Archivo de la etiqueta: smart watch



El próximo Apple Watch podría ser independiente del teléfono

 

Apple podría presentar en septiembre la nueva generación de su Apple Watch equipado por primera vez con un módem 4G, lo que permitiría su utilización sin el teléfono.

 

Según Bloomberg en Septiembre Apple podría presentar su nuevo Apple Watch, la tercera versión, con una novedad importante: un chip LTE de Intel que le permitiría conectarse a las redes celulares sin depender del iPhone. Sería la manera de que de verdad el smartwatch fuera un reloj inteligente, no un añadido del móvil. Por supuesto eso podría traducirse en un empuje significativo de ventas del modelo.

Significaría liberar al accesorio de muñeca para que pudiera hacer el sólo cosas que hasta ahora dependen de su hermano mayor.  Compras, descargas de música y aplicaciones o el control de los datos de las actividades físicas se gestionarían desde la muñeca exclusivamente.

Pero mucho más importante aún para Apple que el poder descargarse Despacito directamente en el móvil es la posible certificación de la FDA, la Food and Drug Administration de los Estados Unidos. Este organismo es el que certifica los aparatos que pueden ser usados en el entorno sanitario. Una de las primeros objetivos del Apple Watch era que sirviera para monitorizar el sueño, pero la escasa duración de la batería lo descartó para esta labor desde el inicio.

Apple está investigando un sensor que sirva para controlar los niveles de glucosa, esenciales en el tratamiento de la diabetes, pero hasta que no consiga el sello de la FDA todo lo que haga se considerará “no válido” a efectos sanitarios. Y mientras el reloj dependa del teléfono no parece posible que pueda obtener el certificado.

Pero si el Apple Watch fuera autónomo el camino sería más sencillo. El empujón para el producto sería monumental, porque a ojos del público dejaría de ser un “cacharro” más, de cuyo utilidad ni siquiera muchos fieles seguidores de la marca están convencidos. Ahora tendrían entre las manos (o sobre sus muñecas, mejor dicho) un producto clínico. Eso sería entrar en un universo completamente distinto.

Hay un problema que todavía no está resuelto: la duración de la batería. Pero si Apple resuelve el problema, o lo mejora significativamente, sería un enorme paso adelante. Recordemos que Apple nunca ha dicho cuántos Apple Watch lleva vendidos. Es con el único producto estrella con el que no lo dice, lo que significa que probablemente no lo ha vendido en las cantidades que le hubiera gustado. A cambio, ya le gustaría a muchas casas relojeras tradicionales vender tantos relojes como Apple (aunque fueran de cuarzo).

Septiembre es el mes reservado por Apple para la presentación de productos. Si finalmente se presenta este nuevo Apple Watch  la campaña de navidad puede ser especialmente interesante para la casa de Cupertino. Si llega a tiempo, cosa que últimamente no ha hecho. Estaremos atentos.

Todas las fotos del artículo son de Unsplash.com

 



Concurso TAG Heuer: vota y gana un Connected Modular 45

 

El Connected Modular 45 sigue conquistando nuevos terrenos en su objetivo de darse a conocer y ser EL reloj conectado de los aficionados a la relojería. En otra acertada decisión de marketing se pone en marcha el Concurso TAG Heuer Connected Modular 45. Vamos a ver en qué consiste.

 

Ya sabemos que cuando Jean-Claude Biver, el actual director de la marca, se mete en algo, lo hace hasta la extenuación de su energía. Pero también sabemos que eso nunca ocurre porque es incansable. Seguramente le hicieron con piezas de un reloj con fuerza constante y además un rotor que le da cuerda continuamente. En noviembre 2015 (cómo pasa el tiempo) TAG Heuer presentó su primer smart watch (aquí lo vimos en vivo) . En marzo de 2017 presentó la segunda generación, y yo tuve la fortuna de estar en la puesta de largo (relatada aquí).

El nuevo reloj era el Connected Modular 45, que se puede intercambiar por un Carrera Calibre 5 de tres agujas y fecha o por el TAG Heuer Heuer 02T Chronograph Tourbillon que vemos aquí arriba. Es un movimiento inteligente porque ofreces al aficionado a la relojería y al seguidor de TAG Heuer todo en un paquete si así lo desea.

TAG tiene tantos embajadores que podría ser un país independiente y tener relaciones diplomáticas con medio mundo. Su potencia de marketing no tiene igual en la relojería, salvo en el caso de su hermana mayor (en precio, no en edad) Hublot. La promoción de cada embajador se hace, como es obvio, en el área en el que cada uno destaca. Ahora -y creo que por primera vez- se han unido 34 de ellos para el Concurso TAG Heuer Connected Modular 45.

En efecto, esta sustancial parte del cuerpo diplomático de la marca han rodado cada uno un vídeo de un minuto que se ofrece al entrar en la página del Concurso TAG Heuer Connected Modular 45. Para ello previamente hay que registrarse, pero tranquilos que no causa dolor: lo haces con tu correo o con tu Facebook. Una vez que has visto los vídeos puedes votar hasta cinco de ellos. Y ya está.

La verdad, no puede ser más sencillo. Ni más agradable, porque si algo nos gusta en internet es ver vídeos, y aquí se pueden ver unos cuantos, cada uno con su estilo creativo. Así que ánimo. A votar, a esperar, a cruzar los dedos y a ganar el reloj. Las esperanzas comienzan en esta web. ¡Suerte!

 

 

 



TAG Heuer Connected Modular 45 Edición Especial Kingsman

 

El nuevo TAG Heuer Connected Modular 45 Edición Especial Kingsman será el reloj que luzca el protagonista de la segunda entrega de la saga.

 

Kingsman: El Círculo de Oro se estrenará en todo el mundo el 22 de septiembre de 2017 y el TAG Heuer Connected Modular 45 Edición Especial Kingsman aparecerá en la muñeca del Taron Egerton, el actor que encarna al protagonista Gary “Eggsy” Unwin. De hecho durante el preestreno en Londres, en el que estuvieron Jean-Claude Biver (CEO de TAG Heuer y Presidente de la División de Relojes del Grupo LVMH) y el director, productor y guionista de la película, Matthew Vaughn, éste último dijo:

«Para Kingsman: El círculo de oro, necesitábamos un reloj inteligente para nuestros agentes. Estudiamos las distintas opciones que se encontraban disponibles, pero ninguna era lo suficientemente elegante para un Kingsman. Y entonces vi una entrevista en Bloomberg TV con Jean-Claude Biver en la que hablaba sobre su reloj conectado y de inmediato fue algo obvio para mí; los agentes Kingsman llevarían el TAG Heuer Connected».

Jean-Claude Biver, Toby Bateman de Mr. Porter y Matthew Vaughn, director de la película

 

RELACIONADO: PRESENTACIÓN DEL NUEVO TAG HEUER CONNECTED MODULAR 45.

La edición especial Kingsman reproduce la estética adoptada por los agentes en la película: asas en oro rosa y una elegante correa de cuero con estampado Kingsman. El reloj viene con una segunda correa en terciopelo naranja inspirada en la icónica chaqueta del smoking que viste Taron Egerton en la película.

La principal diferencia entre el TAG Heuer Connected Modular 45 y la edición especial Kingsman se encuentra en las funciones de la esfera. Disponible en azul y gris, la esfera lleva la inscripción y el logo de Kingsman a las 3 y a las 9 horas. A las 10:10 la esfera vibra por 10 segundos y el logo de la K aparece. En un último guiño a la película, la función de luz del reloj original es remplazada por el logo de la película en la esfera con un fondo blanco y oro. Un reloj todo terreno con un elegante estilo inglés y un toque Kingsman.

La edición especial Kingsman estará en venta exclusiva a partir del 6 de julio, y durante un mes, a través de MR PORTER. Sobre este tema, Jean-Claude Biver declaró: “La relación entre Kingsman y TAG Heuer habla sobre lo que define a un caballero hoy día: combinación de prestigio, vanguardia y acceso a un mundo conectado. Nuestros clientes están comprando cada vez más a través de canales online. Y nosotros tenemos que estar donde están nuestros consumidores, por lo que tenemos que estar online”. De hecho el programa TAG Heuer Connected Modular 45 Edición Especial Kingsman es parte de la estrategia de la marca para conectar con la audiencia millennial y construir su propio negocio de e-commerce. El precio del reloj es de 3.600 euros. Más información en TAGHeuer.es.

 



En la muñeca: TAG Heuer Connected

TAG-Heuer-Connected-5-Horasyminutos

TAG Heuer ha presentado por fin el TAG Heuer Connected, la incursión de la marca en el mundo del smart watch con el que quiere ser no sólo único, sino indicar a las demás casas relojeras por dónde transitar en este nuevo y complicado mundo. Tuve la ocasión de estar jugueteando con él y os cuento mis impresiones.

 

TAG-Heuer-Connected-3-Horasyminutos

En primer lugar quiero decir que en este artículo NO voy a hablar de las aplicaciones que trae el TAG Heuer Connected, salvo aquellas que son exclusivas del reloj. El aparato corre Android Wear, por lo que las aplicaciones van a ser aquellas que se encuentren disponibles para el sistema. Lo que sí es importante destacar es que todas van muy bien, o por lo menos todas las que estuve mirando. No hay tiempos de espera en la carga de las aplicaciones (una de las quejas de los usuarios del Apple Watch) y la transición entre pantallas es fluida y sencilla. La respuesta de la pantalla al deslizamiento del dedo es inmediata, sin esa sensación que a veces se tiene en otros relojes de que el gesto no ha funcionado y que hace que instintivamente vuelvas a deslizarlo y acabes pasando dos ventanas en vez de una. En esto se nota que tanto TAG como Google como sin duda Intel se han pensado  muy bien qué motor meterle al reloj para una experiencia fluida, ahora y en el futuro.

TAG-Heuer-Connected-8-Horasyminutos

TAG-Heuer-Connected-alarm-Horasyminutos

Las dimensiones del reloj son: diámetro de 46 mm, altura de 12,8 mm. Es un reloj grande, y lo parece aún más por su gran pantalla. Sin embargo al estar fabricado en titanio el reloj es extraordinariamente ligero: sólo 52 gramos.

TAG-Heuer-Connected-perfil-Horasyminutos

Y desde luego no hay peligro de que el reloj no se pueda identificar porque es absolutamente TAG: mientras que la esfera del cronógrafo está claramente inspirada la del Carrera Calibre 1887 (que se puede ver aquí), la caja y el bisel son hijos directos del Carrera Heuer 01 que se presentó el año pasado:

TAG Heuer Carrera Heuer 01 frontal

El bisel hereda el escudo de la marca sobre las 12, mientras que donde aparece la palabra Tachymetre se incluye la leyenda plateada TAG HEUER CONNECTED (con la última palabra en cursiva). Tanto el nombre como los numerales y los índices están en relieve y satinados, ofreciendo un buen contraste y aún mejor lectura sobre un bisel tratado con carbono negro arenado y con un recubrimiento anti-huellas. Por último, la corona a las tres no es tal, sino un pulsador que se utiliza para salir de algunas funciones o para “despertar” el reloj cuando está en reposo.

TAG-Heuer-Connected-bisel-Horasyminutos

TAG-Heuer-Connected-corona-Horasyminutos

La trasera, claro, no tiene mucho que decir. O no en el sentido tradicional de la relojería. Es sólo una tapa con con los sensores para la carga y el logo de TAG Heuer. A su lado aparece también el de Intel, y con mismo tamaño que el de la manufactura. En esto no se diferencia de lo que te sueles encontrar en los teclados de los portátiles que funcionan con Windows, donde es habitual la pegatina a todo color -con holograma incluido- del fabricante de procesadores de Santa Clara. No es un detalle pequeño porque los móviles y tabletas se mueven gracias a procesadores Qualcomm, nombre que sólo los iniciados en esas tecnologías conocen porque no aparece en ninguna parte (al menos visible) del teléfono. Intel es un recién llegado a los aparatos móviles, pero su nombre es un clásico en el mercado. Por tanto que aparezca en el fondo del reloj no es baladí: de manera inconsciente nos asocia el reloj con las computadoras, dándonos una idea de potencia y fiabilidad que distingue al TAG Heuer Connected de los demás smart watch del mercado.

TAG-Heuer-Connected-fondo-Horasyminutos

El cristal, como en todo aparato que tiene que ver con la tecnología móvil, es fundamental. Lo que tocamos es un cristal de zafiro resistente a las rayaduras, que protege un panel LCD LTPS. TAG Heuer ha elegido un LCD Low Temperature Poly-Silicon (LTPS) porque ahora mismo son sin duda los mejores del mercado, pero sin embargo se ve penalizado por la resolución de la pantalla: 360×360 con 240 ppi. Hay que tener en cuenta que los Apple Watch -cuyas versiones de entrada valen 1.000 euros menos que el TAG Heuer Connected- tienen una pantalla Retina y la versión de 42 mm, que es la que compara con el TAG, tiene una resolución de 312 x 390 y 302 ppi. No es que la pantalla del THC se vea mal, pero se beneficiaría de una mejor resolución, especialmente si se quiere ser fiel a la experiencia TAG en la muñeca.

