Archivo de la etiqueta: Breguet



Breguet Reine de Naples Mini: fotos en vivo y precios

 

En Baselworld 2017 Breguet presentó nada menos que seis iteraciones de su reloj de mujer más deseado, en su versión pequeña: el Reine de Naples Mini, del que vamos a ver tres ejemplos.

 

UN POCO DE HISTORIA

El 8 de junio de 1810, tal como consta en los registros de Abraham Louis Breguet, Caroline Murat (reina de Nápoles y hermana de Napoleón Bonaparte) encargó a Breguet que fabricara dos relojes inusuales: un reloj de carruaje gran complicación por la suma de 100 luises, “así como un reloj de repetición para brazalete, por el que cobraremos 5.000 francos”. Este sorprendente pedido vuelve a aparecer en el registro de la Manufactura, que recoge con detalle la identidad de cada reloj y un completo resumen de cada paso de su fabricación.

Caroline Bonaparte Murat

El pedido de la Reina de Nápoles, que sería el reloj de Breguet número 2639, tenía el singular nombre de “repetidor de forma oblonga para un brazalete”. Tenía un “escape libre” y un termómetro. Su fabricación necesitó de 17 personas que realizaron 34 labores diferentes. A principios de diciembre de 1811 el reloj parecía estar listo y se creó una factura por 4.800 francos. Sin embargo el sistema de minutos hubo de ser cambiado y la esfera guilloché sustituida (a petición de la reina, se supone). Ocupó su lugar otra de plata con guilloché y numerales arábigos. El reloj se completó el 21 de diciembre de 1812.

Registro del pedido de la Reina de Nápoles en el libro de Breguet

Treinta y siete años después, el 8 de marzo de 1849, la Condesa Rasponi (“con residencia en el número 63 de la Rue d’Anjou de París”) llevó su reloj a reparar al taller de Breguet. Quedó registrado como “un reloj repetidor muy fino con número 2639, esfera de plata, numerales arábigos, termómetro y ajuste horario por fuera de la esfera; dicho reloj se sujeta en un brazalete de malla de hilos de oro entrelazada, una llave simple de oro y otro brazalete de oro similar, en una caja de piel de becerro roja”. En realidad la Condesa Rasponi era Louise Murat, cuarta y última hija de Joachim and Caroline Murat, que se había casado con el Conde de Rasponi en 1825.

Louise Murat, futura condesa de Rasponi, a los 6 años (retratada en 1811 por Benjamin Rolland)

El 27 de marzo de 1849 el reloj volvió a manos de su dueña. La reparación, que costó 80 francos, quedó registrada en estos términos: “hemos repulido los pivotes, reajustado el termómetro, restaurada la función de repetición, restaurado la esfera, inspeccionado y limpiado cada una de las piezas del reloj y las hemos regulado”. En 19 días, no está nada mal para un reloj tan complicado. Ahora envías el reloj al servicio técnico oficial de cualquier marca sólo para cambiar el aceite y de un mes no baja.

Apertura del parte de reparación en el atelier de Breguet

En agosto de 1855 la condesa volvió a Breguet, esta vez para comprar dos llaves: una llave macho para dar cuerda y una hembra para ajustar la hora. Esta mención, que añade que el reloj tiene una caja de oro decorada con guilloché y “un gran anillo de oro quebrado” es la última huella que se tiene en Breguet del reloj. A partir de ese momento desapareció y hasta hoy no se ha sabido de él, lo que es una auténtica pena. Pero los datos son suficientes como para recrearlo, y así ha hecho Breguet.

Los Reine de Naples Mini (y los de mayor tamaño, claro) mantienen la forma del reloj original, tan única, y en estas nuevas versiones recuperan los numerales arábigos en configuración decreciente/creciente (si los miramos a partir de y hasta las 12 horas). La caja tiene un tamaño de 33 x 24,5 mm, de oro blanco u oro rosa.

Su esfera de nácar y su disco horario descentrado a las 6 h siguen siendo los distintivos principales de esta pieza. Como siempre en la manufactura, el número de fabricación aparece siempre en la esfera, en este caso en la parte superior del disco horario. Las seis referencias que han sido reveladas este año retoman el código estético de la colección Reine de Naples con el asa «bola» situada a las 6 h  así como con una corona de remontuar rematada con un diamante de talla briolette a las 4 h. El bisel, realce y cierre en oro están engastados con diamantes de talla brillante. También aparece un brillante a las 6 horas en la versión con esfera de madreperla de Tahití.

Todos los relojes femeninos de Breguet están equipados exclusivamente con movimientos mecánicos de carga automática. El nuevo Reine de Naples Mini alberga un calibre 586/1 con espiral de silicio. Presenta una reserva de marcha de 38 horas y oscila a una frecuencia de 3,5 Hz. Además está ajustado en 6 posiciones, algo muy poco habitual en un reloj de mujer.

Afortunadamente el calibre es visible gracias al zafiro posterior, que permite admirar el trabajo de decoración de la masa oscilante con un motivo de grano de cebada francamente elegante. Los puentes están decorados a mano con Côtes de Genéve.

Los precios lógicamente varían según el modelo, pero de los que hemos visto aquí sabemos que el Reine de Naples Mini con caja de oro rosa, correa de raso negra y hebilla de oro tiene un precio de 34.400 euros. La versión de oro blanco y correa burdeos cuesta 35.400 euros. Por último la versión con pulsera barbada tiene un precio de 58.600 euros. Los relojes ya se pueden encargar en los puntos de venta. Más información en Breguet.es.

 



Breguet Marine Équation Marchante 5887: Siguiendo al Sol

La propuesta de Breguet para Baselworld 2017 ha sido breve, pero muy significativa. Sin duda el reloj más llamativo técnicamente ha sido el Marine Équation Marchante 5887, que une tres altas complicaciones para homenajear al quehacer marino del fundador de la casa.

 

Pero como este reloj está inspirado no sólo en el mar sino sobre todo en el Sol, yo creo que lo más civilizado es que, mientras repasamos todo lo que ofrece este Breguet Marine Équation Marchante 5887, escuchemos a los Beatles y su Sun King (que por cierto es lo que suena en mi móvil como sonido despertador).

UN POCO DE HISTORIA

Como dice la nota de prensa de la marca, Abraham Louis Breguet no dejó de demostrar durante toda su carrera su excepcional pericia para medir el tiempo. Su entrega y sus revolucionarias contribuciones le hicieron merecedor de reconocimiento y honores. Gozó de buena reputación en toda Europa y encontró en Luis XVIII, rey de Francia, un ferviente admirador. En 1814 le nombró miembro del Comité de Longitud de París y, siendo el único representante de su profesión, tan útil para físicos y navegantes, Breguet se convirtió en el relojero de referencia, especialmente para el cálculo de la longitud en el mar.

