y yo pensando que era un mero criterio estético! Cuanto más sabes más disfrutas, es obvio.

Longines-Equestrian-Collection-3-Horasyminutos

En el lounge, por cierto, estaban expuestos varios modelos de Longines. Entre ellos, lógicamente varios de la Longines Equestrian Collection de la que hablaremos en un instante.

Longines-Equestrian-Collection-2-Horasyminutos

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-1-Horasyminutos

En realidad no voy a describir la competición porque ya lo hice en el anterior entrada sobre este mismo evento (hace ya un año, ¡cómo pasa el tiempo!) y que se puede leer aquí. Pero sí quiero destacar cómo aún siendo la misma competición la excitación, la pasión y la emoción siguen estando ahí. De verdad que a quien le gusten los deportes le recomiendo ver al menos una vez uno de estos concursos (y si es posible en vivo, mejor). Una advertencia: en cuanto le prestas un poco de atención engancha. Mucho.

Longines-Equestrian-Collection-10-Horasyminutos

THE LONGINES EQUESTRIAN COLLECTION

Longines-Equestrian-Collection-Estribo-Stirrup-laca-diamantes-Horasyminutos

Longines Equestrian Collection Estribo con diamantes o con esfera lacada

Era inevitable que Longines lanzara una colección basada en el mundo del caballo. Hay tanto amor por estos animales que todo lo que les adorna o les arma para la competición está hecho con auténtico mimo. Las formas, los acabados, los materiales; todo es exquisito hasta en sus últimos detalles, por lo que no es de extrañar que los diseñadores de la manufactura de Saint Imiers hayan encontrado inspiración en este particular microcosmos.

Longines-Equestrian-Collection-Estribo-Stirrup-Horasyminutos

Son todos relojes de mujer, en distintos tamaños y con movimientos de cuarzo, además de correas de cuero con pespuntes a juego. Para mí el más elegante es éste, el Longines Equestrian Collection Estribo (stirrup en inglés). Está basado en la forma del estribo inglés, mucho más delicado que el español o vaquero, aunque más peligroso por la posibilidad de que la bota se quede enganchada y por tanto no puedas dar órdenes al caballo. Se presenta en tres tamaños (23,50 mm, 26,50 mm y 30 mm) en acero, acero y esfera lacada y acero con bisel de diamantes. El modelo de caja de acero de 30 mm de diámetro y esfera blanca cuesta 1.020 €. Si el bisel está engastado con 88 diamantes el precio sube a 6.420 euros, mientras que si es sólo acero y esfera lacada en negro (también de 30 mm), el precio es de 1.320 euros. Curioso esos 20 euros añadidos a los tres precios, por cierto.

Longines-Equestrian-Collection-Arch-Horasyminutos

Otro de los modelos, presentado en Baselworld 2015, es este Longines Equestrian Collection Herradura (aunque originalmente Longines lo llama Arch, por el arco de herradura). El de la foto es la versión de 26 mm en acero; la caja queda enmarcada por dos arcos de acero, uno de los cuales está engastado con 57 diamantes a juego con los 11 que hacen las funciones de índices aplicados sobre la esfera de nácar. Su precio es de 2.750 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-3-Horasyminutos

La novedad este año es el Longines Equestrian Collection Hebilla (buckle). Son tres modelos que comparten la mismas medidas de caja de acero: 22 x 32 mm. El de aquí arriba tiene una elegante esfera lacada en negro sobre la que descansan 13 diamantes que sirven de índices. El de las 12 es doble pero uno encima del otro, imitando la forma de la caja. El bisel tiene 58 diamantes engastados. El precio del reloj es de 3.260 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-2-Horasyminutos

El modelo más acertado, para mi gusto, es éste, con una esfera plateada en damero sobre las que se mueven las manecillas en acero azulado, que apuntan a 12 diamantes en forma de índices. Me gusta mucho la decoración de la esfera, con un aire Art Déco que encaja perfectamente con la forma de la caja. La corona en estos modelos también es muy bonita. Lo pude ver en vivo en Baselworld y, como digo, me pareció un acierto. Acertar, por cierto, no es algo en absoluto ajeno a Longines: el reloj femenino por antonomasia de la casa, el Dolce Vita, ha vendido desde su aparición en 1997 ¡1.400.000 unidades! Te da una idea del poderío comercial pero también creativo de la marca. El precio de esta “hebilla” es de 1.530 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-Horasyminutos

El último modelo tiene también 58 diamantes engastados en el bisel rodeando una esfera plateada “flinqué” sobre la que se han pintado numerales romanos azules. La técnica flinqué consiste en un grabado -a mano o a máquina- que, movido de forma concéntrica, va labrando líneas rectas o curvadas. Todo el conjunto tiene un aire mucho más clásico, que tampoco desentona con las formas de la caja pero que a mí me da la impresión que es para mujeres más mayores. Su precio es de 2.950 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-1-Horasyminutos

Para acabar hay que mencionar el modelo Conquest Jumping que, si bien no está dentro de la Longines Equestrian Collection sino en la de Sport, está pensado específicamente para medir tiempos en las competiciones ecuestres.

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-Horasyminutos

Ambas versiones son relojes de acero de 41 mm de diámetro, con exactamente las mismas hechuras que todos los demás Longines Sport Conquest. Llama particularmente la forma de los pulsadores del cronógrafo y cómo se integran con la corona, que recuerda a las propias alas del logotipo de la marca. Un gran 12 preside la esfera con una configuración tricompax, más llamativa en el modelo con esfera negra. Por supuesto tanto las manecillas como los índices están tratados con SuperLuminova.

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-1-Horasyminutos

Sin embargo las funciones son particularísimas: además del cronógrafo con conteo de la décima de segundo (medida con la manecilla roja), incluye un contador de baremos (A y C) y segundero pequeño a las 2 horas, además de un contador de penalizaciones pts/seg a las 10 horas y una escala de cuenta atrás de 45 segundos. Éste es el cuadro de instrucciones:

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-Functions-Horasyminutos

Hace palidecer a cualquier smart watch que se le ponga por delante, ¿verdad? Éste no es un reloj que va a llevar un jinete, pero sí los que los entrenan o aquel público súper especializado que le apetece tener él dominio sobre los tiempos de la competición, no tener que esperar a que el marcador (de Longines, claro) se lo diga. Por supuesto el reloj es de cuarzo, pero como siempre Longines no ha dejado de cuidar la estética y los acabados del reloj. El precio de cualquiera de los modelos es de 1.400 euros.

Y eso es todo. Esperemos volver a repetir el año que viene. Más información en Longines.com.