TAG-Heuer-Connected-2-Horasyminutos

Para ser completamente objetivos hay que añadir que el reloj siempre se ve mejor en vivo que lo que pueda captar una cámara digital. Me refiero a que en las fotos que aparecen en este artículo el reloj no se ve tan bien como es en realidad. Pero también es verdad que no se ve igual que un reloj mecánico. Esto en sí no es un problema en cualquier smart watch porque las esferas son todas “inventadas”, por así decir. Pero el THC reproduce esferas auténticas de TAG y es ahí donde las comparaciones empiezan, porque en este caso sí hay un referente que se puede cotejar. Por eso no me cabe duda de que en la siguientes versiones del TAG Heuer Connected la pantalla tendrá mejor resolución.

Vamos a verla tras el salto



Una charla con Dieter Pachner, Vicepresidente de Glashütte Original

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original

Poder hablar con un alto directivo de una manufactura es siempre una buena oportunidad para saber algo más de una marca, más allá de los lanzamientos de los relojes. Y si la entrevista es con alguien de Glashütte Original sabes que vas a tener delante una persona franca y abierta, con verdadero orgullo de la casa que representa. Ese es el caso de Dieter Pachner, Vicepresidente de ventas de la manufactura sajona.

Glashutte-Original Dieter-Pachner-

Dieter Pachner conoce el negocio desde su esencia, porque se formó en relojería en la Escuela Técnica de Karlstein, donde en 1990 obtuvo su diploma de Maestro Relojero. Un conocimiento que sin duda le ayudó en la deriva claramente comercial que tomó su carrera cuando en 1993 entró en la Swatch austríaca como representante de ventas. Un año después ya era Product Manager. En 2002 pasa a ser el Director General de Glashütte Original y UNION Glashütte en Austria y en 2006 también para Suiza, Hungría, Eslovenia, la República Checa y Eslovaquia. Por último en 2008 es nombrado Vicepresidente de ventas/Glashütter Uhrenbetrieb GmbH, Glashütte / Sa. Por tanto pocos hay que tengan un conocimiento tan completo de todos los aspectos concernientes a la marca, y eso es lo que le hace tan solicitado y que en consecuencia nuestra entrevista fuera -desafortunadamente- tan corta.

Horas y Minutos: El éxito de los Sixties Iconic ha sido fenomenal. Podrían haber hecho una edición limitada con el triple de unidades y también se habrían vendido en un suspiro. La repercusión en los medios fue gigantesca, traspasando los límites de la prensa relojera para llegar a todo de prensa, incluida la de estilo de vida y moda. ¿Cómo se consigue el equilibrio entre un modelo que todo el mundo considera como “súper cool” y la esencia relojera de la manufactura?

Dieter Pachner: Es que para nosotros no es así. Para nosotros los Sixties Iconic (que repasamos en vivo en este artículo) es pura historia nuestra. No es un reloj de moda o pensado para el mercado de la moda; no es una nueva dirección para la manufactura, es siemplemente un hito más.

Glashütte original Sixties Iconic Acqua 1

HyM: ¿Eso significa que volverán?

D.P.: Es muy importante para Glahütte Original revisar esta parte de su historia, porque pertenece a un momento en que una generación entrega el testigo a la siguiente. Si no fuera por este momento en nuestra cronología no estaríamos donde estamos ahora. Tras la Segunda Guerra Mundial todas las casas relojeras se unieron en una sola bajo la denominación GUB. La empresa, por las circunstancias geopolíticas, pasó a estar 100% integrada verticalmente, fabricando todos los componentes incluidos nuestros propios espirales. Y además, estéticamente aparecieron unos diseños increíbles que son en realidad un homenaje a la creatividad de una generación que trabajaba en unas condiciones difíciles, sin el acceso a materiales y tecnologías que sí existían en otras regiones relojeras europeas. Por ello es por lo que le prestamos mucha atención, por su importancia capital en el desarrollo, presente y futuro de Glashutte Original. Por eso comenzamos con la colección Sixties que ahora hemos ampliado centrándonos en las esferas, ya que como sabes tenemos nuestra propia fábrica de esferas en Pforzheim que conserva en sus archivos las esferas que se fabricaban entonces (puedes ver nuestro reportaje sobre la fábrica de esferas en esta entrada). Somos de las pocas manufacturas que fabrican sus propias esferas, lo que nos dota de una competencia singular en el mercado. En definitiva, no vamos a dar de lado lo que es parte esencial de nuestra historia.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

Esferas históricas archivadas en la fábrica de Pforzheim de Glashütte Original

HyM: La verdad es que cuando visitas la manufactura, y en particular la fábrica de esferas te das cuenta del increíble fondo de información –e inspiración- que hay allí.

D. P.: Claro, y nosotros pensamos que es una de nuestras fortalezas, y un gran bastión para el futuro. Como lo es que tenemos nuestra propia escuela de relojería en la que los estudiantes aprenden a estrechar la mano a la generación anterior, entender, asumir y agrandar sus postulados, difundiendo nuestra competencia técnica en nuevos productos que no pierden su identidad de marca y que nos ha llevado a la posición en la que ahora estamos.

Glashütte original Sixties Iconic Red 1

Sixties Iconic Red

HyM: ¿Volveremos a ver la colección Sport?

D. P.:  Glashütte Original tiene cuatro pilares. La colección Art & Technik  acoge los relojes con un altísimo nivel de acabados y con complicaciones muy exigentes; tenemos los Quintessentials con los revisamos los aspectos más tradicionales de la relojería y en la que están por ejemplo nuestros cronómetros, uno de los cuales, el Senator Observer, ha sido uno de los grandes éxitos de 2015 por su innovador acercamiento a la exactitud con una esfera moderna y a la vez profundamente enraizada en nuestra historia (puedes encontrarlo en esta entrada).

Glashutte Original Senator Observer en la muñeca

Senator Observer

Tenemos también los 20 Century Vintage, en los que están los Sixties Iconic de los que acabamos de hablar, y por último los relojes de mujer. Con estas columnas cubrimos un espectro muy amplio con unas ideas creo yo muy interesantes. La línea sport fue un enorme éxito para nosotros, pero ahora mismo estamos centrados en estos cuatro pilares. ¿Volverá alguna vez? Nunca se puede dar un no rotundo, pero ahora mismo no está entre nuestras prioridades.

Sport Evolution Panorama Date

Sport Evolution Panorama Date

 

HyM: Una última pregunta, casi obligada: ¿qué piensa de los llamados relojes inteligentes?

D. P.: Supongo que pienso lo que mucha gente: no son auténticos relojes, son otra cosa, y no juegan en la liga en la que está Glashütte Original. Dudo que alguien que se compre uno va a dejar de comprarse uno de nuestros guardatiempos porque ya tiene un smart watch. Sin embargo creo que el reloj inteligente ha llegado para quedarse. ¿Cuántos relojes ha vendido Apple?

HyM: Pues por algún motivo que desconocemos Apple no ha revelado aún cuántas unidades ha vendido, pero se habla de 7 millones de relojes…

D. P.: Vamos a suponer que han vendido menos de la mitad de esa cantidad; vamos a pensar que han vendido “sólo” tres millones. ¿A cuántas compañías les gustaría vender 3 millones de relojes en un año? Sólo llevan un año y han vendido un montón de smart watch. Es evidente que el producto está ahí y que va a quitar ventas a otras marcas porque compite por el mismo terreno que los relojes de pila tradicionales: la muñeca. Y la tecnología irá evolucionando, así que será interesante ver a dónde va.

HyM: ¿Tan interesante como para que Glashütte Original se plantee hacer un smart watch?

D. P.: No, no vamos fabricar un smart watch nunca.

HyM: ¿Nunca?

D. P.: Jamás.

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original-1

Dieter Pachner durante la entrevista

 

 



Swiss Alp Watch: una broma muy seria de H. Moser & Cie

Edouard Meyland, Director General de H. Moser & Cie, sigue con su particular cruzada para educar al público sobre qué es -o qué debe ser- un reloj inteligente. Su propuesta es el Swiss Alp Watch, inspirado en el Apple Watch.

 

H Moser Swiss Alp Watch perfil

El Swiss Alp Watch se lanza cuando todavía no sabemos cuántos relojes ha vendido Apple, lo que no deja de ser curioso porque va para el año de su lanzamiento y siempre dan cuenta de los millones del iPhones vendidos. En cualquier caso se habla de 7 millones de unidades. Si es verdad son muchísimos. Si es sólo la mitad sería también muchísimo para no tener ni un año. Seguro que muchas casas relojeras envidian sus cifras, cualesquiera que sean. Lo que sí está claro es que el reloj ha marcado tendencia y, una vez más, cuando se habla de un artículo tecnológico de referencia se vuelve a pensar en Apple.

Moser ya nos tomó el pelo con el lanzamiento de un “reloj inteligente” que no era sino el maravilloso Funky Blue (aquí puedes leer la noticia y aquí el vídeo que hice en su momento). Ahora  lanza el Swiss Alp Watch, que se parece mucho al Apple Watch pero no lo es, y lo hace con una campaña de YouTube hecha con el mismo “aire” que el Apple Watch pero en el que sugiere que la verdadera actualización es pasar a un reloj mecánico, no tener uno de pila de litio.

En realidad el reloj ya existía. Antes de la reestructuración de la marca tras la compra por parte de la familia Meylan había un modelo, el Henry Double Hairspring, que tenía misma forma de tonel y diversas esferas.

H Moser Henry Double Hairspring

 

Para esta nueva campaña “ten vida, actualízate a un reloj mecánico” Moser ha modicado la caja -de oro blanco- para hacerla parecerse a la del Apple Watch y le ha dado la misma medida de 38,2 x 44 mm. También ha modificado las asas para que se parezcan a las del reloj inteligente, que a su vez las toma de las habituales en los relojes del primer cuarto del siglo pasado (y que podemos ver en los Radiomir de Panerai). Afortunadamente la corona sigue siendo la misma, y en la posición correcta. La esfera se ha hecho más limpia y, por supuesto, fumé, la marca de la casa. Preciosa en verdad.

H Moser Swiss Alp Watch esfera

El calibre HMC 324 es también el mismo que llevaba el Henry Double Hairspring… pero sin el doble espiral, una de las grandes invenciones de la manufactura. Sí que incluye un espiral Straumann, claro, porque es propiedad de la casa a través de su empresa Precision Ingeneering. Y por supuesto el escape intercambiable de la casa. El volante oscila a 2,5 hercios (18.000 alternancias/hora), lo que contribuye a que la reserva de marcha sea de 4 días.

H Moser Swiss Alp Watch reverso

El conjunto se ata al pulso con una correa muy bonita de Kudu -la favorita de la casa- con el interior en un verde precioso. Es una edición limitada a 50 unidades a un precio de 24.900 dólares, lo cual me parece un precio muy bueno para todo lo que te estás llevando: caja de oro, calibre de manufactura, esfera maravillosa y correa única.

H Moser Swiss Alp Watch

Otra cosa distinta es el concepto, que me parece equivocado. La “broma” funcionó muy bien con el Funky Blue, pero lanzar un reloj que es una copia exacta del Apple Watch suena raro. Como a la aceptación de la superioridad del reloj de Cupertino en cuanto a diseño y a trascendencia, e incluso en el nombre (Alp suena muy parecido a Apple).  Hereda por tanto los mismos defectos (excesivamente femenino en la forma, demasiado relamido en la construcción de la caja) y además obliga al poseedor a meterse en una absurda batalla: “es igual que tu Apple Watch pero es mejor porque es un reloj mecánico”. Las cosas bellas deben hablar por sí mismas, no necesitar un “contexto”, una explicación. En fin, no va más allá de una folie de Eduard Meylan que no tiene mayor trascendencia, pero es de esperar que no haya muchas más de estas porque no sé si beneficia a la marca (salvo por la mayor exposición en los medios) o incluso a la relojería en general.

Lo que sí quiero preguntarle -si puedo- en el SIHH si ha contemplado el renacer de la caja rectangular. Eso si estaría muy bien.



Breitling presenta el Exospace B55 Connected

 

Breitling Exospace B55 amb

Breitling entra en el mercado de los relojes conectados. Pero en vez de desarrollar un modelo completamente nuevo ha preferido evolucionar uno de sus modelos y poner el teléfono móvil al servicio del reloj y no al contrario. El resultado es el Exospace B55 Connected.

El nuevo Exospace B55 es básicamente el Cockpit B50 que ya conocíamos (y que se puede ver aquí) al que se le ha integrado un módulo de conexión al móvil. Por la imagen promocional resulta evidente que se puede conectar al iPhone, pero Breitling no dice si también estará disponible para Android y Windows Phone.