Aparte de esta distinción, Luis XVIII concedió a Breguet el título oficial de Relojero de la Marina Real, el título más prestigioso al que un relojero podía aspirar dadas las implicaciones científicas que entraña el concepto de relojería de marina. Con dicho título también ejercía una función primordial para el país. En aquella época, los cronómetros de marina eran de importancia capital para las flotas, ya que les permitía calcular la posición de los navíos.

LA ECUACIÓN DEL TIEMPO

La ecuación del tiempo es seguramente la complicación más difícil de entender, probablemente porque, al contrario de las demás complicaciones, no responde a una necesidad de información del usuario. Nadie -o casi nadie- tiene en su vida diaria necesidad de saber cuál es la posición exacta del Sol en relación con la Tierra.

Originalmente la medida del tiempo seguía el movimiento aparente del Sol (con los relojes de sol), pero con el perfeccionamiento de la relojería se pasó a adoptar un sistema de 24 horas idéntico día tras día. Sin embargo el movimiento del Sol no exacto: si lo observamos todos los días a la misma hora y desde el mismo punto, notaremos que varía su posición y traza una línea muy parecida a un 8 (conocida como analema). Esta variación es siempre la misma y se ha fotografiado en numerosas ocasiones.

Esta variación del tiempo solar con respecto al civil (el que medimos con nuestros relojes) oscila entre menos de 16 minutos y más de 14 minutos. Solo durante cuatro días al año ambos tiempos son equivalentes. Como la variación es siempre la misma año tras año, los relojeros pueden programarla y reproducirla sobre un reloj, dando lugar a la complicación que llamamos “Ecuación del Tiempo”. Normalmente la diferencia de minutos tiene un indicador distinto al horario (por ejemplo en este Panerai), por lo que el usuario tiene que hacer el la suma o resta de minutos. Pero no es el caso que nos ocupa hoy.

Breguet Marine Équation Marchante 5887

En efecto, el Marine Équation Marchante 5887 no presenta la información aparte, sino que lo hace de una manera mucho más intuitiva: una manecilla extra, terminada en un sol dorado facetado sigue -o supera- a la manecilla de minutos, indicando la diferencia entre el tiempo solar y el civil. Esto se ha conseguido dotando a su aguja solar activa de un engranaje diferencial que se acciona mediante dos fuentes de rotación completamente independientes. En la foto de aquí abajo la diferencia es de -5 minutos.

Pero el reloj es además un calendario perpetuo. Entre las 10 y las 11 una ventana nos indica el día de la semana, mientras que otra entre la 1 y las dos nos presenta el mes y el ciclo de tres años y año bisiesto. Además en la parte inferior de la esfera aparece un semicírculo para el día del mes, señalado por una manecilla terminada en ancla que al cambiar de mes salta de manera instantánea hasta el día 1.

Tanto la manecilla de la ecuación del tiempo como la del día se distinguen perfectamente de las horarias, que tienen la tradicional forma de manzana, en este caso maciza para añadir SuperLuminova. Los numerales romanos destacan perfectamente sobre el disco satinado, y además están coronados por triángulos luminiscentes. Los puntos de los minutos también tienen tratamiento lumínico. Sin embargo debo reconocer que cuando la hora y minutos se mueven en la parte superior de la esfera hay demasiados puntos de atención, muchos elementos acumulados que dan cierta sensación de agobio.

Desde luego no es algo que me haga rechazar el reloj si alguien me lo quiere regalar. Pero quizá el día del mes se habría beneficiado de una solución como la de la reserva de marcha, con una apertura que sigue la curva de la esfera y un indicador azul. Es muy discreto pero perfectamente legible.

Todo ocurre sobre una esfera de oro con un azul muy elegante, decorado además con un guilloché que imita las olas y que es francamente bonito. Entre las cuatro y las seis aparece el tourbillon de un minuto y, sobre todo, la leva que crea la ecuación del tiempo. El disco transparente tiene marcados los meses del año, de manera que se puede ver cómo evoluciona el analema a lo largo de los 365 días. Qué gusto nos da a los legos ver una representación física de un cálculo matemático.

Dar la vuelta al Marine Équation Marchante 5887 significa seguir con el festín relojero. El calibre 581DPE no es manual, aunque lo parece: tiene un rotor excéntrico que de paso nos permite disfrutar de todo el movimiento. Es un motor a la última: rueda de escape de silicio y áncora de lado invertida con asas en silicio, espiral de silicio, frecuencia 4 Hz y ajustado en 6 posiciones. Y 80 horas de reserva de marcha.

Sobre los puentes del calibre se ha grabado hasta el más mínimo detalle el Royal Louis, uno de los más poderosos navíos de primera línea de la armada francesa. Además sobre el barrilete se ha grabado una Rosa de los Vientos, como homenaje a la navegación astronómica. El conjunto, salpicado por 57 rubíes (aunque a la vista sólo 13), es impresionante.

Toda esta maestría relojera, tanto técnica como estética, se recoge en una caja de platino de 43,9 mm cuya decoración se ha actualizado con un acanalado más ancho -que le confiere un porte más sustancial- acompañado de una corona rematada con una «B» pulida sobre fondo arenado y decorada con olas biseladas y satinadas. La correa azul de aligátor parte de unas asas que combinan el pulido con el satinado, y se cierra con una hebilla desplegable de oro.

El Breguet Marine Équation Marchante 5887 se lanza también en una versión de oro rosa y esfera plateada, pero a mí me gusta mucho más esta de platino. El precio de la versión de platino es de 226.200 euros, mientras que el precio de la versión de oro es de 211.100 euros. Más información en Breguet.es.



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



Pre-Baselworld 2017: Breguet Tradition Dame 7038

No ha empezado el primer salón del año, el SIHH, y ya tenemos la primera novedad del siguiente, Baselworld 2017, que tendrá lugar en marzo. Ha abierto el baile este Breguet Tradition Dame 7038, lo que es insual -y a la vez se agradece- porque por una vez es un reloj de mujer. Pero no uno cualquiera, sino una verdadera pieza de alta relojería.

