Archivo de la etiqueta: relojes de titanio



En la muñeca: Hublot Big Bang MECA-10

 

Vamos a ver un reloj que casi podría considerarse una rara avis: el Hublot Big Bang MECA-10. Un reloj que pasa casi desapercibido entre los muchos modelos de la casa y que sin embargo es, a mi juicio, uno de los más interesantes de la colección.

 

Aquellos que queremos estar al tanto de las novedades relojeras con Hublot nos pasa justo lo contrario: la manufactura lanza tantos modelos que nos es imposible seguirle los pies. O mejor dicho, nos resulta imposible retener en la cabeza tantos modelos lanzados durante el año. Esto no es malo ni bueno per se. Hublot tiene una filosofía distinta, un acercamiento diferente al negocio de la relojería: no puede presumir de orígenes venerables -nació en la década de los noventa del siglo pasado- ni tampoco quiere. Su filosofía se basa en la fusión, que es un proceso continuo y no estático. Así, de manera permanente está probando nuevos materiales, nuevos colores, nuevos socios… Además de instaurar el esqueletado de las esferas como un estilo en sí, cuando normalmente el calado de los diales era simplemente un derivado de modelos ya existentes, como lo son los cambios de color o de metal.

En cada feria de Baselworld la casa muestra un montón de nuevos productos. En su mayoría son variaciones sobre un mismo tema (el Big Bang), pero también hay productos singulares. Y otros que son novedades pero que caen dentro de la zona de iluminación ambiental, no bajo el foco principal del escenario. Eso es lo que ocurrió el año pasado con el Hublot Big Bang MECA-10. Y sin embargo el reloj es muy interesante, más por detrás que por delante. Pero vamos por partes.

Como su nombre indica el reloj pertenece a la colección Big Bang, por lo que exteriormente mantiene la misma forma de portilla y los 45 mm de diámetro. El MECA-10 no es un cronógrafo y no es automático, pero aún así el reloj es muy alto. No tengo la medida exacta, pero ronda los 15 mm así que resulta una presencia más que notable sobre la muñeca. Es obvio que no era necesario esa altura, pero viene dada en parte por la estructura de la caja y su prominente bisel y en parte por la propia esencia del reloj. Una pieza que se llama Big Bang no nace para andar modosamente escondida bajo el puño de la camisa, sino para mostrarse con orgullo y cierta insolencia.

Y en este caso está justificada, porque el reloj es muy atractivo. Cuando se lanzó el reloj durante Baselworld 2016 apareció en una edición limitada a 500 piezas en cerámica negra. Pero también se lanzó en edición sin limitaciones fabricada en titanio, que es la que he podido disfrutar (si quiera brevemente). En mi opinión, mucho más seductora en titanio que la versión “all black”. El arenado de la superficie hace resaltar las tonalidades entre grisáceas y remotamente beis del titanio, haciéndola más cálida que la versión de cerámica y, en mi opinión, más elegante.

La esfera del Hublot Big Bang MECA-10 es la que ya conocemos (es decir, esqueletada), pero al no ser cronógrafo la lectura es más fácil porque nos ahorramos una esfera -o su esqueleto- y nos deja sitio para fijarnos en la complicación de reserva de marcha, que es la que da origen al reloj. Así que hay que darle la vuelta y fijarnos en su motor.

Tener un calibre manual -como es este HUB1201- es poco habitual en Hublot, porque su filosofía va más con la vida rápida, moderna, brillante… ese marco vital. Tener que dar cuerda al reloj no encaja bien con esa idea. Sin embargo el movimiento está equipado con un doble barrilete que le proporciona una reserva de marcha de 10 días, que no interfiere mucho con la vida a toda velocidad con la que se identifica la marca. Y además el calibre está construido de una manera muy racional, con una sensación de orden y de gusto por el equilibrio estético que está muy lejos de lo que solemos ver en los otros movimientos de la casa.

El HUB1201, que está hecho de 223 piezas, se mueve a 3 hercios (21.600 alternancias a la hora), una frecuencia habitual en los movimientos manuales. Además integra un escape de áncora de silicio que garantiza su durabilidad. Sería bueno saber cómo es de exacto el reloj, porque con dos barriletes y 10 días de andadura sin repostar la variación podría ser mucha con  los muelles completamente enrollados o cuando están prácticamente destensados. Pero Hublot no dice nada al respecto.

Pero si el calibre es bonito de espaldas, de  frente lo es aún más. Hublot Big Bang MECA-10 toma su nombre de los antiguos mecanos, los juegos de piezas para construir objetos, tan habituales cuando yo era pequeño (o sea en el Pleistoceno) y que desafortunadamente está en vías de extinción. Esa inspiración se ve en la manera en que se muestra la reserva de marcha. A las doce (medio tapada por el logo, un pena) hay una pieza en rastrillo que, cuando se va dando cuerda al reloj, se desplaza hacia la izquierda. Según se descarga la energía el rastrillo se mueve hacia la derecha, engranando con un gran disco central que a su vez enlaza con el indicador de reserva de marcha a las 6. Todo tiene un aspecto de construcción artesanal, como un mecanismo básico de engranaje de ruedas. Como lo haríamos con un mecano, vaya.

Yo no he visto nada parecido y la verdad es que me encanta. Y, por si no es suficiente un indicador de reserva de marcha, el reloj tiene dos: en el gran rotor que transmite el movimiento al indicador numérico hay un corte sin tornillos que, cuando quedan un par de días para que se acabe la reserva de marcha, descubre una zona pintada en rojo para hacer aún más patente la necesidad de dar cuerda. ¿Hacía falta? En absoluto. ¿Le queda bien? Muy bien.

El resto de los componentes de la esfera son los habituales de Hublot, con una subesfera de pequeño segundero a las 9 y manecillas e índices impregnados de Super-LumiNova. De hecho a oscuras es donde la lectura de la hora es más clara, aunque a la luz del día tampoco tiene problemas (salvo que le dé directamente la luz).

El reloj se ata a la muñeca con la sempiterna correa de caucho negra, cosustancial con Hublot. La correa, que es de una calidad excelente, se beneficia del sistema de desmontaje y montaje de la casa, extremadamente simple. Basta con apretar sobre el trapecio invertido de las asas para sacarla y, a la inversa, simplemente empujarla dentro hasta oír el clic. La correa termina en un cierre plegable de titanio.

En la muñeca el Hublot Big Bang MECA-10 no decepciona, porque ofrece la misma imagen potente de sus hermanos de colección. Pero este reloj resulta más elegante porque no es cronógrafo y porque, como ya he dicho antes, el tratamiento del titanio es muy acertado. Ya está disponible en los puntos de venta y su precio es de 20.350 euros. No es barato, desde luego, pero a mí en absoluto me parece disparatado para lo que ofrece. Más información en Hublot.es.

 

 



Panerai Green Dials: fotos en vivo y precios

 

 

Qué poquito le hace falta a esta casa para alterar el transcurso normal de las ventas relojeras. De repente saca esta colección, Panerai Green Dials, y ya vuelve a estar en la cabeza de todo el mundo como objeto de deseo.

 

No es la primera vez que hemos visto una esfera verde en Panerai, pero en los dos casos más conocidos, los Luminor Submersible 1950 PAM382 y PAM507, la caja era de bronce. Sin embargo estos Panerai Green Dials no conocen lo que es ese metal porque están hechos en acero o titanio, según el modelo. Entonces, ¿de dónde ha surgido la idea?

Luminor Marina 1950 Automatic. Foto de SalonQP

Pues de éste de aquí arriba. En 2016 Panerai lanzó una edición especial para los grandes almacenes Harrods, para la que usó este verde que va perfectamente con el color verde corporativo de la casa  británica. La caja está (o estaba, porque no queda ni uno) hecha en titanio y, dado su éxito, no sería de extrañar que Panerai haya querido repetir y ampliar la jugada.

En realidad en estos Panerai Green Dials la única novedad la constituye la esfera verde mezclada con el metal. Todas las configuraciones de tamaño, material y complicaciones ya existía en otros modelos, solo que con distinto color. Vamos a ver los tres relojes, siempre con la advertencia de que debido a la curvatura del cristal de zafiro y su -yo diría- nulo tratamiento antirreflectante, las fotos son un festín de reflejos. Bueno, eso y que yo soy regular haciendo fotos en cuanto que se pone un poco complicada la cosa.

RADIOMIR 8 DAYS TITANIO – 45mm (PAM00735)

El primero de los Panerai Green Dials integra una caja de titanio satinado en forma almohadillada, mide 45 mm de diámetro y lleva las características trabillas y la corona cónica que identifican este modelo desde su primera aparición en 1936. El bisel pulido enmarca una esfera tipo sándwich en color verde oscuro mate, sobre la que destacan los grandes índices horarios beige y el pequeño segundero a las 9h. La fecha a las 3h se lee mediante una pequeña lente redonda integrada en el cristal, y todas las agujas son doradas.

En el fondo de la caja se puede admirar, a través de una ventana de zafiro, el acabado del calibre de manufactura P.2002 de cuerda manual.  Los tres barriletes conectados en serie ofrecen una reserva de marcha de ocho días, con la indicación de reserva visible en la parte posterior.

El calibre P.2002 también dispone de un mecanismo para poner a cero la aguja del segundero y permitir así una sincronización muy precisa, además de un mecanismo para mover la aguja horaria hacia adelante o hacia atrás sin interferir con el movimiento del minutero. La sencillez de las formas de los calibres de Panerai no debe engañarnos: sus acabados son muy buenos.

RADIOMIR 1940 3 DAYS ACCIAIO – 47mm (PAM00736)

El segundo de los Panerai Green Dials pertenece a la segunda de las colecciones de la marca. Está realizado en acero quirúrgico AISI 316L, pero sin embargo no pesa mucho. La corona tiene  el logotipo OP en relieve. El diámetro de 47 mm es el de los modelos Panerai históricos, un tributo a los relojes hechos especialmente para el comando de submarinistas de la Armada Real Italiana, y el cristal de zafiro es ligeramente convexo.

Este modelo también lleva los indicadores luminiscentes con Super-LumiNova sobre la esfera tipo sándwich verde, al estilo clásico de Panerai: números grandes e índices horarios lineales, segundero pequeño y ventana de fecha a las 3 horas.

El calibre es el más que conocido P. 3000. Como el nombre del reloj indica, tiene 3 días de reserva de marcha. Presenta tres puentes con acabado satinado que protegen el mecanismo y un puente con soportes dobles para el volante de 13,2 mm de diámetro, que oscila a una frecuencia de 3 Hz. También tiene un mecanismo para ajustar la hora sin necesitar recorrer toda la esfera con la manecilla del minutero para avanzar. En la segunda posición de la corona se hace mover sólo la manecilla de horas.

 

LUMINOR 1950 CHRONO MONOPULSANTE
8 DAYS GMT TITANIO – 44mm (PAM00737)

El último de los Panerai Green Dials lleva una caja de titanio satinado de 44 mm de diámetro con el clásico puente patentado por Panerai en los años 50 para proteger la corona y ayudar a asegurar la hermeticidad del reloj (10 bar, una profundidad de unos 100 metros). El bisel lleva un acabado pulido y, en el centro de caja, a las 8h, un pulsador que controla las funciones de inicio, parada y reinicio del cronógrafo conmuchas funciones y características técnicas avanzadas.

La esfera es fácil de leer y muestra de forma clara los indicadores de las funciones del calibre manual P.2004, con una reserva de marcha de 8 días proporcionada por tres barriletes en serie. El indicador lineal de reserva de marcha se encuentra a las 6h, mientras el segundero y el indicador am/pm correspondiente a la aguja central del segundo huso horario están situados a las 9h.

Los minutos del cronógrafo se miden con el pequeño contador situado a las 3h y tiene una aguja de segundero central. Todas las agujas, aparte de la función GMT, son doradas y combinan de forma armoniosa con los índices beige de la esfera tipo sándwich.

El calibre cronógrafo manual de manufactura P.2004 incluye rueda de pilares, visible a través de la ventana de cristal de zafiro, y el embrague vertical. El minutero del cronógrafo se mueve a saltos, por lo que resulta más fácil de leer, y el reloj se puede sincronizar con gran precisión gracias al dispositivo que para el volante y pone a cero el segundero cuando se tira de la corona para hacer los ajustes necesarios.

Al igual que los otros modelos de esta serie, el Luminor 1950 Chrono Monopulsante 8 Days GMT Titanio se entrega en una caja verde de madera de cerezo. Dentro de la caja hay una correa de repuesto de caucho negro, la herramienta para cambiarla y un destornillador. Pero la correa principal es de piel con hebilla de ardillón, preciosas las dos.

Los tres Panerai Green Dials ya están disponibles sólo en las boutiques de la marca, pero son ediciones limitadas a 300 unidades de las que no se sabe si habrá una reedición. Así que hay que solicitarlo rápidamente porque hay tortas para conseguirlos. Los precios de los relojes son: Radiomir 8 días, 11.800 euros. El precio de su tocayo, el Radiomir 1940, es de 8.900 euros. Por último, el Luminor 1950 tiene un precio de 17.600 euros. Más información en Panerai.es

 

 

 

 

 



Nuevo IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium: un nuevo material aún más resistente

 

El nuevo IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium es la carta de presentación de un nuevo material, el Ceratanium, que puede ser muy importante porque aúna los beneficios de la cerámica y el titanio. Veamos sus características y precio.

 

Seguro que hay lectores que en cuanto han leído “Ceratanium” se han acordado del famosísimo personaje de videojuegos, Megaman. Megaman es una creación de Capcom lanzada en 1987 en la que el Doctor Light creaba un robot a base de Ceratanium, que en japonés se llamaba Titanium Ceramical (セラミカ ル チタン o Seramikaru Chitan). La ventaja de este material para la creación de robots, según se dice en la -digamos- “documentación” del personaje, se basaba en que “esta variación del titanio es mucho más duradera que el titanio estándar, además de su capacidad para flexionar o doblar bajo impactos severos y conservar su forma original, en lugar de romperse o generar roturas”.

Pues bien, ese material ahora existe de verdad. Según IWC sus especialistas en materiales han dedicado más de cinco años a desarrollar este material especial sobre la base de una aleación de titanio. Gracias a su proceso de fabricación el metal adquiere una superficie cerámica de color negro. Así, el Ceratanium es tan ligero y resistente a la rotura como el titanio, pero al mismo tiempo también es tan duro y resistente al rayado como la cerámica. Es decir, la realidad imita a la ficción para beneficio de todos.

La única pega que se le puede poner a la cerámica es que es, en efecto, quebradiza. Con un impacto de cierta consideración se puede romper, y es irreparable: en un reloj hay que sustituir la caja entera. Esto no ocurre con el titanio, así que conseguir unir ambos materiales se antoja una solución ideal. Recordemos además que el titanio es muy ligero -como la cerámica- así que no penalizará en exceso la liviandad de la cerámica.

Y además IWC tiene plena legitimidad para considerar el Ceratanium no como un material exótico usado más bien como herramienta de marketing (recordemos, por ejemplo, el CarbonMacrolon de MB&F), sino como parte de su afán de innovación. Lo digo porque, como expliqué en el artículo y vídeo sobre el Porsche Design Actuator (éste), IWC fue el primero en usar titanio en un reloj, allá por 1980. Pero es que en 1986 lanzó el primer reloj con caja cerámica, el Da Vinci Gold Ceramic Perpetual Calendar Moonphase, Referencia 3755.

Ahora, 31 años después, lanza este IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium en el que combina los dos materiales. Como decía antes, yo creo que este material tiene mucho futuro porque ofrece mucho. Estoy convencido de que pasará como con la cerámica: empezó siendo un material monocromo y ahora la hay de todos los colores. Este primer modelo es negro -que además le viene muy bien-, pero seguro que no tardaremos en ver variaciones. Y además seguro que se extiende a otras marcas, porque la patente del material es del Grupo Richemont (tal como aparece aquí). Es una ventaja tecnológica que seguro que va a aprovechar.

Además el IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium aparece en un momento ideal, porque en 2017 se celebra el 50 aniversario de la aparición del primer Aquatimer. El reloj ya tenía su característico bisel giratorio interno y una profundidad de 200 metros. Es éste de aquí abajo. La verdad es que viéndolo y viendo todos los relojes neo-vintage que se lanzan últimamente, el de 67 podría pasar perfectamente como un modelo de ahora mismo. ¿A que sí?

El nombre completo del nuevo modelo es Aquatimer Perpetual Calendar Digital Date-Month Edition “50 Years Aquatimer”, que yo creo que es récord de longitud. En realidad es un reloj que se lanzó en 2014. En ese momento tenía una caja de titanio revestido de caucho, bisel de oro rojo y esfera negra, pero actualmente en el catálogo sólo aparece con esfera azul.

El IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium cambia -mejora, por ser precisos-  el material pero mantiene las mismas impresionantes medidas. Su diámetro es de 49 mm y la altura de 19,5 mm, así que no pasa desapercibido. La esfera vuelve a ser negra, pero los acentos rojos le dan un aspecto mucho más deportivo. A pesar de ser un calendario perpetuo y un cronógrafo flyback toda la información se muestra de manera clara y fácilmente legible. Destaca sobre todo la visualización del día y el mes, muy diferentes a lo que tenemos en la cabeza cuando pensamos en un calendario perpetuo.

