Archivo de la etiqueta: Ulysse Nardin



El innovador Ulysse Nardin Marine Regatta, con fotos en vivo y precios

 

La manufactura que nació por y para el mar sublima ahora su vocación con los Ulysse Nardin Marine Regatta, un cronógrafo pensado para las competiciones marinas pero que aporta una solución técnica revolucionaria tanto entre las olas como en seco. Vamos a ver los relojes en detalle.

 

Antes de entrar a fondo en estos Ulysse Nardin Marine Regatta es conveniente repasar por qué hay relojes específicamente dedicados a este deporte. Todas las carreras tienen una línea desde la que comienzan, y las carreras marinas también. Pero en el mar no se puede estar parado sobre la línea hasta que se da el pistoletazo de salida, porque el agua está siempre en movimiento. Por eso lo que ocurre es que comienza una cuenta atrás -habitualmente de entre cinco y diez minutos- en la que los barcos procuran mantenerse lo más cerca posible de la salida para estar en buena posición cuando suena la sirena de inicio.

Para resolver este problema en que un segundo de diferencia puede ser capital, algunos relojeros crearon relojes de cuenta atrás en los que seleccionar los tiempos establecidos hasta la salida y así poder acercar al máximo los barcos a la línea de salida en el momento necesario. Pero los cronógrafos de regata eran sólo eso, relojes de cuenta atrás sin ninguna otra utilidad. O bien cuando llegaban al final de la cuenta atrás la trotadora seguía girando y la aguja que antes señalaba la cuenta atrás pasaba a contar los minutos del cronógrafo normal. Así son, por ejemplo, los Panerai que vimos aquí (y que por cierto se verán las caras con los de Ulysse Nardin en la America’s Cup).

El nuevo Ulyssse Nardin Marine Regatta propone un sistema mucho más visual y desde luego aún más complejo: cuando se selecciona la cantidad de tiempo deseada para la cuenta atrás la trotadora del cronógrafo empieza su conteo, pero en el sentido contrario a las agujas del reloj. Cuando llega el segundo 0 y comienza la carrera, la aguja para y cambia el sentido de la marcha de manera instantánea, comenzando así a medir el tiempo real de carrera. Creo que lo mejor es ver el vídeo promocional para entender cómo funciona el mecanismo:

Al acabar la cuenta atrás la aguja con la que se ha seleccionado los minutos -mediante el pulsador a las 10- queda en reposo, porque el Marine Regatta tiene una subesfera a las 6 con dos manecillas que indicarán los minutos y horas transcurridas (60 y 12 respectivamente). En esa subesfera aparece también la ventana de fecha, circular como es casi normativo en los relojes de la casa, donde cuesta encontrar una forma cuadrada. La excepción más notable y celebrada, la del Marine Deck Tourbillon que vimos aquí. No es desde luego la complicación más atractiva del reloj, pero es una demanda del mercado.

El motor del reloj encargado de esta proeza técnica es el calibre UN-155, que está basado en el cronógrafo de manufactura UN-153. Entre sus 650 componentes se encuentra un inversor que permite girar a la trotadora en los dos sentidos, y cuyo conjunto ha sido enviado a la oficina de patentes para su aprobación. Como su antecesor, el movimiento del Marine Regatta es automático, se mueve a 4 hercios y aguanta 3 días sin necesidad de cuerda. Por supuesto el silicio es el material utilizado para el espiral y el escape.

Toda esta delicia relojera se aloja en una caja de acero de 44 mm de diámetro, hermética hasta 100 metros. Sobre ella se acomoda un bisel  con un dentado muy pronunciado e inserciones de caucho que le dan un toque refinado y que se repiten en los pulsadores del cronógrafo, la corona roscada y el pulsador a las 10 para la cuenta atrás. El número de fabricación aparece, como siempre, en una placa a las 9 horas.

Como ya hemos visto en las fotos el Marine Regatta se ofrece con dos esferas: una azul marino y otra en blanco hueso. La azul empareja el color con las inserciones de caucho y la correa, mientras que en la versión de esfera blanca se utiliza el negro para esos puestos. En mi opinión la versión azul es la más lograda, porque la combinación azul/amarillo es más resultona que la blanca, en la que el amarillo queda más desvaído. Aunque en esto de los colores, ya se sabe. Sin embargo la ventana de fecha queda mejor en la versión en blanco, porque se integra mejor.

Utilizar numerales romanos es delicado porque enseguida imponen su presencia y tienden a comerse las intenciones de la esfera para llenarla de un irremediable aire clásico y poco dinámico. No es este el caso, sin embargo, ya que se han estilizado mucho y se funden bien con los índices horarios. Eso sí, ninguno lleva tratamiento luminiscente, reservado tan solo a las manecillas tanto horarias como del cronógrafo (menos la trotadora).

Estos Ulysse Nardin Marine Regatta llegarán a España en junio, con un precio de 16.050 euros, a mi parecer muy razonable para todo lo que ofrece. En la siguiente página vamos a ver la versión especial del reloj creada para el equipo Artemis Racing. Es interesante saber que dos de sus miembros, Loïk Peyron e Iain Percy, han participado en el desarrollo de este modelo. Imagino que si alguien sabe de regatas será esta gente.

 



En la muñeca: Ulysse Nardin Grand Deck Marine Tourbillon

El Grand Deck Marine Tourbillon de Ulysse Nardin es uno de los relojes que más me han gustado de los últimos años, y sin embargo se me había pasado traerlo a portada. Un fallo inexcusable que voy a compensar con fotos en vivo y precio de esta delicia relojera.

 

El Grand Deck Marine Tourbillon viene a engalanar la lista de excelentes relojes marinos de la marca, que lleva el mar en su genoma: Ulysse Nardin creó su empresa relojera en 1846 para construir precisamente -y nunca mejor dicho- cronómetros marinos. Su dedicación a conseguir la máxima exactitud está refrendada por el Observatorio de Neûchatel, donde desde 1846 a 1975 Ulysse Nardin presentó 4.504 cronómetros marinos para ser comprobados. El 95% de ellos (4.324) obtuvieron el certificado, una cantidad y un porcentaje difícil de igualar.

