Archivo de la etiqueta: Tourbillon



En la muñeca: A. Lange & Söhne Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”

Una vez transcurridas las ferias de SIHH y Baselworld 2017 creo que, salvo sorpresa, se puede declarar el Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” de A. Lange & Söhne como uno de los relojes más significativos del año (y no se me ocurren muchos más, la verdad). Vamos a verlo con fotos en vivo y precios.

 

El pasado noviembre de 2016 estuve charlando con Thibaut Pellegrin, Brand Manager de A. Lange & Söhne Iberia (una entrevista que se puede leer aquí) y me decía que el reloj que querría ver otra vez en la colección era el Tourbograph “Pour Le Mérite”, y obviamente le di la razón. Pero claro, ¡seguro que el muy pillastre ya sabía que iba a llegar este año, y con un calendario perpetuo nada menos! La próxima vez que hable con él estaré más atento, a ver si atrapo pistas sobre lo que vendrá en el futuro. Mientras tanto, vamos a ver el origen de ese reloj.

UN POCO DE HISTORIA

Tourbograph de 2005

Walter Lange (que desafortunadamente falleció durante el SIHH, el martes 17 de enero) era el heredero del linaje original de Ferdinand Adolph Lange y en 1990, tras la caída del muro de Berlín, reconstruyó la casa relojera familiar (¡y de qué manera!). No voy a contar aquí todo el proceso porque lo recogí en una extensa entrevista con Walter Lange (aquí), pero sí merece la pena mencionar algunas cosas relativas al reloj.

En primer lugar el nombre “Pour Le Mérite”, que a todo el mundo extraña porque está en francés. Pues bien, la “Pour Le Mérite” era la máxima condecoración del Reino de Prusia (primero) y de Alemania (después),  y originalmente premiaba a militares y civiles por igual. Ocurre que cuando se creó, en 1740, el lenguaje de la corte prusiana era el francés, y de ahí el idioma elegido. Tras convertirla exclusivamente en un reconocimiento para militares, la medalla desapareció tras la Primera Guerra Mundial.

Medalla “Pour Le Mérite” militar

Medalla Pour Le Mérite Civil

Cuando Walter Lange emprendió su labor de recuperación de la casa paterna la relojería sajona era inexistente. Estaba completamente destruida y pocos pensaban que podría volver a alcanzar la gloria de un lejano antaño. De ahí la universal sorpresa cuando Lange presentó su colección en 1994, porque los cuatro relojes presentados no sólo eran mucho más de lo que se esperaba, es que eran obras maestras destinadas a perdurar en el tiempo (salvo el Arkade, pero yo no le doy por muerto aún). Así lo cuenta el propio Walter Lange:

Uno de esos relojes era el Tourbillon “Pour Le Mérite”, que incluía la extraordinaria complicación de huso (también llamado caracol) y cadena, una forma de proveer al mecanismo con fuerza constante (como expliqué someramente al hablar aquí del Richard Lange “Pour Le Mérite”). Ahora no nos resulta extraño ver esa exquisitez relojera (por ejemplo aquí o aquí), pero que en los años 90 una casa digamos “nueva” se pusiera un reto de ese nivel… No es de extrañar por tanto que la manufactura quisiera usar la antigua medalla para nombrar el que querían que fuera su mayor logro. Y vaya si lo consiguieron.

Tourbillon “Pour Le Mérite” de 1994

Desde entonces todos los relojes con la complicación llevaron el sobrenombre “Pour Le Mérite”. La complicación original se desarrolló junto con Renaud & Papi (APR&P), la subsidiaria de Audemars Piguet especializada en la creación de movimientos complicados. APR&P hizo el movimiento en bruto (y lo sigue haciendo, si no estoy equivocado) y después se completó, decoró y ensambló en Glashütte. Se cuenta a menudo una historia de cómo APR&P resolvió el problema de hacer los diminutos eslabones de la cadena: se insertaron hilos de seda entre los eslabones para mantener los huecos y, una vez completada, se quemaron. No sé si es verdad, pero… si non è vero, è ben trovatto. Actualmente la cadena tiene 636 piezas de las 684 que completan el movimiento L131.1.

 

Pero en Lange no son de los de ir presumiendo por ahí de sus relojes y sus soluciones técnicas (¡y mira si podrían!). Resulta que el huso y cadena, que da nombre a una de las más altas categorías de la marca… ¡no se ve en Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”! El regulador de fuerza está del lado de la esfera, pero es que ni descubriendo esta se ve, tal es la cantidad de elementos que configura el calibre. Eso no quiere decir que lo que sí se ve carezca de interés: dar la vuelta a un reloj de Lange hay que hacerlo con tiempo porque seguro que te vas a quedar hipnotizado durante mucho rato, admirando la complejidad y el nivel de acabados que siempre presenta. El calibre L 133.1 es de cuerda manual, con 36 horas de reserva de marcha y una frecuencia de 3 hercios y nada menos que 52 rubíes. Por supuesto las platinas y puentes están hechos de alpaca y decoradas con el nivel al que nos tiene acostumbrados Lange.

Espectacular, ¿a que sí? Tener un cronógrafo rattrapante, tourbillon, calendario perpetuo y añadir el huso y cadena (que necesitan altura y anchura para alojarse) es una receta para crear un reloj ingobernable en la muñeca, ¿verdad? Pues no es éste el caso: el Tourbograph Perpetual “Pour le Mérite” tiene un diámetro de 43 mm y una altura de 16,6 mm. Sin ser precisamente un reloj delgado, es desde luego perfectamente ponible.

En la esfera ocurren muchas cosas, como era fácil prever, pero todo es perfectamente legible. empezando por las manecillas horarias en acero azulado, que se mueven perfectamente sobre el finísimo graneado de la esfera de plata. Tienen además una longitud exacta: la de minutos toca el riel externo de la minutería de ferrocarril y la de las hora roza con la punta el borde de los numerales arábigos. Estos a menudo se ven interrumpidos por las subesferas de las complicaciones, pero están tan bien hechos que parece que si “despegaras” esas esferas te encontrarías el resto de los números debajo.

Por cierto que los tres puntos que aparecen sobre los minutos en los 4 puntos cardinales son un recuerdo de los relojes de bolsillo de Lange. Las tres esferas se ocupan del calendario perpetuo (hasta el año 2100, momento en el que será necesario ajustar el final de febrero para tenerlo listo un siglo más). La de las nueve acoge además un contador de 30 minutos para el cronógrafo. Aunque Lange es orgullosamente germana y a menudo utiliza el alemán en sus relojes, sus calendarios perpetuos están siempre en inglés.

A las 12 horas el disco de los días rodea la preciosa fase lunar (exacta durante 122,6 años), hecha sobre un disco azul de oro macizo y con 1.164 estrellas cortadas a láser. Pocas hay tan bonitas en el mercado. A las 6 aparece la apertura del tourbillon, sujeto por un largo puente que en esta versión asume una suave curva que no quiero ni pensar la cantidad de horas que habrá llevado equilibrar y después pulir. Espectacular.

El Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” es una edición limitada a 50 unidades en platino, aunque imagino que en el futuro se lanzará también en oro. Supongo que estás deseando saber el precio para poder sacar dinero del cajero e ir a comprarlo: 480.000 euros. Pero si ves que no te alcanza, o que ahora mismo no te puedes acercar no te preocupes, ninguno quedará huérfano: seguro que encuentran un hogar rápido. Más información en A.Lange&Söhne.com.

 



En la muñeca: Ulysse Nardin Grand Deck Marine Tourbillon

El Grand Deck Marine Tourbillon de Ulysse Nardin es uno de los relojes que más me han gustado de los últimos años, y sin embargo se me había pasado traerlo a portada. Un fallo inexcusable que voy a compensar con fotos en vivo y precio de esta delicia relojera.

 

El Grand Deck Marine Tourbillon viene a engalanar la lista de excelentes relojes marinos de la marca, que lleva el mar en su genoma: Ulysse Nardin creó su empresa relojera en 1846 para construir precisamente -y nunca mejor dicho- cronómetros marinos. Su dedicación a conseguir la máxima exactitud está refrendada por el Observatorio de Neûchatel, donde desde 1846 a 1975 Ulysse Nardin presentó 4.504 cronómetros marinos para ser comprobados. El 95% de ellos (4.324) obtuvieron el certificado, una cantidad y un porcentaje difícil de igualar.

Sus cronómetros marinos tienen todos un aspecto muy formal (aunque muy atractivo a la vez), como se puede ver en este Marine Chronometer Annual Calendar del año pasado. Por eso  es tan llamativo y tan atractivo el Grand Deck Marine Tourbillon: sin abandonar la medida exacta del tiempo, la manufactura nos ofrece un homenaje al mundo del velero con la reproducción de una cubierta (deck, en inglés) de un yate. El casco de esta nave es de oro blanco con un diámetro de 44 mm y, como todos los barcos (y los relojes de Ulysse Nardin), lleva en el lateral una placa que lo identifica.

En la superficie del yate nos encontramos con elementos habituales en estos barcos: hay cuatro cabrestantes por el que se desliza un cordaje que mueve una botavara, de la que hablaré luego. El suelo está hecho de madera (de teca, creo yo, aunque UN no lo especifica), y los detalles están tan cuidados que incluso hay, alrededor de toda la esfera, unas barandillas para agarrarse. Me encanta.

Los nanotubos que se mueven entre los cabrestantes también son un guiño al mundo marino, ya que están fabricados en Dyneema, que es de facto el material estándar usado ahora en la fabricación de maromas para barcos. Es capaz de soportar 15 veces la tensión del acero o 4 veces la de la mejor fibra de aramida; es ligero, flota, no es tóxico, soporta los rayos ultravioletas y sólo rompe cuando la temperatura es inferior a los 150 grados bajo cero. No es de extrañar que se use incluso en la fabricación de chalecos antibalas.

Esos tubos son los encargados de mover la botavara de aluminio azulado, que es en realidad la manecilla retrógrada de los minutos: cuando se consumen la hora la manecilla vuelve tranquilamente hasta el inicio en una transición que da gusto ver, suave y sin trepidaciones.

La botavara se desliza sobre un cristal de zafiro azulado y translúcido, en el que los minutos están impresos en lo que parece una manera deslavazada. Es, en realidad, otro recuerdo marino, una referencia a cómo se plasman las brazas de profundidad en las cartas náuticas, que obviamente no mantienen ninguna regularidad. Se puede ver un ejemplo aquí, que incluso utiliza para los números un tipo de letra muy parecido al del Grand Deck Marine Tourbillon.

Bajo el ancla que sirve de logotipo a Ulysse Nardin -y que por cierto es la antigua, porque en el actual está recta- aparece una gran ventana para la hora compuesta por un doble disco. Como el movimiento de retorno de la manecilla horaria es lento, ajustar la hora a base de avanzar los minutos sería tedioso, así que el Grand Deck Marine Tourbillon integra en el calibre UN-630 un pulsador para el ajuste rápido. El pulsador está recubierto por el mismo caucho azul que rodea a la corona. El caucho tiene una doble función: hace aún más elegante al reloj y además favorece la operación (del pulsador y de la corona) porque asegura el agarre.

El calibre no le va a la zaga en belleza al resto del reloj. Hay un claro placer estético en ver un artefacto compuesto sobre todo de ruedas engranadas -que apelan a nuestro idea básica del funcionamiento de una máquina-; además la disposición de estas dentro del calibre es particularmente atractiva, con un contraste entre color dorado y metálico muy conseguido. Se nota la mano de Christophe Claret en el diseño del movimiento. El UN-630, de cuerda manual, integra dos barriletes: uno se encarga de alimentar la complicación y el segundo de mantener la correcta isocronía. Opera a 3 hercios y mantiene la marcha durante 48 horas.

Pero el calibre también añade un tourbillon volante que se sitúa a popa, decorado con un botón lacado con el ancla de la casa y encargado de marcar los 60 segundos de cada minuto. La verdad es que el juego de azules de la esfera no puede ser más perfecto. No se puede ser más náutico sin ser un reloj marino al uso.

El reloj se ata a la muñeca con una correa azul de aligátor acompañada por un cierre plegable también en oro blanco. A pesar de su presencia delicada el reloj sigue siendo sumergible hasta 100 metros, fiel a su linaje. Puesto sobre la muñeca el reloj es llamativo, elegante y provocador. Desde luego no tiene vocación de pasar desapercibido, pero resulta un verdadero placer llevarlo y mirarlo (y sí, también enseñarlo). Sólo 18 personas podrán disfrutar de él, porque esa es su limitada producción. El precio del Ulysse Nardin Grand Deck Marine Tourbillon en oro blanco es de 282.350 eurosque ojalá yo pudiera pagar. Por cierto que acaba de anunciar también una versión en oro rosa cuyo precio es de 272.250 euros, pero por ahora no va a llegar a España. Más información en UlysseNardin.com.

Versión en oro rosa

 



SIHH 2017: Los preciosos Greubel Forsey Tourbillon 24 Secondes Vision

 

Una de las sorpresas de esta nueva edición del SIHH es sin duda el nuevo Greubel-Forsey 24 Secondes, una edición en platino con cuatro esferas distintas que inmediatamente plantean el dilema más agradable de la relojería: ¿con cuál me quedo?

 

Greubel-Forsey es una de las marcas que ha desarrollado su hábitat entre las más altas complicaciones, pero sobre todo el acabado de las piezas cuidado hasta el extremo. O por lo menos así ha sido hasta que en 2015 presentó el Tourbillon 24 Secondes Vision, que vimos con fotos en vivo en este artículo. En un cambio radical de planteamientos la esfera pasaba a ser muy sencilla, mucho más clásica, pero sin perder un ápice de cuidado por la decoración y sin abandonar el tourbillon, su complicación fetiche. Ahora 2017 alumbra una versión en platino que conserva las mismas medidas y, por lo que se ve en las fotos, el mismo nivel de pulido que caracteriza a todo aquel material al que Greubel-Forsey quiere dar aspecto de espejo: realizado como para que pase la inspección con la mejor lupa de aumento de relojería. Es casi obsesivo lo suyo.

Pero hay más: la esfera del los Tourbillon 24 Secondes Vision está realizada en cuatro colores distintos. Esto, que nos parece normal en otras marcas, resulta llamativo en Greubel-Forsey porque su producción es muy, muy limitada. Cuando se ofrecen varios colores en una esfera se está apelando a los sentimientos, más que a la racionalidad; más a la compra de impulso. Pero los tiempos de espera para estos relojes serán, como siempre ocurre con la manufactura, presumiblemente largos, por lo que el efecto se diluye. Sea como fuere, las esferas son a cual más bonitas y no me cabe duda que van a vender tantas como necesiten vender. A mí me recuerdan a las de Grönefeld, lo que dice mucho de ambas casas, por su perfecta ejecución y su belleza.

Como voy a tener la oportunidad de ver en vivo estos Greubel Forsey Tourbillon 24 Secondes Vision estaré más que feliz de presentar uno de nuestros artículos “En la muñeca”, con fotos en vivo y precios. Es sólo cuestión de tiempo… Más información en Greubel-Forsey.com

 

 

 



Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-13-HorasyMinutos

El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, presentado en el pasado SIHH 2016, es una demostración (que no la única), del dominio que la manufactura tiene de las complicaciones de la alta relojería. Pero es además un ejemplo de la maestría industrial de esta casa suiza de alma italiana. Vamos a ver lo mucho y muy jugoso que nos ofrece.

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-8-HorasyMinutos

No es la primera vez que oigo a aficionados de la relojería, cuando se encuentran ante una pieza como este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio, expresiones como “eso no es Panerai”, o un más despectivo “a qué se meten”. Pues yo, que nunca pretendería entrar en el grupo de los Paneristi porque ni de lejos sé todo lo que saben ellos, yo, decía, creo que este reloj es muy Panerai. Más aún, es casi la sublimación del espíritu Panerai.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-4-HorasyMinutos

Como todos sabemos el origen del Panerai que conocemos son los relojes-instrumento que creó para la Marina italiana. Por tanto eran máquinas sin excesivas preocupaciones por los oficios decorativos tradicionales; duras, funcionales, casi toscas. Eso por supuesto ha cambiado, pero mira ahora la foto del reloj y piensa: ¿qué hay en este Panerai que se corresponda con el ADN de la marca? Sí, es complicado, pero la construcción tiene ese aspecto poderoso y “al grano” que caracteriza a un buen instrumento. Incluso la rejilla del esqueletado recuerda a las que permiten ver pero a la vez separan los motores de las máquinas de aquellos que las manejan.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-12-HorasyMinutos

La caja de titanio, de 47 mm de diámetro, es otro ejemplo de industrialización. Está hecha gracias a la técnica de Sinterizado Directo de Metales por Láser (DMLS, en sus siglas en inglés). Básicamente consiste en crear un diseño 3D por ordenador que posteriormente se secciona en capas 2D de 0,02 mm de altura y se envía a la impresora de sinterizado. En ella hay una placa de metal sobre el que un difusor extiende polvo del metal deseado (en este caso, obviamente, titanio). El láser de fibra óptica “dibuja” la capa sobre el polvo y el calor que transmite lo fusiona. A continuación se vuelve a espolvorear titanio y se vuelve a activar el láser, y así sucesivamente. Es una técnica excelente cuando se quieren crear formas complejas. Este vídeo -en inglés- lo explica muy bien.

Al final resulta una caja que está hueca por dentro pero es igual de resistente y muy ligera. Porque este Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es extraordinariamente leve sobre la muñeca. Y por supuesto el satinado de la caja es perfecto, como perfecto es su contraste con el pulido del bisel.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-11-HorasyMinutos

Con ser un GMT, una de las complicaciones más útiles en estos tiempos, lo que de verdad merece destacar es el tourbillon. El calibre P.2005 apareció en 2007 para mostrar el primer tourbillon de la casa, muy diferente a los otros torbellinos del mercado. Y muy Panerai también, porque huye del estilismo clásico de las cajas de tourbillon habituales para darle una presencia muy de motor, con esos bordes y ángulos afilados. Lo que no quita el trabajo de decoración, porque tiene biseles y laterales pulidos y superficies cepilladas. Además conserva el color de acero, lo que contrasta con el mate del resto del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-14-HorasyMinutos

Además el tourbillon no gira en el mismo plano que la platina sino que  en posición perpendicular, y hace dos rotaciones por minuto; es decir, un giro completo cada 30 segundos. ¿Cuántas casas hacen tourbillones así? Ahora mismo pienso en la reina de los tourbillones, Greubel Forsey, o los Gyrotourbillones de Jaeger-LeCoultre (el último ejemplo que vimos fue el Reverso Gyrotourbillon, que se puede ver en vídeo en esta entrada). Concretamente Greubel Forsey tiene en su catálogo un tourbillon de 30º y un giro cada 24 segundos, pero a unos precios que multiplica el del Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio varias veces.

El tourbillon de Panerai es una solución muy bien pensada y de un mérito que no creo que haya sido reconocido suficientemente. Y me gusta especialmente lo bien que se siente dentro de la filosofía de la marca. No estamos ante “un reloj con tourbillon”, sino que el mecanismo parece un componente más del calibre.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-5-HorasyMinutos

Me encanta este P.2005-T. Tiene un aire, una vez más, industrial pero al estilo antiguo. ¿No te parece que podrías ver al Charles Chaplin de Tiempos Modernos moviéndose entre sus engranajes? Más aún, los puentes están sujetos con tornillos de Allen (con cabeza hexagonal).  Y el indicador de reserva de marcha (de seis días, gracias a sus tres barriletes) nunca ha parecido más técnico que aquí. Por último el volante se mueve a 4 hercios. Como el calibre también está fabricado en titanio el peso se reduce un 35% con respecto a la versión esqueletada del P.2005.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-6-HorasyMinutos

Uno de los problemas de las esferas esqueletadas es la inherente pérdida de legibilidad. Pues hasta en eso el Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio se defiende bien, gracias a que el blanco de los numerales e índices destaca mucho sobre el gris del titanio, aumentando de paso la sensación de tridimensionalidad. Y sobre todo porque las espadas horarias está perfectamente perfiladas por bordes azules (el azul Panerai, como en los pespuntes de la correa), al igual que las otras tres agujas del reloj. Y eso a pesar del cristal de zafiro curvado, con esa capacidad tan suya para producir reflejos que te vuelven loco cuando quieres sacar fotos.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-1-HorasyMinutos

 

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-3-HorasyMinutos

Panerai-Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-18-HorasyMinutos

La aguja del GMT se distingue perfectamente de las manecillas horarias por su menor longitud y sobre todo por la punta de flecha. A las 3  aparece un indicador am/pm y  a las 9 el pequeño segundero, además de un indicador de 24 horas minimalista: tan solo un círculo luminiscente.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-7-HorasyMinutos

La ligereza del reloj que tanto he mencionado es fundamental a la hora de atarlo a la muñeca -con una preciosa correa de aligátor color antracita-. 47 mm de diámetro es como para pensárselo, pero al ser tan leve sobre el brazo –sólo 80,9 gramos– en seguida te haces con él. O por lo menos te haces con él durante el rato en que lo llevas puesto, porque para hacerlo de manera permanente hay que pagar su precio, que es de 139.000 euros. El Panerai Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio es una serie limitada a 150 unidades que se puede adquirir en cualquiera de las dos boutiques de Panerai en Madrid, pero hay que hacerlo bajo pedido. ¡Qué gusto debe dar eso, ir y pedirlo! Más información en Panerai.es.

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-10-HorasyMinutos

Lo-Scienziato-Luminor-1950-Tourbillon-GMT-Titanio-9-HorasyMinutos

 

 

 



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-20-Horasyminutos

Este año se cumple el 85 aniversario del Reverso de Jaeger-LeCoultre, uno de esos  iconos de la relojería reconocible inmediatamente. Para celebrarlo la manufactura ha lanzado el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon que es aún más espectacular que el que presentó hace ya unos años. Vamos a repasar sus características y precio.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-19-Horasyminutos

Se sabe que un diseño está logrado cuando su impacto visual es instantáneo. Pero conseguir que un diseño dure décadas -85 años, en este caso- permitiendo infinidad de variaciones sin afectar su esencia, eso es una guerra distinta. Y si además el ámbito del diseño es la relojería, entonces estamos hablando de deidades. Eso es el Reverso, una deidad de la que he hablado muchas veces en Horas y Minutos porque con este reloj, como dice la canción, tengo una debilidad. Y el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon es la cumbre del modelo (por lo menos por ahora).

