Archivo de la etiqueta: relojes de mujer



Dior VIII Grand Bal: alta costura y alta relojería

 

Los Dior VIII Grand Bal consigue lo que muchas casas relojeras buscan: un reloj absolutamente femenino y a la vez estrictamente relojero. Una auténtica belleza.

 

Vestido “Bar” Colección de 1947

Se podría decir que Christian Dior devolvió la femineidad a la mujer. En un mundo destrozado física y anímicamente por la II Guerra Mundial -particularmente en Europa- surgió un modista que se atrevió, con lo que se dio en llamar “New Look”, a quitar a la mujer el mono de trabajo que la Guerra había impuesto. Dior quiso que la mujer fuera de nuevo bella y, devolviéndole sus armas, hacerla más segura de sí misma, más independiente.  Para ello propuso hombros torneados, cintura fina y falda amplia en forma de corola.

Colección de 1953

“Yo quería ser arquitecto, y como diseñador debo seguir las leyes y principios de la arquitectura” -afirmó una vez Christian Dior. Y es verdad, sus líneas no puedes ser más estructuradas, pero ¡qué ironía!: esa constricción formal libera una feminidad cuya esencia impregna todo lo que le rodea, devolviendo a la mujer al centro de la atención y convirtiéndola tanto en objeto de deseo como en representación de la belleza ideal.

También decía Dior que “un vestido de baile ha de ser el de tus sueños, y a su vez él debe convertirte en una criatura de ensueño“. Eso, claro, era en los tiempos en los que los bailes de salón aún eran un acontecimiento. Para esos eventos creó unos vaporosos vestidos que han quedado en la memoria colectiva como el símbolo de todo lo bello que significa la mujer y la moda. Y son esos vestidos los que inspiraron la creación de los relojes Dior VIII Grand Bal.

La gama Dior VIII Grand Bal apareció por primera vez en 2011, y sorprendió a todo el mundo. Lo que parecía un simple adorno (muy bonito, pero adorno), resultó ser en realidad una más que ingeniosa variación sobre el concepto del reloj automático. Como ya sabemos lo habitual  es ver el rotor encima de del movimiento. Sin embargo Dior tuvo la gran idea de traerlo al frente para que sirviera de elemento decorativo. Se alió con Soprod y desarrollo el llamado Calibre “Dior Inversé 11 1/2”.

Parece una cosa simple pero no lo es tanto, porque hay que buscar la manera de transmitir el movimiento del rotor al barrilete para que lo cargue. Por otra parte a menudo los elementos decorativos son muy livianos, y el rotor necesita de cierto peso para tomar inercia en el giro y así cumplir su función. Así que deja de ser una pura cuestión estética para pasar a ser también parte de un cálculo físico.

Dior VIII Grand Bal Résille 38 mm con caja y pulsera de cerámica. Precio: 27.500 euros

Dior VIII Grand Bal Plisé Ruban Ø 36 mm en acero pulido. Precio: 19.000 euros

Pero una vez resuelto el problema técnico el producto resultante ofrece unas posibilidades casi infinitas, porque los Dior VIII Grand Bal tienen dos superficies decorativas distintas (esfera y masa oscilante). Un caramelo para los diseñadores. Y así ha sido: los materiales de la masa oscilante se han hecho con plumas, diamantes, trozos de nácar… y a su vez se combinan con esferas que van de los más sobrio a lo más llamativo.

Por su parte las cajas -de 36 ó 38 mm de diámetro- pueden ser de las variantes más habituales del oro (amarillo, rosa o blanco), o bien acero, o de cerámica. Y los biseles tienen todos piedras preciosas, también de distintas formas.

Vestido Zaire de Dior. Foto de Mark Shaw, 1954

Por cierto: ¿de dónde viene el nombre de “Dior VIII Grand Bal”? Aunque se dice que la inspiración es la del vestido “Bar” que aparece en la famosa foto del principio del artículo, a mí el rotor me recuerda más al vestido Zaire de aquí arriba.

Lo que sí es seguro el el VIII evoca la fecha de creación de la casa de costura, el 8 de octubre de 1946. El nombre de su primera colección fue “En Huit” (en ocho) en el 8º distrito de París, cuna de la Casa Dior, en la Avenue Montaigne. Incluso “Grand Bal” tiene ocho letras. Así que no es de extrañar que fuera el número de la suerte de Christian Dior. Y sí que le ha dado suerte a Dior, porque encima el 8 es uno de los números de la suerte en la cultura china; y ya sabemos de la pasión china por los artículos de lujo. ¡Ah! Y todos los relojes se hacen en edición limitada a 188 unidades.

 

Vamos a ver alguna de las propuestas de Dior para este año, presentadas en Basilea.

En primer lugar el Dior VIII Grand Bal Plume.  Los rotores decorados con plumas aparecieron desde casi el lanzamiento de la colección, pero Dior consigue renovarlo cada vez y que su poder de atracción aumente.

La caja es de 36 mm de diámetro y está hecha de acero inoxidable pulido. El bisel es de acero engastado con diamantes y adornado con una anilla de oro rosa; el cristal es de zafiro antirreflejos y la corona de acero está grabada con las iniciales “CD”. El fondo es de cristal de zafiro transparente con metalizado dorado y un degradé azul. La esfera es de aventurina y el rotor de plumas.

Qué bonito, ¿verdad? Pues hay otra versión -que desafortunadamente no pude fotografiar en Baselworld- con esfera de malaquita que es igualmente espectacular. O más incluso, porque el brillo diamantino del mineral lo hace destacar aún más. Éste de aventurina tiene un precio de 25.000 euros, mientras que el de malaquita vale 28.000 euros.

DIOR GRAND BAL GALAXIE

Los Galaxie presentan por primera vez una masa oscilante que cubre toda la esfera, con secciones transparentes e inserciones de metales y piedras preciosas, que se mueven sobre las esferas opalinas. Cada reloj lleva una correa que recuerda la transición de colores durante y después de un eclipse solar, y llevan el nombre de las constelaciones que representan. Las cajas son de 36 mm en oro blanco o amarillo.