 

Dentro lleva el calibre automático de manufactura 89802, que oscila a una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora. Integra parada de segundero y reserva de marcha de 68 horas, además de una decoración en antracita muy atractiva. El calibre se puede ver a través de un cristal de zafiro, lo que limita la hermeticidad a los 100 metros. Más que suficiente, de todas maneras.

El IWC Aquatimer Perpetual Calendar Ceratanium es una edición limitada a 50 unidades y tiene un precio de 50.900 euros. Me parece muy buen precio para todo lo que te llevas. Y no me refiero sólo al material, es que como reloj es un calendario perpetuo y cronógrafo flyback. Qué más se puede pedir. Más información en IWC.es.



En la muñeca: IWC Aquatimer Automatic 2000 Edition “35 Years Ocean 2000”

 

 

El nuevo IWC Aquatimer Automatic 2000 Edition “35 Years Ocean 2000” es la reedición de un modelo que fue una proeza de la ingeniería y que ha ido mutando hasta llegar a nuestros días.

En 1982 Ferdinand Porsche, el mítico creador del Porsche 911 y fundador de Porsche Design creó, junto con IWC,  el Ocean 2000 para la marina alemana. Era un reloj de titanio que podía descender hasta los 2000 metros de profundidad, aunque también se hicieron otros para poder llegar hasta los 500 metros. En puridad aguantar la presión del agua a 2.000 metros es un ejercicio de proeza de la ingeniería, porque ningún buzo va a bajar nunca a esa profundidad.

Hay que recordar que PADI (de la que ya hablamos aquí) expide sus licencias de buceo para una profundidad de hasta 18 metros. Se necesita un certificado avanzado para bajar a 30 metros. A partir de esa profundidad es necesario usar botellas con mezclas de gases distintas para evitar la narcosis del nitrógeno. Pero es que a partir de los 60 metros comienza la hiperoxia, que es la intoxicación por exceso de oxígeno y que produce contracciones primero y espasmos, convulsiones, mordedura de lengua y emisión de orina después. Por último, si aún no se ha perdido la consciencia, el buceador se queda adormilado durante horas. Como es fácil de imaginar, ninguna de las dos situaciones son las que uno desea cuando está bajo el agua.

Y luego está la bestia negra del buceo: el Síndrome Nervioso de las Altas Presiones (SNAP). Comienza a aparecer a los 130 metros en descensos rápidos, pero si se está muy entrenado y se baja despacio aparece a partir de los 300 metros. Los síntomas son: temblores en las piernas, náuseas y trastornos psicomotores. Consecuencias más graves son temblores, vómitos, hiperreflexia, somnolencia y descenso cognitivo. En estadios graves del SNAP presentan temblores y, en casos extremos, psicosis, crisis convulsivas focalizadas o generalizadas. Esto es un ejemplo de cómo utilizar un párrafo para describir el proceso de una muerte segura (salvo que se reciba ayuda).

¿Por qué entonces hacer un reloj así, si nunca nadie va a bajar a esa profundidad? Pues porque la relojería, como todos los artes y todas las ciencias siempre quiere explorar nuevos terrenos, que se dibujan delante de quien los afronta como hitos a superar. Nadie va a bajar nunca a esas profundidades, pero ¿no llena de orgullo saber que llevamos un logro así en la muñeca? ¡Pues claro que sí! Por eso el IWC Aquatimer Automatic 2000 es un modelo tan celebrado y por eso se ha ido manteniendo en el tiempo. Pero el anterior Aquatimer 2000 tenía casi 49 mm de diámetro total y casi 20 de altura. Este nuevo  IWC Aquatimer Automatic 2000 sin embargo vuelve a los 42 mm originales, y tiene un grosor de sólo 14,5 mm. Es decir, sólo medio milímetro más que el Aquatimer normal.

La caja está hecha de titanio. Como todos los Aquatimers tiene el bisel Safe Drive, que combina el movimiento del bisel exterior con el interior. La protuberancia a las 9 -visible en todos los Aquatimers modernos- no es una válvula de helio, sino el alojamiento para el engranaje del bisel. Es increíble que con la presión a la que puede llegar a estar sometido el reloj se consiga que siga funcionando el bisel y no se vea afectado en sus engranajes. Especialmente si esa protuberancia es una vía de salida de agua del mecanismo. Sorprende que la presión no involucione esa función.

El reloj se mueve gracias al calibre IWC 30120 que es en realidad el ETA 2892 pero modificado por IWC. Pero por supuesto no se ve porque tiene un fondo conmemorativo. Y aunque no lo tuviera: sería impensable un cristal trasero, como todo el mundo puede entender.

La esfera negra graneada está salpicada por unos índices aplicados muy potentes. Aunque no tanto como las manecillas, que son grandes para que la visibilidad sea excelente. La manecilla del segundero está pintada en el mismo rojo que la leyenda de los 2000 metros, lo que le da un toque deportivo.

Por supuesto el tratamiento con SuperLuminova es intachable. No sólo es intenso sino además bicolor para que la lectura sea instantánea. Eso sí, como la cantidad de pigmento es notable necesita tiempo para cargarse totalmente; no basta con iluminarlo con la linterna del móvil durante unos segundos.

La verdad es que el IWC Aquatimer Automatic 2000 es mucho más discreto de lo que uno pensaría y podría pasar perfectamente como reloj de diario, si obviamos la correa técnica de caucho. Que por cierto es muy cómoda de llevar y de poner, sujeta por una hebilla de ardillón también en titanio.

Pero haber conseguido una cámara para que el reloj aguante esa presión abisal y que sin embargo tenga una altura tan moderada es encomiable. Por eso se adueña de manera tan natural de la muñeca, sobre la que se siente realmente bien. No sería por tanto extraño verlo tras una mesa de oficina, soportando la enorme presión… de los correos electrónicos y la falta de vacaciones (que también tiene lo suyo).

El IWC Aquatimer Automatic 2000 Edition “35 Years Ocean 2000” es una edición especial de 350 piezas que ya está disponible en la boutique de la casa, y tiene un precio de 8.250 euros. Más información en IWC.es.

 

 



En la muñeca: Porsche Design Monobloc Actuator Titanium

 

Baselworld 2017 ha visto el relanzamiento de uno de los mecanismos de cronógrafo más singulares del mercado: el que se aloja dentro de los Porsche Design Monobloc Actuator Titanium, que vamos a repasar con fotos en vivo y precios.

 

Cuando hablé por primera vez de Porsche Design para presentar los 1919 Eternity Design ya conté los lazos que unen la casa de diseño con la empresa automovilística. Se puede encontrar en este artículo, que además está lleno de fotos en vivo de los relojes. Los diseños de todo aquello que toca PD son siempre muy singulares, y eso también es así para los relojes. Desde luego es así para los Porsche Design Monobloc Actuator.

Fue Porsche Design la que en 1980 y en colaboración con IWC lanzó el Titan 1 Chronograph, el primer cronógrafo de titanio que además incluía unos pulsadores integrados en la carrura, de manera que parecían formar parte de la misma. Hoy casi no nos hace mover una ceja por lo habitual, pero en aquel entonces un reloj de titanio  era algo realmente rompedor, como rompedor era la forma en que los pulsadores quedaban alineados con la caja. En 2010 lanzó una nueva versión, pero esta vez con Eterna.

A la izquierda el Titan creado por IWC (1980) y la derecha el modelo creado con Eterna

Este año la casa presenta el Porsche Design Monobloc Actuator Titanium, que es una actualización del Titan pero con unas innovaciones muy interesantes. La caja mide 45,5 mm de diámetro y 15,5 mm de altura. No es en absoluto un reloj pequeño, pero al estar hecho de titanio es relativamente ligero, y al estar bien equilibrado resulta cómodo de llevar.

La caja sigue siendo de titanio, pero los pulsadores son de una sola pieza y moviéndose sobre un pivote para hacer funcionar el cronógrafo. Es el mismo diseño que las levas de un motor. De hecho el mecanismo está desarrollado junto con Porsche Motorsport e inspirado en el juego de levas del Porsche 911 RSR. La sensación al accionar el pulsador de doble cabeza es muy agradable, y el diseño es perfecto porque cuando el pulsador vuelve a su posición la línea de la caja permanece inalterada.

En la esfera se ha buscado la máxima legibilidad. Por eso el segundero ha pasado a ser una pequeña apertura a las 9 que sólo sirve para saber que el reloj está funcionando. Con esto se consigue dar mayor importancia a los registros del cronógrafo. A las 12 horas aparece el contador de 30 minutos y a las 6 el de doce horas. En la versión con la esfera de carbono el pequeño segundero sigue siendo simbólico, pero tiene un diseño más rico, no tan espartano como en los demás modelos.

A decir verdad estos Porsche Design Monobloc Actuator son puros relojes instrumento, que se compran por su fiabilidad y comodidad de uso. El atractivo estético no es su fuerte. Quiero decir que, salvo la versión con esfera de fibra de carbono, más inspirada, las demás tienen una esfera muy sobria que prima puramente los aspectos técnicos.

¿Quiere esto decir que los relojes son feos, o poco atractivos? ¡En absoluto! Simplemente su baza está en lo que promete entregar una vez que sabemos qué se mueve dentro. A quién no le gustaría tener un cronógrafo como éste, que transmite una sensación de potencia, solidez y fuerza bruta como pocos relojes. Además la fuente usada para los números (inspirada en la del Porsche 911) es muy atractiva. Y por fortuna también es consistente en toda la esfera -incluida la ventana de fecha-, lo que es muy de agradecer.

Los Porsche Design Monobloc Actuator son además un GMT. Es decir, permite tener un segundo huso horario, marcado por una aguja que se diferencia claramente de las de horas y minutos. Para fijar el segundo huso hay que girar la corona en el sentido inverso al que usamos para cambiar la fecha. De hecho, como el bisel marca las 24 horas, cuando el reloj no está trabajando como GMT puede servir de indicación de 24 en su propio uso horario.

Esto es así porque el reloj se mueve gracias al calibre 7754, la versión GMT del eterno Valjoux 7750. El zafiro posterior está ahumado, así que la visibilidad del movimiento es reducida. A cambio gana en elegancia. Destaca sobre todo el rotor, personalizado con el logotipo de la casa. Por lo demás, el calibre se mueva a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 48 horas.

Como ya hemos visto existen también versiones con esfera azul y una edición limitada a 251 unidades que tiene la esfera de fibra de carbono. De hecho cambia hasta el nombre del reloj, que en este caso se llama Porsche Design Monobloc Actuator 24H Chronotimer Limited Edition.

También es muy llamativa la opción del brazalete de titanio, una de las más potentes que he visto últimamente. Si no se quiere el brazalete el reloj viene con una excelente correa de caucho, rematada por una hebilla tradicional.

Los precios de los Porsche Design Monobloc Actuator comienzan en los 5.950 euros para la versión con correa de caucho. Si se elige la versión con brazalete de titanio el precio es de 6.450 euros. Por último, si se opta por el Porsche Design Monobloc Actuator 24H Chronotimer Limited Edition el precio es de 6.950 euros. . Por esos precios te estás llevando un reloj muy poco visto, con una estética singular y sobre todo con una configuración de cronógrafo única. Más información en PorscheDesign.es.

 

 

 



Los nuevos Panerai Luminor 1950 PCYC, en la muñeca

 

 

Pocos espectáculos tan bellos, evocadores y emocionantes como una competición de vela. Panerai, que podríamos decir nació para el mar, comanda los Panerai Classic Yacht Challenge, el origen de losPanerai Luminor 1950 PCYC que vamos a ver ahora.

 

Angelo Bonati gobierna la nave de Panerai desde el puente de la Dirección General desde 1997. Veinte años en los que ha conseguido que una marca que sólo tenía el nombre se convirtiera en una manufactura por su propio derecho. Y sin duda ninguna una de las pocas casas que en estos años no han hecho sino aumentar su caché y deseabilidad de manera palpable.

El propio Bonati es un consumado aficionado a la navegación, así que no es de extrañar que Panerai lleve desde 2004 patrocinando los Panerai Classic Yacht Challenge. Panerai tiene incluso su propio yate, el Eilean, un maravilloso queche de 22 metros de eslora construido en 1936 (el año del primer prototipo del Radiomir), abandonado en Antigua y descubierto por Angelo Bonati en 2006 y restaurado durante tres años por Panerai.

A mí la unión de la navegación a vela y la relojería me parece un matrimonio natural. Al fin y al cabo, la cronometría tal como la conocemos se la debemos a John Harrison, creador del cronómetro precisamente para poder calcular la longitud durante la navegación en mar abierto. Si la navegación transoceánica fue el verdadero motor del cambio mundial, la relojería fue la que hizo posible que ese cambio ocurriera.

Pero la navegación no es algo estático, sino que históricamente ha sido -y aún es- una búsqueda continua de mejores materiales, más duraderos, más precisos y, al mismo tiempo, más bellos. Esa es también la historia de la relojería. El resultado de ese continuo avanzar son, por ejemplo, las naos supertecnológicas como las que acuden al America’s Cup. Panerai ha creado unos relojes para el Oracle Team USA (que vimos con fotos en vivo en este reportaje).

Pero los Panerai Luminor 1950 PCYC están a otra cosa. Celebran la belleza de la mecánica. O la Belleza; así, pura y con mayúscula. Celebran el reto humano de competir contra otros con unos recursos puramente manuales, al estilo antiguo, en un enfrentamiento regido por la nobleza. Es una canto a la pureza del mar y del dominio de sus artes.

Decía antes que Panerai lleva 13 patrocinando estos “desafíos” náuticos, y sin embargo es ahora cuando lanza unos relojes específicos para la colección. ¡Nunca es tarde si la dicha es buena!

Vamos a ver cada uno de los tres modelos.

PANERAI LUMINOR 1950 PCYC REGATTA 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC TITANIO (PAM 652)

 

El reloj más importante, mecánicamente hablando, es el PAM 652. Mide unos contundentes 47 mm de diámetro, pero al estar hecho de titanio resulta muy cómodo de llevar. Quiere decirse que el reloj no va a poder navegar escondido porque su presencia y tamaño -incrementados física y visualmente por el protector de corona y los pulsadores- no son precisamente de Pulgarcito, pero el equilibrio de pesos y dimensiones es intachable, así que se ubica sobre el pulso de manera instantánea. Y de todas formas, quién iba a querer llevarlo tapado.

Mientras que la carrura está satinada el bisel está pulido a espejo, para darle el toque de elegancia necesario si te tienes que bajar del barco y cenar en el club marítimo. Aunque en la foto el PAM 652 parece un cronógrafo rattrapante, en realidad no lo es. La doble aguja es, por un lado, para marcar los segundos del cronógrafo (la aguja anaranjada) y por otro para marcar la cuenta atrás de la regata (la rodiada).

Mediante el botón a las cuatro la manecilla va atrasando un minuto por cada pulsación. En una regata se anuncia la marca de los 5 minutos previos al comienzo, de manera que los barcos pueden maniobrar como consideren para estar lo más cerca posible de la línea de salida cuando suene la sirena de arranque. Cuando se presiona el pulsador a las 10 se lanza el cronógrafo y empieza la cuenta atrás. Cuando llega a cero comienza a contar los minutos hacia adelante, como un cronógrafo normal.

En puridad “la manecilla de regata” podría retrasarse hasta 59 minutos, simplemente pulsando repetidamente hasta llegar donde se quiera. De esta manera el reloj vale tanto para una regata como para algo tan mundano como, por ejemplo, medir el tiempo de cocción de la pasta. Pues sí. No juzgues y no serás juzgado. El encargado de zarpar a tiempo (o del sabor al dente) es el calibre de manufactura P.9100/R, en el que la R marca la variación para regatas del conocido P.9100. Dos barriletes, reserva de marcha de 3 días y frecuencia de 4 hercios. El calibre no se ve porque está tapado por un fondo conmemorativo, también de titanio.

La Super-LumiNova se limita a los numerales 12 y 6, las manecillas de horas y minutos, el pequeño segundero a las 9 horas y el contador de 12 horas del crono a las 3. El reloj se ata con la correa de piel de becerro Assolutamente. Es, en efecto, absolutamente Panerai. Habría que saber qué correa de la casa se vende más, pero yo apostaría que es esta.

 

PANERAI LUMINOR 1950 PCYC 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC ACCIAIO (PAM 653)

Con el segundo de los Panerai Luminor 1950 PCYC bajamos de complicación, bajamos de material y bajamos de tamaño también. El PAM 653, como su nombre italiano indica, está fabricado en acero y sólo mide 44 mm de diámetro, 3 milímetros menos que su hermano mayor. ¿Se nota la diferencia? Pues sí. ¿Mucho? Pues no. Ya he dicho que el PAM 652 está muy bien equilibrado. Los Panerai son relojes-instrumento pensados para trabajar y por tanto tienen que ser una ayuda en el tajo, no un estorbo. En Panerai se rigen por el concepto de “la forma sigue a la función”, así que sus relojes cumplen perfectamente sea cual sea su tamaño.