 

En realidad el Breguet Tradition Dame 7038 se presentó en Baselworld 2016 con el modelo de aquí arriba. Si el año pasado el reloj estaba realizado en oro blanco este año lo veremos en oro rosa, y con la misma configuración: diámetro de 37 mm, bisel con 68 diamantes engastados, carrura acanalada y corona con rubí engastado. Bajo el cristal de zafiro nos encontramos, a las 12 horas, la esfera horaria realizada en nácar blanco natural decorada con uno de esos preciosos guillochés en los Breguet es único. Sobre ella se deslizan las manecillas horarias Breguet con forma de pomme évidée (es decir, manzana hueca). A las 10 horas aparece la aguja retrógrada del pequeño segundero.

En la segunda mitad de la circunferencia del Breguet Tradition Dame 7038 nos encontramos con una disposición arquitectónicamente muy atractiva: un rosetón central grabado a mano que se superpone al barrilete y, a ambos lados, casi simétricos, dos puentes Carlos X que sostienen uno de los engranajes y el órgano regulador. Por cierto que tanto el espiral (Breguet, por supuesto) como el escape de áncora están realizados en silicio, lo que significa que el calibre es antimagnético y no necesita lubricación, por lo que los tiempos entre los que hay que visitar el servicio técnico se alargan. Más aún: el volante está ajustado en 6 posiciones, como los cronómetros. Por último, la reserva de marcha es de 50 horas, lo que significa que el reloj se puede dejar el fin de semana y encontrárselo el lunes en estado de revista.

Todo se aloja sobre una platina de oro rosa “escarchada” preciosa, y todos los acabados son impecables, como siempre en Breguet. En definitiva este Breguet Tradition Dame 7038 es una auténtica pieza de la mejor relojería pero con un toque femenino evidente y muy elegante. El precio todavía no se ha confirmado, pero si la versión anterior costaba 38.200 euros es de esperar que el precio de esta versión sea el mismo o incluso algo menos, ya que el oro rosa es más barato que el oro blanco (porque éste tiene platino en su composición). Más información en Breguet.es.



Exposición de Breguet y Marie Antoinette en Japón con piezas únicas

breguet-marie-antoinette-toko-exibition-1-horasyminutos

Desde el pasado 25 de octubre y hasta el 26 de febrero de 2017 el Mori Arts Center Gallery de Japón presenta “Marie Antoinette, una Reina en Versalles” una extensa exposición sobre la famosísima e infausta reina cuyo vida, pasión por la vida social y refinado gusto por el arte y la moda ha mantenido su imagen viva hasta hoy. Breguet, que tanta relación tuvo con ella, patrocina la exposición y presenta dos relojes conmemorativos.

 

breguet-marie-antoinette-horasyminutos

“Marie Antoinette Con Una Rosa”, de Elisabeth-Louise Vigée-Le Brun (1783)

Durante los casi cuatro meses que durará la exposición se podrá ver casi 150 obras de arte, mobiliario y objetos decorativos junto con préstamos de colecciones privadas y públicas de diversos orígenes. Pero seguramente lo que más atraerá las miradas de los visitantes será una reproducción de las estancias privadas de de Marie Antoinette, que desvelará su dormitorio y cuarto de baño con sus objetos decorativos; también su biblioteca de estuco, reproducida en 3D.

breguet-marie-antoinette-toko-exibition-estancias-horasyminutos

breguet-marie-antoinette-toko-exibition-horasyminutos

El público también tendrá la oportunidad de ver algunas de las piezas de joyería y relojería inspiradas por la figura de la reina. En 2009 Breguet lanzó su línea de alta joyería La Rosa de la Reinabasada en el famoso retratro de Marie Antoinette con una rosa de Elisabeth-Louise Vigée-Le Brun. Dicha colección tuvo su traslación hacia la relojería, creando Breguet diversos relojes con ese mismo motivo. Ese mismo año se lanzó también otra línea de joyería basada en la amada posesión versallesca de la reina conocida como Petit Trianon, que también se tradujo a la relojería con el modelo Les Jardins Du Petit Trianon. Por último, Breguet produjo también la colección Désir de la Reine basándose en los lazos que poblaban los vestidos de su majestad.

De izquierda a derecha: La Rose de la Reine, Les Jardins du Petit Trianon y Désir de la Reine

De izquierda a derecha: La Rose de la Reine, Les Jardins du Petit Trianon y Désir de la Reine

Como he dicho Breguet ha aprovechado el evento para lanzar una pieza única llamada Breguet Classique Rose de la Reine 9075. El reloj presenta una caja de oro blanco de 33 mm de diámetro cuyo bisel, flanco de la esfera y asas están engastados con 167 diamantes de corte brillante. Con ser la caja llamativa, el protagonismo se lo roba la esfera, creada con esmalte grand feu (lo que garantiza un brillo inalterable) y sobre la que se ha plasmado una rosa “Centifolia Bullata”, una de las favoritas de Marie Antoinette por ser muy fragrante. Además el reloj se mueve gracias al calibre automático 591  con volante y escape de silicio, 4 hercios de frecuencia y ajuste nada menos que en 6 posiciones, algo que se suele reservar para los cronómetros certificados y que no recuerdo haber visto nunca en un reloj de este tipo.breguet-marie-antoinette-classique-rose-de-la-reine-horasyminutosComo el Rose de la Reine no va a tener vida comercial al ser pieza única, Breguet también presenta el Désir de la Reine Haute Joaillerie Special Creationuna reinterpretación del modelo anterior con una caja de oro blanco y 146 diamantes. El lazo tiene 84 diamantes y el borde exterior de la esfera muestra 66. La esfera está realizada con oro plateado y nácar e incluye dos zafiros rosas con corte pera, 10 zafiros rosas con corte brillante y 8 diamantes con corte brillante. Y además el calibre automático 586, también con escape y volante de silicio ajustado en 6 posiciones y 3 hercios de frecuencia.

breguet-marie-antoinette-desir-de-la-reine-horasyminutos

En la exposición también se podrá ver el famoso reloj de bolsillo 1160, encargado no por la reina sino por un amigo (o amante) con la idea de dejarla sin palabras cuando lo viera. Pero no lo vio, porque el encargo se hizo en 1783 y el reloj se presentó en 1827, 34 años después de su muerte. El reloj fue robado en 1983 y fue imposible dar con él, así que en 2005 Nicolas Hayek, propietario del Grupo Swatch, encargó una reproducción exacta del reloj, que se terminó en 2007. Irónicamente, meses después de presentarlo en Baselworld 2008 se encontró el reloj original. Su valor está estimado en unos 30 millones de euros, y la réplica exacta comisionada por Hayek también se puede ver en la exposión. Más información en Breguet.es.

breguet-marie-antoinette-ref-1160-horasyminutos

breguet-marie-antoinette-ref-1160-1-horasyminutos

 



Exposición de Breguet en el Teatro Real de Madrid [ACTUALIZADO]

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-1-horasyminutos

Del 15 al 29 de septiembre, Breguet se une a la celebración del 200 Aniversario del Teatro Real, a través de la exposición “Breguet, una historia escrita a través de personajes ilustres”. Una muestra de su archivo histórico, que recuerda el largo vínculo de Breguet con célebres personajes.

