Archivo de la etiqueta: smartwatch



Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de “Les Ateliers“, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el “Palace”, que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. “En tiempos de desolación nunca hacer mudanza”, decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera “California”, pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado “Campus”.

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 



Montblanc Summit: el primer smartwatch del grupo Richemont

 

 

Nadie se imaginaba que el Grupo Richemont lanzaría un smartwatch, y desde luego que nunca lo haría fuera del SIHH, su plataforma de comunicación más potente. Y sin embargo aquí está: Montblanc Summit, el smartwatch con el que el Grupo se lanza a un mercado cada vez más disputado e interesante.

 

El mismo día que publicaba el lanzamiento de la nueva versión del TAG Heuer Connected (aquí) Montblanc lanzaba sorpresivamente su propia versión. Es verdad que, como todo en estos tiempos, se había estado anunciando algo nuevo con una campaña basada en los triángulos (como la foto que encabeza el artículo) pero nadie se pensaba que podría ser lo que de hecho es el Montblanc Summit.

Sin embargo tiene sentido que, si una manufactura del Grupo iba a tener un smartwatch, esa fuera Montblanc. Al fin y al cabo lleva ya tiempo aunando tecnología y saber hacer tradicional, sobre todo en los instrumentos de escritura. El Augmented Paper, por ejemplo, es uno de sus grandes hallazgos. O por ejemplo, y como artículo de piel, el E-Tag que vimos aquí. Recordemos que la casa ya había jugueteado con la idea de lo conectado con su E-Strap, una idea interesante pero con muy poca proyección (la vimos en vídeo aquí). ¿Por qué entonces no seguir ese camino, que no colisionaba la relojería tradicional, sino que la complementaba? Pues porque en dos años las cosas han avanzado mucho y ahora se puede ofrecer un smartwatch con prestaciones muy similares a las que estamos acostumbrados en el móvil, en términos de nitidez de pantalla y sobre todo rapidez de manejo.

Y es que el Montblanc Summit integra el chip Qualcomm® Snapdragon ™ Wear 2100, que es la última generación desarrollada por la empresa norteamericana. Seguramente Montblanc podría haber elegido un chip más barato, pero usando éste se asegura de que el reloj va funcionar con la rapidez necesaria durante años. Y además es el mejor chipset para mover Android Wear 2.0, la última edición de Android para relojes inteligentes. Como se puede imaginar esta nueva versión es mucho más fluida y poderosa que la anterior, así que la sensación cuando te mueves por las esferas y los menús es perfectamente satisfactoria porque los tiempos son instantáneos. Además la pantalla es AMOLED y tiene la máxima resolución que hay actualmente 400×400 (286 ppi), muy importante para el tamaño de la pantalla.

 

El cristal de zafiro que recubre la pantalla está levemente curvado (levísimamente diría yo) porque Montblanc quiere ahondar en la idea de que el Summit nace de una casa relojera, no simplemente de una tecnológica de consumo. El cristal sufre, por cierto, del mismo problema que los cristales de los teléfonos: las huellas. Sin embargo el brillo es tan potente que pasa por encima del problema con buena nota.

Una de las cosas más llamativas del reloj es su tamaño: la caja tiene nada menos que 46 mm de diámetro. No sólo eso, además está inspirada en la colección 1858 (de la que se puede ver un glorioso ejemplo aquí) y por tanto tiene sus mismas asas alargadas. El conjunto es, por tanto, de unas medidas que van a tener poca conmiseración con las muñecas pequeñas. Sin embargo el grosor es sólo de 12,5 mm, por lo que se lleva mucho mejor de lo que uno pensaría a primera vista. Y es hermético hasta 50 metros (IP 68).

Montblanc ha creado el reloj con cuatro variantes de caja: en primer lugar la que vemos aquí, con acero recubierto de PVD Negro. Con caja de acero bicolor y bisel de acero recubierto de PVD negro, en acero con acabado satinado y en caja de titanio grado 5 también con acabado satinado. Cada versión le da una personalidad distinta al reloj, desde la más discreta a la más deportiva. A eso le añade ocho correas fácilmente intercambiables: una correa NATO con sujeción de caucho en negro, azul, verde o rojo; una correa de piel de becerro negro o con el maravilloso acabado Sfumato de color marrón o azul marino de la Pelletteria Montblanc en Florencia (Italia), y por último también existe la opción de correa de cocodrilo. Las correas se pueden intercambiar fácilmente a través de pasadores de cambio rápido creando una multitud de looks y estados de ánimo. Un configurador online estará disponible para encontrar la combinación de caja y correa perfecta para cada ocasión. Si a esto le unimos las diferentes esferas se pueden crear más de 300 apariencias únicas. Y Montblanc promete seguir suminstrando esferas para descargar.

