Archivo de la etiqueta: Chopard



Chopard Mille Miglia 2017: fotos en vivo y precios

 

Hoy termina la conocida como “la corsa più bella del mondo” (la carrera más bella del mundo), que recorre Italia desde Brescia a Roma y vuelta.Y un año más el cronometrador oficial lanza sus Chopard Mille Miglia, con dos modelos: uno en acero y otro en oro.

 

Karl F. Scheufele, presidente de Chopard, en la Mille Miglia 2017

Supongo que todos los seguidores de la marca conocen la pasión del fundador de Chopard, Karl-Friedrich Scheufele, por los coches, hasta el punto que él mismo participa en la carrera italiana. Por eso cada año presenta una nueva versión de los Chopard Mille Miglia.  Y como este año la carrera celebra su 90 cumpleaños uno de los dos modelos lanzados es una edición aún más limitada en oro, sin duda la más interesante de las dos. Analizaremos la versión de acero, que no hay que perder de vista, en la siguiente página.

CHOPARD MILLE MIGLIA CLASSIC XL 90TH ANNIVERSARY

La Mille Miglia nació como una prueba de velocidad y paso a serlo de resistencia. Y en sí misma es un ejemplo de lo que eso significa, porque llegar a 90 años no es cualquier cosa. Para celebrarlo se ha lanzado esta versión en el metal de los ganadores: tiene una caja de oro rosa de nada menos que 46 mm de diámetro. La sensación de tamaño es mayor por la esfera blanca y porque integra una corona muy grande (para poder ser accionada incluso con guantes) y unos pulsadores del cronómetro con forma de pistón, que es lo que requiere un reloj así.

Con 13,12 mm, la altura del reloj es también notable. Sin embargo esa altura le ayuda a estar mejor proporcionado, y desde luego sobre la muñeca se equilibra perfectamente. La verdad es que aunque sea un cronógrafo dudo mucho que alguien se lo vaya a poner para conducir porque el oro rosa está perfectamente pulido a espejo, así que mejor no exponerlo a arañazos. Es un oro rosa muy bonito que de hecho tiende al rojo, sobre todo en el reverso. Las formas clásicas de la pieza están perfectamente logradas. Si a ello le unimos la impecable ejecución de la esfera, estamos ante un reloj que no pasaría desapercibido hace décadas (salvo por su anchura, claro).

La esfera está realizada de tal manera que recuerda a los antiguos diales de porcelana. No lo es, pero el efecto está magistralmente conseguido, y además acentuado por los numerales de estilo retro. Está también impecablemente hecha la “rotura” de arábigos provocada por los registros interiores. Otro buen detalle es haber escrito Horas y Minutos sobre las subesferas del cronógrafo, como aparecía en los antiguos tableros de mandos de los coches. Las subesferas están remarcadas por un borde dorado, al igual que las manecillas. Tanto los numerales como las agujas están impregandos de SuperLuminova con una suave tonalidad azul.

Para animar un reloj aniversario de la carrera que tanto gusta al presidente de la casa Chopard no se iba a conformar con cualquier movimiento, así que ha integrado lo mejor de la casa: el calibre manual cronógrafo flyback L.U.C 03.07-L. Como ya descubrimos cuando visitamos la manufactura (en este artículo), los calibres L.U.C son la gama alta de la casa y reciben toda la sabiduría de sus relojeros, tanto en su desempeño como en decoración.

Está fabricado en alpaca, aleación que permite un trabajo muy preciso y unos biselados extraordinarios. Las piezas más profundas del movimiento están perladas y doradas. Las piezas superiores, las que dan movimiento al cronógrafo, están fabricadas en acero o rodiadas. Además el calibre -que se mueve a 4 hercios y tiene 60 horas de reserva de marcha- ostenta el sello del Punzón de Ginebra, lo que garantiza su nivel de acabados. Y además está certificado por el laboratio COSC como cronómetro.

A pesar de su tamaño el Chopard Mille Miglia Classic XL 90th Anniversary Limited Edition se asienta perfectamente sobre la muñeca gracias a la correcta proporción entre anchura y altura, así como a una buena correa de becerro barenia con un tratamiento especial que con el tiempo va adquiriendo una pátina que acentúa su aire de época.

Como su nombre indica el reloj es una edición limitada. En este caso, y en conjunto con el aniversario que conmemora, solo se harán 90 unidades. Su precio es de 38.420 euros, y se puede encontrar en las boutiques de la casa. En la siguiente página vemos el otro modelo dedicado a la carrera.

 



Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined. Fotos en vivo y precio

 

Chopard sigue con paso firme su política de vender relojes que saben combinar máxima calidad con lujo y conciencia social. Y además este Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined añade una estética única.

 

Lo voy a repetir una vez más: Chopard es una de las marcas de alta relojería cuyo reconocimiento no se corresponde con los méritos que tiene, que son muchos. Este Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined es un buen ejemplo de cómo hacer un reloj de vestir comme il faut pero que sin embargo se distingue claramente de los demás. No es de extrañar que el reloj tenga el nombre añadido de “Twist”, porque es verdad que le da una vuelta al concepto de reloj formal.

En 2015 salió la primera versión del L.U.C XPS QF Fairmined (esta) que era mucho más formal que la que vemos hoy. Aunque aquel era sin duda un relojazo, Chopard ha cambiado algunas cosas para acentuar su capacidad de seducción mediante una presencia más sólida.

La caja ha aumentado medio milímetro su diámetro, pasando totalizar 40 milímetros. Su altura sigue siendo perfecta para no entrar en discusiones con los puños de camisa: 7,20 mm. El bisel está pulido a espejo al igual que el reverso, mientras que las caras verticales y el espacio entre las asas está satinado. Pero lo que destaca es la corona, que se ha agrandado -la anterior era demasiado pequeña- y se ha desplazado a las 4, acompañando el movimiento en rotación de la decoración del dial.

La delgadez de la caja se debe al calibre L.U.C 96.09-L, que aún siendo automático tiene una altura de sólo 3,30 mm. Y es que el movimiento integra un microrrotor de oro (variante en la que Chopard es experta) que reduce la altura total. Se mueve a 4 hercios y aporta 65 horas de reserva de marcha gracias a sus dos barriletes. Ostenta la exigente certificación de la Fundación Qualité Fleurier, lo que implica que también tiene la certificación COSC. Para ver lo que significa el sello Qualité Fleurier -la QF en el nombre Chopard L.U.C XPS QF Fairmined- sólo hay que leer la entrada sobre mi visita a la Manufactura Chopard.

Por supuesto la reina de esta fiesta es la esfera, con ese dibujo en rotación que está inspirado en el aspecto que tiene una pepita de oro al ser extraída. Sobre su color pizarra resaltan los nuevos índices con forma de diamante, muy habituales en los relojes de Chopard (por ejemplo). Se han recuperado también las tradicionales manecillas de Chopard que todos asociamos con el Art Deco y el edificio Chrysler, pero que la casa llama Dauphine-fusee; es decir, “delfín-cohete”.

Otro giro en el diseño y sin duda el gran objeto de debate es el pequeño segundero. Se ha desplazado hasta las 7 y además se ha remarcado con un un guilloché circular que rompe la continuidad de la esfera y crea asimetría con la corona a las 4. Choca ver en un reloj de vestir (lo opuesto a las locuras de diseño) una licencia estilística como esta, pero eso es precisamente lo que busca la casa: que el Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined sea distinto a la vez que distinguido.

El segundo elemento añadido es el texto debajo del tradicional L.U. Chopard. Para mí sobra, pero como he dicho muchas veces la industria relojera suiza tiene esta pasión por escribir en la esfera cosas que el dueño del reloj ya sabe, por si se le olvida qué reloj ha comprado. Lo que menos me gusta es el símbolo de Qualité Fleurier: no pega con lo que significa la institución y, sobre todo, no consigo evitar que me recuerde al antiguo logotipo de Caja de Madrid (a éste me refiero). Pero, como en todo, es cuestión de gustos.

Por último, el reloj se ajusta al brazo de su afortunado poseedor con una correa negra de aligátor cosida a mano. El Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined es una edición limitada a 250 unidades que hay que buscar en las boutiques de la marca (la de España está en Madrid, en la calle Serrano). Tiene un precio de 18.210 euros. Más información en Chopard.es.

 



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



En la muñeca y en el oído: Chopard L.U.C Full Strike

 

En estos tiempos difíciles para la relojería (alta y baja) es refrescante y esperanzador ver que hay casas que se lanzan a crear productos realmente innovadores incluso dentro del mundo de las altas complicaciones, donde parece que nada se puede inventar. Y no me extraña que la novedad de la que hablamos hoy venga de una manufactura como Chopard, que se dedica a hacer altísima relojería a la chita callando. Señoras y señores, el Chopard L.U.C Full Strike en toda su gloria.

 

Y no es un Full Strike cualquiera: es el que lleva el propio Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard. Así que no estamos hablando de un reloj de “carnet ATA” (las colecciones de muestra que tienen las marcas para enviarlas de un lado a otro), sino un reloj vivido y sentido.  E impoluto, a decir verdad. Es lógico que el Sr. Scheufele lleve un reloj así porque él es el impulsor de las creaciones relojeras de la casa, nacidas del profundo amor que siente por este arte y ciencia. Eso explica también que a menudo le veamos con un Ferdinand Berthoud FB 1 como los que vimos aquí, ya que son otra gran creación relojera concebida, nacida y crecida gracias a él.

Y precisamente por su pasión relojera este reloj no es simplemente una unidad funcional, que sería lo normal. Es un reloj que ha pasado todos los controles de la casa en cuanto a precisión cronométrica (el famoso certificado COSC) e incluso el ostenta el Sello de Calidad del Punzón de Ginebra, que evalúa tanto aspectos técnicos como estéticos. Es decir, yo también lo haría, qué caramba: es mi empresa, mi idea, mi reloj… pues quiero lo mejor, aunque sea más caro. ¿O no? Esto tiene una ventaja añadida: siendo seguramente el único ejemplar que va a pasar por España (que no tenga un propietario final ya designado, quiero decir), hemos podido ver hasta los más pequeños detalles decorativos, que suelen estar reservado para las unidades a la venta.

En la foto de aquí arriba se pueden ver entre la abundante literatura grabada en el reverso del reloj y de izquierda a derecha, la inscripción Chronometer (que sólo pueden llevar los relojes que han pasado las pruebas del laboratorio COSC -que ya vimos en el reportaje sobre mi viaje a la Manufactura Chopard), el Sello del Punzón de Ginebra, el de L.U.C -que testimonia que el calibre L.U.C 08.01-L es de manufactura y con las mayores exigencias propias de precisión y acabado- y por último el sello “Fairmined”, que garantiza que el oro utilizado para la construcción de la caja proviene de comercio justo, una iniciativa que la manufactura puso en marcha en 2014 y de la que se sienten legítimamente orgullosos.

Y además el reloj es perfectamente ponible: la caja tiene un diámetro de 42, 5 mm por 11,55 mm de alto. Hay por ahi relojes de tres agujas que son más altos que éste, cuyo calibre tiene 533 componentes. Así de bien hacen las cosas en Chopard y así de bien está hecho este Full Strike. Mezcla superficies pulidas y carrura satinada, una combinación elegante que siempre acierta. La poderosa corona alberga el pulsador que pone en marcha el mecanismo de sonería, con el logotipo de los movimientos L.U.C.

La esfera del reloj está parcialmente calada, lo que le da una presencia única, muy distinta de la imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en relojes con repetición de minutos (o sonería en general).  Es especialmente llamativo cómo han desaparecido las indicaciones horarias desde después de las 7 hasta casi las doce para poder admirar los enormes martillos. Afortunadamente el borde exterior de la esfera es una minutería de ferrocarril, lo que ayuda a que la lectura de la hora, cuando las manecillas se aventuran en ese abismo de maquinaria, sea precisa.

La verdad es que el conjunto de los martillos con los grandes numerales romanos, tan típicos de Chopard, crean una presencia muy poderosa, acentuada por las manecillas Art Deco (también irrefutablemente Chopard). A las tres una franja satinada subraya el doble indicador de reserva de marcha, que corresponde a las dos cargas del Full Strike: uno de los barriletes acumula la reserva de marcha del reloj, que se carga dando cuerda de la manera tradicional. El otro barrilete conserva la energía de la sonería, enrollando el muelle simplemente dando cuerda en sentido contrario a las agujas del reloj. Esta es una diferencia esencial con otros relojes de este tipo, ya que tradicionalmente al accionar el gatillo o pulsador de los relojes tradicionales se enrolla el muelle lo necesario como para que, al soltarlo, pueda mover los martillos el número suficiente de veces como para poder dar incluso la cadena más larga (las 12:59). Por tanto para repetir el proceso hay que volver a enrollar el muelle.

Con el Full Strike se puede repetir la cadena de sonidos más larga hasta 12 veces, algo nunca visto en un reloj de pulsera (que yo sepa). De ahí que tenga su propio indicador de reserva de marcha, con una manecilla en acero azulado deslizándose por por un segmento también azul.

¿Y que ocurre si, como en la foto, la reserva de marcha está agotada -o casi-? Nada. El Full Strike tiene una protección de seguridad que impide que el funcionamiento de la sonería si no tiene suficiente energía. Éste es el primero de los elementos de seguridad, pero hay dos más: se ha añadido un mecanismo que evita el arranque de la complicación si el embrague no está acoplado del todo (algo que ocurre más fácilmente en los repetidores de gatillo), y otro que evita que se pueda disparar la sonería cuando se está cambiando la hora. De esta manera el reloj está protegido de los problemas que más habitualmente hacen que el reloj tenga que pasar por el servicio técnico.

Y ha llegado el momento de escucharlo. Como ya expliqué cuando se lanzó el reloj, lo más particular del Chopard L.U.C Full Strike es que el cristal de zafiro no sólo cubre la esfera sino que se prolonga hasta la base de la caja, de manera que los martillos golpean sobre el zafiro, no sobre las habituales varillas metálicas. Por ello, como hay que hacer más fuerza para que suene el reloj, los martillos son más grandes de lo habitual. Chopard afirma que ha golpeado 1,5 millones de veces el cristal con los martillos y no se ha roto. Para hacernos una idea eso es como hacer sonar la 1 menos un minuto 45.454,5 veces. Es decir, repetir la secuencia 124 veces cada día durante un año. No parece que haya que preocuparse por la resistencia del zafiro, creo yo… Por si acaso, Chopard ha patentado la estructura.

El resultado es excepcional. Es el sonido que oímos cuando golpeamos una copa de cristal de Bohemia con un metal. Un timbre a la vez delicado, duradero y sorprendentemente potente. Vamos a escucharlo tal cual lo grabé con móvil Lumia. Aunque todos los móviles originarios de Nokia son famosos por sus buenos micrófonos, no deja de ser un móvil, así que hay que imaginarse que el sonido en vivo es aún más conmovedor.

¿A que sorprende? Pues después de oírlo unas cuantas veces te das cuenta de que hay algo que no se oye: el regulador. Es completamente silencioso y ni siquiera se oye el clic final, habitual cuando acaba la secuencia sonora. No es por señalar con el dedo, que es de mala educación, pero hay por Horas y Minutos unos cuantos ejemplos de repetidores de minutos que, puestos al lado de este Full Strike, resultan dolorosamente ruidosos.

El color de este oro de comercio justo es particularmente sobrio y cálido, nada ostentoso. La correa de aligátor, certificada por el CITES (el organismo internacional para la protección de especies en peligro) resulta excepcionalmente cómoda, y se fija cómodamente a la muñeca con la hebilla de oro. Pocas pegas se le puede poner a un reloj como el Full Strike, salvo la lejanía que su precio tiene de nosotros, pobres mortales: 265.000 francos suizos (aproximadamente 246.700 euros). El único consuelo es que sólo hay 20 unidades por lo que no creo que nos vaya a dar envidia desde una vitrina: seguro que están todas las unidades ya asignadas, o casi. De ahí el privilegio de haber podido tener uno en la muñeca, y de haber inmortalizado su sonido. Más información en Chopard.es.



Un nuevo -y único- repetidor de minutos: Chopard L.U.C Full Strike One

chopard-l-u-c-full-strike-1-horasyminutos

Chopard está celebrando el vigésimo aniversario de la fundación de su manufactura de la mejor manera posible: lanzando nuevos relojes que no dejan a nadie indiferente. El Chopard L.U.C Full Strike One es la joya de la corona de la celebración, y además por todo lo alto: un repetidor de minutos con una tecnología única en el mercado. Vamos a ver sus características y precio.