Este PAM  653 también opera bajo el mando del calibre de manufactura P.9100. No tiene la R porque en realidad es sólo (aunque lo que corresponde es un “nada menos que”) un cronógrafo flyback. En este caso la doble aguja tiene la misma función que en la versión de regata, pero lógicamente sin una cuenta atrás de minutos. La función de tiempos cortos se acciona y para con el pulsador a las diez, mientras que la función flyback se acciona mediante el pulsador a las 8. Además incluye un sistema que al tirar de la corona detiene el volante de inercia variable y pone el segundero a cero; de esta manera el ajuste del reloj se hace con la máxima precisión.

También en este caso el reloj viene con la correa Assolutamente, terminada en la conocida hebilla de la marca. Como se puede ver, el reloj queda fantástico en la muñeca.

 

PANERAI LUMINOR 1950 PCYC 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC ACCIAIO (PAM 654)

El PAM 654 es exactamente igual que el que acabamos de ver, pero es completamente distinto. Quiero decir que forma, tamaño y calibre son los mismos, pero en este caso la esfera es de un color marfil casi blanco que, personalmente, me ha enamorado y que hace que el reloj se distinga de sus hermanos de colección. De hecho uno diría que ni pertenece a ella. Y eso es bueno.

Como cronógrafo flyback que es y con el contador de minutos también central, en este caso se ha optado por una trotadora azul y una contadora de minutos dorada. Azul es también la aguja del pequeño segundero a las 3 horas, un uso -el de usar el azul en el segundero- que ha comenzado a aplicarse este año. El resultado es precioso.

Debo confesar que de los tres Panerai Luminor 1950 PCYC este PAM 654 es el modelo que más me gusta. Es más “Panerai” la esfera sandwich, lo sé, pero a mí éste me parece el más marino de los tres (quitando la función regata, claro). Me parece una belleza que llevaría todos los días.

Había olvidado decir que los tres relojes tienen un taquímetro, pero en vez de medir kilómetros mide nudos marinos (con toda lógica). El PAM 654 viene con una correa también de becerro, pero en este caso es la Ponte Vecchio más oscura. Un perfecto contraste.

Los tres Panerai Luminor 1950 PCYC ya están disponibles en las boutiques de Panerai (en España hay dos, y las dos en Madrid). Su precios son: PAM 652, 16.700 euros. PAM 653, 12.000 euros. Por último, el precio del PAM 654 es también de 12.000 euros.

Digamos para acabar que este año los Panerai Classic Yatch Challenge van a pasar por España. Del 29 de agosto al 2 de septiembre se va a celebrar en Mahón la decimocuarta edición de la Copa del Rey de Barcos de Época – Vela Clásica. Momentazo para visitar un isla maravillosa (Menorca) y una ciudad igualmente preciosa. El que pueda, que no se lo pierda. Le doy permiso para después contármelo y hacerme morir de envidia. Para los afortunados y para todos los demás, más información en Panerai.es.

 

 



En la muñeca: Hublot Classic Fusion Italia Independent

 

Esto sí que es afortunado: si es difícil atrapar un Hublot porque son visto y no visto, mucho más complicado es echarle mano a una serie limitada. Esta vez ha habido suerte y he podido disfrutar de cuatro Hublot Classic Fusion Italia Independent. Vamos a verlos más de cerca.

 

Los Hublot Classic Fusion Italia Independent son el fruto de la colaboración entre la manufactura y Lapo Elkann. Lapo Edovard Elkann, de 40 años, es el nieto de Gianni Agnelli, el casi mítico propietario y director general de Fiat. Lapo trabajó en la empresa de su abuelo, pero su vida se ha visto reflejada en los periódicos más por sus escándalos que por su trabajo, y al final dejó Fiat para aventurarse por otros derroteros.

En 2008 fundó Italia Independent S.p.A., dedicada a la venta de gafas de sol. Lo más destacado de sus gafas es el uso de materiales innovadores, lo que sin duda despertó el interés de Hublot. Recordemos que el nombre de estos relojes es Classic Fusion Italia Independent, y es que Hublot siempre ha destacado su preferencia por la fusión de modas, de estilos y, sobre todo, de materiales. Así que era cuestión de tiempo que la marca del código Morse K (raya punto raya) se entendieran. La primera colaboración de Hublot y Lapo tuvo lugar en 2014.

El logotipo de Italia Independent, grabado sobre el zafiro del reloj

La especialidad de Lapo Elkann es el marketing. De hecho en Fiat coordinaba el marketing de los Fiat Punto y Fiat 500, así que ha tenido libertad absoluta para crear estos Classic Fusion Italia Independent. Lapo ha querido seguir el espíritu ecléctico y atrevido de Hublot y ha buscado la fusión de materiales, algo que como ya he dicho le viene de sí. De este modo, para las cajas de los distintos modelos de la colección ha utilizado titanio pulido y satinado, cerámica y King Gold, el oro de Hublot.

Classic Fusion Italia Independent Pieds-de-Poule King Gold

Classic Fusion Italia Independent Prince de Galles Ceramic

Classic Fusion Italia Independent Pieds-de-Poule Titanium

Classic Fusion Italia Independent Tartan Ceramic

Pero para decorar los relojes Lapo fue más allá: se puso en contacto con la Sartoria Rubinacci, el epítome de la elegancia italiana. La elección de la Sastería Rubinacci no fue fruto del azar: desde 1932 tres generaciones de Rubinacci se han relevado a la cabeza de esta institución del buen gusto y la elegancia masculina: Gennaro, el abuelo fundador; Mariano, el padre, que actualmente dirige la firma napolitana; y, por supuesto, Luca, uno de los hombres más fotografiados del planeta gracias a su estilo único, y que además es el director de la boutique de Milán. Entre los tres han vestido al Duque de Kent o al cantante Bryan Ferry, pasando, naturalmente, por la familia Agnelli.

En sus archivos la casa Rubinacci posee la colección más hermosa que existe de telas antiguas. Ahí, entre los 60.000 m2 de preciosas patas de gallo, tweeds y terciopelos de todo tipo, Hublot y Lapo Elkann encontraron una colección de tartanes –tejidos de lana con cuadros de colores– que datan de los años 70, y a los que han dado una segunda vida integrándolos en la versión cronógrafo del Classic Fusion Italia Independent.

En la parte que corresponde exclusivamente a Hublot, los relojes son los ya conocidos Classic Fusion Chronograph (como el que vimos aquí). Eso significa una ca de 45 mm de diámetro sobre la que se asienta un bisel satinado, debajo del cual sobresalen -a izquierda y derecha- las ya conocidas “bisagras”. La corona lleva el logotipo de la casa grabado y está flanqueada por los pulsadores del cronógrafo, con buen tamaño y de tacto agradable.

La caja es hermética sólo hasta 50 metros, pero en este caso es más que suficiente. No concibo a nadie con un reloj así que quiera meterse en el agua con él para arruinar la tela de la correa. En la parte trasera un cristal de zafiro permite ver el calibre HUB1143.

En realidad el HUB1143 es el calibre automático Sellita SW300 al que se le ha acoplado el módulo cronógrafo de Dubois Depraz, una combinación muy habitual (y más aún con el ETA 2892). El movimiento sólo tiene 25,60 mm de diámetro y por eso se ve tan pequeño en el reloj. Tiene 42 horas de reserva de marcha, cambio rápido de fecha y parada de segundero. En cuanto al cronógrafo sólo mide los segundos y 30 minutos, ya que la subesfera a las tres es para el pequeño segundero.

Aunque la caja tiene 13,05 mm de altura el reloj está muy bien equilibrado, y parece más pequeño de lo que en realidad es. Se ata a la muñeca con una correa de caucho hipoalergénica con un cierre plegable muy conseguido para transmitir la idea estética de Hublot.

A mí los relojes me han encantado, la verdad. Y me parece encomiable el deseo de Hublot de ir más allá, de ofrecer algo distinto. Si cada vez queremos que lo que ahora se llama “la experiencia de usuario” sea lo más personal posible, estos Classic Fusion Italia Independent cumplen el objetivo a la perfección.  No son relojes para todo el mundo, de acuerdo, pero quedan muy bien en la muñeca y son elegantes, mucho más de lo que las fotografías atestiguan.

Y son aún más personales porque son una edición limitada.  El reloj de titanio está limitado a 100 unidades, con un precio de 15.400 euros. La versión en cerámica y tartán está limitada a 50 unidades, y tiene un precio de 16.500 euros, mientras que la versión Príncipe de Gales está limitada a 100 unidades, con el mismo precio.

Por último, la versión en King Gold y Prínciple de Gales está limitada a 50 unidades, con un precio de 35.850 euros. La colección completa incluye dos relojes más, en oro y en titanio, que desafortunadamente no he podido fotografiar. Los he incluido en una foto de stock de la marca. Sus precios son los mismos que las versiones que hemos visto aquí. Más información en Hublot.es

 



Nuevo Seiko Astron GPS Solar Giugiaro Design

El nuevo Seiko Astron GPS Solar Giugiaro Design, un súper atractivo reloj fruto de la colaboración entre Seiko y la casa de diseño italiana. Pero hay un par de cosas debo explicar antes de ver sus características y precio.

 

Como ya sabéis hace un par de semanas volví de Baselworld 2017, donde Seiko anunció que el nombre Grand Seiko se escinde de la casa madre para hacerse una empresa independiente (pero bajo el mando de Seiko, claro). Tiene sentido, porque Seiko produce miles relojes -todos muy buenos- que comienzan en 200 euros y el Grand Seiko, uno de los mejores relojes del mercado, necesita prestigiarse. Para celebrarlo la manufactura presentó dos modelos en oro y acero. También este Seiko Astron GPS Solar Giugiaro Design.

Yo estuve con Seiko y -inexplicablemente- ni me dijeron lo primero ni vi los productos presentados, incluido éste. Podría resultar extraño que, habiendo estado en Baselworld no traiga fotos en vivo, pero ese es el -desafortunado- motivo. Y es que sencillamente Seiko no los tenía allí ◉_◉ Cuando digo que lo único que le falta a Seiko para tragarse una parte muy grande del pastel relojero mundial es simplemente mejorar la comunicación, no estoy exagerando en absoluto. Pero en fin…

Estos dos Seiko fueron también diseñados -en 1983- por Giugiaro, e integraban el primer reloj de cuarzo analógico del mercado. Pero lo que le hizo famoso fue que, el primero, era el que llevó en su muñeca Sigourney Weaver en Aliens. El segundo lo llevó Bishop, el robot de la película. En realidad estaba diseñado para los vehículos deportivos y de ahí su forma excéntrica (en el sentido de “fuera del eje central”), para poderlo leer bien bajo el mono de carreras. Sea como fuere el diseño es uno de los más buscados y queridos, y Seiko ha vuelto a reeditarlo.

Bishop, intenso, y arriba Ripley consolando a Newt

Pero esta vez la reedición se ha hecho dentro de la familia Astron GPS Solar. La caja no es precisamente pequeña, porque su diámetro es de 46,3 mm  y 13,3 mm de alta. Como está descentrada la sensación visual de tamaño es aún mayor (aunque lo mejor sería verlo en vivo). Tanto la caja como el brazalete están realizados en titanio y recubiertos de lo que Seiko llama “revestimiento negro súper duro”. El bisel, sin embargo, es de cerámica, con lo que estamos hablando por tanto de uno de los tipos duros del barrio.

La esfera del Seiko Astron GPS Solar Giugiaro Design tiene la misma disposición que los demás Astron, pero se diferencia en la forma de los índices, dispuestos en vertical para dar más profundidad al reloj y las manecillas, muy atractivas en su aire ochentero (o a mí me lo parece).

Las funciones son las muchas que ya conocíamos del Astron: hora controlada por GPS y ajustada automáticamente, carga solar, un cronógrafo que puede contar hasta seis horas, calendario perpetuo hasta el 2100, un reloj universal con 40 husos horarios y horario de verano y una exactitud de + 15 segundos al mes incluso si durante un mes no recibe el cariño del Sol.  Todo ello protegido por una tapa trasera con el diseño de una llanta de neumático, que además nos informa de que el reloj es hermético hasta 100 metros. La verdad es que Seiko siempre ha cuidado mucho la estanqueidad de sus relojes y siempre ha sido generoso con su resistencia, incluso en los niveles bajos de precio (como estos Presage).

El Seiko Astron GPS Solar Giugiaro Design se lanza en una edición limitada a 3.000 unidades con un precio de 3.300 euros. Llegará a las tiendas en julio de 2017. Más información en Seiko.es.

 

 



Dos Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA para la 35ª America’s Cup

 

El origen de Panerai está en el mar. O cuando menos el origen de los relojes Panerai que conocemos y amamos proviene del mar. Ahora la manufactura se ha hecho Colaborador Oficial de la America’s Cup y ha desarrollado una serie de relojes para los representantes norteamericanos en la competición. Entre ellos los más destacados son los Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA Chronograph, presentados en el pasado SIHH 2017 y que vamos a ver a continuación con características técnicas y precios.

 

UN POCO DE HISTORIA

Antes de hablar de los Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA creo que sería bueno saber algo más de dónde se está metiendo la manufactura. En realidad el origen de la America’s Cup es… ¡británico! Para la Exposición Universal de Londres en 1851 se cursó una invitación formal para que los Estados Unidos presentaran un yate como un gran ejemplo de la maestría americana en la construcción de navíos. La invitación llegó a oídos del Comodoro Stevens, del New York Yacht Club, que encargó su construcción al constructor naval mundialmente reconocido George Steers, que era… de padres británicos.

La goleta resultante, bautizada América, llegó a Londres para la exhibición e inmediatamente el Comodoro Stevens retó a las goleta inglesesas a una carrera pero, sabedores del poderío del barco americano, nadie mordió el anzuelo. Una semana más tarde volvió a lanzar su reto, esta vez apostando no más de 10.000 guineas. Tengamos en cuenta que una guinea equivalía a 1 libra y 5 peniques, así que sin ni siquiera traducir a valor actual las 10.500 libras apostadas en aquel entonces podemos darnos cuenta de que era una suma notabilísima. Aún así de nuevo nadie recogió el guante.

Al final el Comodoro decidió apuntarse a la “Copa de las 100 Guineas”, patrocinada por por el Escuadrón Real de Yates en Cowes y abierta a todo tipo de embarcaciones. La prueba consistía en rodear la isla de Wight, una distancia de 53 millas. La prueba comenzó a las 10 de la mañana para los 18 navíos competidores y terminó a las 8:37 pm, momento en que el América se proclamó vencedor.

– ¿Quién va primero? –preguntó la reina Victoria.

– Ha ganado el América -le contestaron.

– ¿Y quién quedó segundo? –replicó Victoria.

– Ah, Majestad. No hay segundo. Uno puede imaginarse la frustración de la reina al ver que un advenedizo de la que hasta hacía menos de un siglo era una colonia del Imperio se había llevado su muy británico trofeo.

La Copa América en 1874

Los norteamericanos se llevaron al Nueva York Yacht Club la copa como un gran título, porque era el símbolo de su supremacía sobre la gran nación naval que era hasta ese entonces Gran Bretaña. Inmediatamente y para alentar “la competición amistosa entre países diversos” se creó un premio con la copa, que años más tarde se daría en llamar America’s Cup. No por el país, sino por el barco. De esta manera la Copa América es la competición multinacional más antigua del mundo contemporáneo; es incluso anterior a los Juegos Olímpicos modernos, cuya primera edición tuvo lugar en 1896. No es de extrañar por tanto que Panerai haya querido unir su nombre a la competición.

LUMINOR 1950 ORACLE TEAM USA 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC CERÁMICA – 44mm (PAM 00725)

No voy a entrar en lo de la longitud de los nombres de los relojes suizos porque es una causa perdida. Eso sí, tiene una ventaja: si dices el nombre prácticamente no tienes que explicar nada, porque ya está todo ahí. Pero si se hace la vista gorda con la denominación, lo que nos encontramos es un reloj cronógrafo muy atractivo. La caja está realizada en cerámica, incluido el icónico protector de la corona que garantiza la hermeticidad de hasta 100 metros. El fondo sin embargo ha sido realizado en titanio, está atornillado y lleva el logotipo del Oracle Team USA, la inscripción 35th America’s Cup y un dibujo del trimarán del equipo defensor en relieve.

Por tanto no se ve el calibre automático de manufactura P. 9100, un movimiento introducido por Panerai en 2013. Se mueve a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 3 días, gracias a sus dos barriletes conectados en serie. Pero es, sobre todo, un cronógrafo flyback con rueda de pilares y embrague vertical. La aguja flyback es la azul, mientras que la roja marca los minutos transcurridos. La función de tiempos cortos se acciona y para con el pulsador a las diez, mientras que la función flyback se acciona mediante el pulsador a las 8. Además incluye un sistema para que al tirar de la corona detiene el volante de inercia variable y pone el segundero a cero; de esta manera el ajuste del reloj se hace con la máxima precisión.