 

Breguet-Teatro-Real-de-Madrid-Horas-y-Minutos

Lo primero que hay que señalar sobre esta exposición de Breguet en el Teatro Real de Madrid es que Breguet es uno de los amigos del Teatro, al que el pasado febrero donó dos relojes que presentamos en este artículo.  “Breguet, una historia escrita a través de personajes ilustres” es una exposición itinerante que se presentó en Ginebra en enero y que ahora se completa con los vínculos que unieron a España con la casa relojera suiza.

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-maria-antonieta-horasyminutos

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-2-horasyminutos

María Antonieta y su reloj. En realidad es una reproducción exacta encargada por el fundador de Swatch Group, Nicolas Hayek, porque el original fue robado

En esa primera exposición, María Antonieta, Winston Churchill, Napoleón Bonaparte y Alejandro I de Rusia, documentaban el recorrido histórico de la Casa Relojera junto a algunos de los más grandes hombres y mujeres del mundo, incluyendo a prominentes escritores, como Honoré de Balzac o Aleksandr Pushkin, que citaban las piezas de Breguet en sus obras literarias como objetos legendarios.

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-reloj-de-napoleon-horasyminutos

Reloj Breguet vendido a Napoleón

Sin embargo, como veremos en la exposición de Breguet en el Teatro Real de Madrid, las relaciones que tenía Breguet traspasaron fronteras, comenzando en nuestro país en 1780; primero a través de la amistad entre el maestro relojero y el gran ingeniero y físico Agustín de Betancourt y Molina, Director del Real Gabinete de Máquinas en Madrid, que tuvo como resultado la creación entre ambos de un telégrafo y de numerosos instrumentos de física.

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-agustin-de-betancourt-horasyminutos

Agustín de Betancourt

Pero además de este significativo vínculo personal entre España y la marca relojera, también el Embajador de España en Francia, la familia de los Duques de Fernán Núñez, o la familia de los Duques del Infantado, fueron otros de los distinguidos clientes que figuran en sus archivos históricos. Abrir sus registros es entrar de lleno en la historia. Nombres famosos que han dejado su huella en sus respectivos campos, así como artistas contemporáneos, que hoy continúan formando parte de la Casa Breguet y que podremos ver con detalle en la exposición de Breguet en el Teatro Real de Madrid.

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-4-horasyminutos

La exposición Breguet en el Teatro Real de Madrid a través de cualquiera de las visitas que ofrece el Teatro Real, que son estas tres:

Visita General

Horario: de lunes a domingo, de 10.00 a 13.00
Duración: entre 50 minutos y 1 hora.
Compra de entradas: Taquillas del Teatro, la misma mañana de la visita, a partir de las 9.15

Precio general: 8 Euros

Precio reducido: 6 Euros (mayores de 65 años y menores de 26, y familias numerosas)

Menores de 7 años, entrada libre

 

Visita artística

Horario: de lunes a domingo, a las 9.30
Duración: 1 hora y 15 minutos
Compra de entradas: Taquillas del Teatro, la misma mañana de la visita, a partir de las 9.15
Precio general: 12 Euros

Precio reducido: 10 Euros (mayores de 65 años y menores de 26, y familias numerosas)

 

Visita Nocturna

Horario: tras la finalización de la ópera
Compra de entradas: en las taquillas del Teatro y en el 902 24 48 48
Duración: 60 minutos
Precio: 30 Euros

Más información: Teléfono: 91 516 06 96 / Correo electrónico: visitasguiadas@teatro-real.com

ACTUALIZACIÓN

Estas son las fotos de la exposición en el Teatro Real de Madrid. Yo la he visto y de verdad que merece la pena.

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-6-horasyminutos

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-7-horasyminutos

exposicion-de-breguet-en-el-teatro-real-5-horasyminutos

Y algunos relojes de la exposición:

Una foto publicada por Horasyminutos (@horasyminutos) el

El reloj de Marie Antoniette, reproducido por Breguet pieza a pieza porque el orginal fue robado.

Una foto publicada por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Reloj de bolsillo con caracteres turcos.

Una foto publicada por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Reloj Reine de Naples.



Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique: Fotos en vivo y precios

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377--5-Horasyminutos

Seguro que hay multitud de argumentos para rebatir lo que voy a decir, pero para mí el Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatic representa la esencia pura de la maison. Y eso que es difícil compendiar una marca con la historia y el peso específico de Breguet, pero es que este reloj lo tiene todo.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-1-Horasyminutos

No es por casualidad que el Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique forme parte de la colección Classique, y más concretamente a la Classique Complications. La historia y la tradición es algo que la marca no sólo respeta sino que ha hecho su signo distintivo y además la convierte en inmediatamente reconocible. También hace otro tipo de relojes de aspecto más contemporáneo, claro, pero recordemos que tres de sus colecciones se llaman Tradition, Classique y Heritage, lo que habla muy claro sobre su filosofía. Vamos a ver por qué digo que es una pieza esencial.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-Horasyminutos

Ya sabemos que Abraham Louis Breguet hacía relojes estéticamente maravillosos, pero esto es casi secundario si nos fijamos en todos los avances relojeros que inventó, y sin los que no se puede entender la relojería. Uno de ellos fue el movimiento automático. En 1780 vendió su primer Perpétuelle, desvelando un nuevo capítulo de la relojería. El Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique integra una masa oscilante de titanio. Pero, como otra de las obsesiones de los relojeros era crear relojes cada vez más delgados, en este caso y debido que el calibre tiene una altura de tan solo ¡3 mm! el rotor es periférico. Es decir, gira a lo largo del borde exterior del movimiento. Esto, además de ser una delicadeza técnica, deja a la vista toda la decoración del calibre. Cada día me gustan más los rotores excéntricos y, en relojes de tan alto nivel, debería ser obligatorio para no perdernos ni un detalle.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-3-Horasyminutos

