Archivo de la etiqueta: SIHH 2016



4810 Chronograph Automatic: la propuesta de Montblanc para el día del padre

 

El 4810 Chronograph Automatic es la propuesta de Montblanc para el día del padre, que es una excusa tan buena como cualquier otra para repasar un reloj que apareció el año pasado y que es una excelente opción si se quiere disfrutar (o regalar) de un reloj polivalente y a buen precio.

 

El 4810 Chronograph Automatic se lanzó en realidad el año pasado dentro de la colección 4810, una familia de relojes inspirada en los primeros años de comercio intercontinental de Montblanc. En 1906 el ingeniero August Eberstein, el banquero Alfred Nehemias y el propietario de papelería Claus Voß viajaron a América con un producto que habían desarrollado: un instrumento de escritura con tecnología estanca y un convertidor de émbolo.  En 1910, los tres fundadores adoptaron el nombre de Montblanc -por la montaña más alta de Europa- y lo convirtieron en el símbolo de su visión de la excelencia. En 2006, para celebrar su centenario, Montblanc lanzó la colección 4810, que fue todo un éxito, y  2016 fue, en el marco de su 110 aniversario, un buen momento para reeditarla.

Visto así, separado de la colección, el 4810 Chronograph Automatic tiene poco que ver con ese espíritu pionero, los viajes y todo eso, pero es que tampoco le hace falta una historia detrás para convencer con sus argumentos. Sí se ve un diseño que luce su clasicismo sin remordimientos, pero con ciertos detalles que lo hacen mucho más versátil de lo que parecería a primera vista.

Para empezar el 4810 Chronograph Automatic es, como su nombre indica, un cronógrafo. Eso, además de incorporar la complicación favorita del usuario de relojes (después de la fecha), significa que el reloj ha de ser más grande para poder incorporar el medidor de tiempos, y el reloj lo es: mide 43 mm de diámetro y 13.68 mm de altura. Podría haber sido más pequeño, sin duda, pero esa una de las características peculiares del reloj: siendo un reloj clásico, que tendería a ser de vestir, tiene un tamaño muy atrevido para los rigores formales, lo que le dota de una personalidad que en absoluto le hace pasar desapercibido en la muñeca.

Y es que los relojes de Montblanc tienen un aire tradicional, es cierto, pero su construcción nunca es meliflua ni anticuada, en buena parte gracias precisamente a sus medidas. Pero también podemos fijarnos en las asas, con gran presencia y muy lejos del ideal retro. Es decir, cuando te pones el reloj sabes que lo llevas y los demás también lo notan, por apariencia y tamaño. Lo mismo ocurre con los pulsadores del crono, que son grandes y bien conformados para una pulsación cómoda y firme.

El cronógrafo también juega una parte fundamental en la esfera, porque contrasta con su porte clasicista y lo moderniza. Seguramente su elemento más llamativo es el elaborado guilloché, que parte de la estrella de Montblanc ubicada en el pequeño segundero. La estrella reparte sus rayos desde allí hacia todo el dial. Es sin duda una apuesta arriesgada, porque pone el fondo a la misma altura de importancia que los elementos principales, y no suele ser muy habitual (sí ocurre con Breguet, por ejemplo, pero de otra manera).

Por encima del sinuoso guilloché se asientan numerosos elementos que animan la esfera. En primer lugar y en orden de importancia, numerales romanos aplicados y manecillas, todos realizados en oro rojo. Hay un detalle que me gusta mucho y es cómo se ha resuelto la X y el VIII, con una textura muy lograda que aumenta su elegancia. Las manecillas están rellenas de SuperLuminova pero no, lógicamente, los romanos. Estos sin embargo tienen por encima unos puntos que sí lo están, así que la correcta lectura en la oscuridad está asegurada.

A las 6 aparece una ventana de fecha ampliada y resuelta muy elegantemente. El problema de las ventanas triples es que la acumulación de números puede arruinar la estética del reloj, además de que tampoco aporta nada más. Sin embargo en este caso sólo se leen los números impares, así que queda más espaciado y refinado. Por cierto que justo debajo del triángulo que señala la fecha aparece la inscripción “L-SWISS MADE-L”. Para quien no lo sepa las letras L significan que se ha usado SuperLuminova (de la misma forma que el uso de T significa que se han usado tubos de tritio), aunque es una inscripción que cada vez se utiliza menos.

Las esferas y sobre todo las manecillas del cronógrafo, en acero azulado, terminan por avivar la esfera y darle el toque necesario para que el reloj sirva tanto para ir al trabajo como para el ocio del fin de semana, masculinizándolo pero sin caer en el puro aspecto deportivo.

El 4810 Chronograph Automatic está impulsado por el calibre automático Montblanc MB 25.07, que es en realidad el Sellita SW500. Funciona a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 48 horas. Montblanc toma un movimiento absolutamente fiable pero aburrido de ver y le da una decoración merecedora de un zafiro trasero para poder verlo. La única pega que le pongo al reloj es que en la masa osciliante se lee Meisterstück, que supongo viene de reutilizar los que se hicieron para la colección de relojes del mismo nombre. Por último, el reloj se ata a la muñeca gracias a una correa de aligátor negra que se asegura gracias a un cierre despeglable.

El 4810 Chronograph Automatic se ha lanzado también con esfera negra, que lo hace aún más deportivo e impactante. Ambas versiones tienen un precio de 4.100 euros y por supuesto ya están disponibles en las boutiques de la marca. Por si alguno de nuestros relojes se anima a regalar uno de estos, recordad por favor que el que aquí escribe es padre y le encantan los regalos. Más información en Montblanc.es.

 

 



Fotos en vivo y precios del Drive de Cartier Segundo Huso Horario

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-14-horasyminutos

El Drive de Cartier Segundo Huso Horario en oro o acero es la versión GMT del Drive de Cartier, la colección que se lanzó el año pasado. Mantiene la misma presencia masculina y elegante del la versión tres agujas pero añadiendo una de las complicaciones más útiles en estos tiempos.

 

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-13-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-19-horasyminutos

Cuando presenté la versión “sencilla” del Drive, la de tres agujas y fecha (en este reportaje con muchas fotos), decía que me parecía el reloj más indiscutiblemente masculino de Cartier, y ahora que he tenido en la muñeca el Drive de Cartier Segundo Huso Horario me reafirmo en lo que dije: me parece un grandísimo acierto de la casa francesa. La forma de la caja es perfecta para no repetir la circunferencia y por tanto diferenciarse de los muchos relojes de hombre que hay, y que la forma de cojín le dota de un espíritu más dinámico que le permite aventurarse en ambientes distendidos sin mayor problema.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-10-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-6-horasyminutos

La caja del Drive de Cartier Segundo Huso Horario ha crecido un milímetro hasta los 41mm, mientras que la altura lo ha hecho un poquito más: de los 11,25 mm de la versión tres aguja a los 12,63 de este modelo viajero. El milímetro extra de anchura le sienta como un guante porque ahora el reloj, además del pequeño segundero, integra dos grandes aperturas para la función de GMT y una gran fecha a las 12, además de los tradicionales -y grandes- numerales romanos de Cartier. Y sin embargo la esfera resulta espaciosa, cada cosa tiene su sitio para poder verlas bien y  de paso la hora también tiene una lectura sin tacha. Desafortunadamente la caja sólo es hermética hasta 30 metros; es decir, sólo aguanta salpicaduras.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-5-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-9-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-8-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-23-horasyminutos

La decoración de la esfera se basa en un guilloché rayos de sol con origen en el tornillo central pero que va siendo sucesivamente entrecortado por un bisel que remarca cada una de las complicaciones: el pequeño segundero, la gran fecha y los dos abanicos del contador retrógrado de doce horas y el de la indicación de día y noche. Para mejorar la lectura y dar más viveza a la esfera, en la ventana de 12 horas y la subesfera del pequeño segundero el guilloché se hace circular  y queda remarcado por otro de nervaduras más finas y juntas entre sí, sobre el que se han pintado los raíles de horas y segundos respectivamente. El conjunto tiene un decidido aire Art Deco, subrayado por la decoración de la esfera de día y noche con un un degradado en secciones del blanco al negro muy bien conseguido.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-16-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-18-horasyminutos

Hay dos detalles que me gustan mucho: mientras que los numerales a los que interrumpen las complicaciones quedan así, truncados (de hecho ni el diez ni el seis aparecen salvo en forma de un pequeño índice), el número III está adaptado a la curva de la ventana. Y tanto en la versión de oro como la de acero la parte delgada de la V del siete está conformada con el nombre de la marca (en la versión de tres agujas sólo ocurría en la caja de oro). Las agujas de espada, en acero azulado, terminan por completar una estampa equilibrada, serena a pesar de los muchos datos y elegante.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-15-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-20-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-2-horasyminutos

El Drive de Cartier Segundo Huso Horario se mueve gracias al calibre automático 1904-FU MC que, como indica su nombre, es el poderoso caballo de batalla de Cartier, el 1904 MC aparecido en 2010, al que se le ha añadido los módulos de segundo huso horario y la gran fecha. Por tanto el reloj se mueve a 28.000 alternancias a la hora y tiene una discreta reserva de marcha de 48 horas. Y sobre todo un funcionamiento sobradamente probado. La decoración se limita a un graneado circular en la platina base y a Côtes de Genéve en los puentes y en el rotor bidireccional. Sin embargo el movimiento es agradable de ver, y desde luego da mayor sensación de calidad y refinamiento que muchos calibres base.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-4-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-11-horasyminutos

Ambas versiones equipan una correa de piel de aligátor semimate, negra acompañando el acero y marrón para la versión de oro. La hebilla doble desplegable ajustable de 18 mm es la que ya conocíamos.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-21-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-22-horasyminutos

Como ya he dicho y como se ve en las fotos, el Drive de Cartier Segundo Huso Horario es un reloj que se lleva muy bien. El diseño de las asas, impecable, hace que el reloj se adapte perfectamente a la muñeca y, a pesar de la sensación de mayor tamaño que le da la forma de cojín, el reloj queda bien en casi cualquier muñeca. Además los precios son muy interesantes, especialmente la versión en acero: cuesta 8.500 euros, mientras que la de oro rosa cuesta 22.100 euros. Más información en Cartier.es.

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-7-horasyminutos

drive-de-cartier-segundo-huso-horario-3-horasyminutos



Vacheron Constantin Overseas Chronograph: modelos y precios

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-25-HorasyMinutos

Cronógrafos hay muchos; muchísimos. Incluso las marcas de los segmentos de precio más bajo de la relojería mecánica los tienen. Pero si lo que buscas es un cronógrafo que no pierda la elegancia de un reloj de vestir para poder llevarlo en cualquier circunstancia la lista se reduce drásticamente, y sin duda el nuevo Vacheron Constantin Overseas Chronograph ha de estar forzosamente en lo alto de la lista.

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-1-HorasyMinutos

Estas son algunas de las líneas de relojes de Vacheron Constantin: Patrimony, Traditionnelle, Malte, Quai de L’Ile, Historiques, Metiers d’Art. Todos los nombres evocan la relojería más tradicional, como corresponde a la casa relojera más antigua. Se diría que la colección Overseas, y más aún el Vacheron Constantin Overseas Chronograph, son el hijo rebelde de la familia, el que quiere desmarcarse de sus hermanos, tan “serios” ellos. Vamos a ver por qué.

UN POCO DE HISTORIA

vacheron-constantin-222-horasyminutos

El Vacheron Constantin 222

En 1997 Vacheron Constantin celebraba su 222 aniversario y, como no hay industria más celebrante que la de la relojería suiza (al fin y al cabo se dedica a marcar el tiempo), la maison hizo lo que hacen las casas relojeras en estas situaciones: lanzar un reloj conmemorativo. El reloj se llamaba 222 y llamó la atención como si fuera el castillo de fuegos artificiales de la fiesta: un reloj potente, masculino, con una estética distinta a todo lo que había hecho la casa, con un bisel que parecía una rosca y la cruz de malta situada en una esquina para darla un perfil moderno y desafiante. Recordemos que en 1972 Audemars Piguet había lanzado el Royal Oak y en 1976 Patek Philippe hacía lo propio con su Nautilus, así que este lanzamiento tenía sentido. El 222 sin embargo no salió de la pluma de Gerald Genta, sino de Jorg Hysek. Curiosamente el 222 compartía calibre con sus dos competidores, el JLC 920 desarrollado por Jaeger-LeCoultre (que nunca hizo uso de él). El 222 se fabricó hasta 1985, pero sus genes fueron el origen del Overseas.

El primer Overseas, de 1996

El primer Overseas, de 1996

Y ese origen data de 1996, cuando VC presenta un modelo que sienta las bases de las posteriores ediciones: esfera azul marino limpia y de fácil lectura y bisel pulido con la forma de los brazos de la Cruz de Malta. El tres agujas se movía gracias al calibre 1310, derivado del 3100 de Girard-Perregaux. Una derivación de este calibre es el que lleva el renacido Laureato, que puedes ver aquí. La versión de cronógrafo apareció en 1999 con un calibre de Frédérique-Piguet.

Overseas Cronógrafo 2004

Overseas Cronógrafo 2004

En 2004 aparece un Vacheron Constantin Chronograph con una tamaño inusual para la casa: 42,5 mm. Lo que ahora nos parece una medida normal entonces hizo correr mucha tinta por lo atrevido del cambio, y porque la esfera pasó a tener un guilloché estampado y una gran fecha a las 12. El brazalete también incorporó un cambio importante que ha permanecido hasta ahora: los eslabones tienen la forma de la parte superior de la Cruz de Malta, mucho más elegante. También hubo, por supuesto, una versión tres agujas y fecha y una versión para mujer, y los calibres seguían siendo fabricado por otras marcas. Hasta que llegó 2016.

OVERSEAS 2016

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-23-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-7-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-13-HorasyMinutos

Para celebrar el vigésimo aniversario del Overseas Vacheron Constantin ha lanzado nuevos modelos en los que destaca, por encima de todo, sus nuevos calibres de manufactura y la certificación del Punzón de Ginebra. VC ya había declarado su deseo de que todos sus relojes tuvieran movimientos hechos en casa (y el sello distintivo de Ginebra), y en este sentido el Overseas le estaba poniendo falta a la maison. Como toda festividad que se precie la celebración ha sido a lo grande: se han lanzado cinco Overseas con 37 mm de diámetro, 4 versiones de tres agujas y fecha, un ultraplano de sólo horas y minutos, tres -preciosos- Horas Mundo, un calendario perpetuo y por último los que ocupan este artículo: tres Vacheron Constantin Overseas Chronograph.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-22-HorasyMinutos

 

Vacheron ha decidido -con buen criterio- mantener el tamaño de la caja porque hoy en día no asusta a nadie. Bien al contrario, es ese tamaño el que lo hace parecer discreto porque cuando hablamos de cronógrafos estamos acostumbrados a unos diámetros que habitualmente se mueven entre los 43 y 45 mm. Tiene una altura de 13,7 mm, pero está tan bien hecho que en la muñeca parece más pequeño y, como se ve en las fotos, no tiene que pelearse con los puños de una camisa de vestir.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-3-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-27-HorasyMinutos

La caja del Vacheron Constantin Overseas Chronograph sigue estando construida en tres secciones que en un futuro podrían servir para incorporar nuevos materiales, aunque no veo yo a VC haciendo una caja de fibra de carbono (es más, rogaría que no lo hiciera). Mantiene el contraste entre la carrura satinada y el bisel pulido a espejo que lo hace tan distinguido. La corona sigue estando roscada (tiene una hermeticidad de hasta 15 bares) y los pulsadores del cronógrafo tienen buen tamaño pero su altura no llega a la de la corona, por lo que aunque están roscados mantienen una presencia sólida pero no apabullante.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-15-HorasyMinutos

vacheron-constantin-overseas-chronograph-31-horasyminutos

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-10-HorasyMinutos

Antes de hablar de la esfera vamos a ver un momento el calibre, por aquella está directamente influida por éste. Como ya he dicho el Vacheron Constantin Overseas Chronograph integra un movimiento completamente desarrollado por la manufactura, el llamado 5200. Es un motor automático con una frecuencia de 4 hercios y una reserva de marcha de 52 horas; mi única pega, por cierto: un desarrollo nuevo debería haber incluido al menos 72 horas de reserva de marcha. Es un calibre perfectamente ejecutado y muy bonito de ver. Entre los puentes se puede apreciar la rueda de pilares con la Cruz de Malta central, mientras que la decoración del rotor de oro imita una Rosa de los Vientos. Además la triple decoración de la masa oscilante (graneado, liso y satinado) la hace aún más atractiva, compensando sobradamente la pérdida de visión del calibre completo.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-9-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-8-HorasyMinutos

Como el calibre tiene 30,6 mm de diámetro su tamaño resulta perfecto para el de la caja, resultando en una esfera perfectamente equilibrada y con todos los elementos donde tienen que estar. Las tres subesferas están bien pegadas a los extremos del dial, lo mismo que ventana de fecha que queda bien arropada por los índices cuarto y quinto. Así el centro de la esfera queda despejado hasta el punto que un nombre tan largo como Vacheron Constantin, que compromete el equilibrio estético por su extensión, queda perfectamente ubicado. Y cabe incluso la Cruz de Malta y la ciudad de origen. A esa sensación de espacio contribuye, y no poco, que la cronométrica se haya implementado en el perfil exterior y vertical de la esfera, de manera que no sature la parte principal de la faz del reloj.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-28-horasyminutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-5-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-24-HorasyMinutos

El Vacheron Constantin Overseas Chronograph está disponible con tres colores de esfera: plateado, azul y marrón. Las tres acompañan la caja de de acero, pero la plateada la encontramos también en la versión de oro. Para esta tercera versión del reloj se ha recuperado una grafía de los numerales que usaba Vacheron y que sustituye a la que se veía en las subesferas de la versión anterior. En la versión marrón y azul los minutos se sitúan sobre una franja con satinado circular que interrumpe la decoración rayos de sol. Este efecto, unido al de las subesferas en bajorrelieve y guilloché circular, crea una imagen elegante y sumamente atractiva, con una lectura intachable de todos los datos. Vacheron ha añadido SuperLuminova tanto en índices como en manecillas principales, casi una obligación en un cronógrafo.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-6-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-21-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-11-HorasyMinutos

Otra novedad importante del nuevo Vacheron Constantin Overseas Chronograph es la posibilidad de cambiar las correas y brazaletes con un solo clic. Cada vez queremos un reloj más personal, único, y la forma de conseguirlo -salvo que se tenga suficiente dinero como para encargar una versión exclusiva creada para uno mismo- es cambiando la correa. Es un negocio monumental al que pocas marcas de alta relojería se han enfrentado correctamente. Salvo Panerai (o Hublot), que lo entendió hace mucho y siempre que te enseña un reloj te saca una caja con diferentes tipos de correas, lo que al final puede redundar en unos cuantos cientos de euros más en la factura. Y no están las cosas como para despreciar nada.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-29-horasyminutos

Pues bien, VC ha desarrollado un sistema muy sencillo que con una presión sobre la pestaña del brazalete o correa hace que se desprenda. Casi igual de sencillo es poner otra correa. Digo casi porque tiene su truquillo, pero una vez que lo aprendes es muy fácil. En la foto de aquí abajo se ven las correas que estaban expuestas en el SIHH 2016, pero sin duda Vacheron irá expandiendo la gama. ¿Se extenderá a otras gamas de la casa? No es fácil imaginarse un Patrimony con una correa de caucho, y además las cajas no están preparadas para ello; pero nunca se sabe.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-30-horasyminutos

En cualquier caso el brazalete de acero sigue siendo fantástico, con los eslabones en forma de Cruz de Malta cuya parte frontal está cepillada mientras que la parte interior está pulida. Esto hace que cuando lo llevas puesto se produzca un contraste de luces que lo convierte en uno de los más distinguidos del mercado, y además es comodísimo de llevar.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-4-HorasyMinutos

Por si acaso no ha quedado claro, lo repito: el reloj queda muy bien en la muñeca porque tiene un equilibrio perfecto entre deportividad y elegancia. A decir verdad no es un reloj deportivo sino más bien un “informal elegante”, porque no hay situación de la que no salga airoso.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-2-HorasyMinutos

Los Vacheron Constantin Overseas Chronograph ya están llegando a las tiendas después de una larga espera y sus precios son acordes con los niveles de perfección de la casa. La versión en acero tiene un precio de 31.400 euros, mientras que la versión en oro rosa cuesta 53.200 euros. Recordemos que los relojes ostentan el sello Punzón de Ginebra, que examina todo el reloj y que tiene una lista de requerimientos que los sitúa muy por encima de la media. Más información sobre los relojes y el Punzón de Ginebra en VacheronConstantin.es.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-26-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-17-HorasyMinutos

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-14-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-3-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-12-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-16-HorasyMinutos

vacheron-constantin-overseas-chronograph-32-horasyminutos



En la muñeca: Montblanc 4810 Orbis Terrarum

montblanc-4810-orbis-terrarum-11-horasyminutos

El año pasado Montblanc sorprendió con reloj de horas mundiales muy bien hecho y muy atractivo, el Heritage Spirit Orbis Terrarum, que además tenía un precio nunca visto en un reloj con una de las complicaciones más apreciadas. Este año nos presenta una variación del mismo que responde al nombre de 4810 Orbis Terrarum, una iteración atrevida e incluso más atractiva, de la que vamos a ver todas las especificaciones y el precio.

