Archivo de la etiqueta: Tudor



Nuevo Tudor Pelagos LHD para zurdos. Características y precio

tudor-pelagos-lhd-9-horasyminutos

Casi hundido por el incuestionable éxito de su hermano menor Black Bay, el Pelagos sale a flote con fuerza renovada y le gana por la mano. La mano izquierda, concretamente.

Presentamos el Tudor Pelagos LHD, el primer reloj para zurdos de la casa.

 

tudor-pelagos-lhd-3horasyminutos

Es verdad que, tal como anunció Tudor en la feria de Baselworld 2016, sus esfuerzos iban a ir sobre todo dirigidos al Black Bay, que es su producto estrella. Aquí hemos visto ya los Black Bay Back y sobre todo el Tudor Heritage Black Bay Bronze, un exitazo en toda regla que además acaba de ganar el Premio de Relojería de Ginebra. El Pelagos mientras tanto ha estado todo el año en segundo plano. Hasta hoy que se ha presentado el Tudor Pelagos LHD.

tudor-pelagos-lhd-4-horasyminutos

El Tudor Pelagos es el verdadero reloj de buceo de Tudor, ya que puede alcanzar los 500 metros de profundidad sin ver comprometida su hermeticidad. Añade incluso una válvula de helio a las diez que en el modelo para zurdos pasa a ocupar una nueva posición a las tres, aprovechando el hueco que deja la corona tras emigrar hasta las 9 horas.

tudor-pelagos-lhd-11-horasyminutos

Estructuralmente el reloj es exactamente el mismo que ya repasamos en profundidad en esta entrada.  La caja y el brazalete son de titanio y el diámetro es de 41 mm. El bisel unidireccional también es de titanio, pero la parte visible es  un disco de cerámica negra y graduaciones con material blanco luminiscente. El cristal esde zafiro abombado antirreflectante y resistente a las rayaduras y la corona está roscada y provista de un sistema de triple hermeticidad. El modelo está inspirado en un reloj también para zurdos encargado por la Marina francesa.

tudor-pelagos-lhd-2-horasyminutos

La esfera presenta color beis en los índices y agujas, mientras que la fecha alterna el color rojo en los números pares y negro en los números impares, como en los antiguos relojes de buceo de la marca. A ese tipo de fecha se la conocía coloquialmente como “la ruleta”. El rojo se ha usado también en el nombre del reloj, que encabeza un párrafo de cinco líneas encima de las seis horas.

tudor-pelagos-lhd-8-horasyminutos

tudor-pelagos-lhd-6-horasyminutos

El calibre dentro del Tudor Pelagos LHD es el MT 5612 LHD. Al igual que ocurre con la corona y la válvula de helio el nombre del movimiento es una inversión del ya existente (que se llama MT 5621), y Tudor lo ha certificado COSC con la premisa de que se maneja al contrario del normal. Por supuesto el calibre no se ve porque el fondo es ciego. En dicho fondo aparece, por primera vez, el número de fabricación de cada reloj. Por último hay que señalar que el reloj se entrega, además de con brazalete de titanio, con una correa de caucho y la herramienta necesaria para cambiarla. El brazalete tiene el sistema extensor que ya conocíamos y que hace feliz a quien lo lleva aunque nunca se ponga un traje de neopreno, porque contribuye a que el ajuste exacto a cada muñeca sea mucho más fácil de conseguir.

tudor-pelagos-lhd-7-horasyminutos

tudor-pelagos-lhd-5-horasyminutos

El precio del Tudor Pelagos LHD es de 4.180 euros, que es un precio de lo más tentador. ¡Ah! Una cosa más: LHD significa Left Hand Drive, la expresión que se utiliza en inglés para designar los vehículos que tienen el volante a la izquierda. Más información en Tudor.es.



En la muñeca: Tudor Heritage Black Bay

Tudor-Black-Bay-Heritage-11-HorasyMinutos

Tudor lleva haciendo salivar a los aficionados a la relojería desde 2012 con el Tudor Heritage Black Bay, un reloj que cumple con todos los códigos del deseo: imagen distintiva neo-vintage, perfectos acabados, calibre de manufactura y precios contenidos. Vamos a repasar dos modelos: el ya conocido Tudor Heritage Black Bay Black y el Tudor Heritage Black Bay Dark, por primera vez recubierto con PVD negro.

 

Tudor-Black-Bay-Heritage-2-HorasyMinutos

La presentación de Tudor en la feria de Baselworld 2016 estuvo fundamentalmente centrada en el Tudor Heritage Black Bay, y con razón. Es sin duda el modelo más exitoso y deseado de la casa -con permiso de su hermano el Tudor Pelagos, que ya presenté en esta entrada-, y en estos momentos tan turbulentos para la industria lo más inteligente es centrarse en aquello que está funcionando y minimizar los riesgos. Ya vendrán tiempos mejores en los que poder experimentar.

Tudor-Black-Bay-Heritage-15-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-7-HorasyMinutos

Pero es que además la posición de Tudor es sólida, porque tiene una cartera aquilatada de productos potentes y muy buscados, así que pisar sobre la base de un producto como el Tudor Heritage Black Bay es perfectamente lícito: está dando mucho sin que se le vaya la cabeza con los precios, como le ha ocurrido en estos últimos años a buena parte de la relojería suiza.  Por otro lado el año pasado Tudor se convirtió en una manufactura porque lanzó su primer movimiento propio, desarrollado por la casa y sin intervención de Rolex con el objetivo de separarse de un hermano mayor que durante mucho tiempo ha ahogado su personalidad. Y es un buen calibre, automático además: funciona a 4 Hz y está regulado por un volante de inercia variable con una espiral antimagnético de silicio. Tiene una reserva de marcha de 70 horas y certificado de cronometría COSC. Sin embargo no es visible porque el fondo es ciego.

Tudor-Black-Bay-calibre-MT-5602-HorasyMinutos

El Tudor Pelagos ya recibió el nuevo movimiento en 2015, así que tocaba equipar al superventas de la casa con el nuevo motor. Y para celebrarlo se han dado ciertos retoques estéticos y lanzado nuevas versiones; la más popular es sin duda el Tudor Heritage Black Bay Bronze que ya repasamos en este artículo. La caja sigue siendo de 41 mm de diámetro, una medida perfecta para acomodarse en cualquier muñeca. Está fabricada en acero 316L -habitual en la relojería por ser hipoalergénico-, conocido en el mundo industrial como el acero “grado marino” gracias a su resistencia a la corrosión. La versión Tudor Heritage Black Bay Black tiene las partes frontales del reloj y el brazalete satinados, mientras que la carrura está pulida. En el Tudor Heritage Black Bay Dark todo el recubrimiento de PVD es cepillado.

El bisel giratorio unidireccional está realizado en acero (con PVD en la versión Dark) con disco de aluminio anodizado en negro mate, por encima del cual sobresale el cristal de zafiro y su característica forma de domo. Por supuesto se mantiene el triángulo rojo alrededor del punto luminiscente sobre las doce, una de las características favoritas de los seguidores de la marca.

Tudor-Black-Bay-Heritage-3-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-13-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-9-HorasyMinutos

En la esfera también ha habido cambios estéticos. En primer lugar a las 12 se ha sustituido la rosa de la casa Tudor por el logotipo actual. Es un cambio que tiene sentido porque en las versiones anteriores -que se pueden ver con fotos en vivo en esta entrada– el logotipo no constaba en ningún sitio, lo cual no dejaba de ser una inconsistencia especialmente en el mundo actual en el que es fundamental la coherencia y persistencia de la imagen de marca. Ahora la rosa Tudor sólo aparece grabada en la “gran corona”. Esto tiene una ventaja añadida: la imagen siempre está vertical, porque la rosa es redonda. Eso no ocurre con el escudo porque sólo tiene una posición vertical. Puede parecer una tontería, pero a los amantes de los detalles llevar el dibujo torcido les puede volver locos. Y sí, lo confieso: yo soy uno de esos.

Tudor Heritage Black Bay Black perfil

Otro de los cambios significativos es el texto a las 6 horas, que ahora ocupa tres líneas rectas y además en escala. En ellas se informa de la hermeticidad (200 metros) y de que el reloj es un cronómetro certificado. En esto de poner mucho texto sí que se le nota el origen rolexiano.  En la versión Tudor Heritage Black Bay Dark la profundidad aparece en rojo, y queda muy bien. Por supuesto continúa la manecilla de la hora y el segundero con forma de copo de nieve, como se las conoce históricamente. La visión en la oscuridad es perfecta.

Tudor-Black-Bay-Heritage-8-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-4-HorasyMinutos

 

Tudor-Black-Bay-Heritage-17-HorasyMinutos

El Tudor Heritage Black Bay Black está disponible en dos versiones: con brazalete de acero o con correa de piel negra envejecida. En ambos casos el reloj viene con una correa de nylon extra. En el caso del Tudor Heritage Black Bay Dark también hay dos posibilidades: o la correa de piel o un brazalete de acero recubierto en PVD negro, además de la correa de nylon. Salvo las correas de tela las demás se sujetan a la muñeca de su afortunado poseedor con una hebilla plegable con cierre de seguridad.