Porque en los smartwates, y el Montblanc Summit no es una excepción, la personalización y la experiencia de usuario es lo más importante. Por eso el reloj viene equipado con un software notable: Runtastic, que funciona junto con el sensor de ritmo cardíaco, un giroscopio, una brújula y un barómetro, está cargada en su forma Premium gratis durante 3 meses. La aplicación Google Play Music permite sincronizar música en la memoria interna del Montblanc Summit, que llega a unas respetables 4 gigas. Los códigos de barras de la tarjeta de embarque del avión pueden ser escaneados directamente desde la pantalla; una colaboración con Uber ofrece un rápido acceso a los coches; y la aplicación precargada Foursquare City Guide ofrece la función de búsqueda de restaurantes y experiencias en la ciudad. Además integra un traductor activado por voz. Y por supuesto están todas las aplicaciones de la Google Play. Además las subesferas se pueden personalizar de manera que se utilicen para la información que se desee: desde un pequeño segundero a las notificaciones de correo, alarma, sms,…

La caja del Montblanc Summit incluye una corona típica de la colección 1858, pero no gira; se utiliza pulsándola para volver atrás en la pantalla. A ambos lados tiene un micrófono para recibir órdenes. No hay un altavoz, pero creo yo que el cliente de Montblanc que compre este reloj no va a ser de los que vaya hablando -y sobre todo escuchando- a voces por teléfono. No creo que lo eche de menos. En la parte trasera destaca el sensor cardíaco y los dos puntos de carga (unas 4 horas para una carga completa), aunque también se puede cargar con un micro-USB como habitualmente se usan en los teléfonos (no en los Apple). También llama la atención el “Made in China”. No sé yo si eso va a favorecer la venta, dada la carga negativa que la leyenda lleva. Pero se agradece la sinceridad de Montblanc.

Una última función que es muy importante para todos aquellos que llegan a un smartwatch desde la relojería: el Montblanc Summit, gracias a la nueva versión de Android, tiene pantalla en reposo. Eso quiere decir que cuando no se está mirando el reloj no parece una piedra negra (como le pasa al Apple Watch), sino que siempre tiene apariencia de reloj. La pantalla en standby es simplemente la que se tiene elegida como principal, solo que “esqueletada”, por así decir. Pero su brillo la hace distinguible incluso a la luz del día.

Se me había olvidado decir que además de las esferas de la colección 1850 el Montblanc Summit también cuenta con dos de la colección TimeWalker: el tres agujas y el cronógrafo. Supongo que en próximas versiones la casa permitirá que cada uno personalice todo como quiera (aunque se cometan crímenes contra la estética). Eso favorecería aún más la unicidad del reloj, que es al cabo lo que todo el mundo busca.

El precio del Montblanc Summit comienza en 945 euros y en la versión en titanio más cara sube 145 euros más, lo que es muy razonable. Eso es un precio sensiblemente inferior al de TAG Heuer, pero éste tiene sus propios argumentos. Yo creo que este reloj va a a ser un éxito para Montblanc porque encaja muy bien en su gama de productos, pero en cualquier caso va a ser una batalla interesante esta de los smartwatch “de alto nivel” (podríamos decir), porque seguro que llegarán más contendientes. Veremos. Más información en Montblanc.es.

 



Andrés Iniesta, nuevo embajador de TAG Heuer

 

El espacio de la joyería Unión Suiza en El Corte Inglés de plaza Catalunya ha sido el escenario elegido por TAG Heuer para dar la bienvenida a dos nuevos miembros a la familia de la marca relojera. Por un lado, el futbolista Andrés Iniesta, genio del deporte rey en España, y por el otro el nuevo TAG Heuer Connected Modular 45, la última hazaña de la relojera que siempre se ha caracterizado por estar a la vanguardia de la innovación.

 

Blanca Panzano, Directora General de TAG Heuer España, y Andrés Iniesta

A simple vista, Iniesta y el nuevo Connected Modular 45 (del que ya hablamos en este artículo tras su presentación el pasado martes) parece que no tienen mucho en común, pero un simple vistazo al último lanzamiento de TAG Heuer basta para darse cuenta de que ambos destacan en sus campos, son versátiles, no tienen problema para adaptarse a cualquier situación, y, sobre todo, son las estrellas de sus equipos.

“TAG Heuer lleva desde 1860 rompiendo las reglas y desafiando los convencionalismos, y nuestro objetivo cada día es seguir haciéndolo” ha declarado Blanca Panzano, Directora General de TAG Heuer España. “Cuando nos planteamos recibir a alguien en nuestra familia, siempre buscamos personas que vivan según propias reglas y que no se rindan ante las adversidades. Y Andrés ha demostrado a cada paso que ha dado en su carrera que no está dispuesto a ceder ante la presión y que encarna los valores de la marca. Esta alianza con uno de los mejores jugadores del mundo coloca a TAG Heuer en la delantera del fútbol español. Para nosotros es un honor poder contar con Andrés Iniesta. Bienvenido a nuestra familia TAG Heuer”.

Recordemos que en julio de 2016 TAG Heuer anunciaba su acuerdo para ser el cronometrador oficial de La Liga, un anuncio del que dimos buena cuenta en este artículo.

Por su parte, Andrés Iniesta afronta este nuevo reto con ilusión: “Estoy encantado de formar parte de la gran familia de TAG Heuer, una marca de relojería que ha sabido combinar la tradición, innovación y que nunca cede a la presión”.

Durante el evento, el centrocampista del Barcelona F.C tuvo que superar un challenge para hacerse con las diferentes partes del reloj TAG Heuer Connected Modular 45 que posteriormente fue ensamblado. En cuatro minutos, que recordaron ese momento en el que Andrés Iniesta marcó el gol de la victoria a solo cuatro minutos de que terminase el partido de la final de la Copa del Mundo de 2010 en la que España se hizo con el título, el jugador tuvo que completar una serie de retos deportivos sin ceder ante la presión. Más información en TAGHeuer.es.



El nuevo smartwatch TAG Heuer Connected Modular 45, con fotos en vivo y precios

 

Ha sido sin duda uno de los lanzamientos más esperados y desde luego de los más sonados: el nuevo TAG Heuer Connected Modular 45, la segunda versión del smartwatch de la marca que ha mejorado notablemente sus prestaciones y además es fácilmente intercambiable con versiones mecánicas.