Sus cronómetros marinos tienen todos un aspecto muy formal (aunque muy atractivo a la vez), como se puede ver en este Marine Chronometer Annual Calendar del año pasado. Por eso  es tan llamativo y tan atractivo el Grand Deck Marine Tourbillon: sin abandonar la medida exacta del tiempo, la manufactura nos ofrece un homenaje al mundo del velero con la reproducción de una cubierta (deck, en inglés) de un yate. El casco de esta nave es de oro blanco con un diámetro de 44 mm y, como todos los barcos (y los relojes de Ulysse Nardin), lleva en el lateral una placa que lo identifica.

En la superficie del yate nos encontramos con elementos habituales en estos barcos: hay cuatro cabrestantes por el que se desliza un cordaje que mueve una botavara, de la que hablaré luego. El suelo está hecho de madera (de teca, creo yo, aunque UN no lo especifica), y los detalles están tan cuidados que incluso hay, alrededor de toda la esfera, unas barandillas para agarrarse. Me encanta.

Los nanotubos que se mueven entre los cabrestantes también son un guiño al mundo marino, ya que están fabricados en Dyneema, que es de facto el material estándar usado ahora en la fabricación de maromas para barcos. Es capaz de soportar 15 veces la tensión del acero o 4 veces la de la mejor fibra de aramida; es ligero, flota, no es tóxico, soporta los rayos ultravioletas y sólo rompe cuando la temperatura es inferior a los 150 grados bajo cero. No es de extrañar que se use incluso en la fabricación de chalecos antibalas.

Esos tubos son los encargados de mover la botavara de aluminio azulado, que es en realidad la manecilla retrógrada de los minutos: cuando se consumen la hora la manecilla vuelve tranquilamente hasta el inicio en una transición que da gusto ver, suave y sin trepidaciones.

La botavara se desliza sobre un cristal de zafiro azulado y translúcido, en el que los minutos están impresos en lo que parece una manera deslavazada. Es, en realidad, otro recuerdo marino, una referencia a cómo se plasman las brazas de profundidad en las cartas náuticas, que obviamente no mantienen ninguna regularidad. Se puede ver un ejemplo aquí, que incluso utiliza para los números un tipo de letra muy parecido al del Grand Deck Marine Tourbillon.

Bajo el ancla que sirve de logotipo a Ulysse Nardin -y que por cierto es la antigua, porque en el actual está recta- aparece una gran ventana para la hora compuesta por un doble disco. Como el movimiento de retorno de la manecilla horaria es lento, ajustar la hora a base de avanzar los minutos sería tedioso, así que el Grand Deck Marine Tourbillon integra en el calibre UN-630 un pulsador para el ajuste rápido. El pulsador está recubierto por el mismo caucho azul que rodea a la corona. El caucho tiene una doble función: hace aún más elegante al reloj y además favorece la operación (del pulsador y de la corona) porque asegura el agarre.

El calibre no le va a la zaga en belleza al resto del reloj. Hay un claro placer estético en ver un artefacto compuesto sobre todo de ruedas engranadas -que apelan a nuestro idea básica del funcionamiento de una máquina-; además la disposición de estas dentro del calibre es particularmente atractiva, con un contraste entre color dorado y metálico muy conseguido. Se nota la mano de Christophe Claret en el diseño del movimiento. El UN-630, de cuerda manual, integra dos barriletes: uno se encarga de alimentar la complicación y el segundo de mantener la correcta isocronía. Opera a 3 hercios y mantiene la marcha durante 48 horas.

Pero el calibre también añade un tourbillon volante que se sitúa a popa, decorado con un botón lacado con el ancla de la casa y encargado de marcar los 60 segundos de cada minuto. La verdad es que el juego de azules de la esfera no puede ser más perfecto. No se puede ser más náutico sin ser un reloj marino al uso.

El reloj se ata a la muñeca con una correa azul de aligátor acompañada por un cierre plegable también en oro blanco. A pesar de su presencia delicada el reloj sigue siendo sumergible hasta 100 metros, fiel a su linaje. Puesto sobre la muñeca el reloj es llamativo, elegante y provocador. Desde luego no tiene vocación de pasar desapercibido, pero resulta un verdadero placer llevarlo y mirarlo (y sí, también enseñarlo). Sólo 18 personas podrán disfrutar de él, porque esa es su limitada producción. El precio del Ulysse Nardin Grand Deck Marine Tourbillon en oro blanco es de 282.350 eurosque ojalá yo pudiera pagar. Por cierto que acaba de anunciar también una versión en oro rosa cuyo precio es de 272.250 euros, pero por ahora no va a llegar a España. Más información en UlysseNardin.com.

Versión en oro rosa

 



En la muñeca: Ulysse Nardin Diver Le Locle, el diver vintage perfecto

 

Una de las sorpresas del SIHH 2017 fue que asistiera Ulysse Nardin, que a decir verdad en Baselworld no tenía la preponderancia que se merece. Y entre las innovaciones que presentó -y que iremos analizando poco a poco- se coló una que miraba al pasado de una manera muy seductora: el Ulysse Nardin Diver Le Locle que ahora podemos disfrutar con fotos en vivo y precios.

 

El Ulysse Nardin Diver Le Locle es una de esas piezas con las que ocurre algo extraño: es un “lanzamiento más”, otra de las piezas que son novedad un año pero que ni siquiera tienen el peso específico que la marca considera necesario para poder anunciarlo en las presentaciones oficiales. Y sin embargo todo aquel que lo ve se enamora y quiere saber más de él. Eso es lo que me ocurrió a mí y a todos los que pudimos verlo, de paso y casi por casualidad.

El modelo original -que aparece en la foto pequeña- data de 1964 y es estéticamente muy parecido al Diver Le Locle de 2017. Incluso el nombre es el mismo y homenajea la localidad donde está radicada Ulysse Nardin. Pero, además del calibre, hay más diferencias: el modelo original tenía 38 mm de diámetro, mientras que el actual tiene 42 mm. En la esfera se aprecia cómo el modelo de 1964 tenía segundero central y el actual no. Pero por lo demás, el reloj es casi gemelo.

El diámetro del reloj es más contemporáneo y se adapta mejor a las muñecas actuales porque es a la vez un reloj no excesivamente alto -12,7 mm-. Es llamativo como la altura del bisel de aluminio negro brillante es casi tan grande como la de la caja, pero el conjunto, incluido el cristal de curvo, es muy armonioso y atractivo. Eso sí, para ser un Diver su hermeticidad es modesta: 100 metros. Tampoco le hace falta más porque nadie querría hacer buceo profesional con este reloj. Aquí estamos hablando sólo de un reloj que gusta llevar. Y en eso es sin duda un éxito.