Al ser un reloj pensado para el equipo de Estados Unidos todos los colores -en la esfera y en la correa- evocan los de la bandera de Estados Unidos. Pero si no miramos la leyenda del fondo del reloj éste sigue siendo perfectamente marítimo, porque el blanco, el rojo y el azul lo son de por sí. En la esfera tenemos a la derecha el contador de minutos -rojo como el del cronógrafo- y a la izquierda el pequeño segundero -azul como el del cronógrafo-. En el borde de la esfera se ha incluido una escala taquimétrica en nudos, que
permite determinar la velocidad de una embarcación a lo largo de una distancia determinada. El patrón de colores se repite también en la correa negra de piel natural sin tratar, que además lleva el logotipo de la competición.

Y como se ve el reloj queda muy bien sobre el pulso, aunque desde luego no es para muñecas pequeñas. El Luminor 1950 ORACLE TEAM USA 3 Days Chrono Flyback Automatic es una edición especial de sólo 200 unidades, con un precio de 14.900 euros.

 

LUMINOR 1950 REGATTA ORACLE TEAM USA 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC TITANIO – 47mm (PAM00726)

Este es el otro crono pensado para honrar al defensor del título de la America’s Cup, y en mi opinión es el que más sentido tiene en una competición marina, simplemente porque tiene la función que se necesita: la cuenta atrás. Una carrera de barcos difiere de cualquier otra carrera en que los competidores no parten desde la posición de parado, sino que el mar les obliga a moverse. Por eso se estableció una cuenta atrás (habitualmente de 5 minutos) en el que las naves van maniobrando de manera que cuando suene la sirena de arranque estén lo más cerca posible de la línea de salida (sin sobrepasarla, claro).

El calibre P.9100-R permite exactamente eso: mediante el pulsador a las 4 la aguja roja se va retrasando a intervalos de un minuto hasta ubicarla allí donde se desea comenzar la cuenta atrás. El reloj trae marcados los períodos de 5, 10 y 15 minutos hacia atrás, pero teóricamente la manecilla se podría llevar a los 59 minutos previos. Porque se puede estar en una regata o por ejemplo cocinando algo en el horno; aquí no se juzga a nadie. Una vez en sus sitio, se pulsa el pistón a las 10 y comienza el conteo con la aguja azul, y según van pasando los minutos la manecilla roja va avanzando. Cuando comienza la competición el cronógrafo pasa a medir los tiempos de la carrera.

El resto de las funciones y disposiciones de la esfera es igual que las del Flyback anterior, porque es en esencia el mismo calibre pero con el módulo de cuenta atrás. Aquí también el movimiento queda oculto tras una tapa conmemorativa del equipo norteamericano.

Como el nombre indica la caja está hecha en titanio, algo necesario porque tiene un diámetro de 47 mm y en acero habría sido excesivamente pesado. Se puede argüir que es demasiado grande para ser llevable, pero hay que tener en cuenta que éste es un reloj instrumento que se ha de ver rápidamente. Y más aún con la velocidad a la que se mueven estos trimaranes, con una media de 38/40 nudos y 18 de viento. Traducido a medidas de tierra: 1 nudo equivale a 1 milla náutica/hora, y esta a su vez equivale a 1.852 metros/hora. Por tanto 40 nudos = 74,08 kilómetros/hora con viento soplando a 33,3 kilómetros/hora. ¡Como para estar tratando de averiguar la hora! Extraña por tanto que el reloj (los dos, de hecho) no tenga mejor tratamiento antirreflejos, per ese defecto es otra de las tradiciones a las que Panerai no renuncia.

En este caso también se ha creado una serie especial limitada a 200 unidades. Se entrega con una correa negra de piel sin tratar, personalizada con el logotipo de la America’s Cup en termorrelieve en ambos lados y acabada con doble costura con hilos azul y rojo contrastados. El precio es de 17.400 euros. Eso son 700 euros más que la versión sin limitación, que salió en 2013 y tiene acentos en naranja. Pero esta versión es mucho más bonita y además más exclusiva. Más información en Panerai.es.



MB&F HM7 Aquapod: fotos en vivo y precios

Uno de los relojes más comentados del SIHH 2017 ha sido, sin duda, el MB&F HM7 Aquapod, el reloj inspirado en las formas de una medusa. Vamos a ver de qué está hecho este cnidario mecánico y cuanto cuesta.

 

Ya sabemos que los relojes de MB&F surgen de los recuerdos de su fundador, Maximiliam Busser, y de todo aquello que le hizo como es. Es esto no es distinto de cualquier artista. En el caso de esta Horological Machine 7 Aquapod leemos en su web que la inspiración le vino de cuando una vez vio una medusa, estando de vacaciones con sus padres. La verdad es que debió dejarle una impresión muy vívida como para que, décadas después, le inspirara este reloj. ¡Y eso que no le picó! Por otro lado se me ocurre que, si tan fuerte fue la impresión, lo lógico hubiera sido que siguiera leyendo sobre los cnidarios y todo esa investigación le hubiera llevado, en su edad adulta, a diseñar el reloj… Pero no, la inspiración vino de esa única vez. Si él lo dice, habrá que creerlo. Siendo un hombre tan interesado en el diseño hubiera tenido más sentido que le hubiera inspirado el Aquatic Pod Suite de Hammacher Schlemmer de principios de siglo, que además es súper chulo. O incluso los conceptos visuales de las naves invasoras de La Guerra de los Mundos de H. G. Wells. Pero cada uno es cada uno, supongo.

Porque la verdad es que si no tienes en cuenta la correa de caucho y te fijas en la caja del reloj -que es al cabo lo que se va a mirar cuando el reloj está puesto- recuerda más a un platillo volante de los años 50 y 60 que a otra cosa. El Aquapod es un reloj de inspiración marina, hasta el punto que tiene un bisel unidireccional  -el anillo exterior del reloj-. Sin embargo no se puede sumergir, porque es hermético sólo hasta 50 metros. ¡Qué decepción! Es decir, por supuesto que nadie va a querer usar el reloj como instrumento de buceo, pero si ni siquiera te puedes meter en la piscina con él… como mínimo es frustrante. Dice MB&F que se debe a que las dos coronoas no van roscadas, pero es una excusa pobre: un Seiko 5 de 200 euros no tiene la corona roscada y es hermético hasta cien metros. Estamos tan acostumbrados al alto nivel de exigencia que siempre supera la marca que esto se me hace un fallo inexplicable.

Pero, si no tenemos en cuenta estos detalles, el reloj es realmente una de esas piezas que comienzan conversaciones. Se presenta en titanio con bisel azul u oro rojo con bisel negro -en mi opinión la versión más bonita-. El bisel, fabricado en cerámica para que no pierda su lustre, se sujeta a la caja gracias a cuatro brazos fijos que dan la rigidez necesaria al anillo. El conjunto tiene unas medidas de  53,8 mm × 21,3 mm. Es decir, enorme. El ancho podría disimularse porque las correas articuladas hacen que la pieza se ajuste bien a la muñeca, pero la altura es insalvable: hay que estar pendiente del reloj porque si no lo vas a golpear contra todo.

 

El reloj es así de alto porque el calibre se ha diseñado como los relojes de bolsillo del siglo XVIII: hacia arriba. Es decir, en los relojes de muñeca normales -e incluso los de bolsillo- todo se hace en horizontal para que el reloj abulte lo menos posible, pero en este caso se ha partido de la base y se ha crecido hacia arriba para culminar el reloj en el tourbillon volante de 60 segundos. Es el mismo tourbillon que vimos en el Space Pirate (en vídeo, aquí), una de las grandes creaciones de MB&F. Verlo funcionar es un verdadero placer -que por cierto me recuerda al Deep Space Tourbillon de Vianney Halter, que también repasamos en vídeo en este artículo-.

De abajo arriba, el rotor, el barrilete, los indicadores de las horas y los minutos y el tourbillon volante van montados concéntricamente sobre un eje central. La energía se transmite desde el rotor, situado en la parte inferior, hasta el tourbillon volante, en la parte superior, mediante una serie de engranajes que, a modo de escalera, permiten que el impulso avance de un nivel a otro. La masa oscilante tiene una fantástica forma de tentáculos de titanio y platino, uno de los mejores diseños que he visto.

Seguimos en la siguiente página.



En la muñeca: TAG Heuer Carrera Heuer 01

El Tag Heuer Carrera Heuer 01 simboliza el renacer de Tag Heuer de la mano Jean-Claude Biver, director general de la división de relojería de LVMH. Bajo la idea de ofrecer nuevos diseños a precios más bajos nace un reloj que quiere conservar la esencia a la vez que ofrece algo nuevo. Vamos a analizarlo con fotos en vivo y precios.

 

El Tag Heuer Heuer 01 es la culminación de un proceso turbulento. Fue a finales de 2014 cuando Stéphane Linder salió de Tag Heuer abruptamente (como reportamos aquí). Jean-Claude Biver, seguramente la cabeza pensante más dinámica de toda la industria relojera, tomo el mando con la idea de rebajar un 7% los precios para reubicar a la marca en el segmento de mercado que le corresponde, deshacerse de la sección de alta relojería y lanzar un smartwatch en 2016 -como así fue y así vimos en vivo en este artículo-. Además Jean-Claude Biver afirmaba que los relojes de Tag debían de dar una sensación de calidad mayor de lo que su precio indicaba.

El hecho es que le ha debido gustar el olor de la habitación, porque de ser el Director General provisional ha pasado a quedarse en el puesto sin que haya visos de que quiera salir. Y no me extraña, porque ha vuelto a poner a Tag en el centro del escenario relojero con sus infinitas acciones comerciales y, sobre todo, con el Tag Heuer Connected, y la empresa va ahora estupendamente. Veremos si eso mismo ocurre con Zenith.

En realidad el TAG Heuer Carrera Heuer 01 se presentó en Baselworld 2015, pero la casa lleva tanto retraso en la producción -porque ha tenido mucho éxito y no lo habían previsto- que el reloj tardó un año en llegar a España, y aún así llegaban con cuentagotas. Hay dos cosas que llaman la atención en el momento en que miras al reloj: su tamaño de 45 mm -mucho más grande de lo habitual- y la esfera esqueletada, que te gusta o no te gusta. Y ahí es donde empieza el debate: ya que este reloj fue el primero que se creó bajo el mando de Biver, ¿está Hublotizado?

Hublot Classic Fusion 45 Aerofusion Black Magic

Pues hombre, no hay que mirar mucho para darse cuenta de que sí que hay un claro aire de familia, y Biver no lo ha escondido nunca. Ya dijo que para la creación de este reloj -y de los nuevos relojes de Tag en general- había tomado el modelo constructivo de Hublot. Y por lo que se ve eso no sólo afecta a la caja y su construcción modular; también al diseño.

Qué quiere decir “construcción modular”. Como se ve en la foto el reloj tiene una carrura, un bisel separado, el fondo y cuatro asas acopladas a la caja. Ello significa que se puede utilizar para fabricar otros relojes -aunque no necesariamente tienen que parecerse a éste- de manera mucho más rápida y eficiente. En cualquier caso esta caja, fabricada en carburo de titanio, es imponente, especialmente por el aspecto sólido que aportan las asas. El conjunto se nota grande y poderoso sobre la muñeca.

La esfera del Tag Heuer Carrera Heuer 01, aun esqueletada, sí recuerda al Carrera clásico, pero es verdad que para ver el parecido tienes que guiñar los ojos un poco. Recurriendo a las palabras de Biver sobre el reloj: “Puede que no lo reconozcas desde lejos, pero no importa. Aún así parece un Carrera”. El hecho es que a pesar del esqueletado la información de horas y minutos se lee muy bien, gracias a la correcta dimensión de las manecillas y el buen tamaño de los índices. La fecha, a las 3:30 horas, también se lee bien. No salen tan bien parados los registros del cronógrafo y el pequeño segundero, cuya información cuesta más descifrar dependiendo de cómo incida la luz, pero en conjunto el reloj cumple su función.

Toda la maquinaria se mueve gracias al calibre Heuer 01. El calibre es otro de los puntos de discusión del reloj: cuando se presentó el reloj se dijo que traía un nuevo calibre de manufactura llamado Heuer 01. Sin embargo a la vez se afirmó que estaba basado en el ya conocido Calibre 1887 de la casa, que a su vez es una intensa modificación de un calibre de Seiko.

El 1887 era un calibre que daba gusto mirar, y este Heuer 01 aún más. Destaca especialmente el rotor negro, que además es una circunferencia entera en cuya parte superior sólo queda el borde. El volante se mueve a 28.800 alternancias a la hora (4 hercios) y aporta una reserva de marcha de 50 horas. Es un cronógrafo con rueda de pilares, que Tag ha sabido resaltar muy bien decorándola en rojo. En conjunto el calibre Heuer 01 es supersexi, esa es la verdad.

La oferta original del reloj era una buena correa de caucho hecha a medida del reloj, o un brazalete que hace del reloj una pieza aún más contudente que, sin embargo, se lleva bien en la muñeca, pero ahora ya hay otras opciones. El reloj no es para todo el mundo porque además las asas, tirando a rectas, aumentan la sensación de tamaño. Pero por ejemplo en mi muñeca, de 18 cm de diámetro, queda muy bien.

Y para terminar de comprender el éxito del Tag Heuer Carrera Heuer 01, el precio: cuesta 4.750 euros. El reloj está tan demandado porque ofrece a los fieles de la marca un diseño nuevo que aún conserva sus raíces, mientras que al cliente de calle le propone un reloj moderno, atrevido y con buen precio. Veremos cómo evoluciona el reloj. Más información en TagHeuer.es.

 



Pre-SIHH: Greubel-Forsey Grande Sonnerie

Por si le quedaba algo que demostrar para ser considerada parte del pequeño Olimpo de las manufacturas de altísima relojería, el suizo Robert Greubel y su socio inglés Stephen Forsey presentan el nuevo Greubel-Forsey Grande Sonnerie, que va más allá de lo que ya conocíamos  de esta altísima complicación. En sofisticación y en precio.

 

Ya sabemos que la sonería es una de las altas complicaciones, seguramente la más alta. Dentro de la gama de sonerías la Grand Sonnerie es la más difícil de todas y este Greubel-Forsey Grande Sonnerie nos ofrece nada menos que una Grand Sonnerie, una Petite Sonnerie y una Repetición de Minutos, además de un modo en silencio. No es de extrañar por tanto que el reloj, que tiene nada menos que 935 piezas, necesitara 11 años de desarrollo.

¿Qué significa cada una de las funciones? En la Grand Sonnerie el reloj sonará en passant (es decir, de manera automática) cada hora y cada cuarto de hora. En la Petite Sonnerie suena automáticamente cada hora. Por último en la Repetición de minutos el reloj ofrece la hora, los cuartos y los minutos a demanda, en este caso presionando el pulsador sobre la corona. Estas funciones se concentran en la parte superior del Greubel-Forsey Grande Sonnerie, que permite ver los martillos a las 10:30 y un indicador de reserva de marcha a la 1:30 horas

Y es que para poder ejecutar correctamente el golpeo cada hora y cada cuarto de hora sin perder potencia los relojes con esta complicación necesitan de mucha reserva de marcha, lo que normalmente se soluciona con un barrilete dedicado exclusivamente a la complicación. Y aquí llega otra genialidad del Greubel-Forsey Grande Sonnerie: en este caso ese barrilete se carga de manera automática con un rotor descentrado. El resto del calibre se carga de manera manual, pero con la masa oscilante te aseguras de que el muelle real de la complicación va a tener todo el amor que necesita. De ahí que el indicador de reserva de marcha de la sonería (20 horas) sea una parte relevante del reloj.

El calibre presenta además hasta 11 mecanismos de seguridad para evitar conflictos que podrían ser letales: por ejemplo un cambio de hora mientras está activado el mecanismo de sonería lo forzaría de tal manera que acabaría roto. Mientras que las platinas con el ya clásico texto grabado en relieve son de oro, el rotor está realizado en platino para una carga más rápida y eficiente, ya que aprovecha el mayor peso y por tanto la energía cinética del metal precioso. El calibre es una elegante mezcla de lo barroco y lo racional que resulta muy atractiva.

Por cierto que, por si acaso faltaba algo, el reloj también incluye un tourbillon, una pieza que no puede faltar en relojes de la manufactura. Es un tourbillon inclinado a 25 grados que completa un giro cada 24 segundos. Está alojado en la protuberancia izquierda de la caja, una alteración de la forma circular que es ya marca de la casa.