 

chopard-l-u-c-full-strike-4-horasyminutos

En el artículo sobre la visita a la Manufactura Chopard comentaba cómo la idea de Karl-Friedrich Scheufele cuando fundó la manufactura de Fleurier fue la de crear movimientos de la máxima exigencia, a los que denominaría con las iniciales del fundador de la casa, Louis-Ulysse Chopard. En 2016 celebra el inicio de esa gran aventura y lo ha hecho con un reloj homenaje a su primer reloj de manufactura, el Chopard L.U.C XPS 1860 (con fotos en vivo y precios aquí) y dos relojes de viajeros (los  L.U.C Time Traveler One –aquí– y los L.U.C GMT One –aquí-). La guinda del pastel la pone el nuevo Chopard L.U.C Full Strike One, un repetidor de minutos como ningún otro.

chopard-l-u-c-full-strike-10-horasyminutos

El Chopard L.U.C Full Strike One es el primer repetidor de minutos de la casa, y fue concebido para ser distinto. Lo que caracteriza a los repetidores, aunque parezca absurdo decirlo, es el sonido. Se puede hablar mucho sobre los desarrollos técnicos que llevan a ese sonido, pero el reloj al final convence por cómo suena. Y en este terreno Chopard ha dado un paso de gigante, y además en una dirección insospechada: por primera vez el sonido lo producen unos martillos que golpean sobre zafiro. Pero no es que los gongs, tradicionalmente cilindros de metal que siguen la forma de la caja, estén hechos de zafiro, no. O, por mejor decir, no sólo eso: esos gongs son una parte de la estructura que forma un cristal de zafiro superior que se prolonga hacia el fondo en una sola pieza, de manera que el sonido del golpeo lo propaga toda la cápsula.

chopard-l-u-c-full-strike-7-horasyminutos

Ya sé que estamos muy acostumbrados a oír hablar de desarrollos que, en boca de la casa que lo presenta, son la octava maravilla del mundo. Por eso la primera reacción de los avezados seguidores de la alta relojería ante una innovación como la del Chopard L.U.C Full Strike One es la de levantar un ceja con escepticismo. Así que lo mejor es escuchar cómo suena, según la grabación exclusiva que hizo www.ablogtowatch.com:

El sonido es impresionante, ¿verdad? Más aún, uno se esperaría un timbre más agudo, o menos pleno, como sonaría si golpeáramos el cristal de una ventana con una llave. Pero no: el sonido no sólo es potentísimo sino extraordinariamente delicado. Siempre se ha tenido al oro rosa como el mejor metal para los repetidores de minutos por su tono más cálido, y se ve que la combinación del zafiro con el oro ha dado con la clave adecuada.

chopard-l-u-c-full-strike-9-horasyminutos

Como no se golpea sobre dos varillas sino sobre una sección de un conjunto de cristal, los martillos han de golpear con más fuerza y por tanto son mucho más grandes de lo normal. Las pruebas en la manufactura consistieron en golpear el zafiro más de 2 millones de veces y comprobar que el zafiro no rompía. Por otro lado al tener que mover la masa de los martillos y golpear numerosas veces el mecanismo necesita de mucha energía, lo que supone un reto técnico extra. El calibre manual L.U.C 08.01-L, de 37,20 por 7,97 milímetros y con una frecuencia de 4 hercios, tiene una reserva de marcha de 60 horas, que no está nada mal para un repetidor de minutos. Consigue esa duración gracias a dos barriletes, pero que funcionan de una manera singular.

chopard-l-u-c-full-strike-6-horasyminutos

En efecto, mientras que uno de los cubos almacena la energía para la indicación horaria el otro dedica sus esfuerzos a la sonería. En un repetidor tradicional cuando se desliza el gatillo -o se pulsa un botón- el mecanismo dedicado enrolla el muelle con la energía suficiente para hacer sonar la hora solicitada. El Chopard L.U.C Full Strike One también tiene un pulsador para poner en marcha el mecanismo, pero al hacerlo no da cuerda a la complicación. La forma de darle fuerza es dándo cuerda a su muelle real con la corona: cuando está girada en una dirección se da cuerda al barrilete horario, mientras que en la dirección opuesta se tensa el barrilete de repetición. Chopard afirma que, con máxima carga, el reloj puede repetir la cadena de sonidos más larga -la de las 12:59- ¡12 veces! Eso es algo impensable hasta ahora. Por eso Chopard ha equipado el reloj con una doble indicación de reserva de marcha, una para cada función.

chopard-l-u-c-full-strike-11-horasyminutos

Hay no acaban las proezas técnicas. Las avería son muy comunes en los relojes de sonería, por ejemplo cuando no se desliza completamente el gatillo y el mecanismo no engancha correctamente. O, en este caso, imagina que estás poniendo en hora el reloj y accidentalemente presionas el pulsador de la corona: al servicio técnico de cabeza. Pues bien, Chopard ha añadido tres elementos de seguirdad: uno para que la sonería no funcione si no hay energía suficiente, otro para que el regulador sólo arranque cuando el embrague está completamente acoplado, y el último que desconecta la sonería y su pulsador del movimiento, de manera que no se puedan mover las manecillas horarias mientras está sonando.

chopard-l-u-c-full-strike-8-horasyminutos

Pero es que Chopard no sólo da, también quita: ha eliminado el sonido de giro del regulador, muy frecuentemente audible en los repetidores de minutos. Ha eliminado el “clic” final -cuando acaba la secuencia sonora- que también se oye en muchos relojes y además ha eliminado los tiempos entre los segmentos sonoros, de manera que todo suena de manera continua. Si después de esto alguien todavía tiene dudas de que Chopard L.U.C significa altísima relojería, me como el sombrero.

chopard-l-u-c-full-strike-5-horasyminutos

Todo esto sin olvidar que el Chopard L.U.C Full Strike One ostenta el sello de Ginebra, lo que le obliga a un nivel de acabados al que por otro lado ya nos tiene acostumbrados la manufactura: platinas y puentes decoradas con Côtes de Genève diagonales, bordes biselados y pulidos, cabezas de tornillos y chatones de rubíes también biselados y pulidos. Y, por el mismo precio, un montón de textos que leer.

chopard-l-u-c-full-strike-3-horasyminutos

Viendo todo esto uno pensaría que el Chopard L.U.C Full Strike One es un reloj enorme. Otro error. Chopard ha conseguido meter todo este ámbar relojero en una caja de 42,5 mm de diámetro y 11,55 mm de alto, lo que le hace un reloj perfectamente combinable y apto para prácticamente cualquier muñeca. Además el material utilizado es el oro rosa de comercio justo, lo que añade un valor extra. La esfera deja al descubierto buena parte del calibre para poder disfrutar de su técnica, pero retiene dos de sus características más icónicas: los numerales romanos de grueso porte y las manecillas Art Deco.

chopard-l-u-c-full-strike-12-horasyminutos

El Chopard L.U.C Full Strike One es una edición limitada a 20 piezas, con un precio de  265.000 francos suizos (casi 246.700 euros a día de hoy). Imagino que será muy difícil ver una des estas maravillas en vivo porque seguro que ya están todas reservadas. Más información en Chopard.es.

chopard-l-u-c-full-strike-2-horasyminutos



En la muñeca: Nuevos Chopard L.U.C GMT One. Fotos en Vivo y Precio

 

chopard-l-u-c-gmt-one-16-horasyminutos

Chopard ha presentado, en el marco del SalonQP de Londres, los nuevos Chopard L.U.C GMT One. Hasta ahora conocíamos la versión en acero, pero ayer se dio a conocer también la espectacular versión en oro. Es un orgullo para Horas y Minutos poder presentar los relojes con fotos en vivo exclusivas, además de sus precios oficiales.

 

chopard-l-u-c-gmt-one-2-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-14-horasyminutos

Cuando presenté las tres versiones del Chopard L.U.C Traveler One (que se puede ver con fotos en vivo en este artículo), comenté la falta que le hacía a Chopard un reloj para viajeros, y con ocasión del vigésimo aniversario de la manufactura Chopard de Fleurier -cuya visita reflejé en esta entrada– la casa propiedad de la familia Scheufele cubrió finalmente este hueco. Y lo hizo a lo grande, con un calibre L.U.C y tres versiones de reloj con horas mundiales (acero, oro rosa y platino). El escalón inferior a un reloj que marca 24 husos horarios son los relojes GMT o de segundo huso horario. En ese escalón están la inmensa mayoría de los viajeros, que como mucho cambian de una sola zona horaria en sus periplos. Por tanto los nuevos Chopard L.U.C GMT One cubre perfectamente sus apetencias relojeras de tener un reloj con complicación y que a la vez le sea útil.

chopard-l-u-c-gmt-one-13-horasyminutos

Los Chopard L.U.C GMT One se lanzan en dos versiones: acero y oro rosa. Ambos comparten las mismas características constructivas y técnicas, pero sus públicos objetivo son seguramente diferentes. Es obvio que el oro ya crea de por sí una segmentación de público por su mayor precio (a menudo con diferencias sobre el acero difícilmente explicables sólo por el valor de metal), pero en este caso la presencia de una y otra versión también marca unas líneas de separación. No absolutamente rígidas, pero sí notables.

chopard-l-u-c-gmt-one-3-horasyminutos

Ambos relojes tienen una caja de 42 mm de diámetro con una presencia sólida. No son los relojes más delgados del mundo, pero es que no es esa su intención tampoco. Las dos versiones del Chopard One GMT tienen un porte robusto, con mucha personalidad en la muñeca incluso en la más elegante versión de oro rosa. Se nota en la altura de la caja (11,71 mm) y en el tamaño de las dos coronas, grandes y potentes. El perfil de la caja está satinado para contrastar con su parte frontal, una combinación clásica que nunca falla. El conjunto tiene una prestancia excelente en la muñeca.

chopard-l-u-c-gmt-one-15-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-4-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-10-horasyminutos

La esfera de los Chopard L.U.C GMT One tiene un claro aire de familia que recuerda a su hermano mayor, el Traveler One, pero en este caso, al ser sólo un GMT, está mucho más despejada y por tanto con una lectura más rápida de los datos. Al igual que con el Traveler One la esfera negra con acentos naranja se perfila como más deportiva, más punzante en su forma de ofrecer la información, mientras que la versión de oro es mucho más calmada y refinada aunque con una reseña de la hora igualmente veloz. Ello se debe a -como digo muchas veces- la excepcional elección de fuente de los números, un tipo de letra que equilibra perfectamente el saber estar con el dinamismo, y la poderosa presencia de las manecillas de Chopard, de reminiscencias Art Deco.

chopard-l-u-c-gmt-one-9-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-17-horasyminutos

El anillo exterior tiene la misión de indicar el segundo huso horario con separación día y noche. En la versión de acero  el contraste se ofrece con una sección color pizarra con numerales blancos para el día y otra negra con arábigos naranjas. La versión de oro rosa crea ese mismo contraste escribiendo negro sobre blanco y blanco sobre marrón respectivamente. En ambos casos la aguja que indica la hora usa el mismo color y además la punta está pintada con SuperLuminova (también usada en las manecillas horarias, los índices y los numerales). Al igual que con el reloj de hora mundial la función GMT se maneja con la corona a las cuatro; de ahí su decoración con el globo terráqueo. La corona a las dos sirve para poner en hora el reloj, y está decorada con la leyenda L.U.C enmarcada en una de las formas tradicionales del puente del tourbillon de la casa.

chopard-l-u-c-gmt-one-7-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-8-horasyminutos

El movimiento que anima al reloj es el calibre L.U.C 01.10-L, con el módulo de segundo huso horario integrado. Guarda muchas similitudes con su hermano global, lo que es no es decir poco: al ser parte de la familia L.U.C se beneficia de una construcción y decoración excepcional, además de un comportamiento relojero notable: frecuencia de 4 hercios y 60 horas de reserva de marcha. En las siguientes fotos se puede observar la decoración Côtes de Genève y el biselado de los bordes de los puentes.

chopard-l-u-c-gmt-one-5-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-6-horasyminutos

Los relojes, lógicamente se entregan con correas de cocodrilo atadas a la muñeca por una hebilla de ardillón en su metal correspondiente. Digo que es lógico porque los Chopard L.U.C GMT One están pensados para desenvolverse en ambientes de trabajo, incluso cuando se disfruta de la versión en acero, y por tanto tiene sentido la elección más tradicional. Pero yo creo que a la versión de acero también le sentaría bien un brazalete, y no sería de extrañar que lo viéramos en le futuro.

chopard-l-u-c-gmt-one-20-horasyminutos

Mientras eso ocurre los Chopard L.U.C GMT One deben ser sin duda unos candidatos muy a tener en cuenta a la hora de buscar un reloj GMT, por su calidad desde luego, pero también por su precio: el Chopard L.U.C GMT One en acero cuesta 9.360 euros, mientras que la versión de oro rosa tiene un precio de 18.920 eurosMás información en Chopard.es.

chopard-l-u-c-gmt-one-11-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-19-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-12-horasyminutos

chopard-l-u-c-gmt-one-18-horasyminutos



En la Manufactura Chopard

la-manufactura-chopard-horasyminutos

Los que seguís a Horas y Minutos sabéis que Chopard es una de mis debilidades y, en mi opinión, una de las mejores casas de relojería tanto técnicamente como en la relación calidad (altísima) y precio. Por eso la invitación para visitar la Manufactura Chopard fue una gran alegría, que no hizo sino aumentar nada más poner el pie en la puerta de su sede de Ginebra.

 

la-manufactura-chopard-fachada-horasyminutos

Vaya por delante que es imposible reproducir lo que se siente o lo que ves cuando haces una visita como la de la Manufactura Chopard, porque para el lector es una sucesión de fotos de relojeros inclinados sobre movimientos y una descripción de sobre labores relojeras que todas las grandes manufacturas llevan a cabo. Sin embargo el caso de Chopard es peculiar por varios motivos: la manufactura Chopard se creó en Fleurier y por tanto es de las pocas que siguen los dictados estéticos de esta localidad del cantón de Neuchâtel, además de certificar sus modelos más exclusivos según la exigente normativa de Qualité Fleurier; tiene separada la fabricación de sus calibres propios no certificados y además tiene una fabricación industrializada de joyas y relojes bajo un mismo techo. Voy a intentar describir cada una de estas distintas actividades.

UN POCO DE HISTORIA

la-manufactura-chopard-louis-ulysse-chopard-horasyminutos

Antes de comenzar con el relato de la visita vamos a situar brevemente a la empresa. Aunque fundada originariamente en 1860 por Louis-Ulysse Chopard en 1860, en 1963 Karl Scheufele adquiere la compañía. Karl Scheufele era el dueño de una compañía de su mismo nombre sita en Pforzheim y también especializada en relojes y joyas. En 1996 Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, funda la Manufactura Chopard que será el origen de los movimientos L.U.C. Por cierto que sólo 19 años después vería también el nacimiento de la marca Ferdinand Berthoud, un deseo expreso del señor Scheufele nacido de su amor por la relojería (y cuyos relojes repasamos con fotos en vivo en este artículo). Un año después aparece el primer reloj con movimiento propio, el L.U.C 1860 equipado con el Calibre L.U.C 96.01. Su vigésimo aniversario se está celebrando con una reedición en oro y acero llamada L.U.C XPS 1860 que, como no podía ser de otro modo, repasamos con fotos exclusivas en esta entrada. El calibre original era automático, pero en vez de tener una masa oscilante tradicional presentaba un microrrotor que, me parece que ya lo he dicho en alguna ocasión, es seguramente el mejor del mundo. Fue su manera de decir al mundo que la Manufactura Chopard no iba de farol, sino que venía para ocupar un puesto de referencia en la alta relojería. Desde entonces ha desarrollado 11 calibres base y 85 variantes. Es cierto que el negocio de joyería de la casa permite dedicar fondos a la relojería que de otro modo seguramente obligaría a dejar de ser un negocio familiar independiente, pero un desarrollo relojero de tal magnitud deja patente un compromiso con la alta relojería que no nace de un capricho, sino de la devoción que los Scheufele sienten por este arte.

Karl Scheufele

Karl Scheufele

Karl Friedrich Scheufele

Karl Friedrich Scheufele, actual presidente de Chopard

LA MANUFACTURA CHOPARD EN MEYRIN

Chopard se fundó en Sonvilier en 1860, en 1921 abrió una filial en La-Chaux-de-Fonds y en 1937 se trasladó la central a Ginebra. De ahí pasó a Meyrin (que está en las afueras de la ciudad) en 1974, donde los Scheufele planearon una fábrica con la misma planta que la que tenían en Pforzheim. Y digo fábrica porque es aquí donde se llevan a cabo las labores más industriales: se crean las cajas y las piezas no móviles necesarias para la construcción relojera (es decir, los brazaletes, las correas, el engastado y grabado) y todas las piezas base de la joyería y la alta joyería. Por tanto la planta baja de la Manufactura Chopard es completamente diferente a la imagen que se tiene de una casa relojera, que en cualquier caso no deja de ser una imagen distorsionada: todas las casas relojeras tienen procesos industriales más o menos grandes porque si no sería imposible fabricar piezas a un precio razonable. Yo particularmente estoy a favor de la industrialización porque significa mejores piezas, mejores ensamblajes, mayor precisión, mejor servicio postventa y mejores precios.

la-manufactura-chopard-vista-aerea-horasyminutos

Chopard no permite hacer fotografías de esta parte de la manufactura (no sé muy bien por qué) pero básicamente se puede describir como una enorme sala llena de máquinas numéricas -con tamaños que varían desde una alacena a un camión con remolque- donde llegan los cilindros de metal en bruto que van entrando en máquinas de control numérico para ir creando desde cajas de relojes a un anillo con minúsculas inserciones en el metal en las que luego irán engastadas piezas. Una caja de reloj lleva no menos de 15 estampaciones.

Hay otra sala donde se lleva a cabo un proceso separado, distinto y distintivo: la forja de las cajas de oro de comercio justo (fairmined gold, en su acepción internacional). Chopard está asociada a la  Alliance for Responsible Mining desde 2014 (tal como contaba en este artículo) para producir tantos elementos de oro justo como sea posible. El proceso es así: las pepitas oro se funde en un horno para después crear lingotes. Los lingotes, tras ser enfriados y limpiados, se prensan 40 veces para conseguir un lingote más delgado que además hay que certificar. De ahí el lingote pasa al proceso normal utilizado para crear una caja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay otro proceso muy importante que se realiza en las plantas superiores: el montaje de los calibres que han de lucir el Sello del Punzón de Ginebra, que exige para obtenerlo el ensamblaje de los relojes se haga en Ginebra. Chopard tiene unos 2.000 empleados en todo el mundo, de los cuales aproximadamente 800 están en Ginebra. El ensamblaje de los calibres L.U.C lo realizan no más de 15 personas, con 4.500 relojes “sellados” al año.

