Archivo de la etiqueta: Omega



Una charla con Frédéric Nardin, vicepresidente de OMEGA

 

Esto sí que fue una oportunidad única: charlar con Frédéric Nardin, vicepresidente de OMEGA, responsable de las ventas mundiales. Y digo única y no exagero: no había fotos suyas en internet hasta hoy, ni tampoco había concedido ninguna entrevista.  Esto es parte de lo mucho que me contó.

 

Horas y Minutos: En septiembre, cuando hablé con Gregory Kissling (director de desarrollo), era demasiado pronto como que la certificación Metas fuera ya un argumento de ventas sólido en el mercado. ¿Cómo está la situación ahora?

Frédéric Nardin: Cada vez más gente lo pide. Es verdad que la mayoría de la gente no lo demanda, porque para eso tienes que estar muy interesado en la tecnología, en los movimientos, y además está el proceso de trasladar la información desde la fábrica al cliente final. Hay que formar a formadores que a su vez formen a la fuerza de ventas, que es quien lo transmite al cliente final. Y eso país por país. Pero ciertamente desde septiembre a hoy hay cada vez más gente que, gracias a ese gran esfuerzo comunicador, se da cuenta del valor añadido que significa Omega y la certificación METAS. Aquí se puede leer lo que significa la certificación.

 

H. y M.: Pero aunque la mayoría no pida estos avances Omega sí está introduciendo los Master Chronometer en los relojes de vestir, en los que quizá no es tan necesario tener la última tecnología.

Frédéric Nardin: Hay gente que quiere un reloj de vestir con tecnología. Y tecnología punta además. Un producto en el que puedan confiar. Y como digo, queremos dar un producto para cada necesidad.

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

H. y M.: Yo creo que es muy bueno para Omega también, porque si tienes un movimiento excelente vas a tener que repararlo mucho menos. Esto es importante porque para la mayoría de gente cuando va a comprar un reloj piensa “voy a comprar UN reloj. No uno de muchos, sino uno que me va a durar toda la vida” Como solían ser antes, por otro lado.

Frédéric Nardin: Así es. Pero también aumentas las expectativas del cliente. Si se llevan un METAS van a esperar más del reloj. Por eso antes de lanzar un producto nos aseguramos al 100% que va a funcionar perfectamente. Y por eso hemos traído el laboratorio METAS a Omega: cuando certificas COSC se prueba el movimiento. Pero desde que se aprueba hasta que se pone a la venta el reloj tiene que ser manipulado (para meterlo en la caja, por ejemplo). Eso puede hacer que pierda exactitud. Con METAS probamos el reloj entero, de manera que no hay que volver a toquetear nada.

H. y M.: A decir verdad y desde el punto de vista del usuario una certificación como el METAS, con un informe de cada uno de los relojes que sus dueños pueden comprobar, devuelve la confianza al usuario. Una confianza muy debilitada por el concepto de “reloj de usar y tirar” que tanto tiempo ha pervivido (y pervive).

Frédéric Nardin: Es correcto. No estamos desarrollando estas tecnologías -en cada parte del reloj- para subir el precio. Lo hacemos para ofrecer al cliente final un valor añadido. Que puedan decir “vaya, realmente tengo algo más en la muñeca”. Queremos ofrecer la mejor tecnología al precio adecuado.

H. y M.: ¿El mercado reconoce que Omega le está dando lo mejor al mejor precio?

Frédéric Nardin: Yo creo que sí. Cuando visitamos la red de distribuidores -y no me refiero a nuestras boutiques-, que venden muchas marcas, nos lo dicen: “vuestro producto tiene la mejor relación calidad/precio”.

Omega Seamaster Deep Black Master Chronometer

H. y M.: ¿Qué opinión tiene sobre la situación actual del mercado?

Frédéric Nardin: Estos últimos años ha sido todo más difícil. Sólo hay que mirar las estadísticas de exportaciones en los dos últimos años, y ver cómo han caído. Pero no todo se debe a la industria: hemos tenido y tenemos terrorismo, problemas en Brasil o Corea, China, el Brexit…

RELACIONADO: ¿Por qué está en crisis la industria relojera suiza?

En nuestro caso el año pasado fue más complicado, pero aún así mejor que el resto de la industria. Este año está volviendo a acelerar. En nuestro caso, repito. Por ejemplo en Asia tenemos un gran aumento de ventas. Hay que tener en cuenta que los chinos ya no están comprando tanto en Europa, sino en Asia. Hong Kong sobre todo.

En Europa están aumentando nuestras ventas a los ciudadanos europeos, que antes no compraban. Así que entre unos y otros las ventas se recuperan. Así que no hay que centrarse sólo en qué hacer en Asia. Hay que cuidar también los otros mercados locales.

H. y M.: ¿Cree usted que la crisis ha cambiado el mercado?

Frédéric Nardin: Es difícil de decir, porque el mercado es muy grande y siempre habrá excepciones. Lo que ha cambiado es la política de subir precios porque sí, sin añadir ninguna innovación o mejora. Creo que algunas marcas se han pasado, y los consumidores son ahora mucho más conscientes de qué están comprando. Y son más exigentes a la hora de gastar su dinero.

#SpeedyTuesday

H. y M.: Omega vendió en tiempo récord su primer reloj pensado para la venta online, el #SpeedyTuesday. ¿Va a seguir explorando el mercado digital?

Frédéric Nardin: Estamos viviendo un época en que cada vez se compra más online. Una vez que conoces un producto ya no necesitas ir a la tienda, simplemente lo pides por internet. Los relojes es algo distinto. Hay que probárselos. Pero en cualquier caso creo que nosotros y todas las marcas deberemos estar en internet porque es lo que el cliente quiere. Pero será una venta multicanal, porque seguiremos necesitando las tiendas físicas. Incluso los jóvenes. Son todos nativos digitales, pero aún así les encanta ir a las tiendas.

RELACIONADO: A dos tercios de los clientes de lujo les gustan las compras online.

H. y M.: Distribuidores. Este año Omega ha lanzado 141 referencias nuevas, y ha retirado otras tantas. El año pasado ocurrió algo similar. Y los relojes no llegan inmediatamente a las tiendas. ¿Cómo se lo toman los distribuidores? Porque cuando están vendiendo las piezas que tenían de repente llegan nuevas…

Frédéric Nardin: Bueno, los distribuidores no tienen que tener las 141 referencias…

H. y M.: Ya, pero los clientes leen sobre las novedades y empiezan a pedirlas. Pero el distribuidor quiere vender lo que tiene allí, no algo a futuro.

Frédéric Nardin: 141 referencias es una locura como tal, si lo tomas de manera individual. Pero nosotros somos globales. Si piensas en España dirías que se hagan Aqua Terra y se olvidaran de Prestige. Pero vas a China y el SeaMaster es muy pequeño, mientras que el Prestige es gigantesco. Nosotros hacemos relojes para todos nuestros clientes potenciales. Y después el distribuidor elige.

Omega De Ville Trésor oro blanco

H. y M.: En Omega los relojes deportivos y los de vestir parecen pertenecer a mundos completamente separados. ¿El que compra un De Ville nunca compra un Seamaster?

Frédéric Nardin: Depende del poder adquisitivo. Los que pueden comprar 5, 6, 7 relojes seguro que van a tener uno de cada. Cuando tienes menos recursos lo que compras es un reloj para todos los días, versátil. Como el nuevo Railmaster. Al ser el reloj prácticamente el único ornamento del hombre, siempre vamos a querer afirmar quiénes somos mediante el reloj.

H. y M.: ¿Le parece a usted que los relojes de vestir de Omega son un poco los hermanos pobres de la casa? Porque el énfasis en el Speedmaster y el Seamaster es enorme.

Frédéric Nardin: Entiendo lo que dices, pero para Europa. Vas a Asia y es completamente diferente. O para ser más exactos, Asia sin Japón. Japón es muy específico: les encanta el Speedmaster, los cronógrafos… El resto de Asia es más para el reloj de vestir.

H. y M.: ¿Y qué tal va el Globemaster?

Frédéric Nardin: Pues va bien. Y hubiera ido mejor si hubiéramos tenido más stock desde el principio. La gente tuvo que esperar hasta 6 meses, y eso no es nada bueno.

H. y M.: ¿Y tendrá más complicaciones? Porque la forma de esfera no favorece tener, por ejemplo, un cronógrafo.

Frédéric Nardin: Siempre tenemos muchos proyectos…

H. y M.: …que no me va a desvelar aquí.

Frédéric Nardin: ¡Exacto! (risas)

H. y M.: ¿Y hay algún reloj que no existe en Omega que le gustaría que estuviera?

Frédéric Nardin: Pues siempre estamos pensando en nuevas cosas. Por ejemplo: tenemos el Moonwatch. ¿Por qué no tener el Marswatch? Cuando lleguemos a Marte yo quiero que haya un Speedmaster sobre la superficie. Tenemos que estar allí.

 

 



Nuevos Omega ETNZ para competir en la America’s Cup

 

La America’s Cup ha pasado de ser un deporte súper elitista a ser cada vez más popular y un espectacular muestrario de las más altas tecnologías. Por eso Omega lleva participando desde 1995. Vamos a ver los dos Omega ETNZ, con fotos en vivo y precios.

 

El CEO de Omega, Raynald Aeschlimann con el equipo ETNZ

¿Qué significa Omega ETNZ? Pues es la abreviatura del Emirates Team New Zealand, del que Omega es patrocinadora y Cronometradora Oficial. Es lógico por tanto que Omega creara un reloj que celebrara esa colaboración. Pero como Omega es una marca orientada al producto, no al marketing del producto, los navegantes realmente van a llevar el reloj puesto durante la competición que es, para aquellos que no la conozcan, realmente dura y exigente.

OMEGA SPEEDMASTER X-33 REGATTA ETNZ EDICIÓN LIMITADA

El primero de los Omega ETNZ honra a una familia muy conocida del Speedmaster: el X33. El original fue lanzado en los 90 como actualización del Moonwatch, y se le equipó con la mejor tecnología que se podía incluir para ayudar a los pilotos. Pero ahora le toca mojarse.  La caja es de 45 mm de diámetro, de titanio de grado 2 cepillado y tiene una esfera negra con aros azules e índices transferidos blancos, además de ventanas para las lecturas digitales. El aro del bisel combina cerámica y titanio y luce en los 60 segundos una estrella que, igual que los índices y las agujas, está rellenada con Super-LumiNova blanco y emite un resplandor verde.

Junto con la estrella a los 60 segundos, el bisel luce también estrellas situadas en los 15, 30 y 45 segundos, que representan en conjunto la Cruz del Sur de la bandera neozelandesa. Un aro cerámico negro con
LiquidMetal® forma la escala de minutos y la esfera está decorada con el logotipo OMEGA, la palabra Speedmaster en rojo y “Professional”. El tiempo analógico lo marcan una aguja horaria esqueleto blanca y negra, otra de minutos roja y un segundero blanco y negro. Para las lecturas digitales, la esfera tiene pantallas de cristal líquido (LCD), con segmentos grises sobre fondo negro.

El fondo de caja es doble, con lámina acústica interna, para la óptima
transmisión del sonido en las funciones de alarma. El fondo externo va fijado por 8 tornillos y lleva estampado en el centro un logotipo del Emirates Team New Zealand y grabados “CHALLENGER FOR THE 35TH AMERICA’S CUP“ y “X-33 REGATTA“, además del número de la edición limitada.

El reloj se presenta con una pulsera de tejido de nailon revestido negro, con forro en caucho azul, pespuntes azules y hebilla de titanio pulido y cepillado. Incorpora un movimiento multifuncional de cronógrafo en cuarzo: el calibre OMEGA 5620. La edición se limita a 2017 ejemplares, con un precio de 5.000 euros, IVA incluido.

 

OMEGA SEAMASTER PLANET OCEAN ETNZ “DEEP BLACK” MASTER CHRONOMETER

El otro Omega ETNZ hace honor a la tradición mecánica de los relojes Omega, y lo hace con una versión del Seamaster Planet Ocean Deep Black, cuya presentación en vivo recogimos en este artículo. De caja en cerámica negra y 45,5 mm de diámetro, tiene un bisel cerámico con escala de inmersión en OMEGA LiquidMetal® que destaca los 15 minutos de la cuenta atrás para la salida; en caucho azul y rojo para los primeros 10 minutos y START en LiquidMetal® para los 5 últimos. El círculo situado a las 12 está relleno de Super-LumiNova y emite un resplandor verde.

La esfera cerámica negra cepillada en vertical luce índices en oro
blanco de 18 qt y un aro GMT con zonas de día/noche. Un logotipo del Emirates Team New Zealand en rojo domina el fondo de la caja, que está circundado por la frase CHALLENGER 35TH AMERICA’S CUP.

Para completar el look de regata, el reloj se presenta con pulsera estructurada negra, forro de caucho negro y azul, pespunte rojo y una nueva hebilla en cerámica negra cepillada. El Omega ETNZ “Deep Black” incorpora el calibre OMEGA Master Chronometer 8906. Su precio es de 10.500 euros. Más información en Omega.es.

 



OMEGA Y el Festiva Starmus anuncian su colaboración

 

El profesor Stephen Hawking y Raynald Aeschlimann, CEO de Omega

Mediante esta colaboración los ganadores de la Medalla Stephen Hawking a la Divulgación Científica recibirán un nuevo reloj OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional Chronograph.

 

En realidad este Speedmaster Starmus nunca va a estar a la venta y por tanto podríamos pasar de largo, pero aquí se juntan tres amores: Stephen Hawking, Omega y Brian May. Así que lo primero que vamos a hacer es poner música: la potente, ruidosa y siempre excitante Tie Your Mother Down de Queen. Y luego explico por qué.

El Festival Starmus es una combinación de ciencia, arte y música y su objetivo es ayudar al público general a entender y apreciar la ciencia. Desde  2011, incluye intervenciones y presentaciones de astronautas, cosmonautas, ganadores del Premio Nobel y figuras destacadas de la ciencia, cultura, arte y música. La historia de OMEGA está repleta de logros científicos que incluyen la conquista del espacio y del océano, así como avances revolucionarios en magnetismo y precisión.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, declaró sobre la nueva colaboración durante la presentación en la Royal Society of London el pasado 19 de mayo : “Como bien sabemos, en relojería no siempre es sencillo comunicar las innovaciones o complejas tecnologías. Estoy seguro de que ocurre lo mismo en la ciencia. Por este motivo, reconocemos la importancia del Festival Starmus. Utiliza la creatividad para ayudar al público a entender y a apreciar la ciencia. OMEGA posee una fuerte historia ligada a la ciencia y queríamos mantener nuestro compromiso con esta área”.

Claude Nicollier, Profesor Stephen Hawking, Raynald Aeschlimann, Edvard Moser, Garik Israelian

El profesor Hawking estuvo presente en la rueda de prensa y compartió su entusiasmo por el apoyo de OMEGA. “Estoy encantado de que OMEGA una fuerzas con nosotros este año y que estos relojes se otorguen a los ganadores. Me gustaría dar las gracias a OMEGA por esta iniciativa y por su patrocinio”. El acto contó con la presencia de otros importantes invitados: el profesor Garik Israelian, fundador de Starmus; el profesor Claude Nicollier, primer astronauta suizo y amigo íntimo de OMEGA; y el profesor Edvard Moser, renombrado psicólogo y neurocientífico noruego.

Los tres ganadores de la Medalla Stephen Hawking recibirán un OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional Chronograph. La caja de 42 mm y el bisel están realizados en oro de 18 qt y la esfera negra incluye índices y agujas también en oro de 18 qt. El reloj destaca por su fondo único, que incluye las palabras “WINNER OF THE STEPHEN HAWKING MEDAL FOR SCIENCE COMMUNICATION”, así como un medallón grabado en láser que representa el diseño exacto de la medalla. Incluye el logotipo de Starmus e imágenes de Alexei Leonov durante el primer paseo en el espacio y la guitarra “Red Special” de Brian May, el guitarrista de Queen. El reloj se presenta con una correa de piel y el calibre OMEGA 1861, prácticamente el mismo movimiento que impulsaba los relojes que los astronautas de la NASA llevaron en la Luna.

¿Un rockero y Stephen Hawking juntos? ¿Pero esto qué es?

Brian May y su Red Special

Brian May es el guitarrista del legendario grupo Queen, y la Red Special es la guitarra que el mismo se construyó a los 16 años con la ayuda de su padre. Para hacerla usó cosas como: un trozo de madera de una chimenea (el mástil), botones (para marcar los trastes), un trozo de metal de una cesta de bicicleta (la palanca de trémolos) o la funda de una aguja de ganchillo de su madre (para tapar la punta de la palanca). Y además la toca con una antigua moneda de seis peniques. El sonido resultante es absolutamente único y perfectamente reconocible en todas sus grabaciones, desde la primera en 1973 hasta hoy.

Pues bien, Brian May se licenció en Astrofísica en 1968 y obtuvo su doctorado en 2007 (digamos que la carrera con Queen le distrajo un poco de sus estudios). El tema de su tesis doctoral fue An Investigation of Motion of Zodiacal Dust Particles. La base de su tesis provino en buena parte de las observaciones que había realizado entre 1971 y 1972 en el Observatorio del Teide, en las Islas Canarias. Y fue durante ese período tinerfeño que compuso Tie Your Mother Down, lo que viene a probar que la más sesuda de las actividades puede ser perfectamente compatible con algo diametralmente opuesto.

Por último, Brian May es cofundador de el Starmus Festival, que tiene en la música una de sus facetas principales. Y por eso el Festival, que vio la luz en 2011, se ha celebrado siempre entre Tenerife y Las Palmas. Este año, sin embargo, se celebrará entre el 18 y el 23 de junio de 2017 en Trondheim (Noruega). Más información en Omega.es.



A dos tercios de los clientes de artículos de lujo les gusta las compras online (incluidos los relojes, claro)

La encuesta realizada por The Big Watch Survey (del grupo Hearst) revela que a dos tercios de sus lectores les gusta la información y las compras online. Y eso incluye a las marcas más importantes de relojes.

 

La encuesta recoge resultados de unos 8.000 lectores británicos de sus principales cabeceras de moda y estilo de vida de Hearst (Esquire, Harper’s Bazaar, Red y Men’s Health). El deseo de ver y comprar online es particularmente significativo porque la abrumadora mayoría de las marcas de relojes que los 8.169 participantes quieren comprar están en el nivel alto del mercado del lujo. La encuesta se llevó a cabo entre octubre y enero. Las diez marcas más buscadas, según la encuesta, son:

  1. Rolex
  2. Patek Philippe
  3. Omega
  4. Breitling
  5. IWC
  6. Cartier
  7. TAG Heuer
  8. Audemars Piguet
  9. Jaeger-LeCoultre
  10. Hublot

Esta “lista de deseos” hace que los actuales esfuerzos de las marcas de lujo por desarrollar su estrategia de ventas en línea sean aún más importantes. Si miramos más a fondo los resultados de la compra en línea en oposición a la compra en tienda, la encuesta del The Big Watch Survey presenta el dato de que más del 70% de los lectores están de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación de que “me gusta mirar y comprar en línea”.

Haz clic en la imagen para ampliarla

La importancia de una estrategia multicanal que proporcione un experiencia de calidad transversal (de internet a la tienda), queda subrayada por el hecho de que, aunque a  más del 70% de los participantes les gusta ver y comprar en línea, casi dos tercios (el 63%) dijeron que nunca comprarían un reloj sin verlo en la tienda.

El mismo porcentaje, el 63% está de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación “me gusta investigar en línea, pero nunca consideraría comprarlo online”. La encuesta también resalta la importancia de personal de tienda bien formado porque más de la mitad de los que respondieron a la encuesta (el 57%) buscan consejo del personal la tienda antes de tomar una decisión de compra.

Haz clic en la imagen para ampliarla

Todo esto no hace sino confirmar una realidad de la que las casas relojeras son cada vez más conscientes: la importancia transcendental que tiene internet para su supervivencia. Pero no sólo como canal de venta (que todas las marcas acabarán teniendo), sino como el principal medio por el que sus posibles futuros clientes recaban información sobre aquellos productos que les interesa.

 

 



OMEGA, Cronometrador Oficial de los JJOO hasta 2032

 

OMEGA ha anunciado la extensión de su acuerdo global con el Comité Olímpico Internacional hasta 2032, año en el que cumplirá 100 años de cronometraje olímpico.

 

Los Juegos Olímpicos de la XXXV Olimpiada que se celebrarán en 2032 marcarán 100 años desde el comienzo de la relación de OMEGA con el evento,  Es decir, que OMEGA pisó las pistas por primera vez en 1932, con los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. Hasta el momento, OMEGA ha sido Cronometradora Oficial en 27 ocasiones y ha desarrollado e introducido algunos de los dispositivos más novedosos: la pistola de salida, los touchpads de las piscinas y la cámara photofinish Scan ’O’ Vision MYRIA, que debutó en Rio de Janeiro capturando 10.000 imágenes por segundo.

La historia de la relación de OMEGA con los Juegos Olímpicos la expusimos en dos largos, artículos: éste y éste. Son la mejor manera de comprobar lo mucho que ha hecho la manufactura por los Juegos.

T. Lumme, G. Pennel, Nick Hayek, T. Bach, R. Aeschlimann y A. Zobrist

El anuncio de OMEGA  cronometrador oficial se ha realizado en el Museo Olímpico de Lausanne, en Suiza, en una rueda de prensa. A ella han asistido Nick Hayek, CEO de Swatch Group; Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA; y el presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach.

Nick Hayek, CEO de Swatch Group, afirmó: “Los Juegos Olímpicos son uno de los acontecimientos más emotivos del mundo, una medalla olímpica es el ultimo sueño deportivo. Su mensaje de unidad a través del deporte es profundamente convincente para las personas de todos los lugares del mundo. Desde cada plataforma de medios disponible, los espectadores sintonizan y animan a sus atletas favoritos. Nosotros en OMEGA estamos orgullosos de formar parte desde 1932 de este espectáculo, midiendo las fracciones de segundo y las distancias que deciden entre el oro, la plata y el bronce. Estamos felices y orgullosos de continuar con esta tradición hasta 2032, que marcará los 100 años de colaboración entre OMEGA y los Juegos Olímpicos”.

Nick Hayek y Thomas Bach

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, acogió con entusiasmo la ampliación de la colaboración: “OMEGA es el líder mundial en cronometraje deportivo y la extensión del acuerdo hasta 2032 significa que los deportistas olímpicos seguirán contando con su experiencia. 2032 es una fecha importante, ya que marcará los 100 años desde que OMEGA cronometra los Juegos Olímpicos”.

Tsunekazu Takeda, el presidente de la Comisión de Marketing de Comité Olímpico Internacional, dijo: “Estamos encantados con que OMEGA se haya convertido en el primer Socio Olímpico global en alcanzar un acuerdo hasta 2032. Es asimismo la primera vez en nuestra longeva relación que OMEGA extiende su relación por doce años más, lo que destaca la fuerza de los Juegos Olímpicos y los programas comerciales del Comité Olímpico Internacional.”

El acuerdo continuará con el compromiso por parte de OMEGA de proporcionar el sistema de cronometraje, puntuación y resultados, lo cual es fundamental para el correcto desarrollo de los Juegos Olímpicos. Más información en Omega.es.



OMEGA 1957 Trilogy Edition: Una vuelta al Railmaster, Seamaster y Speedmaster originales

 

Este es un año muy importante para Omega porque celebra el nacimiento de su Santísima Trinidad: en 1957 la manufactura lanzó los Railmaster, Seamaster y Speedmaster, iconos desde entonces. Ahora lanza la Omega 1957 Trilogy Edition para conmemorar la efeméride. Vamos a ver qué ofrece y a qué precios.

 

Seguramente no era aún consciente, pero para Omega 1957, como cantaba Frank Sinatra, “It was a very good year” (vale, eso sonó 8 años después, pero aún así). Es verdad que en 1957 el mundo parecía abocado a una guerra nuclear entre Estados Unidos y la Unión Soviética (E.E.U.U. detonó nada menos que 25 bombas nucleares en Nevada). No es menos cierto que ese fue el año en que nació Osama Bin Laden. PERO. Ese año hubo un pequeño concierto en la parroquia de San Pedro de Woolton, en Liverpool. Y allí coincidieron dos chavales, uno llamado Paul y el otro apellidado Lennon. Y también se puso en órbita el primer Sputnik, dando comienzo a la carrera espacial que tan importante sería para Omega y su Speedmaster. ¡Fue un buen año!