 

montblanc-4810-orbis-terrarum-3-horasyminutos

El nuevo 4810 Orbis Terrarum se llama así porque, aunque sea básicamente igual que el anterior, milita en la familia 4810, que celebra los 110 años de la manufactura.  Es uno de esos cambios que no se entienden bien porque el reloj no comparte ninguno de los rasgos estéticos de la colección y sí muchos con los de la línea Heritage Spirit, en la que por cierto sigue su hermano mayor. Está un poco en la línea de lo que nos comentaba Davide Cerrato (director de la línea de productos de la casa) la conversación que mantuvimos con él y que se puede leer en este artículo. Pero sea la colección que sea el reloj tiene méritos como para le dediquemos su propio reportaje.

montblanc-4810-orbis-terrarum-8-horasyminutos

Si hay alguien que no desea leer la entrada -o ver el vídeo- sobre el modelo original que publicamos en su momento, diré que este reloj mundial tiene una construcción visualmente fácil de leer gracias a un complejo sistema de discos. En efecto, la esfera tiene un disco de zafiro en el que se han ahuecado los continentes, de manera que según va girando la esfera -que imita al globo terráqueo visto desde el Polo Norte- se ve como se hace de noche en los distintos puntos del globo y de día en los opuestos. Por supuesto también va girando la esfera exterior con 24 ciudades que representan los 24 husos horarios.

montblanc-4810-orbis-terrarum-7-horasyminutos

Pen en este 4810 Orbis Terrarum además del día y la noche se pueden ver las distintas zonas climáticas del globo, representadas en una gama de colores que va del amarillo al rojo. Es obvio que no es un mapa detallado, pero sí te da una idea muy gráfica de la división del Planeta. Aunque, al paso que vamos con el cambio climático, desafortunadamente esta va a ser la parte del reloj que se quede obsoleta más rápidamente. A pesar de encontrar tanta información en la esfera la lectura de la hora local es instantánea, gracias a unas manecillas bien definidas, con el tamaño adecuado y facetadas para distinguirlas en cualquier situación.

montblanc-4810-orbis-terrarum-5-horasyminutos

montblanc-4810-orbis-terrarum-1-horasyminutos

El movimiento del 4810 Orbis Terrarum es, podríamos decir, de “semimanufactura”, ya que la base del calibre es un Sellita sobre el que Montblanc ha montado su propia complicación de horas mundiales. Esto tiene un efecto inmediato en el coste final de producto, al que sin embargo Montblanc sigue sometiendo a su test de 500 horas. Este test evalúa el reloj completo tanto en lo que se refiere al funcionamiento cronométrico como al del conjunto ya terminado (hermeticidad y acabados). El calibre es visible gracias al cristal de zafiro del fondo que nos permite disfrutar del perlage y las Côtes de Genéve del rotor.

montblanc-4810-orbis-terrarum-2-horasyminutos

El conjunto se aloja en una caja de acero -las circunstancias actuales obligan a aquilatar precios- de 41 mm pulida a espejo y con unas asas resueltas con acierto para que el reloj se acomode sobre la muñeca comme il fault. Al ser un calibre automático con un módulo superpuesto la altura resultante no es de las más discretas del mercado, pero el reloj se lleva bien con los puños de la camisa. A las siete aparece un pulsador de buen tamaño para accionar el cambio horario de la esfera global.

montblanc-4810-orbis-terrarum-6-horasyminutos

El 4810 Orbis Terrarum se ata a la muñeca con una correa de aligátor negra que en las asas se curva para ofrecer más comodidad; y lo consigue, porque se lleva muy bien. Pero si quieres disfrutar del reloj de una manera distinta, Montblanc ha lanzado el 1810 Orbis Terrarum Pocket Watch Edición 110 años, una preciosa edición de bolsillo que además compite en el Gran Premio de Relojería de Ginebra 2016, cuya lista de candidatos se puede ver aquí.

montblanc-4810-orbis-terrarum-pocket-watch-edition-110-years-4-horasyminutos

montblanc-4810-orbis-terrarum-pocket-watch-edition-110-years-3-horasyminutos

montblanc-4810-orbis-terrarum-pocket-watch-edition-110-years-2-horasyminutos

montblanc-4810-orbis-terrarum-pocket-watch-edition-110-years-1-horasyminutos

El 4810 Orbis Terrarum es, creo yo, una apuesta de Montblanc por atraer a un cliente más joven que le gusta relojería y todo lo bello de sus complicaciones, pero no tiene todavía ganas de hacer el tránsito a lo clásico clásico, por así decir. La esfera tan colorida puede echar atrás a ese cliente más mayor para el que la versión original del Orbis Terrarum es perfecta por ser más sobria, pero dota al reloj de un toque desenfadado que permite verlo en ambientes más distendidos sin que su portador titubee. El cuerpo del reloj reafirma una personalidad más atrevida de lo que suele ser habitual en una complicación de este tipo, por lo que una vez más creo que será más apreciada por un público joven. Y, por lo mismo, no acabo de entender el por qué la diferencia de precio con la versión anterior. El 4810 Orbis Terrarum tiene un precio de 6.000 euros, mientras que el Heritage Spirit Orbis Terrarum original 4.990 euros. No entiendo de dónde salen esos 1.000 euros extra. Aún así es un precio muy atractivo para una alta complicación como es esta. Ya está disponible en las boutiques de la marca y en su e-boutique. Más información en Montblanc.es.

montblanc-4810-orbis-terrarum-10-horasyminutos

montblanc-4810-orbis-terrarum-9-horasyminutos

 



El nuevo TAG Heuer Autavia 2017 en la Heuer Collectors Summit

 heuer-collectors-summit-25-horasyminutos

El pasado lunes y martes 12 y 13 tuvo lugar en la sede de TAG Heuer en La Chaux de Fonds el Heuer Collectors Summit, continuación del que tuvo lugar en 2013. en el que unos cuantos privilegiados coleccionistas intercambiaron conocimientos, experiencias y sobre todo tesoros relojeros de antes de 1985, fecha en que el conglomerado TAG compró la compañía. Una tribu entusiasta y feliz que esta vez estaba acompañada por la prensa del sector.

 

heuer-collectors-summit-26-horasyminutos

El Heuer Collectors Summit incluyó la visita a la factoría de la sede central de La Chaux de Fonds, la fábrica de cajas de Cornol y la de calibres en Chevenez. En la factoría central pasamos por los distintos estadios de ensamblaje de los relojes, en las que se puede ver cómo,  aunque diversas etapas de la fabricación del relj se hacen a mano, hay cada vez más fases constructivas que están mecanizadas. Personalmente en este segmento de relojes yo no echo de menos las labores manuales ni considero que sea una especie de “relojería de clase B”. Bien al contrario, cuanta más industrialización más barato será construir y mejores y más precisos serán los productos finales. Eso redunda (como quería Jean-Claude Biver) en precios más bajos y una mejor percepción por parte del cliente final. De paso pude probarme alguno de los relojes producidos en la anterior etapa de TAG Heuer. Relojes como el Carrera Mikropendulum o el Carrera Mikrograph fueron los que desviaron a la marca de su público objetivo, pero fueron grandes desarrollos por sí mismos que ahora, desafortunadamente, están en su mayor parte olvidadas.

heuer-collectors-summit-3-horasyminutos

Curiosamente los que llevan bata son los visitantes, no los trabajadores

heuer-collectors-summit-6-horasyminutos

heuer-collectors-summit-5-horasyminutos

heuer-collectors-summi-5-horasyminutos

Seguramente la parte más interesante del Heuer Collectors Summit fue la visita a la sala de restauración, en la que su director fue desgranando los distintos procesos que se llevan a cabo para recuperar piezas antiguas. Puede ver un precioso Mikrograph sobre la mesa de trabajo y me probé el Skipper (un reloj para regatas) que del propio director de la sección. Aunque lo más llamativo fue una caja fuerte que contenía montones de esferas de modelos antiguos, prueba de que el servicio se va a poder seguir garantizando durante mucho tiempo.

heuer-collectors-summit-27-horasyminutos

heuer-collectors-summi-8-horasyminutos

heuer-collectors-summit-8-horasyminutos

heuer-collectors-summit-7-horasyminutos

El Heuer Collectors Summit contó además con la presencia de Jack Heuer. Tras la visita a la fábrica volvimos a la sala de reuniones, llena por completo hasta el punto que muchos asistentes tuvieron que quedarse de pie. En un lateral de la sala había una exposición de numerosos relojes antiguos, tanto de muñeca como de tablero de mandos.  Para quien no lo sepa durante muchos años Heuer produjo instrumentos para pilotaje, tanto en tierra como en el aire. Tanto es así que “Autavia” viene de una contracción de AUTomóvil y AVIAción. En este artículo hay una detallada historia de la marca.

heuer-collectors-summi-26-horasyminutos

heuer-collectors-summit-4-horasyminutos

heuer-collectors-summit-12-horasyminutos

heuer-collectors-summit-11-horasyminutos

Jack Heuer  pronunció una conferencia sobre el devenir de su vida, a la que él mismo llamó “Luck or Destiny?” (¿Suerte o Destino?). Lo hizo llevando su Carrera 80, creado en 2012 para su 80 cumpleaños. Después, además de firmar su autobiografía, estuvo abierto a cualquier pregunta que se le quisiera hacer. Parece mentira cómo una persona de su importancia en la relojería contemporánea puede ser tan humilde y afable. Poder charlar con él es uno de esos lujos que a veces te concede la vida.

heuer-collectors-summit-13-horasyminutos

Esta es la muñeca del señor Heuer con su reloj, que en la trasera lleva el escudo de su familia

Esta es la muñeca del señor Heuer con su reloj, que en la trasera lleva el escudo de su familia

heuer-collectors-summi-19-horasyminutos

Pero lo más curioso es que el Summit estaba lleno de periodistas, particularmente de periodistas de páginas web, lo que no tenía mucho sentido en sí mismo porque un evento como el Heuer Collectors Summit es casi marginal, y normalmente se cubre con las notas de prensa de la compañía. ¿Por qué entonces? La respuesta la encontramos casi al final de la visita a la factoría, cuando tuvimos acceso al nuevo TAG Heuer Autavia.

heuer-collectors-summit-9-horasyminutos

La foto oficial del reloj sin acabar

Si recuerdas el pasado marzo TAG Heuer lanzó una campaña para elegir el nuevo Autavia. Fue un proceso excitante en el que en tres rondas se iban descartando candidatos para llegar a un ganador, que finalmente fue el Autavia Referencia 2446 Mark 3, The “Rindt” Autavia.

Heuer-Autavia-Reference-2446-Mark-3-1966-Rindt-Autavia-Horasyminutos

El Autavia “Rindt” original de 1966

Según supimos en el Heuer Collectors Summit también se consultó a los grandes coleccionistas, que colectivamente votaron que preferían un cronógrafo manual y por supuesto sin fecha, como el original. Pues bien, el nuevo TAG Heuer Autavia 2017 llevará un movimiento automático y ventana de fecha a las 6. Se dijo durante la presentación que el comprador de relojes medio prefiere esas dos características. Sin embargo, en una entrevista con Jean-Claude Biver me dijo que no querían hacer una imitación perfecta del modelo original porque eso desprestigiaría el reloj antiguo, le quitaría su legitimidad. ¿Dónde está la verdad? Hacer un modelo homenaje sería carísimo porque para empezar TAG no tiene un cronógrafo manual, y además no estaría en consonancia con la filosofía de la empresa que, recordemos, nunca ha sido elitista. Así que supongo que hay verdad en ambas afirmaciones.

heuer-collectors-summit-28-horasyminutos

El nuevo Autavia en el centro, con su inspiración a la derecha

heuer-collectors-summi-10-horasyminutos

La caja tiene 42 mm de diámetro (en vez de los 38 del original) y una altura aún por determinar porque el calibre no está acabado, pero rondará los 15 mm. Cuando se lance definitivamente el reloj en el próximo Baselworld 2017 habrá tiempo para analizar todos los pequeños detalles, pero por ahora digamos que el reloj se moverá gracias al nuevo calibre Heuer-03, descendiente directo del nunca visto CH80 calibre. Si somos capaces de obviar la ventana de fecha, el reloj es muy chulo y además, tal como vimos en la mesa de diseño, se venderá no sólo con correa de cuero negra (no beis), sino que también, tal como pudimos ver en la sala de diseño asistido por ordenador, con un fantástico brazalete de 7 eslabones .

heuer-collectors-summit-1-horasyminutos heuer-collectors-summit-10-horasyminutos

La verdad es que acostumbrados al secretismo de la industria relojera el que TAG abriera el Heuer Collectors Meeting a la prensa y enseñara un modelo que aparecerá en 6 meses resulta refrescante. Pero todo tiene una explicación, y Mr. Biver no da puntada sin hilo: al darnos acceso al modelo consigue que se cree un runrún de fondo que con suerte se mantendrá vivo hasta el lanzamiento, de manera que se cree un deseo creciente entre los aficionados para que en cuanto se lance la gente lo compre inmediatamente. Me recuerda a aquellas veces en que Apple “se olvidó” accidentalmente el prototipo del iPhone que se iba a lanzar unos meses después. Esperemos que para cuando se lance TAG haya hecho acopio suficiente de piezas y no se produzca la escasez que hay ahora mismo con otros modelos de la casa. En relojería la escasez es, como vemos en numerosas ocasiones, un activo. Pero la ausencia prolongada de relojes para vender se convierte rápidamente en un pasivo de enorme peso.

heuer-collectors-summit-29-horasyminutos

No me cabe ninguna duda de que esta reinterpretación del Autavia se va a vender muy bien, porque el precio -al menos por ahora- resulta muy atractivo: CHF 4,800 (4.390 euros al cambio) con correa de cuero y de CHF 4,950 para la versión con milanesa (unos 4.530 euros). Eso son los precios que se paga ahora por un Valjoux 7750, mientras que en este caso te llevas un neo-vintage muy bien realizado con un movimiento de manufactura.

heuer-collectors-summit-15-horasyminutos

Tras la conferencia de Jack Heuer en el Heuer Collectors Summit pudimos disfrutar del Museo de TAG Heuer, lleno de piezas interesantes y que por sí solo merecería una visita guiada.

heuer-collectors-summit-14-horasyminutos

heuer-collectors-summit-16-horasyminutos

heuer-collectors-summi-20-horasyminutos

heuer-collectors-summi-17-horasyminutos

Heuer 2915A, el primer reloj suizo en el espacio (1962)

Mientras los coleccionistas presentes en el Heuer Collectors Summit disfrutaban de diversas mesas redondas, nosotros tuvimos el privilegio de poder conversar con Jean-Claude Biver, director general de TAG Heuer. Es una conversación que se podrá leer aquí más adelante, porque es demasiado jugosa como para tener sólo un extracto. Curiosamente llegó Jack Heuer a mitad de la charla porque quería que Biver le firmara el libro sobre su historia (la de Biver), y allí estuvo esperando pacientemente hasta que Jean-Claude le atendió. Poder estar con ambos fue un privilegio.

heuer-collectors-summit-21-horasyminutos

La parte más lúdica -e impactante- tuvo lugar por la tarde, en el llamado “Tesla Challenge”. Y en efecto, fue un auténtico reto subirse en el Tesla Model S, que se pone a 95 Km hora en 2,3 segundos. Es uno de los 10 coches con más aceleración del mundo, pero no es eso lo que impacta: lo que te deja pegado al asiento (literalmente) es que la entrega de fuerza es instantánea, por lo que la sensación no es de aceleración sino de que te han disparado, que te han dado una brutal coz en el pecho. Es algo que no hay que dejar de experimentar, si se puede.  Absolutamente increíble.

heuer-collectors-summit-22-horasyminutos

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Tras un día intenso nos despedimos del valle de la relojería cenando en el Hotel Palafitte. No podría haber mejor lugar que éste, la verdad.

heuer-collectors-summit-32-horasyminutos

Como colofón a estos dos días tan intensos, a la vuelta a Madrid y bajo una tromba de agua que contrastaba con el tiempo maravilloso que habíamos disfrutado en Suiza, pasé por las oficinas de TAG Heuer en Madrid. En ellas pude comprobar en primera persona las instalaciones técnicas de la marca, en la que se puede dar servicio a todos los relojes (salvo quizá algún calendario perpetuo o relojes muy antiguos). Da tranquilidad saber que nuestras preciadas piezas pueden ser atendidas con absoluta fiabilidad en nuestro país.

heuer-collectors-summit-23-horasyminutos

Instalaciones de TAG Heuer en Madrid

heuer-collectors-summit-24-horasyminutos

Irónicamente fue en la oficina de Madrid donde vi un reloj realmente singular y que hubiera hecho las delicias de quien asistieron al Heuer Collectors Summit: un Calibre 11 militar, recubierto con PVD (de entonces, no actual) y en perfecto estado de conservación. Una gozada que puso punto final a dos días memorables.

heuer-collectors-summit-17-horasyminutos

heuer-collectors-summit-18-horasyminutos

Quiero por tanto agradecer públicamente y muy sinceramente a TAG Heuer su invitación, y partícularmente a Blanca Panzano (directora general de la marca en España) y absolutamente a Raquel Díez, ángel de la guarda y responsable de comunicación, publicidad y Relaciones Públicas de TAGHeuer.es.

heuer-collectors-summit-30-horasyminutos



En la muñeca: IWC Pilot’s Watch Timezoner Chronograph

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-9-HorasyMinutos

IWC presentó en el pasado SIHH 2016 de enero toda una colección de relojes de piloto entre los que destacaba este Pilot’s Watch Timezoner Chronograph, con una complicación de zona horaria muy poco vista a la que además añadió un cronógrafo flyback. Es decir, una pieza muy atractiva que vamos a diseccionar con fotos, vídeo y precios.