B55 Connected

B55 Connected

En realidad Breitling había mostrado en Baselworld el Exospace B55 en su fase inicial y al que llamó B55 Connected, que básicamente era el Cockpit B50 al que se le había sustituido el 9 por un gran símbolo de conexión Wifi. El resultado no fue muy bien recibido porque a nadie le gustó el símbolo, que en realidad no aportaba nada y sobrecargaba una faz ya de por sí muy ocupada. Sin embargo la versión final, el Exospace B55, tiene una presencia mucho más racional. Ha vuelto el nueve y la rosa naútica del bisel se ha sustituido por el tradicional de Breitling, rotatorio con cuatro resaltes y trinquete.

Breitling Exospace B55 1

Como decía la idea es hacer un reloj que sirva por sí mismo, no una extensión del móvil. Por ello, y fiel al espíritu de la casa, el cronógrafo tiene el mismo papel preponderante de siempre en Breitling. Lo que ocurre es que, gracias a la comunicación bidireccional los dos elementos se complementan. La ventaja incuestionable de los móviles sobre los relojes es el tamaño de pantalla (que cada vez es más grande), así que desde él -si se quiere- se pueden realizar los ajustes de puesta en hora, los ajustes de cómo se presenta la información, el modo nocturno, los husos horarios y las alarmas… Es decir mejorar el acceso y por tanto la interacción con el guardatiempos.

Breitling Exospace B55 frontal

 

Y de la misma forma la información almacenada en el reloj de sus distintas mediciones se pueden enviar al móvil para verlas mejor, almacenarlas y posteriormente reenviarlas; es decir, como un documento adjunto. ¿Y cuáles son esas funciones? Pues unas cuantas: CCronógrafo a 1/100ª de segundo, hora universal UTC, Countdown/Countup (o MET Mission Elapsed Time), cronometraje de los tiempos de vuelo, cronometraje de las vueltas, taquímetro electrónico, cuenta atrás, 2º huso horario, 7 alarmas-despertador diarias, calendario perpetuo con indicación de la semana e indicador de consumo de batería. No está mal, ¿verdad? Además elegir las funciones es muy sencillo: simplemente se gira la corona para seleccionar lo que queremos hacer para a continuación poner en marcha y parar con los pulsadores del cronógrafo.

Se ha añadido una función muy interesante, llamada Tilt: las pantallas digitales están dotadas de un sistema de retroiluminación que se activa mediante una simple presión en la corona o cuando el usuario inclina su muñeca más de 35º, lo que resulta muy útil si se tiene las manos sobre los mandos de un avión. O de cualquier otro vehículo, claro.

Breitling Exospace B55 lateral

Todo los datos se transmite vía bluetooth y están alimentados por el calibre B55, un supercuarzo con certificación COSC que además se puede recargar conectándolo con un cable USB. Genial.

Todavía no se sabe el precio, pero con su imponente caja de 46 mm de titanio recubierto de carbono negro, el Exospace B55 puede ser un favorito no sólo de pilotos, sino de gente aficionada al deporte que quiere disfrutar de un buen reloj inteligente de una gran marca. Os dejo el vídeo promocional, que no puede ser más épico. También podéis leer todos los detalles de su Ficha Técnica Completa.



TAG Heuer Connected, el primer smartwatch suizo

 TAG-Heuer-Connected

Durante la feria de Baselworld Jean Claude Biver, director general de TAG Heuer (entre otros cargos) anunció un reloj inteligente en colaboración con Android e Intel. Era el momento de mayor efervescencia del Apple Watch, así que todo el mundo esperaba la reacción suiza. Pues ya está aquí la primera, y se llama TAG Heuer Connected.

 

TAG Heuer Connected cronografo perfil

La verdad es que fue una decepción para todo el mundo que se convocara a todo el mundo en Baselworld para decir, sencillamente, que no iban a enseñar ningún reloj ni iban a hablar nada de él, pero son las cosas de Biver, un animal escénico que sale bien parado de todo. Sea como fuere, ya está aquí el reloj, así que vamos a ver qué nos ofrece.

LA CAJA

TAG Heuer Connected Watch gmt perfil

La idea de TAG (de Biver) es muy clara: el reloj debe parecer siempre un reloj mecánico. O, dicho en sus propias palabras, “sería una pena que un reloj conectado pareciera un reloj conectado”. Y sin duda ha conseguido lo que se ha propuesto.  La caja es la clásica del Carrera  y está construida en titanio grado 2 incluidas la trasera y las asas. El bisel fijo también es de titanio pero con un graneado fino para crear contraste y recubierto con una mezcla de  carburo anti-huellas, un buen detalle porque para operar sobre la pantalla siempre se suele apoyar el pulgar y el corazón mientras se pulsa con el índice, lo que deja huellas sobre el titanio.

TAG Heuer Connected Watch perfil

La sensación de construcción de lujo se acrecienta con los índices del bisel en relieve. Sobre el índice de la 1 aparece la única indicación de que estamos ante un reloj inteligente, con la inscripción TAG HEUER CONNECTED en bajorrelieve. La corona, que también lleva el logotipo de TAG grabado -otro buen detalle- sirve para dar acceso a diferentes menús, como ocurre en todos los smart watch. La trasera es, claro, cerrada y carece de sensores para lectura de datos biométricos. Tan sólo es visible los logos de TAG e Intel y los contactos para el cargador.

TAG Heuer Connected Watch trasera

La caja, a pesar de sus 46 mm de ancho y 12,8 de alto, pesa tan sólo 81 gramos gracias al titanio y a la correa de caucho, que estará disponible en numerosos colores (para la venta online sólo en negro). Una alegría para muchos será saber que el reloj tiene una hermeticidad IP67, lo que garantiza  que no le va a entrar polvo (eso significa el 6) y que puede estar con él sumergido hasta un metro de agua durante 30 minutos (el 7). Quiere decirse que te podrías duchar con él.

LA ESFERA

La gran ventaja que tiene TAG sobre cualquiera de los smart watch actuales es que ya tiene unas esferas que no sólo puede usar sino que son reconocidas y apreciadas por los amantes de la relojería. El Carrera es un icono cuyas versiones -especialmente la del cronógrafo- son perennemente deseadas. Y con el TAG Heuer Connected puedes tenerlas todas, porque el reloj viene con tres esferas: tres manecillas y fecha, GMT y cronógrafo. Simplemente hay que presionar sobre la pantalla para que se expongan las tres opciones, y dentro de cada una puedes elegir los colores. O elegirlas desde el móvil.

TAG Heuer Connected androidwear

 

Además el reloj siempre está visible. Es decir, aunque se ponga en modo de ahorro de energía -que lo hace automáticamente- siempre se podrá ver la hora. La información de las aplicaciones en uso se verán en las subesferas del cronógrafo, que aparecerán incluso en las esferas que no lo son. Las notificaciones surgen de la parte inferior de la pantallas y si se pulsa sobre ellas toman la pantalla entera.

TAG Heuer Connected Watch esferas de información

TAG Heuer Connected Watch controles

La pantalla tiene 1,5 pulgadas, una de las más grandes del mercado, con una resolución de 360*360 y 240 píxeles por pulgada. Por comparar con otro de los smart watch mejor hechos, el de Huawei tiene 400*400 pero 286 ppi. El Apple Watch tiene 326 ppi. Sorprende que TAG haya optado por una resolución inferior.

TAG Heuer Connected GMT

EL SOFTWARE

El propio Biver había dicho, con buen criterio, que era una locura que la industria suiza intentara crear el hardware o el software para competir con los smart watch existentes (léase Apple Watch). Así que su alianza con Intel y Google tenía todo el sentido del mundo. Lo que Intel aporta es:  un procesador Atom Z34XX Dual Core a 1,6 GHz con 1 GB de memoria y 4 GB de almacenamiento. Batería de litio de 410 mAh para una duración de 25 horas (dependiendo del uso), conectividad bluetooth y Wifi.

TAG Heuer Connected correa blanca

La conexión Wifi es muy interesante porque aunque no se tenga el móvil cerca el reloj sigue ofreciendo datos siempre que esté conectado a la red Wifi, sincronizando la información en la nube. También permite audio en streaming. Por cierto que el reloj también incluye un micrófono, por lo que podremos contestar llamadas al estilo Dick Tracy.

El software es sencillamente todo el disponible en la tienda Android Wear, aunque se han desarrollado versiones gratuitas para el reloj de Insiders (estilo de vida), GolfShot Pro, RaceChrono Pro (carreras de coches), y Viewranger (para navegación). Y a través de la aplicación iOS de Android también se podrá controlar con el iPhone.

TAG Heuer Connected Watch llamada

LA ETERNIDAD

Con ese pomposo nombre quiere Biver extender la vida de su smart watch, y ha pensado una estrategia muy inteligente: el TAG Heuer Connected cuesta 1.350 €. Pero si al cabo de los años no quieres renovar el reloj inteligente TAG Heuer lo cambia por uno mecánico. Simplemente hay que ir a una boutique TAG y, abonando otros 1.350 euros te llevas un Carrera mecánico. Imagino que es un tres agujas, pero seguro que se podrá conseguir otros modelos pagando la diferencia.

TAG Heuer Connected cronografo lateral

¿Se abre un nuevo camino para la industria suiza? No se sabe. Hay que ver qué resultado tiene el TAG Heuer Connected -que yo creo que se va a vender bien- y cómo afecta a su imagen de marca o si la venta de este reloj canibalizará a los mecánicos más baratos de la casa. Recordemos que el Formula 1 (que repasamos en vídeo en este artículo) tiene el mismo precio y es un  simple 3 agujas y fecha con trasera cerrada.

El propio Biver, cuando era el dueño de Blancpain, enseñó a la relojería suiza el camino a seguir para salvarse de la crisis del cuarzo: consistía en hacer mejores relojes mecánicos, no en tratar de competir con los relojes baratos de pila. Pues bien, ahora hace lo contrario y quiere competir con en un segmento que no es el suyo y con un producto 600 euros más caro que el Apple Watch de 42 mm. ¿Será suficientemente potente el atractivo de TAG como para atraer a los compradores? Es verdad que hay muchos más usuarios de Android que de iPhone, pero es una incógnita cuántos de ellos comparían un smart watch tan caro, o si los usuarios del iPhone preferirán éste al Apple Watch normal o al Hermès. Veremos.

TAG Heuer Connected cronografo



Swatch Bellamy: pagos con reloj por menos de 100 €

Ya dije en mi artículo sobre la evolución del mercado de los smart watch (que se puede leer aquí) que la aparición de Swatch en la cancha iba a ser una auténtico elemento irruptor. Mientras que los demás buscan los precios altos con esferas electrónicas la empresa de Hayek presenta su Swatch Bellamy.

 

Swatch-Bellamy-conjunto

 

El pago sin contacto en los artilugios de muñeca no es nuevo: tanto Apple Watch como Samsung tienen su propio sistema. Apple confía en su fiel clientela en Estados Unidos y la cada vez más importante en los mercados asiáticos (léase China) para imponer su Apple Pay, de manera que sus clientes puedan pagar con su iPhone e, idealmente, con el Apple Watch. Además por supuesto de ofrecer una miríada de aplicaciones para personalizar sus relojes.

Por supuesto Apple, como en tantas otras cosas, llega la última a la tecnología: los pagos mediante NFC ya existían en los móviles desde hace años. Pero su poderío de marketing es tal que hace parecer que lo han inventado ellos y de repente la tecnología resulta mucho más relevante.  Y es que hay algo que se hace todos los días al menos una vez, o varias veces casi todos los días: pagar. Y por ahí va la estrategia de Swatch.

Swatch Bellamy correas

El Swatch Bellamy es un Swatch al que se le ha incorporado un chip NFC para poder hacer las transacciones diarias con un simple gesto de la muñeca. Lo que ha hecho Hayek es tomar sus relojitos de plástico y convertirlos en algo más útil que cualquier otra aplicación. ¿Por qué? Porque ahora mismo todos los relojes inteligentes necesitan del móvil para ofrecer datos, así que la idea es “que miren el ejercicio, los mapas etc. etc. en el móvil, que para eso lo llevan, pero lo esencial que lo hagan con el reloj”

Nick Hayek presentando el Swatch Bellamy

Y donde primero lo va a desplegar es en China, porque los Chinos están muy abiertos a la experimentación, viajan mucho y compran mucho…. ¡y son muchos! Así que Swatch ha llegado a un acuerdo con UnionPay (cosa que no ha logrado ni Apple ni Samsung) para pagar a través de sus sistemas de pago. UnionPay lleva emitidas 5.000 millones de tarjetas en todo el mundo y están en 150 países de todo el mundo. Esto garantiza un uso universal del reloj.

Sólo en China las transacciones móviles alcanzaron en 2014 3,14 billones de euros. Así que quien pueda incorporar un artilugio de pago en la muñeca para todos esos movimientos estará más que feliz.