Con los tres modelos Omega abarcaba un amplísimo sector del mercado que además le daba una reputación aún mayor como fabricante de instrumentos muy precisos y a la última en tecnología. Y si el Seamaster y el Railmaster son adorados por los seguidores de la marca y apreciados por cualquiera que le guste un buen reloj, el haber sido el reloj que llegó a la Luna convirtió al Speedmaster en un reloj eterno.

Éste de aquí abajo es el folleto que Omega editó con los tres modelos juntos como herramienta de marketing y ventas de cara al público y para uso de los vendedores.  La verdad es que basta sacar a la luz el folleto para apabullar al comprador con el poderío de la marca (y el arrebatador diseño de los relojes). Al cliente no le quedaba más remedio que comprar alguno. Y tan feliz además.

 

No es de extrañar por tanto que la reina de Biel haya querido lanzar la Omega 1957 Trilogy Edition. Vamos a ver el origen de los relojes y sus herederos.

OMEGA SEAMASTER 300 CK 2913

 

En realidad el nombre Seamaster ya existía desde 1948. Su origen se remonta a los relojes suminstrados a la Fuerza Aérea Británica durante la Segunda Guerra Mundial. Lógicamente la RAF quería relojes de calidades excepcionales: fiabilidad, hermeticidad superior (verificada mediante una inmersión durante 72 horas y bajo diferentes presiones y temperaturas), alta precisión, partes intercambiables y gran robustez. No consta ni una sola reclamación sobre los más de 26.000 Seamaster suministrados.

Seamaster de 1948. A la izquierda la versión cronómetro.

Pero en 1957 Omega lanza un reloj específicamente pensado para el submarinismo: el Seamaster 300. En realidad el reloj era resistente hasta los 200 metros, pero se llamó tal como lo conocemos (y no Seamaster 200) porque su desempeño iba mucho más de las capacidades de los tests de resistencia del momento: estaban limitados a 20kg/cm2. La hermeticidad se lograba, fundamentalmente, gracias a la resistencia del cristal y la corona. Por cierto que esa resistencia también era vertical: aguantaba una altitud de 32 km.

Calibre automático 28 SC-501, esfera negra mate, marcadores horarios triangulares luminosos y manecillas de flecha luminosas gracias al radio utilizado. La caja era de acero Staybrite con las asas pulidas (como el Speedmaster) y corona “Naïad”. Al contrario que las coronas roscadas, las Naïad conseguían la hermeticidad por presión. Funcionaban perfectamente, pero al final Omega cambió a coronas roscadas porque la percepción del mercado era que las roscadas eran mejores, y por el riesgo de entrada de agua si no se cambiaban las juntas internas a su debido tiempo.

El reloj añadía un bisel giratorio con un punto luminiscente, un cristal de triple grueso fijado desde dentro y reforzado por el bisel gracias a una junta intermedia. En la trasera podía verse el medallón con el caballito de mar y el texto Certified High Pressure Water-proof Seamaster.

OMEGA RAILMASTER CK 2914

En realidad con el Railmaster Omega pensaba no sólo en el mundo ferroviario. Este reloj de doble caja y antimagnético apuntaba a científicos, técnicos, electricistas y todo aquel que trabajara cerca de fuertes corrientes eléctricas. Omega llevaba haciendo relojes para el ferrocarril desde 1895, pero el Railmaster era el primer reloj de pulsera de la casa que se ajustaba a las especificaciones del mundo ferroviario. Si quieres saber más sobre las severas regulaciones para los relojes de ferrocarril, hablé de ellas en el vídeo sobre el Railroad de Longines.

Desde la II Guerra Mundial la RAF británica estaba demandando relojes con una mayor protección magnética para salvaguardarlos de los motores radiales de los Spitfire. Por ese motivo Omega estaba experimentando desde finales de los años 40 con una serie de nuevos movimientos antimagnéticos que utilizaron nuevas aleaciones y jaula de Faraday. Estos modelos integraban, además de la jaula de Faraday y una tapa trasera de hierro dulce, una esfera de material mu-metálico de 1 mm de grosor (lo normal eran 0,4 mm). Esta combinación desviaba de manera efectiva las ondas y fuerzas magnéticas alrededor del movimiento, lo que permitió a OMEGA suministrar en 1953 su versión de reloj antimagnético (hasta 1.000 Gauss) para los pilotos británicos.  Tras su paso por la Canadian Railways  durante un año para perfeccionarlo, en 1957 el Railmaster vio la luz pública como primer reloj antimagnético de pulsera de la casa,  respondiendo de paso al lanzamiento del Rolex Milgauss (1954) y el IWC Ingenieur (1955)

Adorado por los seguidores de la marca, sin embargo el Railmaster no tuvo una vida comercial tan larga, probablemente porque para el público en general carecía del poder de atracción de un reloj de buceo o un cronógrafo. El Railmaster se dejó de fabricar en 1963, convirtiéndolo de paso en uno de los relojes más buscados. Tuvo una reedición en 2003 (Railmaster Co-Axial Chronometer), pero en 2012 se dejó de hacer. Hasta ahora.

 

OMEGA SPEEDMASTER CK 2915

Aunque su imagen estará por siempre ligada a la Luna, en realidad el Speedmaster nació como cronógrafo pensado para el mundo de las carreras y del automóvil en general. Omega quería que el Speedmaster resaltara por encima de cualquier otro cronógrafo, y que tuviera una notoria presencia como reloj-instrumento. La estética de la esfera se inspiró en los paneles de instrumentos de los coches italianos de la época, en los que había un contraste entre blanco y negro para mejorar la legibilidad.

Pero sin duda lo que más contribuyó a singularizar su imagen fue la idea -única en ese entonces- de sacar el taquímetro de la esfera para colocarlo en el bisel, al mismo nivel que la trotadora del cronógrafo. Después, en 1962, el Omega Speedmaster entraría en las instalaciones de la NASA, pero eso es una historia que merece un artículo aparte.

En la siguiente página veremos de qué se compone la Omega 1957 Trilogy Edition.



Omega celebra los 60 años del Speedmaster con el evento “Lost In Space”

 

OMEGA ha celebrado el 60 aniversario de su icónico reloj Speedmaster en un evento lleno de estrellas en Londres. George Clooney y Buzz Aldrin fueron los invitados de honor del evento “Lost in Space”, en el que se homenajeó el incomparable legado del Speedmaster en la exploración espacial.

 

El acontecimiento vino precedido por un paseo de unos cuantos astronautas por Londres. Todos, por supuesto, equipados con su Omega Speedmaster Moonwatch. El evento principal, presentado por el físico Brian Cox, tuvo lugar en la Tate Modern, que se transformó para ofrecer a los invitados una experiencia sensorial. En el interior, el espacio estaba decorado de forma elegante y futurista y había 60 modelos de Speedmaster de 1957 a 2017 expuestos.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, fue el primero en subir al escenario para dar la bienvenida a los invitados y compartir sus reflexiones sobre el modelo más conocido de la marca.  “El Speedmaster es uno de los cronógrafos más icónicos del mundo. No solo para OMEGA, también para los numerosos hombres y mujeres que lo han llevado en su muñeca y confiado en él. Incluso 60 años después, su poder y carisma no han disminuido. Estamos muy orgullosos de organizar un evento de esta magnitud y de compartirlo con los mayores fans del Speedmaster”.

Raynald Aeschlimann, CEO de Omega, Buzz Aldrin, el profesor Brian Cox y George Clooney

Tras 48 años, Buzz apareció con un traje espacial en el escenario. Y tras una gran ovación, relató sus recuerdos sobre su tiempo en el espacio. “No teníamos miedo. Es más, estábamos orgullosos de ser capaces de representar a todo el mundo y de tener las habilidades y el conocimiento necesarios para llevar a cabo algo tan significativo para nosotros como astronautas y también para otras muchas personas”.

Buzz Aldrin lleva tres MoonWatch: uno en la muñeca derecha y dos en la izquierda, enganchados a un único brazalete

Situado al lado de Aldrin estaba el actor George Clooney quien, además de ser un fiel seguidor del Speedmaster, también ha sido durante toda su vida un apasionado de la exploración espacial. Desde su infancia, las misiones Apolo y el OMEGA Speedmaster han estado presentes en sus recuerdos más queridos. “Los Speedmaster han sido gran parte de mi infancia. Mi tío y mi padre los tenían porque eran una parte importante de la llegada a la Luna. Mi padre me dio como regalo en mi graduación un Speedmaster. Hay muchas razones para amarlos porque son relojes elegantes, pero a mí me gustan también por su historia”.
Cuando se le preguntó sobre sus recuerdos de la llegada a la Luna, George homenajeó a Buzz: “Lo que hicisteis nos importaba a todos y no puedo agradecerte lo suficiente tu coraje, tu liderazgo y todo lo que has hecho”. Tras la presentación se sirvió una cena con la temática, claro, de la conquista de la Luna y el papel del Speedmaster. Más información en Omega.es.



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



Pre-Baselworld 2017: Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer

Este año se celebra el 60 aniversario de la Santísima Trinidad de Omega: el Railroad, el Seamaster y el Speedmaster y, como se dice vulgarmente, nos vamos a hinchar. No es que yo me queje, desde luego, porque mucho de algo bueno nunca es malo. Como aperitivo tenemos este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer. No está nada mal para empezar, ¿verdad?

 

La verdad es que en este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer se reúne un compendio de todo lo que significa Speedmaster a lo largo de su historia. Los acentos naranjas es lo primero que atrae la mirada, y le da un toque de reloj de carreras. Esto no es nada ajeno al modelo porque recordemos que el Speedmaster nació como un reloj para pilotos; pero de coches, no de cohetes. Fue después que la NASA compró uno para sus pruebas espaciales. El naranja se ve en las manecillas, los puntos sobre los índices y en la palabra Tachymètre (que en Omega a veces va con acento y otras no), además de en la correa. El bisel es de cerámica y la leyenda de “Liquidmetal”, la mezcla de cerámica y metal creada por Omega que garantiza durabilidad sin pérdida de brillo o color.

Otro de los elementos que llaman la atención del Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer son las subdivisiones de los minutos y segundos entre los índices múltiplos de 5, con una configuración muy particular que sirve tanto para saber el minuto como los segundos del cronógrafo. Toma su forma del Speedmaster Mark II de 1969, la primera versión del Speedmaster tras haberse sumado a la tripulación espacial. Fue reeditado en 2014 (lo vimos en vídeo aquí), y en 2016 salió otra versión tanto o más atractiva para las Olimpiadas de Río -que también vimos en vídeo en esta entrada-.

La caja tiene 44,25 mm de diámetro y está realizada en acero. Al contrario que el Moonwatch original, este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer incorpora un cristal de zafiro y no de Hesalite. Para mejorar la lectura los dos registros han aumentado de tamaño, mientras que las manecillas y los índices de oro blanco están impregnados de SuperLuminova. El Speedmaster tiene una lectura fantástica en la oscuridad, y seguro que en este modelo también.

Por dentro se mueve el calibre coaxial 9900, presentado el año pasado en Baselworld y que fue el primer cronógrafo de Omega con la certificación METAS -de la que hemos hablado extensamente, por ejemplo aquí-. El 9900 funciona a 28800 alternacias a la hora y goza de 60 horas de reserva de marcha. Además con la certificación METAS se asegura una variación de 0/+5 segundos al día, además de resistir campos magnéticos de hasta 15.000 gauss. El módulo de cronógrafo integra rueda de pilares y embrague vertical. Un señor calibre, vaya. Lo que no sabemos es si el reloj se podrá ver a través de un zafiro posterior, aunque imagino que sí porque -salvo que esté equivocado- todos los relojes que hemos visto con la nueva certificación traían un cristal de zafiro en el reverso.

Todavía no se sabe el precio de este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer, pero estoy seguro que va a ser uno de los más deseados de la nueva colección. Más información en Omega.es.

 



#SpeedyTuesday, el primer reloj online de Omega, vendido en 24 horas

El Omega Speedmaster no tiene fin, como la fascinación que sentimos por la Luna. Ahora la manufactura de Biel ha dado un paso más allá y lo ha puesto en venta online bajo el nombre “SpeedyTuesday. Es la primera vez que vende desde su propia web y el experimento ha durado 24 horas. Vamos a ver de dónde viene el reloj, cuánto cuesta y por qué es importante.

 

El #SpeedyTuesday tiene su origen en el amor de los seguidores de Omega por el Speedmaster y, más importante aún, en el amor de la marca por sus fans. En 2004 Robert-Jan Broer fundó la web Fratello Watches. En mayo de 2012 subió a Facebook una foto de su Speedmaster con la simple leyenda “Speedy Tuesday”. El término prosperó especialmente en Instagram, hasta el punto de que se ha convertido en una presencia puntual cada martes: casi 42.500 menciones en Instagram por ahora. Ahora, cinco años después, Omega devuelve el homenaje creando una edición limitada de 2.012 unidades que ha llamado #SpeedyTuesday, como el hastag usado en instagram.

Para el homenaje Omega no ha elegido cualquier iteración del Speedmaster Moonwatch, sino una muy significativa: la llamada Proyecto Alaska III de 1978. En aquel modelo, que es el que se ve a la izquierda en la imagen superior, los numerales de las subesferas eran radiales, es decir que están en el borde exterior de registros, algo no habitual pero pensado para mejorar su lectura en el espacio exterior. Pero además Omega ha usado un formato de “Panda Inverso”: esfera negra y registros blancos. Si a eso le añadimos una aplicación del tratamiento SuperLuminova en el interior, el resultado es un reloj tan bonito a la luz del día como impresionante por la noche. Un verdadero objeto de deseo.

La caja sigue siendo la estándar de 42 mm con cristal de hesalite y el bisel de aluminio, pero en este #SpeedyTuesday el metal ha sido completamente cepillado, al contrario que el original que combina superficies pulidas y satinadas. Lo que no varía son las entrañas: el legendario calibre cronógrafo 1861 sigue siendo el que regula el tiempo. Y también está escondido tras la tapa trasera, que además del hipocampo tiene unas inscripciones que hacen referencia al origen histórico del reloj, así como al origen de internet.

Además de la llamativa correa NATO en blanco y negro (a juego con la esfera), el #SpeedyTuesday viene en un bonito estuche de viaje que incluye una correa de cuero muy vintage. El reloj se ofrece con un precio de 5.400 euros… O mejor dicho se ofrecía, porque en el momento en que se puso en venta se agotó, y ahora sólo queda esperar que Omega y Robert-Jan Broer quieran ampliar la edición.

Ediciones limitadas inalcanzables hay muchas (la más anhelada por mí fue esta), pero lo más importante de este #SpeedyTuesday es que lo ha vendido online la propia Omega. Es la primera vez que lo hace, y ojalá no sea la última. Desde luego la experiencia ha salido redonda, así que tendría que haber ayudado a vencer posibles miedos anteriores. Aunque si de verdad se lanzara a ello tendría que mejorar sus tiempos de entrega: esperar 6, 7 u 8 meses para tener un reloj que no deja de ser casi estándar es demasiado tiempo en mi  opinión. Ya veremos cómo se desarrolla esto. Mientras tanto, se puede tener más información en la web específica del reloj, SpeedyTuesday.com



Una charla con Gregory Kissling, Director de Product Management de Omega

gregory-kissling-omega-1-horasyminutos

Gregory Kissling dirige el departamento de creación de producto de Omega, lo que significa manejar un grupo de 20 jefes de producto y diseñadores de una de las casas relojeras más prolíficas y prestigiosas. La pasión por lo que hace está detrás de su hablar pausado y sonriente. Este el resumen de una charla que debía ser de 10 minutos y se extendió más allá de una hora.

 

Gregory Kissling en la presentación en Madrid de los Planet Ocean Deep Black

Gregory Kissling en la presentación en Madrid de los Seamaster Planet Ocean Deep Black

Debo decir primero que, por esas razones que ni el corazón ni la razón entienden, Swatch tiene una política según la cual pude entrevistar a Gregory, pero no hacerle una foto (?!). Así que las fotos que se ven aquí son una de su Facebook (antigua) y otras oficiales de la casa, pero nunca de frente. En fin…

HorasyMinutos: En primer lugar, Master Chronometer. Los aficionados y los que hablamos de relojes sabemos el paso tan importante que es en cuanto a la mejora de la calidad de los relojes, pero ¿es algo que percibe el cliente en general, o todavía es demasiado temprano para eso?

Gregory Kissling: Sin duda es demasiado temprano, normalmente se necesita unos tres años para “digerir” las nuevas tecnologías. Tenemos la experiencia del lanzamiento del calibre coaxial en 1999. Comenzó siendo complicado hacer entender lo que significaba y sus ventajas, y sin embargo ahora por supuesto todo el mundo lo sabe y ya es una parte inseparable de la identidad de la marca. Así que sí, es demasiado temprano todavía. Pero desde luego, como dices, fue muy bien recibido por la prensa. Hemos empezado a lanzar productos con estos calibres, primero con el Globemaster y después con los Seamaster Planet Ocean Deep Black y es verdad que han sido también muy bien recibidos por el público. Pero insisto: demasiado temprano.

Globemaster

Omega Globemaster

HyM: ¿Y qué dice el seguidor de Omega?

Gregory Kissling: Ah, ahí ningún problema, muy bien. Además con el certificado que se entrega va un código que permite acceder a los resultados de los tests de cada reloj. De esa manera sabe exactamente cómo se comporta su reloj en particular.

HyM: Yo creo que eso es el camino a seguir, hacer aún más personal la experiencia con el reloj que compras. Pero ¿no choca un poco con la industrialización que propone Omega? ¿Cómo se encuentra el punto de equilibrio? ¿Se va a extender el Master Chronometer a todos los relojes?

Gregory Kissling: Desde luego que sí. El objetivo es que para 2020 todos los relojes mecánicos de Omega estarán certificados por el METAS, ypor eso estamos ahora remonzando toda la colección. Empezamos en el 2015 con el GlobeMaster, un reloj nuevo para señalar debidamente el nuevo movimiento (y que vimos con fotos en vivo en este artículo). Este año los Seamaster y el año que viene llegarán nuevos modelos.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino

Globemaster en platino

HyM: Bueno, tiene sentido industrialmente hablando: si haces siempre la misma cosa se hace bien, y es más barato hacerlo. Por cierto, ¿eso significa precios más bajos?

Gregory Kissling: No, no, más baratos no. Para alcanzar un antimagnetismo de hasta 15.000 Gauss hemos tenido que sustituir nueve piezas, y las nuevas son más difíciles de producir. Por supuesto la cantidad reducirá el precio del componente, pero estas piezas son de silicio y son mucho más caras de producir. A cambio ofrecemos un producto muy superior y una garantía de cuatro años.

HyM: Y así debe ser, porque tal como está la situación las empresas deben ofrecer más, porque las subidas de precios en estos años han sido poco menos que descontroladas.

Gregory Kissling: Ten en cuenta el coste de los materiales: el precio del oro de hace quince años al de ahora no tiene nada que ver, se ha multiplicado por cuatro.

HyM: Bueno, pero el porcentaje de relojes de oro es muy inferior al de los relojes de acero, y estos también han subido mucho.

Gregory Kissling: La razón principal es, sin lugar a dudas, la fabricación de los movimientos. Antes usábamos movimientos comunes que se fabricaban por millones, y de ahí pasamos a hacer calibres de los que se fabrican sólo unos cuantos miles. Eso dispara el coste.

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

HyM: Ya sé que usted es de diseño de producto y no de ventas, pero en lo que usted percibe, ¿ese aumento de precio está afectando a las ventas de Omega?

Gregory Kissling: Bueno, lo importante es que los precios no suban más. Creo que hemos alcanzado nuestro objetivo. El grueso de nuestras ventas ha de estar entre cinco y seis mil euros.

HyM: Pero es precisamente ahí donde se observa la mayor bajada en ventas…

Gregory Kissling: Por eso debemos ser proactivos y ofrecer nuevos productos con muchas más ventajas, no sólo en cuanto a estética sino sobre todo en cuanto a funcionalidad y tecnología. Como éste que llevo (un Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black azul). Este cuesta algo más, pero por 10.000 euros te llevas el mejor reloj que sabemos hacer y que se puede hacer en el mercado. Hemos cambiado completamente el proceso de fabricación de la caja, que se fabrica mediante sinterización. Lleva 20 veces más tiempo producir una caja de cerámica que una de acero. Con los cambios en el movimiento, ahora que tiene la certificación METAS, y los introducidos en la fabricación de la caja, el reloj es sencillamente espectacular.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-5-Horasyminutos

Seamaster Planet Ocean Deep Black azul

HyM: Sí que lo es. En este tipo de relojes Omega sobresale muy por encima de la mayoría. Todos los modelos tienen una presencia poderosa, única; no hay forma de que confundas un Seamaster con cualquier otro reloj. Y eso redunda en lo que decíamos antes: un experiencia única con tu reloj. ¡Pero me enrollo! Vamos a hablar sobre su área específica: ¿cómo se concibe un reloj de Omega? ¿Cómo se toman las decisiones de “esto sí, esto no”?

Gregory Kissling: Hay mucha gente involucrada en el desarrollo de un producto Omega. Por supuesto tenemos una estrategia de producto que va unida a la estrategia de la empresa. Por ejemplo, no vamos a diseñar un repetidor de minutos o un calendario perpetuo. Eso es para otras marcas.

HyM: Pero sí tienen un Tourbillon Central…

Gregory Kissling: Sí, es cierto. Es la excepción. Y es un tourbillon en el centro. Pero ¿un tourbillon a las 6 o a las 9? Olvídate (se ríe). Tenemos que respetar quienes somos. Nuestra complicación más alta es el calendario anual. Hay también una estructura de grupo dentro de Swatch que se respeta, así que no vamos a hacer complicaciones que ya hacen Breguet, Blancpain or Glashütte Original. En términos de precio empezamos en 2.000 euros y el precio medio está entre 5 y 6.000 euros, como he dicho antes.

omega-de-villetourbillon-co-axial-limited-edition-horasyminutos

De Ville Tourbillon Co-Axial Limited Edition

Gregory Kissling: Pero de vuelta a lo que me preguntabas, tenemos una estrategia a 5 años. Esta estrategia está unida también a la de creación de movimientos. No introducimos el mismo movimiento en todas las colecciones, sino que elegimos en cuál va a ir. En el diseño tenemos muchas aportaciones. La primera viene de nuestro patrimonio, que es enorme y una fuente de ideas. Pero por supuesto también buscamos nuevas tecnologías y materiales. Antes no tanto, pero ahora hablamos mucho con el mercado; no sólo los puntos de venta, también el cliente final, y todo ello tiene un reflejo en el desarrollo del producto. Y siempre estamos debatiendo ideas. Para un sólo producto se desarrollan hasta 10 prototipos que después se van descartando hasta llegar al definitivo.

HyM: Y supongo que hay alguien que para los pies a los diseñadores, financieramente hablando.

Gregory Kissling: Es que no había dicho que lo primero que tenemos de un producto es un precio objetivo, así que sí, por supuesto. Hay que ajustarse a lo que se busca. Lo que queremos hacer lo enviamos a los proveedores y con su respuesta vamos al comité de diseño, que empieza a aprobar, rechazar y orientar, para evitar además la canibalización entre marcas del grupo.

HyM: Y en ese proceso de decisión, ¿alguna vez se mete marketing a opinar cosas como “eso no lo podéis hacer porque no puedo venderlo, o no voy a encontrar un embajador para un producto así”?

Gregory Kissling: No, no, en ese punto no entran. Alguna vez, con alguna edición especial… Pero el producto se desarrolla en el departamento de desarrollo de producto exclusivamente. Luego sí que colaboramos juntos, claro.

omega-ladymatic-horasyminutos

HyM: Estaba mirando la web de Omega y he contado los relojes de mujer que aparecen: 553. Y sin embargo nadie diría que Omega es una marca femenina. O, por decirlo de otra forma, no hay demasiada invención en Omega por el lado de los relojes de mujer, salvo quizá la aparición del Ladymatic en 1955. ¿Está satisfecho con lo que ofrece Omega a las mujeres?

Gregory Kissling: Bueno, déjame que te diga: el 50% de las ventas de Omega son relojes de mujer.

HyM: ¡Pero qué me dice! Jamás lo hubiera pensado.