Tudor-Black-Bay-Heritage-14-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-1-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-18-HorasyMinutos

 

Tudor-Black-Bay-Heritage-10-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-12-HorasyMinutos

Los relojes ya están disponibles en las tiendas y en la boutique de Tudor recientemente abierta en El Corte Inglés de la Castellana en Madrid, y sus precios son: Tudor Heritage Black Bay Black con brazalete de acero: 3.480 euros. La versión con correa de cuero cuesta 3.190 euros. Por su parte el Tudor Heritage Black Bay Dark con brazalete de acero y PVD tiene un precio de  4.230 euros, mientras que si se elige la versión con correa de piel el precio es de 3.930 euros. ¿Con cuál te quedarías? Más información en Tudor.es.

Tudor-Black-Bay-Heritage-16-HorasyMinutos

Tudor-Black-Bay-Heritage-5-HorasyMinutos



Tudor y el Hudson River Project

Tudor-Hudson-River-Project-13-Horasyminutos

El Hudson River Project, patrocinado por Tudor parece a primera vista algo simple: construir un bote con los residuos de la ciudad de Nueva York, llevarlo hasta el lago Tear of the Clouds, en lo alto de las montañas de Adirondack, donde nace el río Hudson, y usarlo para volver a Nueva York descendiendo por el río.

Tudor-Hudson-River-Project-10-Horasyminutos

Desde el 25 de octubre hasta el 26 de diciembre de 2015, en pleno invierno, el británico James Bowthorpe estuvo inmerso en un descenso de 500 kilómetros en solitario por tramos de nieve y hielo, rápidos de aguas bravas y rutas de navegación internacionales. En su viaje de vuelta a Nueva York, la ciudad a la que el Hudson da vida, James fue equipado con una pieza esencial: un reloj TUDOR North Flag.

Tudor-Hudson-River-Project-5-Horasyminutos

Ahora que más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, es fácil olvidar que Londres no existiría sin el Támesis ni París sin el Sena. Igual que Nueva York no existiría sin el Hudson. El Hudson River Proyect pretende recuperar los vínculos que hay entre esta ciudad y el entorno natural en el que se desarrolló, y así redefinir nuestra percepción de la sostenibilidad.

ALGUNOS DATOS SOBRE EL HUDSON RIVER PROJECT

 

Tudor-Hudson-River-Project-12-Horasyminutos
>> James Bowthorpe creció entre un río y un canal en Somerset (Inglaterra); su padre le construyó un kayak cuando era pequeño.
>> Fue diseñador de muebles y se hizo famoso al batir el récord de la vuelta al mundo en bicicleta en 2009.
>> Llegó a Nueva York el 25 de octubre de 2015 y tuvo solo ocho días para recoger el material con el que construyó el bote. Para fabricarlo usó chapas de aluminio y contrachapado, entre otros materiales.

Tudor-Hudson-River-Project-3-Horasyminutos
>> El paisaje del Hudson durante el descenso cambió radicalmente de virgen a salvaje para luego acabar en una ruta de navegación
internacional.
>> James remaba aproximadamente ocho horas al día, en las que cubría una media de 16 kilómetros.

Tudor-Hudson-River-Project-10-Horasyminutos
>> En las montañas la temperatura descendía hasta –10 grados centígrados con nieve. Para combatir el frío, James llevaba un traje de buceo y guantes de neopreno.

Tudor-Hudson-River-Project-portada-Horasyminutos
>> El bote volcó la primera vez que James intentó navegar en él; además, tuvo que reconstruirlo numerosas veces durante el viaje.
>> En algunas ocasiones James tuvo que usar botellas de plástico desechadas para tapar las fugas.

No, no parece que fuera algo sencillo, como uno pensaría a primera vista.

Tudor-Hudson-River-Project-9-Horasyminutos

CONVERSACIÓN CON JAMES BOWTHORPE

 

Una vez finalizado el reto, ¿qué te costó más superar: los tramos salvajes o las infraestructuras creadas por el hombre (como las rutas de navegación, etc.)?
Es difícil decirlo. Las aguas bravas, el hecho de estar expuesto ante la montaña y las temperaturas extremas son peligros que nunca se deben subestimar. Pero, por otra parte, no hay nada más impredecible que la naturaleza humana.

Tudor-Hudson-River-Project-1-Horasyminutos
¿Cómo organizaste los descansos, si es que hiciste
alguno?
Teníamos previstos un par de días de descanso, pero no eran fijos, ya que en cierta medida dependíamos del clima y de las mareas. Dicho esto, ya sabía por viajes anteriores que en Estados Unidos la gente es increíblemente amable con las personas que están en ruta o inmersas en un viaje complicado. Creo que tiene que ver con el espíritu pionero.

Tudor-Hudson-River-Project-6-Horasyminutos
¿Qué aptitudes y qué tipo de personalidad crees que
son necesarias para embarcarse en el tipo de retos
que a ti te motivan?
Se necesitan ciertos conocimientos. Por ejemplo, construir un bote de cero no es fácil, pero eso no quiere decir que yo sea un experto constructor. Creo que tienes que ser capaz de probar, equivocarte y
seguir probando. Cualquier tipo de aventura es un proceso creativo, así que tienes que ser capaz de implicarte. Hay días muy buenos y otros muy, muy duros.

Tudor-Hudson-River-Project-8-Horasyminutos
¿Qué buscas en una aventura?
Intento que implique una dificultad física, pero que también tenga un objetivo que me interese o en el que crea. Cuando fui en bicicleta desde Alaska hasta Los Ángeles en 1998, me dediqué a preguntar a gente en parques nacionales que quería decir «espacio natural» para ellos. Creo que sin esa parte que para mí es interesante no lo haría. Si quisiera un reto puramente físico, podría ir al gimnasio o correr una
maratón.

¿Qué es para ti pasar un buen rato?
Mmm, me gusta ir al cine. Sentir que por un momento salgo de mí mismo, por decirlo de alguna manera. Imagina que estás escalando una montaña o descendiendo por un camino desconocido o por rápidos en un bote hecho con desperdicios. No tienes tiempo para pensar en las preocupaciones del día a día; en cierto modo, descansas de ti mismo. Creo que puedes sentir lo mismo viendo una buena película o haciendo otro tipo de cosas, pero crear tu propia
historia, si puedes, es lo mejor.

Tudor-Hudson-River-Project-7-Horasyminutos

¿Qué es lo primero que metes en la mochila cuando vas a explorar naturaleza salvaje?
Primero meto todo lo que creo que necesito y después saco una parte. No es bueno llevar demasiadas cosas, especialmente cuando las tenemos a nuestro alrededor cada día. Los dispositivos electrónicos necesitan cargador, la ropa se puede lavar y todo lo que
llevas «por si acaso» al final solo suma peso. Pero para contestar a tu pregunta, la seguridad es lo más importante, así que llevo cosas que me mantengan caliente, seco y alimentado. Cosas de boy scout.

¿Cómo usaste las diferentes funciones del reloj TUDOR North Flag?
Primero confiamos en que aguantaría el reto. Por mis últimos viajes, sé que puede resistir 15 grados bajo cero, recibir golpes y darse cuerda solo (basta con mover los brazos). En concreto lo usamos para sincronizar algunas de las tomas más complicadas que
hicimos en aguas bravas. En otras ocasiones tuvimos problemas con la transmisión de radio, que se interrumpía con el granito, así que saber de antemano cuándo es el momento del «¡ya!» fue francamente útil e infalible. Además, mi padre me enseñó a navegar
con un reloj cuando era adolescente, así que también lo usé para eso. Es evidente que un reloj no te dice dónde estás, pero puedes usar el sol y la aguja de la hora para saber en qué dirección te estás moviendo, incluso sin puntos de referencia.

Tudor-Hudson-River-Project-14-Horasyminutos

El Hudson River Project empezó en octubre de 2015 y terminó después de Navidad. En 2016 se estrenará un documental sobre la expedición.

Si quieres saber más sobre el Tudor North Flag, recuerda que puedes leer el reportaje en la muñeca que le dedicamos en este artículo.

Tudor North Flag brazalete

Éste es el vídeo oficial, pero subtitulado por Horas y Minutos.



