Archivo de la etiqueta: Glashütte Original



Elige y personaliza tu Glashütte Original Pavonina único

 

 

Los Glashütte Original Pavonina son, desde ahora, los relojes más personales de la manufactura en virtud de su nuevo configurador online, que permite crearlo al gusto de su futura dueña.

 

Si preguntamos a cualquier aficionado si considera que Glashütte Original es una marca masculina o femenina, diría que el 100% afirmaría que es una marca masculina. Y tendrían razón, creo yo. La manufactura tiene tres prolíficas colecciones de hombre, mientras que para mujer sólo tiene… ¡3 colecciones, como las de hombre! Sorpresa, ¿verdad?

Es verdad que una de ellas, la PanoMatic Luna, sólo tiene cinco modelos y son una femenización del PanoMatic Lunar (pero muy lograda, ciertamente). Pero de la colección Lady Serenade encontramos nada menos que 33 modelos en la web, y de los Glashütte Original Pavonina aún más: 53 relojes. Sólo en 2017 se han lanzado 13 modelos nuevos. Eso indica el interés por un mercado, el femenino, que no deja de crecer.

Los Glashütte Original Pavonina son los más fácilmente identificables de todos los relojes femeninos de la manufactura, gracias a la llamativa forma de cojín de la caja. El origen de esa forma se remonta a los años 20, pero era una forma también habitual en los años 70, cuando la relojería sajona se agrupaba bajo la GUB (aquí hay más información sobre el soviético antecesor de la manufactura). Sea una década u otra, la verdad es que el diseño de la caja es muy atractivo.

Con los Pavoniva G. O.  juega a la moda. Por supuesto los relojes están estupendamente construidos, porque no sale nada de la manufactura que no se incline ante sus altísimos estándares de calidad. Pero los Pavonina son sólo relojes para dar la hora, sin ningún tipo de complicación: no tienen ni segundero, y muchos no tienen fecha.

Los nuevos modelos presentados en Baselworld 2017 tienen todos numerales romanos, pintados sobre una esfera de nácar. La sociedad que forman los numerales con el delicado guilloché central y las agujas de hoja consigue una faz femenina y elegante, sin caer nunca en la cursilería. Femineidad y elegancia es un equilibrio más delicado que el propio nácar y en el que muchas casas fallan a menudo.

Además de con un cuarzo, los Glashütte Original Pavonina se mueven con un motor mucho más potente: el gusto femenino por los accesorios. Eso es algo que entendió desde el principio Glashütte Original, y de ahí la amplia oferta. Ahora esa personalización va más allá gracias al configurador que ha diseñado la casa.

El proceso es, como se puede ver en la captura de pantalla, muy sencillo e intuitivo. Hay que elegir el material de la caja (oro rojo, blanco, oro y acero o acero) y la correa. Esta puede ser de aligátor, de piel o de satén. Los brazaletes metálicos no están disponibles. Una vez elegidos, comienza el juego: con las flechas a los lados del reloj vamos pasando por las distintas configuraciones hasta dar con el modelo deseado.

Hay otro servicio más, que es el del grabado del fondo del reloj. Se pueden combinar dos elementos, uno de texto y una imagen. La oferta es muy amplia: iniciales, fecha, y deseos son la parte de texto. Como imágenes tenemos el zodíaco (dos versiones occidentales y tres chinas), tres símbolos de la propia colección y 19 símbolos “cautivadores” (como los llama GO). Estos se subdividen en Familia y Amor, Flores y Felicidad.

Lo mejor de todo es que este servicio de grabado sí se puede solicitar para relojes ya existentes. Una vez elegida la configuración deseada se envía electrónicamente a la manufactura, y posteriormente el reloj ya acabado se puede recoger en cualquiera de las boutiques de la casa o en un distribuidor oficial. Los precios, claro, varían dependiendo del material elegido. Los modelos en vivo que tenemos aquí tienen los siguientes precios: el Glashütte Original Pavonina con correa de aligator y caja de oro rojo, 13.800 euros. Los dos modelos con correas de aligátor y diamantes en las asas tienen un precio de 7.300 euros. Por último, el de acero con correa marrón cuesta 4.500 euros.

Es una iniciativa muy interesante porque los relojes son una experiencia muy personal, y este configurador multiplica el placer de la elección. No es una experiencia online completa porque se necesita de una tienda física donde recoger el reloj y pagarlo, pero como principio no está nada mal. Veremos si en un futuro se extiende a las demás gamas, y si la casa se atreverá a cerrar el círculo y vender directamente por internet. Más información en GlashütteOriginal.com.

 

 



En la muñeca: Glashütte Original Senator Chronograph Panorama Date

 

Entre las novedades que ha ofrecido la manufactura germana en Baselworld 2017, el nuevo Glashütte Original Senator Chronograph Panorama Date es, sin duda, la estrella. Vamos a verla en vivo y con precios.

 

Ya sé que decir “es la estrella” es una afirmación muy atrevida sabiendo que, como adelantamos en su momento, Glashütte Original ha presentado también un calendario perpetuo en su nueva colección Excellence. Pero es que el nuevo Senator Chronograph Panorama Date es sencillamente arrebatador. No sólo lo tiene todo técnicamente, es que su presencia enamora de manera instantánea.

Ocurre una cosa muy curiosa con Glashütte Original: todo el mundo alabamos sus piezas de inspiración más clásica porque son un canto a la alta relojería, al gusto por lo tradicional y por los acabados exquisitos. Eso es lo que ocurrió cuando se lanzó el primer Senator Chronograph Panorama Date en 2014, que es el que aparece a la izquierda en la foto superior.

GO tenía motivos para crear un reloj así, porque nada menos que integraba un calibre cronógrafo flyback y además automático. Un movimiento de ese calado requiere de las mejores artes de una manufactura porque, aunque es la complicación más ubicua por culpa de los movimientos de cuarzo, el cronógrafo es sin embargo una de las altas, altas complicaciones, y más aún siendo automático. De ahí que el traje del primer miembro de esta rama Senator tuviera las hechuras que recuerdan a los cronómetros marinos.

Pero resulta que ahora la casa sajona lanza una versión en negro mucho menos clásica, y nos entusiasma a todos. ¡Y no es la primera vez que ocurre! En enero del 2016 hablé de los Senator Observer (aquí) y ocurría lo mismo: la versión en negro te hacía chiribitas los ojos de lo bonita que es. A mayor abundamiento, dos meses después GO presentaba el reloj Excellence con el nuevo calibre 36 y, de nuevo, era la versión con esfera negra la que atrapaba más miradas y comentarios.

¿A qué se debe? Si lo supiera ya tendría mi consultora para asesorar casas relojeras. Seguro pagarían muy bien por saber qué es lo que mejor les va a funcionar. Pero lo único que sé es que el Senator Chronograph Panorama Date, comparado o no con su hermano mayor, exuda alta relojería y artes de seducción a partes iguales. Y no es difícil entender por qué.

La caja tiene 42 mm de diámetro y mezcla muy bien el satinado con el pulido, porque es inherente a Glashütte Original hacer relojes elegantes. La altura es de 14,6 mm. Es, en efecto, una pieza notable en la muñeca. ¿Es un problema? En mi opinión sería un problema si fuera delgado, porque no cuadraría con la potencia de su porte. Está claro: no se lleva bien con los puños de las camisas, pero es que ni le interesa al reloj ser delgado, ni a su dueño que lo sea, ni le quedaría bien a ninguno de los dos. El Senator Chronograph Panorama Date está hecho para que se vea, punto.

Al tener un bisel tan pequeño se le da más protagonismo a la esfera, que es el tour de force del reloj. La dial lacado en negro zaíno está surcada por índices horarios salvo a las 12 y a las 6 que han mantenido los caracteres romanos, lo único que recuerda al primer modelo lanzado. Las manecillas también han variado y ahora son de tipo Alpha, más dinámicas.

Y claro, lo que más llama la atención, lo que sin duda alguna define al reloj nada más verlo, es el baño de SuperLuminova con que han sido tratados los índices, numerales y manecillas (incluida la de la trotadora del cronógrafo). El tinte es tan potente que prácticamente brilla a la luz del día. Y con exactamente 5 segundos de linterna del móvil ya brilla como se ve aquí:

Un azul precioso, ¿verdad? La esfera presenta tres registros, dos más grandes (minutos del cronógrafo a las 3, pequeño segundero a las 9) y uno más pequeño para las 12 horas. Este menor tamaño sirve de contrapeso a las Fecha Panorama, marca de la casa. El conjunto resulta perfectamente equilibrado. Un pequeño detalle más: en la subesfera del pequeño segundero se ha incluido una indicación de reserva de marcha. Es discreta pero muy clara, y se integra perfectamente en la esfera para dar la información cuando se la necesite sin robar protagonismo al conjunto.

Y qué decir del movimiento. El 37-01 es un cronógrafo flyback automático con rueda de pilares y embrague vertical, que convierte las pulsaciones de los botones en un placer. Y es otro ejemplo más de la casa de cómo hacer un calibre según los cánones sajones: platina de tres cuartos, tornillos pulidos y azulados (ya vimos cómo se hace en la segunda parte del reportaje sobre la visita a la manufactura), rubíes vistos sobre chatones pulidos y ajuste por cuello de cisne.

La decoración incluye nervaduras Glashütte, bordes achaflanados y pulidos, acaracolado en la platina y un rotor también con nervaduras y un contrapeso de oro de 21 quilates. Por supuesto incluye las dos Gs, que simbolizan la mirada al pasado y al futuro a la vez (y que para mi gusto deberían ser al menos más pequeñas). El volante se mueve a 4 hercios y tiene 70 horas de reserva de marcha. Es todo visible a través del zafiro posterior. La caja, por cierto, es hermética hasta los 100 metros.

Todo el estilazo que se adivina cuando se ve el reloj queda corroborado cuando se ata a la muñeca, que es donde de verdad florece este Senator Chronograph Panorama Date. Imanta la mirada y da mucho que hablar en cuanto aparece. Glashütte Original lo lanza con correa de caucho, de piel o con brazalete de acero. El precio es de 13.500 euros para la versión con correa y de 15.000 euros con el brazalete. Quien quiera buscar varios modelos donde elegir va a tenerlo difícil, porque este reloj se lanza al mercado con unos argumentos que son muy difíciles de igualar y mucho menos superar. Ya se puede reservar en la boutique de la casa en Madrid. Más información en la recién renovada web de la casa, GlashütteOriginal.com.



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



Las novedades de Glashütte Original en Baselworld 2017

 

Por fin llegó. La gran gigantesca feria de la relojería ha abierto sus puertas y lo primero que nos encontramos son las novedades Glashütte Original en Baselworld 2017. No es mal comienzo.

 

SENATOR EXCELLENCE PERPETUAL CALENDAR

Esto es empezar con fuerza las novedades de Glashütte Original en Baselworld 2017. Hace poquito más de un año presentamos en este artículo los nuevos Senator Excellence que incluían un nuevo calibre, el 36, destinado a dirigir los pasos futuros de la manufactura en cuanto a movimientos se refiere. El movimiento late a 4 hercios y mantiene una excelente marcha durante nada menos que 100 horas con un solo barrilete. Más aún, el propietario del reloj obtiene un certificado personalizado del desempeño de su reloj. Ahora el Senator Excellence Perpetual Calendar ostenta un derivado de ese calibre, llamado 36-02.

Afortunadamente para los que nos gusta la relojería, la máxima exigencia que pone Glashütte Original en el desarrollo y construcción de sus relojes y que pudimos comprar en mi visita a la manufactura (aquí la primera parte, la segunda aquí), no se traslada sin embargo al precio, y en estos tiempos difícles la casa ha tenido la buena idea de lanzar el reloj con caja de acero, lo que sin duda hará mucho fácil acceder a una de las altas complicaciones y una de las más útiles también.

El tamaño es de 42 mm, lo que da amplio espacio en la esfera para colocar todos los elementos de forma armónica y con tamaño suficiente para una óptima lectura. Ya existía un Senator Perpetual Calendar, pero esta versión Excellence lo hace más sexi porque prescinde de los numerales romanos -salvo a las 12 y a las 6- y los sustituye por índices grabados y coronados por los minutos, lo que le da un aire más dinámico, menos serio. Especialmente en la versión de oro rosa, en la que se han pintado en rojo.

También se ha sustituido el indicador de año bisiesto, que anteriormente era una pequeña apertura circular con el 4 año marcado en rojo. Ahora aparece una subesfera en la que se ven los cuatro años, con una aguja de acero azulado (como las demás) que se mueve en sentido contrario a las agujas del reloj. De esta forma la indicación es mucho más clara.

La esfera queda así muy bien proporcionada, con un aspecto sereno pero no aburrido. Y con dos otros elementos muy significativos: la ventana de fecha tradicional de Glashütte Original, con los dos discos de los numerales a la misma altura, y una preciosa fase lunar que añade el toque romántico a un reloj que presume de racional perfección (no necesita corrección hasta el año 2100). Supongo que irán apareciendo distintas versiones de esferas, y me encantaría verla en azul.

SENATOR CHRONOGRAPH PANORAMA DATE

Y si estamos hablando de sexi dentro de las novedades de Glashütte Original en Baselworld 2017, mira esto:

La nueva versión del cronógrafo Senator, que ahora tiene un hermano mucho más atrevido al que le gusta mucho la noche. Como en el caso del calendario perpetuo que acabamos de ver, este nuevo cronógrafo se desembaraza de los numerales romanos, de la minutería de ferrocarril y del taquímetro para ofrecer una versión más deportiva.

Sólo queda como recuerdo el 12 y el 6, pero ni siquiera parecen tan romanos gracias al recubrimiento de SuperLuminova azul que ahora lo impregna todo, de manera que la legibilidad es excelente en la oscuridad. De hecho seguro que dan ganas de estar siempre a oscuras para disfrutar del tono elegante del material luminiscente.

El reloj parece grande, pero tiene un diámetro de sólo 42 mm. Y sobre todo: está hecho en acero, lo que presumiblemente acercará su precio a los mortales. Pero recordemos que, como siempre en Glashütte Original, el movimiento es de manufactura y siempre con el mismo nivel de acabados. El calibre 37, presentado en 2014, se mueve a 4 hercios y alcanza las 70 horas de reserva de marcha con un único barrilete. Y además ahora el reloj tiene una hermeticidad de 100 metros, gracias a su nueva corona roscada, así que combinado con la correa de caucho o el brazalete puede ser un gran compañero junto al mar. Va a ser un exitazo este reloj. Seguro.

 

PAVONINA

La última de las novedades de Glashütte Original en Baselworld 2017 es el Pavonina, el reloj que hizo su aparición en 2013 con una inspiración claramente GUB (la empresa relojera creada en la República Democrática Alemana) y que desde entonces se ha enriquecido con muchos modelos. En contraste con los modelos anteriores, las nuevas versiones presentan números romanos en sus esferas de nácar natural. La fuente de color antracita, suavemente curvada, fue desarrollada por la manufactura expresamente para el Pavonina. Creados en la manufactura de esferas de la casa relojera en Pforzheim, se imprimen con sumo cuidado en unas esferas de nácar tan finas como el papel y destacan claramente sobre el fondo claro. En el centro de la esfera, una decoración guilloqueada añade reflejos que varían con el movimiento de la muñeca.

La caja en forma de cojín de 31 x 31 mm, está disponible en acero noble, oro rojo o una combinación de ambos materiales, además de decoraciones con diamantes. Las esferas del Pavonina se encuentran disponibles en una gran variedad de materiales y motivos decorativos: de nácar, con guilloché, superficies galvanizadas, apliques arábigos o diamantes engastados. Todos los modelos cuentan con un cabujón sobre la corona. La decoración se complementa con una amplia gama de brazaletes y correas de diversos colores y materiales: acero noble u oro, piel de aligátor de Luisiana, piel de becerro o piel acharolada, además de satén Roma. Más información en GlashütteOriginal.com.



Nuevos Glashütte Original Sixties Iconic Square en Edición Limitada

 

Glashütte Original vuelve a la escena con los Sixties Iconic Square, que apelan a su herencia temporal más cercana -la de la República Democrática Alemana- y que siempre entusiasma tanto a sus seguidores más fieles como al simple aficionado a la relojería. Vamos a ver los cinco modelos y precios.

 

Los Sixties Iconic Square son los herederos directos de los Sixties Iconic, la colección lanzada en 2015 por la manufactura sajona que nos volvió locos a todos y seguramente pilló desprevenida a la propia casa, tal fue su éxito. De hecho se vendieron tan rápidamente que para poder verlos en España los tuvo que traer el propio subdirector de GO durante un día. Las fotos en vivo se pueden ver en este artículo.

Tanto aquellos como estos Sixties Iconic Square entroncan directamente con la época tan fructífera que siguió a la unificación de la relojería sajona bajo un solo nombre, la GUB (Glashütter Uhrenbetrieb), encargada de suministrar relojes baratos para los países del lado derecho del Telón de Acero. La GUB realizó numerosos diseños que iban con la época y que ahora nos resultan arrebatadores. Afortunadamente todos los archivos de cajas y esferas se conservan en Glashütte Original, que tiene así un inacabable acervo en el que inspirarse para producir relojes a cual más atractivo.

Algunos de los muchos modelos de la GUB que atesora Glashütte Original

Los Sixties Iconic Square son en realidad los ya existentes Sixties Square Chronograph pero con nuevas esferas. Así que las medidas de la caja son de 41,35 X 41,35 mm que, a falto de verlos en vivo, deben tener una presencia muy poderosa en la muñeca, acentuada por los pulsadores de pistón del cronógrafo. La altura es de 12,6 mm, lo que significa que sin ser pequeño no tiene tampoco una medida descocada.

Pero, como ocurría con sus antecesores, las esferas eclipsan cualquier otra consideración porque hipnotizan a quien las mira. Y también como aquellos los nuevos relojes tienen nombres: Sixties Iconic Forest, Sixties Iconic Ocean, Sixties Iconic Graphite, Sixties Iconic Tangerine y Sixties Iconic Fire.  La esfera presenta dos  registros: a las 3 el pequeño segundero y a las 9 los 30 minutos del cronógrafo. Es la disposición más bonita para un cronógrafo, para mi gusto.

La esfera, de 35,5 mm, está realizada en la fábrica de diales de Pforzheim que la empresa adquirió hace ahora 11 años, aunque llevaba trabajando con ella muchos más años. El esmerado proceso de fabricación quedó descrito en mi artículo sobre la manufactura de Glashütte Original que puedes leer aquí (y la segunda parte, aquí). Al estar la esfera curvada en los extremos, obliga a que la trotadora del cronógrafo y la manecilla de los minutos estén curvadas en la punta, lo que le da un toque deliciosamente vintage.

Dentro se mueve el calibre automático de manufactura 39-34, cuyo volante oscila a 4 hercios y tiene 40 horas de reserva de marcha. Como siempre en Glashütte Original el movimiento tiene una platina de tres cuartos, además de regulación por cuello de cisne, y es visible a través del zafiro posterior.

