Archivo de la etiqueta: manufactura



En la Manufactura Chopard

la-manufactura-chopard-horasyminutos

Los que seguís a Horas y Minutos sabéis que Chopard es una de mis debilidades y, en mi opinión, una de las mejores casas de relojería tanto técnicamente como en la relación calidad (altísima) y precio. Por eso la invitación para visitar la Manufactura Chopard fue una gran alegría, que no hizo sino aumentar nada más poner el pie en la puerta de su sede de Ginebra.

 

la-manufactura-chopard-fachada-horasyminutos

Vaya por delante que es imposible reproducir lo que se siente o lo que ves cuando haces una visita como la de la Manufactura Chopard, porque para el lector es una sucesión de fotos de relojeros inclinados sobre movimientos y una descripción de sobre labores relojeras que todas las grandes manufacturas llevan a cabo. Sin embargo el caso de Chopard es peculiar por varios motivos: la manufactura Chopard se creó en Fleurier y por tanto es de las pocas que siguen los dictados estéticos de esta localidad del cantón de Neuchâtel, además de certificar sus modelos más exclusivos según la exigente normativa de Qualité Fleurier; tiene separada la fabricación de sus calibres propios no certificados y además tiene una fabricación industrializada de joyas y relojes bajo un mismo techo. Voy a intentar describir cada una de estas distintas actividades.

UN POCO DE HISTORIA

la-manufactura-chopard-louis-ulysse-chopard-horasyminutos

Antes de comenzar con el relato de la visita vamos a situar brevemente a la empresa. Aunque fundada originariamente en 1860 por Louis-Ulysse Chopard en 1860, en 1963 Karl Scheufele adquiere la compañía. Karl Scheufele era el dueño de una compañía de su mismo nombre sita en Pforzheim y también especializada en relojes y joyas. En 1996 Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, funda la Manufactura Chopard que será el origen de los movimientos L.U.C. Por cierto que sólo 19 años después vería también el nacimiento de la marca Ferdinand Berthoud, un deseo expreso del señor Scheufele nacido de su amor por la relojería (y cuyos relojes repasamos con fotos en vivo en este artículo). Un año después aparece el primer reloj con movimiento propio, el L.U.C 1860 equipado con el Calibre L.U.C 96.01. Su vigésimo aniversario se está celebrando con una reedición en oro y acero llamada L.U.C XPS 1860 que, como no podía ser de otro modo, repasamos con fotos exclusivas en esta entrada. El calibre original era automático, pero en vez de tener una masa oscilante tradicional presentaba un microrrotor que, me parece que ya lo he dicho en alguna ocasión, es seguramente el mejor del mundo. Fue su manera de decir al mundo que la Manufactura Chopard no iba de farol, sino que venía para ocupar un puesto de referencia en la alta relojería. Desde entonces ha desarrollado 11 calibres base y 85 variantes. Es cierto que el negocio de joyería de la casa permite dedicar fondos a la relojería que de otro modo seguramente obligaría a dejar de ser un negocio familiar independiente, pero un desarrollo relojero de tal magnitud deja patente un compromiso con la alta relojería que no nace de un capricho, sino de la devoción que los Scheufele sienten por este arte.

Karl Scheufele

Karl Scheufele

Karl Friedrich Scheufele

Karl Friedrich Scheufele, actual presidente de Chopard

LA MANUFACTURA CHOPARD EN MEYRIN

Chopard se fundó en Sonvilier en 1860, en 1921 abrió una filial en La-Chaux-de-Fonds y en 1937 se trasladó la central a Ginebra. De ahí pasó a Meyrin (que está en las afueras de la ciudad) en 1974, donde los Scheufele planearon una fábrica con la misma planta que la que tenían en Pforzheim. Y digo fábrica porque es aquí donde se llevan a cabo las labores más industriales: se crean las cajas y las piezas no móviles necesarias para la construcción relojera (es decir, los brazaletes, las correas, el engastado y grabado) y todas las piezas base de la joyería y la alta joyería. Por tanto la planta baja de la Manufactura Chopard es completamente diferente a la imagen que se tiene de una casa relojera, que en cualquier caso no deja de ser una imagen distorsionada: todas las casas relojeras tienen procesos industriales más o menos grandes porque si no sería imposible fabricar piezas a un precio razonable. Yo particularmente estoy a favor de la industrialización porque significa mejores piezas, mejores ensamblajes, mayor precisión, mejor servicio postventa y mejores precios.

la-manufactura-chopard-vista-aerea-horasyminutos

Chopard no permite hacer fotografías de esta parte de la manufactura (no sé muy bien por qué) pero básicamente se puede describir como una enorme sala llena de máquinas numéricas -con tamaños que varían desde una alacena a un camión con remolque- donde llegan los cilindros de metal en bruto que van entrando en máquinas de control numérico para ir creando desde cajas de relojes a un anillo con minúsculas inserciones en el metal en las que luego irán engastadas piezas. Una caja de reloj lleva no menos de 15 estampaciones.

Hay otra sala donde se lleva a cabo un proceso separado, distinto y distintivo: la forja de las cajas de oro de comercio justo (fairmined gold, en su acepción internacional). Chopard está asociada a la  Alliance for Responsible Mining desde 2014 (tal como contaba en este artículo) para producir tantos elementos de oro justo como sea posible. El proceso es así: las pepitas oro se funde en un horno para después crear lingotes. Los lingotes, tras ser enfriados y limpiados, se prensan 40 veces para conseguir un lingote más delgado que además hay que certificar. De ahí el lingote pasa al proceso normal utilizado para crear una caja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay otro proceso muy importante que se realiza en las plantas superiores: el montaje de los calibres que han de lucir el Sello del Punzón de Ginebra, que exige para obtenerlo el ensamblaje de los relojes se haga en Ginebra. Chopard tiene unos 2.000 empleados en todo el mundo, de los cuales aproximadamente 800 están en Ginebra. El ensamblaje de los calibres L.U.C lo realizan no más de 15 personas, con 4.500 relojes “sellados” al año.

Nótese la importante herramienta de uno de los maestros relojeros: un Chupa-Chups :0)

Nótese la importante herramienta de uno de los maestros relojeros: un Chupa-Chups :0)

EL MUSEO CHOPARD

En la planta de Meyrin también se aloja el Museo de Chopard, que es un recorrido por la historia de la marca, desde la época pre-Scheufele, pasando por los relojes Eszeha (la marca de la familia alemana antes de adquirir la compañía) y por supuesto los relojes de Chopard. Los relojes de mujer tienen una gran presencia en el museo por el fuerte peso que tenía sobre ellos la joyería. Allí están también los primeros Happy Diamonds, uno de los grandes éxitos de la casa. Viendo todos esos relojes te das cuenta del increíble fondo de armario que tiene la empresa; una fuente de inspiración casi inagotable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día nos deparaba otra sorpresa: acababan de llegar de la sesión de fotografía oficial los nuevos relojes L.U.C Traveler One y GMT One, y eramos las primeras personas del mundo -aparte de la gente de Chopard, claro- en verlos físicamente. Los Traveler One ya los presenté con fotos en vivo (las que tomé en la manufactura, lógicamente) en este artículo, y del GMT One hablaré la semana que viene cuando se presente oficialmente la versión en oro rosa. Por ahora sólo pongo una foto de la versión de acero.

L.U. C Traveler One en platino

L.U. C Traveler One en platino

L.U.C GMT One

L.U.C GMT One

En las siguientes páginas seguimos con nuestra visita a la Manufactura Chopard, esta vez en su sede de Fleurier, y la sede de la certificación Qualité Fleurier.



Dentro de la manufactura Glashütte Original – 2

La sede central de Glashütte Original

La sede central de Glashütte Original

Glashütte es una gran ciudad por el valor económico que genera, pero por tamaño no pasa de ser lo que antes se llamaría una Villa. Sin embargo se respira relojería por todas partes. Las diferentes manufacturas se agrupan a poca distancia unas de otras en lo que no es sino un auténtico pozo de perdición para los aficionados a la gran relojería. Entre los edificios más modernos e impresionantes está sin duda el de la manufactura Glashütte Original, que tuvimos la suerte de visitar como continuación al recorrido por la fábrica de esferas (que describí en este artículo).

 

Manufactura-Glashutte-Original-8-Horasyminutos

Glashutte-Original-Manufacture-entrada-Horas-y-Minutos

Manufactura-Glashutte-Original-7-Horasyminutos

Cuando entras en el edificio lo que te recibe es un impresionante silencio. Te llegas a preguntar si ese día no hay nadie trabajando, o si ha pasado algo. Pero no: el silencio es algo connatural a una manufactura relojera y, aunque los bancos de trabajo están aislados tras puertas y cristales dobles, todo en la fábrica es silente. Quienes cruzan la entrada o los pasillos lo hacen con un caminar quedo; casi se diría que ni siquiera pisan el suelo. El vestíbulo desemboca en una gran plaza central bendecida por un enorme tragaluz de 23 metros de altura y 300 metros cuadrados de cristal que suaviza los ángulos del edificio con la iluminación que sobre él derrama, y que parece atraer hacia sí las conversaciones para que no molesten a sus inquilinos. Las palabras se desvanecen, una vez escuchadas, en un aire leve.

manufactura-glashutte-original-6-horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-10-Horasyminutos

El edificio de la manufactura Glashütte Original fue inaugurado en 2003. Y, mientras que mantiene todo lo que tiene de tradicional la alta relojería -incluso más de lo que uno pensaría, como veremos luego-, lo hace desde un acercamiento absolutamente contemporáneo y bajo la máxima exigencia productiva. Lo cual, desafortunadamente para el aficionado que lo visita, implica alejarse de los procesos: gran parte del edificio son compartimentos llamados “blancos”, que son los que se encuentran en laboratorios o, cada vez más, empresas de alimentación.

Manufactura-Glashutte-Original-11-Horasyminutos

Son zonas cerradas con control de aire y polvo, de manera que no se ponga en peligro labores como el ensamblaje o la decoración, donde una mota de polvo puede rayar la superficie de un calibre o deteriorar el aceite utilizado para lubricar las piezas. Por tanto fotos que son habituales en este tipo de reportajes en este caso han de ser necesariamente las que la propia casa suministra, porque sólo pudimos ver muchos de los pasos desde lo que se acaba convirtiendo en el pasillo de los anhelos: estás tan cerca de la maestría que has ido a ver y sin embargo te separa de ella una barrera de cristal infranqueable. Afortunadamente cada sala tiene en su exterior monitores de vídeo que explican lo que allí se hace y unas vitrinas con los elementos utilizados y su resultado final. No es lo mismo que verlo al borde de la mesa, pero aún así es muy ilustrativo.

Manufactura-Glashutte-Original-12-Horasyminutos

Sí pudimos visitar la zona de máquinas numéricas de la manufactura Glashütte Original, en las que se fabrican las piezas más pequeñas que luego se incorporarán a los calibres. A veces he oído decir que en la actualidad la alta relojería no es tal porque la maquinaria de alta precisión se ha incorporado a todos -o casi todos- los procesos. A mí esto me parece absurdo porque algo que siempre ha buscado la relojería ha sido la mejora permanente. Si Louis Abraham Breguet hubiera podido disponer de estas máquinas, ¿las habría usado? Por supuesto que sí. Él siempre fue hacia adelante, probando nuevos escapes, nuevos aceites, nuevas herramientas. Y como él todos los relojeros, incluidos los pioneros que hicieron de Glashütte lo que es hoy día. Por tanto utilizar máquinas que hacen mejores engranajes, mejores ruedas… mejores relojes en definitiva no sólo es lícito, sino que es perfectamente acorde con el espíritu de la relojería.

Manufactura-Glashutte-Original-5-Horasyminutos

Las máquinas numéricas cortan las piezas mediante un hilo láser. Se sumergen las piezas en un líquido que mantiene las piezas a una temperatura adecuada para que no se deformen, permitiendo crear un gran número de pequeñas piezas, con grosores muy inferiores al milímetro, en una sola operación. El coste de fabricación a mano de estas piezas sería inasumible.

Manufactura-Glashutte-Original-4-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-16-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-3-Horasyminutos

Otra de las zonas de maquinaria está destinada a la fabricación de ruedas y engranajes. Se parte de largas barras de bronce-berilio, plata natural alemana (alpaca), bronce o acero inoxidable que transitan por también largas máquinas que van cortando piezas según se necesita. Como tantas veces ocurre, la parte menos atractiva de un negocio resulta vital para el mismo. Imaginemos un reloj cuyo tren de engranajes no estuviera construido con precisión; sería absolutamente inservible.

Manufactura-Glashutte-Original-14-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-15-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-17-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-18-Horasyminutos

Los elementos expuestos en las vitrinas te dan una idea del microcosmos que significa un reloj. Estamos tan habituados a ver en las fotografías las distintas piezas que se montan en un calibre que cuando te topas con ellas y ves su tamaño infinitesimal comprendes la dificultad de este arte preciso. No sólo eso, te hace admirar los maestros relojeros de antaño que se fabricaban sus propias piezas con herramientas que ellos mismos creaban.

Manufactura-Glashutte-Origina-13-Horasyminutos

Esto último, crear las propias herramientas, es algo que también vimos en la manufactura Glashütte Original, y precisamente en el departamento que se encarga del acabado de uno de los elementos icónicos de la relojería sajona: el cuello de cisne. Una vez que se tiene la pieza (llegada desde las máquinas numéricas) hay que pulirla.