Dior VIII Grand Bal Galaxie Pavo

Dior VIII Grand Bal Galaxie Draco

Dior VIII Grand Bal Galaxie Dorado

Dior VIII Grand Bal Galaxie Cygnus (el cisne)

Hay otros modelos que tampoco estaban disponibles durante mi visita. Pero si alguien estaba preparando ya la tarjeta de crédito platino, que no se moleste: todos los relojes, que son piezas únicas, están ya vendidos.

DIOR VIII GRAND BAL BRODERIE ANGLAISE

Por último, esta delicia. Tiene una caja de 36 mm de oro rosa y un bisel con diamantes corte baguette. El borde del bisel tiene diamantes de corte redondo. En el reverso nos encontramos con un cristal de zafiro de verde precioso, que una vez más nos permite ver el calibre Dior Inversé 11 1/2 con 42 horas de reserva de marcha.

La esfera está hecha de nácar blanco, sobre la que gira un rotor hecho con oro rosa y amarillo y un bordado de nácar con diamantes. Una auténtica y maravillosa virguería. Por cierto que estas fotos son exclusivas: nunca hasta ahora se ha visto este reloj sobre una muñeca femenina. Es una edición limitada a 88 unidades.

En resumen, los Dior VIII Grand Bal son un canto a la felicidad de ser mujer, al gusto por lo exquisito, al placer de ser diferente. Pero mejor resumirlo con las propias palabras de Christian Dior: Considero que, en el armario de toda mujer, un vestido de baile es tan indispensable como lo es un traje. Y tan magnífico para levantar la moral…”. Pues eso :0)   Más información en Dior.es.

 

 



Elige y personaliza tu Glashütte Original Pavonina único

 

 

Los Glashütte Original Pavonina son, desde ahora, los relojes más personales de la manufactura en virtud de su nuevo configurador online, que permite crearlo al gusto de su futura dueña.

 

Si preguntamos a cualquier aficionado si considera que Glashütte Original es una marca masculina o femenina, diría que el 100% afirmaría que es una marca masculina. Y tendrían razón, creo yo. La manufactura tiene tres prolíficas colecciones de hombre, mientras que para mujer sólo tiene… ¡3 colecciones, como las de hombre! Sorpresa, ¿verdad?

Es verdad que una de ellas, la PanoMatic Luna, sólo tiene cinco modelos y son una femenización del PanoMatic Lunar (pero muy lograda, ciertamente). Pero de la colección Lady Serenade encontramos nada menos que 33 modelos en la web, y de los Glashütte Original Pavonina aún más: 53 relojes. Sólo en 2017 se han lanzado 13 modelos nuevos. Eso indica el interés por un mercado, el femenino, que no deja de crecer.

Los Glashütte Original Pavonina son los más fácilmente identificables de todos los relojes femeninos de la manufactura, gracias a la llamativa forma de cojín de la caja. El origen de esa forma se remonta a los años 20, pero era una forma también habitual en los años 70, cuando la relojería sajona se agrupaba bajo la GUB (aquí hay más información sobre el soviético antecesor de la manufactura). Sea una década u otra, la verdad es que el diseño de la caja es muy atractivo.

Con los Pavoniva G. O.  juega a la moda. Por supuesto los relojes están estupendamente construidos, porque no sale nada de la manufactura que no se incline ante sus altísimos estándares de calidad. Pero los Pavonina son sólo relojes para dar la hora, sin ningún tipo de complicación: no tienen ni segundero, y muchos no tienen fecha.

Los nuevos modelos presentados en Baselworld 2017 tienen todos numerales romanos, pintados sobre una esfera de nácar. La sociedad que forman los numerales con el delicado guilloché central y las agujas de hoja consigue una faz femenina y elegante, sin caer nunca en la cursilería. Femineidad y elegancia es un equilibrio más delicado que el propio nácar y en el que muchas casas fallan a menudo.

Además de con un cuarzo, los Glashütte Original Pavonina se mueven con un motor mucho más potente: el gusto femenino por los accesorios. Eso es algo que entendió desde el principio Glashütte Original, y de ahí la amplia oferta. Ahora esa personalización va más allá gracias al configurador que ha diseñado la casa.

El proceso es, como se puede ver en la captura de pantalla, muy sencillo e intuitivo. Hay que elegir el material de la caja (oro rojo, blanco, oro y acero o acero) y la correa. Esta puede ser de aligátor, de piel o de satén. Los brazaletes metálicos no están disponibles. Una vez elegidos, comienza el juego: con las flechas a los lados del reloj vamos pasando por las distintas configuraciones hasta dar con el modelo deseado.

Hay otro servicio más, que es el del grabado del fondo del reloj. Se pueden combinar dos elementos, uno de texto y una imagen. La oferta es muy amplia: iniciales, fecha, y deseos son la parte de texto. Como imágenes tenemos el zodíaco (dos versiones occidentales y tres chinas), tres símbolos de la propia colección y 19 símbolos “cautivadores” (como los llama GO). Estos se subdividen en Familia y Amor, Flores y Felicidad.

Lo mejor de todo es que este servicio de grabado sí se puede solicitar para relojes ya existentes. Una vez elegida la configuración deseada se envía electrónicamente a la manufactura, y posteriormente el reloj ya acabado se puede recoger en cualquiera de las boutiques de la casa o en un distribuidor oficial. Los precios, claro, varían dependiendo del material elegido. Los modelos en vivo que tenemos aquí tienen los siguientes precios: el Glashütte Original Pavonina con correa de aligator y caja de oro rojo, 13.800 euros. Los dos modelos con correas de aligátor y diamantes en las asas tienen un precio de 7.300 euros. Por último, el de acero con correa marrón cuesta 4.500 euros.

Es una iniciativa muy interesante porque los relojes son una experiencia muy personal, y este configurador multiplica el placer de la elección. No es una experiencia online completa porque se necesita de una tienda física donde recoger el reloj y pagarlo, pero como principio no está nada mal. Veremos si en un futuro se extiende a las demás gamas, y si la casa se atreverá a cerrar el círculo y vender directamente por internet. Más información en GlashütteOriginal.com.

