Archivo de la etiqueta: Tissot



Calidad y precio con los Tissot Chrono XL: modelos y precios

Sacar la cabeza en el mundo de los relojes de cuarzo es muy difícil. La oferta es tan grande, abarca tantos estilos, que las propuestas deben ser muy buenas como para que el cliente potencial les preste atención. Eso es lo que ocurre con los nuevos Tissot Chrono XL, una de las apuestas fuertes de la casa para esta temporada.

 

Los cronos son la complicación más usada en los relojes de cuarzo (después de la fecha, claro), pero en el caso de Tissot es que además tiene razón histórica, dada la conexión de la marca con distintas disciplinas deportivas. Empezó a patrocinar coches de carreras en 1974. En los 90 aumentó su actividad deportiva, empezando con los campeonatos mundiales de ciclismo y hockey sobre hielo. La Federación Internacional de Esgrima, La Federación Internacional de Baloncesto, la NBA, el campeonato de SupeBikes… todos (y muchos más) han estado o están ligados a las labores de cronometraje de la marca.

En Horas y Minutos hemos visto, por ejemplo, el reloj de Jorge Lorenzo o el de la Vuelta Ciclista a España. De ahí que los Tissot Chrono XL sean herederos naturales de la historia de la casa.

Los Tissot Chrono XL toman la esencia de los relojes vintage de inspiración militar -grandes numerales, manecillas terminadas en punta- para reafirmar su masculinidad al máximo. Y lo hace negando la tendencia actual de reducir los tamaños de las cajas, ya que todos los modelos tienen 45 mm de diámetro. Además los biseles son proporcionalmente pequeños, por lo que las esferas, que de por sí son grandes, lo parecen aún más.

Peo además, como decía, la casa ha conjugado la medida de tiempos cortos con la estética de los relojes vintage, lo que incrementa enormemente su atractivo. Y si encima le añades colores bien elegidos, sin duda la colección va a tener éxito. Como las esferas son grandes todos los datos tienen un tamaño perfectamente legible, un requisito imprescindible tanto en un reloj deportivo como en uno de inspiración militar. Además de una esfera verde, que no pude fotografiar en Baselworld 2017, hay una negra con numerales blancos, negra con numerales amarillos y por último una azul, seguramente la que mejor compensa el aspecto deportivo con el de reloj urbano. Además la caja es hermética hasta 100 metros.

Las cajas son de acero quirúrgico 316L recubierto de PVD gris o negro, para aguantar mejor el trajín de todos los días (y durante muchos días). Las manecillas están recubiertas de material fosforescente y, como tienen una proporción de tamaño entre la de horas y la de minutos, la lectura es instantánea.

Por último, los Tissot Chrono XL  se ofrecen con correas de piel, que acentúan su aspecto de reloj de estilo retro, y con brazalete de acero. Tienen un precio de 330 euros, y a partir de junio estarán disponibles en la e-boutique de la casa y en los comercios del ramo. Más información en Tissot.es.

 



¿Por qué el nuevo Tissot Ballade es tan importante (aunque no lo parezca)?

tissot-ballade-powermatic-80-1-horasyminutos

El el pasado Baselworld 2016 Tissot presentó un reloj  que ya ha llegado a las tiendas con el sencillo nombre de Tissot Ballade. Es un modelo Powermatic 80 con certificado de cronómetro pero con un detalle único: el espirar es de silicio, algo normalmente reservado a modelos mucho más caros. Además de las fotos en vivo y los precios, vamos a ver por qué eso tan importante.

 

tissot-ballade-powermatic-80-12-horasyminutos

Antes de hablar de este Tissot Ballade Powermatic 80 vamos a hacer un pequeño resumen de la historia del silicio en la relojería. Ulysse Nardin fue la primera manufactura en presentar un escape de silicio. Fue en 2001 con su Freak. Y, haciendo honor al nombre del reloj, la industria se polarizó: unos decían que ya veríamos, que esos materiales nuevos… otros aplaudieron la innovación. En 2005 nada menos que Patek Philippe lanzó su calendario anual 5250 con rueda de escape de silicio, lo que terminó por descolocar a todo el mundo. En 2006 repitió con otro calendario anual, el 5350, con un espiral fabricado en Silinvar, fabricado en realidad en colaboración con el grupo Swatch y Rolex. Ese mismo año Breguet presentaba el Calibre 591A, que por primera vez incluía la rueda de escape, regulador y espiral en silicio.

tissot-ballade-powermatic-80-11-horasyminutos

Las ventajas del silicio son claras: es más ligero, más duro y más resistente a la corrosión, los cambios de temperatura y las sacudidas. Y es antimagnético. Más aún, no genera fricción como el metal y por tanto no necesita lubricación. Recordemos que la lubricación es el talon de aquiles de los calibres porque se terminan por endurecer o degenerar, afectando al movimiento o incluso parándolo completamente. De esta manera los movimientos con piezas de silicio son más precisos y con tiempos entre mantenimientos más largos.

tissot-ballade-powermatic-80-20-horasyminutos

Por último, el silicio es el segundo componente más común del planeta después del oxígeno y es fácilmente manufacturable, creando piezas exactamente iguales entre sí de manera industrial. Los escépticos dicen que no sabemos si en 100 años se podrán reparar las piezas de silicio, de la misma forma que reparamos relojes de más de un siglo. Yo creo que precisamente por esa facilidad de fabricación será aún más sencillo recrear las piezas. Si ahora se sabe reconstruir relojes de más de cien años de los que no hay planos ni esquemas, supongo que ahora que esta todo más que documentado el trabajo será más sencillo. Más aún, se hacen relojes con cajas de materiales rarísimos, únicos, y nadie dice ni mu sobre ello. Pienso por ejemplo en el HM5 de MB&F, cuya caja está fabricada en CarbonMacrolon. Yo estaría más preocupado por si se me rompe la caja, no por el espiral.

tissot-ballade-powermatic-80-22-horasyminutos

El caso es que en este Tissot Ballade Powermatic 80 el espiral del calibre 80.111 (que es como se le ha llamado) es de silicio. Para un reloj con precio inferior a 1.000 euros es evidente que no se ha hecho un desarrollo específico, sino que Tissot lo ha tomado de los ya existentes dentro del grupo Swatch para integrarlo en el Powermatic 80. Éste no es sino un ETA 2824 modificado para reducir su frecuencia a 21.600 alternancias/hora y con un nuevo barrilete con un eje más delgado de manera que se pudiera integrar un muelle real también más delgado y más largo. El resultado son las 80 horas de reserva de marcha de las que habla su nombre, un verdadero logro. Además ahora, gracias al silicio, el reloj resultante tiene la certificación de cronómetro del laboratorio COSC. La única diferencia la vemos en un lado del movimiento con el símbolo del silicio y un dibujo que representa el espiral.