La caja, por cierto, está realizada en titanio, no en oro o platino como uno hubiera esperado. La manufactura asegura que la sonoridad del reloj con ese material es excepcional, pero eso no lo sabremos hasta la semana que viene que comienza el SIHH y en el que tengo una cita para ver esta y otras novedades. La elección del titanio es, si nos atenemos a aspectos prácticos, muy acertada, porque el reloj tiene un diámetro de 43,50 mm y 16,13 milímetros de altura, así que metales pesados dificultarían su uso. Porque es llamativo cómo el Greubel-Forsey Grande Sonnerie tiene tanto dentro y aún así su tamaño es perfectamente llevable, lo que da cuenta de la excelencia en el diseño de la pieza. Eso sí, es llevable si se tiene el dinero necesario para hacerse con él, porque tiene un precio de 1.150.000 francos suizos (1.071.000 euros al cambio). Más información en Greubel-Forsey.com

 



Calidad y Precio: Certina DS Podium Chronograph

 

certina-ds-podium-chronograph-portada-horasyminutos

Certina hace tiempo que decidió centrarse fundamentalmente en los relojes de cuarzo, lo que supone una ventaja competitiva en el mercado: gracias al respaldo del grupo Swatch puede ofrecer productos muy completos y bien realizados a buen precio. Ese es el caso de los Certina DS Podium Chronograph  que vamos a ver.

 

certina-ds-podium-chronograph-7-horasyminutos

certina-ds-podium-chronograph-13-horasyminutos

Traer a estos Certina DS Podium Chronograph  a Horas y Minutos no es porque Certina haya abandonado completamente los relojes automáticos, porque siguen estando en su cartera de productos. Más aún, no creo que vaya a hacerlo porque la historia de la marca le obliga a mantenerlos, además de que algunos de esos relojes son muy apreciados por su excelente relación calidad/precio (hemos visto un ejemplo histórico aquí y otro aquí en versión cronógrafo). Pero los relojes de cuarzo significan el grueso de sus ventas y por eso les dedica muchos esfuerzos. El mundo del cuarzo tiene sin duda ventajas pero también inconvenientes: la construcción de cuarzos está estandarizada y es muy barata, al tiempo que el servicio técnico no es tan importante porque en la mayoría de los casos las intervenciones van a ser para cambiar la pila. Pero sin embargo te metes en la lucha de un mercado mucho más anónimo en el que es difícil destacar.

certina-ds-podium-chronograph-61-horasyminutos

Caja de acero con recubrimiento de PVD negro

En esto, como decía al principio, Certina tiene una clara ventaja al pertenecer al grupo Swatch. El grupo es especialista en ofrecer mucho por tu dinero, lo que en Certina se nota especialmente en la calidad de las materiales y en particular de las cajas, siempre bien realizadas y con unos acabados muy buenos. Siendo una marca que aspira a llegar al gran público, ofrece hasta siete versiones del Certina DS Podium Chronograph, todas -salvo una- basadas en el acero, así que seguro que se puede encontrar una para cada gusto.

certina-ds-podium-chronograph-19-horasyminutos

Caja de acero

Las cajas tienen 41 mm de diámetro y son herméticas hasta 100 metros, como debe ser. La sensación visual es mayor porque los elementos dentro de la esfera son grandes y agrandan las dimensiones, pero al cabo siguen siendo sólo 41 milímetros y el reloj se lleva muy bien en la muñeca. A ello contribuye el tamaño de los pulsadores, que tienen la medida justa para no incomodar el movimiento de la mano. Todas las versiones tienen la caja y las asas satinadas, pero en las de acero el bisel -que integra el taquímetro- está pulido. El acero, por cierto, es el 316L, conocido por ser hipoalergénico.

certina-ds-podium-chronograph-10-horasyminutos

Caja de titanio

certina-ds-podium-chronograph-8-horasyminutos

Como decía dentro de la esfera todo es grande. Los índices y numerales son aplicados, lo que aumenta la sensación de calidad. Están todos pulidos, pero yo creo que hubiera estado mejor satinados porque, tal cual son, la incidencia de la luz sobre ellos hace que no siempre se lean perfectamente. Tampoco es un problema mayor porque las grandes agujas de espada señalan bien el camino, mientra que para la oscuridad tanto ellas como los puntos sobre las horas están impregnados con SuperLuminova.

certina-ds-podium-chronograph-18-horasyminutos

El reloj presenta un gran pequeño segundero a las 6 horas, un contador de 30 minutos a las 10 y un registro de décima de segundo a las 2 horas. Este contador funciona en tiempo real durante el primer minuto y después se para, ahorrando así energía. Cuando se detiene el cronógrafo la manecilla automáticamente señala la décima de segundo que corresponde a esa medición. Por último, a las 4 aparece una ventanilla de fecha, realizada con mucho más detalle del que se espera en un reloj de este rango de precios.

certina-ds-podium-chronograph-9-horasyminutos

Las esferas pueden ser blancas, negras, azules o, como en la versión de titanio, de un color pizarra muy elegante. De hecho para mí la versión más interesante es la de titanio, porque sin perder el carácter deportivo tiene una apariencia más distinguida y se beneficia de la ligereza del titanio: el reloj es casi una pluma en la muñeca.

certina-ds-podium-chronograph-11-horasyminutos

¿Y qué es exactamente ese sistema PreciDrive que lleva dentro el Certina DS Podium Chronograph? Aunque para el común de los mortales un reloj de cuarzo es simplemente “un reloj de pila” sin que se pueda distinguir entre uno u otro, para los que estamos dentro de este mundillo apasionante sabemos que hay cuarzos y cuarzos, y algunos son desarrollos absolutamente encomiables. El PreciDrive fue un desarrollo de Certina con ETA para conseguir un cuarzo con las especificaciones exigidas por el laboratorio COSC de cronometría, si bien no tiene el sello porque es muy caro pasar el test, y no compensa en un reloj de este tipo.

certina-ds-podium-chronograph-3-horasyminutos

Esa precisión se alcanza gracias a la termo-compensación, que controla y compensa los impulsos de acuerdo con los cambios en la temperatura ambiente. Además, gracias al sistema de seguridad DS de Certina la humedad no afecta al movimiento. Integra un microcontrolador que puede gobernar varios registros a la vez gracias a su memoria flash integrada, y consigue que la velocidad de la manecilla sea de hasta 200 saltos por segundo en cualquier dirección. Sin embargo este aumento de velocidad no tiene efecto sobre el consumo; incluso, curiosamente, éste se ve reducido considerablemente a alta velocidad. Todo ello redunda en unas diferencias de +/- 10 segundos al año, lo que sitúa al PreciDrive en el podio de los grandes movimientos de cuarzo. Por supuesto el calibre no se ve: está tapado por un fondo roscado con la tortuga de Certina, muy bien grabada.

certina-ds-podium-chronograph-12-horasyminutos

Los Certina DS Podium Chronograph se pueden conseguir con correa de piel de becerro o con un brazalete especialmente bien realizado, mezclando partes pulidas y satinadas. Todos los modelos se cierran con hebillas plegables. Una vez más, la versión de titanio resalta por encima de todas en su acabado y su tacto en la muñeca.

certina-ds-podium-chronograph-4-horasyminutos

certina-ds-podium-chronograph-14-horasyminutos

certina-ds-podium-chronograph-15-horasyminutos

Todos los Certina DS Podium Chronograph están ya disponibles en las tiendas, con precios que varían según su configuración. Así, la versión con esfera pizarra y correa de cuero cuesta 470 euros. La versión con brazalete de acero y esfera azul (también hay una versión con esfera negra), tiene un precio de 495 euros. La versión de acero con recubrimiento PVD negro cuesta 525 euros. Por último, la versión de titanio tiene un precio de 655 euros. Más información en Certina.es.

certina-ds-podium-chronograph-16-horasyminutos

certina-ds-podium-chronograph-2-horasyminutos

 



Nuevo Tudor Pelagos LHD para zurdos. Características y precio

tudor-pelagos-lhd-9-horasyminutos

Casi hundido por el incuestionable éxito de su hermano menor Black Bay, el Pelagos sale a flote con fuerza renovada y le gana por la mano. La mano izquierda, concretamente.

Presentamos el Tudor Pelagos LHD, el primer reloj para zurdos de la casa.

 

tudor-pelagos-lhd-3horasyminutos

Es verdad que, tal como anunció Tudor en la feria de Baselworld 2016, sus esfuerzos iban a ir sobre todo dirigidos al Black Bay, que es su producto estrella. Aquí hemos visto ya los Black Bay Back y sobre todo el Tudor Heritage Black Bay Bronze, un exitazo en toda regla que además acaba de ganar el Premio de Relojería de Ginebra. El Pelagos mientras tanto ha estado todo el año en segundo plano. Hasta hoy que se ha presentado el Tudor Pelagos LHD.

tudor-pelagos-lhd-4-horasyminutos

El Tudor Pelagos es el verdadero reloj de buceo de Tudor, ya que puede alcanzar los 500 metros de profundidad sin ver comprometida su hermeticidad. Añade incluso una válvula de helio a las diez que en el modelo para zurdos pasa a ocupar una nueva posición a las tres, aprovechando el hueco que deja la corona tras emigrar hasta las 9 horas.

tudor-pelagos-lhd-11-horasyminutos

Estructuralmente el reloj es exactamente el mismo que ya repasamos en profundidad en esta entrada.  La caja y el brazalete son de titanio y el diámetro es de 41 mm. El bisel unidireccional también es de titanio, pero la parte visible es  un disco de cerámica negra y graduaciones con material blanco luminiscente. El cristal esde zafiro abombado antirreflectante y resistente a las rayaduras y la corona está roscada y provista de un sistema de triple hermeticidad. El modelo está inspirado en un reloj también para zurdos encargado por la Marina francesa.

tudor-pelagos-lhd-2-horasyminutos

La esfera presenta color beis en los índices y agujas, mientras que la fecha alterna el color rojo en los números pares y negro en los números impares, como en los antiguos relojes de buceo de la marca. A ese tipo de fecha se la conocía coloquialmente como “la ruleta”. El rojo se ha usado también en el nombre del reloj, que encabeza un párrafo de cinco líneas encima de las seis horas.

tudor-pelagos-lhd-8-horasyminutos

tudor-pelagos-lhd-6-horasyminutos

El calibre dentro del Tudor Pelagos LHD es el MT 5612 LHD. Al igual que ocurre con la corona y la válvula de helio el nombre del movimiento es una inversión del ya existente (que se llama MT 5621), y Tudor lo ha certificado COSC con la premisa de que se maneja al contrario del normal. Por supuesto el calibre no se ve porque el fondo es ciego. En dicho fondo aparece, por primera vez, el número de fabricación de cada reloj. Por último hay que señalar que el reloj se entrega, además de con brazalete de titanio, con una correa de caucho y la herramienta necesaria para cambiarla. El brazalete tiene el sistema extensor que ya conocíamos y que hace feliz a quien lo lleva aunque nunca se ponga un traje de neopreno, porque contribuye a que el ajuste exacto a cada muñeca sea mucho más fácil de conseguir.

tudor-pelagos-lhd-7-horasyminutos

tudor-pelagos-lhd-5-horasyminutos

El precio del Tudor Pelagos LHD es de 4.180 euros, que es un precio de lo más tentador. ¡Ah! Una cosa más: LHD significa Left Hand Drive, la expresión que se utiliza en inglés para designar los vehículos que tienen el volante a la izquierda. Más información en Tudor.es.



Porsche Design 1919 Datetimer Eternity. Fotos en vivo y precios

porsche-design-1919-datetimer-eternity-28-horasyminutos

Porsche Design ha llegado por fin a la Península Ibérica, de la mano de la distribuidora Diarsa, y lo hace con la última colección presentada en la pasada feria de Baselworld: los Porsche Design 1919 Datetimer Eternity. Vamos a ver los distintos modelos y sus precios.

 

porsche-design-1919-datetimer-eternity-13-horasyminutos

UN POCO DE HISTORIA

Para quien no conozca nada de la marca pero le suene el nombre de Porsche Design 1919 Datetimer hay que decir que sí, en efecto, la marca está relacionada con el fabricante de bólidos. Pero no como uno pensaría, al menos en su origen. El fundador del estudio fue Ferdinand Alexander Porsche (conocido como “Butzi”), nacido en 1935 y primogénito del mítico Ferry Porsche, hijo a su vez del fundador de la marca, Ferdinand. Estudió diseño y se unió a la empresa familiar en 1958, donde recibió el encargo de diseñar el que a la postre se convertiría en el icónico Porsche 911.

ferdinand-alexander-porsche-901-en-1963-horasyminutos

A primeros de los años 70 Porsche KG pasa a ser una empresa anónima y la familia debe, según la ley, abandonar los puestos directivos. En 1972 F. A. Porsche funda  Porsche Design, completamente independiente del fabricante de vehículos. Su primer diseño es un reloj cronógrafo que, irónicamente, le encarga la propia Porsche. De ahí pasa a colaborar con IWC en el diseño de relojes muy avanzados. Al mismo tiempo el estudio va creciendo y diversificándose hacia todo tipo de productos. En 1996 el Estudio compra la casa relojera Eterna, que fue vendida en 2012, año también del fallecimiento de Butzi. Años antes, sin embargo, el Estudio pasó a ser propiedad de una compañía creada entre F.A. Porsche y Porsche AG (la fabricante de vehículos), de la que sin embargo Ferdinand tan sólo poseía el 13%. Se cierra así el círculo de la historia familiar.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-16-horasyminutos

Los Porsche Design 1919 Datetimer Eternity son la revisión de la gama Porsche Design 1919, pero con una depuración de líneas que, dado el nuevo nombre, hace pensar al grupo que va a ser como lo que proclamaba el latino Horacio de sus escritos: “exegi monumentum aere perennius” (he construido un monumento más perenne que el bronce). Está claro que para llegar lejos hay que ponerse objetivos ambiciosos, así que qué mejor objetivo que la Eternidad.

Porsche 356

Porsche 356

La colección se gesta a imagen del mítico Porsche 356, de sus depuradas líneas (seguramente las que mejor transmiten la idea de ligereza) e incluso del tipo de letra utilizado en el nombre del vehículo. El concepto del Zeitgeist, tan querido en Alemania, era también un concepto en el que Ferdinand Alexander Porsche creía firmemente, y los diseños de su estudio siempre han tenido una especie de discurso interno que los hacen muy coherentes. La fuerza del diseño alemán, tan singular, lo distingue claramente de otras corrientes europeas y un movimiento como el de Bauhaus sigue tan vivo hoy como cuando se fundó… en 1919. Todo este acervo ha llevado al diseño de un reloj que cuanto más lo miras más te gusta.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-3-horasyminutos

Esta familia se compone por ahora de 5 modelos y el nombre común y completo de cuatro de ellos (el quinto lo veremos más adelante) es Porsche Design 1919 Datetimer Black Edition, a los que después se añade el apellido “Titanium and Rubber”, “All Black”, “Black and Rubber” y “All Titanium”. Varía en función de si la correa es de caucho o un brazalete y si el titanio de la caja tiene color metálico o negro. Estamos acostumbrados a la actual moda de nombres de relojes largos, pero que el de un reloj cuya única complicación sea la fecha pueda tener 9 palabras bordea lo ridículo. Francamente, el diseño responde a los criterios de la Bauhaus, pero la decisión del nombre se la dejaron a un compositor barroco. Especialmente si tenemos en cuenta que todos los modelos están construidos exclusivamente con cajas de titanio. Sea como fuere, la elección del titanio como único material constructivo ya presupone la idea de no hacer cualquier reloj, sino uno coherente con el espíritu del Estudio Porsche en cuanto a ligereza de materiales y de estándares por encima de la media.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-31-horasyminutos

 

porsche-design-1919-datetimer-eternity-17-horasyminutos

El titanio es un material muy resistente y duradero que además es mucho más ligero que el acero, y se generalizó tras su uso en la industria aeroespacial. No me cabe duda que aquí se ha utilizado el titanio por ese extra de calidad del reloj, pero además su escaso peso le viene perfecto: la caja tiene un diámetro de 42 milímetros y 11,92 milímetros de altura, pero la forma de las asas, absolutamente singular, haría del reloj una pieza más pesada de lo debido si fuera de acero. Este problema no existe porque el reloj es extraordinariamente ligero.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-23-horasyminutos

Además la manera en que está diseñada la sección de las asas aporta una sensación añadida de ingravidez, a la vez que una personalidad marcadamente propia. Sólo tiene una pega: al ser una estructura larga y no flexible puede no ser para todas las muñecas y además hay que buscarle el sitio; en mi muñeca al menos el reloj debía ir por detrás de la apófisis del cúbito (la protuberancia final del hueso de la muñeca) para sentirlo cómodo. Pero, una vez en sus sitio, el reloj se lleva de maravilla y da gusto mirarlo.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-29-horasyminutos

El acabado mate del titanio da un aspecto elegante a un reloj que sin embargo se siente muy deportivo, así que la mezcla da un resultado excelente. Sin embargo, salvo la versión con correa de cocodrilo que veremos luego, el Porsche Design 1919 Datetimer sólo está disponible en brazalete de titanio -precioso- o con correa de caucho, por lo que el uso diario se limita a la versión de todo-metal. Estaría bien que Porsche Design sacara una correa de cuero para aquellos que no quieren brazalete pero les gustaría llevar el reloj a la oficina sin tener que ir con caucho. Y la verdad es que sí quieres llevar este reloj a todos lados, porque gusta mucho. Por otro lado la correa de caucho tiene sentido porque el reloj es hermético hasta 100 metros, por lo que otro sitio donde te lo vas a llevar sin duda es al agua.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-11-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-10-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-26-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-27-horasyminutos

Mención especial merece la corona, un ejemplo perfecto de cómo tener un gen deportivo y a la vez elegante. Es una corona grande, pero no exceso, y la forma en que está labrada, con esos minúsculos clous de Paris, le otorga a la vez estilo y facilidad de uso. Y en el frontal tiene labrado el logotipo de la casa, que para mí es fantástico.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-5-horasyminutos

Como el bisel es muy estrecho la esfera parece aún más grande, y la sensación de pureza de líneas está perfectamente conseguida. Tanto los índices como los numerales están grabados en bajorrelieve y rellenos de SuperLuminova.  Las manecillas tienen la longitud perfecta y la lectura del conjunto es intachable. Además la ventanilla de fecha, del mismo color que el resto de la esfera (¡bien!) deja sitio para el 3 completo, no lo corta.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-4-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-9-horasyminutos

Se puede decir, y es verdad, que eso es porque el calibre usado es el Sellita SW200 que tan solo tiene 26 mm de diámetro y por tanto la fecha se aleja de la posición ideal junto al borde de la esfera. Aún siendo cierto, también hemos visto muchos relojes con este problema que encima no lo resuelven adecuadamente y obstruyen la lectura del índice o el numeral. En este caso la resolución es perfecta. Por cierto que el calibre no se ve porque el fondo del reloj es ciego; demasiado espartano incluso.

porsche-design-1919-datetimer-eternity-7-horasyminutos

porsche-design-1919-datetimer-eternity-22-horasyminutos

En la siguiente página vamos a ver el hermano “distinto” de la familia.