Longines-Equestrian-Collection-6-Horasyminutos

 



En la muñeca: Glashütte Original Senator Cosmopolite

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-1-HorasyMinutos

El Glashütte Original Senator Cosmopolite ha recibido el premio Goldene Unruh como reloj de año, uno de los más prestigiosos del sector, en el que se recuentan hasta 21.000 votos. El reloj se lanzó en la feria de Baselworld 2015 como uno de los relojes con segundo huso horario más innovadores del momento y desde entonces ha cosechado aclamación universal. Vamos a ver por qué.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-frontal-HorasyMinutos

La colección Senator basa su estética en la relojería más clásica de Glashütte. Las cajas grandes y las esferas limpias de sus relojes dejan espacio para presentar complicaciones de manera armoniosa, de manera que el reloj nunca pierde su prestancia elegante y sobria incluso cuando nos ofrece una complicación tan exigente como la de este reloj. El nombre de Glashütte Original Senator Cosmopolite hace referencia al público objetivo al que va destinado: el viajero global que no pierde de vista su hogar y que, a pesar del mundo acelerado y a menudo superficial en el que vivimos, disfruta de las cosas exquisitas y es consciente de dónde reside el auténtico valor de las cosas. Este cosmopolita presenta la complicación de segundo huso horario de una manera absolutamente singular, mezclando la representación clásica con la moderna.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-oro-blanco-frontal-HorasyMinutos

Empecemos por la caja, absolutamente redonda y con tres coronas: dos al este y una al oeste. El Senator Cosmopolite se puede encontrar en caja de oro rojo u oro blanco, con un diámetro de 44 mm y una altura de 14. No es un reloj pequeño, pero las formas clásicas y los elementos utilizados en la esfera lo hacen perfectamente compatible con un traje. Sobresaliendo de los puños de la camisa, sí, pero con orgullo.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-perfil-HorasyMinutos

En la esfera del Senator Cosmopolite ocurren muchas cosas, pero siempre con un porte elegante. Así, la hora en destino, allí donde nos hayamos desplazado, la leemos en las manecillas centrales con la tradicional forma de poire (pera) en acero azulado. La hora en origen -con lectura completa- se lee en la subesfera situada a las 12. Este dial incluye también la indicación de reserva de marcha (de 72 horas) y además una pequeña ventana circular para indicar el día o la noche.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-esfera-HorasyMinutos

También hay una indicación de día/noche para la hora en destino. Es obvio que no hace falta porque donde estamos ya sabemos si es de día o de noche (salvo raras y habitualmente no deseables situaciones), pero es que el lujo es el gusto por lo que no necesitamos y una indicación tan preciosa como la que lleva este Senator Cosmopolite, con ese sol y ese firmamento de reminiscencias renacentistas, es un verdadero lujo.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-detalle-HorasyMinutos

Flanqueando el índice de las 8 hay dos ventanillas: DST (Daylight Saving Time u horario de verano) y STD (Standard Time). El reloj distingue 37 zonas horarias: los 24 husos habituales, escritos en negro, los que cambian de 30 en 30 minutos en azul y los que cambian de 15 en 15 en rojo. Cada una de las zonas horarias se presenta con el código IATA –el que nombra a los aeropuertos-. Esto es bueno porque ahorra espacio (son sólo 3 letras), pero hace muy difícil saber qué ciudad nombra. Luego vemos cómo funciona el sistema.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-lateral-HorasyMinutos

A las 6 una esfera del mismo tamaño que la de la hora en origen nos marca los segundos, con esa estética inconfundiblemente Glashütte. Y, como no podía ser de otro modo, la Panorma Date, la ventana de fecha patentada por Glashütte Original en la que los dos discos están a la misma altura, se muestra orgullosa a las 4. Y por supuesto se mueve hacia adelante o hacia atrás junto con la hora en destino.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-esfera-HorasyMinutos

 

¿CÓMO FUNCIONA EL RELOJ?

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-corona-HorasyMinutos

En primer lugar accionamos la corona a las 2 (que además sirve para dar cuerda a la pieza) para ajustar la hora en origen (la subesfera de las 12). Con la manecilla a las 4 movemos las manecillas centrales para igualarlas a la hora en origen. En ambos casos hay que recordar que se debe tener en cuenta la variación día/noche. A continuación y mediante la corona a las 8 elegimos la ciudad que nos corresponde, teniendo en cuenta que si en ese momento estamos en horario de verano es en esa ventana donde debe aparecer nuestro aeropuerto.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-corona-1-HorasyMinutos

Por último, mediante un pulsador a las 9 ajustamos la fecha. En ese momento ya se puede viajar. Cuando llegamos a nuestro destino volvemos a utilizar la corona a las 4 y, girándola en la dirección adecuada (hacia adelante si vamos al este y al contrario si vamos al oeste), la manecilla de los minutos se irá moviendo en tramos de 15 minutos hasta que lleguemos a la hora en destino deseada. De manera automática las siglas de los aeropuertos irán cambiando y al final indicarán el del aeropuerto de destino. Parece mentira que se pueda hacer algo tan complicado de una manera tan sencilla; es simplemente espectacular.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-calibre-HorasyMinutos

Esta maravilla se produce gracias a un nuevo calibre, el automático 89-02. Opera a 4 hercios (28.800 alternacias a la hora) y se carga gracias a su rotor descentrado con la famosa doble G, que representa la unión del pasado y el futuro. El volante, ajustado a 5 posiciones, se regula gracias a 4 tornillos situados en su perfil. Por supuesto en la decoración encontramos todo lo que define un reloj de Glashütte: platina de tres cuartos, nervaduras Glashütte, bordes biselados, ajuste de cuello de cisne, tornillos azulados y puente del volante decorado a mano.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-2-HorasyMinutos

Como ya he dicho antes el reloj, a pesar de su tamaño, queda espectacular en la muñeca. La esfera limpia, los numerales romanos flanqueados por la minutería de ferrocarril y la sencillez y elegancia de las indicaciones hacen que el reloj tenga una prestancia a la vez sobria y llamativa, de manera que siempre da gusto comprobar la hora una vez más.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-perfil-oro-blanco-HorasyMinutos

Todos los elementos unidos -la complejidad del movimiento, la calidad constructiva y la belleza de la pieza- hacen que se entienda por qué el reloj es el flamante vencedor del Goldene Unruh. Su belleza es indiscutible, sólo igualada por la calidad, la estricta profesionalidad y el mimo con el que Glashütte Original crea cada una de sus piezas. El precio del Senator Cosmopolite es de 38.000 euros para la versión en oro blanco, con un precio algo inferior para la versión en oro rojo. Más información en glashutte-original.com

 

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-1-HorasyMinutos

Michael Hammer -PR Manager- y Christina Hentschel -VP Marketing-, con el premio Goldene Uruh

Michael Hammer -PR Manager- y Christina Hentschel -VP Marketing-, con el premio Goldene Unruh



En la muñeca: Certina DS Eagle Chronograph Automatic

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-frontal-HorasyMinutos

Certina tiene muy buena mano para ofrecer relojes que gustan mucho por su diseño y por la calidad que ofrecen, con unos precios más que ajustados. El nuevo Certina DS Eagle Chronograph Automatic no es la excepción, y además añade un diseño llamativo que se aparta de las líneas habituales.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-6-HorasyMinutos