 

 



Breguet Reine de Naples Mini: fotos en vivo y precios

 

En Baselworld 2017 Breguet presentó nada menos que seis iteraciones de su reloj de mujer más deseado, en su versión pequeña: el Reine de Naples Mini, del que vamos a ver tres ejemplos.

 

UN POCO DE HISTORIA

El 8 de junio de 1810, tal como consta en los registros de Abraham Louis Breguet, Caroline Murat (reina de Nápoles y hermana de Napoleón Bonaparte) encargó a Breguet que fabricara dos relojes inusuales: un reloj de carruaje gran complicación por la suma de 100 luises, “así como un reloj de repetición para brazalete, por el que cobraremos 5.000 francos”. Este sorprendente pedido vuelve a aparecer en el registro de la Manufactura, que recoge con detalle la identidad de cada reloj y un completo resumen de cada paso de su fabricación.

Caroline Bonaparte Murat

El pedido de la Reina de Nápoles, que sería el reloj de Breguet número 2639, tenía el singular nombre de “repetidor de forma oblonga para un brazalete”. Tenía un “escape libre” y un termómetro. Su fabricación necesitó de 17 personas que realizaron 34 labores diferentes. A principios de diciembre de 1811 el reloj parecía estar listo y se creó una factura por 4.800 francos. Sin embargo el sistema de minutos hubo de ser cambiado y la esfera guilloché sustituida (a petición de la reina, se supone). Ocupó su lugar otra de plata con guilloché y numerales arábigos. El reloj se completó el 21 de diciembre de 1812.

Registro del pedido de la Reina de Nápoles en el libro de Breguet

Treinta y siete años después, el 8 de marzo de 1849, la Condesa Rasponi (“con residencia en el número 63 de la Rue d’Anjou de París”) llevó su reloj a reparar al taller de Breguet. Quedó registrado como “un reloj repetidor muy fino con número 2639, esfera de plata, numerales arábigos, termómetro y ajuste horario por fuera de la esfera; dicho reloj se sujeta en un brazalete de malla de hilos de oro entrelazada, una llave simple de oro y otro brazalete de oro similar, en una caja de piel de becerro roja”. En realidad la Condesa Rasponi era Louise Murat, cuarta y última hija de Joachim and Caroline Murat, que se había casado con el Conde de Rasponi en 1825.

Louise Murat, futura condesa de Rasponi, a los 6 años (retratada en 1811 por Benjamin Rolland)

El 27 de marzo de 1849 el reloj volvió a manos de su dueña. La reparación, que costó 80 francos, quedó registrada en estos términos: “hemos repulido los pivotes, reajustado el termómetro, restaurada la función de repetición, restaurado la esfera, inspeccionado y limpiado cada una de las piezas del reloj y las hemos regulado”. En 19 días, no está nada mal para un reloj tan complicado. Ahora envías el reloj al servicio técnico oficial de cualquier marca sólo para cambiar el aceite y de un mes no baja.

Apertura del parte de reparación en el atelier de Breguet

En agosto de 1855 la condesa volvió a Breguet, esta vez para comprar dos llaves: una llave macho para dar cuerda y una hembra para ajustar la hora. Esta mención, que añade que el reloj tiene una caja de oro decorada con guilloché y “un gran anillo de oro quebrado” es la última huella que se tiene en Breguet del reloj. A partir de ese momento desapareció y hasta hoy no se ha sabido de él, lo que es una auténtica pena. Pero los datos son suficientes como para recrearlo, y así ha hecho Breguet.

Los Reine de Naples Mini (y los de mayor tamaño, claro) mantienen la forma del reloj original, tan única, y en estas nuevas versiones recuperan los numerales arábigos en configuración decreciente/creciente (si los miramos a partir de y hasta las 12 horas). La caja tiene un tamaño de 33 x 24,5 mm, de oro blanco u oro rosa.

Su esfera de nácar y su disco horario descentrado a las 6 h siguen siendo los distintivos principales de esta pieza. Como siempre en la manufactura, el número de fabricación aparece siempre en la esfera, en este caso en la parte superior del disco horario. Las seis referencias que han sido reveladas este año retoman el código estético de la colección Reine de Naples con el asa «bola» situada a las 6 h  así como con una corona de remontuar rematada con un diamante de talla briolette a las 4 h. El bisel, realce y cierre en oro están engastados con diamantes de talla brillante. También aparece un brillante a las 6 horas en la versión con esfera de madreperla de Tahití.

Todos los relojes femeninos de Breguet están equipados exclusivamente con movimientos mecánicos de carga automática. El nuevo Reine de Naples Mini alberga un calibre 586/1 con espiral de silicio. Presenta una reserva de marcha de 38 horas y oscila a una frecuencia de 3,5 Hz. Además está ajustado en 6 posiciones, algo muy poco habitual en un reloj de mujer.

Afortunadamente el calibre es visible gracias al zafiro posterior, que permite admirar el trabajo de decoración de la masa oscilante con un motivo de grano de cebada francamente elegante. Los puentes están decorados a mano con Côtes de Genéve.

Los precios lógicamente varían según el modelo, pero de los que hemos visto aquí sabemos que el Reine de Naples Mini con caja de oro rosa, correa de raso negra y hebilla de oro tiene un precio de 34.400 euros. La versión de oro blanco y correa burdeos cuesta 35.400 euros. Por último la versión con pulsera barbada tiene un precio de 58.600 euros. Los relojes ya se pueden encargar en los puntos de venta. Más información en Breguet.es.

 



Pre-Baselworld 2017: Breguet Tradition Dame 7038

No ha empezado el primer salón del año, el SIHH, y ya tenemos la primera novedad del siguiente, Baselworld 2017, que tendrá lugar en marzo. Ha abierto el baile este Breguet Tradition Dame 7038, lo que es insual -y a la vez se agradece- porque por una vez es un reloj de mujer. Pero no uno cualquiera, sino una verdadera pieza de alta relojería.