 



TAG Heuer Monza 40 Aniversario: Fotos en Vivo y Precio

tag-heuer-monza-9-horasyminutos

La historia de TAG Heuer está marcada por numerosos hitos relojeros, modelos que han contado siempre con la devoción de sus seguidores y con el aprecio general de los amantes de la relojería. Uno de esos modelos es el Heuer Monza, que ha tenido varios renaceres y que ahora, para su 40 aniversario, llega con un nuevo aspecto y la misma capacidad de seducción.

 

tag-heuer-monza-3-horasyminutos

La historia del Heuer Monza es un tanto liosa, como suele ocurrir con modelos que surgieron en los tiempos en los que no era tan importante la coherencia, la continuidad y el registro de actividad como lo es ahora. El modelo lo diseñó y lanzó en 1976 Jack Heuer para celebrar el primer título de campeón del mundo de Niki Lauda con FERRARI. Cuando pensamos en un Monza pensamos en ese modelo, pero en realidad la idea se tomó de unos cronógrafos que la casa lanzó en en los años 30 y que tenían una caja con forma de cojín. Por eso cuando se relanzó en el año 2000, con el calibre 17, se recuperó esa caja, que se mantuvo en la edición limitada de 2011 y también en la que presentamos ahora.

 

heuer-monza-historia-horasyminutos

La caja actual pasa de los 39 mm del original a 42, mucho más actual pero que puesta parece más pequeña por su intenso negro. En vez de acero el material utilizado es el titanio, ganando así en ligereza. El titanio ha sido tratado con carburo de titanio, lo que le proporciona ese color negro intenso y sobre todo una gran dureza, sólo inferior a la del diamante. De esta forma su durabilidad está garantizada. Y también su belleza, porque tiene un brillo muy particular que cubre toda la estructura externa y que contrasta con el cepillado de la parte superior del bisel.

tag-heuer-monza-1-horasyminutos5

tag-heuer-monza-7-horasyminutos

Los pulsadores sin embargo no se han tratado para dejarlos como los originales. Eso sí, ahorala corona está en el mismo lado, no a las 9. Como se puede ver en la foto de abajo los pistones del cronógrafo y la corona no están alineados porque el calibre 17 es en realidad un ETA 2894-2 modificado y ajustado por TAG Heuer. El calibre no se ve porque, como el modelo original, el fondo es ciego y lleva grabado el nombre del reloj. El Heuer Monza original fue de los pocos relojes de su época que llevaba el nombre grabado. Ni siquiera en la trasera aparece el nombre de TAG, lo que muestra lo respetuosa que ha sido la casa con la reedición, y que por cierto contrasta con lo que me dijo Jean-Claude Biver durante la presentación del TAG Heuer Autavia 2017 del que informé aquí. Digamos por último que la hermeticidad es más que adecuada: 100 metros.

tag-heuer-monza-2-horasyminutos

tag-heuer-monza-4-horasyminutos

La esfera mantiene los elementos originales, pero modificándolos. En la versión de 1976 el pequeño segundero estaba a las 10 y el contador de 30 segundos a las tres. En el nuevo Heuer Monza las subesferas se sitúan en la posición tradicional de las 3 y las 9, pero en orden inverso: el pequeño segundero a las 3 y el contador de 30 minutos a las 9. Éste tiene marcadas las secciones del 0 al 5, del 10 al 15 y del 20 al 25 con una pintura roja idéntica a la de la trotadora que una vez aplicada toma forma de diamante, y queda muy bien.

tag-heuer-monza-8-horasyminutos

Las manecillas son blancas y negras, también como el original, con inserciones de SuperLuminova doradas que acentúan su espíritu retro. Y por una vez no habrá discusiones por la inclusión de una ventanilla de fecha: ya estaba en el original. Y tan sencilla como era entonces lo es ahora, aunque en esta ocasión se apoya sobre una pequeña sección del índice de las 6, suficiente como para mejorar la lectura en la oscuridad.

tag-heuer-monza-10-horasyminutos

El reloj se ata con una correa de piel tipo racing de muy buena presencia y que se cierra sobre el pulso con un cierre pleglable -quizá algo abultado- también realizado en titanio y con el logo de Heuer grabado. El resultado en la muñeca es fantástico porque estamos ante un claro homenaje pero que a la vez con un porte perfectamente actual y muy atractivo. El TAG Heuer Monza es una edición numerada pero no limitada (por más que en el reverso diga “Limited Edition”). Tiene un precio de 4.700 euros y se puede encontrar más información en TAGHeuer.es.

tag-heuer-monza-6-horasyminutos



Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-13-HorasyMinutos

El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, presentado en el pasado SIHH 2016, es una demostración (que no la única), del dominio que la manufactura tiene de las complicaciones de la alta relojería. Pero es además un ejemplo de la maestría industrial de esta casa suiza de alma italiana. Vamos a ver lo mucho y muy jugoso que nos ofrece.

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-8-HorasyMinutos

No es la primera vez que oigo a aficionados de la relojería, cuando se encuentran ante una pieza como este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, expresiones como “eso no es Panerai”, o un más despectivo “a qué se meten”. Pues yo, que nunca pretendería entrar en el grupo de los Paneristi porque ni de lejos sé todo lo que saben ellos, yo, decía, creo que este reloj es muy Panerai. Más aún, es casi la sublimación del espíritu Panerai.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-4-HorasyMinutos

Como todos sabemos el origen del Panerai que conocemos son los relojes-instrumento que creó para la Marina italiana. Por tanto eran máquinas sin excesivas preocupaciones por los oficios decorativos tradicionales; duras, funcionales, casi toscas. Eso por supuesto ha cambiado, pero mira ahora la foto del reloj y piensa: ¿qué hay en este Panerai que se corresponda con el ADN de la marca? Sí, es complicado, pero la construcción tiene ese aspecto poderoso y “al grano” que caracteriza a un buen instrumento. Incluso la rejilla del esqueletado recuerda a las que permiten ver pero a la vez separan los motores de las máquinas de aquellos que las manejan.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-12-HorasyMinutos

La caja de titanio, de 47 mm de diámetro, es otro ejemplo de industrialización. Está hecha gracias a la técnica de Sinterizado Directo de Metales por Láser (DMLS, en sus siglas en inglés). Básicamente consiste en crear un diseño 3D por ordenador que posteriormente se secciona en capas 2D de 0,02 mm de altura y se envía a la impresora de sinterizado. En ella hay una placa de metal sobre el que un difusor extiende polvo del metal deseado (en este caso, obviamente, titanio). El láser de fibra óptica “dibuja” la capa sobre el polvo y el calor que transmite lo fusiona. A continuación se vuelve a espolvorear titanio y se vuelve a activar el láser, y así sucesivamente. Es una técnica excelente cuando se quieren crear formas complejas. Este vídeo -en inglés- lo explica muy bien.

Al final resulta una caja que está hueca por dentro pero es igual de resistente y muy ligera. Porque este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es extraordinariamente leve sobre la muñeca. Y por supuesto el satinado de la caja es perfecto, como perfecto es su contraste con el pulido del bisel.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-11-HorasyMinutos

Con ser un GMT, una de las complicaciones más útiles en estos tiempos, lo que de verdad merece destacar es el tourbillon. El calibre P.2005 apareció en 2007 para mostrar el primer tourbillon de la casa, muy diferente a los otros torbellinos del mercado. Y muy Panerai también, porque huye del estilismo clásico de las cajas de tourbillon habituales para darle una presencia muy de motor, con esos bordes y ángulos afilados. Lo que no quita el trabajo de decoración, porque tiene biseles y laterales pulidos y superficies cepilladas. Además conserva el color de acero, lo que contrasta con el mate del resto del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-14-HorasyMinutos

Además el tourbillon no gira en el mismo plano que la platina sino que  en posición perpendicular, y hace dos rotaciones por minuto; es decir, un giro completo cada 30 segundos. ¿Cuántas casas hacen tourbillones así? Ahora mismo pienso en la reina de los tourbillones, Greubel Forsey, o los Gyrotourbillones de Jaeger-LeCoultre (el último ejemplo que vimos fue el Reverso Gyrotourbillon, que se puede ver en vídeo en esta entrada). Concretamente Greubel Forsey tiene en su catálogo un tourbillon de 30º y un giro cada 24 segundos, pero a unos precios que multiplica el del Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio varias veces.

El tourbillon de Panerai es una solución muy bien pensada y de un mérito que no creo que haya sido reconocido suficientemente. Y me gusta especialmente lo bien que se siente dentro de la filosofía de la marca. No estamos ante “un reloj con tourbillon”, sino que el mecanismo parece un componente más del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-5-HorasyMinutos

Me encanta este P.2005-T. Tiene un aire, una vez más, industrial pero al estilo antiguo. ¿No te parece que podrías ver al Charles Chaplin de Tiempos Modernos moviéndose entre sus engranajes? Más aún, los puentes están sujetos con tornillos de Allen (con cabeza hexagonal).  Y el indicador de reserva de marcha (de seis días, gracias a sus tres barriletes) nunca ha parecido más técnico que aquí. Por último el volante se mueve a 4 hercios. Como el calibre también está fabricado en titanio el peso se reduce un 35% con respecto a la versión esqueletada del P.2005.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-6-HorasyMinutos

Uno de los problemas de las esferas esqueletadas es la inherente pérdida de legibilidad. Pues hasta en eso el Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio se defiende bien, gracias a que el blanco de los numerales e índices destaca mucho sobre el gris del titanio, aumentando de paso la sensación de tridimensionalidad. Y sobre todo porque las espadas horarias está perfectamente perfiladas por bordes azules (el azul Panerai, como en los pespuntes de la correa), al igual que las otras tres agujas del reloj. Y eso a pesar del cristal de zafiro curvado, con esa capacidad tan suya para producir reflejos que te vuelven loco cuando quieres sacar fotos.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-1-HorasyMinutos

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-3-HorasyMinutos

Panerai-Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-18-HorasyMinutos

La aguja del GMT se distingue perfectamente de las manecillas horarias por su menor longitud y sobre todo por la punta de flecha. A las 3  aparece un indicador am/pm y  a las 9 el pequeño segundero, además de un indicador de 24 horas minimalista: tan solo un círculo luminiscente.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-7-HorasyMinutos

La ligereza del reloj que tanto he mencionado es fundamental a la hora de atarlo a la muñeca -con una preciosa correa de aligátor color antracita-. 47 mm de diámetro es como para pensárselo, pero al ser tan leve sobre el brazo –sólo 80,9 gramos– en seguida te haces con él. O por lo menos te haces con él durante el rato en que lo llevas puesto, porque para hacerlo de manera permanente hay que pagar su precio, que es de 139.000 euros. El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es una serie limitada a 150 unidades que se puede adquirir en cualquiera de las dos boutiques de Panerai en Madrid, pero hay que hacerlo bajo pedido. ¡Qué gusto debe dar eso, ir y pedirlo! Más información en Panerai.es.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-10-HorasyMinutos

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-9-HorasyMinutos

 

 

 



Los Tissot Tour de France Special Edition: modelos y precios

Tissot-Tour-de-France-Horasyminutos

Ya ha arrancado la competición ciclista más importante del año: el Tour de Francia. Y Tissot, presente en 11 deportes de máximo nivel, celebra ser el cronometrador oficial de la carrera lanzando los Tissot Tour de France Special Edition. Seis modelos para satisfacer a todo el mundo, con precios muy atractivos.

 

Tissot-Tour-de-France-1-Horasyminutos

¿Por qué unos Tissot Tour de France Special Edition? Estamos muy acostumbrados a oír la expresión “cronometrador oficial” y a menudo lo relacionamos con el puro marketing, pensando que alguien ha pagado para poner sus relojes ahí y aprovecharse de la publicidad inherente al evento. Si eso fuera así cualquier marca china podría ser cronometrador oficial, porque sólo sería cuestión de dinero; y si se compran equipos de fútbol también se puede comprar un evento como el Tour de Francia, que dura menos de un mes, ¿verdad? Y sin embargo hay muy pocos cronometradores oficiales, y son todos nombres muy conocidos -y reconocidos- de la relojería tradicional. Y eso es porque cuando hablamos de precisión en centésimas de segundo no cualquier marca puede ofrecerla. Por eso Tissot se ha ganado el derecho a ser cronometrador oficial y a lucir el nombre de la competición en sus relojes. Y para celebrarlo ha lanzado cuatro modelos en edición especial, todos con movimiento de cuarzo y buenos precios.

Tissot-Tour-de-France-2-Horasyminutos

TISSOT PR100 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot PR100 es uno de los relojes más populares de la casa,  un auténtico clásico, como la ronda gala. Además, está concebido para resistirlo todo: un reloj particularmente robusto a la altura de los aguerridos ciclistas que disputan la prueba. La caja de 41 mm es de acero, al igual que el brazalete. Es hermético hasta 100 metros y tiene grabado el logotipo oficial del Tour de France en el fondo.

Tissot-Tour-de-France-PR-100-Horasyminutos

 

La esfera de este modelo especial juega con tonos grises y blancos y luce una discreta rueda de bicicleta en una esquina. Las agujas del contador y el segundero retoman el emblemático color amarillo de la carrera y le dan un toque veraniego.

TISSOT PRC 200 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El PRC 200 es otro de los clásicos de Tissot, con nada menos que 33 modelos disponibles en la colección. Así que era lógico que también se uniera a la fiesta ciclista. La raya GT amarilla que luce en la correa Nato negra se hace eco del color emblemático del Tour. Las agujas del cronógrafo optan por el mismo tono y, al mantener el color negro de la esfera sin ninguna otra señal, se convierte en un reloj que se puede llevar siempre, sea o no el Tour de Francia.

Tissot-Tour-de-France-PRC-200-Horasyminutos

 

En cualquiera de las medidas de la caja (entre 32 y 41 mm), el cronógrafo hace honor a su nombre con una hermeticidad envidiable de hasta 200 metros. También está disponible con brazalete de acero o correa de piel.

TISSOT T-RACE TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race comparte el espíritu de los deportes de dos ruedas: el bisel en forma de disco de freno y el diseño de pinza de freno de la ventana de la fecha lo convierten en el compañero ideal de los amantes del ciclismo. Se presenta en dos modelos. La versión negra cuenta con una esfera de carbono inspirada en los materiales de las bicis profesionales. El toque de color lo ponen las agujas blancas, las pinceladas amarillas de los contadores del cronógrafo y el segundero y las franjas de la correa.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Horasyminutos

La segunda versión apuesta por un diseño más femenino, con esfera de nácar y correa blanca. Ambos lucen el logo oficial del Tour de Francia grabado en el fondo. La caja, con un diámetro entre 45,25 y 47,25 mm de diámetro, es de acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD gris y bisel giratorio unidireccional. Es hermético hasta 100 metros.

TISSOT T-RACE TOUCH TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race Touch es el reloj deportivo definitivo. Tiene una caja de aluminio amarilla y brazalete de silicona, lo que lo hace extremadamente ligero. Cuenta con 11 funciones táctiles al alcance de la mano: por ejemplo, la función cronógrafo (ADD/SPLIT/LAP) que permite controlar tiempos y vueltas o el logbook que resulta ideal para hacer un seguimiento de los progresos. Dispone incluso de brújula.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Touch-Horasyminutos

La caja de 42 mm es antimagnética, el fondo de titanio también tiene grabado el logotipo de la carrera y el conjunto es hermético hasta los 100 metros. Con independencia de que sea una edición especial, el Tissot T-Race Touch es uno de los grandes relojes deportivos del mercado.