 

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-2-HorasyMinutos

Si te dejan el Pilot’s Watch Timezoner Chronograph y no te dicen nada sobre cómo funciona puedes estar un rato dándole vueltas, jugando con la corona y terminar frustrado. Cuando uno ve ciudades en el bisel inmediatamente piensa en un reloj que te da la hora de al menos 24 zonas horarias y que las manejas con la corona. Sin embargo cuando la giras ves que el bisel no se mueve, que sólo se mueve la manecilla horaria y la de la punta de flecha roja que NO marca una segunda zona horaria. Entonces, ¿cómo funciona el Timzoner?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-12-HorasyMinutos

Las pistas hay que encontrarlas en el nombre del reloj: Timezoner Chronograph; es decir, un cronógrafo que localiza horas. Y es que el bisel no te da todos los husos horarios, sino que, girándolo, sólo te dice la hora de la ciudad que quieras. En realidad es una tecnología que IWC compró a Mike Vogard, creador de los relojes Vogard, pero que ha mejorado enormemente. En los relojes de Vogard el funcionamiento era esencialmente el mismo, pero mucho menos refinado: el bisel tenía un protector que había que abrir para poder activar el bisel (como el gatillo de las coronas de Panerai, pero mucho más basto). Aunque la tecnología era muy prometedora Vogard no tenía dinero suficiente para seguir adelante con ella por sus propios medios, así que vendió la licencia a IWC. Huelga decir que la casa fundada por Florentine Ariosto Jones en 1868 refinó la tecnología hasta llevarla mucho más allá de lo que era originalmente. Casi 150 años creando piezas mecánicas se tienen notar por algún lado, ¿verdad?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-1-HorasyMinutos

El funcionamiento del Timezoner Chronograph es muy sencillo y a la vez muy fiable: una vez que se ha sincronizado tu hora de origen con la ciudad que figura en el bisel, presionando con el índice y el pulgar vas girando el bisel en un sentido o en otro para llevar la ciudad donde te encuentres hasta las doce. Al hacerlo la manecilla horaria y la de 24 horas, que tiene la punta roja, se van moviendo junto al bisel. Está manecilla está muy bien resuelta porque es visible de un vistazo gracias a su llamativo lacado en rojo, pero sin embargo no molesta la lectura de la hora. Sí que podría interrumpir la lectura de los tiempos del cronógrafo si coincidieran las tres manecillas, pero con simplemente girar el bisel, leer y volver a girarlo se acaba el problema. Porque el giro es rapidísimo.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-6-HorasyMinutos

El engranaje que hace posible el movimiento está muy bien realizado: se mueve de manera sencilla y sin esfuerzo pero a la vez cada vez que llega a un nuevo punto horario queda anclado firmemente, sin holguras. Y es que este Timezoner Chronograph ha tomado también el bisel giratorio interno del Aquatimer, llamado SafeDrive,  de manera que el bisel interior controla el movimiento del externo. El resultado es, como digo, un verdadero placer de usar. Es decir, el Timezoner Chronograph no te da la hora en todo el mundo de manera automática, pero qué te puede gustar más que interactuar con el reloj todo el rato.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-7-HorasyMinutos

Además el bisel señala también las zonas que tienen horario de verano con una S (de Summer, en inglés, o Sommer en alemán). Basta con deslizar el bisel hasta hacer coincidir la S con el triángulo de las 12 (obligado en un reloj de piloto) para tener la ciudad en horario de ahorro de energía. ¿Sencillo, verdad? Pues es una nueva patente de IWC. Pero además el Timezoner es un cronógrafo flyback, es decir, que la manecilla central vuelve a cero presionando el botón a las cuatro sin tener que parar primero la marcha. El cronógrafo puede medir tiempos de 60 minutos y hasta 12 horas, que se leen en la subesfera a las 12. Todo ello gracias al calibre automático de manufactura 89760 que se mueve a 4 hercios y tiene 68 horas de reserva de marcha. Está tapado por una imagen del avión Junkers JU 52, que en los años 30 volaba por los cinco continentes. Es por tanto una imagen perfecta para el reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-4-HorasyMinutos

El Timezoner Chronograph tiene una caja de acero 45 mm de diámetro y 16 y medio de altura, lo que directamente le coloca dentro de la gama de relojes grandes. Pero el color negro ayuda a reducir la sensación de tamaño, mientras que los pulsadores de cronógrafo no son de pistón, lo que también reduce visualmente la superficie. Lo mismo se puede decir de la corona que, sin ser pequeña, tiene un tamaño que no aumenta visualmente las dimenosiones del reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-3-HorasyMinutos

Pero sobre todo está bien equilibrado, asentándose bien sobre la muñeca en no poca medida gracias a la correa negra de Santoni, que se cierra sobre la muñeca mediante su hebilla desplegable. El Timezoner Chronograph se lleva por tanto muy bien sobre el pulso, y además tiene una apariencia marcada pero incluso sobria para sus hechuras. Tiene un precio de 13.500 euros, por el que te llevas un reloj con calibre de manufactura, con cronógrafo y con una complicación tan poco vista como atractiva. El reloj ya está disponible en la boutique de la marca. Más información en IWC.es.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-11-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-10-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-13-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-8-HorasyMinutos

 



Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-13-HorasyMinutos

El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, presentado en el pasado SIHH 2016, es una demostración (que no la única), del dominio que la manufactura tiene de las complicaciones de la alta relojería. Pero es además un ejemplo de la maestría industrial de esta casa suiza de alma italiana. Vamos a ver lo mucho y muy jugoso que nos ofrece.

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-8-HorasyMinutos

No es la primera vez que oigo a aficionados de la relojería, cuando se encuentran ante una pieza como este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, expresiones como “eso no es Panerai”, o un más despectivo “a qué se meten”. Pues yo, que nunca pretendería entrar en el grupo de los Paneristi porque ni de lejos sé todo lo que saben ellos, yo, decía, creo que este reloj es muy Panerai. Más aún, es casi la sublimación del espíritu Panerai.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-4-HorasyMinutos

Como todos sabemos el origen del Panerai que conocemos son los relojes-instrumento que creó para la Marina italiana. Por tanto eran máquinas sin excesivas preocupaciones por los oficios decorativos tradicionales; duras, funcionales, casi toscas. Eso por supuesto ha cambiado, pero mira ahora la foto del reloj y piensa: ¿qué hay en este Panerai que se corresponda con el ADN de la marca? Sí, es complicado, pero la construcción tiene ese aspecto poderoso y “al grano” que caracteriza a un buen instrumento. Incluso la rejilla del esqueletado recuerda a las que permiten ver pero a la vez separan los motores de las máquinas de aquellos que las manejan.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-12-HorasyMinutos

La caja de titanio, de 47 mm de diámetro, es otro ejemplo de industrialización. Está hecha gracias a la técnica de Sinterizado Directo de Metales por Láser (DMLS, en sus siglas en inglés). Básicamente consiste en crear un diseño 3D por ordenador que posteriormente se secciona en capas 2D de 0,02 mm de altura y se envía a la impresora de sinterizado. En ella hay una placa de metal sobre el que un difusor extiende polvo del metal deseado (en este caso, obviamente, titanio). El láser de fibra óptica “dibuja” la capa sobre el polvo y el calor que transmite lo fusiona. A continuación se vuelve a espolvorear titanio y se vuelve a activar el láser, y así sucesivamente. Es una técnica excelente cuando se quieren crear formas complejas. Este vídeo -en inglés- lo explica muy bien.

Al final resulta una caja que está hueca por dentro pero es igual de resistente y muy ligera. Porque este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es extraordinariamente leve sobre la muñeca. Y por supuesto el satinado de la caja es perfecto, como perfecto es su contraste con el pulido del bisel.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-11-HorasyMinutos

Con ser un GMT, una de las complicaciones más útiles en estos tiempos, lo que de verdad merece destacar es el tourbillon. El calibre P.2005 apareció en 2007 para mostrar el primer tourbillon de la casa, muy diferente a los otros torbellinos del mercado. Y muy Panerai también, porque huye del estilismo clásico de las cajas de tourbillon habituales para darle una presencia muy de motor, con esos bordes y ángulos afilados. Lo que no quita el trabajo de decoración, porque tiene biseles y laterales pulidos y superficies cepilladas. Además conserva el color de acero, lo que contrasta con el mate del resto del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-14-HorasyMinutos

Además el tourbillon no gira en el mismo plano que la platina sino que  en posición perpendicular, y hace dos rotaciones por minuto; es decir, un giro completo cada 30 segundos. ¿Cuántas casas hacen tourbillones así? Ahora mismo pienso en la reina de los tourbillones, Greubel Forsey, o los Gyrotourbillones de Jaeger-LeCoultre (el último ejemplo que vimos fue el Reverso Gyrotourbillon, que se puede ver en vídeo en esta entrada). Concretamente Greubel Forsey tiene en su catálogo un tourbillon de 30º y un giro cada 24 segundos, pero a unos precios que multiplica el del Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio varias veces.

El tourbillon de Panerai es una solución muy bien pensada y de un mérito que no creo que haya sido reconocido suficientemente. Y me gusta especialmente lo bien que se siente dentro de la filosofía de la marca. No estamos ante “un reloj con tourbillon”, sino que el mecanismo parece un componente más del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-5-HorasyMinutos

Me encanta este P.2005-T. Tiene un aire, una vez más, industrial pero al estilo antiguo. ¿No te parece que podrías ver al Charles Chaplin de Tiempos Modernos moviéndose entre sus engranajes? Más aún, los puentes están sujetos con tornillos de Allen (con cabeza hexagonal).  Y el indicador de reserva de marcha (de seis días, gracias a sus tres barriletes) nunca ha parecido más técnico que aquí. Por último el volante se mueve a 4 hercios. Como el calibre también está fabricado en titanio el peso se reduce un 35% con respecto a la versión esqueletada del P.2005.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-6-HorasyMinutos

Uno de los problemas de las esferas esqueletadas es la inherente pérdida de legibilidad. Pues hasta en eso el Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio se defiende bien, gracias a que el blanco de los numerales e índices destaca mucho sobre el gris del titanio, aumentando de paso la sensación de tridimensionalidad. Y sobre todo porque las espadas horarias está perfectamente perfiladas por bordes azules (el azul Panerai, como en los pespuntes de la correa), al igual que las otras tres agujas del reloj. Y eso a pesar del cristal de zafiro curvado, con esa capacidad tan suya para producir reflejos que te vuelven loco cuando quieres sacar fotos.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-1-HorasyMinutos

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-3-HorasyMinutos

Panerai-Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-18-HorasyMinutos

La aguja del GMT se distingue perfectamente de las manecillas horarias por su menor longitud y sobre todo por la punta de flecha. A las 3  aparece un indicador am/pm y  a las 9 el pequeño segundero, además de un indicador de 24 horas minimalista: tan solo un círculo luminiscente.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-7-HorasyMinutos

La ligereza del reloj que tanto he mencionado es fundamental a la hora de atarlo a la muñeca -con una preciosa correa de aligátor color antracita-. 47 mm de diámetro es como para pensárselo, pero al ser tan leve sobre el brazo –sólo 80,9 gramos– en seguida te haces con él. O por lo menos te haces con él durante el rato en que lo llevas puesto, porque para hacerlo de manera permanente hay que pagar su precio, que es de 139.000 euros. El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es una serie limitada a 150 unidades que se puede adquirir en cualquiera de las dos boutiques de Panerai en Madrid, pero hay que hacerlo bajo pedido. ¡Qué gusto debe dar eso, ir y pedirlo! Más información en Panerai.es.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-10-HorasyMinutos

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-9-HorasyMinutos

 

 

 



Piaget Limelight Stella: modelos y precios

Piaget-Limelight-Stella-14-Horasyminutos

Piaget ha lanzado este año una nueva versión de su reloj femenino Limelight. En realidad podría haber comenzado su propia colección porque son muy diferentes a los que ya había y además mucho más ponibles. Son los superfemeninos Piaget Limelight Stella, de los que vamos a repasar los tres modelos y sus precios.

 

Piaget-Limelight-Stella-17-Horasyminutos

Para quien sea aficionado a las colecciones de Piaget -y hay que serlo porque tiene unas propuestas más que interesantes, y no sólo el Altiplano– es probable que la forma del Piaget Limelight Stella le suene, y con razón. En el SIHH 2012 Piaget lanzó el Gouverneur, un reloj de vestir sin duda distinto y que además ofrecía toda una gama de complicaciones.

Piaget-Gouverneur-Tourbillon-Moonphase-Horasyminutos

Piaget Gouverneur con tourbillon y fases lunares

A mí el juego de círculos y elipses que propuso el Gouverneur siempre me ha gustado mucho, me ha parecido muy elegante, distinto y distintivo. También es verdad que desde que se lanzó hace ya casi cinco años no hemos vuelto a saber nada del reloj, y no sé si será por falta de tirón comercial. Si en algo soy bueno yo es en equivocarme, pero no me extrañaría que en el SIHH 2017 viéramos algo nuevo del modelo. Una versión en acero tendría toda mi aprobación, por ejemplo, pero no creo que vaya a ocurrir dada la apuesta por ese metal en los nuevos Piaget Polo S que presenté en este artículo. Pero volvamos al PIaget Limelight Stella.

Piaget-Limelight-Stella-11-Horasyminutos

Piaget-Limelight-Stella-7-Horasyminutos

Como se puede ver el parecido es más que razonable y sobre todo muy resultón. El bisel es circular en la parte que apoya sobre la carrura mientras que se vuelve elipsoidal en la parte superior en que acoge al cristal de zafiro. La misma elipse  la encontramos conformando la esfera, que sin embargo dibuja un círculo en la parte interior.

Piaget-Limelight-Stella-10-Horasyminutos

Piaget-Limelight-Stella-4-Horasyminutos

Pero antes de centrarnos en la esfera digamos que la caja tiene 36 milímetros de diámetro y está realizada en oro rosa, oro rosa con bisel engastado con 126 diamantes y oro blanco con la misma cantidad de diamantes. Los diamantes están dispuestos en dos filas laterales que acaban en una sola en los extremos superiores e inferiores, acentuando el juego de las elipses.

Piaget-Limelight-Stella-15-Horasyminutos

La esfera en todos los Piaget Limelight Stella es de color blanco roto sobre la que se aplican índices en oro rosa o blanco, material que también se usa en las agujas delfín facetadas, en el segundero central y en los bordes que perfilan la ventana de fases lunares. Esta ventana es el gran punto de atención de la esfera, y con razón: está muy bien realizada porque equilibra con delicadeza la representación de una luna “real” con el romanticismo inherente a esta complicación. Está enmarcada por un bisel en forma de uve engastado con 14 diamantes, mientras que a la luna le acompañan estrellas e incluso una constelación.

Piaget-Limelight-Stella-13-Horasyminutos

La luna de la versión de oro blanco es aún más real porque está lacada en gris, igual que la constelación. Es más “astronómica”, si se quiere, y pega muy bien con el aire más sobrio del oro blanco (y eso que el bisel está engastado con brillantes). Yo veo a este reloj, además de en una gala, en un ambiente de oficina sin ningún problema. Es muy femenino pero con un toque formal.

En los tres modelos el cielo nocturno se complementa con el segundero central cuyo contrapeso es una estrella de seis puntas, esta sí, absolutamente romántica. Muy buen detalle. Llama la atención además que Piaget ha preferido no insertar una ventana de fecha para no romper el equilibrio estético, aunque tampoco descartemos que en futuras iteraciones aparezca (como en el Gouverneur).

Piaget-Limelight-Stella-18-Horasyminutos

El reloj se mueve gracias al calibre automático de manufactura Piaget 584P, visible a través del cristal de zafiro del reverso. El mecanismo que mueve la fase lunar es muy preciso, ya que sólo necesita ser ajustado cada 122 años. Se mueve a 21.600 alternacias a la hora y tiene todos los acabados de la alta relojería: platina con graneado circular, puentes biselados, Côtes de Genève circulares, tornillos azules y el escudo de armas de Piaget grabado en blanco sobre negro o sobre oro rosa, según la versión.

Piaget-Limelight-Stella-6-Horasyminutos

Piaget-Limelight-Stella-3-Horasyminutos

Como ya se ha visto en las fotos el reloj queda estupendo en la muñeca. Es ultra femenino y muy personal, distinto a los relojes de mujer con fases lunares. En general a los aficionados a los relojes nos gusta que nuestras piezas sobresalgan de la media y más aún si, como ocurre en el mercado femenino, hay en los relojes un componente de moda que es innegociable. De ahí el mérito del Piaget Limelight Stella, porque aúna alta relojería con un diseño especialmente pensado para la mujer. No es de extrañar que ganara el premio al mejor reloj femenino en el SIAR 2016.

Los precios de los modelos son: versión en oro rosa: 22.000 euros. La versión de oro rosa y diamantes engastados cuesta 30.800 euros. Por último, la versión en oro blanco tiene un precio de 31.900 euros. Y por cierto: la pulsera que aparece en las fotos es el Brazalete Piaget Rosa, con un precio de 870 euros. Más información en Piaget.es.

Piaget-Limelight-Stella-14-Horasyminutos

Piaget-Limelight-Stella-16-Horasyminutos

Piaget-Limelight-Stella-12-Horasyminutos

 



En la muñeca: Greubel Forsey Signature 1

Greubel-Forsey-Signature-1-4-HorasyMinutos

El nuevo Greubel Forsey Signature 1 fue una sorpresa cuando se presentó en el SIHH 2016 porque, al contrario de lo que es habitual en la colección de la manufactura, el reloj encargado al relojero Didier Cretin es muy sencillo en su presencia, pero sin abandonar la altísima alta relojería que es la base genética de Greubel Forsey.

 

Greubel-Forsey-Signature-1-10-HorasyMinutos

Este Greubel Forsey Signature 1 es el resultado de un experimento, de una propuesta de los dos fundadores de la manufactura, Robert Greubel y Stephen Forsey. Su idea con la colección Signature es contar con relojeros excepcionales para que diseñen un reloj y después poner a su servicio el Atelier de la casa para hacerlo realidad bajo sus altísimos estándares de calidad en construcción y decoración. Para esta primera edición lo tuvieron fácil: llamaron a Didier Cretin, un relojero formado en la propia casa.

Greubel-Forsey-Signature-1-13-HorasyMinutos

Y el resultado es llamativo, cuando menos: el Greubel Forsey Signature 1 es un reloj extraordinariamente sencillo, alejado completamente de lo que solemos encontrar en los relojes de la casa. Es simplemente un reloj que marca horas y minutos y tiene un pequeño segundero. Nada de tourbillones dobles, inclinados o ultrarápidos. Es, sencillamente, el reloj más ponible de la marca. ¿Se podría entonces confundir con cualquier otro tres agujas del mercado? En absoluto. El reloj es completamente distinto a lo habitual y, dentro de su sencillez, sigue teniendo la marca de la maison.

Greubel-Forsey-Signature-1-9-HorasyMinutos

La caja tiene tan solo 41,4 mm de diámetro y 11,7 mm de altura, lo que le convierte en el reloj más pequeño de toda la colección y perfectamente combinable con cualquier atuendo que se quiera llevar. Recordemos que el otro reloj “simple” de la casa, el Tourbillon 24 hours Vision que les hizo ganar el Gran Premio de Relojería de Ginebra en 2015 -y que puedes ver aquí-, tenía una caja de 43,5 x 13,65 mm; y nos pareció un logro en su momento. Más aún, el Greubel Forsey Signature 1 no tiene ningún tipo de protuberancia en la caja ni en el cristal, otra de las características tradicionales de GF.

Greubel-Forsey-Signature-1-11-HorasyMinutos

Dentro de la caja es donde la cosa se pone interesante porque, a pesar de no ser cajas tan grandes ni tan altas como es habitual, el relojero ha conseguido crear una notable sensación de profundidad. Para ello ha escalonado los elementos -otro de los rasgos habituales de los relojes de GF-. La vista inmediatamente se posa sobre el gran dial descentrado con las horas y minutos y sus manecillas de acero azulado. La esfera está quebrada en la parte inferior, como le gusta a los dueños de la casa, para aumentar esa sensación de caída hacia el fondo del reloj.

Allí se encuentra el otro punto de referencia: un gran volante de 12,6 mm de diámetro que además se mueve a unas tranquilas 18.800 alternancias a la hora, por lo que se puede disfrutar del desempeño del espiral. Es casi como ver funcionar un antiguo reloj de pared. El volante está sujeto al fondo con un gran puente pulido hasta niveles de locura. Por encima, una preciosa esfera de pequeño segundero. Una belleza.

Greubel-Forsey-Signature-1-6-HorasyMinutos

El gran espacio abierto para el volante da ligereza al conjunto y permite apreciar el funcionamiento del reloj porque deja al descubierto -o casi- el tren de engranajes. Para aumentar esa sensación de ligereza el fondo se abre justo por debajo de las ruedas permitiendo que la luz que se cuele entre la caja y el brazo las ilumine.

Greubel-Forsey-Signature-1-12-HorasyMinutos

Capítulo aparte en el Greubel Forsey Signature 1, como en todos los relojes que crean, es la decoración, que es casi de maniáticos. Todos los bordes están biselados y pulidos a mano. Y cuando digo todos, digo hasta el último. La subesfera horaria está enmarcada por unos puentes decorados con Côtes de Genève mientras que el resto de la esfera se cubierto de una finínimo graneado negro sobre el que resalta el conjunto del escape y órgano regulador.

Greubel-Forsey-Signature-1-15-HorasyMinutos

Cuando das la vuelta al reloj ves aún más Greubel Forsey que en la esfera: el calibre -con un nombre sin complicaciones: GFS1- sigue el argumento sobre líneas racionales que hemos empezado a ver últimamente en la marca y que es muy distinta a la que era habitual, siempre muy barroca (por ejemplo).

Greubel-Forsey-Signature-1-7-HorasyMinutos

Aunque a mí me gustan los calibres tranquilos no soy muy fan de los dos puentes que aparecen en los extremos, con esa cierta forma de piezas de puzle. Pero lo que sí me gusta mucho es cómo se ve el barrilite y todo el tren de ruedas. Además, por supuesto, de los acabados, que jugando simplemente con el graneado y los pulidos de los biseles consiguen sin embargo resultar preciosos. Confirmación del adagio de que menos es más.

