Archivo de la etiqueta: repetidor de minutos



En la muñeca y en el oído: Chopard L.U.C Full Strike

 

En estos tiempos difíciles para la relojería (alta y baja) es refrescante y esperanzador ver que hay casas que se lanzan a crear productos realmente innovadores incluso dentro del mundo de las altas complicaciones, donde parece que nada se puede inventar. Y no me extraña que la novedad de la que hablamos hoy venga de una manufactura como Chopard, que se dedica a hacer altísima relojería a la chita callando. Señoras y señores, el Chopard L.U.C Full Strike en toda su gloria.

 

Y no es un Full Strike cualquiera: es el que lleva el propio Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard. Así que no estamos hablando de un reloj de “carnet ATA” (las colecciones de muestra que tienen las marcas para enviarlas de un lado a otro), sino un reloj vivido y sentido.  E impoluto, a decir verdad. Es lógico que el Sr. Scheufele lleve un reloj así porque él es el impulsor de las creaciones relojeras de la casa, nacidas del profundo amor que siente por este arte y ciencia. Eso explica también que a menudo le veamos con un Ferdinand Berthoud FB 1 como los que vimos aquí, ya que son otra gran creación relojera concebida, nacida y crecida gracias a él.

Y precisamente por su pasión relojera este reloj no es simplemente una unidad funcional, que sería lo normal. Es un reloj que ha pasado todos los controles de la casa en cuanto a precisión cronométrica (el famoso certificado COSC) e incluso el ostenta el Sello de Calidad del Punzón de Ginebra, que evalúa tanto aspectos técnicos como estéticos. Es decir, yo también lo haría, qué caramba: es mi empresa, mi idea, mi reloj… pues quiero lo mejor, aunque sea más caro. ¿O no? Esto tiene una ventaja añadida: siendo seguramente el único ejemplar que va a pasar por España (que no tenga un propietario final ya designado, quiero decir), hemos podido ver hasta los más pequeños detalles decorativos, que suelen estar reservado para las unidades a la venta.

En la foto de aquí arriba se pueden ver entre la abundante literatura grabada en el reverso del reloj y de izquierda a derecha, la inscripción Chronometer (que sólo pueden llevar los relojes que han pasado las pruebas del laboratorio COSC -que ya vimos en el reportaje sobre mi viaje a la Manufactura Chopard), el Sello del Punzón de Ginebra, el de L.U.C -que testimonia que el calibre L.U.C 08.01-L es de manufactura y con las mayores exigencias propias de precisión y acabado- y por último el sello “Fairmined”, que garantiza que el oro utilizado para la construcción de la caja proviene de comercio justo, una iniciativa que la manufactura puso en marcha en 2014 y de la que se sienten legítimamente orgullosos.

Y además el reloj es perfectamente ponible: la caja tiene un diámetro de 42, 5 mm por 11,55 mm de alto. Hay por ahi relojes de tres agujas que son más altos que éste, cuyo calibre tiene 533 componentes. Así de bien hacen las cosas en Chopard y así de bien está hecho este Full Strike. Mezcla superficies pulidas y carrura satinada, una combinación elegante que siempre acierta. La poderosa corona alberga el pulsador que pone en marcha el mecanismo de sonería, con el logotipo de los movimientos L.U.C.

La esfera del reloj está parcialmente calada, lo que le da una presencia única, muy distinta de la imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en relojes con repetición de minutos (o sonería en general).  Es especialmente llamativo cómo han desaparecido las indicaciones horarias desde después de las 7 hasta casi las doce para poder admirar los enormes martillos. Afortunadamente el borde exterior de la esfera es una minutería de ferrocarril, lo que ayuda a que la lectura de la hora, cuando las manecillas se aventuran en ese abismo de maquinaria, sea precisa.

La verdad es que el conjunto de los martillos con los grandes numerales romanos, tan típicos de Chopard, crean una presencia muy poderosa, acentuada por las manecillas Art Deco (también irrefutablemente Chopard). A las tres una franja satinada subraya el doble indicador de reserva de marcha, que corresponde a las dos cargas del Full Strike: uno de los barriletes acumula la reserva de marcha del reloj, que se carga dando cuerda de la manera tradicional. El otro barrilete conserva la energía de la sonería, enrollando el muelle simplemente dando cuerda en sentido contrario a las agujas del reloj. Esta es una diferencia esencial con otros relojes de este tipo, ya que tradicionalmente al accionar el gatillo o pulsador de los relojes tradicionales se enrolla el muelle lo necesario como para que, al soltarlo, pueda mover los martillos el número suficiente de veces como para poder dar incluso la cadena más larga (las 12:59). Por tanto para repetir el proceso hay que volver a enrollar el muelle.

Con el Full Strike se puede repetir la cadena de sonidos más larga hasta 12 veces, algo nunca visto en un reloj de pulsera (que yo sepa). De ahí que tenga su propio indicador de reserva de marcha, con una manecilla en acero azulado deslizándose por por un segmento también azul.

¿Y que ocurre si, como en la foto, la reserva de marcha está agotada -o casi-? Nada. El Full Strike tiene una protección de seguridad que impide que el funcionamiento de la sonería si no tiene suficiente energía. Éste es el primero de los elementos de seguridad, pero hay dos más: se ha añadido un mecanismo que evita el arranque de la complicación si el embrague no está acoplado del todo (algo que ocurre más fácilmente en los repetidores de gatillo), y otro que evita que se pueda disparar la sonería cuando se está cambiando la hora. De esta manera el reloj está protegido de los problemas que más habitualmente hacen que el reloj tenga que pasar por el servicio técnico.