Si miramos las colecciones de Certina vemos que el perfil de sus relojes es muy clásico. Las cajas mantienen los círculos clásicos (salvo el DS Podium Square Chronograph) y los diámetros nunca son aventurados. El DS Action Diver Chronograph apareció en 2012 y es uno modelo más apreciados de la marca. Es el único con medidas por encima de la media: 45,20 mm. Eso ha sido así durante estos años, hasta que ha llegado el Certina DS Eagle Chronograph Automatic que se enseñorea de la colección de la marca con sus imponentes 46 mm. Pero no es sólo ese milímetro más. Es sobre todo sus formas de cojín y su estructura monocasco lo que le dan una presencia tan notable.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-2-HorasyMinutos

La caja está realizada en acero 316L. El acero 316L es una variante del 316 que tiene un contenido de carbono inferior, menor límite elástico y también menor resistencia a la tracción. Ofrece en cambio mejor soldabilidad y menor probabilidad de aparición de corrosión entre las uniones. Se refiere a menudo a este tipo de acero  como el acero “grado marino” debido a su resistencia a la corrosión, por lo que se ha convertido en un material muy adecuado para usarlo en ambientes acuáticos. No le viene mal al reloj porque es hermético hasta 200 metros, lo que de facto le convierte en un reloj de buceo aunque no sea ese su espíritu (carece de un bisel indizado para poder controlar los tiempos de inmersión). El acero 316L es además hipoalergénico.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-frontal-1-HorasyMinutos

Pero el acero no se ve porque está revestido con PVD negro. El PVD (Physical vapor deposition) es un método de revestimiento de superficie que convierte en vapor una aleación (normalmente de titanio, cromo o circonio) que se vaporiza y deposita sobre la superficie a proteger, creando una excelente barrera contra la abrasión y los impactos. El negro le sienta de maravilla al reloj porque lo dota de un porte aún más poderoso. El bisel roscado también recibe el mismo tratamiento y en su conjunto el guardatiempos tiene un potente impacto visual, con un cierto aire a los modelos de Hublot.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-frontal-2-HorasyMinutos

Al contrario que los demás cronógrafos de la casa, este Certina DS Action Eagle Chronograph Automatic tiene unos pulsadores de cronógrafo rectangulares, muy bien integrados en la carrura y con una pulsación sencilla y efectiva. Se adaptan a la forma de los protectores de la corona roscada de manera que no protruyen y dan a la máquina un aire deportivo muy moderno. La corona, a pesar de los protectores, se maneja bien gracias al acanalado y está decorada con un anillo del mismo color que los acentos de la esfera.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-3-HorasyMinutos

La esfera está dispuesta en varios niveles. La escala del taquímetro se encuentra sobre un plano inclinado que termina en el carril de los minutos. Los índices, al sacar casi la mitad del cuerpo de la línea de los minutos, aumentan la sensación de dinamismo. A las tres el el mismo material brillante de la minutería conforma la ventana de fecha. Yo soy de los que prefiere la fecha en el mismo color que la esfera, pero en este caso es correcto que sea en blanco porque si no se perdería entre tanto elemento y costaría leerla. La superficie de la esfera está decorada con una rejilla negra que se interrumpe a las 12, 6 y 9 con los tres contadores del reloj: 30 minutos, 6 horas y el pequeño segundero, respectivamente. Las tres subesferas presentan un semicírculo en verde; las del cronógrafo a la derecha y la del pequeño segundero a la izquierda.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-5-HorasyMinutos

El conjunto se completa con la trotadora del cronógrafo también en el mismo verde para completar una faz francamente atractiva. Para ofrecer mejor lectura los tres diales tienen una decoración circular que contrasta perfectamente con la decoración principal de la esfera. Las manecillas de horas y minutos, sin embargo, sufren más para hacerse visibles; particularmente la de las horas resulta ligeramente pequeña y su lectura, cuando pasa por las subesferas, no es todo lo buena que debería ser. No es obvia, por así decir. A cambio la lectura en la oscuridad está garantizada gracias a los generosos tratamientos luminiscentes tanto de manecillas como de índices.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-reverso-HorasyMinutos

El cronógrafo se mueve gracias al calibre ETA C01.211. Éste es un calibre lanzado en 2008-2009 a petición de Tissot, que quería una alternativa al Valjoux 7750 más barata e igualmente eficaz. El movimiento no estuvo exento de polémica en su momento por el número de partes plásticas que incorpora, pero el material se usa sólo para piezas que no sufren desgaste. Pero sobre todo hay que tener en cuenta que la base que tomó ETA para desarrollarlo fue el Lemania 5100, un calibre clásico que algunos consideran incluso mejor que el 7750.  Sea como fuere el reloj lleva suficiente tiempo en el mercado como haber sido refrendado por numerosos modelos tanto de Tissot como de Certina. El calibre se mueve a 28.800 alternancias a la hora y tiene 45 horas de reserva de marcha.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-calibre-HorasyMinutos

Un cristal de zafiro permite ver el calibre del Certina DS Eagle Chronograph Automatic, al que además se le ha añadido la tortuga de la marca. El único fallo es que el rotor, negro, lleva unas inscripciones que al cabo no se leen adecuadamente y emborrona el efecto de la tortuga esqueletada. Pero en cualquier caso se agradece la inclusión de un zafiro. Eso demuestra el gusto por el producto  y el cuidado por los usuarios.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-1-HorasyMinutos

Cuarenta y seis milímetros, por más estilizados que sean, son difíciles de acomodar en todas las muñecas. El Certina DS Eagle Chronograph Automatic sin duda se hace notar allá donde esté, por personalidad y por tamaño. Por supuesto es un reloj deportivo, y por tanto la ropa tiene que adecuarse a sus hechuras. Además del diámetro total hay que considerar la altura, también significativa pero algo disimulada por la inscripción de la marca. Olvídate de esconder el guardatiempos debajo del puño de la camisa, pero es obvio que quien se lo compre no lo va a usar para ir a un baile de gala.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-perfil-HorasyMinutos

La correa es de caucho y se incrusta en la caja mediante unos tornillos, reforzando nuevamente la imagen de solidez y resistencia de toda el conjunto. Tiene un detalle muy sencillo pero muy de agradecer: la punta de la correa tiene un saliente para que no se salgan ninguno de los dos pasadores, que se ajustan perfectamente a la prominencia. La correa replica además el patrón de la esfera.

Certina-DS-Eagle-Chronograph-Auto-correa-HorasyMinutos

El Certina DS Eagle Chronograph Automatic está disponible en tres versiones: la que acabamos de ver, otra con la caja de acero y los acentos en rojo y por último una en PVD oro rosa con los acentos también en rojo. El precio del reloj depende de la versión; la más barata es la de acero, de 1.690 €. La de PVD oro rosa es la más cara y cuesta 1.820 euros. Por último la versión en PVD negro y acentos verdes que hemos revisado y que para mí es la mejor, tiene un precio de 1.790 euros. Los relojes estarán disponibles a finales de mes en las tiendas, y es una magnífica oportunidad para hacerse con un buen cronógrafo automático, con personalidad propia y con buen precio. Más información en Certina.com



Rado gana el Good Design Award

Rado-Diamaster-Grande-Seconde-Plasma-portada-Horas-y-Minutos

Cuando hace un año estuve visitando el stand de Baselworld 2015 de Rado para conocer sus novedades hubo un reloj que me llamó la atención por encima de todos; era el DiaMaster Automatic Grande Seconde, con una presencia muy distinta a lo que solemos ver en la marca. Me gustó mucho y no debía andar muy desencaminado, porque ahora sabemos que ha merecido el Good Design Award, otorgado por el  Chicago Athenaeum Museum of Architecture and Design.