Manufactura-Glashutte-Original-20-Horasyminutos

Cuellos de cisne “en bruto”

El pulido es un proceso mecánico tan extendido que hasta un vulgar pomo de puerta puede tenerlo, porque lo hacen máquinas de manera industrial desde hace mucho. Pulir con los criterios de exigencia de la manufactura Glashütte Original, sin embargo, es una cosa muy distinta: significa un control con lupa de relojero de muchos aumentos para detectar imperfecciones inapreciables a simple vista. El proceso comienza con un pulido con una máquina que se ha diseñado en la manufactura; de ahí que la foto ilustra sólo la cabeza pulidora, no el mecanismo que permite su movimiento (porque la cabeza no es fija, puede moverse sobre la superficie de la pieza).

manufactura-glashutte-original-19-horasyminutos

 

Después se pasa al pulido manual: el técnico utiliza una pieza metálica a la que hace una serie de rayas para que sirva de abrasivo y comienza a pulir el cuello de cisne aplicando presión sobre él y frotándolo de manera rápida y repetida. Y cuando digo “repetida” quiero decir muy repetida: más de una hora se pasa el técnico puliendo, parando, revisando el resultado, volviendo a pulir, volviendo a revisar… Todo ello para dejarlo según los criterios internos de excelencia. El futuro propietario de la pieza jamás podría saber si el cuello de cisne no está tan pulido como de verdad está, pero no importa. La sublimidad de la manufactura Glashütte Original está en también en esos detalles. Sobre todo en esos detalles.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Manufactura-Glashutte-Original-21-Horasyminutos

Otro ejemplo de esta obsesión por el detalle se puede ver en los tornillos azulados. Hay una forma muy sencilla de conseguir ese efecto sobre las piezas de acero inoxidable, o cualquier aleación que se use: pintarlas de azul. Esto por supuesto es una impostura inaceptable, porque el producto auténtico se consigue calentado el material hasta que se azula. Para esto hay hornos que azulan a la vez un montón de piezas. No en la manufactura Glashütte Original, en la que el azulado se hace uno a uno. Cada tornillo. Del más grande al más pequeño. El técnico está entrenado para que el tornillo tenga siempre el mismo tono azulado característico, ni más claro ni más oscuro. Parece una proceso simple pero requiere una concentración extrema.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Más procesos sorprendentes de la manufactura Glashütte Original: se comprueba que cada rueda con su correspondiente piñón está correctamente alineada, mediante un proceso propio: se apoya sobre una guía y se la sopla un chorro de aire; mediante un microscopio se comprueba si gira bien o está alabeada. De ser así el técnico (la técnica en este caso), con un toque experto y rápido, endereza la rueda y vuelve a comprobar. Todo el proceso es rápido, como un vídeo de Intagram. Así de avezado es el personal de G.O.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Todas las labores son de una delicadeza extrema, incluso en esos detalles que nos resultan tan conocidas que casi no las apreciamos. El perlado de las platinas se hace con una máquina que erosiona el metal cada vez que lo toca. Sin embargo es la mano de la persona la que hace que cada dibujo sea idéntico al de al lado, aplicando siempre la misma presión.

Manufactura-Glashutte-Original-1-Horasyminutos

Es, una vez más, un trabajo que requiere una concentración máxima porque un fallo significa desperdiciar la pieza entera. Si es de acero, todavía. pero si un metal precioso el coste es muy alto. Simplemente hay que fijarse en la cantidad de “perlados” que lleva un calibre para hacernos una idea del ingente trabajo de quien lo hace.

Manufactura-Glashutte-Original-2-Horasyminutos

Un último ejemplo para ilustrar, por si a alguien todavía no le había quedado claro, la ingente cantidad de trabajo manual que lleva realizar un reloj de alta gama como los de G. O.: Un simple puente se decora al más puro estilo sajón, para lo que se parte de una pieza de latón en bruto. A continuación se comienza a labrar con diversos buriles relojeros. Después los motivos grabados deben ser cubiertos para poder galvanizar la pieza para posteriormente pulirla. Todo ello con el riesgo de que un simple trazo salga mal y haya que desechar la pieza entera. Los distintos estadios se ven en la foto de abajo, primero a la izquierda, después al centro y el producto acabado a la derecha.

Manufactura-Glashutte-Original-22-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-35-Horasyminutos

Pero hay algo más en la manufactura Glashútte Original, algo que no se ve y que sin embargo es fundamental para su continuidad: su escuela de relojería, sita en un edificio cercano y que ostenta el nombre de Alfred Helwig. Alfred no sólo fue un excepcional relojero -fue el inventor del tourbillon volante-, sino un magnífico profesor que comenzó su docencia en 1913 en la primera escuela relojera de la zona, fundada en 1878. Para G. O. tener sus propios formandos es garantía de una auténtica integración vertical porque hace que la transmisión del espíritu y los valores de la marca tengan continuidad, algo fundamental en cualquier empresa porque el mercado laboral es siempre cambiante y los técnicos pueden ir y venir, pero la escuela garantiza la correcta y continua transmisión del ADN propio.

Manufactura-Glashutte-Original-31-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-24-Horasyminutos

La formación académica es continua y recorre todos los tramos. En el primer curso, por ejemplo, se aprende a dar vida a las herramientas relojeras. Es una sección muy manual, muy metalúrgica si se quiere, pero fundamental para que el alumno tenga una vista global y minuciosa del oficio. Por eso en esta fase los alumnos llevan una bata azul índigo, porque el añil es el color tradicionalmente relacionado con los oficios del metal.

Manufactura-Glashutte-Original-25-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-26-Horasyminutos

Según vamos subiendo escalones nos encontramos con clases más parecidas a la imagen de los relojeros, con pupitres altos para poder apoyar los brazos de manera correcta para que no haya tensión en las manos y poder así enfrentarse al diminuto universo relojero. Aquí sigue mandando el dueño de la manufactura Glashütte Original: el silencio. Vi hablar a un alumno con su profesor y, aunque estaba a 3 metros escasos, no conseguí oír ni el silbido de las eses.

Manufactura-Glashutte-Original-27-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-28-Horasyminutos

Pudimos ver también los trabajos de fin de carrera de los alumnos que son, claro, relojes. Uno de los grandes estímulos de la escuela relojera es que aquellos que acaben con el nivel más alto entrarán a trabajar en la propia manufactura Glashütte Original. La verdad es que ver algunos de esos proyectos de licenciatura te da idea del enorme futuro de la relojería sajona. Son, en sí mismos, unas maravillas que sin estar hechas por relojeros conocidos serían posesiones preciadas para cualquier aficionado a este arte.

Manufactura-Glashutte-Original-29-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-30-Horasyminutos

Manufactura-Glashutte-Original-32-Horasyminutos

Un último detalle: visitando los últimos cursos de la escuela los alumnos nos tenían preparada una sorpresa; teníamos que hacer un sencillo ejercicio que tan sólo necesitaba de un par de alicates y que hace cualquier alumno de primero: tomar una delgada barra de metal y hacer el logotipo de la casa. Una nadería, ¿verdad? ¡Pues es extraordinariamente difícil! Después de luchar durante un desesperante rato el resultado no puede ser más vergonzante. Parece que lo ha realizado alguien que sólo tiene pulgares en la mano y encima sufre de un Parkinson severo.

Manufactura-Glashutte-Original-34-Horasyminutos

En fin, una manera más de reconocer la enorme dificultad del oficio relojero y una excelente manera de finalizar una inolvidable (pero de verdad: inolvidable) visita a la manufactura Glashütte Original, donde nos acogieron, cuidaron y hasta mimaron Michael Hammer, Sebastian Prinz (director de la boutique de la marca) y sobre todo Gitte Hammerström, la más que encantadora relaciones públicas de GO, y la ya citada Victoria Marrero. Ambas fueron, como cuando rezábamos de pequeños, nuestro ángel de la guarda, dulce compañía. Qué viaje feliz fue éste. En lo relojero y sobre todo en lo humano.

Manufactura-Glashutte-Original-33-Horasyminutos

Un Glashütte Original en la ventana de la manufactura Glashütte Original desde la que se ve la villa de Glashütte

 

 



Dentro de la manufactura Glashütte Original – 1

Glashütte es la cuna de la relojería sajona y hogar de numerosas casas relojeras con una forma de hacer relojes muy distinta a la suiza. Una de las más importantes es sin duda Glashütte Original, que además es de las pocas casas que tiene su poca fábrica de esferas, en Pforzheim.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-vista-Horas-y-Minutos

La visita que tuve el placer de disfrutar, gracias a la cortesía de la manufactura y de su Agencia de RP MRA, fue de tres intensos días que sirvieron para darme cuenta -aún más- de todo lo que supone la concepción y realización de un reloj del nivel de los que crea Glashütte Original y el mimo con el que se llevan a cabo cada una de las labores necesarias, desde las de pura metalurgia hasta el más pequeño de los detalles de la decoración del calibre. Una de las grandes pegas que se les pone a los relojes son sus precios, y sin embargo es más que sorprendente la enorme cantidad de mano de obra manual que requiere la fabricación relojera. Incluso el manejo de las máquinas rara vez está automatizado, sino que tiene que ser controlado y dirigido por una persona, muy lejos de la fabricación en serie. De hecho yo no conozco ninguna industria que requiera tantísima precisión y que sin embargo emplee tanto trabajo manual. Si la industria del automóvil, con la que siempre se le compara, tuviera este nivel de mano de obra sencillamente no existiría, o lo haría para el famoso 1% que sería el único capaz de permitirse un vehículo.

Glashutte Original Senator Observer esfera plateada en la muñeca

 

Es muy difícil expresar en texto y fotos la delicadeza, la paciencia, la incuestionable profesionalidad y el nivel de detalle requerido en cada trabajo, pero espero que al menos dé una pequeña idea. Como es una visita extensa la he dividido en dos artículos distintos. En éste veremos primero la fabricación de esferas.

LA FÁBRICA DE ESFERAS EN PFORZHEIM

Esta es, por así decir, la parte más industrial del proceso de fabricación de un reloj; la menos romántica si se quiere porque buena parte se desarrolla en el taller metalúrgico. Sin embargo es casi la más importante: lo primero que vemos de un reloj es su esfera, y es la esfera lo que miramos cada vez que dirigimos la muñeca hacia nuestra vista; por tanto de cómo sea la esfera depende en una gran medida la compra o no  del reloj.

La fábrica de esferas de Glashütte Original en Pforzheim era en realidad una fábrica ya existente que fue adquirida por el grupo Swatch en 2006 y desde entonces comenzó a fabricar esferas casi en exclusiva para Glashütte Original. Sin embargo a partir de la adquisición comenzó un enorme trabajo de reestructuración y modernización de las instalaciones, que fueron reinauguradas en marzo de 2013. Son unos 1.300 metros cuadrados que acogen a cerca de 50 empleados.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-Horas-y-Minutos

La fabricación de esferas proviene de los tiempos de la autarquía impuesta por la Unión Soviética. Recordemos que las marcas relojeras de Glashütte fueron unificadas en la VEB Glashütter Uhrenbetrieb, que se dedicó a proveer de relojes a la Alemania Democrática (qué ironía). Eran relojes, salvo muy honrosas excepciones, sencillos, utilitarios, básicos incluso. Ante la imposibilidad de acudir al mercado exterior para comprar materiales todas las empresas estaban organizadas verticalmente, un Juan Palomo que, una vez derruido el telón de acero, se demostró que era mucho peor que defectuoso. El hecho es que la fabricación de esferas en Pforzheim sobrevivió al régimen comunista y, más difícil aún, a la reunificación de las dos Alemanias, una gesta que se tragó, además de centenas de millones de marcos, muchas empresas y puestos de trabajo que era incompatibles con los modos empresariales occidentales. No hubo por tanto mejor noticia, para la empresa y a la postre para Glashütte Original, que la compra por parte del Grupo Swatch.

Lo mejor de todo es que la empresa conservó toda la documentación, planos y muestras de las esferas fabricadas en todos esos años. Ese es el origen de las colecciones Sixties o Seventies de la manufactura o su más reciente éxito, los Sixties Iconic que presentamos en este artículo.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

Con este fondo de armario Glashütte Original tiene material casi infinito para crear relojes de impacto inmediato, aunque tiene que moderar ese tipo de ediciones porque  de otro modo se puede desvirtuar su imagen como manufactura auténtica, capaz de producir relojes que se mueven cómodamente en las varias decenas de miles de euros. Pero no cabe duda que con el gusto actual por lo retro -en la horquilla que va de los años 50 a los 70- el ver todas esas esferas produce salivación inmediata.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-historicas-1-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-historicas-Horas-y-Minutos

PROCESO DE FABRICACIÓN

Nuestro anfitrión fue Michael Baumann, el director general de la fábrica. Es encomiable el mimo con el que Glashütte Original trata a los visitantes de su manufactura; que todo un director se pase el día con cuatro personas, que salga incluso a comprar unos dulces para cuando terminamos la visita -pues eso hizo Herr Baumann- habla en primer lugar del orgullo de pertenencia a la casa y en segundo de su máxima hospitalidad.