La esfera negra del Diver Le Locle está graneada muy finamente y acoge dos manecillas de espada idénticas a las de la época original del reloj. Están unidas por un sencillo remache que le da un delicioso aspecto de reloj-herramienta de otros tiempos. Por encima aparece la orgullosa ancla de Ulysse Nardin, que recordemos desde el año pasado ha dejado de estar inclinada. Al igual que en el modelo original, la aguja del pequeño segundero tiene forma de punta de lanza, elegante y atractiva. Como es pertinaz costumbre en la relojería suiza se ha incluido la palabra Automatic, que no hacía falta ninguna.

Los generosos índices y manecillas están rellenos de SuperLuminova beis que recuerda el uso del tritio en los relojes de antaño. Todo tiene un aspecto grande y de fácil lectura, incluida en este caso la fecha: Ulysse Nardin ha incluido una lente de aumento por la parte inferior del cristal de zafiro.

El reloj está animado por el calibre automático de manufactura UN-320, con un diámetro de 25,60 mm y una altura: 3,60 mm. El volante se mueve a 28.800 alt/hora, tiene espiral y escape de áncora en silicio y corrección de fecha hacia adelante y hacia atrás, además de una reserva de marcha de 48 horas. Pero además el calibre tiene el Ulysse Nardin Chronometer & Performance Certificate (Certificado de cronometría y desempeño Ulysse Nardin). Este certificado fue introducido en 2012 y dura 7 días. El proceso incluye inspección estética, prueba de hermeticidad y pruebas de vacío y presión (que simula la presión del aire a -0,6 bares y a +2,5 bares respectivamente).

Pero su principal componente es el test de 5 días para comprobar la exactitud del reloj. Cada reloj se comprueba en 6 posiciones (permaneciendo en cada una de ellas 20 horas) y a tres temperaturas (ocho, 23 y 38 grados Celsius). El rango de desviación es menor que lo exigido por el COSC: -2/+6 segundos al día. La desviación basada en la temperatura es también un poco menor: + 0,5 segundos/día por grado. Es por tanto un movimiento excepcional. Eso sí, el calibre no se puede ver porque está escondido tras un fondo roscado que representa un buceador, también basado en el del modelo original.

El Ulysse Nardin Diver Le Locle es la prueba de que se puede hacer un reloj respetuoso con el pasado y a la vez extraordinariamente atractivo para los que tenemos la suerte de vivir en esta época. El reloj llegará a las tiendas (o al menos esa es la idea) en abril de 2017, con un precio unitario de 9.700 Euros. Seguro que se va a vender muy bien. Más información en UlysseNardin.com.



Ulysse Nardin Marine Chronograph Annual Calendar: fotos en vivo y precio

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-Horasyminutos

Qué bien lo está haciendo Ulysse Nardin. Una empresa creada en 1846 y que parece que acaba de nacer por el empuje con el que crea nuevos relojes e innovaciones técnicas. Uno buen ejemplo es el nuevo Ulysse Nardin Marine Chronograph Annual Calendar que presentamos ahora con fotos exclusivas y precio.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-1-Horasyminutos

Desde su adquisición por el grupo Kering hace ahora casi dos años (como ya anunciamos en este artículo) Ulysse Nardin ha pasado -está aún pasando, en realidad- por un período de aggiornamento que le ha llevado a rediseñar su logo (enderezando el ancla), renovar su imagen comercial, simplificar su abultada cartera de productos y, sobre todo, lanzar productos atractivos -en características y precios- con los sólidos fundamentos técnicos que la caracterizan, como esta versión en acero del Ulysse Nardin Marine Chronograph Annual Calendar.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-4-Horasyminutos

La caja es de 43 mm de diámetro, pero su escaso bisel pulido a espejo y la inclinación hacia dentro del borde externo de la esfera lo hacen parecer mayor de lo que es. Y sin embargo en la muñeca queda perfectamente bien. Ahí es donde se nota el sutil trabajo de los diseñadores.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-8-Horasyminutos

Debajo del bisel estriado se ubica la corona con el logotipo grabado. Aunque está atornillada va escoltada por dos protectores, porque un golpe de mar (o en secano), puede llevarse por delante una corona aunque esté roscada. A las 2 y a las 4 se acomodan los pulsadores del cronógrafo, de un tamaño cómodo pero con un perfil discreto para no romper el equilibrio estético (elegante equilibrio) del conjunto. Tanto la corona como los pulsadores están revestidos de caucho azul. Ello no sólo mejora el agarre sino que realza el estilismo de la pieza. Al otro lado de la caja, una placa con el número de serie del reloj. El conjunto tiene una hermeticidad de hasta 100 metros.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-5-Horasyminutos

La elegante esfera azul mantiene el aspecto de un cronómetro marino clásico gracias a los numerales romanos y la forma de las manecillas, cuya punta está tintada con SuperLuminova. A ello contribuye también el que todo en la esfera sea grande: los ya mencionados numerales y manecillas, pero también la esfera. No es fácil encajar romanos en un cronógrafo, pero en este caso funciona muy bien porque es un reloj en el que prima más el aspecto de vestir que el deportivo.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-3-Horasyminutos

Y eso que el cronógrafo tiene, además de la trotadora central, un contador de 30 minutos a las 3 y otro de 12 horas a las 6. Este último se rompe por la presencia de la ventanilla circular de la fecha, realzada por una lente de aumento sobre el cristal de zafiro superior que cubre la esfera. Quizá sea éste el elemento más polémico del reloj (cuándo no son polémicas las ventanas de fecha). Y sin embargo en este caso yo creo que queda bien. Si hubiera sido cuadrada tendría mis reservas, pero al ser circular recuerda, una vez más, a los cronómetros marinos, por lo que sí que encaja. Y la lupa no es tan protuberante como la clásica cyclops de Rolex, por ejemplo.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-9-Horasyminutos

