Archivo de la etiqueta: Porsche Design



En la muñeca: Porsche Design Monobloc Actuator Titanium

 

Baselworld 2017 ha visto el relanzamiento de uno de los mecanismos de cronógrafo más singulares del mercado: el que se aloja dentro de los Porsche Design Monobloc Actuator Titanium, que vamos a repasar con fotos en vivo y precios.

 

Cuando hablé por primera vez de Porsche Design para presentar los 1919 Eternity Design ya conté los lazos que unen la casa de diseño con la empresa automovilística. Se puede encontrar en este artículo, que además está lleno de fotos en vivo de los relojes. Los diseños de todo aquello que toca PD son siempre muy singulares, y eso también es así para los relojes. Desde luego es así para los Porsche Design Monobloc Actuator.

Fue Porsche Design la que en 1980 y en colaboración con IWC lanzó el Titan 1 Chronograph, el primer cronógrafo de titanio que además incluía unos pulsadores integrados en la carrura, de manera que parecían formar parte de la misma. Hoy casi no nos hace mover una ceja por lo habitual, pero en aquel entonces un reloj de titanio  era algo realmente rompedor, como rompedor era la forma en que los pulsadores quedaban alineados con la caja. En 2010 lanzó una nueva versión, pero esta vez con Eterna.

A la izquierda el Titan creado por IWC (1980) y la derecha el modelo creado con Eterna

Este año la casa presenta el Porsche Design Monobloc Actuator Titanium, que es una actualización del Titan pero con unas innovaciones muy interesantes. La caja mide 45,5 mm de diámetro y 15,5 mm de altura. No es en absoluto un reloj pequeño, pero al estar hecho de titanio es relativamente ligero, y al estar bien equilibrado resulta cómodo de llevar.

La caja sigue siendo de titanio, pero los pulsadores son de una sola pieza y moviéndose sobre un pivote para hacer funcionar el cronógrafo. Es el mismo diseño que las levas de un motor. De hecho el mecanismo está desarrollado junto con Porsche Motorsport e inspirado en el juego de levas del Porsche 911 RSR. La sensación al accionar el pulsador de doble cabeza es muy agradable, y el diseño es perfecto porque cuando el pulsador vuelve a su posición la línea de la caja permanece inalterada.

En la esfera se ha buscado la máxima legibilidad. Por eso el segundero ha pasado a ser una pequeña apertura a las 9 que sólo sirve para saber que el reloj está funcionando. Con esto se consigue dar mayor importancia a los registros del cronógrafo. A las 12 horas aparece el contador de 30 minutos y a las 6 el de doce horas. En la versión con la esfera de carbono el pequeño segundero sigue siendo simbólico, pero tiene un diseño más rico, no tan espartano como en los demás modelos.

A decir verdad estos Porsche Design Monobloc Actuator son puros relojes instrumento, que se compran por su fiabilidad y comodidad de uso. El atractivo estético no es su fuerte. Quiero decir que, salvo la versión con esfera de fibra de carbono, más inspirada, las demás tienen una esfera muy sobria que prima puramente los aspectos técnicos.

¿Quiere esto decir que los relojes son feos, o poco atractivos? ¡En absoluto! Simplemente su baza está en lo que promete entregar una vez que sabemos qué se mueve dentro. A quién no le gustaría tener un cronógrafo como éste, que transmite una sensación de potencia, solidez y fuerza bruta como pocos relojes. Además la fuente usada para los números (inspirada en la del Porsche 911) es muy atractiva. Y por fortuna también es consistente en toda la esfera -incluida la ventana de fecha-, lo que es muy de agradecer.

Los Porsche Design Monobloc Actuator son además un GMT. Es decir, permite tener un segundo huso horario, marcado por una aguja que se diferencia claramente de las de horas y minutos. Para fijar el segundo huso hay que girar la corona en el sentido inverso al que usamos para cambiar la fecha. De hecho, como el bisel marca las 24 horas, cuando el reloj no está trabajando como GMT puede servir de indicación de 24 en su propio uso horario.

Esto es así porque el reloj se mueve gracias al calibre 7754, la versión GMT del eterno Valjoux 7750. El zafiro posterior está ahumado, así que la visibilidad del movimiento es reducida. A cambio gana en elegancia. Destaca sobre todo el rotor, personalizado con el logotipo de la casa. Por lo demás, el calibre se mueva a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 48 horas.