Gregory Kissling: Ya ves. Somos muy fuertes en Asia con el Constellation, que se considera un reloj de mujer. Pero sí, tienes razón. En 1955 el Ladymatic y en 2010 el primer movimiento para relojes femeninos, y debemos ofrecer algo más a la mujer.

HyM: El año que viene inauguran un nuevo edificio, para realizar el ensamblado del reloj y para alojar todo lo que tiene que ver con la certificación METAS. Tenerlo en el mismo edificio, ¿no viene a reforzar el argumento de los que dicen que Omega se ha “inventado” un certificado propio, como han hecho otras marcas?

Gregory Kissling: ¡En absoluto! Vamos a tener allí empleados de METAS, no nuestros. Y son ellos los que extienden el certificado, y si un reloj no pasa el test sencillamente no consigue su certificado, que es suyo, de METAS. No nuestro.  Y alcanzar la certificación supuso para nosotros un esfuerzo enorme. Primero redujimos la variación diaria por debajo de lo que exige COSC, pasando de -4/+6 a 0/+5. Después miramos la hermeticidad, y si hay algún problema tiene que comenzar el test entero de nuevo…. Es un proceso muy complicado, especialmente porque no se hace con unos cuantos relojes, sino con miles.

OMEGA Globemaster - certificado METAS

HyM: A riesgo de parecer pelota, repito que ese es el camino correcto: hay que dar lo que se vende, y siempre hemos oído hablar de “la precisión suiza”, pero si ahora le dices a un joven, que no lleva reloj, que se gaste 600 ó 700 euros en un reloj que quizá necesite reajustar cada día porque le puede adelantar 15 segundos, lo más probable es que te mire como se mira a un botarate y te dijera “por ese precio me compro un iPhone 5S y un Apple Watch a juego”. Así, que sí, los esfuerzos de Omega en ese sentido van en la dirección correcta.

Gregory Kissling: Fue un deseo expreso de Mr. Hayek, y el laboratorio está abierto a cualquier marca que desee certificar sus relojes.

HyM: ¿Y alguna marca se ha interesado?

Gregory Kissling: No por ahora. Es que supongo que tener una tecnología que te permita aguantar 15.000 Gauss no es fácil.

HyM: Oiga, permítame una pregunta de absoluto lego: ¿dónde me tropiezo yo con 15.000 gauss? Porque siempre lo oímos pero Gauss no es una medida que manejemos como los kilos o los centímetros, así que uno no sabe bien de qué estamos hablando.

Gregory Kissling: Las máquinas de escáner médico, por ejemplo. Y en ellas nos fijamos como objetivo a lograr. Aunque ahora han sacado unas nuevas máquinas que llegan a los 30.000 Gauss. De hecho el origen está en un cliente de Omega, un médico que tiene unos 40 relojes y trabaja con escáneres, y siempre se quejaba de que sus relojes iban mal. Nos escribió una carta pidiéndonos que hiciéramos un reloj que le valiera para su trabajo.Pero vamos, que no estamos siempre cerca de una de esas máquinas. Por ejemplo la tapa de las tabletas iPad: ellas solas ya producen 1.000 Gauss. Los imanes del frigorífico… ¡el imán de los bolsos de mujer! eso son como mínimo 500 Gauss.

HyM: ¿Hay un reloj que le gustaría que existiera en la colección de Omega?

Gregory Kissling: Pues mi reloj ideal sería aún más preciso que esos 0/+5 que tienen los METAS. Que es muy bueno, pero seguro que podemos reducirlo. -/+1 al día sería lo ideal.

HyM: Rolex dice que sus nuevos calibres son -2/+2…

Gregory Kissling: Sí, pero no certificado. Ellos certifican COSC, los -4/+6, pero no los 2 segundos. No quiero decir que no lo consigan, pero no lo certifican. Es una diferencia, ¿sabes?

HyM: Así que su reloj ideal es uno más preciso.

Gregory Kissling: Y sin necesidad de servicio ténico. Sin aceite.

Calibre del Seamaster Planet Ocean Deep Black

Calibre del Seamaster Planet Ocean Deep Black

HyM: Y dentro de la colección actual de Omega, y sin mirar el bolsillo, ¿qué reloj tendría?

Gregory Kissling: La verdad es que ya lo llevo: es el Deep Black. Para mí lo tiene todo en términos de diseño. En realidad el diseño viene de 1957, cuando presentamos el Seamaster 300, así que en términos de diseño este reloj es icónico. Y en términos de tecnología, lo mismo: cerámica. El problema de los relojes de titanio o acero es que al cabo de un año ya están rayados, y cuando los llevas al servicio técnico pierdes una décima parte del material, y de la forma. Con la cerámica nada de esto ocurre. Vale que se puede romper si se te cae desde dos metros de altura, pero ni una ralladura. Y la esfera está hecha en cerámica no para que no se ralle, porque está protegida por el cristal de zafiro, sino porque queríamos el mismo brillo, el mismo reflejo que en el resto del reloj. Yo también practico el buceo, pero no en Suiza porque el agua está muy fría. Siempre me voy a Maldivas o sitios así. Así que la función GMT es perfecta para mí. Y para el brazalete introdujimos un tratamiento antibacteriano en el caucho. Parece una correa textil, pero es en realidad caucho. Por no hablar del calibre. Este producto es, para mí, la cima de todo lo que significa Omega en términos de diseño e innovación.

El Seamaster Planet Ocean Deep Black en la oscuridad

El Seamaster Planet Ocean Deep Black en la oscuridad

HyM: Se le nota enamorado del producto.

Gregory Kissling: ¡Por supuesto que lo estoy! Lo desarrollé junto con mi equipo, y nos llevó tres años. Tres años de un trabajo muy duro para conseguir un reloj que no tiene metal en absoluto, salvo el muelle del bisel. Que tiene el fondo roscado pero de cerámica, que hemos llamado Naiad Lock y en el que los textos están correctamente alineados, siempre.

HyM: Eso, para los que somos aficionados y perfeccionistas, es como música celestial.

Gregory Kissling: ¡Lo sé! Y por eso queríamos conseguirlo, pero conseguirlo sólo con la cerámica. Pero si tuviera que elegir un solo reloj, uno solo, sería el Grey Side of the Moon, porque te sirve para cualquier combinación de ropa que lleves y siempre vas elegante (lo vimos en vídeo aquí).Por cierto que para conseguir el gris de la cerámica sólo hay diez reactores en el mundo que puedan hacerlo, dos de los cuales están en en Comadur (la fábrica del Grupo Swatch encargada de la creación y producción de materiales).

HyM: ¿Vamos a volver a ver un Railmaster?

Gregory Kissling: Si te fijas el próximo año es un gran año: es el 60 aniversario de de la Santisima Trinidad. Ya hemos hablado de que en 1957 presentamos el Seamaster 300, pero es que también fue el año de aparición del Speedmaster… y el Railmaster.  Así que 2017 va a ser un año grande. Ya verás.

Omega Railmaster

Omega Railmaster

 

 

 

 



En la muñeca: los tres OMEGA Rio 2016 Limited Edition

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-25-Horasyminutos

Estamos en el ecuador de los Juegos Olímpicos Rio 2016, para los que OMEGA ha lanzado tres relojes distintos, los OMEGA Rio 2016 Limited Edition. Son tres estilos deportivos distintos que ahora repasamos en vídeo, con fotos en vivo y con sus precios.

 

OMEGA SEAMASTER BULLHEAD RIO 2016

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-14-Horasyminutos

En orden cronológico el primero de los OMEGA Rio 2016 Limited Edition que apareció fue el Omega Seamaster Bullhead Rio 2016, del que sólo se han hecho 316 unidades. El número 3 corresponde a la tercera vez que el golf se hace olímpico, pero el número tan bajo de unidades producidas -especialmente si lo comparamos con sus compañeros de colección- responde probablemente a que la forma del reloj no es la que más gusta.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-16-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-15-Horasyminutos

De hecho no hay muchos relojes con forma de “cabeza de toro”. Salvo que esté equivocado Omega sólo lanzó un modelo Bullhead original en 1969, y ninguno más hasta mucho más tarde.  Algo tiene la forma que resulta muy atractiva visualmente, pero a la hora de comprarlo se ve que somos más tradicionales y nos gustan los botones del cronógrafo en su sitio habitual de las 2 y las 4 horas.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-12-Horasyminutos

A la izquierda aparece la versión de nada menos que 2013, lo que da una idea de lo costoso que fue comercializar el Bullhead: tuvieron que pasar décadas para volverlo a lanzar. Pues bien, a mí me gusta mucho más la versión  OMEGA Rio 2016 Limited Edition. La esfera colorida -porque utiliza los colores olímpicos- resulta mucho más alegre, ligera y atractiva, y encaja más con la forma tan funky de la caja.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-18-Horasyminutos

La caja toma sus hechuras de los cronógrafos de bolsillo que se accionaban con una sola mano, y sin embargo es verdad que puesto en la muñeca el accionamiento de los pulsadores no es lo más cómodo. Pero es un reloj que se compra por la apariencia, no por la funcionalidad. La trasera es la misma para los tres relojes, con el logotipo de los Juegos Olímpicos de Río.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-13-Horasyminutos

El reloj tiene una estanqueidad de 150 metros, así que es perfecto para llevártelo de vacaciones de verano porque te puedes bañar con él. Y desde luego va a llamar la atención, sin duda. Su precio es de 8.100 euros. Por cierto que en estas dos fotos -y otras- se puede ver la pulsera que Omega ha lanzado también junto con los OMEGA Rio 2016 Limited Edition y que al parecer se están vendiendo muy bien.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-19-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-17-Horasyminutos

OMEGA SPEEDMASTER MARK II RIO 2016

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-3-Horasyminutos

El siguiente OMEGA Rio 2016 Limited Edition en aparecer fue el Speedmaster Mark II Rio 2016, el más bonito en mi opinión, porque la forma de la caja del Mark II es una de las más atractivas del mercado – a condición de que te gusten los relojes con aire retro-. Y mecánicamente es también muy interesante. Tiene una esfera negra granallada que brilla con la luz y las tres subesferas representan las tres medallas de oro, plata y bronce.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-7-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-11-Horasyminutos

La caja está satinada, salvo una franja longitudinal pulida que alivia el peso visual de tanto acero. Es importante porque el diámetro de la caja es de 42,4 x 46,2 mm, lo que lo convierte en un reloj grande, a lo que también ayuda su altura, que es notable (lo mismo que su peso). Todo el conjunto transmite una solidez muy fiel a la época en la que fue lanzado el primer Mark II, también en 1969.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-5-Horasyminutos

Por dentro lleva el calibre coaxial Omega 3330, un movimiento automático con certificado de cronómetro COSC y volante de silicio. No se ve porque, como ya he dicho, en toda la colección OMEGA Rio 2016 Limited Edition el fondo está decorado con el logotipo de Rio 2016.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-2-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-8-Horasyminutos

Da gusto llevar el Mark II en la muñeca porque a pesar de su tamaño y peso está muy bien equilibrado, y se nota cuando lo tienes puesto. Es un reloj realmente olímpico que sin embargo se puede llevar en el día a día porque es, dentro de su formas, elegante y discreto. Se han hecho 2.016 piezas a un precio de 5.400 euros cada una. Me lo compraba sin dudarlo.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-9-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-10-Horasyminutos

OMEGA SEAMASTER DIVER 300 M

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-21-Horasyminutos

El último de los OMEGA Rio 2016 Limited Edition es este Seamaster Diver 300 M.  Da la sensación que el Seamaster 300 M es como el primo pobre de la familia, porque apenas tiene repercusión publicitaria. Hace poco vimos los Seamaster Planet Ocean Deep Black (con un reportaje completo en este artículo), y a primeros de año presentamos con fotos en vivo los Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT (en esta entrada), mientras que en Baselworld Omega presentó un montón de Seamasters 600M. Pero de sus hermanos con hermeticidad hasta 300 metros, muy poco.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-24-Horasyminutos

Y es un reloj interesante porque su reducido diámetro (41 mm) y la delgadez de su caja lo hacen muy versátil. Se distingue de los demás Seamaster porque los números del bisel cerámico están grabados con los colores de los anillos olímpicos y por el dibujo de la esfera, tomado del paseo de la playa de Copacabana. Ambas características particulares hacen que tenga una personalidad propia.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-20-Horasyminutos

OMEGA-Seamaster-Diver-300M-Rio-2016-playa-Copacabana-Horasyminutos

A las 10 aparece una válvula de helio, obligatoria para bajar a las profundidades que admite el reloj pero que no se va a usar nunca. Otro de los elementos interesantes es el brazalete, que con sus secciones pulidas y satinadas de manera alterna crean una sensación de producto sólido y elegante. Por dentro, otro calibre coaxial; en este caso el Omega 2500. Es una edición limitada a 3.016 unidades, con un precio de 4.100 euros.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-23-Horasyminutos

Los tres OMEGA Rio 2016 Limited Edition ya están disponibles en las boutiques de Omega en Madrid, así que sólo queda pensar en cuál es el que más nos gusta. O, mejor aún, cuáles. Más información en Omega.es.

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-27-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-26-Horasyminutos

Omega-Rio-2016-Limited-Edition-22-Horasyminutos

 

 



La OMEGA House en los Juegos Olímpicos Río 2016

 Omega-House-Rio-2016-1-Horasyminutos

 

La presencia de OMEGA no sólo va a ser seguida por espectadores y telespectadores de todo el mundo en las distintas pruebas. Va a tener una física y bulliciosa en la famosísima Playa de Ipanema. Es la OMEGA House Rio 2016.

Omega-House-Rio-2016-6-Horasyminutos

Concepto original de la OMEGA House

 

UN POCO DE HISTORIA

La OMEGA House se aloja en otra casa histórica: la Casa de Cultura Laura Alvim, una benefactora de la cultura brasileña. Nacida con el siglo pasado, el 2 de noviembre del año 1900, era hija  del médico Alvaro Freire de Vilalba Alvim, que introdujo la radiología en Brasil. Dedicó su vida a hacer de la casa de sus padres un hogar para la cultura, con representaciones de todo tipo (ella misma recitaba poemas en francés)  y acogiendo a artistas jóvenes de todo el país. Acabó  en la ruina, pero renunció a las ofertas millonarias por su casa -en una situación privilegiada de la playa de Ipanema- para donarla a la ciudad como sede de eventos culturales.

Omega-House-Laura-Avim-Horasyminutos

Dada su belleza y sus rasgos delicados está considerada la primera Garota de Ipanema, así que nada mejor que escuchar la canción de Vinicios de Moraes y Tom Jobim que ha hecho eternas a las mujeres de esa playa (aunque en la más conocida versión de Astrud Gilberto, João Gilberto y Stan Getz) mientras nos adentramos en la OMEGA House.

OMEGA HOUSE

Omega-House-Rio-2016-3-Horasyminutos

Al ser recibido en el interior de OMEGA House, el hall de entrada está custodiado por olivos, un inteligente recordatorio de los orígenes de los Juegos Olímpicos. Estos conducen a una impresionante cascada de 9 metros, con una representación del salto de trampolín. Recuerda que puedes leer todo sobre el cronometraje de los deportes de agua de OMEGA en esta entrada.

Omega-House-Rio-2016-4-HorasyminutosA lo largo de las paredes hay una cronología dorada que muestra la increíble historia de cronometraje de OMEGA, y que hemos repasado extensamente en este artículoTambién hay una obra de arte única creada a partir de papel que deja ver los relojes clásicos y de Juegos Olímpicos de OMEGA, así como algunos de los monumentos más conocidos de la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos desde 1932.

Omega-House-Rio-2016-5-Horasyminutos

El Patio

Omega-House-Rio-2016-2-Horasyminutos
La zona principal que más representa el ambiente de la OMEGA House. Inspirado en el lujo fresco y en los tonos blancos que se pueden encontrar en Miami, Ibiza o Miconos, el Patio de OMEGA House tiene cortinas blancas drapeadas que cuelgan de espectaculares arcos sujetos por típicos pilares griegos. Resulta evidente que la arquitectura propia del edificio se ha utilizado para causar un gran efecto.

Omega-House-Rio-2016-15-Horasyminutos

En uno de los extremos del Patio, el agua de una fuente fluye suavemente mientras grandes espejos dan a la zona una mayor sensación de profundidad. En el otro extremo, la barra se encuentra entre una gran pantalla que muestra la acción en directo de lo que está pasando en los Juegos Olímpicos de Rio. Para compensar la estética del blanco sobre blanco, una colección de fotografías en blanco y negro se muestra sobre las paredes, contando la historia de OMEGA en cronometraje. Para relajarse, una pequeña zona al lado del Patio ha sido decorada con columpios y mecedoras modernas.

La sala del espacio

Omega-House-Rio-2016-8-Horasyminutos
En la planta de arriba de la Omega House, la primera de las zonas dedicada a la marca está diseñada en contraste con la planta baja. Reflejando la historia de la marca en cuanto a exploración del espacio, los invitados se sentirán cómodos en sofás de terciopelo bajo un dosel de estrellas, una instalación única creada para la ocasión. En las paredes hay muestras de los relojes Moonwatch de la marca, desde modelos vintage que fueron a la luna hasta relojes modernos de cerámica.

Omega-House-Rio-2016-9-Horasyminutos

La sala del océano

Omega-House-Rio-2016-10-Horasyminutos
Para la gente que camine por la calle, la gran ventana en la parte de arriba de la OMEGA House se ve como un acuario. La zona del Dj está situada en una barrera de coral y la decoración inspirada en el océano ha sido diseñada con materiales especiales por las mismas personas que construyen las icónicas carrozas del Carnaval de Rio. También hay bolas de cristal dentro del coral que muestran algunos de los relojes de OMEGA inspirados en el océano. Por la noche, la sala se vuelve azul, trasladando a los invitados a un mundo submarino con fascinantes proyecciones en las paredes. Por supuesto, desde aquí las vistas al Océano Atlántico son un sueño.

Omega-House-Rio-2016-11-Horasyminutos

La sala de la tradición

Omega-House-Rio-2016-7-Horasyminutos
Celebrando los 168 años de historia de OMEGA, esta sala transmite a los invitados el funcionamiento de un reloj. 145.000 piezas de reloj por encargo han sido repartidas por las paredes, mientras que en campanas se exhiben relojes vintage OMEGA, herramientas de relojería y otras curiosidades. Un candelabro ilumina la habitación lo suficiente como para que los invitados se encuentren en la barra central, construida en madera de ébano. Para aquellos a los que les gusta aprender con una copa en su mano, hay una mesa de relojero donde se hace una demostración de anti magnetismo.

Omega-House-Rio-2016-12-Horasyminutos

La sala de la mujer

Omega-House-Rio-2016-14-Horasyminutos

A cualquier mujer le gustaría tener un espacio personal como éste. Diseñado como una sala de maquillaje, hay mobiliario a medida para relajarse, mesas de cristal y un tocador con un espejo. En las paredes se muestran en pantallas algunos de los mejores gráficos publicitarios femeninos de OMEGA. Muchos de ellos fueron ideados por conocidos artistas como Paul Helleu, Lim y René Gruau. Continuando por la habitación, los relojes de mujer OMEGA se muestran dentro de cuadros iluminados y, una vez más, una ventana de arco con vistas al agua y la arena de la playa de Ipanema. Más información en Omega.es.

Omega-House-Rio-2016-13-Horasyminutos



OMEGA y los Juegos Olímpicos – 2

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-2-Horasyminutos

En nuestro anterior artículo sobre OMEGA y los Juegos Olímpicos vimos la fascinante evolución de los sistemas de cronometraje, especialmente enfocados hacia el atletismo. Hoy vamos a centrarnos en la natación, otra de las grandes disciplinas que no sería lo que son hoy de no ser por las aportaciones tecnológicas de Omega.

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-3-Horasyminutos

Los antiguos egipcios ya tenían competiciones de natación. La dependencia del ser humano y su interacción con el agua desde el principio de su existencia hizo que dominarla fuera una necesidad, y el mero hecho de poder cruzar un río podía significar llevar a mejores lugares a la tribu, por ejemplo para sobrevivir al invierno. En la anterior y extensa entrada (que te aconsejo que leas) veíamos cómo en 1932 Omega y los Juegos Olímpicos comenzaban su fructífera interacción, cronometrándolos por primera vez e incluyendo también las pruebas de natación. Hasta 1960 el cronómetro de Omega y el ojo del juez de meta decidieron la medallas.

Pero hubo un problema.

ROMA 1960: EL DILEMA LARSON-DEVITT

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-Natacion-3-Horasyminutos

Final de los 100 metros libres en Roma 1960

La final de los 100 metros libres de los juegos romanos supuso uno de los momentos más polémicos en los que se vieron implicados Omega y los Juegos Olímpicos. El americano Lance Larson y el australiano John Devitt llegaron a la meta parejos, tras una competidísima y emocionante carrera que se puede encontrar en YouTube. En aquel entonces sólo existía un aparato semiautomático para el conteo de tiempos llamado Swim-Eight-O-Matic que Omega había presentado en los Juegos Olímpicos de Melbourne de 1956. Pero se usaba sólo como respaldo, quedando la decisión en manos -y ojos- de los jueces de meta.

Omega Swim-Eight-O-Matic

Omega Swim-Eight-O-Matic

Había tres cronometradores para cada calle y nadador, cada uno con un cronómetro en su mano. Los de la calle de Larson le dieron unos tiempos de 55,0, 55,1 y 55,1 segundos, mientras que el Swim-O-Matic le daba 55,10. Los tres cronometradores de Devitt, en la calle 3, le marcaron un tiempo de 55,2 segundos, mientras que el Swim-O-Matic le daba un tiempo de 55,16.

Parecía por tanto que el ganador debía ser Larson. Pero había tres jueces para decidir el primer puesto y otros tres para decidir el segundo. Los tres primeros votaron 2-1 a favor de Devitt, mientras que los del segundo puesto votaron 2-1 a favor de Larson. Empate a 3, por tanto. En vez de dejar que fuera el Swim-O-Matic el que decidiera, el juez principal, Henry Runströmer de Suecia, saltándose las normas, decidió él personalmente que el ganador era Devitt (quien por cierto al salir de la piscina, antes de conocer el resultado, había felicitado a Larson como ganador). El caso supuso un escándalo que se prolongó durante 4 años más por las apelaciones del equipo estadounidense (infructuosas, por cierto). Omega se dio cuenta de que había que hacer algo para que no se volviera a producir algo así.

Y lo hizo.

1967: TOUCHPADS

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-Natacion-4-Horasyminutos

La respuesta de Omega al asunto de Roma significó uno de los mayores avances en el cronometraje deportivo de todos los tiempos. Los touchpads o paneles de presión eliminan la posibilidad de error humano, ya que cada nadador para su propio tiempo al tocarlo. Los touchpads responden a la presión del cuerpo del nadador, pero no del agua. Esto es porque el panel tiene un grosor de 12 mm y el nadador debe presionarlo 2 mm con una presión de 1, 5 y  2,5 kilos. Los touchpads fueron presentados por Omega en los Juegos Panamericanos de Winnipeg en 1967, y desde entonces son ellos los silenciosos jueces de la carrera.

Pero tampoco los touchpads se han librado de la controversia.

PEKÍN 2008: EL CASO PHELPS Y CAVIC

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-Natacion-6-Horasyminutos

Nuevamente una final de 100 metros, en este caso estilo mariposa. Dos casi eternos rivales, el serbio Milorad Cavic y Michael Phelps, se enfrentan en el agua en una carrera que comienza claramente a favor de Cavic, absoluto favorito. Cavic nadaba embutido en su traje de natación completo, mientras que Phelp sólo lo lleva en las piernas. La polémica sobre los trajes venía de largo, y Phelp decidió no llevar la parte superior. De esta manera si ganaba, era su mérito. Si perdía, parte de la culpa podría echarse al traje del rival.

Omega-y-los-Juegos-Olimpicos-Natacion-7-Horasyminutos

Sea como fuere, Phelps fue remontando y en el último momento Cavic se confió y se dejó “deslizar”, mientras que Phelps pudo dar una última medio-brazada que a la postre le haría quedar el primero por una centésima de segundo. Hubo nuevamente mucha polémica porque, como incluso el propio Phelps dice, a simple vista el ganador era Cavic. Se llegó a decir que como el norteamericano era embajador de Omega, los jueces le habían favorecido. Pero esta vez nadie discutió la decisión del touchpad de Omega, y Phelps aumentó -aún más- su leyenda.