La caja del platino del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon ha adelgazado notablemente desde la versión anterior. Donde antes te encontrabas con un reloj de 55,4 de largo, 36 de ancho y nada menos que 16 mm de altura, ahora las dimensiones largo x ancho x alto son 51.1 X 31 X 12.4  mm., con un fondo levemente curvado para que se adapte mejor a la muñeca. Y encima el reloj lleva mucho más dentro, con lo que el esfuerzo de la manufactura es aún más notable.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-4-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-7-Horasyminutos

El anverso del reloj -si consideramos el anverso la posición en la que la corona está a las 3- tiene una presencia clásica, con una esfera horaria granallada y agujas delfín en acero para una lectura perfecta de la hora. En la esquina superior derecha se ve el barrilete con la JL de Jaeger, que proporciona 38 horas de reserva de marcha. El muelle real queda a la vista, así que se puede ver cómo se tensa cuando le das cuerda.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-2-Horasyminutos

Enfrente tiene un disco de 24 de día y noche, representado simplemente por una luna y un sol. Todo el conjunto bebe del Art Deco, como corresponde a un reloj que apareció en 1931.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-3-Horasyminutos

El movimiento primario del Gyrotourbillon es una rotación de un minuto, lo que como es habitual se utiliza para insertar un pequeño segundero. En este caso la lectura no es la más sencilla porque simplemente hay dos bloques de números que van del 25 al 35 y del 55 al 05, mientras que el resto es sólo un reborde con dibujo de ferrocarril. El segundo lo marca una flecha azul a la izquierda, un triángulo equilátero en acero azulado.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-21-Horasyminutos

En el anverso del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon sólo la parte superior está esqueletada mientras que la inferior tiene un guilloché en rayos de sol -el motivo más repetido en todo el reloj-, pero aún así la sensación de profundidad es notable porque la esfera horaria está por encima de los puentes y debajo de estos queda el plano del Gyrotourbillon. El conjunto da la impresión de que el fondo queda muy, muy abajo. Ello es también porque el fondo de la caja, con una clásica decoración Art Deco con forma de sol en el que la parte central está pulida para que, al pasar la luz, se refleje sobre el Gyrotourbillon y permita una aún mejor contemplación del mecanismo.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-6-Horasyminutos

 

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-14-Horasyminutos

El reverso del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon es un canto a las labores artísticas de la manufactura. De hecho Jaeger lo enmarca dentro de la colección Hybris Mechanica, la colección que alberga los desarrollos más técnicos y las artes decorativas más especializadas.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-18-Horasyminutos

Esta faz del reloj se encuentra totalmente esqueletada y cada una de las piezas decoradas. Resalta especialmente el grabado de los puentes; no queda ni un milímetro que no haya sido tratado, pero el resultado es discreto y sin caer en el barroquismo. En la esquina superior derecha hay una indicación de 24 horas y de día y noche, distinguidas por el color amarillo y azul respectivamente. La lectura de la hora no es tan fácil como en el anverso, pero el facetado de las agujas hace que no se pierdan en el mar de estímulos visuales de la esfera.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-16-Horasyminutos

Pero el foco de atención recae, claro, sobre el Gyrotourbillon. El Gyrotourbillon lleva la invención de Breguet al máximo en su lucha por contrarrestar los efectos de la gravedad: mientras la caja exterior hace un giro completo cada minuto, el eje interior obliga al espiral semiesférico a rotar una vez cada 12,6 segundos. Es decir, casi 5 veces por minuto y 5,4 segundos más rápido que la primera versión del Gyrotourbillon.  Eso hace que el tourbillon tenga un ritmo frenético e hipnotizante. Y como los dos ejes que lo mueven son externos, da la sensación que el mecanismo está flotando. Es decir, una auténtica maravilla.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-1-Horasyminutos

Dentro del tourbillon se ve el espiral esférico montado sobre el Gyrolab,  un volante no cerrado para reducir la fricción del aire y  compuesto  de dos secciones con la forma, una vez más, de J y L. Ya lo presenté cuando hablé del Geophysic True Second (aquí) y en vídeo cuando hablé del Geophysic True Second Universal Time (el vídeo puedes verlo aquí). Para que toda esta proeza quepa en una caja que -recordemos- ha encogido sus medidas con respecto a su hermano mayor, el tamaño del conjunto del Gyrotourbillon ha disminuido nada menos que un 30%, lo cual es casi increíble.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-15-Horasyminutos

A pesar de toda la maravilla que lleva dentro el Reverso tiene unas medidas perfectamente llevables, como ya he dicho, y aunque la caja es de platino el reloj es muy ligero. Por supuesto en la muñeca es espectacular. Por supuesto la máxima excelencia técnica y los mejores materiales tienen un precio. El Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon tiene un precio de 270.000 euros, y es una edición limitada a 75 unidades sólo disponible en las boutiques de la marca. Pero nada nos impide soñar, ¿verdad? Más información en Jaeger-LeCoultre.es.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-12-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-13-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-9-Horasyminutos

 



Nuevo Vacheron Constantin Maître Cabinotier Retrograde Armillary Tourbillon

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-perfil-1-Horasyminutos

Cuando aún no se han apagado los ecos del ruido relojero que significa la feria de Baselworld, con una gigantesca oferta de todos los niveles, la gran dama ginebrina quiere que nos volvamos a maravillar con la esencia creadora de la relojería en su estado más puro. Para ello nos presenta el nuevo Vacheron Constantin  Maître Cabinotier Retrograde Armillary Tourbillon.

Vacheron Constantin Reference 57260 Tivoli reverso

El pasado 17 de septiembre, coincidiendo con el el día 260 de los 260 años de la marca, Vacheron Constantin presentó su Referencia 57260, el reloj más complicado del mundo hasta la fecha con nada menos que 57 complicaciones. Ya revisé el reloj en este extenso artículo, que conviene releer aunque sólo sea por poder admirar los límites a los que se puede llevar la imaginación y la genialidad relojera. Una de las complicaciones del reloj, no la más peliaguda -cuyo título ostenta el calendario judío- pero sí de las más llamativas, era el tourbillon recogido en una esfera armilar. Otra, menos espectacular pero igualmente sorprendente, es la doble indicación retrógrada. Ahora los tres mismos relojeros que construyeron la Referencia 57260 han aunado ambas complicaciones en un reloj de muñeca, lo que es doblemente meritorio porque aquí sí que hay restricciones de espacio, no como en el reloj “de bolsillo” (que recordemos medía 98 mm de diámetro por 50,55 de altura y pesaba casi un kilo).

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-frontal-Horasyminutos

El resultado supera ampliamente la barrera de lo espectacular, en todos los sentidos. Estamos ante una pieza construida en oro blanco con un diámetro de 45,7 mm y 20,06 de altura, lo que de facto significa que es una máquina solo para un rango limitado de muñecas. Y de paso también para un rango limitado de ocasiones para usarlo, porque las posibilidades de dar un golpe al reloj de ese tamaño crece exponencialmente. Aunque claro, ¡a quién no le gustaría correr ese riesgo! A pesar del tamaño la caja es perfectamente clásica en sus formas redondas y en su decoración: pulido a espejo en las partes frontales para aumentar el reflejo de la luz cuando se mira, y satinado en el perfil de la carrura. Esta acoge por un lado una gran corona con el logotipo de la manufactura y por el otro una ventana a través de la cual disfrutar de la esfera armiral y su constante movimiento.

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-perfil-Horasyminutos

Porque es la esfera la que se lleva todas las miradas, cuando menos al principio. La esfera armilar fue inventada por Erastótenes hacia el 255 a. de C. y representa el movimiento de los astros alrededor de la Tierra o el Sol, si bien Vacheron Constantin nos dice que la de su Maître Cabinotier Retrograde Armillary Tourbillon está inspirada en el del relojero Antide Janvier, fabricada en el siglo XVIII. Es una imagen perfecta para un tourbillon de espiral esférico. La forma del espiral (ideado por Jacques-Frédéric Houriet en 1814) garantiza un desempeño concéntrico y por tanto la isocronía del volante. La jaula en la que se aloja el tourbillon está realizada en aluminio y a su vez esta se aloja en otra jaula. Ambas tienen un elemento constructivo cada una que se cruzan cada 15 segundos, momento en el que componen una Cruz de Malta, símbolo de Vacheron Constantin. El tourbillon es de un minuto, por lo que sirve además de pequeño segundero.

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-detalle-Horasyminutos

A la derecha se muestra la otra gran complicación, un funcionamiento retrógrado tanto de la manecilla horaria como la de los minutos. V C ha resuelto el problema de la lectura de manera sencilla y elegante: las horas -pares- se muestran con numerales romanos en un semicírculo  de oro blanco satinado que se eleva sobre el fondo, en el que se han pintado los minutos múltiplos de 5. Además las manecillas de titanio, diferentes entre sí, están facetadas para favorecer la lectura.Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-detalle-esfera-Horasyminutos

Todo este conjunto maravilloso se mueve gracias al calibre 1990 de carga manual. Tiene 299 componentes y 45 rubíes y, a pesar de la energía necesaria para mover las complicaciones, tiene una más que respetable reserva de marcha de 65 horas. Al igual que su hermano mayor el 1990 se mueve con una frecuencia de 2,5 hercios (18.000 alternancias/hora) lo que permite disfrutar del movimiento del tourbillon y, dentro de él, del espiral. A pesar de la baja frecuencia Vacheron nos dice que cumple con creces los requisitos COSC; tampoco nos esperábamos nada que no fuese eso, la verdad, porque nos tiene muy mimados. El calibre es visible a través del zafiro del reverso, y es igualmente atractivo gracias a la aleación empleada para su imprimación. VC sólo menciona que es una aleación NAC, pero es que eso sólo significa “Normalised Alloy Content” (Contenido de Aleación Normalizado). Seguramente será algún tipo de carburo de cromo, quizá también con vanadio o niobio. No importa mucho; lo importante es el resultado, que es a la vez sobrio y poderoso.

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-calibre-1990-Horasyminutos

Este Vacheron Constantin Maître Cabinotier Retrograde Armillary Tourbillon tiene, como todos los relojes de la casa, el Sello del Punzón de Ginebra y ha generado 4 patentes. Es también una pieza única y no sería de extrañar que en el futuro veamos más ediciones singulares con las invenciones presentadas en el 57260. No hay ningún precio disponible, al menos por ahora, pero sin duda va a ser tan exclusivo como el propio reloj. Más información en Vacheron.com

Vacheron-Constantin-Maître-Cabinotier-Retrograde-Armillary-Tourbillon-frontal-y-reverso-Horasyminutos



En la muñeca: Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph

Se han hecho sólo 40 unidades de este Royal Oak Tourbillon Chronograph de Audemars Piguet, sólo se venden en las boutiques de la marca, quedan muy pocas unidades y no se va a volver a fabricar, así que es una auténtica rara avis.

 

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph en la muñeca 2 Horas y Minutos

 

Por supuesto Audemars Piguet ya tenía un Royal Oak Tourbillon Chronograph, pero no uno como éste. Y no con la presencia tan impactante como el que ahora vemos, ya que aquel mantenía la esfera con la tapicería tradicional del Royal Oak mientras que éste se presenta con un glorioso esqueletado que deja a la vista lo mucho que tiene para deleitar.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph frontal Horas y Minutos

La caja está realizada en titanio, lo mismo que el bisel, con un finísimo graneado que le da una textura muy atractiva. En contraste, el perfil del bisel está pulido a espejo, al igual que los tornillos, lo que rompe la sólida estructura del armazón para crear un contraste elegante. Tiene 44 milímetros de diámetro y tan sólo 13,20 de altura; no es un reloj pequeño, pero tiene unas medidas razonables para un cronógrafo.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph detalle esfera Horas y Minutos

Bajo el cristal de zafiro hay un primer bisel inclinado con la minutería y un paso más abajo otro perfil satinado que aloja los índices, construidos en oro blanco con tratamiento SuperLuminova al igual que las manecillas. La estructura en capas crea una gran sensación de profundidad, aumentada por el tourbillon a las 6 que deja pasar aún más luz. El centro está dominado por dos subesferas, el pequeño segundero a las 9 y el contador de 30 minutos a las 3. Ambas en antracita, en perfecta conjunción con la caja, y con dos texturas (circular en el interior, rayos de sol en el exterior). Por encima, a las doce, se puede admirar el muelle real dentro del barrilete, que proporciona 72 horas de reserva de marcha.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph detalle de la esfera Horas y Minutos

El tourbillon es de 60 segundos; tiene una estructura clásica y aloja un volante que se mueve a 21.600 alternancias cada hora, algo llamativo porque en un cronógrafo te esperas al menos 4 hercios. Sin embargo los 3 hercios te permiten disfrutar más de su movimiento.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph detalle del tourbillon Horas y Minutos

El calibre es, sencillamente, espectacular. A menos que esté equivocado este movimiento de referencia 2936 (de manufactura, por supuesto), es de nueva creación. Cuando menos yo no he encontrado otro modelo de la marca con ese mismo calibre, excepción hecha del Jules Audemars Tourbillon Chronograph también lanzado en 2015 y que comparte concepto pero hechuras bien distintas (y que se puede ver aquí).

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph calibre 2936 Horas y Minutos

Da gusto ver el acople de la rueda de pilares, del mismo modo que -como siempre en el Royal Oak- es muy gratificante apretar los pulsadores del cronógrafo y oír su distintivo “tic” cuando se acoplan. Parece un detalle menor, pero son esos detalles los que distinguen un buen reloj de un gran reloj. Llama la atención que el calibre mide tan sólo 29,90 mm de diámetro, lo que hace por un lado que se pueda ver entero a través del cristal de zafiro, y por otro que de una mayor sensación de solidez al reverso porque se ve mucho titanio.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph calibre 2936 - detalle Horas y Minutos

Aunque los esqueletados tienden a tener menor legibilidad, simplemente porque el ojo se distrae con tantas cosas y porque las superficies metálicas camuflan las manecillas y los índices, en este caso no es así. La lectura es a prueba de bombas, de día y también de noche porque el tratamiento luminiscente es más que generoso.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph SuperLuminova Horas y Minutos

¿Cómo queda en la muñeca? Imponente. No voy a descubrir ahora el atractivo del Royal Oak, pero la verdad es que cada vez que te pones uno, sea en su vertiente más de vestir (como los nuevos calendarios perpetuos que revisé en este artículo), o en su faceta más deportiva, como esta, impresiona por lo atractivo que es.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph en la muñeca Horas y Minutos

La correa de caucho le queda estupendamente, y al ser de color gris como el resto del reloj lo hace más discreto. Además se arma al pulso con una pulsera desplegable también de titanio. Eso sí, la exclusividad se paga: el Royal Oak Tourbillon Chronograph cuesta 259.000 euros. Pero es una pieza que ya se está revalorizando por lo apreciada que es y va a ser en el mercado, dado su carácter de especie extinta una vez se agote Hay por cierto una versión no de boutique con índices y manecillas de oro rosa (está aquí), pero a mí no me parece tan bonita como esta, ni desde luego tan exclusiva.

Audemars Piguet Royal Oak Tourbillon Chronograph en la muñeca 3 Horas y Minutos

 



1815 Tourbillon Handwerkskunst de A. Lange & Söhne: 200 años de relojería sajona

2015 ha sido un año de celebración para A. Lange & Söhne porque conmemora el nacimiento el 18 de febrero de 1815 de su creador, Ferdinand Adolph Lange, y lo culmina con otra obra maestra: el 1815 Tourbillon Handwerkskunst, un canto a la artesanía relojera sajona.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst ambient

En realidad este reloj ya existía en la colección con el nombre de 1815 Tourbillon (esta es su ficha técnica), pero tiene sentido que Lange lo utilice de nuevo como zénit del año de celebraciones por todo lo que ofrece el calibre L102.1 que lo anima.

En primer lugar el movimiento del 1815 Tourbillon Handwerkskunst permite detener la caja del tourbillon cuando se tira de la corona, una función con la  que Lange asombró al mundo en 2008 (y que también reproduce el Benu Tourbillon de la vecina de Lange, Moritz Grossmann, y que se puede ver aquí). La parada del tourbillon se une a otra de las grandes funciones de Lange, la puesta a cero del segundero, creada en 1997.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst detalle del tourbillon

Cuando se tira de la corona una pieza curvada frena el volante, mientras que un brazo con una cabeza en forma rectangular resetea el segundero de la misma forma que ocurre en un cronógrafo. Esto permite un ajuste horario exacto, algo que falta en los relojes con tourbillon porque no se pueden parar la caja de manera efectiva y, como a menudo integran la manecilla del segundero, se da la irónica circunstancia de que una complicación creada para supuestamente mejorar la cronometría en realidad resulta en mayor imprecisión al no poder detener ambos elementos. La forma en que los dos mecanismos funcionan se puede ver bien en el vídeo promocional del 1815 Tourbillon:

Como digo esta función ya estaba en el 1815 Tourbillon. Así que, ¿en qué se diferencia el 1815 Tourbillon Handwerkskunst? Handwerkskunst significa artesanía en alemán y, una vez establecido el nivel artesano que tiene el calibre (que se ha redecorado entero), el trabajo manual pasa a la esfera, que resulta impactante y bellísima.

A Lange Sohne decoración tremblage

El dial está decorado, como algunos otros modelos de la casa, con un grabado “tremblage” en el que el artesano utiliza un buril para crear un graneado uniforme y con una textura más consistente que el escarchado (lo podéis comparar con el utilizado en el Legacy 101 de MB&F que vimos en esta entrada). El resultado es un impactante contraste con el oro rojo de las manecillas, índices y minutería de ferrocarril.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst esfera

El resultado recuerda a relojes de edificio, con una belleza trascendente que se distingue desde lejos. No cabe duda de que las 30 unidades que se van a fabricar se van a convertir en objetos deseados por los coleccionistas. Y, como decía antes, el calibre también se ha redecorado para resaltar la alpaca alemana, sustituyendo las nervaduras Glashütte también por un graneado. Por supuesto el resto de los rasgos distintivos de la relojería sajona -platina de tres cuartos, chatones de oro, decoración del puente brazo del tourbillon- también están presentes.

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst reverso

Este 1815 Tourbillon Handwerkskunst será presentado en el mercado en 2016, con un precio aproximado de 167.000 euros. Esperemos poder verlo en el SIHH. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica Completa.

 

 

 



1815 Tourbillon Handwerkskunst

A Lange Sohne1815 Tourbillon HandwerkskunstCaja:

  • Oro rojo
  • Diámetro 39,5 mm, altura 11,1 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro dureza 9
  • Corona para dar cuerda al reloj, ajustar la hora y poner en marcha el mecanismo ZERO-RESET
  •  Fondo de la caja con inscripciones grabadas a mano

Esfera:

  • Oro rojo, rodinizada en negro; con grabado tremblage
  • Agujas de las horas y de los minutos de oro rojo; aguja del segundero de acero pavonado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero; tourbillon de un minuto con parada del segundero patentada y dispositivo de ajuste de las agujas ZERO-RESET patentado

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura de Lange L102.1, cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decorado y montado a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; platinas y puentes de alpaca natural;  platina tres cuartos con superficie granulada e inscripciones grabadas a mano; puente del segundero grabado a mano
  • 262 piezas
  • 20 rubíes, de los cuales 1 contrapivote de diamante
  • 5 engastes de oro atornillados
  • Escape de áncora
  • Volante con tornillos y sistema antichoque; espiral del volante de la más alta calidad de fabricación propia, frecuencia del volante de 21.600 semioscilaciones por hora
  • 72 horas de reserva de marcha

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, rojiza. Hebilla de Lange desplegable de oro rojo

Edición limitada a 30 unidades

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst reverso

A-Lange-Sohne-1815-Tourbillon-Handwerkskunst

A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst detalle del tourbillon A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst calibre Lange L102.1 - reverso A Lange Sohne1815 Tourbillon Handwerkskunst calibre Lange L102.1 frontal



Patek Philippe 5016A-010 para Only Watch: la pieza cumbre

onlywatch

La subasta Only Watch ha pasado de ser una aportación muy generosa de la industria relojera a una causa más que importante –la investigación sobre la Distrofia Muscular de Duchenne- a una interesantísima pasarela con algunas de las piezas más exquisitas de la industria, cuyo máximo representante es, sin duda, el último reloj que traemos a la palestra un día antes de la subasta: el glorioso Patek Philippe 5016A-010.

 

Patek Philippe tuvo un Gran Complicación entre 1993 y 2011, el Referencia 5016. El reloj ofrecía nada menos que calendario perpetuo con fase lunar, fecha retrógrada, tourbillon y repetición de minutos. Una maravilla encapsulada en una caja de platino de 37 milímetros de diámetro.  El reloj está considerado por muchos como el santo grial de los coleccionistas, por las complicaciones incluidas y por su construcción contemporánea conjugada con una estética clásica.

Patek Philippe 5016

Patek Philippe Referencia 5016

Patek lanzó en 2012 el Referencia 5207P, con el difícil reto de cuando menos igual a su antecesor. Las complicaciones eran las mismas, pero el calendario perpetuo tiene cambio instantáneo; es decir, todas las indicaciones incluidas en el calendario cambian automáticamente a las 12 de la noche en vez de arrastrarse durante varios minutos hasta completar el cambio. Esto obliga a una cuidadosa gestión del par de fuerza del muelle real para que todo fluya sin afectar el desempeño del reloj, y más aún cuando tiene a su cargo también la energía necesaria para mover la caja del tourbillon. Ni qué decir tiene que el 5207P cumple a la perfección. Es más, a riesgo de ser quemado en la plaza pública, me atrevo a decir que a mí personalmente me gusta más el 5207P que el 5016 (salvo por el grabado de la carrura y las asas).

Patek Philippe 5207

Patek Philippe Referencia 5207

Sea como fuere, Patek ha traído de nuevo a la vida el 5016 para ofrecerlo a Only Watch. Los seguidores saben que cuando aparece una A en la referencia del reloj estamos hablando de una caja realizada en acero, el material más noble para Patek dada la excepcionalidad de los modelos fabricados con el metal hasta el punto que en las subastas siempre alcanzan precios desorbitados (aún más desorbitados, quiero decir). En este caso también va a ser así sin duda y quien se lo lleve seguro que va a ver un agujero en su cuenta corriente, que obviamente habrá de ser lo suficientemente grande como para poder enfrentarse a un reto semejante.

Este Patek Philippe 5016A-010 tiene varias diferencias con las distintas versiones del 5016. Mientras que éste último se fabricó en oro amarillo y esfera blanca, oro rosa con dial negro y oro blanco con esfera también blanca, la presente edición para Only Watch se ha creado en un precioso azul marino. Y también por primera vez la esfera se ha decorado con esmalte Grand Feu, la forma más difícil de decorar la esfera por la facilidad que tiene el material de quebrarse en el proceso. El esmalte es básicamente vidrio (sílice, plomo rojo y sosa) al que se le añaden un número de óxidos metálicos encargados de obtener la gama de colores. Los esmaltes “grand feu” alcanzan su punto de fusión entre los 800 y los 1.200 grados centígrados, pegándose al metal. Así se obtiene una pieza de gran pureza y mucho más longeva. El proceso de calentado y posterior enfriado se repite entre 4 y 10 veces, y es entonces cuando el que el material puede –y suele- quebrarse. Por ello y por su presencia tan refinada cuando se compara con el lacado habitual el grand feu es tan apreciado como poco habitual.

Patek-Philippe-5016A-010-Only-Watch-2015

Las ventanas de fecha y mes y año bisiesto son trapezoidales, lo que tampoco aparecía en el modelo original. Los numerales de las horas son los mismos Breguet que ya conocíamos, al igual que la fecha retrógrada. Y como es costumbre el tourbillon sólo es visible gracias al cristal de zafiro trasero. La caja es también de 36,8 mm, un auténtico salto atrás porque ya no se ven relojes súper complicados con medidas tan pequeñas (el 5207 mide unos correctos 41 mm).

Patek Philippe 5016A -010 Only Watch 2015 detalle esfera

Por supuesto el calibre va más allá de las palabras por su perfección técnica y por su exquisita decoración. Sería buenísimo poder escuchar la repetición de minutos, por ver cómo afecta el acero al timbre de los gongs.

Patek Philippe 5016A Only Watch 2015 - calibre

Digamos por último que si un 5016 suele alcanzar en subasta (cuando salen) el medio millón de euros cómodamente –y eso que es un reloj de producción “estándar” por así decir-, no me extrañaría que este Patek Philippe 5016A-010 saltara limpiamente la barrera de los 2 ó 3 o incluso más millones.

Mañana veremos.



Ferdinand Berthoud, el renacimiento de una marca

Suiza ha conservado sus fronteras intactas durante siglos (salvo la invasión Napoleónica) porque, aunque parezca lo contrario, no todo el mundo se dedicaba a la relojería. También había industriales, comerciantes y soldados. Digo esto porque parece no tener fin la lista de figuras históricas de la relojería suiza que sirven de pie de apoyo para crear una nueva marca, y parece que la lista de nombres no tiene fin. Ese es el caso de Ferdinand Berthoud.

 

Ferdinand Berthoud

En el caso de Ferdinand Berthoud hablamos sin embargo de un relojero suizo que hizo fortuna en Francia, ya que aunque nació en Neuchâtel en 1727 de familia de relojeros, a los 18 años se trasladó a París para formarse como tal y allí se quedó (y prosperó). De hecho con sólo 26 años fue nombrado por el Consejo de Luis XV Maestro Relojero. Once años después -1764- es elegido “miembro asociado extranjero” de la Royal Society de Londres por sus publicaciones sobre relojería.

Hay que recordar que en 1760 John Harrison presenta su cronómetro marino H4 que por fin resuelve el problema del cálculo de la longitud (se puede leer un resumen aquí), y es más que probable que Berthoud, un gran relojero por sus propios méritos, tuviese acceso a éste o a los anteriores cronómetros. Para cualquier país con acceso al mar disponer de un cronómetro era algo básico si se quería tener -o mantener- poderío marítimo.

Ferdinand Berthoud Tratado de relojería

Ferdinand construyó sus propios cronómetros marinos que se probaron en naves francesas, lo que le granjeó el título de Relojero Mecánico del Rey y de la Armada, de la que recibió el encargo de fabricar 20 cronómetros. Recordemos que en ese entonces el precio de un cronómetro era del 30% del valor total de un barco, por lo que podemos suponer que Ferdinand Berthoud tuvo desde entonces una vida acomodada. Aquí abajo tenemos su cronómetro número 6, una auténtica belleza que me encantaría que existiese como reloj de pulsera.