A las 9 aparece el pequeño segundero acompañado por la indicación del mes, marcado por una aguja del mismo rojo que el año de fundación de la manufactura. Y es que este Ulysse Nardin Marine Chronograph Annual Calendar es también un calendario anual. Es decir, un escalón por debajo del calendario perpetuo que sólo obliga al usuario a hacer un ajuste en febrero. Esta liviana incomodidad tiene como premio un precio muy inferior a lo que estamos acostumbrados a ver en los perpetuos, y además el calendario se puede ajustar hacia adelante y hacia atrás.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-10-Horasyminutos

Quien lo hace posible es el calibre automático de manufactura UN-153, que por supuesto integra un escape y espiral de silicio (recordemos que fue Ulysse Nardin los primeros en usar el silicio de manera industrial en sus calibres). El volante late a 28.800 alternancias/hora y tiene una reserva de marcha de 52 horas. Hay que destacar que la complicación del calendario perpetuo sólo añade una docena de piezas al movimiento. Un ejemplo de maestría, porque en relojería también se aplica -y con mayor merecimiento- el axioma de que menos es más.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-6-Horasyminutos

El reloj se une a su dueño mediante una correa de piel azul o una cómoda correa de caucho también azul, ambas personalizadas. La de caucho, que es la de este reportaje, se une a la caja mediante unas asas sólidas, pulidas también a espejo. A media altura una placa de titanio satinado, con el logotipo de la casa. El resultado en la muñeca es excelente. El Ulysse Nardin Marine Chronograph Annual Calendar es una excelente opción si se quiere un reloj marino con un toque elegantemente clásico, y tiene un precio de 12.000 euros con la correa de piel y de 11.900 euros con la correa de caucho. Más información en UlysseNardin.com.

Ulysse-Nardin-Marine-Chronograph-Annual-Calendar-7-Horasyminutos



Nuevo Hispania, el homenaje de Ulysse Nardin a España

¡Esto sí que es una sorpresa! Los homenajes a España en forma de reloj son muy escasos en la alta relojería. Ahora mismo sólo me vienen a la cabeza las ediciones creadas por Bell & Ross. Pero sorprende aún más que sea Ulysse Nardin, cuyo mercado natural está más bien al Este, la que lance el Marine Diver Hispania Limited Edition que traemos a portada.

 

El modelo elegido para el homenaje es el Marine Diver, una de las colecciones más amplias del mercado. Para este Marine Diver Hispania Limited Edition Ulysse Nardin se ha fijado en la Cruz de San Andrés –también conocida como Cruz de Borgoña- que ha estado presente en los estandartes de los ejércitos españoles desde que Felipe I el hermoso llegara a España en 1506 como esposo de Juana de Castilla.

Regimiento Asturias de Ferrer Dalmau

“Regimiento Asturias” de Ferrer Dalmau

La Cruz de Borgoña se ha usado profusamente en heráldica, entre otras cosas por sus significado de “caudillo invicto en combate”, y se representa como una equis lisa -como se ve, por ejemplo, en las banderas de Escocia o del País Vasco- o como los ramas con los brotes que se cortaron para hacer la cruz sobre la que se sacrificó a San Andrés (patrón de Borgoña).  El hecho es que la cruz se ha visto tanto en tierra como en aire como en la mar.

Ulysse Nardin Marine Diver Hispania - Fragata española 1700 de Ferrer Dalmau

“Fragata española, 1700” de Ferrer Dalmau

De hecho ha estado presente hasta el reinado de Juan Carlos I, hasta que su hijo Felipe VI decidió suprimirlo en 2014 (ahora es más elegante creo yo).  Sin embargo la entrada en la OTAN obliga a que las aeronaves adopten el camuflaje estándar de la organización, por lo que los símbolos de los países pertenecientes se simplifican y se vuelven una combinación de grises y negros.

Ulysse Nardin Marine Diver Hispania - Mirage español

Mirage español con la Cruz de San Andrés en la cola

Y yo creo que es eso en lo que se ha fijado Ulysse Nardin para crear el Hispania. Sólo de esta manera se entiende que las marcas no sean rojas, o granates. Mientras que el bisel mantiene el grabado en forma de olas la esfera negra está salpicada por Cruces de Borgoña satinadas, resaltando así sobre el fondo.  El rojo se reserva para la manecilla del pequeño segundero que además está bien recubierto de SuperLuminova para que se vea de un vistazo en la oscuridad, porque recordemos que éste es un reloj de buceo capaz de llegar a los 300 metros en inmersión.

Ulysse Nardin Marine Diver Hispania perfil

También en la subesfera del pequeño segundero aparece la ventana circular de fecha, que se ve beneficiada por una lente de aumento para mejorar su lectura. Y, como siempre, la reserva de marcha de 42 horas se aloja a las 12.

El reloj está impulsado por el calibre UN-26, que es en realidad un ETA 2892. No se ve porque el fondo es cerrado y con el nombre y la cruz también presentes. De una manera demasiado simplona, me parece a mí.

Ulysse Nardin Marine Diver Hispania trasera

El reloj, cuya Ficha Técnica se puede encontrar aquí, es una edición limitada a 50 piezas con un precio de 8.570 euros. Me hubiera gustado un pelín más de esfuerzo en el concepto y algo más de color, pero al menos agradezco que se acuerden de España de vez en cuando.

 



Marine Diver Hispania Limited Edition

Ulysse Nardin Marine Diver HispaniaCaja:

  • Acero inxoidable
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Bisel giratorio unidireccional
  • Corona atornillada y sobremoldeada de caucho
  • Fondo con un velero y la palabra “Monaco”
  • Hermético hasta 300 metros

Esfera:

  • Negra con motivo en forma de Cruz de San Andrés
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Ventana de fecha a las 6h con lupa
  • Indicador de reserva de marcha a las 12
  • Agujas esqueletadas con tratamiento luminiscente
  • Índices con tratamiento luminiscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre UN-26 automático (basado en ETA 2892)
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 42 horas

Correa:

  • Caucho con elementos de titanio y cierre desplegable

Edición limitada a 50 piezas

Precio: 8.570 €

Ulysse Nardin Marine Diver Hispania trasera

 

 



Nuevo Classico Manufacture de Ulysse Nardin

Tener un movimiento de manufactura se está convirtiendo en requisito indispensable para estar dentro de lo que los aficionados y clientes consideran la relojería auténtica. En ese apartado Ulysse Nardin tiene poco que justificar porque lleva mucho tiempo en ese segmento, pero con el nuevo Classico Manufacture quiere afirmarlo también en sus relojes más sencillos.