Pero hay más avances tecnológicos de Omega presentes en la piscina que veremos tras el salto, incluido un vídeo.



OMEGA y los Juegos Olímpicos – 1

Omega-y-Juegos-Olimpicos-4-Horasyminutos

De un solo relojero con 30 cronómetros de bolsillo en 1932 a 450 toneladas de equipos de medición, 200 km de cable y 480 personas. La relación de Omega y los Juegos Olímpicos es larga y fructífera y merece la pena hacer una repaso profundo tanto desde el punto de vista técnico como relojero de lo que ha supuesto para el deporte la aportación de la manufactura.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-3-Horasyminutos

No se sabe el origen del deporte como tal, pero es fácil intuir una extensión de la etapa del juego infantil, que sirve para desarrollar el físico y las estructuras mentales necesarias para desenvolverse en un entorno natural potencialmente hostil. El juego pasa a ser competitivo de manera intuitiva: simplemente consiste en correr más que tu hermano o compañero para que no te atrape. Si no lo consigue, has ganado esa singular “batalla” que en infinitas variantes se reproduce a lo largo del desarrollo porque el ser humano, los mamíferos en general, aprenden jugando.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-6-Horasyminutos

De la misma forma necesidades básicas como la caza o la pesca llevan a competiciones de lanzamiento de lanzas (o jabalinas, para cazar jabalíes) o de natación, y la amenaza constante de la guerra lleva a prepararse para la lucha cuerpo a cuerpo, el lanzamiento de peso. Y en culturas mesoamericanas se jugaba a acertar en un aro con la cabeza de los enemigos caídos.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-36-Horasyminutos

Por tanto el deporte es consustancial al ser humano, y se sabe que ya estaba regulado por los chinos 4.000 años antes de Cristo. Para los griegos el deporte era parte esencial de su cultura, hasta el punto que celebraban cada cuatro años los Juegos Olímpicos, así llamados porque se celebraban en la villa de Olimpia. Se celebraron desde el 776 a. C. hasta el año 394 d. C. Eran tan importantes que se creó una unidad de tiempo, llamada Olimpiada, que eran los cuatro años que pasaban entre unos Juegos y otros. Esa es la razón por la que en realidad se debe decir Juegos Olímpicos y no Olimpíadas (con o sin acento), si bien en español está admitido usar el segundo término para identificar el primero.

Omega y Juegos Olimpicos 1 Horasyminutos

EL ORIGEN: 1932

Omega-y-Juegos-Olimpicos-7-Horasyminutos

Omega por supuesto ya tenía fama como óptimo reloj antes de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, y también como cronometrador de acontecimientos deportivos. Pero en los Juegos Olímpicos de la costa oeste Omega fue encargada por primera vez de medir todas las competiciones, para lo que desplazó a un solo relojero y 30 cronómetros rattrapantes certificados por el COSC. Ese fue el origen de una historia de amor y pasión que llega a nuestros días. Y de paso midió 17 nuevas marcas mundiales. Así comenzó la relación de Omega y los Juegos Olímpicos.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-8-Horasyminutos

La actuación callada pero estelar de Omega en 1932 le supuso nuevos contratos olímpicos. Para los juegos de Berlín de 1936 se desplazaron 185 cronógrafos desde Biel hasta la capital alemana, una vez más controlados por un solo relojero (Paul-Lois Guignard). Los juegos de Berlín son recordados por Jesse Owens, el atleta negro estadounidense que ganó cuatro medallas de oro bajo el contrariado bigote de Hitler, que estaba deseoso de mostrar la supremacía aria de sus atletas. En aquel entonces, por cierto, los atletas cavaban sus propios agujeros de inicio en la pista con pequeñas palas.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-10-Horasyminutos

1948: Las máquinas vencen a los humanos

Omega-y-Juegos-Olimpicos-11-Horasyminutos

Evidentemente el aleccionador sopapo de Owens a Hitler no consiguió hacer a éste desistir de sus ideas genocidas, y el mundo tuvo que pasar por cinco largos y sangrientos años de guerra mundial. Las guerras son uno de los motores tecnológicos más poderosos, y lo que empezó con -todavía- cargas de caballería (como la de los soldados polacos contra los tanques alemanes) acabó con los aviones a reacción. Lo mismo podríamos decir de la tecnología de medición de tiempos en las competiciones deportivas.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-12-Horasyminutos

Tanto en los Juegos Olímpicos de invierno en San Moritz -celebrados en enero- como en los de los Londres ese verano (conocidos como “los juegos de la austeridad” porque el mundo aún se recuperaba de la guerra y no se construyeron instalaciones deportivas y se alojó a los atletas en casas ya existentes), Omega presentó la pistola que conectaba el disparo con la puesta en marcha del sistema de medición, así como un “ojo” fotoeléctrico.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-13-Horasyminutos

Por su parte la British Race Finish Recording Co. Ltd desarrolló su primera cámara de foto-finish o foto de llegada, con una imagen continua y grabación del tiempo que además se podía regular de acuerdo con el deporte que fuera a practicarse. Funcionaba en tándem con el equipo de Omega. Esto no sólo consolidó el dúo Omega y los Juegos Olímpicos; también marcó el inicio del cronometraje moderno.

1952 Juegos Olímpicos de Helsinki

Omega-y-Juegos-Olimpicos-14-Horasyminutos

Omega y Race Finish Recording trabajaron en conjunto para mejorar la cámara de foto-finish, llamada Racend Omega Timer. Por primera vez podía mostrar fracciones de segundo al pie de las imágenes de los atletas en la línea de meta. Fue el comienzo de la era del cuarzo y la electrónica. El Omega Time Recorder, transportable e independiente de la red eléctrica, permitía imprimir los resultados en un rollo de papel, lo que le granjeó a Omega la Cruz del Mérito Olímpico en 1952. En Helsinki ya se cronometró a la centésima de segundo.

Racend Omega Timer

Racend Omega Timer

Un nuevo elemento haría que la pareja de hecho Omega y los Juegos Olímpicos fuera aún más notoria: la televisión. Según esta fue mejorando y acercando el acontecimiento a más y más gente de todo el mundo, Omega introdujo el Omegascope en 1961. Permitió la introducción del concepto de transmisión “en tiempo real” -que ahora nos parece tan normal- mediante la superposición de números luminosos en la parte baja de la pantalla; revolucionó el cronometraje y no dejaba margen de error porque se mostraba públicamente a millones de telespectadores.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-16-Horasyminutos

En 1968 se presentó el “cronometraje integrado, que proporcionaba análisis estadístico y resultados enviados directamente a jueces, entrenadores y medios informativos. Fue también el primer año que se aceptaron como oficiales los tiempos medidos electrónicamente. Esto se debió en parte a que las televisiones querían imágenes de los atletas, no de los jueces debatiendo.

Al mismo tiempo se instalaron altavoces detrás de cada calle en las pruebas de atletismo, de manera que todos los atletas, en la medida de lo posible, oyeran el pistoletazo a la vez y que no hubiera ventajas. Particularmente en una prueba como la de los 100 metros lisos donde una centésima es vital.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-17-Horasyminutos

En los Juegos Olímpicos de los Ángeles 1984 Omega presentó las imágenes de foto-finish en color, que serían firmadas por los atletas convirtiéndolas instantáneamente en objetos de coleccionista. También se introdujeron los detectores de salidas falsasbasado en las diferencias de presión: cuando el atleta se impulsa hacia adelante lo hace presionando sobre los bloques de salida. Si la presión -de 29 kg para hombres y 27 para mujeres- se ejercía por debajo de la décima de segundo, que era el considerado tiempo mínimo de reacción, el sistema Omega lo detectaba y señalaba como salida falsa.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-21-Horasyminutos

1992: ALBERTVILLE, JUEGOS DE INVIERNO EN FRANCIA

La foto-finish alcanza su mayoría de edad. Para los eventos de patinaje de velocidad, Omega crea el Scan-O-Vision, un sistema de cámara que mide el tiempo de manera digital hasta la milésima de segundo en el momento en que los atletas cruzan la línea de meta. Hoy esta tecnología es un simple programa de software.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-18-Horasyminutos
Además del cronometraje y la distribución de resultados, la gestión de los datos fue otra parte muy importante de la contribución de Omega y los Juegos Olímpicos. Se comenzó a medir la aceleración y la velocidad de manera que, por ejemplo, se pudo saber que en los juegos de Atlanta de 1996 el campeón de los 100 metros lisos, el canadiense Donovan Bailey, fue el último en salir pero ganó la carrera al tener la mejor aceleración y la más alta velocidad de manera consistente en todo el evento hasta llegar a la línea de meta.

En el año 2000 Omega hizo posible que los televidentes vieran la línea de récord virtual,  que indica cómo de cerca están los competidores de la marca ya establecida.

Omega-y-Juegos-Olimpicos-19-Horasyminutos

2010 JUEGOS DE INVIERNO DE VANCOUVER

Omega-y-Juegos-Olimpicos-20-Horasyminutos

Aunque parezca un simple artilugio que queda bonito, la introducción de la nueva pistola es un avance significativo. Al contrario que las pistolas hasta entonces, esta no dispara nada físicamente. Ello es por que, aunque se hubieran incorporado ya altavoces en las calles de la pista, el atleta que estaba al lado de la pistola la oía centésimas de segundo antes que los demás competidores, por lo que tenía una ventaja que podía ser definitoria en la línea de meta. Con esta pistola el pulso genera un sonido (y un destello de luz) que se oye a la vez en todos los altavoces, para que no haya ventaja alguna.

Omega trabaja con las principales federaciones de deporte mundiales y ha seguido añadiendo nuevas mejoras al mundo del cronometraje, incluyendo cámaras de vídeo de alta velocidad, foto-finish aún mejores y sistemas de puntuación y de salidas falsas. La relación de Omega y los Juegos Olímpicos se ha mantenido firme y a la cabeza de la tecnología punta. Tras el salto vamos a ver qué nuevas tecnologías veremos de Omega y los Juegos Olímpicos de Río 2016, con vídeo incluido.



En la muñeca: Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black. Modelos y precios

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-25-Horasyminutos

Omega no para. Si en Baselworld presentó 5 modelos  Seamaster ahora nos trae cuatro más: los nuevos Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black. Todos ellos realizados en cerámica y todos con una misma presencia oscura. Vamos a ver su características y precios.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-22-Horasyminutos

La nueva colección Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black se ha pensado para cubrir el espectro más amplio de gustos, desde lo más deportivo a lo más elegante. Por ello el reloj se puede encontrar con acentos azules, rojos, negro con realces en naranja y por último combinado con oro Sedna (el oro rojo creado por Omega).

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-6-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-3-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-19-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-15-Horasyminutos

La característica principal de estos relojes es que toda la estructura está realizada en cerámica. Eso incluye la caja, de 45,5  y el bisel, pero también la esfera y las coronas. Es la primera vez que se fabrica un reloj completamente cerámico y la verdad es que el resultado es espectacular. La estructura se ha creado a partir del óxido de circonio (ZrO2), conocido como “zirconia”. La zirconia se mezcla con elementos estabilizantes para crear una cerámica con una resistencia muy alta a las roturas, además de una baja transmisión térmica. Su dureza es tal que es habitual verla usada en cuchillos o en implantes dentales, lo que da idea de su resistencia a la humedad y las bacterias.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-7-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-1-Horasyminutos

¿Por qué se han elegido los colores rojo y azul? En primer lugar está la idea, como ya he dicho, de apelar a la más amplia gama de gustos posibles. El rojo ha sido siempre un color deportivo, así que no extraña su presencia. También es el primero que se deja de ver en una inmersión: a partir de 5 metros de profundidad pasa a ser negro. Por el contrario el azul, color tradicional en los relojes de buceo, es el último en desaparecer: exactamente el tono de azul que luce el Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black es el que deja de verse cuando se alcanzan los 275 metros de profundidad. Por último, a 300 metros el color del océano es completamente negro.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-20-Horasyminutos

Tanto en la versión azul como en la roja las inserciones del bisel de cerámica que marcan los primeros quince minutos y el de la válvula de Helio a las 10 horas se han realizado en caucho. En el modelo Black se ha usado Liquidmetal (mezcla de cerámica y metal creado por Omega) y en la vesión de oro Sedna se ha usado Ceragold (mezcla de oro y cerámica).

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-26-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-13-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-12-Horasyminutos

En las fotos superiores se puede apreciar la forma levemente convexa del cristal del Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black, además de la forma de la correa, que ayuda a que el reloj se asiente de manera correcta sobre la muñeca. Las correas son de caucho con un patrón que recuerda a la tela, mientras que la versión de oro Sedna tiene una correa de cuero pero con tratamiento impermeable e interior de caucho. Todas las correas tienen tratamiento antibacteriano;  el cierre desplegable es de titanio cerámico.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-10-Horasyminutos

En las esferas -pulidas en los modelos Black y Gold y cepilladas en los rojo y azul- hay mucha información, sobre todo escrita: siguiendo la manía de las marcas de escribir un folleto técnico en las esferas de los relojes de inmersión, los Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black ostentan nada menos que ¡8! líneas de texto, sin contar con el logotipo de la manufactura. Es verdad que las líneas están bien equilibradas y no impiden la lectura de la hora, pero un poco de moderación sería de agredecer. De forma discreta también aparece la fórmula del óxido de circonio, que sólo se lee bien al contraluz. Por cierto que también aparece en la trasera del reloj, en una de las asas.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-21-Horasyminutos

Lo verdaderamente importante, que es la información horaria, no se ve afectada por la literatura de la esfera: la legibilidad es intachable. Tiene unos grandes índices señalados por las agujas con punta de flecha tradicionales en los Planet Ocean, que además son de tamaño perfecto y están hechas en oro blanco u oro Sedna. Los arábigos acompañan al color del reloj: el rojo y azul están pulidos, mientras que en la versión Black y oro están cepillados para ofrecer mejor contraste. Y la aguja del segundero tiene una generosa punta también, fundamental si estamos sumergidos y necesitamos comprobar que el reloj sigue en funcionamiento.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-11-Horasyminutos

Pero además los Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black son GMT para poder bucear en cualquier parte del mundo sin perder de vista la hora en casa. Para ello se ha incluido un nuevo anillo de segundo huso horario de nueva factura, con los arábigos redimensionados para facilitar su lectura, así como la correspondiente flecha indicadora. Todos los elementos de la esfera y el punto central del bisel rezuman SuperLuminova, con una visión en la oscuridad simplemente perfecta.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-24-Horasyminutos

El calibre que anima a los cuatro Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black es el Omega Master Chronometer 8906. El nombre nos indica que es un calibre certificado por el Instituto Federal Suizo de Metrología (METAS), que somete a cada reloj a las pruebas más exigentes:

  1. La función de cada movimiento -ya aprobado por el COSC- cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss
  2. La función de cada reloj completo cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss
  3. Desviación de la precisión cronométrica en 6 posiciones
  4. Desviación de la precisión cronométrica diaria tras exposición a 15.000 gauss
  5. La precisión media diaria (a 6 diferentes posturas y 2 zonas de temperatura distinta), entre 0 y más de 5 segundos/día, durante 4 días
  6. La autonomía (reserva de marcha), determinada en horas por cada modelo de reloj
  7. La desviación de la precisión cronométrica entre el 100% y el 33% de reserva de marcha
  8. La resistencia al agua (probada en agua), en bares, determinada por cada modelo de reloj. Omega añade un 25% de resistencia de la nominal

Además el reloj pasa por la certificación COSC y tiene 4 años de garantía. El calibre se mueve a 3,5 hercios (25.200 Alt/h) y tiene 60 horas de reserva de marcha.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-14-Horasyminutos

Otra innovación de los Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black es que (¡por fin!) los textos en el reverso están correctamente alineados, algo que a algunos nos vuelve locos cuando no ocurre -que es casi siempre-. Esto lo consigue gracias a un sistema de cierre cerámico que han llamado Naiad Lock y con el que se han ganado el cielo. Esperemos que lo vayan incorporando a los demás modelos.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-4-Horasyminutos

Como siempre ocurre con la casa de Biel, el reloj queda fenomenal en la muñeca. Las correas obligan al reloj a quedar equilibrado sobre el pulso y por tanto se lleva muy bien, a pesar de su tamaño.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-8-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-5-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-9-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-17-Horasyminutos

Por supuesto va en gustos, pero para mí mis favoritos son sin duda el Black y el de oro Sedna. Yo me imagino que el que más se va a vender es el Black y no por bonito sino por duradero: un negro total no va a pasar de moda. Pero, tal y como se probado en numerosas ocasiones, puedo estar equivocado. Los relojes son más caros de lo normal ( el Planet Ocean GMT de 43,5 mm en acero cuesta 6.700 euros), pero te estás llevando un calibre Master Chronometer, estructura de cerámica, manecillas de oro y GMT. Los Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black no llegarán a las tiendas hasta octubre, pero por ahora sus precios son de 10.400 francos para el azul, rojo y negro y de 13.400 francos para la versión en oro. Aproximadamente 9.550 y 13.300 euros respectivamente. Más información en Omega.es.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-23-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-18-Horasyminutos



Los Omega Edición Limitada Río 2016: Modelos y Precios

 Omega-Rio-2016-portada-Horasyminutos

Quedan 70 días para que comiencen oficialmente los Juegos Olímpicos Río 2016 y Omega, que ha estado presente en las Olimpiadas desde que aterrizó en las de Los Ángeles en 1932, ha lanzado tres Omega Edición Limitada Río 2016. Cada uno tiene su personalidad y merece la pena verlos todos.

Omega-Rio-2016-fondo-Horasyminutos

 

OMEGA SEAMASTER BULLHEAD EDICIÓN LIMITADA RIO 2016

OMEGA - Bull head desde 1969

El primer modelo lanzado fue el Omega Seamaster Bullhead Edición Limitada Río 2016. El Bullhead es un modelo aparecido en 1969 bajo el nombre “Rallie”, pero enseguida fue bautizado por los aficionados como Cabeza de Toro por sus formas. A pesar de lo llamativo de su apariencia, de su singularidad, la comercialización del reloj fue, digamos, dificultosa. Tanto es así que el Bullhead no reapareció hasta 2013, mucho más grande y con una esfera muy distinta.

OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 lateral

El año pasado sufrió una segunda transformación para alinearse con los colores olímpicos, momento que aprovechó para asear la esfera y deshacerse de unos índices horarios que le daban un cierto aire de ruleta de juego. El resultado es mucho más atractivo que el de sus ancestros, porque además los colores olímpicos conjugan muy bien con la esfera blanca. Siendo además un Seamaster el reloj se va a encontrar muy a gusto en ambientes marinos, donde la correa azul y los pespuntes de distintos colores lo convierten en una presencia alegre y vivaz.

OMEGA-Seamaster-Bullhead-Rio-2016-Limited-Edition-Horasyminutos

Por supuesto el Omega Seamaster Bullhead Edición Limitada Río 2016 lleva tiempo en las boutiques de la marca, en las que se puede adquirir una de las 316 unidades existentes. El 3 se ha puesto porque es la tercera vez que el golf se convierte en deporte olímpico. El precio del reloj es 8.100 euros.

OMEGA SPEEDMASTER MARK II EDICIÓN LIMITADA RÍO 2016

Omega-Speedmaster-Mark-II-Rio-2016-ambiente-Horasyminutos

Para mí el más bonito de los tres, sin duda alguna. El Speedmaster Mark II, nacido en 1969, significó el primer rediseño de la caja del Speedmaster Moonwatch clásico (éste es el mío) y por tanto el inicio de la segunda generación del modelo icónico (de ahí su nombre, Mark II). La forma de la caja, también conocida como “Línea de Piloto” tiene su origen en un proyecto secreto en el que Omega estaba trabajando en aquel entonces: una versión aumentada y reforzada del Speedmaster para un uso más prolongado sobre la superficie lunar.

Omega-Speedmaster-Mark-II-Rio-2016-perfil-Horasyminutos

Una de las versiones del proyecto (que duró más de 10 años), la llamada “Alaska”, presentaba una caja redonda y reforzada con asas sólidas y con protectores de corona y pulsadores. Cuando las directrices del proyecto cambiaron alguna de las ideas originales formaron la base de las cajas “Pilot’s Line” y se introdujeron comercialmente en la forma de Speedmaster Mark II y el Flightmaster.

Omega-Speedmaster-Mark-II-Rio-2016-frontal-Horasyminutos

El Omega Speedmaster Mark II Edición Limitada Río 2016 presenta una caja de 42,40 mm satinada, lo mismo que los dos eslabones exteriores del brazalete. La parte central y los pulsadores del cronógrafo están pulidos. La esfera, que mantiene el taquímetro interior luminiscente, remarca las tres subesferas con biseles en oro rojo, plata y bronce para representar las medallas olímpicas. Un detalle ingenioso que dota de personalidad propia al reloj sin convertirlo en una versión acotada al evento que representa, porque no hay ninguna otra referencia a Río en la esfera.

Omega-Speedmaster-Mark-II-Rio-2016-reverso-Horasyminutos

Donde sí la hay es en el reverso del reloj, que lleva grabado el logotipo de los Juegos de Río; es una característica común a los tres modelos. Es, en resumen, un modelo precioso que equilibra perfectamente su unicidad como edición limitada con la personalidad innata del Speedmaster Mark II. El Omega Speedmaster Mark II Edición Limitada Río 2016 tiene su producción acotada a 2.106 unidades, cada una con un precio de 5.400 euros. Una gran compra sin duda.

Omega-Speedmaster-Mark-II-Rio-2016-Horasyminutos

OMEGA SEAMSTER DIVER 300 M EDICIÓN LIMITADA RÍO 2016

OMEGA-Seamaster-Diver-300M-Rio-2016-Horasyminutos

Por último, Omega acaba de anunciar un Seamaster Diver 300 M. El reloj mantiene todas las características de estos Seamaster de buceo: caja de acero (Omega no lo dice, pero yo creo que el diámetro es de 41 mm porque no es cronógrafo) al igual que el brazalete, muy elaborado. Válvula de helio a las 10 horas, ventana de fecha a las 10 y excelente luminosidad gracias al tratamiento con SuperLuminova.

Omega-Seamaster-Diver-300M-Limited-Edition-Rio-2016--2-Horasyminutos

Lo que varía son los numerales arábigos sobre el bisel, que están pintados en colores olímpicos, y sobre todo la decoración de la esfera. Está implementada siguiendo el patrón de decoración utilizado en el paseo marítimo de la playa de Copacabana, que fue realizado en forma de mosaico con cerámica portuguesa.

OMEGA-Seamaster-Diver-300M-Rio-2016-playa-Copacabana-Horasyminutos

Omega-Seamaster-Diver-300M-Limited-Edition-Rio-2016--1-Horasyminutos

Es sin duda el punto más controvertido entre los aficionados a la marca, pero la propia gente de Omega me confiesa que tienes la sensación de que se va a vender muy bien. Omega suele equivocarse poco es sus apuestas comerciales, así que mejor callar y esperar a ver. Aún no ha llegado al mercado y de hecho no se sabe cuándo llegará, pero lo que sí se sabe es el precio: El Omega Seamaster Diver 300M Edición Limitada Río 2016 cuesta -o costará, cuando llegue- 4.100 euros. Tampoco se sabe cuántas unidades de las 3.016 que se van a fabricar van a llegar a cada mercado. Más información en Omega.com.

OMEGA-Seamaster-Diver-300M-Rio-2016 1 Horasyminutos

 



Stephen Urquhart deja la presidencia de Omega

Omega-Stephen-Urquhart-presidente-Horasyminutos

El mismo día que se cumplían 120 años de los Juegos Olímpicos modernos Stephen Urquhart, presidente de la compañía que lleva midiendo los tiempos de las competiciones desde 1932, anuncia que dejará Omega en mayo, coincidiendo con su 70 cumpleaños.

Stephen Urquhart y Eddie Redmayne en la presentación del Globemaster

Stephen Urquhart y Eddie Redmayne en la presentación del Globemaster

Stephen Urquhart, nacido de un escocés y una portuguesa en la isla de Trinidad, aterrizó en la relojería por pura casualidad: un profesor le recomendó que fuera a Suiza para mejorar su francés, y en 1968 consiguió un trabajo en Omega. Allí se quedó  6 años. En 1974 entró en Audemars Piguet, en la llegó a ser Director Ejecutivo Adjunto. En 1997 Nicolas Hayek (padre) le invitó a dirigir Blancpain, y dos años más tarde se cambió a Omega. Por eso llama la atención cuando en 2010, reflexionando sobre su carrera, confesó que “francamente, nunca pensé que me iba a quedar en Suiza”. Así es la vida.