Antes de salir hacia la manufactura de Glashütte una esfera pasa por unos 75 procesos, lo que da una idea de lo extraordinariamente larga que resulta su fabricación. Se comienza con unas planchas de latón, cobre o zinc, según el acabado que se busque y después se cortan a la medida adecuada, para pasar por distintos puestos según sea la esfera. Lo ideal sería que todo se pudiera hacer de manera industrializada, pasando las esferas por diversas máquinas para evitar la mano humana y  optimizar tiempos, pero no es así. Para conformar la esfera del Panomatic se pasa por una prensa que crea el primer perfil, otra los primeros primeros dibujos, otra los huecos de las ventanas…

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-materiales-Horas-y-Minutos

Planchas o “blanks” originales

Placas cortadas

Placas cortadas

Matriz para prensa

Matriz para prensa

Esferas troqueladas

Esferas troqueladas

Diversas esferas ya cortadas

Diversas esferas ya cortadas

Para realizar la esfera del Sixties se pasa el dial por la fresadora, que hace el corte de los índices. Por cierto que las esferas más llamativas de los Sixties Iconic, la romboidal y la de escarcha, se troquelan con máquinas de la época (por supuesto una a una). La decoración rayos de sol se consigue mediante una máquina que debe ser manejada por un experto para moverla de manera tal que consiga el efecto de los rayos de manera uniforme en toda la esfera.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-fresado-esfera-Sixties-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esfera-Sixties-fresada-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esferas-Sixties-Iconic-Horas-y-Minutos

Esferas Sixties Iconic

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-esfera-Seventies-decoracion-rayos-de-sol-Horas-y-Minutos

Decoración rayos de sol en una esfera Seventies

Otro proceso interesante es cómo se consigue el plateado de las esferas de modelos como el Senator: se trata de pasar del color latón a ese sutil color argénteo que presenta la colección. Para ello se emplea unos polvos -cuya fórmula es secreta, claro- que simplemente se mezclan con agua y se aplican con un cepillo de cerdas con un movimiento continuo, uniforme… y a mano. Es algo que pude probar personalmente (por cortesía de GO) y, por sencillo que parezca, es realmente agotador. Necesitas mucha fuerza y mucha constancia para conseguirlo, cosas ambas que quedaron bien patente que yo no tengo. Más allá de lo anecdótico, es de nuevo una muestra de la gran cantidad de tiempo que se necesita para crear una sola unidad.

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-plateado-de-esfera-Horas-y-Minutos

Glashutte-Original-Dial-Manufactory-Pforzheim-plateado-de-esfera-1-Horas-y-Minutos

Seguimos tras el salto.



En la muñeca: Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze

Desde luego no son muchos los relojes de bronce en el mercado, pero tampoco podemos considerarlos una rareza. El uso de la aleación da sin duda un aire distinto a las piezas, y eso es lo que busca Zenith con su Pilot Type 20 Extra Special Bronze.

 

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze

De hecho si te paras a pensarlo es sorprendente que no haya más relojes de bronce, porque son siempre muy celebrados y buscados. Hace poco revisé el BR 01 Skull Bronze de Bell & Ross (se puede leer aquí), aunque seguramente el más conocido -aparte del IWC Aquatimer que reseñamos aquí– es el Luminor Submersible 1950 3 Days Bronzo que apareció en 2011 (éste) y que evolucionó a tener un indicador de reserva de marcha (este otro). El bronce da un inmediato toque vintage a la pieza y, aunque no fuera un metal muy utilizado en los principios de la aviación (y menos ahora), le va estupendamente al Pilot Type 20 Extra Special Bronze.

Yo creo que la razón es muy simple: ofrecer algo distinto y novedoso sin traicionar el aire retro de la colección. Sea cual sea el motivo, es un acierto. El bronce da un aire cálido a la vez que potente, conectando el estilo antiguo con la moda “steam punk” reciente para crear un guardatiempos muy atractivo. Como en los demás modelos de la colección Zenith incluye una placa en la carrura con el número de unidad que está muy bien conseguida en su recuerdo de las placas remachadas sobre las superficies de maquinarias construidas en el primer tercio del siglo XX.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze lateral

Por supuesto el Pilot Type 20 Extra Special es una máquina grande, como eran los relojes de piloto, pero tampoco desmesurada: 45 mm de diámetro que se ven agrandados por la gran corona con forma de cebolla. Además la altura es relativamente contenida (14,25 mm) por lo que el efecto final sobre la muñeca no es desproporcionado. Las asas también tienen ese aire de instrumento de trabajo antiguo tan conseguido en esta colección.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze en la muñeca perfil

La esfera de un suave negro mate está muy conseguida. Los numerales tienen esa grafía de primeros del siglo pasado y son muy grandes. Las manecillas de catedral están satinadas para ofrecer un contraste muy acertado con el metal de la caja, y además tienen un tamaño perfecto para que la lectura sea exacta.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze manecillas

Los grandes numerales están hechos de SuperLuminova, no recubiertos de material luminiscente. Eso hace que en la oscuridad se vean desde el domingo anterior, incluidas las manecillas de horas y minutos y el segundero. Es una luminiscencia de una intensidad increíble. La siguiente foto está tomada simplemente poniendo la cámara encima del reloj, momento en que ya empieza a brillar.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze SuperLuminova

El conjunto de bronce y esfera resulta francamente seductor, y si lo que se está buscando un reloj de aviador sencillo, eficiente y fiel a los orígenes este Pilot Type 20 Extra Special Bronze no defrauda.

Cuando el año pasado revisamos el primer Extra Special (aquí está el vídeo) decíamos que el reloj incluía el primer calibre no de manufactura, basado en un Sellita. Afortunadamente para este modelo Zenith vuelve a lo que no debería haber abandonado: los calibres propios. En este caso es un Elite 679 automático que se mueve a 28.800 alternancias cada hora con una reserva de marcha de 50 horas.  El calibre es claramente insuficiente en tamaño, porque tiene un diámetro de sólo 25,60 mm. Sin embargo no es un problema porque el fondo está cerrado -como en los demás modelos- con una placa de titanio grabada con el logo de Zenith Flying Instruments y el avión del piloto Louis Bleriot, fuente de inspiración para la casa. Elegir titanio para el fondo no es una cuestión baladí: el bronce puede provocar alergias dermatológicas, mientras que el titanio es perfectamente seguro en ese aspecto.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze reverso

El bronce, como ya sabemos, es un metal particular porque evoluciona con el tiempo, desarrollando una pátina debido a la corrosión que sufre. La capa de óxido que se crea es en realidad un mecanismo de defensa porque al recubrir el exterior del metal, crea una capa de protección contra la corrosión interna que acabaría deteriorando irremediablemente el conjunto. Dicha pátina es la que hace que cada pieza de bronce sea única porque ninguna evoluciona de igual manera, y por tanto que cada Type 20 Extra Special Bronze sea único.

Zenith Pilot Type 20 Extra Special Bronze en la muñeca

Como ya he dicho la presencia del reloj es cautivadora y en absoluto desmesurada. Es por supuesto un reloj que por tamaño va a tener disputas con cualquier puño de camisa que se ponga en su camino, pero no más que muchos relojes de los que ya hay en el mercado gracias, como también he dicho, a una altura sin descontrolar. Y como el conjunto es tan ármonico se hace realmente fácil de llevar.

El reloj ya está disponible y el precio en tienda es de 6.900 Euros. Para todos los detalles técnicos del reloj, visita su página.

 



Dentro de la Manufactura Montblanc

Cuando pasas mucho tiempo escribiendo sobre relojes corres el peligro de ser repetitivo o mecánico (en el mal sentido de la palabra, y espero que no sea el caso).  También ocurre que  veces las fuertes campañas de imagen de los relojes hacen que estos pierdan el alma, la idea primera que les dio origen. Por eso es tan gratificante visitar una  manufactura: te devuelve al origen de las piezas y eres testigo de cómo nacen. Así ocurrió en mi visita a la Manufactura Montblanc.

 

MONTBLANC LE LOCLE

La “central relojera” de la Manufactura Montblanc está situada entre las montañas del Jura, conocido como la cuna de la relojería. Aunque Montblanc es una marca centenaria en realidad sólo lleva creando relojes desde 1997. Y aunque es una casa alemana la decisión de establecerse en Suiza remarcaba su idea de convertirse en un gran jugador en la primera división relojera, para lo que creó la marca independiente Montblanc Montre S.A. y se ubicó en una preciosa casa de estilo Art Nouveau de Le Locle.

Manufactura Montblanc - entrada

La casa ha ido necesitando ampliaciones porque es allí donde se diseñan, fabrican, ensamblan y prueban la mayoría de los relojes de la casa, y sus ventas no han parado de crecer. Y digo la mayoría porque en 2007 el Grupo Richemont asignó la mítica manufactura Minerva a Montblanc para reforzar su pulmón creativo y técnico, y los relojes que llevan sus calibres se hacen en la sede de Minerva en Villeret. Luego hablamos de ella.

Manufactura Montblanc - hall

Por supuesto las instalaciones de Montblanc siguen los criterios más modernos de construcción industrial para entornos de elevada exigencia técnica, pero también ha retenido una zona “noble” que permite hacerte una idea de cómo era la casa en su momento: elegante y con una porte tranquilo, ideal para el oficio relojero. Además está rodeada de verde, con un conjunto de árboles que cuando estuve allí vestía su mejor traje otoñal.

Manufactura Montblanc - salita

Manufactura Montblanc - sala de reuniones

Y, casi dándote la bienvenida, te encuentras con el cronógrafo original de Nicolas Rieussec que sirvió de inspiración para la creación del MB R1000 en 2008, el primer calibre completamente de manufactura y que animó al Nicolas Rieussec Monopusher Chronograph, un enorme éxito cuya vida -en distintas iteraciones- ha llegado hasta nuestros días.

Manufactura-Montblanc Nicolas Rieussec Chronograph chronograph

Una vez que entras en la zona de creación lo primero que ves es el departamento de diseño, que se encarga de plasmar sobre el papel (y sobre la pantalla) las ideas para los nuevos relojes o las evoluciones de los ya existentes, un proceso que puede durar meses.

Manufactura Montblanc - departamento de diseño

Esos diseños pasan, unos pasos más allá, a los especialistas en desarrollo en 3D que no sólo dan vida tridimensional y realizable al modelo diseñado; también se encargan de introducir todas las mejoras posibles para que la pieza se construya más rápida y económicamente minimizando los tiempos y los errores. Por ejemplo: en la foto de aquí abajo nos explicaron cómo habían creado una pieza de menos de un milímetro de altura que hacía mucho más sencillo encajar la parte superior de la caja sobre la inferior. Un detalle nimio que sin embargo puede evitar tiempos o daños en la caja por no encajarla bien.

Manufactura Montblanc - Laboratior técnico

Con esos diseños se crean prototipos que permiten examinar cada una de las partes y cómo encajan en el conjunto antes de comenzar la fabricación de los utillajes necesarios para después fabricar los relojes.

Manufactura Montblanc - Laboratorio de calidad

Manufactura Montblanc - Laboratorio de Calidad Orbis Terrarum

Manufactura Montblanc - Laboratorio Técnico

Pero una vez que las piezas encajan hay que comprobar que van a seguir encajadas y funcionando durante mucho tiempo, de lo que se encarga el departamento técnico. Allí se prueba cada una de las partes del guardatiempo para simular la vida del producto y comprobar que alcanza el nivel exigido por la marca. Desde meter las esferas en una máquina que las hace envejecer 5 años y comprobar que no se deterioran hasta una máquina que hace vibrar los brazaletes para comprobar su durabilidad.

Manufactura Montblanc máquinas de prueba de brazaletes

Más ejemplos: vimos una pequeña máquina que lo único que hacía era presionar el pulsador del Heritage Orbis Terrarum (que analizamos en vídeo en esta entrada). No sabemos cuantas veces se repite la prueba, pero en cualquier caso la programación que tenía cargada en esta ocasión era de unas 1.500 pulsaciones. Eso equivale a presionar el pulsador una vez cada día durante más de 4 años; no hay viajero que haga eso, es obvio, pero así son los estándares de calidad de la Manufactura Montblanc.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Las correas de caucho estaban sometidas a 24.000 ciclos de torsión con una fuerza de 5 kilos que comprueba su durabilidad.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Sus hermanas de piel se prueban para comprobar que el desgaste de la parte interior no suponga manchas en la piel (o su peor variante, alergias) o que la exterior no se desgaste demasiado rápido.
En la misma habitación donde se hacen estas pruebas se comprueba también la resistencia al impacto de los relojes acabados, es decir, incluido el movimiento. Para ello se les somete a casi 18.000 caídas con sus correspondientes impactos, con aceleraciones de hasta 1.000 g:

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Hay otra en que el reloj cae a una velocidad de 5.000 g. Produce auténtico dolor ver tratar así a un reloj.

La Manufactura Montblanc ha solucionado la falta de espacio creciendo de manera inversa: en vez de construir más plantas (que hubieran desfigurado la casa original) lo que ha hecho es extenderse hacia abajo, creando un Centro de Producción ultramoderno y precioso: las paredes de cristal permiten el paso de una abundante luz natural sólo interrumpida por las siluetas de los también abundantes árboles.