El calibre es beneficiario del gusto de Breguet por la decoración. El relojero vivió su época formativa cuando transcurrían los últimos años del barroco, pero este estilo era el que acogió bajo su sombra a aquellos que luego le formarían a él. De ahí su gusto por decorar cada milímetro del movimiento. La actual Breguet sabe perfectamente cómo reflejar este estilo, y en este Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique lo aplica con singular gusto. Los rubíes de los puentes están rodeados de volutas pero sin excederse, todas ellas presididas por las del barrilete que se mueven en la misma dirección que gira el cubo. Y por cierto que la reserva de marcha es de 80 horas, que no está nada mal dado el poco espacio que hay para alojar el muelle real.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-7-Horasyminutos

Pero sin duda su invento más recordado -y apreciado- es el tourbillon, el mecanismo que ha de compensar los efectos de la gravedad sobre el conjunto escape-volante. En los relojes de pulsera ha quedado como una de las altas complicaciones y, por supuesto, la manufactura lo domina a la perfección. Breguet lo patentó el 26 de junio de 1801, pero como vivía en Francia y a la sazón todavía estaba vigente el calendario de la República, la invención quedó registrada el 7 de Messidor del año 9. De ahí que en el puente trasero de que sujeta el tourbillon aparezca esa inscripción (patente se dice Brevet en francés). Me encanta ese detalle. Me gustan los relojes que cuentan historias.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-4-Horasyminutos

La foto nos permite ver otro detalle del calibre 581DR que integra el Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique: tanto el espiral como el volante -incluida el áncora- están fabricados en silicio. Hay importantes relojeros que reniegan del silicio porque dicen que quieren asegurarse de que dentro de un siglo el reloj se tiene que poder reparar. Pues en mi opinión la respuesta es el silicio, porque es fácilmente replicable de manera industrial, en masa y con precisión de micras. Y es el segundo elemento más abundante sobre la tierra.  Además, qué bobada. Un reloj de principios de siglo es difícil de reproducir si no hay planos. Hoy en día, sin embargo, todo está computarizado, así que dentro de 1 o de 4 siglos será sencillísimo reproducir cualquier pieza. Y además Breguet estaba obsesionado con la búsqueda de materiales para mejorar sus relojes, así que habría estado encantado de haber podido usar el silicio.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-12-Horasyminutos

La caja del tourbillon es sin embargo la pieza más sobria del conjunto, con un aire racional que viene perfecto al conjunto porque no le roba personalidad ni a la decoración de la esfera ni a la del calibre, acentuando así su usabilidad diaria. Yo no soy mucho de tener los tourbillones en la esfera, pero este me gusta porque se corresponde muy bien con el neoclasicismo que también vivió el relojero. El tourbillon acoge también el pequeño segundero, como es habitual. Y además el calibre late a 4 hercios (28.800 alternancias/hora), lo que asegura una buena cronometría.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-9--Horasyminutos

No había mencionado que la caja de oro rosa tiene 42 mm de diámetro que, si bien está en límite de lo que debe ser un reloj de vestir, se integra sin embargo perfectamente con un traje porque tiene una altura de tan solo 7 milímetros. El bisel pulido contrasta muy bien con el lateral, decorado con nervaduras estilo imperio. ¡Tan francés y tan Breguet! Por su parte las asas rectas acentúan su aire flagrantemente clásico.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-13-Horasyminutos

La esfera de oro plateado es otro ejercicio de artes decorativas, en las que se mezclan 4 ejecuciones distintas del guilloché: clavos de París en la esfera horaria central, grano de cebada en el perfil exterior, espiga recta en los bordes de cada una de las secciones y sauté piqué en el triángulo de reserva de marcha. Es notable cómo la esfera de las horas está descentrada, y sin embargo no hay sensación de desequilibrio estético. La lectura es perfecta, porque los numerales romanos se han grabado sobre una superficie satinada y porque las manecillas -otro invento de Breguet- son de acero azulado para contrastar con el fondo y además tienen la longitud perfecta. Y entre los numerales XI y I, como siempre, una franja con el número de producción del reloj.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-11-Horasyminutos

Mira qué bien queda el reloj en la muñeca. Es elegante y discreto, pero a la vez seguro que quien lo vea va a querer saber más sobre él. ¡Y qué mayor placer que alguien nos pregunte por nuestro reloj! Particularmente si hemos podido afrontar su adquisición: el Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique tiene un precio, en oro rosa, de 146.800 euros. Existe otra versión en platino, con un precio de  160.900 euros. Pero el resultado merece la pena, y así lo asevera el que el reloj se siga vendiendo bien después de que saliera en 2013. Más información en Breguet.es.

Breguet-Classique-Tourbillon-Extra-Plat-Automatique-5377-10-Horasyminutos



Breguet Classique 7147: fotos en vivo y precios

Breguet-Classique-7147-oro-rosa-Horasyminutos

Si hay algo que tiene la manufactura Breguet, además de su absoluta competencia técnica en la construcción de movimientos y en las artes decorativas, es que es rotundamente única: los relojes Breguet son Breguet y no se pueden confundir con otros. El nuevo Breguet Classique 7147 en oro rosa u oro blanco es buena prueba de ello, además de un compendio de lo mejor de la casa.

Breguet-Classique-7147-4-Horasyminutos

El reloj resulta, para el seguidor de Breguet, inmediatamente familiar porque recuerda al Classique 5140, que es también la inspiración de uno de los relojes de pared que la manufactura dona a diversas instituciones (por ejemplo al Teatro Real de Madrid). Ambos modelos comparten presencia, pero hay un rasgo que los diferencia: el Breguet Classique 7147 integra el calibre 502.3SD, un movimiento automático extra plano que tan solo levanta 2,4 mm de altura.

Breguet-Classique-7147-Calibre-502.3SD-Horasyminutos

El calibre proviene del Frederic Piguet 71, creado en los años 70, y sigue conservando su característico rotor descentrado y el barrilete que deja ver el muelle real. Por supuesto Breguet lo ha ido mejorando, particularmente con el volante de masa ajustable y el espiral y el áncora de silicio, que lo hace inmune a los campos magnéticos y los cambios de temperatura y supone un salto de calidad cronométrica. La reserva de marcha sin embargo es discreta para los tiempos en los que estamos: 45 horas, a pesar de que el volante oscila a 3 hercios (21.600 alternancias/hora). La decoración es, simplemente, exquisita.

Breguet-Classique-7147-Calibre-502.3SD-barrilete-Horasyminutos

Detalle del barrilete abierto

La delgadez del calibre es lo que hace que la caja del  Breguet Classique 7147 sea mucho más delgada que la de su antecesor 5140: 6,1 mm frente a los antiguos 10,8. Es una diferencia más que notable, y de hecho lo convierte prácticamente en un reloj nuevo. Si los puristas seguramente han levantado la ceja al oír 40 mm de diámetro (sin tener por qué), al saber de la esbeltez de la caja poco tendrán que alegar. El estilizado canto resultante está, como siempre en Breguet, elegantemente acanalado.