 

Rado DiaMaster Grande Seconde en la muñeca

A pesar de lo distinto que es el reloj a las líneas habituales de la marca no deja de tener los mismos genes. En primer lugar la caja, de 43 mm de diámetro, que aunque lo parezca no es metálica sino de la cerámica de plasma desarrollada por Rado. La cerámica de plasma en realidad es blanca; las cajas de cerámica de alta tecnología ya terminadas y las piezas de correas ya pulidas o arenadas para conseguir un acabado mate se meten en un horno especial de plasma. En el horno los  gases se activan al superar los 20.000 °C y la cerámica alcanza una temperatura de 900 °C, momento en el que comienza a sufrir cambios en su estructura molecular.

Estos cambios hacen que el material adquiera un cálido brillo metálico. El resultado es permanente y no se difumina con el paso del tiempo, por lo que los relojes conservarán siempre su brillo. Además el proceso no afecta a las propiedades esenciales de la cerámica, que conserva su resistencia a los arañazos, su ligereza y sus propiedades hipoalergénicas.

Rado DiaMaster Grande Seconde frontal

El dial presenta un juego de esferas en la que destaca, claro, la gran subesfera del pequeño segundero, que parece recordar los grandes cronómetros. Está remarcada por un bisel metálico satinado y con un guilloché circular que lo hace contrastar con la delicada decoración graneada de la esfera horaria, y una también sutil decoración rayos de sol cuyo centro parte del segundero no del eje de las manecillas horarias. Dicha decoración unida al bisel exterior de las esfera que recoge las dos subesferas le dan un aspecto elipsoidal. Es una forma que se repite en la trasera, en la que la apertura del cristal de zafiro imita la configuración de la esfera.

Rado DiaMaster Grande Seconde reverso detalle

Dentro podemos ver el calibre ETA 2899, desarrollado para la marca sobre la base del 2892. Está alimentando por un rotor negro con forma de ancla, símbolo de la casa que también se ve en la esfera. Hay que destacar que el reloj tiene además una hermeticidad garantizada hasta los 100 metros, algo no muy habitual en este tipo de relojes de vestir.

Si he dicho que me había gustado mucho el reloj es, entre otras cosas, por lo atractivo que queda en la muñeca, a lo que ayuda su altura de 11,8 mm. Seguramente podría haber sido algo más corto de estatura, pero las formas circulares de la carrura lo penalizan en este sentido. Aún así no pierde un ápice de su atractivo. Y además, no olvidemos, la caja es cerámica, cuyo tacto en la piel es inigualable y te hace olvidar cualquier pero que se le pudiera poner.

Rado DiaMaster Grande Seconde en la muñeca 1

Si tuviera que comprarme un reloj de la marca sería sin duda este Rado DiaMaster Autmatic Grande Seconde. Hay ya otras versiones disponibles -y seguramente veremos más en la próxima Baselworld-, pero por lo que veo en la tienda online de la marca (para Estados Unidos), todos tienen un mismo precio que para España es de 2.920 Euros, aunque es bueno preguntar en la tienda. Más información en rado.com.

 



Ya disponibles los Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-y-oro-amarillo-Horas-y-Minutos

Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer en acero y oro amarillo

Los Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer fueron anunciados en la feria de Basilea de 2015 y causaron mucho revuelo, porque era una colección que presentaba una nueva gama de reloj de vestir muy distinta a lo que ya conocíamos. Ahora, casi un año después, llega a las boutiques de la marca y los hemos podido tener en la muñeca.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-azul-Horas-y-Minutos

Globemaster Master Chronometer en acero y esfera azul

Omega ya  tenía relojes de vestir, por supuesto. De hecho la gama de relojes de la casa es tan dispar que se podría decir que sus seguidores se hayan en depósitos estancos, de manera que hay fanáticos del Speedmaster que jamás contemplarían llevar un De Ville, por ejemplo. O quien se compra un Trésor (que vimos en este vídeo) seguramente se espantaría si tuviera que llevar un Seamaster Bullhead (que se puede ver aquí). La verdad es que eso forma parte de la personalidad de la marca y la hace aún más atractiva.

Versión en acero, esfera plateada y correa de piel

Versión en acero, esfera plateada y correa de piel

¿Por qué entonces hacía falta este Globemaster? En primer lugar porque la historia tiene mucho peso en la relojería y es una fuente continua de inspiración para los creadores. En segundo, porque el Constellation fue el reloj de bandera de la marca desde su aparición en 1952, y como tal tuvo a lo largo del tiempo una continua evolución en diseños; cada parte del reloj, de la esfera a la hebilla, fue cambiando con el tiempo. De esta manera los archivos de la marca guardan propuestas que poco a poco irán saliendo porque parece que el gusto por lo retro en relojería -y en concreto de los relojes de los años 50 y 60- está aquí para quedarse.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-plateada-1-Horas-y-Minutos

Versión en acero y esfera plateada

Pero además, para evitar que el Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer sea un reloj de vestir más, la elección de la esfera pie-pan  (literalmente molde de tarta -o torta, en Hispanoamérica-) y el bisel estriado le da un aire distinto que lo hace sobresalir por encima de sus hermanos de familia. El dial con esa subesfera dodecagonal en relieve es intrínseca del modelo Constellation desde su aparición. El bisel sin embargo fue muy poco usado por la marca, pero existía en su colección desde antes de 1945 y también fue usado en algunos modelos Constellation. Unir los dos ha sido un golpe de genio para obtener un guardatiempo singular y con mucha personalidad.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-piel-esfera-azul-1-Horas-y-Minutos

El Globemaster nació un año después de que Omega revalidase su propia marca de cronometría. De ahí que en la trasera del reloj aparezca la cúpula del Observatorio de Ginebra rodeado por 8 estrellas que simbolizan los 8 grandes hitos de cronometría logrados por la manufactura en diferentes observatorios mundiales, incluido la gran victoria de 1931 en la que ganó las 6 categorías. En el actual Globemaster Co-Axial Master Chronometer el observatorio se ha grabado en un medallón que se adhiere al cristal de zafiro y está hecho en el mismo material que la caja. Debido a su origen “cronométrico” los Constellation fueron siempre cronómetros COSC (hasta la llegada en 1982 del modelo Manhattan y el cuarzo). De hecho durante décadas Omega fue la manufactura con más unidades certificadas por el laboratorio suizo, y ello es gracias a los Constellation.