Manufactura Montblanc - Centro de Producción

Manufactura Montblanc - Vista desde el Centro de Producción

Hay algo que es muy llamativo en una manufactura de relojes: el silencio. Llama la atención poderosamente cómo aunque haya muchas personas trabajando no se oye nada. Y no es que la gente no hable entre ellos, que por supuesto también lo hacen cuando lo necesitan, sino que todo se hace con el menor número de decibelios necesarios. Es fácil de entender porque el ensamblado de un reloj, con sus decenas de pequeñas piezas -algunas de menos de un milímetro- necesita de una concentración intensa, por lo que el ambiente debe ser lo más sosegado posible.

Manufactura Montblanc Centro de Producción 1

En el Centro de Producción el trabajo está distribuido por labores. Es decir, en una mesa se trabaja en esferas, en otras en el montaje del calibre, etc. Para cada modelo hay un utillaje específico, lo que significa que cada nuevo reloj creado lleva aparejado la fabricación de una enorme cantidad de herramientas únicas. Cada vez que cambia el modelo se cambia de utensilios.

Manufactura Montblanc utillaje de montaje

Es también llamativo cómo los equipos de construcción están mayoritariamente formados por mujeres ya que es conocida su mayor capacidad de concentración.

En las mesas que vimos se estaba trabajando sobre el Heritage Chronométrie Quantième Complet Vasco da Gama.

Manufactura Montblanc - control de esfera

Manufactura Montblanc - cajas acabadas

 

TEST DE CALIDAD DE 500 HORAS

Todos los relojes de la colección Heritage y aquellos desarrollados por Minerva (en su totalidad o sólo las complicaciones) son sometidos al Test de Calidad de 500 horas de la Manufactura Montblanc, una batería de pruebas que garantiza la calidad de el producto completo porque examina todos los aspectos del mismo y simulan los primeros años de funcionamiento:

1- Funcionamiento de la cuerda y del montaje – 4 horas

Los relojes se colocan en cajas y se sujetan sobre los brazos giratorios de un máquina que los hace girar y los somete a vibraciones mucho mayores que las que sufren en la vida real. Al sacarlos se comprueba el estado del ensamblado del reloj.

2- Comprobación continuada de exactitud – 80 horas

Se comprueba de manera continua y en todas las posiciones el ritmo del reloj mediante unos micrófonos que recogen las variaciones de los distintos parámetros del movimiento. Los datos se exportan y se comprueba que se ajustan a los márgenes establecidos.

3- Control de funciones – 336 horas

Este test simula de manera lo más realista posible la vida diaria del reloj: simula las fases en las que el reloj se mueve y cuando está en reposo (porque el usuario se lo ha quitado). Durante la prueba se activan y desactivan las funciones que tiene el reloj (por ejemplo, el pulsador del segundo huso horario) y se comprueba la reserva de marcha.

4- Prueba de funcionamiento general – 80 horas 

Se comprueba el funcionamiento general -la marcha y las funciones- en un horno en el que se somete al reloj a cambios de temperatura entre +6 y +45º C. Empieza en +6 porque es la temperatura mínima que va a aportar la piel.

5- Prueba de estanqueidad – 2 horas

Se coloca el reloj sobre una superficie calentada a 45ºC que a continuación se enfría súbitamente. Si el reloj no es completamente hermético se acumulará rocío en la parte interior del cristal de zafiro. Si pasa esa prueba se sumerge en una caja de presión en la que se va aumentando poco a poco dicha presión hasta alcanzar los 3 bar, que equivalen a 30 metros de inmersión.

Montblanc - Certificado Test 500 horas

Una vez terminado el Test se emite un certificado específico para ese reloj y en ese momento está listo para salir de Montblanc con destino a su propietario, quien puede estar bien seguro y hasta orgulloso de la calidad del producto que adquiere. Y nosotros también salimos de sede de Le Locle para dirigirnos a Villeret y visitar Minerva. Pero eso será tras el salto.



Elite Chronograph Classic

Zenith Elite Chronograph Classic AceroCaja:

  • Acero u oro rosa
  • Diámetro 42 mm; Altura 11,80 mm
  • Cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflectante en ambas caras
  • Fondo de cristal de zafiro transparente
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Plateada
  • Índices grabados y rodiados o chapados en oro rosa
  • Manecillas rodiadas o chapadas en oro y facetadas
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Manecilla del cronógrafo central y contador de 30 minutos a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre de manufactura El Primero 4069 automático
  • Diámetro: 30 mm. Altura: 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 254 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con decoración Côtes de Geneve

Pulsera:

  • Correa de piel de aligator negra con recubrimiento de caucho
  • Hebilla plegable triple de acero

Zenith Elite Chronograph Classic Oro rosa

 

 

 

 



Sixties Iconic

Glashütte Original Sixties Iconic Aqua

Glashütte Original Sixties Iconic Aqua

Caja:

  • Acero inoxidable pulido
  • Diámetro: 39  mm. Altura: 9,4 mm
  • Cristal de zafiro curvado
  • Fondo atornillado con cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esfera  convexa lacada con efecto degradado y acabado rayos de sol, en diversos colores
  • Índices fresados con puntos de material luminiscente
  • Manecillas de oro blanco con inserciones de Super-Luminova

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura 39-52
  • Diámetro 26,2 mm, altura 4,3 mm
  • Parada de segundero
  • 25 rubíes
  • 28.800 alternancias/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 40 horas
  • Masa oscilante de oro

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor con hebilla de acero
Glashütte Original Sixties Iconic Red

Glashütte Original Sixties Iconic Red

Glashütte Original Sixties Iconic Grey

Glashütte Original Sixties Iconic Grey

Glashütte Original Sixties Iconic Golden

Glashütte Original Sixties Iconic Golden

Glashütte Original Sixties Iconic Brown

Glashütte Original Sixties Iconic Brown

 



1815 Chronograph Boutique Edition

A Lange Sohne 1815 chronographCaja:

  • Oro blanco
  • Diámetro 39,5 mm; altura 11 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Plata maciza
  • Horas y minutos en oro rodinizado; segundos, segundos contínuos del cronómetro y contador de minutos en acero azulado
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contador de 30 minutos a las 3h
  •  Trotadora central del cronógrafo
  • Escala taquimétrica

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo flyback. Pulsómetro

Movimiento:

  • Calibre de manufactura Lange L951.5, cuerda manual, producido con los más altos estándares de calidad de Lange, decorado y ensamblado a mano; ajuste de precisión de cinco posiciones; platinas y puentes elaborados en plata alemana; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 30,6 mm; 6,1 mm de grosor
  • 34 rubíes
  • 306 componentes decorados manualmente
  • 18.000 alternancias/hora (2,5 hercios)
  • Rueda del volante resistente a impactos con contrapesos excéntricos
  • Espiral de producción propia
  • Sistema de precisión para el ajuste de frecuencia con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • Reserva de marcha de 60 horas

Pulsera:

  • Piel de de lagarto cosida a mano, azul oscuro
  • Hebilla de oro blanco

 

 

A Lange Sohne 1815 chronograph reverso A Lange Sohne 1815 chronograph calibre L951_5

 

 

 

 



Nuevos Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase oro rosa frontal

Frederique Constant sigue a lo suyo, que no es sino ofrecer buenos relojes clásicos, bien construidos, cada vez más frecuentemente con movimientos de manufactura y encima a precios imbatibles. Prueba de ello son los nuevos Classic Manufacture Moonphase.

En realidad Frederique Constant ya tenía una colección de relojes de vestir con la complicación de fase lunar, la línea Slimline Moonphase, que también tiene un calibre de manufactura -el FC 703- y cuya versión femenina presentamos el pasado abril (aquí está el artículo). Pero esos relojes tenían un diámetro de 38,8 mm que según qué mercados puede resultar demasiado pequeño.

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase acero perfil

Con los nuevos Classic Manufacture Moonphase la manufactura de Plan-les-Ouates ofrece una imagen más acorde con la idea que se tiene de los relojes de vestir: caja circular, manecillas delfín facetadas e índices aplicados. La caja pasa a medir 40,5 mm (medida perfecta) y está realizada en acero o en acero chapado en oro rosa. Pero la caja nos depara otra sorpresa: el reverso del reloj presenta una tapa que oculta un cristal de zafiro que permite ver el movimiento.

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase oro rosa trasera

El poner una doble tapa trasera viene de los tiempos en que los relojes de bolsillo se daban cuerda con una llave que había que acoplar al movimiento en un hueco hecho ex profeso, para lo que había que levantar la tapa. Pero alguien poco cuidadoso podía dañar el calibre, así que se añadió una tapa intermedia para evitar accidentes. Con el tiempo y la ausencia de llave la tapa trasera desapareció y el cristal de zafiro acabó sustituyendo al metal, con lo cual salimos ganando todos. Añadir ahora una tapa le da un aire retro muy elegante.

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase acero trasera

La verdad es que lo de Frederique Constant tiene mucho mérito: empezó su vida en 2004 y 11 años después presenta el calibre de manufactura FC-715 que hace nada menos que el número 19 de su colección.

Frederique Constant calibre FC-715

El calibre está profusamente decorado en la platina y los puentes, además de tener un rotor esqueletado dorado que habla muy bien del deseo de la casa de presentar productos de alto nivel pero manteniendo precios razonables. La única pega que le pongo es la reserva de marcha, de tan sólo 42 horas; demasiado poco para lo que hay ya el mercado.

Por lo demás los relojes (cuya Ficha Técnica es esta) están ya disponibles y, como siempre, a precios imbatibles: 3.495 euros la versión en acero y 3.900 las de acero chapado en oro rosa. No hay quien dé más.

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase oro rosa perfil



Classic Manufacture Moonphase

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase aceroCaja:

  • Acero o acero chapado oro rosa pulido
  • Diámetro: 40,5 mm. Altura 12,4 mm
  • Cristal de zafiro convexo
  • Fondo de cristal con tapa
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Plateada con decoración rayos de sol
  • Índices de níquel o chapados en oro rosa aplicados a mano
  • Fases lunares y fecha a las 6 h

Funciones:

  • Horas y minutos. Fecha. Fases lunares

Movimiento:

  • Calibre de manufactura FC-715 automático
  • Ajuste de la fecha  y fases lunares con la corona
  • Decoración perlada y Côtes de Genève
  • 26 rubíes
  • 28.800 alt/h (4 hercios)
  • 42 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor negra o marrón

Precios: acero 3.495 €. Acero chapado en oro rosa: 3.900 €

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase oro rosa Frederique Constant calibre FC-715 Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase acero trasera

Frederique Constant Classic Manufacture Moonphase oro rosa trasera

 



Nuevo Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases

Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases oro rosa perfil

Girard-Perregaux sigue su paso silente, entregando piezas perfectamente concebidas y ejecutadas. Donde los demás necesitan de profusas alharacas para anunciar sus piezas, la manufactura de La Chaux-de-Fonds simplemente las muestra, cometiendo un exceso sólo en la longitud del nombre de la pieza. Este 1966 Large Date and Moon Phase que nos ocupa es ejemplo de ello.

 

Aunque la colección 1966 homenajea a esa década en la que las novedades lanzadas por  Girard-Perregaux le granjearon el premio del Neuchâtel Observatory Centenary Prize, en realidad la caja es absolutamente clásica y, por tanto, atemporal. En este caso tiene un diámetro de 41 mm y 11,22 milímetros de altura, por lo que no tiene problemas para acompañar un traje. Además la ligera curvatura de las asas hace que se adapte bien a la muñeca.

Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases oro rosa frontal 2

En la esfera podemos ver por primera vez juntas una gran fecha y la indicación de fase lunar, que acoge además el pequeño segundero. La presencia es, como siempre en Girard-Perregaux, elegante y delicada. Todo está movido por el calibre de manufactura GP03300-0110 automático que ya conocíamos del Vintage 1945. Y por tanto integra el desarrollo de la gran fecha, que es técnicamente lo más atractivo.

Girard-Perregaux Vintage 1945 Gran Fecha y Fases Lunares calibre

A la vista parece que la gran fecha está realizada con un solo disco, pero en realidad son dos, uno de los cuales es transparente y de tan solo 0,10 mm de altura. Como además el cambio de fecha se realiza en menos de 1/100ª de segundo, el resultado visual es de un conjunto unitario. Ello permite que la ventana de fecha sea una, sin separación central. Como además la fuente usada para los numerales es preciosa, muy elegante, el resultado estético final es uno de los mejores del mercado.

Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases oro rosa frontal 1

 

La fase lunar, como decía, es muy bonita. Un azul intenso con un firmamento en oro clásico pero muy bien conformado. Además la subesfera está en bajorrelieve, lo que añade profundidad a la faz del guardatiempos. Por lo demás GP ha mantenido los índices principales aplicados y los secundarios pintados como ya hemos visto en otras ejecuciones,  pero ha añadido material luminiscente sobre las manecillas, que siempre es de agradecer.

Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases oro blanco - perfil

 

Como siempre en la colección 1966 la caja es de oro, rosa y blanco, lo que también se refleja en el precio final: 22.390 € para el matiz rosado y 23.900 euros para el albo, cantidades que si pudiera pagaría porque me gustan mucho los dos modelos. Los relojes llegarán a las tiendas en otoño; mientras tanto, esta es Ficha Técnica.