Nótese la importante herramienta de uno de los maestros relojeros: un Chupa-Chups :0)

Nótese la importante herramienta de uno de los maestros relojeros: un Chupa-Chups :0)

EL MUSEO CHOPARD

En la planta de Meyrin también se aloja el Museo de Chopard, que es un recorrido por la historia de la marca, desde la época pre-Scheufele, pasando por los relojes Eszeha (la marca de la familia alemana antes de adquirir la compañía) y por supuesto los relojes de Chopard. Los relojes de mujer tienen una gran presencia en el museo por el fuerte peso que tenía sobre ellos la joyería. Allí están también los primeros Happy Diamonds, uno de los grandes éxitos de la casa. Viendo todos esos relojes te das cuenta del increíble fondo de armario que tiene la empresa; una fuente de inspiración casi inagotable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día nos deparaba otra sorpresa: acababan de llegar de la sesión de fotografía oficial los nuevos relojes L.U.C Traveler One y GMT One, y eramos las primeras personas del mundo -aparte de la gente de Chopard, claro- en verlos físicamente. Los Traveler One ya los presenté con fotos en vivo (las que tomé en la manufactura, lógicamente) en este artículo, y del GMT One hablaré la semana que viene cuando se presente oficialmente la versión en oro rosa. Por ahora sólo pongo una foto de la versión de acero.

L.U. C Traveler One en platino

L.U. C Traveler One en platino

L.U.C GMT One

L.U.C GMT One

En las siguientes páginas seguimos con nuestra visita a la Manufactura Chopard, esta vez en su sede de Fleurier, y la sede de la certificación Qualité Fleurier.



Nuevos Chopard L.U.C Time Traveler One: Fotos en Vivo y Precios

chopard-l-u-c-time-traveler-one-1-horasyminutos

Chopard entra en el mundo de los relojes con hora mundial por la puerta grande: los nuevos Chopard L.U.C Time Traveler One se presentan en tres metales, acero, oro y platino, y con un nuevo movimiento L.U.C -lo mejor de la casa- que además tiene certificación de cronómetro. No hay mejor forma de celebrar los 20 años de su manufactura de Fleurier. Vamos a ver los tres modelos y sus precios (un adelanto: son muy buenos).

 

chopard-l-u-c-time-traveler-one-13-horasyminutos

L.U.C Time Traveler One en acero

Cuando visité la manufactura de Chopard (viaje del que pronto hablaré), tuve la suerte de compartir un café con Karl-Friedrich Scheufele, presidente y auténtico motor creativo de la casa (recordemos que fruto de su amor por la relojería y su historia disfrutamos ahora de la renacida Ferdinand Berthoud). Acabábamos de ver los relojes que presento aquí y, hablando sobre como surgió la idea me dijo “hace tres años le dije a mi gente: necesitamos esto, y lo necesitamos con estos precios”. Eso se llama tener visión de futuro, porque desde que tuvo la idea hasta ahora el firmamento relojero se ha oscurecido con nubarrones de crisis mucho más densos y persistentes de los que ya se barruntaban entonces, y no dejan de diluviar malas noticias sobre el sector. De repente la venta se ha vuelto muchísimo más difícil y los compradores potenciales muchísimo más exigentes. Ya no vale cualquier cosa y las marcas están obligadas a dar mucho más de lo que ofrecían hasta ahora, y a mejores precios. Quien haya seguido a Chopard en estos años -yo entre ellos- sabe que su oferta ha sido siempre de las mejores en la relación calidad-precio. Y cuando digo calidad digo la más alta calidad.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-6-horasyminutos

L.U.C Time traveler One en platino

Como además de una categoría inédita para Chopard los L.U.C Time Traveler One celebran el vigésimo aniversario de su primer movimiento L.U.C, la manufactura ha querido crear un sabor para cada gusto, aunque todos comparten características comunes: el movimiento (obviamente) y una caja de 42 mm de diámetro por 12,09 milímetros de altura exactamente. También presenta dos coronas de buen tamaño y que le da un aire más deportivo, dentro de sus líneas perfectamente clásicas.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-10-horasyminutos

CÓMO FUNCIONA

 

chopard-l-u-c-time-traveler-one-17-horasyminutos

La esfera del L.U.C Time Traveler One está dispuesta en estratos concéntricos. En primer lugar aparece una discreta fecha que apunta al primer círculo, la fecha. A continuación las manecillas centrales, con la forma clásica de Chopard (muy Art Deco) apuntan a la hora local del segundo círculo, que alterna índices y numerales, todos impregnados de SuperLuminova -naranja en la versión de acero-. Estas funciones se controlan con la manecilla a las dos.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-5-horasyminutos

A continuación aparece el disco de 24 horas; trabaja en conjunción con el de los husos horarios, representados por 24 ciudades en las que, por cierto, se ha sustituido París por Ginebra. Una vez que se han sincronizado los dos discos con la hora local está todo hecho, se puede empezar a viajar y ver la hora de los lugares que nos interese. Esta operación se hace con la corona a las 4; por eso tiene grabada una representación del globo terráqueo, mientras que la de las 2 ofrece el logotipo de L.U.C.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-3-horasyminutos

La magia ocurre gracias al nuevo Calibre 01.05-L automático, concebido, desarrollado, construido y terminado en la sede de Chopard en Fleurier. Tiene unas dimensiones de 35,30 x 6,52 mm y oscila a 4 hercios, otorgando una reserva de marcha de 60 horas. Los acabados a mano incluyen el pulido de biseles y la decoración Côtes de Genève. Puestos a soñar hubiera sido fantástico que viniera con el microrrotor que equipan otros Chopard y que yo creo que es el mejor del mercado, pero habría supuesto una complicación añadida y un precio más alto.No olvidemos en cualquier caso que, como todos los L.U.C, el que mueve este reloj tiene certificado de cronómetro, un requerimiento específico del Sr. Scheufele.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-9-horasyminutos

chopard-l-u-c-time-traveler-one-2-horasyminutos

Como ya he dicho el L.U.C Time Traveler One se presenta en tres metales, que van acompañados por tres esferas bien distintas. La pieza de acero ostenta una imagen claramente más deportiva, con los índices, manecillas y numerales en naranja sobre un fondo negro, salvo el disco de 24 horas que es blanco y gris. La versión de platino, elegantísima, tiene un color gris azulado con tonos verdes. El disco interior tiene decoración rayos de sol que parten del nombre de Chopard, bajo las doce, mientras que el disco exterior tiene un satinado circular. Si el color de esta esfera se dieran también a la versión en acero sería el acabose porque le daría una elegancia que no se ve en el mercado, pero visto que no son ediciones limitadas no creo que vaya a ocurrir.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-14-horasyminutos

La más clásica es sin duda la versión de oro rosa y su esfera plateada, sobre la que destaca el disco de 24 horas en una combinación de azul y blanco espectacular. Aunque la esfera está muy llena de información la lectura es impecable. Se podría argüir que en una caja de 42 mm cabe mucha información, pero la clave no está ahí, sino en la perfecta elección de la tipografía. Cuando presenté el L.U.C Regulator (con fotos en vivo aquí) ya comenté el acierto de Chopard con la elección de la fuente para los textos; aquí cobra mucha más importancia porque hay mucho que escribir, y el resultado es impecable. Acompaña muy bien al aire Art Deco de las manecillas pero a la vez tiene una traza intemporal. No hay que fruncir el ceño ni un poquito para leer las ciudades, y mucho menos los números. El resultado es armonioso y gentil. Perfecto.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-12-horasyminutos

Aunque el reloj levanta 12 mm hace buenas migas con las camisas de vestir, añadiéndoles prestancia. El juego del pulido del bisel y el frontal de las asas con el satinado de la carrura es todo un clásico y queda muy bien.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-8-horasyminutos

chopard-l-u-c-time-traveler-one-16-horasyminutos

Hay un detalle que me olvidado mencionar: en contra de lo que sería habitual para nosotros el reloj se llama L.U.C Time Traveler One, con Traveler con una ele, no con dos como estamos acostumbrados. Esto es porque se ha optado por la escritura estadounidense y no la británica, que es la que se suele aprender en España. Es lo mismo que pasa con joyería (jewelery -EE UU- o jewellery -Reino Unido-). De una forma u otra el reloj es un acierto, redondeado por unos precios igualmente oportunos. La versión en acero del L.U.C Time Traveler One tiene un precio de 12.610 euros. La versión en oro rosa tiene un precio de 22.170 euros y por último el reloj en platino tiene un precio de 34.680 euros. Ojalá tengan el éxito que se merecen. Más información en Chopard.es.

chopard-l-u-c-time-traveler-one-4-horasyminutos

chopard-l-u-c-time-traveler-one-11-horasyminutos

chopard-l-u-c-time-traveler-one-18-horasyminutos

chopard-l-u-c-time-traveler-one-15-horasyminutos

 

 



En la muñeca: Chopard L.U.C XPS 1860. Modelos y precios

Chopard-L.U.C-XPS-1860-18-HorasyMinutos

Hace 20 años Chopard lanzó el primer reloj creado en su manufactura. Lo llamó L.U.C 1860 en honor al fundador de la casa, Louis-Ulysse Chopard, y al año de fundación, 1860. Ahora lanza los Chopard L.U.C XPS 1860 para celebrar el vigésimo aniversario de dicha manufactura, y lo hace en dos versiones: una estándar en acero y otra limitada en oro rosa.

 

Chopard-L.U.C-XPS-1860-7-HorasyMinutos

Los Chopard L.U.C XPS 1860 son miembros de la familia L.U.C, la gama más alta de Chopard. De hecho es la única gama en la que Chopard ofrece complicaciones, si exceptuamos la del cronógrafo o reserva de marcha habituales en la colección Classic Racing y de la que se puede ver un ejemplo aquí y aquíEn ese sentido podría haber seguido el camino de Montblanc, por ejemplo, que utiliza calibres base a los que luego añade sus propios módulos de complicaciones. Así podría ofrecerlas en su línea Classic o incluso en la Imperiale -de las que nunca oímos hablar y andan más bien mortecinas- a un precio más asequible. No es así. Chopard prefiere tener todas las complicaciones en relojes 100% manufactura  (si bien es cierto que hay un Imperiale de mujer con tourbillon), lo cual le honra.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-13-HorasyMinutos

Antes de meternos a fondo con los relojes debo confesar que tengo debilidad con Chopard, hasta el punto que cuando sacan algún diseño que me parece errado -que los tiene- me enfado más de lo que debiera porque me siento más decepcionado que con otras marcas. Afortunadamente no es éste el caso porque estos Chopard L.U.C XPS 1860 me parecen una preciosidad. Se mueven en un mar proceloso porque los relojes más comprados son los tres agujas y los tres agujas y fecha, un segmento en el que la oferta es casi infinita y destacar no es sencillo. Es verdad que los dos relojes se mueven en el segmento alto de preci de los relojes de vestir, pero es que tienen méritos sobrados para hacerlo.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-16-HorasyMinutos

Ambos tienen una caja de 40 mm, una medida perfecta para los relojes de vestir -aunque siempre hay puristas que consideran herética cualquier cosa por encima de los 38 mm-. Como su forma redonda es muy clásica el reloj parece en realidad más pequeño. Más aún, la primera vez que lo vi pregunté si era, curiosamente, de 38 mm. Ello no es sólo por la forma, sino también por su escasa altura: 7,20 mm, que está muy bien para un reloj automático (luego hablamos del calibre). Por cierto que las siglas XP significan que el reloj es extraplano y la S que tiene un pequeño segundero. Y sí, todo es relativo: 7,20 milímetros está lejos de los verdaderamente extraplanos que hay en el mercado, pero es una medida extraplana para lo que es usual en Chopard. Y en cualquier caso a mí me gustan los relojes con cierta presencia, y en ese sentido esta altura es perfecta.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-10-HorasyMinutos

En la esfera ocurren más cosas de lo que uno tendría previsto en un reloj de vestir. Sin duda lo que más llama la atención son las manecillas; donde uno se espera unas agujas con forma delfín clásica nos encontramos con las tradicionales de Chopard (porque las utiliza en muchos modelos) con su parte inferior más ancha. Son absolutamente Art Déco, y siempre que las veo me acuerdo del edificio Chrysler de Nueva York. Es verdad que es normal verlas en relojes en los que tienen que luchar por su propia visibilidad en esferas muy ocupadas (por ejemplo aquí), pero al usarlas en estos relojes sencillos los dota de una personalidad sobresaliente y distinta; es decir, que es un acierto. Además están facetadas para mejorar la lectura.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-5-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-XPS-20-aniversario-1-HorasyMinutos

La decoración de la esfera de la versión en oro rosa del Chopard L.U.C XPS 1860 es más elaborada, y con buen sentido: hay preservar la exclusividad de quien paga un extra por el metal. Aunque en realidad esa singularidad se extiende a todo el reloj, porque la versión de oro ostenta el sello del Punzón de Ginebra, que como sabemos ya valora no sólo el movimiento, sino el reloj completo. Volviendo a la esfera, tanto la versión de acero como de oro tienen indices aplicados -cada uno en su metal- rodeados por una minutería de ferrocarril en la que los marcadores horarios han sido pintados con la misma forma de diamante que los índices; un detalle precioso que pasa desapercibido a primera vista, pero son detalles como esos los que distinguen grandes relojes de relojes buenos. En la versión de acero la esfera tiene un satinado plateado en rayos de sol que parte del logotipo, mientras que en la versión de oro rosa esos mismos rayos de sol lo conforman un delicado guilloché aplicado manualmente.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-17-HorasyMinutos

El único pero que le pongo al reloj es, como siempre, el motivo del eterno debate: la ventana de fecha. ¿Es mejor una esfera sin fecha? Para muchos sí, para mí depende; yo no soy zelote en esto porque es verdad que la ventana de fecha se consulta mucho más de lo que se piensa, y hay muchos ejemplos de ventanas bien realizadas. Asumiendo que el Chopard L.U.C XPS 1860 se concibió para tener fecha, en este caso yo creo que se merecía algo más elaborado, aunque sólo fuera un borde biselado. Tal cual está no es que sea un crimen ni dejaría de comprarme el reloj por ese detalle, pero es verdad que interrumpe la estética del pequeño segundero, que es muy bonito en su sencillez, y a la del carril satinado sobre el que se asientan los índices. Pero como digo, es un debate eterno.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-19-HorasyMinutos

Si damos la vuelta a los relojes nos encontramos con dos versiones del mismo calibre: el 96.03-L para la versión de acero y el 96.01-L en la versión de oro rosa. Una vez más, la diferencia viene por el Punzón de Ginebra, que obliga a un mayor nivel de acabados. Además el 96.01 añade regulador con cuello de cisne que no sólo es muy estético sino que al tener a la vista la raqueta resulta más sencillo el ajuste cuando sea necesario. Ambos calibres ostentan la certificación COSC de cronometría, y sobre todo ambos disfrutan de -y hacen disfrutar con- un precioso microrrotor en oro rosa, una delicia para los ojos. Los dos barriletes emparejados otorgan una autonomía de 65 horas de marcha, y el órgano regulador se mueve a 4 hercios.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-6-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-2-HorasyMinutos

El resultado en la muñeca es fantástico. Atados a la muñeca con correas de aligátor y hebillas de ardillón en su correspondiente metal, estos Chopard L.U.C XPS 1860 son unos perfectos relojes de vestir que hacen lo que de ellos se espera: ser discretos pero dejando claro que en la muñeca hay un reloj. Y sin embargo en el momento en que nos fijemos en ellos van a hacer notar su personalidad y van a hacer saber que su dueño no “lleva reloj”, sino que lleva “un señor reloj”. La versión en oro rosa es una edición limitada a 100 unidades, mientras que la de acero es de colección estándar. Los precios son de 19.90 euros y de 8.290 euros respectivamente, y están disponibles en la boutique que tiene la casa en la calle Serrano de Madrid. Más información en Chopard.es.

Chopard-L.U.C-XPS-1860-4-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-9-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-15-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-11-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-3-HorasyMinutos

Chopard-L.U.C-XPS-1860-8-HorasyMinutos

 

 

 

 

 

 

 



Entendiendo la técnica del Chopard L.U.C Urushi Year of the Monkey

Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono perfil

Mientras que nuestros años se marcan por una sucesión numérica sin más significado que el incremento unitario los chinos asignan un animal a cada nuevo año, heredando de cada animal las características particulares que la cultura del país les otorga (y que no coinciden con las occidentales). Siendo el mercado chino tan importante para la industria relojera Suiza ninguna marca descuida este detalle y todas -o casi todas- ofrecen alguna pieza conmemorativa. El año que viene es el año del mono y el primer reloj que lo celebra es el Chopard L.U.C Urushi Year of the Monkey.

 

En esta web rara vez publico este tipo de relojes porque son muy específicos y a menudo ni siquiera me gustan estéticamente, pero este Entendiendo la técnica del Chopard L.U.C Urushi Year of the Monkey de Chopard tiene un par de particularidades que sí me resultan atractivas. Una de ellas es la que más honra a la marca, y es hacer del reloj un L.U.C, el nivel más alto de la manufactura. El calibre L.U.C 96-17-L tiene tan sólo 3,5 mm de altura, lo que permite una caja de tan sólo 6,8 mm desde el cristal a la muñeca, donde se apoya perfectamente gracias a las asas curvadas.

Montaje del calibre del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

Además el diámetro total de la caja de oro rosa es de 39,5 mm por lo que encaja perfectamente en la categoría de “reloj de vestir” -si excusamos la decoración de la esfera, claro-. El calibre es automático con uno de esos microrrotores tan bonitos que usa Chopard y con una reserva de marcha de 65 horas gracias a un doble barrilete. Asumo que la denominación del calibre se debe a que prescinde del pequeño segundero. Por lo demás es igual que el que os muestro en vivo aquí abajo, para que os hagáis una idea de lo bien que luce al natural.