 

Ulysse-Nardin Classico Manufacture - conjunto

Y es que una casa que ha creado un reloj como el Freak está por derecho propio en la liga de las grandes manufacturas.  Pero es que la deriva que está tomando la relojería actual obliga a las marcas a abandonar la idea de “relojes estrella” con movimientos específicamente creados para ellos mientras los modelos que dan de verdad de comer integran calibres industriales que quizá ellos modifican pero que siguen siendo eso, hechos en serie. Los seguidores, los que compran los relojes, se están volviendo cada vez más severos porque ven los precios que tienen los relojes y  exigen más. Y tienen razón.

Como decía antes además de los relojes importantes las casas dependen de los relojes más clásicos para pagar las nóminas a final de mes y, teniendo en cuenta que el noventa y muchísimo por ciento de los relojes que se venden el mundo son de tres agujas o tres agujas y fecha, se entiende por qué UN presta atención a su línea más clásica.

Ulysse-Nardin Classico Manufacture esfera cáscara de huevo

Como se ve en el vínculo la marca ya tiene relojes de vestir para dar y tomar, así que ha tenido la buena idea de rehacer la esfera entera para dar más relieve al nacimiento del modelo. El dial está muy limpio, con los índices aplicados sobre los que se ha aplicado un punto luminiscente a juego con el que rellena las manecillas con forma de hoja.

Sólo hay tres numerales romanos (12, 3 y 9) y lo demás son índices, lo que ayuda a mantener el aspecto sereno del reloj. A las 6 aparece la subesfera del pequeño segundero sobrevolado por una manecilla de acero azulado con un contrapeso bonito, además de una ventana de fecha sencilla pero bien resuelta. La subesfera y sobre todo la ventana de fecha recuerda la forma de ojo de buey que a menudo usa la marca (como en el Dual Time que vimos en vídeo), lo que unido a la ya tradicional placa con el número de serie en el lateral de la caja, hace que este Classico Manufacture retenga un cierto aire marinero, consustancial a la manufactura.

Ulysse-Nardin Classico Manufacture esfera azul

Como decía el calibre es de nuevo desarrollo e integra espiral y escape de silicio (UN fue de los primeros en integrar el silicio). Por algún motivo, siendo un desarrollo nuevo, UN ha decidido darle un diámetro idéntico al del ETA 2824-2; es decir, pequeño para ir en una caja de 40 mm. Al menos la reserva de marcha sube 10 horas, de 38 a 48 -que también se queda corto en mi opinión-. Por último, la fecha puede corregirse tanto hacia adelante como hacia atrás.

Todas las especificaciones se pueden leer en su Ficha Técnica.

Por último, el precio del reloj, tanto en la esfera “cáscara de huevo” como en la azul marino, es de 14.650 €. Veremos en que precio se queda cuando salga (si sale) la versión en acero. Desde luego el resultado tal como lo vemos ahora es muy bueno. Elegante y serio pero no aburrido.



Classico Manufacture

Ulysse-Nardin Classico Manufacture esfera cáscara de huevoCaja:

  • Oro rosa
  • Diámetro 40 mm. Altura: 9,60 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo con con cristal zafiro atornillado
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Cáscara de huevo o azul oscuro
  • Manecillas en oro rosa con tratamiento luminscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero

Movimiento:

  • Calibre UN-320 de manufactura automático
  • Diámetro: 25,60 mm. Altura: 3,60 mm
  • 39 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Espiral y escape de áncora en silicio
  • Corrección de fecha hacia adelante y hacia atrás

Pulsera:

  • Correa de piel con hebilla de hebijón

Ulysse-Nardin Classico Manufacture esfera azul



Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern en esmalte cloisonné

UN Classico Kruzenshtern

Ulysse Nardin no es sólo una manufactura con una historia creativa más que notable. Es también una relojera que atiende a mercados donde se aprecian artes relojeros no centrados en los calibres y sí en las artes decorativas que tienen que ver sobre todo con la esfera. Es algo que todas las marcas más tradicionales practican en un grado u otro, pero se diría que UN destaca por su afición a este tipo de piezas.Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel

Particularmente el motivo de los barcos está muy presente en su colección, y valga este Classico Kruzenshtern como muestra de una técnica cuyo resultado final puede no ser del gusto de todo el mundo, pero que tiene mérito en tanto en cuanto supone el mantenimiento de técnicas cada vez más escasas en la relojería.Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel oro rosaConstruido en Alemania en 1926 y originalmente conocido como el Padua, el barco, nave alta de cuatro mástiles fue entregado a la URSS en 1946 como compensación por la guerra, y se unió a la flota soviética del Báltico. En consecuencia, fue rebautizado como Kruzenshtern en honor al explorador alemán del Báltico perteneciente al servicio ruso, Adam Johann Kruzenstern. Sus misiones, viajes y servicios son múltiples, y hoy en día opera principalmente como nave de entrenamiento.

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel decoración

Para interpretar con precisión su imagen real, Ulysse Nardin empleó la técnica de esmaltado cloisonné. Esta técnica de esmalte parece que se introdujo en Europa a través de Irán y Bizancio alrededor del siglo X. Consiste en rellenar con esmalte los alvéolos o cavidades dejadas expresamente en las piezas. Estos compartimentos sobresalen del plano por finos bordes llamados cloisons realizados con hilos metálicos que se adhieren a la superficie de la lámina que forma el objeto. En el caso del reloj que nos ocupa, cada sección se separa con finos hilos de oro y se necesitan más de 500 mm para realizar los cloisons.

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern esfera

El esmalte se queda unido como un relleno dentro de las cavidades por medio de fusión. Se pueden hacer dibujos geométricos elementales hasta los más complicados según el autor de la obra. En orfebrería se aplicó en la Antigüedad y en la Edad Media en elementos litúrgicos como cruces procesionales, relicarios e incluso en pequeños altares.

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel decoración 3

Una vez rellenados todos los huecos, la esfera pasa al horno, donde es calentada  a temperaturas entre 750 y 850 º C. Es una operación delicada porque el calor puede producir cambios en la superficie pintada o deformaciones del metal utilizado para crear las separaciones, lo que obligaría a desechar la esfera y volver a comenzar el proceso.