Greubel-Forsey-Signature-1-5-HorasyMinutos

El placer visual se extiende al momento en que te pones el reloj en la muñeca, donde encaja perfectamente y queda muy, muy bien. No creo que haya ningún aficionado a la relojería que no le gustaría llevarlo puesto. A mí desde luego me encanta. Y además es el más “asequible” de la colección, con todas las comillas necesarias en modelos de Greubel Forsey. Digamos antes que el reloj se va a hacer en edición limitada a 66 piezas: 11 en platino, 11 en oro rosa y 11 en oro blanco. Las demás serán ¡en acero! por primera vez y quién sabe si quizá la última, por lo que el valor para los coleccionistas es aún mayor. Esa es la versión que hemos visto aquí. Volviendo al precio, el Greubel Forsey Signature 1 en acero cuesta 150.000 francos suizos (138.000 euros al cambio), 170.000 francos suizos para las versiones en oro (156.000 euros) e indeterminadamente más para el platino. Seguramente el reloj de tres agujas más caro del mundo, pero a cambio es absolutamente exclusivo. Ojalá tuviera el dinero como para plantearme si comprarlo o no. Más información en GreubelForsey.com.

Greubel-Forsey-Signature-1-3-HorasyMinutos

Greubel-Forsey-Signature-1-2-HorasyMinutos



Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar: fotos en vivo y precios

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-11-HorasyMinutos

Los Clifton son los relojes perfectos si se quiere una pieza elegante, moderna y asequible, además de poder disfrutar de algunas de las complicaciones de la alta relojería. Este año la colección se ha completado con el Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar en tres versiones, el más complicado de la colección si exceptuamos la edición limitada con tourbillon.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-6-HorasyMinutos

El Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar es la culminación lógica de la gama Clifton, un reloj que desde que se lanzó en 2013 ha sido el favorito de todo el mundo. No sé si en ventas, pero desde luego en diseño. Su presencia inspirada en los relojes de la marca de los años 50 tiene sin embargo un indudable porte moderno, consiguiendo un equilibrio perfecto para apelar tanto al amante de la relojería tradicional como a generaciones más jóvenes que buscan dar un toque de estilo elegante a su modo de vestir y relacionarse.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-8-HorasyMinutos

Este Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar se presenta en tres configuraciones: acero y correa de piel, acero bicolor (bisel de oro rosa) y acero con brazalete. En los tres modelos la caja es de 43 mm de diámetro por 14,95 mm de alto. No es una caja pequeña, pero está tan bien ahormada que el reloj parece más pequeño de lo que es. Por otro lado tener una caja así le permite ofrecer mucha  información sin que se amontone. La caja presenta la clásica decoración satinado/pulido para hacerla más elegante, a lo que contribuye y mucho las asas, muy bien diseñadas, y los pulsadores del cronógrafo, con mucho estilo.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-1-HorasyMinutos

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-5-HorasyMinutos

El bisel se alza poderoso para acoger el cristal de zafiro, levemente curvado y con tratamiento antirreflejos para una visión perfecta de lo que ocurre en la esfera, que es mucho. Como ya he dicho éste es el Clifton más complicado de la gama, y además con complicaciones útiles -el calendario completo-, deseadas -el cronógrafo- y decorativas -fases lunares-. Aunque a primera vista pueda parecer complicado hacerse con la información en realidad es sencillo, especialmente porque Baume & Mercier ha agrupado las funciones por colores.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-10-HorasyMinutos

Así, las manecillas de horas y minutos y el pequeño segundero (a las 9) son de acero, y además están facetadas para que se lean mejor. La aguja del cronógrafo, el contador de 30 minutos (en la subesfera de las 12) y el de 12 horas (subesfera a las 6 horas), así como los índices pintados correspondientes de ambas subesferas son azules, que es además el color identificactivo de la colección Clifton.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-3-HorasyMinutos

Tiene además un indicador de 24 horas en la misma subesfera del pequeño segundero, pero tiene una forma distinta de la del pequeño segundero y además está dorada. A decir verdad nunca he acabado de entender los indicadores de 24 horas en relojes que no son de segundo huso horario. No sé que tendría que ocurrir para que miraras la hora y no supieras si es de día o de noche. ¿Quizá si alguna vez sales de una anestesia total y tienes el reloj en la mesilla de recuperación? Pero en fin, tampoco hace daño y añade un algo más al reloj.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-7-HorasyMinutos

El Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar es también un calendario completo. Ello significa que hay que corregir manualmente cualquier mes que no sea de 31 días. Para una corrección rápida tiene un pulsador a las 10 horas. En la subesfera superior tenemos dos ventanas para el día y el mes, perfectamente legibles. El número del día, como ya hemos visto en otros modelos Clifton, lo indica una manecilla central que señala, con una punta de flecha roja, al borde exterior de la esfera. Los numerales del mes tienen, afortunadamente, la misma tipografía que los de las horas. En las versiones bicolor y con brazalete las manecillas cambian el gris por el dorado -salvo la de 24 horas que se vuelve gris-, al igual que los índices. Son más bonitas y tienen un punto de mejor lectura por contraste con la esfera plateada. Por último en la subesfera inferior aparece la indicación de fases de luna, correcta pero demasiado espartana porque el firmamento carece de ornamentación.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-4-HorasyMinutos

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-17-HorasyMinutos

El reloj tiene esas funciones, en esa disposición y con esas indicaciones porque el calibre que monta es el Valjoux 7751, que no es otro que el archiconocido Valjoux 7750 pero con fases lunares e indicador de 24 horas. Es decir, el buen funcionamiento está asegurado durante años. Y por si acaso queda alguien que aún no los conoce, repito los datos fundamentales del movimiento: 4 hercios y 72 horas de reserva de marcha. Al contrario que con la fase lunar Baume & Mercer sí ha decorado el calibre, con perlado en los puentes y platinas y un rotor con Côtes de Genève y el nombre y símbolo de la marca. Todo ello visible a través del cristal de zafiro.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-2-HorasyMinutos

Ya he dicho antes que a pesar de sus medidas,  sensiblemente por encima de los límites que imponen los relojes de vestir sobre todo en altura, el reloj está perfectamente equilibrado y se lleva muy bien sobre la muñeca. El añadir unas asas curvadas, algo poco habitual cuando se lanzó el primer Clifton, le da un plus de comodidad. La piel es de aligátor y se cierra sobre la muñeca gracias a una hebilla desplegable y ajustable.

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-13-HorasyMinutos

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-12-HorasyMinutos

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-14-HorasyMinutos

Los Baume & Mercier Clifton Chronograph Complete Calendar ya están disponibles -desde hace tiempo, a decir verdad- en las tiendas, y su precios son: la versión de acero, 4.800 euros. La versión de brazalete aumenta el precio en 150 euros y por último la versión acero-oro rosa tiene un precio de 5.450 euros. El precio de la versión de acero es similar al de otros relojes que sólo tienen la función cronógrafo, por lo que me parece una propuesta muy interesante. Más información en Baume&Mercier.es 

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-9-HorasyMinutos

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-15-HorasyMinutos

Versión con brazalete de acero

Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-16-HorasyMinutos

Versión acero y oro rosa



A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase: fotos en vivo y precios

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-10-Horasyminutos

Con paciencia todo llega. Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase han comenzado a aterrizar a los distribuidores en versión de oro rosa u oro blanco. Veamos los dos modelos, con características técnicas y precios.

 

El Saxonia Moonphase fotografiado junto al Puente Rakotz en la sajona Kromlau, durante el plenilunio del pasado 20 de junio

El Saxonia Moonphase fotografiado junto al Puente Rakotz en la sajona Kromlau, durante el plenilunio del pasado 20 de junio

Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase pertenece a la colección más asequible de la gran manufactura sajona. Sin embargo, tal como se encargó de remarcar su Director General Wilhelm Schmid en la charla que tuve con él (y que puedes leer en esta entrada), el nivel de calidad de acabados es el mismo en cualquier reloj de la casa. Por tanto quizá no te llevas alguna de sus supercomplicaciones, pero sí te estás llevando un relojazo con mayúsculas.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-2-Horasyminutos

Los A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase fueron presentados en el SIHH 2016, y para mí son un perfecto reloj de vestir. Se arman con una caja de 40 mm de diámetro y 9,8 milímetros de altura y en dos versiones de oro, blanco y rojo. El reloj te enamora cuando lo ves y aún más cuando lo llevas puesto con ropa formal.  La redondez clásica de la caja tan sólo se ve perturbada a las tres por la corona y a las 10 por un generoso pulsador rectangular para el cambio rápido de fecha. Está situado sobre una franja satinada, para mejor contraste visual del conjunto.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-1-Horasyminutos

La esfera tiene todo lo que te esperas de de un Lange. En ambos casos está realizada en  plata maciza -pero plateada mediante galvanizado-, sobre la que se asientan los 12 índices horarios  aplicados, dobles en los puntos cardinales. Tanto los índices como las manecillas están hechos en el mismo oro que la caja, aunque en el caso del oro blanco están rodinizados. También es del mismo material la gran ventana de fecha, uno de los iconos de A. Lange & Söhne. A las 6 horas aparece la subesfera del pequeño segundero -con parada- que también aloja el disco de las fases lunares.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase 8 Horasyminutos

Mediante un procedimiento especial patentado el revestimiento del disco lunar de oro absorbe todo el rango de color de la luz excepto el azul, por lo que la intensidad del que vemos es aún más potente. Las 852 estrellas se recortan con láser en la superficie. El resultado es uno de los firmamentos relojeros más bonitos del mercado, que por cierto alcanza su máximo dramatismo en el Grand Lange 1 MoonPhase Lumen que pudimos ver, en toda su riqueza, en esta entrada.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-9-Horasyminutos

El A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase monta el calibre automático Lange L086.5, el decimosexto de la manufactura con la complicación de las fases lunares. La indicación va asociada al movimiento continuo de la rueda de las horas y por lo tanto está siempre en movimiento. El engranaje de siete niveles está calculado con tal precisión que reproduce el lapso de tiempo comprendido entre luna nueva y luna nueva con una precisión del 99,998 por ciento. Una vez ajustada la indicación solo necesita una corrección de un día al cabo de 122,6 años, así que un problema menos. Una romántica luna que vaga por el cielo pero a un paso milimétricamente calculado. Qué bien hace todo Lange, la verdad. El volante está ajustado en cinco posiciones y el precioso rotor esqueletado cumple con su misión de tensar el muelle real del único barrilete para proporcionar 72 horas de reserva de marcha.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-5-Horasyminutos

A la vista está que el reloj en la muñeca es precioso y queda como un guante. Tiene una presencia masculina, seria, que hace callar a quienes no están a su altura. Pero como los protagonistas de las grandes novelas su carácter enamora a todos por igual, y es un objeto de deseo inmediato. Ya he dicho que es perfecto como reloj de vestir, pero como tiene la gran fecha y las fases lunares carece de ese aire a veces demasiado solemne de los tres agujas.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-3-Horasyminutos

En contra de lo que suele ser habitual no hay diferencia de precio al elegir una u otra variante de oro. El precio del A. Lange & Söhne Saxonia Moonphase en oro rojo u oro blanco es de 28.500 euros, y están llegando ya a los comercios del ramo. Lange no hace ediciones limitadas, pero su producción es tan corta que hay que reservar la pieza cuanto antes. Estáis advertidos. Más información en Lange.com.

A-Lange-Sohne-Saxonia-Moonphase-4-Horasyminutos

 



Rita, Greta y Lana: Velvet by Massaro de Roger Dubuis

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-portada-Horasyminutos

El año 2016 fue proclamado por Roger Dubuis el año de la Diva, que ha culminado con una colaboración con la famosa zapatería Massaro. Inspirados en el Hollywood más clásico, los Velvet by Massaro conjugan la alta relojería con un propuesta muy femenina. Veamos los tres modelos y sus precios.

Boceto de Massaro para el Velvet Rita

Boceto de Massaro para el Velvet Rita

Los Velvet by Massaro comparten las mismas características de los Velvet, la colección femenina de Roger Dubuis. La caja de 36 mm de diámetro juega con las formas redondas y con las tonneau de la esfera, dotando a la pieza de una presencia dinámica y vivaz que se acentúa con los grandes numerales romanos de la esfera. La profusa decoración, tanto del bisel como del dial, se aligera gracias al diseño abierto de las asas de la correa, con una apertura que hace de los Velvet una creación singular.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-calibre-RD821-Horasyminutos

Y, por supuesto, el calibre que anima al reloj es mecánico: el automático RD821, que late a 4 hercios y tiene 48 horas de reserva de marcha. Recordemos también que todos los relojes de Roger Dubuis, incluidos estos Velvet by Massaro, ostentan la certificación del Punzón de Ginebra.

 

VELVET BY MASSARO – RITA

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-Rita-Hayworth-Horasyminutos

“Al fin y al cabo, una mujer es una mujer. Está bien que te feliciten por ser buena ejerciendo como tal”.

Te puedes quitar los guantes… o te puedes quitar los guantes como Gilda, el inmortal personaje que Rita Hayworth interpretó en 1946 y que ha quedado para la eternidad como uno de los símbolos del erotismo. Aunque yo diría que su mejor papel, o el más interesante, es el de La Dama de Shangai, en el que abandonó su preciosa cabellera castaña para lucir un rubio casi blanco y ser la mala de la película. En cualquier caso Rita Hayworth fue siempre Rita Hayworth (“todos los hombres que he conocido se acostaban con Gilda, pero se levantaban conmigo”) y su esencia como ser humano y actriz se mantiene indeleble.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-Horasyminutos

Fue una mujer de marcada personalidad, siempre consciente de sí misma y de su femineidad; como el Velvet by Massaro – Rita, el primero de los tres relojes presentados este año y que se inspira en la actriz. Destaca sobre todo la correa, realizada en cuero y oro plisado como los tacones del diseñador de calzado. La correa hace juego con la parte central de la esfera en oro amarillo y completamente engastada de diamantes.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-1-Horasyminutos

Los numerales romanos, grandes y vibrantes, acompañan con su forma la decoración en rayos de sol de la esfera de plata. Por supuesto el bisel y la herradura están decorados con diamantes, todos de talla brillante. En total el reloj tiene 262 diamantes: 86 en la caja, 162 en el barrilete y 14 diamantes en la hebilla.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-2-Horasyminutos

VELVET BY MASSARO – GRETA

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-Greta-Garbo-Horasyminutos

“Hay muchas cosas en tu corazón que nunca has de contar a otra persona. Son tú, tus alegrías y penas privadas, y nunca debes contarlas. Te degradas, degradas tu interior, cuando las cuentas”.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-5-Horasyminutos

Es mítica la impasibilidad del rostro de Greta Garbo. Esa faz perfectamente delineada, seria, elegante era a la vez un muro de hielo y un arma de seducción masiva. Todavía hoy está considerado como el rostro más perfecto que ha pasado por el cine y, como dijo el semiólogo Roland Barthes, “El rostro de la Garbo representa ese momento inestable en que el cine extrae belleza existencial de una belleza esencial”.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-4-Horasyminutos

El Velvet by Massaro – Greta incorpora la elegancia en blanco y negro de la actriz en una esfera lacada en negro con numerales pintados en antracita y con el 12 y el 6 aplicados, también en antracita. Es un reloj sobrio a pesar de tener la caja de oro rosa con diamantes engastados.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-7-Horasyminutos

Es el perfecto reloj de noche, con ese toque distinto que le dan las plumas de la correa. Codiseñada por Massaro, la correa de alta costura con sus plumas añade glamour, delicadeza y unicidad a un modelo que honra la figura mítica e imperecedera de Greta Garbo.

 

VELVET BY MASSARO – LANA

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-Lana-Turner-Horasyminutos

“Un caballero es simplemente un lobo con paciencia”.

Una mujer que conoce así a los hombres no se deja manejar fácilmente por el supuesto sexo fuerte. Lana Turner, otro de los mitos eternos de la historia del cine, impuso su talento en un negocio que insistía en relegarla a papeles de rubia guapa. Se negó a hacer ese tipo de papeles hasta que consiguió el de protagonista en la famosísima El Cartero Siempre Llama Dos Veces, que cambió su imagen de “chica que sólo sale y está guapa” al mucho más interesante de prototipo de Femme Fatale, que fue también reflejo de su vida personal. Como ella dijo “tenía planeado casarme con un hombre y tener siete hijos, pero al final ha resultado al revés”.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-3-HorasyminutosEl Velvet by Massaro – Lana presenta una caja de oro blanco como el cabello de la actriz (aunque era de pelo castaño rojizo, a los 18 años se tiñó de rubio para una película y desde entonces mantuvo ese color). Por supuesto el bisel y las asas están decorados con diamantes (88 en total), mientras que la esfera es de nácar con romanos pintados y apliques (XII y VI) en oro blanco. La correa es de alta costura con un hilo de perlas central diseñado por Massaro que tiene un cierto aire íntimo en sus pliegues.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-8-Horasyminutos

Los tres Velvet by Massaro son una edición limitada a 88 unidades que llegarán en octubre. Los precios están acordes a su exclusividad: El modelo Rita tiene un precio de 50.900 euros. El modelo Greta tiene un precio de 43.000 €. Por último, el precio del modelo Lana es de 44.100 euros. Más información en RogerDubuis.es.

Roger-Dubuis-Velvet-by-Massaro-6-Horasyminutos



En la muñeca: Drive de Cartier, el nuevo icono masculino. Modelos y precios

Drive-de-Cartier-12-Horasyminutos

El Drive de Cartier se presentó el pasado enero en el SIHH 2016 y fue toda una sorpresa, y además largamente esperada: un reloj decididamente masculino, con distintas complicaciones, calibres de manufactura y en dos metales para alcanzar a todo el mundo. En dos palabras: un exitazo.

Drive-de-Cartier-17-Horasyminutos

Por supuesto que Cartier tiene una larga, larguísima, lista de relojes masculinos, pero cuando el año pasado apareció el Clé de Cartier (que presentamos en este artículo) los sentimientos fueron encontrados: la manufactura lo presentó como un reloj de hombre, pero en realidad era -es- más unisex, hasta el punto que también se presentaron modelos femeninos a la vez que los masculinos. A mí el diseño del Clé de Cartier me parece un prodigio de estilo, pero es verdad que sus matices se deslizan más hacia lo femenino (aunque el éxito entre el público masculino es, a decir de la marca, incontestable). Esta ambivalencia no ocurre con el Drive de Cartier.

Drive-de-Cartier-6-Horasyminutos

La versión más sencilla de tres manecillas y fecha se presenta en oro rosa y acero, con esfera blanca o gris (en la caja de oro) y blanca o negra (en la versión de acero). La forma de la caja, un coussin (cojín) muy estilizado, está acentuada por la de la esfera que, en vez de ser circular como ocurre habitualmente, sigue la forma de la caja, creando ángulos vivos que refuerzan la personalidad de la carrura. El ancho es de 41 mm, mientras que el largo es de 40. Cuando juntamos ambas medidas en una forma de cojín el resultado visual es mayor que en una caja circular, así que el reloj impone.

Drive-de-Cartier-2-Horasyminutos

Sin embargo la caja del Drive de Cartier tiene tan solo 11,25 mm de altura. No es un reloj extraplano, pero es una altura contenida perfectamente compatible con un los puños de camisa de un traje. Además la integración de las asas con la caja y la caída que tienen (otros relojes quizá la tendrán igual de lograda, pero mejor desde luego que no) estilizan aún más su perfil. Éste combina además el satinado -que recorre de una punta del asa al extremo de su opuesta- con la base de la caja en espejo, con efecto maravillosamente elegante. La corona octogonal recuerda la forma de la caja y tiene, como es tradición en Cartier, una espinela (sintética) engastada.

Drive-de-Cartier-13-Horasyminutos

La caja es también el bisel, que sujeta un cristal con forma de domo para crear una ligereza de líneas de una armonía incontestable …y de paso complicarme mucho la vida para fotografiar el reloj por los reflejos que crea su forma curvada, especialmente la esfera negra. La superficie pulida a espejo del frontal de la caja y la fluidez de sus líneas hacen del reloj una pieza sumamente elegante.