Ferdinand Berthoud Horloge de marine 6 - 1777

Hace una década, mientras hacía acopio de piezas para el museo de Chopard, su director general y propietario Karl-Friedrich Scheufele, dio por causalidad con el nombre y su historia, e inmediatamente compró aquel para revivir esta. Para ello puso al frente de la dirección creativa a Guy Bove, que ya lo hacía para Chopard, quien creó un calibre y una caja que recogiera la herencia del relojero suizo. Así nació el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1.

 

Partamos de la base de que nadie sabe qué habría creado Ferdinand Berthoud hoy día, y ya sabemos que muchas veces se utiliza un nombre para dar legitimidad a la marca y luego se hacen cosas que nada tienen que ver con el personaje histórico y su obra (me viene a la cabeza Graham, por ejemplo). Pero, una vez admitido lo anterior, hay que decir que el FB 1 es un reloj notable. El objetivo de captar la esencia de un cronómetro marino y plasmarla en un reloj está plenamente logrado, y además de manera muy atractiva. Aunque antes de analizarlo yo recomiendo ver el vídeo sobre los cronómetros marinos de Thomas Mercer, porque sirve muy bien para ponerse en situación (pulsa aquí para verlo).

Ferdinand-Berthoud

La caja del Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene forma octogonal y muy elaborada: bajo el bisel pulido encontramos el polígono al que se le han practicado unas aperturas para poder ver el interior del calibre. Esto no sólo es de agradecer visualmente sino que además aligera el peso de una caja que se presenta en oro gris u oro rosa y tiene 44 mm de diámetro y 13 de altura, por lo que no es pequeña y por tanto el peso es un factor a tener en cuenta.  Los laterales terminan en una especie de pernos a los que se ata la correa y que son un recuerdo de los cardanes que mantienen los cronómetros marinos horizontales dentro de la caja.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 frente

La esfera es también un recordatorio de los cronómetros marinos. Llama la atención la gran manecilla central tipo regulador pero que es en realidad el segundero. Esto es así porque en el mar los segundos son muy importantes porque pueden significar desviaciones de posición grandes (y peligrosas). Además aunque a las 6 hay un tourbillon de un minuto -sobre el que habitualmente encontramos el pequeño segundero- es la rueda central del tren de engranajes la que lo mueve. Es una solución estéticamente muy atractiva.

A las 9 aparece la reserva de marcha (de 53 horas) que peca, como ocurre en tantos relojes, de exceso de palabras: si el indicador ya dice 1 y 0 no sé por qué hace falta además escribir “alta” y “baja”. Pero la esfera está bien resuelta, con esa forma hacia dentro para darle dinamismo y que por cierto recuerda al comecocos (o me lo recuerda a mí, vaya). Por último las horas y minutos aparecen a las 12 sobre una esfera lacada en blanco.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 esfera

Todo ello está movido por un calibre francamente encomiable y que profundiza en la relojería clásica. Para empezar la platina superior e inferior están unidas por pilares, como en los relojes del siglo XVI. La columnas se alinean con las aperturas de la caja para dejar ver en interior del movimiento, en el que además del tourbillon destaca el mecanismo de fuerza constante mediante de huso y cadena. Éste es como digo un elemento tradicional -sobre todo en los cronómetros marinos- para garantizar una entrega estable de energía a lo largo de las 53 horas y que hemos visto en algunos relojes (como en este Zenith por ejemplo) .

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 -calibre FB-T FC abierto

Por supuesto el mecanismo se aprecia a través de las ventanillas de la carrura, lo que aumenta el placer visual del reloj, que además continua cuando se gira y se contempla el calibre a través del cristal de zafiro.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 - reverso

Un detalle más: el indicador de reserva de marcha se mueve no mediante un diferencial conectado con el barrilete -como es habitual- sino gracias a un cono que sube y baja con el giro del mismo. Un rubí se desliza por la superficie del cono y transmite su deslizamiento a un eje que a su vez mueve la manecilla de indicación de reserva.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 cono de reserva de marcha

Son estos detalles los que demuestran el mimo y la pasión por el detalle y la fidelidad a la tradición que se ha puesto en el lanzamiento de la marca, sin duda el nuevo amor de Karl F. Scheufele.

Por cierto que el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene el certificado de cronometría COSC, pero yo echo de menos una afirmación de la marca sobre la precisión del reloj. Si los cronómetros de John Harrison no se desviaban más de 2 segundos al día, Ferdinand Berthoud no debería conformarse con los márgenes que permite COSC (-4/+6 segundos diarios).

Digamos por último que el reloj se lanza en dos ediciones limitadas, una en titanio (18 piezas) y otra en oro rosa y cerámica (50 piezas), con un precio de 220.000 euros. La idea del grupo Chopard es que, tras el impulso inicial que le ha dado su fundador, la compañía vuele sola y no se le relacione con Chopard o sus relojes, para lo que los desarrollos van a ser independientes. Es de suponer que el año que viene en Baselworld Ferdinand Berthoud expondrá de manera independiente, y será el momento de poder ver los relojes en vivo.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 perfil

Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica Completa, esta es su web y este su vídeo:



Chronomètre Ferdinand Berthoud FB 1

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 oro grisCaja:

  • Bimetálica en oro gris de 18k y entre asas en titanio o bien bimetálica en oro rosa de 18k y entre asas en cerámica negra
  • Diámetro 44 mm, altura 13 mm
  • Cristal de zafiro abombado y  curvado con tratamiento anti reflectante
  • Corona atornillada en oro gris de 18k con medallón en oro rosa de 18k o bien corona atornillada en oro rosa de 18k con medallón en cerámica negra
  • Caja octogonal provista de cuatro ojos de buey estancos en zafiro con tratamiento anti reflectante
  • Fondo atornillado de cristal de zafiro con tratamiento anti reflectante

Esfera:

  • Rutenio o negro satinado vertical, perforada en el centro
  • Subesfera de las horas y minutos lacada en blanco
  • Agujas de las horas, minutos y reserva de marcha en oro de 18k azulado u oro
  • Aguja de los segundos en bronce azulado o dorado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Indicador de reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre manual de la manufactura FB-T.FC
  • Diámetro 35,50 x 8 mm
  • 46 rubíes
  • Frecuencia 21.600 alt/h (3 hercios)
  • 53 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo rematada y cosida a mano
  • Cierre desplegable de seguridad bilámina, de largo regulable, en oro gris de 18k

Edición en titanio limitada y numerada a 18 piezas. En oro rosa y cerámica negra limitada y numerada a 50 piezas

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 oro gris reverso

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 oro rosa

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 oro rosa reverso

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 oro gris perfil

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 -calibre FB-T FC

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 -calibre FB-T FC abierto

 

 



L.U.C Perpetual T

 

Chopard L.U.C Perpetual TCaja:

  • Platino
  • Diámetro 43 mm, altura 14,90 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona de 6,50 mm de oro gris de 18k con logo L.U.C
  • Bisel y fondo pulidos
  • Fondo de cristal de zafiro con indicación de reserva de marcha
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18k guilloché hecha a mano
  • Contadores azurés en color pizarra
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Esferas de calendario perpetuo (fecha en ventana, día de la semana e indicación de 24 horas, meses y años bisiestos) – en el lado de la esfera
  • Fecha a las 4:30h
  • Agujas dauphine para las horas y los minutos, de calendario de días y meses, de segundero pequeño rodiadas. Agujas de los calendarios día/noche y año en forma de triángulo blanco – Índices dorados
  • Tourbillon con pequeño segundero a las 6h
  • Minutería de ferrocarril

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Gran Fecha. Calendario Perpetuo. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de manufactura L.U.C 02.15-L manual
  • Diámetro 33 mm; altura 9,35 mm
  • 31 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 hercios)
  • Reserva de marcha de 216 horas
  • Puentes decoración Côtes de Genève
  • Certificado de cronometría COSC
  • Certificado del Punzón de Ginebra

Pulsera:

  • Correa de cocodrilo negro, cosida a mano, forrada de cocodrilo
  • Hebilla desplegable de oro gris de 8k

Edición limitada a 25 piezas

Chopard L.U.C Perpetual T reverso

Chopard L.U.C Perpetual T  - Calibre L.U.C 02.15-L anverso Chopard L.U.C Perpetual T  - Calibre L.U.C 02.15-L reverso

 



Harmony Cronógrafo Tourbillon

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo TourbillonCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 42 mm x 52 mm, 12,81 mm de altura
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Opalina plateada
  • Números arábigos pintados de azul y minutería roja
  • Tourbillon de un minuto con pequeño segundero a las 12h
  • Trotadora central del cronógrafo azul
  • Contador de 45 minutos a las 3h
  • Indicación de reserva de marcha a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo monopulsador rattrapante. Indicación de reserva de marcha. Tourbillon

Movimiento:

  • Calibre manual de manufactura 3200
  • Diámetro: 32,8 mm; 6,7 mm de grosor
  • 39 rubíes
  • 292 componentes
  • 18.000 alternancias/hora (2,5 hercios)
  • Cronógrafo con rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 65 horas
  • Puente grabado a mano con un diseño especial para el 260º aniversario

Pulsera:

  • Piel de Alligator Mississippiensis azul, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes
  • Triple cierre desplegable de platino 950
    Forma de media cruz de Malta pulida

Sello del Punzón de Ginebra

Se entrega con una lupa, un folleto especial sobre la línea de productos Harmony y una carta firmada por D. Juan Carlos Torres, director general de Vacheron Constantin, con motivo del 260º aniversario de la manufactura

Serie limitada de 26 relojes, cada uno con su correspondiente número de serie
Inscripciones « N° X/26 » y « 260th Anniversary » grabadas en la parte posterior del reloj

Ref: 5100S/000P-B056

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon perfil

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon reverso 1

 

 

Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño calibre 1142 reverso Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo Tourbillon calibre 3200 reverso

 

 

 

 

 

 

 

 

 



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

El Master Grande Tradition Grande Complication de Jaeger-LeCoultre es una de las piezas presentadas este año, aunque el reloj ya existía con otros materiales de caja y diseño estético desde hace unos 5 años si no recuerdo mal. Así que vamos a ver sus características particulares que le convierten en reloj muy atractivo.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication frontal

La caja del Master Grande Tradition Grande Complication es de 45 mm de diámetro y casi 16 de altura, así que no es un reloj pequeño. La tradicional combinación de carrura cepillada y frontal pulido queda, una vez más, muy elegante.

Como se ve en la preciosa esfera azul está dibujado el cielo astral del hemisferio norte, sobre el que se mueve, además de las agujas delfín que se ven perfectamente a pesar  de lo poblada que está la esfera, se mueve decía un tourbillon volante en el sentido contrario a las agujas del reloj y con una caja realizada en titanio para dotarlo de una mayor ligereza.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication esfera

Y la necesita, porque se mueve a lo largo de la esfera indicando la hora sideral, no la civil. Es decir que hace un giro completo cada 23 horas, 56 minutos y 4 segundos, no cada 24 horas como la hora civil. Por debajo se puede ver el volante de áncora, fabricado en silicio. De ahí su color entre azul y morado característico del material.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication tourbillon

El que sí indica esa hora civil haciendo un giro completo cada 24 horas es el sol que aparece en el borde de la esfera. A su paso va indicando los signos del zodíaco, los meses y los días. Como además en el bisel externo de la esfera se han marcado las 24 horas, el mismo sol nos indica si la hora que marca el reloj es de la mañana o la noche.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication calibre

Pero además de eso Jaeger ha incluido en el Master Grande Tradition Grande Complication un repetidor de minutos que toca las horas, los cuartos y los minutos a demanda. Para que el sonido sea más rico la superficie de golpeo de los gongs de catedral (o sea las varillas sobre las que golpean los martillos) es cuadrada y no redonda. Todo el conjunto está sostenido dentro de una caja de cristal de zafiro para que la transmisión del sonido sea mayor, lo que además resulta en un timbre distinto a los que estamos acostumbrados. Todo ello hace que el calibre tenga nada menos que 527 piezas

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication en la muñeca 1

En definitiva este reloj es un placer exquisito, visual y auditivo. Y a pesar de su tamaño queda bien en la muñeca. El reloj ya está disponible en las boutiques de la marca y su precio por ahora y dependiendo de las fluctuaciones del valor del oro es de 362.000 euros. Quién pudiera, verdad?

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication en la muñeca



Master Grande Tradition Grande Complicación

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication_pgCaja:

  • Oro rosa
  • 45 mm de diámetro
  • 15,8 mm de altura
  • Gatillo del repetidor de minutos a las 8h
  • Hermeticidad: 50 metros

Esfera:

  • Azul satinada con aro opalino plateado
  • Carta celeste
  • Agujas: Dauphine

Funciones:

  • Horas, minutos. Tourbillon volante orbital
  • Repetición de minutos con timbres cristal categral y martillos planos

Movimiento:

  • Calibre Jaeger-LeCoultre 982 mecánico de carga manual
  • 28.800 alt/h
  • 34,70 mm de altura
  • Platina de alpaca no tratada
  • 527 piezas
  • 40 horas de reserva de marcha
  • 49 rubíes
  • Ensamblado y decorado a mano

Pulsera:

  • Aligátor
  • Hebilla de hebijón

PVP: 362.000 €



Los relojes Snyper, ya disponibles

Snyper Two negro

Snyper Watches acaba de introducirse en España con una propuesta relojera de presencia particularmente contundente y cuatro colecciones.

Snyper está inspirado en el equipamiento de las fuerzas de élite, y sin duda sabe transmitir esa idea de presencia poderosa, de fuerza e inmediatez que se se asocia con ese tipo de tropas y, particularmente, los francotiradores. Y como en un ejército hay tantas personalidades como soldados, Snyper también ha creado un montón de variantes en sus relojes, tanto en colores de esfera como materiales de caja y correas.

La casa tiene cuatro colecciones: Snyper One, Snyper Two, Ironclad y F-117. Todos los modelos tienen una serie de características en común: la caja está creada a partir de un bloque de acero, no son partes unidas. Se podría por tanto decir buena parte de la sensación de solidez del reloj no se “crea” sino que proviene de su mismo origen. Después las cajas tienen distintos tratamientos  (satinados, PVD, diamantes), pero la forma de manufacturarlas es la misma en todos.

Snyper One perfil

Todos tienen también una corona que está inspirada en las torretas de regulación de la mira telescópica de un rifle, mientras que los pulsadores del cronógrafo recuerdan a los gatillos. Todos también tienen el fondo de cristal de zafiro, dejando a la vista los calibres creados por Concepto.

Por último, todos tienen un diámetro de 48 mm nada menos, que se ven agrandados hasta los 53 por la corona y la sujeción lateral de la que luego hablaremos.

SNYPER ONE

Snyper One gris

El primero de los modelos creados por la casa es un cronógrafo que además añade día y fecha. Seguramente por ser el primero tiene más remarcados los rasgos que lo identifican con un francontirador (Sniper, en inglés): el bisel parece el de una mira telescópica, el tornillo de sujección de la trotadora del cronógrafo también tiene forma de mira, hay otra a las 9, el reverso también tiene el dibujo… quizá un poco demasiado obvio.

Snyper One reverso

Aún así el resultado es bueno, el reloj consigue transmitir la idea de instrumento rudo que lo aguanta todo. Curiosamente, y es una característica común a todos los modelos, no parece monstruoso en la muñeca ni mucho menos. No nos engañemos: no es precisamente un reloj de primera comunión, pero no resulta en absoluto desproporcionado (tengamos en cuenta que mi muñeca es de 18 cm de diámetro).

Snyper One negro en la muñeca

SNYPER TWO

Snyper Two frontal

Esta es la versión más sencilla de las cuatro colecciones, seguramente para poder llegar a más usuarios. El tamaño no varía, pero la esfera está más limpia. Es un tres agujas que además ofrece día y fecha en ventana abierta.

Snyper Two esfera

Aún así el reloj comanda un porte deportivo, subrayado por el bisel interior con numerales inspirados en los de los contadores digitales. La esfera resulta equilibrada y a la vez sigue transmitiendo la idea de formar parte de algún tipo de maquinaria militar.

Snyper Two negro

 

IRONCLAD

Snyper Ironclad naranja

Ironclad en inglés significa “blindado”. Es, en mi opinión, el más bonito de todos los modelos. La configuración es la misma que el Snyper One, pero es más elegante porque se han suavizado todos los elementos, tanto en la caja como en la esfera.

Snyper Ironclad acero frontal

Si ya de por sí el reloj recuerda a una especie de mezcla entre Hublot, Concord y Royal Oak Offshore, con el tapizado cuadrado el parecido se acentúa. Y claro, le queda muy bien. Es un paso adelante en la calidad de los relojes de la marca.

Snyper Ironclad acero y esfera negra

Sólo tengo un problema con el reloj: el círculo del día está perfectamente centrado sobre 4 cuadrados, mientras que el de la fecha rompe la estética, parece que ha caído en la esfera de cualquier manera. Por lo demás como digo se ha aligerado mucho la esfera, en la que en algunos modelos se combina el color con un tapizado tipo fibra de carbono. El mejor resuelto de las cuatro colecciones.

Snyper Ironclad esfera amarilla

El brazalete de metal por cierto me gusta mucho, tiene un aire retro (buscado o no) que queda muy bien.

Snyper Ironclad brazalete

F117

Snyper F117 perfil

Un modelo curioso éste. Por un lado se nos dice que está inspirado en las naves del ejército del aire americano. De ahí su apariencia afilada, especialmente en el bisel, con formas casi cortantes.

Snyper F117 trasera

Hasta ahí, nada raro. Pero resulta que en la esfera nos encontramos nada menos que un tourbillon. No sé muy bien qué hace una exquisitez relojera como el tourbillon en un reloj de este tipo, la verdad, aparte del hecho de ofrecer una alta complicación. En mi opinión le hubiera quedado mejor un cronógrafo rattrapante, por ejemplo. Sin embargo hay que reconocer que la ejecución de la caja está lograda, porque se le ha dado un aire industrial que no desentona con el conjunto de la esfera.

Snyper F117

LOS ACCESORIOS

 

Snyper IronClad rojo con linterna 1

Como decía al principio todos los relojes tienen una sujeción lateral, pensada para alojar distintos accesorios. Aunque está pensado que también haya una cámara, ahora mismo hay disponible un mechero de tormenta con corta puros (muy a lo Scharzenegger en la película Predator) y una linterna LED clásica que incluye también un puntero láser, que es la que pude ver en la presentación oficial.

Shooting-Straight-1

Una vez más la inspiración es militar; como se ve en la foto la luz se proyecta con la mano que sirve de apoyo para el arma. En este caso ya va incorporado al reloj.

Snyper linterna y led encendidos

La linterna sí que de verdad necesita espacio en la muñeca y el antebrazo, por lo que no es algo que recomendaría llevar todos los días a la oficina. Pero sin duda para salidas al campo puede resultar muy útil, y, aunque por las fotografías parezca lo contrario, no es molesta cuando está puesta, particularmente si el reloj se sitúa detrás de la cabeza del cúbito.

Snyper con linterna - parte trasera

Snyper Ironclad rojo con linterna

LOS PRECIOS

Como ya he dicho hay muchas versiones de los modelos y aquí sólo he reflejado algunas, por lo que los precios varían según los materiales y las decoraciones. Así que indico sólo los precios del modelo base:

Snyper One Black PVD (que es el que aparece al final de su sección): 8.140 €

Snyper Two Titanio: 5.930 €

Ironclad Acero Esfera Gris: 10.470 €

F117 Titanio Tourbillon: 87.970 €

Mechero con corta puros: 790 €

Lámpara LED y puntero láser: 1.390 €

Todos los modelos se pueden ver en la página de la marca, www.snyperwatches.com

En resumen Snyper viene a luchar en el terreno de los relojes tech, un segmento que ha sabido explotar muy bien Hublot. Pero Snyper se sitúa un escalón levemente por debajo en precio, lo que unido a su presencia puede convertirlo en una opción para quien quiere tener ese tipo de reloj potente pero busca algo distinto.

Vamos a ver qué tal le va su andadura comercial, que acaba de comenzar en España, donde su primer punto de venta es la Joyería J.E & C. Carrera, en Madrid. El único otro país de habla hispana en el que está presente es México.

¡Suerte!

Snyper One con diamantes

Snyper One con diamantes

Snyper One gris detalle

Snyper One gris – detalle de la esfera

Snyper One con PVD gris

Snyper One con PVD gris

Snyper Ironclad pvd negro y esfera verde

Snyper Ironclad pvd negro y esfera verde

Snyper Ironclad naranja perfil

Snyper Ironclad naranja perfil

Snyper Ironclad acero y esfera antracita frontal

Snyper Ironclad acero y esfera antracita

Snyper Ironclad acero y esfera antracita correa de cuero

Snyper Ironclad acero y esfera antracita correa de cuero

Hebilla

Hebilla

 



HM6 RT, el Space Pirate de MB & F se hace con el oro

MBF HM6 RT frontal

Yo creo que para Maximilian Büsser el peor insulto que le puedes decir es “aburrido”. Sus diseños están siempre en las antípodas de lo que podríamos llamar “relojes normales”, pero -y esto es lo importante- sea como sea la caja dentro hay puro amor por la relojería más tradicional. Es eso lo que convierte a MB & F en una casa tan interesante y digna de elogio.

Seguramente su reloj más tradicional es el Legacy 101 cuya versión Frost revisamos aquí, pero el que ahora nos ocupa es el conocido como Space Pirate. Este es un reloj que apareció el año pasado y que revisamos de manera extensa en vídeo en este artículo. Pues bien, el reloj acaba de ser premiado con el “Best of the Best” en la gala de los Red Dot Awards, que llevan desde 1954 premiando los mejores diseños.

Charris Yadigaroglou recogiendo el Premio Best of the Best en la Gala Red Dot

Charris Yadigaroglou recogiendo el Premio Best of the Best en la Gala Red Dot

En palabras del jurado “este reloj plantea su propio cosmos. Disuelve los límites de la relojería tradicional y la hace avanzar a través de un enfoque futurista y excitante. La característica forma del reloj fascina y su mecanismo hipnotiza. Con su aspecto de amistoso ser de otro mundo, este reloj parece contar su propia historia: la de un mundo de aventura para su propietario”. Está claro que les ha gustado el reloj.

MBF HM6 RT

El premio no podía haber llegado en mejor momento porque coincide con el lanzamiento de una edición especial del reloj llamada HM 6 RT en el que el oro rojo 5N se hace con la caja. Salvo el efecto estético el toque áureo no tendría mayor relevancia, salvo por un detalle: MB&F ha preferido utilizar una aleación que normalmente vemos en el oro blanco: el paladio. Este metal de la familia del platino se utiliza para estabilizar el cobre usado de manera que no se oxide y oscurezca el oro con el paso del tiempo.

MBF HM6 RT reverso

El resultado es francamente atractivo. Ya no tiene el aspecto de nave de espacial tradicional, claro, pero el tono del oro -a falta de verlo en vivo- es muy bonito. Por supuesto el motor que mueve la nave es el mismo y todas sus características están detalladas en la Ficha Técnica Completa.

Digamos por último que es una edición limitada a 18 unidades; en total  del Space Pirate sólo se harán 100 unidades, así que con estas 18 ya van 68. El precio unitario es de 220.000 francos suizos más impuestos, unos 211.300 euros + IVA al cambio.

MBF HM6 RT cúpula cerrada



Los Rendez-Vous Ivy de Jaeger-LeCoultre: alta relojería en femenino

Rendez-Vous Ivy

Es irónico que los relojes de pulsera empezaron siendo algo exclusivamente femenino y cuando los hombres lo adoptaron de manera masiva tras la Primera Guerra Mundial los fabricantes de relojes casi dieron la espalda a los relojes de mujer, limitándose en la mayoría de los casos a hacer más pequeños los relojes de hombre o a los llamados relojes joya.

Estos últimos, además y  a partir de la llegada del cuarzo, dejaron en su mayor parte de integrar movimientos mecánicos para abrazarse a la pila. Pero la relojería es también, como todas las expresiones industriales y artísticas, reflejo de la sociedad en la que vive; y aunque la relojería es muy tradicional (quizá está en su propia naturaleza, por lo exigente de aquello que construye), también va cambiando y devolviendo al lugar que merecen los relojes para mujer.