En 1999 Omega presentó su primer reloj equipado con un escape Co-Axial, el movimiento creado por el gran George Daniels y que fue una revolución porque suponía la eliminación de la fricción de las paletas al deslizarse sobre el escape. El calibre Co-Axial permitió a Omega retomar su puesto dentro de la alta relojería y sobre él Stephen Urquhart basó el crecimiento de la marca, tanto en conocimiento de la misma como por tanto en ventas. Curiosamente cuando se le pregunta cuál es su reloj favorito dice sin dudarlo que es el Speedmaster Professional Moonwatch, un reloj que notoriamente NO lleva un escape Co-Axial porque conserva el movimiento cronógrafo original, que además es manual. Y es su favorito por su historia, porque lleva desde 1969 representando la mayor hazaña de la humanidad (seguramente sólo comparable con el descubrimiento de América) y esa herencia lo hace único. Personalmente me alegro de que compartamos gustos.

Omega-Speedmaster-Professional-Moonwatch-Horasyminutos

Omega Speedmaster Professional Moonwatch

Tomando como base el antimagnetismo del calibre Co-Axial Stephen Urquhart empujó la investigación sobre ese campo, convencido de que el magnetismo es el mayor enemigo del reloj (y tiene razón). Eso llevó a la presentación del calibre Master Co-Axial completamente antimagnético hasta 15.000 gauss y que vistió la nueva versión del De Ville Trésor (en vídeo aquí). Un año después se reeditaba el modelo Globemaster con el último avance de la casa: la certificación por el laboratorio independiente METAS, posiblemente el certificado más exigente hasta ahora en cuanto a la construcción y precisión de un reloj. Lo repasamos con fotos en vivo y precios aquí y aquí.

Stephen Urquhart en la presentación del Globemaster en Madrid

Stephen Urquhart en la presentación del Globemaster en Madrid

Hay que señalar que, si bien la idea de los embajadores de marca comenzó con Nicolas Hayek, fue Stephen Urquhart es que la expandió, contando con nombres como Cindy Crawford, Nicole Kidman, George Clooney y, más recientemente, Eddie Redmayne.  Aunque según reconoce el propio Stephen, quien de verdad ha expandido el nombre de Omega ha sido el agente 007 James Bond, quien desde 1995 lleva en su muñeca un Omega Seamaster. El más reciente, el Seamaster 300 Spectre, se puede ver en el artículo con vídeo sobre los relojes de James Bond. La alianza con el agente es vital para Omega porque le ayuda a alcanzar el que Stephen siempre ha dicho ser un de sus principales objetivos: ganar usuarios de relojes mecánicos entre los jóvenes, un mercado que ahora se ve amenazado por los relojes inteligentes.

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition

De acuerdo con las estimaciones de Bank Vontobel AG de Zurich, las ventas de Omega en 2014 alcanzaron los 2,15 mil millones de francos suizos (casi 2.000 millones de euros), y las boutiques propias superaron las 200 en todo el mundo. Aún así estos son momentos difíciles para la industria relojera suiza, así que la marcha de quien dirigía la manufactura que más contribuye a las ventas totales del grupo Swatch (se estima que un 30%) sin duda ha levantado unas cuantas cejas y removido asientos. Sin embargo el elegido para sucederle es Raynald Aeschlimann, vicepresidente de ventas de la casa y que lleva en Omega desde 1996. Raynald es un hombre ya conocido por su prolongada carrera dentro del grupo Swatch y en Omega.

Raynald-Aeschlimann-Omega-Watch-CEO-Horasyminutos

Raynald Aeschlimann

Va a ser por tanto interesante ver qué cambios lleva a cabo la marca, porque una dirección nueva siempre implica cambios. Ante sí el señor Aeschlimann tiene el ya mencionado reto de ganarse a los millenials mientras mantiene la posición de liderazgo de la marca tras Rolex. También debe expandir la certificación METAS por todas las gamas de producto y campear la actual crisis relojera, que amenaza con convertirse en un tormenta perfecta. Buena suerte a Raynald Aeschlimann y feliz retiro a Stephen Urquhart. Y muchas gracias por todo.

Omega-Daniel-Craig-y-Stephen-Urquhart-Horasyminutos

Daniel Craig y Stephen Urquhart en la presentación de Spectre en China

 

 



Pre-Baselworld 2016: OMEGA Seamaster Planet Ocean 600M Master Chronometer

Omega-Planet-Ocean-600M-Master-Chronometer-Horasyminutos

He aquí un reloj que la casa OMEGA (una de mis favoritas) ha pensado que debería destinar al mercado femenino. Y sin embargo en el momento en que  lo vi entró en mi lista personal de deseos. Es el OMEGA Seamaster Planet Ocean 600M Master Chronometer.

Omega-Planet-Ocean-600M-Master-Chronometer-perfil-Horasyminutos

A mí desde luego me gusta la relojería suiza y también me gusta el chocolate suizo; me gusta Omega y me gusta el Seamaster. Si además te dan uno en oro Sedna (la aleación de oro propiedad de Omega) y con una media ideal de 39,5 mm, que me diga alguien qué hay aquí que como hombre no me deba resultar atractivo, o me haga pensar que es exclusivamente femenino. Especialmente si ya hay numerosos ejemplos chocolateados en el mundo de la relojería, alguno de los cuales también tenemos en nuestra web (por ejemplo éste, éste o este otro).

Omega-Planet-Ocean-600M-Master-Chronometer-esfera-Horasyminutos

El oro Sedna también se gobierna sobre las manecillas y los perfiles de los índices, en perfecto contraste con la esfera también chocolate. Y hay que destacar también que la ventana de fecha tiene el fondo negro, lo que ayuda a que la ruptura estética sea mucho menor (aunque hubiera sido mejor en marrón). Mención aparte merece el bisel, que es de por sí un postre exquisito: todo el borde está realizado en oro Sedna, mientras que la superficie se ha hecho en Ceragold. El nombre propio Ceragold corresponde a la cerámica de alta resistencia creada por Omega, que combina una cerámica a base de circonio que nunca pierde el brillo ni el color y es 6 veces más resistente que el acero. Las inserciones de los números e índices de la escala de inmersión son de oro de 18 quilates que además se satinan para ofrecer una lectura mejor,  y sobre todo mucho más placentera porque tiene una presencia impecable.

Y siguiendo con los bocados deliciosos que ofrece este OMEGA Seamaster Planet Ocean 600M Master Chronometer, el calibre 8801 está certificado por METAS. De ahí la denominación Master Chronometer, porque ha pasado el examen seguramente más duro de toda la relojería. Por si queda alguna duda sobre el proceso, está explicado en este artículo. El calibre automático se carga gracias a una masa oscilante también en oro Sedna, todo él visible gracias al zafiro que lo cubre. Lo cual es en sí una proeza, porque el reloj es hermético hasta los 600 metros. Qué poderío constructivo tiene Omega, la verdad.

Omega-Planet-Ocean-600M-Master-Chronometer-calibre-coaxial-8801-HorasyminutosDigamos por último que el reloj luce una correa de piel marrón con la cara interior en caucho: una combinación deportiva y confortable. No se ha hecho oficial cuánto cuesta el reloj, pero si su equivalente de 37,5 mm -también de oro Sedna y bisel de Ceragold- tiene un precio de  18.400 euros, supongo que al aumentar el tamaño y presentar el nuevo calibre METAS el precio del OMEGA Seamaster Planet Ocean 600M Master Chronometer  se acercará a los 20.000 euros. Pero hay que esperar a que nos lo confirmen la semana que viene en la feria. Y mientras espero me voy a buscar una tableta de chocolate puro al 80%.

Más información en omega.com.

Omega-Planet-Ocean-600M-Master-Chronometer-Horasyminutos

 

 



Pre Baselworld 2016: Omega Globemaster Annual Calendar

Omega-Globemaster-Annual-Calendar-1-Horasyminutos

La feria de Baselworld de 2015 fue el escenario donde se presentó una nueva línea de relojes de OMEGA: los Globemaster. Este año comienza su expansión hacia el mundo de las complicaciones y lo hace con el nuevo Omega Globemaster Annual Calendar que además viene con un precio muy interesante.

La gama Globemaster, que repasamos en vivo en este artículo, supuso la puesta al día del modelo bandera de la marca, el Constellation, en su versión original (no el posterior diseño, conocido como Manhattan). El bisel acanalado y la esfera pie-pan le otorgan una personalidad propia que lo distingue de otros relojes de vestir de la marca, como el propio Manhattan o el De Ville. El nuevo Omega Globemaster Annual Calendar mantiene la misma esencia, salvo que la caja ha crecido de los 39 a los 41 mm de diámetro para mejorar la lectura de la complicación.

Omega-Globemaster-Annual-Calendar-esfera-Horas-y-Minutos

Un calendario anual es aquel que tiene en cuenta la duración del mes, excepto el salto de febrero a marzo, que debe ser corregido manualmente. Un calendario perpetuo sí tiene en cuenta esa diferencia (incluidos los años bisiestos); pero claro, tiene otro precio. El “calendario completo” suele incluir el día de la semana, pero no reconoce las variaciones de 30 y 31 días de los meses. Este Globemaster Calendario Anual ha prescindido del día de la semana; puede ser considerado como un detrimento para el reloj, pero tiene un buen motivo Omega para prescindir del día de la semana: el equilibrio estético de la esfera.

Omega-Globemaster-Annual-Calendar-perfil-Horasyminutos

Omega ha decidido colocar las tres primeras letras de cada mes entre los índices aplicados de la esfera con el mismo tipo de letra cursiva del nombre de la colección Globemaster. Como quiera que es un tipo de letra relativamente ampuloso los nombres ocupan mucho espacio y, si hubiera que añadir la información del día de la semana, se rompería completamente la estética de la esfera, ya que habría que añadir algún tipo de subdial. Y es que la esfera del Omega Globemaster lleva en su construcción su propia limitación al establecer dos planos muy delimitados, y uno de ellos inclinado. Será interesante ver qué otras complicaciones se decide a implementar la marca sobre este modelo, que imagino será en primer lugar un cronógrafo.

Omega-Globemaster-Annual-Calendar-Horasyminutos

En este caso la esfera es de un gris que no existía antes en la colección, pero en Basilea seguramente veremos versiones distintas. Esta que presentamos ahora tiene la caja construida en acero, pero imagino que el oro e incluso el platino harán su aparición pronto. Por supuesto el reloj lleva dentro un calibre coaxial Master Chronometer certificado por el laboratorio METAS, seguramente la certificación más exigente que hay ahora mismo en el mundo relojero. Las pruebas están descritas en este otro artículo sobre el Globemaster.

Por cierto que el reloj se presentó el pasado día 1 de marzo en Los Ángeles de la mano del embajador de la marca para este modelo, el menudo y excelente actor Eddie Redmayne. En la foto se le ve llevando ya el reloj en la muñeca.

Omega-Globemaster-Annual-Calendar-Eddie-Redmayne

Eddie Redmayne con su Globemaster Annual Calendar

Pero más interesante aún es que el precio del Omega Globemaster Annual Calendar es de 7.800 francos suizos. Eso es al cambio 7.200 euros. Si tenemos en cuenta que el Globemaster más barato vale 6.400 euros quiere decirse que Omega está apostando por unos precios más agresivos, en consonancia con los tiempos difíciles que pasa la relojería actualmente. Esperemos ver el reloj en Baselworld y traernos algunas fotos en vivo. Más información en Omega.com.Omega-Globemaster-Annual-Calendar-frontal-HorasyMinutos



En la muñeca: Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT

 

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-correa-de-tela-en-la-muñeca

Todas las grandes marcas de relojes dan apoyo a causas sociales de diversa índole (ecológicas, humanitarias, culturales) y las muy grandes están en los tres tipos. De ellas Omega es una de las más silenciosas ya que lleva a cabo numerosas acciones de calado -englobadas en lo que llama “Planet Omega”- y sin embargo no deja rastros de autobombo, lo cual es más que encomiable. Dichas acciones siempre llevan aparejadas un reloj específico, que es una de las formas de financiarlas. Eso ocurre con el reloj que vamos a ver: el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT.

YANN ARTHUS-BERTRAND, OMEGA Y LA GOOD PLANET FOUNDATION

Yann-Arthus-Bertrand-Terra-Omega-1-Horas-y-Minutos

Yann Arthus-Bertrand

Yann Arthus-Bertrand es un reputadísmo fotógrafo francés especializado en la fotografía de animales -especialmente aérea- que de manera natural derivó hacia el conservacionismo activo, creando la Fondation GoodPlanet. Dicha fundación promueve el conocimiento público de la ecología y la búsqueda de un crecimiento sostenible.

Yann-Arthus-Bertrand-Terra-Omega-Horas-y-Minutos

Fotografía tomada durante el rodaje de TERRA

Desde 2011 Omega colabora intensamente con la Fondation GoodPlanet. Gracias a los fondos aportados y a la libertad de creación absoluta  han visto la luz diferentes proyectos: en 2012 se estrenó la película Planet Ocean y en 2013 se puso en marcha el proyecto “Time for the Planet”, dos proyectos trianuales para recuperar la costa indonesia y que se financiaron gracias a las ventas del Seamaster Planet Ocean GoodPlanet lanzado el año anterior. Este año se estrena la película TERRA, también financiada por Omega y cuyo tráiler podéis ver a continuación:

Daniel-Casas-director-de-Omega-España-y-Yann-Arthus-Bertrand

Yann Arthus-Bertrand junto a Daniel Casas, director de Omega España, en la presentación de la película TERRA en Madrid

La presentación dela película lleva consigo un nuevo reloj, parte de cuyas ventas servirán para apoyar un nuevo proyecto de vida salvaje en Botsuana. Es el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-frontal

Y ocurre que, siendo inconfundiblemente Seamaster, es a la vez distinto y, para mí, uno de los modelos más bonitos de Omega. El guardatiempos tiene un diámetro de 43 mm y está enteramente realizado en titanio para restar peso al conjunto. Aunque el Seamaster es por definición un reloj deportivo, la manufactura ha conseguido dotarlo de un aire elegante que le permite mezclarse con un traje de vestir con la cabeza alta. Y en el caso de este Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT sin duda su propietario va a querer llevarlo en cualquier ocasión, formal o no tanto. Y para las ocasiones más serias la caja mezcla pulidos y satinados que le dan un porte más serio pero sin perder su personalidad. Y eso a pesar del blanco y rojo de la esfera.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-perfil

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-en-la-muñeca-1

Más aún, como se puede ver en las fotos el reloj se presenta con una correa de tela azul marino, hecha de nylon revestido. Sin embargo la presencia es mucho más elegante de lo que uno anticiparía, y ello es porque la correa es gruesa y mantiene muy bien la forma mientras que el pespunte blanco acentúa la elegancia que el propio patrón de la tela ya tiene. De hecho a mí me gusta mucho más que el brazalete de titanio, y parte de la preferencia también viene por el cierre , elegante en su sencillez.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-cierre-de-la-correa

La esfera blanca resalta la presencia de los índices, que ven subrayadas unas formas que ya eran de por sí relevantes. Están lacadas en azul marino y atravesadas por un segmento de SuperLuminova con la misma forma del índice. El mismo azul tiñe las manecillas y el logotipo de la casa, en relieve, así como el segundo huso horario y la manecilla del segundero central. Una ventana de fecha levemente trapezoidal se aloja a las 6 horas, y Omega ha decidido crear un índice de menor tamaño en vez de cortarlo. El resultado es óptimo, mucho más elegante.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-de-la-esfera-1

Hay un detalle que siempre me ha gustado mucho en los Seamaster: la punta de la manecilla horaria está rebajada y pulida, resaltando por sobre el resto de la aguja. Esto parece un detalle sin importancia, casi una fruslería del diseñador. Sin embargo, todo aquel que haya tenido uno de estos relojes en la muñeca se habrá dado cuenta de lo mucho que mejora la lectura del tiempo. Son esos pequeños detalles lo que provocan amores eternos. El reloj se leería muy bien sin ese detalle, claro. Pero sorprende lo mucho mejor que el reloj informa con ese pequeño elemento de apenas un milímetro de tamaño.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-manecilla

La información del segundo huso horario se muestra en rojo. Hay muy poco de ese color, pero sobrado para destacar la función. En primer lugar las iniciales de Greenwich Mean Time, con el mismo tamaño que el nombre de Omega y con la misma grafía. El rojo le hace destacar y contrasta sobre todo con la grafía casi escolar del nombre de las colecciones de Omega (en este caso Seamaster). Y en segundo lugar la manecilla del segundo huso horario, cuya punta se perfila en bermejo para distinguirla perfectamente del segundero central. En conjunto la lectura de todos los datos es perfecta, rápida y clara. Y eso incluye también escenarios con poca luz, gracias a la preciosa SuperLuminova azul.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-de-la-esfera

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-SuperLuminova

La hora en origen se ajusta desde la corona, como ocurre con algunos movimientos sencillos que vemos en el mercado. Sin embargo aquí estamos hablando de todo un señor calibre Master Co-Axial 8605. El movimiento es antimagnético hasta 15.000 Gauss y está dotado de un espiral de silicio, dos barriletes montados en serie y un rotor que carga en ambas direcciones. Es visible a través de un cristal de zafiro y lleva grabado el nombre “GOODPLANET FOUNDATION” barnizado en azul. Y además el reloj es hermético hasta 150 metros.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-calibre-8605

Ya decía antes que el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT es precioso, y ahora confirmo que puesto en la muñeca es aún más seductor. Queda bien, bien, ¡BIEN! Se asienta perfectamente en la muñeca a pesar de los 43 mm, y el ajuste de la correa es impecable. Como decía arriba también hay una versión con brazalete de titanio -muy ligera- que vendrá muy bien en verano y que no defraudará a los que prefieren el “todo-metal”. Yo, aún siendo en general muy de brazalete metálico, prefiero esta correa de tela.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-en-la-muñeca

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-brazalete-en-la-muñeca-1

Omega también ha creado una versión  tres agujas y fecha a la que denomina igual pero sin GMT al final. Tiene un  diámetro de 38,5 mm,  más conservador que el de su hermano viajero pero mucho más fácil de acomodar en todo tipo de muñecas. El resto de características son las mismas, salvo la ubicación de la ventana de fecha que además recupera la forma de trapecio muy marcado de los Seamaster. Dos maneras de atar al pulso, misma esfera, mismo juego de colores. El calibre es también coaxial, pero en este caso con la numeración 8500.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-correa-de-tela

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-brazalete

Las dos ediciones del Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT ya están disponibles en la boutique de Omega. Su precio es de 8.500 euros para la versión con correa de nylon y 9.100 para la de brazalete de titanio. Por su parte, el precio de los Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet tres agujas es de 6.500 y 7.100 euros respectivamente. Más información en Omega.com.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-brazalete-en-la-muñeca

 

 



Ya disponibles los Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-y-oro-amarillo-Horas-y-Minutos

Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer en acero y oro amarillo

Los Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer fueron anunciados en la feria de Basilea de 2015 y causaron mucho revuelo, porque era una colección que presentaba una nueva gama de reloj de vestir muy distinta a lo que ya conocíamos. Ahora, casi un año después, llega a las boutiques de la marca y los hemos podido tener en la muñeca.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-azul-Horas-y-Minutos

Globemaster Master Chronometer en acero y esfera azul

Omega ya  tenía relojes de vestir, por supuesto. De hecho la gama de relojes de la casa es tan dispar que se podría decir que sus seguidores se hayan en depósitos estancos, de manera que hay fanáticos del Speedmaster que jamás contemplarían llevar un De Ville, por ejemplo. O quien se compra un Trésor (que vimos en este vídeo) seguramente se espantaría si tuviera que llevar un Seamaster Bullhead (que se puede ver aquí). La verdad es que eso forma parte de la personalidad de la marca y la hace aún más atractiva.

Versión en acero, esfera plateada y correa de piel

Versión en acero, esfera plateada y correa de piel

¿Por qué entonces hacía falta este Globemaster? En primer lugar porque la historia tiene mucho peso en la relojería y es una fuente continua de inspiración para los creadores. En segundo, porque el Constellation fue el reloj de bandera de la marca desde su aparición en 1952, y como tal tuvo a lo largo del tiempo una continua evolución en diseños; cada parte del reloj, de la esfera a la hebilla, fue cambiando con el tiempo. De esta manera los archivos de la marca guardan propuestas que poco a poco irán saliendo porque parece que el gusto por lo retro en relojería -y en concreto de los relojes de los años 50 y 60- está aquí para quedarse.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-plateada-1-Horas-y-Minutos

Versión en acero y esfera plateada

Pero además, para evitar que el Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer sea un reloj de vestir más, la elección de la esfera pie-pan  (literalmente molde de tarta -o torta, en Hispanoamérica-) y el bisel estriado le da un aire distinto que lo hace sobresalir por encima de sus hermanos de familia. El dial con esa subesfera dodecagonal en relieve es intrínseca del modelo Constellation desde su aparición. El bisel sin embargo fue muy poco usado por la marca, pero existía en su colección desde antes de 1945 y también fue usado en algunos modelos Constellation. Unir los dos ha sido un golpe de genio para obtener un guardatiempo singular y con mucha personalidad.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-piel-esfera-azul-1-Horas-y-Minutos

El Globemaster nació un año después de que Omega revalidase su propia marca de cronometría. De ahí que en la trasera del reloj aparezca la cúpula del Observatorio de Ginebra rodeado por 8 estrellas que simbolizan los 8 grandes hitos de cronometría logrados por la manufactura en diferentes observatorios mundiales, incluido la gran victoria de 1931 en la que ganó las 6 categorías. En el actual Globemaster Co-Axial Master Chronometer el observatorio se ha grabado en un medallón que se adhiere al cristal de zafiro y está hecho en el mismo material que la caja. Debido a su origen “cronométrico” los Constellation fueron siempre cronómetros COSC (hasta la llegada en 1982 del modelo Manhattan y el cuarzo). De hecho durante décadas Omega fue la manufactura con más unidades certificadas por el laboratorio suizo, y ello es gracias a los Constellation.

Medallón en acero

Medallón en acero

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-oro-sedna-calibre-coaxial-Horas-y-Minutos

Medallón en acero Sedna

No es de extrañar por tanto que haya sido el Globemaster el primero en recibir un calibre certificado por el laboratorio METAS y que sube el nivel de exigencia de los relojes de lujo a un nivel nunca visto hasta ahora, dado los exigentes criterios que debe aprobar. Están por cierto descritos en este artículo. El calibre es completamente antimagnético, gracias a lo cual podemos verlo a través del cristal trasero. La ceritificación es también el origen del nombre del reloj: Omega Globemaster Co-Axial Master Chronometer. No es precisamente el nombre más sexi del mundo; repetir dos veces master en un título está considerado generalmente como redacción pobre, y el conjunto master-master-meter crea una cacofonía que, salvo en inglés, dificulta su pronunciación. Pero se usa para distinguir los calibres co-axiales METAS de los co-axiales que no lo son. Sólo espero que se generalice rápidamente el uso de estos nuevos calibres para que Omega pueda prescindir de la coletilla Master Chronometer.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino reverso

Reverso de la versión en platino

Por último hay que decir que el nombre de Globemaster proviene de Estados Unidos, donde la denominación “Constellation” se encontró con un problema de marcas registradas. Constellation era una familia de aviones fabricados por Lockheed, uno de los tres fabricantes de aviones comerciales con motores a pistón junto con Douglas y Boeing. Hasta que no se resolvió el conflicto en 1956 el distribuidor local se vio obligado a usar otro nombre. Supongo que en el acuerdo influyó el que Lockheed iba a dejar de usarlo: el avión que lanzó en 1957 ya no se llamaba Constellation sino Starliner. Curiosamente Douglas por su parte tenía un avión de carga llamado Globemaster, pero no puso ninguna pega (o ninguna querella por infringir la patente, mejor dicho).