Drive-de-Cartier-19-Horasyminutos

Como decía antes la esfera es una extensión de las formas de la caja y, al seguir sus líneas, el  reloj adquiere un dinamismo que le sienta de maravilla porque rompe con la idea de reloj de vestir, plantándose -en la versión de acero particularmente- con una traza muy viril que llama a combinarlo con ropa de calle y  no sólo en la oficina. De ahí por cierto la única pega que le pongo al reloj: sólo es hermético hasta 30 metros, lo que de manera efectiva significa que como mucho le puede caer alguna salpicadura. Yo creo que los 100 metros deberían ser ya un estándar de la industria. ¿Es motivo como para no comprar el reloj? Eso sería una ridiculez, pero sí es verdad que el reloj es tan bonito que quieres llevarlo todo el rato.

Drive-de-Cartier-Horasyminutos

Otra cosa: yo creo que los números romanos los inventó Cartier. Tiene tal maestría para manejarlos que deja de ser ese elemento serio e inmediatamente asociado a lo más clásico para convertirlo en un componente maleable que obedece las órdenes del diseñador y siempre queda bien. Cómo si no se puede hacer un reloj de buceo con numerales romanos y que quede estupendamente en la muñeca (el Calibre Diver de Cartier que repasamos en vídeo). O que forme parte del calibre, como en el Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton que se puede ver aquí.

Drive-de-Cartier-16-Horasyminutos

En el Drive de Cartier los numerales forman el anillo más ancho de la esfera, con la presencia monopolizadora que siempre tiene en la casa. Pero el dial ofrece mucho más: el grabado es en flinqué, una decoración en forma de olas concéntricas que recorre el fondo de la esfera hasta llegar a la caja.

Drive-de-Cartier-7-Horasyminutos

La ola flinqué pasa por debajo de dos secciones satinadas: una la de los numerales y otra la de la minutería. Ambas repiten la forma de la caja y, en la versión en oro, cambia además a un color grisáceo para remarcar más los numerales pintados. La decoración se ve interrumpida también por la inevitable ventana de fecha -que quizá hubiera quedado mejor a las 12- y la subesfera del pequeño segundero, remarcado por un bisel físico, una sección de índices elegante y una decoración circular. El borde es, en su simplicidad, muy atractivo.

Drive-de-Cartier-18-Horasyminutos

El hecho de que las olas mueran contra la caja en una pequeña sección entre los numerales y el borde de la esfera es un detalle muy bonito que además añade profundidad al conjunto. La legibilidad es impecable, gracias a unas manecillas de espada (las de horas y minutos) bien proporcionadas. En la versión de oro son de acero azulado, al igual que la de los segundos -que tiene forma de hoja-. En la versión en negro las agujas son de acero pulido, al igual que los numerales. En la versión de oro y esfera blanca el brazo delgado de la V del siete se convierte en el nombre de la casa. Son estos detalles los que hacen ver la exquisitez de los relojes de la marca.

Drive-de-Cartier-4-Horasyminutos

El Drive de Cartier se mueve gracias al calibre automático 1904-PS MC, un movimiento de manufactura que vio la luz hace ya unos años y que ha mostrado su fiabilidad en los Tank y los Calibre. Es un motor que late a 4 hercios y tiene 48 horas de reserva de marcha, robusto y fiable. Y sobre todo muy bien decorado y visible a través del zafiro posterior.

Drive-de-Cartier-14-Horasyminutos

Drive-de-Cartier-5-Horasyminutos

Pero todo lo bueno que tiene constructivamente un reloj se viene abajo si no se siente bien en la muñeca. Conseguir que un reloj se haga parte de la muñeca es un arte sutil, y cuántas veces nos hemos puesto un reloj ansiosamente porque nos gusta mucho y en el momento de atarlo nos damos cuenta de que algo no funciona. Que hay una pequeña reacción alérgica en algún lugar entre la piel, los ojos y los sentimientos.

Drive-de-Cartier-24-Horasyminutos

Drive-de-Cartier-11-Horasyminutos

No es, desde luego, el caso del Drive de Cartier, que cae sobre la muñeca como un guante, ocupando ese cotizado espacio del brazo de tal manera que lo sientes como parte consustancial de ti inmediatamente. En cuanto cierras la hebilla desplegable te das cuenta de que has tomado la decisión correcta. Además la altura de la caja es perfecta para que el reloj se disfrute sin molestar.

Drive-de-Cartier-10-Horasyminutos

Drive-de-Cartier-25-Horasyminutos

Cartier dijo en su lanzamiento que el reloj está inspirado en los automóviles clásicos. A mí se me ha olvidado mencionarlo y seguro que nadie lo ha echado de menos, porque el reloj es precioso de por sí sin necesidad de atarlo a otras referencias (aunque también entiendo que por algún lado hay que comunicarlo). De lo que sí estoy convencido es de que el Drive de Cartier se sale de la línea habitual de la casa y va a atraer a un público más joven que nota en los demás modelos de la casa demasiado peso del diseño tradicional. Aquí se encuentra algo mucho más contemporáneo, con un perfecto equilibrio entre elegancia y masculinidad.

Drive-de-Cartier-21-Horasyminutos

Drive-de-Cartier-9-Horasyminutos

El Drive de Cartier ya está disponible en las boutiques de la marca, y con unos precios muy interesantes: el modelo de acero, tanto con la esfera blanca como negra, tiene un precio de 6.050 euros. La versión en oro rosa, que tiene o bien la esfera blanca que hemos visto aquí o bien una esfera en antracita, alcanza los 18.800 euros. ¡Qué ganas de tener las dos versiones! Más información en Cartier.es.

Drive-de-Cartier-20-Horasyminutos

Drive-de-Cartier-8-Horasyminutos

 



Los relojes de A. Lange & Söhne desde 1994 hasta hoy, por primera vez en España

Primera colección de A. Lange & Söhne expuesta en la boutique de Dresde

Del 1 al de 30 de junio A. Lange & Söhne expondrá en la joyería Rabat de Barcelona (Passeig de Gràcia, 94) una muestra que nos guiará en el espacio: desde su renacimiento hasta hoy, resaltando los grandes momentos que han construido la historia de la marca. Una casa con una tradición de 200 años, que resurgió con la reunificación alemana y que volvió a lanzar su colección en 1994.

Presentación de la primera colección de la renacida A. Lange & Söhne en 1994

Presentación de la primera colección de la renacida A. Lange & Söhne en 1994

Hace dos años celebrábamos las dos décadas del resurgimiento de A. Lange & Söhne con un extenso artículo y una entrevista a Jack Lange (os recomiendo leerlo aquí). En 1994 la gran reina sajona lanzó una colección de cuatro relojes que se convirtieron en un mito y en la base de las siguientes creaciones, salvo uno: el Arkade, con forma de cojín, no parece estar en los planes de la empresa a la hora de inspirarse para futuros modelos, según me dijo su Director General, Wilhelm Schmid, en la entrevista que publiqué aquí.

Ahora A. Lange & Söhne presenta en la joyería Rabat del 1 al 30 de junio la colección completa, además de una selección de sus relojes más significativos, como el Richard Lange Perpetual Calendar Terraluna, el Datograph Up/Down (paradigma de la categoría de los cronográfos mecánicos) o el Zeitwerk Minute Repeater (que presentamos en este artículo).

A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater en la muñeca 3

Y, para mayor placer aún, se expondrán las novedades de 2016: exposición también será posible ver todas las novedades que se presentaron en el SIHH 2016, a excepción del Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar y el Datograph Perpetual Tourbillon que estarán expuestos exclusivamente el día 9 de junio, día de la presentación a prensa.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar

Es por tanto una oportunidad que no hay que dejar pasar porque es difícil ver los relojes de A. Lange & Söhne en España, y mucho ver la colección histórica. Así que ¡ánimo! Es de verdad de esas cosas que merecen la pena.

Datograph Perpetual Tourbillon

Datograph Perpetual Tourbillon



Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Répétition Minutes

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-perfil-SIHH-2016-Horasyminutos

Va a ser muy difícil ver alguna vez el Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Répétition Minutes porque es una edición muy limitada. Pero como es un buen compendio de todo lo que significa Jaeger-LeCoultre, de todos los valores que defiende la manufactura, no he querido dejar pasar la oportunidad de mostrarlo en Horas y Minutos.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-4-SIHH-2016-Horasyminutos

Digo que es un compendio porque aúna en una pieza mucho de lo que significa la relojería: excelente factura técnica, pasión por las cosas bien hechas y mejor terminadas, maestría en las complicaciones y a la vez una presencia arrebatadora, todo ello en una pieza que a la vez es sumamente clásica. Dejadme que lo explique con un poco más de detalle.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-SIHH-2016-Horasyminutos

El Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Répétition Minutes, como indica su nombre, pertenece a la colección Master, que es la colección más pura de formas. Todas las cajas de la colección son redondas y el tiempo lo marcan agujas facetadas de perfecta longitud para una lectura perfecta, incluso con esferas llenas de vida como las de este reloj.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-manecillas-SIHH-2016-Horasyminutos

Los repetidores de minutos han pasado de ser un instrumento para saber la hora en la oscuridad a un lujo superfluo y maravilloso. Los repetidores de antaño eran relojes de bolsillo que a menudo eran también piezas muy decoradas en sus tapas o en las esferas, con todo tipo de  motivos pictóricos. Por eso el Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Répétition Minutes enlaza también con antiguas tradiciones relojeras.

En este caso el motivo de la decoración es el conocido cuadro de Van Gogh “Noche estrellada sobre el Ródano”. Van Gogh se sentía muy atraído y a la vez retado por la idea de pintar la noche “in situ”, no imaginándola. Llegó a Arlés en febrero de 1888 y por fin pintó el cuadro en septiembre.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-detalle-3-SIHH-2016-Horasyminutos

Esto es lo que escribió a su hermano menor, Theo Van Gogh, quien era además marchante de arte y mecenas del artista: ” Te adjunto un pequeño croquis de un lienzo cuadrado de 30, por fin el cielo estrellado, pintado la misma noche, a la luz de una farola. El cielo es azul verdoso, el agua azul real, la tierra malva. La ciudad es azul violeta, el gas es amarillo y los reflejos son rojizos y van cayendo hasta un bronce verdoso. Sobre el campo azul verdoso del cielo, la Osa Mayor tiene un destello verde y rosa, cuya discreta palidez contrasta con el oro brutal del gas”.  

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-esmaltado-SIHH-2016-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre inauguró el Atelier des Métiers Rares en el que ha reunido en un mismo equipo a los encargados de las creaciones excepcionales (la colección Hybris Artistica) y ahora también a los decoradores, de manera que la conjunción transversal dé origen a piezas de equipo, más que de departamentos separados. Una de las piezas salidas de este nuevo Atelier es este Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Répétition Minutes, en el que el reto para los artesanos decoradores de Jaeger-LeCoultre era conseguir replicar los minuciosos trazos que Van Gogh plasmó en un lienzo de 72.5 por 92.0 cm de altura en un reloj cuyo diámetro de caja es de sólo 39 mm de diámetro y que sea un fiel reflejo de la obra. Para ello utilizan pinceles a veces de un solo pelo y, a menudo, también un microscopio. Todo ello con la técnica del esmalte Grand Feu, la más complicada de todas.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-esmaltado-1-SIHH-2016-Horasyminutos

El maestro utiliza una caja de oro con una concavidad de 0,4 mm sobre la cual dispone tres capas de esmalte blanco. Luego se diseña el motivo con los trozos de esmalte coloreados por óxidos metálicos reducidos a polvo y mezclados con aceite. La obra resultante se mete en un horno a 800º centígrados para que el material se “coagule” sobre la base. Después recibirá hasta 8 capas de esmalte transparente de protección, pasando por el horno entre 17 y 22 veces para completar el proceso de vitrficación. Es una técnica muy arriesgada porque en cada pasada de horno se puede romper el esmalte, lo que obliga a empezar de nuevo. Pero el resultado es una pieza excepcionalmente brillante y de larga duración, ya que no le afecta el paso del tiempo. Y, en este caso, una increíble reproducción del cuadro de Van Gogh que además permite leer la hora perfectamente, gracias a sus manecillas facetadas.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-detalle-1SIHH-2016-Horasyminutos

La caja de oro rosa está satinada en la parte central de la carrura y pulida en el resto, con un bisel de forma cóncava. El cristal de zafiro tiene forma cónica debido a la placa de oro con la palabra  Sonnerie (por si acaso al dueño se le había olvidado que tiene un repetidor de minutos en la muñeca). La plaquita hace que la anciana del cuadro parezca que, en vez de estar, se asome. Es una decisión estética cuestionable, pero tampoco hace daño. En cuanto a la forma del cristal sólo se aprecia en determinadas posiciones y con determinada incidencia de la luz, y no impide en absoluto el disfrute de la esfera.  El lado izquierdo acoge el mecanismo de puesta en marcha de la sonería que, en este caso, no es un gatillo que se desplaza de arriba abajo sino un pulsador.

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-pulsador-SIHH-2016-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Grande-Master-Tradtion-Repetition-Minutes-perfil-2-SIHH-2016-Horasyminutos

Tras el salto hablamos del calibre y vemos el mecanismo en funcionamiento.



En la muñeca: Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-acero-2-Horasyminutos

La gama Capeland de Baume & Mercier está dedicada casi enteramente al cronógrafo, con más de 15 modelos. Vamos a repasar una de las versiones más audaces de la colección: el Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-acero-frontal-1-Horasyminutos

 

Hace ahora un año presentamos el Capeland Shelby Cobra, inspirado en el famoso corredor de coches Carrol Shelby. El reloj se puede ver con fotos en vivo y en vídeo en este artículo. Carrol Shleby, tras su paso triunfal por las carreras de coches creó el equipo Shelby para correr con bólidos Cobra. Cobra era el nombre que Shelby literlamente soñó una noche para su coche ideal. Como primeros pilotos para su equipo incorporó a Dan Gurney, Lew Spencer and Dave MacDonald. Después llegarían más pilotos, como Ken Miles, Allen Grant o Bob Holter. El equipo comenzó a competir en el circuito norteamericano en las famosas 12 horas de Sebring, donde la posición del equipo no pasó de un modesto undécimo puesto.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-CSX2128-Dan-Gurney,-Lew-Spencer-and-Dave-MacDonald-Horasyminutos

Pero también supuso el comienzo de la peculiar carrera del Cobra con el número 15, conducido por Gurney y Hill: si Sebring fue en marzo, en junio los Shelby Cobra  ganaba la no menos conocida carrera de Laguna Seca, y un mes después era el propio Cobra Roadster CSX2128, conducido por Dave MacDonald, el que ganaba la carrera del circuito de Pomona. Por ese entonces ya se le conocía como “Hey Little Cobra”. De hecho la fama del coche fue tan grande que incluso llegó a tener una canción del mismo nombre, cantada por The Rip Chords y que llegó al número 4 del Billboard en 1964 (y que se puede encontrar al final del artículo, con ese aire tan Beach Boys).

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Hey-Little-Cobra-The-Rip-Chords-Horasyminutos

Pues bien, Baume & Mercier se inspira en ese Cobra Roadster CSX2128 para crear el Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963. El reloj se presenta en dos versiones: caja de acero pulido y satinado o acero ADLC. Misma propuesta pero efectos muy distintos, como veremos ahora.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-acero-frontal-Horasyminutos

La versión en acero del Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963 tiene un aire muy clásico que le va muy bien al reloj por la época en la que se inspira y porque además se alinea con la versión anterior del Cobra Shelby y sus hermanos de familia Capeland. La carrura del reloj y las asas, que forman un solo bloque, están muy bien cepilladas, creando un elegante contraste con el bisel -grande y con personalidad- y la corona y los pulsadores, todos pulidos a espejo. Por supuesto los pulsadores del cronógrafo son de pistón, de acuerdo con el espíritu de la época del equipo Cobra Shelby y de la propia colección Capland. La corona además lleva grabado el logotipo de Baume & Mercier, la letra Phi griega que simboliza el equilibrio.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-acero-perfil-Horasyminutos

La otra versión de la caja -que tiene el mismo diámetro de 44 mm y altura de 14,65- es también de acero pero en este caso con un revestimiento de ADLC. ADLC son las siglas de Amorphous Diamond Like Carbon, un proceso en el que mediante plasma se fija una serie de elementos de carbono (se comienza con plata, hidrógeno, acetileno u otros hidrocarbonos) para conseguir una cubierta con una dureza sólo inferior a la del diamante, denso y compacto y con muy buena adherencia. Su coeficiente de fricción es el más bajo de todos los revestimientos de protección usados habitualmente y tiene la más alta resistencia al desgaste. No sólo eso: es químicamente inerte, completamente biocompatible e incluso hemocompatible (se usa por ejemplo en prótesis internas) y además proporciona una gran calidad de superficies sin tener que pulirlas.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-correa-caucho-2-Horasyminutos

Y, en lo que nos interesa, da al reloj un aspecto muy elegante y a la vez aumenta su aspecto deportivo. Se combina con una correa de caucho específica para el modelo, mientras que la versión sólo acero lleva una correa de aligátor. Personalmente me encantaría ver cómo queda la versión ADLC con la correa de aligátor. El lado oeste de la caja, en las dos versiones, está interrumpido por un pequeño corrector rápido para la fecha. El cristal, como corresponde a un reloj de estética retro, se alza en curva por encima de la línea del bisel.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-PVD-negro-perfil-Horasyminutos

La esfera tiene una presencia potente porque todo en ella es grande. En un buen ejercicio de diseño, todos los elementos del Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963 son holgados, de manera que aún siendo una superficie en la que ocurren muchas cosas la información se lee de manera inmediata y muy clara.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-frontal-Horasyminutos

Los numerales arábigos son mucho más grandes de lo que suele ser habitual, y con una tipografía distinta y muy bien elegida, perfecta para el reloj. Rodeándolos hay una minutería de ferrocarril para facilitar la lectura de la trotadora del cronógrafo, sólo alterada por puntos luminiscentes sobre cada hora. Y en el borde exterior de la esfera un taquímetro que también se ha escrito con grandes guarismos. Todo en el reloj está enfocado a la lectura rápida, como se necesita cuando se conduce un coche de carreras. A ello contribuye, por supuesto, el uso del amarillo en el taquímetro y en las agujas. No sólo se conjunta con los colores del Shelby Cobra, sino que además mejora la lectura de los datos.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Taquimetro-Horasyminutos

La subesfera del pequeño segundero a las 9 se ha mantenido del mismo color negro que el dial tan sólo separada un delgado bisel pero con un tamaño mayor que las subesferas del cronógrafo. Estas se ven perfectamente porque tienen un fondo blanco y manecillas amarillas. Está particularmente bien hecha la de los minutos, que recuerda a un cuentarrevoluciones de un coche. Y también como en los automóviles cada esfera lleva la definición de la información que ofrecen: “H” para las horas y “minutes”. La trotadora del cronógrafo tiene un contrapeso con forma de cobra, como la versión del año pasado.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-detalle-esfera-Horasyminutos

La única pega que se le puede poner a la esfera es que la ventana de fecha está demasiado metida hacia el centro. Ello es porque el calibre usado, el ETA  7753, tiene un diámetro de 30 mm, por lo que al ponerlo en una caja tan grande queda así. Afortunadamente B&M ha optado por poner el disco de la fecha del mismo color negro de la esfera, por lo que el efecto se disimula. Y a cambio el reloj lleva un calibre histórico a prueba de bombas, que no es poca cosa.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Calibre-Valjoux-7753-Horasyminutos

El diámetro del calibre se nota también en el reverso, que tiene mucho metal rodeando el cristal de zafiro. No queda mal, porque siendo un reloj “de carreras” el aspecto sólido del acero le viene bien. Además Baume ha  decorado muy bien el calibre, con un graneado circular sobre platinas y puentes y sobre todo un rotor decorado con Côtes de Genève y recubierto con un PVD negro muy atractivo. Sobre el cristal de zafiro se ha grabado el círculo blanco con el 15 que llevaba el Shelby Cobra CSX2128. La hermeticidad es de sólo 50 metros.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Calibre-Valjoux-7753-1-Horasyminutos

Como ya he dicho antes el reloj se ata al pulso con correa de aligátor o de caucho vulcanizado, ambas también con realces amarillos. La de aligátor tiene el reverso en amarillo y la de caucho una de las hebillas que sujetan la correa.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-correa-aligator-Horasyminutos

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-correa-caucho-Horasyminutos

El reloj se lleva bien en la muñeca. Es grande, claro, como corresponde a un modelo deportivo, pero se asienta bien. Y cuanto más lo llevas más te gusta. Yo creo que aún así me quedaría con el modelo azul del año pasado, pero debo decir que esta versión me ha ido seduciendo con el paso del tiempo.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-correa-caucho-1-Horasyminutos

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-acero-1Horasyminutos

Los Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963 son una edición limitada y numerada a 1963 unidades, y ya deben estar en las tiendas (o están a punto de llegar). Se entregan con una caja especial conmemorativa. La versión con correa de aligátor tiene un precio de 4.100 euros, mientras que la versión con correa de caucho vulcanizado tiene un precio de 4.400 euros. Más información en Baume&Mercier.com.