Los Glashütte Original se han presentado en Nueva York en primicia, lo que habla de la importancia de ese mercado para la casa. El precio que se ha comunicado está, por tanto, en dólares. Es una edición limitada a 25 unidades por color con un precio unitario de 9.700 dólares, que son, a cambio de hoy, un poquito más de 9.000 euros. Esperemos que en el cada vez más cercano Bselworld pueda probármelos y traer las fotos correspondientes. Más información en GlashütteOriginal.com.



En la muñeca: Glashütte Original Senator Moon Phase Skeletonized Edition

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-8-horasyminutos

A punto de comenzar la campaña de Navidad Glashütte Original nos ha sorprendido con un lanzamiento inesperado que celebra su maestría relojera: el Senator Moon Phase Skeletonized Edition en oro blanco, del que vamos a ver características técnicas, fotos en vivo y precio.

 

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-1-horasyminutos

Los seguidores de Glashütte Original reconocerán inmediatamente este Senator Moon Phase Skeletonized Edition porque su primera aparición fue en 2012 con traje de oro rosa, en una tirada limitada a 100 unidades. Pero los realmente devotos sabrán también que el modelo original no lo era del todo, ya que está basado en el 1845 Classic Up/Down with Moon Phase, un modelo pre-Swatch que la Glashütte Original actual modificó notablemente; y eso sin contar con la esqueletización.

glashutte-original-1845-classic-up-down-with-moonphase-horasyminutos

1845 Classic Up/Down with Moon Phase

Viendo estas fotos te haces una idea del enorme trabajo realizado por la manufactura, especialmente en lo que concierne al calibre. Porque el movimiento del Senator Moon Phase Skeletonized Edition, el 49-13, no es sino el resultado de vaciar y decorar el 49-03.  Esqueletar un movimiento no es sólo un trabajo de saber dónde abrir cuantos más huecos mejor; también significa calcular qué quitar y qué dejar para no comprometer la estabilidad del calibre y su regularidad. Una vez asegurado esto, los artesanos relojeros de G O se han dado un verdadero festín decorativo.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-11-horasyminutos

La caja del Senator Moon Phase Skeletonized Edition ha crecido de los 38 mm de la original del 1845 Classic Up/Down hasta los mucho más actuales 42 mm. Sin embargo sus formas redondas son muy clásicas, sobre todo por la forma del bisel.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-12-horasyminutos

Como el diámetro del calibre es de 35 mm (que de por sí no es pequeño), las funciones del reloj -pequeño segundero, reserva de marcha a las 2 y fase lunar a las 10:30- se quedan más bien hacia el centro del reloj. Pero esto, que normalmente es un defecto que los aficionados no dejamos de señalar,  en este reloj tiene un efecto beneficioso.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-6-horasyminutos

Uno de los problemas de las esferas caladas es la pérdida de legibilidad. Las agujas luchan entre en un mar de trozos de metal más o menos decorados y más o brillantes, lo que distrae la mirada y hace que la lectura no sea fácil; especialmente si no quieres poner unos mazacotes por agujas. Las de este reloj son especialmente estilizadas y, aunque son de ese acero azulado tan bonito de Glashütte Original, siguen teniendo que campear con el mismo problema.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-9-horasyminutos

Sin embargo, como el diámetro del reloj ha crecido la casa ha podido crear un borde exterior de la esfera galvanizada en la que acoge numerales romanos resguardados bajo una minutería de ferrocarril. Como la manecilla de los minutos tiene una longitud perfecta (la de las horas se hubiera beneficiado de un poquito más de metal), la lectura de la hora mejora dramáticamente. La misma técnica de añadir masa de esfera -o, por mejor decir, de no quitársela- se ha utilizado en el pequeño segundero y en las dos complicaciones añadidas. El resultado no es sólo una lograda funcionalidad; es además una cara muy armónica y muy agradable de ver, a lo que contribuye y no poco el precioso color plateado que tiene el dial.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-4-horasyminutos

 

Recuerda que para saber todos los procesos que se llevan a cabo para crear éste y los demás relojes de Glashütte Original lo mejor es leer los extensos reportajes sobre mi visita a la manufactura. Se pueden encontrar aquí y aquí.

 

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-15-horasyminutos

Como es habitual en la industria relojera, alemana o suiza, las complicaciones llevan nombre. Así, la preciosa fase lunar se acompaña de un texto que dice que eso es, en efecto, la fase lunar. También te indica que cuando la manecilla de la reserva de marcha está arriba es que está cargada, y que cuando está abajo está agotada. Todo ello por si acaso por si alguna vez se te olvida qué tiene y cómo funciona tu reloj, y todo ello en alemán. Sin embargo a las seis aparece el texto “Made in Germany” en vez de “Hergestellt in Deutschland”. En fin, pecados veniales que desde luego no harían que dejara de usar el reloj.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-11-horasyminutos

El decorador no ha dejado un milímetro del reloj sin decorar. En el reverso destacan las ruedas de carga y su decoración en contraste con las profusas volutas grabadas a mano de lo que queda de platinas y puentes. Además, como todo producto sajón que se precie de tal, se pueden ver los tornillos azulados y chatones de oro. Al placer de admirarlo -que puede llevar horas- contribuye eficazmente un cristal de zafiro bien tratado con antirreflejos.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-13-horasyminutos

Dadas sus formas el reloj se lleva muy bien en la muñeca, y seguro que queda estupendo en ocasiones formales; una opera, por ejemplo. Lo que no quita, claro, que llevarlo también a la oficina sea también un placer. Al contrario que la versión de oro rosa, este Senator Moon Phase Skeletonized Edition no es una edición limitada, pero sólo está disponible en las boutiques de la marca (en España hay una en Madrid). Su precio es de 40.200 euros. No es para todos los bolsillos, está claro. Pero no dejo de recordar lo que dijo Karl-Heinz Pfeifer, el presidente pre-Swatch de la compañía: “Construimos relojes alemanes. ¿Qué significa eso? Precisión. Fiabilidad. Funcionalidad. Baratos no. Los productos alemanes nunca son baratos. Pero siempre tienen tres atributos: funcionan, funcionan, funcionan”. Más información en GlashutteOriginal.com.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-14-horasyminutos

 

 



Nuevos Glashütte Original Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase. Modelos y Precios

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-red-gold-6-horasyminutos

El pasado martes Glashütte Original presentó dos importantes novedades: en primer lugar su nueva boutique de París y en segundo las nuevas versiones de su nuevo reloj Excellence, los Glashütte Original Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase. Tuve la gran suerte de asistir a los dos eventos y pude disfrutar en vivo de estas nuevas versiones, que ahora os traigo con especificaciones y precios.

 

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-red-gold-1-horasyminutos

Los Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase pertenecen, obviamente, a la nueva colección Excellence que se presentó el pasado marzo en el marco de la Berlinale. Los Excellence son uno modelos fundacionales porque albergan un nuevo calibre, el 36, que es la base sobre la que se van a ir construyendo las nuevas complicaciones de la marca. Pero aún sin complicaciones el movimiento es notable por la cantidad de avances que incorpora, tanto técnicos como estéticos, y que rara vez se ven en relojes de tres agujas. En el artículo de presentación (que se puede leer aquí) hablé extensamente sobre todas las características que lo hacen tan singular, pero conviene señalar, si quiera someramente, las principales.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-1-HorasyMinutos

En primer lugar el movimiento está basado en la estabilidad, que es la base sobre la que se construye una buena cronometría. Para ello se rediseñó todo el calibre de manera que se redujeran el número de piezas y por tanto las fricciones y desgastes correspondientes; específicamente el calibre 36 carece de ruedas reductoras y de trinquete para la carga del barrilete. Las transmisión es tan eficaz que el anterior calibre de Glashütte Original, el 39, necesitaba casi 1.400 giros del rotor para cargar el cubo y el 30 lo consigue con poco más de 1.100.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-HorasyMinutos

El segundo eje del movimiento es el de la autonomía. El calibre 36 tiene una reserva de 100 horas gracias a un único barrilete con un muelle real más delgado y más largo (70 cm) fabricado en Elinflex. Pues bien, las nuevas complicaciones que introducen los Senator Panorama Date y Moon Phase están diseñadas de tal manera que la autonomía sigue siendo la misma, lo que es francamente encomiable.

Montaje del barrilete

Montaje del barrilete

El tercer pilar del calibre es la precisión.  Además del funcionamiento del muelle real, consistente y sin fricción, y el rediseño del tren de engranajes, está el nuevo órgano regulador, que combina el volante del calibre 37 con un espiral de silicio. El volante está ajustado, por primera vez en la manufactura, en 6 posiciones. Una más que la exigida por el estándar cronométrico alemán. Esta norma, que examina no sólo el movimiento sino el movimiento dentro de la caja, exige que se conserve la exactitud tras sufrir una caída de un metro. Para muchos relojes no sólo es imposible mantener cotas de cronómetro tras un impacto así, sino que lo normal es que ni siquiera funcionen.

Ajuste del volante

Ajuste del volante

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-2-HorasyMinutos

Por último la belleza: el calibre 36 integra todos los elementos de la relojería germana: platina de tres cuartos con nervaduras Glashütte, tornillos azulados, ajuste de cuello de cisne y cantos biselados y pulidos, además por supuesto del icónico rotor con la doble G, cuyo borde exterior es de oro macizo. Todas las decoraciones están hechas a mano.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-1-HorasyMinutos

Pues bien, sin perder todas estas características ahora Glashütte Original integra una o dos complicaciones más: la fecha y la fase lunar. Lo hace añadiendo módulos adicionales, pero no como suele ser muy habitual en las marcas: a menudo simplemente se coge un calibre base y se le monta encima el módulo como mejor se pueda. Eso suele resultar en calibres muy gruesos. El calibre 36 que montan los Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase se concibió pensando en los módulos que iba a albergar, de manera que el incremento de altura es mínimo: pasa de 4,45 mm a 6,70 mm. El resultado en la caja es un aumento de 2 mm hasta los 12, respetando el diámetro de 40 mm. En la entrevista que publicamos aquí Yann Gamard, CEO de Glashütte Original, me dijo que el año que viene en Baselworld presentarán el Excellence con calendario perpetuo. Veremos entonces qué altura alcanza la caja.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-8-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-4-horasyminutos

Las dos versiones de los Senator Excellence Panorama Date y Moonphase se fabrican, como lo fue el Excellence cuando salió, en oro rojo y acero. La caja clásica presenta superficies pulidas y satinadas interrumpidas por una corona central grande para una mejor agarre. La corona es el centro de operaciones, porque todas las funciones se manejan desde ella en tres posiciones: la primera permite dar cuerda al reloj, la segunda variar la fecha o la fase lunar y la tercera ajustar la hora (con parada de segundero, por supuesto).

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-red-gold-7-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-1-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-esferas-horasyminutos

A la izquierda la esfera de la versión de acero. A la derecha, la de la versión de oro rojo

La disposición de las dos complicaciones ya era conocida, porque ya existían unos Senator Panorama Date y Senator Panorama Date y Moon Phase. Lo que diferencia a las esferas de los Excellence es que se ha prescindido de los numerales romanos salvo en los dos polos, sustituyéndolos por índices -grabados con láser o impresos en la versión de acero y de oro respectivamente- y además numerales arábigos para señalar los minutos (en rojo cuando acompañan a la caja de oro). La fecha es LA fecha, es decir, la fecha Panorama creada por Glashütte Original y aún no igualada porque se compone de dos discos a la misma altura y que por tanto encajan perfectamente para dar una información limpia y clara. La manufactura la remarca convenientemente, con dos biseles que rodean la apertura. Además, ahora la fecha cambia instantáneamente a las 12 en punto, no como antes que iba cambiando poco a poco. Y todo ello, recordemos, sin afectar a las 100 horas de reserva de marcha.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-red-gold-fecha-horasyminutos

La ventana de fase de luna, cortada a diamante, permite ver un precioso firmamento azul galvánico y unas estrellas y luna pulidos maravillosamente, al punto que son un auténtico espejos convexos.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-red-gold-2-horasyminutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esfera-fases-lunares-1-Horas-y-Minutos

Discos de fases lunares en la fábrica de esferas de Glashütte Original en Pforzheim

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-6-horasyminutos

La fase lunar no es sólo bonita sino que es exacta: han de pasar 122 años antes de que sea necesario realizar una corrección de un día para renovar la conformidad con el mes (lunar) sinódico de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,9 segundos. Curiosamente 122 años parece ser el límite máximo que la ciencia ha establecido para la vida humana, así que se puede decir que la regulación de la fase lunar de este Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase va a sobrevivir a su dueño.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-red-gold-3-horasyminutos

Los Senator Excellence Panorma Date y Moon Phase fueron presentados, como decía, el mismo día que se inauguraba la boutique de Glashütte Original en París. Esto es un acontecimiento muy importante porque París es uno de los grandes sitios donde hay que estar junto con Londres, Nueva York o Hong Kong, y habla mucho de lo bien que le está yendo a la manufactura sajona con su expansión. Y hablando de ventas Dieter Pachner, vicepresidente de la marca (a quien entrevisté aquí), me dijo que España se había convertido en uno de los mercados más importantes para ellos por los crecimientos en ventas que se han alcanzado. Una buena noticia entre tantas malas de nuestro país.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-dieter-pachner-horasyminutos

Dieter Pachner durante la presentación de los Excellence

Entrada de la nueva boutique de París

Entrada de la nueva boutique de París

De vuelta a los Senator Excellence Panorama Date & Moon Phase ambos relojes se atan a la muñeca con correas de aligátor -negra para el acero, marrón para el oro rojo- y quedan como su nombre indica. Son sobre todo relojes de vestir, pero al final de la presentación, cuando ya no quedaba casi nadie, descubrí que hay una versión con brazalete que la casa no había anunciado y que da un cambio notable al reloj, convirtiéndolo de repente en un amigo también para las ocasiones informales. El brazalete está muy bien hecho, con los eslabones exteriores satinados y los internos pulidos.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-bracelet-4-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-bracelet-1-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-bracelet-2-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-bracelet-3-horasyminutos

Todos y cada uno de los relojes pasan un test de 24 días, al final del cual se genera un informe único de dicho reloj, que por supuesto se entrega a su dueño. En ese informe viene un código QR también único con el que el propietario puede ver las pruebas a las que se le ha sometido a su reloj, día a día, que detallaré en un artículo próximo. Para significar tal nivel de exigencia la casa ha creado un sello especial que también vimos en la presentación.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-certificado-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-logo-horasyminutos

Por todo esto podemos decir que los Glashütte Original Senator Excellence Panorama Date y Moon Phase son unos excelentes relojes, que justifican perfectamente su -además- muy buen precio. El Panorama Date de acero cuesta 9.700 euros o de 11.900 con el brazalete, mientras que la versión de oro rojo tiene un precio de 20.400 euros. Por su parte el precio del Panorama Date Moon Phase es de 10.700 euros en la versión de acero o 11.900 euros con brazalete. La versión en oro rojo tiene un precio de 21.400 euros.  Los relojes van a estar disponibles a partir de noviembre sólo en las boutiques, y llegarán a las tiendas a partir de marzo. Más información en GlashütteOriginal.com.

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-steel-5-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-red-gold-5-horasyminutos

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-red-gold-2-horasyminutos

 

glashutte-original-senator-excellence-panorma-date-moon-phase-red-gold-1-horasyminutos

 

 

 

 



Una charla con Yann Gamard, CEO de Glashütte Original

Entrevista-Yann-Gamard-1-Horasyminutos

Yann Gamard, de nacionalidad francesa y miembro del Comité de Dirección de The Swatch Group desde 1998, es una de las personas de más peso del Grupo, ya que es el Director General de Glashütte Original, Swatch Group Alemania, Swatch Group Reino Unido y Swatch Group Países Nórdicos (Alemania, Finlandia, Suecia, Noruega). Además de ser responsable del Centro Europeo de Distribución (EDC) del Grupo. No se puede tener mejor compañero para hablar de relojes, economía y el futuro de la marca.

Entrevista-Yann-Gamard-5-Horasyminutos

La cita es en el último piso de la Torre de Madrid, emblemático edificio de la capital que ofrece unas impresionantes vistas de la ciudad. Particularmente en un día como ese (el 16 de junio), con el cielo mostrando todo su poderío visual. Yann Gamard está animado y sonriente y, tras su primera entrevista, ha calentado motores y está preparado para hablar profusamente sobre todo aquello que le preguntemos.

Entrevista-Yann-Gamard-2-Horasyminutos

Horas y Minutos: Hace poco leí una entrevista en la que decía que Glashütte Original no está sufriendo la crisis. ¿Se reafirma en su declaración?

Yann Gamard: No es que no esté sufriendo la crisis. Tenemos suerte. En primer lugar hacemos relojes de un nivel muy alto pero con un precio honesto, asequible. Y tenemos relojes de acero que nos permite ampliar nuestro horizonte de clientes. Y en segundo lugar no producimos suficientes relojes para la demanda que tenemos. El incremento es sólo de un 10 a un15% anual y…

HyM: Pero -me atrevo a interrumpir- ¿está diciendo que su incremento de ventas anual es de un 10 a un 15%?

Y. G.: Sí. En producción y en ventas.

HyM: ¡Pero eso es muchísimo! Cualquier empresa querría incrementar sus ventas un 10% cada año.

Y. G.: Sí, pero nuestro volumen es muy pequeño. Nuestras cifras anuales son… confidenciales, pero quiero decir que somos una empresa pequeña pero con un potencial enorme. En los años 60 y 70 vendíamos millones de relojes. Ahora estamos en cantidades mucho más pequeñas.

Glashutte-Original-GUB-Horasyminutos

HyM: Pero también son relojes distintos. Los relojes que fabricaba la GUB no son los actuales de Glashütte Original

Yann Gamard: Sin embargo en ese tiempo ya se hacían relojes como los que hacemos ahora. Mira el mío. Es un cronómetro que además me da 36 horas de reserva de marcha. Lo que ocurre es que en aquel entonces no se prestaba tanta atención a los acabados, pero el conocimiento relojero ya estaba. Recuerda que el primer tourbillon volante fue un diseño nuestro. Pero ahora hemos elegido hacer relojes de un nivel tal que sólo podemos hacer un número limitado de unidades, porque la gente que trabaja con nosotros necesita mucho tiempo para formarse. Seis años para completar la formación, tres de escuela y tres de prácticas.

Un Spezimatic de la GUB, muy parecido al reloj del propio Yann Gamard

Un Spezimatic de la GUB, muy parecido al reloj del propio Yann Gamard

HyM: Pero si volvemos sobre el incremento de ventas anual, la manufatura se inauguró en 2003. Si dice que hay que crecer en esos porcentajes, ¿cómo va a cambiar la manufactura? ¿Cómo se va a expandir? ¿Va a necesitar nueva superficie o sólo internamente?