2008 Jaeger-LeCoultre creacizón del conjunto Le Lierre

Jaeger-LeCoultre es una de las casas que mejor lo ha entendido, y con su colección Rendez-Vous dio con la clave perfecta: relojes muy de mujer pero de alta exigencia mecánica. El éxito fue inmediato y duradero, haciéndole fuerte competencia al Reverso. En un apartado de la colección están los Ivy (hiedra) con tres modelos que vamos a repasar ahora.

La hiedra ha sido un elemento decorativo desde la Antigüedad, ya que se la consideraba el símbolo del corazón, de la sabiduría y la fidelidad. Ese símbolo de la permanencia del amor y la voluntad, representado por una planta que se agarra allí donde crece y nunca desfallece, ha llegado hasta nuestros días, pasando por la Edad Media, el Rococó, el Barroco y el Art Nouveau. La primera aparición en Jaeger-LeCoutre data de 1890, en un reloj de bolsillo  con fondo esmaltado rojo escarlata y hojas de diamantes.

1890 montrependentif

118 años después, en 2008, la manufactura se inspiró en ese reloj para crear Le Lierre, un parure (conjunto, dicho en términos de joyería) compuesto por diamantes, collar y brazalete, todo con decoración de hiedra, claro, y un reloj en el brazalete. El precio, 3.827.000 euros de 2008. Lejos de nosotros los mortales, por supuesto; pero qué belleza ¿verdad?

2008 Jaeger-LeCoultre Le Lierre conjunto

El año pasado JLC sorprendió con el renacimiento de la gama Ivy presentando el Rendez-Vous Minute Repeater, de una belleza incontestable. No sólo el diseño de de la esfera es precioso, con esas ramas de las que nacen los numerales y las hojas de diamantes; la caja de 39 mm de diámetro en oro blanco está delicadamente decorada, sin que los brillantes la hagan parecer ostentosa.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater frontal

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater lateral

 

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Minute Repeater perfil

Tuve la oportunidad de verlo en el SIAR y por tanto fotografiarlo en vivo. Una rara suerte porque es más que probable que este reloj no se vea en España salvo que alguien lo encargue expresamente. Tiene un precio de  264.000 euros (a fecha de hoy, porque los modelos de oro van a subir de precio pronto).

SIAR 2015 - Jaeger-Lecoultre Rendez-Vous Minute Repeater

Ahora Jaeger presenta el Rendez-Vous Ivy Tourbillon. Esta complicación ya existía en la gama Rendez-Vous, con el calibre también conocido 978 que es el que impulsa los relojes de la casa que no tienen más complicaciones.

jaeger-lecoultre_rendez-vous_ivy_tourbillon

Al igual que el repetidor de minutos, este Ivy tiene la esfera de esmalte, pero en color ciruela y con las hojas de hiedra sin diamantes y con un guilloché que imita las nervaduras de las hojas. Estos se han reservado para enmarcar la caja del tourbillon y para la decoración de la caja, que es igual que su hermano de colección. Con un poco de suerte lo veré en el Salon QP de noviembre. Lo que si tengo ya es el precio actualizado: 129.000 € Se nota que hay muchos menos diamantes.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Ivy Secret

Por último, el Rendez-Vous Ivy Secret uno de esos súper relojes-joya creados para epatar a determinados mercados y hacer feliz a la boutique que lo venda: 275.000 euros para 304 diamantes en tallas brillante, baguette y marquesa; y los del brazalete son diamantes grises. La esfera queda escondida tras una flor que al levantarse desvela una esfera de nácar, sobre la que se pinta a mano la hiedra.

Como decía al principio Jaeger no descuida el lado puramente relojero y este reloj alberga en su interior el pequeñísimo calibre 846/1 que tan sólo ocupa 15,3 mm de diámetro y2,90 de altura. Que también pudimos ver en otra maravilla de Jaeger, el Montre Extraordinaire La Rose. Una vez más, admirable Jaeger-LeCoultre.

SIAR 2015 - Jaeger-LeCoultre Montre Extraordinaire La Rose



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco frontal

Este Master Ultra Thin Tourbillon es otra de las novedades de este año dentro de la colección de Jaeger-LeCoultre, en la versión más refinada de los Master, los Ultra Thin.

Ya habíamos visto en primer lugar el Master Ultra Thin Moon con esfera negra, uno de los relojes más arrebatadores de este año. También vimos el Master Ultra Thin Date Acero, la versión más sencilla del tipo de reloj que más se vende en el mundo, con tres manecillas y fecha. Pues bien, con los mismos presupuestos estéticos se ha creado este Master Ultra Thin Tourbillon. La caja también es de 40 mm de diámetro pero el material no es acero sino oro blanco, porque es evidente que no vas a mezclar una delicatessen como el tourbillon con el simple acero. Por supuesto todo pulido a espejo como mandan los cánones, pero con ese brillo dulce que tiene el oro y no el acero. La forma de las asas, con esa leve caída en los bordes hacen que luego cuando te lo pones el reloj parezca que lo ha diseñado un experto en anatomía, no un relojero.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco asas

 

En la foto de arriba se puede apreciar como en realidad el reloj no es exactamente Ultra Thin, porque tiene una altura de 11,3 mm (tal como aparece reflejado en su Ficha Técnica). Ello viene dado porque hay que acoger una caja de tourbillon y porque además el calibre 982 es automático y por tanto el rotor añade milímetros a la estructura.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco calibre

 

La verdad es que la masa oscilante, en oro, es una preciosidad, con ese aire Art Déco tan elegante. Al estar dividida en dos secciones, la superior decorada con Clous de Paris y las columnas de la segunda con letras crecientes, la sensación de profundidad es notable. Y si hacemos girar el rotor descubrimos unos puentes sobrios y bien decorados, y el del volante particularmente atractivo.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco calibre 1

Pero claro, donde van indefectiblemente todas las miradas es a la esfera, en la que contrasta vivamente la apertura del torbellino con la sobriedad clásica de la colección. En este caso JLC ha elegido una esfera graneada que cumple dos funciones: dejar el protagonismo al tourbillon y hacer que el resto del dial no resulte soso. Además como el graneado no tiene patrón no hay ruptura estética por culpa del hueco del tourbillon; si la decoración hubiera sido tipo rayos de sol el efecto de discontinuidad hubiera sido demasiado notable.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco esfera graneada

El tourbillon es de un minuto y, como es habitual, se aprovecha para ubicar una manecilla que marque los segundos. Lo hace sobre un bisel en bajorrelieve, sobrio y efectivo. La aguja del pequeño segundero es de acero azulado y se asienta sobre unos ejes de la caja -de titanio grado 5- francamente bonitos, muy elegantes y cuya estructura se repite en los que sujeta al volante, como hemos visto en la foto de arriba.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco - tourbillon

Como también es normativo en la colección las manecillas tipo delfín están facetadas para lograr una lectura perfecta en cualquier posición del reloj. Lo mismo ocurre con los índices en punta de flecha, cuyos facetados juegan con la luz.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco detalle tourbillon

Como es fácil imaginar el reloj parece que te ha crecido en el brazo de lo bien que queda. Tiene el tamaño perfecto para un reloj de vestir actual y permite disfrutar del tourbillon porque la caja es generosa pero sin caer en absoluto en la ostentación.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco en la muñeca

 

Cuando estaba seleccionando las fotos para el artículo me he encontrado con la que le había hecho al cierre desplegable; no recordaba haberla hecho, pero que ahora entiendo por qué: es de los cierres más bonitos que he visto últimamente. Elegante, precioso.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco cierre de correa

 

El reloj ya está disponible en la boutique de El Corte Inglés de Castellana, con un precio de 69.000 €. Por cierto que hay también una versión en oro rosa con un precio de 65.500 €

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco en la muñeca 2

 

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco perfil

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon oro blanco en la muñeca 1



En la muñeca: dos Portugieser Tourbillon recién llegados

 

IWC Portugues Tourbillon

Recién llegados pero no recientes, porque los tiempos en ventas son distintos de los del marketing. Muchas veces hablamos de relojes que se lanzan y luego pasan meses hasta que llegan a las tiendas. Este es el caso que nos ocupa en ahora: el IWC referencia IW546301 es un Portugués Tourbillon de cuerda manual que pertenece a la colección de 2014.

 

Ya vimos en su momento el Portuguese Tourbillon Metropolitan Boutique Edition (cuando la colección se llamaba Portuguese y no Portugieser), en el que expliqué todo -o buena parte, espero- de lo que hay que saber del calibre 98900 o calibre Jones por lo que no me voy a detener más en ello. Como la relojería es en su construcción altamente técnica pero lo que nos atrae a ella es puro sentimiento, vamos a ver que es lo que me gusta -mucho- de este reloj.

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra

La esfera. El color pizarra es elegante como pocos si está bien conseguido, como es el caso. No es demasiado oscuro de manera que la decoración rayos de sol saca todos los matices, muy sutiles, del gris. Los índices aplicados y las tradicionales manecillas del Portugués con su pulido a espejo crean un feliz contraste  con la esfera, a juego con la caja de oro blanco.

El pequeño segundero tiene una decoración circular, lo que le otorga un realce que por supuesto no desentona y añade profundidad a la esfera, con el 60 en rojo que vemos tan a menudo en la colección.

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra pequeño segundero

Y por supuesto está el tourbillon, decorado en oro para resaltar el funcionamiento de esta delicadeza relojera. Todo el conjunto, enmarcado por la minutería de ferrocarril en blanco,  tiene un prestancia atemporal. Cuando veamos este reloj dentro de digamos 5 años nos seguirá pareciendo precioso.

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra tourbillon

Un detalle más: la correa de Santoni, que me parece de lo mejor que se puede encontrar en el mercado por su consistencia, su tacto y su elegancia.

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra en la muñeca perfil

No descubro nada si digo que en la muñeca el reloj queda de cine. Tiene 43 mm de diámetro, no es extraplano ni nada -12 mm de altura-, pero quién no le gustaría llevarlo en la muñeca para si tuviera que -por ejemplo- saludar a un rey (y quedar como un ídem).

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra en la muñeca 2

 

 

 

El otro reloj que me he encontrado es este también Portuguese Tourbillon Manual Homenaje a F. A. Jones, anunciado por primera vez en 2010 si no estoy equivocado. Fue una edición limitada a 500 unidades, así que ver uno -y poder comprarlo- a estas alturas es bastante inusual.

IWC Portugues Tourbillon Manual Jones

Aquí la esfera negra crea un notable contraste con la caja de oro rojo. Ése es el metal que se usa también para las manecillas con forma de hoja, los numerales y los índices sobre cada una de las horas. Otra fuente de contraste viene de la subesfera del pequeño segundero en gris -de nuevo con el 60 en rojo-, sobrevolada por una manecilla también en oro.

IWC Portugues Tourbillon Manual Jones pequeño segundero

A las tres el propio Florentine Aoristo Jones, fundador de la manufactura, ha estampado su firma. Afortunadamente no era una firma muy historiada, así que queda bien y añade otro punto de atención a una parte de la esfera que está vacía, pero sin sobrecargar el conjunto.

No hace falta decir que lleva el mismo calibre Jones, claro, pero sí me gustaría mencionar la corona, con un tamaño generoso que viene muy bien para recargar un barrilete que después va a animar el reloj durante 54 horas. Y además está grabada con el lema Probus Scafusia. Y como es también habitual la carrura está cepillada para ayudar a sobrellevar el trajín diario sin dejar marcas demasiado visibles.

IWC Portugues Tourbillon Manual Jones corona

No es este un reloj que pase desapercibido, y no me refiero a su tamaño (43,1 mm). El color del oro con el negro brillante de la esfera le hace resaltar notablemente, y especialmente cuando queda al descubierto completamente y podemos ver el tourbillon. Es un reloj potente dentro de la delicadeza relojera que propone. Al fin y al cabo hasta hace bien poquito el lema de IWC era “engineered for men”.

IWC Portugues Tourbillon Manual Jones en la muñeca 1

Ambos relojes están disponibles en la boutique de la marca en El Corte Inglés de Castellana en Madrid, y sus precios son: 49.200 € para la edición limitada en oro rojo y esfera negra y 62.300 para la versión en oro blanco.

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra en la muñeca frontal

 

IWC Portugues Tourbillon Manual Jones en la muñeca perfil

IWC Portugues Tourbillon Manual pizarra en la muñeca

 



Nuevo Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal frontal

Justo a tiempo para la nueva edición de Roland Garros, el torneo de tierra donde se forjó la leyenda de Rafael Nadal, su patrocinador, amigo y relojero de cabecera Monsieur Richard Mille presenta el nuevo RM 27-02 que va a ir amarrado a su pulso, un gesto que se lleva repitiendo desde que vio la luz el RM 027 en 2010.

 

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal detalle

Ya sabemos que Richard Mille es un apasionado de los materiales; es una especie de alquimista moderno empeñado en hallar la piedra filosofal que convierta los materiales de sus relojes en inalterables ante el paso del tiempo, el uso… o la aceleración del revés o el drive de Nadal. El carbono NTPT®  (North Thin Ply Technology) hizo su aparición en en el RM 011 de 2013 y lleva el simbolo ® porque pertenece a North Sails -el mayor fabricante de velas del mundo-  que licencia dicha tecnología. Uno de sus usos principales es en la fabricación del chasis de los vehículos de Fórmula 1.

Ese es el material, con una notable resistencia a las microrroturas, el que se ha utilizado para construir una platina esqueletada a la que se le ha llamado monobloque porque está fusionada con la carrura de manera que no es necesario elementos que los unan. Así se consigue mayor rigidez y resistencia a los impactos. Sobre la platina se sostienen los puentes de titanio grado 5.

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal carrura

Jugueteando con tecnología en Richard Mille ha desarrollado otro material nuevo llamado Cuarzo TPT® que se compone de cientos de capas de filamentos de cuarzo, uno encima del otro. Una vez más el objetivo era conseguir un elemento de características únicas: excepcional resistencia a las altas temperaturas, máxima resistencia y, en particular, transparencia a las ondas electromagnéticas.

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal caja de zafiro

Las fibras de TPT®, de diámetro inferior a 45 micrones, se inserta entre las capas del carbono NTPT® mediante un sistema de posicionamiento automático que cambia la orientación de las fibras en 45º entre cada capa. Se calienta hasta 120º C en un autoclave parecido al que se utiliza en la fabricación de componentes aeronáuticos y a continuación se mecaniza en ProArt (la fábrica creada por Richard Mille para la fabricación de sus cajas, platinas y puentes). Durante la fabricación de la caja de manera aleatoria se revelan las capas de los dos materiales, dando así una apariencia única a cada reloj.

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal

Para añadir ese toque de exclusividad, ese “porque yo lo valgo” de Richard Mille, el calibre integra un tourbillon, exquisitez relojera que imagino se preguntará “¿qué hago yo aquí?” cada vez que intente contrarrestar los efectos de la gravedad y vea que en realidad a lo que su dueño a lo que se dedica es a repartir mandobles con una aceleración brutal.

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal - detalle del tourbillon

Hablando de la pura estética, la verdad es que este es la Edición Rafael Nadal que más me gusta. Ese tono blanco-grisáceo del bisel es muy bonito y le quita seriedad a la caja. La correa naranja es otro acierto (este verano vamos a ver mucho naranja en relojes) porque combina muy bien.

Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal preparándose para volar

El reloj va a ser una edición limitada a 50 unidades e imagino que su precio está en los 700.000 € de nada.

El drive de Rafael Nadal con su Richard Mille RM 27-02 Tourbillon Rafael Nadal

Dejo aquí la compilación de  tres vídeos sobre el reloj que se pueden encontrar en la web de Richard Mille. Además, todos los detalles del reloj -que son muchos- están en la FICHA TÉCNICA COMPLETA. Ojalá Rafa tenga un buen Roland Garros. A ser posible, que se lleve su Décima copa. ¡Vamos Rafa!



Vintage 1945 Tourbillon with Three Gold Bridges

Girard-Perregaux Vintage 1945 Three Gold Bridges Edición 70 aniversarioCaja: 

  • Oro blanco
  • Diámetro 36,10 x 35,25 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Bisel biselado y pulido
  • Corona de oro blanco con logotipo GP
  • Fondo satinado y grabado con el logo aniversario Vintage 1945, asegurado con 4 tornillos
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Formada por el propio calibre
  • tres puentes de oro rosa “redondeados”, en forma de flecha, biselados y pulidos a mano
  • Agujas dauphine en oro
  • Tourbillon de un minuto a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre automático Girard-Perregaux GP09600-0028
  • Diámetro: 30,30 x 28,60 mm (121/2 ‘’’ x 131/4’’’)
  • 31 rubíes
  • 21.600 vibraciones/hora (3 hercios)
  • Número de componentes: 249
  • Volante de inercia variable
  • Espiral curva con terminal Philips
  • Rotor bidireccional
  • Tourbillon: 80 componentes con un peso total de 0,3 gramos, una rotación por minuto, biselado y pulido a mano en la parte superior e inferior de la jaula, biselado y pulido a mano del escape y las palas del puente
  • Reserva de marcha de 48 horas

Pulsera:

  • Correa en piel de aligátor negro con pespunteado blanco
  • Cierre desplegable en oro blanco

Edición limitada a 18 unidades.

Existe una versión con bisel de diamantes engastados:

  • Caja y bisel: 112 diamantes talla baguette ~5 cts
  • Cierre: 8 diamantes talla baguette ~0.72 ct
  • Engaste total: 120 diamantes talla baguette ~5.72 cts

Edición limitada a 8 unidades. Precio de 318.850 €

Girard-Perregaux Vintage 1945 Three Gold Bridges Edición 70 aniversario diamantes



Los cronógrafos de A. Lange & Söhne

A Lange Sohne Datograph Perpetual en oro blanco y Datograph Up Down en oro rosa - 2015

En enero de 2015 A. Lange & Söhne presentó el Datograph Up/Down en oro rosa y el Datograph Perpetual en oro blanco como las últimas versiones de sus cronógrafos de alta gama. Desde el notorio y aclamado lanzamiento del DATOGRAPH hace ya 16 años, la marca sajona ha desarrollado nada menos que ocho modelos originales con función de cronógrafo.

Los cronógrafos han sido toda una tradición para Lange. Nacido hace 200 años, Ferdinand Adolph Lange elaboró su primer cronógrafo en 1868. Contaba con un monopulsador que permitía a la manecilla del cronógrafo partir, detenerse y regresar a cero. Por lo que el objetivo siguiente era bastante ambicioso. El nuevo calibre debía aspirar a ser un concepto innovador de una marca tradicional y que estableciera nuevos parámetros en relojería de precisión contemporánea.
Debido a su característica única que combina una sofisticada tecnología con un eficiente diseño, el DATOGRAPH se convirtió en el símbolo de la búsqueda de la innovación de la manufactura. Actualmente, su movimiento es considerado por los expertos como uno de los más hermosos calibres de cronógrafo. Después de su exitoso debut en 1999, Lange estableció una serie de referentes en diseño de cronógrafos como se describe brevemente a continuación.

DATOGRAPH: Un Nuevo criterio en cronógrafos (1999)

A Lange Sohne Datograph 1999

Con una configuración de una columna de engranes clásica, un minutero saltante exacto, función de flyback y su icónico gran fechador de Lange, el lanzamiento del DATOGRAPH en 1999, superó todas las expectativas. La columna de engranes aseguraba que todas las funciones del cronógrafo se controlaran con exactitud. El minutero saltante siempre registraba el tiempo en forma precisa y la característica de flyback permite una medición constante instantánea de la duración de cada evento.

DOUBLE SPLIT: Capacidades aumentadas (2004)

A. Lange & Söhne - Double Split 2004

Por vez primera en la medición del tiempo en forma mecánica, el DOUBLE SPLIT unía medición de eventos que duraban más de 30 minutos. Con una manecilla para el ratrapante por separado arriba de la manecilla del minutero, A. Lange & Söhne agregó una dimensión fascinante al principio del cronómetro. Además, el calibre de manufactura L001.1 es el primer movimiento de Lange en ser dotado con un espiral del volante de desarrollo propio.

1815 CHRONOGRAPH: Homenaje a F. A. Lange (2004)

A Lange & Sohne 1815 CHRONOGRAPH Homenaje a F. A. Lange -  2004

Su diseño refleja el estilo de los relojes de bolsillo históricos creados por Ferdinand Adolph Lange, cuyo año de nacimiento es parte del nombre de este reloj. Con ello, se rinde homenaje al fundador de toda una herencia en cronógrafos de A. Lange & Söhne. El calibre del DATOGRAPH sin la carátula para el gran fechador, late dentro del 1815 CHRONOGRAPH. Desde 2012, el movimiento ha sido dotado con una amplia reserva de marcha de 60 horas y un espiral del volante propio.

TOURBOGRAPH “Pour le Mérite”: En el reino de las complicaciones (2005)

A Lange Sohne Tourbograph“Pour le Mérite” 2005

La mayor complicación de Lange, el calibre L903.0 es el primero en combinar un cronógrafo con fracciones de segundo y un tourbillon de un minuto así como una transmisión por cadena y caracol. Por ello, dos de los probablemente más complicados mecanismos para mejorar sus rangos de estabilidad y exactitud se integran en un solo reloj. Es el segundo reloj de Lange designado “Pour le Mérite”, un sello reservado por Lange para complicaciones extraordinarias como la transmisión por cadena y caracol.

DATOGRAPH PERPETUAL: Plaza maestra para el ahora y para la posteridad (2006)

A. Lange & Söhne Datograph Perpetuo perfil

El interior del DATOGRAPH PERPETUAL es altamente complejo. Desde 2006, su nombre se ha mantenido en este formidable dueto que combina un cronógrafo flyback y un calendario perpetuo. Además del día de la semana, mes, ciclo de año bisiesto y fases lunares, el reloj también indica la transición del día y la noche. El modelo está disponible en platino con carátula con rodio y desde 2015 en oro blanco con carátula gris.

DATOGRAPH UP/DOWN: Más allá de la excelencia (2012)

A. Lange & Söhne - Datograph Up-Down

Con una reserva de marcha extendida a 60 horas, un indicador de la reserva de marcha y un oscilador de manufactura propia, A. Lange & Söhne comprueba que siempre un reloj extraordinario puede ser mejorado. El DATOGRAPH UP/DOWN viene en una caja de platino de 41mm y desde 2015 también en una caja de oro rosa. La carátula en plata ennegrecida le da al fondo el contraste ideal para los contadores plateados y el gran fechador.

1815 RATTRAPANTE PERPETUAL CALENDAR: El legado de una gran tradición (2013)

A.Lange & Sohne 1815 Rattrapante Perpetual Calendar 2013

Con un cronógrafo para fracciones de segundo, un calendario perpetuo, carátula para fase lunar y un indicador de reserva de marcha, este reloj reúne más complicaciones relojeras de lo que su tan organizada carátula sugiere a primera vista. Estilizado, como todos los modelos de la familia de relojes 1815, evoca toda la gran tradición de A. Lange & Söhne en relojes de bolsillo.

GRAND COMPLICATION: El inicio de una nueva era (2013)

A. Lange & Söhne - Grand Complication 2

Con siete complicaciones, el GRAND COMPLICATION es el reloj más complicado nunca antes creado en Alemania. Se caracteriza por un cronógrafo para fracciones de segundo con minutero y segundos volantes, mecanismo de grande y pequeña sonerías, repetidor de minutos y un calendario perpetuo con carátula para fases lunares. Simbólicamente, representa la necesidad de la marca por reinventarse constantemente, yendo más allá de sus propios límites de todo lo que sea técnicamente factible.