Medallón en acero

Medallón en acero

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-oro-sedna-calibre-coaxial-Horas-y-Minutos

Medallón en acero Sedna

No es de extrañar por tanto que haya sido el Globemaster el primero en recibir un calibre certificado por el laboratorio METAS y que sube el nivel de exigencia de los relojes de lujo a un nivel nunca visto hasta ahora, dado los exigentes criterios que debe aprobar. Están por cierto descritos en este artículo. El calibre es completamente antimagnético, gracias a lo cual podemos verlo a través del cristal trasero. La ceritificación es también el origen del nombre del reloj: Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer. No es precisamente el nombre más sexi del mundo; repetir dos veces master en un título está considerado generalmente como redacción pobre, y el conjunto master-master-meter crea una cacofonía que, salvo en inglés, dificulta su pronunciación. Pero se usa para distinguir los calibres co-axiales METAS de los co-axiales que no lo son. Sólo espero que se generalice rápidamente el uso de estos nuevos calibres para que Omega pueda prescindir de la coletilla Master Chronometer.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino reverso

Reverso de la versión en platino

Por último hay que decir que el nombre de Globemaster proviene de Estados Unidos, donde la denominación “Constellation” se encontró con un problema de marcas registradas. Constellation era una familia de aviones fabricados por Lockheed, uno de los tres fabricantes de aviones comerciales con motores a pistón junto con Douglas y Boeing. Hasta que no se resolvió el conflicto en 1956 el distribuidor local se vio obligado a usar otro nombre. Supongo que en el acuerdo influyó el que Lockheed iba a dejar de usarlo: el avión que lanzó en 1957 ya no se llamaba Constellation sino Starliner. Curiosamente Douglas por su parte tenía un avión de carga llamado Globemaster, pero no puso ninguna pega (o ninguna querella por infringir la patente, mejor dicho).

Por supuesto los Constellation (los relojes me refiero) tenían medidas de su época (35 mm), mientras que el actual recurre a los 39 milímetros, una de los diámetros canónicos en los relojes de vestir. La caja combina partes pulidas -como el bisel- con satinadas, que se extienden a los brazaletes en las versiones que lo llevan. El efecto es muy atractivo.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-oro-sedna-detalle-Horas-y-Minutos

Caja en oro Sedna

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-detalle-satinado-pulido-Horas-y-Minutos

Caja y brazalete de acero

La esfera es un conjunto armónico de texturas. A la ya mencionada e icónica forma de pastel se añaden unos índices rectangulares y sólidos que sirven de vértice para el polígono interno. Sobre la ventana de fecha -que se ha trasladado de las 3 del modelo original a las 6 horas- encontramos una estrella como en todos los Constellation, y bajo las doce el nombre y símbolo de la manufactura en el mismo metal que la caja. Hasta finales de los 60 Omega usó manecillas delfín, pero para este renacimiento ha preferido, con buen criterio, usar de bastón que además le permite llenarlas de SuperLuminova y le va mejor a este tipo de esfera porque son más estilizadas. Todo en la esfera está hecho con gusto por el detalle y los buenos acabados. La legibilidad es impecable, tanto a plena luz -gracias al contraste que ofrece la esfera con las manecillas- como en la oscuridad.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-plateada-detalle-Horas-y-Minutos

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-detalle-esfera-Horas-y-Minutos

OMEGA Globemaster Master Chronometer SuperLuminova

Más fotos en la siguiente página.



Pre-Baselworld 2016: Seiko Prospex Radio Sync Solar WorldTime Chrono

Otra novedad para el próximo Baselworld 2016, y con el que damos la bienvenida a Seiko a nuestra página web, a quien esperábamos desde hace tiempo. Y lo hacemos presentando el nuevo Prosex Radio Sync Solar World Time Chronograph, una potente adición a la gama Prospex.

 

Pre-Baselworld-2016-Seiko-Proxpex-Radio-Sync-Solar-World-Time-Chronograph-portada-Horas-y-Minutos

Con los Prospex Seiko creó hace un par de años una colección de  relojes deportivos muy sólidos, con la excelente factura de todos sus productos y con una de las mejores relaciones calidad precio del mercado, aunque de hecho estos atributos son aplicables a todas las colecciones de la manufactura japonesa. Como bien anuncia la casa, son “relojes serios para deportes serios”. Y la verdad es que la presencia es imponente y atractiva a la vez. Como su largo nombre indica, el reloj está alimentado por células fotoeléctricas con resultados asombrosos. Funcionan con cualquier luz y un sólo minuto de exposición a la luz solar ya permite el funcionamiento durante una hora. Tres horas suponen una carga completa que permite una autonomía de seis meses en la oscuridad. Y si por algún motivo se acabara con tan solo 8 minutos de luz el reloj vuelve a ponerse en marcha.

Pre-Baselworld-2016-Seiko-Proxpex-Radio-Sync-Solar-World-Time-Chronograph-SSG005-Horas-y-Minutos

Y lo hace recibiendo la señal del reloj atómico emitidas desde Japón, EE. UU. , China y Alemania. Seiko argumenta que la cobertura -su punto débil- es mucho más amplia que antes. Al contrario que su hermano Astron, que recibe la información por satélite y por tanto no tiene fallos, el Prospex puede tener problemas con la recepción de la señal en determinados lugares. Pero si la recepción es buena, el calibre 8B92 se conectará hasta 3 veces al día -o de manera manual si se pulsa el botón-, garantizando una desviación de sólo un segundo cada 100.000 años y un calendario automatizado hasta 2099. Si no se conecta, la precisión es de +/- 15 segundos al mes, que no está nada mal.

Pre-Baselworld-2016-Seiko-Proxpex-Radio-Sync-Solar-World-Time-Chronograph-SSG001-esfera-Horas-y-Minutos

Si miramos la esfera de dentro hacia afuera nos encontramos con un modelo más refinado que sus hermanos anteriores, con las manecillas de espada tradicionales en los instrumentos de vuelo y unos grandes índices. Imagino que en la oscuridad el reloj se verá como un faro gracias a las grandes superficies de Lumibrite (la pintura luminiscente propia de Seiko), tanto en los índices como en las agujas. El bisel interior muestra 25 zonas horarias y, de 3 a 9, las subesferas muestran las 24 horas, el contador de 60 minutos del cronógrafo y la recepción de la señal atómica: Y recepción correcta, N recepción fallida, L señal baja, H señal alta.

El bisel exterior acoge una completa regla de navegación con la que se puede calcular fácilmente la distancia, el nivel de combustible, el peso y la velocidad, un guiño nostálgico a los pilotos que antiguamente tenían que hacer ellos dichos cálculos. Todo ello queda recogido en una caja de acero de 47,8 mm de diámetro y 14,50 mm de altura. No es desde luego un reloj para llevar con el traje, salvo que seas piloto, pero no es tampoco uno de esos relojes ostentosos. A ello contribuye el comedido tamaño y la forma de los pulsadores a ambos lados de la caja. Por cierto que las superficies de los pulsadores varían a un lado y otro de la caja, para distinguir también de manera táctil las diferentes funciones: los botones del lado de las 3 son para el cronógrafo y los de las 9 son para la sincronización por radio y el horario mundial.

Pre-Baselworld-2016-Seiko-Proxpex-Radio-Sync-Solar-World-Time-Chronograph-SSG001-perfil-Horas-y-Minutos

rosex Radio Sync Solar World Time Chronograph SSG 001

Seiko ha creado dos versiones del reloj, ambas con una buena hermeticidad de hasta 100 metros. El modelo SSG005 viene con correa de cuero y un precio de 640 €. El SSG001 presenta un poderoso brazalete de acero satinado con cierre de tres pliegues y botón de apertura. Su precio es de 710 €. Más información en seiko.es.