Swatch Bellamy rojo y blanco

 

Pero claro, el Apple Watch es muy caro. ¿Cuanto cuesta el Swatch Bellamy? 580 yuanes, que al cambio son 80 euros. Es decir, el sueño de un reloj que se renueva al menos una vez cada año es mucho más sencillo de alcanzar para Swatch que para cualquier otro contendiente. Y si Swatch ya vende millones de sus relojes de caucho normales, ofrecerlos con plataforma de pago no puede sino aumentar sus ventas. A los más jóvenes, consumistas empedernidos, les va a apasionar. Además inicialmente hay cuatro modelos, pero ya sabemos que los Swatch crecen y mutan como microbios en una oferta puede ser infinita.

Swatch Bellamy negro y marino

Y claro, si ya llevas un reloj no te vas a comprar otro, especialmente si ya tienes un móvil para las otras cosas. Y si el otro es además 5 veces más caro.

 

El reloj se va a empezar a vender el año que viene en China, seguido de Suiza y Estados Unidos. Hayek dice que no quiere hacer un reloj con aplicaciones. No me lo creo del todo. Ya lanzó el Touch Zero One que se conectaba al móvil, así que nada le va a impedir seguir por ahí.

Ya veremos.

 



¿Por qué el Apple Watch se viste de Hermès?

Apple watch Hermès

El pasado 9 de septiembre tuvo lugar la habitual “Keynote” en la que Apple presenta un nuevo iPhone y diversos productos de la casa. También presentó el nuevo sistema operativo del Apple Watch, pero quedó eclipsado por la nueva incorporación de “hardware”: las correas de Hermès para el reloj. ¿Cuál es la razón de un acuerdo así?

 

 

Apple Watch

El Apple Watch se lanzó en abril y, aunque Apple no ha dicho nada sobre el número de unidades vendidas, se puede afirmar sin temor a equivocarse que las ventas son muy multimillonarias. Probablemente espere a llegar a los 100 millones de unidades para anunciarlo con toda la fanfarria. O quizá ya ha superado esa cifra y quiere dar una campanada aún mayor. Para lo que nos ocupa en realidad no importa.

Lo que sí sabemos son las opiniones que ha generado el producto: está muy bien acabado, es más ligero de lo que parece, es muy caro, hace que uses el teléfono mucho menos -aunque no te libras de seguir llevándolo-, algunas aplicaciones están muy bien, otras todavía no… En términos generales las opiniones son buenas, aunque también ha habido muchas del tipo “para lo que vale no merece la pena, no me aporta lo suficiente”.  Pero es evidente que el aparato (y con él muchos otros relojes inteligentes) está aquí para quedarse.

Apple watch con caja de acero y milanesa

Apple watch con caja de acero y milanesa

 

¿Cuál ha sido la reacción de las casas relojeras? Pues en algunos casos contradictorias: primero se dijo que no tenía nada que ver y que tendría influencia cero en la industria para a continuación algunas marcas lanzarse a crear algo que hiciera la competencia (en esta entrada ya expliqué el funcionamiento de la E-Strap de Montblanc). Ahora, pasados los nervios iniciales, la idea generalizada es que si el mercado crece significativamente lo hará a costa de los relojes baratos de cuarzo, no de los relojes mecánicos.

¿Cuál ha sido la reacción de los aficionados a la relojería? Yo diría que en la mayoría de los casos ha sido de desdén: “eso no es un reloj, es un artilugio electrónico”. Pero todo el mundo afirma que, como decía, va a ser una presencia que no va a desaparecer. Lo más llamativo es que también hay muchos aficionados que se han comprado un Apple Watch y reconocen que lo están usando mucho, dejando incluso de lado sus relojes tradicionales.

Ese es el verdadero objetivo de Apple. Yo no creo que el Apple Watch esté pensado para competir con los cuarzos. Si algo distingue a Apple es su estrategia para conquistar mercado de manera hegemónica, no para compartirlos. Es verdad que esa estrategia ha tenido éxitos y fracasos: en el mercado de la computación ha estado durante décadas con un marginal 3% de cuota (ahora está en el 8). Nunca lo ha considerado como un fracaso, pero supongo que tampoco lo llaman éxito. Curiosamente el mundo de la telefonía móvil tal como lo conocemos, del que podríamos decir que es fundadora oficial, también podría considerarse como un fracaso porque  Android tiene una cuota de mercado que está por encima del 80% mientras que el iOS tiene menos del 20%  (aquí se pueden encontrar los datos).

Apple watch edition blue classic

¿De verdad es un fracaso? Según los fríos números del mercado, sí. Para los inversores de Apple, absolutamente no. Y para el público en general menos, porque todo el mundo (aunque ya no tanto) piensa que el iPhone es el mejor de la clase. O que, en cualquier caso, es el móvil que tienen las clases altas (incluyendo los grandes prescriptores, los “famosos”).

A ese nivel apunta el Apple Watch, a lo más alto del ranking social (el real y el percibido). Por eso siempre ha apelado a la relojería tradicional, copiando formas y medidas, para hacerse un hueco al lado de ella; para competir en la misma liga. Para buscar la legitimidad técnica para su mecanismo, que es pura electrónica. De ahí los mensajes, por ejemplo, de “la absoluta precisión” del reloj. Cualquiera que conozca algo de cómo funciona un reloj sabe que es un argumento ridículo, porque un vulgar reloj de cuarzo de 50 euros es muy preciso, y más  aún cualquier móvil que se sincronice con un servidor externo. La precisión en electrónica se da por supuesta. Por otro lado Apple también busca los prescriptores sociales; de ahí que desde el principio se haya aliado el mundo de la moda -femenina fundamentalmente.  Incluso se han lanzado versiones en oro carísimas.

Apple Watch correa marrón

Apple Watch correa marrón

Todo ello apela al deseo de ubicar el reloj como objeto de lujo válido por sí mismo. Ya no es necesario tener un Rolex (por ejemplo) para ser exclusivo. Puedes serlo con un Apple Watch y tener la misma aceptación en el mundo de la elegancia. O puedes sustituir tus relojes mecánicos por el Apple Watch porque éste te da la hora pero también mucho más, y demuestra que tienes el estilo de los que están a la última pero con lo más exquisito.  Si tienes el último iPhone también tienes el estatus para tener un Apple Watch. Y tienes una correa para momento del día para estar siempre a la moda.

Pero…

Como reloj, el Apple Watch es un fracaso

Es curioso que lo que define a este aparato, la palabra “reloj”, sea precisimente lo único por lo que la gente NO lo compra. NADIE y repito NADIE se lo ha comprado por las esferas que tiene. No he oído a nadie que diga que se pasa horas mirando la esfera. A la gente le gusta por la gestión de los datos de ejercio físico, por no tener que sacar el móvil para leer un correo o seguir un mapa… pero la función de reloj pasa completamente desapercibida.

No tengo datos, obviamente, pero estoy seguro que la mayoría de la gente tiene la esfera del reloj mostrando no sólo la hora sino más información (alertas, tiempo atmosférico, etc). Es decir, como un iPhone en miniatura. Por más que que Apple afirme que sus esferas tienen “millones de combinaciones” en realidad sólo tiene 10 y, francamente, son muy poco atractivas. O parecen una pantalla de fondo del móvil o son versiones muy pobres de la carátula de un reloj. Si esas pantallas tienen que transmitir “tu lado más personal” como dice la publicidad, la idea que dan la mayoría es que ese lado tuyo tan íntimo es bastante pobre.

Apple Watch verde

Al contrario de lo que pasa en un reloj, que puedes quedarte mirando la esfera un buen rato, con un Apple Watch en cuanto que giras la muñeca pasas a hacer algo con él porque el dial carece de atractivo.

Las aplicaciones del reloj sólo tienen un aspecto; a la esfera le han dotado de unos cuantos para tratar de seducir a quien lo lleva, pero todas fracasan. El Apple Watch gusta por otras funciones, no por la de reloj. Ahí es donde entra en acción el plan B.

Hermès o la búsqueda de la legitimidad

 

Apple Watch Hermes

No digo que este movimiento de Apple no estuviera pensado desde un principio, de hecho encaja con la estrategia de posicionamiento que describía arriba. Sea como fuere, le viene de maravilla.  Hermès está en lo más alto de la escala del lujo. Sus objetos son mundialmente considerados como exquisitos, con un precio en consonancia con ese nivel. A mí personalmente todo lo que hace Hermès me gusta mucho (de hecho éste es mi perfume).

Así que esta alianza es justo lo que necesitaba Apple, para la que además no ha dudado ha renunciar a los principios básicos del Apple Watch: si para la línea “normal” se hace mucho hincapié en que puedes personalizar tu “experiencia de usuario” y cambiar las correas según quieras o te sientas en ese momento, en el modelo Hermès la correa está ahí para ser la única porque, ¿qué mejor correa que esta? Nadie va a cambiarla y ponerse una de caucho para ir a hacer ejercicio.

Apple watch Hermes Double Tour

 

¿La esfera? Aunque en la web del Apple Watch se dice que “la esfera del reloj ha sido rediseñada por Apple en California” en realidad los numerales son o bien del modelo Clipper o bien del modelo Cape Cod -del que también toma la forma de las manecillas- o del ya fuera de catálogo Espace. El único rediseño californiano ha sido colocar la fecha a las 6 horas. Y seguro que todo ha sido obligado, supervisado y aprobado por Hermès.

Apple Watch Hermes - esferas

Eso sí, hay un obstáculo insalvable: como el por tantos conocido como “iWatch” necesita los sensores biométricos,  la trasera de reloj no es ni mucho menos tan bonita como las originales de Hermès. Lo mismo ocurre con la corona. Es extraño que Hermès no haya querido personalizarla como en todos sus modelos.

 

Hermes Cape Cod reverso

Apple watch Hermes trasera

 

Este Apple Watch sólo se publicita hablando de su función como reloj. Ni siquiera una mención del tipo “y por supuesto todas las apps del Apple Watch”. Nada. ¿Y la caja? ¿Al menos ahí se nota que es un producto Apple? Pues…

Apple Watch hermes caja

Como digo, Apple ha renunciado a todo con tal de conseguir un producto “respetable” dentro del mundo del lujo.

¿Y qué gana Hermès?

Hermès va viento en popa. A mitad de 2014 tuvo ventas por valor de 1.907 millones de euros, mientras que a mitad de 2015 lleva 2.300. Ya quisieran todas las empresas crecer así. De esos 2.300 millones 75 corresponden a la división de relojes (los datos están aquí). Lleva tiempo cosechando el reconocimiento del mundo de la relojería por sus creaciones. Primero fue el Arceau Le Temps Suspendu, el año pasado el L’Heure Masquée (que vimos en este vídeo) y este año su Slim d’Hermès QP ha sido seleccionado para el Gran Premio de Relojería de Ginebra. Y lo mismo ha ocurrido con su hermano pequeño el Slim d’HermèsAsí que la colaboración con Apple no le aporta nada en ese sentido.

apple watch Hermes correa Manchette

Pero en otros sí: vender el Apple Watch en sus boutiques apoya su gama baja con un producto que no desentona. Pero sobre todo crea fidelidad de marca con riesgo cero: el reloj es tan absolutamente Hermès que no va a chocar con los demás accesorios de la manufactura y sin embargo tiene todas las papeletas para que el segmento alto de compras de Apple Watch sean suyas. Y quizá cuando el cliente (más bien femenino) quiera un reloj mecánico hay más posibilidades de que vuelva a Hermès.

El fundador de Hermès, Thierry Hermès, tenía como lema “hacer que lo útil sea bello”. Llama la atención como la marca ha prescindido de la caja de oro para hacer su reloj Apple, porque Hermès busca lo exquisito y el Apple Watch de oro sencillamente no lo es; más bien al contrario.

Apple Watch Hermes - modelos

 

En todo acuerdo ambas partes salen ganando. Pero en este caso el más beneficiado es, sin duda ninguna, Apple. No será extraño que en el futuro haya más “versiones de autor” para el Apple Watch como parte de la estrategia de legitimación como instrumento relojero y de moda. Estaremos atentos.



Llega el Swatch Touch Zero One

El Touch Zero One de Swatch es el primer reloj con ciertas características de “reloj inteligente” que lanza el gran grupo relojero. Es un reloj que está dirigido fundamentalmente al mundo del voleibol, pero sus características lo convierten en algo interesante en el convulso mercado relojero actual.

Swatch-Touch Zero One

Yo jugué mucho tiempo al balonvolea y jamás se me hubiera ocurrido llevar un reloj mientras jugaba porque es un estorbo para la recepción -con las dos manos juntas- y sobre todo la defensa (cuando te tienes que tirar para evitar el punto), pero es evidente que Swatch piensa que yo no soy la medida de lo que ocurre en el voleibol; y hace bien.