Breguet-Classique-7147-perfil-Horasyminutos

Breguet siempre ha defendido las artes decorativas tradicionales y por eso es común encontrarse con diversos estilos de guilloché en la esfera para crear contraste entre las diversas secciones.  Como también ocurre siempre con la manufactura, la esfera del  Breguet Classique 7147 es de oro de 18 quilates que después se platea y se barniza para evitar que se deslustre. El borde exterior satinado está dividido en dos secciones: la más delgada contiene los minutos pintados y esferas de oro para señalar las horas, mientras que la más ancha aloja los numerales romanos. Las dos subsecciones están delimitadas por un sencillo guilloché, preludio de lo que encontramos en la parte central de la esfera: unos Clous de Paris (literalmente Clavos de París) en toda su gloria.

Breguet-Classique-7147-Horasyminutos

Debajo de las 12 aparece una sección con el nombre de la manufactura y el número de unidad. A sus lados la firma “secreta” -aunque es bien visible-, creada para evitar las falsificaciones. Y por supuesto las manecillas son pomme évidée –manzana hueca- o, como las conocemos todo el mundo, manecillas Breguet. El pequeño segundero descentrado presenta el guilloché de líneas cruzadas (lo que en España llamamos “tipo parqué”) inclinado 45 grados. Esa inclinación no la tenía el modelo 5140 y le da un aire más moderno.

Breguet-Classique-7147-2-Horasyminutos

Las asas rectas y soldadas acogen una correa de cuero que sujetan el reloj a la muñeca para vestirla de clasicismo atemporal, perfecto para quien quiera un reloj de vestir de lujo y que seguro que va a destacar por encima de los demás tres manecillas. Los  Breguet Classique 7147 no tardarán en llegar a las tiendas y sus precios son: oro rosa 20.700 euros; oro blanco 21.200 euros. Más información en Breguet.com.

Breguet-Classique-7147-1-Horasyminutos



Breguet dona dos relojes al Teatro Real de Madrid

Breguet-Teatro-Real-de-Madrid-Horas-y-Minutos

Breguet apoya el arte y la cultura a través de diversas colaboraciones y mecenazgos excepcionales, que le han llevado al Hermitage en San Petersburgo, o al Louvre en París, y que le vinculan desde hace años con el Teatro Real De Madrid.

Breguet-reloj-de-pared-Teatro-Real-de-Madrid-Horas-y-Minutos

Reloj de pared Breguet Classique

Símbolo de un patrimonio histórico y cultural, así como de vanguardia tecnológica, Breguet siempre ha suscitado verdadera fascinación por representar una referencia indiscutible en materia de Alta Relojería, pero también por formar parte del patrimonio cultural Europeo. Una dimensión que este 2016 lleva a la marca relojera suiza a donar dos de sus valiosos relojes de pared al Teatro Real De Madrid, como ya ha hecho con otras importantes instituciones europeas y norteamericanas.

Breguet-reloj-de-pared-Teatro-Real-de-Madrid-1-Horas-y-Minutos

Reloj de pared Reina de Nápoles

El acto en el que se hizo entrega de los modelos Classique y Reine
de Naples, tuvo lugar el viernes 12 febrero en el Salón Goya, y contó con la presencia del Director General de Breguet en España, Philippe Huertas, y del Director General del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer.

Breguet-reloj-de-pared-Teatro-Real-de-Madrid-Philippe-Huertas-e-Ignacio-García-Belenguer-Horas-y-Minutos

A la izquierda, Philippe Huertas -Director General de Breguet en España- e Ignacio García Belenguer, Director General del Teatro Real

Dos símbolos indiscutibles de la historia relojera de la marca, que estarán situados en la zona pública del Teatro, consolidando el estrecho vínculo que tiene Breguet con la música clásica en general y con la Ópera en particular, y poniendo en valor el apoyo que da la marca al proyecto artístico y cultural del Teatro Real.

Breguet-reloj-de-pared-Teatro-Real-de-Madrid-Philippe-Huertas-e-Ignacio-García-Belenguer-2-Horas-y-Minutos



Only Watch: El Chronograph Type XXI de Breguet

onlywatch

Ya ha comenzado la carrera solidaria hacia nueva edición de la subasta Only Watch,   la 6ª edición de la bienal benéfica coorganizada por la Asociación Monegasca contra la -terrible- distrofia muscular de Duchenne y el Mónaco Yacht Show y que tendrá lugar en noviembre en Ginebra. Lo que comenzó siendo una pequeña subasta de algunos modelos ha acabado convirtiéndose en un acontecimiento relojero en el que cada vez más marcas participan.

Es verdad que nadie lanza un reloj específico para la subasta, pero la causa es tan buena que no quiero dejar de reflejarla. Comenzamos con el modelo de Breguet, una reedición de su Chronograph Type XXI que para la ocasión recibe el nombre de Only Watch Type XXI 3813.

Breguet Chronograph Type XXI detalle de la esfera

Este reloj está inspirado en el modelo de 1935 creado para el ejército francés y tiene dos características: en primer lugar no tiene los mismos criterios estéticos de todos los Breguet -particularmente las agujas y los guillochés, no tan abundantes en esta esfera-. En segundo lugar es un cronógrafo automático singular en su composición: el conteo de los segundos tiene función flyback (retour en vol en francés) mediante un mecanismo que ya aparecía en el modelo original de 1950 y que permite un retorno de la manecilla muy suave. Los minutos también se cuentan mediante una manecilla central. Además integra pequeño segundero, indicador de día y nochoe y totalizador de 12 horas. Y añade un bisel giratorio graduado.

Breguet Chrono Only watch

Como está basado en un modelo antiguo resulta muy atractiva la mezcla de la función deportiva con la estética vintage. Ahora, para la subasta, por primera vez se crea una caja de titanio. Y eso es lo que le hace único. La versión en oro rosa tiene un precio cercano a los 21.000 euros. Veremos qué precio alcanza en la subasta esta versión.



Fotos en vivo del nuevo Breguet Marine Chronograph 200 ans

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine amb

Yo creo que no hay industria más festiva en el mundo que la de la relojería suiza; siempre están celebrando algo, cualquier excusa vale. Lo bueno es que lo celebran, además de con raclette, con relojes nuevos y eso nos pone muy contentos; tanto que excusamos que los motivos de celebración a veces sean un pelín cogidos por los pelos.