Girard-Perregaux 1966 Large Date and Moon Phases oro rosa frontal



En la muñeca: Cartier Rêves de Panthères

George Barbier La Femme a la Panthere Cartier 1914

Desde que en 1914 Cartier encargara esta invitación para una exhibición de joyería a George Barbier la presencia de la pantera se convirtió en el icono de la marca, que la produjo en infinitas versiones de joyería y por supuesto de relojes, como este Cartier Rêves de Panthères que vamos a repasar.

 

Cartier Rêves de Panthères

La verdad es que el reloj es una imponente muestra del músculo creativo de Cartier. La caja de 42 milímetros de diámetro es de oro blanco y presenta nada menos que 315 diamantes de talla baguete alojados en sus casi 12 mm de altura. Es decir, que no es un reloj precisamente pequeño.

La esfera también es de oro blanco con la mitad inferior poblada por otros 279 diamantes. Imaginaos el trabajo que lleva el reloj para poner un total de 594 diamantes. Muchas veces el precio del reloj no es el material, sino la mano de obra. Sobre los diamantes descansan tres leopardos de oro blanco con manchas de laca negra que parecen observar y comentar la complicación del reloj.

Cartier Rêves de carrura

Consiste en que la hora la marca el sol o la luna que va pasando delante de los felinos sobre una esfera esmaltada en una gradación de azules muy bien ejecutada. Por su parte la gran manecilla actúa de minutero. Lo más llamativo es que para el reloj Cartier ha desarrollado un calibre automático, algo no muy habitual en relojes joya. El movimiento, a pesar de tener que mover una semiesfera tan grande, se las apaña para tener 48 horas de reserva de marcha. No es que sea milagroso, pero desde luego es más de lo que uno esperaría.

Cartier Rêves de Panthères - Calibre 9916 MC

Como se puede uno imaginar el reloj puesto impresiona por el brillo de sus diamantes, pero sobre todo por el contraste entre la exuberancia de las piedras con la sobriedad de la complicación día y noche porque está hecha con mucha delicadeza. No sé exactamente el precio, pero tiene que estar en el entorno de los 200.000 euros. La verdad es que nos encantaría poder regalarlo, ¿a que sí?

Cartier Rêves de Panthères en la muñeca

 

Todos los detalles sobre el reloj están en su Ficha Técnica.

Cartier Rêves de Panthères frontal

Cartier-reves-de-pantheres

 



En la muñeca: Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo

Vacheron Constatin Harmony Chronograph en la muñeca 1Este año Vacheron Constantin cumple 260 años y lo ha celebrado lanzando una línea nueva llamada Harmony, con 4 cronógrafos y dos relojes con segundo huso horario. Este que vemos aquí es el Harmony Cronógrafo monopulsante, la configuración más sencilla y seguramente la más bonita.

Vacheron Constatin Pulsómetro 1928

Está inspirado en un reloj de doctor para tomar las pulsaciones que pude fotografiar en Ginebra. La actualización del modelo es sencillamente brillante, arrebatadoramente seductora en su sencillez y ejecución.

La caja no es pequeña, tiene un diámetro de 42 por 52 milímetros y casi 13 de altura, pero su construcción está tan conseguida y estilizada que el reloj en absoluto parece grande. Además el oro rosa pulido la dota de una particular elegancia.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph esfera

La esfera es todo un manual de cómo crear proporciones perfectas de manera que todos los datos sean legibles. Los colores están muy bien elegidos porque, siendo llamativos, nunca son chillones. Más bien al contrario: es una esfera ejemplo de presencia y buen gusto. Llama la atención que el contador de minutos del cronógrafo es de 45 minutos, no los 30 habituales.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph detalle esfera

Pero llama aún más la atención el indicador de reserva de marcha que es de 65 horas, casi tres días. Es curioso que un reloj que ofrece muchos números la indicación de reserva es expresamente indefinida, simplemente con una indicación de máxima, media y agotada. Pero el resultado es una de las reservas más elegantes que yo recuerdo. Y por supuesto incluye una escala pulsométrica para medir el pulso en una escala de 30 pulsaciones.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph perfil

La reserva viene a cuento porque el Harmony Cronógrafo es de carga manual. Es un desarrollo completamente nuevo que ha llevado 7 años desarrollar. Tiene la particularidad de que el embrague lateral evita el pequeño salto que suele dar el segundero al activarse el cronógrafo y además sólo se pone en marcha cuando se ha aplicado la fuerza necesaria para evitar lo que ocurre en los cronógrafos tradicionales en los que a veces se activa el mecanismo pero no se pone en marcha, llegando incluso a estropearse.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph calibre

El puente del volante tiene un grabado en volutas creado especialmente para el 260 aniversario, inspirado en el reloj de bolsillo más antiguo de la casa y firmado por el propio Jean-Marc Vacheron en 1755.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph en la muñeca

Y es que como decía este cronógrafo se creó para el aniversario de la manufactura, así que sólo se han fabricado 260 unidades, con un precio cada una de ellas que ronda los 65.000 euros. Pero Harmony es una línea que se ha creado para permanecer, así que casi con toda seguridad el año que viene veremos una colección no numerada, y seguro que con precios más asequibles.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph Modelo Pequeño frontal

Vacheron también ha creado un modelo pequeño aunque no mucho, porque tiene un diámetro de 37 x casi 47 mm. Si no fuera por los diamantes en el bisel podría ser perfectamente un reloj de hombre. En este caso estamos hablando de un cronógrafo tradicional con dos pulsadores y un calibre ya conocido pero que se ha mejorado para obtener el certificado de calidad del Punzón de Ginebra, como todos los relojes de Vacheron Constantin. El calibre tiene la misma decoración especial de aniversario y también es una serie limitada a 260 ejemplares.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph Modelo Pequeño en la muñeca

 

Como siempre tenemos las Fichas Técnicas Completas:

Harmony Cronógrafo

Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño



Harmony Segunda Zona Horaria Modelo Pequeño

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria Modelo PequeñoCaja:

  • Oro blanco de 18 quilates
  • Bisel con diamantes engastados (88 diamantes talla redonda con un peso aproximado de 1,2 quilates en total)
  • Diámetro 37 mm x 46,6 mm, 11,18 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul
  • Segundero central
  • Segundo huso horario a las 4:30h
  • Indicación día y noche a las 7:30h con Sol y Luna en oro

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Segundo huso horario. Indicación de día/noche

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura 2460DT
  • Diámetro: 28 mm; 5,4 mm de grosor
  • 27 rubíes
  • 233 componentes
  • 28.800 alternancias/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 40 horas
  • Rotor grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis azul claro, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de oro blanco de 18 quilates
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 500 relojes
Inscripción « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 7805S/000R-B052

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria Modelo Pequeño reverso

 

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria calibre 2450 frontal Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria calibre 2450 reverso

 

 

 

 

 

 

 



Harmony Segunda Zona Horaria

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria oro rosaCaja:

  • Oro rosa 5N de 18 quilates u oro blanco de 18 quilates
  • Diámetro 40 mm x 49,3 mm, 11,43 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul
  • Segundero central
  • Segundo huso horario a las 4:30h
  • Indicación día y noche a las 7:30h con Sol y Luna en oro

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Segundo huso horario. Indicación de día/noche

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura 2460DT
  • Diámetro: 28 mm; 5,4 mm de grosor
  • 27 rubíes
  • 233 componentes
  • 28.800 alternancias/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 40 horas
  • Rotor grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis marrón, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de oro rosa 5N de 18 quilates u oro blanco de 18 quilates
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 635 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie
Inscripción « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 7810S/000R-B051 y 7810S/000G-B050

 

 

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria oro rosa perfil

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria oro rosa reverso

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria perfil

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria  reverso

Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria calibre 2450 frontal Vacheron Constantin Harmony Segunda Zona Horaria calibre 2450 reverso

 

 

 

 

 

 

 



Harmony Cronógrafo Tourbillon

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo TourbillonCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 42 mm x 52 mm, 12,81 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul y minutería roja
  • Tourbillon de un minuto con pequeño segundero a las 12h
  • Trotadora central del cronógrafo azul
  • Contador de 45 minutos a las 3h
  • Indicación de reserva de marcha a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo monopulsador rattrapante. Indicación de reserva de marcha. Tourbillon

Movimiento:

  • Calibre manual de manufactura 3200
  • Diámetro: 32,8 mm; 6,7 mm de grosor
  • 39 rubíes
  • 292 componentes
  • 18.000 alternancias/hora (2,5 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Puente grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis azul, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de platino 950
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 26 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie
Inscripciones « N° X/26 » y « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 5100S/000P-B056

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon perfil

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon reverso 1

 

 

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño calibre 1142 reverso Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon calibre 3200 reverso

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Harmony Cronógrafo Ultra Plano Grande Complication

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Ultra-plano Grande ComplicationCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 42 mm x 52 mm, 8,4 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul y escala taquimétrica roja
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Trotadoras centrales del cronógrafo azul
  • Contador de 60 minutos a las 3h
  • Indicación de reserva de marcha a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo monopulsador rattrapante. Indicación de reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura 3500
  • Diámetro: 33,4 mm; 5,2 mm de grosor
  • 47 rubíes
  • 457 componentes
  • 21.600 alternancias/hora (3 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 51 horas
  • Rotor de oro grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis azul, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de platino 950
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 10 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie
Inscripciones « N° X/10 » y « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 5400S/000P-B057

 

 

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Ultra-plano Grande Complication perfil

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Ultra-plano Grande Complication reverso 1 Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Ultra-plano Grande ComplicationCalibre 3500 frontal Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Ultra-plano Grande ComplicationCalibre 3500 reverso

 

 

 

 

 

 

 



Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Modelo PequeñoCaja:

  • Oro rosa 5N de 18 quilates
  • Bisel con diamantes engastados (84 diamantes talla redonda con un peso aproximado de 1,2 quilates en total)
  • Diámetro 37 mm x 46,6 mm, 11,74 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Trotadora central del cronógrafo azul
  • Contador de 30 minutos a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre manual de manufactura 1142
  • Diámetro: 27,5 mm; 5,57 mm de grosor
  • 21 rubíes
  • 164 componentes
  • 21.600 alternancias/hora (3 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Puente de volante grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis marrón claro, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de oro rosa 5N de 18 quilates
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 260 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie Inscripciones « N° X/260 » y « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 5005S/000R-B053

Vacheron Constantin Harmony Modelo Pequeño pefil

 

 

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo odelo Pequeño reverso Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño calibre 1142 frontal Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño calibre 1142 reverso

 

 

 

 

 

 

 



Harmony Cronógrafo

Vacheron Constantin Harmony CronógrafoCaja:

  • Oro rosa 5N de 18 quilates
  • Diámetro 42 mm x 52 mm, 12,81 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul y escala pulsométrica roja
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Trotadora central del cronógrafo azul
  • Contador de 45 minutos a las 3h
  • Indicación de reserva de marcha a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo. Indicación de reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre manual de manufactura 3300
  • Diámetro: 32,8 mm; 6,7 mm de grosor
  • 35 rubíes
  • 252 componentes
  • 21.600 alternancias/hora (3 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Puente de volante grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis marrón, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de oro rosa 5N de 18 quilates
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 260 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie
Inscripciones « N° X/260 » y « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 5300S/000R-B055

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo perfil

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo reverso

 

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Calibre 3300 frontal Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Calibre 3300 reverso

 

 

 

 

 

 



En la muñeca: Vacheron Constantin Historiques Cornes de Vache 1955 Platino

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-6-HorasyMinutos

Vacheron Constantin tuvo un 2015 espectacular, pero como es habitual en la manufactura lo fue guardando su elegante silencio para que fueran los amantes de la relojería los que hablaran por ella de lo mucho que ofreció. El Historiques Cornes de Vache 1955 fue un exitazo porque combina perfección relojera con estética maravillosa, que ahora vemos con fotos en vivo y con precios.

 

Vacheron-Constantin-Referencia 6087

Referencia 6087

El Historiques Cornes de Vache 1955 tiene su origen en la referencia 6087, que apareció en 1956 y cuya vida se extendió sólo diez años; y en esos diez años sólo vieron la luz 36 piezas: 26 en oro amarillo, 8 en oro rosa y 2 en platino. Ya sólo ese dato significa que es una pieza más que deseada por los coleccionistas. Pero es que además el reloj añadía unas asas con una forma peculiar que oficialmente se llamaban “de lágrima” pero que no tardaron en llamarse “de cuerno de vaca”, nombre que a la postre fue el que permaneció. Y es que una vez que lo lees no puedes dejar de verlo, ¿verdad?

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-11-HorasyMinutos

Pero sin tener en cuenta el detalle zoológico el reloj era una belleza en sí mismo, con una esfera perfectamente equilibrada y perfectamente virgen, porque Vacheron no quiso mancillarla con una ventana de fecha.  Pero además el calibre que lo movía, el 492, venía en una jaula antimagnética y a su vez esta se alojaba en una caja hermética. Fue, en efecto, el primer cronógrafo hermético y antimagnético de Vacheron Constantin.