Chopard L.U.C XP Fairmained calibre 96-12-L

Pero el  centro de atención del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono está, claro, en la esfera, que se ha decorado siguiendo las técnicas milenarias del lacado Urushi y Maki-e, originarias de Japón. Siempre me llama la atención que Chopard utilice un Métiers d’Art japonés para un producto destinado a China, no siendo estos dos países los mejores amigos que digamos. Tendría más sentido que usaran una esfera de porcelana, que sí que es un invento también milenario pero original de China, o alguna técnica decorativa de allí. Pero en fin, doctores tiene la iglesia y no le debe ir tan mal a Chopard con esta idea porque ya tiene unos cuantos relojes decorados así desde hace años. Así que vamos a ver cómo se hace una esfera de este tipo.

Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

Urushi significa, simplemente, laca. De manera más específica es la resina que se extrae del árbol de la laca, una planta originaria de Japón usada desde el período Jōmon (datado en 12.000 años antes de Cristo) que se hizo especialmente popular a partir del período Nara del siglo VIII. Curiosamente es un producto muy tóxico, hasta el punto de que el nombre de la planta es Toxicodendron vernicifluum. Así que mejor lavarse las manos después de usarla. Cuando se extrae tiene un color entre amarillo y grisáceo que tras ser horneado a 400 grados adquiere un tono marrón oscuro. Sin embargo a pesar del proceso de calentado no pierde su contenido de agua, por lo que siempre mantiene su aspecto lustroso característico. Mezclado con polvo de metal y pigmentos adquiere los distintos colores usados (sobre todo negro y rojo).

Lacas Urushi

Lacas Urushi

Otra de las características de la laca Urushi es que es un extraordinario pegamento, por lo que es fácil extenderla sobre la esfera; una vez está seca se pule mediante un polvo fino de piedra. A continuación se crea el contorneado del dibujo con un papel de calcar y pintura Urushi tostada, una técnica conocida como Togidashi-Maki-e.

Pintando el motivo del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

Después se quita el exceso de polvo de arena. Se puede ver cómo ha quedado contorneada la silueta.

Quitando el polvo de piedra tras el pulido del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

Esfera del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono preparada para pintar

Maki-e significa literlamente pintura espolvoreadaEl “maestro Urushi” (en este caso Minori Koizumi) utiliza una serie de pinceles huecos para distribuir el polvo de oro por la superficie.

Pinceles para espolvorear el oro

 

Después comienza la pintura propiamente dicha, un trabajo extraordinariamente minucioso.

El maestro Minori Koizumi pintando el Chopard Urushi Año del Mono

Pintando elementos de la esfera del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

Pintando la esfera del Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono

 

Pinceles de color

Al ser un trabajo manual -y muy exclusivo por la escasez de maestros- cada una de las piezas va a ser única, lo que aumenta su valor.

Esferas secándose

Esferas secándose

Por cierto que el motivo del reloj es un mono (claro) recogiendo 8 melocotones. El 8 es sinónimo de buena suerte en la cultura china, y el que un mono se haga con ellos simboliza la buena suerte y la longevidad. Es por cierto un tema al que no es ajeno la cultura occidental. Los nacidos en el año del mono son orgullosos, intelectuales y curiosos, además de creativos. El mono es un signo de tierra, asociado al sentido común.

Esta es la esfera terminada.

Chopard L.U.C XP Urushi Año del Mono esfera terminada

Al ser una de las lacas más duras del mundo, las esferas Urushi permanecen inalterables durante siglos. Sólo hay que tener una precaución: la luz ultravioleta es lo único que las hace degenerar, por lo que hay que tener cuidado de protegerlas del sol.

El reloj puede gustar o no (no es el Chopard que yo me compraría, desde luego), pero su valor artístico es innegable. Así que, para despedir esta entrada os dejo al maestro Minori Koizumi en posición zen. Tiene cara de buena persona, ¿a que sí?

Maestro Minori Koizumi

 



Ferdinand Berthoud, el renacimiento de una marca

Suiza ha conservado sus fronteras intactas durante siglos (salvo la invasión Napoleónica) porque, aunque parezca lo contrario, no todo el mundo se dedicaba a la relojería. También había industriales, comerciantes y soldados. Digo esto porque parece no tener fin la lista de figuras históricas de la relojería suiza que sirven de pie de apoyo para crear una nueva marca, y parece que la lista de nombres no tiene fin. Ese es el caso de Ferdinand Berthoud.

 

Ferdinand Berthoud

En el caso de Ferdinand Berthoud hablamos sin embargo de un relojero suizo que hizo fortuna en Francia, ya que aunque nació en Neuchâtel en 1727 de familia de relojeros, a los 18 años se trasladó a París para formarse como tal y allí se quedó (y prosperó). De hecho con sólo 26 años fue nombrado por el Consejo de Luis XV Maestro Relojero. Once años después -1764- es elegido “miembro asociado extranjero” de la Royal Society de Londres por sus publicaciones sobre relojería.

Hay que recordar que en 1760 John Harrison presenta su cronómetro marino H4 que por fin resuelve el problema del cálculo de la longitud (se puede leer un resumen aquí), y es más que probable que Berthoud, un gran relojero por sus propios méritos, tuviese acceso a éste o a los anteriores cronómetros. Para cualquier país con acceso al mar disponer de un cronómetro era algo básico si se quería tener -o mantener- poderío marítimo.

Ferdinand Berthoud Tratado de relojería

Ferdinand construyó sus propios cronómetros marinos que se probaron en naves francesas, lo que le granjeó el título de Relojero Mecánico del Rey y de la Armada, de la que recibió el encargo de fabricar 20 cronómetros. Recordemos que en ese entonces el precio de un cronómetro era del 30% del valor total de un barco, por lo que podemos suponer que Ferdinand Berthoud tuvo desde entonces una vida acomodada. Aquí abajo tenemos su cronómetro número 6, una auténtica belleza que me encantaría que existiese como reloj de pulsera.

Ferdinand Berthoud Horloge de marine 6 - 1777

Hace una década, mientras hacía acopio de piezas para el museo de Chopard, su director general y propietario Karl-Friedrich Scheufele, dio por causalidad con el nombre y su historia, e inmediatamente compró aquel para revivir esta. Para ello puso al frente de la dirección creativa a Guy Bove, que ya lo hacía para Chopard, quien creó un calibre y una caja que recogiera la herencia del relojero suizo. Así nació el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1.

 

Partamos de la base de que nadie sabe qué habría creado Ferdinand Berthoud hoy día, y ya sabemos que muchas veces se utiliza un nombre para dar legitimidad a la marca y luego se hacen cosas que nada tienen que ver con el personaje histórico y su obra (me viene a la cabeza Graham, por ejemplo). Pero, una vez admitido lo anterior, hay que decir que el FB 1 es un reloj notable. El objetivo de captar la esencia de un cronómetro marino y plasmarla en un reloj está plenamente logrado, y además de manera muy atractiva. Aunque antes de analizarlo yo recomiendo ver el vídeo sobre los cronómetros marinos de Thomas Mercer, porque sirve muy bien para ponerse en situación (pulsa aquí para verlo).

Ferdinand-Berthoud

La caja del Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene forma octogonal y muy elaborada: bajo el bisel pulido encontramos el polígono al que se le han practicado unas aperturas para poder ver el interior del calibre. Esto no sólo es de agradecer visualmente sino que además aligera el peso de una caja que se presenta en oro gris u oro rosa y tiene 44 mm de diámetro y 13 de altura, por lo que no es pequeña y por tanto el peso es un factor a tener en cuenta.  Los laterales terminan en una especie de pernos a los que se ata la correa y que son un recuerdo de los cardanes que mantienen los cronómetros marinos horizontales dentro de la caja.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 frente

La esfera es también un recordatorio de los cronómetros marinos. Llama la atención la gran manecilla central tipo regulador pero que es en realidad el segundero. Esto es así porque en el mar los segundos son muy importantes porque pueden significar desviaciones de posición grandes (y peligrosas). Además aunque a las 6 hay un tourbillon de un minuto -sobre el que habitualmente encontramos el pequeño segundero- es la rueda central del tren de engranajes la que lo mueve. Es una solución estéticamente muy atractiva.

A las 9 aparece la reserva de marcha (de 53 horas) que peca, como ocurre en tantos relojes, de exceso de palabras: si el indicador ya dice 1 y 0 no sé por qué hace falta además escribir “alta” y “baja”. Pero la esfera está bien resuelta, con esa forma hacia dentro para darle dinamismo y que por cierto recuerda al comecocos (o me lo recuerda a mí, vaya). Por último las horas y minutos aparecen a las 12 sobre una esfera lacada en blanco.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 esfera

Todo ello está movido por un calibre francamente encomiable y que profundiza en la relojería clásica. Para empezar la platina superior e inferior están unidas por pilares, como en los relojes del siglo XVI. La columnas se alinean con las aperturas de la caja para dejar ver en interior del movimiento, en el que además del tourbillon destaca el mecanismo de fuerza constante mediante de huso y cadena. Éste es como digo un elemento tradicional -sobre todo en los cronómetros marinos- para garantizar una entrega estable de energía a lo largo de las 53 horas y que hemos visto en algunos relojes (como en este Zenith por ejemplo) .

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 -calibre FB-T FC abierto

Por supuesto el mecanismo se aprecia a través de las ventanillas de la carrura, lo que aumenta el placer visual del reloj, que además continua cuando se gira y se contempla el calibre a través del cristal de zafiro.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 - reverso

Un detalle más: el indicador de reserva de marcha se mueve no mediante un diferencial conectado con el barrilete -como es habitual- sino gracias a un cono que sube y baja con el giro del mismo. Un rubí se desliza por la superficie del cono y transmite su deslizamiento a un eje que a su vez mueve la manecilla de indicación de reserva.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 cono de reserva de marcha

Son estos detalles los que demuestran el mimo y la pasión por el detalle y la fidelidad a la tradición que se ha puesto en el lanzamiento de la marca, sin duda el nuevo amor de Karl F. Scheufele.

Por cierto que el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene el certificado de cronometría COSC, pero yo echo de menos una afirmación de la marca sobre la precisión del reloj. Si los cronómetros de John Harrison no se desviaban más de 2 segundos al día, Ferdinand Berthoud no debería conformarse con los márgenes que permite COSC (-4/+6 segundos diarios).

Digamos por último que el reloj se lanza en dos ediciones limitadas, una en titanio (18 piezas) y otra en oro rosa y cerámica (50 piezas), con un precio de 220.000 euros. La idea del grupo Chopard es que, tras el impulso inicial que le ha dado su fundador, la compañía vuele sola y no se le relacione con Chopard o sus relojes, para lo que los desarrollos van a ser independientes. Es de suponer que el año que viene en Baselworld Ferdinand Berthoud expondrá de manera independiente, y será el momento de poder ver los relojes en vivo.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 perfil

Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica Completa, esta es su web y este su vídeo:



Dos nuevos L.U.C de Chopard

Dos nuevos Chopard L.U.C

L. U. C son las iniciales de Louis-Ulysse Chopard, quien en 1860 fundó la empresa que todavía hoy lleva su nombre. Como homenaje a su fundador la colección L.U.C es la de mayor nivel de Chopard, en la que más mimo y saber hacer vuelca la manufactura. Vamos a ver dos nuevos modelos de la colección.

L.U.C PERPETUAL T

Chopard L.U.C Perpetual T - perfil

Este modelo se engloba dentro de las grandes complicaciones de la manufactura y es en realidad una reedición del un modelo que ya existía desde 2013 si no estoy equivocado. Si entonces el reloj vio la luz en una caja de oro rosa ahora lo hace en el mucho más lujoso platino, en una edición limitada a 25 piezas.

Con un diámetro de 43 mm Chopard puede incluir una esfera en la que todo es grande: los numerales romanos, las subesferas y la ventana del tourbillon a las 6 con el gran puente que lo sobrevuela. El torbellino es la única licencia estética, porque por lo demás el reloj es un calendario perpetuo y por tanto un instrumento muy útil.

Chopard L.U.C Perpetual T frontal

Gobernado por una gran fecha a las 12, por debajo tiene a la izquierda la indicación de los días de la semana y el indicador de el horario de 24 horas, indicado de manera muy sutil mediante una punta de fecha que parece el contrapeso de la manecilla del día.

Enfrente tenemos el indicador del mes y de los años bisiestos. Y, como decía, a las 6 se abre la ventana del tourbillon. Por encima de la gran fecha aparece el nombre de la colección desde la que irradia la decoración guilloché. Y por supuesto también están los numerales romanos de gran tamaño -tradicionales en Chopard- y la minutería de ferrocarril. Éste es un diseño de esfera que le gusta mucho a Chopard, de tal forma que todos los relojes con grandes complicaciones lo comparten; por ejemplo el L.U.C 150 All-In-One que pudimos ver en el SIAR 2015.

SIAR 2015 - Chopard L.U.C 150 All in One en la muñeca

Es una esfera impecablemente legible y con una presencia potente pero elegante. Para no sobrecargar el dial la reserva de marcha aparece en el reverso. Es de nada menos que de 9 días, gracias  a la tecnología propietaria Quattro que integra 4 barriletes emparejados de dos en dos.  El cristal de zafiro del reverso permite ver el calibre de manufactura.

Chopard L.U.C Perpetual T reverso b

Como se puede ver el L.U.C 02.15-L es un calibre manual que, siguiendo las tendencias actuales, no permite ver nada del movimiento porque lo esconden los puentes y platinas decoradas con Côtes de Genève. Como siempre en los calibres L.U.C el movimeinto ostenta la certificación del COSC. Pero además este modelo también ha sido distinguido con el Punzón de Ginebra que no sólo controla la cronometría sino todo el conjunto del reloj.

Chopard L.U.C Perpetual T - Calibre L.U.C 02.15-L duo

Es una edición limitada a 25 unidades. Cuando sepa el precio lo pondré aquí, pero imagino que estará bien por encima de los 200.000 euros de vellón. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica.

L.U.C XP SKELETEC

Chopard L.U.C XP Skeletec perfil

Yo creo que cuando pensamos en L.U.C  de vestir con índices pensamos en esta maravilla o en alguna de sus variantes, y sin embargo el L.U.C XP Skeletec lleva en la colección de Chopard desde 2012. El reloj cumple todos los parámetros de un reloj de vestir: tiene un diámetro de 39,50 mm y tan sólo 7,13 de altura; es un dos agujas -que son delfín- que apuntan a índices de bastón.

Estos se encuentran sobre una superficie en color pizarra y decoración rayos de sol. Esta misma superficie ya existía, pero la caja era de oro blanco y diamantes engastados; en este versión queda mejor por el contraste que ofrece con el oro rosa. Pero por supuesto lo que más llama la atención es la parte central esqueletada.

Chopard L.U.C XP Skeletec detalle de la esfera

Tiene un diseño muy atractivo, con ese vaciado circular que se ve remarcado por la decoración Côtes de Genève. Por debajo resaltan los dos barriletes y su dorado cepillado que crea un buen contraste.

Chopard L.U.C XP Skeletec reverso

Si le damos la vuelta vemos que el motivo circular de los puentes sigue en el reverso, pero además descubrimos el tradicional microrrotor de Chopard, cuya decoración clásica no encaja bien del todo con el aspecto más contemporáneo del reloj. Si tenemos en cuenta que la altura total del calibre es de sólo 3,30 mm (tal como aparece en su Ficha Técnica) nos daremos cuenta de que es un trabajo técnico más que meritorio para un reloj automático que además incluye dos barriletes para aportar 65 horas de reserva de marcha.

Chopard L.U.C Skeletec - Calibre 96.17-S duo

Y por supuesto tiene el certificado de cronómetro, como todos sus hermanos de colección. Es también una edición limitada, en este caso a 288 piezas. En la web de Chopard de Estados Unidos el reloj tiene un precio de 22.070 dólares, que al cambio son casi 20.000 euros. Supongo que ese será más o menos el precio que tenga por aquí.



L.U.C XP Skeletec

Chopard L.U.C XP SkeletecCaja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 39,50 mm, altura 7,13 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante con logo L.U.Chopard blanco
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C de 4 mm
  • Bisel pulido o con diamantes engastados
  • Fondo de la caja con cristal de zafiro anti-reflectante
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esfera pizarra esqueletada  “satiné soleil”
  • Índices dorados pulidos
  •  Agujas dauphine doradas para las horas y los minutos

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Calibre manufactura de la manufactura L.U.C 96.17-S
  • Diámetro 27,40x 3,30 mm
  • 29 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Dos barriletes superpuestos, tecnología  L.U.C “Twin”
  • Puentes con decoración “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de cocodrilo marrón mate, cosida a mano
  • Hebilla de oro rosa de 18k

Edición limitada a 288 piezas

Chopard L.U.C XP Skeletec reverso

Chopard L.U.C XP Skeletec detalle de la esfera Chopard L.U.C Skeletec - Calibre 96.17-S anverso Chopard L.U.C Skeletec - Calibre 96.17-S reverso



L.U.C Perpetual T

 

Chopard L.U.C Perpetual TCaja:

  • Platino
  • Diámetro 43 mm, altura 14,90 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de 6,50 mm de oro gris de 18k con logo L.U.C
  • Bisel y fondo pulidos
  • Fondo de cristal de zafiro con indicación de reserva de marcha
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18k guilloché hecha a mano
  • Contadores azurés en color pizarra
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Esferas de calendario perpetuo (fecha en ventana, día de la semana e indicación de 24 horas, meses y años bisiestos) – en el lado de la esfera
  • Fecha a las 4:30h
  • Agujas dauphine para las horas y los minutos, de calendario de días y meses, de segundero pequeño rodiadas. Agujas de los calendarios día/noche y año en forma de triángulo blanco – Índices dorados
  • Tourbillon con pequeño segundero a las 6h
  • Minutería de ferrocarril

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Gran Fecha. Calendario Perpetuo. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de manufactura L.U.C 02.15-L manual
  • Diámetro 33 mm; altura 9,35 mm
  • 31 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 216 horas
  • Puentes decoración Côtes de Genève
  • Certificado de cronometría COSC
  • Certificado del Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa de cocodrilo negro, cosida a mano, forrada de cocodrilo
  • Hebilla desplegable de oro gris de 8k

Edición limitada a 25 piezas

Chopard L.U.C Perpetual T reverso

Chopard L.U.C Perpetual T  - Calibre L.U.C 02.15-L anverso Chopard L.U.C Perpetual T  - Calibre L.U.C 02.15-L reverso

 



Chopard Superfast Chrono y Mark Webber para Only Watch

onlywatch

Seguimos revisando los relojes que se presentan para la subasta benéfica Only Watch.  Hoy le toca a Chopard, que viene de la mano del piloto australiano Mark Webber. Mark es piloto de Porsche y embajador de la manufactura, y ambos han unido esfuerzos para crear un reloj digno de la buenísima causa de Only Watch.