Como ya hemos visto existen también versiones con esfera azul y una edición limitada a 251 unidades que tiene la esfera de fibra de carbono. De hecho cambia hasta el nombre del reloj, que en este caso se llama Porsche Design Monobloc Actuator 24H Chronotimer Limited Edition.

También es muy llamativa la opción del brazalete de titanio, una de las más potentes que he visto últimamente. Si no se quiere el brazalete el reloj viene con una excelente correa de caucho, rematada por una hebilla tradicional.

Los precios de los Porsche Design Monobloc Actuator comienzan en los 5.950 euros para la versión con correa de caucho. Si se elige la versión con brazalete de titanio el precio es de 6.450 euros. Por último, si se opta por el Porsche Design Monobloc Actuator 24H Chronotimer Limited Edition el precio es de 6.950 euros. . Por esos precios te estás llevando un reloj muy poco visto, con una estética singular y sobre todo con una configuración de cronógrafo única. Más información en PorscheDesign.es.

 

 

 



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



Porsche Design 1919 Datetimer Eternity. Fotos en vivo y precios

porsche-design-1919-datetimer-eternity-28-horasyminutos

Porsche Design ha llegado por fin a la Península Ibérica, de la mano de la distribuidora Diarsa, y lo hace con la última colección presentada en la pasada feria de Baselworld: los Porsche Design 1919 Datetimer Eternity. Vamos a ver los distintos modelos y sus precios.

 

porsche-design-1919-datetimer-eternity-13-horasyminutos

UN POCO DE HISTORIA

Para quien no conozca nada de la marca pero le suene el nombre de Porsche Design 1919 Datetimer hay que decir que sí, en efecto, la marca está relacionada con el fabricante de bólidos. Pero no como uno pensaría, al menos en su origen. El fundador del estudio fue Ferdinand Alexander Porsche (conocido como “Butzi”), nacido en 1935 y primogénito del mítico Ferry Porsche, hijo a su vez del fundador de la marca, Ferdinand. Estudió diseño y se unió a la empresa familiar en 1958, donde recibió el encargo de diseñar el que a la postre se convertiría en el icónico Porsche 911.

ferdinand-alexander-porsche-901-en-1963-horasyminutos

A primeros de los años 70 Porsche KG pasa a ser una empresa anónima y la familia debe, según la ley, abandonar los puestos directivos. En 1972 F. A. Porsche funda  Porsche Design, completamente independiente del fabricante de vehículos. Su primer diseño es un reloj cronógrafo que, irónicamente, le encarga la propia Porsche. De ahí pasa a colaborar con IWC en el diseño de relojes muy avanzados. Al mismo tiempo el estudio va creciendo y diversificándose hacia todo tipo de productos. En 1996 el Estudio compra la casa relojera Eterna, que fue vendida en 2012, año también del fallecimiento de Butzi. Años antes, sin embargo, el Estudio pasó a ser propiedad de una compañía creada entre F.A. Porsche y Porsche AG (la fabricante de vehículos), de la que sin embargo Ferdinand tan sólo poseía el 13%. Se cierra así el círculo de la historia familiar.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-16-horasyminutos

Los Porsche Design 1919 Datetimer Eternity son la revisión de la gama Porsche Design 1919, pero con una depuración de líneas que, dado el nuevo nombre, hace pensar al grupo que va a ser como lo que proclamaba el latino Horacio de sus escritos: “exegi monumentum aere perennius” (he construido un monumento más perenne que el bronce). Está claro que para llegar lejos hay que ponerse objetivos ambiciosos, así que qué mejor objetivo que la Eternidad.

Porsche 356

Porsche 356

La colección se gesta a imagen del mítico Porsche 356, de sus depuradas líneas (seguramente las que mejor transmiten la idea de ligereza) e incluso del tipo de letra utilizado en el nombre del vehículo. El concepto del Zeitgeist, tan querido en Alemania, era también un concepto en el que Ferdinand Alexander Porsche creía firmemente, y los diseños de su estudio siempre han tenido una especie de discurso interno que los hacen muy coherentes. La fuerza del diseño alemán, tan singular, lo distingue claramente de otras corrientes europeas y un movimiento como el de Bauhaus sigue tan vivo hoy como cuando se fundó… en 1919. Todo este acervo ha llevado al diseño de un reloj que cuanto más lo miras más te gusta.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-3-horasyminutos