 

 

Devolver una joya así a la vida 49 años después de su defunción y mantener la misma perfección estética no es complicado para VC porque si hay una casa que sabe de crear -y recrear- exquisiteces esa es Vacheron. Y el resultado habla por sí solo.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-2-HorasyMinutos

La caja del Cornes de Vache 1955 ha pasado de 35 a 38,5 mm, convirtiéndolo en uno de los cronógrafos más comedidos del mercado en cuanto a sus medidas para regocijo de los zelotes del purismo relojero. Está construida en platino y pulida a espejo en su integridad. Por supuesto mantiene la misma cornamenta en las asas, aunque yo diría que parece más estilizada seguramente por aumento de tamaño de la caja.  Se mantienen sin embargo los pulsadores “de pistón” del cronógrafo, tan de su época.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-10-HorasyMinutos

 

La esfera tiene una lectura precisa, sobria y elegante en el que el azul de las medidas de tiempos cortos y el taquímetro  aparecen en azul, volando sobre una esfera de opalina plateada.  El efecto sobre la muñeca es para enamorar a cualquiera.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-1-HorasyMinutos

Dentro late el calibre manual 1142 que se mueve a 21.600 alternancias. Yo hubiera preferido 4 hercios, por aquello de un barrido más uniforme del segundero, pero así es más fiel al original. Sus 164 piezas están decoradas a mano. Porque, no olvidemos, todos los relojes de Vacheron Constantin ostentan el nuevo Sello del Punzón de Ginebra, que examina el reloj en su totalidad (estética y funcionamiento).  Y como siempre en Vacheron el tornillo de la rueda de pilares del cronógrafo tiene forma de Cruz de Malta. Son estos los detalles que te hacen amar a un reloj y a quien lo fabrica.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-3-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-4-HorasyMinutos

Como el Historiques Cornes de Vache 1955 levanta tan solo 10,9 mm de altura la posesión que toma de tu muñeca es perfecta. Es un reloj que pasados 60 años sigue cautivando. como el primer día. El placer estético se extiende a la correa azul de piel de aligátor, que se cierra sobre sí misma gracias a una hebilla plegable terminada en una media Cruz de Malta también en titanio.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-9-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-5-HorasyMinutos

El reloj se encuadra dentro de la colección Historiques, que recoge modelos del tipo que indica el nombre de la colección y que es por antonomasia de ediciones limitadas, lo que hace de este modelo un objeto de deseo (otra vez). Su precio ronda los 75.100 euros. La versión en oro rosa, que se ha lanzado este año, cuesta 58.100 euros Más información en VacheronConstantin.es.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-Vache-1955-7-HorasyMinutos



Historiques Cornes de vache 1955

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955Caja:

  • Platino 950
  • Diámetro 38,5 mm; altura 10,9 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada en el centro y con acabado pulido espejo (minutería y escala taquimétrica)
  • Horas e índices aplicadas en oro blanco de 18 quilates
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Trotadora central del cronógrafo
  • Contador de 30 minutos a las 3h
  • Escala taquimétrica

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre manual de manufactura 1142
  • Diámetro: 27,5 mm; 5,6 mm de grosor
  • 21 rubíes
  • 164 componentes decorados manualmente
  • 21.600 alternancias/hora (3 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 48 horas

Pulsera:

  • Piel de Alligator mississippiensis azul oscura, forrada de piel de aligátor, cosida a mano con acabado artesanal y grandes escamas cuadradas
  • Hebilla de platino 950 con forma de media Cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Ref: 5000H/000P-B058

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 perfil

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 reverso

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 calibre 1142 frontal

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 calibre 1142 reverso

 

 



En la muñeca: Tudor Pelagos con calibre de manufactura

Tudor Pelagos Azul negro

Baselworld 2012 fue un año muy importante para Tudor porque presentó los modelos Heritage Black Bay y Tudor Pelagos. De repente todos estábamos hablando de lo bien que estaban los relojes de Tudor, de cómo tenía una gama que, junto con el Heritage Chrono, podía hablar por sí misma con total aplomo.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca

En cuanto a los dos relojes marinos, el Black Bay se llevó de calle a todo el mundo, especialmente en combinación con la correa avejentada, mientras que el Tudor Pelagos quedaba más como instrumento de inmersión puro y duro, con su hermeticidad hasta 500 metros y su vestido negro riguroso.

Tudor Pelagos negro

Pero eso ha cambiado, y mucho. La llegada del Pelagos en azul brillante ha vuelto otra vez los ojos hacia el modelo con un “¡oooh!” general. Y no es para menos, porque el reloj es de los que atrapa la vista y no te permite separarla. No es precisamente el más elegante de los azules. No es un azul marino con decoración rayos de sol que descubre sus matices con la luz ,por citar una frase que seguramente yo he usado más de una vez. No. Es un azul intenso, uniforme, casi descarado. Y sin embargo la combinación con el blanco -no hay más colores, más sencillo imposible- queda perfecta.

Tudor Pelagos Azul

Pero el reloj no es sólo colorines, claro. Todo el reloj exuda calidad en su construcción. Por no alejarnos de la esfera, la forma en que el bisel interior crea huecos para acoger los índices y la fecha está muy lograda. Es decir, es absolutamente simple, no hay grandes refinamientos, pero lo que hay está perfectamente ejecutado, de forma que el reloj obedece al espíritu Tudor de “reloj herramienta” pero en ningún momento resulta tosco. Es más, tiene un aire distinto y distinguible que no está sino resaltado por su tradicional manecilla horaria y el segundero “copo de nieve”.

Tudor Pelagos Azul perfil

Si la legibilidad es perfecta de día, lo es también en la oscuridad. Como ya he dicho este es un reloj que se puede sumergir hasta 500 metros. Seguro que la mayoría de sus propietarios no van a llegar tan abajo, pero cuando hablamos de mar, pocas bromas. Es fundamental que el reloj se lea bien y se lea a la primera, y este diver cumple a la perfección. La foto de aquí abajo no es muy buena porque la tomé corriendo debajo de una mesa en Baselworld, pero sirve para hacerse una idea de las prestaciones del SuperLuminova azul; que además es precioso.

Tudor Pelagos Azul SuperLuminova

La parte visible del bisel es de cerámica (azul o negra, claro) con un tono mate que contrasta muy bien con la viveza de la esfera en los dos modelos. El resto del bisel, como el resto del reloj, es de titanio satinado. Es un detalle que se agradece porque, no siendo un reloj enorme -con sus 41 mm es más bien discreto en comparación con lo que nos solemos encontrar en el mar- es verdad que si fuera de acero sería mucho más pesado.

El reloj en realidad es casi una pluma, un truco muy hábil por parte de Tudor porque una vez que te lo pones sencillamente no te lo quieres quitar en ningún momento. De repente te parece que va bien hasta con smoking, tal es su comodidad de uso. Según consta en la Ficha Técnica el brazalete también es de titanio, y queda perfectamente bien en la muñeca.

Tudor Pelagos - brazalete

Pero además el Tudor Pelagos ahora lleva un calibre de manufactura, que ya presentamos con el North Flag. Y no cualquier calibre, porque el MT5612 tiene un espiral de silicio (por tanto antimagnético). Tiene certificado COSC pero porque lo supera, ya que está en +/- 3 segundos al día, mucho mejor que el -4/+6 exigido. Y además tiene 70 horas de reserva de marcha que te garantizan que si te lo quitas el viernes el lunes sigue funcionando. Además Tudor lo somete a un proceso que imita un uso de 15 años, lo que garantiza su buen funcionamiento. Por supuesto el fondo es ciego, así que aquí pongo la foto promocional del movimiento.

Tudor calibre MT5612

Curiosamente la incorporación de este calibre lleva al único defecto que le veo al reloj: ya expliqué que el calibre no lo ha desarrollado Rolex (aunque lo haya supervisado) porque la idea es cortar por fin el cordón umbilical. Pues bien, cuando el Pelagos llevaba dentro un ETA en la esfera simplemente decía “Rotor Self-Winding” y debajo “500 m – 1640 ft”. Ahora se le han añadido 3 líneas más de texto. Es decir, lo mismo que hace Rolex, que te planta el libro de instrucciones en la esfera. Para mi gusto quedaba mejor como estaba antes. ¿Dejaría de aceptarlo si me regalaran uno de los nuevos modelos por ese exceso de texto? Evidentemente no.

Tudor Pelagos azul con brazalete

Por más que el brazalete de titanio esté muy bien, yo creo que quien gana la partida es la correa de caucho, también azul, que queda espectacular. Y además también tiene el sistema extensor creado por Tudor, que es muy bueno para las inmersiones. Aunque me da a mí que la mayoría de los compradores no van a ir con él más allá del fondo de la piscina o algunos pocos metros más, pero por si acaso. Sea como fuere, uno no se cansa de ver y llevar este caucho brillante.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca perfil

Y por último, los precios: si el Pelagos equipado con ETA costaba 3.500 € el actual cuesta 3.810 euros. Trescientos euros más por un calibre de manufactura no me parece en absoluto descabellado.

No descubro nada si digo que este Pelagos va a pegar fuerte en el mercado, y con razón. Está claro que ahora mismo es uno de los mejores relojes de buceo que se pueden comprar.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca 1



Pelagos

Tudor Pelagos azul brazaleteCaja:

  • Titanio satinado
  • Diámetro 41 mm
  • Bisel giratorio unidireccional de titanio con escala graduada de 60 minutos, disco de cerámica azul mate o negro y graduaciones con material blanco luminiscente
  • Cristal de zafiro abombado antirreflectante y resistente a las rayaduras
  • Corona roscada y provista de un sistema de triple hermeticidad
  • Hermético hasta 500 metros

Esfera:

  • Azul o negra
  • Índices blancos con material blanco luminiscente, realce azul o negro con minutería en blanco
  • Agujas de horas, minutos y segundos en blanco, con material blanco luminiscente
  • Segundero central
  • Fecha a las 3

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura MT5621
  • Diámetro: 31,8 mm, altura 6,50 mm
  • 26 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • rotor bidireccional
  • Certificación COSC
  • Regulación por tuerca de microajuste para variar la inercia del volante
  • Espiral de silicio antimagnético
  • Reserva de marcha de 70 horas

Pulsera:

  • Brazalete de titanio satinado
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad en acero inoxidable 316L con sistema de extensión desarrollado y patentado por TUDOR
  • Caucho azul o negro con hebilla de titanio

PVP: 3.810 euros

Tudor Pelagos negro

 

 

TUDOR calibre MT5612



Ya disponibles los Chopard Mille Miglia: fotos en vivo y precios. ACTUALIZADO

Chopard Mille Miglia GTS Automático correa

Normalmente los tiempos de espera desde que se presentan los nuevos modelos (tanto los del grupo Richemont en el SIHH como los de las demás marcas en Baselworld) hasta que llegan a las tiendas son largos. No es raro ver pasar un año entre los dos momentos, algo que a menudo desespera a los posibles compradores y también a los vendedores. Pues bien, en el caso que hoy nos ocupa ocurre lo contrario: según se anunciaban en Baselworld los nuevos Mille Miglia GTS de Chopard comenzaban a enviarse a las boutiques.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control

Así que nos acercamos a la que tiene Chopard en la calle Serrano de Madrid –donde siempre nos tratan de maravilla- para verlos de cerca y, gracias a nuestras fotos exclusivas, que todo el mundo haga lo mismo.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono frontal

 

 

Mille Miglia GTS Automatic

A falta de ver la edición especial que se lanzará para la carrera de 2015 (que tiene lugar entre el 14 y el 17 de mayo), estos GTS siguen la norma de Chopard de proponer una tríada compuesta por un tres agujas, un reserva de marcha y un cronógrafo, los tres con una versión en oro rosa y con la opción de integrar un brazalete en vez de correa de caucho. Los que vamos a ver aquí son todos en acero, que a mí me gusta más porque me parece más fiel al espíritu deportivo.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic frontal

Comenzamos por el tres agujas, la versión básica y sin embargo muy conseguida. Como siempre destaca la legibilidad de la esfera, algo en lo que Chopard siempre puntúa muy alto. Y eso es gracias a unas manecillas grandes pero con estilo, y con la longitud exacta: la de horas llegando al borde de los numerales o índices y la de los minutos justo hasta el final de los mismos. Mira que es fácil de hacer y qué pocas marcas lo tienen en cuenta.

Los índices son grandes y estructurados: un marco facetado resalta la forma de flecha, como la de las manecillas y como la propia flecha del logotipo de la carrera. El segundero central rojo tiene la punta en blanco para crear un juego estético: sobresale cuando está pasando entre las horas, se camufla en el índice cuando pasa por encima.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic detalle

Por supuesto el rojo es el de la competición, que se repite también en el bisel interior.  Aún no siendo la versión cronógrafo Chopard ha incluido la subdivisión de los minutos clásica de los cronos, para hacer mediciones más exactas. Es también notable el contraste entre los grandes numerales -sólidos y con estructura moderna- y los delicados y con aire retro de los del bisel exterior de aluminio negro -lo único vintage del reloj además de la ya tradicional correa de caucho Dunlop años 60.

Calibre de Manufactura

Chopard Mille Miglia GTS Calibre 1

Pero lo más interesante está dentro: el calibre 01.01-C (o 01.08-C en la versión con reserva de marcha) está íntegramente desarrollado por Fleurier Ebauches, la manufactura puesta en marcha por Chopard para abastecerse de calibres.