 

Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Only Watch 2015 - perfil

Para todo aquel que siga Horas y Minutos el Superfast Chrono Porsche 919 Edition le sonará mucho: lo presentamos en vídeo el pasado 15 de febrero, así que recomiendo repasarlo (o verlo por primera vez) antes de seguir adelante: está en este enlace.

¿Qué ofrece el reloj? Mucho, en todos los sentidos. En una caja de 45 mm de diámetro y 15,08 de altura -es decir, un tamaño como para notarlo en la muñeca- nos encontramos con una esfera plateada muy atractiva con un cronógrafo flyback con certificación COSC, indicación de fecha a las 4:30 y una legibilidad envidiable.

Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Only Watch 2015 - frontal

Pero además es que todo ello se mueve gracias a un calibre de manufactura, el 03.05-M, lo que completa un medidor de tiempos más que atractivo, que en su versión de acero costaba menos de 11.000 euros -muy buen precio para lo que hay en en el mercado porque además es una edición limitada.

¿Y qué tiene de nuevo? Pues por encima de todo el material de la caja: está construida en titanio. Y tratado con DLC, lo que incrementa notablemente su resistencia al uso y su durabilidad.

Mark Webber firmando los dibujos  ©JohannSauty-Chopard

Mark Webber firmando los dibujos ©JohannSauty-Chopard

El otro detalle es que la trasera sacrifica el zafiro que permitía ver el calibre para poder alojar la firma de Mark Webber. Si bien a los relojeros nos parece una pérdida hay que tener en cuenta que eso convierte al reloj en una pieza aún más única y por tanto alcanzará un mayor valor en la subasta, que es de lo que se trata. Lo veremos en noviembre.

Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Only Watch 2015 - trasera

BOLA EXTRA: SUPERFAST CHRONO PORSCHE 919 JACKY ICKX EDITION

En la misma línea que el reloj de Mark Webber está éste en homenaje a la leyenda del motor Jacky Ickx, conocido como “Monsieur Le Mans” por sus 6 victorias seguidas en el circuito (3 de ellas seguidas).

Sin duda se puede considerar “su” carrera, porque llegó incluso a forzar un cambo en las reglas: en 1969 al comenzar la carrera en vez de ir corriendo al vehículo, como era habitual, Jacky caminó hasta su GT 40 para protestar contra esta práctica peligrosa y sin sentido en una carrera de 24 horas: se acordaba del accidente de Willy Mairesse, quien falleció por no haberse puesto el cinturón de seguridad para ganar unos segundos. Al final el belga ganó en Le Mans con la diferencia más corta de la historia de la carrera: 120 metros. Un año después se modificaron las reglas para que la carrera comenzara con los pilotos ya sentados en los coches.

Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Jacky Ickx Edition

Jacky lleva mucho tiempo como amigo de Chopard, hasta el punto que incluso ha corrido como copiloto de Karl-Friedrich Scheufele en la carrera Mille MIglia, cuyos relojes conmemorativos hemos visto aquí y aquí. Ahora la casa le rinde pleitesía con una edición especial de Superfast Chrono Porsche 919 que resulta ser el más bonito de todos.

Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Jacky Ickx Edition - reverso

El reloj es estructuralmente idéntico a la versión estándar, y donde se producen todos los cambios es en la esfera, y de manera brillante. Son dos los cambios: el bisel interno de la esfera pasa del plateado al azul marino. Lo mismo ocurre con las subesferas del cronógrafo, a las que les queda estupendamente el azul. Siempre que se interrumpe el azul es con acentos blancos, y es que el casco de Jacky tenía siempre esos dos colores.

La trasera es ciega porque también en este caso incluye la firma del piloto. Y también es una edición limitada a 100 piezas.

Jacky Ickx con su Chopard

 



En la muñeca: Chopard Mille Miglia Race Edition

Chopard Mille Miglia Race Edition frontal 1

Aunque Chopard ya tiene una colección de tres relojes llamados Mille Miglia que revisamos de manera extensa en este artículo, esta es la edición limitada conmemorativa de la carrera de este año. Al contrario de lo que suele ser habitual, que es tener un cronógrafo para la edición especial, esta vez es sólo el modelo con reserva de marcha, y me parece una buena idea porque Chopard lleva tiempo imitando el indicador de combustible de un automóvil, pero nunca le ha quedado tan bien como en este modelo.

Chopard Mille Miglia Race Edition detalle reserva de marcha

La esfera roja, asociada al color de los coches de carrera italianos le queda muy bien al modelo y la indicación de reserva, siempre complicada de encajar en la esfera, queda de fábula. Realmente transmite la idea de indicador del depósito de combustible.

Chopard Mille Miglia Race Edition frontal

Además el rojo es vibrante, pero no chillón. Y el blanco de los índices y manecillas y el negro que lo perfila hace que la presencia del reloj sea impactante. Transmite sensación de deportividad siendo simplemente un reloj de tres agujas y fecha. Eso habla de lo conseguido que está el diseño. Yo sólo le pongo una pero, y es que me hubiera gustado ver la ventana de fecha con el fondo rojo y los numerales en blanco.

numeros rojos

Como siempre en los relojes deportivos de Chopard -y en los no deportivos también- la legibilidad es intachable, tanto en la luz del día como en la oscuridad.

Chopard Mille Miglia GTS Automático - calibre

El reloj se mueve gracias a un calibre de manufactura salido de la fábrica de Chopard Fleurier Ebauches y tiene certificación COSC. Es un calibre bien realizado, atractivo, con sólo una pega: tiene un diámetro de sólo 28,6 mm, demasiado pequeño para una caja de 43 mm de diámetro. En la trasera queda bien porque el acero sirve para el grabado conmemorativo, pero en la esfera se nota que la fecha queda muy alejada de las tres. Pero como está incluida dentro de la flecha del logotipo de la carrera el efecto estético es adecuado.

Chopard Mille Miglia Race Edition en la muñeca

También como siempre el reloj queda muy bien en la muñeca, con el efecto retro de la ya mencionada indicación de reserva de marcha, el bisel sencillo y la correa barenia tipo racing.

El precio de la versión de acero es de 5.820 euros y está limitada a 1.000 unidades. Hay también una versión en oro rosa limitada a 100 unidades con un precio de 18.950 euros. Esta es su Ficha Técnica.



Nuevo Chopard Mille Miglia Race Edition

 

r#img_2021

Hoy termina La Carrera Más Bella del Mundo, que transcurre entre Brescia y Roma y de vuelta a Brescia. La Mille Miglia nació en 1927 y exige que los modelos participantes -sólo 375- lo hicieran en alguna edición entre 1927 y 1957. Coches antiguos, motor y belleza: no es de extrañar que Chopard sea su patrocinador desde hace 27 años.

r#img_1846

Además, como ya sabemos, el co-presidente de Chopard Karl-Friedrich Scheufele es un apasionado del motor, especialmente los vehículos vintage. Tanto es así que él mismo compite en la carrera año tras año. En 2014 lo hizo con el famoso piloto Jacky Ickx y este año su copiloto es su mujer Christine Scheufele.

Jacky Ickx y Karl-Friedrich Scheufele en su  Porsche 550 Spyder RS

Jacky Ickx y Karl-Friedrich Scheufele en su Porsche 550 Spyder RS

Pues bien, también es costumbre que Chopard lance todos los años una edición estándar (es decir, no limitada) con el nombre de la carrera que patrocina y una edición especial y limitada. El año pasado la edición limitada se ajustaba muy bien al espíritu retro de la carrera, tal como contábamos en este vídeo.

También hemos revisado de manera extensa la colección estándar Mille Miglia 2015 en este artículo, pero es el momento de desvelar la edición limitada. Al contrario de lo que pasó el año pasado esta vez la edición limitada es sólo una iteración del Mille Miglia GTS Power Control. Sólo tiene una diferencia, pero es sustancial.

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition perfil

El rojo, tan unido a las carreras desde sus principios, intercambia puestos con el negro. Antes el negro cubría toda la esfera y el rojo se limitaba al bisel externo y a la aguja del segundero central. Ahora es el rojo el que tiñe toda la esfera, y el resultado no puede ser mejor.

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition n

La esfera resulta ahora vibrante y la sección de la reserva de marcha, siempre problemática, queda mucho mejor integrada y luce realmente como en los vehículos. El negro queda reservado para el bisel interno y las agujas (aquí con un brillo metalizado). Muy bien resuelto el reloj. Sólo una pega ¿Habría quedado mejor la ventana de fecha con el fondo rojo y los números en blanco. En mi opinión sí. Y por lo mismo, hubiera preferido los pespuntes de la correa racing en rojo.

Chopard Mille Miglia GTS Calibre 1

Hay que destacar también el calibre que, como ya vimos, es de manufactura y con certificación COSC. Digamos por último que hay también una versión en oro rosa (también habitual) limitada a 100 unidades, mientras que la de acero lo está a 1.000 unidades.

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition oro n

En cuanto llegue a Madrid le haré algunas fotos para verlo en vivo, además de facilitar el precio. Mientras tanto, esta es la Ficha Técnica Completa. 

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition amb1



Mille Miglia 2015 Race Edition

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition aceroCaja:

  • Acero u oro rosa de 18k
  • Diámetro 43 mm, altura 11,43 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de acero
  • Fondo abierto atornillado, con la mención  Mille Miglia  y Brescia > Roma > Brescia
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Esfera en rojo con aplicaciones blancas
  • Aplicaciones y números negros metalizados y pintados con Superluminova
  • Indicador de reserva de marcha con aplicaciones blancas y negras
  • Agujas de las horas y de los minutos negras metalizadas o doradas y facetadas
  • Segundero central negro metalizado o dorado

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha a las 3. Reserva de marcha a las 9

Movimiento:

  • Calibre automático Chopard 01.08-C
  • Diámetro 28,6 mm
  • 40 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 60 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa en barenia negro con costuras blancas
  • Hebilla desplegable en acero u oro rosa de 18 k

Edición limitada a 1.000 piezas en acero (5.820 €) o 100 en oro rosa (18.950 €)

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition reverso

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition perfil b

Chopard Mille Miglia 2015 Race Edition oro



Los nuevos Happy Fish de Chopard. Fotos en vivo y precios

 

 

Happy Fish

Como ya se acerca el buen tiempo vamos a empezar a ver modelos con un aire más ligero, menos serio, más cercano a la moda. Los primeros que anotamos son los Chopard  Happy Fish que apelan directamente a los dictados de la moda pero que incorporan un movimiento mecánico en su interior, que debería ser norma en todos los relojes creados por una manufactura.

Chpard Happy Fish turquoise 1

Presentada en 2002 la colección Happy Fish es una etapa más en la larga travesía por mar del reloj Happy Sport, que jamás ha dejado de reinventar, en todas sus versiones, su inigualable chic. Creado en 1993 por Caroline Scheufele, trastoca todos los códigos de la relojería a través de una asociación inédita: el acero y los diamantes. La radical modernidad de sus líneas y sus materiales se conjuga de maravilla con el espíritu lúdico de los Happy Diamonds, unos diamantes libres de cualquier engaste que bailan entre dos cristales de zafiro.

 

Nácar perlado y diamantes móviles luminiscentes para un baile con los colores del océano 

Chopard Happy Fish turquoise

 

La delicada colección Happy Fish da la bienvenida a dos modelos espléndidos. El primero tiene una esfera turquesa matizada madre perla con matices de color para crear un efecto laguna azul. En el centro de la esfera, un discreto pez de día, se enciende y cobra vida al caer la noche. Cinco diamantes móviles por primera vez luminiscentes de noche y un pequeño pez de oro rosa bailan como si estuvieran en un aquario, mientras que la correa de cocodrilo turquesa continua el color de la esfera. El ritmo de este baile acuatico lo marca un movimiento mecánico en una caja de acero o de oro rosa.

Chopard Happy Fish turquoise - brillo

 

El segundo modelo Happy Fish, rinde homenaje a la magia de los fondos marinos a través de los Oficios Artísticos. En una armonía de turquesa y oro, el movimiento y las fluidas curvas de un pez, también visible en la oscuridad,  adquieren vida por la gracia de un bellísimo trabajo de grabado sobre nácar perlado.

Chopard Happy Fish Métiers d'Art de día

La armonía de los volúmenes delicadamente abombados y trabajados con pan de oro infunde a este cuadro una suavidad tornasolada y una luz delicada, que se prolonga sobre un engaste nieve de zafiros azules en tonos degradados. Sobre estas ondulantes aguas bailan 7 diamantes móviles luminiscentes. Sobre este velo turquesa, el ojo del pez, en jaspe rojo, se posa como un punto de exclamación. La delicadeza de este trabajo de joyería continúa sobre el bisel, engastado con diamantes en tres tallas diferentes, que se alternan para aportar mayor suavidad, mientras que la caja, en oro rosa de 18k, realzada por una correa de cocodrilo blanco nacarado, alberga un movimiento automático.

Chopard Happy Fish Métiers d'Art - brillo

Los precios de los dos modelos son:

  • Happy Fish Turquesa: 8.170 €
  • Happy Fish Métiers d’Art: 45.690€

Detalles Técnicos Happy Fish Turquoise 

Caja:

  • Acero y Oro rosa de 18k
  • Diámetro total: 36,00 mm
  • Grosor: 12,65 mm
  • Sumergible a: 30 m
  • Corona en oro rosa de 18kengastada con un topaz 6,00 mm
  • Bisel en oro rosa de 18k
  • Cristal de zafiro anti reflectante
  • Fondo abierto

Movimiento:

  • Mecánico automático
  • Diámetro: 26,20 mm
  • Grosor: 3,60 mm
  • Número de piedras: 25
  • Frecuencia: 28’800 A/h (4Hz)
  • Reserva de marcha: 42 horas

Esfera y agujas:

  • Esfera turquesa matizada madre perla con luminiscente (SLN) transferido a la figura del pez
  • Cinco diamantes móviles luminiscentes (SLN)
  • Agujas de las horas, los minutos y los segundos, doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de la hora, los minutos y los segundos en el centro

Correa y hebilla:

  • Correa en cocodrilo turquesa
  • Hebilla en oro rosa de 18k

Ref. 2785778-6001

Exclusividad de las Boutiques y Corners

 

Detalles Técnicos Happy Fish Métiers d’Art

Caja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro total: 36,00 mm
  • Grosor: 12,65 mm
  • Sumergible a: 30 m
  • Corona en oro rosa de 18k con un diamante engastado 6,00 mm
  • Bisel en oro rosa de 18k engastado con diamantes de tres tallas diferentes
  • Cristal de zafiro anti reflectante
  • Fondo abierto

Movimiento:

  • Mecánico automático
  • Diámetro: 26,20 mm
  • Grosor: 3,60 mm
  • Número de piedras: 25
  • Frecuencia: 28’800 A/h (4Hz)
  • Reserva de marcha: 42 horas

Esfera y agujas:

  • Esfera con engaste nieve en un degradado de zafiros azules con pez en nácar perlado luminiscente (SLN) grabado en « bajo relieve »
  • Decoración con pan de oro a mano, ojo en jaspe rojo
  • Siete diamantes móviles luminiscentes (SLN)
  • Agujas de las horas, los minutos y los segundos, doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de la hora, los minutos y los segundos en el centro

Correa y hebilla:

  • Correa en cocodrilo blanco nacarado
  • Hebilla en oro rosa de 18k

Ref. 274891-5015

Exclusividad de las Boutiques y Corners

Edición limitada de 25 piezas



Ya disponibles los Chopard Mille Miglia: fotos en vivo y precios. ACTUALIZADO

Chopard Mille Miglia GTS Automático correa

Normalmente los tiempos de espera desde que se presentan los nuevos modelos (tanto los del grupo Richemont en el SIHH como los de las demás marcas en Baselworld) hasta que llegan a las tiendas son largos. No es raro ver pasar un año entre los dos momentos, algo que a menudo desespera a los posibles compradores y también a los vendedores. Pues bien, en el caso que hoy nos ocupa ocurre lo contrario: según se anunciaban en Baselworld los nuevos Mille Miglia GTS de Chopard comenzaban a enviarse a las boutiques.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control

Así que nos acercamos a la que tiene Chopard en la calle Serrano de Madrid –donde siempre nos tratan de maravilla- para verlos de cerca y, gracias a nuestras fotos exclusivas, que todo el mundo haga lo mismo.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono frontal

 

 

Mille Miglia GTS Automatic

A falta de ver la edición especial que se lanzará para la carrera de 2015 (que tiene lugar entre el 14 y el 17 de mayo), estos GTS siguen la norma de Chopard de proponer una tríada compuesta por un tres agujas, un reserva de marcha y un cronógrafo, los tres con una versión en oro rosa y con la opción de integrar un brazalete en vez de correa de caucho. Los que vamos a ver aquí son todos en acero, que a mí me gusta más porque me parece más fiel al espíritu deportivo.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic frontal

Comenzamos por el tres agujas, la versión básica y sin embargo muy conseguida. Como siempre destaca la legibilidad de la esfera, algo en lo que Chopard siempre puntúa muy alto. Y eso es gracias a unas manecillas grandes pero con estilo, y con la longitud exacta: la de horas llegando al borde de los numerales o índices y la de los minutos justo hasta el final de los mismos. Mira que es fácil de hacer y qué pocas marcas lo tienen en cuenta.