 

En realidad el Breguet Tradition Dame 7038 se presentó en Baselworld 2016 con el modelo de aquí arriba. Si el año pasado el reloj estaba realizado en oro blanco este año lo veremos en oro rosa, y con la misma configuración: diámetro de 37 mm, bisel con 68 diamantes engastados, carrura acanalada y corona con rubí engastado. Bajo el cristal de zafiro nos encontramos, a las 12 horas, la esfera horaria realizada en nácar blanco natural decorada con uno de esos preciosos guillochés en los Breguet es único. Sobre ella se deslizan las manecillas horarias Breguet con forma de pomme évidée (es decir, manzana hueca). A las 10 horas aparece la aguja retrógrada del pequeño segundero.

En la segunda mitad de la circunferencia del Breguet Tradition Dame 7038 nos encontramos con una disposición arquitectónicamente muy atractiva: un rosetón central grabado a mano que se superpone al barrilete y, a ambos lados, casi simétricos, dos puentes Carlos X que sostienen uno de los engranajes y el órgano regulador. Por cierto que tanto el espiral (Breguet, por supuesto) como el escape de áncora están realizados en silicio, lo que significa que el calibre es antimagnético y no necesita lubricación, por lo que los tiempos entre los que hay que visitar el servicio técnico se alargan. Más aún: el volante está ajustado en 6 posiciones, como los cronómetros. Por último, la reserva de marcha es de 50 horas, lo que significa que el reloj se puede dejar el fin de semana y encontrárselo el lunes en estado de revista.

Todo se aloja sobre una platina de oro rosa “escarchada” preciosa, y todos los acabados son impecables, como siempre en Breguet. En definitiva este Breguet Tradition Dame 7038 es una auténtica pieza de la mejor relojería pero con un toque femenino evidente y muy elegante. El precio todavía no se ha confirmado, pero si la versión anterior costaba 38.200 euros es de esperar que el precio de esta versión sea el mismo o incluso algo menos, ya que el oro rosa es más barato que el oro blanco (porque éste tiene platino en su composición). Más información en Breguet.es.

 

 



Serena Williams gana su séptimo Wimbledon con Audemars Piguet en la muñeca

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-1-Horasyminutos

Se están acabando los adjetivos para definir lo que significa Serena Williams para el tenis. Este fin de semana ha conquistado su séptimo Torneo de Wimbledon, llegando así a su vigésimo segundo título e igualando a Steffi Graf. Y lo ha hecho acompañada de su fiel Audemars Piguet Royal Oak Offshore Chronograph en oro rosa.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-3-Horasyminutos

Serena Williams se deja caer tras ganar el último punto de la final de Wimbledon 2016

En realidad la historia de Serena Williams como embajadora de la reina de Le Brassus llevó un recorrido inverso, ya que la tenista comenzó luciendo un Royal Oak que -al parecer- le había regalado su entrenador cuando comenzaron una relación personal como pareja. Serena pasó a ser “amiga” de la marca y poco después recibió sus credenciales como embajadora. Lo mismo que le ocurrió a Stanislas Wawrinka, conocido por competir siempre con una APRO “bumblebee” (llamado así por el color amarillo dominante en la esfera) antes de convertirse también en embajador de la manufactura.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

La relación Audemars Piguet-Serena Williams es muy especial porque Serena es única no sólo en las pistas, sino como representante de las mujeres y particularmente de las mujeres negras. Más aún estos días en los que la violencia racial parece aún más desatada en los Estados Unidos. Poco antes del comienzo de Wimbledon Audemars Piguet llevó a cabo una sesión fotográfica con la deportista que es un reflejo de todos esos aspectos de la personalidad de Serena.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-7-Horasyminutos

La serie fotográfica, toda en blanco y negro, se acompañó con un vídeo en el que Serena Williams recita el famoso poema de Rudyard Kipling “Si” (If en el original). El poema se eligió porque una de las frases del mismo está inscrita en la entrada de jugadores de la pista central de Wimbledon: “If you can meet with Triumph and Disaster and treat those two impostors just the same” (“Si puedes enfrentarte con el Triunfo y la Derrota y tratar por igual a ambos impostores”).

En el vídeo sólo recita los dos últimos párrafos de los cuatro que componen un poema que fue adoptado como el compendio de las virtudes inglesas de la época victoriana. Esta es la versión completa y la traducción al español que aparece en Wikipedia (en mis subtítulos he variado algunas frases):

If—
If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man my son!
Si…
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptas que tengan dudas.
Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no incurres en el odio.
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.Si puedes apilar todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola jugada;
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tus objetivos mucho después de que estén agotados,
y así resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les dice: “¡Resistid!”.Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, sin menospreciar por ello a la gente común.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos pueden contar contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el implacable minuto,
con sesenta segundos de diligente labor
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y —lo que es más—: ¡serás un Hombre, hijo mío!

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-4-Horasyminutos

Como se ve en el vídeo Serena Williams ha cambiado el final del poema para convertirlo en una reivindicación de la mujer. Seguro que el propio Rudyard Kipling lo habría aprobado. Y también podemos ver su querido Royal Oak Offshore Chronograph.  Tiene una caja de oro rosa de 37 de diámetro por 11,80 de altura, pero con una correa de caucho blanco que no rompía el código “todo-blanco” de las pistas de Wimbledon. El bisel está decorado con 32 diamantes engastados y la esfera presenta una nueva Lady Tapisserie más delicada que la de la anterior versión.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

Además está rodeada de un graneado circular que juega con las luces y acoge los índices aplicados, mejorando la lectura horaria. La carrura tiene ese satinado tan único de Audemars Piguet que tanto me gusta. El calibre 2385 es un cronógrafo automático que funciona a 3 hercios y tiene 40 horas de reserva de marcha.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-5-Horasyminutos

Me gusta ver que los embajadores son algo más que simples figuras con reloj, y como desafortunadamente la causa de la mujer en el mundo tiene por delante mucho trabajo que hacer es muy bueno que personalidades como Serena Williams sirvan de ejemplo, y más aún que las marcas lo apoyen. Sólo me queda felicitarla por ser la leyenda que es. Más información en AudemarsPiguet.es

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-Horasyminutos



La Grande Classique de Longines: modelos y precios

Longines-La-Grande-Classique-rosa-Horasyminutos

La Grande Classique de Longines encarna la tradición estética más antigua de la marca del reloj de arena alado. La elegancia clásica de su perfil ultradelgado le confiere el estatus de una colección atemporal. En Baselworld 2016 Longines presentó esferas de nácar con decoración en forma de estrella. Repasamos modelos y precios.