tissot-ballade-powermatic-80-18-horasyminutos

Tener un cronómetro COSC con volante de silicio y no pasar de los 1.000 euros significa muchas cosas, todas importantes: la tecnología del silicio está al alcance de la mano, no hace falta que pagar muchas decenas de miles de euros para poder disfrutar de sus ventajas. Por tanto no pasará mucho tiempo hasta que sea habitual en todos los relojes baratos. En uno momento en que el reloj mecánico está perdiendo la batalla de las muñecas (como contaba en este artículo), es bueno poder volver a tener argumentos que ofrecer en la gama baja de precios; que el cliente final vea una pequeña maravilla mecánica que no necesita recargarse y que responde a lo que antes siempre vendía la industria relojera: la precisión suiza.

tissot-ballade-powermatic-80-2-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-10-horasyminutos

Cuando salió el calibre Powermatic 80 yo dije que era un calibre funacional, y así ha sido: ahora es común en todo este segmento de precio. Lo mismo ha de ocurrir con la tecnología del silicio. La marcas relojeras deben dejar de vender mitos y ofrecer realidades, y el silicio les puede ayudar a volver a dar prestigio a un segmento de su mercado que ahora mismo se ve amenazado por un vulgar relojito con microchip, como son los smart watch.

tissot-ballade-powermatic-80-23-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-24-horasyminutos

El Ballade Powermatic 80 tiene una caja de acero de 38 mm, una medida más bien pequeña (seguramente pensando en el mercado asiático). Sin embargo está muy bien realizada. Ofrece una enorme calidad para un reloj de este nivel. La parte frontal del reloj tiene superficies pulidas mientras que las verticales están bien satinadas. Pero sobre todo destaca la decoración del bisel, con “Clavos de París” que le dan un aspecto mucho más lujoso, además de dotarle de un dinamismo que rompe con la seriedad del modelo.

tissot-ballade-powermatic-80-17-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-19-horasyminutos

Como el reloj tiene una altura que no supera los 10 milímetros se convierte en un perfecto reloj de vestir, discreto y lustroso, que queda bien en cualquier muñeca por pequeña que sea. Yo espero que veamos relojes de mayor tamaño con la misma aplicación de silicio, y que se integre también en los cronógrafos. Sería así una oferta imbatible.

tissot-ballade-powermatic-80-6-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-8-horasyminutos

La esfera sigue con las misma propuesta de calidad que la caja. Tiene una esfera central que repite la decoración de clavos de París. Está rodeada por una franja satinada que la hace más distinguida. Sobre ella se asientan los índices facetados. Por último, las agujas dauphine están facetadas para mejorar la lectura. Todo el conjunto resulta refinado y clásico, pero muy atractivo.

tissot-ballade-powermatic-80-16-horasyminutos

También hay una versión de mujer que también se mueve gracias al mismo calibre cronómetro. Si es difícil de ver una versión femenina a la que no se le reduzca características, que sean las mismas que la de la versión masculina cuando estamos hablando de certificación COSC (que recordemos cuesta dinero a las casas el obtenerlo), es francamente extraño, así que no queda sino agradecer y felicitar a Tissot.

tissot-ballade-powermatic-80-25-horasyminutos

Y no quiero dejar de señalar la calidad del brazalete de acero. Cinco eslabones que alternan satinado y pulido y que resulta extraordinariamente cómodo y con una sensación de mucho valor. No tanto en la correa de piel, más discreta (pero también con cierre desplegable).

tissot-ballade-powermatic-80-4-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-7-horasyminutos

Y llegamos a los precios, el argumento que corrobora la aseveración que significa este Tissot Ballade Powermatic 80: la versión de caballero con correa de piel tiene un precio de  920 euros, mientras que la versión con brazalete y la versión de mujer tienen un precio de 970 euros. Ya sólo nos queda esperar a que sigan apareciendo modelos con esta tecnología y que se generalice, y sobre todo que el cliente final sepa entenderla y apreciarla. Más información en Tissot.es.

tissot-ballade-powermatic-80-21-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-9-horasyminutos

tissot-ballade-powermatic-80-3-horasyminutos

 

 



Calidad y Precio: Nuevo Tissot V8

tissot-v8-5-horasyminutos

Normalmente en Horas y Minutos hablamos de relojes mecánicos, pero eso no quiere decir que no tengan cabida los relojes de cuarzo. Cuando hay una propuesta que aúna diseño, calidad y precio merece la pena mencionarlo, y ese es el caso que nos ocupa: el nuevo Tissot V8.

 

tissot-v8-2-horasyminutos

Ya sabemos de la intensa relación que tiene Tissot con el deporte, fruto de la cual ha producido numerosísimos relojes. Aquí hemos visto por ejemplo el T Race Touch La Vuelta 2016 (con fotos en vivo en este artículo). los dedicados al Tour de France (aquí) o el que se ata a la muñeca Jorge Lorenzo, pero también tiene relojes que simplemente toman los códigos de los relojes de deporte para presentarlos sin una asignación determinada a ninguna disciplina específica. Ese es el caso del PRS 516 Automatic Chronograph que analizamos con fotos en vivo aquí. El Tissot V8 pertenece a la primera categoría porque se inspira en el mundo del automovilismo para ofrecer una pieza atractiva a un precio muy interesante.

tissot-v8-3-horasyminutos

Tissot es uno de los grandes “monstruos” relojeros, con una capacidad industrial que pocos pueden igualar en Suiza o fuera de ella. Ello le permite aplicar economías de escala y crear productos que ofrecen más por el mismo o menor precio sin mermar la calidad. Y como ejemplo, el Tissot V8. El modelo era un clásico de la casa que ahora se relanza. Tiene una caja de acero inoxidable 316L, que es el acero quirúrgico por ser hipoalergénico, con unas cómodas medidas de 42,5 x 11,22 mm. Mezcla partes satinadas y pulidas que le dan un toque más refinado, con una distancia entre asas de 22 mm. Destaca el color del bisel: es el verde clásico del mundo de las carreras y sobre él se ha impreso una escala taquimétrica. Lo que no es clásico es el cristal, porque afortunadamente es de zafiro.