Los índices son grandes y estructurados: un marco facetado resalta la forma de flecha, como la de las manecillas y como la propia flecha del logotipo de la carrera. El segundero central rojo tiene la punta en blanco para crear un juego estético: sobresale cuando está pasando entre las horas, se camufla en el índice cuando pasa por encima.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic detalle

Por supuesto el rojo es el de la competición, que se repite también en el bisel interior.  Aún no siendo la versión cronógrafo Chopard ha incluido la subdivisión de los minutos clásica de los cronos, para hacer mediciones más exactas. Es también notable el contraste entre los grandes numerales -sólidos y con estructura moderna- y los delicados y con aire retro de los del bisel exterior de aluminio negro -lo único vintage del reloj además de la ya tradicional correa de caucho Dunlop años 60.

Calibre de Manufactura

Chopard Mille Miglia GTS Calibre 1

Pero lo más interesante está dentro: el calibre 01.01-C (o 01.08-C en la versión con reserva de marcha) está íntegramente desarrollado por Fleurier Ebauches, la manufactura puesta en marcha por Chopard para abastecerse de calibres.

Chopard Mille Miglia GTS Automático - calibre

Tiene dos grandes cosas este calibre: 1- la certificación COSC, no muy habitual en un automático sencillo. 2- una construcción realmente atractiva, con esos puentes de perfiles sinuosos y el rotor muy bien decorado. También tiene un lado negativo: el diámetro es de 28,80 mm. No sé por qué los han hecho tan pequeños, particularmente sabiendo que van destinados a relojes que nunca tienen menos de 42 mm de diámetro. Así como en el reverso no se nota gracias al anillo con el recorrido de la carrera grabado, en elanverso ocurre lo ya ocurría con los movimientos ETA: la ventana de fecha se aleja del borde.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic en la muñeca

En este caso sin embargo no es un problema porque la fecha queda enmarcada en el logotipo de la carrera, y el resultado final en la muñeca es muy atractivo.

Un último detalle, aunque es común para los tres modelos: el pliegue de la correa de caucho ha cambiado, con una geometría distinta y un sistema de cierre también modificado para darle más durabilidad y facilidad a la hora de abrirlo.

Chopard Mille Miglia GTS cierre plegable

El precio del reloj, con correa de caucho, es de 5.070 €

 

GTS Power Control

Chopard Mille Miglia GTS Power Control brazalete y esfera

Esta es la versión con brazalete, que es de tres secciones en la que la central es mayor y está cepillada para aguantar mejor el trajín diario. Como siempre en el reloj con reserva de marcha se presenta la complicación imitando el indicador de combustible de un automóvil.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca -brazalete

En otros modelos el indicador era mucho más llamativo (por ejemplo en el Superfast), lo que comprometía la estética de la esfera. Esta vez está mejor integrado porque, aunque ocupa el mismo espacio entre las 8 y las 10, tener el fondo negro y una franja decreciente en blanco lo hace más discreto sin perder su carácter deportivo. Hasta ahora creo que es la mejor declinación que ha llevado a cabo Chopard de esta complicación en sus relojes deportivos

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca 1

Me gusta mucho cómo queda el reloj con el brazalete, aunque la diferencia de precio puede ser difícil de aceptar: con caucho cuesta 5.540 € y con brazalete 6.880.

Chopard Mille Miglia GTS brazalete

 

 

Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono 1

La estrella de la colección a mi entender. Curiosamente, sin embargo, la única que no integra un calibre de manufactura, sino el ubicuo ETA-Valjoux 7750. Supongo que es una decisión comercial para no disparar el precio (recordemos aquí al Superfast Chrono Porsche 919 Edition) .

Chopard Mille Miglia GTS Chrono - detalle de esfera

 

El primer golpe de vista nos transmite una sensación de ajetreo: pasan muchas cosas en esta esfera. E incluso antes de llegar a la esfera, porque el taquímetro del bisel -por cierto con una tipografía igual que la del bisel de los otros dos modelos y que queda muy bien-  aumenta la sensación de actividad.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono Perfil

Pues bien la esfera, siendo una tricompax clásica, tiene un montón de indicadores: la minutería interior a la que se le ha añadido los múltiplos de 5 sobre cada índice, el logotipo de la carrera, las grandes manecillas y unas subesferas en las que no se han escatimado índices  de varios tamaños y números (iguales que los del taquímetro y los de los minutos, gracias Chopard por la consistencia). Y sin embargo, el conjunto funciona perfectamente: todo se lee bien, a la primera, gracias fundamentalmente a las diferentes superficies de las dos subesferas del crono que añaden profundidad y por tanto una lectura en varios niveles.

Hay dos detalles que me gustan particularmente: el borde metálico de las subesferas, que rodea a las tres uniéndolas en un sólo conjunto; los índices de las 3, 6, 9 y 12, que en vez de estar cortados por las esferas o la flecha son simplemente de menor tamaño. Sabia decisión, mucho más bonito.

Chopard Mille Miglia GTS Chronógrafo correa racing

Los pulsadores de pistón tienen una decoración con un enrejado muy atractivo, y tienen un tacto estupendo. Y por supuesto la correa de caucho le queda muy bien.

A pesar de sus 44 mm de diámetro (uno más que sus hermanos de colección) el reloj se asienta muy bien sobre el pulso, con una presencia deportiva -obviamente- pero elegante a la vez. El precio con la correa de caucho es de 6.200 €; un duro contendiente para la versión con reserva de marcha. Todas las especificaciones técnicas están en la página que tenemos dedicada a Chopard y cuyo vínculo aparece al principio de este artículo.

Chopard Mille Miglia GTS en la muñeca

 

Como también decía al principio, los modelos ya están en la boutique de la marca en Madrid, así que os animo a ir a verlos en persona. Merece la pena. Por los Mille Miglia y por todos los relojazos que tienen, claro.

ACTUALIZACIÓN

Tres fotos del Mille Miglia GTS Chrono  en oro:

Chopard Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono perfil

Chopard Mille Miglia GTS Chrono correa



Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS ChronoCaja:

  • Acero u oro rosa de 18k
  • Diámetro 44 mm, altura 13,79 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona acero u oro rosa de 18 k
  • Bisel de acero o en oro rosa de 18k con inserción de aluminio negro
  • Fondo grabado con logo logo Mille Miglia y la mención Brescia > Roma > Brescia
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negro aterciopelado mate con aplicaciones blancas y rojas
  • Contadores incrustados azurés en galvanizado negro a las 12h, a las 6h y a las 9h con aplicaciones blancas
  • Agujas rodiadas o doradas pintadas de Superluminova
  • Segundero rojo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático
  • Diámetro 30,40 mm; altura 7,9 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 46 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa de caucho inspirada en los neumáticos Dunlop de los años 60 o correa de acero
  • Hebilla desplegable en acero u oro rosa de 18k


Mille Miglia GTS Automatic

Chopard Mille Miglia GTS AutomaticCaja:

  • Acero u oro rosa de 18k
  • Diámetro 43 mm, altura 11,43 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona en acero o en oro rosa de 18k
  • Bisel de acero o en oro rosa de 18k con inserción de aluminio negro
  • Fondo abierto atornillado, con mención Mille Miglia y Brescia > Roma > Brescia
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negro aterciopelado mate con aplicaciones blancas y rojas
  • Aplicaciones y números rodiados o dorados, pintados con Superluminova
  • Realce amarillo
  • Agujas de las horas y de los minutos rodiadas o doradas y facetadas
  • Segundero rojo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha a las 3

Movimiento:

  • Calibre automático Chopard 01.01-C
  • Diámetro 28,80 mm; altura: 4,95 mm
  • 27 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 60 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa de caucho inspirada en los neumáticos Dunlop de los años 60 o correa de acero
  • Hebilla desplegable en acero o en oro rosa de 18k

Chopard Mille Miglia GTS Power Control trasera

Chopard Mille Miglia GTS Power Control Calibre 01.08-C reverso Chopard Mille Miglia GTS Power Control Calibre 01.08-C

 



Chopard L.U.C Regulator: fotos en vivo y precio

Chopard L.U.C Regulator

Ya dije cuando se anunciaron los dos modelos pre-Basel que el Regulator de Chopard se iba a convertir en uno mis relojes favoritos de la casa, a falta de verlo en vivo. Y decía lo de verlo en vivo porque ya sabemos que a menudo los relojes pasan casi más tiempo en Photoshop que en la manufactura, y a veces pasa lo de las películas: cualquier parecido con la realidad es casual.

 

Pues no es éste el caso: en vivo gana aún más que en foto. Es un reloj fantástico, impecable, redondo (perdón por lo fácil del adjetivo). En mi opinión directamente un clásico y uno de los mejores que Chopard haya hecho nunca.

Chopard L.U.C Regulator perfil

 

La casa de los Scheufele gusta de usar para sus relojes L.U.C de grandes numerales romanos o arábigos. A menudo quedan muy bien (baste este ejemplo), otras no tanto; particularmente los arábigos a menudo son demasiado grandes y le quitan elegancia. En este modelo se usan también arábigos, pero ¡ah, qué maravilla! Tienen una tipografía perfecta y un tamaño exacto para la esfera que ocupa; además se repiten en todas las subesferas, creando un espacio armonioso y más que elegante presidido por el abanico de la reserva de marcha, de nada menos que 9 días.

Tanto la manecilla de horas como la de minutos ostentan el mismo diseño Art Déco que hemos visto en numerosos modelos de Chopard. Tienen personalidad y fuerza sin dejar de ser elegantes. Y también tienen SuperLuminova, como los índices horarios. Así la lectura está asegurada en cualquier condición. La subesfera de las horas está colocada de manera muy inteligente a las tres, lo que permite ver la hora sin tener que subirse el puño de la camisa.

Chopard L.U.C Regulator calibre

La trasera desvela el calibre decorado de manera racional y sobria, con un puente de ostenta el sello del Punzón de Ginebra (también se ve, más grande, en el macizo de oro), que garantiza la calidad constructiva de funcionamiento del reloj.

Chopard L.U.C Regulator en la muñeca 1

Con sus 42 mm de diámetro la caja se asienta perfectamente sobre la muñeca, poniendo aún más de manifiesto su exquisita presencia. A las 8 un discreto pulsador acciona la esfera del segundo huso horario. Una función que se agradece en estos tiempos de globalización y que aporta valor al reloj y equilibrio estético a las esfera.

Chopard L.U.C Regulator corona

Enfrente tiene una corona sencilla pero de buen tamaño para poder manejarla fácilmente, con el emblema de los calibres L.U.C en un pulido que contrasta con el cepillado vertical de la carrura.

Chopard L.U.C Regulator en la muñeca

 

Esta joya tiene el más que atractivo precio de 27.960 euros, que, francamente, me parece muy buen precio para lo que estamos acostumbrados a ver en otras marcas. Sin duda va a la lista de deseos para mi cumpleaños.



Mark Webber, nuevo embajador de Chopard

Mark Webber - Conductor de Porsche Motorsport y embajador de Chopard

Tras haber animado los circuitos de la F1 durante más de 10 años, Mark Webber, piloto australiano del equipo Porsche Motorsport, se convierte en el nuevo embajador de Chopard. El relojero está encantado de la incorporación de Mark Webber que viene a reforzar los vínculos que desde hace mucho tiempo mantiene con el mundo de las carreras automovilísticas.

Mark Webber - Nuevo embajador de la Manufactura Chopard

Tras numerosos éxitos en Australia, primero sobre dos y después sobre cuatro ruedas, Mark Webber deseaba hacer realidad su sueño de competir en la F1. La transición fue natural gracias a la Formula 3000. Posteriormente pasaría a la F1 con  Minardi en 2002. En 2009, por aquel entonces con Red Bull Racing, obtuvo su primera victoria en el Gran Premio de Alemania. Tras doce temporadas en la Fórmula 1, treinta y seis podios, once pole positions y nueve victorias en Grandes Premios, Mark Webber se incorporó en 2014 al equipo Porsche Motorsport para acompañar al fabricante alemán en su gran retorno al mundo de la competición en el Campeonato del Mundo de resistencia (WEC). Consumado deportista y competidor, Mark Webber se impone objetivos cada vez más importantes, como el de conseguir ese año el Campeonato del Mundo de Resistencia con Porsche Motorsport y alcanzar la victoria en Las 24 Horas de Le Mans. Comparte con Chopard esta perpetua búsqueda de la precisión y de las hazañas de la mecánica.

Mark Webber - Nuevo embajador de Chopard ®JohannSauty-Chopard

Esta asociación entre el piloto y Chopard se encuentra dentro de la iniciativa de aproximación con Porsche Motorsport, que dio comienzo en 2014. Unidos por unos valores comunes, como son la constante búsqueda del rendimiento y de la excelencia, Porsche Motorsport y Chopard han sellado una asociación fundada en unas pasiones compartidas. Extremadamente fiable e innovadora, la excepcional mecánica que surge de los talleres de Porsche Motorsport o de Chopard ha marcado sus respectivos universos y ambas marcas siguen siendo unos referentes para los amantes de los deportes mecánicos y de la relojería. La personalización de estos lazos a través de una asociación con Mark Webber es para Chopard una continuación lógica de su apasionado compromiso con la competición automovilística y con el desarrollo de su colección Superfast.

Aquí está el vídeo con nuestro análisis del Superfast Chrono Porsche 919 Edition

 

Mark Webber en la entrada de la Manufactura Chopard ®Johann Sauty-Chopard (Large)

« Sobre todo, lo que más aprecio de Chopard, dice Mark Webber, es la auténtica pasión que esta casa puntera de la relojería siente por el deporte del automovilismo, así como el carácter familiar de la empresa. No hay pantallas de humo con Karl-Friedrich Scheufele, co-Presidente de Chopard, me encuentro con un auténtico apasionado y conocedor de las carreras automovilísticas y de la mecánica. Estoy orgulloso de formar parte desde ahora de la familia Chopard».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

« Estar asociado a una de las manufacturas más prestigiosas de la relojería, es para mí un honor», subraya Mark Webber, « Esta asociación tiene un sentido concreto para mí. Durante una competición el tiempo es nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo y la precisión en la medida de los tiempos es una de nuestras principales preocupaciones. Asociarme con Chopard y con la colección Superfast, con unos relojes elegantes y extremadamente precisos, inspirados en las carreras, es por lo tanto, completamente natural. »

Mark Webber and Karl-Friedrich Scheufele ®JohannSauty-Chopard (Large)

Para Karl-Friedrich Scheufele, co-Presidente de Chopard, esta asociación con Mark Webber es excepcional por más de un motivo: « Desde nuestros primeros encuentros, hemos observado un auténtico interés en Mark Webber por Chopard y por los relojes que producimos. Ha reconocido claramente las similitudes que existen entre nuestros dos oficios. Yo sé que compartimos los mismos valores de excelencia y la misma pasión por el deporte del automovilismo. Poder contar con un piloto de tanta experiencia es para nosotros un auténtico honor. Nos alegramos de poder compartir esta aventura común ».

Mark Webber con el Superfast Power Control de Chopard®JohannSauty

 

Mark Webber llevando el Superfast Chrono en oro rosa®JohannSauty-Chopard



Dos Chopard en Baselworld 2015

Baselworld está ya ahí mismo. Comienza este jueves, aunque ya hay muchas cosas programadas para el miércoles 18 -entre otras, una presentación oficial de Chopard-. Pero la casa de los Scheufele no se ha resistido a mostrarnos dos adelantos de la feria, cada uno interesante por motivos distintos (o no tanto). Vamos a ver qué nos propone cada uno de ellos.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control

El año pasado Chopard presentó un Mille Miglia que se apartaba del estilo habitual para lanzar una versión más acorde con lo que es la carrera: una competición de coches antiguos. Podéis ver el vídeo que hicimos aquí. A mí me gustó mucho esa versión, pero obviamente a Chopard no tanto: este año vuelve al estilo previo, mucho más deportivo.

Sin embargo presenta una novedad interesante: por primera vez la colección Mille Miglia integra un calibre Chopard, fabricado en los talleres de Fleurier Ebauches. Esta es la fábrica de calibres que puso en marcha Chopard para autoabastecerse de movimientos, dada la creciente demanda interna que tiene la manufactura. Por cierto que ya vimos un calibre Fleurier Ebauches en el Superfast Chrono Porsche 919 Edition.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control - reverso

La calidad de los movimientos de Chopard es conocida, pero su nivel de autiexigencia es aún mayor. Y eso le lleva a certificar sus calibres a los talleres COSC, por lo que los Mille Miglia son, además de cronógrafos, cronómetros. Me llama la atención sin embargo que el calibre tenga sólo  28,6 mm de diámetro, cuando va en una caja de 43.  Eso tiene como consecuencia que la ventana de fecha se presenta retirada del borde de la esfera, aunque en este caso queda disimulado por la flecha clásica de la carrera. Por comparar, eso no ocurre con los Grand Prix de Mónaco Historique y sus calibres Valgranges (que también repasamos en este vídeo).

Chopard Mille Miglia GTS Power Control perfil

Como siempre en las colecciones dedicadas al automovilismo habrá tres versiones, todas cronómetros: automático (con segundero central y fecha), Power Control (con reserva de marcha) y Cronógrafo. La primera en mostrarse ha sido la de reserva de marcha, que ha resuelto mucho mejor que en el Grand Prix: directamente ha trasladado el dibujo de reserva de marcha de los automóviles; así lo había hecho en los Superfast, pero no quedaba tan bien como en este nuevo modelo.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control detalle

La correa vuelve a ser la racing inspirada en los neumáticos Dunlop. Habrá que esperar a verlos en persona en Baselworld o, mejor aún, a que vengan a España para poder filmarlos tranquilamente. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica.