Radiomir 1940 Tourbillon GMT Oro Rosso – 48 mm

Radiomir 1940 Tourbillon GMT Oro Rosso - 48 mmCaja:

  • Oro rojo pulido 5nPt de 18k
  • Diámetro 48 mm
  • Corona atornillada personalizada con el logotipo de Officine Panerai
  • Cristal: zafiro a base de corindón de 1,5 mm de grosor con revestimiento antirreflejante
  • Bisel de oro rojo
  • Fondo: cristal de zafiro transparente con indicador de reserva de marcha
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Color marrón, con números arábigos e índices horarios luminiscentes con decoración rayos de sol satinado
  • Pequeño segundero e indicador del tourbillon a las 9
  • Indicación de 24 horas a las 3

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. GMT. Indicación 24 horas

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura Panerai P.2005 mecánico de cuerda manual
  • 16½ líneas. Grosor de 9,1 mm
  • 31 rubíes
  • 239 componentes
  • Volante Glucydur®
  • 28.8000 alternancias/hora
  • Dispositivo antichoque KIF Parechoc®.
  • 3 barriletes
  • Reserva de marcha de 6 días

Correa:

  • Correa de aligátor personalizada con el logotipo de PANERAI y cierre desplegable de oro rojo pulido de 18 quilates

Edición limitada a 30 unidades

Referencia: PAM00558

Radiomir 1940 Tourbillon GMT Oro Rosso - 48 mm reverso



Master Ultra Thin Toubillon

Master Ultra Thin TourbillonCaja:

  • Oro blanco
  • 40 mm de diámetro
  • 11,3 mm de altura
  • Íntegramente pulida
  • Hermeticidad: 50 metros

Esfera:

  • Plateada graneada
  • Agujas: Dauphine
  • Tourbillon de un minuto con pequeño segundero a las 6h

Funciones:

  • Horas, minutos, pequeño segundero, tourbillon

Movimiento:

  • Movimiento mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 982
  • 28.800 alt/h
  • 45 horas de reserva de marcha
  • 262 piezas
  • 33 rubíes
  • 6,40 mm de altura

Pulsera:

  • Aligátor
  • Hebilla desplegable de 3 hojas


Presentamos el Classique Tourbillon Quantième Perpétuel de Breguet: vídeo en vivo y precios

Breguet Classique Tourbillon QP

Vamos a hacer un repaso rápido de la nueva interpretación del calendario perpetuo según Breguet (que por supuesto es una disciplina relojera que domina a la perfección) en este modelo que sale ahora pero que se presentó en la feria de Basilea de 2014 y cuyo larguísimo nombre es Classique Tourbillon Quantième Perpétuel.

Breguet Classique Tourbillon QP detalle de la esfera

Para poder presentar toda la información sin perder la esencia Breguet la manufactura ha elegido una construcción tridimensional, con fondo, para distribuir mejor los datos. Así, las horas y minutos se muestran sobre un disco de zafiro a las doce. Gracias al guilloché llamado “clavos de parís” las manecillas clásicas de Breguet se ven muy bien. Por encima de las horas, en semicírculo retrógrado, aparece el día del mes.

Breguet Classique Tourbillon QP detalle del tourbillon

Bajo la subesfera de las horas pasa el pequeño segundero, que nace del tourbillon de un minuto, que se sitúa a las 12. Es un segundero de tres manecillas, lo que da equilibrio estético pero hace que la lectura no sea inmediata porque la punta de la -digamos- manecilla real es muy pequeña.

A las nueve se muestran los días -con salto inmediato- y a las 3 los meses, con un sol que sirve de indicador de los años bisiestos. Todo ello con la decoración barroca tan clásica de Breguet.

La trasera es sin embargo más sencilla y muy bonita, con un grabado en forma de parra muy bien realizado tal como nos tiene acostumbrados Breguet. El precio del modelo en platino no se ha desvelado, pero el de la versión en oro rosa es de 151.300 euros, y esta es su Ficha Técnica Completa.

 

Breguet Classique Tourbillon QP esqueletado

Más llamativa aún es la versión esqueletada en la que Breguet ha volcado todo su saber relojero, tanto en la arquitectura como en la decoración del calibre, que es espectacular. No es el reloj que vaya a ganar el concurso de legibilidad, pero a cambio la presencia es imponente.

El precio de la versión en oro rosa está en el entorno de los 202.000 euros  (o por lo menos ese era el precio que se anunció el año pasado) y de 233.900 la versión en platino. Todos los detalles técnicos están aquí.



Classique Tourbillon Quantième Perpétuel Esqueleto

BREGUET Classique Tourbillon Quantième Perpétuel esqueletado oro rosaCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates o platino 950
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Esqueletada de oro de 18 quilates o platino
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Calendario retrógrado a las 12 horas
  • Meses y años bisiestos a las 3 horas
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Calendario perpetuo

Movimiento:

  • Calibre manual 558QP2
  • 14 ½ líneas
  • 21 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado
  • Volante con tornillos de carga
  • Espiral BREGUET
  • Frecuencia 2,5 Hz
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas

Breguet Classique Tourbillon Quantieme Perpetuelle Esqueletado Platino



U10 Tourbillon Lumière: se presenta la nueva Angelus

Angelus U10 Tourbillon Lumière frontal

El pasado viernes dábamos a conocer el renacimiento de la manufactura Angelus. Si bien Angelus, como decíamos en el artículo, tiene las estanterías llenas de relojes de éxito, eso no implica que en su nueva vida vaya a replicar modelos anteriores. Y el U10 Tourbillon Lumière es buena prueba de ello: una forma peculiar, un diseño distinto y un calibre singular.

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil 1

Lo primero que llama la atención es la forma de la caja, y sus medidas: nada menos que ¡62,75 mm de ancho! A eso se le llama retar a la muñeca. Sin embargo la altura es de tan solo 38 mm y el grosor de 15 mm, por lo que, a falta de verlo en Baselworld, puede que el asiento sobre el pulso no sea tan problemático.

¿Y por qué tiene un diseño así? En palabras del Director de Desarrollo, Sébastien Chaumolet, “Siempre pensamos primero en el diseño final del reloj que queremos crear. Para el U10 Tourbillon Lumière queríamos un tourbillon grande que se mostrara en su propia caja de zafiro. Para poder llevarmo a cabo tuvimos que searrollar un calibre desde cero, con el tourbillon configurado al margen del resto del movimiento. Después la caja y el movimiento pasaron por diferentes fases de desarrollo para pudieran funcionar juntas perfectamente -técnica y visualmente-, antes de llegar al resultado final, enfáticamente escultural”.

Brionvega-TV-por-Richard-Sapper-y-Marco-Zanuso

Desde luego el resultado es cautivador, porque propone numerosas pistas estéticas de diferente tenor pero que efectivamente están bien ensambladas. Por un lado, la caja: homenaje a los relojes de viaje de Angelus sin duda, pero también, y de manera específica, a las televisiones diseñadas por Richard Sapper y Marco Zanuso para Brionvega en los años 60 (el Doney 14 la caja que marca las horas y el Algol para la caja del tourbillon). Y es que en efecto hay también un claro aire sesentero en la esfera de zafiro sobre la que se ha pintado las líneas de horas y minutos. Basta con buscar en Google “60’s wall clocks” para ver ese diseño tan inspirado en la carrera espacial de los años 60.

Hay también una referencia expresa al SK55 y otros diseños de Dieter Rams (recordemos que Jonathan Ive, creador del Apple Watch, copia descaradamente se inspira en los objetos creados por Dieter cuando diseña los aparatos de Apple). Y también hay una referencia expresa al cenicero Spirale de Achille Castiglioni. Cabe señalar que Castiglioni fue director de tesis de Patricia Urquiola, diseñadora de las boutiques de Panerai.

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil

 

Otro detalle muy 60/70 es el segundero, cuyo contrapeso circular enmarca el logotipo de Angelus cuando pasa por las 12 horas. Y se nota especialmente porque otra de las complicaciones que ofrece el reloj es nada menos que segundos muertos; es decir, el reloj avanza una vez por segundo (como hacen los relojes de cuarzo). Esta complicación nació por la necesidad de medir tiempos cortos con exactitud, algo que el barrido continuo de la manecilla no te permitía. Pues bien, como ya expliqué en el artículo arriba citado Angelus pertenece a Manufacture La Joux-Perret que a su vez pertenece a  Citizen, dueña de Arnold & Son. Y ocurre que A&S son expertos en relojes con segundos muertos, cuyos calibres crea, como no, La Joux-Perret. Así que es una incorporación más que sensata, por los segundos muertos es una de las mayores complicaciones de la relojería.

Angelus U10 Tourbillon Lumière - reverso

Pues bien, integrar los segundos muertos es una referencia más al pasado de la marca. Concretamente a aquello que la mató: el cuarzo. Un homenaje un tanto morboso, la verdad. Sea como fuere, el calibre está muy bien construido, con una racionalidad arquitectónica notable. Y, al aislar el generoso torbellino volante (16,25 mm) en una caja de zafiro independiente, la combinación funky de las horas a la izquierda con la tradición relojera a la derecha no choca, sino que se complementa. Y muy bien. Por cierto que en total son 7 cristales de zafiro los que integra el reloj (incluido el de la esfera).

Angelus U10 Tourbillon Lumière reserva de marcha

 

Uno de ellos, el que cubre el tourbillon por arriba, está templado y curvado para seguir la forma sinuosa de la caja, lo que añade una dificultad más.  Otro permite ver el indicador de reserva de marcha, configurado como las antiguas -y mecánicas- agujas de reserva de combustible de los coches. Hay muchos más detalles del reloj en su Ficha Técnica Completa.

Digamos por último que es una edición limitada a 25 unidades, que la recién nacida maison estarán presentes en Baselworld y que intentaré estar con ellos para poder filmar el reloj de cerca.

Angelus U10 Tourbillon Lumière vista del tourbillon



U10 Tourbillon Lumière

Angelus U10 Tourbillon LumièreCaja:

  • Acero con aleación especial BO-988, arenado y tratado con PVD negro en el interior
  • Diámetro 62,75 x 38 mm. Altura 15 mm
  • 7 cristales de zafiro, tratados con recubrimiento antirreflejos
  • Fondo: de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Zafiro cóncavo en gris translúcido y anillo exterior negro
  • Dobles puntos de SuperLuminova a las 12
  • Punto sencillo de SuperLuminova a las 3, 6 y 9
  • Manecillas de horas, minutos y reserva de marcha: cepilladas, rodiadas y con SuperLuminova
  • Manecilla de segundos muertos lacada en blanco

Funciones:

  • Horas y minutos. Tourbillon volante de un minuto. Segundos muertos. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre A 100
  • 52,10 x 30,40 mm. Altura 7,5 mm
  • 38 rubíes
  • 18.000 alternancias/hora (2,5 HZ)
  • Doble barrilete
  • Reserva de marcha de 90 horas
  • Tourbillon con caja de 16,25 mm
  • Volante de áncora suizo
  • Volante atornillado con espiral Breguet
  • Movimiento en plata niquelada y tratada con rodio
  • Platina principal satinada con motivo grabado con láser, puentes satinados con bordes biselados y pulidos, lado de la esfera de la platina con acabado rayos de sol, ruedas con satinado circular, tornillos con cabezas biseladas y pulidas a espejo. Dos ruedas de rochete grabadas con láser y esmaltadas

Pulsera:

  • Correa de aligátor negro cosida a mano
  • Hebilla doble desplegable ajustable de acero

Edición limitada a 25 unidades

Angelus U10 Tourbillon Lumière reverso

Angelus U10 Tourbillon Lumière vista del tourbillon

Angelus U10 Tourbillon Lumière reserva de marcha

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil 1

Angelus U10 Tourbillon Lumière frontal



Royal Oak Offshore Selfwinding Tourbillon Chronograph

Audemars Piguet Royal Oak Offshore Selfwinding Tourbillon ChronographCaja:

  • Carbono
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento antirreflejos
  • Fondo de cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos
  • bisel, corona atornillada y pulsadores de cerámica negra
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Esfera negra “Méga Tapisserie”
  • Contadores negros
  • Índices aplicados de oro blanco
  • Agujas Royal Oak de oro blanco con revestimiento luminiscente
  • Bisel interior con indicación de segundos
  • Pequeño segundero a las 9
  • Contador de 30 minutos a las 3
  • Tourbillon a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero
  • Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre de Manufactura 22897 de carga automática
  • Diámetro total 35 mm; altura: 8,32 mm
  • 335 piezas
  • Frecuencia del volante 3,00 (=21’600 alternancias/hora) Hz
  • Masa oscilante periférica de platino satino y cepillado
  • Número de rubíes:34
  • Reserva de marcha: 65 h
  • Número de componentes: 328
  • Movimiento con cronógrafo integrado con rueda de pilares
  • Sistema antichoques que garantiza la precisión del cronometraje
  • Graduador de cuerda de engranaje coincidente
  • Doble barrilete en paralelo
  • Puentes de aluminio anodizado
  • Acabados a mano de los puentes y platina
  • Acabados a mano de las piezas troqueladas (ángulos pulidos, matizados en cara superior y cepillados en cara inferior)

Pulsera:

  • Correa de caucho negro con hebilla de hebijón de titanio

Referencia 26550AU.OO.A002CA.01

Audemars Piguet Royal Oak Offshore Selfwinding Tourbillon Chronograph - reverso

Audemars Piguet Royal Oak Offshore Selfwinding Tourbillon Chronograph - perfil



En la muñeca: Deep Space Tourbillon de Vianney Halter

Vianney Halter y su Deep Space Tourbillon

Vianney Halter y su Deep Space Tourbillon

Vamos a revisar el Deep Space Tourbillon que es, en efecto, un reloj inspirado en la nave espacial de la serie Star Trek del mismo nombre.

Según me confesó su autor, el por otro lado reputado relojero independiente Vianney Halter, su Deep Space Tourbillon de un atracón que se dio con la serie, de la que se vio dos temporadas en dos meses (¡354 capítulos en 60 días!), y que le hizo soñar con un reloj que tuviera esa forma. Pero además quiere expresar con ella la existencia del hombre como ser tridimensional y su relación con el espacio…

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter -Vista del calibre

El resultado de esta experiencia onírica y filosófica es un tourbillon que se mueve sobre tres ejes: uno es su propio movimiento, que es un torbellino de 40 segundos. El tourbillon gira sobre sí mismo una vez cada 6 minutos, que sería el segundo eje, y también hace un giro completo alrededor de la esfera cada 30 minutos (tercer eje).

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter - calibre

Todo ello lo hace sobre un fondo ciego para, según su creador, representar mejor la idea del hombre moviéndose en el vacío, y porque todas las naves tienen una puerta hermética que la aísla del espacio. Y es verdad que le da una sensación de profundidad al conjunto sin distraerte viéndote tu propio vello, lo cual en mi caso se agradece.

El tiempo se lee mediante dos manecillas independientes que se alzan sobre la esfera de plata y se curvan siguiendo el domo de zafiro. En esta versión, que es el primer reloj que se construyó, tan sólo hay material luminiscente en los 4 índices principales y en la manecilla de las horas, pero Vianney me dijo que ahora también la incluye en la de los minutos, justo en la parte que sobrevuela la minutería de ferrocarril.

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter - manecillas

Desde luego la lectura no es la más intuitiva del mundo, eso está claro. Es más, cuesta acostumbrarse, pero dar la hora no es el primer propósito de este reloj.

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter - Lateral

El Deep Space Tourbillon tiene 46 mm de diámetro y sin embargo, al alzarse hacia arriba en curva y hacia dentro la esfera, no parece tan grande en absoluto. Es más, cuesta creer que sean 46 mm. Está construido en titanio y es una auténtica pluma, no se nota su peso lo más mínimo.

Perfil del Deep Space Tourbillon - Vianney Halter

Por supuesto con ese cristal en cúpula te puedes olvidar de llevarlo por debajo del puño de la camisa, pero tampoco creo que uno quiera llevar escondido un reloj como éste.

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter

La corona, con las protuberancias marca de la casa, mueven las manecillas con una tanta suavidad que uno pensaría que el mecanismo está roto.

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter En la muñeca

Es desde luego uno de los relojes más llamativos que se han hecho en los últimos años. Ver el paso del tiempo en este calibre es una gozada.

Deep Space Tourbillon - Vianney Halter En la muñeca

 

El precio del Deep Space Tourbillon es de sólo 200.000 francos suizos (más el IVA, como les gusta recordar a los helvéticos).



SIHH 2015: Cartier. Fotos en vivo y precios

La gran triunfadora del Salón de la Alta Relojería de Ginebra. Cartier volvió a demostrar su músculo relojero y presentó nuevos modelos de Rotonde y, especialmente, una nueva línea de relojes: Clé de Cartier.  Fue una verdadera sorpresa verlo aparecer en escena, y merece la pena conocerlo bien porque va a ser una presencia permanente en el futuro.

Clé de Cartier

Clé de Cartier en oro rosa con correa de cocodrilo

Clé de Cartier en oro rosa con correa de cocodrilo

Cartier, por supuesto, ya tiene relojes de la categoría “de vestir”; muchos. Casi la mayoría diría yo, ya que los numerales romanos, las manecillas de espada en acero azulado, el zafiro en cabujón… todo hace de los Cartier relojes de traje. ¿Qué aporta entonces el nuevo Clé?

Cle de Cartier en oro blanco y correa de cocodrilo

Clé de Cartier en oro blanco y correa de cocodrilo

En mi opinión la manufactura ha conseguido hacer un reloj menos “de la casa” para llegar a más gente pero a la vez sin perder su identidad Cartier. Y conseguir la casi cuadratura del círculo sólo se consigue dominando el oficio. Mucha gente piensa que Cartier es sólo joyas, cuando lleva presentando innovaciones relojeras y diseños rompedores casi desde su nacimiento.

Cle de Cartier en oro rosa y correa

 

Para empezar, la forma de la caja: no es novedad ver un pseudo-cojín en un reloj. Esa combinación de asas prolongadas en todo el eje vertical con el círculo de la esfera es un clásico de los relojes de muñeca. La diferencia en este Clé es cómo las líneas conforman la caja para adaptarse a la muñeca, hasta el punto que los 40 mm de diámetro parecen incluso más pequeños. Las formas sinuosas, levemente femeninas, hacen que se asiente perfectamente sobre el pulso.

Cle de Cartier en oro rosa - detalle de la corona

Por supuesto el gran signo diferenciador está en la corona: tiene, en efecto, forma de llave (que es lo que significa clé). De llave de reloj antiguo, un recuerdo que se reafirma al girarla para ajustar la hora o cambiar la fecha. También tiene un zafiro incrustado, pero es mucho más discreto que el normal de Cartier -una opción emblemática de la casa que se ama o se odia, sin terreno intermedio. Así, como decía, se mantienen idiosincrasia de la marca pero de manera más sutil, menos imperativa.

Cle de Cartier en oro rosa - corona

 

Cle de Cartier en oro rosa - corona girada

La esfera sí es plenamente Cartier, con los grandes numerales romanos,  la subesfera en guilloché y las manecillas de espada. Añade un segundero central y una pequeña fecha a las 6, completando así los requerimientos del tipo de reloj más solicitado en el mercado.

Cle de Cartier en oro blanco en la muñeca

Para celebrar su aparición se ha confeccionado un calibre nuevo, el 1847 MC, como homenaje al año en que se fundó la maison. En esta primera presentación el guardatiempos apareció con sus mejores galas -incluida una versión pavé, como se puede ver más abajo-: caja de oro rosa u oro blanco e incluso brazaletes del mismo material. Pero seguro que en el futuro Cartier lanzará versiones en acero. Si la versión en oro blanco se moverá al parecer en el barrio de los 18.500 euros la construcción en acero podría ofrecer un modelo por debajo de los 5.000 euros, si tenemos en cuenta que el Tank Anglaise comienza en 5.400, y el Ballon Bleu de 42 mm vale 5.100. Además seguro que con el tiempo irá integrando complicaciones, por lo que va a ser interesante ver la evolución de un modelo cuyas características principales son estas.

Cle de Cartier en oro blanco - detalle

Cle de Cartier en oro blanco - perfil

Cle de Cartier en oro blanco - detalle (2)

Cle de Cartier en oro rosa

Clé de Cartier con caja y brazalete de oro rosa

 

Cle de Cartier en oro blanco y correa de cocodrilo

 

Cle de Cartier pavonado de diamantes

 

 

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton frontal

Aquí es donde se ve la maestría en el diseño de Carole Forestier, la responsable de diseño de Cartier. El ya conocido Astrotourbillon, en el que la creación emblemática de Breguet gira alrededor de la esfera como si fuera el segundero, se esqueletiza para mostrar el movimiento en toda su pureza.

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton - detalle del tourbillon

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton – detalle del tourbillon

El calibre se ancla a la caja gracias al 6 y el 12 romanos, además de una viga a las tres que nombra la marca. El reloj, en oro blanco, no es pequeño: 47 milímetros de diámetro dan amplio espacio para poder admirar el calibre manual en todo su glorioso movimiento. Es, de todos los modelos Astrotourbillon, mi favorito sin duda. Su precio, a la altura de su exclusividad: 166.000 €. A la altura de todos, sin embargo, está su Ficha Técnica Completa.

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton en la muñeca

Rotonde de Cartier Astrotourbillon Skeleton en la muñeca - 1

 

 

Rotonde de Cartier Grande Complication

Rotonde de Cartier Grande Complication frontal

El verdadero tour de force de la casa, sin duda. En una caja de  45mm de diámetro y tan solo 12,6 mm de altura entra un calibre que  contiene nada menos que un tourbillon volante, un calendario perpetuo y un repetidor de minutos, con un total de 578 piezas. Y encima automático. No está pero que nada mal como demostración de poderío.

Rotonde de Cartier Grande Complication frontal

Además Cartier ha tenido el buen gusto de, una vez más, esqueletar la esfera, de manera que se puede disfrutar de la proeza mecánica simplemente mirando la muñeca y sin tener que dar la vuelta al reloj. Destaca particularmente el conjunto de repetición de minutos, cuyos martillos escoltan a las 6 la subesfera de los meses y la indicación de año bisiesto. Enfrente, al norte, un majestuoso tourbillon volante.

Rotonde de Cartier Grande Complication -  detalle

 

Rotonde de Cartier Grande Complication - detalle

Todo es grande en éste guardatiempos, el más complicado realizado por la casa hasta ahora; 5 años de desarrollo y 18 meses para fabricarlo: 15 semanas fabricando componentes, 10 para la decoración y acabado y otras 5 para el ensamblado. Todo ello para ofrecer un magnífico espectáculo relojero, avalado por el Punzón de Ginebra.

Rotonde de Cartier Grande Complication - reverso

 

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové, Calendario Anual y Crash Skeleton

Estos tres relojes ya los analizamos en un artículo anterior, por lo que os recomiendo que lo leáis para no ser innecesariamente repetitivos aquí. Simplemente me limito a presentaros las fotos en vivo de los productos.

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové en la muñeca

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové en la muñeca

 

Rotonde de Cartier Calendario Anual en oro blanco

Rotonde de Cartier Calendario Anual en oro blanco

Rotonde de Cartier Calendario Anual en oro rosa

Rotonde de Cartier Calendario Anual en oro rosa

Rotonde de Cartier Calendario Anual en la muñeca

Rotonde de Cartier Calendario Anual en oro rosa

 

Cartier Baignoire Allongee, que dio origen al Crash al deformarse en un accidente

Cartier Baignoire Allongee, que dio origen al Crash al deformarse en un accidente

Crash de Cartier London - la primera edición

Crash de Cartier London – la primera edición

Cartier Crash Skeleton

Cartier Crash Skeleton

Cartier Crash Skeleton en la muñeca

Cartier Crash Skeleton en la muñeca

Cartier Crash Skeleton en la muñeca

Cartier Crash Skeleton en la muñeca

Cartier Crash Skeleton - reverso

Cartier Crash Skeleton – reverso

 

 

 

Rotonde de Cartier Chronograph

Rotonde de Cartier Chronograph

Le hacía falta a la gama Rotonde un verdadero cronógrafo, un crono clásico e inmediatamente identificable con la complicación deportiva. El Rotonde Cronógrafo Central no lo tenía fácil para pasar por reloj deportivo, pero este nuevo crono sí que puede hacerlo. Sigue teniendo, es verdad, la corona cónica con protuberancias; eso no se lo pone fácil.

Rotonde de Cartier Chronograph edición boutique

Pero el diámetro de 40 mm vale para todas las muñecas y la esfera es muy atractiva -si pasamos por alto los numerales romanos en este tipo de relojes- y está muy bien equilibrada con los dos contadores. Llama la atención lo sutiles que son los pulsadores del cronógrafo.

Es especialmente atractiva la versión boutique con la esfera en una muy elegante azul en contraste con los numerales blancos. Eso sí, la caja es en oro blanco, está limitada a 500 unidades y tendrá un precio de unos 22.000 euros (por confirmar). La versión en acero costará menos de 8.500 euros y no tendrá limitaciones. Una opción a tener en cuenta para la deportividad elegante.