Y. G.: Ya lo hemos hecho. Hemos pasado de una a tres manufacturas. Tenemos la que has visitado (cuya visita publicamos aquí) y a unos minutos caminando, en Frühlingsweg, hay otro inmueble. Y después está Pforzheim, donde hacemos las esferas y las cajas (se puede ver el reportaje sobre nuestra visita a Pforzheim aquí). Ahora mismo tenemos más capacidad que producción. El obstáculo está en el tiempo de formación del personal. Tenemos capacidad para crecer un 50%, pero la gente no puede. Están esos seis años. En otros años había unos 300 alumnos. Ahora estamos en 750.

Las instalaciones de Glashütte Original en Frühlingsweg

Las instalaciones de Glashütte Original en Frühlingsweg

HyM: Es entonces un problema de personal. ¿Es difícil, empresarialmente hablando, vivir en Glashütte, donde te pueden quitar el personal otras empresas, o tú quitárselo a ellas?

Y. G.: Yo creo que la gente que trabaja para Glashütte Original está orgullosa de su trabajo. No quieren sustituir el nombre que aparece en su bata de trabajo por otro. Además somos herederos de nuestra historia, y en la GUB se reunían todas las producciones relojeras. Y así es también en Glashütte Original: tenemos 44 oficios relojeros distintos bajo un mismo techo, algo que no ocurre en otras marcas. Otras casas hacen parte del trabajo. Nosotros lo hacemos todo.

La sede central de Glashütte Original

La sede central de Glashütte Original

HyM: ¿Ha pensado Glashütte Original traerse a Glashütte la fábrica de Pforzheim, simplemente para ahorrar en logística?

Y. G.: En primer lugar llevamos con ese proveedor más de 20 años, pero llegó un momento en que nos dijo: “no puedo seguir vuestro ritmo de crecimiento, necesito ayuda”. Así que lo compramos. De esta forma le dimos un nuevo impulso financiero, pero también de conocimiento y creatividad. Y esto ensanchó también nuestro horizonte, porque ahora no teníamos un proveedor sino que éramos nosotros mismos, así que empleamos los recursos como queremos. El Metiers de relojería y la creación conceptual, está en Glashütte, pero el Metiers de esferas está allí, en Pforzheim. Hay que recordad que Pforzheim es la cuna de la joyería alemana; de ahí su tradición decorativa.

Entrevista-Yann-Gamard-4-Horasyminutos

Yann Gamard es un hombre que le gusta hablar porque le apasiona lo que hace, pero es muy contenido gestualmente, algo habitual en personas que tienen que tomar decisiones de calado. Tiene una voz grave y una muy buena enunciación. Pero es que además habla un español muy correcto sin esfuerzo aparente.

HyM: Usted es el director general de Swatch en Escandinavia, Alemania, e Inglaterra, y además dirige el centro logístico para europa. Por tanto tiene una visión única del grupo, particularmente gracias a su control de la logística, que te da el índice de movimiento de mercancías, sus altos y bajos. Por tanto: Glashütte Original no está sufriendo la crisis. ¿Y el grupo Swatch?

Yann Gamard: No, el Grupo Swatch tiene la ventaja de que tiene una presencia vertical, de manera que siempre se encuentra en todos los vértices de venta: si va mejor la cosa comprarás en un nivel. Si no, en otro. Pero siempre estamos enfrente.

HyM: Y, por lo mismo, como director de diferentes Swatch, ¿está a favor de expandir el concepto Tourbillon? (tiendas que acogen diversas marcas del grupo Swatch -de Omega hacia arriba- bajo un mismo techo. Esta es su web).

Y. G.: No, la idea de Tourbillon es válida para ciudades donde no hay masa crítica como para implantar tiendas monomarca. Esa es nuestra verdadera filosofía.

Entrevista-Yann-Gamard-3-Horasyminutos

HyM: Y sólo por curiosidad, ¿cuánto dedica a cada uno de sus puestos? Porque ¡es un trabajo ingente!

Y. G.: No, no no. Yo no hago nada (se ríe, y nos reímos). Yo estoy para atender a los que me lo piden. En Glashütte Original el trabajo lo hacen los relojeros. Yo no hago nada. Yo sólo les ayudo a buscar el mercado. En cada sitio tengo gente cualificada para hacer el trabajo. Yo no hago nada. ¡Me gusta mi vida! (se vuelve a reír).

HyM: Senator Excellence. Ha sido un éxito, por lo menos de prensa. ¿Está siendo el éxito que esperaban iba a ser?

Y. G.: Han salido las primeras 160 unidades a finales de mayo y sí, todas vendidas. En España se van a recibir 6 piezas y ya están vendidas. Es que la combinación entre un reloj a tan alto nivel y la promesa que hacemos con nuestro certificado…

HyM: ¿Qué certificado?

Y. G.: Ah, es que esto es una novedad. Cada reloj que entregamos va acompañado de un certificado que acredita cómo se ha comportado durante 24 días, como un cronómetro. Los relojes de Glashütte Original pasan 8 días de tests. ¡El Excellence 24 días! El propietario puede meterse en internet y ver todos los detalles de funcionamiento de su reloj. Esto pone la venta, la relación con el cliente, a otro nivel.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-acero-en-la-muneca-HorasyMinutos

HyM: ¿Cree usted que esto de la auto-certificación es una tendencia creciente?

Yann Gamard: Yo creo que sí. Hay que sustanciar aquello que decimos con algo real, porque ya no vale simplemente con decirlo. La gente cada día sabe más y te pueden sacar los colores en cualquier momento, porque ahora la información es muy amplia y accesible. Por eso las certificaciones han de ser cada vez más exigentes. Esa es la ventaja de ser una manufactura, que no tienes más que decirle al cliente: ven a comprobar tú mismo lo que estamos diciendo.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-1-HorasyMinutos

HyM: Usted dijo en la presentación del calibre 36 que era un movimiento fundacional, que a partir de él Glashütte Original iría construyendo nuevos modelos, más complicados. ¿Este mismo tratamiento se va a seguir a partir de ahora con los demás modelos?

Y. G.: Sí señor, ¡SÍ-SE-ÑOR!

HyM: Es que es muy buena idea.

Y. G.: Sí es muy buena idea, pero ¿tú sabes cuánto trabajo supone eso? Porque no es lo mismo un reloj de tres agujas que para un calendario perpetuo. ¡Y yo voy a garantizar la misma calidad! Al acabar los tres años de desarrollo del calibre me dijeron “si nos da un año más podremos garantizar aún mejor desempeño del movimiento”. Y yo dije “adelante, pero entonces quiero la misma excelencia para la fecha, las fases lunares y el calendario perpetuo”.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-2-HorasyMinutos

HyM: ¿Esa va a ser la secuencia de aparición de modelos Excellence nuevos?

Y. G.: Fecha y fases lunares al mismo tiempo y calendario perpetuo en el próximo Baselworld.

HyM: ¿El año que viene?

Yann Gamard: 

HyM: ¡Eso es una primicia!

Y. G.: Ya tenemos un calendario perpetuo que está muy bien. Pero el nuevo, con el nuevo calibre… (hace el gesto de subimidad, elevando la mano por delante del rostro mientras la hace girar).

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Portada1-Horas-y-Minutos

HyM: Otro de los éxitos de Glashütte Original en Basilea ha sido la esfera azul del Senator Cronometer. ¿Se va a incorporar esta técnica a otros modelos?

Y. G.: En este momento lo más difícil de hacer en esferas es el azul. No sólo para nosotros, para todo el mundo. Es muy difícil estabilizar el color. Como tenemos nuestra fábrica de esferas vamos a hacer otras, vamos a jugar mucho con las esferas. Pero por ahora el Chronometer es un pieza única en ese sentido.

HyM: ¿Pero sí que habrá una esfera azul en el Senator Excellence?

Y. G.: Bueno es que son momentos distintos. Acabamos de lanzar el Excellence, y primero hay que darle complicaciones. La extensión natural de Chronometer es el regulador. Una vez existe es cuando puedes emplezar a jugar con las esferas. Es demasiado temprano para jugar con el Excellence.

HyM: ¿Vamos a ver un Diver en Glashütte Original?

Yann Gamard: Yo creo que sí. Pero si Glashütte Original crea un diver ha de ser tan especial, de tanta calidad, que no va a ser para mañana.

 

Glashutte Original Senator Observer esfera negra en la muñeca

Gracias a MRA Agencia de Comunicación por la oportunidad para hacer esta entrevista.



Dentro de la manufactura Glashütte Original – 2

La sede central de Glashütte Original

La sede central de Glashütte Original

Glashütte es una gran ciudad por el valor económico que genera, pero por tamaño no pasa de ser lo que antes se llamaría una Villa. Sin embargo se respira relojería por todas partes. Las diferentes manufacturas se agrupan a poca distancia unas de otras en lo que no es sino un auténtico pozo de perdición para los aficionados a la gran relojería. Entre los edificios más modernos e impresionantes está sin duda el de la manufactura Glashütte Original, que tuvimos la suerte de visitar como continuación al recorrido por la fábrica de esferas (que describí en este artículo).

 

Manufactura-Glashutte-Original-8-Horasyminutos

Glashutte-Original-Manufacture-entrada-Horas-y-Minutos

Manufactura-Glashutte-Original-7-Horasyminutos

Cuando entras en el edificio lo que te recibe es un impresionante silencio. Te llegas a preguntar si ese día no hay nadie trabajando, o si ha pasado algo. Pero no: el silencio es algo connatural a una manufactura relojera y, aunque los bancos de trabajo están aislados tras puertas y cristales dobles, todo en la fábrica es silente. Quienes cruzan la entrada o los pasillos lo hacen con un caminar quedo; casi se diría que ni siquiera pisan el suelo. El vestíbulo desemboca en una gran plaza central bendecida por un enorme tragaluz de 23 metros de altura y 300 metros cuadrados de cristal que suaviza los ángulos del edificio con la iluminación que sobre él derrama, y que parece atraer hacia sí las conversaciones para que no molesten a sus inquilinos. Las palabras se desvanecen, una vez escuchadas, en un aire leve.

manufactura-glashutte-original-6-horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-10-Horasyminutos

El edificio de la manufactura Glashütte Original fue inaugurado en 2003. Y, mientras que mantiene todo lo que tiene de tradicional la alta relojería -incluso más de lo que uno pensaría, como veremos luego-, lo hace desde un acercamiento absolutamente contemporáneo y bajo la máxima exigencia productiva. Lo cual, desafortunadamente para el aficionado que lo visita, implica alejarse de los procesos: gran parte del edificio son compartimentos llamados “blancos”, que son los que se encuentran en laboratorios o, cada vez más, empresas de alimentación.

Manufactura-Glashutte-Original-11-Horasyminutos

Son zonas cerradas con control de aire y polvo, de manera que no se ponga en peligro labores como el ensamblaje o la decoración, donde una mota de polvo puede rayar la superficie de un calibre o deteriorar el aceite utilizado para lubricar las piezas. Por tanto fotos que son habituales en este tipo de reportajes en este caso han de ser necesariamente las que la propia casa suministra, porque sólo pudimos ver muchos de los pasos desde lo que se acaba convirtiendo en el pasillo de los anhelos: estás tan cerca de la maestría que has ido a ver y sin embargo te separa de ella una barrera de cristal infranqueable. Afortunadamente cada sala tiene en su exterior monitores de vídeo que explican lo que allí se hace y unas vitrinas con los elementos utilizados y su resultado final. No es lo mismo que verlo al borde de la mesa, pero aún así es muy ilustrativo.

Manufactura-Glashutte-Original-12-Horasyminutos

Sí pudimos visitar la zona de máquinas numéricas de la manufactura Glashütte Original, en las que se fabrican las piezas más pequeñas que luego se incorporarán a los calibres. A veces he oído decir que en la actualidad la alta relojería no es tal porque la maquinaria de alta precisión se ha incorporado a todos -o casi todos- los procesos. A mí esto me parece absurdo porque algo que siempre ha buscado la relojería ha sido la mejora permanente. Si Louis Abraham Breguet hubiera podido disponer de estas máquinas, ¿las habría usado? Por supuesto que sí. Él siempre fue hacia adelante, probando nuevos escapes, nuevos aceites, nuevas herramientas. Y como él todos los relojeros, incluidos los pioneros que hicieron de Glashütte lo que es hoy día. Por tanto utilizar máquinas que hacen mejores engranajes, mejores ruedas… mejores relojes en definitiva no sólo es lícito, sino que es perfectamente acorde con el espíritu de la relojería.

Manufactura-Glashutte-Original-5-Horasyminutos

Las máquinas numéricas cortan las piezas mediante un hilo láser. Se sumergen las piezas en un líquido que mantiene las piezas a una temperatura adecuada para que no se deformen, permitiendo crear un gran número de pequeñas piezas, con grosores muy inferiores al milímetro, en una sola operación. El coste de fabricación a mano de estas piezas sería inasumible.

Manufactura-Glashutte-Original-4-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-16-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-3-Horasyminutos

Otra de las zonas de maquinaria está destinada a la fabricación de ruedas y engranajes. Se parte de largas barras de bronce-berilio, plata natural alemana (alpaca), bronce o acero inoxidable que transitan por también largas máquinas que van cortando piezas según se necesita. Como tantas veces ocurre, la parte menos atractiva de un negocio resulta vital para el mismo. Imaginemos un reloj cuyo tren de engranajes no estuviera construido con precisión; sería absolutamente inservible.

Manufactura-Glashutte-Original-14-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-15-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-17-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-18-Horasyminutos

Los elementos expuestos en las vitrinas te dan una idea del microcosmos que significa un reloj. Estamos tan habituados a ver en las fotografías las distintas piezas que se montan en un calibre que cuando te topas con ellas y ves su tamaño infinitesimal comprendes la dificultad de este arte preciso. No sólo eso, te hace admirar los maestros relojeros de antaño que se fabricaban sus propias piezas con herramientas que ellos mismos creaban.

Manufactura-Glashutte-Origina-13-Horasyminutos

Esto último, crear las propias herramientas, es algo que también vimos en la manufactura Glashütte Original, y precisamente en el departamento que se encarga del acabado de uno de los elementos icónicos de la relojería sajona: el cuello de cisne. Una vez que se tiene la pieza (llegada desde las máquinas numéricas) hay que pulirla.

Manufactura-Glashutte-Original-20-Horasyminutos

Cuellos de cisne “en bruto”

El pulido es un proceso mecánico tan extendido que hasta un vulgar pomo de puerta puede tenerlo, porque lo hacen máquinas de manera industrial desde hace mucho. Pulir con los criterios de exigencia de la manufactura Glashütte Original, sin embargo, es una cosa muy distinta: significa un control con lupa de relojero de muchos aumentos para detectar imperfecciones inapreciables a simple vista. El proceso comienza con un pulido con una máquina que se ha diseñado en la manufactura; de ahí que la foto ilustra sólo la cabeza pulidora, no el mecanismo que permite su movimiento (porque la cabeza no es fija, puede moverse sobre la superficie de la pieza).

manufactura-glashutte-original-19-horasyminutos

 

Después se pasa al pulido manual: el técnico utiliza una pieza metálica a la que hace una serie de rayas para que sirva de abrasivo y comienza a pulir el cuello de cisne aplicando presión sobre él y frotándolo de manera rápida y repetida. Y cuando digo “repetida” quiero decir muy repetida: más de una hora se pasa el técnico puliendo, parando, revisando el resultado, volviendo a pulir, volviendo a revisar… Todo ello para dejarlo según los criterios internos de excelencia. El futuro propietario de la pieza jamás podría saber si el cuello de cisne no está tan pulido como de verdad está, pero no importa. La sublimidad de la manufactura Glashütte Original está en también en esos detalles. Sobre todo en esos detalles.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Manufactura-Glashutte-Original-21-Horasyminutos

Otro ejemplo de esta obsesión por el detalle se puede ver en los tornillos azulados. Hay una forma muy sencilla de conseguir ese efecto sobre las piezas de acero inoxidable, o cualquier aleación que se use: pintarlas de azul. Esto por supuesto es una impostura inaceptable, porque el producto auténtico se consigue calentado el material hasta que se azula. Para esto hay hornos que azulan a la vez un montón de piezas. No en la manufactura Glashütte Original, en la que el azulado se hace uno a uno. Cada tornillo. Del más grande al más pequeño. El técnico está entrenado para que el tornillo tenga siempre el mismo tono azulado característico, ni más claro ni más oscuro. Parece una proceso simple pero requiere una concentración extrema.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Más procesos sorprendentes de la manufactura Glashütte Original: se comprueba que cada rueda con su correspondiente piñón está correctamente alineada, mediante un proceso propio: se apoya sobre una guía y se la sopla un chorro de aire; mediante un microscopio se comprueba si gira bien o está alabeada. De ser así el técnico (la técnica en este caso), con un toque experto y rápido, endereza la rueda y vuelve a comprobar. Todo el proceso es rápido, como un vídeo de Intagram. Así de avezado es el personal de G.O.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Todas las labores son de una delicadeza extrema, incluso en esos detalles que nos resultan tan conocidas que casi no las apreciamos. El perlado de las platinas se hace con una máquina que erosiona el metal cada vez que lo toca. Sin embargo es la mano de la persona la que hace que cada dibujo sea idéntico al de al lado, aplicando siempre la misma presión.

Manufactura-Glashutte-Original-1-Horasyminutos

Es, una vez más, un trabajo que requiere una concentración máxima porque un fallo significa desperdiciar la pieza entera. Si es de acero, todavía. pero si un metal precioso el coste es muy alto. Simplemente hay que fijarse en la cantidad de “perlados” que lleva un calibre para hacernos una idea del ingente trabajo de quien lo hace.

Manufactura-Glashutte-Original-2-Horasyminutos

Un último ejemplo para ilustrar, por si a alguien todavía no le había quedado claro, la ingente cantidad de trabajo manual que lleva realizar un reloj de alta gama como los de G. O.: Un simple puente se decora al más puro estilo sajón, para lo que se parte de una pieza de latón en bruto. A continuación se comienza a labrar con diversos buriles relojeros. Después los motivos grabados deben ser cubiertos para poder galvanizar la pieza para posteriormente pulirla. Todo ello con el riesgo de que un simple trazo salga mal y haya que desechar la pieza entera. Los distintos estadios se ven en la foto de abajo, primero a la izquierda, después al centro y el producto acabado a la derecha.

Manufactura-Glashutte-Original-22-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-35-Horasyminutos

Pero hay algo más en la manufactura Glashútte Original, algo que no se ve y que sin embargo es fundamental para su continuidad: su escuela de relojería, sita en un edificio cercano y que ostenta el nombre de Alfred Helwig. Alfred no sólo fue un excepcional relojero -fue el inventor del tourbillon volante-, sino un magnífico profesor que comenzó su docencia en 1913 en la primera escuela relojera de la zona, fundada en 1878. Para G. O. tener sus propios formandos es garantía de una auténtica integración vertical porque hace que la transmisión del espíritu y los valores de la marca tengan continuidad, algo fundamental en cualquier empresa porque el mercado laboral es siempre cambiante y los técnicos pueden ir y venir, pero la escuela garantiza la correcta y continua transmisión del ADN propio.