tissot-v8-7-horasyminutos

tissot-v8-6-horasyminutos

La esfera es muy atractiva, con los numerales del 12, 4 y 8 en negro sobre blanco que recuerdan a cómo se veían los números en los coches de carrera de otros tiempos. Las tres subesferas se inspiran en los cuentakilómetros de los salpicaderos, especialmente las dos superiores: además de las escalas y numerales pintados en blanco tienen un realce circular metálico, con lo que además quedan perfectamente remarcadas. Los índices tiene la forma clásica de punta de flecha y están facetados para mejorar la lectura. Al ser las manecillas de acero y sin pintar se pueden perder por la esfera, pero el blanco de la impregnación luminiscente compensa el efecto. Por cierto que en la oscuridad brilla en azul, un cambio muy bienvenido sobre el verde tradicional. Pero a la manecilla de los minutos no le habría venido mal una mayor longitud de luminiscencia para distinguirla bien de la de las horas (aunque esta sea más ancha).

tissot-v8-1-horasyminutos

tissot-v8-9-horasyminutos

La función del cronógrafo es bastante completa: a las 3 tiene una manecilla que mide las décimas de segundo que funciona de manera continua durante los 30 primeros segundos y después se para en 0 (para no gastar la pila) y cuando se detiene la medición marca instantáneamente la décima. Incorpora también la función de adición que permite parar el cronógrafo (con el pulsador a las 4) y, cuando se vuelve a pulsar, la trotadora se sitúa en el segundo que corresponda. Es decir, si por ejemplo se para sobre las 3 y transcurren 15 segundos, cuando se vuelve a pulsar la manecilla salta automáticamente a las 6. Por supuesto el fondo es cerrado, pero está bien resuelto gracias a la inscripción “V8” que queda muy bien y realza su carácter deportivo.

tissot-v8-4-horasyminutos

El reloj se ata con una correa de cuero con perforaciones tipo rally y una hebilla de ardillón con el nombre grabado. El Tissot V8 se lanza en numerosas versiones, pero yo creo que esta es la más auténtica y además tiene un precio excelente: 395 euros. Las versiones con brazalete suben a 450 euros. Ya están disponibles en la e-boutique de la marca y en las tiendas. Más información en Tissot.es.

tissot-v8-8-horasyminutos

 

 

 

 



Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016: Fotos en vivo y precio

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-5-HorasyMInutos

La Edición Limitada del Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 conmemora una de las tres grandes carreras ciclistas del mundo, junto con el Tour de France y el Giro de Italia. Vamos a ver qué nos ofrece y cuánto cuesta.

 

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-3-HorasyMInutos

El Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 es una prueba más de que Tissot ha apostado fuerte por el ciclismo. Cuando fue el Tour de France presenté los relojes que la marca lanzó con ocasión del evento, y que se pueden ver aquí. De hecho, aquellos que sigáis la cuenta de de Horas y Minutos en Instagram fuisteis testigos de mi afortunada asistencia (gracias a la cortesía de Tissot y de MRA) a la última etapa del Tour de France en París, una experiencia maravillosa. Pues bien, Tissot da un paso más y es el Cronometrador Oficial de La Vuelta Ciclista a España 2016 o, como se la conoce comercialmente, La Vuelta. Es importantísimo encontrar nombres pegadizos para promocionar un deporte, un país o cualquier otra cosa que se quiera hacer popular. Por eso fue un hallazgo – y un éxito- nombres como La Roja, La Liga y ahora La Vuelta. Ya era conocida como la segunda prueba más importante tras el Tour; o, si es que me está pudiendo el patriotismo, la tercera tras el Tour y el Giro. Pero encontrarle un nombre que la identifique inequívocamente ayuda a su expansión comercial internacional.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-7-HorasyMInutos

Este Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 es el T-Race Touch archiconocido de la marca, uno de los relojes multiusos más populares del mercado, gracias a lo intuitivo que resulta su uso y sobre todo porque las funciones se activan pulsando sobre el cristal de zafiro y no con complicadas combinaciones de los botones. No todas las 11 funciones se activan tocando la pantalla, pero 7 de ellas sí y el resto son derivadas. Las funciones son: EOL (indicador de fin de vida útil de pila), brújula, marea, cronógrafo split y lap (logbook), dos cuentas atrás, dos alarmas, calendario perpetuo, segundo huso horario y retroiluminación.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-4-HorasyMInutos

La caja es de aluminio y el fondo de titanio, lo que hace del reloj una auténtica pluma. Tiene un diámetro de 42,15 mm y una altura de 13,46, lo que de hecho significa que es un reloj moderado en sus hechuras para lo que solemos encontrar entre sus compañeros de categoría. Bajo el bisel negro, en el que resultan prominentes los símbolos de Tissot (la T y la cruz suiza) hayamos la primera de las referencias a España, que no es otra que el color rojo (un tanto apagado para mi gusto). Es en el fondo donde de verdad se señala la prueba a la que el Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 homenajea.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-2-HorasyMInutos

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-1-HorasyMinutos

La esfera está decorada al estilo fibra de carbono. Los numerales arábigos están en rojo, así que les cuesta más destacar porque tienen que luchar con el negro del fondo. Puestos a imaginar, a mí me hubiera gustado alguna inclusión del otro color de la bandera española, que además lo habría dotado de una lectura más rápida. Algo así:

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-10-HorasyMInutos

Lo que sí se lee muy bien en cualquier circunstancia son las manecillas, de un potente blanco a la luz del día y un más potente verde a oscuras. Eso sí, son sólo las manecillas las que están tratadas con material luminiscente, por lo que saber la hora con exactitud puede costar algo de trabajo. Pero recordemos que si mantenemos pulsado el botón a las 3 horas se activa la luz de la lectura digital.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-11-HorasyMInutos

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-13-HorasyMInutos

El reloj se ata a la muñeca con una correa de silicona que es una auténtica delicia: es suave al tacto y se ajusta cómodamente, pero luego sujeta al reloj perfectamente sobre el brazo. Eso sí, tiene tendencia a atrapar las motas de ropa o polvo que tenga alrededor. Está rematada con una hebilla de ardillón negra con el nombre de la marca.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-12-HorasyMInutos

El Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 se siente puesto mucho mejor de lo que yo me esperaba, gracias a la comodidad de la correa y a sus medidas contenidas. Afortunadamente las referencias a La Vuelta se han limitado a la trasera del reloj, por lo que no va a pasar de moda y se puede llevar de manera continuada sin problema porque al cabo no es sino un Tissot T-Race Touch normal con la carrura de color (como ya hay otros 6, más o menos). Pero no deja de tener ese toque singular que le da el que sea una edición limitada a 100 piezas y, lo que es aún mejor, sin afectar al precio, que es el mismo que los demás de la colección: 485 euros. Más información en Tissot.es.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-8-HorasyMInutos

 

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-6-HorasyMInutos

 



Los Tissot Tour de France Special Edition: modelos y precios

Tissot-Tour-de-France-Horasyminutos

Ya ha arrancado la competición ciclista más importante del año: el Tour de Francia. Y Tissot, presente en 11 deportes de máximo nivel, celebra ser el cronometrador oficial de la carrera lanzando los Tissot Tour de France Special Edition. Seis modelos para satisfacer a todo el mundo, con precios muy atractivos.