Y ha llegado el momento de escucharlo. Como ya expliqué cuando se lanzó el reloj, lo más particular del Chopard L.U.C Full Strike es que el cristal de zafiro no sólo cubre la esfera sino que se prolonga hasta la base de la caja, de manera que los martillos golpean sobre el zafiro, no sobre las habituales varillas metálicas. Por ello, como hay que hacer más fuerza para que suene el reloj, los martillos son más grandes de lo habitual. Chopard afirma que ha golpeado 1,5 millones de veces el cristal con los martillos y no se ha roto. Para hacernos una idea eso es como hacer sonar la 1 menos un minuto 45.454,5 veces. Es decir, repetir la secuencia 124 veces cada día durante un año. No parece que haya que preocuparse por la resistencia del zafiro, creo yo… Por si acaso, Chopard ha patentado la estructura.

El resultado es excepcional. Es el sonido que oímos cuando golpeamos una copa de cristal de Bohemia con un metal. Un timbre a la vez delicado, duradero y sorprendentemente potente. Vamos a escucharlo tal cual lo grabé con móvil Lumia. Aunque todos los móviles originarios de Nokia son famosos por sus buenos micrófonos, no deja de ser un móvil, así que hay que imaginarse que el sonido en vivo es aún más conmovedor.

¿A que sorprende? Pues después de oírlo unas cuantas veces te das cuenta de que hay algo que no se oye: el regulador. Es completamente silencioso y ni siquiera se oye el clic final, habitual cuando acaba la secuencia sonora. No es por señalar con el dedo, que es de mala educación, pero hay por Horas y Minutos unos cuantos ejemplos de repetidores de minutos que, puestos al lado de este Full Strike, resultan dolorosamente ruidosos.

El color de este oro de comercio justo es particularmente sobrio y cálido, nada ostentoso. La correa de aligátor, certificada por el CITES (el organismo internacional para la protección de especies en peligro) resulta excepcionalmente cómoda, y se fija cómodamente a la muñeca con la hebilla de oro. Pocas pegas se le puede poner a un reloj como el Full Strike, salvo la lejanía que su precio tiene de nosotros, pobres mortales: 265.000 francos suizos (aproximadamente 246.700 euros). El único consuelo es que sólo hay 20 unidades por lo que no creo que nos vaya a dar envidia desde una vitrina: seguro que están todas las unidades ya asignadas, o casi. De ahí el privilegio de haber podido tener uno en la muñeca, y de haber inmortalizado su sonido. Más información en Chopard.es.



Nuevo Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-1-Horasyminutos

El “Laboratorio de Ideas” de Panerai acaba de alumbrar su nueva creación, y nos ha impactado: el Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT es un repetidor de minutos decimal que puede hacer sonar la hora en dos zonas horarias distintas. Y además se puede personalizar.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-pulsador-Horasyminutos

Panerai siempre recuerda su nacimiento como reloj-herramienta para la Marina Italiana, pero también puede afirmar con el mismo orgullo que es una más que solvente creadora de altas complicaciones. Y además con el añadido de que siempre las encaja en sus cuatro cajas tradicionales sin tener que crear nuevas colecciones. Eso habla de su singular habilidad relojera. Ahora va más allá y el Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT se erige como un compendio de las altas complicaciones: es un GMT, es un Tourbillon y es un repetidor de minutos con carrusel, pero además es un repetidor decimal y puede dar la hora en las dos zonas horarias. A eso le llamo yo dar un golpe en la mesa y dejar en silencio a la habitación entera.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-Horasyminutos

Tradicionalmente los repetidores de minutos tienen dos martillos que golpean sobre sendos gongs y marcan las horas, los cuartos de hora y los minutos. Por ejemplo, para marcar las 10:51 un repetidor normal daría diez golpes con la nota más grave, 3 veces con la combinación de los dos martillos y por último 6 veces con el martillo de nota más aguda. Sin embargo un repetidor decimal como éste de Panerai  (o éste otro de Lange) marca los lapsos de diez minutos en vez de los cuartos de hora, y en este caso además utiliza los tres martillos. Así que para marcar las 10:51 la secuencia sería: 10 golpes graves, 5 tríos grave-intermedio-agudo para los grupos de diez minutos y un golpe agudo para el minuto restante. Es en realidad es un método de medir más intuitivo que el repetidor tradicional, porque se ajusta más a como leemos la hora normalmente.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-martillos-y-gongs-Horasyminutos

Pero es que además el Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT puede sonar para marcar las dos zonas horarias distintas, y de manera sencilla: primero se gira la corona para pasar del modo de cuerda a uno de selección; después se presiona el pulsador de la corona para alternar entre la hora en origen (HT, de Home Time) y la hora local (LT, Local Time), indicado por un sector situado bajo el pequeño segundero a las 9 horas. Y para evitar un accionamiento imprevisto que dañara el mecanismo hasta que no se vuelve a asegurar la corona el pulsador del repetidor de minutos, situado a la altura de las 8 horas, queda bloqueado.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-perfil-Horasyminutos

Por cierto que el segundo huso horario se indica gracias a la manecilla central y el indicador AM/PM situado a las 3 horas. Los seguidores de la marca ya habrán identificado que la configuración y la decoración de la esfera, esqueletada y con adornos de rejilla a este y oeste, se inscribe dentro de la colección  Lo Scienziato,  hasta hora compuesta por 5 modelos con tourbillon y GMT.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-frontal-Horasyminutos

La caja del Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT es sin embargo la más grande con 49 mm, y está fabricada en oro rojo (tradicionalmente el metal recomendado para los repetidores) en aleación con platino, que garantiza un sonido superior. Las formas siguen siendo Radiomir y, aunque la manufactura no da el dato de la altura, seguramente es un reloj voluminoso, con una estatura acentuada por el bisel, que se alza orgulloso sobre la carrura. Pero si tienes un reloj así, ¿querrías llevarlo de incógnito? Seguramente no, así que un problema menos (si es que había alguno para empezar).