Manufactura-Glashutte-Original-31-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-24-Horasyminutos

La formación académica es continua y recorre todos los tramos. En el primer curso, por ejemplo, se aprende a dar vida a las herramientas relojeras. Es una sección muy manual, muy metalúrgica si se quiere, pero fundamental para que el alumno tenga una vista global y minuciosa del oficio. Por eso en esta fase los alumnos llevan una bata azul índigo, porque el añil es el color tradicionalmente relacionado con los oficios del metal.

Manufactura-Glashutte-Original-25-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-26-Horasyminutos

Según vamos subiendo escalones nos encontramos con clases más parecidas a la imagen de los relojeros, con pupitres altos para poder apoyar los brazos de manera correcta para que no haya tensión en las manos y poder así enfrentarse al diminuto universo relojero. Aquí sigue mandando el dueño de la manufactura Glashütte Original: el silencio. Vi hablar a un alumno con su profesor y, aunque estaba a 3 metros escasos, no conseguí oír ni el silbido de las eses.

Manufactura-Glashutte-Original-27-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-28-Horasyminutos

Pudimos ver también los trabajos de fin de carrera de los alumnos que son, claro, relojes. Uno de los grandes estímulos de la escuela relojera es que aquellos que acaben con el nivel más alto entrarán a trabajar en la propia manufactura Glashütte Original. La verdad es que ver algunos de esos proyectos de licenciatura te da idea del enorme futuro de la relojería sajona. Son, en sí mismos, unas maravillas que sin estar hechas por relojeros conocidos serían posesiones preciadas para cualquier aficionado a este arte.

Manufactura-Glashutte-Original-29-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-30-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-32-Horasyminutos

Un último detalle: visitando los últimos cursos de la escuela los alumnos nos tenían preparada una sorpresa; teníamos que hacer un sencillo ejercicio que tan sólo necesitaba de un par de alicates y que hace cualquier alumno de primero: tomar una delgada barra de metal y hacer el logotipo de la casa. Una nadería, ¿verdad? ¡Pues es extraordinariamente difícil! Después de luchar durante un desesperante rato el resultado no puede ser más vergonzante. Parece que lo ha realizado alguien que sólo tiene pulgares en la mano y encima sufre de un Parkinson severo.

Manufactura-Glashutte-Original-34-Horasyminutos

En fin, una manera más de reconocer la enorme dificultad del oficio relojero y una excelente manera de finalizar una inolvidable (pero de verdad: inolvidable) visita a la manufactura Glashütte Original, donde nos acogieron, cuidaron y hasta mimaron Michael Hammer, Sebastian Prinz (director de la boutique de la marca) y sobre todo Gitte Hammerström, la más que encantadora relaciones públicas de GO, y la ya citada Victoria Marrero. Ambas fueron, como cuando rezábamos de pequeños, nuestro ángel de la guarda, dulce compañía. Qué viaje feliz fue éste. En lo relojero y sobre todo en lo humano.

Manufactura-Glashutte-Original-33-Horasyminutos

Un Glashütte Original en la ventana de la manufactura Glashütte Original desde la que se ve la villa de Glashütte

 

 



En la muñeca: Glashütte Original Senator Cosmopolite

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-1-HorasyMinutos

El Glashütte Original Senator Cosmopolite ha recibido el premio Goldene Unruh como reloj de año, uno de los más prestigiosos del sector, en el que se recuentan hasta 21.000 votos. El reloj se lanzó en la feria de Baselworld 2015 como uno de los relojes con segundo huso horario más innovadores del momento y desde entonces ha cosechado aclamación universal. Vamos a ver por qué.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-frontal-HorasyMinutos

La colección Senator basa su estética en la relojería más clásica de Glashütte. Las cajas grandes y las esferas limpias de sus relojes dejan espacio para presentar complicaciones de manera armoniosa, de manera que el reloj nunca pierde su prestancia elegante y sobria incluso cuando nos ofrece una complicación tan exigente como la de este reloj. El nombre de Glashütte Original Senator Cosmopolite hace referencia al público objetivo al que va destinado: el viajero global que no pierde de vista su hogar y que, a pesar del mundo acelerado y a menudo superficial en el que vivimos, disfruta de las cosas exquisitas y es consciente de dónde reside el auténtico valor de las cosas. Este cosmopolita presenta la complicación de segundo huso horario de una manera absolutamente singular, mezclando la representación clásica con la moderna.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-oro-blanco-frontal-HorasyMinutos

Empecemos por la caja, absolutamente redonda y con tres coronas: dos al este y una al oeste. El Senator Cosmopolite se puede encontrar en caja de oro rojo u oro blanco, con un diámetro de 44 mm y una altura de 14. No es un reloj pequeño, pero las formas clásicas y los elementos utilizados en la esfera lo hacen perfectamente compatible con un traje. Sobresaliendo de los puños de la camisa, sí, pero con orgullo.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-perfil-HorasyMinutos

En la esfera del Senator Cosmopolite ocurren muchas cosas, pero siempre con un porte elegante. Así, la hora en destino, allí donde nos hayamos desplazado, la leemos en las manecillas centrales con la tradicional forma de poire (pera) en acero azulado. La hora en origen -con lectura completa- se lee en la subesfera situada a las 12. Este dial incluye también la indicación de reserva de marcha (de 72 horas) y además una pequeña ventana circular para indicar el día o la noche.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-esfera-HorasyMinutos

También hay una indicación de día/noche para la hora en destino. Es obvio que no hace falta porque donde estamos ya sabemos si es de día o de noche (salvo raras y habitualmente no deseables situaciones), pero es que el lujo es el gusto por lo que no necesitamos y una indicación tan preciosa como la que lleva este Senator Cosmopolite, con ese sol y ese firmamento de reminiscencias renacentistas, es un verdadero lujo.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-detalle-HorasyMinutos

Flanqueando el índice de las 8 hay dos ventanillas: DST (Daylight Saving Time u horario de verano) y STD (Standard Time). El reloj distingue 37 zonas horarias: los 24 husos habituales, escritos en negro, los que cambian de 30 en 30 minutos en azul y los que cambian de 15 en 15 en rojo. Cada una de las zonas horarias se presenta con el código IATA –el que nombra a los aeropuertos-. Esto es bueno porque ahorra espacio (son sólo 3 letras), pero hace muy difícil saber qué ciudad nombra. Luego vemos cómo funciona el sistema.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-lateral-HorasyMinutos

A las 6 una esfera del mismo tamaño que la de la hora en origen nos marca los segundos, con esa estética inconfundiblemente Glashütte. Y, como no podía ser de otro modo, la Panorma Date, la ventana de fecha patentada por Glashütte Original en la que los dos discos están a la misma altura, se muestra orgullosa a las 4. Y por supuesto se mueve hacia adelante o hacia atrás junto con la hora en destino.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-esfera-HorasyMinutos

 

¿CÓMO FUNCIONA EL RELOJ?

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-corona-HorasyMinutos

En primer lugar accionamos la corona a las 2 (que además sirve para dar cuerda a la pieza) para ajustar la hora en origen (la subesfera de las 12). Con la manecilla a las 4 movemos las manecillas centrales para igualarlas a la hora en origen. En ambos casos hay que recordar que se debe tener en cuenta la variación día/noche. A continuación y mediante la corona a las 8 elegimos la ciudad que nos corresponde, teniendo en cuenta que si en ese momento estamos en horario de verano es en esa ventana donde debe aparecer nuestro aeropuerto.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-corona-1-HorasyMinutos

Por último, mediante un pulsador a las 9 ajustamos la fecha. En ese momento ya se puede viajar. Cuando llegamos a nuestro destino volvemos a utilizar la corona a las 4 y, girándola en la dirección adecuada (hacia adelante si vamos al este y al contrario si vamos al oeste), la manecilla de los minutos se irá moviendo en tramos de 15 minutos hasta que lleguemos a la hora en destino deseada. De manera automática las siglas de los aeropuertos irán cambiando y al final indicarán el del aeropuerto de destino. Parece mentira que se pueda hacer algo tan complicado de una manera tan sencilla; es simplemente espectacular.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopolite-calibre-HorasyMinutos

Esta maravilla se produce gracias a un nuevo calibre, el automático 89-02. Opera a 4 hercios (28.800 alternacias a la hora) y se carga gracias a su rotor descentrado con la famosa doble G, que representa la unión del pasado y el futuro. El volante, ajustado a 5 posiciones, se regula gracias a 4 tornillos situados en su perfil. Por supuesto en la decoración encontramos todo lo que define un reloj de Glashütte: platina de tres cuartos, nervaduras Glashütte, bordes biselados, ajuste de cuello de cisne, tornillos azulados y puente del volante decorado a mano.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-2-HorasyMinutos

Como ya he dicho antes el reloj, a pesar de su tamaño, queda espectacular en la muñeca. La esfera limpia, los numerales romanos flanqueados por la minutería de ferrocarril y la sencillez y elegancia de las indicaciones hacen que el reloj tenga una prestancia a la vez sobria y llamativa, de manera que siempre da gusto comprobar la hora una vez más.

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-perfil-oro-blanco-HorasyMinutos

Todos los elementos unidos -la complejidad del movimiento, la calidad constructiva y la belleza de la pieza- hacen que se entienda por qué el reloj es el flamante vencedor del Goldene Unruh. Su belleza es indiscutible, sólo igualada por la calidad, la estricta profesionalidad y el mimo con el que Glashütte Original crea cada una de sus piezas. El precio del Senator Cosmopolite es de 38.000 euros para la versión en oro blanco, con un precio algo inferior para la versión en oro rojo. Más información en glashutte-original.com

 

Glashutte-Original-Senator-Cosmopoite-1-HorasyMinutos

Michael Hammer -PR Manager- y Christina Hentschel -VP Marketing-, con el premio Goldene Uruh

Michael Hammer -PR Manager- y Christina Hentschel -VP Marketing-, con el premio Goldene Unruh



Nuevo Glashütte Original Senator Excellence con el nuevo Calibre 36

Glashutte-Original-Senator-Excellence--esfera-negra-HorasyMinutos

Tenemos ante nosotros el nuevo Glashütte Original Senator Excellence con el nuevo Calibre 36, que es un calibre fundacional: la manufactura de Glahütte se ha repensado de arriba abajo cómo debe ser un movimiento y con el Calibre 36 sienta las bases de su crecimiento futuro.

Cuando analizamos el lanzamiento de un nuevo reloj a menudo la atención que le prestamos al calibre es mucho menor que la que dedicamos a otras partes del guardatiempos. Salvo que sean una gran innovación habitualmente no vamos mucho más allá de la frecuencia, la reserva de marcha o el tipo de accionamiento del cronógrafo, porque los detalles demasiado técnicos no son lo que busca el lector medio. Y sin embargo es precisamente el movimiento el que otorga la categoría de manufactura a un casa relojera, y los debates sobre lo que es “calibre de manufactura” o no son eternos. De ahí la importancia de explicar a fondo el nuevo Calibre 36, antes incluso de revisar el Glashütte Original Senator Excellence.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-oro-rojo-1-HorasyMinutos

Partiendo de la premisa de que menos es más e inspirados en la sentencia de Antoine de SaintExupéry  La perfección se consigue no cuando no hay más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar”. Glashütte Original ha buscado una vuelta a lo esencial, a lo que es el corazón de un movimiento, reduciendo componentes y mejorando su funcionamiento y durabilidad. Ese es el principio para construir una nueva familia en los próximos años, sobre la base de cuatro premisas: estabilidad, autonomía, precisión y belleza. Sobre este calibre base Glashütte Original irá añadiendo módulos con las distintas complicaciones, de manera que se convertirá en el epicentro de la manufactura. Pero antes de examinar cada uno de los criterios utilizados,  ¿por qué el nombre “Calibre 36”? Lo explica muy bien Yann Gamard, CEO de GO: “por ningún motivo; tenemos una forma aleatoria de nombrar a los calibres”.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-HorasyMinutos

ESTABILIDAD

El equipo de desarrollo de GO llegó a la conclusión de debían dar la máxima prioridad la estabilidad, ya que es el prerrequisto imprescindible para la precisión. Por tanto su esfuerzo se dirigió en primer lugar a lograr la dimensión óptima de las piezas del calibre (platina, puentes, ruedas, etc), y en segundo lugar a la reducción de piezas susceptibles de sufrir desgaste y por tanto afectar finalmente a la cronometría.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-4-HorasyMinutos

En un calibre estándar la masa oscilante transmite la energía cinética al muelle real mediante dos ruedas reductoras que accionan la rueda de rochete, que a su vez tensa el muelle. El calibre 36, sin embargo, carece de dicha rueda y de trinquete  gracias al sistema de tres ruedas en tres niveles que se engranan directamente con el barrilete y que actúan como transmisor de la energía y como rochete. Una manera sencilla, estable y segura de asegurar el funcionamiento y reducir el número de componentes. Además el propio sistema detiene el barrilete cuando se para el rotor bidireccional, de manera que el barrilete no se descarga a través del tren de engranajes.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-ruedas-de-remontuar-HorasyMinutos

AUTONOMÍA

El calibre 36 ofrece unas más que respetables 100 horas de reserva de marcha con tan solo un barrilete y moviéndose a 4 Hz (28.800 alt/h). No está nada mal especialmente si tenemos en cuenta que si bien el diámetro del movimiento es de 32,2 mm pero la altura total es de tan solo 4,45 mm. Gracias al trabajo conjunto con Nivarox G O ha conseguido un árbol del cubo muy pequeño, lo que ha dejado sitio para tensar un muelle de 680 mm de largo fabricado en Elinflex,  un material creado por Nivarox. El desarrollo del cubo fue de Glashütte Original y el muelle lo proporcionó Nivarox por lo que al ser un desarrollo conjunto no sería de extrañar que en el futuro lo viéramos en más relojes del grupo Swatch.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-6-HorasyMinutos

También se ha rediseñado el tren de ruedas, desde el tamaño a la geometría de los dientes para eliminar la fricción. Pero lo más llamativo es que Glashütte Original asegura que cuando en el futuro vaya incorporando módulos con complicaciones podrán mantener las 100 horas de reserva de marcha, lo cual es francamente intrigante.

PRECISIÓN

La precisión del calibre 36 es el resultado de la interacción de varios elementos. En primer lugar el funcionamiento del muelle real, consistente y sin fricción. Después el rediseñado tren de engranajes y por último el nuevo órgano regulador, que combina el volante del calibre 37 con las ventajas que aporta el espiral fabricado en silicio: es un material ligero, no le afectan los cambios de temperatura, no sufre corrosión, es antimagnético y perfecto para mantener la isocronía. Y además es replicable, es decir, se puede fabricar en serie con unidades exactamente iguales entre sí. El del calibre 36 es el primer volante de la manufactura que está ajustado en 6 posiciones, una más de las requeridas por las pruebas de cronometría.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-precisión-y-amplitud-HorasyMinutos Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-2-HorasyMinutos

BELLEZA

El calibre está decorado siguiendo las pautas de la alta relojería sajona: la platina de tres cuartos con nervaduras Glashütte, tornillos azulados, ajuste de cuello de cisne y cantos biselados y pulidos, además del icónico rotor con la doble G, cuyo borde exterior es de oro macizo. Las ruedas están pulidas y acabadas con una decoración rayos de sol. El reflector situado bajo el volante también está decorado. Por supuesto todos los procesos decorativos están realizados a mano, pero la construcción del calibre está pensada también desde el lado del servicio, de manera que las revisiones sean sencillas y por tanto más baratas.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-1-HorasyMinutos

Detalle del rotor con el bisel de oro macizo

Detalle del rotor con el bisel de oro macizo

Por último el calibre, de 180 piezas,  se monta sobre la caja con un sistema de bayoneta parecido al de los objetivos de las cámaras. De esta manera el movimiento, con tres protuberancias laterales, se ancla directamente sobre tres hendiduras en la caja -sin necesidad de anillo- y se gira 50 grados, quedando encajado de manera segura, sencilla y fácilmente accesible. De esta manera el reloj cumple con el estándar alemán DIN 8308 de pruebas de choque.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-caliber-36-movement-ring-HorasyMinutos

En definitiva el nuevo calibre 36 es una excelente noticia tanto para la manufactura como para aquellos que la amamos, que ya estamos deseando a ver los nuevos desarrollos. Pero antes vamos a ver la primera aplicación: el Glashütte Original Senator Excellence.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-1-HorasyMinutos



Una charla con Dieter Pachner, Vicepresidente de Glashütte Original

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original

Poder hablar con un alto directivo de una manufactura es siempre una buena oportunidad para saber algo más de una marca, más allá de los lanzamientos de los relojes. Y si la entrevista es con alguien de Glashütte Original sabes que vas a tener delante una persona franca y abierta, con verdadero orgullo de la casa que representa. Ese es el caso de Dieter Pachner, Vicepresidente de ventas de la manufactura sajona.

Glashutte-Original Dieter-Pachner-

Dieter Pachner conoce el negocio desde su esencia, porque se formó en relojería en la Escuela Técnica de Karlstein, donde en 1990 obtuvo su diploma de Maestro Relojero. Un conocimiento que sin duda le ayudó en la deriva claramente comercial que tomó su carrera cuando en 1993 entró en la Swatch austríaca como representante de ventas. Un año después ya era Product Manager. En 2002 pasa a ser el Director General de Glashütte Original y UNION Glashütte en Austria y en 2006 también para Suiza, Hungría, Eslovenia, la República Checa y Eslovaquia. Por último en 2008 es nombrado Vicepresidente de ventas/Glashütter Uhrenbetrieb GmbH, Glashütte / Sa. Por tanto pocos hay que tengan un conocimiento tan completo de todos los aspectos concernientes a la marca, y eso es lo que le hace tan solicitado y que en consecuencia nuestra entrevista fuera -desafortunadamente- tan corta.

Horas y Minutos: El éxito de los Sixties Iconic ha sido fenomenal. Podrían haber hecho una edición limitada con el triple de unidades y también se habrían vendido en un suspiro. La repercusión en los medios fue gigantesca, traspasando los límites de la prensa relojera para llegar a todo de prensa, incluida la de estilo de vida y moda. ¿Cómo se consigue el equilibrio entre un modelo que todo el mundo considera como “súper cool” y la esencia relojera de la manufactura?

Dieter Pachner: Es que para nosotros no es así. Para nosotros los Sixties Iconic (que repasamos en vivo en este artículo) es pura historia nuestra. No es un reloj de moda o pensado para el mercado de la moda; no es una nueva dirección para la manufactura, es siemplemente un hito más.

Glashütte original Sixties Iconic Acqua 1

HyM: ¿Eso significa que volverán?