En la muñeca: Tudor Heritage Black Bay Bronze

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-Horasyminutos

El Heritage Black Bay Bronze de Tudor ha sido sin duda alguna uno de los pocos relojes que realmente han levantado expectación en la feria de Baselworld 2016, porque une lo mejor de los Black Bay con una presencia distinta y cautivadora. Nos lo hemos puesto para saber si responde al revuelo causado.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-5-Horasyminutos

En dos palabras: ¡desde luego! El Tudor Heritage Black Bay Bronze es seguramente la iteración más atractiva del modelo. Y eso a pesar de que todos guardamos un sitio especial en nuestro corazón para el Black Bay original con bisel granate que apareció en 2012 para crear una historia de amor y pasión que sigue igual de potente 4 años después. Dedicaré un artículo específico a los nuevos Black Bay con calibre de manufactura más adelante para poder centrarnos ahora en esta pequeña joya de seducción.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-3-Horasyminutos

Empecemos por la caja: 43 mm de diámetro, dos más que sus hermanos de familia. Pero no es enteramente de bronce, sino que está creada a partir de una aleación de bronce y aluminio. El bronce es un metal que se oxida al contacto con el aire porque su principal componente es el cobre, y va creando una pátina -conocida también como cardenilloverdín- que varía de color según los componentes del aire que lo oxida; así, termina teniendo un color que puede ir desde el gris al verde brillante o incluso al morado o el negro, pasando por diversas tonalidades de azul, marrón u ocre. Esta paleta de colores tiene su reflejo incluso en el nombre: verdín hace referencia al verde, cardenillo viene de cárdeno que es morado, y los ingleses utilizan la palabra verdigris y los franceses vert de gris (verde de gris). Curiosamente el origen de ambas era también francés, pero se decía Vert de Grece, verde de Grecia. Verdegrís se puede encontrar también en escritos en español (con acento en la i final), pero en realidad la RAE no lo admite porque ya hay tres palabras perfectamente válidas para definicir el concepto. Todos estos nombres para un mismo elemento dan una idea de cómo evoluciona el metal según donde esté. Y, sin duda, el ejemplo más conocido es el de la Estatua de la Libertad de Nueva York.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-9-Horasyminutos

Además ocurre que la pátina no siempre es uniforme, con lo que el resultado puede no ser todo lo estético que a su dueño le gustaría. Ese es el motivo por el que la manufactura decidió alear el bronce con el aluminio: éste último actúa como nivelador y hace que la pátina sea uniforme en toda la caja del Tudor Heritage Black Bay Bronze. El metal está perfectamente satinado en su totalidad, incluida las asas. Sobre la carrura se alza el bisel marrón con numerales en un color oro viejo muy bonito, abrazando al cristal de zafiro abombado como corresponde a un reloj de inspiración vintage. La “Rosa Tudor”, la flor heráldica de la dinastía inglesa, está grabada en una corona del mismo gran tamaño que la original de 1958.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-8-Horasyminutos

La esfera es preciosa. El color marrón, que pasa de un tono chocolate mate a uno más cálido y rojizo según la luz que reciba, necesita muy pocos segundos para encandilar irreversiblemente a quien lo mira. Su borde exterior lo forman los minutos, pintados en un tono dorado a juego con el del bisel y que también se utiliza para la leyenda sobre las 6 (metros y pies de hermeticidad y certificación de cronometría) y bajo las 12. Aquí la Rosa Tudor ha sido sustituido por el escudo de la marca y la ciudad de Ginebra. Conviene recordad que Hans Wilsdorf, fundador de Rolex y nacido en Alemania, se nacionalizó británico, por lo que aunque su producción se trasladó a Biel (Suiza), no es de extrañar que utilizara el nombre de Tudor como homenaje a su patria de adopción. De hecho la marca registrada no es sólo Tudor, sino The Tudor; así, en inglés.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-6-Horasyminutos

Al contrario que sus hermanos de colección este Tudor Heritage Black Bay Bronze presenta numerales arábigos a las 3, 6 y 9, particularmente queridos por los coleccionistas.  Salvo el gran triángulo isósceles invertido a las 12, las demás horas están señaladas por grandes círculos aplicados, a juego con el que aparece en el bisel. Y, por supuesto, están también las manecillas “snowflake” (copo de nieve) características de los relojes de submarinismo de Tudor. Todos con un excelente tratamiento SuperLuminova para una perfecta lectura en la oscuridad, como ya vimos en la presentación del Black Bay Black (que se puede leer aquí).

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-12-Horasyminutos

El reloj se mueve gracias a una de las versiones del calibre de manufactura introducido por Tudor el año pasado en el modelo North Flag (que presentamos en este artículo). Concretamente es el MT5601 de 33,8 mm de diámetro (sus hermanos llevan el 5602 de 31,8 mm) y 70 horas de reserva de marcha. El calibre no se ve porque va tapado con una rosca hecha en acero con un PVD que anticipa la pátina que tendrá la caja y hace -o hará- juego con ella.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-reverso-Horasyminutos

Cuando Tudor entregó numerosos relojes a la Marina francesa las unidades iban sin correa, de manera que muchos de sus usuarios se hicieron la suya de manera artesanal. Una de ellas estaba hecha con un material elástico de un paracaídas, que a la postre sirvió para inspirar el Tudor Heritage Black Bay Bronze:

Tudor-Oyster-Prince-Submariner-Marine-Nationale-1977-Horasyminutos

Tudor Oyster Prince Submariner Marine Nationale de 1977 con correa hecha de un trozo de paracaídas

 

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-Paracaidas-Horasyminutos

Por eso una de las dos correas que Tudor entrega con el modelo es de tela, inspirada en la francesa. Tudor ha conseguido imitar perfectamente el aire rudo y simple de la original, con una hebilla sencilla pero muy efectiva que queda muy “auténtica”, por así decir.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-2-Horasyminutos Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-hebilla-Horasyminutos

A mí personalmente me gusta más la otra: una gruesa correa de cuero envejecido que le va pintiparada al reloj para aumentar su fascinante presencia. La máquina se asienta como un guante sobre la muñeca, y su aspecto es inmejorable. Se mira mucho la hora en este reloj, y no precisamente para saber el dato: es simplemente para recrearse en él.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-4-Horasyminutos

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-11-Horasyminutos

El Tudor Heritage Black Bay Bronze llega a las tiendas entre mayo y junio si se cumplen las previsiones de la marca. Yo auguro que por lo menos durante un tiempo va estar siempre escaso de stocks, porque la demanda va a ser enorme. Tiene un precio de 3.780 euros, que a cambio te da un reloj con calibre de manufactura y una de las estéticas más personales y atractivas entre los divers de estos últimos años. Un exitazo, vaya.

Más información en Tudor.com.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-13-Horasyminutos



Nuevo Tudor Heritage Black Bay Bronze

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-perfil-HorasyMinutos

Tudor sigue su marcha triunfal. Desde que en 2012 lanzara los modelos Black Bay y Pelagos sus años se cuentan por éxitos y su imagen pública no hace sino crecer y crecer. Hoy anunciamos el lanzamiento de un modelo que va a tener aún más éxito: el nuevo Tudor Heritage Black Bay Bronze.

El bronce siempre ha estado presente en los relojes (hace poco presentamos este de Oris), pero siempre de manera minoritaria, seguramente porque las marcas no están muy seguras de la reacción del público mayoritario ante un material que no permanece igual que en el momento de la compra sino que va evolucionando y cambiando de brillo e incluso color. Pero a quienes sí les gusta, les gusta mucho. Y sin duda eso mismo va a ocurrir con el Tudor Heritage Black Bay Bronze.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-correa-de-piel-HorasyMinutos

 

La caja es de 43 mm de diámetro -dos más que sus hermanos de colección (que se pueden ver en esta entrada)- y el cristal abombado están inspirados en modelos históricos de la marca. La corona Big Crown, es idéntica a la de la referencia 7924 de 1958. Está realizada en una aleación de bronce y aluminio que también evolucionará a una presencia distinta, dependiendo de dónde resida y lo que haga con la pieza su dueño. Y por supuesto las agujas conservan la famosa forma de Snowflake (copo de nieve). Su origen está en un modelo que se entregó a la Marina francesa en los años 70, una variación estilística que ha acabado por ser idiosincrática. También heredero de su tiempo es el grueso bisel, necesario para poder girarlo con los guantes de buceo y que hoy le da esa apariencia tan única. El conjunto se perfecciona con una esfera chocolate que mezcla perfectamente con los tonos beige del bisel, las manecillas y la minutería.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-perfil-1-HorasyMinutos

Dentro se mueve el calibre MT 5601. Es una variación del calibre de manufactura diseñado y construido por la propia Tudor (no, no por Rolex) que pudimos ver en dos modelos de la casa: el Pelagos (aquí) y el North Flag (aquí), que fue el primer modelo en incorporarlo. El movimiento ostenta 70 horas de reserva de marcha, se mueve a 4 hercios (28.800 alternancias por hora) y está regulado por un volante de inercia variable con una espiral de silicio. Un puente transversal lo mantiene en una posición estable y garantiza, además, su resistencia. Y para rematar su buen hacer, el movimiento dispone de la certificación oficial del COSC.