Exempli gratia: presentamos el nuevo Breguet Marine Chronograph “200 Ans de Marine”. El reloj se lanza para conmemorar el que hace casi 200 años, el 27 de octubre de 1815, el rey de Francia Luis XVIII nombró a Abraham-Louis Breguet relojero de la Marina Real. Conviene recordar aquí la importancia de los relojeros en la marina, ya que de sus cálculos dependían literalmente la vida de las tripulaciones. Recordemos también que 80 años antes, en 1735, John Harrison entregó el primero de sus famosos 5 relojes en la búsqueda de un instrumento que mantuviera una correcta cronometría en el mar y sirviera por tanto para calcular la longitud. Sólo se reconoció su inconmensurable invención en junio de 1773. Es decir, 42 años antes de que Breguet fuera honrado con el nombramiento que ahora se conmemora,  por lo que ya sabía cómo debían ser los cronómetros marinos.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine frontal

Los relojes MARINE ya existían en el catálogo de Breguet en numerosas variantes. Este modelo conmemorativo destaca porque su caja está fabricada en platino y porque la esfera está realizada en oro negro. Mantiene eso sí las peculiares asas alargadas de sus compañeros de colección. Como casi siempre en Breguet la decoración es abundante, con 3 guillochés distintos en las tres esferas (principal, pequeño segundero y de 12 horas del cronógrafo). Éste, por cierto, tiene el contador de minutos central como la trotadora, como los cronógrafos antiguos. Llama la atención lo largo que es el contrapeso de ambas manecillas, particularmente la totalizadora de minutos que además termina con forma de ancla. No es demasiado importante porque la mayor parte del tiempo va a estar en posición vertical y por tanto señalando a la ventana de fecha, como indicando dónde se puedes saber el día del mes en el que estamos. Buena ventana trapezoidal por cierto; my legible y con una fuente que le va de perlas.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine esfera 1

Las agujas de “manzana vaciada” resaltan mucho más sobre el fondo negro de lo que es habitual en Breguet. Y con razón porque este tout noir con tanta decoración y tantas texturas -no había dicho que además las horas son  grandes numerales romanos y el bisel exterior incluye índices para los minutos- pueden perjudicar la legibilidad.

Me parece sin embargo impecable la decoración del calibre con la masa oscilante en oro y rodio y con un guilloché con motivo de olas. Al estar basado en el Lemania 1372 el cronógrafo no tiene rueda de pilares; da gusto verlo en cualquier caso.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine reverso

¿Es este Marine un diver? Puede sumergirse hasta 100 metros y tiene los índices del primer cuarto de hora resaltados y tratados con material luminiscente. Pero en primer lugar nadie en su sano juicio se sumergiría con un reloj así; más aún, dudo que alguien se subiera a un navío que tuviera menos de 20 eslora y que por tanto garantice que el reloj va a estar a salvo de salpicaduras, aunque tenga correa de caucho.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine esfera

En segundo lugar, y más importante, el pequeño segundero no tiene recubrimiento lumínico, algo normativo en un diver y que cualquier buceador sabe. Esto es simplemente un elegante reloj con aire marino; y tampoco mucho, quitando el caucho y el ancla de la manecilla. Puede entrar el lunes por la mañana en una oficina bajo una puño con gemelos sin que nadie levante una ceja.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine en la muñeca

No creo que nadie se vaya a comprar este reloj por la fecha que conmemora, pero es en sí un reloj tan bien ejecutado y atractivo como siempre se espera de un Breguet. Y otra de las cosas que también se espera de Breguet es que no sea barato -especialmente con los materiales en que está construido, como se puede leer en la Ficha Técnica-, pero el precio no ha sido comunicado aún. Digamos por último que es una edición limitada a 200 unidades.

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine en la muñeca 1



Marine Chronographe “200 Ans de Marine”

Breguet Marine Chronograph 200 ans de MarineCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra mate de oro con decoración “guilloché”
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos y puntos luminiscentes
  • Totalizador de minutos y segundos en el centro
  • Fecha a las 6h
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contador de 12 horas del cronógrafo a las 6h
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada”en oro de 18 quilates facetas y con material luminiscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático 583Q/1
  • 13¾ líneas
  • 24 rubíes
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Masa oscilante con decoración “guilloché” de oro 18 quilates, bicolor negro/rodiado
  • Escape de áncora en línea invertida con cuernos de silicio
  • Volante anular
  • Espiral plano
  • Frecuencia 28.000 alt/hora (4 Hz)
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de caucho

Edición limitada a 200 unidades

Breguet Marine Chronograph 200 ans de Marine amb

 



Presentamos el Classique Tourbillon Quantième Perpétuel de Breguet: vídeo en vivo y precios

Breguet Classique Tourbillon QP

Vamos a hacer un repaso rápido de la nueva interpretación del calendario perpetuo según Breguet (que por supuesto es una disciplina relojera que domina a la perfección) en este modelo que sale ahora pero que se presentó en la feria de Basilea de 2014 y cuyo larguísimo nombre es Classique Tourbillon Quantième Perpétuel.

Breguet Classique Tourbillon QP detalle de la esfera

Para poder presentar toda la información sin perder la esencia Breguet la manufactura ha elegido una construcción tridimensional, con fondo, para distribuir mejor los datos. Así, las horas y minutos se muestran sobre un disco de zafiro a las doce. Gracias al guilloché llamado “clavos de parís” las manecillas clásicas de Breguet se ven muy bien. Por encima de las horas, en semicírculo retrógrado, aparece el día del mes.

Breguet Classique Tourbillon QP detalle del tourbillon

Bajo la subesfera de las horas pasa el pequeño segundero, que nace del tourbillon de un minuto, que se sitúa a las 12. Es un segundero de tres manecillas, lo que da equilibrio estético pero hace que la lectura no sea inmediata porque la punta de la -digamos- manecilla real es muy pequeña.

A las nueve se muestran los días -con salto inmediato- y a las 3 los meses, con un sol que sirve de indicador de los años bisiestos. Todo ello con la decoración barroca tan clásica de Breguet.

La trasera es sin embargo más sencilla y muy bonita, con un grabado en forma de parra muy bien realizado tal como nos tiene acostumbrados Breguet. El precio del modelo en platino no se ha desvelado, pero el de la versión en oro rosa es de 151.300 euros, y esta es su Ficha Técnica Completa.