 

El lago Lucerna

Jean-Claude Biver durante la presentación

La presentación del TAG Heuer Connected Modular 45 tuvo lugarpor todo lo alto en Brunnen, al borde del lago Lucerna. No sólo es un lugar maravilloso (la verdad es que toda Suiza es pura postal), sino también con un significado especial porque atravesando el lago desde Brunnen se encuentra el lugar donde se fundó la Confederación Suiza. No ha sido una elección arbitraria porque desde la aparición del primer TAG Heuer Connected (cuya presentación vimos aquí) la idea que ha querido transmitir la casa es la de #ConnectedtoEternity, conectado a la eternidad. Con el primer reloj se ofrecía el que, si pasados dos años se quería cambiar el conectado por uno mecánico, bastaba pagar 1.350 euros para llevarse un Carrera de tres agujas. Pero ahora TAG ha ido más allá.

El primer TAG Heuer Connected

En efecto ahora es distinto, y lo es ya desde el nombre: Modular hace referencia a que el reloj es completamente personalizable: correas, asas, caja y, por supuesto, esfera. Y lo mejor es que hay dos relojes mecánicos que tienen las mismas hechuras y por tanto se pueden intercambiar sin problemas. Por ahora los dos relojes mecánicos disponibles son un Carrera Calibre 5 de tres agujas y fecha y el TAG Heuer Heuer 02T Chronograph Tourbillon, el tourbillon que revolucionó el mercado cuando apareció por un precio de 15.000 euros. Pero seguramente en el futuro habrá más modelos disponibles.

TAG Heuer Carrera Calibre 5

TAG Heuer Heuer 02T Chronograph Tourbillon

La otra parte del nombre, 45, hace referencia al diámetro del reloj. Es por tanto un milímetro más estrecho que su hermano mayor, y además ha reducido su altura por lo que se lleva mucho mejor. Esto era una obligación porque el Heuer 02T ya existía y tenía esa medida, así que no habría encajado de otra manera. Durante la presentación Jean-Claude Biver afirmó con la rotundidad que le caracteriza que habría un smartwatch para mujer de 39 mm de diámetro. Esto es realmente interesante porque abre la puerta a que haya más módulos mecánicos (de hecho hasta ahora esa era la medida del Calibre 5 de 3 agujas) y sobre todo amplía el mercado de muñecas, que incluso siendo de hombre se pueden sentir amedrentadas por un diámetro de 45 mm. Y planteará un reto de legibilidad, porque el tamaño físico de la pantalla se va a reducir notablemente. Será necesario, creo yo, aumentar la resolución.

Pero volvamos a lo que nos ocupa, que es sobre todo la modularidad. Decía antes que se podía elegir e intercambiar todas las partes del reloj, pero no es del todo cierto: el bisel que se elija en la caja será siempre el mismo. Es una pena que no sea también intercambiable porque al ser tan ancho define mucho la personalidad del reloj, pero imagino que no se podía hacer sin comprometer su integridad y, lo que es aún más importante, su hermetismo. Y es que el Connected Modular 45 es estanco hasta los 50 metros, por lo que se puede nadar con él e incluso bucear.

Y la personalización abre un nuevo debate interesante y que hay que ver cómo se desarrolla en el futuro. Según dice la marca se podrá elegir entre las 11 opciones disponibles en las boutiques de la marca o las 56 disponibles online. Claramente esto es un movimiento hacia la venta online que veremos cómo se toman los distribuidores porque de entrada parece que van a competir con menos armas. A decir verdad tiene sentido porque la venta de los productos electrónicos tienen menos margen, para el distribuidor pero sin duda para el fabricante, que tiene que incurrir en los enormes costos del desarrollo tecnológico. En el caso del TAG Heuer Connected Modular 45 la manufactura afronta sola la adaptación de sistema operativo, y ese coste se tiene que repercutir en el producto final; de ahí el menor margen.

El resultado de ese conflicto lo veremos de aquí a un año, o quizá menos, pero de lo que no cabe duda es de que hay una tendencia cada vez más acusada hacia la venta online de artículos de lujo (muy popular en Estados Unidos, no tanto en Europa) que generará tensión -una más- en el mercado.

Hay una cosa de la que en TAG se siente legítimamente orgullosos: el TAG Heuer Connected Modular 45 luce a las 6 y por debajo del bisel la leyenda Swiss Made, algo que no ocurría con el primer modelo. Eso no quiere decir que el reloj esté enteramente desarrollado en Suiza porque sigue lógicamente dependiendo de Google y sobre todo de Intel para la maquinaria. Pero ahora en TAG hay una sección dentro de la fábrica (que estaba vacía cuando visité las instalaciones) en la que ensambla y termina los relojes, de manera que puede grabar el deseado lema que tanto significa en relojería.

En la siguiente página seguimos hablamos de personalización, además del software y usabilidad.

 



El Grupo Swatch lanza el chip Bluetooth más pequeño del mundo

 

Pocos relacionan al Grupo Swatch con la tecnología más avanzada pero el hecho es que entre sus las empresas que forman el Grupo hay compañías que se dedican exclusivamente a eso. Y la prueba es el anuncio de que han lanzadado el micro-chip Bluetooth más pequeño del mundo.