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Caja-Horasyminutos

Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-PVD-Horasyminutos

El Shelby Cobra al lado de un Clifton Automatic

El Shelby Cobra al lado de un Clifton Automatic



En la muñeca: A. Lange & Söhne Grand Lange 1 Moon Phase Lumen

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-4-Lumen--Horasyminutos

La manufactura de A. Lange & Söhne hace sin aparente esfuerzo lo que para otros supone una carrera agotadora y siempre inacabada: enamorar con cada modelo que presenta. Su mezcla de clasicismo relojero con altísimos acabados desarma cualquier intento de crítica, de manera que cada lanzamiento es un éxito sin paliativos. Y eso incluye también a su reloj estéticamente más arriesgado: el Grand Lange 1 Moon Phase Lumen.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-2-Horasyminutos

En realidad, como recordarán los seguidores de la casa, este Grand Lange 1 Moon Phase Lumen no es el primero modelo “Lumen”. Aunque anunciado a finales de  2012 en 2013  se presentó el Gran Lange 1 Lumen, que causó un gran impacto. Es lo que el Director General de la casa, Wilhelm Schmid, llama un “producto héroe”, con mucha repercusión mediática (se puede leer la entrevista aquí). La presente edición es exactamente igual que la de 2013, salvo lógicamente el añadido de la fase lunar y por tanto el cambio de calibre. Pero como en 2013 Horas y Minutos no existía aún, vamos a ver ahora en qué consiste este Lange de traje oscuro.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-6-Horasyminutos

El Grand Lange 1 Moon Phase Lumen es exactemente igual que la versión no translúcida excepto en la esfera. La caja en esta edición limitada es de platino, una elección perfecta porque el oro rosa y el oro rojo darían un contraste de gusto dudoso. El diámetro es de 41 mm, necesarios para poder ofrecer una información amplia y sin agobios. La altura es, sin embargo, de tan solo 9,5 mm, lo que garantiza su acomodo con los atuendos más formales. El bisel redondeado y las asas están pulidos, mientras que el lateral de la caja presenta una franja satinada, solo alterada por un pulsador a las 10 para la correción rápida de la fecha y otro encastrado para corregir la fase lunar. Y por supuesto la corona a las tres, para dar cuerda y ajustar la hora.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-perfil-Horasyminutos

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-perfil-2-Horasyminutos

La esfera es, para quien no conociera el anterior modelo, realmente impactante. De hecho lo es también para los que lo conocíamos, porque fue una edición limitada a 200 unidades que se vio en el SIHH y nunca más. Así que recuerdas que era muy distinto a todos los Lange, peros se te olvida lo muy distinto que era. Y sobre todo se te olvida lo mucho que te gustó. Así que cuando te enteras que hay una nueva versión “Lumen” (Luz en latín) ya vas predispuesto a que el reloj te seduzca. Y lo hace en cuanto que asoma.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-7-Horasyminutos

La esfera se compone de dos elementos: en primer lugar el anillo exterior, la subesfera de las horas y minutos y la del pequeño segundero, todos hechos de plata maciza negra. El resto es un cristal de zafiro semitransparente que, mediante un tintado especial, bloquea la entrada de luz pero no los rayos ultravioletas. De esta forma los pigmentos luminiscentes del mecanismo de la gran fecha se “cargan” y permiten ver la fecha en la oscuridad. La gran fecha, característica de A. Lange & Söhne,  no está hecha de dos discos superpuestos. En realidad las decenas (0, 1, 2 y 3) están pintadas en negro sobre una cruz impregnada de material luminiscente, mientras que las unidades están también pintadas en negro pero sobre un disco transparente que se desliza por debajo de la cruz de las horas y sobre un fondo que sí es luminoso.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-3-Horasyminutos

Entre la gran fecha y el pequeño segundero se sitúa el indicador de reserva de marcha, que es de 72 horas y cuya manecilla también tiene material luminiscente. La gran novedad es la inclusión de la ventana de fases lunares, una de las más bonitas del mercado y que se equipa en todos los modelos de Lange (excepto en el 1815 Grand Complication, si no estoy equivocado).

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-detalle-Horasyminutos

Esta complicación se hace habitualmente sobre una disco de oro, pero en este caso es nuevamente un cristal al que se le aplica un revestimiento patentado por la marca. A continuación se cortan con láser las 1164 estrellas y la luna.  El disco se desliza por encima de una masa luminosa que se hace presente a través del corte realizado. Si el firmamento es precioso a la luz del día, cuando entra en juego la luminiscencia el resultado va más allá de lo espectacular.

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

Pero claro, lo bueno de Lange está tanto por delante como en el reverso. El calibre manual L095.4 que anima el Grand Lange 1 Moon Phase Lumen sigue los cánones de perfección de la manufactura en cuanto a los acabados, y la tradición de Glashütte en las formas: platina de tres cuartos de alpaca natural, puentes en el mismo metal, puente del volante grabado a mano, ajuste mediante cuello de cisne y decoración con nervaduras de Glashütte. El volante está regulado en 5 posiciones y oscila 21.600 veces a la hora. Por supuesto tiene parada de segundero y, una vez ajustada la fase de luna, no vuelve a necesitar otro ajuste hasta pasados 122,6 años.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-calibre-L095.4-1-Horasyminutos

Es casi una obviedad decir que el reloj queda muy bien en la muñeca. En realidad lo que sería una noticia es que alguno de los modelos no lo hiciera. Pero repitámoslo: es una gozada tener este reloj en la muñeca. Queda como un guante y, a pesar de su atrevida propuesta, en realidad la presencia es muy atractiva y elegante. Y además exclusivo, porque el Gran Lange 1 Moon Phase Lumen es una edición limitada para 200 afortunados que tendrán que pagar un precio de  70.800 euros, cosa que yo haría encantando si pudiera. Más información en A. Lange &Sohne.com.

A-Lange-&-Sohne-Grand-Lange-1-Lumen-5-Horasyminutos

 

 

 



Montblanc 4810 ExoTourbillon Slim 110 Years Editions

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Horasyminutos

La manufactura Montblanc celebra este año el 110 aniversario de su fundación, y lo hace con una serie de modelos que renuevan la colección 4810. Entre ellos destacan los Montblanc 4810 ExoTourbillon Slim 110 Years Editions, con unas preciosas esferas pintadas a mano en edición limitada.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-Horasyminutos

El nombre de la colección, 4810, corresponde a la altura del Montblanc y se utilizó en 2006 para conmemorar el siglo de vida de la casa. Ahora se retoma pero desde una perspectiva viajera, porque Montblanc se creo en una época de efervescencia de los viajes largos, ya que tanto la navegación marítima como el ferrocarril ayudaron a los movimientos continentales e intercontinentales que al cabo supusieron un enorme intercambio de información industrial y la consecuente creación de numerosas empresas. De ahí que los Montblanc 4810 ExoTourbillon Slim 110 Years Editions presenten los tres continentes que más influyeron en ese flujo de saber científico y técnico.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-2-Horasyminutos

Y lo hacen en unas cajas de oro blanco de 42 mm de diámetro y 10,14 de altura. No está nada mal sabiendo que es un movimiento automático -con microrrotor- y además con el ya conocido exotourbillon. Como es habitual en los relojes clásicos, la caja combina el pulido en las superficies frontales con el satinado de las laterales.  Las asas, que tienen una presencia poderosa por su grosor y longitud, han sido curvadas en su extremo para adaptarse mejor a la muñeca, ya que 42 mm puede ser demasiado grande para algunos usuarios. El bisel se ha refinado de manera que la esfera se convierte en la absoluta protagonista, mientras que la corona, grande y de buen agarre gracias a su acanalado, presenta el emblema de Montblanc en madreperla que recuerda inmediatamente al que vemos en la cabeza de los instrumentos de escritura de la casa.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-corona-Horasyminutos

La esfera presenta los continentes tal como los veríamos desde un satélite, incluso con las zonas más o menos profundas de los océanos y las terrestres según sean más o menos fértiles. Todo está pintado a mano y el lienzo que acoge la pintura ocupa tres cuartas partes de la esfera. El límite es la ventana del exoturbillon, a la que rodea, y un parte inferior decorada con Côtes de Genève en un gris claro que crea un contraste elegante.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-1-Horasyminutos

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-America-Horasyminutos

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Asia-Horasyminutos

Las manecillas están muy bien resueltas. En primer lugar están esqueletadas para poder disfrutar de la esfera. Están rodiadas para que destaquen adecuadamente en cualquiera de las tres zonas diferenciadas: la pintura, el nivel inferior con Côtes de Genève y el exotourbillon, con su preeminencia dorada. Por último, tienen una buena longitud -particularmente la de los minutos-, necesaria en una esfera en el que la única referencia horaria es el 12 romano, que también está rodiado.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Asia-detalle-Horasyminutos

Alrededor de la esfera se ha pintado la minutería con puntos luminosos en las marcas en las que no hay números, pensado para facilitar una lectura del tiempo que, obviamente, no el objetivo principal de la esfera. Lo que no quiere decir que el reloj no sea una máquina precisa: el mero hecho de la inclusión del exotourbillon habla a las claras del deseo de Montblanc de distinguirse en todos los aspectos de la relojería. Además el torbellino externo es sólo uno de los atractivos del movimiento de estos Montblanc 4810 ExoTourbillon Slim 110 Years Editions.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-detalle-Horasyminutos

Como ya expliqué en este artículo y en este otro, el exotourbillon permite que el volante quede fuera de la caja del mismo y por tanto puede ser más grande -mayor inercia y mejor cronometría- mientras que la caja es más pequeña -un ahorro de un 30% de energía-. En este caso además está decorado con 18 tornillos para darle un aire clásico, cuatro de los cuales sirven para su ajuste -realizado en 5 posiciones-.  El que el volante esté fuera de la caja permite implementar su parada cuando se tira de la corona, lo que ayuda a ajustar de manera precisa la hora. En los -pocos- modelos en los que se para la caja del tourbillon completa el volante puede seguir moviéndose por la inercia, lo que afecta a su cronometría.  Otra de las ventajas de esta excelente solución técnica de Montblanc. Por último, al hacer cada giro completo en un minuto se ha añadido una punta de flecha roja para tener un pequeño segundero.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Calibre-MB-29.21-Horasyminutos

El exotourbillon forma parte del nuevo calibre de manufactura MB 29.24, en el que aparece por primera vez un microrrotor. Todo el calibre está decorado con Côtes de Genève Eventail, que quiere decir abanico. El conjunto, con los tornillos en acero azulado, los rubíes (29 en total) y el microrrotor dorado, es realmente agradable de ver. Como hay mucha superficie metálica abrazando el zafiro posterior, Montblanc la ha llenado de información (incluido un peculiar signo de agua para la hermeticidad). Destaca especialmente el grabado del nombre de la marca y de la colección, un detalle más de calidad.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Calibre-MB-29.21-frontal-Horasyminutos

La ya citada altura de poco más de 10 mm hace que el reloj se lleve bien con puños cerrados, como se puede ver en las fotografías. Pero no es un reloj que quieres llevar escondido, porque te va a gustar verlo a menudo (y que lo vean, a ser posible). Es sin duda un reloj de vestir distinto, al que probablemente le hubiera beneficiado una caja de oro rosa en vez de oro blanco.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-4-Horasyminutos

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Asia-Horasyminutos

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-5-Horasyminutos

Aún así su atractivo es indudable, y al ser colecciones tan escasas y tan bien realidad no es arriesgado decir que van a ser muy buscadas por los coleccionistas. Son 36 unidades para las versiones de Europa y Norteamérica, y 38 para el continente asiático. En efecto, 110 unidades en total. El precio de los tres Montblanc 4810 ExoTourbillon Slim 110 Years Editions es de 44.200 euros. No es, desde luego, un precio al alcance de cualquiera, pero teniendo en cuenta el material utilizado para la caja, el calibre de manufactura, el exotourbillon exclusivo de Montblanc y la originalidad de la esfera tampoco me parece disparatado. A mí el de Europa no me importaría tenerlo, por ejemplo. Es más, me gustaría mucho. Más información en Montblanc.com.

Montblanc-4810-ExoTourbillon-Slim-110-Years-Edition-Europa-3-Horasyminutos



Una charla con Wilhelm Schmid, CEO de A. Lange & Söhne

A-Lange-Sohne-Wilhelm-Schmid-SIHH-2016-Horasyminutos

Wilhelm Schmid es el Director General  de A. Lange & Söhne desde enero de 2011, tras su paso por la filial de BMW en Sudáfrica, donde por cierto adquirió el acento inglés tan particular de ese país. En esta charla, que tuvo lugar durante el SIHH 2016, no hablamos de los relojes que ha presentado la manufactura sino de otros temas, digamos, laterales.

Pero antes de empezar a leer lo mucho y muy interesante que tiene que decir Wilhelm Schmid sí es conveniente repasar las novedades que presentó la Reina de Sajonia en el SIHH 2016 y que cubrimos en este artículoporque a lo largo de la conversación se hace mención a los distintos modelos que pudimos ver hace ahora dos meses.

HorasyMinutos: Los informes de Richemont dicen que el 2015 no ha sido muy allá. Pero tengo la impresión de que para Lange sí ha sido bueno.

Wilhelm Schmid: Nosotros hemos seguido la estrategia que establecimos hace dos años que nos permite ser más resistentes que otros. Nosotros no nos enfocamos en los mercados; no nos enfocamos en Europa, o en Alemania, o en Estados Unidos. Ni tampoco nos centramos en “nacionalidades”,  cultura o gusto local. Nosotros nos centramos en nuestro público objetivo, que son los coleccionistas de relojes. La mayoría de nuestros clientes son clientes que repiten. Admito que hoy es un poco más difícil conectar con estos clientes porque ¡se mueven! Viajan alrededor del globo y de ahí viene la volatilidad actual, porque crea mucho estrés sobre la logística: se da el caso de que necesitas un reloj en Estados Unidos y resulta que está en Inglaterra. Y todos sabemos qué difícil es transportar un pequeño artículo de lujo de un lado al otro del mundo. Eso es de verdad lo que ha cambiado las reglas del juego, porque antes simplemente creábamos el reloj y el cliente venía; ahora tenemos que averiguar dónde está el cliente. Pero en conjunto hay 7.000 millones de personas en el planeta, de los que un cierto porcentaje -que además está creciendo- es bastante rico. De ellos, unos cuantos coleccionan relojes; esa es la base de nuestro mercado.

Lange 1 Oro Blanco, presentado en el SIHH de 2016

Lange 1 Oro Blanco, presentado en el SIHH de 2016

HyM: Dice que no se dirige a mercados, pero cuando llegó a Lange sí dijo que quería enfocarse más hacia el mercado del Este. Uno diría que lo ha conseguido.

W.S.: Tenemos 235 puntos de venta, que es un poco menos de los que había cuando llegué. Pero es que cambiamos muchos de ellos. Así que es un número menor, pero no sólo porque cortamos con unos cuantos sino que además cambiamos muchos. Y de hecho eso es lo adecuado para el mundo actual, porque si lo piensas es como una red de pesca y creo que estamos bien representados en el mundo con una sola excepción: no estamos presentes en África en absoluto. Pero en el resto, puede haber cambios aquí y allá, pero tenemos una buena red. Así que si alguien quiere comprar, digamos, en Singapur, nos encontrará; en Nueva York, nos encontrará; en Pekín nos encontrará. Y eso es lo que quisimos hacer desde el principio. Siempre estamos afinando el sistema porque el mundo cambia muy rápidamente y lo que es lo más hoy puede no serlo mañana. Salvo algunas excepciones: Bond Street en Londres, Madison Avenue en Nueva York, Place Vendôme en París… esos sitios siempre estarán en boga.

HyM: Luego volvemos a los mercados pero permítame que pregunte algo completamente distinto: Estamos acostumbrados a oír que el desarrollo de un calibre lleva entre 3 y 5 años. Pero ¿quién toma la decisión? Es decir, llega alguien y dice “quiero hacer el Zeitwerk”. ¿Quién dice “sí, vamos a hacerlo”?

W.S.:  En primer lugar no existen los genios que se despiertan por la mañana y dicen “I had a dream” (“He tenido un sueño”, la frase inicial del famoso discurso de Martin Luther King). Olvídate de eso. El diseño es un trabajo muy duro. En nuestro caso tenemos una estrategia de desarrollo con una perspectiva de 5 años que se renueva  continuamente, de manera que sabemos exactamente qué vamos a hacer este año, y el siguiente y el siguiente. Y según vas avanzando si las ideas progresan se acaban convirtiendo en producto. Quiero decir que yo ya sé exactamente qué productos vamos a presentar el próximo año; si no lo supiera sería ya demasiado tarde. Lo que ocurre es que Tino (Tino Bobe, Director de Investigación y Desarrollo), Tony (Anthony de Hass, Director de Desarrollo de Producto) y  yo mismo somos el núcleo decisorio y  acordamos qué hacemos, cómo lo hacemos y cuándo lo hacemos. Y también aprobamos los diseños finales. Es como lavar la tierra para extraer el oro: al principio tienes una idea, pero rodeada de un montón de basura. Es como mirar la batea llena de barro y ver que algo brilla; si lo lavas bien con suerte puedes sacar suficiente oro como para pagar el trabajo. Eso es el trabajo de diseño. Y son detalles. No es que de repente se produzca un fogonazo y digas “¡eso es!”. Qué va, juegas con índices, con diámetros,  con colores… es un proceso largo y continuo.

A-Lange-Sohne-Wilhelm-Schmid-1-SIHH-2016-Horasyminutos

Wilhem Schmid tiene esta mañana la voz algo tomada porque lleva toda la semana hablando con periodistas y clientes, está algo acatarrado y además son las 8 y media de la mañana. Sin embargo su tono es afable, cercano y salpicado de sonrisas. Cuando habla a menudo extiende las manos abiertas hacia su interlocutor, rasgo de honestidad de quien no sólo no tiene qué callar sino que se muestra orgulloso de lo que expone. Le ayuda a mantener el tono una taza de té de rooibos a la que es muy aficionado desde sus tiempos sudafricanos (de donde es originaria la planta).

HyM: De vuelta a los mercados, ha dicho que no crean relojes pensando en mercados. ¿Es así también cuando hacen retoques estéticos? Todo el mundo pensó que el rediseño del Saxonia -más pequeño ahora- se hizo pensando en el mercado asiático, por ejemplo.

Saxonia antes y después de 2015

Saxonia antes y después de 2015

W. S.: No, no, no. No seguimos modas. Y no lo digo con arrogancia, pero tampoco seguimos las exigencias de los clientes, porque sabemos lo que quieren hoy, pero nos lleva al menos tres años desarrollar una pieza, y no hay garantía de que en tres años ese mismo cliente siga queriendo lo mismo. Así que no lo hacemos. Lo que sí hacemos, como ya he dicho, es ser muy consciente de cómo evolucionar, y lo hacemos jugando con las familias. Por ejemplo el año pasado trabajamos muy duro con el 1850; este año no ves ninguna pieza. Así es como lo equilibramos, porque tenemos 5 familias. Y si miras la colección de este año (o la del año pasado, o el anterior) verás que siempre hay una respuesta para los coleccionistas, un producto que definitivamente los va a atraer, hay un “producto héroe”, que va a crear mucha conciencia de marca, pero va a haber también un producto sencillo. Y sabes que no diferenciamos nuestro nivel de acabado sea cual sea el modelo, aunque obviamente un dos manecillas es más sencillo de producir que una gran complicación. Así que tenemos siempre una respuesta para todos los segmentos de precio y sin duda siempre un producto para coleccionistas y otro que atraerá al público y a la prensa.