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel hornoCada esfera cloisonné requiere más de 50 horas del maestro artesano y 26 procesos de horneo para completarse.

Como no todo es decoración, hay que hacer notar que el reloj se mueve gracias al calibre UN-815 automático que está basado en el ETA 2892-A2, en su versión con certificación COSC. Está disponible en oro blanco y oro rosa, con estas configuraciones y precios:

En oro blanco y correa aligator: 43.250€.  Edición limitada a 30 piezas.

En oro rosa y correa aligator: 40.150€

En oro rosa y brazalete también en oro: 58.700€



Classico Kruzenshtern Enamel

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern EnamelCaja:

  • Oro blanco u oro rosa
  • Diámetro 40 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo con con cristal zafiro atornillado
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esmalte cloisonné, motivo «Kruzenshtern »
  • Manecillas en oro blanco o rosa

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Calibre UN-815 automático (basado en ETA 2892-A2
  • Diámetro: 25,60 mm. Altura: 3,60 mm
  • 21 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 42 horas
  • Certificado COSC

Pulsera:

  • Correa de piel o brazalete de oro rosa

Ulysse Nardin Classico Kruzenshtern Enamel oro rosa



El azul imperial de Ulysse Nardin

 

Ulysse Nardin Imperial Blue frontal

Ulysse Nardin siempre ha producido relojes sorprendentes y complicados. Es sobre todo conocido por su relojes marinos -lógicamente, ya forma parte de su origen- pero dentro del mundo de la alta relojería es donde de verdad se ve su valía. Basta con echar un vistazo a su colección Exceptional para darnos cuenta.

Su experiencia en la fabricación de relojes con repetición de minutos está más que acreditada, y en 2014 la puso a trabajar en la creación de un nuevo modelo de su colección Royal Blue, cuyo tourbillon ha querido complementar con un carrillón Westminster, la sonería más complicada. No es de extrañar que lo haya llamado Imperial Blue.

Ulysse Nardin Imperial Blue detalle inferior

Lo que más llama la atención es que, siendo la sonería una complicación que requiere de muchas piezas, la esfera está muy despejada. La parte central está presidida por el tourbillon, que parece flotar ya que se apoya sobre un cristal de zafiro transparente. A ambos lados se encuentran los martillos (dos a cada lado), pero hay todo un mundo entre ellos. Esa es la maestría de Ulysse Nardin.

Lo que distingue a un carrillón Westminster es hacer sonar 4 notas al unísono (Mi-Do-Re-Sol) con cada hora que pasa, además de marcar las horas, los cuartos y los minutos a demanda, accionando el gatillo a las 9 horas.

Todo esto necesita de energía suficiente y para ello el Imperial Blue está dotado de dos barriletes: uno para la sonería y otro para el movimiento. Esto permite que el reloj se mantenga activo durante 50 horas. No está nada mal para una complicación que necesita de tanta fuerza. Por cierto que cuando se está ajustando la hora el carrillón “desembraga” para que no pueda sonar durante el ajuste. Así se evitan roturas de las piezas de la sonería. ¡Gran detalle!

Ulysse Nardin Imperial Blue detalle superio

Los dos barriletes quedan velados por el zafiro azul con forma de mariposa que los recubre y da un aire elegante a la pieza (lástima de esos tornillos desalineados a izquierda  derecha). Además, no contentos con ofrecer dos de las complicaciones más tradicionales, los de Ulysse Nardin decidieron incluir un gran fecha de formas sinuosas y paso rápido gracias a un pulsador a las dos. Se puede leer más características en su Ficha Técnica.

Tanto refinamiento no es barato, ni abundante: sólo se van a producir 20 unidades, que además hay que ir a recoger a Suiza. Pero si alguien está dispuesto a pagar los 750.000 francos suizos que cuesta el guardatiempos (unos 625.000 euros) no sólo no le importará ir a recogerlo a Ulysse Nardin; es que seguro que le gusta hacerlo.

Os dejo el vídeo del producto, para soñar un poquito.



Imperial Blue

Ulysse Nardin Imperial Blue frontalCaja:

  • Oro gris
  • Diámetro 46 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Corona impermeable
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Abierta con cristal de zafiro azul sobre los barriletes
  • Cristal de zafiro bajo el tourbillon
  • Ventana de fecha a las 12h
  • Agujas esqueletadas

Funciones:

  • Tourbillon volante 1 vuelta/minuto Indicación de horas, minutos y fecha Sonería de carillón Westminster, suena automáticamente las horas al paso. Repite las horas, los cuartos y los minutos a la demande en 4 tonos distintos (Mi-Do-Re-Sol)

Movimiento:

  • Calibre UN-970
  • 84 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 50 horas

Correa:

  • Piel azul con cierre desplegable

Edición limitada a 20 piezas. 750.000 francos suizos



Nuevo Marine Diver Edición Limitada Mónaco

Ulysse Nardin Marine Diver y Edición limitada Mónaco

Ulysse Nardin Marine Diver y Marine Diver Edición limitada Mónaco

Cuando pensamos en un reloj para inmersión lo hacemos con un reloj suizo en mente. Es irónico que los relojes de un país cuya frontera dista unos 300 kilómetros del mar (en su punto más cercano) se hayan convertido en los iconos de los deportes submarinos. Y Ulysse Nardin lo lleva incluso en su logotipo, con un ancla que ocupa el mismo espacio que cada una de las dos palabras del nombre. Ahora lanza el  Marine Diver Edición Limitada Mónaco ,una edición conmemorativa del Mónaco Yatch Show con su reloj más acuático, lo que me sirve de excusa para hablar de él también en su versión no limitada.

 

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y brazalete de oro perfil

El Marine Diver es una de las colecciones icónicas de la casa, que siempre ha buscado dar al instrumento sumergible un aire más elegante que le sirviera para seguir llevándolo al bajarse de la nao y entrar en el club marítimo del puerto. Eso lo hizo usando numerales clásicos e incluso romanos, y manecillas también de formas clásicas. A partir de 2012 sin embargo cambió las manecillas, haciéndolas con forma de espada y esqueletadas. Además sustituyó numerales por índices, terminando así una deriva hacia un aspecto más moderno y deportivo.