 

Tissot-Tour-de-France-1-Horasyminutos

¿Por qué unos Tissot Tour de France Special Edition? Estamos muy acostumbrados a oír la expresión “cronometrador oficial” y a menudo lo relacionamos con el puro marketing, pensando que alguien ha pagado para poner sus relojes ahí y aprovecharse de la publicidad inherente al evento. Si eso fuera así cualquier marca china podría ser cronometrador oficial, porque sólo sería cuestión de dinero; y si se compran equipos de fútbol también se puede comprar un evento como el Tour de Francia, que dura menos de un mes, ¿verdad? Y sin embargo hay muy pocos cronometradores oficiales, y son todos nombres muy conocidos -y reconocidos- de la relojería tradicional. Y eso es porque cuando hablamos de precisión en centésimas de segundo no cualquier marca puede ofrecerla. Por eso Tissot se ha ganado el derecho a ser cronometrador oficial y a lucir el nombre de la competición en sus relojes. Y para celebrarlo ha lanzado cuatro modelos en edición especial, todos con movimiento de cuarzo y buenos precios.

Tissot-Tour-de-France-2-Horasyminutos

TISSOT PR100 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot PR100 es uno de los relojes más populares de la casa,  un auténtico clásico, como la ronda gala. Además, está concebido para resistirlo todo: un reloj particularmente robusto a la altura de los aguerridos ciclistas que disputan la prueba. La caja de 41 mm es de acero, al igual que el brazalete. Es hermético hasta 100 metros y tiene grabado el logotipo oficial del Tour de France en el fondo.

Tissot-Tour-de-France-PR-100-Horasyminutos

 

La esfera de este modelo especial juega con tonos grises y blancos y luce una discreta rueda de bicicleta en una esquina. Las agujas del contador y el segundero retoman el emblemático color amarillo de la carrera y le dan un toque veraniego.

TISSOT PRC 200 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El PRC 200 es otro de los clásicos de Tissot, con nada menos que 33 modelos disponibles en la colección. Así que era lógico que también se uniera a la fiesta ciclista. La raya GT amarilla que luce en la correa Nato negra se hace eco del color emblemático del Tour. Las agujas del cronógrafo optan por el mismo tono y, al mantener el color negro de la esfera sin ninguna otra señal, se convierte en un reloj que se puede llevar siempre, sea o no el Tour de Francia.

Tissot-Tour-de-France-PRC-200-Horasyminutos

 

En cualquiera de las medidas de la caja (entre 32 y 41 mm), el cronógrafo hace honor a su nombre con una hermeticidad envidiable de hasta 200 metros. También está disponible con brazalete de acero o correa de piel.

TISSOT T-RACE TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race comparte el espíritu de los deportes de dos ruedas: el bisel en forma de disco de freno y el diseño de pinza de freno de la ventana de la fecha lo convierten en el compañero ideal de los amantes del ciclismo. Se presenta en dos modelos. La versión negra cuenta con una esfera de carbono inspirada en los materiales de las bicis profesionales. El toque de color lo ponen las agujas blancas, las pinceladas amarillas de los contadores del cronógrafo y el segundero y las franjas de la correa.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Horasyminutos

La segunda versión apuesta por un diseño más femenino, con esfera de nácar y correa blanca. Ambos lucen el logo oficial del Tour de Francia grabado en el fondo. La caja, con un diámetro entre 45,25 y 47,25 mm de diámetro, es de acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD gris y bisel giratorio unidireccional. Es hermético hasta 100 metros.

TISSOT T-RACE TOUCH TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race Touch es el reloj deportivo definitivo. Tiene una caja de aluminio amarilla y brazalete de silicona, lo que lo hace extremadamente ligero. Cuenta con 11 funciones táctiles al alcance de la mano: por ejemplo, la función cronógrafo (ADD/SPLIT/LAP) que permite controlar tiempos y vueltas o el logbook que resulta ideal para hacer un seguimiento de los progresos. Dispone incluso de brújula.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Touch-Horasyminutos

La caja de 42 mm es antimagnética, el fondo de titanio también tiene grabado el logotipo de la carrera y el conjunto es hermético hasta los 100 metros. Con independencia de que sea una edición especial, el Tissot T-Race Touch es uno de los grandes relojes deportivos del mercado.

TISSOT T-RACE TOUCH EXPERT SOLAR TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

Si al T-Race Touch le añadimos vida eterna, ¿puede haber algo mejor? Y es que este modelo incorpora carga solar a través de unas células en la esfera. En este reloj en particular las células están decoradas con el Arco del Triunfo de París, donde tiene lugar el final de la carrera.

Tissot-Tour-de-France-T-Touch-Expert-Solar-Horasyminutos

 

La caja de titanio antimagnético tiene un diámetro de 45 mm con recubrimiento en PVD negro, y un cristal de zafiro irrayable táctil con revestimiento antirreflejos. La correa es de caucho con cierre desplegable y pulsadores. El reloj es una serie limitada de 500 piezas, lo que lo hace aún más exclusivo.

Además de todo lo que ofrecen estos Tissot Tour de France Special Edition la marca ha añadido unos precios muy atractivos: el PR100 cuesta 395 Euros. El PRC 200 tiene un precio de  440 Euros. Por su parte el T-Race se lanza a 630 Euros. El T-Race Touch cuesta  485 Euros, mientras que para hacerse con un T-Race Touch Expert Solar sólo hay que desembolsar 965 Euros. Más información en Tissot.es.

Tissot-Tour-de-France-4-Horasyminutos

 

 



Jorge Lorenzo, nuevo embajador de Tissot

Jorge-Lorenzo-Embajador-Tissot-Horasyminutos

Tissot es motociclismo. Su historia de amor con MotoGP empezó en 2001 y ya en 2003 apareció el primer Reloj Oficial MotoGP. Desde entonces ha reclutado para su escuadra de embajadores a 6 de los más importantes pilotos de motos, el sexto de los cuales es nada menos que Jorge Lorenzo.