Por supuesto los Constellation (los relojes me refiero) tenían medidas de su época (35 mm), mientras que el actual recurre a los 39 milímetros, una de los diámetros canónicos en los relojes de vestir. La caja combina partes pulidas -como el bisel- con satinadas, que se extienden a los brazaletes en las versiones que lo llevan. El efecto es muy atractivo.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-oro-sedna-detalle-Horas-y-Minutos

Caja en oro Sedna

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-detalle-satinado-pulido-Horas-y-Minutos

Caja y brazalete de acero

La esfera es un conjunto armónico de texturas. A la ya mencionada e icónica forma de pastel se añaden unos índices rectangulares y sólidos que sirven de vértice para el polígono interno. Sobre la ventana de fecha -que se ha trasladado de las 3 del modelo original a las 6 horas- encontramos una estrella como en todos los Constellation, y bajo las doce el nombre y símbolo de la manufactura en el mismo metal que la caja. Hasta finales de los 60 Omega usó manecillas delfín, pero para este renacimiento ha preferido, con buen criterio, usar de bastón que además le permite llenarlas de SuperLuminova y le va mejor a este tipo de esfera porque son más estilizadas. Todo en la esfera está hecho con gusto por el detalle y los buenos acabados. La legibilidad es impecable, tanto a plena luz -gracias al contraste que ofrece la esfera con las manecillas- como en la oscuridad.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-acero-esfera-plateada-detalle-Horas-y-Minutos

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer-detalle-esfera-Horas-y-Minutos

OMEGA Globemaster Master Chronometer SuperLuminova

Más fotos en la siguiente página.



Pre-Baselworld 2016: Omega Speedmaster Moonphase Master Chronometer

No estamos saliendo del SIHH y ya vamos entrando en la próxima feria relojera, Baselworld 2016. Y comenzamos la aproximación a Basilea con un peso pesado: el nuevo Omega Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer, que promete ser uno de los modelos más exitosos porque lo tiene todo.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-frontal-horas-y-minutos

Unir en la misma frase el Speedmaster y la Luna es una redundancia porque como ya sabemos el Speedmaster es el reloj que pisó la luna, así que ningún otro tiene más derecho que él para relacionarse con nuestro satélite, y eso que el origen del reloj está en los pilotos de automóviles y no en la Luna. Por supuesto ya ha habido varias declinaciones del Speedmaster con una ventana de fases lunares, pero en este caso se ha optado por una Luna “real” para la que se ha utilizado un disco de cristal mineral metalizado. Omega afirma que el detalle de la superficie del satélite es tan real que ¡se puede ver la huella de un astronauta! Supongo que hará falta un súper microscopio para verla, si el dibujo está proporcionado. El firmamento que lo rodea parece sacado de las imágenes en blanco y negro que se podían ver por televisión en las transmisiones de la época. Totalmente sesentero, y me encanta.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-detalle-fases-lunares-horas-y-minutos

Flanqueando la ventana de la Luna, que además incluye su edad en días -quizá hubiera estado mejor sin ese detalle-, aparecen dos subesferas. A la izquierda tenemos el pequeño segundero y la fecha, indicada con una flecha terminada en un semicírculo rojo que favorece una lectura fácil del dato y que habíamos visto antes en el Speedmaster Moonwatch Professional Moonphase Chronograph, aunque en éste último tenía forma de tenedor mientras que ahora adopta una forma más lunar. La subesfera de la derecha recoge, como viene siendo habitual en los cronómetros coaxiales de la casa, el contador de 30 minutos y el de 12 horas. Ambas subesferas están remarcadas por un bisel rodiado que acentúa su legibilidad, que en todo el Speedmaster es intachable tanto de día como de noche. Por último toda la esfera está decorada un azul marino profundo y con rayos de sol, lo que no hace sino aumentar la belleza del modelo. A ello también contribuye la inclusión del rojo en el nombre, la punta de flecha de la trotadora y la fecha, en la que el número 1 está remarcado porque, recordemos, fue el primer reloj en pisar la Luna.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-esfera-horas-y-minutos

El bisel conserva el azul temático del reloj, está construido en cerámica pulida y la escala taquimétrica en  Liquidmetal®, la aleación de Omega lanzada hace unos años que asegura durabilidad y brillo inalterable. Para mejora la legibilidad el metal líquido está cepillado. La caja en su conjunto, construida en acero, tiene un diámetro de 44,25 mm y una notable altura de 16,85. El cristal es de zafiro tanto en el frontal como en el reverso.

El nombre del reloj es Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer porque lo mueve elnuevo calibre Co-Axial 9904, con los apellidos Master Chronometer que le concede la certificación METAS. Ya hablamos de la nueva certificación en esta entrada cuyo primer fruto fueron los nuevos Globemaster -que presentamos en este artículo-. En resumen estamos hablando de un cronómetro automático de 368 piezas completamente antimagnético, con doble barrilete en paralelo que le otorga una reserva de marcha de 60 horas; está bien, pero no es nada del otro jueves porque idealmente debería tener al menos 72 horas. La hermeticidad sí es notable, ya que llega a los 100 metros.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-calibre-co-axial-9904-horas-y-minutos

Complementado con una correa de cuero también azul, este Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer prometer ser un digno sucesor de los éxitos del Dark Side of The Moon, la sensación Speedmaster de los últimos años. Un completísimo reloj que gracias al azul temático da un nuevo impulso a una leyenda cuya capacidad de seducción sigue incólume. El precio en euros no se sabe aún, y seguramente no se sabrá hasta después de que lo veamos en Baselworld pero su precio oficial es de 9.400 francos suizos (8.500 euros al cambio). Más información en omega.com

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-tumbado-horas-y-minutos

 



Resumen del año

31-12-2015

En 2015 publiqué más de 520 artículos, muchos de los cuales tenían contenido exclusivo. La web tuvo más de 180.000 visitas que han acabado marcando qué artículos fueron los más seguidos. Vamos a saber cuáles han sido.

 

10- TOP 10 RELOJES DE CABALLERO PARA REGALAR POR MENOS DE 5.000 EUROS

 

10 relojes por menos de 5000 euros

Curiosamente el décimo artículo más leído de 2015… ¡es de 2014! En diciembre publiqué unas guías sobre qué relojes regalar. Empecé con relojes por menos de 800 euros (se puede encontrar aquí) y después publiqué una de relojes de menos de 5.000 euros, que ha sido muy leída durante 2015. En realidad se regala todo el año, no sólo en navidad, así que siempre es bueno tener una lista así a mano.

Éste es el artículo completo.

9- PRESENTACIÓN DE LOS RELOJES DIETRICH

Dietrich OT 1

Dietrich OT 1

Los relojes diseñados por Emmanuel Dietrich, de los que hace poco presentamos la última versión, el Dietrich OT-5 (en este artículo), has sabido hacerse con un hueco de mercado por su diseño distinto, su excelente construcción y su movimiento mecánico más que confiable. Este año llegaron a España y estuve en su presentación.

Aquí está el reportaje completo.

8- LOS RELOJES HAMILTON DE LA PELÍCULA “THE MARTIAN”

 

Hamilton The Martian

Aquí se juntaron varias razones de éxito: la popularidad de las películas de ciencia ficción en el mercado hispano, el tirón de un actor como Matt Damon y, relojeramente hablando, la buena y fundada fama de los relojes Hamilton. Todos los personajes de The Martian llevan un Hamilton, y Horas y Minutos los enseñó antes que nadie.

Se pueden ver aquí.

7- LONGINES CONQUEST CLASSIC GMT EN VIVO

 

Longines Conquest Classic Automatic GMT en la muñeca 1

Otra de las muy queridas marcas del grupo Swatch con una propuesta casi infinta y excelente relación calidad-precio. Este GMT se lanzó casi sin publicidad pero no pasó desapercibido para nuestros lectores.

Este es el reportaje.

6- REPORTAJE FOTOGRÁFICO DEL SIAR

SIAR 2015

Probablemente el reportaje más extenso que he publicado, pero la ocasión lo merecía. El Salón Internacional de la Alta Relojería de Madrid es una ocasión única para ver mucho de lo mejorcito del mercado, y para aquellos que no pudieron asistir siempre queda este artículo.

Más de 80 fotos en vivo.

5- TUDOR NORTH FLAG DE MANUFACTURA

 

Tudor North Flag en la muñeca

Otro año importante para Tudor, y éste aún más: presentaron su primer calibre de manufactura y lo hicieron con un modelo que tras su aparente sencillez desvela una presencia potente y muy atractiva. Y a muy buen precio.

Todos los detalles están aquí.

4- ROLEX DEEPSEA CON ESFERA D-BLUE

 

Rolex Deepsea D-blue frontal

Rolex es mucho Rolex, y pase lo que pase en el mundo de la relojería sus modelos siempre llaman la atención y copan las búsquedas de información. Un buen ejemplo es este Deepsea, un artículo publicado en agosto de 2014 y que sin embargo sigue generando un montón de lecturas.

Esta es la entrada completa.

3- NUEVO ROLEX YACHT-MASTER 40

 

Rolex Yacht Master 40 en la muñeca 2

En efecto, otro Rolex, para probar lo que decía al principio del párrafo anterior. En este caso un Yacht-Master que sabe mezclar perfectamente la esencia de Rolex con el lujo -aunque si te paras a pensarlo, el lujo es también parte de su esencia- y que presenta algunas novedades interesantes.

Se puede leer todo y ver las fotos exclusivas aquí.

2- OMEGA SEA MASTER JAMES BOND SPECTRE

 

OMEGA Seamaster James Bond Spectre - textura

Éste ha sido el año de James Bond. Ha vuelto con una película potente y, en lo que nos interesa, con una propuesta relojera aún más poderosa.

Antes de que se lanzara el Seamaster 300 Limited Edition que se puede ver aquí OMEGA lanzó esta otra versión cuya esfera estaba realizada con el dibujo del escudo de armas del agente. El reportaje en vivo ha sido el segundo más visto este año.

Lo puedes revisar aquí.

 

1- LOS RELOJES DE JAMES BOND

 

Los relojes de James Bond

Era lógico. El interés por el agente del MI6 lo ha inundado todo, y en este artículo repasamos a fondo todos los relojes de la saga, desde los Rolex iniciales a los Sea Master de Omega. Y lo hacíamos con fotos y con un exhaustivo vídeo. La mística del agente más famoso del mundo se ha unido al culto a la buena relojería para auparse con el número uno entre los artículos preferidos por nuestros lectores.

Es éste.

Veremos qué sorpresas nos depara el próximo año en lo que a relojes se refiere. Aquí estaremos para contarlo, si sigue vuestro apoyo.

Mientras tanto,

Feliz Año Nuevo



Los relojes de James Bond

No cabe duda de que las películas de James Bond son excelentes soportes publicitarios para cualquier producto que se quiera anunciar. Pero es que además desde la llegada de Daniel Craig al papel las películas de James Bond son, además, buenas. Y como OMEGA ha echado el resto en Spectre con los relojes que ha presentado creo que es un buen momento para hacer un repaso histórico de los relojes del agente secreto.

 

Ian-Flemming-Rolex-Explorer

El creador de James Bond, Ian Fleming, fue un usuario fiel de Rolex y cuando creó su alter ego James Bond especificó que el espía también llevaba Rolex Oyster Perpetual. Sin embargo la presencia del reloj nunca fue promocionada por Rolex y fue más bien secundaria en las primeras películas. No fue hasta Thunderball en 1965 que tuvo un reloj con accesorios, nada menos que un Breitling Top Time con un medidor de radioctividad, aunque sigue siendo fiel a Rolex.

Bond Original - Goldfinger 1964 - 2

En Vive y Deja Morir de 1973 Roger Moore utiliza el bisel de su Rolex para cortar las cuerdas que le atenazan, y aunque un imán es el peor enemigo de un reloj mecánico el Rolex también tiene uno y muy potente, que sirve para detener balas y para otros usos más recreativos.

A partir de esa película los relojes tienen siempre algún truco escondido diseñado por Q, un auténtico visionario que siempre diseña el artefacto que justo va a necesitar Bond en algún momento. Ninguno le falta ni ninguno sobra. Así ocurre con los relojes Seiko que luce Roger Moore en cuatro de sus películas.

Seiko H357 Duo Display

Seiko H357 Duo Display

Seiko G757 Sports 100

Seiko G757 Sports 100

SEIKO 0674-5009 DK001 Quartz LC

SEIKO 0674-5009 DK001 Quartz LC

El gran cambio llega en 1995 con Goldeneye y Pierce Brosnan que luce por primera vez un Omega Seamaster, lanzado en 1993. En esta ocasión  el reloj elegido es de cuarzo, un error que subsanaría Omega en la siguiente película en la que el reloj ya es mecánico e incorpora un detonador a distancia. James Bond hace uso de un láser emitido desde el bisel y un detonador de minas.

OMEGA Seamaster 300 1995-2002

En El Mundo no es Suficiente su Omega tiene un gancho escondido en el bisel. Cuando lo lanza y se clava el bisel gira en sentido contrario y le eleva. En Muere Otro Día tiene un detonador en la válvula de helio, que se activa al girar el bisel, y usa nuevamente el láser, pero esta vez desde la corona.

OMEGA 2006 Casino Royale

La llegada de Daniel Craig con Casino Royale marca también la primera vez que James Bond luce dos relojes, un Omega Seamaster Professional con escape Coaxial hermético hasta 300 metros y válvula de helio con esfera azul. El otro es un Seamaster Planet Ocean de 45,5 mm de diámetro y esfera negra. Además los relojes vuelven a ser sólo eso, relojes que dan la hora.

Edición Limitada Casino Royale

Edición Limitada Casino Royale

A partir de Casino Royale Omega se aprovecha de la renacida popularidad del agente para lanzar ediciones especiales de todos los relojes.

Edición Limitada 2008 Quantum of Solace

Edición Limitada 2008 Quantum of Solace

Con la llegada de Skyfall en 2012 además de los dos relojes de la película y las ediciones especiales Omega lanza una edición especial 50 Años de Bond.

Seamaster Coaxial Skyfall 2012

Seamaster Coaxial Skyfall 2012

OMEGA Edición Limitada Skyfall 2012 50 años de Bond

OMEGA Edición Limitada Skyfall 2012 50 años de Bond

Y en 2014 una Edición Única Seamaster Aqua Terra Goldfinger para celebrar los 50 años de la película. En oro, por supuesto. Lo subastó Christie’s por casi 88.000 euros.

Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Por último -y por ahora- por primera vez James Bond lleva un reloj creado expresamente para lucir en la película. Es el precioso  Omega Seamaster 300 Spectre Edición Limitada con una caja de 41 mm en acero, bisel rotativo bidireccional que sirve de segundo huso horario y una esfera negra con las manecillas e índices rellenos de SuperLuminova color vintage, aunque en la oscuridad luce en azul. Además el pequeño segundero es de lollipop, con la punta redonda. Y por supuesto con un calibre Co-Axial.

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition frontal

Además Omega lanzó otro Seamaster con la esfera azul decorada con el supuesto escudo de armas del agente (presentado en este artículo). La verdad es que Spectre ha puesto el listón muy alto en lo que a relojes se refiere,  y eso que ninguno incorpora esos accesorios que tanto gustan a los seguidores del agente .

OMEGA Seamaster James Bond Spectre en la muñeca

Veremos qué inventa Omega para la siguiente entrega, aunque no me extrañaría que empezara a introducir modelos de otras de sus gamas.

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition perfil

Seamaster 300 Spectre Limited Edition

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition SuperLuminova

SuperLuminova azul

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition carrura

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition - calibre coaxial

Calibre coaxial

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca perfil

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca 1

Mientras tanto, os dejo esta imagen a modo de resumen de la trayectoria de OMEGA con James Bond, que ha sido larga y fecunda.

Historia de 20 años de OMEGA con Bond



Nuevos OMEGA Globemaster con certificación METAS

OMEGA Globemaster Master Chronometer blanco y azul en la muñeca

En diciembre de 2014 OMEGA anunciaba que pasaba a certificar sus relojes con el laboratorio METAS, y ahora presenta el nuevo OMEGA Globemaster, el primer reloj que ostenta dicha certificación.

OMEGA considera -con razón- que su nivel de excelencia va mucho más allá de lo que el COSC ofrece y quiere demostrarlo presentando un test que parece hecho a medida, pero es porque ningún reloj del mercado llega al nivel de los suyos. Como ya señalábamos en este artículo las pruebas que METAS somete a los relojes durante 10 días son muy exigentes:

– La función de cada movimiento cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La función de cada reloj cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La precisión media diaria (a diferentes posturas y temperaturas), entre 0 y más de 5 segundos/día, antes y después de la exposición a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La autonomía (reserva de marcha), determinada en horas por cada modelo de reloj

– La resistencia al agua (probada en agua), en bares, determinada por cada modelo de reloj

Desde luego en lo que concierne simplemente a cronometría el test es mucho más exigente que COSC, que permite una desviación diaria de -4/+6 segundos. Todavía no entiendo cómo se puede permitir que un reloj suizo pueda atrasar; es verdad que lo normal es que no lo haga ninguno, pero el hecho de que exista esa tolerancia demuestra demasiada laxitud con la industria. En cualquier caso COSC forma parte del proceso de METAS porque si no los relojes no podrían llamarse cronómetros, pero METAS va más allá y prueba la cronometería también durante y después de que el reloj está siendo sometido a 15.000 gauss.

Sea como fuere, el hecho es que OMEGA está tan segura de su certificación (recordemos que METAS es un laboratorio oficial, no una empresa privada) que incluso ofrece conocer los resultados específicos de cada reloj. Es decir, vas a esta página, introduces los datos de tu reloj y sabes exactamente -y nunca mejor dicho- qué nota sacó en los exámenes. Me parece una excelente oferta, y muy inteligente: no sólo acerca el reloj a su dueño sino que es una poderosa herramienta de marketing.

OMEGA Globemaster - certificado METAS

GLOBEMASTER MASTER CHRONOMETER

Por ahora el nombre que oímos repetir es OMEGA Globemaster Master Chronometer, pero es sólo porque el Globemaster es el único que tiene la certificación. La idea de OMEGA es extender el calibre Coaxial a todos los modelos (o casi todos, probablemente el Speedmaster Professional del que hablé en este artículo mantenga su calibre histórico). Cuando el nuevo calibre coaxial se convierta en ubicuo el Globemaster se quedará con su verdadero nombre, que es una sola palabra…. hasta que salgan versiones con complicaciones.

OMEGA Globemaster Master Chronometer esfera blanca

El reloj tiene una clara inspiración vintage porque su origen está en la colección Constellation.  Desde luego lo que más llama la atención es su bisel hecho de carburo de tungsteno (lo que le garantiza una larga duración), cuyo acanalado a muchos recuerda al DayJust de Rolex. Sin embargo OMEGA ya lo usaba antes de 1945 y no muchas veces después, por lo que se puede afirmar fehacientemente que está en su historia y no es una copia.

Varios OMEGA Constellation de 1968

Varios OMEGA Constellation de 1968

Omega Constellation Automatic Chronometer de 1968

Omega Constellation Automatic Chronometer de 1968

Como decía el OMEGA Globemaster pertenece a la colección Constellation y de ahí la particular esfera: es la conocida pie-pan (literalmente “molde para tartas”) de 1952, un dodecágono cuyos vértices tocan los índices aplicados para luego caer hacia el borde de la esfera. Esta esfera es una de las más buscadas por los amantes de OMEGA -y el Constellation en particular- y ahora la manufactura lo reedita. Es una excelente opción porque da a la esfera un aspecto tridimensional muy atractivo. Por su parte el finísmo graneado de la parte central le confiere un porte elegante. Los índices y las manecillas tienen recubrimiento de SuperLuminova.

OMEGA Globemaster Master Chronometer SuperLuminova

La ventana de fecha aparece a las seis, a diferencia del Constellation que la tiene a las 3, y es mucho más discreta. Es también trapezoidal, pero no está tan remarcada como en la mayoría de los modelos del Constellation. De hecho es en realidad sacada de la de los Constellation Day Date. Encima de la venta de fecha aparece la estrella tradicional de la colección.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer

El Constellation también lucía estrellas en la parte posterior, iluminando el observatorio de Ginebra y marcando los éxitos de la marca en las competiciones de cronometría. Así como en la gama Constellation la decoración sólo aparecía en los modelos de oro, en el Globemaster es decoración estándar bajo el cristal, y muy bonita. El medallón será siempre del mismo metal que la caja. En la foto de aquí abajo, por ejemplo, se ve el de la caja de oro amarillo.

OMEGA Globemaster Master Chronometer reverso oro amarillo

Por supuesto también permite ver el calibre coaxial y la tradicional decoración de OMEGA con Côtes de Genève curvadas que le dan ese aspecto de abanico tan característico de la marca. El reloj tiene 60 horas de reserva de marcha gracias a su doble barrilete (es gracioso cómo OMEGA identifica ambos –“barrel one, barrel two”-), suficientes como para dejar el reloj en la mesilla de noche el viernes y volver a ponerlo en la muñeca el lunes antes de ir al trabajo.

Hablando de metales, la colección es amplia, como siempre en OMEGA: las esferas plateadas y azules se hayan en cajas de acero, de oro amarillo y de oro Sedna (el oro rojo creado por la marca), combinadas a su vez con correas de piel, brazaletes de acero o bicolor (acero y oro). Todas las combinaciones pueden verse aquí.

OMEGA Globemaster Master Chronometer oro sedna en la muñeca

EN LA MUÑECA

El reloj queda muy bien sobre el pulso. El diámetro de 39 mm unido a su escasa estatura hace que su presencia sea apta para cualquier muñeca, tanto de hombre como de mujer. La presencia es elegante y  seductora. Además con tanta combinación hay seguro un reloj para cada gusto.

OMEGA Globemaster Master Chronometer acero y oro Sedna - perfil

Pero es que además los precios son interesantes: las cajas de acero con correa de piel cuestan 6.400 euros, tanto la esfera azul como la plateada. Si se opta por el brazalete de acero el precio sube 100 euros.

Las combinaciones de caja de acero y bisel de oro suben a 7.900, y si se añade el brazalete bicolor hablamos de 10.100 €. Por último si caja y bisel son de oro con correa de piel el precio es de 18.200 euros.

OMEGA Globemaster Master Chronometer bicolor en la muñeca

GLOBEMASTER PLATINO

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino

Por último hay una versión con caja de platino limitada a 352 piezas que es mi -inalcanzable- favorita. Prescinde de la ventana de fecha para poder tener los 12 índices aplicados de oro blanco esmaltados en azul, a juego con una correa cuyos pespuntes están realizados con hilo con una parte de platino para que conjugue aún mejor con la esfera graneada y la caja.

En la parte trasera presenta un medallón de oro blanco con el observatorio y el firmamento lacados en azul que es una verdadera preciosidad. Los afortunados que puedan comprarlo tendrán que pagar 37.300 euros. Yo lo haría con sumo gusto.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino reverso

 



OMEGA Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca 2

“Houston tenemos un problema”. Una de las frases más conocidas del siglo XX y que hemos incorporado a nuestro repertorio de frases hechas, aunque algunos no sepan su procedencia. Y lo que muchos no saben es el crucial papel que jugó el Speedmaster en aquella situación y que está en el origen del nuevo Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award de OMEGA.

 

Tripulación Apolo 13

El 11 de abril de 1970 a las 13:13 horas despegaba la misión Apollo 13, una misión a la luna que se había convertido en rutinaria, aunque el objetivo fuera aterrizar por tercera vez en el satélite. En la nave iban los pilotos James Lovell, John L. Swigert y Fred W. Haise, que en la foto aparecen con sus Speedmaster, el único reloj aprobado para los viajes espaciales.

Cartificado de aprobación Speedmaster 1965

El día 14 al realizar unas maniobras rutinarias el tanque de oxígeno número 2 hizo explosión, provocando unos daños tan grandes que el hubo que apagar el módulo de mando y utilizar el módulo lunar como bote salvavidas, se descartara la misión y se intentara regresar a la Tierra. El problema es que el módulo lunar estaba pensado para acoger a dos personas durante dos días, no tres personas durante cuatro días, así que el suministro de energía y de agua (para beber y para enfriar el equipo) se volvieron críticos.

Apollo 13 - Modulo de servicio dañado

Apollo 13 – Modulo de servicio dañado

Como había que impulsar la nave para ponerla en la trayectoria de reentrada correcta era necesario arrancar los motores y mantenerlos encendidos durante 14 segundos exactamente. Con todos los aparatos electrónicos apagados, sólo se podía confiar en el humilde Speedmaster, que respondió a la perfección. Como sabemos, la tripulación llegó sana y salva.