Los relojes que recibió la Marina francesa iban sin correa, por lo que muy a menudo cada usuario se hacía la suya propia. Una de estas se encontró, después de muchos años, y resultó que estaba hecha en tela de paracaídas, con un nervio central amarillo. Esta es la inspiración para la correa -que ahora llamaríamos NATO- que presenta el Tudor Black Bay Bronze y que enamora a primera vista. Se suministra junto con la “estándar”, una correa de cuero envejecido también preciosa.

Tudor-Heritage-Black-Bay-Bronze-correa-de-tela-HorasyMinutos

El Tudor Black Bay Bronze se pondrá a la venta a lo largo del 2016 y tendrá un precio de 3.800 francos suizos IVA incluido, unos 3.500 euros. Ese es el precio de uno de los relojes más atractivos y exitosos de año. Seguro.

 



Resumen del año

31-12-2015

En 2015 publiqué más de 520 artículos, muchos de los cuales tenían contenido exclusivo. La web tuvo más de 180.000 visitas que han acabado marcando qué artículos fueron los más seguidos. Vamos a saber cuáles han sido.

 

10- TOP 10 RELOJES DE CABALLERO PARA REGALAR POR MENOS DE 5.000 EUROS

 

10 relojes por menos de 5000 euros

Curiosamente el décimo artículo más leído de 2015… ¡es de 2014! En diciembre publiqué unas guías sobre qué relojes regalar. Empecé con relojes por menos de 800 euros (se puede encontrar aquí) y después publiqué una de relojes de menos de 5.000 euros, que ha sido muy leída durante 2015. En realidad se regala todo el año, no sólo en navidad, así que siempre es bueno tener una lista así a mano.

Éste es el artículo completo.

9- PRESENTACIÓN DE LOS RELOJES DIETRICH

Dietrich OT 1

Dietrich OT 1

Los relojes diseñados por Emmanuel Dietrich, de los que hace poco presentamos la última versión, el Dietrich OT-5 (en este artículo), has sabido hacerse con un hueco de mercado por su diseño distinto, su excelente construcción y su movimiento mecánico más que confiable. Este año llegaron a España y estuve en su presentación.

Aquí está el reportaje completo.

8- LOS RELOJES HAMILTON DE LA PELÍCULA “THE MARTIAN”

 

Hamilton The Martian

Aquí se juntaron varias razones de éxito: la popularidad de las películas de ciencia ficción en el mercado hispano, el tirón de un actor como Matt Damon y, relojeramente hablando, la buena y fundada fama de los relojes Hamilton. Todos los personajes de The Martian llevan un Hamilton, y Horas y Minutos los enseñó antes que nadie.

Se pueden ver aquí.

7- LONGINES CONQUEST CLASSIC GMT EN VIVO

 

Longines Conquest Classic Automatic GMT en la muñeca 1

Otra de las muy queridas marcas del grupo Swatch con una propuesta casi infinta y excelente relación calidad-precio. Este GMT se lanzó casi sin publicidad pero no pasó desapercibido para nuestros lectores.

Este es el reportaje.

6- REPORTAJE FOTOGRÁFICO DEL SIAR

SIAR 2015

Probablemente el reportaje más extenso que he publicado, pero la ocasión lo merecía. El Salón Internacional de la Alta Relojería de Madrid es una ocasión única para ver mucho de lo mejorcito del mercado, y para aquellos que no pudieron asistir siempre queda este artículo.

Más de 80 fotos en vivo.

5- TUDOR NORTH FLAG DE MANUFACTURA

 

Tudor North Flag en la muñeca

Otro año importante para Tudor, y éste aún más: presentaron su primer calibre de manufactura y lo hicieron con un modelo que tras su aparente sencillez desvela una presencia potente y muy atractiva. Y a muy buen precio.

Todos los detalles están aquí.

4- ROLEX DEEPSEA CON ESFERA D-BLUE

 

Rolex Deepsea D-blue frontal

Rolex es mucho Rolex, y pase lo que pase en el mundo de la relojería sus modelos siempre llaman la atención y copan las búsquedas de información. Un buen ejemplo es este Deepsea, un artículo publicado en agosto de 2014 y que sin embargo sigue generando un montón de lecturas.

Esta es la entrada completa.

3- NUEVO ROLEX YACHT-MASTER 40

 

Rolex Yacht Master 40 en la muñeca 2

En efecto, otro Rolex, para probar lo que decía al principio del párrafo anterior. En este caso un Yacht-Master que sabe mezclar perfectamente la esencia de Rolex con el lujo -aunque si te paras a pensarlo, el lujo es también parte de su esencia- y que presenta algunas novedades interesantes.

Se puede leer todo y ver las fotos exclusivas aquí.

2- OMEGA SEA MASTER JAMES BOND SPECTRE

 

OMEGA Seamaster James Bond Spectre - textura

Éste ha sido el año de James Bond. Ha vuelto con una película potente y, en lo que nos interesa, con una propuesta relojera aún más poderosa.

Antes de que se lanzara el Seamaster 300 Limited Edition que se puede ver aquí OMEGA lanzó esta otra versión cuya esfera estaba realizada con el dibujo del escudo de armas del agente. El reportaje en vivo ha sido el segundo más visto este año.

Lo puedes revisar aquí.

 

1- LOS RELOJES DE JAMES BOND

 

Los relojes de James Bond

Era lógico. El interés por el agente del MI6 lo ha inundado todo, y en este artículo repasamos a fondo todos los relojes de la saga, desde los Rolex iniciales a los Sea Master de Omega. Y lo hacíamos con fotos y con un exhaustivo vídeo. La mística del agente más famoso del mundo se ha unido al culto a la buena relojería para auparse con el número uno entre los artículos preferidos por nuestros lectores.

Es éste.

Veremos qué sorpresas nos depara el próximo año en lo que a relojes se refiere. Aquí estaremos para contarlo, si sigue vuestro apoyo.

Mientras tanto,

Feliz Año Nuevo



En la muñeca: Tudor Heritage Black Bay Black

2012 fue un año importantísimo para Tudor porque lanzó dos relojes que le pusieron de nuevo en el punto de mira de los aficionados, que vieron una propuesta distinta de una marca hasta entonces ensombrecida por su casa madre, Rolex. Los modelos fueron el Heritage Black Bay y el Pelagos, con enorme éxito desde el principio.

 

Colección Tudor Heritage Black Bay

Ambos modelos presentaban una personalidad propia, unos relojes de buceo que apelaban a la historia más personal de la marca unida a una excelente calidad de fabricación y a un aire más joven e incluso atrevido. Fueron relojes que marcaron el comienzo de la ruptura del cordón umbilical que le había unido a Rolex desde su nacimiento. Un cordón que le había alimentado pero también sofocado.

La ruptura llegó finalmente este año, cuando Tudor presentó su propio calibre MT5621 que no había sido fabricado por Rolex. Eso sí, sin renunciar a la genética heredada de los productos perfectamente ejecutados.  El calibre se alojó primero en el North Flag (revisado con fotos en vivo en este artículo) e inmediatamente después en el Pelagos (también analizado en esta entrada). Tudor se vestía así de orgullosa manufactura. Una prueba gráfica del buen funcionamiento del movimiento la vi en el SalonQP de Londres, y se puede leer haciendo clic aquí.

Sin embargo Tudor no ha considerado conveniente incluir su calibre en el nuevo modelo, el capicúa Black Bay Black. No será por mantener el precio creo yo, porque viene a costar lo mismo que el North Flag y el movimiento que integra es un ETA 2824. Seguramente lo incluirá el año que viene, terminando así de renovar sus relojes más importantes. Vamos a ver qué nos ofrece este Heritage Black Bay Black.

LA CAJA

Tudor Heritage Black Bay Black frontal

Aunque el nombre del reloj apela a la herencia el diámetro de la caja es de 41 mm, en absoluto una medida “antigua”. Esa es la primera decisión correcta de Tudor porque sin duda estamos en otros tiempos, con muñecas más grandes. El material utilizado es el acero 316L, habitual en la relojería y conocido en el mundo industrial como el acero “grado marino” gracias a su resistencia a la corrosión, lo que como se puede uno imaginar le viene de perlas para meterse en el agua. Pero además es muy común su uso en la medicina por ser hipoalergénico.

La parte superior de las asas están satinadas y además biseladas, un detalle que aporta elegancia al modelo. Contrasta el cepillado con el pulido de la carrura, que hace destacar la gran corona decorada con la rosa Tudor. La gran corona está tomada del modelo 7924 aparecido en 1958 y que es conocido por los aficionados como el “Big Crown”.

Tudor Heritage Black Bay Black perfil

El bisel unidireccional está perfectamente ejecutado para combinar aspecto vintage con utilidad moderna. No tiene, como su hermano Pelagos, una base de cerámica -un factor que sí afecta al precio- sino que es de acero. Pero es igualmente atractivo sobre todo por el simple detalle del triángulo rojo a las 12, que además añade un punto luminiscente para que se puede ver en la profundidad del mar. Por cierto que pudimos verlo también en el reloj creado para la subasta Only Watch y que presentamos aquí.