Jorge Lorenzo, que el pasado 4 de mayo cumplió 29 años, necesita poca presentación: es el piloto español con más títulos de MotoGP de la historia y actual campeón de MotoGP. Se subió a su primera moto a los 3 años y a los 8 ya estaba compitiendo. En 2002, el día que cumplía 15 años, se convirtió en Jerez en el piloto más joven en debutar en el Mundial. Tras tres años en 125cc dio el salto a 250cc y alzó dos títulos mundiales consecutivos. En 2008 saltó a la máxima categoría. En su primera carrera hizo Pole, y en su tercer Gran Premio ganó la carrera.

Jorge-Lorenzo-Embajador-Tissot-1-Horasyminutos

Desde entonces y en sus ocho temporadas, Lorenzo, no ha hecho sino agrandar su trascendencia en este deporte: tres Mundiales (2010, 2012 y 2015), subcampeón  en otras 3 ocasiones (2009, 2011 y 2013),  récord de Poles (62), el cuarto piloto de la historia con más victorias en la categoría reina (41) y el tercero con más podios (99). Lo lógico es que fichara por Tissot.

Jorge-Lorenzo-Tissot-T-Race-MotoGP-Automático-de-Edición-Limitada-2016-amb-Horasyminutos

Y de paso enfundarse el nuevo Tissot T-Race MotoGPTM Edición Limitada 2016, un imponente reloj con un diámetro total de 47,25 mm y 15,98 mm de altura. Está fabricado en acero, pero el bisel, que tiene forma de disco de freno, está recubierto de PVD negro para crear un agresivo contraste. El cristal de zafiro tiene la ya tradicional sección de zafiro sobre la fecha, a modo de lupa (que a mí personalmente no me acaba de convencer). Y además el reloj es hermético hasta 100 metros.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-Horasyminutos

La esfera tiene efecto carbono, que rodea  a una configuración tricompax de excelente legibilidad. Las tres manecillas del cronógrafo -trotadora central y contadores de 30 minutos 6 seis horas- son rojas, el color clásico de los cronógrafos, y hacen juego con las inserciones de la correa. Tanto los índices como las generosas manecillas están tratados con SuperLuminova.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-1-Horasyminutos

El reloj se mueve gracias al calibre C01.211, un sustituto del histórico Valjoux 7750 que fue encargado por Tissot a ETA para tener una versión igualmente fiable pero más económica. El movimiento lleva 8 años en el mercado, por lo que ya ha demostrado su excelencia. Se mueve a 4 hercios y tiene 45 horas de reserva de marcha. El rotor está decorado en negro, y el conjunto se puede apreciar gracias a una vistosa trasera con forma de llanta de neumático.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-caja-Horasyminutos

Por último el reloj se entrega en una caja en forma de casco que hará las delicias de sus dueños, que siempre sabrán dónde han dejado el reloj. Es una edición limitada (a 2016 unidades, imagino) y se puede comprar en la tienda online de la marca. Su precio es de 1.260 euros, que no está nada mal para un reloj de estas características. Estoy seguro de que Jorge Lorenzo estará más que encantado de llevarlo en su muñeca.

Más información en Tissot.com.

Jorge-Lorenzo-Tissot-T-Race-MotoGP-Automático-de-Edición-Limitada-2016-casco-abierto-Horasyminutos



Pre Baselworld 2016: las novedades de Tissot

Exactamente dentro de una semana  estaré viendo las novedades de Tissot para 2016, pero la manufactura ha querido abrirnos el apetito con un adelanto en el que hay un poco de todo, como siempre en una gran marca, pero en el que destaca sobre todo un regulador.

TISSOT LE LOCLE REGULATEUR

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-Horas-y-Minutos

Ya sabemos cuál es el origen del llamado “reloj regulador”: eran los relojes que se tenían en los talleres de relojería para comprobar la exactitud de los relojes de bolsillo. Por tanto lo importante era el desplazamiento de la manecilla de minutos, no saber la hora; de ahí la preeminencia de la larga manecilla de los minutos. Prácticamente todas las marcas tienen o han tenido un regulador en su colección, y Tissot, nacida en 1853, no podía carecer de uno.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-versiones-Horasyminutos

Y, como no podía ser de otro modo, Tissot lo ha enmarcado en la línea “Le Locle”, con la que rinde homenaje a la localidad donde se fundó y cuyas formas son siempre más clásicas; el ejemplo más claro es la manecilla del segundero, que no lleva el contrapeso en T habitual en los demás modelos de la casa. La esfera está muy equilibrada, con dos subesferas a las 12 y a las 6 (horas y pequeño segundero respectivamente) y la fecha a las 9 junto con la inscripción Le Locle Automatique, compensada a las 3 por la leyenda Tissot 1853, además de un guilloché en forma de olas que contrasta con el bisel externo de la esfera, satinado, y le da ese aire tan clásico.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-esfera-Horas-y-Minutos

El reloj es mecánico, obviamente, y se mueve mediante un calibre ETA del que no se ha especificado la denominación, aunque imagino que será el 2825-2 o un derivado. En cualquier caso el movimiento es visible a través de una trasera que imita la estructura de la esfera y está decorada con diversos grabados.

Tissot-Pre-Basel-2016-Le-Locle-Regulateur-reverso-Horas-y-Minutos

El reloj estará disponible con correa de piel o brazalete de acero, mientras que las cajas, de 39,3 mm de diámetro, serán de acero o de acero con tratamiento PVD oro amarillo o rosa. Aunque no hay información oficial he leído por ahí que los precios podrían empezar en los 700 y 800 euros y escalar hasta los 1.000, pero éste es un dato que hay tomar con mucha precaución hasta la confirmación oficial.

TISSOT T-RACE MOTOGP™ AUTOMATIC EDICIÓN LIMITADA 2016

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-Horasyminutos

 

Cambio radical. Nos vamos al lado más deportivo de la marca, que vuelve a honrar su ya larga amistad con Moto GP™ y lo hace con un reloj poderoso en edición limitada. La caja es de acero inoxidable con revestimiento de PVD negro para darle mayor mordiente. El bisel tiene forma de disco de freno, mientras que la esfera presenta una superficie de carbono con detalles en antracita. Los contadores por su parte recuerdan a los de una moto.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-1-Horasyminutos

Tanto los índices como las manecillas están tintadas con SuperLuminova, mientras que las manecillas del cronógrafo están pintadas de un rojo llamativo y a juego con las franjas que destacan en la correa de caucho. El reloj es automático, pero no sé si lleva un Valjoux 7750 o el  ETA C01.211, ya utilizado anteriormente por Tissot.