Los Perpetual Day Date de Rolex con el nuevo calibre 3255

Rolex no es precisamente la más apresurada de las manufacturas. Todos los pasos que da son pequeños -pero firmes-, espaciados y a menudo tan sutiles que sólo el seguidor de la marca se da cuenta a primera vista. Por tanto un nuevo calibre es una gran noticia, y la propia Rolex lo significa con una nueva edición del Oyster Perpetual Day Date.

 

Poco ha cambiado en la apariencia del Oyster Perpetual Day Date de Rolex desde su aparición en 1956. Pensado para personas de especial relevancia o presidentes de grandes compañías -de hay el apodo de President-, el reloj fue el primero en mostrar el día completo, y desde entonces el nombre del día preside la esfera sustituyendo a la indicación del 12, justo encima de su corona de 5 puntas (en diversos idiomas, además). Como fue concebido para las “clases altas” sólo se fabrica en materiales preciosos: platino, oro blanco, oro amarillo y el oro rosa creado por la propia Rolex, el Everose que aparece en la foto de arriba.

Supongo que cuando he dicho “poco ha cambiado” los más vehementes seguidores de la marca o han dejado de leer o han empezado a odiarme, porque una cosa que sí ha cambiado notablemente han sido las medidas de la caja. El President original medía 36 mm de diámetro -medida que se mantiene en la colección-  y  la versión aparecida en 2008, el Day Date II, llegaba a los 41, un auténtico sacrilegio para los puristas. Este año el DD pierde un milímetro en su diámetro total, lo que le sigue manteniendo dentro de unas medidas actuales. En cualquier caso el diseño del guardatiempos es tal que nunca parece grande, y casi ni pequeño aunque tenga una medida de 36 mm. A eso se le llama perfección de diseño.

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos frontal Horas y Minutos

Oro blanco con esfera “cuartos” y numerales romanos

EL CALIBRE 3255

 

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 anverso Horas y Minutos

Éste si es un gran cambio. Se puede discutir todo lo que se quiera sobre Rolex, pero hay algo que no admite disputa: el calibre 3155 es un excelente movimiento que sigue plenamente vigente (y, para alegría de quien lo lleva en la muñeca, lo seguirá siendo muchos años). ¿Tenía entonces necesidad de cambiarlo? En absoluto, pero Rolex es Rolex y hace las cosas cuando cree que va a mejorar lo que ya hay. Y lo consigue. El movimiento está acorazado por 14 patentes nuevas, poco notables a primera vista -está tan espartanamente decorado como su antecesor- pero que aunadas al rediseño de más del 90% de las piezas del calibre lo convierten en una gran máquina.

Si empezamos por la energía, esta se mantiene durante 70 horas, casi tres días (que a estas alturas debería ser obligatorio en todos los relojes de alta gama). Esto supone 24 horas más que su antecesor. Para que nos hagamos una idea de la minuciosidad del replanteamiento de los elementos que componen el calibre digamos por ejemplo que 10 de esas horas extras se obtienen de reducir un 50% el grosor de las paredes del barrilete, dejando hueco para un muelle real más largo. La energía liberada se controla gracias al nuevo escape al que Rolex ha denominado Chronergy.

Rolex calibre 3255 escape Chronergy Horas y Minutos

El Chronergy, que es antimagnético, no es sino un escape de áncora suizo modificado para mejorar el rendimiento energético, el talón de Aquiles del mecanismo. Lo primero que llama la atención es la rueda de escape, esqueletada para hacerla más ligera y de paso disminuir su inercia. El áncora tiene ahora unas paletas con el grosor reducido un 50%, incrementando sin embargo la superficie de contacto de los dientes de la rueda de escape. El conjunto no está alineado sino que presenta una línea discontinua con mayor distancia entre el áncora y el volante para aumentar el efecto palanca. A decir de la manufactura el conjunto de modificaciones geométricas aportadas permite aumentar el rendimiento del escape en un 15%, lo cual contribuye en casi la mitad a la mejora de la autonomía del movimiento 3255.

Rolex calibre 3255 escape tradicional y Chronergy Horas y Minutos

A la izquerda escape de áncora suizo tradicional y a la derecha el Chronergy de Rolex

 

El volante presenta el espiral Parachrom original del Rolex, fabricado en una aleación de niobio y zirconio que es completamente insensible a los campos magnéticos. La geometría del propio volante se ha rediseñado para triplicar su equilibrado. Está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento -por supuesto también desarrollados por Rolex- y está sujeto mediante un puente transversal que también ofrece una mayor resistencia a los golpes. Este último cuenta con un sistema optimizado de ajuste en altura y con una nueva protección integrada del volante.

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 detalle del volante Horas y Minutos

Todo ello hace que el nuevo calibre supere la normativa -un tanto obsoleta en mi opinión- del laboratorio COSC, hasta el punto que ahora la tolerancia del reloj es de +/- 2 segundos al día (COSC da un margen de -4/+6). Tanto es así que Rolex, además de pasar el test del laboratorio -necesario para seguir diciendo que su reloj es un cronómetro superlativo  ha creado su propio laboratorio y su propia metodología para probar sus relojes, a los que somete a pruebas que simulan la vida diaria basadas en un estudio estadístico a gran escala para saber las condiciones de uso real del guardatiempos. Por lo demás el reloj mantiene la línea estética de los demás calibres Oyster de Rolex: ruedas de inversión rojas del módulo automático, contornos dorados, puente de volante transversal, etc. Que, por supuesto, no se ven porque el fondo de la caja es sólido, siguiendo la norma de que el reloj debe funcionar bien y por tanto el usuario no se debe preocupar del movimiento.

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 reverso Horas y Minutos

 

LAS OPCIONES ESTÉTICAS

Como siempre en Rolex hay a disposición de los clientes numerosas combinaciones entre el metal de la caja y brazalete, el bisel (con o sin diamantes) y la esfera. Es la versión de platino la más sobria en este sentido, porque sólo se puede cambiar el bisel (liso o engastado con diamantes) y la esfera, que es siempre azul y sólo varía el motivo decorativo de la misma: o dividida en cuartos o en diagonal. También se puede elegir entre índices o numerales romanos. La verdad es que es muy bonito en cualquiera de sus opciones.

Rolex Oyster Perpetual Day Date platino esfera diagonales Horas y Minutos

Versión en platino con esfera azul y decoración de diagonales

Las versiones de oro blanco, oro amarillo y oro Everose son múltiples y se puede probar a combinarlas en la página oficial (aquí), pero todos siguen el mismo patrón: diagonales, cuartos, líneas o color sólido. Los numerales romanos ha sido rediseñados y ahora tienen un aspecto más moderno, más tecnológico podríamos decir. Es difícil actualizar un numeral romano si que resulte una licencia artística, pero la verdad es que Rolex lo ha hecho muy bien. Por cierto que si se opta por romanos se pierde el tratamiento luminiscente tanto en los numerales como en las manecillas.