La NASA concede el premio Snoopy de Plata a quien ha contribuido más allá de lo esperado y con una acción única a que una misión haya sido exitosa. OMEGA recibió ese premio por el trabajo del Speedmaster. En 2003 la manufactura creó un reloj conmemorativo en el que el Speedmaster Professional lucía una subesfera con Snoppy.

Omega Speedmaster Snoopy de 2003

Omega Speedmaster Snoopy de 2003

Este año, con motivo del 45 aniversario de la misión Apollo 13, OMEGA lanza la edición especial Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award, que se ha convertido en una de las más deseadas de su historia. Todo el mundo quiere uno, y más después de verlo en la muñeca de George Clooney. Y no me extraña porque el reloj es precioso. ¡Yo también quiero uno!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - Frontal

La caja y la disposición del taquímetro sobre el bisel son inequívocamente Speedmaster, pero la esfera es muy distinta. Está realizada en blanco y negro, como las tiras diarias de Snoopy en los periódicos. En la esfera a las 9 aparece Snoopy dormido y soñando la frase Failure is not an option! (el fracaso no es una opción). Una frase atribuida al director de vuelo en tierra de la NASA, Gene Kranz, pero que en realidad él nunca pronunció. Lo que ocurrió es que mientras se preparaba la película se preguntó a una de las personas que estaban en el control de tierra sobre cómo se trató aquel problema y entre otras cosas dijo “No, nadie entraba en pánico. Cuando las cosas se ponían mal de manera calmada exponíamos las opciones, y el fracaso no era una de ellas”. El guionista se quedó con esa idea y la consideró la frase de la película. ¡Y tuvo razón!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca 1

Entre las 12 y las 13 se han remarcado los 14 segundos y debajo aparece la pregunta “¿qué podrías hacer tú en 14 segundos?” en referencia a que en tan poco espacio de tiempo se puede realizar una gran hazaña. Por otro lado el tratamiento de Super-Luminova es distinto en este Speedmaster: en vez de “rellenar” los índices los rodea. Y además ilumina a Snoopy.

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - SuperLuminova

En la parte trasera aparece un medallón con la figura del Snoopy de la NASA. Como cada figura está acabada a mano cada una de ellas es única, lo que da aún más valor al reloj. En el acero que lo rodea se puede leer la frase “Eyes on the Stars”, que hace referencia a una frase pronunciada por Theodore Roosevelt: “Mantén tu mirada en las estrellas y tus pies sobre el suelo” (Keep your eyes on the stars and your feet on the ground). El reloj se complementa con una correa de tela que recuerda a las usadas para atar el reloj al traje de astronauta, pero con mucho más cuerpo y muy buen tacto.

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - Reverso

Como decía al principio es una edición limitada a 1970 unidades. A España van a llegar sólo 6, que imagino ya están asignadas. Su precio es de 5.820 €, que yo pagaría encantado si pudiera. ¡Qué envidia!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca



OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition

OMEGA Seamaster 300 Spectre ambiente

El próximo mes OMEGA lanza su nuevo Seamaster 300 Spectre Limited Edition, un nuevo miembre de la familia de relojes del agente secreto más famoso del mundo y a quien este año ya se había dedicado un reloj, otro Seamaster 300 que incluye el escudo de armas de James Bond y que revisamos en este artículo.

 

Daniel Craig con el OMEGA Seamaster Spectre en la manufactura

El Seamaster 300 renació en 2014 como una copia casi exacta del modelo original de 1957. OMEGA hizo un gran trabajo a la hora de respetar un diseño que desde el siglo pasado no había perdido su gran personalidad, por lo que lo único que tenía que hacer era modernizarlo. Y así lo hizo.

El nuevo Seamaster 300 recogía la esfera negra graneada. Los índices y manecillas con SuperLuminova naranja – aunque en la oscuridad se lee azul  salvo la manecilla de minutos que se ve verde- directamente le hace “vintage”. El bisel es de cerámica y lleva  inserciones de Liquidmetal, una aleación a base de circonio creada por OMEGA que es más fácil de fundir pero que cuando se enfría es mucho más resistente. Así, la combinación de la cerámica y el metal hace del bisel -que no olvidemos es una de las partes del reloj que más sufre por el uso- de una resistencia y un brillo inigualable.

Y por supuesto, ahora el calibre es coaxial, lo que le convierte en un cronómetro con propiedades antimagnéticas que le protegen hasta los 15.000 gauss, además de ser una belleza a la vista.

OMEGA Seamaster 300 1956 -2015

Pues bien, con todas estas virtudes OMEGA celebra los 20 años de la aparición del Seamaster en la muñeca de Bond (en la película Goldeneye, aunque en esa ocasión era la versión de cuarzo). Y lo hace con un guiño al pasado, casi irónico: el modelo viene con una correa NATO parecida a la correa de nylon (en aquel entonces no existían las NATO) que llevaba Sean Connery en Goldfinger -solo que entonces era un Rolex, no un OMEGA-. ¿Como lleva una NATO quiere decir que el precio es menor? Pues no, mire usted, el precio establecido son 6.300 francos suizos, que al cambio son unos 5.800 euros. Más caro de lo que vale con brazalete de acero.

Seamaster 300 Spectre esfera

Este Seamaster 300 Spectre también otras diferencias: la manecilla del segundero tiene la cabeza redonda, como los primeros modelos. Pero a diferencia de aquellos esta sí tiene material luminiscente (como todos los nuevos Seamaster 300). El número 12 ha desparecido para dejar paso a un logotipo mucho mayor que seguro que se ve mejor en pantalla. El bisel es ahora bidireccional porque se han sustituido los indicadores de minutos por numerales del 0  al 11 para poder usarlo como GMT. Además el botón luminoso a las 12 ha desaparecido (por aquello de que en Spectre todo es oscuro, supongo).

El conjunto es atractivo, no cabe duda, pero no sé si como para gastarse todo ese dinero. Es verdad que es una edición limitada a 7.007 (tampoco es que sea limitadísima) y que sólo éste tiene el segundero “lollipop”. En fin que como siempre que el dinero no es infinito es muy difícil elegir.

OMEGA Seamaster 300 en Poster Spectre



Nuevo OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016

El Seamaster Bullhead Rio 2016 es el primer anticipo de las olimpiadas de Brasil, que tendrán lugar del 5 al 21 de agosto del año que viene. OMEGA ha sido cronometrador de los eventos olímpicos desde 1932 y siempre ha marcado los eventos con ediciones especiales. Esta es particularmente atractiva.

 

OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 horizontal

El Seamaster Bullhead Rio 2016 no es, como todos los seguidores de la marca saben, una novedad. Apareció una versión en Baselworld 2013 -que tuvo mucho éxito- que es de la que emana la que hoy presentamos. Pero a su vez la de 2013 era una revisión del Bullhead original, aparecido en 1969. Ese año fue el del primer alunizaje con un Omega Speedmaster en la muñeca de los astronautas, así que decir que el último año de la década fue existoso para la marca de la letra griega es quedarse corto.

El modelo original en realidad se llamaba Rallye, pero adquirió su nombre de “cabeza de toro” cuando fue bautizado así por los aficionados. Tenía una forma única, pero no tuvo continuidad. Hasta que fue rescatado hace un par de años. Eso sí, el nombre de Bullhead había pasado de familiar a oficial.

OMEGA - Bull head desde 1969

Como se puede ver en la foto comparativa el salto del original al moderno fue más que notable: la caja pasó de 38 mm a 43 x 43, los botones del cronógrafo se hicieron más grandes para dominarlos mejor y, sobre todo, pasó de tener un calibre manual a un automático coaxial 3113.

La versión del Bullhead Rio 2016 es idéntica a la de 2013 estructuralmente, pero los cambios estéticos lo hacen distinguirse y, en mi opinión, resultar la versión más atractiva de todas, teniendo en cuenta que no es un reloj que se lleva todos los días.

OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 frontal

El dial está despejado y permite una perfecta lectura de los datos: horas y minutos, pequeño segundero y cronógrafo con trotadora central y contador de 30 minutos, además de una sencilla ventana de fecha. Las agujas del cronógrafo -o, por ser más exactos, del cronómetro- son rojas siguiendo la tradición de los relojes para medir tiempos, un color que se repite en las indicaciones pintadas sobre los índices aplicados. Estos, junto con las manecillas, están tratados con Superluminova.

OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 lateral

El bisel interior azul -color que aparece en el logotipo de las olimpiadas brasileñas- gira mediante la corona a las 6 y las indicaciones de los minutos están pintadas en amarillo, negro, verde y rojo, como los anillos olímpicos.

Esos mismos colores se repiten en los pespuntes de la correa de piel, que conserva el mismo azul que el bisel. Por último, la trasera  está cerrada y lleva grabado el logotipo del evento sobre un dibujo en malla muy bien resuelto.

OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 trasera

En definitiva y como ya he dicho, un modelo realmente atractivo que encaja muy bien con el espíritu festivo que siempre transmiten los juegos olímpicos y, cómo no, Brasil. Va a ser una serie limitada a 316 unidades. El tres corresponde a que es la tercera vez que el golf pasa a ser deporte olímpico.

El precio del OMEGA Seamaster Bullhead Rio 2016 es de 7.600 euros.

El vídeo promocional está muy bien hecho, conjuntando el tictac del reloj con la música de samba.



Eddie Redmayne, nuevo embajador de OMEGA

Eddie Redmayne, nuevo embajador de OMEGA

Este va a ser un gran año para Eddie Redmayne. Lo empezó ganando el Oscar al mejor actor por su impresionante interpretación de Stephen Hawking, el físico que desde la inmovilidad de su silla de ruedas ha dado la vuelta al universo tal como lo conocemos. The Theory of Everything descubrió un actor que hasta entonces era casi desconocido para el gran público.

Pero Eddie Redmayne ya tenía una carrera detrás: ganó el Tony al mejor actor en 2013 por su actuación en Red, y continuó con sus actuaciones en la película Los Miserables y Mi semana con Marilyn. Pero fue con La Teoría del todo con la que Edward tocó el cielo: además del Oscar se llevó el BAFTA, el Globo de Oro, y el Screen Actors Guild Award como Mejor Actor. Y este año va a volver a hacer que se escriba mucho sobre él cuando se estrene la esperada The Danish Girl en la que interpreta a la artista Lili Elbe, nombre que adoptó tras operarse 5 veces para ser la mujer que el nacido varón Einar Mogens Wegener siempre quiso ser.

Eddie-Redmayne-Danish-Girl

Y ahora se convierte en el embajador de OMEGA junto con los archiconocidos George Clooney, Nicole Kidman o Daniel Craig entre otros. “He llevado un OMEGA durante muchos años, por lo que convertirme en embajador oficial de la marca a nivel mundial es muy emocionante. Unirme a una marca que incluye entre sus credenciales ser el único reloj certificado por la NASA o ser Cronometrador Oficial de los Juegos Olímpicos es un honor”.

LONDON, ENGLAND - JUNE 04: Actor Eddie Redmayne attends the OMEGA VIP dinner in honour of new international ambassador Eddie Redmayne at Quaglino’s on June 4, 2015 in London, England. (Photo by Mike Marsland/WireImage for OMEGA) *** Local Caption *** Eddie Redmayne

El reloj que vemos a Eddie Redmayne en estas fotos es el nuevo Globemaster. Concretamente la versión en caja de acero de 39 mm con esfera azul y correa de piel también azul; una belleza que va a estar disponible en noviembre.

Omega Globemaster

Además lleva el Calibre automático Coaxial 8900, completamente antimagnético, certificado por COSC y con espiral de silicio, además de hermético hasta 100 metros y con reserva de marcha de 60 horas. Encima la decoración es preciosa, como se puede ver en esta foto que le hice en Basilea. Un relojazo, punto.

Omega Globemaster reverso



OMEGA celebra el 45 aniversario del Apollo XIII con George Clooney

George Clooney en el evento OMEGA

“Qué ganas tengo de conocer a estos héroes”– dijo George Clooney, señalando a James Lovell y Thomas Stafford“Y encima he oído que les gusta tomarse sus buenas copas”. Clooney y otros 300 afortunados se reunieron en Houston (Texas) para conmemorar el 45 aniversario de la misión Apolo XIII y a los astronautas que protagonizaron esa proeza en 1970, todos llevando un OMEGA en la muñeca.

El evento tuvo lugar en el hangar de la Western Airways del aeropuerto de Sugar Land, transformado en un una blanquísima nave espacial. El cocktail se sirvió a partir de las 7:30 de la tarde en una sala comandada desde el centro por una columna con los relojes de OMEGA Speedmaster, “el reloj lunar”.

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA)

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

Tras la llegada de George Clooney -llevando en la muñeca el ya agotado Speedmaster Silver Snoopy Award– los invitados se dirigieron hasta la zona principal del evento. Al entrar se encontraron literalmente en la luna: polvo gris, rocas… hasta los platos tenían la luna grabada.

El hangar del evento OMEGA

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

La Maestra de Ceremonias fue Lily Koppel, autora de la novela -ya convertida en serie- The Astronaut Wives Club. Fue ella quien presentó a George Clooney, quien habló sobre la caerra espacial en los años 60 y 70 (él tenía sólo 8 años cuando el primer alunizaje).

OMEGA y George Clooney, una noche en el Espacio

“Fue uno de los grandes motivos del optimismo de aquella época, cuando de verdad se pensaba que todo era posible. Y recuerdo la idea de aterrizar en la Luna y recuerdo pensar que si podíamos hacer eso, francamente podíamos hacer cualquier cosa. Si ves las naves espaciales de ahora, la idea de que alguien se embarcara en esto en aquel entonces es una locura. Es  como montarse en un Chevy del 57 y decir ‘voy a llevarlo a la Luna y vuelvo’. Es sencillamente lo más valiente que he visto en mi vida”.

De izquierda a derecha Gene Cernan,George Clooney, Stephen Urquhart, Capitán James Lovell y General Thomas Stafford

De izquierda a derecha Gene Cernan,George Clooney, Stephen Urquhart, Capitán James Lovell y General Thomas Stafford

Clooney compartió el escenario con -además de los ya nombrados Jim Lovell y Tom Stafford- con el también astronauta Gene Cernan y, por supuesto, con el presidente de OMEGA Stephen Urquhart, quien pronunció unas palabras. Entre otras cosas dijo, en relación con la misión Apollo 13:  “Para OMEGA es un historia increíble. Podía haber sido un desastre pero resultó fantástico, y hoy en día es una parte increíble de nuestra historia”.

Stephen Urquhart y George Clooney en el escenario

Como ya sabemos durante la misión fallida los astronautas tuvieron que hacer delicadísimos ajustes en la trayectoria del módulo lunar en el que se refugiaron tras la explosión de la nave para poder dirigirse a la tierra. Esos ajustes se hicieron en tan sólo 14 segundos (aunque en la famosa película protagonizada por Tom Hanks dura 21 segundos). De ahí que en el Snoopy aparezcan señalados esos 14 segundos con la leyenda “¿Qué podrías hacer en 14 segundos?”. Entrar en la parte feliz de la Historia, por ejemplo.

Por cierto que si se quiere disfrutar de la historia de los vuelos de la NASA recomiendo vivamente ver la serie De la Tierra a la Luna, producida por el propio Tom Hanks, y el director de la película Apolo XIII Ron Howard. Fue tan importante el OMEGA Speedmaster que incluso aparece en la introducción de los capítulos (a partir del 0:50):

 

RELACIONADO: 4 OMEGA Speedmaster para conmemorar el primer alunizaje

Jim Lovell presentó el Silver Snoopy Award a OMEGA. El premio, creado por la NASA en 1968, fue diseñado para elevar y honrar a individuos o empresas que hayan contribuido significativamente a mejorar la seguridad en los viajes espaciales. Jim mostró su OMEGA, que llevó durante 75 horas en el espacio. “El bisel ha desaparecido y el cristal está rojo”. Y describió la marca OMEGA como “el mejor reloj del universo”.

Y este es el OMEGA Speedmaster Silver Snoopy Award en mi muñeca:

OMEGA Speedmaster Silver Snoopy Award

En fin, que me habría encantado asistir. Éste es el vídeo oficial del evento:



Nuevo OMEGA Seamaster 300 con correa de piel Barenia

Omega Seamaster 300 con correa Barenia

En 1957, OMEGA lanzó el Seamaster 300: un reloj diseñado específicamente para submarinistas y profesionales que trabajaban bajo el agua. El bisel giratorio unidireccional y la escala de inmersión, junto con la combinación de esfera negra, índices luminiscentes y grandes agujas y números, hicieron posible que los buceadores leyeran la hora en diversas condiciones de luz, tanto en tierra como en las profundidades oceánicas.

Omega Seamaster 300 con correa Barenia - perfil
En 2014, el Seamaster 300 se relanzó en una versión totalmente actualizada y avanzada, preparada para equipar a una nueva generación de aventureros, en tierra y en los océanos.
Hoy, el OMEGA Seamaster 300 llega con una nueva versión con caja de 41 mm de acero y oro Sedna™ de 18 quilates y correa de piel Barenia, la conocidísima piel fabricada por Tanneries Haas.

Omega Seamaster 300 con correa Barenia - oro sedna

Oro Sedna™

El oro OMEGA Sedna™ de 18 qt es un material exclusivo que se presentó en la Feria de Baselworld en 2013. La esfera del reloj, negra pulida con chorro de arena, luce agujas en oro Sedna™ de 18 qt facetadas e indicaciones transferidas en blanco. El aro de bisel, en cerámica negra pulida, está enriquecido con una escala de inmersión OMEGA Ceragold™.

Omega Seamaster 300 con correa Barenia - Ceragold

Ceragold™

El fondo de caja de este nuevo reloj lleva grabado “Si14”, “ANTI-MAGNETIC > 15’000 GAUSS” y “Omega Ceragold™”. Un cristal convexo de zafiro, resistente al rayado, permite una visión nítida del movimiento. El calibre 8400 Master Co-Axial, con terminación especial de lujo, anima este modelo.

Omega Seamaster 300 con correa Barenia - reverso

Como su histórico predecesor de 1957, el Seamaster 300 presenta una caja simétrica, un bisel giratorio unidireccional, una esfera oscura, índices luminiscentes y grandes agujas y números, para una lectura más fácil en diversas condiciones de luz.

Omega Seamaster 300 con correa Barenia - lumen

El Precio de Venta Recomendado es de 6.770 €



James Bond OMEGA Seamaster Spectre: fotos en vivo y precio

OMEGA Seamaster James Bond Spectre esfera

Hace ya más de un mes que OMEGA anunció el reloj que luciría el pulso de Daniel Craig en su nueva interpretación del inveterado pero siempre actual agente secreto James Bond, el más conocido del mundo y cuyas conquistas hubiera querido para sí el mismísimo Casanova. En su momento nos hicimos eco del anuncio, pero ahora toca ver el reloj en vivo.

En la feria de Baselworld OMEGA nos presentó sus modelos para este año (que son muchos y que iremos viendo poco a poco), y por supuesto entre ellos estaba este nuevo Seamaster. Es en efecto un Seamaster -en el sentido de que todos sus rasgos identitarios están ahí-, pero OMEGA ha sabido darle un toque digamos humorístico, que imagino se destila de la propia película Spectre.

Escudo de armas de James Bond

Como ya dijimos en su momento la decoración está basada en el supuesto escudo de armas de la familia Bond, cuyo lema es “Orbis Non Sufficit” (El mundo no es suficiente, como uno de los títulos de la saga). Pues bien, el segundero ha cambiado su forma de punta para acoger una silueta de escudo medieval que imita el de la casa Bond.

OMEGA Seamaster James Bond Spectre - textura

Además la esfera en azul marino se ha tapizado con el mismo motivo, una textura que da profundidad al dial y lo hace contrastar muy bien con los acentos amarillos, mezclando elementos “de vestir” con aires mucho más deportivos. Una combinación muy acertada.

OMEGA Seamaster James Bond Spectre - calibre

El otro toque de humor viene por la inscripción >15,007 Gauss, en referencia a las propiedades antimagnéticas del calibre. Porque no olvidemos que el movimiento es el Master Co-Axial, la producción industrial del mítico Co-Axial pero completamente inmune a los campos magnéticos. Recordemos que por ese motivo ahora OMEGA lanza una nueva certificación con METAS. En el calibre llama mucho la atención lo bien que está resuelto el rotor, que está decorado como el interior del cañón de un arma y en el centro luce la trasera una bala con el nombre del agente. Es de suponer que, a pesar del esquelatado, el rotor tendrá sufiente masa oscilante como para hacer la carga correctamente.

OMEGA Seamaster James Bond Spectre en la muñeca

Por supuesto el reloj queda puesto maravillosamente, como todos los Seamaster. Y el precio no está nada mal: 6.100 francos suizos (5.800 euros al cambio). Más barato que los Speedmaster, que por cierto aún no son antimagnéticos. Un reloj precioso, la verdad. Otro acierto de OMEGA. Y van…



OMEGA y la vuelta al mundo en un avión alimentado por energía solar

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada sobre panel solar

De vez en cuando merece la pena fijarnos en los proyectos que las casas relojeras patrocinan o incluso participan activamente, si quiera por levantar los ojos de los relojes y mirar alrededor. Algunos de esos proyectos son particularmente llamativos, y a menudo tienen que ver con temas relacionados con la ecología y su imbricación en nuestro mucho actual.

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - perfil tumbado

Ese es el caso de SOLAR IMPULSE, un proyecto que surgió en 2003 y cuyo objetivo es construir un avión impulsado por energía solar que dé la vuelta al mundo. Ese viaje por fin va a despegar este marzo, y para celebrarlo OMEGA lanza el Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada. El reloj, que me gusta mucho, tiene una caja de titanio de 45 mm coronada por un un bisel cerámico azul. La esfera azul y verde tiene ventanas de cristal líquido que permiten leer los datos -en gris sobre negro-. Se puede incluso retirar las agujas para facilitar la lectura.

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - visión nocturna

Los datos que aporta el reloj son muchos: horas, minutos y segundos de tres husos horarios, tres alarmas, cronógrafo con cuenta atrás y calendario completo. Además indica el tiempo de misión transcurrido (MET, Mission Elapsed Time) y el tiempo de fase transcurrido (PET, Phase Elapsed Time). Datos importantes para unos piloto que va a estar 5 meses volando. Por supuesto, la visibilidad es excelente, y sus datos técnicos están todos aquí.

 

LA CONTRIBUCIÓN DE OMEGA

OMEGA  se ha metido de hoz y coz en el proyecto y, además de divulgar los hitos y logros históricos que han jalonado las etapas hacia el vuelo de Solar Impulse 2 alrededor del mundo, OMEGA ha contribuido también, con varias e importantes innovaciones tecnológicas, a que todo el equipo Solar Impulse alcance sus objetivos.

Sistema Ultraligero de Luces de Aterrizaje

OMEGA Sistema Ultraligero de Luces de Aterrizaje

El sistema ultraligero de luces de aterrizaje asegura que la visibilidad del piloto en el área de aterrizaje sea igual de noche que de día. Todo el sistema, que incluye luces led promocionales y de aterrizaje, las lentes convergentes, cables, transformador de energía y conectores, pesa solo un kilogramo y consume tan poca energía como una lámpara de mesa de noche.

Banco de Pruebas

OMEGA Banco de Pruebas

En 2007, OMEGA proporcionó al equipo Solar Impulse el banco de pruebas: un sistema que permitió a ese equipo simular y optimizar en tierra el sistema eléctrico del aeroplano, antes de que fuera integrado en éste.

OMEGA Instrument

OMEGA Instrument

El OMEGA Instrument, diseñado por Claude Nicollier, astronauta de la ESA y jefe de operaciones en las pruebas de vuelo de Solar Impulse, se utiliza para indicar la trayectoria de vuelo o rumbo verdadero y avisa a los pilotos si la deriva lateral o el ángulo de inclinación de las alas sobrepasan el límite normal. Una barra luminosa horizontal única indica la deriva lateral, mientras que dos barras luminosas verticales más cortas indican el ángulo de inclinación de las alas.