Tudor Heritage Black Bay Black bisel

LA ESFERA

Una maravilla, sin más. El color del lacado tiene una textura casi orgánica que revive la experiencia de los relojes de época. La minutería es dorada, lo mismo que el borde de las manecillas y el segundero. Por supuesto la manecilla de las horas y la del segundero tienen la forma de “copo de nieve”, utilizada por Tudor desde 1969 hasta la década de los 80 y que se ha convertido en uno de sus iconos. Todo el conjunto rezuma un aire clásico elegante y excelentemente conseguido.

Tudor Heritage Black Bay Black manecillas

Tudor Heritage Black Bay Black perfil 1

Un detalle añadido: los textos, también en un color oro viejo y una textura que enriquece la presencia de la esfera. No entiendo por qué dice que tiene un rotor y que es automático (self-winding) cuando una cosa implica la otra, pero en este caso la escritura es tan bonita que excusa la tradicional verborrea de las esferas suizas.

Tudor Heritage Black Bay Black inscripción

Quizá la mejor forma de entender el aspecto vintage de este modelo es compararlo con la presencia mucho más fría del Black Bay Blue:

Tudor Heritage Black Bay Blue

¿A que sí?

Y por último merece la pena mencionar el tratamiento con SuperLuminova. No olvidemos que el Heritage Black Bay es un reloj de buceo (hermético hasta 200 metros), así que debe cumplir las normas básicas de estos relojes. Y sin duda lo hace, porque nada más esconderlo levemente de la luz ya empieza a brillar, y en la oscuridad lo hace de manera intensa.

Tudor Heritage Black Bay Black SuperLuminova en la muñeca

Tudor Heritage Black Bay Black SuperLuminova

 

EL BRAZALETE

Pues sí, tiene un aire a Submariner. Al fin y al cabo históricamente hubo Tudor Submariner y por tanto también forma parte de su Heritage, ¿no?

Tudor Heritage Black Bay Black en la muñeca brazalete

Dicho lo cual el brazalete se siente bien, está muy bien construido y le da ese aspecto de “herrmienta” que está en el origen de Tudor: hacer relojes resistentes y duraderos, capaces de aguantar el tipo en cualquier trabajo.

Tudor también incluye con el suministro otra correa, esta vez de tela -tipo NATO- que por cierto obliga a comprarte la herramienta de Tudor si la quieres cambiar tú mismo. Y existe una versión con correa de piel negra envejecida. Cuando apareció el primer Black Bay, el del bisel rojo, se podía elegir qué correa se quería como segunda opción, pero ahora ya no. Ambas se pueden ver en la Ficha Técnica Completa.

Los precios estarán -salvo error- en la línea de sus hermanos: 2.910 € para la correa de cuero y 3.250 con brazalete.

EN RESUMEN

Tudor Heritage Black Bay Black en la muñeca

Este Heritage Black Bay Black es una perfecta elección si se quiere tener un reloj automático de relativo bajo precio pero con personalidad suficiente para enfrentarse a otros modelos del mercado con más alcurnia. No tiene un calibre de manufactura, es cierto, pero el diseño de la esfera, su excelente construcción y la personalidad tan marcada compensan más que de sobra. Otro éxito de Tudor, sin duda.

 

Tudor Heritage Black Bay Black en la muñeca perfil

Tudor Heritage Black Bay Black en la muñeca 1



Heritage Black Bay Black

Tudor Heritage Black Bay Black correa de pielCaja:

  • Acero pulido y satinado
  • Diámetro 41 mm
  • Bisel giratorio unidireccional en acero con disco negro mate
  • Cristal de zafiro abombado
  • Corona de acero roscada con la rosa TUDOR en relieve, con tubo de corona de aluminio anodizado negro
  • Hermético hasta 200 metros

Esfera:

  • Negra
  • Índices  dorados con tratamiento luminiscente blanco
  • Agujas  doradas y luminiscentes
  • Segundero central

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre ETA 2824 automático
  • Diámetro: 26 mm, altura 4,60 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

  • Brazalete en acero o correa de cuero envejecido con cierre desplegable y cierre de seguridad
  • Correa adicional en tejido con cierre de hebilla incluida en el estuche

Tudor Heritage Black Bay Black brazalete Tudor Heritage Black Bay Black correa de tela

 



El Patek Philippe para Only Watch, nuevo récord histórico: 6,8 Millones de Euros

onlywatch

Decía en el artículo de ayer (éste de aquí) que la combinación de reeditar un icono de la marca ya descatalogado con una caja de acero y una esfera nunca vista hacían del Patek Philippe Referencia 5016-010 para Only Watch un candidato a romper la banca. Y así ha sido.

 

Subasta Patek Philippe para Only Watch

Su valor estimado para la subasta era de entre 700 y 900.000 francos suizos, pero como era de suponer su precio final iba a ser mucho mayor. Y en efecto, así ha sido. Yo, que me fallan las neuronas cuando tengo que operar con números de más de dos cifras, había apuntado que el precio del Patek Philippe para Only Watch se iría a “2 ó 3 millones, o incluso más”. Qué iluso. nada menos que 7.300.000 francos suizos, que al cambio de hoy domingo son exactamente 6.795.752,50 euros.

 

Patek-Philippe-5016A-010-Only-Watch-2015

Este Referencia 5016-010 se convierte así en el reloj de pulsera con precio más alto en subasta de la historia, dejando bien claro quién es quién cuando hablamos de valor relojero. No sólo eso: es el segundo reloj más caro en subasta de la historia. ¿Cual es el primero? Pues el Henry Graves Supercomplication, también de Patek y que expliqué en este artículo. Enhorabuena a Patek, y sobre todo al feliz propietario quien, no hace falta decirlo, puede recuperar su inversión y sin duda sacarle un dinerito extra en el momento en que lo ponga a la venta.

 

Otra de las grandes sorpresas de la jornada ha sido el Heritage Black Bay One (que presentamos en este artículo). Como decía allí es una reedición de un modelo de los años 50. Muy atractivo sin duda, pero carece del calibre de manufactura que Tudor ha lanzado este año y que ya incorporan el North Flag (que vimos en este artículo) y su compañero submarino, el Pelagos (en esta entrada).

Tudor Heritage Black Bay Only Watch y modelo original

Pues bien el reloj, que tenía un precio estimado de salida de 3.500/4.000 francos suizos, ha alcanzado un precio de nada menos que ¡375.000 francos suizos! Eso son 347.135 euros, lo que demuestra lo impredecibles que pueden ser las subastas.

Otro de los relojes que han tenido un buen resultado han sido el Vacheron Constatin Métiers d’Art: el Mécaniques Ajourées for Ony Watch (se puede leer todo sobre él en este artículo). Su valor estimado estaba entre los 70 y 80.000 francos suizos y el precio final de venta han sido 140.000 francos, casi 130.000 euros.

Vacheron Constantin Only watch

Uno de mis favoritos, el Galet Square de Laurent Ferrier (lo puedes encontrar aquí), tenía un precio estimado de entre 30 y 40.000 francos y se ha vendido en 62.000 (57.400 €).

Laurent Ferrier Galet Square para Only Watch

La subasta recaudó en total 11.200.000 francos suizos (10.368.000), y la lista completa de relojes, con los precios estimados de salida y el precio final de venta, se pueden encontrar en esta página.

¡A ver si algún día podemos participar!

 



Los ganadores del Gran Premio de Relojería de Ginebra

Ya tenemos los ganadores del GPHG, el Grand Prix d’Horlogerie de Genéve, considerado el premio más importante de relojería de los muchos que se dan al año. Alzarse con la Aiguille d’Or supone el más codiciado de los galardones de la industria y otorga no sólo al reloj sino sobre todo a quien lo ha creado de un prestigio muy deseado.

En este artículo presentamos los candidatos elegidos para este año, de entre los que tenía que salir además el galardonado con el máximo premio del concurso. A continuación os presento la lista de los ganadores, para la que sería bueno tener abierta en otra ventana la entrada mencionada y así poder comparar quién gana con quién nosotros pensábamos en su momento que debería ganar, por el gusto de saber si hemos acertado y, si no es así, poder criticar el que nos lleven la contraria.

La lista, en el orden en que la Organización la nombra, es esta:

GRAN PREMIO “AIGUILLE D’OR”

Greubel Forsey Tourbillon 24 Secondes Vision

Greubel Forsey Tourbillon 24 Segundos Vision

O cómo una alta complicación se puede vestir de traje de “reloj de calle”. Lo presenté en vivo en este artículo.

MUJER

Hublot Big Bang Broderie

Hublot Broderie

No era mi opción, desde luego.