Es una edición especial de 3.333 piezas que se presentan en un estuche con forma de casco MotoGP, de esos que les encanta tener en casa a los seguidores más fieles de las carreras, que son legión.

Tissot-T-Race-MotoGPTM-Automatic-caja-Horasyminutos

 

TISSOT T-TOUCH EXPERT SOLAR NBA EDICIÓN ESPECIAL

Tissot-Pre-Basel-2016-T-Touch-Expert-Solar-NBA-Edición-especial-ambiente-Horasyminutos

La colaboración con la NBA es la mayor de Tissot. Un verdadero pelotazo -y perdón por el chiste fácil- que va a dar un enorme impulso a la marca, dada la repercusión universal de la vertiente norteamericana del baloncesto.

El reloj es una verdadera computadora de muñeca con 20 funciones: retroiluminación, 2 zonas horarias, calendario perpetuo, presión atmosférica absoluta y relativa, altímetro con cálculo de desnivel, cronógrafo con funciones add/split/lap, cronómetro, brújula, azimut, 2 alarmas, logbook, regata e indicadores de día y semana.

Tissot-Pre-Basel-2016-T-Touch-Expert-Solar-NBA-Edición-especial-1-Horasyminutos

La caja, de 45 mm de diámetro, es de titanio con recubrimiento en PVD color oro rosa y fondo grabado con el logotipo de la competición, y es además antimagnética.

RELOJES DE MUJER

En este avance de las novedades de Tissot hay más relojes de mujer que de hombre, algo no muy habitual. Dos colecciones, una automática y otra de cuarzo, y una de ella en dos tamaños.

TISSOT LE LOCLE LADY AUTOMATIC

Tissot-Pre-Basel-Le-Locle-Automatic-Lady-1-Horasyminutos

A simple vista se aprecia la familia a la que pertenece este reloj; basta mirar al regulador que hemos presentado al principio para ver que comparten trasera e incluso tamaño: 39,3 mm. Las mujeres cada vez más llevan tamaños hasta ahora considerados masculinos, así que es una apuesta segura la que hace Tissot. Y como el público femenino es mucho más selectivo la casa ha creado cinco versiones, aunque seguro que en el futuro habrá más.

Tissot-Pre-Basel-Le-Locle-Automatic-Lady-Horasyminutos

Las cajas de acero tienen un recubrimiento de PVD oro amarillo o rosa, mientras que las esferas son de nácar con numerales romanos en los puntos cardinales e índices o diamantes Top Wesselton. Seguro que van triunfar.

TISSOT BELLA ORA Y BELLA ORA PICCOLA

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-1-Horasyminutos

Y si el Tissot  Lady Le Locle Automatic va a tener éxito, la nueva colección Bella Ora aún más. Son dos colecciones que abarcan todos los tamaños, desde los 28 a los 38 mm, y la forma de la caja es muy atractiva. A mí me parece más bonita la colección Bella Ora por su esfera con dos texturas, me parece más elegante y además tiene como opción la milanesa. Los relojes Bella Ora Piccola son más clásicos, especialmente por la inclusión de los numerales romanos. Los relojes son de cuarzo y los revestimientos de la caja son PVD, por lo que los precios finales serán comedidos. Un nuevo acierto de Tissot.

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-Horasyminutos

Tissot Bella Ora

Tissot-Pre-Basel-2015-Bela-Ora-Piccola-Horasyminutos

Tissot Bella Ora Piccola

Y, como decía de aquí a nada más novedades de Tissot, en cuanto lleguemos a Baselworld 2016.



Tissot en la exposición “Vistiendo el Tiempo” del Museo del Traje

Cartel oficial Tissot Museo del Traje

Tissot tuvo la amabilidad de invitarme a una exposición que se ha inaugurado en el Museo del Traje de Madrid llamada  “Vistiendo el Tiempo”. Si el Museo del Traje es de por sí una delicia -no muy conocida desafortunadamente-, el unirlo a Tissot para mostrar la evolución del vestir de la mano de la relojería es todo un acierto.

 

Exposición Tissot Museo del Traje 1

Estamos tan centrados en explicar los relojes como una realidad encapsulada en sí misma que a menudo no nos damos cuenta de que los guardatiempos, como cualquier otra cosa que nos ponemos encima -sea por necesidad o por placer- se mueven en paralelo a la sociedad en la que se crean. Es cierto que muchas veces hablamos de lo “atemporal” de éste o aquel reloj, y es también cierto que los diseños de muchas marcas permanecen casi inalterables durante décadas. Pero sólo casi: hoy nadie, ni las marcas más tradicionales y tradicionalistas lanzaría por ejemplo un reloj con calendario anual en una caja de 35 mm. O, por decirlo al contrario, nadie se sorprende de ver un tres agujas con un diámetro de 41 o más milímetros: sin salirnos de Tissot tenemos el T-Complications Chronometer, por cierto reciente y flamante vencedor en el Concurso Internacional de Cronometría.

Así por ejemplo en la segunda mitad del siglo XIX en que la burguesía prospera y la mujer es la que luce el poderío económico (porque el hombre básicamente se viste de negro, o de colores oscuros), la relojería acompaña ese gusto por la decoración, como vemos en el reloj para colgar o de pendiente y el de bolsillo.

Tissot reloj colgante siglo XIX

Tissot reloj de bolsillo

En esa época el reloj sigue siendo exclusivamente femenino e íntimamente relacionado con la idea de joya, y lo siguiendo durante unos cuantos años. Así por ejemplo este reloj de 1915 con un calibre manual.

Tissot reloj joya de 1915

Sin embargo hubo un acontecimiento que cambió el devenir de los relojes de pulsera: la I Guerra Mundial hizo que muchos soldados se ataran el reloj de bolsillo a la muñeca para poder ver la hora sin apartar la vista del frente, una distracción que podía resultar literalmente fatal. Los soldados que volvían de la guerra eran el símbolo de la masculinidad y el reloj en la muñeca adquirió ese mismo atributo; el reloj de bolsillo estaba condenado a la desaparición. El reloj Banana de 1916 nació para ser llevado por el hombre, con una caja grande y forma curvada para adaptarse a la muñeca masculina.

Tissot reloj banana 1916

La clara influencia Art Déco dio como resultado un reloj que hoy día sigue a la venta, aunque curiosamente es considerado ahora un reloj femenino. La efervescencia creativa tuvo un largo impulso que llegó hasta los años 30 y que se cortó abruptamente con el alza de los movimientos fascistas y, finalmente, la II Guerra Mundial.