Rotonde de Cartier Chronograph edición boutique - detalle de los contadores

Rotonde de Cartier Chronograph edición boutique – detalle de los contadores

Rotonde de Cartier Chronograph en la muñeca

Rotonde de Cartier Chronograph en la muñeca

 

 

También, como no, aparecieron los relojes joya, de los que dejo constancia:

Los Indomables, con la pantera durmiente. De los pocos con un movimiento de cuarzo.

Los indomables de Cartier

 

Rotonde con filigranas, en el que los hilos de oro y el platino se enhebran en forma de C para crear la piel de las panteras. Se tarda un mes en hacer cada una de las 20 piezas. Integra un calibre manual.

Cartier - Rotonde con filigranas

Balon Blue Engaste Vibrante, en el que los diamantes de la esfera “vibran” con el movimiento, creando un mar de reflejos bastante llamativo. El mecanismo tiene una patente, y no es de extrañar: los Happy Diamonds de Chopard van a tenerle mucha envidia.

Cartier - Balon Blue Engaste Vibrante

 

En resumen, un gran año -otro más- para Cartier.

 



SIHH 2015: Greubel Forsey. Fotos en vivo y precios

Novedades de Greubel Forsey en SIHH 2015

Greubel Forsey es la marca más silenciosa de todo el grupo Richemont. Nunca levanta la voz, nunca hacen presentaciones fastuosas, no tienen “embajadores”, en diez años de vida han hecho 10 vídeos para su canal de YouTube… Sin embargo son los creadores de los relojes más complicados del grupo y con el mayor número de premios de cronometría.

Este año, a tono con casi todas sus compañeras de grupo, han presentado muy pocas novedades. De hecho sólo una novedad absoluta; lo demás han sido reediciones o presentaciones ya conocidas. Vamos a verlas.

 

GMT

Greubel Forsey GMT Black (2)

Desde su aparición en 2012 este modelo es seguramente el más popular de GF, seguramente porque aporta a la esfera ese globo terráqueo que nos ayuda a empatizar con unas esferas que, de otro modo, resultan a veces demasiado cartesianas y frías.

Greubel Forsey GMT Black en la muñeca

En 2015 nos ofrece dos versiones contrapuestas: la primera con la caja de titanio con tratamiento en ADLC negro, el mismo color que la esfera.  El efecto es inmediato: parece mucho más deportivo, más agresivo si se quiere. Y su precio también es de deportivo, pero de muy alta gama: 510.000 francos.

Greubel Forsey GMT Black perfil

La segunda es todo lo contrario: Las platinas y puentes están tratadas con PVD de oro para una presencia más atractiva y elegante. O más llamativa y desconcertante, porque va en gustos. A mí me gusta, vaya. Por algún motivo GF ha cambiado el nombre al reloj, que en esta versión se llama GMT 5N MovementSu precio: 555.000 francos suizos.

Greubel Forsey GMT 5N Movement SIHH 2015

Greubel Forsey GMT 5N Movement - detalle

Greubel Forsey GMT 5N Movement - calibre

 

 

La Computadora Mecánica

Esta es la invención a la que me refería cuando hablaba de una presentación ya conocida porque nos hablaron de ella el año pasado, también en el SIHH.

Computeur_Mecanique

Es un mecanismo de 25 piezas inspirado en los relojes astronómicos del siglo XV. Mide la diferencia entre la hora solar y convencional, que va variando a lo largo del año: en noviembre es de +16 minutos, de -14 minutos en febrero. Es la complicación que conocemos como “Ecuación del Tiempo”. La diferencia con otros relojes es que no sólo presenta la diferencia en minutos, sino que muestra las estaciones, los equinocios, los solsticios, la fecha, día y mes y el año con cuatro dígitos. Y por supuesto tiene en cuenta los años bisiestos.

CoverWAPourAnnonce1re.indd

La representación en el reverso es muy visible y detallada, casi escolar. Todo se controla desde la corona del QP a Equation sin que afecte al mecanismo de la hora. Al pulsar sobre la corona el selector pasa de la ecuación del tiempo (QP) a Horas y Minutos (HM), haciendo modificaciones sin riesgo.  El precio  es de 670.000 francos suizos.

Greubel Forsey QP a Equation 1

 

Tourbillon 24 Seconds Vision

Greubel Forsey Tourbillon 24 Seconds Vision

Esto sí que ha sido una sorpresa, y muy agradable. GF ha tomado su Tourbillon inclinado de 24 Segundos y lo ha encastrado en una pieza absolutamente clásica, dando lugar a, en mi opinión, el reloj más bonito de la casa. Su rasgos sencillos se agradecen, aunque en absoluto se pierde la exclusividad ni el afán por el detalle en los acabados. La esfera, con el pequeño segundero a las 4 y el tourbillon a las 9, está realizada en tres discos de oro, recogidos en una caja de oro blanco de 43,5 mm de diámetro. El mismo diámetro que el GMT, pero al no tener protuberancias y ser perfectamente redondo, resulta más fácil a la vista ( y a la muñeca).

Greubel Forsey Tourbillon 24 Seconds Vision perfil

La esfera es tan clásica que ni siquiera se ha querido perturbar su frontal, y el espacio para el tourbillon se ha creado en el reverso mediante un domo de zafiro. Aunque a primera vista pueda parecer incómodo, yo lo he tenido puesto (como se ve en las fotos) y no lo es en absoluto. La única pega: la manecilla de las horas queda algo perdida al pasar por encima de la apertura.

Greubel Forsey Tourbillon 24 Seconds Vision domo del tourbillon

Se va a hacer -por ahora- una única edición de 22 piezas, con un precio que, comparado con el de sus hermanos de arriba, parece casi hasta asequible: 290.000 francos suizos.

Greubel Forsey Tourbillon 24 Seconds Vision detalle del tourbillon

Greubel Forsey Tourbillon 24 Seconds Vision vista del reverso

Un último detalle: Greubel Forsey ha renovado su imagen de marca y han querido darla un nuevo aire, que nunca han cuidado mucho. Ahora en su página de Facebook utilizan una imagen muy sugerente:

Greubel Forsey

Que por cierto yo ya había visto en algún sitio.

 



Tourbillon 24 Seconds Vision

Greubel Forsey Tourbillon 24 Segundos VisionCaja:

  • Oro blanco
  • Diámetro 43,50 mm; altura 13,65 mm (16,025 con el domo de zafiro)
  • Cristal de zafiro sintético convexo
  • Fondo: cristal de zafiro sintético
  • Bisel pulido y banda central con graneado recto acabado a mano
  • Ventana lateral con cristal de zafiro sintético
  • Pulsador de platino con “Tourbillon 24 Secondes
    Incliné” grabado y pulido sobre un fondo punzonado a mano
  • Grabado pulido con la leyenda “Greubel Forsey Double Tourbillon 30°” sobre fondo punzado a mano
  • Asas tridimensionales de geometría variable con sujección por tornillos
  • Número de pieza grabado a mano
  • Corona en oro blanco con el logo GF lacado en negro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro color plata
  • Índices en esmalte
  • Dividida en 3 segmentos, todos en oro
  • Manecillas en acero azulado
  • Logotipo de Greubel Forsey aplicado en oro

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero a las 4. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre GF01r mecánico de carga manual con tourbillon patentado de 24 segundos
  • 36,40  x 7,09 mm de altura
  • 41 rubíes
  • 288 componentes
  • 86 componentes en la  caja  del tourbillon. Peso total de la caja: 0,38 g
  • 21.600 alternancias/hora
  • 2 barriletes coaxiales emparejados de rotación rápida (1 giro en 3,2 horas). Uno de ellos equipado con un muelle de embrague para evitar el exceso de tensión
  • Reserva de marcha de 72 horas
  • Volante de inercia variable con tornillos en oro blanco (10,00 mm de diámetro). Espiral con terminal Phillips y tija estilo Ginebra
  • Platinas principales en plata niquelada con biselado manual y tratamiento en PVD de oro
  • Puentes de plata niquelada con biselado manual y tratamiento en PVD de oro. Platina de oro con el número individual
  • Tourbillon inclinado a 25º, con 1 rotación cada 24 segundos
  • Pilares de la caja en Avional
  • Puentes de la caja en titanio
  • Contrapeso en oro
  • Ruedas con perfil circular. Tren cónico con perfil corregido

Correa:

  • Correa de aligátor negra cosida a mano. Hebilla plegable en oro blanco con el logotipo de Greubel Forsey grabado a mano

Edición limitada a 22 piezas

PVP: 290.000 francos suizos



SIHH 2015: Piaget. Fotos en vivo

Piaget - Philippe Leopold-Metzger, Director General, durante la presentación

Piaget – Philippe Leopold-Metzger, Director General

De vuelta de Ginebra, y tras medio recuperarme de una pertinaz gripe que me daba las fuerzas suficientes como para atender las conferencias y luego volver al hotel a derrumbarme -motivo por el que no pude actualizar la web, por lo que os pido disculpas-, vamos a empezar a desgranar lo que nos ha Piaget en el SIHH 2015.

Por cierto que, salvo honrosas excepciones, no ha sido mucho. Unos años son muy pródigos, otros más parcos. Tampoco está mal que las casas se tomen un tiempo porque si no  parece más un bombardeo por saturación en el que se acaba por perder la novedad. El mejor ejemplo es Piaget, que sólo ha presentado una novedad, una declinación de un modelo existente y un revival de una pieza histórica. Sólo eso, pero qué capacidad para seducir tiene esta marca.

Black Tie

Piaget Black Tie ambiente

Incluyo esta foto de estudio porque en la feria es extraordinariamente difícil fotografiar los relojes. Parece mentira que sepan que van periodistas y se empeñen en poner luces cenitales de halógeno, que sólo sirven para crear brillos y sombras. De ahí que las fotos de más abajo no hagan justicia a la elegancia de este reloj, uno de mis favoritos sin duda y del que ya hablamos en su momento.

Verlo en vivo no ha hecho sino reforzar mi preferencia, porque como reloj de vestir resulta imbatible (basta compararlo con su compañero de filas de aquí abajo, el Altiplano con brazalete de oro), y además añade un je-ne-se-quoi que le permite alternar con unos vaqueros tranquilamente.

Aunque en estas fotos no resulta fácil ver la hora -y el reloj no tiene el premio a la mejor legibilidad precisamente, ni lo busca-, en la realidad no es tan dramático. Es, una vez más, producto de la delirante iluminación de los stands de la feria.

Piaget Black Tie

Piaget Black Tie  perfil

 

Altiplano Cronógrafo

Piaget Altiplano Cronógrafo 1

El reloj del récord: el cronógrafo manual más delgado del mundo. Y con otro récord, uno que no se refleja en ningún sitio pero se agradece mucho: las fotos de estudio son el verdadero reflejo de la realidad, no una belleza retocada. En efecto cuando lo ves en vivo el reloj es como te lo habían enseñado, pero con una diferencia: gana en personalidad, en presencia, gracias fundamentalmente a sus 41 milímetros de diámetro que hacen que los indicadores impresos no se queden en algo etéreo, y al peso de la caja que, sin ser en absoluto excesivo, si le da porte en la muñeca.

Piaget Altiplano Cronógrafo en la muñeca

Ya dijimos cuando lo presentamos que el reloj tenía un segundo huso horario a las 9. Una hora más arriba, a las 10, está el pulsador que cambia la hora. No es lo más cómodo ni lo más moderno, desde luego, pero se agradece el detalle de Piaget, que ha juntado dos de las complicaciones preferidas.

Piaget Altiplano Cronógrafo

Piaget Altiplano Cronógrafo - reverso

 

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto

Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro blanco 1

Siendo éste el año de los esqueletados -dicen-, éste es uno de los que más me ha gustado. No venía mal recomendado, porque la línea Emperador Coussin tiene unas hechuras muy atractivas, masculinas, con mucha personalidad. Las funciones son las mismas, con un tourbillon de un minuto ubicado al noreste de la esfera que desplaza las manecillas justo debajo. A su izquierda el rotor, muy regio en su decoración.

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto

Lo que ha hecho este año Piaget es extender el esqueletado que lucía el tourbillon a toda la esfera, con un resultado excelente en mi opinión. El juego de superficies brillantes y mates con el biselado de los puentes y el juego de color claro y oscuro al que juegan el calibre, el rotor, los tornillos y las manecillas son todo un acierto, y dan una sensación de solidez que hace de éste un esqueleto casi casi vestido.

Hay más detalles en su Ficha Técnica Completa, menos uno: el precio; Piaget, como todos los años, no entra en esos detalles.

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto reverso

Altiplano Gold Bracelet

Piaget Altiplano Gold Bracelet oro extendido

Esta es una novedad menor, pero merece la pena ser resaltada. Por primera vez el Altiplano tiene brazalete.

Pero cómo, ¿no lo tenía? Pues resulta que uno de los relojes de vestir con más prestigio ¡y no tenía una versión con brazalete! No nos habíamos dado cuenta hasta ahora, pero seguro que en Piaget habían dicho, precisamente “¿cómo no nos hemos dado cuenta hasta ahora?”.

Piaget-Altiplano-Brazalete-de-oro

Bueno pues, problema resuelto. Y bien resuelto, porque la pulsera está muy bien trabajada; no extraña, claro, dada la maestría de Piaget en esto. Por supuesto es de oro, y se nota: el peso se ha incrementado de manera más que notable. Existen dos versiones y dos tamaños, que se pueden encontrar en su Ficha Técnica. Como el reloj comparte los mismos esquemas estéticos de todos los Altiplanos queda muy bien puesto, es moderno y resultón. Quizá se echa de menos un segundero central, pero ya sabemos que el segundero central no es obligado -e incluso a menudo criticado- en los relojes de vestir.

Por supuesto Piaget también presentó relojes para mujer, pero eso es materia de otro artículo.

 



Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto

Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro blancoCaja:

  • Oro blanco o rosa
  • Diámetro: 46,5 mm, altura 8,85 mm

Esfera:

  • Formada por el calibre
  • Subesfera de horas y minutos descentrada a las 4 y del tourbillon a la 1

Funciones:

  • Horas y minutos. Tourbillon de un minuto

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 1270S automático
  • Diámetro de 34,98 mm x  5,05 mm
  • Recubierto en negro
  • Número de componentes: 225
  • Reserva de marcha: 40 horas
  • Frecuencia de 21.600 alt/hora
  • 35 rubíes
  • Versión en oro blanco: platina satinada biselada a mano, puentes satinados biselados a mano, platina y puentes estirados a mano, tornillos negros PVD con orificio ciego, pie de roscado pulido espejo, ruedas satinadas, barrilete satinado y biselado, tratamiento negro PVD, masa oscilante pulida y biselada a mano
  • Versión en oro rosado: platina satinada biselada a mano, puentes satinados biselados a mano, platina y puentes estirados a mano, tornillos en oro rosado con orificio ciego, pie de roscado pulido espejo, ruedas satinadas, barrilete satinado y biselado, satinado en oro rosado motivo guilloché, masa oscilante pulida y biselada a mano

Pulsera:

  • Correa de cocodrilo negra o marrón. Hebilla desplegable doble en otro blanco o rosa de 18 quilates

Ref. G0A40041 (oro blanco)

Ref. G0A40042 (oro rosado)

Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro blanco reverso Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro blanco perfil Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto Calibre 1270S oro blanco Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto Calibre 1270S oro blanco reverso Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro rosa Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro rosa reverso Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto Calibre 1270S oro rosa frontal Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto Calibre 1270S oro rosa - reverso



Tres novedades de Cartier

 

Cartier es la marca más prolija del grupo Richemont. Prueba de ello es que su presentación durante el SIHH es siempre la más larga (dentro de 6 días, por cierto). No es de extrañar por tanto que ahora nos adelante no un reloj, sino tres, y además tres pesos pesados que vamos a repasar someramente antes de verlos en persona.

ROTONDE DE CARTIER CALENDARIO ANUAL CALIBRE 9908 MC

Rotonde de Cartier Calendario Anual calibre 9908 MC oro blanco y oro rosa

Me parece que este 2015 va a ser el año de los calendarios anuales, y Cartier no ha dudado en presentar el suyo dentro de la colección Rotonde. Como la colección está constreñida formalmente por los parámetros invariables de la caja y las formas redondas de la esfera, conseguir innovar y ofrecer mucha información que sea perfectamente legible no es fácil. Cartier ya ofrecía un Rotonde Calendario Anual, pero de 45 mm de diámetro. La nueva versión se ha reducido a 40 milímetros y se ha tomado una decisión sabia en pos de la mejor legibilidad: mientras que el modelo anterior presentaba los meses en el círculo exterior de la esfera ahora han pasado al interior y de manera abreviada, dejando el sitio a los días de la semana. Así se reduce la cantidad de letras y se aumenta el espacio entre ellas. Y de paso se prescinde de la segunda indicación en rojo, que ya no es necesaria. El resultado es un elegante y completo reloj de vestir en oro blanco o rosa, con una visualización de la información en distintos estratos que le otorga una sensación de tridimensionalidad muy lograda.

Rotonde de Cartier Calendario Anual calibre 9908 MC

 

El calendario está animado por un calibre automático muy bien decorado que necesita ser ajustado una vez al año -el paso de febrero a marzo-. Afortunadamente es cada vez más común que se pueda hacer directamente desde la corona (ya lo vimos en el nuevo Portugieser de IWC), lo que facilita el trabajo y permite una carrura que no se ve interrumpida por por el pulsador de ajuste.

Todavía no hay información de precios, pero la versión de 45 mm tenía -y tiene- un precio de 33.900 € para la versión de oro rosa y 36.200 € para la de oro blanco, por lo que es de esperar precios que no superen la barrera de los treinta mil.

Mientras tanto, esta es la Ficha Técnica Completa.

ROTONDE DE CARTIER TOURBILLON LOVÉ

 

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové

Otra actualización de un modelo ya existente en la colección de Cartier, y un acierto de cabo a rabo. Si en el anterior modelo -presentado en el SIHH de 2012- los numerales romanos robaban protagonismo a las indicaciones descentradas y sobre todo al precioso torbellino volante, en la nueva edición han desaparecido y han sido sustituidos por un guilloché radiante cuya fuente de emisión es precisamente el tourbillon.  El guilloché se ha realizado con nervaduras profundas para crear un juego de luces en la esfera, conjugando el oro gris con el blanco de la caja, que al tener 46 mm de diámetro da un amplio espacio para el disfrute visual.

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové - detalle

Es verdad que al “desromanizarse” el reloj pierde facilidad de lectura, pero es que esta pieza no es exactamente un reloj para leer la hora, sino para embobarse con su belleza. Curiosamente quien sí ha ganado legibilidad es el pequeño segundero sobre el tourbillon, al que se le ha incluido una escala sobre acero cepillado. Muy buena idea porque, si los segunderos son por definición una medida de exactitud, en la anterior versión, sin indicación alguna, su misión quedaba mermada.

Rotonde de Cartier Tourbillon Lové revers

Y como lo más importante del reloj está en el frontal, la decoración del calibre en su parte trasera es simple: una platina decorada con Côtes de Genève, buena prueba de que cuando este elemento decorativo está bien desarrollado puede el solito despertar admiración.

La versión anterior aparece en la web de Cartier con un precio de 128.000 euros, por lo que imagino que esta nueva tendrá su precio en esa área. Por supuesto ya hemos publicado su Ficha Técnica Completa.

CRASH ESQUELETO

 

Cartier Crash Skeleton perfil

Cartier Bagnoire Alongee

 

Primero una aclaración sobre el origen del Crash: a pesar de que se repite a menudo, el diseño de este reloj NO está basado en los relojes de Salvador Dalí, sino que tiene un origen mucho más truculento: a mediados de los años 60 un vicepresidente de Cartier Londres (en ese entonces Cartier París, Cartier Londres y Cartier Nueva York operaban por separado) sufrió un accidente mortal de automóvil. El vehículo se incendió, atrapando al conductor y a su reloj; era un Cartier Baignoire Allongee como el que aparece en la foto, con esa forma oval tan peculiar.

Con el calor el reloj -que era de oro- se fundió y retorció hasta quedar como, en efecto, un reloj de Dalí. Cartier pensó que, a pesar de lo lúgubre de su origen, el diseño era muy atractivo y decidieron lanzarlo al mercado, llamándolo Crash (accidente) como tributo a su compañero fallecido. Fue un éxito inmediato, multiplicado a partir de su reedición en 1991 y hasta hoy.

Cartier Crash Skeleton calibre 9618 MC

Pues bien este año Cartier nos ofrece una reinterpretación del modelo muy atrevida; ya no es sólo la caja la que se retuerce, sino que el calibre entero lo hace para poder adaptarse a las contorneado en platino que lo acoge. La esfera se “esqueleta” y sirve de sujeción para el calibre 9618 MC, y lo hace creando la silueta de los numerales romanos clásicos de Cartier.

Aparece así un guardatiempos que partiendo de su forma icónica avanza hasta convertirse en artesanía de precisión, pasando de ser un reloj diferente para damas a una propuesta avant-garde sin complejos.

Para más datos, su Ficha Técnica Completa.

Son afirmaciones como estas tres que hemos visto las que hacen de Cartier quien es: mucho más allá de la alta joyería de consumo, una manufactura innovadora y con mucho que aportar en el terreno de la relojería moderna.

Ya queda menos para verlo en vivo.

Cartier Crash Skeleton, Rotonde Annual Calendar y Reversed Tourbillon



Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado

Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante EsqueletadoCaja:

  • Titanio con carrura de aluminio negro
  • Diámetro 45 mm, altura 13,75 mm
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esqueletada
  • Realce esqueletizado negro
  • Calcos de minutería blancos y del emblema Roger
    Dubuis
  • Tornillos de titanio con SuperLuminova (SLN)
  • Agujas esqueletizadas en oro
  • Tratamiento DLC negro con SuperLuminova (SLN)

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura RD505SQ manual
  • Tourbillon volante a las 7.30 (una rotación por minuto)
  • 165 componentes
  • 19 rubíes
  • Diámetro 16″, altura 5,70 mm
  • Frecuencia de 21.600 alt/h
  • Reserva de marcha de 60 horas
  • Ajustado en seis posiciones
  • Rodiado, platina perlada, decoración «Côtes de Genève»,
    jaula del tourbillon en forma de cruz celta

Pulsera:

  • Correa de goma negra
  • Hebilla plegable ajustable de titanio

Certificado del Punzón de Ginebra

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado - frontal

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado – frontal

oger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado perfil

oger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado perfil

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado - frontal del calibre RD505SQ

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado – frontal del calibre RD505SQ

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado reverso del calibre RD505SQ

Roger Dubuis Excalibur Spider Skeleton con Tourbillon Volante Esqueletado reverso del calibre RD505SQ



Los torbellinos de A. Lange & Söhne

Primicia mundial: en 2008 Lange presenta el primer tourbillon con parada de segundos. El 1815 Tourbillon, lanzado en 2014, combina ese mecanismo patentado con el de puesta a cero

A primeros de año, en el SIHH, A. Lange & Söhne presentó el 1815 Tourbillon. En esa ocasión todo se vio eclipsado (nunca mejor dicho) por el majestuoso y desbordante Terraluna, y con toda lógica. El Terraluna es un magnum opus extraordinario, una demostración de poderío al que ya estamos acostumbrados con Lange pero que no deja de sorprendernos.

Sin embargo el 1815 reune varios aspectos más que destacables. En el aspecto visual la esfera tiene un  atractivo innegable que recuerda a los relojes de bolsillo, además, por su puesto, de la gran apertura inferior para dejar ver el tourbillon.

A Lange & Sohne 1815 Tourbillon

Y es en el torbellino donde se aprecia otro gran avance: no sólo tiene parada sin que afecte al movimiento. Es que además integra puesta a cero. De esta forma no sólo tenemos el placer visual de la complicación con más galones, sino también un nivel de precisión en el conteo del tiempo excepcional, al poder alinear la hora al segundo. En el vídeo se aprecia mejor el funcionamiento.

Pero si la puesta a cero es una novedad en Lange, el tourbillon en sí no lo es. Y como sea que ya por fin se pone a la venta el reloj (unos 133.000 € la versión en oro rosa y alrededor de 163.500 en platino), nos sirve de excusa para traer a la palestra la pirámide de los tourbillon que han ilustrado el catálogo de la maison desde su reaparición en 1994.  Por cierto que todos los datos técnicos del 1815 están en su Ficha Técnica Completa.