Chopard Mille Miglia GTS Automático - calibre

Tiene dos grandes cosas este calibre: 1- la certificación COSC, no muy habitual en un automático sencillo. 2- una construcción realmente atractiva, con esos puentes de perfiles sinuosos y el rotor muy bien decorado. También tiene un lado negativo: el diámetro es de 28,80 mm. No sé por qué los han hecho tan pequeños, particularmente sabiendo que van destinados a relojes que nunca tienen menos de 42 mm de diámetro. Así como en el reverso no se nota gracias al anillo con el recorrido de la carrera grabado, en elanverso ocurre lo ya ocurría con los movimientos ETA: la ventana de fecha se aleja del borde.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic en la muñeca

En este caso sin embargo no es un problema porque la fecha queda enmarcada en el logotipo de la carrera, y el resultado final en la muñeca es muy atractivo.

Un último detalle, aunque es común para los tres modelos: el pliegue de la correa de caucho ha cambiado, con una geometría distinta y un sistema de cierre también modificado para darle más durabilidad y facilidad a la hora de abrirlo.

Chopard Mille Miglia GTS cierre plegable

El precio del reloj, con correa de caucho, es de 5.070 €

 

GTS Power Control

Chopard Mille Miglia GTS Power Control brazalete y esfera

Esta es la versión con brazalete, que es de tres secciones en la que la central es mayor y está cepillada para aguantar mejor el trajín diario. Como siempre en el reloj con reserva de marcha se presenta la complicación imitando el indicador de combustible de un automóvil.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca -brazalete

En otros modelos el indicador era mucho más llamativo (por ejemplo en el Superfast), lo que comprometía la estética de la esfera. Esta vez está mejor integrado porque, aunque ocupa el mismo espacio entre las 8 y las 10, tener el fondo negro y una franja decreciente en blanco lo hace más discreto sin perder su carácter deportivo. Hasta ahora creo que es la mejor declinación que ha llevado a cabo Chopard de esta complicación en sus relojes deportivos

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca 1

Me gusta mucho cómo queda el reloj con el brazalete, aunque la diferencia de precio puede ser difícil de aceptar: con caucho cuesta 5.540 € y con brazalete 6.880.

Chopard Mille Miglia GTS brazalete

 

 

Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono 1

La estrella de la colección a mi entender. Curiosamente, sin embargo, la única que no integra un calibre de manufactura, sino el ubicuo ETA-Valjoux 7750. Supongo que es una decisión comercial para no disparar el precio (recordemos aquí al Superfast Chrono Porsche 919 Edition) .

Chopard Mille Miglia GTS Chrono - detalle de esfera

 

El primer golpe de vista nos transmite una sensación de ajetreo: pasan muchas cosas en esta esfera. E incluso antes de llegar a la esfera, porque el taquímetro del bisel -por cierto con una tipografía igual que la del bisel de los otros dos modelos y que queda muy bien-  aumenta la sensación de actividad.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono Perfil

Pues bien la esfera, siendo una tricompax clásica, tiene un montón de indicadores: la minutería interior a la que se le ha añadido los múltiplos de 5 sobre cada índice, el logotipo de la carrera, las grandes manecillas y unas subesferas en las que no se han escatimado índices  de varios tamaños y números (iguales que los del taquímetro y los de los minutos, gracias Chopard por la consistencia). Y sin embargo, el conjunto funciona perfectamente: todo se lee bien, a la primera, gracias fundamentalmente a las diferentes superficies de las dos subesferas del crono que añaden profundidad y por tanto una lectura en varios niveles.

Hay dos detalles que me gustan particularmente: el borde metálico de las subesferas, que rodea a las tres uniéndolas en un sólo conjunto; los índices de las 3, 6, 9 y 12, que en vez de estar cortados por las esferas o la flecha son simplemente de menor tamaño. Sabia decisión, mucho más bonito.

Chopard Mille Miglia GTS Chronógrafo correa racing

Los pulsadores de pistón tienen una decoración con un enrejado muy atractivo, y tienen un tacto estupendo. Y por supuesto la correa de caucho le queda muy bien.

A pesar de sus 44 mm de diámetro (uno más que sus hermanos de colección) el reloj se asienta muy bien sobre el pulso, con una presencia deportiva -obviamente- pero elegante a la vez. El precio con la correa de caucho es de 6.200 €; un duro contendiente para la versión con reserva de marcha. Todas las especificaciones técnicas están en la página que tenemos dedicada a Chopard y cuyo vínculo aparece al principio de este artículo.

Chopard Mille Miglia GTS en la muñeca

 

Como también decía al principio, los modelos ya están en la boutique de la marca en Madrid, así que os animo a ir a verlos en persona. Merece la pena. Por los Mille Miglia y por todos los relojazos que tienen, claro.

ACTUALIZACIÓN

Tres fotos del Mille Miglia GTS Chrono  en oro:

Chopard Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono perfil

Chopard Mille Miglia GTS Chrono correa



Mille Miglia GTS Automatic

Chopard Mille Miglia GTS AutomaticCaja:

  • Acero u oro rosa de 18k
  • Diámetro 43 mm, altura 11,43 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona en acero o en oro rosa de 18k
  • Bisel de acero o en oro rosa de 18k con inserción de aluminio negro
  • Fondo abierto atornillado, con mención Mille Miglia y Brescia > Roma > Brescia
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negro aterciopelado mate con aplicaciones blancas y rojas
  • Aplicaciones y números rodiados o dorados, pintados con Superluminova
  • Realce amarillo
  • Agujas de las horas y de los minutos rodiadas o doradas y facetadas
  • Segundero rojo en el centro

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha a las 3

Movimiento:

  • Calibre automático Chopard 01.01-C
  • Diámetro 28,80 mm; altura: 4,95 mm
  • 27 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 60 horas
  • Certificado de cronometría COSC

Pulsera:

  • Correa de caucho inspirada en los neumáticos Dunlop de los años 60 o correa de acero
  • Hebilla desplegable en acero o en oro rosa de 18k

Chopard Mille Miglia GTS Power Control trasera

Chopard Mille Miglia GTS Power Control Calibre 01.08-C reverso Chopard Mille Miglia GTS Power Control Calibre 01.08-C

 



Slimline Moonphase Manufacture For Women

Slimline Moonphase Manufacture For WomenCaja:

  • Acero en tres piezas chapadas en oro rosa pulido
  • Diámetro: 38 mm
  • Bisel con 60 diamantes engastados
  • Cristal de zafiro convexo
  • Fondo de cristal
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Plateada curvada
  • Índices de níquel aplicados a mano
  • Ocho diamantes como índices
  • Manecillas de níquel pulidas a mano
  • Fases lunares y fecha a las 6 h

Funciones:

  • Horas y minutos. Fecha. Fases lunares

Movimiento:

  • Calibre de manufactura FC-703 automático
  • Ajuste de la fecha  y fases lunares con la corona
  • Decoración perlada y Côtes de Genève
  • 26 rubíes
  • 42 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor negra o marrón

Slimline Moonphase Manufacture For Women perfil Slimline Moonphase Manufacture For Women - Calibre



Nuevo Zenith Elite 6150 con calibre de manufactura. Fotos en vivo y precios

Zenith Elite 6150 esfera 1

Zenith se ha puesto en forma para Baselworld 2015 y lanzado unos cuantos modelos, y entre los que más me han gustado ha sido este Elite 6150. Es cierto que la manufactura está en un momento de transición desde el fichaje de su director general durante cinco años, Jean-Frederic Dufour, por Rolex a la incorporación de su sustituto, Aldo Magada, que ocurrió varios meses después, y será en 2016 cuando veremos su influencia.

Zenith Elite 6150 reverso

Pero si no avanzas te atrasas y Zenith no está por la labor de quedarse atrás, y probablemente lo más interesante que hemos visto ha sido la puesta de largo de un nuevo calibre, el Elite 6150. El lanzamiento del calibre nos permite aventurar que lo que Zenith desea es equipar sus propios movimientos en sus relojes, sin depender de terceros.  Esto es justo lo opuesto de lo que hizo Dufour en su último año en el que comenzó a integrar movimientos Sellita porque, según él, habían llegado al tope de su capacidad productiva.

Zenith Elite 6150 reverso detalle

Aquello sonó raro porque si de algo puede presumir Zenith es de su archifamoso calibre El Primero, y equipar movimientos genéricos era quitar personalidad a la marca. Con el Elite 6150 se acabó ese problema, y además de un modo brillante: con la incorporación de un doble barrilete de nueva creación la reserva de marcha aumenta hasta las 100 horas. Así se puede dejar el reloj el fin de semana y cuando lo vuelves a atar a la muñeca el lunes siguiente sigue funcionando sin problemas. Además está perfectamente decorado, con el mismo nivel de acabado que El Primero, y encima los 195 componentes caben en una altura de sólo 3,92 mm. Todos los datos técnicos están en su Ficha Completa.

Zenith Elite 6150 carrura

Pero por donde de verdad nos seduce el reloj es por su caja y sobre todo su esfera. Este reloj no es una reedición, sino más bien el resultado de inspirarse en los modelos de los años 50 para así crear un reloj perfectamente clásico y a la vez plenamente vigente. La caja de acero está pulida a espejo con unas asas que caen sobre la muñeca de manera impecable. El cristal toma una leve forma de domo que muere en el bisel redondeado.

Zenith Elite 6150 esfera

La esfera es particulamente atractiva. El plateado con decoración rayos de sol está muy logrado, y la curva que toma el dial en el extremo le empareja con los modelos de hace 60 y pico años. Los índices están grabados sobre la esfera y después rodiados, con doble bastón en los números pares.

Zenith Elite 6150 en la muñeca 1

Las manecillas, preciosas, tienen forma de hoja y la longitud exacta para una lectura precisa de la hora. No tienen tratamiento luminiscente y en este caso es un acierto porque estropearía sus dulces líneas. Y por supuesto siguen la curvatura de la esfera en las puntas.

Zenith Elite 6150 frontal

Con 42 mm de diámetro y una altura de sólo 10 mm, el Elite 6150 es un perfecto reloj de vestir. Y además, a tono con los esfuerzos que están haciendo todas las marcas por moderar sus precios, el reloj cuesta 7.600 €.

Zenith Elite 6150 en la muñeca 1

Tiene por cierto una versión cronógrafo de la que hablaremos en su momento, y que es igual de interesante. Va a tener una larga vida este calibre, eso es seguro.

Zenith Elite 6150 corona



Elite 6150

Zenith Elite 6150Caja:

  • Acero pulido a espejo
  • Diámetro 42 mm; Altura 10 mm
  • Cristal de zafiro curvo con tratamiento antireflejos por los dos lados
  • Fondo de zafiro
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Plateada
  • Índices grabados y rodiados
  • Manecillas rodiadas

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre de manufactura automático Elite 6150
  • Diámetro: 30 mm. Altura: 3,92
  • 35 rubíes
  • 195 componentes
  • 18.800 alt/hora (4 Hz)
  • Doble barrilete
  • Reserva de marcha de 100 horas
  • Masa oscilante con decoración Côtes de Geneve

Pulsera:

  • Correa de piel de aligator con recubrimiento de caucho
  • Hebilla plegable triple de acero

PVP: 7.000 €

Zenith Elite 6150 perfil

 

Zenith Elite 6150 calibre



Nuevo Cat’s Eye Small Second de Girard-Perregaux

Girard-Perregaux Cat’s Eye Small Second perfil

Girard-Perregaux ha reinventado la feminidad atemporal de su colección Cat’s Eye con una elegante esfera cuyo óvalo perfecto late al ritmo de los movimientos mecánicos de la Manufactura de Alta Relojería. Bello por dentro y por fuera.

Girard-Perregaux atrae a las mujeres. El exclusivo diseño ovalado de Cat’s Eye ha sido, durante más de diez años, el sello distintivo de una de las más bellas dedicatorias a los amantes de la relojería. Esta colección encarna la esencia de la tradición de Girard-Perregaux, una combinación única de diseño refinado y maestría mecánica. Al igual que las mujeres, Cat’s Eye se reinventa constantemente. Un toque sutil añadido a su encanto para enfatizar un aspecto de su carácter, sin perder nunca su identidad.

Girard-Perregaux Cat’s Eye Small Second correa de piel frontal

La colección se enriquece con un nuevo modelo que luce esfera de nácar con motivo rayos de sol, irradiados desde la indicación de segundos. En una rica combinación de efectos, la indicación de fecha se hace eco de su diseño oval, el resplandor de los marcadores horarios de diamantes responde a los rayos de luz que ensalzan el nácar. Una oda poética concordada al ritmo del movimiento de la delicada curvatura de las agujas en forma de hoja.

Girard-Perregaux Cat’s Eye Small Second brazalete de oro

La icónica caja de oro rosa oblonga destaca por una corola de 62 diamantes. Las emblemáticas y estilizadas asas de la colección magnifican esta elegante silueta, enaltecida con una corona de inspiración floral. Tras la refinada estética, la excelencia mecánica queda subrayada por un fondo de cristal zafiro que descubre el movimiento mecánico automático calibre GP03300, desarrollado, ensamblado y acabado en los talleres de la Manufactura.  Un gran clásico Girard-Perregaux, compuesto por 205 piezas con un diámetro de 25,60 mm y apenas 3,20 mm de grosor. Su masa oscilante en oro rosa 18Kt está decorada con un tapiz de motivos “GP” , mientras sus puentes y platina son tendidos, biselados, achaflanados, perlados y decorados con Côtes de Genève. Con una reserva de marcha de 46 horas y una frecuencia de oscilación de 28.800 alternancias por hora, ofrece indicaciones de horas, minutos, pequeño segundero y fecha.

schreyer_1404437

 

Una delicada correa en piel de aligátor negra o brazalete en oro rosa concede el toque final a un reloj que encarna la innata y resplandeciente elegancia de la mujer actual.