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-reverso-Horasyminutos

Toda esta maravilla técnica se mueve gracias al calibre P.2005/MR, basado en el movimiento con tourbillon creado por Panerai en 2005 y que es, en sí mismo, una estructura de ingeniería meritoria: el tourbillon gira sobre un eje inclinado completando una revolución cada 30 segundos, sirviendo así mejor al propósito de contrarrestar los efectos de la gravedad. El tourbillon encaja perfectamente con el diseño industrial de Panerai, en el sentido de que aquí no se buscan las grandes decoraciones artesanales sino la funcionalidad sin renunciar a la belleza intrínseca de la complicación. A mí me parece encomiable. El volante se mueve a 4 hercios y gracias a sus dos barriletes tiene una reserva de marcha de 4 días -dependiendo de cuánto se use la repetición de minutos- que además es visible gracias al indicador en el reverso del movimiento.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-calibre-P-2005MR-Horasyminutos

A pesar del esqueletado, que tiende a confundir al ojo a la hora de buscar información, el reloj ostenta la misma facilidad de lectura de sus compañeros de casa, con unas manecillas de tamaño perfecto y bien recubiertas, como los índices y los numerales, de SuperLuminova. Mirar un Panerai por la noche es como mirar un reloj de pared de lo bien que se ve; pues con 49 mm imagino que la sensación ¡será aún mayor!

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-SuperLuminova-Horasyminutos

Panerai no es nuevo cuando hablamos de la personalización de sus relojes. Desde siempre ha sabido complementar la venta de sus piezas con las de correas adicionales, hacia las que los amantes de la marca sienten particular debilidad (y que por cierto genera un gran negocio a otros fabricantes de correas alternativas). Pero con este Panerai Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon GMT va un paso más allá y se podrá personalizar tanto la caja como el color de la esfera e incluso las manecillas. De ahí que aunque el precio inicial sea de aproximadamente 360.000 euros la factura final pueda ser muy distinta. Pero mucho más personal y satisfactoria, sin duda. Más información en Panerai.com.

Panerai-Radiomir-1940-Minute-Repeater Carillon-Tourbillon-GMT-reverso-1-Horasyminutos

 



En la muñeca: Zeitwerk Minute Repeater de A. Lange & Söhne

Los repetidores de minutos pasaron de ser un instrumento útil (saber la hora en la oscuridad) a convertirse una de las mayores delicadezas que puede ofrecer un reloj. El Zeitwerk Minute Repeater de A. Lange & Söhne aúna tradición relojera y audacia contemporánea en uno de los relojes más impactantes de la casa sajona.

 

A Lange Sohne Semper Opera Dresde

Semper Opera de Dresde

A. Lange & Söhne acaba de terminar las celebraciones del 200 aniversario del nacimiento de Ferdinand Adolph LangeHa sido un año entero de celebraciones, culminadas con el lanzamiento del 1815 Tourbillon Handwerkskunst que vimos en este artículo y con actos en Dresde, como un concierto celebrado en la Semper Ópera.

La elección está cargada de significado: la Semper Ópera tiene encima del escenario el famoso reloj de Gutkaes que tiene dos ventanas: la izquierda para la hora (en numerales romanos) y la derecha para los minutos, que avanzan de 5 en 5 minutos porque no había espacio suficiente para ubicar un disco horario entero (por cierto que hoy el mecanismo se controla electrónicamente, aunque el movimiento sigue siendo mecánico). Ese reloj es la base para la gran fecha que distingue a los relojes sajones, y en la foto aparece marcando las 11:45. O por mejor decir, las XI:45.

Semper Opera Dresde Reloj Gutkaes

También es la inspiración para la indicación de la hora en los relojes Zeitwerk. Curiosamente, y aunque ahora todo el mundo piense que el Zeitwerk es uno de los mejores hallazgos de Lange, allá por 2009 cuando se lanzó el primer modelo fue muy discutido. Pero yo creo que todo el que lo haya visto un Zeitwerk estará de acuerdo con que es uno de los relojes más atractivos de la casa. Y así se lo ha reconocido el mercado.

LA CAJA

 

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 1

Lo primero que llama la atención, aparte de su esfera, es la caja: tiene un diámetro de 44,2 mm, algo absolutamente inusual en la manufactura. Pero además la caja está hecha en platino, tradicionalmente desaconsejado para los repetidores por su alta densidad que en principio hace más difícil la transmisión del sonido. La altura de la caja también es llamativa: nada menos que 14,1 mm. con un bisel pulido a espejo y la carrura con una banda satinada que no sólo es elegante sino que reduce la sensación de altura.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater carrura

Sobre la banda satinada se asientan unas asas sólidas pero cortas para no añadir tamaño, e inclinadas hacia abajo para mejorar la intachable comodidad del reloj sobre la muñeca.

EL MECANISMO DE REPETICIÓN

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle 1

Crear un repetidor de minutos bajo la configuración Zeitwerk era una osadía por parte de Lange, así que era obvio que el reloj no podía ser cualquier repetidor de minutos. Y así ha sido; la manufactura ha creado un mecanismo “decimal”: normalmente los repetidores de minutos golpean una vez para marcar cada una de las horas, después dos veces seguidas en dos tonos distintos para los cuartos de hora y por último un golpeo -normalmente más agudo- para los minutos.

El Zeitwerk Minute Repeater también golpea cada hora y cada minuto, pero sin embargo los intervalos intermedios son de 10 minutos, no de quince. De esta forma el sonido es exactamente la interpretación de la hora que ve el usuario. En la foto de arriba el mecanismo golpearía 7 veces para marcar la hora, 5 para marcar los 50 minutos y 2 para los minutos. Es una forma mucho más intuitiva de armonizar la hora vista con la oída. Porque, francamente, el repetidor de minutos se va a activar siempre por el día para disfrutar del sonido mientras se admira el reloj, no por la noche.