MUJER – COMPLICACIÓN

Fabergé Lady Compliquée Peacock

Fabergé Lady Compliquée Peacock

HOMBRE

Kari Voutilainen Voutilainen GMR

Kari Voutilainen GMR

CRONÓGRAFO

Piaget, Altiplano Chrono

Altiplano Chronograph oro rosa

Lo tenemos en vídeo, es este artículo.

TOURBILLON

Ulysse Nardin Ulysse Anchor Tourbillon

Ulysse Nardin Anchor Tourbillon

CALENDARIO

Hermès Slim d’Hermès QP

Hermès Slim d`Hermès QP

Éste era mi favorito y por el que voté en el concurso de la Organización.

SONERÍA

Girard-PerregauxMinute Repeater Tourbillon Gold Bridges

Girard Perregaux Minute-Repeater Tourbillon with Gold Bridges

 

EXCEPCIÓN MECÁNICA

Jaquet Droz, The Charming Bird

Jaquet Droz The Charming Bird

“PETITE AIGUILLE”

Habring2 Felix

Habring2, Felix

Habring es una excelente casa relojera austríaca creada por el matrimonio Habring. Esta es su web.

RELOJ DEPORTIVO

Tudor Pelagos

Tudor Pelagos azul brazalete

Le dedicamos un amplio reportaje fotográfico, con especificaciones y precios, en este artículo.

RELOJ JOYA

Audemars Piguet, Diamond Punk

Audemars Piguet, Diamond Punk

 

TRABAJOS ARTÍSTICOS

Blancpain, Villeret cadran Shakudō

Blancpain, Villeret Cadran Shakudo

RELOJ “REVIVAL”

Piaget Extremely Piaget Double Sided Cuff Watch

Piaget Extremely Piaget Double Sided Cuff Watch

 

INNOVACIÓN

Antonio Preziuso, Tourbillon de Tourbillons

Antoine Preziuso Tourbillon-of-Tourbillons

También se ha llevado el Premio del Público.

REVELACIÓN RELOJERA

Laurent Ferrier, Galet Square

Laurent Ferrier Galet Square azul

Repasamos todos los modelos en este artículo.

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO

A Micke Pintus, Yannick Pintus y Jean-Luc Perrin, los relojeros que desarrollaron el Referencia 57260 (el reloj más complicado de la historia).

Vacheron Constantin Referencia 57260 -Tivoli b

Expliqué el reloj en detalle en este artículo.

 

Hoy me han confirmado que podré ver todos los ganadores en una gala en Londres el próximo 12 de noviembre, así que espero poder traer fotos.

 



En la muñeca: Tudor Fastrider Chrono

DUCATI SCRAMBLER ICON

Los Fastrider Chrono son la nueva alianza y a la vez homenaje de Tudor a uno de los modelos más emblemáticos de Ducati, la Scramblerque ha vuelto a la vida totalmente renovada y deseable, a decir de los aficionados a las motos. Los colores y la construcción de estos cronógrafos imitan los de la moto, así que vamos a verlos.

 

Tudor Fastrider esfera amarilla frontal

Hay tres colores para decorar la esfera: amarillo (amarillo chillón diría yo) y rojo -que son los colores de la Ducati Scramble Icon  y verde musgo, que es el color de la Ducati Scramble Urban Enduro. La verdad es que sorprende cómo cambia el tono del reloj con cada uno de los colores. Por ejemplo, siendo el rojo el color tradicional de los cronógrafos deportivos en este caso el mate apagado de la esfera le da un aspecto más tranquilo, mucho menos vibrante que el amarillo.

Tudor Fastrider esfera roja frontal

Lo mismo ocurre con el verde, también con un tono apagado, casi de camuflaje militar que en cualquier caso le hace único, porque no hay muchas esferas como esa en el mercado. Desde luego si la decisión de compra en un reloj depende mucho del gusto personal, en este Fastrider Chrono es absolutamente así porque la intensidad de los colores no permite acostumbrarte a ellos. Y, por lo mismo, estoy seguro que el amor por alguno de los modelos es a primera vista, fulminante.

Tudor Fast Rider verde

Aunque el color es el protagonista los demás elementos del reloj merecen también una mención, y en particular hay que destacar la buena construcción de todo el conjunto, con mucha atención por el detalle. Los índices están facetados para mejorar la lectura, y están coronados por puntos con material luminiscente negro. Las subesferas tienen un doble bisel en gris que destaca sobre el fondo plateado circular, creando sensación de profundidad. Las manecillas son del mismo color que la esfera, y la cabeza del tornillo de sujección tiene una forma romboidal que se repite en el contrapeso del segundero del cronógrafo.

Tudor Fast Rider detalle del bisel

Abrazando la esfera hay un bisel de cerámica negra con los dígitos en bajorrelieve. Elegir cerámica para un bisel tan grande es una muy buena idea porque alivia el peso de la caja de acero y además ofrece una durabilidad prolongada. Como las inserciones no se han rellenado con pintura (para no crear demasiados contrastes y porque es más barato), el uso de la cerámica permite un marcado sin defectos. Negro es también el tratamiento de PVD que se ha aplicado a la corona y los pulsadores, así como al corrector rápido de fecha ubicado a las 9. Una elección peculiar esta porque para corregir la fecha es necesario utilizar una herramienta de Tudor, con lo que será un corrector rápido, pero la operación es lenta. Como viajes a otra zona del plante y cambies de  día y no te hayas acordado de echar la herramienta en la maleta…

Tudor Fast Rider corona y lateral

 

Las formas de la carrura recuerdan a los ángulos de una moto, pero una moto antigua: ángulos rectos, perfiles vivos y mucho metal, lo que acentúa el espíritu de reloj herramienta que Tudor siempre busca para sus relojes. La caja presenta un faldón recto que baja hasta la correa también recta y con aire -una vez más- retro racing, también disponible en caucho. La hermeticidad está garantizada hasta 150 metros, un buen detalle de Tudor.

Tudor Fastrider correa

Decía al principio que el reloj refleja el gusto de Tudor por el detalle; pues bien, la casa ha querido prolongar el mimo constructivo hasta el cierre de la correa: es plegable con un cierre de seguridad que guarda la forma del logotipo de la marca, lo que le da un toque elegante, a la vez que sólido y de fácil apertura.

Tudor Fast Rider hebilla

Dentro late un 7753, una de las configuraciones del eterno Valjoux 7750. No es visible porque el reloj viene con fondo cerrado, ya que es más barato y todo lo que tiene el 7750 de fiable lo tiene de poco agraciado estéticamente. Pero garantiza una desempeño felizmente eficaz durante años.

Tudor Fast Rider esfera roja en la muñeca

El reloj tiene una presencia contundente sobre la muñeca, gracias al contraste entre el el negro dominante y el acero cepillado. Los colores le dan un aspecto retro sin remisión para el que hay que estar preparado: te gusta o te hace mirar hacia otro lado.

Tudor Fast Rider esfera verde en la muñeca

A mí me resultaría difícil elegir uno porque una vez puestos en la muñeca los relojes te atraen, cada uno a su modo. Seguramente no sería el rojo mi primera elección porque me parece demasiado apagado.  Si el dinero no es un problema mi reloj deportivo rojo sería, dentro de los de este año, el Chopard Mille Miglia Race Edition, y eso que no es un cronógrafo.

Tudor Fast Rider esfera amarilla en la muñeca 1

El amarillo es una buena opción. La más deportiva sin duda, pero yo creo que me quedaría con el verde, porque me parece distinto y más discreto; aunque es verdad que los 42 milímetros de diámetro son incluso conservadores comparados con muchos otros cronógrafos y quedan muy bien en la muñeca sea cual sea el color.

Tudor Fast Rider esfera verde en la muñeca 1

Los relojes deben estar a punto de llegar a las tiendas, si no lo han hecho ya. El precio recomendado es de 3.530 euros, muy en línea con lo que suele ofrecer el mercado. Pero en este caso es un reloj distinto y con mucha personalidad. Para mí su gran competencia no está en otras marcas, sino en su propia casa: el Pelagos con calibre de manufactura cuesta sólo 280 euros más. ¡Qué difícil lo pone Tudor!

Ficha Técnica.