Longines-La-Grande-Classique-azul-Horasyminutos
La colección La Grande Classique de Longines, que encuentra su esencia en la tradición estética de Longines, fue presentada por primera vez en 1992. Desde su lanzamiento, estas piezas se han convertido en el símbolo de la elegancia clásica de la marca y adornan las muñecas de todos aquellos que saben apreciar los valores seguros.

Longines-La-Grande-Classique-acero-Horasyminutos

La marca relojera suiza aumenta aún más el refinamiento de la colección, ofreciendo varias combinaciones de colores de esferas y pulseras.

Longines-La-Grande-Classique-blanco-Horasyminutos

Como todos los modelos de La Grande Classique de Longines, el encanto de estas nuevas variaciones proviene esencialmente de su caja ultradelgada: sólo 4,20 mm y 4,45 mm en los modelos animados por un movimiento de cuarzo. Presentadas en dos tamaños, 24,00 y 29,00 mm de diámetro, estas creaciones exhiben varias esferas nacaradas, finamente trabajadas y realzadas con un adorno de estrella disponible en color rosa, azul o blanco. Las pulseras de piel de caimán de color rosa, azul o blanco se hacen eco de los colores suaves de la esfera y complementan armoniosamente el conjunto. Gracias a la flexibilidad que les confieren sus finos eslabones, las pulseras de acero se adaptan perfectamente a la curva de la muñeca.

Longines-La-Grande-Classique-coleccion-Horasyminutos

Los relojes La Grande Classique de Longines tiene los siguientes precios: los modelos con caja de acero de 24 mm tienen un precio de 1.240 euros, excepto el de 48 diamantes que tiene un precio de 3.380 euros. El modelo con caja de 29 mm tiene un precio de 1.280 euros. Más información en Longines.es

 

 



Dos nuevos relojes de Roger Dubuis en Harrods. Detalles y precios

Roger-Dubuis-en-Harrods-1-Horasyminutos

Durante el mes de julio Roger Dubuis va a tener una pop-up store en los famosísimos grandes almacenes de Londres, acompañada por tres grandes ventanales sobre Brompton Road. Si el establecimiento siempre merece una visita, hay aún más argumentos para hacerlo sabiendo que se muestran dos nuevos nuevos relojes de Roger Dubuis en Harrods.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Horasyminutos

Roger Dubuis llevará a la capital londinense sus Artistic Masterpieces, lo que dará la oportunidad a los seguidores de la casa y aficionados a la relojería en general la oportunidad de ver en persona y disfrutar de algunos de los diseños más provocativos y atrevidos de la manufactura, además de las creaciones artesanales y las novedades. La pop-up girará alrededor de la simetría del Astral Skeleton, del que la estrella es su aspecto más importante. Pero además se lanzarán dos relojes nuevos de Roger Dubuis en Harrods: el Black Velvet with Diamonds y el Excalibur Spider Skeleton Flying Tourbillon with Black Spinnels.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Black-Velvet-1-Horasyminutos

El Black Velvet with Diamonds es la última variación de la trilogía que se reveló este año durante el SIHH 2016. Este año fue declarado por la marca como el Año de la Diva (como ya anunciamos en este artículo), y este modelo, el primer reloj de mujer creado en carbono por la marca, sigue con esta inspiración 100% femenina.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Black-Velvet-Horasyminutos

Por primera vez aparece una caja de carbono con piedras engastadas, uniendo así dos materiales que a menudo se consideran polos opuestos. La carrura, con 66 diamantes, abraza una esfera de nácar con numerales romanos, mientras que el conjunto se ata con una correa de aligátor teñida en blanco. Es una edición limitada a 88 unidades y su precio es de 26.800 libras, aproximadamente 33.700 euros.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Excalibur-Spider-42-mm-Horasyminutos

El segundo de los dos relojes de Roger Dubuis en Harrods es el Excalibur Spider Skeleton Flying Tourbillon with Black Spinnels es también una novedad, también para la manufactura. El bisel presenta 60 espinelas naturales negras (llamadas científicamente pleonastos) cortadas en forma de baguette. Están engastadas sobre una molde de caucho y este a su vez sobre la caja de titanio negro. La técnica para poder insertar las piedras sobre el caucho supuso dos años de investigación. El reloj se lanza en una edición limitada a 8 piezas, cada una con un precio de 129.900 libras, unos 163.500 euros. Más información en RogerDubuis.es.

Roger-Dubuis-en-Harrods-portada-Horasyminutos

 



Bell & Ross BR S Diamond Eagle: Modelos y Precios

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-8-Horasyminutos

El último reloj para mujer de Bell & Ross, BR S Diamond Eagle, está inspirado en la bóveda celeste y ofrece dos modelos de igual esfera y tamaño, pero distinta decoración. Un reloj polivalente que se puede llevar tanto de día como especialmente de noche.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-Horasyminutos

Bell & Ross siempre se ha distinguido por sus relojes grandes, a imitación de los instrumentos de las cabinas de los aviones. Una forma única que le ha dotado de una personalidad reconocible de manera instantánea, algo que cualquier marca desea tener. En abril del año pasado la casa celebró su décimo aniversario creando una pieza igual del mismo tamaño que la original y te das cuenta de, en efecto, el relojes es GRANDE y por tanto no para todas las muñecas (se puede ver en este artículo).