Así que el reloj, que no es precisamente pequeño, integra una serie de funciones relacionadas en parte con ese deporte y en parte con cualquiere actividad física. Específicamente para el voleibol el reloj mide los golpes, tanto en número como en fuerza. Para cualquier otro deporte -o vida diaria- mide los pasos. Cuenta el número, el equivalente en calorías quemadas, la distancia recorrida y el tiempo de actividad. Puedes además fijar un objetivo de pasos, que se une a la siguiente función.

Swatch Touch Zero One

Función entrenador: Motiva y anima a través de un helado, de manera que cuánto más cerca del objetivo mayor será el helado (helado light, imagino). Es posible escoger entre tres entrenadores distintos: el Vago, el Tipo Duro y el Súper Héroe.

La función más curiosa es la de aplausos: el reloj no sólo se puede llevar mientras se practica el deporte sino también mientras se ve y se anima. Así que el reloj puede contar el número total de aplausos y su potencia de 01 a 99.

Y como reloj -que es lo que es- tiene 6 funciones: hora 1, hora 2, fecha, alarma, cronómetro y temporizador. No está nada mal.

Swatch Touch Zero One perfil

Además se puede conectar al móvil (Android o iPhone) para tener información adicional y estadísticas. Hay varios modelos con un precio que varía entre 120 y 125 euros.

Lo más llamativo es cuántas cosas puede hacer el reloj relacionadas con la actividad física (uno de los puntos fuertes de todos los smart watch) a un precio tan asequible. Es inminente el lanzamiento del verdadero reloj inteligente de Swatch, que además de aplicaciones de actividad física va a incorporar conexión NFC para pagos -que es uno de los puntos fuertes del Apple Watch-.

Ya dijo  el presidente de Swatch Nick Hayek“¿actualizar el reloj cada año? Ese no es nuestro negocio“, por lo que es previsible que su reloj inteligente tenga una configuración cerrada, con una serie de limitada y no aumentable de aplicaciones. Pero si mantiene un precio tan atractivo como el de este Touch Zero One quizá consiga lo que todos los fabricantes buscan: combinar moda  y tecnología a un precio que no importe cambiar de reloj cuando se quede obsoleto. Tengo ganas de que salga, porque se puede convertir en el auténtico gigante de este recién nacido mercado. Veremos.

Swatch Touch Zero One cenitall



Smart watch y relojes mecánicos. Evolución del mercado

Reloj mecanico vs smart watch

Digital Luxury Group ha publicado su World Watch Report en el que se manifiesta la evolución desde 2014 de los llamados “smart watch” en relación con la industria tradicional de los relojes mecánicos, un buen reflejo de lo que ha sido hasta ahora la cambiante actitud de la industria ante el Apple Watch y el segmento que representa.

 

En septiembre de 2014 publiqué un artículo en el que reflexionaba sobre el impacto de los llamados relojes inteligentes en la industria relojera y, francamente, no iba muy desencaminado. Recomiendo leerlo antes de seguir adelante (en este enlace).

Moto 360, Asus ZenWatch, Apple watch

Es evidente que 2014 fue el verdadero inicio del mercado de los smart watch que, aunque ya existía, se vio acelerado por el nombre mágico de la tecnología estos últimos años (desde la aparición del iPhone en 2007, diría yo): Apple. Es obvio que es un segmento que está en sus albores y que todavía no se sabe con seguridad cuál será su futuro y cómo evolucionará, pero lo que sí se puede afirmar con casi total seguridad es que ha venido para quedarse.

Tengamos en cuenta que Apple ha tenido durante décadas aproximadamente un 3% del mercado mundial de computadoras y aún así nunca lo abandonó (ahora está en el entorno del 8%). Así que, aunque el mercado del reloj inteligente no fuera lo que se espera de él -y no hay realmente motivos para pensar que no lo sea- no hay razón para pensar que lo fuera a abandonar. Y, dado que Apple sirve de caballo percherón que tira del carro del mercado, es probable que las demás marcas también sigan adelante -particularmente Samsung, como en el mercado de los móviles-.

Además se empiezan a oír leves rumores sobre Microsoft quien, a punto de lanzar Windows 10, promete un sistema operativo único para todas las plataformas (pc, tableta y teléfono) sin que necesite de reescritura específica para cada aparato. Más aún, su primera incursión en los wearables, la Microsoft Bandha tenido muy buenas críticas por lo completa que es en cuanto a su conectividad y la información que ofrece, tanto de actividad física y salud como de productividad.

Y además es compatible con iOS  y Android. Y ahora que ya se ha hecho oficial que habrá una segunda versión a finales de año tampoco extrañaría si, una vez asentado Windows 10 en el mercado (con un potencial de 1.000 millones de usuarios en 2 ó 3 años), Microsoft también diera el salto al mundo de la relojería virtual. Pero por ahora eso es un rumor. O ni siquiera, es un pre-rumor.

Así que como decía lo único que se puede esperar del segmento del smart watch es que crezca. Pascal Koening, el director general del Smartwatch Group -un grupo de estudio sobre los relojes inteligentes con sede en Ginebra (qué irónico)- dice que “en 2018 la industria goblal del smart watch superará el tamaño de la industria relojera tradicional”

Para poner esta afirmación en perspectiva digamos que el mercado actual de relojes (sin contar estos nuevos inteligentes) es de aproximadamente 42.000 millones de dólares. Para que el mercado de los inteligentes (que actualmente es de 1.300 millones de dólares) supere al de los relojes tradicionales necesitaría un crecimiento del 139% anual durante los próximos 4 años (suponiendo que el mercado tradicional se quede como está ahora).

APPLE GANA A TODOS

Apple tiene el mejor marketing del mundo. Siguiendo el lema de que hablen de mí aunque sea mal la empresa es experta en lanzar con mucha anticipación globos sonda sobre productos que va a lanzar en el futuro. Esos globos crean rumores que tienen una resonancia enorme porque el mercado norteamericano es muy fiel a la marca y el peso de los internautas norteamericanos es el mayor de internet.

Apple watch con caja de acero y milanesa

Apple watch con caja de acero y milanesa

Así que para cuando Apple realmente sale al estrado a comunicar algo la campaña de marketing ya lleva tiempo funcionando, lo que le permite alcanzar resultados positivos más rápidamente que cualquier otra marca. No extraña por tanto el siguiente gráfico en el que se puede ver cómo prácticamente desde el momento de la presentación pública del Apple Watch ha liderado las búsquedas sobre los smart watch.

Interés por Apple Watch

LA REACCIÓN DE LA INDUSTRIA TRADICIONAL

Las casas relojeras han cambiado muy rápidamente de opinión. O por lo menos algunas de ellas. No hicieron caso alguno hasta que Apple confirmó que iba a lanzar un artefacto que apuntaba a la muñeca, el espacio corporal tradicionalmente ocupado por los relojes. Al principio la opinión generalizada fue fría, casi despectiva. “Qué sabrán estos”, fue más o menos el fondo de las reacciones.

Jean Claude Biver, expresivo y colorido como sólo él es, fue el más sonoro en su reacción, expresada desde su posición de director general de TAG Heuer; básicamente puso al reloj de Apple a caer de un burro. Pero, al igual que el animal, él también se paró en seco y se puso a caminar en dirección contraria, un camino que tendría su siguiente parada en Baselworld, donde anunció su alianza con Google e Intel para crear su smart watch.

Monblanc E-Strap reproductor de música

Pero antes de Baselworld (que es en marzo) Montblanc había anunciado en el SIHH de enero su E-Strap (que nosotros ya repasamos en vídeo). Sin embargo, según el gráfico de World Watch Report, el interés por el posible smart watch de las marcas relojeras tradicionales era incluso anterior al anuncio de Apple. Significativamente desde primeros de 2014 hay interés en uno de estos relojes fabricado por Rolex.

Interés por las marcas de lujo

Más aún: es llamativo cómo durante el año 2014 hubo muchas búsquedas de información sobre smart watches pero relacionados con las marcas tradicionales.

Interés por marca

En el gráfico las marcas “Prestige” son aquellas que tienen inspiración deportiva. Las otras pertenecen a la categoría de “Alto Nivel”.

Esto para mí tiene un significado: la gente espera que sus relojes se los haga una casa relojera, aquellas marcas en quienes los usuarios tradicionalmente confían. ¿Eso quiere decir que lo van a hacer? Pues no parece que vaya a ser así. De las marcas de relojes de lujo sólo IWC y Montblanc van a tener algo parecido, pero no viene a sustituir al reloj de pulsera sino a adaptarse a la correa del que ya se lleva.

En realidad Alta Relojería y Smart Watch no parecen casar bien; y donde no casan bien es particularmente en la cabeza de sus clientes, incapaces de asociar un -por ejemplo- Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon con un reloj recargable. Aparte de que las ventas de los relojes de lujo van bien, así que por qué preocuparse. Zapatero a tus zapatos, piensan (pienso yo también y piensan sus clientes). Viene a cuento las declaraciones del Director General de Cartier, Stanislas de Quercize, sobre el Apple Watch y el reloj tradicional: “Es enteramente complementario; es otra forma de tener información, pero no tiene el mismo valor: cuando miras la hora en un smartphone o en un smart watch no te informan de la belleza del paso del tiempo”. Es un argumento recurrente entre quienes han probado un reloj inteligente: te puede gustar o no los diferentes tipos de información que te da (correos, mensajes, ejercicios físicos); pero como reloj carece de alma.

SIAR 2015 - IWC Portugieser Calendario Perpetuo fase lunar

Supongo que en el futuro saldrán numerosas carátulas para personalizar los smart watches; pero por mucho que te gusten al cabo de unos segundos se apaga la pantalla. Como decía el chiste que circulaba por internet, es como tener una novia cuyo apellido es “.jpg”: el amor no va a ser plenamente satisfactorio. Eso nunca ocurre con un reloj mecánico.

Además ahora mismo el Apple Watch tiene otro problema añadido: vale mucho más que el iPhone más barato y sin embargo depende enteramente de él para ser funcional. Las mismas aplicaciones están en uno y en otro por lo que es difícil justificar el gasto. Los smart watch con Android son más baratos y funcionan con teléfonos que también son más baratos; pero aún así adolecen del mismo problema de dependencia (y, no olvidemos, de obsolescencia). Y en el caso del Apple Watch de oro el precio comienza en 11.200 euros, mucho dinero por algo que nace con la idea de ser finito. Yo dije en su momento que si el Apple de oro salía con precios atractivos podría hacer daño incluso a marcas establecidas, pero tal como lo han ubicado no tienen posibilidad alguna de dañar a las marcas de lujo, que tienen un nombre hecho como objeto transcendente y reconocido.

Comparativa de precios smart watch y alternativas tradicionales

¿Quiere esto decir que Apple y los demás fabricantes van a fracasar? En absoluto. Hay estimaciones de que Apple va a vender 36 millones de relojes solo en Estados Unidos. Es verdad que es allí donde tiene su base más fiel de seguidores/compradores, pero da una idea del potencial de su reloj. Y, como decía antes, Apple tira del carro para los demás, por lo que lo más seguro es que también aumenten sus ventas en el futuro. Recordemos además que Android tiene el 78% del mercado e iOS sólo el 18,3, y ningún smart watch es compatible con los otros sistemas operativos.

ASUS ZenWatch

Pero hay además un nuevo factor en el mercado: Swatch parece que por fin va a lanzar su reloj inteligente a finales de agosto, después de anunciarlo en febrero. Se sabe que va a tener mucha batería y tecnología NFC para pagos, pero poco más. Seguramente tendrá una serie de aplicaciones fijas, pero limitadas. Como dijo el presidente de Swatch Nick Hayek“¿actualizar el reloj cada año? Ese no es nuestro negocio“.

El Swatch Touch Zero One aparecido hace unos meses, enfocado al volley ball

El Swatch Touch Zero One aparecido hace unos meses, enfocado al volley ball

Sin embargo yo creo que lo más importante es el precio; si Swatch lanza un producto que compita con sus propios relojes de cuarzo “normales” puede llegar a cumplir de forma masiva el deseo de Apple: lanzar un producto “de moda” que se compre por impulso y que no importe renovar cada uno o dos años como máximo. Eso es lo que consiguió el padre de Hayek cuando lanzó los Swatch en 1983. Apple busca el negocio a través del margen, Swatch lo hace a través del volumen (aunque dudo que tenga malos márgenes, francamente).

El próximo año por estas fechas sabremos muchas más cosas sin duda. Estaremos atentos.

 



La E-Strap de Montblanc, explicada en vídeo

Monblanc E-Strap y Time Walker

Montblanc había anunciado el módulo E-Strap que se vendería con su reloj más deportivo, el Time Walker, pero de manera muy inteligente ha decidido que se venda suelto para poder ponerlo en cualquier reloj y emparejarlo con los modelos de Samsung Galaxy S4 y 5, los Notes 3 y 4 y los iPhone a partire del 4S. Aquí vamos a ver cómo funciona emparejado con un Samsung.