TISSOT T-RACE TOUCH EXPERT SOLAR TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

Si al T-Race Touch le añadimos vida eterna, ¿puede haber algo mejor? Y es que este modelo incorpora carga solar a través de unas células en la esfera. En este reloj en particular las células están decoradas con el Arco del Triunfo de París, donde tiene lugar el final de la carrera.

Tissot-Tour-de-France-T-Touch-Expert-Solar-Horasyminutos

 

La caja de titanio antimagnético tiene un diámetro de 45 mm con recubrimiento en PVD negro, y un cristal de zafiro irrayable táctil con revestimiento antirreflejos. La correa es de caucho con cierre desplegable y pulsadores. El reloj es una serie limitada de 500 piezas, lo que lo hace aún más exclusivo.

Además de todo lo que ofrecen estos Tissot Tour de France Special Edition la marca ha añadido unos precios muy atractivos: el PR100 cuesta 395 Euros. El PRC 200 tiene un precio de  440 Euros. Por su parte el T-Race se lanza a 630 Euros. El T-Race Touch cuesta  485 Euros, mientras que para hacerse con un T-Race Touch Expert Solar sólo hay que desembolsar 965 Euros. Más información en Tissot.es.

Tissot-Tour-de-France-4-Horasyminutos

 

 



Dos nuevos relojes de Roger Dubuis en Harrods. Detalles y precios

Roger-Dubuis-en-Harrods-1-Horasyminutos

Durante el mes de julio Roger Dubuis va a tener una pop-up store en los famosísimos grandes almacenes de Londres, acompañada por tres grandes ventanales sobre Brompton Road. Si el establecimiento siempre merece una visita, hay aún más argumentos para hacerlo sabiendo que se muestran dos nuevos nuevos relojes de Roger Dubuis en Harrods.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Horasyminutos

Roger Dubuis llevará a la capital londinense sus Artistic Masterpieces, lo que dará la oportunidad a los seguidores de la casa y aficionados a la relojería en general la oportunidad de ver en persona y disfrutar de algunos de los diseños más provocativos y atrevidos de la manufactura, además de las creaciones artesanales y las novedades. La pop-up girará alrededor de la simetría del Astral Skeleton, del que la estrella es su aspecto más importante. Pero además se lanzarán dos relojes nuevos de Roger Dubuis en Harrods: el Black Velvet with Diamonds y el Excalibur Spider Skeleton Flying Tourbillon with Black Spinnels.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Black-Velvet-1-Horasyminutos

El Black Velvet with Diamonds es la última variación de la trilogía que se reveló este año durante el SIHH 2016. Este año fue declarado por la marca como el Año de la Diva (como ya anunciamos en este artículo), y este modelo, el primer reloj de mujer creado en carbono por la marca, sigue con esta inspiración 100% femenina.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Black-Velvet-Horasyminutos

Por primera vez aparece una caja de carbono con piedras engastadas, uniendo así dos materiales que a menudo se consideran polos opuestos. La carrura, con 66 diamantes, abraza una esfera de nácar con numerales romanos, mientras que el conjunto se ata con una correa de aligátor teñida en blanco. Es una edición limitada a 88 unidades y su precio es de 26.800 libras, aproximadamente 33.700 euros.

Roger-Dubuis-en-Harrods-Excalibur-Spider-42-mm-Horasyminutos

El segundo de los dos relojes de Roger Dubuis en Harrods es el Excalibur Spider Skeleton Flying Tourbillon with Black Spinnels es también una novedad, también para la manufactura. El bisel presenta 60 espinelas naturales negras (llamadas científicamente pleonastos) cortadas en forma de baguette. Están engastadas sobre una molde de caucho y este a su vez sobre la caja de titanio negro. La técnica para poder insertar las piedras sobre el caucho supuso dos años de investigación. El reloj se lanza en una edición limitada a 8 piezas, cada una con un precio de 129.900 libras, unos 163.500 euros. Más información en RogerDubuis.es.

Roger-Dubuis-en-Harrods-portada-Horasyminutos

 



Nuevo Rado HyperChrome 1616

Rado-HyperChrome-1616-titanio-amb-Horasyminutos

Rado ha sorprendido a todo el mundo en Baselworld 2016 con el nuevo Rado HyperChrome 1616, un potente reloj inspirado en un Cape Horn 1616 de 1971 y que conserva todas sus señas de identidad pero con materiales y movimiento moderno.

Rado-HyperChrome-1616-ceramica-amb-Horasyminutos

Aunque Rado tiene en su cartera de productos modelos que homenajean su historia -las colecciones Original, Integral, Sintra y Ceramica- estamos más acostumbrados a ver las formas redondas clásicas de los HyperChrome y los Diastar, que son las colecciones que más novedades presentan año tras año. Rado no ha sido nunca particularmente aventurada en lo que se refiere a formas, o por lo menos no recientemente. Lo más rompedor que le recuerdo es el R-One “Tron” de 2012. En lo que sí ha sido innovadora e incluso pionera es en el uso de los materiales, y especialmente trascendente en la incorporación de la cerámica a la producción relojera.

Rado-HyperChrome-1616-titanio-2-Horasyminutos

Hay que decir en primer lugar que el nombre  “Cape Horn 1616” hace referencia al año en el que se cruzó el temido Cabo de Hornos. El nuevo Rado HyperChrome 1616 tiene dos versiones: en titanio endurecido y en cerámica high tech negra mate con una presencia mucho más contenida. El reloj original era de acero, con una dureza entre 200 y 250 vikers, mientras que la versión de titanio tiene una dureza de 1,000 vikers, muy cercano al de la cerámica (1.250 vikers). Es por tanto una caja mucho más resistente a los arañazos y al uso diario. Rado siempre ha tenido la dureza de los materiales como uno de sus puntos fuertes, por lo que no es baladí que preste tanta atención a este aspecto.

Rado-HyperChrome-1616-ceramica-perfil-Horasyminutos

A pesar de sus sustanciales medidas (46 x 45.5 x 13.7) en la versión de titanio el peso es muy inferior al esperado: 106 gramos. La caja original también tenía forma de cojín, pero sólo medía 36 mm de diámetro. Los protectores de la corona le dan un aspecto aún más sólido. Otro de los elementos sustituidos ha sido el cristal, pasando del Hesalite original al zafiro actual, aunque conserva la forma de domo acorde con el estilo vintage de la pieza.

Rado-HyperChrome-1616-titanio-perfil-Horasyminutos

La esfera original se ha conservado, con unas manecillas cuya forma no puede esconder la época en la que se concibieron. Lo mismo ocurre con los índices facetados y dorados en aplique, y una representación de los minutos y segundos tan setentera que si este reloj fuera un repetidor de minutos Westminster Carrillón al activarlo sonaría Led Zeppelin.

Rado-HyperChrome-1616-ceramica-frontal-Horasyminutos

Afortunadamente tanto índices como manecillas están tratados con SuperLuminova. A las doce aparece el símbolo de Rado, un ancla que además se mueve. Y enfrente una ventana bicolor con fecha y día vertical que no admite medias tintas: la amas o la odias. A mí me parece que no sólo es fiel al original, es que además le va bien a su furibundo estilo retro.

Rado-HyperChrome-1616-titanio-1-Horasyminutos

El reloj se mueve gracias al calibre ETA C07.621, un derivado con fecha y día del Powermatic 80 que introdujo Tissot en 2013 y que es a su vez una evolución del 2824-2. Presenta una reserva de marcha de 80 horas, lo que consigue rebajando la frecuencia a 3 hercios, reduciendo el diámetro del piñón del barrilete para alojar un muelle real de Nivaflex más largo y usando materiales de alta tecnología en el escape para reducir la fricción. Sin embargo la trasera del reloj es sólida, por lo que no se ve el movimiento.

Rado-HyperChrome-1616-titanio-frontal-Horasyminutos

Tanto el Rado HyperChrome 1616 en titanio como el más sobrio de cerámica y esfera negra son modelos que van a hacer que Rado vuelva a captar la atención de los aficionados porque ofrece algo distinto a lo que estamos acostumbrados en este rango de relojes. Su precio por ahora es de 2.910 €, que puede variar cuando se lance comercialmente, allá por octubre. Más información en Rado.com.

Rado-HyperChrome-1616-ceramica-2-Horasyminutos



Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater, el más delgado del mundo

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-frontal-Horasyminutos

Bulgari lleva mucho tiempo siendo una manufactura relojera por derecho propio, muchísimo más allá de sus relojes joya. Ese estatus se reafirma aún más con uno de los relojes más atractivos en lo que va de año y que además consigue una nueva marca entre los relojes de sonería, ya que el Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater es el repetidor de minutos más delgado del mundo.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-1-Horasyminutos

La verdad es que Bulgari le ha cogido el gusto a esto de los récords. Estamos acostumbrados a ver este tipo de noticias viniendo de otras marcas -la más conocida es Piaget, pero Jaeger-LeCoultre también-, y no se suponía que Bulgari sería un contendiente en esta competición. Cuando la opinión general pensaba -erróneamente-  que sus Octo era sobre todo una apuesta estética el Octo Finissimo se presentó con un calibre de manufactura de de sólo 2,33 mm de altura en una caja de 5, una verdadera afirmación de poderío creativo. En 2014 el Octo Finissimo Tourbillon  conseguía saltar de un tres agujas a un modelo con tourbillon volante (con lo que ello significa en aumento de piezas y por tanto del espacio necesario para acogerlas) y una altura de movimiento de tan solo 2,23 mm y caja también de cinco milímetrós. Por si aún hacía falta, el modelo era una rotunda confirmación de que estamos ante una manufactura con un magistral dominio de su oficio. Ahora llega el Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater para volver a sorprender a todos con una nueva marca mundial.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-3-Horasyminutos

Y es que este repetidor de minutos tiene el habitual diámetro de 40 mm de los Octo pero una altura de sólo 6,85 mm. Recordemos que el récord lo ostentaba el Vacheron Constantin Patrimony Contemporaine Calibre 1731 Minute Repeater con una altura de 8,1 mm. Eso es una reducción de 1,25 mm, y conseguir rebajar un 15% cuando estamos hablando de milímetros es una hazaña más que notable. Pero es que además el Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater se aparta de la estética habitual en los relojes con esta complicación, que suelen tener un aspecto muy clásico. Curiosamente no hay nada más clásico que la forma del Octo porque está inspirada en el encofrado utilizado en la Basílica de Majencio, en pleno Foro Romano. Sin embargo, trasladada a la caja de un reloj le da un aspecto muy moderno, distintivo y con muchísima personalidad.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-basilica-de-Majencio-Alexander-Aristov-Horasyminutos

Basílica de Majencio – foto de Alexander Aristov

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-2-Horasyminutos

La caja está realizada en titanio pulido con chorro de arena que resulta en un gris elegante, menos llamativo que sus hermanos en negro pero sin perder un ápice de personalidad. La elección del titanio no es baladí: la baja densidad del metal hace que la transmisión del sonido sea mejor. En un reloj tan delgado, sin caja de resonancia, la buena transmisión es vital para que el sonido sea fuerte y -más importante aún- cristalino. La esfera también está realizada en titanio y con un detalle único: los índices horarios son en realidad cortes en la superficie, pensados para dejar salir las ondas sonora y por tanto optimizar el sonido. Una solución técnica que de paso añade singularidad a una faz ya de por sí seductora.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-esfera-Horasyminutos

Lo habitual entre los relojes con sonería es que el mecanismo se active mediante un gatillo que se desliza hasta liberar el mecanismo que acciona los martillos sobre los gongs (por ejemplo éste). Sin embargo para ubicar un gatillo hace falta espacio, que es precisamente lo que no tiene el Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater. Y si el gatillo no tiene una superficie de agarre suficiente puede ocurrir una de las peores situaciones para esta complicación: que no se llegue a accionar del todo y se quede el mecanismo a medio enganchar, lo que puede provocar una rotura de alguna de las piezas. Es decir, un desastre; y muy caro además. Por ello Bulgari ha optado por un pulsador, mucho más cómodo para accionar cuando el reloj está en la muñeca y que además integra un mecanismo que impide precisamente eso, que se accione a medias.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-perfil-Horasyminutos

Por supuesto la trasera lleva un cristal de zafiro para poder admirar el movimiento. Resulta llamativo cómo la trasera del Octo, al no tener ese juego de curvas y ángulos del frontal, parece mucho más “industrial”, y en este caso el contraste entre el aire racional del titanio satinado y el clasicismo del movimiento añade otro elemento más para amar a este reloj. El calibre se mueve a 21.600 alternancias a la hora (3 Hz) y tiene una reserva de marcha de 42 horas.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-calibre-Horasyminutos

Al ser tan delgados los Octos de Bulgari dan la sensación de que la caja es una continuación de la correa (que en este caso es de aligátor vulcanizada y con hebilla plegable), porque apenas se alza sobre el brazo. El efecto es muy elegante porque el gris le queda magníficamente a las formas romanas del reloj. Es una edición limitada a 50 unidades, y la exclusividad se paga: el precio del Bulgari Octo Finissimo Minute Repeater es de 160.000 francos suizos (147.000 euros a cambio de hoy). Más información en Bulgari.com.

Bulgari-Octo-Finissimo-Minute-Repeater-4-Horasyminutos



En la muñeca: Hamilton Khaki Navy Frogman

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-frontal-Horasyminutos

Aparte del enorme éxito que tienen todos sus modelos, Hamilton es conocida por dos cosas: su origen norteamericano y su presencia en el cine de Hollywood. Ahora une ambas facetas para presentar uno de sus relojes de buceo con más personalidad: el Hamilton Khaki Navy Frogman.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-2-Horasyminutos

Los lazos de Hamilton con el cine se remontan a 1951, cimentados sobre la reputación de la marca primero como “relojes ferroviarios” muy precisos y después como suministradora de relojes para el ejército americano durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. De hecho durante el segundo conflicto bélico global Hamilton dejó de producir relojes de muñeca comerciales para concentrarse en la producción de hasta un millón de piezas al ejército norteamericano. Esa producción incluyó todo tipo de relojes, incluyendo 10.900 cronómetros marinos (cuyo heredero, el Khaki Navy Pioneer puede verse en este artículo) y por supuesto relojes de muñeca para los soldados. Por todo ello en 1943 Hamilton recibió el galardón “E” por “excelencia en la producción de equipamiento militar”. También suministró relojes para el servicio de demolición submarina: el que aparece a la derecha de la foto de aquí abajo y que lucía en la muñeca de los actores dela película de 1951 The Frogmen (“Los Hombres Rana”), la primera aparición de un reloj Hamilton en el cine. El reloj sólo se entregó a los buceadores de la Marina, así que es una pieza muy buscada por los coleccionistas. Esa ha sido la inspiración para el reloj que ahora nos ocupa.

Hamilton-relojes-II-Guerra-Mundial-Horasyminutos

El Khaki Navy Frogman se presenta en dos medidas y tres colores. La primera de ella es sin duda la más llamativa por su tamaño y por su construcción: la del reloj cuya foto preside este artículo es de 46 mm de diámetro, una medida nada extraña en relojes que se ha de sumergir porque cuanto más profundo se baje mayor es la oscuridad, así que poder ver bien los indicadores horarios se vuelve de importancia capital. Literalmente puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. De manera muy sabia Hamilton ha decidido hacer la caja en titanio, lo que reduce sensiblemente el peso del reloj.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-lock-Horasyminutos

Lo más llamativo sin duda es el protector de la corona, inspirado en el cierre de las cantimploras militares y que impide la entrada de polvo y agua y, sobre todo, una utilización inadecuada o inintencionada de la corona. Esta implementación está mucho más elaborada que la original y le otorga un aspecto muy robusto y de calidad, gracias al mecanizado de las diversas partes que lo componen. Y, en la tradición suiza de poner nombres obvios, está señalado con el grabado “Lock” (cierre en inglés), por si alguien no se había dado cuenta. Al igual que las cantimploras el tapón simplemente se desenrosca girándolo, y viceversa; sencillo y eficaz. El reloj se puede sumergir nada menos que hasta 1.000 metros, lo que tiene dos consecuencias constructivas: una, que el fondo del reloj es ciego, de titanio roscado y con un dibujo que representa las gafas y el equipo de respiración de un buceador. Dos, una válvula de helio en la izquierda de la caja.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-reverso-Horasyminutos

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-valvula-de-helio-Horasyminutos

El bisel unidireccional se ha realizado en rojo mate, por lo que crea un atractivo contraste con el negro brillante de la esfera. Los índices y numerales del bisel son del mismo tono gris que el titanio y están satinados para mejorar la lectura. No hay un resalte especial de los primeros quince minutos, pero sí que tiene el tradicional triángulo con un círculo luminiscente para marcar las 12 horas.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-bisel-Horasyminutos

Las esfera, en concordancia con el resto del reloj, está jalonada por índices aplicados, al igual que el 12 e incluso el logotipo de la marca. Las manecillas son contundentes, con hincapié en lo que es más necesario: la espada de minutos (más importantes que las horas) está bordeada en rojo para remarcarla, al igual que la punta de flecha del segundero. Las dos manecillas principales y el extremo de la de segundos están impreganados de SuperLuminova al igual que los índices. Hay también una ventana de fecha que, francamente, era totalmente prescindible: el calibre que mueve el reloj es el H-10, un desarrollo conjunto de Hamilton y ETA a partir del 2824-2. Tiene por tanto un diámetro de 25,6 mm, lo que hace que en un reloj tan grande la ventana de fecha se acerque mucho al centro y, como en este caso, quede flotando en la esfera, como perdida. Mejor hubiera estado sin ella, o al menos con los números en blanco sobre el fondo en negro. Pero como siempre va en gustos, y mucha gente encuentra que un reloj sin fecha le falta algo.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-Horasyminutos

El reloj se completa con una correa de caucho bicolor -muy logrado e incluso elegante para un material que lo que busca fundamentalmente es la practicidad- rematado por una poderosa hebilla de titanio que nos recuerda que estamos ante un instrumento de trabajo.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-correa-Horasyminutos

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-hebilla-Horasyminutos

Con un tamaño de 46 mm y esa combinación de colores no es precisamente el reloj que llevarías a una misa solemne, pero a decir verdad el reloj no resulta disparatado en la muñeca, gracias sobre todo a una altura contenida y a la inclinación de caída del bisel, que rebaja la sensación de tamaño.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-46-mm-perfil-Horasyminutos

 

Tras el salto vamos a ver versiones quizá no tan llamativas pero que seguro van a gozar del favor de los aficionados. Incluidos los precios.