D.P.: Es muy importante para Glahütte Original revisar esta parte de su historia, porque pertenece a un momento en que una generación entrega el testigo a la siguiente. Si no fuera por este momento en nuestra cronología no estaríamos donde estamos ahora. Tras la Segunda Guerra Mundial todas las casas relojeras se unieron en una sola bajo la denominación GUB. La empresa, por las circunstancias geopolíticas, pasó a estar 100% integrada verticalmente, fabricando todos los componentes incluidos nuestros propios espirales. Y además, estéticamente aparecieron unos diseños increíbles que son en realidad un homenaje a la creatividad de una generación que trabajaba en unas condiciones difíciles, sin el acceso a materiales y tecnologías que sí existían en otras regiones relojeras europeas. Por ello es por lo que le prestamos mucha atención, por su importancia capital en el desarrollo, presente y futuro de Glashutte Original. Por eso comenzamos con la colección Sixties que ahora hemos ampliado centrándonos en las esferas, ya que como sabes tenemos nuestra propia fábrica de esferas en Pforzheim que conserva en sus archivos las esferas que se fabricaban entonces (puedes ver nuestro reportaje sobre la fábrica de esferas en esta entrada). Somos de las pocas manufacturas que fabrican sus propias esferas, lo que nos dota de una competencia singular en el mercado. En definitiva, no vamos a dar de lado lo que es parte esencial de nuestra historia.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

Esferas históricas archivadas en la fábrica de Pforzheim de Glashütte Original

HyM: La verdad es que cuando visitas la manufactura, y en particular la fábrica de esferas te das cuenta del increíble fondo de información –e inspiración- que hay allí.

D. P.: Claro, y nosotros pensamos que es una de nuestras fortalezas, y un gran bastión para el futuro. Como lo es que tenemos nuestra propia escuela de relojería en la que los estudiantes aprenden a estrechar la mano a la generación anterior, entender, asumir y agrandar sus postulados, difundiendo nuestra competencia técnica en nuevos productos que no pierden su identidad de marca y que nos ha llevado a la posición en la que ahora estamos.

Glashütte original Sixties Iconic Red 1

Sixties Iconic Red

HyM: ¿Volveremos a ver la colección Sport?

D. P.:  Glashütte Original tiene cuatro pilares. La colección Art & Technik  acoge los relojes con un altísimo nivel de acabados y con complicaciones muy exigentes; tenemos los Quintessentials con los revisamos los aspectos más tradicionales de la relojería y en la que están por ejemplo nuestros cronómetros, uno de los cuales, el Senator Observer, ha sido uno de los grandes éxitos de 2015 por su innovador acercamiento a la exactitud con una esfera moderna y a la vez profundamente enraizada en nuestra historia (puedes encontrarlo en esta entrada).

Glashutte Original Senator Observer en la muñeca

Senator Observer

Tenemos también los 20 Century Vintage, en los que están los Sixties Iconic de los que acabamos de hablar, y por último los relojes de mujer. Con estas columnas cubrimos un espectro muy amplio con unas ideas creo yo muy interesantes. La línea sport fue un enorme éxito para nosotros, pero ahora mismo estamos centrados en estos cuatro pilares. ¿Volverá alguna vez? Nunca se puede dar un no rotundo, pero ahora mismo no está entre nuestras prioridades.

Sport Evolution Panorama Date

Sport Evolution Panorama Date

 

HyM: Una última pregunta, casi obligada: ¿qué piensa de los llamados relojes inteligentes?

D. P.: Supongo que pienso lo que mucha gente: no son auténticos relojes, son otra cosa, y no juegan en la liga en la que está Glashütte Original. Dudo que alguien que se compre uno va a dejar de comprarse uno de nuestros guardatiempos porque ya tiene un smart watch. Sin embargo creo que el reloj inteligente ha llegado para quedarse. ¿Cuántos relojes ha vendido Apple?

HyM: Pues por algún motivo que desconocemos Apple no ha revelado aún cuántas unidades ha vendido, pero se habla de 7 millones de relojes…

D. P.: Vamos a suponer que han vendido menos de la mitad de esa cantidad; vamos a pensar que han vendido “sólo” tres millones. ¿A cuántas compañías les gustaría vender 3 millones de relojes en un año? Sólo llevan un año y han vendido un montón de smart watch. Es evidente que el producto está ahí y que va a quitar ventas a otras marcas porque compite por el mismo terreno que los relojes de pila tradicionales: la muñeca. Y la tecnología irá evolucionando, así que será interesante ver a dónde va.

HyM: ¿Tan interesante como para que Glashütte Original se plantee hacer un smart watch?

D. P.: No, no vamos fabricar un smart watch nunca.

HyM: ¿Nunca?

D. P.: Jamás.

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original-1

Dieter Pachner durante la entrevista

 

 



El nuevo Glashütte Original Senator Chronometer. Fotos en vivo y precio

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Frontal-Horas-y-Minutos

Estos días he estado en la Berlinale invitado por uno de sus patrocinadores especiales: Glashütte Original. Ha sido una privilegiada experiencia personal, cultural y relojera. De estas últimas una de las más interesantes  es el haber podido conocer de primera mano un reloj que se presentará en el próximo Baselworld 2016 y que ahora podemos ver en profundidad: el Glashütte Original Senator Chronometer con esfera azul.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-hands-on-1-Horas-y-Minutos

En un artículo anterior indagué en los orígenes de los relojes de observador germanos, sus hermanos mayores los cronómetros marinos y cómo sirvieron de base para dos relojes de la actual: el Senator Observer y el Senator Chronometer (el artículo se puede leer aquí).  En él contaba cómo el Glashütte Original Senator Chronometer fue, en 2010, el primer reloj de la manufactura en tener el certificado de cronómetro y, merecidamente, un enorme éxito. Ahora, bajo las mismas premisas técnicas y constructivas, el reloj se viste con un traje azul marino francamente atractivo que seguro va a ser otro éxito rotundo.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Frontal-1-Horas-y-Minutos

La caja está construida en oro blanco (como una de las dos versiones de su antecesor) y tiene 42 mm de diámetro y 12,47 mm de altura. Sin embargo el reloj en la muñeca tiene un aspecto mayor porque se ha primado la legibilidad de la esfera (como debe ser en un cronómetro marino) y el bisel es delgado, dejando así amplio espacio a la información horaria. El oro presenta el tradicional doble tratamiento pulido y satinado; éste en la carrura y los laterales de las asas y aquel en el frontal del bisel y las asas. También aparece la clásica corona de Glashütte Original con el logotipo grabado y un corrector a las 4.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Detalle-Esfera-Horas-y-Minutos

Pero por supuesto lo que imanta la mirada es la esfera azul marino. Si las versiones anteriores estaban decoradas con un graneado muy fino, esta vez tiene una presencia poderosa, desafiante. El color azul por supuesto ha estado presente en otros modelos de la casa. De hecho en los últimos 20 años Glashütte Original siempre ha ofrecido modelos exclusivos con la esfera en ese color, y el último ejemplo que hemos visto ha sido el Senator Panorama Date Moonphase que se puede ver en esta entrada. Lo que no es habitual es encontrarse con una decoración tan remarcada, pero el efecto final no deja indiferente y es extraordinariamente seductor.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Perfil-Horas-y-Minutos

El efecto se consigue aplicando a mano diversas capas de laca, en un proceso que implica dejar secar completamente cada capa antes de proceder a aplicar la siguiente, hasta conseguir la textura y el contraste deseado. Es un proceso exigente, pero recordemos que Glashütte Original tiene su propia fábrica de esferas (que visitamos en este artículo) y son por tanto expertos. Por encima del graneado se graban los numerales romanos y arábigos y la minutería de ferrocarril, que después se galvaniza en plata. Las dos subesferas contrapuestas, la reserva de marcha y el pequeño segundero, están realizadas en bajorrelieve, lo que rompe la uniformidad de la esfera y facilita la lectura. Al ser un cronómetro la subesfera del pequeño segundero es más grande, ya que la lectura del segundo es muy importante en navegación. Los segundos están indicados por una manecilla muy bonita y elegante, gracias a un contrapeso muy equilibrado.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Pequeño-Segundero-Horas-y-Minutos

El perfil de la subesfera de la reserva de marcha está quebrado para que el XII pueda ser completo. Es algo lógico porque si se cortara parecería directamente un VII, pero además de lógico es estéticamente muy acertado porque dinamiza el dial. En el punto más al sur de la subesfera hay una apertura para la indicación día/noche, pensada para facilitar el ajuste de la hora y la fecha. La ventana cambia progresivamente a blanco o a azul a partir de las 6, estableciendo así el horario diurno y nocturno.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Indicador-24-horas-Horas-y-Minutos

Y por supuesto este Glashütte Original Senator Chronometer también integra la ventana de fecha de la casa, a la que llama “Panorama Date”. Ninguna otra manufactura ha conseguido perfeccionar la fecha como GO, ya que como sabemos los dos discos están en el mismo plano y por tanto la apariencia es de una sola pieza, evitándose así el tener que partir en dos la gran fecha. Y además está en el mismo color que la esfera, un detalle muy de agradecer por lo que tiene de continuidad estética.

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Fecha-Horas-y-Minutos

Tras el salto nos fijamos en el movimiento que anima al reloj.



Glashütte Original, sexta colaboración con la Berlinale

Vista desde el lounge de Glashütte Original en la Berlinale

Vista desde el lounge de Glashütte Original en la Berlinale

Ya ha dado comienzo la Berlinale, el prestigioso festival de cine de Berlín, que llega a su sexagésimo sexta edición. Se celebra entre el 11 y el 21 de febrero y tiene un socio de excepción: Glashütte Original.

La asociación no se limita a una “presencia” más o menos glamourosa. Glashütte Original se toma muy en serio y con orgullo su origen alemán y presenta el premio “Made in Germany–Perspektive Fellowship” en la sección “Perspektive Deutsches Kino”, donde además la marca participará en las secciones “Retrospective” y “Homage”, y será el patrocinador de “Made in Germany – Reden über Film”, la serie de debates públicos de ‘Perspektive’.

De joven promesa a premiado: el “Made in Germany – Perspektive Fellowship”

En la apertura de la sección “Perspektive Deutsches Kino” de la Berlinale, que tendrá lugar hoy, Glashütte Original entregará por quinta ocasión el premio “Made in Germany – Perspektive Fellowship”, que rendirá homenaje a un joven y prometedor director alemán. El ganador, cuyo nombre se anunciará en la ceremonia de entrega de premios el 12 de febrero, recibirá un premio de 15.000 euros, destinado a apoyar el desarrollo de un proyecto cinematográfico, sus materiales y su guión. Como en ocasiones anteriores, han podido optar a la beca todos los directores que proyectaron sus películas en la sección “Perspektive” del año anterior.

El Trofeo "Made in Germany Perspektive Fellowship

El Trofeo “Made in Germany Perspektive Fellowship

El premio “Made in Germany – Perspektive Fellowship” que está dedicado al talento emergente, se elabora a mano cada año, por los estudiantes de la Escuela “Alfred Helwig”, dirigida por Glashütte
Original. Una inspiración y un honor para los aspirantes a futuros relojeros de Glashütte Original, para quienes el trofeo representa una oportunidad de demostrar su talento y su creatividad, y la
mejor evidencia de que el arte y la artesanía van de la mano en la realización tanto de películas como de piezas de alta relojería.

La Berlinale y Glashütte Original darán la bienvenida al ganador del “Made in Germany – Perspektive Fellowship”, con una conferencia de prensa que se celebrará a las 11:00 del sábado 13 de febrero, en el Salón de Glashütte Original en la Potsdamer Platz. Ubicado en la 24ª planta de la Torre Kollhoff, y en el entorno de una atmósfera relajada y de un ambiente elegante, en el salón de la marca relojera, se fomentan debates fructíferos, mientras los invitados pueden disfrutar de los eventos del Festival y de las espléndidas vistas de Berlín.

Glashutte-Original-Berlinale-vista-de-Berlin-Horas-y-Minutos

Vistas de Berlin desde el lounge de Glashütte Original

Pero además en esta ocasión, los asistentes también podrán conocer un nuevo reloj, dedicado exclusivamente al estilo de vida cosmopolita: el Senator Cosmopolite, que lleva el mundo entero en forma de obra de arte mecánica, a la muñeca.

Glashutte-Original-Berlinale-Senator Cosmopolite-oro-blanco-y-oro-rojo-Horas-y-Minutos

Homenaje y Oso de Oro Honorario

Arte y artesanía –la quintaesencia de la relojería y el cine– definen el trabajo del ganador del Oso de Oro Honorario, que la Berlinale otorgará este año a Michael Ballhaus. El 18 de febrero de 2016, el renombrado Director de Fotografía será homenajeado con este prestigioso galardón por sus excepcionales logros creativos. Fue, por ejemplo, director de fotografía en siete películas de Martin Scorsese o Drácula de Coppola. Es decir, más que merecido.

Glashutte-Original-Berlinale-Michael-Ballhaus-Ganador-del-Oso-de-Oro-Honorario-Horas-y-Minutos

El domingo voy para allá. Seguiremos informando.

Glashutte-Original-Berlinale-vista-de-la-alfombra-roja-Horas-y-Minutos

La alfombra roja



Dentro de la manufactura Glashütte Original – 1

Glashütte es la cuna de la relojería sajona y hogar de numerosas casas relojeras con una forma de hacer relojes muy distinta a la suiza. Una de las más importantes es sin duda Glashütte Original, que además es de las pocas casas que tiene su poca fábrica de esferas, en Pforzheim.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-vista-Horas-y-Minutos

La visita que tuve el placer de disfrutar, gracias a la cortesía de la manufactura y de su Agencia de RP MRA, fue de tres intensos días que sirvieron para darme cuenta -aún más- de todo lo que supone la concepción y realización de un reloj del nivel de los que crea Glashütte Original y el mimo con el que se llevan a cabo cada una de las labores necesarias, desde las de pura metalurgia hasta el más pequeño de los detalles de la decoración del calibre. Una de las grandes pegas que se les pone a los relojes son sus precios, y sin embargo es más que sorprendente la enorme cantidad de mano de obra manual que requiere la fabricación relojera. Incluso el manejo de las máquinas rara vez está automatizado, sino que tiene que ser controlado y dirigido por una persona, muy lejos de la fabricación en serie. De hecho yo no conozco ninguna industria que requiera tantísima precisión y que sin embargo emplee tanto trabajo manual. Si la industria del automóvil, con la que siempre se le compara, tuviera este nivel de mano de obra sencillamente no existiría, o lo haría para el famoso 1% que sería el único capaz de permitirse un vehículo.

Glashutte Original Senator Observer esfera plateada en la muñeca

 

Es muy difícil expresar en texto y fotos la delicadeza, la paciencia, la incuestionable profesionalidad y el nivel de detalle requerido en cada trabajo, pero espero que al menos dé una pequeña idea. Como es una visita extensa la he dividido en dos artículos distintos. En éste veremos primero la fabricación de esferas.

LA FÁBRICA DE ESFERAS EN PFORZHEIM

Esta es, por así decir, la parte más industrial del proceso de fabricación de un reloj; la menos romántica si se quiere porque buena parte se desarrolla en el taller metalúrgico. Sin embargo es casi la más importante: lo primero que vemos de un reloj es su esfera, y es la esfera lo que miramos cada vez que dirigimos la muñeca hacia nuestra vista; por tanto de cómo sea la esfera depende en una gran medida la compra o no  del reloj.

La fábrica de esferas de Glashütte Original en Pforzheim era en realidad una fábrica ya existente que fue adquirida por el grupo Swatch en 2006 y desde entonces comenzó a fabricar esferas casi en exclusiva para Glashütte Original. Sin embargo a partir de la adquisición comenzó un enorme trabajo de reestructuración y modernización de las instalaciones, que fueron reinauguradas en marzo de 2013. Son unos 1.300 metros cuadrados que acogen a cerca de 50 empleados.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-Horas-y-Minutos

La fabricación de esferas proviene de los tiempos de la autarquía impuesta por la Unión Soviética. Recordemos que las marcas relojeras de Glashütte fueron unificadas en la VEB Glashütter Uhrenbetrieb, que se dedicó a proveer de relojes a la Alemania Democrática (qué ironía). Eran relojes, salvo muy honrosas excepciones, sencillos, utilitarios, básicos incluso. Ante la imposibilidad de acudir al mercado exterior para comprar materiales todas las empresas estaban organizadas verticalmente, un Juan Palomo que, una vez derruido el telón de acero, se demostró que era mucho peor que defectuoso. El hecho es que la fabricación de esferas en Pforzheim sobrevivió al régimen comunista y, más difícil aún, a la reunificación de las dos Alemanias, una gesta que se tragó, además de centenas de millones de marcos, muchas empresas y puestos de trabajo que era incompatibles con los modos empresariales occidentales. No hubo por tanto mejor noticia, para la empresa y a la postre para Glashütte Original, que la compra por parte del Grupo Swatch.

Lo mejor de todo es que la empresa conservó toda la documentación, planos y muestras de las esferas fabricadas en todos esos años. Ese es el origen de las colecciones Sixties o Seventies de la manufactura o su más reciente éxito, los Sixties Iconic que presentamos en este artículo.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

Con este fondo de armario Glashütte Original tiene material casi infinito para crear relojes de impacto inmediato, aunque tiene que moderar ese tipo de ediciones porque  de otro modo se puede desvirtuar su imagen como manufactura auténtica, capaz de producir relojes que se mueven cómodamente en las varias decenas de miles de euros. Pero no cabe duda que con el gusto actual por lo retro -en la horquilla que va de los años 50 a los 70- el ver todas esas esferas produce salivación inmediata.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-historicas-1-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-historicas-Horas-y-Minutos

PROCESO DE FABRICACIÓN

Nuestro anfitrión fue Michael Baumann, el director general de la fábrica. Es encomiable el mimo con el que Glashütte Original trata a los visitantes de su manufactura; que todo un director se pase el día con cuatro personas, que salga incluso a comprar unos dulces para cuando terminamos la visita -pues eso hizo Herr Baumann- habla en primer lugar del orgullo de pertenencia a la casa y en segundo de su máxima hospitalidad.