Esfera champagne

Esfera champagne

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos perfil Horas y Minutos

Versión en oro blanco con esfera a “cuartos”

Por supuesto todas las versiones tienen un elemento obligatorio: el brazalete President que nació con el modelo a mitad del siglo pasado. Dudo que haya alguien a quien no le guste este conjunto de tres eslabones redondeados, satinados y pulidos. Más aún con la hebilla desplegable invisible y culminada con la corona de la casa. Tan tópico pero tan vigente.

Rolex Oyster Perpetual Day Date platino esfera diagonales 1 Horas y Minutos

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos brazalete president Horas y Minutos

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro everose brazalete president Horas y Minutos

 

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro everose brazalete president hebilla Horas y Minutos

Es llamativo cómo un Rolex puede significar tantas cosas, y particularmente un modelo como el Perpetual Day Date. A pesar de la excelencia de su fabricación yo no puedo sacudirme ciertos prejuicios hacia el modelo de oro amarillo. Confieso que me sigue pareciendo un modelo ostentoso, no sólo porque siempre ha sido el preferido por lo más casposo de la sociedad -española por lo menos- sino por la cantidad de personajes de dudosa reputación que lo han llevado en el cine o la televisión. Sobre todo el llorado y magistral James Gandolfini en su interpretación del mafioso Tony Soprano (aquí en su pose más habitual cuando no está rompiendo la ley).

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro amarillo esfera champagne frontal Horas y Minutos

Sin embargo las versiones en Everose, platino y oro rosa no me lo parecen en absoluto. Me parecen muy bonitos y elegantes. Es decir, no son relojes discretos ni mucho menos y llevar un Rolex construido en un material precioso sin duda envía un mensaje que generalmente se entiende como de poderío económico y social. Sin embargo salvo el platino y las versiones con diamantes estos Oyster Perpetual Day Date no superan los 40.000 euros, un precio incluso modesto comparado con muchos relojes del mercado. Y dentro de su lujo no me parecen jactanciosos. En fin, ojalá algún día me vea en la tesitura de poder elegir si me lo pongo para salir a la calle.

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos Horas y Minutos

 

 



Eddie Redmayne, nuevo embajador de OMEGA

Eddie Redmayne, nuevo embajador de OMEGA

Este va a ser un gran año para Eddie Redmayne. Lo empezó ganando el Oscar al mejor actor por su impresionante interpretación de Stephen Hawking, el físico que desde la inmovilidad de su silla de ruedas ha dado la vuelta al universo tal como lo conocemos. The Theory of Everything descubrió un actor que hasta entonces era casi desconocido para el gran público.

Pero Eddie Redmayne ya tenía una carrera detrás: ganó el Tony al mejor actor en 2013 por su actuación en Red, y continuó con sus actuaciones en la película Los Miserables y Mi semana con Marilyn. Pero fue con La Teoría del todo con la que Edward tocó el cielo: además del Oscar se llevó el BAFTA, el Globo de Oro, y el Screen Actors Guild Award como Mejor Actor. Y este año va a volver a hacer que se escriba mucho sobre él cuando se estrene la esperada The Danish Girl en la que interpreta a la artista Lili Elbe, nombre que adoptó tras operarse 5 veces para ser la mujer que el nacido varón Einar Mogens Wegener siempre quiso ser.

Eddie-Redmayne-Danish-Girl

Y ahora se convierte en el embajador de OMEGA junto con los archiconocidos George Clooney, Nicole Kidman o Daniel Craig entre otros. “He llevado un OMEGA durante muchos años, por lo que convertirme en embajador oficial de la marca a nivel mundial es muy emocionante. Unirme a una marca que incluye entre sus credenciales ser el único reloj certificado por la NASA o ser Cronometrador Oficial de los Juegos Olímpicos es un honor”.

LONDON, ENGLAND - JUNE 04: Actor Eddie Redmayne attends the OMEGA VIP dinner in honour of new international ambassador Eddie Redmayne at Quaglino’s on June 4, 2015 in London, England. (Photo by Mike Marsland/WireImage for OMEGA) *** Local Caption *** Eddie Redmayne

El reloj que vemos a Eddie Redmayne en estas fotos es el nuevo Globemaster. Concretamente la versión en caja de acero de 39 mm con esfera azul y correa de piel también azul; una belleza que va a estar disponible en noviembre.

Omega Globemaster

Además lleva el Calibre automático Coaxial 8900, completamente antimagnético, certificado por COSC y con espiral de silicio, además de hermético hasta 100 metros y con reserva de marcha de 60 horas. Encima la decoración es preciosa, como se puede ver en esta foto que le hice en Basilea. Un relojazo, punto.

Omega Globemaster reverso



Tudor North Flag con calibre de manufactura. Fotos en vivo y precios

Tudor North Flag frontal

2015 es un año muy importante para Tudor, y en la feria de Baselworld nos ha explicado por qué: tras cinco años de desarrollo presenta su primer calibre de manufactura propio, y lo integra en un nuevo reloj que está llamado a dar la batalla con grandes argumentos. El nuevoTudor North Flag es su carta de presentación como manufactura y es lo que yo llamo entrar con buen pie.

El Tudor North Flag no puede ser más simple, y sin embargo capta la atención inmediatamente. Mientras que su hermano Heritage Ranger se quedaba algo corto de personalidad (lo más atractivo era la correa, y eso no es buena señal) el North Flag habla por sí solo con seguridad: una faz que recuerda al Ingenieur de IWC (aquí podéis ver la revisión de uno de los modelos) en su simplicidad y su claridad de lectura, en la que el negro de la esfera se combina con un blanco potente en las manecillas, índices y grandes numerales y unos acentos en amarillo que le añaden deportividad.

Todo ello en una caja monobloque que integra las asas y que con sus 40 mm de diámetro se asienta muy bien en la muñeca

Tudor North Flag perfil

El segundero amarillo con ese cabezal setentero (el North Flag está basado en el Ranger II que aparece aquí) es lo más elaborado del reloj, que tiene unos trazos gruesos para no perder la idea de reloj de trabajo. Incluso la manecilla de la reserva de marcha es extraordinariamente simple, pero en simpleza ejecuta perfectamente su trabajo, ayudada por esa una vez más simple pero eficaz escala decreciente. A la derecha hay una ventana de fecha, que es de cambio instantáneo.

Tudor North Flag - calibre 2

Pero lo más importante del Tudor North Flag, como he dicho, está en sus tripas: el calibre MT5621 automático es totalmente de manufactura y, en contra de lo que sería lógico pensar, no está fabricado por Rolex. Ha sido un desarrollo propio que ha llevado 5 años culminar. Tudor lleva años tratando de diferenciarse de su casa madre, y éste es el primer paso serio en esa dirección.

El calibre además tiene certificación COSC (eso sí está en la tradición de Rolex), pero con parámetros más exigentes: tiene una desviación de +/- 3 segundos, cuando lo exigido es -4/6 segundos. Además en el propio laboratorio de Tudor el calibre se somete a un proceso que le hace envejecer 15 años, para comprobar que su fiabilidad perdura a lo largo del tiempo. Las buenas costumbres de la madre han pasado al hijo; qué gran noticia. Ah y, por supuesto, el espiral es de silicio antimagnético, con un volante de inercia variable.