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-2-Horasyminutos

Bell & Ross es consciente de este problema y ha ido creando relojes de menor tamaño y, para la mujer a la que también le gusta la estética de Bell & Ross, creó la línea BR S. Son relojes de cuarzo fundamentalmente, pero también los hay automáticos, tal y como se puede ver en el extenso repaso que hicimos en esta entrada. Es dentro de esta colección en la que encontramos los nuevos BR S Diamond Eagle, que además se distinguen notablemente de sus hermanos de colección.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-1-Horasyminutos

La caja es de 39 mm de lado, pero al contrario de lo que venía siendo habitual en la marca no es de cerámica sino de acero. El metal se ha pulido en la parte frontal mientras que los lados verticales se han satinado. La corona integra el logotipo de la marca en relieve. Una de las versiones tiene un bisel con diamantes engastados, 66 piedras que suman un total de 0,99 quilates, que hacen juego con el plato fuerte del  BR S Diamond Eagle: la esfera.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-4-Horasyminutos

El dial tiene una base azul marino (“azul noche” lo llama la marca). Al estar tornasolada se crea un juego de matices azules muy bonito y elegante. A las 3 horas aparece el nombre de la marca que, aún siendo tan largo, queda perfectamente integrado en la superficie, dando la sensación de ser parte de la decoración. Los índices horarios son de acero, facetados en forma de diamante para coordinarse con los 7 -esta vez sí- diamantes auténticos que decoran la esfera y que componen la silueta de la constelación del águila.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-9-Horasyminutos

El tamaño de los diamantes imita el tamaño de las estrellas de la constelación para que brillen con el mismo grado de intensidad. Me gustaría saber por qué para este  BR S Diamond Eagle Bell & Ross ha elegido esta constelación y no otras más conocidas, pero no me cabe duda de que va a haber más versiones con más constelaciones porque a hombres y mujeres por igual nos fascina mirar a las estrellas, un placer que nunca disminuye. El mismo patrón de la constelación se repite en el reverso del reloj, que por cierto tiene un movimiento de cuarzo.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-6-Horasyminutos

El reloj queda bonito en la muñeca, y a pesar de las formas poco convencionales para un reloj de mujer resulta atractivo. Si a las mujeres les gusta comentar sus complementos, seguro que este  BR S Diamond Eagle va a iniciar algunas conversaciones. De todas formas yo creo que si Bell & Ross hiciera sus colecciones Vintage BR y WW 1 en 39 mm tendría más éxito aún entre las mujeres.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-3-Horasyminutos

Los diamantes de la esfera (y en el bisel) y la exclusividad del diseño de la caja hacen de estos relojes unos cuarzos más caros de lo habitual: la versión de sólo acero (BRS-EA-ST/SCR) cuesta 2.500 euros, mientras que la que incorpora el bisel con diamantes engastados cuesta 5.900 euros. Su llegada estaba prevista para el segundo trimestre, así que si no han llegado a las tiendas deben estar a punto de hacerlo. Más información en Bell&Ross.es

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-5-Horasyminutos

 

 

 

 



Pre Baselworld 2016: las novedades de Tissot

Exactamente dentro de una semana  estaré viendo las novedades de Tissot para 2016, pero la manufactura ha querido abrirnos el apetito con un adelanto en el que hay un poco de todo, como siempre en una gran marca, pero en el que destaca sobre todo un regulador.

TISSOT LE LOCLE REGULATEUR

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-Horas-y-Minutos

Ya sabemos cuál es el origen del llamado “reloj regulador”: eran los relojes que se tenían en los talleres de relojería para comprobar la exactitud de los relojes de bolsillo. Por tanto lo importante era el desplazamiento de la manecilla de minutos, no saber la hora; de ahí la preeminencia de la larga manecilla de los minutos. Prácticamente todas las marcas tienen o han tenido un regulador en su colección, y Tissot, nacida en 1853, no podía carecer de uno.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-versiones-Horasyminutos

Y, como no podía ser de otro modo, Tissot lo ha enmarcado en la línea “Le Locle”, con la que rinde homenaje a la localidad donde se fundó y cuyas formas son siempre más clásicas; el ejemplo más claro es la manecilla del segundero, que no lleva el contrapeso en T habitual en los demás modelos de la casa. La esfera está muy equilibrada, con dos subesferas a las 12 y a las 6 (horas y pequeño segundero respectivamente) y la fecha a las 9 junto con la inscripción Le Locle Automatique, compensada a las 3 por la leyenda Tissot 1853, además de un guilloché en forma de olas que contrasta con el bisel externo de la esfera, satinado, y le da ese aire tan clásico.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-esfera-Horas-y-Minutos

El reloj es mecánico, obviamente, y se mueve mediante un calibre ETA del que no se ha especificado la denominación, aunque imagino que será el 2825-2 o un derivado. En cualquier caso el movimiento es visible a través de una trasera que imita la estructura de la esfera y está decorada con diversos grabados.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-reverso-Horas-y-Minutos

El reloj estará disponible con correa de piel o brazalete de acero, mientras que las cajas, de 39,3 mm de diámetro, serán de acero o de acero con tratamiento PVD oro amarillo o rosa. Aunque no hay información oficial he leído por ahí que los precios podrían empezar en los 700 y 800 euros y escalar hasta los 1.000, pero éste es un dato que hay tomar con mucha precaución hasta la confirmación oficial.

TISSOT T-RACE MOTOGP™ AUTOMATIC EDICIÓN LIMITADA 2016

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-Horasyminutos

 

Cambio radical. Nos vamos al lado más deportivo de la marca, que vuelve a honrar su ya larga amistad con Moto GP™ y lo hace con un reloj poderoso en edición limitada. La caja es de acero inoxidable con revestimiento de PVD negro para darle mayor mordiente. El bisel tiene forma de disco de freno, mientras que la esfera presenta una superficie de carbono con detalles en antracita. Los contadores por su parte recuerdan a los de una moto.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-1-Horasyminutos

Tanto los índices como las manecillas están tintadas con SuperLuminova, mientras que las manecillas del cronógrafo están pintadas de un rojo llamativo y a juego con las franjas que destacan en la correa de caucho. El reloj es automático, pero no sé si lleva un Valjoux 7750 o el  ETA C01.211, ya utilizado anteriormente por Tissot.

Es una edición especial de 3.333 piezas que se presentan en un estuche con forma de casco MotoGP, de esos que les encanta tener en casa a los seguidores más fieles de las carreras, que son legión.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-caja-Horasyminutos

 

TISSOT T-TOUCH EXPERT SOLAR NBA EDICIÓN ESPECIAL

Tissot-Pre-Basel-2016-T-Touch-Expert-Solar-NBA-Edición-especial-ambiente-Horasyminutos

La colaboración con la NBA es la mayor de Tissot. Un verdadero pelotazo -y perdón por el chiste fácil- que va a dar un enorme impulso a la marca, dada la repercusión universal de la vertiente norteamericana del baloncesto.