El funcionamiento está muy bien explicado en este vídeo:

Los discos de las indicaciones horarias están directamente conectados con su caracol, que a través de los rastrillos transmiten el movimiento a los martillos que en consecuencia golpean los gongs. Pero además Lange ha prestado especial atención a la seguridad del mecanismo, uno de los que más habitualmente visita el servicio técnico junto con los calendarios perpetuos. Así, mientras está el mecanismo sonoro en marcha la corona queda bloqueada, el salto de la hora se retrasa hasta que acabe el sonido y se desembraga el rochete del mecanismo de cuerda para que pueda alimentar el repetidor libremente . Y cuando la corona está sacada se bloquea el funcionamiento del repetidor.

Además se ha elegido un pulsador en vez de el tradicional gatillo, de manera que se eviten los daños que ocasiona un gatillo mal enganchado. Por último, si la reserva de marcha es inferior a 12 horas también se bloquea la complicación, para evitar que una falta de potencia pare el mecanismo en pleno uso, con los daños que ello podría ocasionar. El “punto de no retorno” está marcado con una pequeña gota roja en el indicador de reserva de marcha.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle

 

EL CALIBRE L043.5

Toda esta maravilla relojera se mueve gracias a un calibre creado pensando expresamente en la indicación horaria “Gutkaes” y la interacción con el mecanismo de repetición, dando lugar al calibre L043.5.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater calibre

Según queda anotado en su Ficha Técnica Completa el movimiento tiene 771 piezas y 93 rubíes, mientras que su hermano de colección Zeitwerk Striking Time (un repetidor de minutos clásico) tiene “sólo” 528 piezas  con 72 rubíes. Se aprecia así lo distintos que son uno y otro.

Por supuesto la construcción sigue la costumbre sajona de la platina de tres cuartos en alpaca sin pulir (la llamada “plata alemana”), nervaduras Glashütte, tornillos azulados y ajuste de cuello de cisne con el puente grabado. Y ese intangible llamado “acabados a mano en la manufactura”. Una preciosidad.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle del calibre

LA ESFERA

Otra maravilla de diseño racional y pureza estética. Parece mentira que tan pocos elementos puedan imantar así la mirada. No hay novedades con respecto al Zeitwerk Striking Time salvo una, pero muy significativa: el gong sigue la borde interior del puente horario, lo que mejora exponencialmente el atractivo estético de la esfera.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater detalle 2

La lectura de los numerales saltantes es inmaculada. Si la función primordial de un reloj es ofrecer información de las horas y minutos y hacerlo de la manera más sencilla para que la lectura sea rápida, pocos relojes como un Zeitwerk. Además la forma en que quedan resaltados en sus grandes ventanas por un marco de alpaca oscura es difícilmente superable en cuanto a facilidad de acceso a la información.

Y el equilibrio estético y la serenidad que transmite el conjunto reserva de marcha/pequeño segundero es insuperable.

EN LA MUÑECA

 

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca

Ya he dicho al principio que este reloj es grande. ¿Importa mucho? Nada en absoluto. Es un reloj tan maravilloso que obvias el problema de no poder conjugarlo con un puño de camisa de vestir. Tiene una presencia tan imperial, tan pero tan bonita, que francamente una vez que te lo pones para hacerle unas fotos quitártelo te llega a poner de mal humor. Es un relojazo se mire por donde se mire.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca perfil

Desafortunadamente el precio va en consonancia con la excelencia del reloj: 440.000 €, una cantidad que casi no se puede calcular ni en años de sueldo bruto. Pero si éste es un mundo hecho de sueños, el Zeitwerk Minute Repeater es desde luego uno de los sueños más dulces que se puede tener.

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 3

Os dejo por último este interesante vídeo del Director de Desarrollo de producto de Lange, Anthony de Haas, sentado a su batería y explicando la génesis del reloj. Muy interesante. Y como yo también toco la batería me ha gustado especialmente.



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

El Master Grande Tradition Grande Complication de Jaeger-LeCoultre es una de las piezas presentadas este año, aunque el reloj ya existía con otros materiales de caja y diseño estético desde hace unos 5 años si no recuerdo mal. Así que vamos a ver sus características particulares que le convierten en reloj muy atractivo.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication frontal

La caja del Master Grande Tradition Grande Complication es de 45 mm de diámetro y casi 16 de altura, así que no es un reloj pequeño. La tradicional combinación de carrura cepillada y frontal pulido queda, una vez más, muy elegante.

Como se ve en la preciosa esfera azul está dibujado el cielo astral del hemisferio norte, sobre el que se mueve, además de las agujas delfín que se ven perfectamente a pesar  de lo poblada que está la esfera, se mueve decía un tourbillon volante en el sentido contrario a las agujas del reloj y con una caja realizada en titanio para dotarlo de una mayor ligereza.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication esfera

Y la necesita, porque se mueve a lo largo de la esfera indicando la hora sideral, no la civil. Es decir que hace un giro completo cada 23 horas, 56 minutos y 4 segundos, no cada 24 horas como la hora civil. Por debajo se puede ver el volante de áncora, fabricado en silicio. De ahí su color entre azul y morado característico del material.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication tourbillon

El que sí indica esa hora civil haciendo un giro completo cada 24 horas es el sol que aparece en el borde de la esfera. A su paso va indicando los signos del zodíaco, los meses y los días. Como además en el bisel externo de la esfera se han marcado las 24 horas, el mismo sol nos indica si la hora que marca el reloj es de la mañana o la noche.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication calibre

Pero además de eso Jaeger ha incluido en el Master Grande Tradition Grande Complication un repetidor de minutos que toca las horas, los cuartos y los minutos a demanda. Para que el sonido sea más rico la superficie de golpeo de los gongs de catedral (o sea las varillas sobre las que golpean los martillos) es cuadrada y no redonda. Todo el conjunto está sostenido dentro de una caja de cristal de zafiro para que la transmisión del sonido sea mayor, lo que además resulta en un timbre distinto a los que estamos acostumbrados. Todo ello hace que el calibre tenga nada menos que 527 piezas

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication en la muñeca 1

En definitiva este reloj es un placer exquisito, visual y auditivo. Y a pesar de su tamaño queda bien en la muñeca. El reloj ya está disponible en las boutiques de la marca y su precio por ahora y dependiendo de las fluctuaciones del valor del oro es de 362.000 euros. Quién pudiera, verdad?