Girard-Perregaux Cat’s Eye Small Second

Características

Caja en oro rosa

  • Diámetro: 35,40 x 30,40 mm
  • Esfera: nácar blanco, engastado con 9 diamantes ~0.108 quilates
  • Cristal: zafiro antirreflejos
  • Fondo: cristal zafiro, asegurado por cuatro tornillos
  • Hermeticidad: 30 metros (3 ATM)
  • Engaste del bisel: 62 diamantes talla brillante, ~0,85 quilates

 Girard-Perregaux GP03300-0044

Movimiento mecánico automático

  •  Diámetro: 25,60 mm (111/2 ’’’)
  • Grosor: 3,20 mm
  • Frecuencia: 28.800 Alt/h – (4 Hz)
  • Reserva de marcha: mín. 46 horas
  • Rubíes: 28
  • Funciones: hora, minuto, pequeño segundero y fecha

Correa en piel de aligátor negra o brazalete en oro rosa

Cierre de hebilla en oro rosa

Precios:

Correa de aligátor: 24.200 €

Brazalete de oro: 43.400 €



Tudor North Flag con calibre de manufactura. Fotos en vivo y precios

Tudor North Flag frontal

2015 es un año muy importante para Tudor, y en la feria de Baselworld nos ha explicado por qué: tras cinco años de desarrollo presenta su primer calibre de manufactura propio, y lo integra en un nuevo reloj que está llamado a dar la batalla con grandes argumentos. El nuevoTudor North Flag es su carta de presentación como manufactura y es lo que yo llamo entrar con buen pie.

El Tudor North Flag no puede ser más simple, y sin embargo capta la atención inmediatamente. Mientras que su hermano Heritage Ranger se quedaba algo corto de personalidad (lo más atractivo era la correa, y eso no es buena señal) el North Flag habla por sí solo con seguridad: una faz que recuerda al Ingenieur de IWC (aquí podéis ver la revisión de uno de los modelos) en su simplicidad y su claridad de lectura, en la que el negro de la esfera se combina con un blanco potente en las manecillas, índices y grandes numerales y unos acentos en amarillo que le añaden deportividad.

Todo ello en una caja monobloque que integra las asas y que con sus 40 mm de diámetro se asienta muy bien en la muñeca

Tudor North Flag perfil

El segundero amarillo con ese cabezal setentero (el North Flag está basado en el Ranger II que aparece aquí) es lo más elaborado del reloj, que tiene unos trazos gruesos para no perder la idea de reloj de trabajo. Incluso la manecilla de la reserva de marcha es extraordinariamente simple, pero en simpleza ejecuta perfectamente su trabajo, ayudada por esa una vez más simple pero eficaz escala decreciente. A la derecha hay una ventana de fecha, que es de cambio instantáneo.

Tudor North Flag - calibre 2

Pero lo más importante del Tudor North Flag, como he dicho, está en sus tripas: el calibre MT5621 automático es totalmente de manufactura y, en contra de lo que sería lógico pensar, no está fabricado por Rolex. Ha sido un desarrollo propio que ha llevado 5 años culminar. Tudor lleva años tratando de diferenciarse de su casa madre, y éste es el primer paso serio en esa dirección.

El calibre además tiene certificación COSC (eso sí está en la tradición de Rolex), pero con parámetros más exigentes: tiene una desviación de +/- 3 segundos, cuando lo exigido es -4/6 segundos. Además en el propio laboratorio de Tudor el calibre se somete a un proceso que le hace envejecer 15 años, para comprobar que su fiabilidad perdura a lo largo del tiempo. Las buenas costumbres de la madre han pasado al hijo; qué gran noticia. Ah y, por supuesto, el espiral es de silicio antimagnético, con un volante de inercia variable.

Un detalle -muy bueno- más: reserva de marcha de 70 horas, con la idea de que si te lo quitas el viernes el lunes al volverlo a poner en la muñeca siga funcionado.

Tudor North Flag - calibre 1

Tudor utiliza el láser para grabar el calibre, lo que le permite ser muy preciso en el resultado. Y claro, siendo la puesta de largo del calibre, el North Flag tiene el fondo abierto, por primera vez en Tudor. … y esa es la única pega que le veo: el resultado es demasiado espartano. La masa oscilante está bien realizada, con ese esqueletado que da sensación de deportividad y a la vez solidez. Pero es que no hay ni una mínima decoración en todo el movimiento. Ahí Tudor ha pecado de demasiada sobriedad. Me recuerda al movimiento del Seiko 5, si debo ser sincero.

Tudor North Flag brazalete

La idea es mantener los precios contenidos: 3.000 euros con la correa de piel negra y 3.200 con el brazalete de acero. ¡Y hay que ver cómo cambia la presencia del reloj eligiendo una u otra!

Tudor North Flag - correa

Lo que si nos han confirmado hoy es que Tudor no va a dejar de utilizar movimientos ETA. Según afirmaron les gusta, les funciona bien y además son el mejor cliente de ETA.

Tudor North Flag - hebilla

Vamos a ver qué aceptación tiene el producto entre los aficionados, pero las sensaciones que provoca el reloj son buenas. Ya veremos. Mientras tanto, os dejo su Ficha Técnica Completa y el vídeo promocional, que está muy bien.

Tudor North Flag en la muñeca



North Flag

Tudor North FlagCaja:

  • Acero inoxidable 316L con acabado satinado
  • Carrura monobloque
  • Diámetro 40 mm
  • Doble bisel de acero y cerámica negra mate
  • Cristal de zafiro resistente a las rayaduras
  • Corona de acero roscada y provista de un sistema de doble hermeticidad
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negro, acabado mate
  • Índices blancos con material blanco luminiscente, realce negro con minutería en blanco y marcas en amarillo cada cinco minutos
  • Agujas de horas y minutos con material blanco luminiscente, aguja de segundos en amarillo y disco negro de reserva de marcha con aguja pintada en blanco

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de manufactura MT5621 automático
  • Rotor bidireccional
  • Diámetro: 33,8 mm, altura 6,50 mm
  • 28 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 Hz)
  • Regulación por tuerca de microajuste para variar la inercia del volante
  • Espiral de silicio antimagnético
  • Reserva de marcha de 70 horas

Pulsera:

  • Acero inoxidable 316L con acabado satinado o piel negra
    con costuras amarillas e interior forrado en piel amarilla
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad

Tudor North Flag - calibre



L.U.C Regulator

Chopard L.U.C Regulator frontalCaja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro 43 mm, altura 9,78 mm
  • Cristal  de zafiro antireflectante
  • Corona de oro rosa de 18k con logo L.U.C
  • Fondo de la caja transparente
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esfera  argenté satiné soleil  con aplicaciones negras
  • Agujas dauphines doradas para las horas y los minutos
  • Aguja negra de triángulo para el segundero pequeño, el GMT, y el indicador de reserva de marcha
  • Manecillas de las horas, los minutos y segundero pequeño doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de los minutos en el centro
  • Visualización de la hora a las 3h
  • Visualización del segundero pequeño a las 6h, de la función GMT a las 9h, y de la reserva de marcha a las 12h
  • Calendario con ventana a las 4h30

Movimiento:

  • Calibre manual de la manufactura L.U.C 98.02-L
  • Diámetro 30,40x 4,90 mm
  • 39 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h (4 Hz)
  • Reserva de marcha de 216 horas
  • 4 barriletes – tecnología Quattro ®
  • Puentes decoración Côtes de Genève
  • Certificado de Cronometría (COSC)
  • Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo marrón cosida a mano, forrada de piel de cocodrilo marrón
  • Hebilla de oro rosa de 18k

Chopard L.U.C Regulator - trasera

Chopard L.U.C Regulator perfil



Pre-Baselworld: Frederique Constant Classic Manufacture WorldTimer

Frederique Constant World Timer Manufacture - ambiente

Tres palabras que llaman la atención: WorldTimer, una complicación de alto rango; manufactura, garantía de un movimiento desarrollado a propósito y no un genérico; Frederique Constant, una marca conocida por su falta de complejos a la hora de ofrecer alta relojería a precios más que asequibles. Si la anterior versión del WorldTimer se puede conseguir por menos de 3.000 euros es fácil ver por qué interesa saber más de esta nueva edición.

 

Frederique Constant Worltimer - Calibre FC-718

Las especificaciones técnicas del modelo no han variado: caja de 42 mm de acero para albergar un calibre, el FC-718, que se ha desarrollado en la casa. Y se nota que ha sido bien pensado, porque teniendo la caja una altura de sólo 12,1 mm se ha conseguido tener un movimiento que ajusta todas las funciones desde la corona, sin añadir pulsadores que interrumpan la visión del acero pulido de la carrura.  Y además está particularmente bien acabado, con el rotor esqueletado para poder admirar mejor el desempeño del reloj, Côtes de Genêve circulares y perlado sobre puentes.

Pero el cambio más llamativo está en la esfera, en la que se ha creado un “mundo” en relieve en el que los continentes aparecen en antracita y los océanos en azul. A su alrededor el indicador de 24 horas y día o noche, mientras que el anillo más exterior acoge 24 ciudades del mundo para mostrar a la vez la hora en destino -la ciudad que se sitúe a las 12- y en las demás franjas horarias. A las 6 una subesfera con la fecha, que llama la atención por su preponderancia, ya que ciega un sector horario grande. Quizá una ventana habría sido suficiente, o no incluir nada. Va en gustos, supongo.

Frederique Constant World Timer Manufacture - detalle de la esfera

Las nuevas manecillas, más estilizadas, quedan mejor que las versiones anteriores sin perder legibilidad. Al igual que los índices, están recubiertos de material luminiscente.

Hay que esperar a Basilea para tener una confirmación de precio, pero si se mueve en el mismo barrio que su antecesor estamos hablando de una oferta prácticamente imbatible.

Frederique Constant World Timer Manufacture - perfil



JEANRICHARD se viste de otoño con el nuevo 1681

JEANRICHARD 1681 pvd

Pocas cosas hay tan racionales, con tan poco margen para las ensoñaciones, como las mecánicas para marcar las horas y minutos. Irónicamente la búsqueda científica por la exactitud nos seduce sin embargo por las emociones que nos provoca ver los guardatiempos sobre nuestra muñeca. Como siempre digo “miro el reloj, no la hora”. Esto lo saben muy bien en JEANRICHARD, donde los relojes no tienen nombres (salvo los genéricos de las colecciones) sino colores o acabados.

Esto, que es en sí arriesgado porque obliga al cliente a “describir” el producto cuando va a buscarlo (“quiero ese Terrascope fabricado en dos colores), significa también que su pretendiente lo defina por los rasgos que le han seducido, despojándolo así de la rigidez de los nombres comerciales o especificaciones técnicas y haciéndolo más suyo. Un riesgo, pero también una oportunidad que además entronca con la filosofía de la marca: “no sólo un reloj sino un estado de ánimo”.

Y es al otoño que se acerca a lo que apela el nuevo 1681, con su recubrimiento en PVD color castaño. Abramos un paréntesis para aclarar que1681 fue el año en el que Daniel Jeanrichard fabricó su primer reloj. Por cierto que, aunque la figura de Daniel resultó capital -si no en el nacimiento, sí en la cimentación de lo que ha llegado a ser la industria relojería suiza-, los datos históricos sobre su vida son escasos. Sin embargo Le Locle no olvida a quizá su figura más importante, al que dedicó una estatua en el centro de la ciudad en la que se le puede ver consultando un reloj. Además Luigi Macaluso, que adquirió la empresa en  1986, construyó  en 2004 el Museo de Máquinas y Herramientas de Relojería Jeanrichard, que contribuye a mantener vivo su legado (y que sólo se puede visitar con cita previa, o sea que nada de plantarse allí inopinadamente).

 

 

 

Tras este inciso histórico-turístico, digamos que dentro de la caja -que comparte diámetro de 44 mm con la del Terrascope pero es 1 mm más corta- aparece, como en todos los modelos 1681, el calibre automático de manufactura JR 1000, que se desarrolló antes de la reorganización de la compañía y que se limita a esta colección, imagino que para abaratar precios (la caja de tres partes debe ser de por sí cara de fabricar).

JEANRICHARD 1681 PVD marrón detalle

Hablamos por tanto de un reloj singular, que por tamaño excede los estándares de los “relojes de vestir” pero que sin embargo tiene un atractivo innegable, con manecillas y corona más refinadas que las de sus hermanos Terrascope, Aquascope y Aeroscope. Sin embargo se incluyen numerales de grafía moderna y se puede vestir con una correa de caucho (además de la ya existente correa de cuero Barenia®, la piel mundialmente conocida y fabricada por Tannerie Haas en Francia).

En resumen: un reloj destinado a gente joven que sabe de relojería pero que quiere algo distinto y distintivo. Su precio: 6.200 Euros. Y los detalles técnicos, aquí.

El siguiente vídeo no es específico de este modelo, pero sí de la colección 1681.

1681 otoñal