El reloj es una verdadera computadora de muñeca con 20 funciones: retroiluminación, 2 zonas horarias, calendario perpetuo, presión atmosférica absoluta y relativa, altímetro con cálculo de desnivel, cronógrafo con funciones add/split/lap, cronómetro, brújula, azimut, 2 alarmas, logbook, regata e indicadores de día y semana.

Tissot-Pre-Basel-2016-T-Touch-Expert-Solar-NBA-Edición-especial-1-Horasyminutos

La caja, de 45 mm de diámetro, es de titanio con recubrimiento en PVD color oro rosa y fondo grabado con el logotipo de la competición, y es además antimagnética.

RELOJES DE MUJER

En este avance de las novedades de Tissot hay más relojes de mujer que de hombre, algo no muy habitual. Dos colecciones, una automática y otra de cuarzo, y una de ella en dos tamaños.

TISSOT LE LOCLE LADY AUTOMATIC

Tissot-Pre-Basel-Le-Locle-Automatic-Lady-1-Horasyminutos

A simple vista se aprecia la familia a la que pertenece este reloj; basta mirar al regulador que hemos presentado al principio para ver que comparten trasera e incluso tamaño: 39,3 mm. Las mujeres cada vez más llevan tamaños hasta ahora considerados masculinos, así que es una apuesta segura la que hace Tissot. Y como el público femenino es mucho más selectivo la casa ha creado cinco versiones, aunque seguro que en el futuro habrá más.

Tissot-Pre-Basel-Le-Locle-Automatic-Lady-Horasyminutos

Las cajas de acero tienen un recubrimiento de PVD oro amarillo o rosa, mientras que las esferas son de nácar con numerales romanos en los puntos cardinales e índices o diamantes Top Wesselton. Seguro que van triunfar.

TISSOT BELLA ORA Y BELLA ORA PICCOLA

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-1-Horasyminutos

Y si el Tissot  Lady Le Locle Automatic va a tener éxito, la nueva colección Bella Ora aún más. Son dos colecciones que abarcan todos los tamaños, desde los 28 a los 38 mm, y la forma de la caja es muy atractiva. A mí me parece más bonita la colección Bella Ora por su esfera con dos texturas, me parece más elegante y además tiene como opción la milanesa. Los relojes Bella Ora Piccola son más clásicos, especialmente por la inclusión de los numerales romanos. Los relojes son de cuarzo y los revestimientos de la caja son PVD, por lo que los precios finales serán comedidos. Un nuevo acierto de Tissot.

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-Horasyminutos

Tissot Bella Ora

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-Piccola-Horasyminutos

Tissot Bella Ora Piccola

Y, como decía de aquí a nada más novedades de Tissot, en cuanto lleguemos a Baselworld 2016.



Bohème Moongarden, la apuesta femenina de Montblanc

Montblanc Moongarden oro rosa y diamantes

Montblanc ha decidido que el mercado más grande e inexplorado para la alta relojería son los relojes de mujer. He dicho a menudo que el mundo de la relojería va a ser femenino, tanto en el consumo como en los mandos. Jérôme Lambert, el CEO de la casa, no ha perdido el tiempo y nos presenta la colección Bohème Moongarden.

No olvidemos que Jérôme ha sido durante años el -más que exitoso- director general de Jaeger-LeCoultre y bajo su mando se puso en marca la colección Rendez-Vous, dirigida específicamente a la mujer y que tanto éxito está teniendo. Así que, una vez en Montblanc, por qué no desarrollar una fórmula paralela que atraiga el mercado de la mujer hacia la marca. Y a eso se ha puesto.

En realidad la colección Bohème ya existe, pero son relojes muy sencillos y en su gran mayoría de cuarzos. A partir de ahora ya hablamos de relojería con complicaciones.

 

 

DAY AND NIGHT

Montblanc Day and Night oro rosa y diamantes

La primera versión mantiene la esfera de la ya existente colección Bohème incluida una ventana de fecha particularmente bien realizada, con forma de ojo -o de perfil de labios- que permite ver tres fechas, aunque las pares están marcadas por un punto. Me parece una forma original y delicada de presentar la información de manera distinta y bien integrada en el espíritu femenino.

Pues bien, entre las 7 y las 2 se abre una luna menguante que nos muestra un firmamento en el que se alterna el sol y la luna según el momento del día que sea, obviamente. Tanto la noche como el día están muy bien ejecutados, con el Sol brillando emitiendo destellos, al igual que las estrellas que acompañan a la Luna.

Montblanc Moongarden acero y brillantes

La luna presenta una faz “humanizada”, con nariz y boca, que le da un aire romántico pero no cursi. No es una fase lunar, es simplemente una representación de la noche. Y como tal, muy bonita.

Del tornillo de las manecillas parte un guilloché rayos de sol, sobrevolado por un bisel liso sobre el que se pintan los numerales. En algunas versiones sólo se conservan los arábigos cardinales, mientras los demás se sustituyen por diamantes.

Montblanc Day and Night con brazalete de acero

Todo resulta equilibrado y perfectamente legible (la manecilla de la hora un pelín corta creo yo), además de elegante. Ni siquiera la versión con diamantes en el bisel resulta ostentosa, lo que habla de mesura en el diseño. Un buen detalle es el contrapeso del segundero, formado por la estrella de Montblanc.

 

 

MOONGARDEN

Montblanc Moongarden oro rosa y diamantes

Esta es la versión más completa. En la esfera nos encontramos horas y minutos y fases lunares a las 6. El segundero ha sido sustituido por una manecilla que indica la fecha, señalada -cómo no- por un cuarto de luna rojo.

Sin embargo donde antes había un firmamento ahora nos encontramos con los nombres de las lunas llenas -una por mes- procedentes de los antiguos calendarios ingleses (y estos de los sajones). Estos son los diferentes nombres que se encuentran.

Nombres de las lunas llenas

Son nombres que no existen en español (por lo menos que yo sepa), y añaden un toque romántico muy acertado.