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

Grand Lange Moonphase Lumen en toda su gloria

HyM: Una consideración sobre precios y crisis. Usted viene del mundo del automóvil y recuerdo que una vez dijo “el único paralelismo entre el mundo del automóvil y la relojería son los clientes; lo demás es distinto”. El mundo del automóvil es muy consciente de que ese cliente a menudo no puede pagar el vehículo que quiere y por tanto ponen todos los medios para que en el momento que el cliente entra por la puerta salga con el producto. Por eso tienen sus propias empresas de financiación con las que además ganan dinero. ¿Cree que algo así funcionaría con los grandes grupos relojeros? ¿Sería una buena idea que Richemont pudiera crear su propia financiera para facilitar el acceso a relojes de hasta por ejemplo 20.000 euros?

W. S.: Hubo en el pasado un par de intentos de crear financiación o de utilizar el leasing, pero personalmente no lo veo.

HyM: Pero un reloj que cuesta 12 ó 15.000 euros no es un reloj que el cliente medio puede pagar en dinero contante y sonante.

W. S.: Pues la verdad es que sí que lo hacen. Y personalmente creo que está bien así. No creo que el modelo funcionara en relojes.

Richard Lange Jumping Seconds

Richard Lange Jumping Seconds

HyM: Siguiendo con el paralelismo, también ha dicho que el automóvil se basa en la ingeniería mientras que la relojería se basa en el trabajo manual.

W. S.: Son completamente opuestos.

HyM: Sin duda. Y por eso mismo, ¿alguna vez tiene poner, financieramente hablando, los pies contra la pared y decir “alto, esto no lo podemos hacer, son demasiadas horas, va a disparar el precio mucho más allá de lo debido…”? ¿Ocurre alguna vez?

W. S.: Digamos que es diferente. Funcionamos de manera distinta a una fábrica de coches. No hay un punto de control en el que el reloj va del operario A al operario B y por tanto pudiéramos decir “como A tardó demasiado B no pudo trabajar”. Pero por supuesto que mantenemos los costes bajo control. Pero de manera distina; no medimos cada pequeño paso, pero en conjunto sí sabemos cuántas horas se van en acabados, en mecanizado, en ensamblaje, etc. Y lo medimos regularmente. De hecho lo hacemos diariamente, pero no reaccionamos diariamente porque si alguien tiene un mal día, o si hay un problema, rectificamos ese problema y nos aseguramos de que volvemos al carril.

Datograph Perpetual Tourbillon

Datograph Perpetual Tourbillon

HyM: ¿Alguna vez volverá el Arkade de 1994?

W. S.: No lo creo.

HyM: ¿Y alguna vez crearán un reloj para mujer? No un reloj normal decorado con diamantes o nácar, sino concebido como reloj para mujer desde el principio.

W. S.: Nunca digo que no, pero ahora mismo no está en el esquema. Quiero decir que sería muy arrogante decir “jamás”, pero ahora mismo… Por ejemplo este año no ha habido un sólo modelo de mujer. Eso se lo dejo a otros (sonríe picaronamente).

HyM: Cada vez más marcas, de alto nivel o de no tan alto, crean su propio sello de calidad. ¿Hará lo mismo Lange alguna vez?

W. S.: No.

HyM: ¿Habrá alguna vez un equivalente al Punzón de Ginebra pero que atestigüe la calidad de producción de la relojería alemana, y más concretamente la sajona?

W. S.: Ese sello ya existe. Se llama A. Lange & Söhne.

Amén.

 

 



SIHH 2016: Las novedades de Cartier

Cartier es como una central eléctrica de la relojería. Su producción es desbordante, continua, poderosa y deslumbrante. El SIHH es el primer escaparate de sus novedades, pero es que no paran en todo el año. Y por más que su joyería está en lo más alto, la relojería no le va a la zaga; siempre ofrece algo innovador y llamativo.

SIHH-2016-Cartier-Novedades

DRIVE

El nuevo reloj de hombre de Cartier. El año pasado conocimos Clé de Cartier (lo pudimos ver en esta entrada), un reloj pensado en un principio para el hombre pero que sin dejar de serlo (luego veremos una propuesta más radical) ha tenido más repercusión en el mercado femenino, según me admitió alguien en la propia Cartier. No es extraño tampoco; desde su nacimiento la marca propuso numerosas opciones para la mujer, con notable presencia de los diamantes.  Drive, sin embargo, tiene una marcada presencia masculina.

Todos los modelos Drive de Cartier

Todos los modelos Drive de Cartier

Además nace con vocación de llegar a un público más amplio porque desde el principio se lanzan modelos en acero y en oro rosa (el Clé todavía sigue sólo disponible en oro blanco y oro rosa). La caja tiene también un diámetro de 40 mm, pero su forma de riguroso cojín despeja cualquier duda sobre a quién va dirigido el reloj. Es muy masculino, elegante y con un aire suavemente deportivo que engancha la vista desde el primer momento.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-la-inspiracion

Toma su inspiración en las líneas de los automóviles clásicos, de manera que el guilloché de la esfera recuerda la calandra del automóvil, el pequeño segundero al velocímetro, la corona toma la forma de un antiguo tornillo de sujeción del motor… complementado por los poderosos numerales romanos de la marca y las manecillas de espada, viajando el conjunto en una caja pulida cuyas líneas le hacen parecer más grande de lo que en realidad es. Y sin embargo su escasa altura permite su perfecta compatibilidad con camisas de vestir, con un resultado francamente atractivo.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-acero-esfera-blanca-y-esfera-gris-Horas-y-Minutos

El reloj nace con unas cuantas versiones. La primera y más sencilla es un automático con pequeño segundero y fecha, muy elegante. Como decía antes se ofrece en acero y oro rosa. La versión de acero tiene dos esferas: plateada con manecillas en acero azulado o en gris, que aumenta su aire vintage.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-oro-rosa-esfera-gris-y-esfera-blanca-Horas-y-Minutos

Igual propuesta vemos en la versión en oro rosa, salvo que en este caso la esfera gris va acompañada de numerales y manecillas también en oro rosa. Además el reloj está animado por un calibre de manufactura, el 1904 PS-MC automático  (PS significa Petit Secondes) que, gracias a sus 4 mm de altura permite que el conjunto sea tan delgado y quede tan bien en la muñeca. Estoy convencido de que este modelo va a ser un enorme éxito para Cartier. Otro más.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-automatico-acero-en-la-muneca

La segunda opción para este Drive es una de las más útiles en estos tiempos globalizados: el segundo huso horario. En este caso viene acompañado de una gran fecha, un verdadero acierto porque las grandes ventanas tienen autoridad propia en la esfera, alejando el ya cansado debate de si fecha sí, fecha no. Siempre he pensado que si tiene que haber fecha, que sea grande para que tome sus propias riendas y no parezca que se ha colado de rondón.

SIHH-2016-CARTIER-Drive-de-Cartier-Second-Time-Zone-pink-gold

Este Drive presenta la complicación de GMT de una manera ingeniosa y elegante, si bien no tan intuitiva de leer: a las 10 se abre una ventana en forma de abanico en el que la hora en destino se muestra en un marcador de 12 horas retrógrado; es decir, al llegar a las 12 salta al inicio para para seguir la segunda mitad del día. Está conectado con la otra apertura entre las tres y las cuatro, que muestra una indicación día y noche muy bonita, muy distinta a lo habitual. Los seguidores de la marca habrán reconocido inmediatamente que es la esfera presentada con el Rotonde de Cartier Second Time-Zone Day/Night en el Watches and Wonders del 2014, pero para mi gusto queda mucho mejor en el Drive.

La información la aporta el calibre automático 1904-FU MC, desarrollado en la Maison por ese genio de la relojería que es Carole Forestier-Kasapi, la directora de desarrollo de movimientos de la marca.

SIHH-2016-Novedades-Cartier-Drive-segundo-huso-horario-acero-Horas-y-Minutos

Por último, Cartier no ha querido que el estreno del Drive haya sido el de cualquier reloj y ha añadido un tope de gama con la complicación más querida: el tourbillon; y además volante. Es el que presenta el calibre de cuerda manual 9452 MC que sólo ofrece horas y minutos y el tourbillon que, al realizar un giro completo cada minuto, sirve también de pequeño segundero, marcado por la clásica C de Cartier. El torbellino se aloja a las 6 y está enmarcado por un bisel que replica la forma de la caja. La esfera en su conjunto es más compleja que las otras versiones de Drive, ya que los numerales se muestran en relieve sobre una superficie satinada rayos de sol que contrasta con el guilloché blanco. El reloj sólo se ofrece con caja de oro rosa y ostenta el sello del Punzón de Ginebra.

SIHH-2016-CARTIER-Drive-de-Cartier-Flying-Tourbillon

La colección llegará en abril, momento en el que intentaré hacer un reportaje en vivo de los distintos modelos.

CLÉ DE CARTIER AUTOMATIC SKELETON

 

SIHH-2106-CARTIER-Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton

Había dicho que que el Clé nació con cierta ambivalencia masculina-femenina que al final ha inclinado la balanza del lado de la mujer. El Clé de Cartier Automatic Skeleton tiene sin embargo una presencia incisiva, poderosa, afilada. Pasa incluso por encima de las formas de la caja para imponer su ley de ángulos contundentes. Por supuesto es un diseño que ya conocíamos del Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton o del Crash Skeleton (que también vimos en este artículo ya citado anteriormente) y que como vemos queda bien a cualquier reloj, porque la idea de utilizar los romanos como puentes que estructuran la esfera y el calibre es muy acertada estéticamente y de perfecta factura técnica.

SIHH-2016-Novedades-CARTIER-Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton-calibre-9621-MC

Calibre 9621 MC

El resultado es espectacular y resalta especialmente en la nueva caja de paladio, un metal de la familia del platino pero mucho más escaso. El diámetro es de 41 mm y, a pesar de su presencia viril Cartier lanza también una versión con diamantes en el bisel.

Y en septiembre llegará (¡por fin!) la versión en acero, que se ve así:

SIHH-2016-Cartier-Cle-de-Cartier-acero

Más golosinas relojeras de Cartier tras el salto.



SIHH 2016: Las novedades de Baume & Mercier

Ha sido un SIHH muy tranquilo para Baume & Mercier, que apenas ha presentado 3 modelos de relojes. Parece que la marca está repensando su estrategia y centrándose en los productos de mayor demanda, y este año nos trae tres cronógrafos, la complicación más popular.

SIHH-2016-Baume-Mercier-Portada-Horas-y-Minutos

Baume & Mercier lleva tiempo tratando de reposicionar su presencia en el mercado relojero. Al no tener una manufactura -porque no desarrolla sus propios movimientos- le resulta muy difícil colocarse entre las marcas del grupo Richemont porque está en clara desventaja, así que desde el año pasado se ha decantado por centrarse en ser el reloj regalo para las ocasiones, lo que le libera de la sombra de sus hermanas mayores (IWC o Panerai, por poner un ejemplo) pero la mete en el fragor de una batalla brutal en la que cuesta mucho sobresalir por encima de la media. Tiene por ejemplo la competencia de las marcas del grupo Swatch, que con los mismos calibres y buenos acabados ofrece sin embargo precios mucho más aquilatados y nombres con por lo menos el mismo peso histórico que Baume & Mercier. Y dentro de su propio grupo está Montblanc, que con un potentísimo motor creativo le ha tomado la delantera en diseños y precios. Aún así B&M es capaz de ofrecer relojes interesantes que merecen nuestra atención.

CLIFTON CHRONOGRAPH COMPLETE CALENDAR

SIHH-2016-Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-brazalete-Horas-y-Minutos

Ya lo presentamos en su momento en este artículo. A mí siempre me ha gustado el Clifton, me parece el modelo más acertado de la marca. Tiene un gran equilibrio entre la presencia vintage de los años 50 y el aire contemporáneo necesario para llegar a un público ampio. El tamaño de 43 mm de diámetro le permite alojar complicaciones sin que resulten esferas apelmazadas, y de ahí que esta nueva oferta presente las complicaciones favoritas del público con un resultado excelente: calendario, fases lunares y cronógrafo.

SIHH-2016-Baume-Mercier-Clifton-Chronograph-Complete-Calendar-bitono-Horas-y-Minutos

Clifton Chronograph Complete Calendar bitono

Movido por un ETA Valjoux 7751 automático, el derivado del 7750 pero con los módulos de crono, calendario y fases lunares, el reloj es una perfecta máquina con una durabilidad a prueba de bombas. El calendario es completo por lo que necesita ajustes los meses que no son de 31 días. El número de día lo indica una manecilla que se desplaza a lo largo de la esfera, mientras que el día y el mes se leen en la subesfera de las 12 horas, que comparten con el contador de 30 minutos. La luna se aloja a las 6 junto con el con el contador de 12 horas mientras que a las 9 encontramos el pequeño segundero y el indicador de 24 horas.

Clifton Chronograph Complete Calendar en acero

Clifton Chronograph Complete Calendar en acero

El reloj se ofrece con caja de acero y manecillas rodiadas, en bitono con el bisel chapado en oro rosa y las manecillas e índices dorados y por último en una versión con brazalete de acero y manecillas e índices dorados. Es de esperar que el precio esté en el entorno de los 4.000 y algo euros, lo que sería una propuesta muy difícil de rechazar.

Clifton Chronograph Complete Calendar con brazalete de acero

Clifton Chronograph Complete Calendar con brazalete de acero

CAPELAND SHELBY COBRA LIMITED EDITION 

En abril del año pasado Baume & Mercier tuvo un éxito quizá mayor de lo que esperaban con el Capeland Shelby Cobra que repasamos en vídeo en este artículo. Era un reloj que presentaba una imagen dinámica, moderna y vibrante, con una esfera muy bien realizada. Era un homenaje al piloto Carroll Shelby, quien creó un bólido, el CSX2128, con el que corrió con su equipo y ganó entre otras competiciones un campeonato del mundo, y que sirve de base para los dos nuevos relojes.

CSX2128 Shelby Cobra

SIHH-2016-Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Competition-perfil-Horas-y-Minutos

La caja pulida y satinada es en ambos modelos de 44 mm de diámetro. Sólo se diferencian en que una tiene además un acabado en ADLC, que es un DLC (Diamond Like Carbon) específicamente desarrollado para artículos de lujo y que otorga un acabado en negro resistente a las ralladuras.  Va acompañado por una correa de caucho negra y en su nombre se añade la palabra “Competition”.

SIHH-2016-Baume-Mercier-Capeland-Shelby-Cobra-1963-Competition-Horas-y-Minutos

Capeland Shelby Cobra 1963 Competition

La versión sin ADLC tiene una correa de cuero con pespuntes blancos e interior amarillo, más bonita que la de caucho. Ambos relojes recogen los colores del vehículo para integrarlos en la esfera. Así vemos un fondo de negro cerrado, con la escala taquimétrica y las agujas del cronógrafo en amarillo y una doble banda blanca que recorre la parte inferior del dial. Los dos contadores del cronógrafos tienen una leyenda (“Minutes” y “H”) que le hace parecerse a los del salpicadero del coche, además de un arco verde a las 3 que recuerda a los cuentakilómetros. Por último, en el zafiro de la trasera aparece el 15 del reloj, que tapa parcialmente el Valjoux 7753.

 

 

Capeland Shelby Cobra 1963

Capeland Shelby Cobra 1963

Ambos relojes son una edición limitada a 1963 unidades -año del triunfo del equipo Shelby en el campeonato americano- y tienen unos precios de 4.100 euros para la versión en acero, mientras que la “Competition” con el recubrimiento de ADLC tendrá un precio de 4.400 euros. Éste es su vídeo.

Digamos por último que Baume & Mercier ha presentado también Petite Promesse un reloj de cuarzo en caja de 22 mm con diamantes en el bisel e índices, esferas de madreperla y correas de doble lazo en piel o acero. Es una declinación más pequeña del Promesse que lanzó el año pasado.

SIHH-2016-Baume-Mercier-Petite-Promesse-Horas-y-Minutos



SIHH 2016: Las novedades de Audemars Piguet -1

 

Portada-SIHH-2016-Audemars-Piguet

¿Crisis? ¿Qué crisis? para Audemars PIguet, la gran independiente, eso de que se ha llegado al límite son tonterías, y el SIHH 2016 ha sido una nueva prueba de que la manufactura sigue con su idea de tener un reloj para cada gusto. Para ello ofrece nuevas versiones del Royal Oak (que no conoce límites), de la colección Jules Audemars y nuevos relojes de mujer, siempre desde la innegociable calidad de todos los productos de la casa. Son tantas las novedades que las he separado en dos entradas.

EL REINO DEL TOURBILLON

Si el tourbillon es la cumbre de las complicaciones relojeras (aunque para mi son las sonerías), se podría decir que Audemars Piguet no sólo está en la cumbre, es que es suya. En esta edición ha presentado nade menos que 8 modelos con tourbillon, una superproducción que consigue lo más difícil: estandarizar la belleza sin que pierda un ápice de su atractivo. Y ello es porque el tourbillon, que a estas alturas ya le han hecho torear en todo tipo de plazas relojeras, se adapta a las diferentes propuestas de AP con singular éxito.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Tourbillon-Extra-Thin-Openworked-Chronograph-Openwork-Jules-Audemars-Chronograph-Horas-y-Minutos

Así, en la foto de arriba podemos ver, de izquierda a derecha y de arriba abajo: Royal Oak Tourbillon Extra-Thin 41 mm y a su derecha la versión con diamantes en el bisel. Ambos presentan la caja y el brazalete en platino. Con el mismo tamaño pero en oro amarillo tenemos el Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked. Los tres comparten el calibre de manufactura 2924, pero este último queda a la vista gracias al estupendo trabajo de esqueletado de la marca. El último de la fila superior es el Royal Oak Tourbillon Chronograph Openworked 44 mm. Hace poco repasamos la edición boutique en la que los índices y manecillas están realizados en oro blanco (se puede leer aquí). Esta es la versión no limitada, pero no por eso menos exclusiva: la caja está realizada en platino y los índices y manecillas en oro rosa. Todo ello en una caja grande, que permite una perfecta visión de los trabajos de la pieza.

Por debajo aparece en primer lugar el Jules Audemars Tourbillon Openworked 41 mm, un precioso trabajo de esqueletado sobre una caja de formas clásicas y realizada, una vez más, en platino. Además del tourbillon las complicaciones nos informan de la fecha y la reserva de marcha. El Royal Oak Concept Tourbillon Chronograph 44 mm se basa en el mismo concepto lanzado en 2013 y del que ya hay otras dos versiones.  Sorprende que el diseño de la esfera, tan radical, afilado y poderoso se vea ahora envuelto en una caja de oro rosa y sobre todo con un brazalete de caucho blanco, que lo convierte en uno de los relojes más llamativos de la colección actual.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Jules-Audemars-Tourbillon-Chronograph-Horas-y-Minutos

A su lado se muestra el precioso Jules Audemars Tourbillon Chronograph 41 mm, una visión clásica del calibre que gobierna el Royal Oak Tourbillon Chronograph Openworked 44 mm y que en este caso se asoma tras una preciosa esfera -o lo que queda de ella- en color chocolate que, unido a la caja de oro rosa, lo convierte en una pieza francamente atractiva. Con 3 milímetros más aparece el Royal Oak Offshore Tourbillon Chronograph Selfwindind 44 mm, el único tourbillon automático de la colección cuya masa oscilante es además perimetral. Es decir, no es un rotor al uso que cubre la mitad de la trasera del calibre, sino un segmento que rueda sobre el perfil exterior del movimiento. Es una versión en oro rosa y correa de caucho blanca del presentado en el Watches & Wonders y que tenía un cuerpo de carbono.

ROYAL OAK 33 Y 37 mm

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-33-y-37-Horas-y-Minutos

Este año Audemars Piguet revisita el Royal Oak y lo despliega en diámetros de 33 mm (con movimientos de cuarzo) y 37 mm automático, en acero, oro rosa o bitono y todos con la Grande Tapisserie que personalmente cada día me parece más bonita. Tiene una elegancia que por más que la veas nunca pierde un ápice de su porte, y el satinado de la caja y el brazalete -combinado con el pulido a espejo del chaflán del bisel- no hacen sino remarcarlo. Las esferas oscilan entre el negro, gris y marrón y están recorridas por un segundero central en la versión automática. Lo mejor de todo es que AP no negocia la calidad ni siquiera en las versiones de cuarzo, y todas tienen el mismo altísimo nivel de acabado.