Pirámide A Lange & Sohne Tourbillon

Arriba: Tourbillon “Pour le Mérite”. En medio: (desde la izquierda) Lange 1 Tourbillon, Tourbograph “Pour le Mérite”, Cabaret Tourbillon. Abajo (desde la izquierda): Lange 1 Tourbillon “165 Años – Homenaje a F. A. Lange”, Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite”, Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo y 1815 Tourbillon

Su primera presentación fue el TOURBILLON “Pour le Mérite”, uno de los modelos de la colección inaugural lanzada en 1994. Con una inteligente aplicación del principio de palancas, la transmisión por cadena y caracol – implementada por vez primera en un reloj de pulso- compensaban la disminución gradual de la energía liberada desde el barrilete. Esto también mejoraba el rango de estabilidad y precisión del reloj. Fue una edición limitada a 200 ejemplares, que siempre alcanzan precios estratosféricos en las subastas, de 4 ó 5 su precio inicial. Posteriormente, la transmisión por cadena y caracol fue empleada en otros dos modelos de tourbillon. En el TOURBOGRAPH “Pour le Mérite”, se logró adaptar en un cronógrafo ratrapante. El RICHARD LANGE TOURBILLON “Pour le Mérite” presentado en 2011 muestra una fascinante carátula con regulador con un ingenioso segmento pivotante en la carátula.

En 2008 Lange celebró un debut doble con el Cabinet Tourbillon. No era sólo el primer y por ahora único reloj rectangular con tourbillon, sino también el primero con mecanismo de parada de segundero. Más de 200 años después del invento del tourbillon Lange proporcionaba la largamente esperada solución al problema de inmovilizar el volante dentro de la caja rotativa. Desde entonces todos los torbellinos de Lange lo integran.

A Lange & Sohne Tourbillon

El Lange 1 Tourbillon, conocido como el “Tourbillon Centenario”, se presentó en el 2000. Diez años más tarde el Lange 1 Tourbillon “165 Años – Homenaje a F. A. Lange”, ya con el mecanismo de parada del segundero, hizo su aparición vestido de oro de color miel, una aleación de oro mucho más resistente. Por su parte el Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar esconde su torbellino tras el zafiro del reverso.

 

 



En la muñeca: TAG Heuer Monaco V4 Tourbillon

TAG Heuer Monaco V4 Tourbillon

TAG Heuer lleva años sorprendiendo con modelos realmente avanzados, siempre enfocados a mejorar y a hacer más precisa la medición del tiempo (incluso a la 1/1000 de segundo) mediante métodos exclusivamente mecánicos. Este año nos ha presentado una innovación más: la transmisión de movimiento mediante correas, como en los vehículos. Esel Monaco V4 Tourbillon que presentamos en el vídeo y que también tiene una Ficha Técnica Completa.

El Monaco V4 fue presentado en la feria de Baselworld de este año, pero sin embargo es un proyecto que lleva ya 10 años en el mercado. Este año lo ha presentado con un tourbillon, una forma de mezclar la tradición relojera más clásica con la técnica más avanzada.

En la esfera destacan dos puentes esqueletados de acero que sujetan las ruedas. El más grande termina en el tourbillon a las 9, escondiéndolo un tanto y por tanto privándonos de la vista.

En el dial es más fácil ver las correas de transmisión, lo que no es sencillo porque tienen un grosor de sólo 0,07 mm. Para que tengan más resistencia y duración por dentro llevan un hilo de acero.

En el reverso se ven los 4 barriletes emparejadoes de dos en dos y con una inclinación de  13 grados, como los cilindros del motor de un deportivo. Los barriletes están unidos entre sí por correas, y su movimiento unido por rodamientos. El reverso es lo más automovilístico del reloj. La carga se hace mediante el lingote central con el logotipo que se mueve arriba y abajo, una solución que ya habíamos visto implementada en los relojes de Corum.

De vuelta a la esfera, uno de los problemas que le veo es lo difícil que resulta leer la hora a primera vista. En los anteriores modelos Monaco V4 las manecillas contrastaban más; pero en éste, negro zaíno, no es tan sencillo.

La caja de titanio pulido recubierto de titanio mide 41 x 41 milímetros, y se ve grande en la muñeca. La verdad es que impresiona mirarlo.

Su precio ronda los 125.000 euros, y veremos si TAG u otras marcas siguen desarrollando esta tecnología.



Benu Tourbillon

Moritz GrossMann Benu TourbillonCaja:

  • Tres piezas de oro blanco
  • Diámetro 44,5 mm; altura 118,8 mm
  • Cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en un lado
  • Fondo con cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos
  • Corona de oro blanco para remontuar y poner en hora
  • Pulsador para poner en marcha el movimiento
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Tres piezas en plata maciza argenté
  • Números arábigos
  • Manecillas hechas a mano en acero calentadas hasta darles un tono marrón-violeta
  • Esfera de las horas 2:30
  • Minutero en regulador. El contrapeso indica los minutos entre los minutos 25 y 35
  • Pequeño segundero a las 9:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon Volante

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 103.0 manual, ajustado en 5 posiciones
  • Diámetro: 36,4 mm x 5,0 mm
  • 245 piezas (186 movimiento, caja 59)
  • 30 rubíes, de los cuales 3 atornillados en chatones de oro
  • Escape suizo asimétrico con contrapeso y tope
  • Tourbillon volante de tres minutos con parada de segundero, con rueda atornillada y puente del volante en forma de V
  • Volante Grossman con antichoque, con cuatro tornillos de inercia y dos de posición, espiral suspendido de Nivarox1 con fin curvo de geometría Gerstenberger
  • Diámetro de la caja del tourbillon: 16,2 mm
  • Una vuelta cada 3 minutos, en el sentido contrario a las agujas del reloj cuando se ve desde el lado de la esfera
  • Rueda del volante de 14,2 mm
  • 18.000 alternancias/hora
  • Reserva de marcha de 72 horas
  • Parada del segundero en el borde de la rueda del volante con un hilo pivotante
  • Volante Grossmann con espiral suspendido, ajustable con los tornillos de la rueda
  • Nuevo engaste de los rubíes de muelle del barrilete
  • Anillo de frenado sobre la estructura de la cuarta rueda hecho de madera de guaiacum
  • Ruedas de ARCAP
  • Órgano de remontaje con pulsador para desactivar el ajuste de la hora y volver a arrancar el movimiento
  • Platina de 2/3 y pilares hechos de plata alemana sin tratar
  • Platina de 2/3 y puentes del volante y puente del tourbillon grabados a mano
  • Nervaduras Glashütte horizontales
  • Chatones en oro atornillados
  • Mecanismo de parada Glashütte modificado con retroceso controlado
  • Rodamientos en zafiro blanco
  • Ajuste mediante tornillo micrómetro Grossmann sobre puente de volante en voladizo
  • Ajuste de la hora con parada de segundero

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor con cierre plegable de oro blanco

Edición limitada a 50 relojes

Moritz GrossMann Benu Tourbillon 1

 

Moritz GrossMann Benu Tourbillon perfil

Moritz GrossMann Benu Tourbillon calibre frontal

Moritz GrossMann Benu Tourbillon calibre perfil

Moritz GrossMann Benu Tourbillon calibre

Moritz GrossMann Benu Tourbillon - tourbillon



En la muñeca: De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon y DB 28 Maxichrono

De Bethune es otra de esas marcas maravillosas que no entienden la relojería como un oficio repetitivo. Lo suyo va por otro lado, sin seguir tendencias ni gustos au courant y haciendo en cada momento lo que mejor les parece y que, bendita casualidad, nos encandila siempre. Ahora podemos ver en un nuevo vídeo exclusivo cómo interpreta la casa la complicación cronógrafo monopulsante, con una de las mejores realizaciones que se pueden encontrar en el mercado.

Estas son las Fichas Técnicas Completas del DB 29 Maxichrono Tourbillon y la del DB 28 Maxichrono. Conviene leerlas para saber más sobre el calibre único de estos relojes.

Ahora unas fotos y a continuación el vídeo.

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista inferior

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista inferior

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista lateral

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista lateral

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista de la corona

De Bethune DB 29 Maxichrono Tourbillon vista de la corona

De Bethune DB 28 Maxichrono frontal

De Bethune DB 28 Maxichrono frontal

De Bethune DB 28 Maxichrono

De Bethune DB 28 Maxichrono

De Bethune DB 28 Maxichrono con las asas de circonio

De Bethune DB 28 Maxichrono con las asas de circonio

De Bethune DB 28 Maxichrono zenital

De Bethune DB 28 Maxichrono zenital



A. Lange & Söhne presenta dos nuevos relojes en dos nuevas boutiques

Langematik Perpetual horizontal

Su majestad serenísima la reina de Sajonia ha expandido sus conquistas a dos nuevos territorios opuestos, Nueva York y Moscú, donde ha abierto sendas embajadas que no son sino avanzadillas de su firme deseo de conquistar los nuevos territorios, que seguro caen rendidos ante su presencia soberana. Particularmente a la vista de los embajadores plenipotenciarios enviados.

Por orden cronológico, la primera invasión se produjo en Moscú. Allí A. Lange & Sohne presentarlon el Langematik Perpetual, en una versión única. El Langematik Perpetual fue el primer reloj del mundo con calendario perpetuo y gran fecha, además de fases lunares. El calendario sólo necesita ser corregido una vez cada 100 años, mientras que la Luna se desvía de su posición real un día cada 122,6 años (si el reloj no deja de funcionar nunca, claro). Para facilitar las cosas el calendario se puede ajustar de manera conjunta o individual.

El Langematik Perpetual es el paradigma del reloj que ofrece mucha información que sin embargo se puede ver de un vistazo. Y eso que la caja  de oro blanco tiene tan solo 38,5 mm de grosor y una altura de sólo 10,2. Dentro, el calibre SAX-O-MATIC con el mecanismo Zero-Reset patentado. Cuando la corona es oprimida, la manecilla del segundero vuela a las 12, simplificando la sincronización del reloj.

Langematik Perpetual detalle

El negro no es desde luego un color extraño en la gama de productos de la casa, y en algunos casos produce algunos ejemplares impactantes. Recordemos que incluso el año pasado apareció el Lumen, con esfera negra transparente (y que intuyo no ha tenido mucho éxito). El precio estará en algún punto entre los 65 y los 70.000 €

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” doble esfera

Así como el Langematik Perpetual parece que estará disponible dentro de la colección estándar de Lange, la nueva versión del Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” sólo podrá encontrarse en las boutiques de la marca.  Y lo que nos trae este regulador de tres agujas en triángulo es un tourbillon de un minuto con parada de la caja al presionar la corona (como el Langematik), una gran subesfera para los minutos y otra para las horas, pero que se compone de dos discos. Como se puede ver en la foto superior, un segundo disco aparece cuando la aguja se encuentra entre las 6 y las 12, de manera que se pueda hacer una lectura correcta del tiempo.

Cuando se esconde el disco inferior se puede apreciar el calibre manual Lange L072.1 en toda su gloria, que no es otra que la distribución de una fuerza constante gracias a su mecanismo de transmisión por cadena y caracol. Además del torbellino, claro.

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” calibre

La verdad es que estamos, seguramente, ante uno de los relojes más bellos de este año; un 2014 en el que Lange se ha superado a sí misma (todos los años decimos lo mismo, pero este más). El precio de esta criatura es de sólo 170.000 euros, mil arriba o abajo. La boutique de Nueva York, por cierto, preciosa.

A. Lange and Sohne boutique de Nueva York

A. Lange and Sohne boutique de Nueva York

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” perfil

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” perfil

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” reverso

Richard Lange Tourbillon “Pour le Mérite” reverso

Langematik Perpetual reverso

Langematik Perpetual reverso

A. Lange & Söhne Richard Lange "Pour Le Mérite y Langematik Perpetual

A. Lange & Söhne Richard Lange “Pour Le Mérite y Langematik Perpetual



GPHG – Categoría Sonería

Lo que comenzó siendo una necesidad (saber la hora durante la noche) evolucionó hacia una de las artes más delicadas y difíciles de la relojería. Cualquier marca que reclame un sitio en el Olimpo de la alta relojería debe probar su valía con la repetición de minutos. Vamos a ver los candidatos (pulsa sobre la foto para agrandarla):

Breguet Classique La Musicale

Breguet Classique La Musicale

 

Caja de oro rosa de 48 mm. Calibre automático. 87.500 Francos suizos

El reloj reproduce la “Badinerie de Bach mediante un disco con clavijas que golpean las hojas del teclado, recubierto por una membrana de metal líquido que permite que la caja tenga aperturas para dejar salir el sonido, pero manteniendo la estanqueidad hasta 30 metros.

Bulgari Ammiraglio Del Tempo

Bvlgari Ammiraglio Del Tempo

Caja de oro rosa de 50 mm. Movimiento manual. 350.000 francos suizos

El calibre integra un escape de retén y mecanismo de fuerza constante. La sonería westminster con cuatro martillos y cuatro gongs se activa mediante el desplazamiento de una de las asas inferiores.

 

Christophe Claret Soprano

Christophe Claret Soprano

Caja de oro rosa y titanio de 45 mm. Calibre manual. 532.000 francos suizos

El reloj presenta un repetidor de minutos de 4 notas con sonería Westminster, con gongs de catedral patentados, tourbillon de 60 segundos y puentes estilo Carlos X.

Claude Meylan La Répétition 5

Claude Meylan La Répétition 5

Caja de acero de 42 mm. Calibre automático. 16.500 francos suizos

La esfera esqueletada permite ver un calibre profusamente decorado

Hublot Tourbillon Cathedral Minute Repeater

Hublot Tourbillon Cathedral Minute Repeater

Caja de titanio de 45 mm. Calibre automático.

La esfera esqueletada permite ver el calibre de manufactura con tourbillon de 1 minuto y la sonería de catedral de doble timbre. El gatillo que lo acciona está integrado en el bisel.

 

Urban Jürgensen & Sonner Tourbillon Minute Repeater Regulator

Urban Jurgensen and Sonner Tourbillon Minute Repeater Regulator

Caja de platino de 42,5 mm. Calibre manual. 380.000 francos suizos

El único candidato con esfera regulador, con dos subesferas enfrentadas para las horas (con numerales romanos) y pequeño segundero a las 9. La esfera tiene tan sólo 0,65 mm de grosor y está esmaltada a Grand Feu.

 

Mi elección: Urban Jürgensen & Sonner Tourbillon Minute Repeater Regulator. ¿Y la vuestra?



GPHG – Categoría Tourbillon

Aparte del eterno debate de si el tourbillon realmente sirve para lo que dice servir (mejorar la exactitud del reloj compensando los efectos de la gravedad), no cabe duda que es una de las complicaciones más admiradas y difíciles de lograr. Uno, varios, volantes, inclinados a distintos grados… los que más han llamado la atención han sido estos.

Blancpain 12 Day One-Minute Flying Tourbillon

Blancpain 12-Day One-Minute Flying Tourbillon

 

Caja de platino de 42 mm. Calibre automático. 139.000 Francos Suizos

El calibre tiene una reserva de marcha de 12 días nada menos con un solo barrilete. Tiene una altura de sólo 6,10 mm y 243 piezas. Esta es su Ficha Técnica Completa.

Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique

Classique Tourbillon extra-plat automatique

Caja de platino de 42 mm. Calibre automático. 160.000 Francos Suizos

Otro tourbillon delgadísimo, con sólo 3 mm de altura, conseguido gracias a un rotor periférico. Su Ficha Técnica completa está aquí.

Bulgari Octo Finissimo Tourbillon

Bvlgari Octo Finissimo Tourbillon

Caja de platino de 40 mm; altura de 5 mm. Calibre manual. 130.000 Francos Suizos

El tourbillon volante más delgado del mundo: 1,95 mm. de altura. La esfera está lacada en negro para ayudar a resaltar la complicación.

Grönefeld Parallax Tourbillon

Gronenefeld Parallax Tourbillon

Caja de oro rojo de 43 mm. Calibre manual. 167.250 Francos Suizos

Además del gran tourbillon volante el reloj presenta un indicador de reserva de marcha. La corona no se gira, sino que se pulsa para ponerla en posición de dar cuerda (W) o ajustar la hora (S). En la posición S la caja del tourbillon y el segundero central su ubican a las 12. La versión en oro rojo está limitada a 28 piezas

Montblanc Villeret Exo Tourbillon Rattrapante

Montblanc Villeret ExoTourbillon Rattrapante

Caja de de oro blanco de 47 mm. Calibre manual. 276.900 Francos Suizos

El reloj combina un cronógrafo split-seconds con su exo-tourbillon patentado, que tiene un gran volante que oscila fuera de la caja rotativa del tourbillon. El toubillon hace un giro completo cada 4 minutos, por lo que necesita menos energía. Así, el rattrapante puede funcionar con el mismo barrilete que un cronógrafo clásico. La esfera está realizada en esmalte Grand-Feu.

Esta es su Ficha Técnica Completa 

 

TAG Heuer Carrera MikroPendulum Tourbillon

TAG Heuer Carrera MikroPendulum Tourbillon

Caja de titanio de 45 mm. Calibre manual. 400.000 Francos Suizos

Es el primer tourbillon doble que combina un tourbillon mecánico de 12 hercios con uno magnético de 50, que controlo el cronógrafo para alcanzar la centésima de segundo. Los tourbillones sustituyen a las espirales

 

Mi favorito: Montblanc Villeret Exo Tourbillon Rattrapante. ¿Y el vuestro?

 



X-Trem-1 Chocolat de Christophe Claret. Aromas de alta relojería

Christophe Claret Xtrem1 Chocolate

Como ya sabemos los campos magnéticos se cargan limpiamente el funcionamiento de los relojes mecánicos. Durante años se han protegido los calibres con cajas ad-hoc para evitar este peligro, como por ejemplo el Oyster Perpetual Milgauss. Este año Omega ha presentado sus Master Coaxial, cuyo movimiento no necesita protección porque es antimagnético.

Christophe Claret Xtrem1-esferas-flotantes

Sin embargo, Christophe Claret, con su conocido espíritu juguetón e innovador, presentó en 2012 el X-Trem-1, que precisamente funciona gracias a los campos magnéticos; dichas fuerzas impulsan unas esferas que marcan las horas y minutos de manera retrógrada y parecen flotar en unos tubos a los lados del reloj. Quizá lo mejor sea ver el vídeo para entenderlo mejor:

Christophe creó incluso una versión para la subasta Only Watch de 2013 que llamó Pinball, aún más llamativa y rompedora:

Christophe Claret X-TREM-1 Pinball

A mí el reloj me gusta mucho, pero no ha sido uno de los más celebrados del maestro relojero (y no sé por qué, la verdad). El caso es que ahora nos presenta una versión chocolate –recordemos que no es el primero en hacerlo– que resulta muy atractiva. Uno pensaría que el color chocolate se conseguía jugando con las tonalidades del oro rojo (añadiendo más o menos cobre), pero en realidad el acento lo pone un PVD de ese color. La correa de cocodrilo tiene también es marrón chocolate. El resultado es una buena mezcla de clasicismo (color y tourbillon muy elaborado) y modernidad (la esfera y, claro, el calibre).  El precio, también a tono: por encima de los 225.000 euros para cada una de las 8 piezas de la colección.

Como el chocolate más exclusivo, el reloj destila los mejores sabores de la innovación y el buen gusto relojero. Todos los detalles técnicos, aquí.

Christophe Claret Xtrem1 Chocolate - tourbillon



X-Trem-1 Chocolate

Christophe Claret Xtrem1 ChocolateCaja:

  • Oro rojo y titanio grado 5 tratado con PVD color chocolate (pulido/satinado)
  • Diámetro: 40,80 x 56,80 x 15 mm
  • Perfil curvado
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Cuerda y puesta en hora del reloj mediante rotación de las «argollas» presentes bajo la caja
  • Corrección rápida de la hora mediante un pulsador integrado encima del canto situado en el lado de las 12 horas
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Presentación de las horas mediante dos esferas vaciadas, de 4,00 mm de diámetro y un peso de 0,100 gramos, que se desplazan frente a unas reglas graduadas en zafiro, donde los minutos y horas se materializan mediante finas graduaciones en Super-LumiNova, bajo el zafiro
  • Franjas en Super-LumiNova situadas en el lateral del canto que permiten la lectura de la hora en la oscuridad
  • Realce de alpaca rodiada negra con laca blanca brillante
  • Blasón e índice de latón rodiado con laca

Funciones:

  •  Presentación de horas y minutos misteriosa en el exterior de la caja, con indicador mediante esferas vaciadas que se desplaza 23 mm dentro de dos tubos cilíndricos en zafiro – Arrastre del carro del imán mediante hilo
  • Presentación de los segundos mediante torbellino
  • Movimiento mecánico de cuerda manual
  • Indicación de la carga del movimiento: cuando el movimiento está cargado, el muelle se encuentra centrado en torno al barrilete

Movimiento:

  • Calibre de manufactura FLY11
  • Diámetro 26,6  x 46,4 mm; altura 8,60 mm
  • 64 rubíes
  • 419 componentes
  • Dos barriletes: uno para el rodaje de tiempo, otro para la presentación
  • 50 horas de reserva de marcha
  • Rodajes del torbellino y de la presentación independientes uno del otro desde el punto de vista energético, lo que permite optimizar la reserva de marcha
  • Tourbillon:
  1. Escape de áncora suizo
  2. Frecuencia de oscilación del volante: 21.600 Alt/h
  3. Frecuencia de rotación: 1 vuelta / minuto
  4. Tourbillon volante inclinado 30 º, guiado por doble rodamiento cerámico, transmisión mediante piñón cónico
  • Platina:
  1. Curva, con plano inclinado 30º
  2. Platina y puentes en titanio con microesferas
  3. Róchate y ruedas esqueletizados

 Pulsera:

  • Piel de aligátor color chocolate
  • Cierre desplegable en oro rojo

Edición limitada a 8 ejemplares



X-Trem-1

Christophe Claret X-Trem-1 oro blancoCaja:

  • Oro blanco y titanio grado 5 tratado con PVD ennegrecido, oro rosa y titanio grado 5 con PVD ennegrecido, platino y titanio grado 5 con PVD ennegrecido
  • Diámetro: 40,80 x 56,80 x 15 mm
  • Perfil curvado
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Cuerda y puesta en hora del reloj mediante rotación de las «argollas» presentes bajo la caja
  • Corrección rápida de la hora mediante un pulsador integrado encima del canto situado en el lado de las 12 horas
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Presentación de las horas mediante dos esferas vaciadas, de 4,00 mm de diámetro y un peso de 0,100 gramos, que se desplazan frente a unas reglas graduadas en zafiro, donde los minutos y horas se materializan mediante finas graduaciones en Super-LumiNova, bajo el zafiro
  • Franjas en Super-LumiNova situadas en el lateral del canto que permiten la lectura de la hora en la oscuridad
  • Realce de alpaca rodiada negra con laca blanca brillante
  • Blasón e índice de latón rodiado con laca

Funciones:

  •  Presentación de horas y minutos misteriosa en el exterior de la caja, con indicador mediante esferas vaciadas que se desplaza 23 mm dentro de dos tubos cilíndricos en zafiro – Arrastre del carro del imán mediante hilo
  • Presentación de los segundos mediante torbellino
  • Movimiento mecánico de cuerda manual
  • Indicación de la carga del movimiento: cuando el movimiento está cargado, el muelle se encuentra centrado en torno al barrilete

Movimiento:

  • Calibre de manufactura FLY11
  • Diámetro 26,6  x 46,4 mm; altura 8,60 mm
  • 64 rubíes
  • 419 componentes
  • Dos barriletes: uno para el rodaje de tiempo, otro para la presentación
  • 50 horas de reserva de marcha
  • Rodajes del torbellino y de la presentación independientes uno del otro desde el punto de vista energético, lo que permite optimizar la reserva de marcha
  • Tourbillon:
  1. Escape de áncora suizo
  2. Frecuencia de oscilación del volante: 21.600 Alt/h
  3. Frecuencia de rotación: 1 vuelta / minuto
  4. Tourbillon volante inclinado 30 º, guiado por doble rodamiento cerámico, transmisión mediante piñón cónico
  • Platina:
  1. Curva, con plano inclinado 30º
  2. Platina y puentes en titanio con microesferas
  3. Róchate y ruedas esqueletizados

 Pulsera:

  • Aligátor negro cosido a mano o piel con tacto de caucho dotada de un sistema de fijación de dos tornillos innovador que facilita el cambio de correa evitando que se dañe la caja
  • Cierre desplegable en titanio equipado con hebilla en oro

Edición limitada a 8 ejemplares en cada metal



Excalibur Quator

Roger Dubuis Excalibur Quator titanioCaja:

  • Titanio con tratamiento DLC negro
  • Diámetro 48 mm
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Reborde interior en color carbón
  • Minutería en blanco calcado
  • Inscripciones de Roger Dubuis y Poinçon de Genève grabados en carbón
  • Indicador de reserva de marcha en rodio a las 9h
  • Manecillas en oro blanco
  • Borde exterior satinado circular en color carbón
  • Apliques en DLC negro

Funciones:

  • Horas y minutos. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de la manufactura RD101 manual
  • 590 componentes
  • 113 rubíes
  • Diámetro 36,40 mm, altura 10,60 mm
  • Frecuencia de 28.800 alt/h
  • Ajustado en cinco posiciones
  • 5 diferenciales
  • 4 espirales

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor negra cosida a mano
  • Hebilla plegable en titanio con DLC negro

Edición limitada a 188 piezas

Certificado del Punzón de Ginebra

VERSIONES:

Caja de oro rosa. Bisel y asas pavonadas con 108 diamantes con corte baguette (3,48 quilates aproximadamente). Correa marrón, hebilla de oro rosa. Limitada a 28 unidades

Roger Dubuis Excalibur Quator oro rosa y diamantes engastados



Galet Classic

Laurent Ferrier Galet Classic marfilCaja:

  • Oro rojo, blanco o amarillo
  • Compuesta de tres piezas: carrura, bisel y trasera a presión
  • Diámetro 41 mm, altura 12,5 mm
  • Cristal abovedado de zafiro
  • Trasera con cristal de zafiro
  • Corona redondeada en oro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Color marfil. Versiones con esmalte Grand Feu, oro gris pizarra con guilloché central “clavos de París” y satinado o en ónice negro
  • Numerales romanos pintados en negro o blanco, aplicados en oro rojo o índices en oro blanco con forma de lágrima
  • Pequeño segundero a las 6 en bajorrelieve con contador pintado en rojo, blanco o en oro
  • Manecillas de horas y minutos en oro con foma “assegai”
  • Manecilla de segundos con forma “bastón “

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre de manufactura LF619.01 manual
  • Diámetro: 31,60 milímetros; altura: 5,57 milímetros
  • 188 piezas
  • 23 rubíes
  • 21.600 alternancias/hora
  • Tourbillon con dos espirales
  • Porta-pitón tipo Ginebra
  • Escape de áncora suizo
  • Volante de geometría variable con tornillos de ajuste
  • Caja de tourbillon periférica
  • Reserva de marcha de 80 horas

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo cosida a mano, marrón o negra.
  • Hebilla doble o cierre plegable en oro



Alta relojería y conciencia social. El caso Chopard

Galería ©ARM

Cuando cursé mi MBA, allá por 1991, una de las asignaturas que tuvimos fue “Ética”. No fue, desde luego, de las más largas; más bien al contrario: fue casi fugaz. En ella se hablaba de prácticas responsables, de colaboración, de compromiso con el medio, de conciencia social… algo de no mucho éxito en una España en la que el personaje más admirado era Mario Conde (y uno de los signos del triunfo era tener un Rolex). En otros países occidentales las ideas al respecto eran más o menos las mismas.