 

 

Puede extrañar que un chip Bluetooth sea algo de lo que Swatch se preocupe, pero recordemos que en 2015 el Grupo Swatch lanzó el reloj Bellamy en China (como reflejamos en esta entrada), un reloj que por menos de 100 euros permitía pagos desde la muñeca. Y lo hizo llegando un acuerdo con Union Pay (algo que no ha logrado Apple), la entidad financiera con más de 5.000 millones de tarjetas emitidas en todo el mundo. Este año además se espera un nuevo modelo del Bellamy.

EM Microelectronics es el centro de Investigación y Desarrollo del Grupo Swatch y junto con el Centro Suizo de Electrónica y Microtecnología (CSEM en sus iniciales en francés) han lanzado este chip Bluetooth que además ostenta los siguientes récords:

– Es -en primer lugar y por encima de todo- el chip Bluetooth más pequeño del mercado. La ultra-miniaturización de los componentes electrónicos es crucial para el aumento de funciones en aparatos electrónicos portátiles, y para el Internet de las Cosas.

– Tiene el consumo de energía más bajo -comparado con sus competidores- para diferentes escenarios de uso, aumentando por tanto la autonomía de los objetos conectados (ya sabemos que las dos grandes cuestiones existenciales de la humanidad en estos tiempos son “¿dónde encuentro WIFI?” y “¿dónde recargo el móvil?”).

– Su alta velocidad de arranque no tiene rival, lo que hace posible la mejora en la reacción de los aparatos y la mayor duración de la señal electrónica.

Además este chip Bluetooth ha sido oficialmente certificado con el último estándar bluetooth, el 5.0. El chip consiste en más de 5 millones de transistores en una superficie de unos 5 mm cuadrados. Está diseñado para tener la máxima flexibilidad para poder trabajar en solitario o en conjunto con varios sensores, que se pueden aprovechar de un microcontrolador que un consumo muy bajo o puede usar el chip para añadir comunicación Bluetooth a cualquier portátil electrónico.

El Grupo Swatch y el CSEM, ambos situados en el “Silicon Valley Suizo” (en Biel) están trabajando en un ecosistema suizo exclusivo, especialmente diseñado para satisfacer las necesidades del Internet de las cosas y, sobre todo, relojes. Esta plataforma se construirá sobre un sistema operativo único y hecho a medida.

Un paso más hacia el largamente esperado smart watch de Swatch, un producto del que todo el mundo se pregunta por qué no existe aún. La respuesta es sencilla: Swatch no quiere un reloj que haya que recargar cada 20 ó 40 horas. Por eso tiene a su empresa Renata, fabricante de baterías para productos electrónicos, buscando una solución que se ajuste a los parámetros que quiere Swatch: en boca de Stefan Pfrommer, “los clientes no quieren recargar el reloj más de un par de veces al año”. Es un reto enorme, pero con las empresas de la rama de Sistemas Electrónicos (Renata, EM Microelectronics y Micro Crystal) el Grupo tiene confianza en que podrán llegar a una solución en un futuro no lejano. Más información en SwatchGroup.com.

El presidente del Grupo Swatch, Nick Hayek, con el nuevo micro-chip



¿Por qué está en crisis la industria relojera suiza?

crisis-industria-relojera-suiza-portada-horasyminutos

Hemos comenzado un año que seguramente va a ser extraordinariamente difícil para la industria relojera suiza, debido tanto a factores exógenos como a sus propios deméritos. No es la primera vez que se ve en una situación así, pero sí la primera en que las amenazas vienen desde muchos puntos distintos. Voy a intentar exponer los porqués de una situación que para algunos era previsible e inevitable y para otros una sorpresa. Y vamos a ver también los motivos para la esperanza.

crisis-industria-relojera-suiza-ventas-de-relojes-horasyminutosLa situación económica mundial, que de suyo es siempre complicada, entró en fase de locura en 2008 cuando el terremoto provocado por la bancarrota de Lehman Brothers marcó el final de la Citerea inmobiliaria, mientras que el subsecuente tsunami se llevó por delante bancos de todo tipo, decenas de miles de empleos y algo mucho más sutil: la confianza del ciudadano medio en la seguridad del sistema y por tanto de su propia seguridad. De esta forma a la descorazonadora falta de recursos personales por el paro se unió una desesperanza de la ciudadanía en general que hizo que incluso aquellos que no veían peligrar sus trabajos se pensaran muy mucho gastar su dinero. La crisis fue particularmente dura en Europa (salvo en Gran Bretaña, que la notó mucho menos), y notabilísima en España. La industria relojera suiza sin embargo fue no sólo trampeando la situación sino que incluso tuvo años de notable crecimiento, debido fundamentalmente a que de repente surgió el apetito voraz de -sobre todo- rusos y chinos por todo lo que fuera lujo.

crisis-industria-relojera-suiza-5-horasyminutos

Esta inacabable marea de turistas fue la gran fuente de ingresos de las marcas de lujo, no sólo compensando la ausencia de clientes locales sino alcanzando cifras récord en ventas porque este tipo de clientes venía con mucho dinero y con muchas ganas de demostrar, una vez regresados a casa, que no sólo lo tenían, sino que se lo habían gastado en el extranjero comprando artículos muy caros que su mercado local no se encontraban. Si paseabas por la sección de relojería de El Corte Inglés de Castellana (que es el Centro con la zona más grande dedicada a relojes) lo que se oía por los altavoces era mensajes en inglés, ruso y chino y, de vez en cuando, en español.

crisis-industria-relojera-suiza-clientes-chinos-lujo-horasyminutos

Pero la crisis de la península de Crimea de 2014 tuvo como consecuencia principal, en lo que al comercio del lujo se refiere, que el turismo ruso dejara de fluir hacia Europa y que con ello se secara una sustancial fuente de ingresos. Un año después las normas anticorrupción y el alza de las tasas a los artículos de lujo comprados en el extranjero, puestas en marcha por el presidente chino Xi Jinping, fueron como una coz en el pecho de las compras de los turistas llegados de China, que han caído dramáticamente. Las medidas gubernamentales también han tenido un impacto notable en las ventas dentro del país porque una de las fuentes de adquisición favoritas de los chinos son los Daigou, básicamente comerciantes que viajan al extranjero y llenan sus maletas de artículos para después venderlos, una vez de vuelta en casa.