Un detalle -muy bueno- más: reserva de marcha de 70 horas, con la idea de que si te lo quitas el viernes el lunes al volverlo a poner en la muñeca siga funcionado.

Tudor North Flag - calibre 1

Tudor utiliza el láser para grabar el calibre, lo que le permite ser muy preciso en el resultado. Y claro, siendo la puesta de largo del calibre, el North Flag tiene el fondo abierto, por primera vez en Tudor. … y esa es la única pega que le veo: el resultado es demasiado espartano. La masa oscilante está bien realizada, con ese esqueletado que da sensación de deportividad y a la vez solidez. Pero es que no hay ni una mínima decoración en todo el movimiento. Ahí Tudor ha pecado de demasiada sobriedad. Me recuerda al movimiento del Seiko 5, si debo ser sincero.

Tudor North Flag brazalete

La idea es mantener los precios contenidos: 3.000 euros con la correa de piel negra y 3.200 con el brazalete de acero. ¡Y hay que ver cómo cambia la presencia del reloj eligiendo una u otra!

Tudor North Flag - correa

Lo que si nos han confirmado hoy es que Tudor no va a dejar de utilizar movimientos ETA. Según afirmaron les gusta, les funciona bien y además son el mejor cliente de ETA.

Tudor North Flag - hebilla

Vamos a ver qué aceptación tiene el producto entre los aficionados, pero las sensaciones que provoca el reloj son buenas. Ya veremos. Mientras tanto, os dejo su Ficha Técnica Completa y el vídeo promocional, que está muy bien.

Tudor North Flag en la muñeca



Los nuevos Conquest Classic Moonphase de Longines lo tienen todo

Longines Conquest Classic Moonphase en oro rosa

Ya está Longines sacándole los colores a sus compañeros de grupo Swatch: los primeros en presentar un modelo pre-Basel (que yo sepa) y encima un modelo que está destinado al éxito inmediato. Porque la verdad es que este nuevo reloj te ofrece todas las complicaciones más populares en una caja de tamaño controlado (42 mm) y a la vez elegante.

En efecto, el Conquest Classic Moonphase presenta un montón de complicaciones, quizá demasiadas: pequeño segundero, fecha, día y mes, indicador de 24 horas, cronógrafo con segundero central, contador de 30 minutos y de 12 horas y fases lunares. ¡Nada menos!

De hecho yo creo que le sobra la indicación de 24 horas, normalmente reservada para los relojes con segundo huso horario o los relojes mundiales. Su presencia en la subesfera del pequeño segundero a las 9 resulta en una sección un tanto agobiada, con un montón de números y dos manecillas. Contrasta con el espacio a las tres, tan sólo con el nombre, las alas y la palabra “Automatic”.

Longines Conquest Classic Moonphase en acero y oro rosa

 

El otro pero -que no me impediría en absoluto recibir con los brazos abiertos al reloj si alguien me lo regalara- es el de las fases lunares a las 6 en conjunto con un contador del cronógrafo: entre la manecilla de las 12 horas y la trotadora, ambas normalmente en reposo a las 12, se comen parte del cielo nocturno (algo que también le pasa, por ejemplo, al Zenith El Primero 410). Una pena, la verdad.

Son quejas que no van más allá, porque la verdad es que el modelo es realmente atractivo, con una esfera de nervaduras muy elegante, tanto la versión en negro como en plateado. Un modelo con tantas complicaciones parecería exigir un calibre desarrollado ad hoc, pero no: dentro se aloja un Valgranges -los movimientos grandes de ETA, con 30 mm de diámetro-. Y es que ETA y sus calibres lo cubren todo. A veces nos quejamos de su ubicuidad, pero gracias a ETA y sus calibres superfiables se puede acceder a relojes mecánicos con complicaciones que de otra forma serían inalcanzables para el aficionado medio. Es para quitarse el sombrero, la verdad. Longines, siguiendo su política habitual, ha nombrado el calibre con su propia nomenclatura: L678 Todos los detalles técnicos están aquí.

Longines Conquest Classic Moonphase en acero

Longines propone tres variantes que cubren todas las vertientes, de la más deportiva a la más elegante: en acero con esfera negra -la que a mí más me gusta-, en oro rosa (que también me gusta) y otra con la combinación acero y oro rosa -que no me hace tanto tilín-.

Falta saber los precios, que con la política de Longines seguro que no serán disparatados. Pero para saberlos tendremos que esperar a la feria de Basilea, o quizá un poco antes.

Como digo, va a ser un éxito sí o sí.

Longines Conquest Classic Moonphase trío



Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Ni siquiera ha empezado el SIHH y ya tenemos la primera novedad pre-Baselworld 2015, que tendrá lugar entre el 19 y el 26 de marzo. Como ya sabemos las marcas del grupo Swatch son particularmente activas (la que más yo creo que Blancpain), gracias a su potente automatización. Breguet, más tradicional, no escapa tampoco al frenesí productivo.

Y no hay nada de malo en ello, claro. Hoy presentamos un nuevo modelo de la serie Tradition, que comenzó en 2005 como homenaje a los relojes de suscripción de Abraham Louis Breguet: se pagaba una cuarta parte con el pedido y el resto a la entrega. Fue un gran relojero y un gran comerciante. Estos relojes fueron la base sobre la que Breguet creó los relojes de tacto (no para invidentes sino para saber la hora sin sacar el reloj del bolsillo).

Este nuevo modelo 7097, al igual que sus compañeros de colección, expone el movimiento, lo que hace que mirar la hora tenga el placer añadido de poder disfrutar del calibre automático, que además se mueve a 3 hercios por lo que se disfruta aún más.

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097 - detalle

Las funciones, que ocupan la parte superior de la esfera, se limitan a horas y minutos y un segundero retrógrado, situado a las 10. Como el semicírculo del segundero pasa por encima de la esfera horaria decorada con guilloché, los artesanos la han hecho en acero pulido para que contraste claramente. Va a ser muy interesante ver el funcionamiento del segundero y comprobar cómo de suave es el retorno a cero.

La caja es de oro blanco o rosa, con un diámetro de 40 mm. Por supuesto todavía no hay precios (ni fecha de lanzamiento real), así que hay que conformarse con la Ficha Técnica que podéis encontrar aquí.



Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097Caja:

  • Oro blanco de 18 quilates
  • Diámetro 40 mm
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Cristal de zafiro
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro plateado de 18 quilates
  • Decoración guilloché a mano y descentrada a las 12h
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos
  • Indicación del pequeño segundero retrógrado a las 10 horas
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero retrógrado

Movimiento:

  • Calibre automático 505SR1
  • 14½ líneas
  • 38 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Escape de áncora de lado invertido en silicio
  • Espiral Breguet de silicio
  • Frecuencia 3,0 Hz (21.600 alt/hora)
  • Ajustado en 6 posiciones
  • Numerado y firmado Breguet

Pulsera:

  • Correa de piel

Disponible también en oro rosa