Ahora, afortunadamente, la situación es muy distinta. Todos los sectores productivos, cuando menos occidentales, han desarrollado “conciencia social” y dedican parte de sus beneficios a impulsar todo tipo de acciones que benefician a sectores deprimidos o en riesgo en todo el mundo.

Este tipo de acciones, que se diferencian de las que llevan a cabo ONGs  en que se publicitan, mantienen vivo un debate permanente e interminable: muchos piensan que las empresas que realizan estas consideradas “acciones caritativas” lo hacen por puro marketing; que se sirven de ellas para darse un crédito que no les corresponde; que son flor de un día; o que directamente lo hacen para pagar menos impuestos.

Otros pensamos que, ante la inacción de gobiernos e instituciones, todo lo que den bienvenido sea. Y personalmente me parece legítimo que les sirva de acción comercial; si tenemos que comprar un jabón de cocina (por poner un ejemplo de lo más prosaico) y uno dedica parte de la venta a una acción social lo compramos de buena gana, aunque sabemos que también beneficiamos a la marca. Lo mismo ocurre, como en lo que aquí discutimos, con la relojería.

Todas las empresas relojeras llevan a cabo alguna –cuando no varias- acciones de responsabilidad social: de carácter ecologista (IWC y las Galápagos), paliativo (OMEGA y Orbis), formativo (Montblanc y Signature For Good)… los ejemplos son casi interminables.

Chopard ha presentado en Basel su nuevo L.U.C Tourbillon QF Fairmined, que me parece una interpretación distinta y valiosa de compromiso social. Como ya es sabido, Chopard es de las pocas empresas que funde su propio oro. Eso quiere decir que tiene acceso al material desde su origen. Pues bien, lo que ha hecho la casa de los Scheufele no ha sido comprar oro sostenible a los intermediarios; ha negociado directamente con los mineros, a través de la Alianza por la Minería Responsable.

Estas son algunas fotos de uno de los proyectos de minería responsable:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esto es algo muy distinto a hacer un reloj “a beneficio de”; es tratar de cambiar las cosas desde abajo. Sin ser inocentes y pensar que todo es flower power (no todo el oro puede ser sostenible, como no toda la agricultura puede ser ecológica), sí que creo que es encomiable lo que hace Chopard. En primer lugar, que levante la mano quien conociera a ARM y su trabajo con los mineros de América del Sur. El oro es el material más abundante del reloj, por lo que ahorrarse cuantos más euros mejor en el coste de material es algo que está en la cabeza de cualquier departamento de compras. Pudiendo ahorrar dinero “socialmente” en otros componentes, ha preferido hacerlo en lo que más peso (literal y figurativamente) tiene en la pieza final.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entonces, ¿es mucho más caro el oro “fairmined”? No lo sé, pero seguramente no; pero sí garantiza un pago justo al minero, condiciones laborales adecuadas y protección del medio ambiente.

Y además el producto resultante es un relojazo.

L.U.C Tourbillon QF Fairmined perfil

Porque el L.U.C Tourbillon QF Fairmined tiene en su interior un movimiento L.U.C embellecido por un tourbillon y con una notable reserva de marcha de 9 días. El guardatiempos ostenta el certificado Qualité Fleurier, que no sólo certifica los acabados y la cronometría (a través del COSC), sino que somete al reloj a pruebas de uso muy exigentes: envejecimiento, humedad, frío, desgaste de la corona (sacándola y metiéndola muchas veces), campos magnéticos, impactos violentos. Un reloj con el sello Qualité Fleurier es, constructivamente, el mejor reloj en todos los aspectos.

L.U.C Tourbillon QF Fairmined en la muñeca 1

Lo único que falta en esta ecuación es que mi cartera pudiera estar a la altura del precio del reloj, y aportar mi granito de arena. Pero eso es otra historia. Mientras tanto no queda sino aplaudir a Chopard.

La ficha técnica del reloj, por cierto, está aquí.



Monaco V4 Tourbillon

TAG Heuer Monaco V4 tourbillonCaja:

  • Titanio pulido grado 5 con recubrimiento de carburo de titanio
  • Diámetro 41 x 41 mm
  • Cristal biselado de zafiro con doble tratamiento antirreflejos
  • Reverso de cristal de zafiro en 3 secciones
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Tourbillon dirigido por correas a las 9
  • 2 puentes en forma de V recubiertos en negro y pulidos
  • 3 puentes recubiertos de negro con acabado Côtes de Genève realizado a mano
  • Manecillas de horas y minutos facetadas y acabadas en negro con marcadores luminiscentes
  • Contadores blancos o negros con brillo
  • Índices facetados aplicados a mano, cepillados y pulidos
  • Logotipo de TAG Heuer blanco grabado a las 5h
  • “V4” grabado a las 7h

Funciones:

  • Horas y minutos. Tourbillon. Pequeño segundero a las 6h

Movimiento:

  • Calibre automático
  • Diámetro: largo 31,5 mm, ancho 35 mm, altura 9,26 mm
  • 46 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • 4 correas
  • Grosor del más fino: 0,07 mm
  • 2 correas con cable de acero interno de refuerzo
  • 2 pares de barriletes unidos por correa, ubicados en paralelo e inclinados 13º
  • Conjunto colector de fuerza colocado sobre un rodamiento a las 12h
  • Masa lineal con doble carril, lingote de tungsteno y 9 micro rodamientos

Pulsera:

  • Correa negra de aligátor cosida a mano y con efecto de tacto suave
  • Hebilla plegable de titanio grado 5 con recubrimiento de carbono de titanio, con pulsadores de seguridad y el logotipo V4
  • O brazalete con forma de H. Acabado alternado entre pulido y cepillado de la fila central y cepillado de las laterales, con bordes pulidos
  • Hebilla de acero plegable con botones de seguridad

 



L.U.C Tourbillon QF Fairmined

Chopard L.U.C Tourbillon QF FairminedCaja:

  • Oro rosa “Fairmined” de 18 quilates
  • Diámetro 43 mm, altura 11,15 mm
  • Cristal y fondo de zafiro anti reflectante
  • Corona de oro rosa  « Fairmined » de 18k
  • con  logo L.U.C

Esfera:

  • Rutenio con satinado rayos de sol
  • Agujas de las horas, de los minutos y segundero pequeño doradas
  • Reserva de marcha a las 12 horas
  • Pequeño segundero sobre el tourbillon a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon de un minuto. Indicador de reserva de marcha a las 12h

Movimiento:

  • Calibre manual de la manufactura L.U.C 02.13-L
  • Diámetro 29,70 x 6,10 mm
  • 33 rubíes
  • Frecuencia 28.800 alt/h
  • 216 horas de reserva de marcha

Pulsera:

  • Correa en cocodrilo negro mate, cosido a mano, con certificado CITES
  • Hebilla en oro rosa « Fairmined » de 18k.

Edición limitada a 25 piezas

 



Classique Tourbillon Quantième Perpétuel

Breguet Classique Tourbillon Quantieme PerpetuelleCaja:

  • Oro rosa de 18 quilates o platino 950
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18 quilates, plateada guilloché realizada a mano con 4 motivos diferentes
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Calendario retrógrado a las 12 horas
  • Meses y años bisiestos a las 3 horas
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Calendario perpetuo

Movimiento:

  • Calibre manual 558QP2
  • 14 ½ líneas
  • 21 rubíes
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado
  • Volante con tornillos de carga
  • Espiral BREGUET
  • Frecuencia 2,5 Hz
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas


Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5377

Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5377Caja:

  • Platino
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal y fondo transparente con cristal de zafiro
  • Canto acanalado
  • Asas soldadas
  • Barritas atornilladas
  • Estanco hasta 30 metros

Esfera:

  • Oro de 18 quilates, plateada guilloché realizada a mano con 4 motivos diferentes
  • Numerada y firmada Breguet individualmente
  • Disco horario con números romanos
  • Agujas Breguet de “manzana vaciada” de acero azulado
  • Pequeño segundero sobre el eje del tourbillon
  • Indicador de reseva de marcha a las 8:30

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Tourbillon. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre extraplano automático 581 DR
  • 16 líneas
  • 42 rubíes
  • Reserva de marcha de 90 horas
  • Barrilete sobre rodillos a rodamiento de bolas
  • Escape de áncora de lado invertido en silicio y acero amagnético
  • Espiral de silicio
  • Frecuencia 4,0 Hz (28.800 alt/hora)
  • Ajustado en 6 posiciones

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas

Breguet-Classique-Tourbillon



Traveller WW.TC oro rosa

Girard-Perregaux Traveller WW.TC oro rosaCaja:

  • Oro rosa
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro antirreflejos
  • Fondo de cristal de zafiro, cerrado por 6 tornillos
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Opalina o negra
  • Fecha a las 1:30
  • Pequeño segundero a las 3
  • Contador de 30 minutos a las 9 y de 12 horas a las 6
  • Segundero del cronógrafo central
  • Disco externo con las horas del mundo e indicador de día y noche

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero, fecha, GMT, indicador de día/noche, cronógrafo

Movimiento:

  • Diámetro : 29.10 mm (13 ’’’)
  • Frecuencia : 28.800 Alt/h – (4 Hz)
  • Reserva de marcha: min. 46 horas
  • Rubíes : 63
  • Funciones : horas, minutos, pequeño segundero, horas del mundo con indicador día/noche, cronógrafo, fecha

Pulsera:

  • Correa de caucho recubierta de aligátor negro.
  • Cierre desplegable

 



Villeret Tourbillon

Blancpain Villeret TourbillonCaja:

  • Platino
  • 42 mm de diámetro; 11,65 mm de altura
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermeticidad: 30 metros

Esfera:

  • Esmalte Grand Feu blanca
  • Tourbillon a las 12

Funciones:

  • Horas y minutos. Tourbillon volante de un minuto

Movimiento:

  • Movimiento mecánico de carga automática, Calibre 242
  • Diámetro 30,60 mm. Altura de 6,10 mm
  • 12 días de reserva de marcha
  • Masa oscilante calada
  • Espiral de silicio
  • Asas de la horquilla del áncora en silicio
  • Puentes y disco de reserva de marcha decorados en guilloché
  • Rochete con decoración tipo llanta
  • Caja del tourbillon sin puente superior
  • 243 piezas
  • 43 rubíes

Pulsera:

  • Correa de aligátor marrón

 



De Bethune Maxichrono Tourbillon. Midiendo belleza

Una casa relojera que ha creado un reloj a partir del calendario maya, que presenta fases lunares que sólo se deben ajustar cada más de 1.000 años, tiene que estar reñida por fuerza con el concepto cronógrafo. La serenidad de sus modelos no cuadra con el nervioso pulsar del arranque/paro de la trotadora. Sus esferas jamás podrían ser tricompax. Ni bicompax. Sencillamente los cronógrafos no son para De Bethune. ¿O sí? Sigue leyendo



DB29 Maxichrono Tourbillon

DeBethune DB29 MaxichronoTourbillonCaja:

  • Oro rosa
  • Diámetro 46 mm, altura 11,70 mm
  • Cristal de zafiro con dureza 1.800 Vickers y doble tratamiento antireflejos
  • Reverso de cristal de zafiro con dureza 1.800 Vickers y doble tratamiento antireflejos
  • Tapa con bisagra invisible en oro rosa

Esfera:

  • Plateada. Construida en diversos niveles
  • Contador interior central de 24 horas para el cronógrafo
  • Contador central de horas
  • Contador exterior de de minutos y de minutos del cronógrafo
  • Anillo externo con indicación de los segundos del cronógrafo
  • 5 manecillas curvadas pulidas a mano. De acero azulado para horas y minutos y horas y segundos del cronógrafo. De oro rosa para los minutos del cronógrafo

Funciones:

  • Horas y minutos. Cronógrafo monopulsador con contadores de 24 horas, 60 minutos y 60 segundos. Tourbillon

Movimiento:

  • Calibre DB2039 manual
  • Tourbillon DeBethune de 30″ en silicio y titanio
  • Diámetro: 30 milímetros
  • 410 piezas
  • 3 ruedas de pilares
  • Embrague absoluto de DeBethune
  • Doble barrilete autoregulable
  • Volante en silicio y oro blanco
  • Espiral con curva final plana 
  • 36.000 alt/hora

Correa:

  • Correa de piel de cocodrilo con hebilla de hebijón

Producción limitada a 20 unidades

Pre-Baselworld: Tri-Axial Tourbillon

Mañana arranca Baselworld y una de las compañías que más deseo ver es Girard-Perregaux, una de mis favoritas.

Uno de las novedades que vamos a ver, y que es toda una sorpresa, es el Tri-Axial Tourbillon. Y digo una sorpresa porque se sale de la línea habitual de esferas limpias y complicaciones internas para adentrarse en caminos que ya habían explorado Jaeger-LeCoultre o Greubel Forsey, esta última con un ADN que le lleva a mostrar más los avances que la estética. Bien es cierto que la apariencia del Constant Escapement era ya muy radical.

El nombre no esconde mucho: un tourbillon sujeto sobre tres ejes, que seguro va a ser una delicia observar. Os dejo el vídeo. Perdón por la foto, pero está tomada del propio vídeo, a falta de más material. Y como el teaser es de apenas unos segundos incluyo una lista de reproducción del canal de YouTube de Girard-Perregaux, por si queréis disfrutar un poco más.

Y por supuesto su Ficha Técnica.



Royal Oak Offshore Tourbillon Chronograph

Royal Oak Offshore Tourbillon ChronographCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento antirreflejos
  • Fondo de cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos
  • bisel, corona atornillada y pulsadores de cerámica negra
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Esfera azul calada a las 6h, 9h y 12h
  • Contador azul
  • Dígitos arábigos con revestimiento luminiscente
  • Agujas Royal Oak de oro blanco con revestimiento luminiscente, realce interior azul

Funciones:

  • Horas y minutos. Tourbillon
  • Cronógrafo (trotadora central, contador subsidiario de 30 minutos)

Movimiento:

  • Calibre de Manufactura 2912 de carga automática
  • Diámetro total34,6 mm
  • Tipo de volante con tornillos de inercia variable
  • Frecuencia del volante 3,00 (=21’600 alternancias/hora) Hz
  • Tipo de porta-pitón: Móvil
  • Tipo de espiralBreguet
  • Número de rubíes:30
  • Reserva de marcha: 237 h
  • Número de componentes: 328
  • Movimiento con cronógrafo integrado
  • Mecanismo de cronógrafo con rueda de pilares
  • Contador de 30 minutos
  • Sistema antichoques que garantiza la precisión del cronometraje
  • Graduador de cuerda de engranaje coincidente
  • Doble barrilete en paralelo
  • Puentes de aluminio anodizado
  • Acabados a mano de los puentes y platina
  • Acabados a mano de las piezas troqueladas (ángulos pulidos, matizados en cara superior y cepillados en cara inferior)
  • TOURBILLON
  • Cronógrafo / Contador de minutos / Contador de segundo

Pulsera:

  • Correa de caucho azul con hebilla de hebijón de platino 950

Referencia 26388PO.OO.D027CA.01



Royal Oak Concept GMT Tourbillon

Royal Oak Concept GMT TourbillonCaja:

  • Titanio
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro, con tratamiento antirreflejos
  • Bisel de cerámica blanca
  • Corona atornillada
  • Pulsador de cerámica
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Indicador del segundo huso horario a la altura de las 3 h
  • Indicador de la posición de la corona a las 6 h
  • Tourbillon a las 9 h con puente de aluminio anodizado negro
  • Puente central de cerámica blanca
  • Agujas Royal Oak de oro blanco con revestimiento luminiscente
  • Bisel interior de aluminio anodizado negro

Funciones:

  • Horas y minutos. GMT 24 horas. Indicación día y noche. Selección de funciones

Movimiento:

  • Calibre de Manufactura 2930 de cuerda manual
  • Diámetro total: 35,60 mm (15 ¾ líneas)
  • Grosor total: 9,90 mm
  • Número de rubíes: 29
  • Número de componentes: 291
  • Reserva de marcha mínima garantizada: 237 h
  • Frecuencia del volante: 3 Hz (21.600 alternancias/hora)
  • Acabados: puentes y platina acabados a mano, piezas recortadas acabadas a mano, ángulos pulidos, rasgos estirados por encima y satinado por debajo

Pulsera:

  • Correa de caucho blanco con hebilla desplegable AP de titanio

Referencia 26580IO.OO.D010CA.01

 

 



WW2 Military Tourbillon

Bell and Ross WW2 Military TourbillonCaja:

  • Titanio polisatinado. Acabado de PVD titanio
  • Diámetro de 45 mm
  • Cristal de zafiro antirreflejos
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Asas móviles
  • Estanqueidad hasta 50 metros

Esfera:

  • Color negro mate
  • Compuesta de varias placas con aplique metálico en acabado de titanio
  • Atornillada y decorada con Côtes de Genève
  • Agujas, cifras  e índices dorados

Funciones:

  • Horas y minutos tipo regulador. Indicador de reserva de marcha y de precisión

Movimiento:

  • Mecánico de cuerda manual con tourbillon hecho en Suiza. Jaula del tourbillon en oro rosa

Correa:

  • Cocodrilo marrón. Hebilla de ardillón en titanio

Edición limitada a 20 unidades

 

 

 

 

 



Double Tourbillon 30° Bicolor

Greubel Forsey Double Tourbillon 30° bicolor oro rojoCaja:

  • Oro rojo 5N
  • Diámetro 47,50 mm; altura 16,84 mm
  • Cristal de zafiro sintético convexo
  • Fondo: cristal de zafiro sintético
  • Grabado pulido con la leyenda “Greubel Forsey Double Tourbillon 30°” sobre fondo punzado a mano
  • Asas tridimensionales de geometría variable con sujección por tornillos
  • Tornillos de seguridad en oro
  • Dos placas de titanio negro ADLC grabadas y acabadas a mano con texto, atornilladas al lateral
  • Número de pieza grabado a mano
  • Corona en oro rojo con el logo GF lacado en negro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Dial horario en cristal de zafiro sintético. Pequeño segundero y reserva de marcha en oro con triángulos en rojo
  • Manecillas de horas y minutos en oro pulido con SuperLuminova
  • Indicador grabado de 4 minutos en cristal de zafiro sintético

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero a las 9
  • Reserva de marcha a las 3
  • Tourbillon de cuatro minutos exterior
  • Tourbillon de 60 segundos interno

Movimiento:

  • Calibre GF02s mecánico de carga manual
  • 38,40  x 12,15 mm de altura
  • 43 rubíes
  • 385 componentes
  • 132 componentes en las 2 cajas de tourbillon. Peso total de las 2: 1,22 g
  • 21.600 alternancias/hora
  • 4 barriletes coaxiales de rotación rápida (1 giro en 3,2 horas) dispuestos de dos en dos. Uno de ellos equipado con un muelle de embrague para evitar el exceso de tensión. Cubiertas de los barriletes en oro de 22 quilates con tratamiento de níquel-paladio
  • Reserva de marcha de 120 horas
  • Volante de inercia variable con tornillos en oro blanco (10,70 mm de diámetro). Espiral con terminal Phillips y tija estilo Ginebra
  • Platinas principales en plata niquelada con biselado manual y tratamiento de cromo negro
  • Puentes de plata niquelada con biselado manual y tratamiento de cromo negro . Platina de oro con el número individual
  • Tourbillon interno inclinado a 30º, con 1 rotación por minuto
  • Tourbillon externo con 1 rotación cada 4 minutos. Biselado manual y pilares de caja esqueletados. Contrapeso de oro
  • Ruedas con perfil circular. Tren cónico con perfil corregido

Correa:

  • Correa de aligátor negra cosida a mano. Hebilla plegable en oro rojo con el logotipo de Greubel Forsey grabado a mano

Edición limitada a 22 piezas

VERSIONES:

22 Piezas en platino con platinas en titanio negro con tratamiento ADLC. Corona en platino. Hebilla en platino.

Greubel Forsey Double Tourbillon 30° bicolor platino

 



Patrimony Traditionnelle Esqueletado Tourbillon 14 Días

Patrimony Traditionnelle Esqueletado Tourbillon 14 DíasCaja:

  • Platino 950
  • Diámetro 42 mm; altura 12,22 mm
  • Cristal de zafiro
  • Fondo: cristal de zafiro transparente
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Anillo exterior color pizarra con índices de oro blanco aplicado y minutero en blanco

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero a las 6, sobre la caja del tourbillon
  • Reserva de marcha
  • Tourbillon

Movimiento:

  • Calibre 2260 SQ de manufactura, manual
  • 29,10  x 6,80 mm de altura
  • 31 rubíes
  • 231 componentes
  • 18.000 alternancias/hora
  • Reserva de marcha de 336 horas

Correa:

  • Correa de aligátor negra con cuadrados grandes. Hebilla plegable triple en platino 950 con media Cruz de Malta pulida

Referencia: 89010/000P-9935. Sello del Punzón de Ginebra