Antes de salir hacia la manufactura de Glashütte una esfera pasa por unos 75 procesos, lo que da una idea de lo extraordinariamente larga que resulta su fabricación. Se comienza con unas planchas de latón, cobre o zinc, según el acabado que se busque y después se cortan a la medida adecuada, para pasar por distintos puestos según sea la esfera. Lo ideal sería que todo se pudiera hacer de manera industrializada, pasando las esferas por diversas máquinas para evitar la mano humana y  optimizar tiempos, pero no es así. Para conformar la esfera del Panomatic se pasa por una prensa que crea el primer perfil, otra los primeros primeros dibujos, otra los huecos de las ventanas…

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-materiales-Horas-y-Minutos

Planchas o “blanks” originales

Placas cortadas

Placas cortadas

Matriz para prensa

Matriz para prensa

Esferas troqueladas

Esferas troqueladas

Diversas esferas ya cortadas

Diversas esferas ya cortadas

Para realizar la esfera del Sixties se pasa el dial por la fresadora, que hace el corte de los índices. Por cierto que las esferas más llamativas de los Sixties Iconic, la romboidal y la de escarcha, se troquelan con máquinas de la época (por supuesto una a una). La decoración rayos de sol se consigue mediante una máquina que debe ser manejada por un experto para moverla de manera tal que consiga el efecto de los rayos de manera uniforme en toda la esfera.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-fresado-esfera-Sixties-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esfera-Sixties-fresada-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-Sixties-Iconic-Horas-y-Minutos

Esferas Sixties Iconic

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esfera-Seventies-decoracion-rayos-de-sol-Horas-y-Minutos

Decoración rayos de sol en una esfera Seventies

Otro proceso interesante es cómo se consigue el plateado de las esferas de modelos como el Senator: se trata de pasar del color latón a ese sutil color argénteo que presenta la colección. Para ello se emplea unos polvos -cuya fórmula es secreta, claro- que simplemente se mezclan con agua y se aplican con un cepillo de cerdas con un movimiento continuo, uniforme… y a mano. Es algo que pude probar personalmente (por cortesía de GO) y, por sencillo que parezca, es realmente agotador. Necesitas mucha fuerza y mucha constancia para conseguirlo, cosas ambas que quedaron bien patente que yo no tengo. Más allá de lo anecdótico, es de nuevo una muestra de la gran cantidad de tiempo que se necesita para crear una sola unidad.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-plateado-de-esfera-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-plateado-de-esfera-1-Horas-y-Minutos

Seguimos tras el salto.



Los relojes Senator Observer de Glashütte Original

Uno de los relojes más potentes de 2015 ha sido el nuevo Senator Observer de Glashütte Original, que es a la vez un compendio de historia de la relojería universal y, de manera más particular, de la relojería sajona. Vamos a descubrir la alcurnia de este gran reloj.

 

Glashutte Senator Observer

 

UN POCO DE HISTORIA

El origen de la cronometría está en el mar. Como ya he contado alguna vez el gran motor comercial del mundo fue la navegación marina, que unió continentes primero por intereses simplemente comerciales y terminó por cambiar el mundo cultural y étnicamente. Sin embargo la navegación era la actividad humana de más riesgo después de la guerra ya que los barcos, sin un método fiable de ubicación en el mar, muy a menudo terminaban perdidos. Los muertos por ese motivo se cuentan por miles.

Todo ello se solucionó gracias a los cronómetros creados por el carpintero John Harrison, con los que por fin se podía calcular la longitud. De esa manera, con la longitud y la latitud -que siempre se había sabido hallar- los barcos podían navegar de manera segura. Por  supuesto todas las flotas, comerciales o militares, acabaron teniendo sus cronómetros, lo que fue un buen negocio para los relojeros que sabían fabricarlos y, en el caso de la Armada, un elemento estratégico clave para no depender de países que alguna vez podrían ser enemigos. Esto fue mucho más importante en los países del telón de acero que obligatoriamente tenían que ser autosuficientes. De ahí que la Glashütten Uhrenbetrieb, la fábrica relojera de la postguerra de la que ya hablé en este artículo, también los fabricara.

Glashutte Original cronómetro marino

Esta configuración del cronómetro marino fue la fuente de inspiración para el Senator Chronometer, el primer cronómetro certificado de Glashütte Original y que llegó a ser nombrado “reloj del año” en Alemania en 2010 (fue anunciado un año antes).

Glashutte Original Senator Chronometer sobre cronometro marino

El Senator Chronometer reproduce fielmente la esfera del cronómetro, que es un prodigio de facilidad de lectura. Como una variación de un segundo en el mar significa desviarse considerablemente del rumbo, el pequeño segundero tiene una presencia muy marcada para ser leído fácilmente incluso si las manecillas horarias están pasando por encima. Y como es imprescindible que el reloj no se pare hay un indicador de reserva de marcha a las 12 horas, que por cierto incluye una pequeña ventana de identificación visual del día y la noche.

Glashutte Original Senator Chronometer frontal

Glahütte Original añadió su famosa ventana de fecha (“Panorama Date”) en la que los dos discos están a la misma altura por lo que visualmente es mucho más gratificante. Para el nuevo calibre manual 58-01 GO creó un sistema de parada y reseteo del segundero, de manera que al tirar de la corona no sólo se para la manecilla, sino que además vuelve a 0. De esta forma la puesta en hora es exacta, como corresponde a un aparato creado para la máxima exigencia cronométrica.

El reloj sin embargo tiene unas medidas contenidas (42 mm) que lo hace perfecto como reloj de vestir, con un aire clásico y muy elegante.

Glashutte Original Senator Chronometer en la muñeca

 

JULIUS ASSMANN

 

Reloj de bolsillo Assmann

Uno de los padres de la relojería sajona fue Julius Assmann,  nacido en  1827 y muerto en Glashütte en  1886. Assmann sólo fabricó relojes de bolsillo (no podía ser de otra forma, dada la época en la que vivió), pero su maestría relojera lo convirtió en un creador de relojes muy precisos, que pasaron a ser “relojes de observador. Decía antes que los cronómetros marinos eran instrumentos muy preciados y muy cuidados dada la vital misión que tenían encomendada. Pues bien, los marinos acostumbraban a llevar, además del cronómetro, un reloj de bolsillo de gran precisión que estuviera sincronizado con el cronómetro, de manera que pudiera llevar la hora -y los cálculos subsecuentes- allí donde se estuvieran tomando las decisiones sobre la ruta, que podía no ser donde estuviera situado el cronómetro. Por eso a los relojes de observador también se los conoce como “relojes de cubierta”, que es donde está el capitán tomando dichas decisiones. El explorador Amundsen llevó varios de estos relojes fabricados por Assman a su expedición en el Polo Sur, y Glashütte Original nos dice que esa fue la fuente de inspiración para el Senator Observer.

Éste es uno de esos relojes de observador de Amundsen, conservado en el  Museo Polar de Oslo, en el que empezamos a reconocer elementos de la colección:

Julius Assmann reloj Amundsen

Para hacernos una idea del tamaño del reloj, sólo el calibre mide 52 mm de diámetro.

Pero la GUB también fabricó sus propios relojes de observador, que ahora custodia Glashütte Original en su manufactura y que termina por completar el círculo del diseño:

Glashutte Original reloj de observador - esfera

Glashutte Original reloj de observador

 

SENATOR OBSERVER 1911 JULIUS ASSMANN

Glashutte Original Senator Observer esfera plateada

El 14 de diciembre de 2011 Glashütte Original anuncia la novedad que iba a presentar en la feria de Baselworld de 2012: el Senator Observer. La fecha del anuncio no estaba escogida al tuntún: ese día hacía un siglo de la llegada de Amundsen al Polo Sur. El reloj era una edición limitada de 25 unidades en oro blanco y en el zafiro del reverso se podía leer la inscripción de la fecha del centenario, el número de unidad, el binomio Julius Assmann – Glashütte i/SA, y la leyenda “Tribute to R. Amundsen”.

Afortunadamente para todos en 2012 se anunció que el reloj se lanzaba también en edición ilimitada y en acero, lo que ponía un magnífico modelo de G O al alcance de todos los aficionados. El reloj es otro ejemplo de lo mucho que hay que amar en Glashütte Original en cuanto a construcción y acabados.

La esfera recogía los ya citados elementos de los Relojes de Observador y además añadía la Panorama Date de la manufactura. Aunque el calibre desarrollado para el modelo, el 100-14, es automático, se mantuvo sin embargo la indicación de reserva de marcha presente en los Observadores de cuerda manual, de manera que el homenaje fuera coherente con el pasado.

Glashutte Original Senator Observer detalle esfera plateada

La esfera está realizada en tres capas de laca, con la superior decorada con un graneado plateado que le da una textura a la vez vintage y elegante. Las manecillas están azuladas para aumentar la sensación de exquisitez. También se lanzó una versión con la esfera en antracita que es sencillamente preciosa.

Glashutte Original Senator Observer esfera antracita

El calibre 100-14 tiene por supuesto todas las características de los movimientos Glahütte -platina de tres cuartos, decoración con nervaduras Glashütte, tornillos azulados, ajuste con cuello de cisne-, pero añade una novedad: la manecilla de los segundos está descontada del eje de remonte, de manera que cuando se tira de la corona para modificar las horas y/o minutos el volante sigue oscilando y el reloj no pierde la marcha.

Pero sí tiene un mecanismo de puesta a cero (como el Senator Chronometer), que se activa mediante un pulsador a las 2 horas. De esta manera se puede ajustar el reloj de manera exacta, tal como se debe exigir a un reloj de cubierta.

Glashutte Senator Observer calibre

El reloj en la muñeca queda impecable, con una legibilidad a prueba de bomba (aunque no a prueba de oscuridad). La faz limpia, ordenada, hace de la lectura del tiempo un placer que hipnotiza porque las 28.800 alternancias del volante presentan un barrido del pequeño segundero uniforme.

Glashutte Original Senator Observer esfera plateada en la muñeca

Es, en resumen, un gran reloj.

Glashutte Original Senator Observer esfera plateada perfil

 

SENATOR OBSERVER, EDICIÓN 2015

Pero Glashütte Original no se duerme en los laureles y en la feria de Baselworld presentó una nueva interpretación de su Senator Observer. Y no podría haberlo hecho mejor: el nuevo modelo es absolutamente impactante, con un porte moderno que sin embargo nace de las mismas raíces que su hermano mayor, pero reinterpretándolas y llevándolas un paso más adelante.

Glashutte Original Senator Observer en la muñeca

Para empezar se ha lanzado sólo con una esfera negra que hace resaltar aún más la información. Los arábigos han sido sustituidos por los que habíamos visto en el cronómetro de Assmann, muy hijos de su tiempo pero que, dado el gusto actual por lo vintage, nos parecen perfectamente contemporáneos.

Glashutte Original Senator Observer detalle de la esfera negra

Pasan a primer plano las dos subesferas de pequeño segundero y reserva de marcha, en las que se ha remarcado bordes exteriores e interiores. Cada hora se señala con un triángulo y, donde no hay numerales (3 y 9) se incluye un rombo también muy vintage que ayuda a identificar la hora.

Todo ello porque ahora el reloj incorpora lo que no tenía antes: tratamiento luminiscente. La compensación de la carencia ha sido tal que se convierte en su rasgo más significativo, de manera que quieres estar siempre a oscuras para disfrutarlo todo el tiempo. Las manecillas han cambiado su forma para poder acoger el tratamiento de SuperLuminova, con un aspecto más dinámico y poderoso. El resultado es espectacular.

Glashutte Senator Observer SuperLuminova

El tamaño del reloj, 44mm, puede no ser para todas las muñecas; sin embargo la altura de sólo 12 mm -tal como se puede leer en su Ficha Técnica completa– le permite deslizarse bajo el puño de la camisa sin demasiados problemas -salvo que vayan muy ajustados- y además el rediseño del bisel hace que el tamaño  sea visualmente menor.

Glashutte Original Senator Observer en la muñeca perfil

Poner el Senator Observer en la muñeca  significa desembolsar 9.900 € (al menos la versión con correa de piel), que me parece un precio más que razonable si tenemos en cuenta que nos llevamos un calibre de manufactura automático con la complicación de reseteo de segundero, la exclusiva ventana de fecha de Glashütte Original, una preciosa esfera -espectacular y elegante a partes iguales- con el aire retro suficiente para tener un reloj de inspiración histórica pero que luce igual de orgulloso si lo lleváramos, por ejemplo, a ver un partido de la NBA. Y por supuesto todos los acabados exquisitos de Glashütte Original.

Veremos en el próximo Baselworld si la manufactura lanza una iteración del modelo, aunque me cuesta imaginar una esfera plateada con esta configuración. ¿Quizá una versión en oro rosa? Quizá; a mí personalmente me costaría elegir cualquier otra versión que no sea esta, pero no sería la primera vez que Glashütte Original me hace cambiar de opinión a base de maestría relojera.

Glashutte Original Senator Observer esfera negra en la muñeca



En la muñeca: Sixties Iconic de Glashütte Original

Esto sí que ha sido una sorpresa navideña: ayer Glashütte Original -de la mano de MRA Comunicación– nos invitó a unos cuantos afortunados a una comida de Navidad presidida por su vicepresidente de ventas, Dieter Pachner, y se trajo consigo la colección Sixties Iconic, un exitazo de la marca en toda regla y que está prácticamente agotada.

 

Glashütte original Sixties Iconic Cofre

Y digo que es una sorpresa porque hace un par de semanas estuve en la manufactura (viaje que ya resumiré en un artículo) y ni si quiera allí tenían los relojes, tal ha sido su éxito. Se ha distribuido en las boutiques de la marca y se han vendido prácticamente todos en un suspiro.

En realidad antes de la aparición de estos Sixties Iconic la gama Sixties existía desde hace cuando menos 3 años en la colección de Glashütte Original. Su origen está en el Spezimatic, un reloj producido en los años del telón de acero en los que toda la relojería alemana de Sajonia estaba concentrada en una sola fábrica sin distinción de marca. En aquel entonces, y salvo honrosas excepciones, la GUB (Glashütter Uhrenbetrieb) sólo producía relojes funcionales de tres agujas o tres agujas y fecha. Pero, aún viviendo bajo el yugo comunista, la GUB era hija de su época, y las esferas se llenaban de los colores del momento como único medio para ofrecer algo distinto a sus compradores. Esas esferas se guardan en los archivos de la manufactura.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

GO retomó esas esferas para crear la colección Sixties que, por las vueltas que dan los gustos en la moda, nos parecieron muy atractivas en su estilo retro.

Glashütte original Sixties Iconic Spezimatic entonces y ahora

Spezimatic original y Sixties actual

Como se puede ver se respetó la esencia del reloj de entonces pero modernizándolo. Pero si la colección Sixties ya existía, ¿por qué de repente los Sixties Iconic han resultado tan arrebatadores? Porque Glashütte Original se ha soltado la coleta y se ha ido a los colores más chillones y llamativos que se produjeron en su momento, en vez de sólo el plateado, el negro y el azul. ¡Y nos ha encantado a todos sin excepción!

Glashütte original Sixties Iconic Golden 1

El hecho es que la casa tiene su propia fábrica de esferas en la ciudad de Pforzheim que todavía conserva, aparte del archivo histórico de esferas, incluso la maquinaria de estampación original. De hecho conserva incluso mucho de los modos originales de producción porque si hay algo que no ha variado demasiado en la relojería es la cantidad de mano de obra necesaria para fabricar los relojes, a pesar de lo mucho que ha ayudado la tecnología.

Glashütte original Sixties Iconic máquina de estampación

Máquina de estampación

En realidad se dejaron de utilizar las estampadoras antiguas por que no daban abasto para tanto como era -y es- necesario fabricar, así que dejaron paso a máquinas como las de arriba que en una fracción de segundo descarga 200 toneladas sobre la placa metálica. Sin embargo se ha recuperado para dos de los modelos de los Sixties Iconic, el Brown y el Grey.

Glashütte original Sixties Iconic Brown 1

Glashütte original Sixties Iconic Grey 1

Como ya expliqué en su momento y con estas fotos en la muñeca se puede apreciar mejor, los relojes respetan todos los patrones de los Spezimatic: cristal curvado (aunque es de zafiro, no de Hesalite), esferas curvadas y manecillas que siguen la curvatura del dial. Todo tiene un rabioso aire retro.

Glashütte original Sixties Iconic perfil

La altura de la caja se mantiene en unos contenidos 9,4 mm que le permiten ajustarse bajo los puños de la camisa sin mayor problema. Ello es gracias al calibre de manufactura 39-52 que, sin ser el más delgado del mundo, con 4,3 mm permite acotar la altura del guardatiempos de manera satisfactoria. G O ha querido dejar a la vista el movimiento, y además totalmente: el zafiro posterior permite verlo entero, sin cortes. Y con todos los rasgos de los relojes Glashütte: platina de 3/4, ajuste de cuello de Cisne y nervaduras Glashütte. Y por supuesto el rotor con las grandes Ges de la casa (por otro lado el planteamiento estético más cuestionado por casi todo el mundo).

Glashütte original Sixties Iconic calibre

Un detalle que trae el reloj a la modernidad es la presencia de SuperLuminova en las manecillas y en los puntos sobre los índices para facilitar la lectura en la oscuridad, pero sin perder el aire vintage.

Glashütte original Sixties Iconic SuperLuminova

Por cierto que el SuperLuminova se inyecta -literalmente- a mano sobre los puntos y manecillas.

Glashütte original Sixties Iconic SuperLuminova aplicada

Y si en las fotos de estudio el reloj seducía de manera arrebatadora, puesto en la muñeca el efecto aumenta; es difícil elegir con cuál quedarse.

Éste es el Acqua:

Glashütte original Sixties Iconic Acqua 1

 

Glashütte original Sixties Iconic Acqua

 

Éste es el Brown, con su patrón romboidal:

Glashütte original Sixties Iconic Brown

 

El otro estampado “auténtico” es el Grey, con esa decoración tipo “gotas de rocío”.

Glashütte original Sixties Iconic Grey

 

Probablemente el más “serio” sea el Golden, pero cuando lo llevas puesto un rato, como hice yo, la verdad es que te empieza a conquistar irremediablemente.

Glashütte original Sixties Iconic Golden

Glashütte original Sixties Iconic Golden 3

Pero sin duda la estrella para todo el mundo es el Red, con esa esfera fuego que mezcla un degradado de rojo al naranja y cuya decoración rayos de sol hace que el juego de matices sea infinito.

Glashütte original Sixties Iconic Red

 

En fin, como digo es extraordinariamente difícil elegir uno (qué triste ser pobre). Como su precio es de 6.300 € y ya no quedan muchos, si te ves en la tesitura de poder comprar uno, yo no lo dudaría. Aunque siempre queda el Sixties estándar.

Glashütte Original Sixties

Pero claro…

Glashütte original Sixties Iconic Golden 2

 

 

Glashütte original Sixties Iconic Red 1



En la muñeca: Senator Panorama Date Moon Phase Edición Boutique

Esta tarde he tenido el privilegio de estar en la boutique que tiene Glashütte Original en Dresde, donde he podido probarme una edición a la venta sólo en la red de boutiques de la marca: el precioso Senator Panorama Date Moon Phase.

 

Glashütte Original Senator Panorama Date Moon Phase

Las marcas tienen un verdadero dilema con las ventas porque por un lado la presión en el canal de ventas es más fuerte de lo que nunca ha sido y  los esfuerzos de marketing de las marcas están disparados porque cada vez hay más competencia y por tanto cuesta más atraer a los clientes. Por eso las marcas tienen mucho interés es vender a relojeros y joyeros, para mejora su presencia y alcance.