 

Monblanc E-Strap y Time Walker de perfil

Una vez instalada la aplicación e-Strap aparece el reloj en pantalla. Entrando en notificaciones se elige qué avisos quieres que recibir y la de actividad física, cuyos datos por cierto se guardan en el teléfono, no en la nube ni en servidores externos, lo que garantiza su privacidad.

También tiene función de disparo remoto de la cámara del móvil.

Al encender la e-strap mediante una presión larga lo primero que hace es enlazarse al móvil mediante bluetooth.

Vamos a ver las distintas funciones. Al ser éste un modelo de presentación simplemente aparecen números, pero si está enlazado con una agenda aparecerían los nombres tal como se tienen en el móvil.

Éste es el indicador de que hay notificaciones nuevas, y además te dice cuántas hay.

Montblanc E-Strap notificaciones

Por supuesto el reloj te avisa si hay una llamada entrante. También de los SMS, los mensajes de calendario y los de las redes sociales. Por ejemplo esto es un mensaje de Whatsapp.

Montblanc E-Strap whatsapp

Todas las notificaciones se acompañan de una pequeña vibración, muy discreta. Aunque imagino que si tienes una vida muy intensa en las redes sociales puede llegar a ser una tortura, pero eso queda a gusto de usuario.

El acceso y la salida a y de las notificaciones es mediante una doble pulsación. Así si tenemos 6 avisos, hacemos doble pulsación y entramos en ellos. Después deslizando vas viendo cada notificación.

Si en vez de entrar en las notificaciones deslizas entras en el reproductor de música que controla la que tienes guardada en el móvil.

Monblanc E-Strap reproductor de música

A continuación la cámara, el nivel de batería, el botón de silenciar el teléfono y el botón de búsqueda, que hace sonar el móvil si está en un radio de 30 metros.

Montblanc E-Strap batería

 

Localizador del móvil

Localizador del móvil

Por último, el número de pasos.

Montblanc E-Strap pasos caminados

El sistema tiene la ventaja de que se carga con un puerto micro usb y la batería dura 5 días.

Monblanc E-Strap cargador

En definitiva la E-strap es proyecto interesante de Montblanc, pensado para aquellos que no quieran dejar de usar su reloj tradicional. Hay que ver cómo lo encaja el mercado porque sus funciones son muy básicas comparadas con otras bandas ya disponibles o los smart-watch y a un precio mayor (400 €). Pero si el mercado no acepta el producto Montblanc podría retirarlo sin problemas porque no ha sido una inversión fabulosa ni tampoco empaña su buen nombre como manufactura. Supongo que simplemente queda esperar y ver.



Exospace B55

Breitling Exospace B55Caja:

  • Titanio con revestimiento de carbono negro
  • Diámetro de 46 mm
  • Bidireccional, rosa náutica
  • Cristal abombado, de zafiro, antirreflejos por ambas caras
  • Corona no atornillada, doble junta, pulsador integrado
  • Fondo macizo roscado
  • Estanqueidad hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra Volcano
  • indicación analógica y digital LCD 12H/24H
  • Retroiluminación de los visores
  • Indicador de consumo de pila
  • Trotadora del cronógrafo central
  • Manecillas  e índices luminiscentes

Funciones:

  • Horas y minutos. Cronógrafo 1/100 de segundo, max 99 h 59 min, 59 seg, CountDown CountUp Clock, cronometraje de tiempos de vuelo, taquímetro electrónico, cuenta atrás, 2º huso horario, 7 alarmas-despertador diarias, hora universal UTC, calendario
    perpetuo con indicación de la semana, indicador de consumo de batería

Movimiento:

  • Calibre de manufactura Breitling B55 electrónico de cuarzo termocompensado con certificado COSC

Pulsera:

  • Correa de caucho azul TwinPro

Breitling Exospace B55 perfil

Breitling Exospace B55 lateral

 

 



Una charla con Jérôme Lambert, CEO de Montblanc

Jerome Lambert CEO Montblanc

Jérôme Lambert es uno de los personajes claves de la relojería en los últimos 15 años. Tras dirigir brillantemente Jaeger-LeCoultre dio el salto a Montblanc y los movimientos que lleva a cabo desde lo alto de la montaña están causando terremotos que se sienten en todo el mundo de la alta relojería; tanto dentro como fuera del grupo Richemont.

 

Esta charla tuvo lugar a última hora de la tarde el último día del SIHH 2015, en el que por segundo año consecutivo Montblanc tuvo un papel preponderante. Para Jérôme Lambert eso significa haber estado 5 días haciendo presentaciones, atendiendo a actos y concediendo entrevistas de media hora cada una, una detrás de otra. Uno espera a un directivo cansado y casi en modo “standby”. Todo lo contrario. Jérôme nos recibe de buen humor, con actitud jovial. Incluso cuando le dicen que no queda un triste cubito de hielo para la Coca-Cola que pide (¡y eso que es The Boss!)

Cuando habla de relojería y de Montblanc sus ojos brillan con una pasión que sólo puede provenir de alguien que siente su profesión desde lo más hondo.

HorasyMinutos: Hace no mucho Jean Claude Biver tomó las riendas de la sección de relojería de LVMH y definió las líneas estratégicas de cada marca del grupo. ¿Existe algo así en el grupo Richemont?

Jérôme Lambert: No. Cada marca tiene su estrategia y después hay un comité de estrategia dirigido por Mr. Rupert (Johann Rupert, fundador y presidente del grupo). Cada empresa desarrolla su actividad bajo el patronazgo estratégico, por así decir, de Mr. Rupert. Yo fui Director General de Jaeger-LeCoultre durante 12 años, 4 con Lange y un año y medio ya con Montblanc (¡vaya currículum!) y siempre he tenido cada dos meses una reunión de producción y hay una presentación anual de estrategia en la que se explica qué se hará el año siguiente, cómo se quiere posicionar la empresa, etc.

Así que yo diría que no hay nada así en Richemont porque hay un diálogo constante con Mr. Rupert para saber dónde está cada maison.

HyM: Eso es lo que yo suponía. Pero quería preguntarlo por lo siguiente: Baume & Mercier está tratando de ganar cuota, nuevos mercados, y ha bajado los precios de algunas de sus líneas. Sin embargo -y esto es el comentario general en la prensa- Montblanc ofrece mejores precios y mejores productos que su hermana de grupo. Resulta extraño entonces que, habiendo considerado siempre a B & M la marca de entrada del grupo, Montblanc la esté adelantando en todos los sentidos.

J. L.: (Risas) Pues te puedo asegurar que eres el primer periodista que me dice algo así (se vuelve a reír). No, pero tienes razón. Quizá ahora es algo más visible porque la casa tiene más actividad y está mostrando más producto. Pero recuerdo que en mis tiempos de JLC había discusiones con IWC por ejemplo, porque el posicionamiento en cuanto a precios no estaba muy lejos uno de otro.

Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum detalle del pulsador

Cada maison debe buscar su manera de ser rentable. No sé la estrategia de B&M y tampoco quiero saberla. Lo que sí sé es que a nosotros nos mueve una sola cosa: la pasión por la relojería y el deseo de compartir esa pasión. Por tanto, si concebimos un reloj queremos que sea un símbolo de nuestro saber relojero. Por ejemplo el ORBIS TERRARUM, con su esfera con los continentes grabados en zafiro, la indicación de día y noche, la caja pulida… y cuesta algo menos de 5.000 euros. Ponemos tanta pasión en ello, obtenemos tanto placer de la relojería que queremos compartir esa pasión, ese placer, esa devoción.

(Puedes ver nuestro análisis en vídeo del Orbis Terrarum aquí)

Y por eso el reloj está en ese segmento de precio. Y es, en efecto, disruptivo. Pero no tanto porque sea más barato, sino porque respetamos al cliente y sabemos que tiene sobrado conocimiento como para apreciar algo así. Se dice “¡no, no, no! ¡Por debajo de 5.000 euros sólo un crono, o un UTC, o un calendario!” Y parece que una solución sofisticada tiene que estar siempre por encima de 10.000 euros porque si no los clientes no lo entienden.

Nosotros no creemos que sea así. Ahora con la abundancia de medios (revistas, blogs, webs…), con todo el conocimiento que aportan los aficionados a la relojería… quiero decir hace 2 décadas una persona de 40 años tenía muy poco contacto con la alta relojería, a no ser que heredara una pasión familiar. Ahora toda la información está disponible. Por eso creo que el tiempo ha cambiado. Los clientes tienen la sofisticación, la inteligencia y el conocimiento para apreciar un reloj mundial, y yo considero nuestra misión aportar más invención, más contenido en estos relojes.

HyM: Exacto. Y eso conecta con la otra parte de mi pregunta. El mensaje que está usted enviando, o la forma en que se está entendiendo por los aficionados -o clientes potenciales- es: ¿qué está diciendo Montblanc a sus compañías hermanas que tienen precios mucho más altos? ¿Por qué son sus productos tan caros? De hecho hoy mis-

J. L.: – Espera, tienes ahí una pregunta muy buena -me interrumpe-. Si me permites que te diga: tú me preguntas “¿por qué tienes esos precios?”. No perdona, pregúntales a los otros por qué ellos tienen un precio tan alto. Porque si nosotros somos capaces de tener un producto brillante, inteligente, estéticamente original, nunca antes hecho, etc, y podemos compartirlo a ese precio… pues mira sí, hemos trabajado duro para hacerlo posible. No me deberían preguntar a mí. Se lo deberían preguntar a los demás.

HyM: Curiosamente, en la presentación de JLC una de las cosas en las que insistían era “no todos los calendarios perpetuos, no todos los relojes mundiales son lo mismo, hay movimientos más baratos que no son tan buenos…” Y yo pensaba, “no es un mensaje para nosotros, es un mensaje para Mr. Lambert” (risas y encogimiento de hombros). ¡De verdad que está usted creando una revolución en el mercado! Quién antes estaba aquí arriba en precio ahora nos dice ¡es posible hacerlo más barato!

J. L.: En Montblanc cuando hablamos de productos primero decimos que hay que invertir para desarrollarlos. Pero queremos hacer algo único. Y poder compartirlo.

HyM: ¿Cuánto tiempo les llevó desarrollar el Orbis Terrarum?

J. L.: Estábamos trabajando en el sistema de la noche para el Geosphere y lo desarrollamos de tal manera -que por cierto es la que está en el vídeo de internet y que no es la definitiva- que al acabar el prototipo nos dimos cuenta de que no estaba bien, que perdíamos los continentes: si poníamos la indicación nocturna por encima de los hemisferios cuando fuera de noche directamente no se verían.

Montblanc Collection Villeret Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama perfil

Collection Villeret Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama

 

Llevamos nuestros desarrolladores de Le Locle a Villeret, porque allí se trabaja con grandes complicaciones desde hace mucho, así que son creadores por naturaleza. Así que cuando digo “compartir la pasión por la relojería” no es sólo precio, es sobre todo creatividad. Es cuestión de ver algo distinto. No porque ya existe y se ha usado 5 veces volver a usarlo una vez más, ponerlo en una caja distinta. Así estás básicamente trabajando en elementos de diseño -que es muy importante, desde luego- pero muy poco en contenido relojero. Y para mí el contenido es muy importante. Por tanto los tres elementos con los que debemos tratar son: calidad, valor y desempeño técnico. Sobre esos pilares cada maison debe construir su esencia.

No estoy interesado en la función por la función. Estoy interesado en la función por lo que te aporta. Así que si pones la indicación de noche por debajo es estupendo porque aportas belleza a la función, creas algo que no había hecho nadie antes… y encima no tienes que vender tu coche para comprar el reloj. O elegir entre tener coche o reloj.

Mi filosofía no es atacar o defenderme. Mi filosofía es compartir una pasión.

HyM: Sí, y esa pasión se ve en los nuevos relojes. Estos dos años de Montblanc han sido increíbles. Lo que me lleva al siguiente punto: leí en un medio español que le pedían un incremento en la producción (cosa que comparto), y sin embargo su respuesta fue: “no, tenemos que ir poco a poco”. Llevo pidiendo a Adelaide (PR Manager de Montblanc en España) relojes para hacer un análisis en vídeo durante meses, y sencillamente ¡no hay ni uno! Y sin embargo dice que ¡no hay que incrementar la producción!