Sistema de Aviso

André Borschberg’s first flight

MANGAS VIBRADORAS: Las mangas del traje de vuelo vibran, para asegurar que el piloto reaccione a tiempo a la información fundamental proporcionada por el instrumento. Esta tecnología, que recuerda los manguitos de los tensiómetros para medir la presión sanguínea, utiliza pequeños nódulos cuya vibración se amplía mediante un revestimiento de plástico blando. La vibración tiene potencia suficiente para despertar al piloto de su sueño reparador
durante un vuelo de larga distancia.
OMEGA BUZZ: OMEGA ha creado también una alarma especial que, cuando el piloto la activa, emite un fuerte zumbido, de 90 a 100 decibelios, cada 20 minutos; hasta que el piloto pulsa un botón que corta el sonido y reinicia la cuenta atrás de otros 20 minutos. Esta alarma asegura que el piloto no se duerma durante los tramos de vuelo en que ha de permanecer despierto.

Transformador DC-DC

OMEGA Convertidor DC-Dc

También los instrumentos de la cabina se alimentan mediante las cuatro baterías de alto voltaje situadas una en cada caja de los motores del aeroplano. El DC-DC Converter transforma la energía de esas baterías en energía de bajo voltaje (28 V), de modo que la electrónica de baja tensión de la cabina pueda también funcionar con energía solar. El sistema de conversión del Si2 es más ligero, más pequeño y más eficiente que el de otros transformadores similares disponibles en el mercado.

Distribuidor de Energía

OMEGA Distribuidor de energía

El HB-SIB está equipado con un distribuidor de energía en cada ala. Estos distribuidores tienen una funcionalidad bidireccional, para asegurar que la batería de cada motor pueda suministrar energía a la otra de la misma ala, en caso de que uno de los motores respectivos falle. El distribuidor transfiere al motor en funcionamiento la energía producida por las células solares de la caja en que va el motor averiado, de modo que el aeroplano pueda continuar el vuelo.

 

CRONOLOGÍA DEL PROYECTO

 2003

-

El iniciador, presidente y piloto de Solar Impulse, Betrand Piccard, presenta la idea de un aeroplano propulsado por energía solar a la École Polytechnique Fédérale de Lausanne, que acepta realizar un estudio de viabilidad, cuya dirección se encomienda al ingeniero y piloto profesional André Borschberg. Más tarde, el 28 de noviembre del mismo año, el proyecto se presenta oficialmente.

2006

2006 OMEGA se convierte en patrocinador principal

OMEGA se convierte en una de las entidades Colaboradoras Principales del proyecto Solar Impulse, tras una presentación
especialmente emocionante y convincente que Piccard prepara para el presidente del Swatch Group, Nicolas G. Hayek, y el consejero delegado, Nick Hayek.

2007

SOLARIMPULSE, FLUGZEUG, SOLAR IMPULSE,

En un acto especial al que asisten Nicolas G. Hayek y Nick Hayek Jr, se da a conocer un prototipo del avión HB-SIA. En el mismo acto, OMEGA presenta su primera contribución al proyecto Solar Impulse: el banco de pruebas. Esta importante estructura permite al equipo Solar Impulse simular los sistemas eléctricos del aeroplano.

2008

2008 -Presentación por OMEGA del Special Solar Impulse en las olimpiadas de Pekín

OMEGA abre una exposición especial Solar Impulse en el OMEGA Pavilion de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, de los que la firma es Cronometradora Oficial. La exposición incluye una pantalla virtual con los controles de pilotaje y un modelo HB-SIA a gran escala.

2009

2009 - se muestra el HBSIA

HB-SIA, el primer avión diseñado para volar, de día como de noche, sin combustible fósil, se presenta el 26 de junio. Tiene la  envergadura de un Boeing 747-400, pesa 1700 kilogramos y lleva más de 12 000 células solares montadas en las alas, para suministrar energía renovable a cuatro motores eléctricos.

2010

2010 Primer vuelo del HB-SIA

Markus Scherdel, piloto de pruebas del Solar Impulse, comienza los vuelos de ensayo del HB-SIA. El 7 de julio, el cofundador y consejero delegado de Solar Impulse, André Borschberg, completa el primer vuelo nocturno en la historia de la aviación solar. En estos vuelos se utilizan por primera vez dos nuevas tecnologías OMEGA: las mangas vibradoras y el OMEGA Instrument, creado por Claude Nicollier, antiguo astronauta de la ESA y jefe de operaciones en las pruebas de vuelo de Solar Impulse. Dos meses después del primer vuelo nocturno, el aeroplano recorre Suiza.

2012

20120629_crossingfrontiers_flight-ouarzazate-rabat_AB

HB-SIA completa su primer vuelo intercontinental, tras cruzar el mar Mediterráneo, de Payerne, Suiza, a Marruecos. El vuelo se efectúa en siete etapas.

2013

Solar Impulse Golden Gate Flight

Solar Impulse recorre los Estados Unidos de América, en vuelo desde San Francisco a la ciudad de Nueva York, con escalas en Phoenix, Dallas, San Luis y Washington D. C.

2014

2014 Presentación en abril del Solar Impulse2

Solar Impulse 2 (HB-SIB o Si2) se presenta al público en abril. Se elige Abu Dabi como ciudad anfitriona para la siguiente fase del proyecto Solar Impulse: el periplo mundial de 2015.

2015

Solar Impulse 2 eighteenth flight

En marzo, el vuelo de Solar Impulse alrededor del mundo despegará de Abu Dabi y, a lo largo de cinco meses, los pilotos harán escalas en Asia, Norteamérica y el sur de Europa, volando de día y de noche, para completar la primera circunnavegación del mundo mediante
energía solar.

Qué proeza, desde luego. Esperemos que llegue a buen puerto y tenga trascendencia.



Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición LimitadaCaja:

  • Titanio grado 2 cepillado
  • Diámetro: 45 mm
  • Bisel cerámico azul revestido de Super-LumiNova blanco
  • Fondo en titanio grado 2 con el escudo Solar Impulse “Around the World” estampado y, grabados, el nombre del reloj y la frase “TESTED AND QUALIFIED BY ESA”

Esfera:

  • Azul y verde
  • Índices fraccionarios y horarios transferidos en blanco y  recubiertos estos últimos con Super-LumiNova
  • Ventana central que permite leer los elementos digitales
    en cristal líquido (grises sobre fondo negro)
  • Agujas esqueletadas en blanco y negro revestidas de Super-Luminova verde. Pueden retirarse para permitir una lectura todavía más nítida de la pantalla digital.
  • Segundero central negro y verde

Funciones:

  • Hora, minutos y segundos de hasta tres husos horarios, con tres
    alarmas, funciones de cronógrafo y de cuenta atrás, un calendario perpetuo con indicaciones de día, fecha, mes, año y número de semana. Mission Elapsed Time (MET) y Phase Elapsed Time (PET)

Movimiento:

  • Calibre Cuarzo
  • Circuito termocompensado integrado

Pulsera:

  • Correa “NATO” de poliamida azul ribeteada en verde

Edición limitada a 1.924 unidades

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - visión nocturna OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - lateral OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - perfil



El OMEGA Seamaster de James Bond

Cartel 007 Spectre

OMEGA va a presentar en la feria de Basilea el reloj que gobernará el pulso de James Bond en su próxima película, Spectre. Como siempre será un Seamaster, del que la marca hace poco sacó una versión en amarillo para celebrar el aniversario de Goldfinger. La nueva edición incorpora detalles que merece la pena reseñar.

OMEGA Pre Basel Seamaster James Bond

En primer lugar el calibre: el OMEGA Master Co-Axial, la evolución del movimiento legendario para hacerlo inmune a los campos magnéticos y que se empezó a integrar en los relojes el año pasado; (por ejemplo los De Ville Trésor que ya vimos en vídeo). Éste es el primer modelo que aparece después de que OMEGA creara su propio sistema de certificación de la mano del instituto METAS, como ya informamos en su momento.

OMEGA Pre-Basel Seamaster -James Bond - detalle

Pero además la esfera presenta unos detalles curiosos; incluso casi humorísticos a pesar de lo oscuro que promete ser la película, visto su título (Espectro) y el cartel que lo anuncia: en primer lugar la manecilla del segundero lleva casi en la punta el escudo de armas que Ian Fleming inventó para la familia Bond. Además el motivo se repite en la decoración de la esfera, creando un enrejado de aspecto muy dinámico. Y han aprovechado las propiedades antimagnéticas del reloj para hacer un juego muy acertado con el símbolo del agente secreto más famoso del mundo.

El azul de la esfera casa muy bien con el amarillo del segundero y los minutos, encapsulado todo en una caja de acero de 41,5 mm. Será una edición limitada a 15.007 unidades.

Da gusto el sentido del humor de OMEGA, un sentido que por cierto nunca exhibe Daniel Craig. Este hombre es más serio que El Viti, que citaba a los toros en el juzgado, y cuando se ríe da más miedo aún. Sin embargo, a mí las únicas películas de James Bond que realmente me han gustado (al contrario de las demás que siempre me han parecido incluso tontas) son las que ha protagonizado el actor inglés.

Iremos a verla seguro. Y a Basilea a ver el reloj, también seguro. Concretamente el jueves 19 a las 11 de la mañana.

OMEGA Pre-Basel Seamaster -James Bond 1

 

ACTUALIZACIÓN: Las fotos en vivo y los precios están en este artículo.



OMEGA certifica sus relojes con el laboratorio METAS – ACTUALIZADO

Patek Philippe otorga a sus relojes su propio sello Patek. Ellos certifican que sus relojes son tan buenos como ellos dicen que son. COSC certifica la cronometría de los calibres, sometiéndolos a una serie de pruebas durante quince días. Qualite Fleurier certifica todo el reloj, pero tiene participación de otras marcas. Ahora OMEGA también busca una certificación, y lo hace con el laboratorio METAS.

Stephen Urquhart presidente de OMEGA, Nick Hayek CEO del Grupo Swatch y Christian Bock, Director de METAS

Stephen Urquhart presidente de OMEGA, Nick Hayek CEO del Grupo Swatch y Christian Bock, Director de METAS

Para ello se han unido al METAS, el laboratorio de metrología Suiza, según se ha explicado en un conferencia de prensa hoy. El METAS es una institución oficial que comprueba desde taxímetros o medidores de alcoholemia hasta fotones, por nombrar alguno de los múltiples campos que tocan. Y en OMEGA van comprobar que las máquinas que se usen en los tests de los relojes son las adecuadas para lo que se quiere certificar, y que los resultados son recogidos correctamente. Una especie de ISO de fabricación, por así decir.

Omega Seamaster CoAxial reverso

¿Y qué se va a medir? Ya anunciamos en su momento el lanzamiento del calibre Master Co-Axial, que puede aguantar campos magnéticos de más de 15.000 gauss (lo que emite un gran electroimán, por ejemplo). Estos calibres van a incorporarse a todos los modelos de OMEGA

En primer lugar, y una vez que el calibre vuelve de COSC, no se va comprobar el calibre, sino el reloj entero. Los relojes serán sometidos a pruebas de precisión durante y después de su exposición a campos magnéticos superiores a los 15.000 gauss –tendrán que superarlas con una tolerancia de 0 y +5 segundos por día, con autonomía (funcionando sin darles cuerda, haciendo la medición en horas) y resistencia al agua.

Además los propietarios de relojes con “Certificado Oficial Master Co-Axial” podrán obtener acceso vía online o vía smartphone a los resultados y los parámetros de rendimiento de las pruebas superadas por sus relojes.

En definitiva, un paso adelante de OMEGA para demostrar su eficacia como fabricante y un argumento de venta sólido de cara a compradores que quieren saber por qué los relojes son tan caros. Por cierto que como OMEGA ya no tendrá que llevar los relojes al laboratorio de COSC sus costes serán más reducidos. A lo mejor hasta bajan los precios de los relojes y todo.

…No.

ACTUALIZACIÓN

Ya tenemos exactamente la lista de requerimientos para obtener el certificado del METAS:

  • La función de cada movimiento cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss
  • La función de cada reloj cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss
  • La precisión media diaria (a diferentes posturas y temperaturas), entre 0 y más de 5 segundos/día, antes y después de la exposición a campos magnéticos de más de 15.000 gauss
  • La autonomía (reserva de marcha), determinada en horas por cada modelo de reloj
  • La resistencia al agua (probada en agua), en bares, determinada por cada modelo de reloj

Es decir, ahora mismo es un guante hecho a medida de OMEGA. Veremos si en el futuro más marcas se someten a las pruebas del METAS.



Los OMEGA De Ville Trésor, ya disponibles (precios e imágenes en vivo)

OMEGA De Ville Trésor oro sedna y oro blanco

Ya están a la venta -por ahora, sólo en las boutiques de OMEGA– los De Ville Trésor, la apuesta de este año para el segmento del reloj de vestir y que causó gran revuelo en Baselworld este año. Un reloj sencillo pero que sin embargo reúne todo lo que debe tener para triunfar: estilo, elegancia, y seducción a primera vista.

La combinación de aire retro (retro de 1949, cuando salió el original) en la caja, esfera y manecillas se combina con el nuevo calibre 8511 Master Coaxial, la última evolución de la gran creación de George Daniels que gracias a sus componentes (fundamentalmente el silicio) soporta campos magnéticos de más de 15.000 gauss sin necesidad de caja interior de protección. Por eso el reverso tiene cristal de zafiro que nos permite admirarlo.

Los precios son: oro Sedna 10.310 y oro blanco 11.210 Euros.

Y ahora los vídeos de los dos modelos y unas fotos:

OMEGA De Ville Trésor oro sedna y oro blanco perfil

OMEGA De Ville Trésor oro sedna y oro blanco bisel

OMEGA De Ville Trésor oro blanco perfil

OMEGA De Ville Trésor oro blanco

 



OMEGA presenta el Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Goldfinger-Omega-Seamaster

OMEGA ha creado el Seamaster Aqua Terra Goldfinger, una versión especial en oro amarillo de su modelo Omega  para conmemorar el 50 aniversario de la película. El reloj se sorteará, junto con otros artículos relacionados con la película, en una subasta online de Christie’s a favor de la NPSCC, la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños.

Ya sé que cualquiera al que le gusten los relojes, y particularmente si es un acérrimo defensor de Rolex -o simplemente amante de la exactitud histórica- va a llevarse las manos a la cabeza diciendo “pero… pero… no es así!”. En efecto, no es así. En Goldfinger Sean Connery llevaba un Rolex Submariner que además, como se puede apreciar en las fotos, no sólo no era de oro sino que encima ni siquiera llevaba un brazalete metálico (de hecho la correa de nylon -que no NATO- se volvió tan icónica que aún hoy se vende).

Bond Original - Goldfinger 1964 - 2

Pero como también todos sabemos desde que apareció Pierce Brosnan en los 90 James Bond utiliza un OMEGA Seamaster,  así que en esta celebración ni rastro de Rolex. Por lo demás quien se lo lleva no sólo se hace con reloj de oro único, sino también el calibre Master Coaxial, el nuevo gran calibre antimagnético de OMEGA. Podéis leer la Ficha Técnica del nuevo Seamaster aquí.

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger reverso

El reloj viene en una caja que inspirada en el edificio Fort Knox de Kentucky, sede de la reserva federal de oro y objetivo del maligno Goldfiner en la película (de la que, vista ahora, sólo se salva Míster Siempre-Cool Sean Connery).

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger caja

Y encima es para una buena causa. Así que, si tenéis dinerito disponible, ya podéis pujar en la página de Christie’s.

Enhorabuena a quien se lo lleve.

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger

 

 

OMEGA Seamaster Aqua Terra Goldfinger reloj y caja

ACTUALIZACIÓN: El reloj, que tenía un precio de salida de entre 10 y 12.000 euros alcanzó en la subasta de ayer un precio de 106.000 francos suizos; o sea, unos 87.875 Euros. Un salto espectacular en su valor. Enhorabuena al afortunado.



En la muñeca: Omega De Ville Trésor

Un rápida vista sobre el nuevo y elegantísimo De Ville Trésor, una acertadísima reedición del modelo de 1949 que añade a su estética seductora el nuevo calibre Master-Coaxial, antimagnético hasta 15.000 gauss, nada menos. El futuro del anti magnetismo ya está aquí. Y es de OMEGA. Podéis leer su Ficha Técnica completa en este enlace.

ACTUALIZACIÓN: Me acaban de comunicar que se ha adelantado la llegada del reloj a las tiendas a Septiembre de 2014. O sea 4 meses antes de la fecha prevista (que es la que se dice en el vídeo).



En la muñeca: 4 Omega Speedmaster

820337974665167175

Buzz Aldrin marcando el suelo lunar con su bota, justo antes de sacar la histórica e icónica foto que todos conocemos

El 21 de julio es el día en el que se llegó a la luna. Seguramente no ha habido ningún acontecimiento más significativo para la raza humana, ya que es el único que ha ocurrido fuera de nuestro planeta. Sólo doce seres humanos han pisado la luna. Y algunos incluso han paseado por ella en un vehículo. Mientras tanto, los demás presumimos cuando compramos un coche diésel. Qué importante es tener perspectiva,  ¿verdad?

j4sm1enmr1balsriyhb5

Composición fotográfica que muestra lo desordenado que estaba el módulo lunar, y a Buzz Aldrin con su Omega Speedmaster

El caso es que en 2014 se celebra el 45 aniversario del primer alunizaje. La relojería necesita muy pocos pretextos para celebrar aniversarios, pero éste es especialmente importante porque sólo Omega estuvo en la luna. Así que ha dado a luz 4 modelos muy muy atractivos (en realidad el Dark Side of The Moon es de 2013, pero sigue muy vigente)  a los que, además, ha dotado de un escape Co-Axial (excepto al modelo del 45 aniversario, que se ha mantenido fiel al original).

rhaw6sxzpurot2ztebce

Parece de película, pero es una foto tomada durante la fase orbital terrestre del Apolo 11

En el vídeo repaso los 4 modelos, con sus características principales y precios. ¡Qué privilegio poder tenerlos en la muñeca!

ghowmdatucp0qlg3nrbi

Una foto que se luego se repetiría a menudo: la Tierra vista desde el camino hacia la luna

 

yjotcy42eswvcnte091m

Un “selfie” para presumir: Neil Armstrong fotografía su sombra junto al módulo lunar



De Ville Trésor

OMEGA De Ville Trésor Oro blancoCaja: 

  • Oro Sedna™ de 18 qt amarillo o blanco
  • Diámetro 40 mm
  • Cristal de zafiro convexo resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en ambas caras
  • Corona roscada
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Plata opalescente, convexa
  • Decorada con “Clous de Paris”
  • Índices aplicados en oro de 18 qt
  • Agujas arqueadas en oro de 18 qt
  • Fecha a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre Omega 8511 manual
  • Escape Co-Axial
  • Resistente a campos magnéticos mayores de 15.000 Gauss
  • Volante-espiral de oscilación libre con espiral de silicio
  • 2 barriletes en serie
  • Rotor bidireccional
  • Puentes y masa oscilante con decoración exclusiva Côtes de Genève en arabesco
  • Reserva de marcha de 60 horas

Pulsera:

  • Correa de piel negra o marrón
  • Hebilla de oro de 18 quilates pulido


Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary Edición Limitada

Omega Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary Edición LimitadaCaja: 

  • Titanio y oro Sedna™ de 18 qt, cepillada
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal de zafiro convexo resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en ambas caras
  • Bisel en oro Sedna™ de 18 qt con aro de cerámica negra mate con escala taquimétrica
  • Corona roscada
  • Fondo atornillado con hipocampo. En la corona circular externa figuran grabadas en negro las frases “FLIGHT QUALIFIED BY NASA FOR ALL MANNED SPACE MISSIONS”, “THE FIRST WATCH WORN ON THE MOON” y “APOLLO 11, 45TH ANNIVERSARY, LIMITED EDITION, 0000/1969”
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • PVD negro
  • Agujas e índices en oro rojo de 18 quilates
  • Segundero central del cronógrafo en oro rojo
  • Recubiertos de SuperLuminova con luz verde
  • Líneas verticales “Teak Concept”
  • Índices  y agujas rodiados y facetados. Lados pulidos con diamante, parte superior cepillada
  • Recubiertos con SuperLuminova
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contadores de 30 minutos a las 3 y de 12 horas a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre Omega 1861 manual
  • Acabado rodiado
  • Reserva de marcha de 48 horas

Pulsera:

  • Correa de tela

Edición limitada 1969 unidades



Seamaster Aquaterra 150 Master Co-axial

Omega Seamaster CoAxialCaja: 

  • Acero noble
  • Diámetro 38,5 ó 41,5 mm
  • Cristal de zafiro convexo resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en la cara interna
  • Fondo con cristal de zafiro con “Si14” y “ANTI-MAGNETIC > 15’000 GAUSS” grabados
  • Corona roscada
  • Hermético hasta 150 metros

Esfera:

  • Lacada en azul
  • Líneas verticales “Teak Concept”
  • Índices  y agujas rodiados y facetados. Lados pulidos con diamante, parte superior cepillada
  • Recubiertos con SuperLuminova

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre Omega 8500
  • Cronómetro
  • Escape Co-Axial
  • Resistente a campos magnéticos mayores de 15.000 Gauss
  • Volante-espiral de oscilación libre con espiral de silicio
  • 2 barriletes en serie
  • Rotor bidireccional
  • Puentes y masa oscilante con decoración exclusiva Côtes de Genève en arabesco
  • Reserva de marcha de 50 horas

Pulsera:

  • Correa de piel azul

VERSIONES:

Cajas y brazaletes bicolor en acero noble y oro rojo o amarillo de 18 quilates. Hay también una versión en 34 mm



Seamaster 300

Omega Seamaster 300Caja: 

  • Acero noble
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal de zafiro convexo resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en la cara interna
  • Fondo con cristal de zafiro
  • Bisel giratorio unidireccional en Liquidmetal® con SuperLuminova verde
  • Corona roscada
  • Hermético hasta 300 metros

Esfera:

  • Lacada en negro
  • Índices empotrados recubiertos con SuperLuminova “vintage” azul
  • Agujas de horas y segundos  con SuperLuminova “vintage” azul
  • Aguja de los minutos con SuperLuminova verde

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre Omega 8400
  • Cronómetro
  • Escape Co-Axial
  • Resistente a campos magnéticos mayores de 15.000 Gauss
  • Volante-espiral de oscilación libre con espiral de silicio
  • 2 barriletes en serie
  • Rotor bidireccional
  • Puentes y masa oscilante con decoración exclusiva Côtes de Genève en arabesco
  • Reserva de marcha de 50 horas

Pulsera:

  • Brazalete de acero con cierre de cremallera y pulsador patentado por OMEGA, ajustable a seis posiciones diferentes

VERSIONES:

Cajas y brazaletes en platino 950, titanio grado 5, oro Sedna™ de 18 qt. Bicolor con titanio grado 5 y Sedna™ de 18 qt o acero y Sedna™ de 18 qt. Esferas negra o azul

En la muñeca: Baselworld Blues

Visitando las distintas marcas presentes en Baselworld me llamó la atención la cantidad de modelos que presentaban esferas en azul. Con distintos acabados (aunque predomina el efecto “rayo de sol”) pero con unos marinos intensos, que dan a la pieza un aire elegante o deportivo, según como se decline la caja. Difícil elegir uno.



Las novedades Pre-Basel del Grupo Swatch

La nueva edición de BaselWorld está ya calentando motores, y todas las marcas dejan ver (a veces sólo entrever, como pasó con el nuevo reloj de Christophe Claret) los modelos que presentarán en el megalomaníaco evento. El grupo Swatch tiene lógicamente una gran presencia, y ya podemos adelantar alguna de las novedades.  Sigue leyendo



Speedmaster Mark II

Speedmaster-Mark-IICaja:

  • Acero inoxidable pulido y cepillado
  • Diámetro: 42 mm
  • Cristal de zafiro plano resistente al rayado
  • Corrector de fecha a las 10 horas
  • Hermeticidad hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra o gris
  • Índices tratados con SuperLuminova
  • Agujas horarias y trotadora del cronógrafo barnizadas en blanco o naranja
  • Escala taquimétrica transparente iluminado desde
  • abajo por un aro de aluminio relleno de Super-LumiNova
  • Pequeño segundero a las 9 horas
  • Contador de 30 minutos a las 3 horas
  • Contador de 12 horas a las 6 horas
  • Fecha a las 6 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre 3330 Co-axial manual
  • 28.800 alt/h
  • 31 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Espiral de silicio
  • Nivachoc
  • Reserva de marcha de 52 horas

Correa:

  • Brazalete en acero noble cepillado  con cierre extensible de cremallera y pulsador