Boutique Glashütte Original en Dresde

Boutique Glashütte Original en Dresde

Pero eso es también un problema en sí porque el canal de distribución tiene muchas marcas en sus vitrinas y lógicamente tienen que conseguir vender los stocks, por lo que a veces el trato dispensado al producto no es lo más adecuado. De ahí que las propias boutiques de las marcas sean principalmente lugares donde el cliente sienta que es bien tratado y que más que venderles un producto les presenten una experiencia de marca. Y la forma de traer a los clientes a la boutique es ofreciéndoles un producto que sólo puedan encontrar allí. Es el caso de este Senator Panorama Date Moon Phase.

Por supuesto el reloj ya existía antes, pero para la boutique se ofrece en un maravilloso y elegante azul galvanizado. La caja de acero es de 40 mm y 11,52 de alto, lo que le permite moverse sin problemas en su entorno natural, el traje.

Senator Panorama Date Moon Phase perfil

Además se puede apreciar en la foto lo elegante que queda el pulido a espejo del bisel y la parte superior de las asas cuando contrasta con el satinado de la carrura. Pero por encima de todo lo que imanta las miradas es ese azul infinito de la esfera, rasgada por una horizontal que une las últimas horas del dial con las 4 y las 5 mediante dos complicaciones particularmente bien ejecutadas: las fases lunares y la gran fecha.

Glashütte Original Senator Panorama Date Moon Phase - fase lunar

La esfera lunar es una antigua amiga de la que ya habíamos hablado en la presentación del Panomatic Lunar (se puede leer aquí)así que sólo nos queda añadir que es un acierto su fondo blanco porque, aparte de favorecer la lectura la visión del cielo, rompe la uniformidad de la esfera para darle un aspecto más dinámico que contrasta con el lirismo de la complicación.

Glashütte Original Senator Panorama Date Moon Phase - fecha

Justo en los antípodas de la luna tenemos una de las ejecuciones favoritas de Glashütte Original y que vuelve a repetir en este Senator Panorama: la gran fecha, para la que G. O. coloca los dos discos en el msmo nivel para un resultado magnífico. Además la ventana está mucho más cuidada de lo que suele ser habitual, lo que demuestra el gusto por el detalle de la manufactura. Y la forma en la que corta el numeral romano del 4 es especialmente agradable.

Glashütte Original Senator Panorama Date Moon Phase -numerales

Dada la maestría de la fábrica de esferas que la casa tiene en Pforzheim la ejecución tanto del azul como de la pintura de los numerales y la minutería de ferrocarril es sencillamente excepcional, contribuyendo a crear un espíritu calmado y elegante.

Por supuesto el reloj late gracias a un movimiento de manufactura, el calibre 100-04 visible a través del zafiro trasero que se mueve a 4 hercios y mantiene su marcha 55 horas.

Glashütte Original Senator Panorama Date Moon Phase - calibre

El calibre, como no podía ser de otra forma, presenta todos los elementos de la relojería sajona: platina de tres cuartos, nervaduras Glashütte, tornillos azulados y ajuste de cuello de cisne. Por encima sobrevuela la tradicional masa oscilante con la doble G, que por cierto también se repite en el contrapeso del segundero.

No descubro nada si digo que el reloj queda muy bien en la muñeca, ¿verdad? Un correcto asentamiento sobre el pulso y por añadidura en el corazón de quien lo porta es algo que a un reloj de este tipo simplemente se le supone, y este Senator Panorama cumple maravillosamente bien.

Senator Panorama Date Moon Phase en la muñeca 1

El precio del reloj es de 9.700 € que no esta nada mal si pensamos en la exclusividad que supone que sólo exista en boutiques de la marca,  y sobre todo que es un calibre de manufactura.

Senator Panorama Date Moon Phase en la muñeca

En España por cierto la boutique de la marca está en El Corte Inglés de La Castellana, y ya está disponible el reloj.



Glashütte Original Senator Observer: fotos en vivo y precio

Glashutte-Senator-Observer

Glashütte Original es de esas marcas que sutilmente presentan siempre pequeñas joyas relojeras pero sin hacer el ruido mediático que otras sí necesitan. En su momento presentamos los Panoreserve y Panomatic Lunar, pero ahora vamos a ver su mejor modelo de este año: el Senator Observer.

Glashutte Senator Observer frontal

Hace poco presentábamos los Sixties Iconic, unos relojes cuyos colores ahora resultan muy divertidos pero que en su momento eran sencillos relojes utilitarios. Pero GO tiene también una amplia tradición de exigencia cronométrica, y el Senator Observer es testigo de esta herencia. Julius Assmann, a pesar de ese apellido suyo que suena tan peculiar en inglés, fue sin embargo un reputadísimo relojero de Glashütte que produjo excelentes relojes de observador.

Julius Assmann y su reloj Observador

El reloj de observador era un reloj de bolsillo muy preciso que los navegantes utilizaban como complemento al cronómetro de barco. Como ya hemos visto con los de Thomas Mercer (aquí el vídeo)  los cronómetros marinos son grandes y pesados y sobre todo fijos en un sitio, así que los marineros tenían un Observador para hacer sus mediciones rápidamente. Varios de esos relojes de Assmann acompañaron a Amundsen en su viaje al Polo Sur, y fueron la fuente de inspiración para el Senator Observer 1911 presentado en 2012.

Glashutte Senator Observer de 2011

Glashutte Senator Observer de 2011

Ahora Glashütte Original revisa el modelo y lo presenta mejorado y mucho más atractivo. Para empezar incorpora un movimiento automático de manufactura, el 100-14, el auténtico tour de force del guardatiempos. Lo normal en este tipo de relojes es que fueran manuales, pero GO ha decidido actualizarlo a fondo. Lo más llamativo del calibre es la función de puesta a cero del segundero para poder ser más preciso al ajustar la hora. En al mayoría de los relojes lo que tenemos es una parada de segundero cuando se tira de la corona. En el Senator Observer, sin embargo, el segundero no está conectado a ella, lo que hace el volante siga girando aun cuando se saca la corona, lo que reduce el desgaste. El mecanismo de reseteo se activa pulsando el corrector que hay justo encima de la corona.

Glashutte Senator Observer calibre

La esfera del reloj es un prodigio de facilidad de lectura. Los grandes numerales se leen perfectamente sobre la esfera antracita, mientras que las manecillas son mucho más adecuadas que las de su predecesor, dándole además cierto aire deportivo.

Glashutte Senator Observer

A las 6 aparece la clásica gran fecha de GO en la que los dos discos están a la misma altura para una presencia mucho más refinada. Enfrentados están el indicador de reserva de marcha a las 3 y el pequeño segundero a las 9.

Glashutte Senator Observer perfil 1

Glashutte Senator Observer perfil

La correcta lectura de la hora está asegurada, tanto de día como de noche porque en la esfera se ilumina todo: numerales, manecillas y subesferas -incluidas sus manecillas- rebosan SuperLuminova, por lo que la lectura en las noches de navegación -o cuando se está en el cine, a esos efectos- es impecable.

Glashutte Senator Observer SuperLuminova

La caja es de acero y tiene 44 mm, algo inherente a los movimientos de relojes de bolsillo (que se lo digan a IWC), pero como sólo levanta 12 no supone ningún problema para llevarlo con puños de camisa abotonados.

Y además el reloj está muy bien de precio: 9.900 € en la versión de correa de piel (hay una versión de brazalete metálico), por lo que puede mirar de tú a tú a los relojes suizos y salir muy airoso de la comparación.

Esta es su Ficha Técnica Completa.

 



Senator Observer

Glashutte Senator Observer  correaCaja:

  • Acero
  • Diámetro: 44 mm; altura: 12 mm
  • Cristal abombado de zafiro, con tratamiento antirreflectante en las dos caras
  • Fondo de cristal de zafiro

Esfera:

  • Plata barnizada en negro mate.
  • Diámetro de 36 mm
  • Numerales arábigos con SuperLuminova
  • Manecillas de oro blanco con SuperLuminova
  • Reserva de marcha a las 3h con SuperLuminova
  • Pequeño segundero a las 9h con SuperLuminova
  • Gran fecha a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Reserva de marcha. Gran fecha

Movimiento:

  • Calibre 100-14 automático
  • Dimensiones 31,15 mm; altura 6,5 mm
  • Volante de oro con cuatro tornillos de ajuste
  • 28.800 alt/hora (4 Hz)
  • 60 rubíes
  • Muelle del volante Anachron
  • Antichoque Incabloc
  • 55 horas de reserva de marcha
  • Bordes biselados y pulidos
  • Piezas de acero pulido
  • Platina con con decoración Glashütte
  • Rotor esqueletado con masa de oro de 21 quilates bidireccional
  • Ajuste por cuello de cisne

Pulsera:

  • Correa de piel o brazalete

P.V.P.: 9.900 €

Glashutte Senator Observer brazalete Glashutte Senator Observer  reverso

Calibre 100-14

 

 

 



Nuevos Sixties Iconic de Glashütte Original

Glashütte Original Sixties Iconic conjunto

Desde 2007  Glahütte Original homenajea a los años 60 y 70 con su colección 20th Century Vintage. Las dos familias que componen la colección son de un enorme éxito para la marca, pero siempre se han mantenido dentro de formas y colores clásicos. Hasta ahora. Los Sixties Iconic muestran sin pudor todo el colorido habitual de aquellos años, y lo hace con un encomiable cuidado por el detalle.

 

Glashütte Original Sixties Iconic Golden y Aqua

Basta ver fotos o películas de los años 60 -particularmente en la segunda mitad de la década- para darnos cuenta de que fue especialmente colorida, con patrones de moda basados en dibujos grandes y colores fuertes. Por aquel entonces, como ya sabemos, Glashütte Original no existía, sino que el régimen soviético había agrupado a las manufacturas de Lange & Söhne y Mülle & Sohn bajo una sola denominación: la VEB Glashütter Uhrenbetrieb, conocida familarmente como GUB. Como tal suministraba relojes a todos los países tras el telón de acero, haciendo relojes de todos los tipos. Para ello compraba las esferas a Th. Müller, una empresa de la Alemania Federal que hoy en día pertenece a Glashütte Original y para quien sigue fabricando esferas.

En 1964 la GUB produjo un reloj icónico: el Spezimatic.

Glashütte Original Spezimatic

El Spezimatic, acorde con su tiempo, se construyó durante muchos años en numerosos colores con esferas en degradado, y ahora Glashütte Original rinde homenaje a aquellos modelos con los Sixties Iconic, pero con una mirada moderna. Para empezar la caja, que solía ser de 35 mm, es ahora de 39, una medida perfecta para un reloj de vestir moderno.

Glashütte Original Sixties Iconic Red amb

El cristal no es mineral sino de zafiro, lo que evita las ralladuras habituales del Hesalite, pero sí está curvado como los relojes de entonces. Esa forma curvada siguen las manecillas de minutos y segundos. Por cierto que las manecillas están hechas en oro blanco. Tienen unas insersciones de SuperLuminova que acompaña a los puntos luminiscentes aplicados sobre los índices para poder leer la hora en oscuridad.

Glashütte Original Sixties Iconic Golden amb

Las esferas están también curvadas, y primero se galvanizan y después se les va añadiendo capas de laca de manera manual, lo mismo que el acabado final que se hace a pistola y a mano, por lo que no hay esferas idénticas.

Glashütte Original Sixties Iconic Aqua amb

Eso en lo concierne a los modelos Red, Golden y Aqua que están aquí arriba. Para los modelos Grey Brown en fábrica se usaron troqueles de estampación de hace 40 años que dotan a las esferas de una textura especial. La gris tiene una decoracíon tipo “gotas de rocío”.

Glashütte Original Sixties Iconic Grey amb

La marrón sin embargo presenta un patrón romboidal que convierte a este modelo de los Sixties Iconic en el más “serio” de la colección, pero aún así de un atractivo innegable.

Glashütte Original Sixties Iconic brown amb

El reloj se mueve gracias al calibre de manufactura 39-52, un clásico de G.O. y que incluye una masa oscilante fabricada en oro  con las clásicas y grandes iniciales de la marca. El calibre es visible a través de un cristal de zafiro que además permite ver todo el calibre, sin zonas que queden tapadas por el metal.

Glashütte Original Sixties Iconic calibre de manufactura 39-52

El reloj está rematado con una correa de aligátor cuya sobriedad contrasta con la audacia de las esferas. El precio de todas las unidades es de 6.300 euros. La única pega es que el reloj se va a vender sólo en las boutiques de Dresde, París, Ginebra, Dubái, Pekín, Shanghai, Hong Kong, Macao y Tokyo, así como las llamadas “Tourbillon Boutiques” pertenecientes al grupo Swatch. Una pena, porque estoy convencido que se hincharían a vender si estuvieran más disponibles. Yo desde luego estaría encantado de comprarme uno (o dos).

ACTUALIZACIÓN: Se pueden ver los relojes en vivo en este artículo

 

Esta es su Ficha Técnica.

Glashütte Original Sixties Iconic conjunto 1



Sixties Iconic

Glashütte Original Sixties Iconic Aqua

Glashütte Original Sixties Iconic Aqua

Caja:

  • Acero inoxidable pulido
  • Diámetro: 39  mm. Altura: 9,4 mm
  • Cristal de zafiro curvado
  • Fondo atornillado con cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esfera  convexa lacada con efecto degradado y acabado rayos de sol, en diversos colores
  • Índices fresados con puntos de material luminiscente
  • Manecillas de oro blanco con inserciones de Super-Luminova

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura 39-52
  • Diámetro 26,2 mm, altura 4,3 mm
  • Parada de segundero
  • 25 rubíes
  • 28.800 alternancias/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 40 horas
  • Masa oscilante de oro

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor con hebilla de acero
Glashütte Original Sixties Iconic Red

Glashütte Original Sixties Iconic Red

Glashütte Original Sixties Iconic Grey

Glashütte Original Sixties Iconic Grey

Glashütte Original Sixties Iconic Golden

Glashütte Original Sixties Iconic Golden

Glashütte Original Sixties Iconic Brown

Glashütte Original Sixties Iconic Brown

 



Nuevo Glashütte Original Senator Perpetual Calendar

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar perfil

La línea Senator de Glashütte Original  se presentó en 1997 y desde entonces permanece en la cartera de productos de la casa. Este Senator Perpetual Calendar es un modelo que ya estaba en la colección de la manufactura, salvo por una sola variación: el reloj se abraza a la muñeca con una correa de caucho, no de piel de aligátor.

Pero como en Horas y Minutos no he hablado nunca de este reloj, es una buena ocasión para hacerlo. Es un modelo que me crea sentimientos contradictorios. Por un lado me gusta mucho la limpieza de la esfera, que tiene que dar la información de un calendario completo y además fase lunar y lo hace maravillosamente, con una limpieza y equilibrio encomiable. Más aún cuando vemos que las ventanas de día y mes son del tamaño digamos tradicional  mientras que la fecha, lógicamente, es grande por dos motivos: uno porque es relojería de Glashütte y la gran fecha creada por el relojero Gutkaes es de rigueur, y dos porque GO hace la gran fecha como nadie, con los dos discos de los dígitos a la misma alturalo que hace que parezca un solo disco.

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar - esfera

Las ventanas, que siempre son un problema porque son un bache en la esfera, están muy bien resueltas, con unos biselados muy elegantes. El mismo tratamiento tiene la semiesfera de las fases lunares, que es muy bonita. Es por cierto la misma ventana que ya habíamos visto en el PanoMatic Lunar.  Es un acierto acompañar un calendario perpetuo con un cielo nocturno porque añade un toque romántico a una esfera que por culpa del calendario perpetuo tiene una faz mucho más seria y racional. Bajo el nombre aparece el círculo del año bisiesto, que cuando es el cuarto año es rojo y los otros tres son amarillo, negro y blanco. Un poco arriesgado me parece a mí tener un punto amarillo en medio del reloj todo un año.

Bajo el borde exterior de la esfera con minutería de ferrocarril aparecen los número romanos, muy de GO, que le dan un aire fuertemente clásico al reloj.  Debo confesar que me gustaría ver este reloj con unos romanos más anchos que altos o con índices; creo que quedaría mucho mejor, como en los Pano. Pero va en gustos, claro. Por encima de todo ello se mueven unas agujas de horas y minutos con forma de hoja. La aguja del segundero, sin embargo, desentona. El contrapeso lleva al final el logotipo que usa la manufactura para identificar esta manecilla y el rotor del calibre y a mí no me gusta, tengo que admitirlo. Me parece demasiado grueso y no va con la delicadeza de todo el conjunto. Y en el rotor el problema se acentúa aún más, si bien el bisel exterior en oro compensa. ¿No habría quedado mucho mejor sin la doble G?

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar - reverso

Aparte de eso el calibre de manufactura 100-02 es primoroso en su construcción alemana, con la platina tres cuartos, las nervaduras Glashütte, el ajuste fino con cuello de cisne y los rubíes a la vista. Y una reserva de marcha de 55 horas, que no está mal. Porque, aparte de decisiones estéticas que al fin y al cabo son personales GO es una manufactura de tomo y lomo cuando se habla de sus calibres y la familia del 100 -5 variantes- es buena prueba de ello.

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar - calibre 100-02

Por último otra de las cosas chocantes. Yo creo que todo el mundo consideraría este reloj como “de vestir”, ¿verdad? Pues Glashütte Original lo ofrece en toda la gama con correa de aligátor o, como en este caso, con correa de caucho. Es una decisión peculiar, la verdad, me gustaría saber cuál es el ratio de venta aligátor/caucho. No es que quede mal, porque la correa tiene un patrón bien construido, pero resulta curioso.

Digamos por último que el precio del reloj es de 31.900 €, un buen precio para oro rojo, calibre de manufactura y complicaciones de alto rango.

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar detalle esfera

 



Senator Perpetual Calendar

Glashütte Original Senator Perpetual CalendarCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro: 42 mm; altura: 14 mm
  • Cristal abombado de zafiro, con tratamiento antirreflectante en las dos caras
  • Fondo de cristal de zafiro

Esfera:

  • Plata graneada con numerales romanos negros.
  • Manecillas de acero azulado
  • Ventana de mes a las 9:30, de mes a las 2:30, gran fecha a las 4 y año bisiesto a las 12h
  • Fase lunar entre 7 y 8h
  • Segundero central

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero. Calendario perpetuo. Fase lunar

Movimiento:

  • Calibre 100-02 automático
  • Dimensiones 31,15 mm; altura 4,2 mm
  • Volante de oro con cuatro tornillos de ajuste
  • 28.800 alt/hora
  • 59 rubíes
  • Muelle del volante Anachron
  • Antichoque Incabloc
  • 55 horas de reserva de marcha
  • Bordes biselados y pulidos
  • Piezas de acero pulido
  • Platina con con decoración Glashütte
  • Rotor esqueletado con masa de oro de 21 quilates bidireccional
  • Ajuste por cuello de cisne

Pulsera:

  • Correa de caucho con cierre plegable de oro rojo

P.V.P.: 31.900 €

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar - reverso

Glashütte Original Senator Perpetual Calendar - calibre 100

 



Nuevos modelos Pavonina de Glashütte Original

Glashütte Original Pavonina_Ref. 1-03-02-06-12-34 amb

El maestro relojero alemán  Glashutte Original presenta siete modelos de su seductora colección Pavonina de  relojes   para mujer.  Los nuevos  modelos cuentan con  una esfera  de  nuevo  diseño, con  centro circular  y numerales arábigos y con una  gama  de esferas que  va desde Ia plata hasta el nácar, negro  galvánico, indices con diamantes de corte cabuchón o brillante y asas engastadas con 42 diamantes de corte  brillante.