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication en la muñeca



Master Grande Tradition Grande Complicación

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication_pgCaja:

  • Oro rosa
  • 45 mm de diámetro
  • 15,8 mm de altura
  • Gatillo del repetidor de minutos a las 8h
  • Hermeticidad: 50 metros

Esfera:

  • Azul satinada con aro opalino plateado
  • Carta celeste
  • Agujas: Dauphine

Funciones:

  • Horas, minutos. Tourbillon volante orbital
  • Repetición de minutos con timbres cristal categral y martillos planos

Movimiento:

  • Calibre Jaeger-LeCoultre 982 mecánico de carga manual
  • 28.800 alt/h
  • 34,70 mm de altura
  • Platina de alpaca no tratada
  • 527 piezas
  • 40 horas de reserva de marcha
  • 49 rubíes
  • Ensamblado y decorado a mano

Pulsera:

  • Aligátor
  • Hebilla de hebijón

PVP: 362.000 €



En la muñeca: Christophe Claret Allegro

Christope Claret Allegro oro rojo frontal

Christophe Claret es ante todo un creador de calibres, y curiosamente su primer calibre fue un repetidor de minutos. Bajo su propia marca ya tiene otros dos. Primero fue el Adagio y después el Soprano. El nuevo Allegro sin embargo incluye varias novedades que lo convierten en el más completo hasta ahora de los modelos creados por CC con sonería.

Y ello es porque no sólo es un repetidor de minutos. También añade Gran Fecha, pequeño segundero y segundo huso horario con indicación de 24 horas.La esfera es de zafiro translúcido, lo que permite ver de manera elegante el interior del calibre. Además la parte inferior está abierta para poder disfrutar de la repetición de minutos. Eso sí, los martillos está en el reverso, una decisión algo extraña porque lo que gusta ver en un repetidor es el golpeo sobre las varillas.

Christope Claret Allegro oro rojo - mecanismo de repetición de minutos

El pequeño segundero está en una subesfera a las 9, mientras que la gran fecha a las 12 tiene un sistema patentado que impide el desfase de dígitos, como ya existe en otras marcas, pero lo más interesante es ver el perfecto movimiento de las aspas y como se alinean.

Christope Claret Allegro oro detalle de la esfera

Como decía el Allegro también es un reloj GMT con un cambio unidireccional gracias al pulsador a las 2 y a las 4, con además un pequeño indicador circular del día y la noche.

Christope Claret Allegro oro blanco frontal

Es interesante saber que, a pesar de todas las complicaciones el calibre tiene un solo barrilete con un único muelle real, y a pesar de ello una reserva de marcha de 60 horas -si no se abusa del repetidor, claro-. El volante tiene un nuevo sistema de microajuste mediante volantes de cabeza avellanada más fácil de ajustar, por supuesto también patentado. Constructivamente también se aprecian los puentes Carlos X, que tanto le gustan a Christophe Claret.

Christope Claret Allegro oro rojo en la muñeca

El mecanismo de repetición en el Allegro ha sustituido el ancla por un moderador y además se ha desarrollado un sistema patentado que evita la vibración excesiva y que los timbres se lleguen a tocar,  de manera que el sonido es mucho más claro.

Christope Claret Allegro oro blanco - en la muñeca perfil

El reloj se presenta en dos versiones: una en oro rojo y titanio con manecillas de cristal de zafiro naranja y otra en oro blanco y titanio. A mí me gusta más esta, me parece más elegante y con un toque contemporáneo sin ser ultra moderno. Pero como siempre, para gustos los colores.

Christope Claret Allegro oro rojo en la muñeca perfil

No es un reloj pequeño, desde luego, porque mide 45 mm de diámetro y algo más de 14 de altura, pero su forma clásica queda bien en la muñeca.

Es una edición limitada a 20 unidades por cada tipo de oro, con un precio de 268.000 francos suizos más IVA. Unos 258.000 euros al cambio. Más el IVA, claro.

Aquí está su Ficha Técnica Completa.

Christope Claret Allegro oro blanco - en la muñeca



Allegro

Chirstophe Claret oro blancoCaja:

  • Oro blanco y titanio grado 5 PVD gris antracita (pulido/satinado) u oro rojo y titanio
  • Diámetro: 45 x 14,11 mm
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Corona de oro blanco o rojo y titanio grado 5 PVD gris antracita
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Cristal de zafiro ahumado
  • AAgujas de cristal de zafiro transparente, lacadas en negro y tratadas con PVD antracita o de cristal de zafiro naranja y titanio de grado 5 tratado con PVD antracita; puntas rellenas de Super-LumiNova
  • Índices de las horas de latón tratado con rodio o de latón tratado con oro rosa
  • Índices de los minutos de laca blanca o tratada con oro rosa

Funciones:

  • Horas y minutos.  Pequeño segundero. Repetidor de minutos, Gran Fecha. GMT con indicador de día/noche

Movimiento:

  • Calibre de manufactura ALG89 manual
  • Diámetro 34 mm, altura 8,20 mm (sin incluir agujas)
  • 39 rubíes
  • 520 componentes
  • Barrilete con muelle real único
  • 60 horas de reserva de marcha
  • Frecuencia de 21.600 alt/h (3 hercios)
  • El repetidor suena a las horas, a los cuartos y a los minutos  cuando se desee
  • Regulador de inercia
  • Puentes inclinados, esqueletizados, estilo Carlos X

Pulsera:

  • Piel de aligátor negra y costuras antracita

Edición limitada a 20 ejemplares en cada material

P.V.P.: 268.000 francos suizos

Chirstophe Claret oro blanco - reverso

Chirstophe Claret oro rojo

Chirstophe Claret Oro Rojo - reverso

Chirstophe Claret oro blanco - calibre ALG 89

Chirstophe Claret oro rojo - calibre ALG 89



Los Rendez-Vous Ivy de Jaeger-LeCoultre: alta relojería en femenino

Rendez-Vous Ivy

Es irónico que los relojes de pulsera empezaron siendo algo exclusivamente femenino y cuando los hombres lo adoptaron de manera masiva tras la Primera Guerra Mundial los fabricantes de relojes casi dieron la espalda a los relojes de mujer, limitándose en la mayoría de los casos a hacer más pequeños los relojes de hombre o a los llamados relojes joya.

Estos últimos, además y  a partir de la llegada del cuarzo, dejaron en su mayor parte de integrar movimientos mecánicos para abrazarse a la pila. Pero la relojería es también, como todas las expresiones industriales y artísticas, reflejo de la sociedad en la que vive; y aunque la relojería es muy tradicional (quizá está en su propia naturaleza, por lo exigente de aquello que construye), también va cambiando y devolviendo al lugar que merecen los relojes para mujer.

2008 Jaeger-LeCoultre creacizón del conjunto Le Lierre

Jaeger-LeCoultre es una de las casas que mejor lo ha entendido, y con su colección Rendez-Vous dio con la clave perfecta: relojes muy de mujer pero de alta exigencia mecánica. El éxito fue inmediato y duradero, haciéndole fuerte competencia al Reverso. En un apartado de la colección están los Ivy (hiedra) con tres modelos que vamos a repasar ahora.

La hiedra ha sido un elemento decorativo desde la Antigüedad, ya que se la consideraba el símbolo del corazón, de la sabiduría y la fidelidad. Ese símbolo de la permanencia del amor y la voluntad, representado por una planta que se agarra allí donde crece y nunca desfallece, ha llegado hasta nuestros días, pasando por la Edad Media, el Rococó, el Barroco y el Art Nouveau. La primera aparición en Jaeger-LeCoutre data de 1890, en un reloj de bolsillo  con fondo esmaltado rojo escarlata y hojas de diamantes.

1890 montrependentif

118 años después, en 2008, la manufactura se inspiró en ese reloj para crear Le Lierre, un parure (conjunto, dicho en términos de joyería) compuesto por diamantes, collar y brazalete, todo con decoración de hiedra, claro, y un reloj en el brazalete. El precio, 3.827.000 euros de 2008. Lejos de nosotros los mortales, por supuesto; pero qué belleza ¿verdad?

2008 Jaeger-LeCoultre Le Lierre conjunto

El año pasado JLC sorprendió con el renacimiento de la gama Ivy presentando el Rendez-Vous Minute Repeater, de una belleza incontestable. No sólo el diseño de de la esfera es precioso, con esas ramas de las que nacen los numerales y las hojas de diamantes; la caja de 39 mm de diámetro en oro blanco está delicadamente decorada, sin que los brillantes la hagan parecer ostentosa.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater frontal

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater lateral

 

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater perfil

Tuve la oportunidad de verlo en el SIAR y por tanto fotografiarlo en vivo. Una rara suerte porque es más que probable que este reloj no se vea en España salvo que alguien lo encargue expresamente. Tiene un precio de  264.000 euros (a fecha de hoy, porque los modelos de oro van a subir de precio pronto).

SIAR 2015 - Jaeger-Lecoultre Rendez-Vous Minute Repeater

Ahora Jaeger presenta el Rendez-Vous Ivy Tourbillon. Esta complicación ya existía en la gama Rendez-Vous, con el calibre también conocido 978 que es el que impulsa los relojes de la casa que no tienen más complicaciones.

jaeger-lecoultre_rendez-vous_ivy_tourbillon

Al igual que el repetidor de minutos, este Ivy tiene la esfera de esmalte, pero en color ciruela y con las hojas de hiedra sin diamantes y con un guilloché que imita las nervaduras de las hojas. Estos se han reservado para enmarcar la caja del tourbillon y para la decoración de la caja, que es igual que su hermano de colección. Con un poco de suerte lo veré en el Salon QP de noviembre. Lo que si tengo ya es el precio actualizado: 129.000 € Se nota que hay muchos menos diamantes.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Ivy Secret

Por último, el Rendez-Vous Ivy Secret uno de esos súper relojes-joya creados para epatar a determinados mercados y hacer feliz a la boutique que lo venda: 275.000 euros para 304 diamantes en tallas brillante, baguette y marquesa; y los del brazalete son diamantes grises. La esfera queda escondida tras una flor que al levantarse desvela una esfera de nácar, sobre la que se pinta a mano la hiedra.

Como decía al principio Jaeger no descuida el lado puramente relojero y este reloj alberga en su interior el pequeñísimo calibre 846/1 que tan sólo ocupa 15,3 mm de diámetro y2,90 de altura. Que también pudimos ver en otra maravilla de Jaeger, el Montre Extraordinaire La Rose. Una vez más, admirable Jaeger-LeCoultre.