Calle comercial en Hong Kong. Lam Yik Fei, New York Times

Calle comercial en Hong Kong. Lam Yik Fei, New York Times

Ante este panorama y el de una economía interna que no deja de enfriarse el comprador chino está empezando a variar su comportamiento. Los ricos no van a dejar de viajar al extranjero para ir de compras, pero seguramente limiten sus viajes a Europa en favor de localizaciones más cercanas (Japón, Corea del Sur, Tailandia). Y además ha comenzado a comprar en línea en sitios como JD, Tmall, Net-A-Porter.com, ShopBop o Harrods. De ahí que las marcas de lujo -incluidas las relojeras suizas- estén desinvirtiendo de manera notoria en China, sobre todo en la China interior, ya que lo que una vez fue un buen negocio cada vez aparece más y más pálido.

industria-relojera-suiza-china-tmall-horasyminutos

Sección de relojes de Tmall.com

Cuando el 15 de enero del año pasado el Banco Nacional de Suiza dejó de proteger el cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro la industria helvética se echó las manos a la cabeza. “Es un tsunami para la industria exportadora y para el turismo y, al final, para toda la economía suiza”– dijo Nick Hayek, Director General del Grupo Swatch. Y en efecto, la virtual paridad con el euro significó un aumento de precio de todo lo suizo, incluidos por supuesto los relojes. Un problema añadido a todos los factores externos.

 

Pero la industria relojera suiza también ha creado sus propios problemas, que veremos a continuación.



Nuevo H. Moser Swiss Alp Watch S: Características y Precio

moser-swiss-alp-watch-s-6-horasyminutos

Coincidiendo con el lanzamiento de las nuevas versiones del Apple Watch se ha dado a conocer el nuevo Moser Swiss Alp Watch S, la segunda vuelta de la “broma” relojera de H. Moser & Cie. Es, por supuesto, un reloj mecánico con todo el ADN de la casa. Vamos a ver sus características y precio; y qué tiene de bueno y qué de malo.

 

moser-swiss-alp-watch-s-5-horasyminutos

El Moser Swiss Alp Watch S es el heredero del modelo presentado a primeros de este año, que aparece aquí arriba y que describí en detalle en este artículo. Como ya sabemos la idea era tomar la forma del Apple Watch y usarla para crear un reloj mecánico y proclamar cuánto más inteligente es un reloj mecánico que uno electrónico. Se creó además un anuncio con las mismas características que los de Apple para establecer un paralelismo aún más evidente. Fue una demostración, por encima de todo, de lo bien que quedan las esferas ahumadas de Moser sobre cualquier superficie, sea redonda o cuadrada. No hay dial en el Apple Watch que se pueda comparar con cómo quedan los fumé de la casa.

moser-swiss-alp-watch-s-2-horasyminutos

A mí el reloj me gusta, tanto en el tono grisáceo-marrón con en la nueva versión en azul. Lo que no me gusta es la comparación con el Apple Watch. Es decir, relojeramente hablando es un guiño a todos los que nos gustan los relojes mecánicos y es sin duda un arma mediática importante porque el reloj tuvo mucha repercusión; en la prensa del sector desde luego, pero también en la de fuera de este microcosmos tan particular. Hasta ahí bien, era una serie limitada, se vendió en un suspiro y catapultó el nombre de Moser. Ahora el Moser Swiss Alp Watch S ya no es una edición limitada sino general y se vuelve a repetir la broma del Apple Watch. En realidad se está condenando eternamente a la pieza a una permanente comparación con el reloj de Apple, y al final lo que consigue es enaltecer aquello a lo que critica. Afortunadamente para Moser Tim Cook no lo utilizó en su propio beneficio. Imagina que dijera en escena “fijaos si es bueno nuestro diseño que una empresa de relojería tradicional como H. Moser & Cie nos ha copiado el diseño para una de sus piezas; no una, sino dos veces”. ¿Cómo habría quedado Moser?

H Moser Funky Blue SalonQP

La primera vez que Moser habló de un Smartwatch lo hizo mediante una muy inteligente campaña (esta) que hizo que todo el mundo se llevara las manos a la cabeza, porque parecía increíble que una casa como esta pudiera caer en la tentación de hacer un reloj inteligente. Tan increíble era que sencillamente no era verdad: hacía referencia al Endeavour Perpetual Calendar Funky Blue, uno de los relojes más bonitos de la casa (seguramente mi favorito), que vimos en con fotos en vivo en este artículo. Eso estuvo muy bien, fue una acción de marketing innovadora y sobre todo respaldada por un excelente reloj. El Moser Swiss Alp Watch S es también un gran reloj por todos los elementos que lo componen, pero desafortunadamente se ve lastrado por su origen.