Tudor Fast Rider esfera amarilla en la muñeca



Fastrider Chrono

Tudor-Fastrider amarilloCaja:

  • Acero inoxidable 316L con acabado satinado
  • Diámetro 42 mm
  • Bisel de cerámica negra mate
  • Pulsadores de acero negro mate tratado con PVD
  • Cristal de zafiro resistente a las rayaduras
  • Corona roscada
  • Fondo roscado
  • Corrector de rápido de fecha a las 9 h, en acero negro mate tratado con PVD; requiere el uso de herramientas TUDOR
  • Hermético hasta 150 metros

Esfera:

  • Realce negro con minutería en negro y marcas de hora con material negro luminiscente.
  • Índices en negro y logotipo de TUDOR.
  • Contadores en gris con contorno negro
  • Agujas de horas y minutos en rutenio con material blanco luminiscente
  • Segundero central del cronógrafo en rutenio.
  • Totalizadores y pequeño segundero del cronógrafo en rutenio pintado en amarillo, verde o rojo
  • Fecha a las 4:30h
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contador de 30 minutos a las 3h y de 12 horas a las 6h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha

Movimiento:

  • Calibre automático ETA 7753
  • Diámetro: 30 mm. Altura: 7, 90 mm
  • 27 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 hercios)
  • rotor bidireccional
  • Espiral de silicio antimagnético
  • Reserva de marcha de 46 horas

Pulsera:

  • Piel negra o caucho negro
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad

PVP: 3.530 euros

Tudor-Fastrider-verde Tudor-Fastrider rojo

 

 

 

 



Only Watch: Tudor Heritage Black Bay One

onlywatch

Ayer comentaba cómo las marcas presentes en Only Watch aportaban pequeñas variaciones sobre modelos ya existentes. Con el Heritage Black Blay One de Tudor la teoría tiene una pequeña pero notable variación: es una adaptación de un modelo ya existente ¡pero de los años 50! Concretamente la referencia 7923 vio la luz a mediados de la década de los fabulosos 50.

 

Tudor Black Bay referencia 7923

El reloj tenía otras características que lo hacían único: es hasta ahora el único reloj de buceo con un movimiento manual y las manecillas eran de bastón, no las habituales con forma de “copo de nieve” clásicas de la casa (su ejemplo más reciente es el Pelagos con calibre de manufactura).  Eso convirtió al reloj en el modelo más buscado por los coleccionistas de la marca, y es obvio que Tudor no es ajena a ello y ha tenido el buen criterio de usarlo como base para la subasta Only Watch.

Tudor Heritage Black Bay Only Watch y modelo original

Por supuesto hay diferencias; en primer lugar el Heritage Black Blay One integra un calibre automático (un ETA 2824, no el propio de Tudor). Después el tamaño, que en el nuevo reloj pasa de los 37 mm de diámetro originales a unos contemporáneos 41 milímetros. La esfera -curvada, como en el original- sigue siendo negra brillante, pero donde antes había material luminiscente pintado directamente sobre el dial ahora son las nuevas inserciones doradas las que reciben la pintura, lo que mejora la visibilidad (tanto de día como de noche). Por supuesto se conservan las manecillas de bastón y se sustituye el cristal acrílico por uno de zafiro, pero se mantiene la curvatura del mismo. También se mantiene el bisel unidireccional negro. La corona, que no tiene protectores, está montada sobre un tubo de aluminio anodizado del mismo color que el bisel y con la rosa de la manufactura grabada.

Tudor Heritage Black Bay Only Watch perfil

El reloj se ata a la muñeca mediante un brazalete de acero en el que se observa cómo el eslabón final no toca la caja (como el original, una vez más), pero además viene con una correa de cuero aviejada y con una NATO gris.

Tudor Only Watch

No me extrañaría nada que Tudor volviera a producir este Heritage Black Blay One en serie dado lo bonito que es. Haría muy feliz a sus seguidores.

 



En la muñeca: Tudor Pelagos con calibre de manufactura

Tudor Pelagos Azul negro

Baselworld 2012 fue un año muy importante para Tudor porque presentó los modelos Heritage Black Bay y Tudor Pelagos. De repente todos estábamos hablando de lo bien que estaban los relojes de Tudor, de cómo tenía una gama que, junto con el Heritage Chrono, podía hablar por sí misma con total aplomo.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca

En cuanto a los dos relojes marinos, el Black Bay se llevó de calle a todo el mundo, especialmente en combinación con la correa avejentada, mientras que el Tudor Pelagos quedaba más como instrumento de inmersión puro y duro, con su hermeticidad hasta 500 metros y su vestido negro riguroso.

Tudor Pelagos negro

Pero eso ha cambiado, y mucho. La llegada del Pelagos en azul brillante ha vuelto otra vez los ojos hacia el modelo con un “¡oooh!” general. Y no es para menos, porque el reloj es de los que atrapa la vista y no te permite separarla. No es precisamente el más elegante de los azules. No es un azul marino con decoración rayos de sol que descubre sus matices con la luz ,por citar una frase que seguramente yo he usado más de una vez. No. Es un azul intenso, uniforme, casi descarado. Y sin embargo la combinación con el blanco -no hay más colores, más sencillo imposible- queda perfecta.

Tudor Pelagos Azul

Pero el reloj no es sólo colorines, claro. Todo el reloj exuda calidad en su construcción. Por no alejarnos de la esfera, la forma en que el bisel interior crea huecos para acoger los índices y la fecha está muy lograda. Es decir, es absolutamente simple, no hay grandes refinamientos, pero lo que hay está perfectamente ejecutado, de forma que el reloj obedece al espíritu Tudor de “reloj herramienta” pero en ningún momento resulta tosco. Es más, tiene un aire distinto y distinguible que no está sino resaltado por su tradicional manecilla horaria y el segundero “copo de nieve”.

Tudor Pelagos Azul perfil

Si la legibilidad es perfecta de día, lo es también en la oscuridad. Como ya he dicho este es un reloj que se puede sumergir hasta 500 metros. Seguro que la mayoría de sus propietarios no van a llegar tan abajo, pero cuando hablamos de mar, pocas bromas. Es fundamental que el reloj se lea bien y se lea a la primera, y este diver cumple a la perfección. La foto de aquí abajo no es muy buena porque la tomé corriendo debajo de una mesa en Baselworld, pero sirve para hacerse una idea de las prestaciones del SuperLuminova azul; que además es precioso.

Tudor Pelagos Azul SuperLuminova

La parte visible del bisel es de cerámica (azul o negra, claro) con un tono mate que contrasta muy bien con la viveza de la esfera en los dos modelos. El resto del bisel, como el resto del reloj, es de titanio satinado. Es un detalle que se agradece porque, no siendo un reloj enorme -con sus 41 mm es más bien discreto en comparación con lo que nos solemos encontrar en el mar- es verdad que si fuera de acero sería mucho más pesado.

El reloj en realidad es casi una pluma, un truco muy hábil por parte de Tudor porque una vez que te lo pones sencillamente no te lo quieres quitar en ningún momento. De repente te parece que va bien hasta con smoking, tal es su comodidad de uso. Según consta en la Ficha Técnica el brazalete también es de titanio, y queda perfectamente bien en la muñeca.

Tudor Pelagos - brazalete

Pero además el Tudor Pelagos ahora lleva un calibre de manufactura, que ya presentamos con el North Flag. Y no cualquier calibre, porque el MT5612 tiene un espiral de silicio (por tanto antimagnético). Tiene certificado COSC pero porque lo supera, ya que está en +/- 3 segundos al día, mucho mejor que el -4/+6 exigido. Y además tiene 70 horas de reserva de marcha que te garantizan que si te lo quitas el viernes el lunes sigue funcionando. Además Tudor lo somete a un proceso que imita un uso de 15 años, lo que garantiza su buen funcionamiento. Por supuesto el fondo es ciego, así que aquí pongo la foto promocional del movimiento.

Tudor calibre MT5612

Curiosamente la incorporación de este calibre lleva al único defecto que le veo al reloj: ya expliqué que el calibre no lo ha desarrollado Rolex (aunque lo haya supervisado) porque la idea es cortar por fin el cordón umbilical. Pues bien, cuando el Pelagos llevaba dentro un ETA en la esfera simplemente decía “Rotor Self-Winding” y debajo “500 m – 1640 ft”. Ahora se le han añadido 3 líneas más de texto. Es decir, lo mismo que hace Rolex, que te planta el libro de instrucciones en la esfera. Para mi gusto quedaba mejor como estaba antes. ¿Dejaría de aceptarlo si me regalaran uno de los nuevos modelos por ese exceso de texto? Evidentemente no.

Tudor Pelagos azul con brazalete

Por más que el brazalete de titanio esté muy bien, yo creo que quien gana la partida es la correa de caucho, también azul, que queda espectacular. Y además también tiene el sistema extensor creado por Tudor, que es muy bueno para las inmersiones. Aunque me da a mí que la mayoría de los compradores no van a ir con él más allá del fondo de la piscina o algunos pocos metros más, pero por si acaso. Sea como fuere, uno no se cansa de ver y llevar este caucho brillante.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca perfil

Y por último, los precios: si el Pelagos equipado con ETA costaba 3.500 € el actual cuesta 3.810 euros. Trescientos euros más por un calibre de manufactura no me parece en absoluto descabellado.

No descubro nada si digo que este Pelagos va a pegar fuerte en el mercado, y con razón. Está claro que ahora mismo es uno de los mejores relojes de buceo que se pueden comprar.