SIAR 2015 - Jaeger-LeCoultre Montre Extraordinaire La Rose



SIHH 2015: A. Lange & Söhne. Fotos en vivo y precios

Lange 1 2015

Decir “SIHH 2015 A. Lange & Söhne” es prepararse para  ver el máximo exponente de la altísima relojería de hoy día. La gran casa sajona ha presentado muy pocas novedades, pero claro, parafraseando aquel famoso anuncio de coñac un poco de Lange es mucho. Así que vamos a pasar a verlas.

 

Lange 1

Los tres Lange 1

El Lange 1 es la marca de la casa; el icono, el que nadie confunde con otro reloj u otra marca. Tras 20 años ejerciendo de padre fundacional en Lange han decidido que el modelo merecía un nuevo calibre que recogiera todo el saber hacer acumulado: el  L121.1, que integra avances muy interesantes. En primer lugar, el volante excéntrico es mayor y acoge una espiral desarrollada en la manufactura y que oscila libremente.

La gran fecha ahora es saltante exactamente a media noche, para lo que acumula energía desde el mediodía. Se sigue manteniendo el doble barrilete con 72 horas de autonomía, pero ahora cuando la reserva de marcha llega a su fin el segundero se para exactamente a las 12 en punto, para que el ajuste posterior sea exacto. ¿Es fantástico o es fantástico? Desde luego que lo es.

Lange 1

Crear un calibre porque sí e introducir esos detalles son lo que hace a Lange la casa que es. Por lo demás los cambios estéticos son mínimos. Dice la casa que el bisel es más fino y eso hace que los 38,5 parezcan mayores.

Lo que sí sabemos son los precios: 29.800 € para las dos versiones de oro y 42.300 € para la versión en platino. Si bien nos dijeron que eso eran precios para Alemania y Suiza, y que podrían variar por culpa de las fluctuaciones del franco suizo.

Lange 1 detalle

Todo el mundo debería tener un Lange 1, ¿verdad?

 

Datograph Up/Down

 

Datograph Up Down

Es obvio que si Lange quería hacer un cronógrafo que sobresaliese tanto como sus demás colecciones no podía hacer uno al uso,  y cuando apareció el Datograph levantó una admiración -y un deseo- que no acaba. Este año se presentó la versión en oro rojo y esfera negra.

Tiene una presencia inequívocamente Lange, lo que le hace competir en una liga distinta al común de los medidores de tiempos cortos. Es casi más importante la gran fecha que el propio cronógrafo, pero no deja de ser un crono con todas las de la ley, con función flyback y una particularidad: minutos saltantes para una medida exacta. Lo mejor es hacer funcionar el cronógrafo mirando el reverso para poder disfrutar el calibre que es, como siempre, una delicia.

Datograph Up Down frontal

En su Ficha Técnica Completa se pueden leer todos los detalles excepto el precio, que reseño aquí: 66.000 euros.

 

Datograph Perpetual

 

Datograph Perpetual 1

El hermano mayor del Up/Down la verdad es que lo tiene todo. Al cronógrafo  flyback del que acabamos de hablar se une un calendario perpetuo con fases lunares, además de la indicación de reserva de marcha.

Datograph Perpetual

El calendario perpetuo está construido de tal manera que sólo necesita ajustar un día en el año 2100. El avance (en el caso de que se parara el reloj por fata de uso) se pueden realizar con un único pulsador a las 10 horas, o individualmente con los pulsadores encastrados.

Datograph Perpetual frntal

Este año la caja, de 41 mm, se presenta en oro blanco y esfera en gris, para mi gusto más elegante aún que el ya existente en oro rosa y esfera plateada. Esta es su Ficha Técnica Completa, y su precio es de 119.000 euros.

Datograph Perpetual - detalle

Datograph Perpetual - detalle 2

Datograph Perpetual perfil

Datograph Perpetual - reverso

Datograph Perpetual - calibre

 

Zeitwerk Minute Repeater

Zeitwerk Repetición de Minutos en la muñeca

Sin duda el plato fuerte de la presentación fue esta nueva versión del Zeitwerk Repetición de minutos. La novedad consiste en que la repetición se hace con los intervalos de 10 minutos, no de cuarto de hora. Eso hace la función más armoniosa, porque suena más veces el doble tono de los diez minutos y menos el de los minutos, que es un solo tono.

Además el calibre integra una serie de avances muy interesantes: para que no se puedan producir daños en el mecanismo cuando está la sonería en funcionamiento, la corona se desembraga y no se puede sacar y por tanto no se pueden hacer modificaciones horarias, que dañarían el reloj irremediablemente. Además el giro de los discos de la hora se detiene hasta que no termina de sonar la repetición (20 segundos en el tramo más largo). Así el sonido corresponde exactamente con la hora mostrada.

Zeitwerk Repetición de Minutos - calibre

 

Para que el uso de la sonería no llegue a agotar la reserva de marcha y pare el reloj, esta no funciona cuando quedan menos de 12 horas de reserva de marcha. Esto se señala con un punto rojo en el indicador de reserva de marcha.  Por último, la sonería no se activa por un gatillo de corredera, sino un pulsador.

Todos los detalles técnicos están aquí. El precio del reloj es de 440.00 euros.

Zeitwerk Repetición de Minutos

Saxonia

De los nuevos Saxonia ya hablamos en un artículo anterior que podéis leer aquí. Pero en esta entrada sí vamos a dejar constancia de sus precios:

Saxonia Manual: 13.900 la versión en oro rojo y 14.900 en oro blanco.