Montblanc Moongarden acero y diamantes

 

 

 

CALENDARIO PERPETUO

Montblanc Boheme Calendario Perpetuo

En el SIHH de 2014 Montblanc sorprendió con el Meisterstück Heritage Perpetual Calendar, un calendario perpetuo que se anunciaba por 10.000 en acero y 17.000 en oro rosa. Causó un revuelo notable. Ahora el reloj se adapta al gusto femenino pero sólo porque añade diamantes en el bisel y la posibilidad de una correa blanca.

Por ese precio no es un calibre de manufactura, claro, sino un ETA con un módulo Dubois Depraz. A mí me vale, porque el reloj va a funcionar perfectamente y la terminación del reloj está a la altura de lo que se espera de Montblanc. Lo mismo ocurre con estos relojes de mujer.

Por supuesto Montblanc es consciente del papel que juegan los accesorios en la elección femenina, por lo que propone todos los modelos con configuraciones de acero u oro rosa y brazalete o correa de cuero, con numerosas combinaciones.

Montblanc Moongarden acero y diamantes con correa de cuero

Si antes no llegan a España los podré ver (y fotografiar para la web) en el SalonQP del próximo noviembre. Por cierto que la colección se presentó en los jardines de las Tullerías de París, con presencia de las embajadoras de la marca Charlotte Casiraghi y Gwei Lun Mei. Os dejo un vídeo del evento.

Montblanc Moongarden esfera azul

Montblanc Day and Night oro rosa y diamantes



En la muñeca: los relojes de Poiray

Poiray Ma Premiere XL cuarzo

Yo creo que ya no hay ninguna marca de joyería y relojería para mujer que se precie que no tenga ya una colección de relojes también para hombre. Ese es el caso de Poiray. Es curioso que siendo el reloj un instrumento tradicionalmente atractivo para los hombres las marcas de joyería hayan tardado tanto -en muchos casos, no en todos- en buscar ese mercado.

También es verdad que si hasta ahora los relojes de mujer se sostenían ofreciendo sólo cuarzos (lo cual ya hace un tiempo que ha cambiado, afortunadamente) si quieres dirigirte a los hombres necesitas ofrecer algún reloj mecánico. Esto complica un tanto las cosas porque ya estamos hablando de servicios técnicos más especializados; quizá sea esa una de las razones del retraso.

Poiray Ma Premiere XL cuarzo frontal

Este es el caso de Poiray, una marca de joyería francesa bastante joven -nació en 1975 y ahora por tanto celebra su 40 aniversario- que hasta ahora tenía relojes de mujer y, coincidiendo con su llegada a España presenta sus primeros modelos masculinos, y además mecánicos. Y para denominarlos ha usado el nombre de toda su colección, Ma Première y el añadido XL.

Poiray Ma Premiere XL esfera

Lo primero que llama la atención, obviamente, es la caja, que sigue fielmente los dictados de la tradición parisina: cuadrada, decorada con boceles, números romanos… aires del Santos de Cartier y  el Reflet de Boucheron me viene a la cabeza. Sólo que Poiray no parece querer competir -al menos por ahora- con estos pesos pesados, por lo que propone una caja de acero pulido que lo haga más asequible.

Poiray Ma Premiere XL boceles

Y añade una particularidad bastante curiosa: en dos esquinas opuestas, la superior derecha y la inferior izquierda, hay dos cierres que se abrochan sobre la correa, de manera que cuando se abren se puede sacar la correa fácilmente para cambiarla por otra.

Poiray Ma Premiere XL cierres abiertos

Cuando se cierra lo hace sobre la barrita de la correa sujetándola firmemente. Esto es una idea inteligente además de bien resuelta, porque permite cambiar la presencia del reloj -de manera radical incluso- según la correa que se le ponga.

Poiray Ma Premiere XL cierre

Las esferas combinan la decoración vertical con la de rayos de sol, siempre con numerales romanos -salvo la versión de cuarzo que no tiene ningún tipo de marcador.

Poiray Ma Premiere XL

Los movimientos mecánicos son todos Sellita SW 300-1, lo que garantiza su buen funcionamiento y -especialmente importante- su fácil mantenimiento.

Poiray Ma Premiere XL calibre Sellita

Los precios son de 1.950 para la versión de cuarzo y de 2.450 los automáticos. No están mal de precio dado el nivel de acabado, pero van a competir en un mercado muy duro así que veremos que tal le va a la marca. Que espero que bien, porque cuanto más, mejor para nosotros los aficionados.

Poiray Ma Premiere XL perfil

También es verdad que con el truco para cambiar las correas se genera un negocio adicional porque es una opción que nadie más propone y los aficionados a los relojes gustamos de cambiar no sólo de modelo sino de lo que lo ata al pulso.

Poiray Ma Premiere XL esfera gris

 

Mucho más abundante es la oferta para mujer, claro, todos con movimientos de cuarzo. Tiene tres medidas: Ma Mini,  Ma Première y Ma Première Grande.

Poiray Ma Mini brazalete acero

Poiray Ma Mini brazalete acero (1.050 €)

En cualquiera de los tamaños aparece el sistema para el cambio de correa, que si es importante para los relojes de hombre mucho más para mujer. Las correas tienen un precio medio de 120 €

Poiray Ma Mini acero

Los precios empiezan en 1.050 para el más pequeño, pero van escalando dependiendo del tamaño y el material.

Poiray Ma Premiere Mini con diamantes

Poiray Ma Premiere Mini con diamantes

Poiray Ma Premiere Grande

Poiray Ma Premiere Grande en acero (1.800 €)

Poiray Ma Premiere Grande oro rosa

Poiray Ma Premiere Grande oro rosa (aproximadamente 4.900 €)

Poiray Ma Premiere Grande Oro rosa en la muñeca

Poiray Ma Premiere Grande Oro rosa en la muñeca

Por último, mencionar la gama Ma Première Manchette (pulsera), un reloj joya muy bien resuelto, particularmente la versión en azul.

Poiray Ma Premiere Manchette

Poiray Ma Première Manchette con esfera de nácar (2.100 €)

Poiray Ma Premiere Manchette azul

Poiray Ma Première Manchette azul (2.400 €)

Poiray Ma Premiere Manchette azul