Glashütte Original Pavonina_Ref. 1-03-02-06-12-34 frontal

Todos los modelos presentan Ia distintiva caja con forma  de cojín, que se remonta a los años 20. Para Ia edición inaugural de  Ia colección Pavonina, los diseñadores de Glashutte Original adaptaron Ia forma  clasica a Ia mujer contemporánea. Su integración patentada de  asas flexibles permite el ajuste  perfecto entre  el reloj  y Ia muñeca  femenina. Estas características  se han mantenido en los siete  nuevos  modelos, que complementan Ia gama  existente con tres versiones  de cajas: acero  inoxidable, una combinación bicolor de  acero  inoxidable y oro  rojo,  y oro  rojo  de  18 quilates.

Glashütte Original Pavonina_Ref. 1-03-02-06-12-34 detalle

Mediante un sofisticado proceso, el  departamento de esferas  de Ia manufactura ha producido todas  las esferas en Pforzheim, Alemania. En Ia esfera destaca  el centro circular  en guilloché y numerales arábigos aplicados, en una gama  de colores desde  el rodio al oro  rojo, a las 3, 6, 9 y 12, resaltados con  indices con  diamantes de  corte  cabuchón o brillante y un  diamante de  corte cabuchón o brillante sobre Ia corona de acero u oro rojo.

Glashütte Original Pavonina_1-03-02-09-05-30 -perfil

De entre  los siete  modelos, los de  acero inoxidable cuentan con  esferas de plata  galvanizada o nácar  azul.  Las esferas  de  los  modelos bicolor de  acero  inoxidable y oro  rojo  son  de  nácar blanco. El  segmento superior de  los  nuevos  relojes   Pavonina lo  confirman dos  modelos de oro  rojo  de  18 quilates. El primero presenta una  caja de  oro  rojo  pulido que enmarca  Ia brillante esfera  de  nácar  blanco con  acabado guilloqueado en  el centro, números arabes y manecillas  de horas y minutes de oro  rojo, 8 indices  de diamantes de corte brillante, 21 diamantes de corte  brillante en cada asa y un diamante de corte brillante sobre  Ia corona de oro rojo.  lgualmente elegante es Ia segunda versión  de  oro  rojo,  que  se distingue por  su exquisita esfera  de  color   negro  galvanizado, perfectamente  complementada  por   una   correa   de  piel aligator negra y cierre plegable de oro rojo.

03_Pavonina

El cuidado por  el detalle resulta también evidente en los brazaletes  de Ia colección Pavonina. Se ofrecen correas  en varios  colores femeninos y contemporáneos, desde  el estiloso gris  hasta el azul noche satinado, pasando por  un brillante blanco crema  o un azul glacial  en piel  de becerro. Cada  modelo tambien se ofrece con un delicado brazalete de  metal  con eslabones que  repiten Ia forma de cojín de Ia caja, con versiones de acero inoxidable, oro  rojo  y bicolor.  Todas ellas están equipadas con el exclusivo cierre plegable de Glashutte Original presentado  en 2014.

04_Pavonina

En los nuevas  modelos Pavonina  destaca Ia precision  absoluta  y Ia comodidad de  uso que garantiza el movimiento de cuarzo del Calibre 03-02, recientemente desarrollado  por el equipo de  diseño  propio de  Ia manufactura.  Como  caracterlstica  especial,  se triplica  Ia protecci6n magnetica  estándar,  blindando el  sensible  mecanismo  contra  Ia influencia  de  los  modernos dispositivos  electrónicos  móviles, aumentando así Ia calidad  del reloj. La platina  esta decorada con Ia caracteristica nervadura de Glashutte y el logo aparece grabado en oro sobre Ia platina de plata. El fondo  pulido de Ia caja proporciona un amplio  espacio para grabados  y dedicaciones personalizadas.

Estos son todos los modelos y sus precios.

Pavonina_1-03-02-10-02-14 P.V.P. 5.700 €

Pavonina_1-03-02-10-02-14 P.V.P. 5.700 €

 Pavonina_Ref. 1-03-02-03-06-34 P.V.P. 5.900 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-03-06-34 P.V.P. 5.900 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-12-12-35. P.V.P.: 6.700 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-12-12-35. P.V.P.: 6.700 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-06-12-34. P.V.P.: 6.700 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-06-12-34. P.V.P.: 6.700 €

Pavonina_1-03-02-04-16-34 P.V.P. 8.400 €

Pavonina_1-03-02-04-16-34 P.V.P. 8.400 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-04-05-30 P.V.P.: 14.600 €

Pavonina_Ref. 1-03-02-04-05-30 P.V.P.: 14.600 €

Pavonina_1-03-02-09-05-30 P.V.P. 14.600 €

Pavonina_1-03-02-09-05-30 P.V.P. 14.600 €



En vivo: Glashütte Original PanoReserve y PanoMatic Lunar

Glashütte Original ha presentado en Baselworld unos modelos muy interesantes que iremos desgranando poco a poco. Pero uno de los momentos más deseados era el de poder contemplar las dos novedades ya conocidas, los PanoReserve y PanoMatic Lunar . A menudo el cambio de las fotos publicitarias a la realidad es grande, para peor. En este caso es al contrario.

Los dos modelos los avanzábamos en este artículo, pero afortunadamente ahora podemos presentarlos en vivo. Sólo en la versión en oro rosa, pero sirven perfectamente para hacernos una idea de la excelente ejecución de las piezas. Así que, sin más dilación, aquí están. Los expongo de menos a más, en la escala de mi gusto personal.

Éste es el PanoReserve con esfera negra, en la que se puede ver la proporción creada por las agujas y los elementos de la esfera.

Glashütte Original PanoReserve esfera negra

Esta es la versión con la esfera negra y la fase lunar, que al tener un cielo plateado le da un toque poético.

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera negra

El precioso calibre manual presenta todas las características de las máquinas de Glashütte: platina de tres cuartos de plata alemana, nervadurdas Glashütte, regulador de cuello de cisne (doble en este caso) y decorado clásico.

Glashütte Original PanoReserve - calibre

Aquí es donde empieza la verdadera belleza: esta es la versión del PanoReserve con esfera azul.

Glashütte Original PanoReserve

Así es como se ve en la muñeca.

Glashütte Original PanoReserve esfera azul en la muñeca

Y mi favorito: el PanoMaticLunar con esfera azul. Maravilloso.

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera azul

Todo el reloj rezuma amor por el detalle.

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera azul perfil

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera azul frontal

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera azul (2)

Aunque las luces del stand no son las más favorecedoras, merece ver cómo queda el reloj en la muñeca.

Glashütte Original PanoMaticLunar esfera azul en la muñeca



Nuevas versiones del PanoMaticLunar y PanoReserve de Glashütte Original

Glashutte Original Panomatic Lunar y Pano Reserve

Seguimos con los lanzamientos pre-Baselworld, que cada vez está más cerca. Y de los que ahora hablamos son de lo más excitante -el PanoMaticLunar y el PanoReserve de Glashütte Original-, porque son unas nuevas versiones de modelos ya conocidos, pero con una nuevo aspecto que seduce nada más mirarlos. Es difícil saber con cuál de ellos quedarse, ¿verdad?

Hay que decir en primer lugar que no hay cambios en el reloj, más allá de los estéticos. Más aún, podríamos decir que desde la aparición del primer Pano en el año 2000 la configuración del reloj ha permanecido igual: a la izquierda del dial se encuentran las subesferas de horas y minutos y el pequeño segundero, dejando así el lado derecho libre para incluir las complicaciones. En los modelos que ahora nos ocupan la distribución es siempre la misma: la gran fecha tradicional de los relojes herederos de Ferdinand A. Lange se ubica a las 4 mientras que las fases lunares o la reserva de marcha ocupan su lugar a las 2; todo ello inspirado en la proporción áurea.

 

Glashutte Original PanoReserve Acero

La legibilidad es excelente, porque el pequeño segundero se integra de manera muy armoniosa con la subesfera mayor sin interrumpir la gradación de minutos y a la vez señalando con marcadores sutilmente más anchos las horas que el segundero “esconde” (las 5, las 6 y las 7). Por supuesto la gran fecha es también perfectamente visible, y además con el fondo del mismo color que la esfera, algo muy de agradecer. En cuanto a las complicaciones específicas la reserva de marcha es incluso demasiado grande y la fase lunar tiene unas ventanas particularmente bonitas. La única pega que tienen las esferas es que incluyen nada menos que ¡6 inscripciones! cada una. Si bien no son en exceso prominentes, no es menos cierto que resulta innecesario nombrar las complicaciones, y menos poner el nombre encima de ellas. Es como escribir “volante” en el volante del coche.

Glashutte Original PanoReserve Oro Rojo perfil

Como ya es habitual el reloj con fases lunares es automático mientras que el de reserva de marcha es manual, ambos con calibres de manufactura ya conocidos: el 65-01 manual y el 90-02 automático, que dan lugar a cajas de 11,7 y 12,7 mm de altura respectivamente. Ningún problema para lucirlos con un traje. Todos los detalles técnicos, por cierto, están aquí, y aquí.

Glashutte Original PanoMaticLunar Acero - detalle

Es un detalle por parte de GO el haber dotado de una esfera azul tan bonita al modelo de acero. Normalmente las marcas consideran este metal como no merecedor de algo más que una esfera blanca o negra. Sin embargo en este caso el resultado es realmente extraordinario. Muy, muy atractivo.

No va a ser un reloj barato porque, además de las complicaciones, las manecillas e índices son de oro blanco, lo que seguro encarecerá el producto. Pero en cualquier caso será más barato que su compañero de oro rosa.

Glashutte Original PanoMaticLunar Oro Rojo - detalle

Hablando del cual  hay que reconocer que también imanta las miradas. El contraste del oro rosa con el negro de la esfera es cautivador si bien, en mi opinión, no tan elegante como el azul. Pero la ventana de fases lunares es, como ya he dicho, preciosa, con la Luna y las estrellas doradas sobre un fondo de plata.

Habrá que esperar a la feria de Basilea para saber el precio de ambas opciones, y para ver qué más nos ofrece la casa de Glashütte. Por ahora, desde luego, me quito el sombrero.

Glashutte Original PanoReserve Oro Rojo - detalle



PanoReserve

Glashutte Original PanoReserve Acero InoxidableCaja:

  • Acero u oro rojo
  • Diámetro 40 mm, altura 11,7 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo en ambas caras
  • Fondo de cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo interior

Esfera:

  • Azul o negro galvánico
  • Versión acero: índices de plata y manecillas de oro blanco. Fase lunar con luna y estrellas en plata sobre fondo de plata
  • Versión oro: 9 índices y manecillas en oro; luna y estrellas doradas sobre fondo de plata
  • Indicación horaria y pequeño segundero descentrados
  • Fases lunares a las 2
  • Gran fecha a las 4

Funciones:

  • Horas y Minutos. Pequeño segundero. Fecha panorámica. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre 65-01 manual
  • Diámetro: 32,2 mm, Altura: 6,1 mm
  • 28.800 a/h (4 hercios)
  • Rotor de carga bidireccional
  • 48 rubíes (cuatro de ellos atornillados y un chatón de oro fijado)
  • Reserva de marcha de 42 horas
  • Volante con 18 tornillos
  • Doble ajuste fino de cuello de cisne
  • Puente grabado a mano. Bordes biselados y pulidos, puentes de acero pulido y cepillado, tornillos azulados, puente del volante grabado a mano, placa de tres cuartos con nervaduras de Glashütte, ajuste dúplex de cuello de cisne

Correa:

  • Versión acero: Piel de nobuk de aligátor de Luisiana azul, o piel de becerro azul, o brazalete de acero inoxidable
  • Versión oro: correa de piel de aligátor de Luisiana negra o de piel de nobuk de aligátor de Louisiana negra

Glashutte Original PanoReserve Oro Rojo Glashutte Original PanoReserve Oro Rojo - detalle

Glashutte Original PanoReserve Oro Rojo perfil

Glashutte Original PanoReserve Acero



PanoMaticLunar

Glashutte Original PanoMaticLunar Acero InoxidableCaja:

  • Acero u oro rojo
  • Diámetro 40 mm, altura 12,7 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo en ambas caras
  • Fondo de cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo interior

Esfera:

  • Azul o negro galvánico
  • Versión acero: índices de plata y manecillas de oro blanco. Fase lunar con luna y estrellas en plata sobre fondo de plata
  • Versión oro: 9 índices y manecillas en oro; luna y estrellas doradas sobre fondo de plata
  • Indicación horaria y pequeño segundero descentrados
  • Fases lunares a las 2
  • Gran fecha a las 4

Funciones:

  • Horas y Minutos. Pequeño segundero. Fecha panorámica. Fases lunares

Movimiento:

  • Calibre 90-02 automático
  • Diámetro: 32,6 mm, Altura: 7 mm
  • 28.800 a/h (4 hercios)
  • Rotor de carga bidireccional
  • 47 rubíes
  • Reserva de marcha de 42 horas
  • Volante con 18 tornillos
  • Doble ajuste fino de cuello de cisne
  • Puente grabado a mano. Bordes biselados y pulidos, puentes de acero pulido y cepillado, tornillos azulados, puente del volante grabado a mano, placa de tres cuartos con nervaduras de Glashütte, ajuste dúplex de cuello de cisne, rotor esqueletado descentrado con masa oscilante en oro de 21 quilates

Correa:

  • Versión acero: Piel de nobuk de aligátor de Luisiana azul, o piel de becerro azul, o brazalete de acero inoxidable
  • Versión oro: correa de piel de aligátor de Luisiana negra o de piel de nobuk de aligátor de Louisiana negra

Glashutte Original PanoMaticLunar Oro Rojo

Glashutte Original PanoMaticLunar Acero - detalle

Glashutte Original PanoMaticLunar Oro Rojo - detalle



En la muñeca: Glashütte Original 2014

Tres de los modelos más destacados de Glashütte Original para este año: Senator Chronograph Panorama Date, Seventies Chronograph Panorama Date y por último el PanoMaticInverse. Los tres modelos tienen los rasgos distintivos de la marca, con unos precios muy competitivos si estamos hablando de alta relojería.

En la muñeca: Baselworld Blues

Visitando las distintas marcas presentes en Baselworld me llamó la atención la cantidad de modelos que presentaban esferas en azul. Con distintos acabados (aunque predomina el efecto “rayo de sol”) pero con unos marinos intensos, que dan a la pieza un aire elegante o deportivo, según como se decline la caja. Difícil elegir uno.



Seventies Chronograph Panorama Date

Glashütte Original Seventies Chronograph Panoramadate Correa de cueroCaja:

  • Acero
  • Diámetro: 40 mm; altura: 40 mm
  • Cristal  de zafiro con tratamiento antirreflectante en las dos caras
  • Fondo de cristal de zafiro

Esfera:

  • Plata galvanizada con decoración rayos de sol con apliques de oro blanco tratados con SuperLuminova
  • Manecillas de oro blanco con SuperLuminova, Pfinodal
  • Contador de 30 minutos a las 3, pequeño segundero a las 9 con sector de reserva de marcha. Contador de 12 horas a las 12. Gran fecha a las 6 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Gran fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre 37-02 automático
  • Dimensiones 31,6 mm; altura 8 mm
  • Volante de oro con cuatro tornillos de ajuste
  • 28.800 alt/hora
  • 65 rubíes
  • Muelle del volante Anachron
  • Antichoque Incabloc
  • 70 horas de reserva de marcha
  • Bordes biselados y pulidos
  • Piezas de acero pulido
  • Platina con con decoración Glashütte
  • Rotor esqueletado con masa de oro de 21 quilates

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo negra con cierre plegable estándar o corto. Correa de caucho con los mismo cierres. Brazalete de acero

VERSIONES:

Esfera en rutenio con efecto rayos de sol, correa de aligátor, de caucho o brazalete

Glashütte Original Seventies Chronograph Panoramadate esfera de rutenio y correa de cocodrilo

 

 

Esfera en azul galvanizado con efecto rayos de sol. Correa de aligátor azul, caucho o brazalete de acero

Glashütte Original Seventies Chronograph Panoramadate con esfera azul galvanizado y correa de cocodrilo

 



Senator Chronograph Panoramadatum

Glashütte Original Senator Chronograph Panoramadatum Oro rojoCaja:

  • Oro rojo o platino
  • Diámetro: 42 mm; altura: 14 mm
  • Cristal abombado de zafiro, con tratamiento antirreflectante en las dos caras
  • Fondo de cristal de zafiro

Esfera:

  • Plata graneada con numerales romanos y arábigos negros. Oro en la versión de platino
  • Manecillas de acero azulado
  • Contador de 30 minutos a las 3, pequeño segundero a las 9 con sector de reserva de marcha. Contador de 12 horas a las 12. Gran fecha a las 6 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Gran fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre 37-01 automático
  • Dimensiones 31,6 mm; altura 8 mm
  • Volante de oro con cuatro tornillos de ajuste
  • 28.800 alt/hora
  • 65 rubíes
  • Muelle del volante Anachron
  • Antichoque Incabloc
  • 70 horas de reserva de marcha
  • Bordes biselados y pulidos
  • Piezas de acero pulido
  • Platina con con decoración Glashütte
  • Rotor esqueletado con masa de oro de 21 quilates

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo negra o azul



PanoMaticInverse

Glashütte Original PanoMatic Inverse oro rojo - frontalCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro 42 mm, altura 12,3 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo en ambas caras
  • Fondo de cristal de zafiro, con tratamiento anti reflejo interior

Esfera:

  • Pletina de tres cuartos Glashütte Original con acabado en bandas
  • Agujas azuladas con SuperLuminova
  • Índices dorados

Funciones:

  • Horas y Minutos. Pequeño segundero. Fecha panorámica

Movimiento:

  • Calibre 91-02 automático
  • Diámetro: 38,2 mm, Altura: 7,1 mm
  • 28.800 a/h
  • Rotor de carga bidireccional
  • 49 rubíes
  • Volante con 18 tornillos
  • Doble ajuste fino de cuello de cisne
  • Puente grabado a mano en dos colores. Visible en el lado frontal del reloj
  • Piezas de acero pulidas, bordes biselados

Correa:

  • Piel de nobuk de aligátor de Luisiana marrón

VERSIONES:

Glashütte Original PanoMatic Inverse Acero - frontal

 

 

 

 

 

Caja de acero. Índices azules. Correa de piel de nobuk de aligátor de Luisiana marrón. También disponible con bracelete metálico