Jerome-Lambert

Jérôme Lambert durante la entrevista con el Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama

J. L.: Bueno, en primer lugar -y debo pedir perdón a nuestros clientes españoles por ello- hemos tenido unos cuantos cambios en Montblanc España: hemos trasladado la central de Barcelona a Madrid, y hemos estado muy ocupados reorganizando y estructurando el equipo… lo que no ha facilitado precisamente el crecimiento. Ahora estamos trabajando para tener la colección en el mercado, y que esté presente -al menos en algunos puntos- a finales de junio (¡tenga en cuenta que se está grabando lo que dice! -le advierto. ¡Vale, vale! -contesta entre risas). De hecho yo voy a España en Junio. Bueno, no es que me vaya a traer los relojes en el forro de la chaqueta eh? (más risas) Pero sí que iré y haremos una presentación para que nuestros clientes puedan ver, tocar… para que se pongan el Orbis Terrarum por ejemplo y se den cuenta de que es realmente único. Yo llevo el Calendario Anual Vasco de Gama y estoy enamorado. Yo me compraría uno, simplemente por el placer de tener un reloj que tiene una firma, que sobresale por encima de los demás, con una caja preciosa, con un calendario anual que es una gran complicación…

Se abre la puerta para hacernos saber que se ha acabado el tiempo… ¿Ya? Es increíble cómo se pasa el tiempo cuando estás hablando con alguien que no sólo lo sabe todo sobre la relojería, sino que la siente de manera tan apasionada.

HyM: Una última pregunta. El e-Strap. El famoso e-Strap. Todos los directores de las empresas relojeras dicen eso de que “no, los smart watches no son una amenaza para nosotros…” Sin embargo todas las maisons se han lanzado a ofrecer algún tipo de aparato similar. Yo sí creo que algunos sectores de la relojería tradicional van a sufrir el golpe, pero le pregunto: ¿temen o no el nuevo fenómeno de los relojes inteligentes? Y por otro lado, mi impresión es que el Urban TimeWalker está luchando en un mercado brutalmente competitivo, el de los cronógrafos, y el añadir el e-strap no es para luchar contra los smart watch, sino que le da una ventaja única porque ofrece algo que ningún otro cronógrafo tiene.

J. L.: Eso es lo más inteligente que he escuchado hasta ahora sobre el TimeWalker. No, no es un piropo, lo estás grabando y lo fimo si quieres (se ríe). No, de verdad, es muy cierto. Si tienes todas estas compañías rodeando tu fortaleza te preguntas qué arma van a instalar a tu alrededor. Si porque tienes murallas te sientas a ver qué armas tienen y a ver si consiguen la bala perfecta para atravesar el muro… (hace un gesto de “allá tú”) Si sólo dices “no pasa nada, tenemos una muralla”…. Lo que nosotros decimos es “si te quieres quedar en la fortaleza, quédate”. Hay otras formas, otras ideas. Yo no creo que ignorar te haga avanzar. Hay maneras de enriquecer la oferta.

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap1

Con el Urban TimeWalker tienes algo que no había existido nunca antes. Vas la exposición de Las Vegas (la International Consumer Electronics Show) y la gente del mundo de la tecnología te dice “¡vaya! ¿qué es eso?, ¡cómo mola!”, etc. Y resulta que viene de la mano de la alta relojería. Y viene de la mano de una casa que existe desde hace más de 100 años. Y viene de una casa que tiene sus relojeros certificados en el [Valle del] Jura para hacer relojes certificados, que tardan a veces tres meses en ensamblar una complicación, tomándose el tiempo necesario para hacerlo, como en el siglo XIX. Así que creo que es refrescante para lo que creemos que es el alma y la razón de ser relojeros. Como he dicho no es cuestión de ataques.

Es cuestión de sumar y enriquecer.

 

Mi agradecimiento, una vez más a  Adélaide Carlo por sus gestiones para conseguir esta entrevista.

 



Frederique Constant presenta su Horological Smartwatch

Frederique Constant Horological Smartwatch con iphone

Poco antes de que aparezca Apple Watch El Deseado, al que algunos consideran poco menos que el monolito de 2001 Una Odisea del Espacio, Frederique Constant pone de manifiesto que en esto de los relojes hay pocas cosas que los suizos no sepan hacer. Pero es sin embargo una de las casas digamos “pequeñas” la que ha dado la campanada de ser la primera en presentar su Horological Smartwatch con apariencia de reloj tradicional.

Lo que ha hecho Frederique Constant (más exactamente su presidente Peter Stas) es asociarse con Philippe Khan, presidente de Full Power, cuya sede está en Silicon Valley y que ya tenía desarrollados MotionX, MotionX-365 y Sleeptracker. Estos interfaces informan al usuario del ejercicio realizado, de cómo ha sido su fase de sueño y además permite crear objetivos de ejercicio.

Frederique Constant Horological Smartwatch - detalle

Lo que ha hecho MMT es crear un módulo discreto y sencillo que se puede integrar en un reloj analógico normal, de manera que en apariencia es un reloj normal que a las 6 horas tiene una subesfera con indicaciones que, a primera vista, parecería un calendario de algún tipo. La idea de fondo es atraer a los que sienten curiosidad por estas nuevas tecnologías pero no quieren tener una pantalla digital, por buena que sea.

El módulo del Horological Smartwatch se conecta con el iPhone o con teléfonos Android mediante una aplicación específica que recoge todos los datos y además mantiene al reloj siempre con la hora y la fecha correcta. Todo se controla desde la corona del reloj, que está fija y tiene un pulsador sobre el que se actúa.

Horological Smartwatch - funciones

La fecha aparece en la parte interior de la subesfera, mientras que en exterior hay una escala graduada hasta 100 que refleja los logros, que a su vez pueden desencadenar alarmas para que el dueño “se ponga en marcha” y haga ejercicio hasta alcanzar el objetivo.

Lo más importante es que MMT quiere que el sistema pueda ser incluido por todas las marcas que lo deseen, no sólo Frederique Constant y Alpina, lo cual sería una opción interesante a considerar por aquellos fabricantes de relojes de cuarzo que pueden ver cómo los nuevos smart watches (los de Apple y los de todos los demás que se venderán al rebufo de aquel) les pueden dejar fuera del mercado.

Apina Horological SmartwatchAL-285BT

Porque estos nuevos relojes tienen dos ventajas claras: la batería es la misma que puede llevar un cuarzo, con una duración estimada de 2 años, y además los precios empiezan en unos 450 euros, como un cuarzo normal. No sólo eso: también habrá modelos de mujer.

Apina Horological SmartwatchAL-285

Entre FC y Alpina tienen planeado lanzar unos 15 Horological Smartwatch este año, lo que da idea de lo fuerte de la apuesta y de cómo quieren plantar cara a Apple y, de paso, a otras empresas relojeras que viven del cuarzo.

Desde nuestro artículo sobre si los smart watch cambiarán la relojería tradicional, allá por septiembre, han cambiado mucho las cosas. Y vamos a ver muchas otras muy interesantes.



Nuevo Montblanc TimeWalker Crono con conexión a móvil

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap1

Empezamos el año con un nuevo adelanto de un modelo que se va a presentar en el cada vez más cercano SIHH: el TimeWalker Urban Speed Chronograph de Montblanc, una nueva edición del modelo deportivo de la casa de la montaña. Pero lo más llamativo es que viene con una correa opcional que se puede conectar a un teléfono inteligente.

Hay mucha incertidumbre sobre cuánto daño le pueden hacer los llamados “relojes inteligentes” al mercado de la relojería tradicional. Pero si ya existen estos relojes ahora y no ha pasado nada, ¿por qué iba a empezar a ocurrir ahora? Pues porque se teme que el poder de arrastre y convocatoria de Apple ponga de moda estos aparatos, basándose en la novedad, el precio asequible y la supuesta cobertura de una necesidad que aún no tenemos (pero que se encargarán de convencernos de que existe). Es cierto que todo lo que hace un reloj inteligente ya lo tenemos cubierto con el móvil, pero la idea es que no nos haga falta sacar el móvil del bolsillo.

Todo esto lo analicé a fondo en un artículo anterior,  al que será bueno volver en el futuro para saber cómo de cuánto estoy en lo cierto o en lo equivocado. El caso es que mientras tanto ya hay movimientos dentro de la relojería tradicional: TAG anunció que tendría un smart watch -anuncio que por cierto fue la gota que colmó el vaso de su anterior director general, Stéphane Linder– y ahora Montblanc anuncia que lanza la e-Strap, una correa que se puede acoplar a las medidas de 20 y 22 mm y que integra un módulo que se conecta a los móviles. El primero de ellos, el nuevo Timewalker Urban Speed Chronograph.

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph - perfil

Esta es la primera versión del Timewalker que se va a presentar en el SIHH. El reloj tiene unas variaciones muy leves sobre el modelo ya existente, pero es verdad que sí ha mejorado la estética: ahora los numerales aparecen sobre su propio anillo, separándolos de la minutería y por extensión encapsulando las subesferas interiores, lo que le hace parecer más ordenado y mejor decorado, ya que la esfera interior repite la decoración circular de los 3 contadores, creando así un buen efecto estético. Sobre el bisel cerámico aparece un acento rojo que se repite en la trotadora y los contadores del cronógrafo y sobre los índices horarios.

El calibre es el MB 25.07 (basado en el Sellita SW 500), por lo que el funcionamiento está garantizado. La correa, aunque tiene aspecto de carbono, es de piel, creada por la Pelleteria Montblanc de Florencia. Durante la fabricación se le da esa textura a la piel y se la impregna con un tratamiento que aumenta su resistencia estructural y la hace resistente a la humedad y al fuego.

Todo ello por un precio de 4.290 €, incluida la Ficha Técnica Completa.

 

 

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap - perfil

Eso, como hemos dicho, si no se le pone la nueva e-Strap, hecha del mismo material o en versión NATO. ¿En qué consiste? Es una correa intercambiable que incluye un aparato (que por cierto me recuerda a la Microsoft Band, que también es compatible con todos los sistemas operativos móviles) que se conecta al teléfono móvil.

Los datos del “gadget” son:

  • Funciones: Medidor de ejercicio (pasos, calorías quemadas y distancia recorrida). Notificaciones para SMS, correos, llamadas entrantes, calendario, recordatorios y actualizaciones de redes sociales mediante vibración.
  • Control remoto: Reproducir música, disparador de la cámara, función “encuéntrame” (permite buscar el reloj o el smartphone en un radio de 30 metros, bien pulsando la e-Strap), modo silencioso
  • Visor: capacitivo de 0,9 pulgadas con resolución de 128 x 36 píxeles
  • Batería de litio con una duración de hasta 5 días y cargador mediante micro-USB
  • Conectividad: Bluetooth
  • Compatibilidad: con todos los TimeWalkers
  • Resistencia: salpicaduras, polvo y golpes
  • Color: negro
  • Compatibilidad: Samsung Galaxy S4, S5, Note 3 y Note 4 y aparatos con Android 4.3. IPhone 4S, 4, 5C, 5S, 6 y 6plus (o sea que una vez más los de Windows Phone nos quedamos sin conexión, al menos por ahora).Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap

El precio de la e-Strap es (salvo confirmación en contrario) de 350 euros, mientras que si se compra el reloj con la correa ya montada su precio será de 4.690 euros.

A esta versión se unirán las otras dos versiones TimeWalker que también se presentarán en enero: TimeWalker Urban Speed Automatic e-Strap,  es decir, la versión simplemente automática, con un precio estimado de 2.990 euros, y el TimeWalker Urban Speed UTC e-Strap -la versión GMT-: 3.990 euros.

Parece que la idea de Montblanc va a ser vender -o digamos promocionar principalmente- la versión del TimeWalker con la e-strap. Me parece muy buena idea porque el TimeWalker compite en un segmento muy duro, con muchos cronógrafos muy sólidos, y sin duda este artilugio le da un argumento absolutamente único, que además no va a hacer que los amantes de la relojería tradicional le den la espalda. Más aún, sospecho que va a tener muy buena acogida: habrá  amantes de los relojes que no lo considerarán un propuesta adecuada a sus gustos, pero a la vez entenderán que esto no es producto de una espantada ante la llegada del reloj de Apple, sino un aggiornamento de las propuestas relojeras sin perder el norte (y de paso los clientes, como cuando la crisis del cuarzo tan recordada últimamente)… y encima Mr. Biver está a un año vista de sacar su smart watch.

Veremos cómo evoluciona el concepto, y qué aceptación tiene. Lo que no cabe duda es que Jerome Lambert está revolucionando Montblanc y haciendo mucho, mucho, mucho ruido relojero. Estoy convencido de que su política va a tener consecuencias; fuera del grupo Richemont desde luego, pero también dentro.