Esta familia se compone por ahora de 5 modelos y el nombre común y completo de cuatro de ellos (el quinto lo veremos más adelante) es Porsche Design 1919 Datetimer Black Edition, a los que después se añade el apellido “Titanium and Rubber”, “All Black”, “Black and Rubber” y “All Titanium”. Varía en función de si la correa es de caucho o un brazalete y si el titanio de la caja tiene color metálico o negro. Estamos acostumbrados a la actual moda de nombres de relojes largos, pero que el de un reloj cuya única complicación sea la fecha pueda tener 9 palabras bordea lo ridículo. Francamente, el diseño responde a los criterios de la Bauhaus, pero la decisión del nombre se la dejaron a un compositor barroco. Especialmente si tenemos en cuenta que todos los modelos están construidos exclusivamente con cajas de titanio. Sea como fuere, la elección del titanio como único material constructivo ya presupone la idea de no hacer cualquier reloj, sino uno coherente con el espíritu del Estudio Porsche en cuanto a ligereza de materiales y de estándares por encima de la media.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-31-horasyminutos

 

porsche-design-1919-datetimer-eternity-17-horasyminutos

El titanio es un material muy resistente y duradero que además es mucho más ligero que el acero, y se generalizó tras su uso en la industria aeroespacial. No me cabe duda que aquí se ha utilizado el titanio por ese extra de calidad del reloj, pero además su escaso peso le viene perfecto: la caja tiene un diámetro de 42 milímetros y 11,92 milímetros de altura, pero la forma de las asas, absolutamente singular, haría del reloj una pieza más pesada de lo debido si fuera de acero. Este problema no existe porque el reloj es extraordinariamente ligero.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-23-horasyminutos

Además la manera en que está diseñada la sección de las asas aporta una sensación añadida de ingravidez, a la vez que una personalidad marcadamente propia. Sólo tiene una pega: al ser una estructura larga y no flexible puede no ser para todas las muñecas y además hay que buscarle el sitio; en mi muñeca al menos el reloj debía ir por detrás de la apófisis del cúbito (la protuberancia final del hueso de la muñeca) para sentirlo cómodo. Pero, una vez en sus sitio, el reloj se lleva de maravilla y da gusto mirarlo.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-29-horasyminutos

El acabado mate del titanio da un aspecto elegante a un reloj que sin embargo se siente muy deportivo, así que la mezcla da un resultado excelente. Sin embargo, salvo la versión con correa de cocodrilo que veremos luego, el Porsche Design 1919 Datetimer sólo está disponible en brazalete de titanio -precioso- o con correa de caucho, por lo que el uso diario se limita a la versión de todo-metal. Estaría bien que Porsche Design sacara una correa de cuero para aquellos que no quieren brazalete pero les gustaría llevar el reloj a la oficina sin tener que ir con caucho. Y la verdad es que sí quieres llevar este reloj a todos lados, porque gusta mucho. Por otro lado la correa de caucho tiene sentido porque el reloj es hermético hasta 100 metros, por lo que otro sitio donde te lo vas a llevar sin duda es al agua.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-11-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-10-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-26-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-27-horasyminutos

Mención especial merece la corona, un ejemplo perfecto de cómo tener un gen deportivo y a la vez elegante. Es una corona grande, pero no exceso, y la forma en que está labrada, con esos minúsculos clous de Paris, le otorga a la vez estilo y facilidad de uso. Y en el frontal tiene labrado el logotipo de la casa, que para mí es fantástico.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-5-horasyminutos

Como el bisel es muy estrecho la esfera parece aún más grande, y la sensación de pureza de líneas está perfectamente conseguida. Tanto los índices como los numerales están grabados en bajorrelieve y rellenos de SuperLuminova.  Las manecillas tienen la longitud perfecta y la lectura del conjunto es intachable. Además la ventanilla de fecha, del mismo color que el resto de la esfera (¡bien!) deja sitio para el 3 completo, no lo corta.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-4-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-9-horasyminutos

Se puede decir, y es verdad, que eso es porque el calibre usado es el Sellita SW200 que tan solo tiene 26 mm de diámetro y por tanto la fecha se aleja de la posición ideal junto al borde de la esfera. Aún siendo cierto, también hemos visto muchos relojes con este problema que encima no lo resuelven adecuadamente y obstruyen la lectura del índice o el numeral. En este caso la resolución es perfecta. Por cierto que el calibre no se ve porque el fondo del reloj es ciego; demasiado espartano incluso.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-7-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-22-horasyminutos

En la siguiente página vamos a ver el hermano “distinto” de la familia.