moser-swiss-alp-watch-s-3-horasyminutos

La caja del reloj es de 38 x 44 mm de diámetro y una altura de 10,3 mm y está fabricada en oro blanco. Afortunadamente la corona está situada a las 3. Por supuesto el centro de atención está en la esfera ahumada “azul de medianoche”, que imanta la mirada y que está perfectamente acompasada por los índices y las manecillas, con forma de hoja. El cristal de zafiro está redondeado en los extremos -una vez más, como el de Apple- y le queda muy bien.

moser-swiss-alp-watch-s-4-horasyminutos

El calibre de manufactura HMC 324 es la otra golosina del Moser Swiss Alp Watch S porque está perfectamente equilibrado a la vista, con la decoración hecha a mano y con el escape intercambiable de Moser para facilitar el mantenimiento de la pieza. Se mueve a 18.000 alternancias a la hora y tiene una reserva de marcha de 4 días, que no está nada mal.

moser-swiss-alp-watch-s-1-horasyminutos

Como he dicho antes el Moser Swiss Alp Watch S no es una edición limitada salvo por su precio, que es de aproximadamente 24.900 euros y estará disponible en otoño. Veremos qué es lo nuevo que presenta la manufactura el próximo enero. Ojalá haya alguna novedad con sustancia y que no se quede todo en mostrar esta curiosidad. Más información en Moser.es.

 



Por qué el Octopus Smartwatch para niños es bueno para la relojería tradicional

Octopus-Smartwatch-1-HorasyminutosLa empresa Joy ha lanzado en Kickstarter un proyecto para crear el Octopus Smartwach, un reloj inteligente destinado a niños entre 3 y 8 años, un nicho de mercado que aún no se ha tocado. Y yo creo que este smartwatch sí puede ayudar a la relojería tradicional,  aunque no fuera ese el propósito del reloj.

Octopus-Smartwatch-2-Horasyminutos

La idea de la que parte el Octopus Smartwatch es interesante: está demostrado que los niños no entienden el concepto “tiempo” o “la hora” tal como lo concebimos los adultos, pero si entienden cuando se dice, por ejemplo, “es hora de desayunar” o ” ya es la hora de irse a la cama”. Así que lo que propone este reloj inteligente es asociar la hora a los eventos, de manera que cuando ocurren el niño mira su pantalla y encuentra la tarea que se supone ha de hacer junto con la hora.

Octopus-Smartwatch-6-Horasyminutos

Así el niño, de manera intuitiva, se familiariza con el tiempo tal como lo regulamos en el mundo adulto. Además cuando completa la labor que le corresponde obtiene un premio en forma de icono que aparece en el móvil de los padres -que es donde se programa el reloj-, lo que le estimula a seguir cumpliendo objetivos.

Octopus-Smartwatch-10-Horasyminutos

 

Por otro lado el Octopus Smartwatch va evolucionando con el niño. Pasa de ser un mero icono con el que identificar imágenes a mostrar información conceptual y termina mostrando como se vería en un reloj analógico. Porque no olvidemos que en algún momento de nuestra vida aprendemos a interpretar la hora en un reloj como parte de la enseñanza de la escuela. Así de importante es.

Octopus-Smartwatch-7-Horasyminutos

El reloj toma claramente  su diseño del Apple Watch (que puedes ver aquí en su versión Hermès), de ahí su forma rectangular y su corona como un moño sobre la esquina superior derecha. Como todos los relojes inteligentes el Octopus Smartwatch debe ser recargado, y para ello Joy ha creado un cargador-lámpara nocturna con una estética a lo Minions que resulta muy atractivo.

Pero si un niño lleva este reloj hasta que se hace más mayor al final va a tener un reloj tradicional, que sólo da la hora. De ahí a cambiar a un reloj mecánico no hay nada, y sería para el niño una transición lógica e incluso buscada, ya que los niños a partir de cierta edad siempre quieren parecer adultos.Octopus-Smartwatch-9-Horasyminutos

¿Y por qué digo que el Octopus Smartwatch es bueno para la relojería tradicional?

TAG Heuer Formula 1 crono

TAG Heuer Formula 1 Chrono

La industria relojera está atravesando un momento realmente malo, con cifras de ventas que no paran de caer y que cada trimestre dan un nuevo susto, con las compras del mercado chino en franca caída y con un ambiente económico y social mundial que no favorece nada el pensar en objetos de lujo. Además han aparecido los smart watches que amenazan con canibalizar el mercado de los relojes de cuarzo. Tengamos en cuenta que el cuarzo supone aproximadamente el 27% de las ventas de relojería, una cantidad nada despreciable y para muchas marcas su casi exclusivo sustento. Y además, otro de los gravísimos problemas: “los jóvenes ya no llevan reloj”.

Octopus-Smartwatch 11 Horasyminutos

La idea que tienen los jóvenes sobre los relojes es, en general, que es un aparato que da la hora. Nadie les ha dicho que el reloj mecánico les da algo más, así que sólo lo ven como un instrumento. Y para esa función ya tienen otro cacharro que sí que les da muchísimo más. Y, si son conscientes de ese placer añadido que en efecto les da la relojería tradicional y quieren comprarse uno, resulta que el más barato de los relojes mecánicos suizos les cuesta tanto como uno de los nuevos iPhone 5S y un Apple Watch juntos. Obviamente la decisión para ellos está clara.