 



TimeWalker Urban Speed Chronograph

Montblanc TimeWalker Urban Speed CronographCaja:

  • Acero pulido por chorreo de arena y bisel de cerámica
  • Diámetro: 43 mm, grosor: 14,4 mm
  • Cristal de zafiro antirrayaduras, curvado y antirreflectante
  • Tapa trasera de acero pulida por chorreo de arena con panel de cristal de zafiro
  • Corona aflautada de acero inoxidable con el emblema Montblanc
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Negra con los números e índices con una imprimación de Superluminova, aguja horaria, minutero y segundero en antracita luminiscente, agujas de cronógrafo rojas
  • Pequeño segundero a las 9, contador de 30 minutos a las 12 y de 12 horas a las 6
  • Fecha a las 4:30

Funciones:

  • Horas y minutos, pequeño segundero, cronógrafo, fecha

Movimiento:

  • Calibre MB 25.07 (basado en el Sellita SW 500)
  • Número de componentes: 25
  • Reserva de marcha: 46 horas
  • Frecuencia de 28.800 alt/hora
  • Muelle de espiral orbital

Correa:

  • cuero vacuno con pespunte en gris, cuero vacuno con texturado en carbono y especialmente tratada para incrementar su resistencia

Precio: 4.290 €

Opcional: correa e-Strap con conexión a teléfono móvil: 250 €

Reloj con la correa e-Strap: 4.690 €

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph - perfil Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap - perfil



¿Cambiarán los smart watch la relojería tradicional?

Moto 360, Asus ZenWatch, Apple watch

La aparición del smart watch de Apple ha puesto, como siempre ocurre con sus productos, patas arriba el mundo de las tecnologías con una oferta que ya existía pero a la que la casa de Cupertino ha dado un giro que nadie se esperaba. Ahora todos nos preguntamos: ¿cómo va a afectar esto a la industria relojera?

Los llamados “relojes inteligentes” han tenido hasta ahora un éxito más bien discreto, encabezados fundamentalmente por Samsung seguido de LG. Sony –en realidad el primero en tener  un reloj así- ha hecho la guerra por su cuenta hasta que hace unas semanas anunció su idea de usar Androidwear. Sin embargo, las marcas han seguido creyendo que hay un mercado por conquistar y han seguido sacando nuevas versiones. Es obvio que esta persistencia es la que ha acabado convenciendo a Apple de que sí que puede haber un mercado interesante, y también ellos se han lanzado a la conquista. Con toda su caballería.

Apple lo ha hecho de una manera distinta: mientras que hasta ahora los relojes inteligentes eran aparatos tecnológicos con formas muy simples que recuerdan a los antiguos Casio con calculadora, Apple ha lanzado un instrumento que se inspira en las formas de la relojería clásica y que ofrece una personalización que busca ser tan variada como la que hay en el mercado de guardatiempos; probablemente porque es consciente de que un reloj electrónico, al igual que un móvil, va a estar la mayor parte del tiempo con la pantalla apagada para ahorrar batería (aunque te den la opción de que esté siempre encendida), o como mucho con una leve indicación de la hora. Por tanto la personalidad, el sentimiento que transmita tiene que estar en lo demás: la caja y las pulseras. De ahí que ofrezca diversos materiales para la primera (incluido el oro macizo amarillo o rosa) y sobre todo una enorme gama de correas de piel o caucho y brazaletes metálicos, de eslabones y milanesa.

ASUS ZenWatch

ASUS ZenWatch

Hagamos un inciso para decir que esta nueva idea de diseño ya se había visto en el adelanto del Moto 360 de Motorola y del Asus Zen Watch, ambos con formas clásicas, correas de cuero y promesa de muchas más formas de personalización. Pero claro, nadie tiene un amplificador como el que disfruta Apple –por méritos propios, desde luego-.

Apple watch coronaSeguimos: las medidas del Apple Watch están tomadas también de la relojería tradicional: tiene 38 mm de altura (como un reloj de vestir) o 42 mm en su versión deportiva (como otros muchos relojes deportivos). Por último integra una corona para moverse por la pantalla, otra inspiración clásica –que también tiene el Moto 360, aunque éste sólo como medio de confirmación de funciones-. Curiosamente, y aún siguiendo tantos patrones relojeros, la corona la ha puesto en una posición rara, casi en la esquina superior derecha en vez de en medio, resultando un “moño” al que visualmente cuesta acostumbrarse. Eso sí, está decorada con nervaduras, una vez más, clásicas.

Pues bien, la pregunta que todo el mundo se hace –nos hacemos- es: ¿afectará esta nueva familia de productos a la relojería tradicional? ¿Estamos ante una nueva crisis del cuarzo, que casi acabó con ella? ¿Se unirá Suiza (y Alemania y Japón) a la nueva moda y lanzarán sus propios modelos?

Samsung Gear S

Samsung Gear S

Pues sí y no y depende. Los relojes inteligentes no son relojes como tal. Son aparatos electrónicos que tienen, entre sus muchas funciones, la de dar la hora, simplemente porque se lo permite la pequeña computadora que llevan dentro. Pero no han nacido con la idea de ser sólo para dar la hora, sino de implementar muchas de las funciones ya existentes en el móvil e ir integrando otras que dependen del contacto con la piel (y las posibilidades son enormes, dependiendo de los sensores que integre). Pero, ¿por eso no son relojes? Los relojes digitales (de los que Casio es el ejemplo paradigmático) nacieron con la idea de dar la hora, pero poco a poco han ido evolucionando y ahora dan muchas más cosas que las horas y minutos. Los Casio G-Shock, que tienen un público como mínimo tan devoto como el de los seguidores de los productos Apple, son auténticos centros de información generada por un microprocesador. Incluso alguna versión se conecta al iPhone y a los Galaxy  por bluetooth con las mismas funciones de aviso de llegada de llamadas, correos, etc. Pero nadie pone en cuestión que el G-Shock sea un reloj. A los smart watch, sin embargo, no les concedemos el beneficio de la duda.

 

¿Deberían temer los relojes multifunción a los inteligentes? Un Casio o un Tissot T-Touch te lo pones y sales danzando, mientras que un reloj inteligente es en realidad, y por el momento, medio tonto: depende de su hermano mayor el teléfono móvil para ser útil. Algo tan básico para un aparato que quiere ser el acompañante de ejercicios, el GPS, no está disponible en ningún smart watch (salvo en el Samsung Gear S que saldrá próximamente). Pero es evidente que las marcas harán de estos unos aparatos cada vez más independientes de los móviles. Por ejemplo: el Samsung Gear que acabo de nombrar también puede llevar la tarjeta SIM, que le libera del Galaxy; un indicio de por dónde van a ir las cosas. Si además añaden otras configuraciones de cajas más resistentes a los golpes (¡y al agua!) entonces sí que deberían considerarlos como un verdadero peligro. Francamente, mirar la pantalla del Apple Watch, del Asus o incluso del modesto LG (aún por salir) y después mirar la de un G-Shock…

casio-g-shock-y-apple-watch

Otro de los problemas de los relojes inteligentes es la duración de la batería, que adolece de los mismos problemas que los móviles: apenas duran 1 día. Hay que olvidarse por tanto de utilizar el reloj en viajes largos, acampadas, etc. Encima ningún fabricante ha implementado para sus relojes un sistema de carga compatible con el del móvil. Alguna razón habrá, claro (aparte de la de vender más), pero sin ninguna explicación disponible suena maquiavélico que obliguen a los usuarios a llevar encima dos cargadores. Los móviles, que tienen baterías mucho más grandes, todavía no han resuelto el problema, así que en el caso de los smart watch me temo que falta mucho más tiempo aún. Cierto es que Tissot lo ha solucionado con un panel solar, pero no es menos cierto que tiene que alimentar una pantalla digital tradicional y no una como la que tienen estos nuevos relojes. O, incluso, podrían aprovechar la corona para que sirviera de dinamo (como en algunas linternas), o incluir un rotor. En cualquier caso con el tiempo sí se resolverá este inconveniente (sin duda el mayor), aunque sea a largo plazo, poniendo un impedimento más a los relojes digitales multifunción clásicos.

¿Y los cuarzos baratos? O sea los Swatch, porque el nombre de la empresa ya ha dado nombre a la categoría. A mí me parece que la diferencia de precio es demasiado grande como para verse afectados, y no creo que los fabricantes de relojes inteligentes vayan por ahí tampoco.

LG G Watch R

LG G Watch R

Sin embargo los cuarzos entre 200 y 500 euros (rango de precio en el que se moverán los relojes inteligentes) sí que deberían ver en estos artículos un verdadero peligro. Yo creo que nadie que compre un Certina, un Tissot, un Edox (por hablar de marcas con raíces en la relojería tradicional pero cuyo principal negocio es el cuarzo) o un Viceroy, un Diesel o un Sandoz lo hace por amor a la relojería tradicional. Es a menudo un regalo o una compra de impulso (como cualquier artículo de moda) y, en el caso de los hombres, de forma mayoritaria el único adorno que llevan. ¿Qué impide entonces preferir un smart watch que te da las mismas funciones pero añade muchas otras, no siendo la menos importante las incontables posibilidades de personalización? Se puede elegir la esfera del reloj de entre las muchas que se ofrecen, con lo que la apariencia inicial ya está cubierta. Las correas estarán disponibles de muchos materiales y formas, y al parecer más baratas que las tradicionales. Además el llevar el smart watch transmite de por sí una afirmación sobre el que lo lleva: estoy a la última, soy dinámico y mi vida está llena de actividad. Lo que antes representaba un cronógrafo ahora lo puede hacer un reloj inteligente. Es cierto que sigue existiendo el problema de la durabilidad escasa de la batería, pero eso viene después, cuando ya se ha hecho la venta. Y si al final el usuario se cansa de tener que cargar el reloj y lo deja arrumbado en un cajón no será una pérdida seria porque el coste no es muy alto (lo mismo que pasa con los relojes de cuarzo).

¿Y qué ocurre con la alta relojería? Aquí entramos en un campo de juego distinto. Los relojes mecánicos se buscan sin necesitarlos. Son perfectamente prescindibles porque la hora te la da más exacta otro tipo de aparatos. Por tanto si vas a comprarlo, si vas a regalarlo, es porque aprecias su valor como instrumento mecánico. Dudo mucho que alguien fuera por ahí presumiendo de haber cambiado su Jaeger-LeCoultre por un Apple watch. No hay forma de que se establezca un debate entre un Vacheron Constantin y un smart watch. Ni aunque sea de oro.

Apple watch con caja de acero y milanesa

Apple watch con caja de acero y milanesa

Sin embargo, sí que veo factible que alguien que se ha comprado por ejemplo un Bell & Ross y quiera adquirir otro adorno para su muñeca elija -por ejemplo- un Apple Watch de acero y milanesa en vez de, digamos, un JeanRichard. De esa forma a lo mejor lleva el reloj electrónico en el día a día y el mecánico para salir por la noche o los fines de semana. ¿Por qué no? No estamos hablando de alguien a quien le ha sido transmitido el saber relojero en una ceremonia de iniciación de cuya existencia todo el mundo sospecha pero de la que los privilegiados asistentes nunca hablan. No. Muchas de estas marcas apelan a la idea de moda para vender sus relojes (a menudo ni siquiera se sabe qué calibre montan, simplemente dicen “movimiento automático”). Estoy convencido que muchas de sus ventas se deben a  la presencia, no a la mecánica. Pues  a la moda apuntan también los smart watch. No sería de extrañar por tanto que los relojes mecánicos de precio medio notaran el mordisco de este nuevo accesorio.

 

Apple Watch correa marrón

Apple Watch correa marrón

 

Hay un factor más a tener en cuenta: el mercado de la mujer. Todas las casas relojeras saben que es difícil que la mujer vea a los relojes como algo más que adornos, como los brazaletes o los collares. En ese respecto los smart watch son un objeto perfecto: son moda, son personalizables, son baratos. Un éxito seguro. Más aún, Apple se ha dirigido al mundo de la alta moda porque quiere que las marcas personalicen su Apple watch y lo vendan como un artículo exclusivo más, por lo que no tardaremos en ver a famosas llevando alguna edición limitada en sus apariciones públicas, convirtiéndose, una vez más, en prescriptoras de moda. Marketing gratuito para Apple. Y tengamos en cuenta que las mujeres utilizan mucho el móvil para sus relaciones sociales (no tanto -o no prioritariamente- para el deporte), por lo que sabrán apreciar lo que les ofrece el reloj inteligente sin tener que sacar el teléfono del bolso, además del puro valor decorativo.

Lo que me lleva a un último punto: Apple ha anunciado que habrá versiones en oro macizo. Será interesante ver qué gama de precios tienen, pero si son moderados pueden hacer mucho daño a, por ejemplo, un Baume & Mercier que vende sus cuarzos de mujer con caja de acero por varios miles de euros, o incluso a Rolex, cuyos relojes de mujer se venden a menudo para regalar como joya y como simple símbolo de estatus. Y de paso podría llevar a que se cuestionara por qué hay saltos tan grandes cuando se pasa de acero a cualquier declinación de oro.

Hay algo en lo que sí podría favorecer a la relojería tradicional: si consiguen que quien nunca lleva puesto un reloj comience a llevarlo (que lo dudo, o no por mucho tiempo) pueden sentar la base para que esa persona compre en un futuro un reloj tradicional.

No cabe duda que los próximos 5 años van a ser interesantes.

 

"Can't quite see it..." de The Media Blog

“Can’t quite see it…” de The Media Blog