Museo del Traje - vestidos años 50

La posguerra y los años 50 devuelven a la mujer al concepto joya, a la mujer contenida en su paréntesis de ropa preparando cenas y, básicamente, estando estupenda siempre. Los relojes de mujer vuelven a ser meramente decorativos, como pulseras, y los de hombre son simplemente sobrios y funcionales. Como el mío, feliz delante de un vestido de Balenciaga:

Mi Tissot en el Museo del Traje

De ahí que la explosión de los Swinging 60’s y su extensión a los Groovy 70’s supongan una revolución creativa en la sociedad que tuvo su reflejo en el vestir y por supuesto también en los relojes de Tissot. Por ejemplo el reloj Carrousel, con sus biseles intercambiables.

Tissot Carrousel 1968 con biseles intercambiables

El Sideral, un reloj fabricado con un bisel de acero, una caja de fibra de vidrio y correa sintética, apelando a la modernidad y la juventud.

Tissot Sideral 1969

O el Astrolon Idea 2001 creado en 1971 (3 años después de la aparición de la rompedora película de Stanley Kubrick 2001 A Space Odyssey). Fue el primer reloj mecánico del mundo cronstruido enteramente en materiales plásticos -excepto el espiral-, nada menos que 43 años antes de que Swatch lanzara el Sistem51 con las mismas premisas. El Idea 2001 fue -es- una genialidad que no triunfó porque fue demasiado adelantado a su tiempo.

Tissot Astrolon Idea 2001

La pieza que más me ha gustado de la exposición es de 1973, tiene un calibre manual y está creada por el diseñador finlandés Peka Piekäinen. Es sorprendente cómo un diseño de hace tantos años sigue siendo perfectamente actual (como todos los buenos diseños en realidad).

Tissot Design de 1973 creado por Peka Piekäinen

Tissot Design de 1973 creado por Peka Piekäinen - frontal

Tissot siguió como nadie las modas y en los 80 ofrece relojes que se salen de lo habitual para una generación en la que el sentido del triunfo personal y laboral transciende géneros. Como el Twotimer de 1986, un reloj unisex de acero y PVD que fue el primero en ofrecer 7 funciones activadas desde la corona.

Tissot Two Timer 1986

Sigue también la experimentación con materiales, como ocurre con el Wood Watch (de madera) aparecido en 1989.

Tissot Woodwatch de 1989

También tuvieron mucho éxito los Rock Watch, cuya caja estaba hecha de piedras obtenidas esencialmente de los Alpes, aunque más tarde se diversificaron las procedencias para aumentar las tonalidades disponibles. Los primeros modelos, como el de la foto, tenían manecillas rojas y amarillas como recuerdo de las marcas utilizadas en las sendas de montaña suizas.

Tissot relojes de roca

En 1994 Tissot lanza el Tissot T-Touch, el primer reloj con funciones táctiles. En 2014 aparece el T-Touch Expert Solar, el primer reloj solar táctil, que mantiene a Tissot a la cabeza de la innovación en plena era digital. Esta es la versión de este año:

Tissot T-Touch Expert Solar 2015

 

En definitiva la exposición “Vistiendo el Tiempo” es uno de esos acontecimientos que no te puedes perder porque se disfruta de verdad; y si se hace una visita de todo el museo mucho mejor. La entrada general es de 3 euros, pero la exposición temporal de Tissot, que durará hasta el 24 de enero, es gratuita. O sea que no hay excusa. Pasaré lista.

 



En la muñeca: Tissot PRS 516 Automatic Chronograph

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph rojo - en la muñeca

Tissot es ampliamente conocido por ser una marca que siempre entrega piezas muy bien realizadas a un precio competitivo, una cuestión imperativa en un segmento en el que la batalla es cruenta. El nuevo PRS 516 Automatic Chronograph es un perfecto ejemplo de las buenas costumbres de la marca.

 

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph rojo - frontal

El cronógrafo es una de las grandes complicaciones relojeras, pero estamos tan acostumbrados a verlos en los relojes más baratos que no se le suele dar importancia y, por eso mismo, la lucha por ofrecerlo a precios asequibles es larga y sangrienta. Y si saltamos a la relojería tradicional entonces la batalla se torna épica. Así, saber que se puede uno llevar un cronógrafo mecánico y suizo por 1.930 euros suena realmente interesante.

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph azul - frontal

El PRS 516 Automatic Chronograph tiene una fachada clásica de los años 60/70, que es una presencia que nunca pasa de moda. El acero de la carrura  está cepillado para aguantar el trote y además está coronado por un bisel de cerámica negra con el taquímetro grabado. Una más que agradable sorpresa, porque no te esperas cerámica en un reloj de ese precio. El diámetro de la caja es de 45 milímetros que, unidos a las largas asas, hace que el reloj no sea para cualquier muñeca.

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph - bisel

La esfera está igualmente bien construida. Tiene un bisel exterior muy pronunciado sobre el que se apoyan los índices, lo que da una sensación notable de profundidad. La esfera tiene una textura muy “racing”, de fibra de carbono en el modelo azul y con nervaduras horizontales en el rojo y en el amarillo.

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph - detalle de la esfera

La estructura es bi-compax -la disposición correcta de un cronógrafo para los más puristas- y las subesferas están bien trabajadas, con un bisel exterior plateado en la versión en rojo y negro en el amarillo y azul. Los acentos de color aparecen en los sitios adecuados: la trotadora central del cronógrafo -con su tradicional contrapeso en T- , la contadora de minutos del cronógrafo y el nombre, además de aparecer en los pulsadores a las 2 y a las 4. Como decía, Tissot sabe cuidar sus relojes y esta esfera rezuma equilibrio y saber hacer. Por último, la fecha se regula mediante un pulsador a las 10 horas.

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph amarillo

Todo ello se mueve gracias al calibre ETA A05.H31, que es una evolución del 7750. No tiene rueda de pilares -para mantener el precio dentro de un orden- sino que se acciona por leva, pero su funcionamiento está más que probado y ETA ofrece incluso un cierto nivel de acabado: perlado de los puentes y rotor esqueletado. Suficiente como para ofrecer un reverso con cristal de zafiro, que siempre es de agradecer.