Ulysse Nardin Marine Diver y Edición limitada Mónaco - esferas

Ulysse Nardin Marine Diver y Edición limitada Mónaco – esferas

Para este año ha añadido una línea roja tanto en índices como en manecillas, imagino que para acentuar su carácter de navegante porque recuerda a las banderas marinas. El resultado es dispar, porque si bien resalta la indicación horaria sobre una decoración quizá en exceso profusa en olas, el toque “pasta de dientes” puede no gustar a todo el mundo. De hecho prefiero la versión Monaco Limited Edition porque la esfera está más limpia.

Ambas versiones comparten un diseño de asas y protectores de corona más estilizados que las versiones de años anteriores, y una corona con inserciones de caucho para mejorar el agarre. El bisel incluye el motivo de olas que ya conocíamos.

Ambos incluyen por dentro el calibre UN-26, que es en realidad un ETA 2892 ampliamente modificado por Ulysse Nardin.

Mientras que la edición especial Mónaco (limitada a 100 unidades) se fabrica sólo en acero y esfera azul -además de una pequeña inserción en rojo en la correa de caucho que le queda muy bien-, el Marine Diver de serie tiene también disponible una esfera negra, una versión en oro y un brazalete de acero.

Esta es la Ficha Técnica del Marine Diver, y esta la de la Edición Limitada Mónaco.

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y brazalete de acero y Edición Limitada Mónaco

 



Marine Diver Monaco Limited Edition

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y correa de caucho edición especial MónacoCaja:

  • Acero inxoidable
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Bisel giratorio unidireccional
  • Corona atornillada y sobremoldeada de caucho
  • Fondo con un velero y la palabra “Monaco”
  • Hermético hasta 300 metros

Esfera:

  • Azul con grabado “2014” y motivo en forma de velas
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Ventana de fecha a las 6h con lupa
  • Indicador de reserva de marcha a las 12
  • Agujas esqueletadas con tratamiento luminiscente
  • Índices con tratamiento luminiscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre UN-26 automático (basado en ETA 2892)
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 42 horas

Correa:

  • Caucho con elementos de titanio y cierre desplegable

Edición limitada a 100 piezas

Ulysse Nardin Marine Diver edición limitada Mónaco

Ulysse Nardin Marine Diver reverso



Marine Diver

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y correa de cauchoCaja:

  • Acero u oro de 18 quilates
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Bisel giratorio unidireccional
  • Corona roscada
  • Hermético hasta 300 metros

Esfera:

  • Azul o negra
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Ventana de fecha a las 6h con lupa
  • Indicador de reserva de marcha a las 12
  • Agujas esqueletadas con tratamiento luminiscente
  • Índices con tratamiento luminiscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre UN-26 automático (basado en ETA 2892)
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 42 horas

Correa:

  • Caucho con elementos de titanio u oro y cierre plegable, o acero

 

Ulysse Nardin Marine Diver esfera negra y correa de caucho

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y brazalete de oro

Ulysse Nardin Marine Diver esfera azul y brazalete de acero

 

Ulysse Nardin Marine Diver esfera negra y brazalete de acero

Marine Diver_amb_light



En la muñeca: Ulysse Nardin Dual Time Manufacture

Ulysse Nardin presenta su nuevo Dual Time Manufucture que resulta muy interesante. Tiene una esfera muy limpia en la que se distinguen perfectamente todos los elementos.

Ulysse Nardin Dual Time Manufacture

También es la esfera donde encuentro la única pega: la fecha está demasiado pegada a las 2 y demasiado pegada al logotipo. La hora local se halla a las 9 en una apertura de ojo de buey que recuerda la vocación marinera de la marca, un toque que también se ve en la curva de las asas que recuerdan a las del ancla de logotipo. Las dos ventanas tan distintas y con esa disposición tan extraña (la de la hora en origen también está como mal puesta, encajonada en las 9 horas) puede no ser del gusto de todo el mundo y la verdad es que cuesta acostumbrarse a ellas.

Para este Dual Time Manufacture Ulysse ha creado un calibre nuevo de manufactura, el UN-334, que por supuesto y en línea con los últimos desarrollos de la casa, tiene escape de silicio y que es una maravilla.

El reloj tiene dos pulsadores a las 10 y a las 8 para ajustar la hora en destino hacia adelante y hacia atrás. Pero además la fecha cambia también hacia delante y hacia atrás con la manecilla horaria, y también de manera independiente con los mismos pulsadores.

El reloj se presenta con caja de 42 milímetros de acero u oro rosa, con esfera plateada o negra y correa de cuero o brazalete de acero y oro rosa según la versión. Su ficha técnica está aquí.

Ulysse Nardin Dual Time Manufacture

La versión en acero empieza en 9.500 francos suizos, unos 8.900 euros al cambio. Llega para combatir en un mercado que se ha vuelto muy competitivo, en el que por ejemplo podemos encontrar un reloj mundial (no sólo GMT) por menos de 5.000 €, como es el Heritage Spirit Orbis Terrarum de MontblancAunque también es verdad que Ulysse Nardin tiene mercados muy fieles que la marca sabe contentar muy bien.

 

Ulysse Nardin Dual Time Manufacture. Caja de oro rosa y correa de piel



Kering adquiere Ulysse Nardin

 

 François-Henri Pinault, propietario de Kering

François-Henri Pinault, propietario de Kering

El grupo de lujo Kering ha comprado -sorpresivamente, diría yo- Ulysse Nardin. Kering es seguramente el nombre menos conocido de todos los grandes del lujo, particularmente porque el nombre Kering apareció hace sólo un año. Hasta el 18 de junio de 2013 se llamaba PPR. En lo que nos concierne, los relojes, Kering es el dueño de Girard-Perregaux y JeanRichard, además de Boucheron.

¿Por qué cambió PPR su nombre a Kering? PPR significaba Pinault-Printemps-Redoute. Pinault es el apellido del fundador (ahora está en manos de su hijo François-Henri Pinault, más conocido en el papel cuché por estar casado con Salma Hayek); Printemps son unos grandes almacenes que el grupo ya no tiene, y Redoute es un servicio de venta por correo del que se están deshaciendo. Así que tiene sentido que se cambiara el nombre.

kering logo

¿Qué significa Kering?