 

Breguet Classique Tourbillon QP esqueletado

Más llamativa aún es la versión esqueletada en la que Breguet ha volcado todo su saber relojero, tanto en la arquitectura como en la decoración del calibre, que es espectacular. No es el reloj que vaya a ganar el concurso de legibilidad, pero a cambio la presencia es imponente.

El precio de la versión en oro rosa está en el entorno de los 202.000 euros  (o por lo menos ese era el precio que se anunció el año pasado) y de 233.900 la versión en platino. Todos los detalles técnicos están aquí.



Classique Tourbillon Quantième Perpétuel Esqueleto

BREGUET Classique Tourbillon Quantième Perpétuel esqueletado oro rosaCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates o platino 950
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Esqueletada de oro de 18 quilates o platino
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Calendario retrógrado a las 12 horas
  • Meses y años bisiestos a las 3 horas
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Calendario perpetuo

Movimiento:

  • Calibre manual 558QP2
  • 14 ½ líneas
  • 21 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado
  • Volante con tornillos de carga
  • Espiral BREGUET
  • Frecuencia 2,5 Hz
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas

Breguet Classique Tourbillon Quantieme Perpetuelle Esqueletado Platino



Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Ni siquiera ha empezado el SIHH y ya tenemos la primera novedad pre-Baselworld 2015, que tendrá lugar entre el 19 y el 26 de marzo. Como ya sabemos las marcas del grupo Swatch son particularmente activas (la que más yo creo que Blancpain), gracias a su potente automatización. Breguet, más tradicional, no escapa tampoco al frenesí productivo.

Y no hay nada de malo en ello, claro. Hoy presentamos un nuevo modelo de la serie Tradition, que comenzó en 2005 como homenaje a los relojes de suscripción de Abraham Louis Breguet: se pagaba una cuarta parte con el pedido y el resto a la entrega. Fue un gran relojero y un gran comerciante. Estos relojes fueron la base sobre la que Breguet creó los relojes de tacto (no para invidentes sino para saber la hora sin sacar el reloj del bolsillo).

Este nuevo modelo 7097, al igual que sus compañeros de colección, expone el movimiento, lo que hace que mirar la hora tenga el placer añadido de poder disfrutar del calibre automático, que además se mueve a 3 hercios por lo que se disfruta aún más.

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097 - detalle

Las funciones, que ocupan la parte superior de la esfera, se limitan a horas y minutos y un segundero retrógrado, situado a las 10. Como el semicírculo del segundero pasa por encima de la esfera horaria decorada con guilloché, los artesanos la han hecho en acero pulido para que contraste claramente. Va a ser muy interesante ver el funcionamiento del segundero y comprobar cómo de suave es el retorno a cero.

La caja es de oro blanco o rosa, con un diámetro de 40 mm. Por supuesto todavía no hay precios (ni fecha de lanzamiento real), así que hay que conformarse con la Ficha Técnica que podéis encontrar aquí.



Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097

Breguet Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097Caja:

  • Oro blanco de 18 quilates
  • Diámetro 40 mm
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Cristal de zafiro
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro plateado de 18 quilates
  • Decoración guilloché a mano y descentrada a las 12h
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos
  • Indicación del pequeño segundero retrógrado a las 10 horas
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero retrógrado

Movimiento:

  • Calibre automático 505SR1
  • 14½ líneas
  • 38 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Escape de áncora de lado invertido en silicio
  • Espiral Breguet de silicio
  • Frecuencia 3,0 Hz (21.600 alt/hora)
  • Ajustado en 6 posiciones
  • Numerado y firmado Breguet

Pulsera:

  • Correa de piel

Disponible también en oro rosa



Vídeo: Breguet Reina de Nápoles Princesse

Breguet Reine de Naples Princesse_2 (Large)

Hace 200 aproximadamente el padre de la relojería, Abraham Louis Breguet creó cuatro relojes para la hermana pequeña de Napoleón Bonaparte, Caroline Murat. Uno de ellos, gracias a una forma muy original y femenina (hasta el punto de recordar, de manera sutil y lejana, una vagina) ha tenido una juventud en este siglo, en el que ha visto numerosas versiones, todas muy clásicas.

Hoy presentamos una realmente moderna (aunque con cierto aire setentero), que se aprovecha de su forma tradicional para modernizar su propuesta y hacerla más contemporánea.

El vídeo está debajo de este hipervínculo a la Ficha Técnica.



Reina de Nápoles “Princesse”

Breguet Reine de Naples PrincesseCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates
  • Diámetro 43 x 34,95 mm
  • Carrura acanalada
  • Corona engastada con un diamante invertido
  • Asa engastada con 16 diamantes talla brillante
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18 quilates plateado y antracita
  • Decoración guilloché realizada a mano
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Adornos de oro curvados para los índices 6 y 12 en números romanos
  • Agujas Breguet de manzana vaciada en oro rosa

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Mecánico automático, numerado y firmado Breguet
  • Diámetro 26 mm
  • 25 rubíes
  • Reserva de marcha de 38 horas
  • Escape de áncora suizo en línea de silicio
  • Espiral de silicio
  • Frecuencia 4,0 Hz (28.800 alt/hora)
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla engastada con 29 diamantes talla brillante

PVP: 25.200 €

Breguet Reine de Naples Princesse_2 (Large)



Classique Tourbillon Quantième Perpétuel

Breguet Classique Tourbillon Quantieme PerpetuelleCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates o platino 950
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18 quilates, plateada guilloché realizada a mano con 4 motivos diferentes
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Calendario retrógrado a las 12 horas
  • Meses y años bisiestos a las 3 horas
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Calendario perpetuo

Movimiento:

  • Calibre manual 558QP2
  • 14 ½ líneas
  • 21 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado
  • Volante con tornillos de carga
  • Espiral BREGUET
  • Frecuencia 2,5 Hz
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas


Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5377

Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5377Caja:

  • Platino
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18 quilates, plateada guilloché realizada a mano con 4 motivos diferentes
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre extraplano automático 581 DR
  • 16 líneas
  • 42 rubíes
  • Reserva de marcha de 90 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado invertido en silicio y acero amagnético
  • Espiral de silicio
  • Frecuencia 4,0 Hz (28.800 alt/hora)
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas

Breguet-Classique-Tourbillon



Las novedades Pre-Basel del Grupo Swatch

La nueva edición de BaselWorld está ya calentando motores, y todas las marcas dejan ver (a veces sólo entrever, como pasó con el nuevo reloj de Christophe Claret) los modelos que presentarán en el megalomaníaco evento. El grupo Swatch tiene lógicamente una gran presencia, y ya podemos adelantar alguna de las novedades.  Sigue leyendo