Una propuesta radicalmente distinta es el L.U.C Regulator, pero eso será tras el salto.

Chopard L.U.C Regulator lateral



L.U.C Regulator

Chopard L.U.C Regulator frontalCaja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 43 mm, altura 9,78 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C
  • Fondo de la caja transparente
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera  argenté satiné soleil  con aplicaciones negras
  • Agujas dauphines doradas para las horas y los minutos
  • Aguja negra de triángulo para el segundero pequeño, el GMT, y el indicador de reserva de marcha
  • Manecillas de las horas, los minutos y segundero pequeño doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de los minutos en el centro
  • Visualización de la hora a las 3h
  • Visualización del segundero pequeño a las 6h, de la función GMT a las 9h, y de la reserva de marcha a las 12h
  • Calendario con ventana a las 4h30

Movimiento:

  • Calibre manual de la manufactura L.U.C 98.02-L
  • Diámetro 30,40x 4,90 mm
  • 39 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 216 horas
  • 4 barriletes – tecnología Quattro ®
  • Puentes decoración Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)
  • Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo marrón cosida a mano, forrada de piel de cocodrilo marrón
  • Hebilla de oro rosa de 18k

Chopard L.U.C Regulator - trasera

Chopard L.U.C Regulator perfil



And the Oscar goes to…

 

Ganadores Oscar

No descubro nada si digo que los Oscar son mucho más que los premios de la Academia del Cine norteamericana. Son una pasarela por la que marcas de todo tipo se pelean ya que la exposición pública es enorme y su traducción en ventas también. A esto no son ajenas las marcas de relojes, y como los humanos somos de natural cotillas curiosos  a todos nos gusta saber qué llevaba quién.

Alejandro González Iñárritu and Tom Shoval

Tanto Alejandro González Iñárritu como Tom Shoval (nominado a mejor corto por Aya) forman parte del programa Mentor & Protegé de RolexEsta iniciativa comenzó en 2002 como un programa filantrópico que busca jóvenes artistas -de todas las ramas- y los une durante un año a maestros establecidos  como medio de aprendizaje. Una experiencia enriquecedora para ambos.

87th Annual Academy Awards - Press Room

Ayer Tom Shoval no ganó el Oscar, pero desde luego Alejandro González tuvo su gran noche: Birdman se llevó el premio a mejor película, mejor director y mejor guión original, además de mejor fotografía. Aunque yo diría que anoche no llevaba ningún reloj puesto, o de ser así lo llevaba bien escondido…

 

Eddie Redmayne ganó el premio a mejor actor por su interpretación de Stephen Hawkins en The Theory of Everything. El emocionado actor británico lucía un reloj L.U.C XPS de platino con correa de cocodrilo negra de Chopard.

Eddie Redmaye

 

Chopard LUC XPS platino

 

 

El caso de Julianne Moore es algo distinto.

Julianne Moore

Julianne se ha llevado el Oscar a la mejor ídem por su interpretación de una profesora con Alzheimer en Still Alice (ya sabemos que, con independencia de la lo bueno/a que sea el actor/actriz, representar a gente con discapacidad suma muchos puntos en las quinielas de los premios). La actriz llevaba joyas de Chopard en la ceremonia, pero ningún reloj ni durante el acto ni en la fiesta posterior. Además parece que sus gustos varían: en otras ocasiones la hemos visto llevar el mítico Serpenti de BVLGARI y un Ralph Lauren, por ejemplo.

serpenti

ralph-lauren-julianne-moore-1

RALPH LAUREN SLIM CLASSIQUE COLLECTION, 32MM MODEL, ROSE GOLD

 

 

 

Peor aún es el caso de J. K. Simmons (Jonathan Kimble Simmons es su nombre completo, que seguro que se pierde para la Historia, sustituido simplemente por J.K.).

jk_simmons

Por la foto de la ceremonia sabemos que le gustan los relojes delgados, pero no se sabe cuál era; seguro que es debido a que nadie le patrocina (por ahora, claro). Sí sabemos que en la serie Growing Up Fisher, en la que tenía el papel principal del padre abogado y ciego que se divorcia, llevaba un On-Time Atomic Talking Watch, un reloj que al presionar un botón te dice la hora o la fecha. Se puede conseguir en Amazon por 43 €. Hablando de relojes modestos…

On Time Atomic Watch

 

 

Patricia Arquette es otra cosa. Aunque en la gala no llevaba ningún reloj, en la recepción posterior, ya más relajada, sí se puso su Amadeo Fleurier 43 de Bovet, la exclusiva marca -de grandes relojes por cierto- de la que es embajadora.

Patricia Arquette Bovet

El reloj, como muchos de los modelos de la manufactura, se pueden llevar en la muñeca, dejar encima de la mesa o usar como reloj de bolsillo. Por cierto que también patrocina al flamante ganador del torneo de tenis de Río, David Ferrery al entrenador de la selección española de fútbol, Vicente Del Bosque.

Bovet Amadeo Fleurier 43 mm

 

 

P.D: Fue curioso ver a Nicole Kidman, que presentó un premio, sin un OMEGA en su muñeca. ¿Despiste, o “sólo lo llevo cuando es estrictamente necesario”?

Nicole Kidman - Foto ROBYN BECK (AFP)

Nicole Kidman – Foto ROBYN BECK (AFP)



En la muñeca: Chopard Superfast Chrono Porsche 919 Edition

Chopard se ha distinguido siempre por sus relojes relacionados con carreras de coches y es además socio y cronometrador oficial de Porsche Motorsport. Con este motivo y de cara a su vuelta al circuito de Le Mans con un Porsche 919 Híbrido la manufactura lanzó el Superfast Chrono Porsche Edición 919 que vamos a ver a continuación.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition frontal

Éste es lo que yo llamaría un cronógrafo contundente. la caja tiene un diámetro de 45 mm de diámetro y 15,18 de altura. Además la caja sigue el perfil de los tornillos negros, a juego con la correa, la corona y los pulsadores y en la esfera todos los números son grandes, con grandes manecillas e índices. Todo ello le hace parecer aún mayor. Y no lo digo como algo negativo, porque este reloj se ha llevado en carrera y un instrumento en un coche de carreras tiene que ser visible a la primera. Y si algo puede presumir Chopard es de la legibilidad de sus modelos.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition - Esfera

Pero es que encima la esfera es muy bonita y elegante. Está lógicamente inspirada en el bólido de Porche y el resultado es fantástico, mucho más atractivo que los Superfast normales que la esfera en negro.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition - Esfera detalle

Todo en el reloj está inspirado en los coches de carreras: los tornillos que nombraba antes, la carrura con sus estriados, la corona, los pulsadores del cronógrafo, que parecen pedales…

Y en el reverso se adivina un calibre decorado como las rejillas de un radiador. Y digo se adivina porque el zafiro viene impreso con una leyenda que a mi entender sobra, porque nadie se va a comprar este reloj sin saber que es la edición especial Porsche 919, pero en fin.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition - reverso

Lo que sí es importante saber es que estamos hablando de un calibre de manufactura, creado por Fleurier Ebauches que es la fábrica puesta en marcha por Chopard para satisfacer su creciente demanda. y no sólo eso: es también un crónometro con certificación COSC.

Pero además es un cronómetro flyback, y con toda lógica porque  como digo el reloj se concibió como instrumento, no como mero objeto de marketing. Los pulsadores transmiten sensación de solidez y fiabilidad, con un tacto excelente cuando los presionas. Y para completar la oferta, además del pequeño segundero tradicional de los tricompax que aparece a las 6, Chopard ha añadido una ventana de fecha.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition en la muñeca 1

La correa por último está inspirada en los neumáticos utilizados en las carreras.

Como ya decía el reloj tiene una presencia magnífica, muy my atractiva. Digamos por último que es una edición limitada y numerada de 919 unidades, con un precio de 10.750 euros que ya está disponible.

Todos los detalles del reloj están en su Ficha Técnica Completa.

Chopard Superfast Porsche 919 Edition perfil

 

Chopard Superfast Porsche 919 Edition En la muñeca

 

 

 



En la muñeca: Chopard L.U.C Lunar Big Date

Chopard va como siempre por su vereda. No le afectan modas ni modos y se dedica a fabricar relojes excelentes, algo particularmente notorio cuando afrontamos su gama L.U.C, sus modelos con calibre de manufactura y siempre con los niveles de acabado más altos. El vídeo que traemos hoy es un reloj con fases lunares que es eso y mucho más: cronómetro certificado, gran fecha, pequeño segundero…

Chopard L.U.C Lunar Big Date 2009-2014

Una actualización del modelo de 2009 realmente acertada particularmente en lo que concierne a la indicación de las horas, que pasan de arábigos a romanos. Muy grandes, por cierto. También se ha limpiado la esfera de una decoración rayos de sol demasiado marcada, dejando ahora una esfera limpia que ayuda a concentrarse en los elementos que importan.

Su diámetro de 42 mm todavía le permite moverse en el club de los relojes de vestir, a los que aporta un cierto halo de notoriedad -por los numerales y las grandes manecillas- y a la vez de elegancia.

Después de leer la Ficha Técnica Completa y ver el vídeo, juzgad vosotros.



Caroline Scheufele de Chopard, premio “Environmentalist of the Year”

Richard Burns Presidente de Latin Trade, Caroline Scheufele Livia Firth María Lourdes Directora Ejecutiva de Latin Trade

Caroline Scheufele, Co-Presidenta y  Directora artística de Chopard, fue galardonada con el premio  “Environmentalist of the year” (empresaria ecológica) en la 20º edición de los premios Bravo Business que concede la revista Trade, líder en información de las compañías que operan en Hispanoamérica.

Los premios reconocen a los empresarios mas influyentes en América, en diversas categorías como son: Empresa innovadora del año, CEO de empresa sostenible, CEO de empresa líder en responsabilidades sociales y el premio  Trade Americas Bravo. Caroline Scheufele recibió su premio de manos de Livia Firth, directora creativa de Eco-Age Limited, por su iniciativa en “The Journey to Sustainable Luxury”, (El viaje de Chopard hacia el lujo sostenible), mediante la cual la compañía se compromete con proveedores  que utilizan prácticas responsables con el medio ambiente.

L.U.C Tourbillon QF Fairmined perfil

La iniciativa surgió hace un poco mas de año con la presentación del proyecto “The Journey”, el viaje de Chopard por el lujo sostenible. Es un proyecto a largo plazo que Chopard hace en colaboración con Eco Age y la ARM, la Asociación de la minería responsable creada por Lina Villas en Latinoamérica y sin ánimo de lucro. El objetivo de la ARM es ayudar a pequeñas comunidades mineras localizadas en lugares remotos de Latinoamérica a comercializar sus materias primas, en este caso el oro, de una forma justa. Para ello se ha creado la certificación “Fairmined” que garantiza que ese oro tiene un precio justo, proporcionando así un  bienestar social, educación y formación y al mismo tiempo contribuye a la protección de los recursos naturales y del hábitat de los que su vida depende. Chopard es la primera marca de lujo de joyas y relojes que ayuda a estas comunidades. Con el oro certificado “Fairmined”  se realizan piezas únicas de Alta joyería que se engloban en la colección “Green Carpet” y también un reloj de Alta relojería, el modelo L.U.C Qualite Fleurier Fairmined que es una edición limitad de 25 unidades, y que repasamos en este artículo.

Además la Palma de Oro del Festival de Cannes 2014, que se produce  en los talleres de Chopard está realizada en este oro. Es un compromiso social y filantrópico que garantiza la trazabilidad de las materias primas.

¡Enhorabuena!

 



Dos nuevos relojes de Chopard

Chopard L.U.C 1963 Platino perfil

La casa que dirigen los Scheufele desde 1963 nos presenta dos relojes que en su origen estaban dirigidos a públicos diametralmente opuestos, pero que en estas nuevas versiones hallan espacios de diálogo que demuestran cómo una misma idea puede tener diversas ejecuciones. La búsqueda de la precisión y la elegancia se puede vestir de clasicismo o de deportividad.

Como decía, Chopard es Scheufele desde 1963 y su presidente, Karl-Friedrich  Scheufele, decidió crear un reloj conmemorativo de su llegada a la manufactura, empleando, como no podía ser de otro modo, un calibre L.U.C. En este caso es el L.U.C 63.01-L , una variante reducida del calibre L.U.C 06.01-L. Este último se desarrolló en asociación con la Escuela de Relojería de Ginebra y se presentó en 2010 con motivo del 150 aniversario de Chopard en el modelo L.U.C Louis-Ulysse Chopard – The Tribute.

Chopard L.U.C 1963 Platino reverso

El calibre -de 38 mm de diámetro- responde al deseo de reproducir los cronómetros que aún se producían en 1963. En palabras de Karl-Friedrich, “Nosotros hemos tenido una intención muy clásica al recordar aquellos relojes que hacía mi padre en los primeros tiempos: siempre esferas blancas con números romanos en negro. La estética clásica de aquella época era la que cultivaba mi padre”.

Eses es el motivo por el que el L.U.C 1963 (que en su primera versión se realizó en oro rosa) es muy grande para lo que suele ser un reloj de vestir: los 44 mm de diámetro le acercan a los antiguos relojes de bolsillo. Y como aquellos, la esfera tiene una imagen limpia para favorecer la legibilidad. Los numerales romanos y los arábigos del pequeño segundero son surcados por manecillas en acero azulado, que resaltan sobre la esfera tipo porcelana. El reloj cumple los nuevos requisitos del Punzón de Ginebra, y el calibre los de cronometría COSC. Es en resumen un reloj elegante y atemporal.

Esta es su Ficha Técnica Completa.

Chopard - Grand Prix De Monaco Historique - versión oro rosa y versión acero

Chopard – Grand Prix De Monaco Historique – versión oro rosa y versión acero

Esa misma búsqueda de elegancia y precisión es la que busca Chopard en la revisión del modelo  Grand Prix de Mónaco Historique. La colección integra un calibre no de manufactura (es un Valgranges), pero fiel a su afán por las cosas bien hechas, es la versión con certificado COSC. Ahora los tres modelos llevan oro rosa en manecillas, bisel, corona y pulsadores, abriéndoles la puerta del mundo de la elegancia.

La verdad es que con esta versión tengo el corazón partío. Como expliqué en el vídeo en detalle, y que os incluyo aquí debajo, el GPMH me parece el mejor cronógrafo del 2014, con una acertadísima combinación de elementos resaltados por el color amarillo. Ahora la versión en oro rosa atempera el espíritu deportivo al quitar el amarillo, y no sé si eso traiciona la idea original. Sin embargo es cierto que, como ocurre siempre con Chopard, la ejecución es impecable. Me gusta especialmente la elección de ese tono entre gris y azulado de los índices. Para esta versión, como era de esperar, la correa NATO no está disponible. Los precios se mencionan en el vídeo.

Al final, como siempre, queda al gusto de cada uno qué versión le parece mejor. ¿Cuál os gusta más?

Grand Prix de Monaco Historique Chrono perfil

 

Chopard Grand Prix de Monaco Historique trío

 

 

Chopard Grand Prix De Monaco Historique y L.U.C 1963 platino



L.U. C 1963 Platino

Chopard L.U.C 1963 PlatinoCaja:

  • Platino
  • Diámetro 44 mm, altura 11,50 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Bisel en cerámica con banda central en titanio DLC
  • Corona de platino con logo L.U.C
  • Fondo abierto
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera blanca tipo porcelana
  • Agujas de las horas, minutos y pequeño en acero azulado
  • Pequeño segundero a las 9h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero.

Movimiento:

  • Calibre manufactura de la manufactura L.U.C 63.01-L
  • Diámetro 38 x 5,50 mm
  • 20 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Decoración de los puentes con Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)
  • Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo marrón cosido a mano, forrada de cocodrilo coñac
  • Hebilla de platino

Edición limitada a 50 unidades

Chopard L.U.C 1963 Platino reverso

Chopard Calibre L.U.C 63.01-L - L.U.C 1963



En la muñeca: Chopard Grand Prix de Mónaco Historique

Chopard - Grand Prix de Monaco Historique - Los tres modelos

Probamos la colección Grand Prix de Mónaco Historique de Chopard,  una de las mejores colecciones de relojes deportivos del año, con sus características y precios.

Todas las fichas técnicas completas se pueden encontrar en nuestra página dedicada a Chopard.



En la muñeca: Chopard Mille Miglia 2014

Mille Miglia 2014 sobre el mapa enrollable de Denis Jenkinson

Mille Miglia 2014 sobre el mapa enrollable de Denis Jenkinson

Desde 1988 Chopard crea una edición conmemorativa de la carrera Mille Miglia. En las ediciones anteriores siempre ha tenido un aspecto más relacionado con las carreras modernas que con los coches antiguos que ruedan en la competición de las mil millas. Este año, sin embargo, es todo distinto: el reloj (esta es su Ficha Técnica) adopta una línea acorde con la carrera en la que se inspira. El cambio sorprenderá y quizá no gustará a muchos.

A mí, particularmente, me gusta mucho y me parece más lógico. Al fin y al cabo para relojes deportivos modernos ya están los Superfast o los Grand Prix Monaco Historique (aunque esta carrera también es de bólidos antiguos).

Y sin más preámbulos, el vídeo:



SIAR Madrid, el gran acontecimiento relojero de España

Foto de familia en la inauguración del SIAR Madrid

Foto de familia en la inauguración del SIAR Madrid

Por fin se ha inaugurado el primer Salón Internacional de la Alta Relojería en Madrid, espejo del que tiene lugar en México desde hace 7 años y que, para ser la primera edición, apunta muy buenas maneras: Audemars Piguet, Baume & Mercier, Bvlgari, Cartier, Chopard, IWC, Jaeger-LeCoultre, Mont Blanc, Panerai, Piaget y Vacheron Constantin están presentes.