Leyendo una información que llegó cuando surgió el nuevo nombre nos enteramos de que, en primer lugar, en bretón Ker significa “hogar”, y el fundador del emporio era de Bretaña. En segundo lugar Kering en inglés suena como “caring” (cuidado), apelando al deseo de la empresa de cuidar sus empresas, su personal, sus accionistas y el medio ambiente. Y por último el logotipo, que aunque parece un muñequito de dibujos animados japoneses es en realidad un búho. ¿Por qué un búho? Pues cito otra vez a la empresa: “Con su aguda visión y su giro de cabeza de 270º, el búho representa el carácter visionario de Kering, su habilidad para anticipar tendencias y localizar el potencial de la gente y las marcas. Como criatura protectora y discreta, el ave de la diosa Atenea simboliza la sabiduría y la actividad inteligente”. Toma ya.

En fin, bastante pomposo y traído por los pelos, diría yo. Todo para que en seguida alguien les dijera que en indonesio Kering significa “seco” (como en la frase “esta sandía está seca”). Sea como fuere, el caso es que el grupo es el dueño de  GucciSaint Laurent ParisSergio RossiBoucheronBottega VenetaBalenciagaStella McCartneyAlexander McQueenBrioni, Pomellato y Puma, entre otros, y en 2012 facturó por encima de los 9.700 millones de euros.

¿Por qué Ulysse Nardin?

Kering, como ya he dicho, sólo posee Girard-Perregaux y JeanRichard y, en otro nivel y con una perspectiva muy diferente, Boucheron. Por más que me guste (a mí y a muchos), la verdad es que GP es un jugador mediano -si no pequeño- en el mundo de la alta relojería. JeanRichard se ha convertido en una marca de entrada al estilo de, por ejemplo, Baume & Mercier (por compararla con la marca de entrada del grupo Richemont): tiene prácticamente un sólo diseño sobre el que va rotando para maximizar costes y reducir precios de venta -que no siempre logra, por cierto-.

Haciéndose con Ulysse Nardin consigue una de las pocas casas relojeras integradas verticalmente, con un pulmón creativo notable y una aún más notable presencia en el mercado. Todo el conocimiento y capacidad de innovación puede ser aplicado a unas marcas más pequeñas y por tanto sin tanta capacidad -léase recursos- para seguir creando.

¿Y qué gana Ulysse Nardin en todo esto?

Chai Schnyder y su difunto marido, Rolf W. Schnyder

Chai Schnyder y su difunto marido, Rolf W. Schnyder

Chai Schnyder es la viuda de Ralph Schnyder y la presidenta del consejo de administración tras la repentina muerte de su marido. No era simplemente “esposa de”, ya que posee un Máster en ingeniería productiva y al parecer siempre estuvo en el centro de las decisiones de su marido. Pues bien, tras su nombramiento y desde entonces Chai era muy vehemente en afirmar que la compañía siempre sería independiente y que nunca se vendería. Pero, sorpresas te da la vida, Chai no es que haya vendido un porcentaje de sus acciones. Ha vendido el 100% a Kering. A cambio sigue en su puesto, aunque ya sabemos que en las grandes corporaciones un día estás en tu puesto con todas las bendiciones y al día siguiente te han echado con esas mismas bendiciones.

Patrik P. Hoffmann

Patrik P. Hoffmann

Su Director General, Patrick P. Hoffmann también sigue en su puesto. Esto es más importante de hecho que la permanencia de Chai, ya que su idea, la razón de su permanencia en la compañía, era mantener el legado de su difunto marido. Por tanto ahora su puesto pasa a ser más testimonial. A efectos prácticos, quien llevaba a cabo esa labor era Patrick, un hombre de marketing que supo poner en práctica la idea de Schneyder y que ha llevado a la marca a la posición de éxito que tiene ahora.

Entonces, ¿qué gana Ulysse Nardin? Básicamente respaldo financiero. En unos tiempos de gran concentración de empresas, el mantener tú sólo la pole position de la investigación es muy caro. Entrando en Kering es más que probable que las invenciones conseguidas, que hasta ahora se quedaban en casa, se empiecen a vender internamente, amortizándolas más fácilmente.

MIchele Sofisti

MIchele Sofisti

Recordemos que hace poco Michele Sofisti, la gran cabeza pensante que ha reorganizado Girard-Perregaux y JeanRichard,  ha pasado a dedicarse exclusivamente a Gucci (se espera un nuevo director general para las dos marcas en octubre). La idea, seguramente, es subir de categoría a la marca de moda y que entre en el mundo de la alta relojería; lo que está haciendo Ralph Lauren, por ejemplo. Qué mejor para hacer esa entrada que tener a Ulysse Nardin a mano para usar sus calibres. Otro de los beneficiados sería Boucheron, que ahora tiene muy buen diseño pero no los movimientos.

Ahora mismo la compra está siendo revisada por las autoridades anti-monopolio de Suiza (que supongo que no verán ningún problema), y se espera que la compra se selle definitivamente a mediados o finales de septiembre. A partir de entonces, veremos.



El nuevo escape de áncora de Ulysse Nardin

Ulysse Anchor Escapement

Napoleón, el hombre que medía los tiempos bélicos como nadie, pidió a Abraham Louis Breguet que le fabricara un reloj que “se dé cuerda a media noche, se ajuste a la hora exacta y mueva el regulador si fuera necesario”. La respuesta de Breguet fue descorazonadora: “dadme un aceite perfecto y os daré un reloj perfecto”.

Sigue leyendo



Dual Time Manufacture

Ulysse Nardin Dual Time Manufacture. Caja de oro rosa y esfera argentéCaja:

  • Oro de 18 quilates o acero inoxidable
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal de zafiro antireflejos
  • Fondo con cristal de zafiro
  • Corona impermeable
  • Pulsadores para el cambio horario a  las 8 y a las 10h
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Argenté o negra
  • Pequeño segundero a las 6h
  • Ventana de hora doméstica a las 9
  • Gran fecha a las 2
  • Agujas esqueletadas con tratamiento luminiscente
  • Índices con tratamiento luminiscente

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Gran fecha. GMT. Cambio rápido de huso horario

Movimiento:

  • Calibre de manufactura UN-334
  • Diámetro 11 ¾‘’’
  • 49 rubíes
  • Escape de silicio
  • Rueda de volante inercial patentado I 8 y equipado con muelle espiral en silicio
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 48 horas

Correa:

  • Piel o brazalete en acero inoxidable con cierre desplegable