Tudor Pelagos Azul en la muñeca 1



Pelagos

Tudor Pelagos azul brazaleteCaja:

  • Titanio satinado
  • Diámetro 41 mm
  • Bisel giratorio unidireccional de titanio con escala graduada de 60 minutos, disco de cerámica azul mate o negro y graduaciones con material blanco luminiscente
  • Cristal de zafiro abombado antirreflectante y resistente a las rayaduras
  • Corona roscada y provista de un sistema de triple hermeticidad
  • Hermético hasta 500 metros

Esfera:

  • Azul o negra
  • Índices blancos con material blanco luminiscente, realce azul o negro con minutería en blanco
  • Agujas de horas, minutos y segundos en blanco, con material blanco luminiscente
  • Segundero central
  • Fecha a las 3

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre automático de manufactura MT5621
  • Diámetro: 31,8 mm, altura 6,50 mm
  • 26 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • rotor bidireccional
  • Certificación COSC
  • Regulación por tuerca de microajuste para variar la inercia del volante
  • Espiral de silicio antimagnético
  • Reserva de marcha de 70 horas

Pulsera:

  • Brazalete de titanio satinado
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad en acero inoxidable 316L con sistema de extensión desarrollado y patentado por TUDOR
  • Caucho azul o negro con hebilla de titanio

PVP: 3.810 euros

Tudor Pelagos negro

 

 

TUDOR calibre MT5612



Tudor North Flag con calibre de manufactura. Fotos en vivo y precios

Tudor North Flag frontal

2015 es un año muy importante para Tudor, y en la feria de Baselworld nos ha explicado por qué: tras cinco años de desarrollo presenta su primer calibre de manufactura propio, y lo integra en un nuevo reloj que está llamado a dar la batalla con grandes argumentos. El nuevoTudor North Flag es su carta de presentación como manufactura y es lo que yo llamo entrar con buen pie.

El Tudor North Flag no puede ser más simple, y sin embargo capta la atención inmediatamente. Mientras que su hermano Heritage Ranger se quedaba algo corto de personalidad (lo más atractivo era la correa, y eso no es buena señal) el North Flag habla por sí solo con seguridad: una faz que recuerda al Ingenieur de IWC (aquí podéis ver la revisión de uno de los modelos) en su simplicidad y su claridad de lectura, en la que el negro de la esfera se combina con un blanco potente en las manecillas, índices y grandes numerales y unos acentos en amarillo que le añaden deportividad.

Todo ello en una caja monobloque que integra las asas y que con sus 40 mm de diámetro se asienta muy bien en la muñeca

Tudor North Flag perfil

El segundero amarillo con ese cabezal setentero (el North Flag está basado en el Ranger II que aparece aquí) es lo más elaborado del reloj, que tiene unos trazos gruesos para no perder la idea de reloj de trabajo. Incluso la manecilla de la reserva de marcha es extraordinariamente simple, pero en simpleza ejecuta perfectamente su trabajo, ayudada por esa una vez más simple pero eficaz escala decreciente. A la derecha hay una ventana de fecha, que es de cambio instantáneo.

Tudor North Flag - calibre 2

Pero lo más importante del Tudor North Flag, como he dicho, está en sus tripas: el calibre MT5621 automático es totalmente de manufactura y, en contra de lo que sería lógico pensar, no está fabricado por Rolex. Ha sido un desarrollo propio que ha llevado 5 años culminar. Tudor lleva años tratando de diferenciarse de su casa madre, y éste es el primer paso serio en esa dirección.

El calibre además tiene certificación COSC (eso sí está en la tradición de Rolex), pero con parámetros más exigentes: tiene una desviación de +/- 3 segundos, cuando lo exigido es -4/6 segundos. Además en el propio laboratorio de Tudor el calibre se somete a un proceso que le hace envejecer 15 años, para comprobar que su fiabilidad perdura a lo largo del tiempo. Las buenas costumbres de la madre han pasado al hijo; qué gran noticia. Ah y, por supuesto, el espiral es de silicio antimagnético, con un volante de inercia variable.

Un detalle -muy bueno- más: reserva de marcha de 70 horas, con la idea de que si te lo quitas el viernes el lunes al volverlo a poner en la muñeca siga funcionado.

Tudor North Flag - calibre 1

Tudor utiliza el láser para grabar el calibre, lo que le permite ser muy preciso en el resultado. Y claro, siendo la puesta de largo del calibre, el North Flag tiene el fondo abierto, por primera vez en Tudor. … y esa es la única pega que le veo: el resultado es demasiado espartano. La masa oscilante está bien realizada, con ese esqueletado que da sensación de deportividad y a la vez solidez. Pero es que no hay ni una mínima decoración en todo el movimiento. Ahí Tudor ha pecado de demasiada sobriedad. Me recuerda al movimiento del Seiko 5, si debo ser sincero.

Tudor North Flag brazalete

La idea es mantener los precios contenidos: 3.000 euros con la correa de piel negra y 3.200 con el brazalete de acero. ¡Y hay que ver cómo cambia la presencia del reloj eligiendo una u otra!

Tudor North Flag - correa

Lo que si nos han confirmado hoy es que Tudor no va a dejar de utilizar movimientos ETA. Según afirmaron les gusta, les funciona bien y además son el mejor cliente de ETA.

Tudor North Flag - hebilla

Vamos a ver qué aceptación tiene el producto entre los aficionados, pero las sensaciones que provoca el reloj son buenas. Ya veremos. Mientras tanto, os dejo su Ficha Técnica Completa y el vídeo promocional, que está muy bien.

Tudor North Flag en la muñeca



North Flag

Tudor North FlagCaja:

  • Acero inoxidable 316L con acabado satinado
  • Carrura monobloque
  • Diámetro 40 mm
  • Doble bisel de acero y cerámica negra mate
  • Cristal de zafiro resistente a las rayaduras
  • Corona de acero roscada y provista de un sistema de doble hermeticidad
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Negro, acabado mate
  • Índices blancos con material blanco luminiscente, realce negro con minutería en blanco y marcas en amarillo cada cinco minutos
  • Agujas de horas y minutos con material blanco luminiscente, aguja de segundos en amarillo y disco negro de reserva de marcha con aguja pintada en blanco

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre de manufactura MT5621 automático
  • Rotor bidireccional
  • Diámetro: 33,8 mm, altura 6,50 mm
  • 28 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora (4 Hz)
  • Regulación por tuerca de microajuste para variar la inercia del volante
  • Espiral de silicio antimagnético
  • Reserva de marcha de 70 horas

Pulsera:

  • Acero inoxidable 316L con acabado satinado o piel negra
    con costuras amarillas e interior forrado en piel amarilla
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad

Tudor North Flag - calibre



Style

Tudor StyleCaja:

  • Acero pulido y satinado
  • Diámetro: 41, 38, 34 y 28 mm
  • Doble bisel en acero o acero y oro de 18 quilates, acabado pulido y satinado
  • Cristal de zafiro irrayable
  • Corona de acero roscada con el logo TUDOR
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Lacada en negro, champán rayos de sol o plata rayos de sol
  • Índices  biselados por los cuatro lados
  • Agujas  plateadas dauphine biseladas
  • Segundero central
  • Fecha a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre ETA 2824 automático
  • Diámetro: 26 mm, altura 4,60 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

  • Brazalete en acero, en acero y oro amarillo de 18 quilates o correa de cuero
  • Cierre desplegable y cierre de seguridad


Heritage Black Bay

Tudor Heritage Black BayCaja:

  • Acero pulido y satinado
  • Diámetro 41 mm
  • Bisel giratorio unidireccional en acero con disco azul mate
  • Cristal de zafiro abombado
  • Corona de acero roscada con la rosa TUDOR en relieve, con tubo de corona de aluminio anodizado azul
  • Hermético hasta 200 metros

Esfera:

  • Negra
  • Índices  plateados con tratamiento luminiscente blanco
  • Agujas  plateadas y luminiscentes
  • Segundero central

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre ETA 2824 automático
  • Diámetro: 26 mm, altura 4,60 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

  • Brazalete en acero o correa de cuero envejecido con cierre desplegable y cierre de seguridad
  • Correa adicional en tejido con cierre de hebilla incluida en el estuche


Heritage Ranger

Tudor Heritage RangerCaja:

  • Acero satinado
  • Diámetro 41 mm
  • Cristal de zafiro abombado
  • Corona de acero roscada con la rosa TUDOR en relieve
  • Hermético hasta 150 metros

Esfera:

  • Negra
  • Índices y números árabes pintados con tratamiento luminiscente
  • Agujas luminiscentes con forma de pera
  • Segundero central en rojo

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre ETA 2824 automático
  • Diámetro: 26 mm, altura 4,60 mm
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

  • Brazalete en acero, correa de cuero o tipo bund con cierre desplegable y cierre de seguridad, acabado completamente satinado
  • Correa adicional en tejido con estampado de camuflaje y cierre de hebilla incluida en el estuche