Royal Oak Quartz 33 mm two-tone

Royal Oak Quartz 33 mm two-tone

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Selfwinding-37-mm-Horas-y-Minutos

Royal Oak Selfwinding 37 mm oro rosa

ROYAL OAK DUAL TIME 39 mm

Audemars Piguet lanzó su primer Dual Time en 1990. En 2016 presenta su primer modelo con doble huso horario para mujer -aunque las barreras entre reloj de hombre y de mujer cada vez están más difusas-.  Lo hace con un armazón de acero satinado pero con correa blanca de cocodrilo para enfatizar su lado femenino. Una vez más la Gran Tapicería sirve de alfombra para la información que ofrece el guardatiempos. La hora y minutos están marcados por manecillas e índices de oro rosa impregnados de SuperLuminova. A las 6 aparece la subesfera del segundo huso horario en forma de reloj completo, con horas y minutos. Sobre el eje de las 2 se sitúa la la fecha, que tiene enfrente la reserva de marcha (demasiado deportiva para mi gusto). Por último, entre las 6 y las 7 se sitúa el indicador día/noche. Todo se mueve gracias al calibre 2329/2846, que está basado en el calibre de Jaeger 889 al que se le acopla un módulo GMT (de Dubois Depraz diría yo).

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Dual-Tone-39-mm-Horas-y-Minutos

ROYAL OAK OFFSHORE CHRONOGRAPH 37 mm

Otra mirada de Audemars Piguet al mundo femenino, al que aporta un cronógrafo con medidas contenidas y presencia seductora. Y no sólo por los diamantes del bisel: la esfera está decorada por la Lady Tapiserie, una versión que suaviza la Gran Tapicería con un guilloché circular que recorre el espacio de los índices, justo debajo de la minutería. Las manecilla e índices son de oro rosa u oro blanco, dependiendo del material de caja: oro rosa o acero. La disposicón del cronógrafo es la tradicional tri-compax 3-6-9, con la ventana de fecha a las 3:30. El cronógrafo se mueve gracias al calibre 2385, basado en el legendario Frederic Piguet 1185, usado también en el Overseas de Vacheron Constantin o el Breguet Marine Chronograph (calibre 576), entre otros. Este calibre sigue siendo uno de los más delgados del mercado, con tan sólo 5,5 mm de altura.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Offshore-Diver-Chronograph-37-mm-Horas-y-Minutos

ROYAL OAK OFFSHORE DIVER CHRONOGRAPH 42 mm

El Royal Oak tiene tanta personalidad que puede ser perfectamente un reloj fashion sin perder su dignidad de alta relojería. Es más, si el Royal Oak nació como reloj deportivo los colores no le deben ser ajenos porque el mundo del deporte es intrínsicamente vibrante y siempre se ha asociado con colores fuertes. En 2010 Audemars Piguet introdujo su primer Royal Oak Offshore Diver, y 6 años después el buceador trae además un cronógrafo. Va a ser un exitazo.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Offshore-Diver-Chronograph-Horas-y-Minutos

A la caja de 42 mm de acero cepillado se atan unas correas de caucho de colores fuertes -amarillo, lima, naranja y azul- que igualan el color de la esfera decorada con la Méga Tapisserie, una versión de la tapicería de Audemars Piguet pero con cuadros más grandes y separados que le dan una apariencia más poderosa. Las subesferas de 30 minutos del cronógrafo a las 9 y del pequeño segundero a las 3 son en negro salvo en la esfera azul, que mantiene el mismo color -lo cual es una buena idea porque queda mucho mejor. El bisel rotativo interior para la inmersión recibe el mismo color en los 15 minutos iniciales (pensados para la descompresión en ascenso), de forma que se lea bien hasta los 300 metros a los que se puede sumergir sin perder la estanqueidad.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Offshore-Diver-Chronograph-1-Horas-y-Minutos

El único pero que le pongo es que, siendo un reloj de inmersión, el pequeño segundero no tiene tratamiento luminiscente, lo que obliga a poner en marcha el cronógrafo si se quiere, como obligan las normas, saber que el reloj está funcionando cuando se está a oscuras, lo que no parece una muy buena idea si queremos proteger el movimiento. Por cierto que el calibre es el 3124/3841; es decir, el calibre automático de AP al que se le incorpora un módulo Dubuis Depraz. Es evidente que aunque sea un módulo añadido lo hace bajo los estándares de la manufactura, pero es mejor aclararlo para que nadie se llame a engaño. Donde no hay duda alguna es en el nivel de acabado y la calidad de los materiales. Por ejemplo, los índices y manecillas siguen siendo de oro, oscurecido en este caso. Los pulsadores y las dos coronas son de cerámica, y el satinado del acero sigue siendo igualmente exquisito.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Offshore-Diver-Chronograph-Orange-Horas-y-Minutos

En la muñeca queda absolutamente espectacular, en cualquiera de sus versiones. Van a estar disponibles solamente en las boutiques de la marca, pero su disponibilidad va a ser muy escasa porque se van a vender como churros, no me cabe ninguna duda.

SIHH-2016-Audemars-Piguet-Royal-Oak-Offshore-Diver-Chronograph-Blue-Horas-y-Minutos



SIHH 2016: Las novedades de A. Lange & Söhne

El Salón de Alta Relojería de Ginebra ha cerrado sus puertas, dejando atrás una edición que ha sido poco pródiga en novedades de las casas que tradicionalmente acuden pero con la excitación de ver a 9 marcas relojeras independientes. Vamos a ir viendo los modelos presentados por cada una de ellas, empezando por la gran dama sajona: A. Lange & Söhne.

Lange siempre organiza sus colecciones de manera tal que, según me dijo su Director General Wilhem Schmid en una entrevista que publicaré más adelante, presentan un reloj para coleccionistas, un reloj “héroe” que llama mucho la atención de los aficionados y periodistas y un reloj más sencillo. De esta manera cubren todos los segmentos de mercado, tanto técnica como económicamente. Este año yo diría que A. Lange & Söhne ha presentado dos de cada:

DATOGRAPH PERPETUAL TOURBILLON

 

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-perfil-horas-y-minutos

Ya existía un Datograph con calendario perpetuo en la colección de A. Lange & Söhne (se puede ver aquí), pero en esta nueva edición se incorpora un tourbillon que, al estar en su lado natural, sólo se ve cuando se da la vuelta a la caja. Ello ha hecho pasar el número de componentes del calibre L952.2 de 556 a nada menos que 729 piezas. Por supuesto se mantiene la parada del volante cuando se tira de la corona para poder poner el reloj en hora con total precisión. Llama la atención que se mueve a 18.000 alternancias a la hora, lejos de 4 hercios habituales de los cronógrafos. Éste, por cierto, es también flyback.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-reverso-horas-y-minutos

En el frontal, además de la sustitución del oro blanco por el platino, también hay cambios. El más llamativo, por supuesto, es el uso del negro en la esfera. El negro era el color original de Datograph, pero esta vez incluso las subesferas se tornan zaínas, ofreciendo una presencia más compacta e impactante sólo rota por el cielo estrellado de las fases lunares, la indicación día/noche y la de año bisiesto. Se ha añadido además una indicación de reserva de marcha – de 50 horas- entre las 9 y las 10. Y por supuesto, la gran fecha de Lange. El diámetro de la caja es de 41,5 mm y 14,6 mm de alto. No siendo un reloj pequeño sin embargo queda muy bien puesto, gracias sobre todo a sus formas redondas tradicionales.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Es una edición limitada a 100 unidades con un precio de 295.000 euros

GRAND LANGE 1 MOONPHASE „LUMEN“

A. Lange & Söhne ya había presentado estos casi podríamos llamar radicales relojes. En 2013 introdujo el Gran Lange 1 “Lumen”, y en 2014 el Gran Lange 1 Moonphase, que reproducía la órbita de la luna con una precisión del 99,998 por ciento. Ahora el Grand Lange 1 Moonphase “Lumen” aúna los dos para conseguir un impacto aún mayor.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-perfil-horas-y-minutos

El fundamento del reloj consiste en introducir un cristal de zafiro ahumado que permite la visión de los diales que dan vida a la gran ventana de fecha. El cristal bloquea la mayor parte de la luz pero no los rayos ultravioletas, lo que “carga” las abundantes dosis de SuperLuminova para un brillo nocturno realmente espectacular, particularmente cuando se pueden apreciar las 1164 estrellas -o al menos parte de ellas-. La fase de la luna, por cierto, sólo tendrá que ser ajustada una vez cada 122,6 años.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-SuperLuminova-horas-y-minutos

Es una edición limitada a 200 unidades con un precio de 70.800 €

LANGE 1 TOURBILLON PERPETUAL CALENDAR

Otro modelo que ya existía y al que se le ha dotado de nuevo material de caja -oro blanco- y color de esfera -antracita- que cambia completamente la apariencia del reloj; lo hace menos romántico se podría decir.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-perfil-horas-y-minutos

En lo demás no varía: el tourbillon sigue ocupando la trasera, mientras que el anverso es una lección de cómo leer fácilmente muchos datos. El mecanismo está construido de tal manera que tan solo se le tendrá que avanzar un día en el año 2100, mientras que las fases lunares tienen la misma exactitud que hemos visto arriba. El resultado en la muñeca es exquisito, y lucirlo cuesta 315.900 €

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-Tourbillon-Perpetual-Calendar-en-la-muñeca-horas-y-minutos

 

LANGE 1 WHITE GOLD

Y seguimos con las ampliaciones de gama. Tras el levísimo rediseño presentado el año pasado ahora A. Lange & Söhne nos presenta una versión en oro blanco de su reloj más característico: el Lange 1, ahora con caja de oro blanco. Para acompañarlo se ha optado por una esfera plateada con cierto tono cálido, lo que hace del reloj un paradigma del guardatiempos de vestir. Por su perfecta redondez y por sus medidas: 38,5 milímetros de diámetro y una altura de 9,8 milímetros. El precio, 31.700 euros.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Lange-1-White-Gold-en-la-muñeca-horas-y-minutos

RICHARD LANGE JUMPING SECONDS

Esta sí es una novedad, y muy interesante. En una entrada sobre los Observer de Glashütte Original que se puede leer aquí contaba qué es un reloj de observador, al que se le exige la mayor exactitud además de una perfecta lectura. En este caso esa perfección queda plasmada en la gran subesfera que marca los segundos muertos.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Richard-Lange-Jumping-Seconds-horas-y-minutos

Para marcar perfectamente el salto de cada segundo el calibre Lange L094.1 incorpora un sistema de fuerza constante que mueve la rueda del escape una vez por segundo. Por medio del segundo tren de rodaje, el barrilete acciona el mecanismo saltante. Su misión consiste en transformar la frecuencia del volante de seis semioscilaciones por segundo en un único paso de la aguja del segundero. Este proceso está dirigido por una estrella de cinco puntas sujeta en el eje de la rueda del áncora. La estrella gira junto con la rueda del áncora una vez cada cinco segundos sobre su propio eje. Cada segundo, una punta de la estrella libera una palanca. Este largo brazo de la palanca ejecuta ahora, accionado por el barrilete, un giro instantáneo de 360 grados antes de que lo detenga la siguiente punta de la estrella. Este giro hace que avance la aguja del segundero hasta el siguiente índice de los segundos por medio del árbol del segundero conectado al engranaje. Al mismo tiempo, el impulso de avance del segundero saltante se utiliza para aprovisionar con nueva energía al muelle de accionamiento del mecanismo de reajuste de la tensión.. Se puede ver en este vídeo:

Pero además integra un mecanismo de puesta a cero del segundero cuando se saca la corona, lo que permite total exactitud a la hora de poner en hora el reloj. Por último, cuando quedan sólo 10 horas de reserva de marcha un pequeño triángulo en la intersección de las horas y minutos se vuelve rojo, de manera que se sepa que hay que darle cuerda. El Richard Lange Jumping Seconds de A. Lange & Söhne está construido en platino con unas dimensiones de 39,9 por 10,6 mm, y es una edición limitada a 100 unidades con un precio unitario de 78.000 €.

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Richard-Lange-Jumping-Seconds-en-la-muñeca-horas-y-minutos

SAXONIA MOONPHASE Y SAXONIA THIN

Las dos incorporaciones a la colección más económica no deja de tener su atractivo. El Saxonia Moonphase añade la complicación desarrollada por la casa y que, recordemos, sólo hay que corregir una vez cada 122,6 años, lo que significa que no te tienes que preocupar por ella. Es un perfecto reloj de vestir porque mide 40 x 9,8 mm, y se fabrica en oro rojo y oro blanco, ambos con un precio de 28.500 €

SIHH-2016-A-Lange-Saxonia-Moonphase-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Y por último el Saxonia Thin, al que se le ha despojado de elementos superfluos para aumentar el atractivo del reloj más delgado de A. Lange & Söhne; tiene un grosor de tan solo 5,6 mm para poder deslizarse debajo del puño de camisa más exigente. El diámetro es perfecto también: 40 mm. El precio para las dos versiones -oro rojo y oro blanco- es el mismo: 20.800 €

SIHH-2016-A-Lange-Saxonia-Thin-en-la-muñeca-horas-y-minutos

Según vayan saliendo los distintos modelos los presentaré con fotos en vivo. Más datos en la web de lange.com.



Grand Lange 1 Moon Phase Lumen

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-horas-y-minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro 41 mm, altura 9,5 mm
  • Cristales de reverso y anverso de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, un pulsador para la corrección rápida de la gran fecha, pulsador encastrado para la corrección de la indicación de las fases de la luna

Esfera:

  • Esfera de base (anillo exterior, horas, minutos, pequeño segundero) de plata maciza, negra; cristal de zafiro semitransparente; gran fecha, cifras romanas e índices para la indicación de la hora y de la reserva de marcha así como detalles de la indicación de las fases de la luna fosforescentes
  • Agujas de oro rodinizado, fosforescentes

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada del segundero; indicación de la reserva de marcha; gran fecha; indicación de las fases de la luna

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L095.4, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • Diámetro: 34,1 milímetros; altura: 4,7 milímetros
  • 446 piezas
  • 45 piedras de cojinete
  • 7 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Sistema de oscilación: Volante con tornillos antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra. Hebilla de Lange en platino

Edición limitada a 200 unidades

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-calibre-L095.4-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-frontal-horas-y-minutos

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Grand-Lange-Moonphase-Lumen-perfil-horas-y-minutos

 

 

 



Datograph Perpetual Tourbillon

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-horas-y-minutosCaja:

  • Platino
  • Diámetro: 41 milímetros; altura: 14,6 milímetros
  • Cristal y fondo transparente de cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora, dos pulsadores para la manipulación del cronógrafo, pulsador principal para la corrección rápida de todas las funciones del calendario, un pulsador encastrado en cada caso para la corrección del día de la semana, del mes y de la fase de la luna

Esfera:

  • Plata maciza, negra
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rodinizado, fosforescentes; agujas del segundero, día de la semana, mes y de los cuatro años así como totalizador de los minutos de oro rodinizado; aguja del cronógrafo de acero rodinizado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con parada. Cronógrafo flyback con totalizador exacto de los minutos saltantes; escala taquimétrica; calendario perpetuo con fecha, día de la semana, mes, fase de la luna y año bisiesto; indicación día/noche; indicación de las fases de la luna; indicación de la reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L952.2, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano
  • 729 piezas
  • 59 rubíes, de los cuales un contrapivote de diamante
  • 5 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos antichoque con regulador excéntrico; espiral del volante de fabricación propia, frecuencia del volante de 18.000 semioscilaciones por hora, ajuste de precisión del declive con tornillo de ajuste lateral y muelle en forma de cuello de cisne
  • 50 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, negra
  • Hebilla desplegable de Lange de platino

Edición limitada a 100 unidades

SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-anverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-calibre-reverso-horas-y-minutos SIHH-2016-A-Lange-Sohne-Datograph-Perpetual-Tourbillon-perfil-horas-y-minutos

 



Pre-SIHH: 2016, el año de la Diva Roger Dubuis

Otro adelanto del próximo SIHH, para el que cada vez queda menos (comienza el 18 de enero). Esta vez nos acercamos a Roger Dubuis, la manufactura más despampanante del grupo Richemont y que en 2016 quiere conquistar a la mujer, a quien considera una Diva. La Diva Roger Dubuis.

 

Roger Dubuis Diva

La imagen superior, elegida por la manufactura como cabecera de su campaña Diva Roger Dubuis es toda una declaración de principios: la mujer bella, seductora, que cuida todos los detalles de su femineidad pero que a la vez afirma la seguridad en sí misma con una mirada inquisitiva que da a entender de manera palmaria que sabe muy bien distinguir lo que quiere -y lo que no-, sin tiempo para medianías ni falsos reclamos.

Para la mujer Roger Dubuis ya tiene una colección llamada Velvet (terciopelo) que con el tiempo ha ido acumulando un buen número de piezas que se pueden ver en la web de Roger Dubuis. El mercado femenino supone un 20% de las ventas de Roger Dubuis, pero la marca, sabedora de lo singular de su propuesta para el mercado de la mujer, quiere más. Por ello en el SIHH 2016 va a desvelar una completa colección dedicada a la mujer, de la que ahora nos ofrece un adelanto.

BLOSSOM VELVET PINK

 

Roger Dubuis Blossom Velvet Pink frontal

Quizá  sea éste el modelo que marque la nueva orientación de la colección Velvet para la Diva Roger Dubuis: es la primera vez que vemos una esfera decorada que no está decorada simplemente con numerales o  con diamantes. En este caso sobre una gruesa placa de esmalte Grand Feu crecen unas llamativas flores con tallos y hojas en diversas tonalidades que van del rosa palo al púrpura. La panoplia floral rodea la tradicional forma de tonel del centro de la esfera de nácar, en la que unas discretas agujas delfín marcan unas horas que a simple vista parecen no tener indicadores. Sin embargo las 6 flores sirven de índices horarios impares.  Más romántico imposible.

Roger Dubuis Blossom Velvet Pink detalle

Es importante recordar -y de ello se encarga la leyenda de la esfera- que todos los relojes de Roger Dubuis ostentan el sello de Punzón de Ginebra, lo que garantiza la máxima calidad de acabados no sólo en el movimiento sino también en la caja y la esfera. De ahí que se aprecie mucho más la labor de pulidos redondeados y esquinas biseladas de los motivos florales. Por supuesto el bisel está decorado con diamantes, como los demás modelos de la colección, y también las asas y ese “tercer eslabón” que aparece a las 12 y a las 6 que caracteriza la caja de los Velvet. El diámetro, por cierto es de 36 mm.

Dentro se mueve el calibre automático RD821, ya usado por Roger Dubuis para mover los modelos existentes de la colección. Se presenta en una edición limitada a 88 piezas con un precio de 64.200 $

VELVET SECRET HEART

Roger Dubuis Velvet Secret Heart frontal

Con el Velvet Secret Heart Roger Dubuis pone de manifiesto no sólo su creatividad a la hora de concebir relojes de mujer, sino también que es un relojero de primera categoría que crea sus propias complicaciones. En este caso ofrece un calendario birretrógrado muy bien pensado.

Aprovechando los semicírculos impuestos por la caja de los Velvet y  remarcados por hileras de diamantes, RD ha interpuesto entre estos y los radiantes numerales romanos dos secciones para mostrar el calendario que quedan perfectamente integradas. Como la caja es de 36 mm esta disposición garantiza una perfecta lectura de la fecha. Se evita así una apertura que interrumpa las líneas sensuales del guardatiempos.

Así, las manecillas de cada sección -impulsadas por el calibre RD821B- va descendiendo hasta que cumplen su ciclo temporal, momento en que saltan hacia arriba y desaparecen para dejar paso a la aguja del lado inverso.

Roger Dubuis Velvet Secret Heart detalle

Todo ello con un juego de distintas alturas para dar profundidad a la esfera, que además ha sido decorada con un azul intenso que acompaña con su disposición “rayos de sol” la forma de los numerales  romanos. El resultado es francamente impactante, lleno de personalidad.

Es importante señalar que el calibre está ajustado en seis posiciones, lo que le hace comportarse como un cronómetro. Porque la calidad relojera de Roger Dubuis es innegociable, por muy espectacular que sea el modelo. El reloj se complementa con una correa de aligátor también en azul y su precio es de 80.300 $

La primera cita del SIHH el lunes 18 es con Roger Dubuis, y estoy deseando ver con qué nos sorprende.

Roger Dubuis Blossom Velvet Pink

Roger Dubuis Velvet Secret Heart