Saxonia Automático: 21.800 en oro rojo y 22.800 en oro blanco

Saxonia Dual Time: 27.100 en oro rojo y 28100 en oro blanco

 



Zeitwerk Repetición de Minutos

A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro: 44,2 milímetros; altura: 14,1 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, pulsador para activar la sonería

Esfera:

  • Plata maciza, rodiada
  • Agujas en oro rodinizado

Funciones:

  • Indicación de la hora con horas y minutos por medio de discos de las cifras exactas saltantes, pequeño segundero con parada del segundero, indicación de la reserva de marcha, repetición de minutos decimal

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L043.5, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 37,7 Milímetros; altura: 10,9 Milímetros
  • 771 piezas
  • 93 rubíes
  • 3 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 36 horas de reserva de marcha (si no se activa la sonería)

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra
  • Hebilla desplegable de Lange de platino

A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minutos - perfil A. Lange Sohne Zeitwerk Repetición de minuto - calibre L043.5



Rotonde de Cartier Grande Complication

Rotonde de Cartier Grande ComplicationCaja:

  • Platino
  • Diámetro de 45 mm, altura 12,6 mm
  • Corona: perlada de platino adornada con un cabujón de zafiro azul
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Esqueletada
  • Manecillas con forma  bastón, manzana y martillo en acero azulado
  • Tourbillon volante a las 12
  • Fecha a las 9, día a las 3 y mes y año bisiesto (L) a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero sobre el tourbillon volante. Calendario perpetuo. Repetidor de minutos

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 9406 MC automático
  • Diámetro 39,3  mm, altura 5,49 mm
  • 578 piezas
  • 47 rubíes
  • 21.600 alternancias/hora
  • 50 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Aligátor marrón
  • Hebilla: doble desplegable ajustable de oro blanco de 18 quilates

 

Rotonde de Cartier Grande Complication - reverso Rotonde de Cartier Grande Complication - perfil Rotonde de Cartier Grande Complication Calibre 9406 MC

Rotonde de Cartier Grande Complication Calibre 9406 MC - reverso



Nuevo Audermars Piguet Royal Oak Acoustic Research

 

Un nuevo pre-lanzamiento para que nuestras glándulas salivares relojeras se desperecen de cara al año que viene. En esta ocasión Audemars Piguet propone un repetidor de minutos, pero con la particularidad de que, según nos dice, ha estado 8 años investigando el sonido y su transmisión para poder alcanzar un volumen al parecer mucho mayor del que es habitual en estos relojes.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Acoustic Research

El desarrollo se ha hecho trabajando conjuntamente el laboratorio de acústica de Audemars Piguet y la Escuela Politécnica Federal de Lausana. Una vez hecho el desarrollo teórico se tardó tres años en plasmarlo de manera efectiva en un reloj de muñeca. Se han aplicado los principios de fabricación de un instrumento de cuerda, por lo que imagino que se ha usado algún tipo de cámara de resonancia para aumentar el volumen.

También se desarrollado un nuevo regulador del dispositivo sonoro (el que se mueve cuando entra en funcionamiento la sonería) que, según afirma AP, es prácticamente silencioso. Eso contribuiría a que el sonido se escuchara sin el rrrrrrrrrr del regulador que se oye por debajo. El resultado es que el sonido va a ser audible no sólo para el dueño sino también para los que están alrededor (lo quieran o no).

Audemars-Piguet-Royal-Oak-Concept-Acoustic-Research---esfera

Pero lo más llamativo es que lo ha metido en una caja Royal Oak (como ya hizo con el Concept Tourbillon), lo que resulta francamente llamativo. Uno se espera algo tan tradicional, tan pasado de moda si me apuras, como la repetición de minutos en una caja más clásica. Pero también es verdad que no hay nada tan icónico para la marca como el Royal Oak, así que tiene sentido que sus grandes avances se presenten en uno de ellos. Eso sí, la hermeticidad se ha reducido a 20 metros, que a efectos prácticos significa que sólo aguanta alguna salpicadura cuando te lavas las manos. Seguramente es así para poder mejorar la transmisión del sonido, que se vería muy disminuida en una caja estanca hasta 100 metros. Y por lo mismo, para favorecer la transmisión del sonido, se ha elegido el titanio como material constructivo. Yo sólo he oído un repetidor de minutos en titanio y la verdad no me pareció el más bonito de los sonidos, pero esperemos a ver éste.

Lo que más llama la atención sin embargo es la esfera abierta con dos secciones a cada lado, la de las 9 esqueletada (seguramente para dejar pasar el sonido) y la derecha con un contador para el cronógrafo que aún no entiendo cómo funciona. Todo en tonos grises sólo quebrados por acentos en naranja. No puedo evitar que me recuerde algo a los modelos de Linde Werdelin (lo que no es una buena cosa).

Habrá que esperar a enero para ver a este jovenzuelo en acción, a ver si da todo lo que promete.

Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica completa.



Royal Oak Concept GMT Tourbillon

Royal Oak Concept GMT TourbillonCaja:

  • Titanio
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento antirreflejos
  • Bisel de cerámica blanca
  • Corona atornillada
  • Pulsador de cerámica
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Indicador del segundo huso horario a la altura de las 3 h
  • Indicador de la posición de la corona a las 6 h
  • Tourbillon a las 9 h con puente de aluminio anodizado negro
  • Puente central de cerámica blanca
  • Agujas Royal Oak de oro blanco con revestimiento luminiscente
  • Bisel interior de aluminio anodizado negro

Funciones:

  • Horas y minutos. GMT 24 horas. Indicación día y noche. Selección de funciones

Movimiento:

  • Calibre de Manufactura 2930 de cuerda manual
  • Diámetro total: 35,60 mm (15 ¾ líneas)
  • Grosor total: 9,90 mm
  • Número de rubíes: 29
  • Número de componentes: 291
  • Reserva de marcha mínima garantizada: 237 h
  • Frecuencia del volante: 3 Hz (21.600 alternancias/hora)
  • Acabados: puentes y platina acabados a mano, piezas recortadas acabadas a mano, ángulos pulidos, rasgos estirados por encima y satinado por debajo

Pulsera:

  • Correa de caucho blanco con hebilla desplegable AP de titanio

Referencia 26580IO.OO.D010CA.01