TAG-Heuer-Connected-4-Horasyminutos

TAG Heuer Connected

Uno de los argumentos que más se oyen en el sector es ese de que “los smartwatches pueden hacer que quienes no usan reloj empiecen a usarlo y quizá en el futuro quieran uno mecánico”. Yo no me lo creo. Si a alguien que no lleva reloj le convences para que empiece a usar un smartwatch (tarea ardua incluso para los más forofos de la tecnología) es casi imposible que luego de el salto a la relojería mecánica, porque sería un paso atrás. Es decir, si yo aprendo a conducir en un coche con aire acondicionado y servodirección es difícil que después me compre un vehículo que no lo tenga, por muy a mano que estuviera ensamblado. Lo normal es que renueve el reloj electrónico. Está ocurriendo incluso que amantes de la relojería tradicional se han comprado un smartwatch y han dejado de usar sus relojes mecánicos, como mínimo en el día a día. Ciertamente otros lo han dejado en el cajón porque no le sacan el jugo, pero me temo que la balanza se inclina hacia los que lo están usando a diario. Y es algo que se comenta repetidamente en toda la prensa especializada en relojería.

Octopus-Smartwatch-8-Horasyminutos

En el negocio de la banca se sabe que hay que captar a los clientes cuando son niños. Alguien a quien su padre le abre una cuenta en un banco cuando es pequeño tiene muchas posibilidades de que cuando crezca mantenga esa cuenta. Eso es algo que nunca ha promocionado la relojería, que lleva mucho tiempo centrada en el lujo, algo muy lejos de los jóvenes. Más aún, y hablo por experiencia: cuando a un joven le dices que un reloj -que sólo le dice la hora y a lo mejor la fecha- y le cuesta entre 500 y 800 euros puede tener una desviación de -15/+15 segundos al día, la cara que pone equivale a que te preguntara si le estás tomando por idiota.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition apertura sobre el volante

Escape de áncora suizo en silicio en el calibre El Primero de Zenith

Y recordemos que la industria relojera suiza sigue vendiendo la precisión como uno de los valores de sus productos, cuando en realidad hay que pagar mucho dinero para tener esa precisión en un reloj, algo que no pasa con el móvil. Hace mucho que los grandes fabricantes de movimientos debieran haber dado el paso a la industrialización del silicio, un material que por su resistencia a la fricción y su antimagnetismo garantiza una cronometría muy mejorada. Además el silicio es el segundo material más abundante del mundo y se puede reproducir en masa y siempre con la misma precisión. Parece más que la industria se ha dejado llevar todos estos años de vacas gordas y ahora, en medio de la crisis, no sabe cómo recuperar el tiempo perdido.

¿Es entonces demasiado tarde ya? Yo creo que no, porque el reloj es algo tan metido en la cultura que todavía le queda cuerda (nunca mejor dicho). Pero debe reaccionar, debe ser valiente y no dar por supuesto que todo el mundo necesita y desea un reloj. Los clientes hay que ganárselos. Debe además pensar que para que en el futuro los jóvenes de hoy compren los relojes de lujo primero tiene que comprar los relojes mecánicos sencillos, una idea que hoy por hoy les resulta completamente ajena. Veremos.

Seiko-5-Horasyminutos

 



Endeavour Centre Seconds Concept, la pureza absoluta de H. Moser & Cie

H. Moser - esferas fumé

El Endeavour Centre Seconds Concept es Moser llevado al extremo.  Conseguir que una imagen, una silueta, un color o un sonido haga inmediatamente reconocible a una marca es un verdadero logro. Lo tiene Coca-Cola con su botella, Apple con su manzana o su opuesto Windows con sus 4 cuadritos, Nike con su logotipo… o, si entramos en sonidos, todo el mundo reconoce el sonidito de los anuncios cuando se habla de “Intel Inside”.

Si me apuras, viendo esta animación ya sabes de qué canción estamos hablando:

tumblr_mu1hngCIZ21s0cmmno1_500

Pues bien conseguir eso en muy pocos años es un logro aún mayor. En relojería yo creo que sólo hay dos logotipos universales: el de Rolex y el de OMEGA. Sin embargo para los amantes de la relojería hay una marca inmediatamente reconocible por sus esferas: H. Moser & Cie. Sus decoraciones fumé se distinguen a primera vista; por únicas y por bellas. Son la envidia de todos y objeto de deseo de muchos (entre otros yo, que estoy rendido a ellas).

H. Moser Concept Watch frontal

Eso lo sabe bien la marca, y ahora se ha decidido a sacar un modelo que enaltece su creación estilística más notoria. El nuevo Endeavour Centre Seconds Concept solo muestra en su esfera horas y minutos, y un segundero central. Todo lo demás es esfera ahumada, negra o del color que quiera el cliente -porque se pueden hacer a medida-. No hay índices, no hay nombre de marca, no hay afortunadamente “Swiss Made”. Es puro disfrute estético encapsulado en una caja de oro blanco de 40,8 mm de diámetro. El perfecto reloj de vestir.

Por dentro es también un Moser: el calibre HMC 327 -por supuesto de manufactura- es un habitual de la casa, con también otra característica particular de la casa: el escape Moser intercambiable, que permite revisar el reloj de manera más sencilla y eficiente. Si quieres ver esta particularidad del calibre y más esferas ahumadas, te recomiendo que veas el vídeo en la muñeca del Endevour Calendario Perpetuo.

Como decía el reloj también se puede hacer de encargo y lo mejor es ir a recogerlo a la manufactura, cuya ubicación es es-pec-ta-cu-lar, como se puede ver en el vídeo, al igual que se pueden ver las características completas del Concept Watch en su Ficha Técnica. Su precio ronda los 22.000 francos suizos, que no está nada mal para lo que por ahora es una pieza única.