En la muñeca: Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT

 

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-correa-de-tela-en-la-muñeca

Todas las grandes marcas de relojes dan apoyo a causas sociales de diversa índole (ecológicas, humanitarias, culturales) y las muy grandes están en los tres tipos. De ellas Omega es una de las más silenciosas ya que lleva a cabo numerosas acciones de calado -englobadas en lo que llama “Planet Omega”- y sin embargo no deja rastros de autobombo, lo cual es más que encomiable. Dichas acciones siempre llevan aparejadas un reloj específico, que es una de las formas de financiarlas. Eso ocurre con el reloj que vamos a ver: el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT.

YANN ARTHUS-BERTRAND, OMEGA Y LA GOOD PLANET FOUNDATION

Yann-Arthus-Bertrand-Terra-Omega-1-Horas-y-Minutos

Yann Arthus-Bertrand

Yann Arthus-Bertrand es un reputadísmo fotógrafo francés especializado en la fotografía de animales -especialmente aérea- que de manera natural derivó hacia el conservacionismo activo, creando la Fondation GoodPlanet. Dicha fundación promueve el conocimiento público de la ecología y la búsqueda de un crecimiento sostenible.

Yann-Arthus-Bertrand-Terra-Omega-Horas-y-Minutos

Fotografía tomada durante el rodaje de TERRA

Desde 2011 Omega colabora intensamente con la Fondation GoodPlanet. Gracias a los fondos aportados y a la libertad de creación absoluta  han visto la luz diferentes proyectos: en 2012 se estrenó la película Planet Ocean y en 2013 se puso en marcha el proyecto “Time for the Planet”, dos proyectos trianuales para recuperar la costa indonesia y que se financiaron gracias a las ventas del Seamaster Planet Ocean GoodPlanet lanzado el año anterior. Este año se estrena la película TERRA, también financiada por Omega y cuyo tráiler podéis ver a continuación:

Daniel-Casas-director-de-Omega-España-y-Yann-Arthus-Bertrand

Yann Arthus-Bertrand junto a Daniel Casas, director de Omega España, en la presentación de la película TERRA en Madrid

La presentación dela película lleva consigo un nuevo reloj, parte de cuyas ventas servirán para apoyar un nuevo proyecto de vida salvaje en Botsuana. Es el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-frontal

Y ocurre que, siendo inconfundiblemente Seamaster, es a la vez distinto y, para mí, uno de los modelos más bonitos de Omega. El guardatiempos tiene un diámetro de 43 mm y está enteramente realizado en titanio para restar peso al conjunto. Aunque el Seamaster es por definición un reloj deportivo, la manufactura ha conseguido dotarlo de un aire elegante que le permite mezclarse con un traje de vestir con la cabeza alta. Y en el caso de este Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT sin duda su propietario va a querer llevarlo en cualquier ocasión, formal o no tanto. Y para las ocasiones más serias la caja mezcla pulidos y satinados que le dan un porte más serio pero sin perder su personalidad. Y eso a pesar del blanco y rojo de la esfera.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-perfil

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-en-la-muñeca-1

Más aún, como se puede ver en las fotos el reloj se presenta con una correa de tela azul marino, hecha de nylon revestido. Sin embargo la presencia es mucho más elegante de lo que uno anticiparía, y ello es porque la correa es gruesa y mantiene muy bien la forma mientras que el pespunte blanco acentúa la elegancia que el propio patrón de la tela ya tiene. De hecho a mí me gusta mucho más que el brazalete de titanio, y parte de la preferencia también viene por el cierre , elegante en su sencillez.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-cierre-de-la-correa

La esfera blanca resalta la presencia de los índices, que ven subrayadas unas formas que ya eran de por sí relevantes. Están lacadas en azul marino y atravesadas por un segmento de SuperLuminova con la misma forma del índice. El mismo azul tiñe las manecillas y el logotipo de la casa, en relieve, así como el segundo huso horario y la manecilla del segundero central. Una ventana de fecha levemente trapezoidal se aloja a las 6 horas, y Omega ha decidido crear un índice de menor tamaño en vez de cortarlo. El resultado es óptimo, mucho más elegante.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-de-la-esfera-1

Hay un detalle que siempre me ha gustado mucho en los Seamaster: la punta de la manecilla horaria está rebajada y pulida, resaltando por sobre el resto de la aguja. Esto parece un detalle sin importancia, casi una fruslería del diseñador. Sin embargo, todo aquel que haya tenido uno de estos relojes en la muñeca se habrá dado cuenta de lo mucho que mejora la lectura del tiempo. Son esos pequeños detalles lo que provocan amores eternos. El reloj se leería muy bien sin ese detalle, claro. Pero sorprende lo mucho mejor que el reloj informa con ese pequeño elemento de apenas un milímetro de tamaño.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-manecilla

La información del segundo huso horario se muestra en rojo. Hay muy poco de ese color, pero sobrado para destacar la función. En primer lugar las iniciales de Greenwich Mean Time, con el mismo tamaño que el nombre de Omega y con la misma grafía. El rojo le hace destacar y contrasta sobre todo con la grafía casi escolar del nombre de las colecciones de Omega (en este caso Seamaster). Y en segundo lugar la manecilla del segundo huso horario, cuya punta se perfila en bermejo para distinguirla perfectamente del segundero central. En conjunto la lectura de todos los datos es perfecta, rápida y clara. Y eso incluye también escenarios con poca luz, gracias a la preciosa SuperLuminova azul.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-detalle-de-la-esfera

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-SuperLuminova

La hora en origen se ajusta desde la corona, como ocurre con algunos movimientos sencillos que vemos en el mercado. Sin embargo aquí estamos hablando de todo un señor calibre Master Co-Axial 8605. El movimiento es antimagnético hasta 15.000 Gauss y está dotado de un espiral de silicio, dos barriletes montados en serie y un rotor que carga en ambas direcciones. Es visible a través de un cristal de zafiro y lleva grabado el nombre “GOODPLANET FOUNDATION” barnizado en azul. Y además el reloj es hermético hasta 150 metros.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-calibre-8605

Ya decía antes que el Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT es precioso, y ahora confirmo que puesto en la muñeca es aún más seductor. Queda bien, bien, ¡BIEN! Se asienta perfectamente en la muñeca a pesar de los 43 mm, y el ajuste de la correa es impecable. Como decía arriba también hay una versión con brazalete de titanio -muy ligera- que vendrá muy bien en verano y que no defraudará a los que prefieren el “todo-metal”. Yo, aún siendo en general muy de brazalete metálico, prefiero esta correa de tela.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-en-la-muñeca

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-brazalete-en-la-muñeca-1

Omega también ha creado una versión  tres agujas y fecha a la que denomina igual pero sin GMT al final. Tiene un  diámetro de 38,5 mm,  más conservador que el de su hermano viajero pero mucho más fácil de acomodar en todo tipo de muñecas. El resto de características son las mismas, salvo la ubicación de la ventana de fecha que además recupera la forma de trapecio muy marcado de los Seamaster. Dos maneras de atar al pulso, misma esfera, mismo juego de colores. El calibre es también coaxial, pero en este caso con la numeración 8500.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-correa-de-tela

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-brazalete

Las dos ediciones del Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet GMT ya están disponibles en la boutique de Omega. Su precio es de 8.500 euros para la versión con correa de nylon y 9.100 para la de brazalete de titanio. Por su parte, el precio de los Omega Seamaster Aqua Terra GoodPlanet tres agujas es de 6.500 y 7.100 euros respectivamente. Más información en Omega.com.

Omega-Seamaster-Aqua-Terra-GoodPlanet-GMT-brazalete-en-la-muñeca

 

 



Nuevo Breitling Avenger Bandit

Breitling-Avenger-Bandit-perfil-1-Horas-y-Minutos

Si lo que buscamos en un reloj es un impacto a primera vista desde luego Breitling debe estar en lo más alto de nuestra lista de candidatos. Sus relojes son siempre llamativos, poderosos, con mucha personalidad. Una de sus líneas es el Avenger que ahora recibe un nuevo traje que lo reviste de aire aún más militar: es el nuevo Breitling Avenger Bandit.

Breitling-Avenger-Bandit-perfil-Horas-y-Minutos

Las formas del reloj ya nos son conocidas: caja de 45 mm pero construida en titanio, para hacerla más ligera. En el bisel sobresalen las cuatro referencias horarias principales (12, 3, 6 y 9) y el 12 ha sido sustituido por un punto luminiscente. Es el bisel marca de la casa. Es también de gran tamaño y móvil, con los numerales grandes grabados para mejorar la lectura y con la misma estética que los de la esfera. Todo, como decía, es parte de la identidad de Breitling, que ha conseguido encontrar un diseño capaz de transmitir la personalidad buscada a pesar de las numerosas iteraciones. En el lateral los pulsadores son también contundentes, con una superficie en damero para mejorar el agarre sobre el área de presión o en el giro de la corona.

Breitling-Avenger-Bandit-pulsadores-Horas-y-Minutos

La esfera gris es también perfectamente legible y con una notable prestancia, ya que todos los elementos son, nuevamente, de gran tamaño. Llama la atención especialmente los numerales arábigos que, como en otras variantes del modelo (algunas son simplemente índices), aparecen divididos como suele ser habitual en aeronaútica. Se podría pensar que esto dificulta la lectura, pero es al contrario: cuando miramos la esfera nuestro cerebro, de manera inconsciente, busca “cerrar” el número, por lo que la cifra se remarca aún más en nuestra retina. Una manera estupenda de darnos la hora subrayando a la vez la propia personalidad. Las manecillas de bastón son, como todos los demás elementos, grandes, y su tratamiento con material luminiscente -al igual que los numerales- hacen del reloj un instrumento legible en cualquier condición. La marca no renuncia a su nombre y logotipo también en gran formato, y se sirve de la configuración del cronógrafo para ubicarlo en la región de las 3 horas, al lado de la ventana de fecha. Los demás espacios están ocupados por la esferas de 30 minutos y doce horas (a las 12 y a las 6) y el pequeño segundero a las 9.

Breitling-Avenger-Bandit-esfera-Horas-y-Minutos

Ello es porque el motor del reloj es el calibre 13, que es como denomina Breitling al ubicuo Valjoux 7750, su compañero durante décadas. Como siempre en Breitling el calibre tiene la certificación COSC y, como también es habitual, no es visible porque tiene el fondo cerrado. Imprescindible en un reloj que se puede sumergir hasta los 300 metros. Pero el reverso no es un simple disco de acero, sino que Breitling ha aprovechado para incluir una serie de reglas de conversión de capacidades para cálculos de combustible, reminiscente de las que antiguamente necesitaban los aviadores.

Breitling-Avenger-Bandit-reverso-Horas-y-Minutos

El reloj se ata al pulso con una nueva correa de tela que en el interior es de caucho y en el exterior una fibra textil de color antracita que le confiere ese porte claramente marcial y que le sienta francamente bien porque el reloj es de por sí militar. Ello que no impide que se le pueda poner otro tipo de correa o brazalete, aumentando su versatilidad aunque siempre dentro del ADN que siempre esperamos de los relojes de Breitling. El precio del Breitling Avenger Bandit no se ha confirmado aún, pero supongo que estará en la órbita de sus hermanos de colección. Breitling.com



Aquatimer Automático 2000

IWC Aquatimer Automático IW358002Caja:

  • Caja de titanio
  • Diámetro 46 mm, altura 20,5 mm
  • Bisel giratorio exterior-interior con sistema SafeDive de IWC
  • Cristal de zafiro, abombado, antirreflejos por ambos lados
  • Fondo de la caja grabado
  • Corona atornillada
  • Hermético hasta 2000 metros

Esfera:

  • Negra
  • Elementos luminiscentes en las agujas, la esfera y el bisel giratorio interior

Funciones:

  • Horas y minutos
  • Segundero central con dispositivo de parada
  • Indicación de la fecha

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 80110 automático
  • 28.800 alteranancias/hora
  • 28 rubíes
  • 44 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de caucho negra
  • Hebilla de titanio
  • Sistema de cambio rápido de la correa o del brazalete de IWC

 



Aquatimer Deep Three

IWC Aquatimer Deep Three IW355701Caja:

  • Caja de titanio
  • Diámetro 46 mm, altura 16,5 mm
  • Bisel giratorio exterior-interior con sistema SafeDive de IWC
  • Cristal de zafiro, abombado, antirreflejos por ambos lados
  • Fondo de la caja grabado
  • Corona atornillada
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra
  • Elementos luminiscentes en las agujas, la esfera y el bisel giratorio interior

Funciones:

  • Horas y minutos
  • Segundero central con dispositivo de parada
  • Indicación de la fecha
  • Medidor de profundidad mecánico con aguja ratrapante para una profundidad máxima hasta los 50 m

Movimiento:

  • Calibre 30120 automático
  • 28.800 alteranancias/hora
  • 21 rubíes
  • 42 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de caucho negra
  • Hebilla de titanio
  • Sistema de cambio rápido de la correa o del brazalete de IWC

 



Magia y belleza de De Bethune

DeBethune_DW5-frontal-1

Con De Bethune me cuesta mucho trabajo ser imparcial, porque es una de las marcas no tradicionales (en el sentido de antigüedad de la casa) que más me gusta. Los diseños que salen de la cabeza de David Zanetta respetan los presupuestos relojeros más rigurosos, pero están envueltos en cajas de una belleza arrebatadora.  Sigue leyendo



Dream Watch 5

DeBethune_DW5 Caja:

  • Curva en delta en titanio grado 5
  • Ancho de 49 mm y largo de 39. Altura de 11 mm
  • Cristal abovedado con doble tratamiento antirreflejos
  • Corona a las 3 adornada con un rubí en cabujón de 1 quilate
  • Reverso ciego en titanio grado 5, con las firmas de David Zanetta y Denis Flageollet

DeBethune_DW5_Profil1Esfera:

Apertura para horas saltantes a las 3 en titanio grado 5, azulado y pulido

Minutos análogos sobre disco rotativo

Indicador de fases lunares esférico en el centro

Funciones:

Horas, minutos, fases lunares

DeBethune_DW5_Profil-2Movimiento:

Calibre DB2144 Manual. Diámetro de 30 mm

32 rubíes

28.800 Alt/hora

329 piezas

Reserva de marcha de 5 días

Decoración y acabado a mano

Doble barrilete autorregulado

Volante de silicio y oro blanco

Espiral con curva final plana

Rueda de volante de silicio

Triple amortiguador

Ajuste de fases lunares cada 1.112 años

Correa:

Aligátor extra suave con hebilla de ardillón



DB28 Digitale

DeBethune-DB28_DigitaleCaja:

  • Titanio grado 5
  • Diámetro de 43 mm. 45 con el bisel de titanio
  • Asas basculantes de titanio
  • Fondo transparente
  • Ambos cristales en zafiro con doble tratamiento antireflectante
  • Corona a las 12

Esfera:

  • Guilloché plateado
  • Firmamento De Bethune en titanio pulido azul con estrellas de oro
  • Fases lunares esféricas en el centro
  • Apertura de horas saltantes a las 12
  • Indicador de minutos análogo en disco plateado

Funciones:

  • Horas saltantes, minutos rotativos y fases lunares esféricas

DB28_Digitale_Back1Movimiento:

  • Calibre DB2144 Manual de 40 mm y 329 piezas
  • Decoración y acabado a mano. Côtes De Bethune. Acero azulado en acabado espejo
  • 32 rubíes. 28.000 alt/horas
  • Reserva de marcha de 5 días
  • Doble barril autorregulado
  • Volante en silicio y oro blanco
  • Espiral con curva final plana
  • Triple sistema antichoque
  • Ajuste de la luna cada 1.112 años
  • Rueda de volante en silicio

Correa:

  • Corra de aligátor extra-flexible con hebilla ardillón