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph azul - calibre

El PRS 516 Automatic Chronograph en conjunto destila calidad mucho más que suficiente como para tenerlo muy en cuenta si se está buscando un cronógrafo competente técnicamente y a un precio asequible. Baste recordar que el otro día repasábamos un reloj equivalente, el Tudor Fastrider Chronoque ofrece básicamente lo mismo (una subesfera más) y  cuesta casi el doble. Y así con muchos otros relojes del mercado. Es obvio que en esto de saber vender Tissot sabe lo que se hace. El reloj ya se puede buscar en las tiendas, y se puede encontrar su Ficha Técnica haciendo clic aquí.

Tissot-PRS-516-Automatic-Chronograph

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph azul - en la muñeca

Tissot PRS 516 Automatic Chronograph amarillo - en la muñeca

 



PRS 516 Automatic Chronograph

Tissot PRS516Caja:

  • Acero inoxidable 316L con revestimiento en PVD negro
  • Diámetro: 45 mm
  • Bisel de cerámica negra con taquímetro
  • Cristal de zafiro irrayable con revestimiento antirreflejos de doble cara
  • Fondo de caja transparente
  • Hermeticidad hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra con motivo de automóvil
  • Ventana para fecha a las 6h
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contadores de 30 minutos a las 3 h
  • Segundero del cronógrafo central en rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre ETA A05.H31
  • Diámetro 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • Reserva de marcha de 60 horas

Correa:

  • Correa de piel racing con cierre desplegable con pulsadores, o brazalete de acero inoxidable 316L con cierre mariposa y pulsadores

P.V.P.: 1.930 €

Tissot PRS516 frontal y reverso

 



Swatch smartwatch en 3 meses. No necesita cargarse nunca

Nick hayek

Según declaraciones hechas a Bloomberg por Nick Hayek, Presidente Ejecutivo del grupo Swatch, la marca lanzará su Swatch smartwatch en 3 meses buscando adelantarse al lanzamiento del muy comentado reloj de Apple, al que se le espera en algún momento en abril de este año. El reloj será compatible con el software de Android y Windows, se comunicará vía NFC, permitirá hacer pagos y no necesitará cargarse.

Es decir, si todo esto es verdad, Swatch lanzaría no sólo un smartwatch, sino el Santo Grial de los llamados “relojes inteligentes” particularmente en lo que se refiere a la carga de la batería -o en este caso a su ausencia-, el talón de Aquiles de estos accesorios que luchan por ocupar espacio en la muñeca.

Tissot T-Touch Expert Solar

Ya sabemos que los Tissot T-Touch Solar se recargan con la luz del sol, pero sólo tiene que alimentar las manecillas y una pantalla que ocupa la mitad de la esfera. ¿Se cargará el nuevo reloj también con células solares? Sería un verdadero golpe a la línea de flotación no sólo de Apple, sino de todos los demás cacharros de su estirpe.

Añadir sensores biométricos al Tissot sería lo único que le faltaría a sus relojes para ser “inteligentes”. No parece que sea lo más complicado. Por eso me llama la atención que se diga que “Swatch” va a lanzar el reloj; yo creo que Hayek se refiere al grupo en su conjunto, porque ya había anunciado su idea de lanzar el smart watch como modelo de Tissot.

También es llamativo lo de poder hacer pagos con el reloj, algo en lo que Apple ha apostado fuerte hasta el punto de que muchos lo consideran la aportación más relevante de Apple el año pasado -mucho más que el Apple Watch. Hayek ha dicho que ya está en conversaciones con tiendas para implantar su sistema.

Citigroup predijo que para 2018 el mercado de estos aparatos llegará a los 10.000 millones de dólares. No es de extrañar por tanto que las marcas relojeras tradicionales quieran una parte del pastel.

Va a ser interesante ver la batalla entre Apple y Swatch, dos colosos en lo suyo, tan innovador uno como el otro, que ahora van a chocar en la guerra por un mismo mercado.

Lucha de titanes.

smart swatch

 



T-Touch Expert Solar

Tissot T-Touch Expert SolarCaja: 

  • Ttanio antimagnético con revestimiento en PVD negro
  • Peso estimado de oro: 83 g.
  • Diámetro 45 mm; altura 13 mm
  • Cristal de zafiro irrayable y táctil con revestimiento antirreflejos
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Dividida en dos, con pantalla digital para datos
  • Índices recubiertos de oro rosa con punta luminiscente
  • Agujas e índices luminiscentes

Funciones:

  • Horas y minutos. Calendario perpetuo con indicación de fecha y número de semana. Dos alarmas. Dos zonas horarias. Previsión meteorológica con presión relativa y absoluta. Altímetro con cálculo de desnivel. Cronógrafo para vueltas y tiempos intermedios con diario de a bordo. Brújula. Temporizador. Azimut

Movimiento:

  • Calibre E 81.301 electrónico lcd

Pulsera:

  • Caucho o titanio con cierre desplegable y pulsadores, brazalete de piel o piel y tela con cierre mariposa y pulsadores

Precio: desde 860 a 960 €



T-Complication Chronometer

Tissot T-Complication ChronometerCaja:

  • Acero 316L
  • Diámetro: 43 mm
  • Cristal de zafiro irrayable con revestimiento antirreflectante
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Negra con decoración guilloché
  • Pequeño segundero a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre Unitas 6497 manual
  • 18.000 alt/hora
  • 17 rubíes
  • 53 horas de reserva de marcha
  • Certificación COSC

Pulsera:

  • Correa de piel con cierre mariposa

Tissot T-Complication Chronometer



Las novedades Pre-Basel del Grupo Swatch

La nueva edición de BaselWorld está ya calentando motores, y todas las marcas dejan ver (a veces sólo entrever, como pasó con el nuevo reloj de Christophe Claret) los modelos que presentarán en el megalomaníaco evento. El grupo Swatch tiene lógicamente una gran presencia, y ya podemos adelantar alguna de las novedades.  Sigue leyendo



PRS 516 Extreme

PRS 516 ExtremeCaja:

  • Acero inoxidable 316L con revestimiento en PVD negro
  • Diámetro: 44,4 mm, altura 15,7 mm
  • Bisel Fijo con taquímetro
  • Cristal de zafiro irrayable con revestimiento antirreflejos
  • Fondo de caja transparente con radios imitando una llanta
  • Hermeticidad hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra con motivo de automóvil
  • Ventana trapezoidal para fecha a las 3
  • Pequeño segundero a las 9
  • Contadores de 30 minutos a las 12 y 6 horas a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre ETA C01.211
  • 28.800 alt/h
  • 15 rubíes
  • Volante en material sintético
  • Reserva de marcha de 45 horas

Correa:

  • Correa de piel con cierre mariposa con pulsadores, o correa de caucho con cierre estándar

P.V.P.: 1.095 €