 

 



Horological Smartwatch

Frederique Constant Horological SmartwatchCaja:

  • Acero pulido recubierto de oro rosa pulido. Caja en dos partes
  • Diámetro: 42 mm
  • Cristal de zafiro convexo
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Plateada
  • Índices aplicados a mano
  • Manecillas de oro rosa pulidas a mano
  • Subesfera de funciones a las 6 ho

Funciones:

  • Horas y minutos. Hora y fecha siempre exacta por su conexión al móvil
  • Seguimiento de actividad MotionX®
  • Monitorización del sueño con Sleeptracker®
  • Alarmas de ciclos de sueño
  • Alertas de aviso para comenzar actividad física
  • Entrenamiento adaptativo
  • Copia de seguridad y de recuperación en la nube MotionX®

Movimiento:

  • Calibre FC-285 de cuarzo. Funciones ajustables presionando la corona
  • Más de dos años de duración de batería

Pulsera:

  • Correa de piel marrón con cierre plegable

Frederique Constant Horological Smartwatch - detalle

Frederique Constant Horological Smartwatch con iphone



Swatch smartwatch en 3 meses. No necesita cargarse nunca

Nick hayek

Según declaraciones hechas a Bloomberg por Nick Hayek, Presidente Ejecutivo del grupo Swatch, la marca lanzará su Swatch smartwatch en 3 meses buscando adelantarse al lanzamiento del muy comentado reloj de Apple, al que se le espera en algún momento en abril de este año. El reloj será compatible con el software de Android y Windows, se comunicará vía NFC, permitirá hacer pagos y no necesitará cargarse.

Es decir, si todo esto es verdad, Swatch lanzaría no sólo un smartwatch, sino el Santo Grial de los llamados “relojes inteligentes” particularmente en lo que se refiere a la carga de la batería -o en este caso a su ausencia-, el talón de Aquiles de estos accesorios que luchan por ocupar espacio en la muñeca.

Tissot T-Touch Expert Solar

Ya sabemos que los Tissot T-Touch Solar se recargan con la luz del sol, pero sólo tiene que alimentar las manecillas y una pantalla que ocupa la mitad de la esfera. ¿Se cargará el nuevo reloj también con células solares? Sería un verdadero golpe a la línea de flotación no sólo de Apple, sino de todos los demás cacharros de su estirpe.

Añadir sensores biométricos al Tissot sería lo único que le faltaría a sus relojes para ser “inteligentes”. No parece que sea lo más complicado. Por eso me llama la atención que se diga que “Swatch” va a lanzar el reloj; yo creo que Hayek se refiere al grupo en su conjunto, porque ya había anunciado su idea de lanzar el smart watch como modelo de Tissot.

También es llamativo lo de poder hacer pagos con el reloj, algo en lo que Apple ha apostado fuerte hasta el punto de que muchos lo consideran la aportación más relevante de Apple el año pasado -mucho más que el Apple Watch. Hayek ha dicho que ya está en conversaciones con tiendas para implantar su sistema.

Citigroup predijo que para 2018 el mercado de estos aparatos llegará a los 10.000 millones de dólares. No es de extrañar por tanto que las marcas relojeras tradicionales quieran una parte del pastel.

Va a ser interesante ver la batalla entre Apple y Swatch, dos colosos en lo suyo, tan innovador uno como el otro, que ahora van a chocar en la guerra por un mismo mercado.

Lucha de titanes.

smart swatch

 



TAG Heuer presentará un smart watch en Baselworld

Leonardo Dicaprio TAG heuer  Smart Carrera

Según afirma la agencia Reuters, Jean-Claude Biver ha anunciado que TAG Heuer lanzará un reloj inteligente. La noticia llega poco después de que Apple anunciara el pasado 9 de septiembre su propio reloj, que al parecer ya antes de su lanzamiento el año que viene ya sea convertido en el enemigo a batir, de quien fue el primero en opinar.

 

Biver dijo entonces que Apple “ha cometido algunos errores fundamentales” en su diseño. “Este reloj no tiene sex appeal. Es demasiado femenino y se parece mucho a los relojes inteligentes que ya están en el mercado” -dijo al diario Die Welt.

“Para ser totalmente honesto, parece que lo ha diseñado un estudiante en su primer trimestre”. Predijo que el muy esperado aparato, con su esfera cuadrada y bordes curvados, pasará de moda enseguida.

jean-claude-biver

Jean-Claude Biver, director de la sección de relojes de LMVH, entre las que figura, entre otras, TAG Heuer

“El lujo siempre tiene algo atemporal, es único y transmite prestigio”, lo que en su opinión no se puede decir del reloj de Apple, añadiendo que será comprado por millones de clientes y probablemente no tendrá reparación en unos años.

Pues bien, ahora ha anunciado que “queremos lanzar un smartwatch con TAG Heuer, pero no debe copiar el Apple Watch”, declaró al NZZ am Sonntag (sólo faltaría que lo hiciese, digo yo). “No podemos permitirnos simplemente seguir los pasos de otros”, y anunció que el smart watch se presentará en la feria de Basel.

Tiene sentido que sea TAG quien lo haga porque desde hace años también comercializa todo tipo de accesorios, desde móviles a ropa, gafas o marroquinería.

Sin embargo estas declaraciones contrastan con las que hizo Stephan Linder Director General de TAG: “en TAG hemos comprado estos smartwatches, los hemos analizado y creemos que todavía no tenemos la tecnología suficiente para produzcan un beneficio al cliente”.

Es evidente que su jefe no piensa así. Veremos.

RELACIONADO: ¿Cambiarán los smartwatch la relojería tradicional?