Sigue leyendo



Chopard compra el Hôtel de Vendôme e inicia su expansión

La Place Vendôme. Foto: W. Commons

La Place Vendôme. Foto: W. Commons

Chopard ha comunicado la adquisición de UHP (Union Hôtelière Parisienne), la empresa propietaria del Hôtel de Vendôme sito en la famosísima Place Vendôme, auténtico kilómetro cero para los connaisseurs de la alta joyería y relojería. Además anuncian que esto es sólo un punto de partida. Esta noticia me lleva a preguntarme, ¿cómo de grande quiere ser Chopard? Sigue leyendo



Monkey Business de Chopard

Chopard reloj caracol

Yo no suelo hablar de relojes de mujer, es cierto. Si miráis por la web, particularmente la sección de Fichas Técnicas (que deberíais visitar muy a menudo), veréis que hay muy pocos modelos femeninos. Peeero, mañana es el día de la madre ( sólo en España; ni en eso nos ponemos de acuerdo con Hispanoamérica). Sigue leyendo



L.U.C 1963 Chronograph. El que faltaba

Chopard L.U.C  1963 Chronograph detalle

Lo más habitual es encontrarnos con cronógrafos automáticos. Desde su aparición en 1969  todas las marcas compiten por sacar cronógrafos automáticos más precisos, más bellos, con mayor reserva de marcha. En lo que yo sé Chopard también. Sus cronógrafos, tanto con calibre manufactura como con ebauches adquiridos son todos automáticos. Hasta ahora.

En la feria de Basilea ví el L.U.C 1963 (estas son sus características), pero desafortunadamente no estaba este cronómetro. Porque, como siempre ocurre con Chopard -afortunadamente para los que nos gusta la relojería- , no les gusta quedarse a medias. Así que, inspirados por el deseo de Karl-Friedrich Scheufele, nos presentan un calibre de la división L.U.C, el gran almirantazgo de la manufactura relojera: es un cronómetro con certificación COSC, y además tiene el sello Qualité Fleurier, aún mejor (en este artículo expliqué lo que significa ese sello). Por qué se llama “Chronograph” y no “Chronometer” es algo que no entiendo.

Chopard L.U.C  1963 Chronograph reverso

Reverso del Chopard L.U.C 1963 Chronograph

 

calibre Chopard L.U.C 03.03-L

L.U.C Chrono One de 2006

En palabas, de Karl, «Siempre había soñado con hacer un cronógrafo de carga manual. Siento una auténtica pasión por este tipo de movimiento, que representa la quintaesencia de la relojería tradicional en su forma más pura y más noble.  Esta pieza estaba programada desde que presentamos el  L.U.C Chrono One en 2006 y, para mí, es un sueño hecho realidad» A la derecha se puede ver el modelo de 2006. Si se amplía la foto se aprecia la diferencias de acabados. Claro que carecer de rotor favorece la belleza, pero desde luego se notan los años y la diferencia de nivel de exigencia. La calidad constructiva y de acabados es espectacular. El L.U.C 03.07-L es una versión a la vez más sencilla del calibre 03.03-L automático. Pero su carga manual  hace que se aprecie mejor su construcción. Y con las nuevas exigencias del sello Qualité Fleurier el nivel de detalle y acabados es francamente impresonante.

 

Chopard L.U.C  1963 Chronograph

La esfera destaca por su equilibrio entre clasicismo y deportividad. Mantiene los tradicionales numerales romanos, pero ser curvos le da dinamismo y le resta seriedad. 42 mm de diámetro de caja permiten alojar tres contadores con gran visibilidad. El toque deportivo lo da el color rojo de las manecillas.

Digamos por último que 1963 es el año en que la familia Scheufele adquirió la Casa Chopard. Chopard siempre debería ser una de las firmas a considerar cuando se compra un reloj. Máxima calidad y exclusividad (en este caso aún más, sólo hay 50 ejemplares).

Esta es su ficha técnica completa. Merece la pena leerla.



L.U.C 1963 Chrono

Chopard L.U.C  1963 ChronographCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates
  • Diámetro 42 mm, altura 11,50 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de 8 mm de oro rosa de 18 quilates con logotipo L.U.C
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Argenté satiné soleil
  • Contadores argenté mate
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Contador de 30 minutos a las 3 y de 12 horas a las 9
  • Fecha a las 4:30h
  • Agujas de las horas, minutos y pequeño segundero doradas
  • Segundero y agujas de los contadores de las horas y los minutos del cronómetro rojas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronómetro flyback

Movimiento:

  • Calibre de manufactura L.U.C 03.07-L manual
  • Diámetro 28,80 mm; altura 5,62 mm
  • 38 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 60 horas
  • Certificado de cronometría COSC
  • Certificado del Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Cocodrilo marrón cosido a mano, forrado de cocodrilo coñac
  • Hebilla oro rosa de 18 quilates

Edición limitada a 50 piezas

En la muñeca: Baselworld Blues

Visitando las distintas marcas presentes en Baselworld me llamó la atención la cantidad de modelos que presentaban esferas en azul. Con distintos acabados (aunque predomina el efecto “rayo de sol”) pero con unos marinos intensos, que dan a la pieza un aire elegante o deportivo, según como se decline la caja. Difícil elegir uno.



Alta relojería y conciencia social. El caso Chopard

Galería ©ARM

Cuando cursé mi MBA, allá por 1991, una de las asignaturas que tuvimos fue “Ética”. No fue, desde luego, de las más largas; más bien al contrario: fue casi fugaz. En ella se hablaba de prácticas responsables, de colaboración, de compromiso con el medio, de conciencia social… algo de no mucho éxito en una España en la que el personaje más admirado era Mario Conde (y uno de los signos del triunfo era tener un Rolex). En otros países occidentales las ideas al respecto eran más o menos las mismas.

Ahora, afortunadamente, la situación es muy distinta. Todos los sectores productivos, cuando menos occidentales, han desarrollado “conciencia social” y dedican parte de sus beneficios a impulsar todo tipo de acciones que benefician a sectores deprimidos o en riesgo en todo el mundo.

Este tipo de acciones, que se diferencian de las que llevan a cabo ONGs  en que se publicitan, mantienen vivo un debate permanente e interminable: muchos piensan que las empresas que realizan estas consideradas “acciones caritativas” lo hacen por puro marketing; que se sirven de ellas para darse un crédito que no les corresponde; que son flor de un día; o que directamente lo hacen para pagar menos impuestos.

Otros pensamos que, ante la inacción de gobiernos e instituciones, todo lo que den bienvenido sea. Y personalmente me parece legítimo que les sirva de acción comercial; si tenemos que comprar un jabón de cocina (por poner un ejemplo de lo más prosaico) y uno dedica parte de la venta a una acción social lo compramos de buena gana, aunque sabemos que también beneficiamos a la marca. Lo mismo ocurre, como en lo que aquí discutimos, con la relojería.

Todas las empresas relojeras llevan a cabo alguna –cuando no varias- acciones de responsabilidad social: de carácter ecologista (IWC y las Galápagos), paliativo (OMEGA y Orbis), formativo (Montblanc y Signature For Good)… los ejemplos son casi interminables.

Chopard ha presentado en Basel su nuevo L.U.C Tourbillon QF Fairmined, que me parece una interpretación distinta y valiosa de compromiso social. Como ya es sabido, Chopard es de las pocas empresas que funde su propio oro. Eso quiere decir que tiene acceso al material desde su origen. Pues bien, lo que ha hecho la casa de los Scheufele no ha sido comprar oro sostenible a los intermediarios; ha negociado directamente con los mineros, a través de la Alianza por la Minería Responsable.

Estas son algunas fotos de uno de los proyectos de minería responsable:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esto es algo muy distinto a hacer un reloj “a beneficio de”; es tratar de cambiar las cosas desde abajo. Sin ser inocentes y pensar que todo es flower power (no todo el oro puede ser sostenible, como no toda la agricultura puede ser ecológica), sí que creo que es encomiable lo que hace Chopard. En primer lugar, que levante la mano quien conociera a ARM y su trabajo con los mineros de América del Sur. El oro es el material más abundante del reloj, por lo que ahorrarse cuantos más euros mejor en el coste de material es algo que está en la cabeza de cualquier departamento de compras. Pudiendo ahorrar dinero “socialmente” en otros componentes, ha preferido hacerlo en lo que más peso (literal y figurativamente) tiene en la pieza final.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entonces, ¿es mucho más caro el oro “fairmined”? No lo sé, pero seguramente no; pero sí garantiza un pago justo al minero, condiciones laborales adecuadas y protección del medio ambiente.

Y además el producto resultante es un relojazo.

L.U.C Tourbillon QF Fairmined perfil

Porque el L.U.C Tourbillon QF Fairmined tiene en su interior un movimiento L.U.C embellecido por un tourbillon y con una notable reserva de marcha de 9 días. El guardatiempos ostenta el certificado Qualité Fleurier, que no sólo certifica los acabados y la cronometría (a través del COSC), sino que somete al reloj a pruebas de uso muy exigentes: envejecimiento, humedad, frío, desgaste de la corona (sacándola y metiéndola muchas veces), campos magnéticos, impactos violentos. Un reloj con el sello Qualité Fleurier es, constructivamente, el mejor reloj en todos los aspectos.

L.U.C Tourbillon QF Fairmined en la muñeca 1

Lo único que falta en esta ecuación es que mi cartera pudiera estar a la altura del precio del reloj, y aportar mi granito de arena. Pero eso es otra historia. Mientras tanto no queda sino aplaudir a Chopard.

La ficha técnica del reloj, por cierto, está aquí.



Mille Miglia 2014

Chopard Mille Miglia 2014 aceroCaja:

  • Acero u oro rosa de 18k
  • Diámetro 42 mm, altura 12,31 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona y pulsadores de acero o de oro rosa de 18k
  • Fondo abierto con logo especial Mille Miglia sobre el perímetro
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera beige mate con calcos en rojo, verde y negro
  • Agujas de las horas y los minutos doradas tipo  « bastón » en negro metalizado
  • Segundero rojo del cronógrafo en el centro
  • Fecha a las 4h30
  • Pequeño segundero a las 3h
  • Contador de horas a las 6h, de los minutos a las 9h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático
  • Diámetro 28,60 mm
  • 37 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 42 horas
  • Certificado de Cronometría (COSC)

Pulsera:

  • Correa en barenia marrón
  • Hebilla de acero o de oro rosa de 18k

Edición en acero limitada a 2014 unidades. Edición en oro rosa limitada a 250 ejemplares



L.U.C XPS 35mm

Chopard L.U.C XPS 35 mmCaja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 35 mm, altura 7,10 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C
  • Bisel pulido o con diamantes engastados
  • Fondo de la caja transparente
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esfera plateada con satinado rayos de sol o en nácar perlado blanco
  • Índices dorados pulidos o engastados
  •  Agujas dauphine doradas para las horas y los minutos
  • Aguja triángulo dorada para el pequeño segundero, a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre manufactura de la manufactura L.U.C 96.12-L
  • Diámetro 27,40x 3,30 mm
  • 29 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Dos barriletes superpuestos, tecnología  L.U.C “Twin”
  • Certificado de Cronometría (COSC)

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo negro cosido a mano, forrada de piel de cocodrilo o en loneta cepillada gris
  • Hebilla de oro rosa de 18k


L.U.C Qualité Fleurier

Chopard L.U.C Qualité FleurierCaja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 39 mm, altura 8,92 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C
  • Fondo de la caja transparente
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esfera de rutenio con satinado rayos de sol
  • Logo FQF a las 12 horas
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Manecillas de las horas, los minutos y segundero pequeño doradas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre manufactura L.U.C 96.09-L
  • Diámetro 27,40x 3,30 mm
  • 29 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Dos barriletes superpuestos, tecnología  L.U.C “Twin”
  • Certificación “Fondation Qualité Fleurier” (FQF)
  • Certificado de Cronometría (COSC)

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo negro cosido a mano, forrada de piel de cocodrilo marrón
  • Hebilla de oro rosa de 18k


L.U.C Lunar Big Date

Chopard L.U.C Lunar Big Date Caja:

  • Oro blanco de 18k
  • Diámetro 42 mm, altura 11,04 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona de oro blanco de 18k
  • Fondo abierto
  • Pulsadores correctores a las 4h para la fase de la luna,
  • y entre las 12h y las 13h para la fecha
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera plateada con satinado rayos de sol
  • Agujas dauphine de horas, minutos y pequeño segundero
  • Pequeño segundero entre 4 y 5h
  • Fases lunares entre 7 y 9h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fases lunares en los dos hemisferios

Movimiento:

  • Calibre manufactura L.U.C 96.20-L
  • Diámetro 33 x 5,25 mm
  • 33 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Decoración de los puentes con Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo negro cosido a mano
  • Hebilla de oro blanco de 18k


L.U.C 1963

Chopard L.U.C 1963 Caja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 44 mm, altura 11,50 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Bisel en cerámica con banda central en titanio DLC
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C
  • Fondo abierto
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera blanca tipo porcelana
  • Agujas de las horas, minutos y pequeño segundero doradas
  • Pequeño segundero a las 9h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero.

Movimiento:

  • Calibre manufactura L.U.C 63.01-L
  • Diámetro 38 x 5,50 mm
  • 20 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Decoración de los puentes con Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)
  • Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo marrón cosido a mano, forrada de cocodrilo coñac
  • Hebilla de oro rosa de 18k

Edición limitada a 50 unidades

 



L.U.C 8HF Power Control

Chopard L.U.C 8HF Power ControlCaja:

  • Cerámica negra
  • Diámetro 42 mm, altura 11,20 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Bisel en cerámica con banda central en titanio DLC
  • Corona en cerámica negra con logo L.U.C
  • Fondo mono bloque en cerámica negra mate que integra las asas, con cristal centrado sobre el escape de alta frecuencia
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra con satinado rayos de sol
  • Agujas de las horas y de los minutos en negro metalizado
  • Aguja del pequeño segundero roja, a las 7h
  • Fecha con flecha roja a las 5h30
  • Indicador de reserva de marcha entre 9 y 11 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre automático de la manufactura L.U.C 01.09-L
  • Diámetro 28,80 x 4,95 mm
  • 24 rubíes
  • Frecuencia 57.600 alt/h (8 Hz)
  • Decoración de los puentes con Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)

Pulsera:

  • Correa en tejido técnico negro
  •  Hebilla en titanio

Serie limitada a 250 piezas



L.U.C Tourbillon QF Fairmined

Chopard L.U.C Tourbillon QF FairminedCaja:

  • Oro rosa “Fairmined” de 18 quilates
  • Diámetro 43 mm, altura 11,15 mm
  • Cristal y fondo de zafiro anti reflectante
  • Corona de oro rosa  « Fairmined » de 18k
  • con  logo L.U.C

Esfera:

  • Rutenio con satinado rayos de sol
  • Agujas de las horas, de los minutos y segundero pequeño doradas
  • Reserva de marcha a las 12 horas
  • Pequeño segundero sobre el tourbillon a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon de un minuto. Indicador de reserva de marcha a las 12h

Movimiento:

  • Calibre manual de la manufactura L.U.C 02.13-L
  • Diámetro 29,70 x 6,10 mm
  • 33 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h
  • 216 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo negro mate, cosido a mano, con certificado CITES
  • Hebilla en oro rosa « Fairmined » de 18k.

Edición limitada a 25 piezas

 



Grand Prix de Monaco Historique Chrono

Chopard Grand Prix de Monaco Historique ChronoCaja:

  • Titanio micropulido
  • Diámetro 44,5 mm, altura 13,9 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de titanio
  • Bisel de acero con inserción en aluminio negro, calco plata y puntos amarillos
  • Fondo grabado con logo del Automobile Club de Mónaco
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Azuré argenté
  • Contadores incrustados azurés negros a las 12h y 6h, pequeño segundero incrustado argenté a las 9h
  • Agujas de las horas y de los minutos en negro metalizado
  • Segundero amarillo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha a las 3. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático
  • Diámetro 37,20 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 46 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa en barenia negro con costuras amarillas; correa opcional: NATO en negro y amarillo
  • Hebilla desplegable en titanio y acero


Grand Prix de Monaco Historique Power Control

Chopard Grand Prix de Monaco Historique Power ControlCaja:

  • Titanio micropulido
  • Diámetro 44,5 mm, altura 13,9 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de titanio
  • Bisel de acero con inserción en aluminio negro, calco plata y puntos amarillos
  • Fondo grabado con logo del Automobile Club de Mónaco
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Azuré argenté
  • Número 12 en relieve sobredimensionado
  • Reserva de marcha inspirada en los indicadores de gasolina
  • Realce amarillo
  • Agujas de las horas y de los minutos en negro metalizado
  • Segundero amarillo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha a las 3. Reserva de marcha a las 6

Movimiento:

  • Calibre automático
  • Diámetro 37,20 mm
  • 24 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 46 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa en barenia negro con costuras amarillas; correa opcional: NATO en negro y amarillo
  • Hebilla desplegable en titanio y acero


Grand Prix de Mónaco Historique Automatic

 Chopard Grand Prix de Mónaco Historique AutomaticCaja:

  • Titanio micropulido
  • Diámetro 44,5 mm, altura 13,9 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de titanio
  • Bisel de acero con inserción en aluminio negro, calco plata y puntos amarillos
  • Fondo grabado con logo del Automobile Club de Mónaco
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Azuré argenté
  • Números árabes sobredimensionados en relieve a las 12h y 6h
  • Realce amarillo
  • Agujas de las horas y de los minutos en negro metalizado
  • Segundero amarillo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha a las 3

Movimiento:

  • Calibre automático
  • diámetro 37,20 mm
  • 24 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 46 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa en barenia negro con costuras amarillas; correa opcional: NATO en negro y amarillo
  • Hebilla desplegable en titanio y acero